www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4586801
Para todos los públicos MasterChef 6 - Programa 2 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la sexta edición de "Masterchef".

Tenéis 40 minutos para mostrar vuestras mejores cualidades.

El tiempo para cocinar comienza ya. A ver cómo monto yo esto.

Lo que Dios quiera. -¿Cuánto queda?

Muy poco, seguro.

Tres, dos, uno...

Tiempo. Manos arriba.

No puedo dejar que te vayas de aquí

sin este delantal. Bienvenida.

Has puesto ganas, actitud... Eso es suficiente para entrar.

Te doy un "sí".

Aspirantes, vuestra primera prueba va a comenzar.

¡Vamos, vamos! ¡Joder!

¡No te rías! Ponte aquí

y mira qué hago. Dadme tres nombres cada uno.

Esos aspirantes automáticamente serán del equipo contrario.

Llevamos 10 minutos de retraso en la salida del entrante. ¿Oído?

¿Qué organización es esta? Capitán.

¡Capitán! No nos llega. No nos llega.

¡Corre! -¡Hostia!

Bienvenido a "Masterchef". Gracias.

El equipo ganador de la prueba de hoy

es el equipo azul.

¡Vamos!

Tenéis 50 minutos para hacer un superplato

con los ingredientes que tenéis en vuestra caja misteriosa,

y no podréis utilizar sal.

¡Vamos, chicos! -¡Vamos!

Madre mía, chico. -Muy bien, Víctor.

¡Ahí va! -¡Fernando, que se quema!

Creo que aquí hay excusas y excusas. Este plato

es inadmisible, porque está totalmente fuera de lo que pedimos.

Este plato es la nada.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "Masterchef" es...

Fernando.

¡Vamos, Fernando, grande!

(Aplausos)

(Sintonía del programa)

Muy buenas noches, y bienvenidos a "Masterchef".

¿Habéis cogido ya lápiz y papel?

Porque esta temporada nos hemos propuesto

que no solo los aspirantes aprendan a cocinar.

También los que nos veis desde casa.

Así que estad muy atentos

a todos los consejos y los trucos

para luego ponerlos en práctica. ¿Y tú,

ya tienes listo tu cuaderno? ¿Sabes qué te digo?

Que podría y que me encantaría.

Pero me da que en los próximos meses voy a estar un poco ocupada.

Además, te digo una cosa:

es genial tener amigos como vosotros: buenos cocineros,

generosos, que me invitan a su casa a comer

y no tengo ni que fregar. Si es que...

Qué morro tiene.

Ya empezamos con las cajas.

(OXANA) "Cuando entro en la cocina siempre estoy nerviosa.

Veo los dioses al frente"

y algo me da que estoy como un flan.

Aspirantes, bienvenidos a vuestra segunda semana en "Masterchef".

Gracias. Marta.

Qué lejos te tengo hoy. Mejor.

Así descansáis.

Cuéntame, ¿qué tal la primera semana?

Estoy muy contenta por seguir. Como casi me voy,

estoy motivada y con muchas ganas.

No voy a engañaros: lo pasé muy mal. Pero ahora estoy contenta.

Marina, ¿qué es

lo que más te ha sorprendido de estos siete días?

La experiencia que viví con mi compañero Jon.

Ha provocado sensaciones de todo tipo.

Nos podemos mirar a la cara, que ya es.

Y vamos luchando el día a día.

Siempre quise decir esto: Jon, por alusiones.

La convivencia ha sido cordial: hemos hablado, estamos superbién,

no ha habido ninguna tirantez... Al contrario.

Estoy encantado de estar con ella. -Del amor al odio hay un paso,

y lo mismo que nos casamos.

(JON) "Creo que es un cuento,

que sobreactúa. Yo no le hice nada, y no tiene sentido.

Esta mañana me das un abrazo de buenos días"

y luego vamos a cocinar y me vienes con esa...

Aspirantes, preparaos

para una nueva sorpresa, porque ya lo veis.

Otra cajita.

Os enfrentáis a una nueva caja misteriosa,

y en este caso un poco más grande.

Uy, Dios.

"A ver qué se traen estos ahora entre manos".

Seguro que tienen un plan muy retorcido.

Bueno, pues vamos a descubrir

qué esconden. A la de tres

quiero que todos levantéis la caja a la vez.

Uno,

dos... y tres.

Uh... ¡No!

¿Otra vez?

Joder con las verduras, tío.

(JON) "Patatita, calabacita, lentejas, choricito y beicon".

Cojo... nudo.

Bueno: arroz. Pues un arrocito, y punto pelota.

¿Cerveza? Oh, qué hambre.

¿Leche?

Masa de hojaldre. Que somos sanos, pero no tanto.

¡Uf! Un codillo, niño. Qué rico.

A mí me han puesto hamburguesa. -Tengo berberechos también.

Toni, ¿qué hay en tu bolsa?

Un poquito de arroz bomba, que me gusta mucho verlo.

Veo mejillones, pollo, galletas,

pimiento, calamar y pescado.

Oxana, ¿qué había en la tuya? -Legumbres,

garbanzos, lentejas, chocolate, un cacho de carne...

Ah, y queso también. Queso,

ahí abajo. Ketty.

¿Tus ingredientes te resultan familiares?

-Me suena todo: atún, pollo,

salmón, verduras, patata, ensalada... Pues sí.

Sofía.

Hay una cerveza aquí. No sé si es para que me relaje o...

-Pásamela aquí luego.

-Me recuerda a lo que hay en mi casa. Te recuerda

a lo que hay en tu casa. En mi nevera hay esto.

Son ingredientes de vuestra última compra antes de entrar

en "Masterchef". Es broma, ¿no?

Madre mía. Es verdad, chaval. El codillo que pillé, colega.

Qué fuerte. -Mi madre come todo el día

berberechos y mejillones. Pero los come ella, no yo.

(MARTA) "Mi madre los viernes toma marisco".

La habrán llevado un sábado, y había mejillones y berberechos.

A lo mejor ahora os arrepentís de vuestra última compra.

También, también. -Sí, mucho.

Porque el primer reto de la noche consiste

en hacer un plato libre con esos ingredientes.

¿Solo estos? "Me cago en todo".

¿Por qué no compré tomate, ajo...? ¿Por qué compré cerveza?

Tenéis 60 minutos para cocinar, y van a venir unos invitados

con un paladar muy fino,

que no se conforman con cualquier cosa.

Así que debéis esmeraros al máximo.

Vaya pajarracos.

"Aquí tengo a mi mujer. Tiene un paladar más fino...".

Esa sí que es una crítica, y no Jordi.

De cada plato algo me critica.

Como no tenéis que hacer la compra,

el tiempo para cocinar comienza en tres,

dos, uno, ya. ¡Vamos, chicos, suerte!

"Yo estaba en mi salsa. Al ver el producto dije: 'Tate'".

Lentejas, una hora, 60 minutos.

"Como fanático del arroz, voy a hacer un arroz"

que se van a cagar. Pero vamos, impresionante.

Toni, que es valenciano,

tiene la receta de la paella en la nevera.

El problema será cuando tenga una prueba con otros ingredientes

donde tengamos que ver la mano de cocinero.

Hay que dejarlo rico. No sabemos quién viene.

Pobrecito el que venga conmigo. Marta, a ver.

Está indignada por los mejillones y berberechos de su madre,

que ella no los toma. Le echa la culpa a mamá.

El resto son todo verduras.

También podría hacer una ensalada con las latas

y aliñarlas. Por eso.

Si mi padre está viendo esto,

si él es la fuente, le mando un mensaje de odio profundo.

Sofía, desde aquí veo calamar, merluza...

Tiene patatas, judías...

Tiene productos para poder hacer, ¿eh?

Si lo enchufo irá mejor, ¿no?

Quita bien la escamita, Loli. No te olvides.

Como a mí siempre me la dan limpia, no me acordaba de quitar las escamas.

-Es la compra de mi casa. Es comida supersana,

y pocos hidratos. Voy a hacer una macedonia de frutas.

Y me da miedo que sea un plato muy básico,

así que le voy a dar una vuelta a la fruta,

porque en sí la fruta ya es muy vistosa.

Me estoy enredando de tal manera... que no.

No me cortan los cuchillos bien. O es que no los sé manejar.

¿Qué tienes tú en tu nevera?

¿Sabes qué pasa? Que no tengo demasiadas cosas,

porque todas las tardes suelo llevar

cosas de El Bohío. Yo con 4 hijos, tengo una nevera

de niños y una de mayores. En la de niños, los yogures,

la comida de los niños...

En la de mayores, verduras, judías verdes.

Qué tristeza. Yo como con tus niños.

¿Y la nevera de un hombre soltero?

Tengo buenos hábitos,

y mi nevera refleja eso: mucha verdura,

mucho lácteo, mucho... jamoncito, pavo...

(RIENDO) ¡Qué nevera más triste! (RÍE)

¿Qué coño es esto?

En otra vida quiero ser pescadera. A mí me encanta esto.

A la persona que me mandó esta cesta, prepárate.

De verdad, cuando vuelva a casa te mato.

¿Que yo cocino sin verduras? ¿Dónde viste esto?

No me manda ni una cebolla. ¿Dónde viste esto?

"Estoy supercabreada. No es mi compra".

No es mi compra. Jamás compro así.

El que tiene productos saludables, sanos, de huerta y demás es Jorge.

Con Jorge no quedaría a cenar en casa.

Yo quedaría con Fabio. Fíjate qué solomillo de ternera

tiene en casa. Con Fabio sí quedaría.

El vino lo llevo yo.

Está cortando el solomillo y metiéndolo en el molde.

No entiendo las maneras. Cosas de cocinero moderno,

que salen ahora.

"Siempre me dicen que me paso en los platos, que son grandes,"

y he querido darle una forma más minimalista,

buscando formas y figuras para darle un toque curioso.

Viendo el programa desde casa

seguro que os entran ganas de probar

los mejores platos. Pues ahora puedes hacerlo

en el restaurante MasterChef, en Madrid.

Podrás saborear las recetas más icónicas del programa y vivir

una auténtica experiencia gastronómica.

Además, podrás conocer a algunos antiguos aspirantes.

Tienes toda la información en nuestras redes sociales.

Voy a intentar hacer champiñones rellenos

con una crema de frijoles negros

y secreto ibérico. Ahora me acuerdo de mi abuela,

sofriendo en la cocina mía, en La Habana.

Me da un poco de penita, ¿no?,

que mi abuela no pueda estar aquí viendo esto.

Huele muy rico por ahí. -Lo hago en papillote.

Como no tengo sofrito, le da sabor.

Oye, Oxana... coñac, vino... Es de las tuyas Oxana.

En Rusia hace frío.

O te pegas un lingotazo o no entras en calor.

Y montón de proteína.

A mí me gustaría ver hoy algo más

que una planchita y una verdurita. Yo quiero ver

qué hacen con la sorpresa que les tenemos preparada.

Sí, eso va a molar. Eso va a estar muy bien.

¿Qué tal? Qué miedo me da.

Voy a intentar, para arreglar las cosas

contigo, si me da tiempo, mientras se hace el potajillo,

hacer un bizcocho con chocolate. ¿Para hacerme la pelota?

Para que hagamos las paces, Samantha.

¿Samantha? Perdona, chef.

"Voy a conquistarla, sin duda".

Así vamos a ser los mejores amigos del mundo.

¿Qué le vas a echar al bizcocho?

El chocolate. Nunca se pone directo al fuego.

Que lo sepas. Ya está quemado. Sí.

Huélelo. Ordena tus ideas,

Jorge. Vale.

Toni, ¿Qué arroz toca hoy? ¿Qué tal?

Jo, has adivinado, ¿eh? ¿Sí? ¿Vas a hacer arroz?

Es que la última compra

que hice en mi casa fue para una despedida

con mi mujer, y he decidido

lo más parecido posible a un arroz a banda.

¿Sabes hacer algo más que arroz? Sí. Y lo demostraré.

Me voy a tener que pensar algo para ver si es verdad.

Por supuesto. Tranquilo, soy muy creativo.

Gracias, chef.

Pam, pam, pam, pam.

Voy a hacer un solomillo a la brasa sobre una base de boletus.

A mí me gusta esto crujientito, un poco "crunchy".

No sé qué opina el jurado, pero a mí me gusta así.

¡Oh! -¡Hostia! ¿Qué pasa?

Me he cerrado el cajón.

Loli, que estás muy callada. Luego en la casa no te callas tanto.

-Chis. Calla, loco. (SOFÍA) Déjala.

No llames al maltiempo. -Antuska, cántanos algo.

Oxana no está para cachondeo hoy. -No, no estoy.

No, no. Déjala. Deja a Antuska.

Ya tenemos bastante Antuska.

"Antuska, Antuska".

Todo el día "Antuska, Antuska". Acabas de "Antuska" hasta el florero.

Jorge. -¿Qué, cariño?

Que yo ya estoy. ¿Qué hago? -¿Que ya estás?

Pues sí que acabas rápido.

¡Uy! -¡Ah!

¡Guau! -¿Qué pasa?

La luz.

Se me ha apagado la vitro. La infusión.

Ah, que se ha ido la luz de verdad.

"Aquí debemos venir preparados a todo. Cuando creemos".

que vamos sobrados, ¡zasca!

Y nos fastidian enteros.

A saber el plan retorcido que tienen ahora.

No va nada. -No va nada.

Aspirantes, como podéis comprobar,

os habéis quedado sin electricidad.

Así que debéis pensar la manera

de reconducir vuestro plato o hacer un plato nuevo.

¿En serio? -La madre que...

Menos mal que ya lo acabé todo.

Eso pasa mucho en Cuba.

"En Cuba, desde pequeño aprendes a ser resolutivo".

Se te va la luz y sabes que no vuelve hasta dentro de tres días.

Os quedan 30 minutos.

Así que venga, el reloj en marcha otra vez.

(DANIEL) Me han reventado. Se me va a quedar cruda, colega.

Dabuti. Está hecho. -Con el calor

también se acaban de hacer alimentos, ¿no?

Desde luego, ya me parecía a mí...

La cerveza es para que acabe ya con esto y me vaya.

Ah, que no va. Me cago en la leche.

No hay luz. -Que no va nada. No hay ni agua.

Pues hago una ensalada con lo que me queda.

Creatividad al poder. (LOLI) Yo lo tengo hecho ya.

Loli, qué suerte. -Anoche soñé que se iba la luz.

¿Y tú por qué no avisas? -Porque si aviso,

estáis prevenidas. -¡Ay, qué tía!

Tengo bacalao y un bote de garbanzos en conserva.

"Aprovechando la calabaza de las lentejas, digo:"

"Un potajito de garbanzos con bacalao y calabaza".

Veo a muchos descolocados.

El que ha avanzado rápido las cocciones

quizá tenga algo cocido. El que lo dejara a medias...

Esa ollita a presión

de Sofía, que ha hecho: "Uh". O el arroz de Toni.

Eso es. Me estaba acordando

de Toni y su arroz. Le dije:

"Quiero verte hacer algo diferente. Voy a pensar algo".

Aquí está. Piénsalo ya.

¿Qué tal vas, Toni? -Llevo un jaleo encima que te cagas.

Estoy muy rayado.

Voy a hacer una hamburguesa y pruebo. Si no, hago un tartar con mejillón.

Estará de puta madre, pero...

Asqueroso, coño. "No lo he vomitado de milagro".

No he probado cosa más mala en mi vida.

¿Qué tal el codillo, Dani? -¿Eh?

¿Qué tal el codillo? -Crudo.

Nada, me olvido del codillo. (OXANA) A mí me gusta la carne cruda.

Yo en restaurantes pido casi cruda, así.

Lo mismo puedo hacerlo a soplete. -Confío en mi plato, pero hago uno.

"Yo no tenía claro que el plato saliera".

"Pensé: 'A falta de que este se terminase de cocinar,

con el restante salgo airosa'".

Al menos se ve que he tenido voluntad de hacer algo.

Amigo Víctor. Buenas, chef.

¿Cómo vamos a solucionar lo de la electricidad?

He pensado hacer una macedonia de frutas.

¿Ves la edición junior? La infantil.

Es básico extremo.

Se puede hacer algo con frutas llamado macedonia y ser creativo.

Pero veo cuatro frutas, cuatro yogures...

Ya. Y también veo que no tienes tiempo.

Ponte las pilas. Gracias, chef.

"Pensaba que diría: 'Qué buena idea'".

Me ha pegado un zasca que me ha costado levantarme.

¡Jorge! -¿Qué, cariño?

¿Cómo vas, mi amor? -Bien. Con un postre para Samantha.

(TONI) Esto tiene muchas espinas.

Pez de morralla. Buah. Es que está lleno de espinas.

(LOLI) ¿Esto? Yo no me complico la vida.

Madre mía. Mi plato va a estar helado.

Que sea lo que Dios quiera. ¿Qué pasa?

Pues yo ya he terminado. ¿Eso qué es?

Esto es lubina a la plancha, con un poquito de tocinito.

Trozos de chorizo con el pescado, yo no lo veo.

No me parece presentable.

¿Y no harías ahí una picada de tomate, pepino

y un poco de gracia con el pescado desmenuzado

y haces ensalada? ¿Sí?

Yo te doy una pequeña idea. Bueno, no.

Una gran idea. Sí, sí.

Eso es.

Tenemos tiempo y hay que presentarlo mejor.

Venga, dale. Un millón de gracias.

"¿Cómo me ha dado a mí"

por poner chorizo al lado del pescado?

Pero mira, lo he hecho. ¿Qué quieres que te diga?

Aspirantes, entramos en los últimos cinco minutos.

Mira a Dani. Está utilizando el soplete.

Muy bien, buena idea. Al menos dar un toque de color.

O puedes cortar algo muy fino y quemar o calentar.

Pero el soplete tampoco sirve para todo.

Sofía calentando la bandeja cree que hará una plancha.

Eso no lo puedes calentar

y hacer un solomillo. No sabe bien.

Dejará un sabor extraño, sí.

Me haría falta una manzana. Me vendría fenomenal.

No me ha dejado que reduzca.

Ea, es lo que hay.

Pepe me ha dicho esto. Que sea lo que Dios quiera.

Mira, nene. -Qué rico. Qué bonito. ¿Es para mí?

Ese es para Samantha. Reservado para ella.

(LOLI) Fabio, mira. -Echa un poco de aceite ahí.

-Si ya le he puesto mucho. -Que se vea por el plato.

Un poco de color amarillo. ¡Fabio, pero bueno!

Perdón. No eres juez y no estás de paseo.

Ahí quieto. De acuerdo.

Aspirantes, último minuto.

Este lo he enrollado al revés.

Jolín, no sé qué hacer.

10, 9,

8, 7,

6, 5,

4, 3,

2, 1,

¡tiempo! Manos arriba.

"Debí haber quitado un mejillón. Había muchos moluscos en el plato".

Por lo demás, bien. Contenta. Estaba deseando que lo probaran.

Aspirantes, os hemos anunciado que venían

unos comensales con un paladar muy entrenado

a catar vuestras elaboraciones.

Marta, ¿quién crees que viene? Pues...

quién creo. Yo quiero que sea algún familiar mío.

Y creer, como no tienen buen paladar,

pues mira, Gordon Ramsay. -Pobrecitos.

Muy bien. Di que sí, Marta. Por pedir...

Claro. A mí me haría mucha ilusión.

¿Queréis saber ya

quiénes son esos comensales tan especiales?

Claro. -¡Sí!

¡Que entren nuestros invitados!

Ahí los tenemos: super-Nathan,

Edurne, Odkhuu, José María y Paloma.

¡Mira la preñada!

"De vuelta a las cocinas de 'Masterchef'".

Me encanta. Me quedaría aquí.

Mira, acaban de empezar. Segunda semanita.

Podría unirme perfectamente.

¡Edurne! -¡Aquí estamos, con los corderos!

¡Míralo, el de Bilbao! ¡Ay!

A ver lo que haces, ¿eh? ¡Deja el pabellón alto!

Oye, ¿qué tal Robuchón? ¿Probó tus manitas o no?

Probó todo lo que le hice yo.

¿Se fue contento? Él no sé,

pero yo, encantada. Oye, Nathan.

Cuéntanos algo de tus zapatos.

Me interesan mucho para salir por Illescas.

Me voy a depilar hoy. ¿Son las de andar por casa

o son de los domingos? Son de venir a la tele.

Bueno, no. Nathan... Mira que me diste guerra.

Bueno, no sé quién a quién.

Tú a mí. Pero tanto trabajo dio sus frutos.

Ahora, chef ejecutivo de Mr. Kao

y con tu food truck imparable.

¿Cómo se llama tu food truck? Se llama Kao.

La quería llamar "apar-Kao", pero...

Pero no. Ahí, funcionando a tope. Aparte de todo esto,

vienes con un currículum bajo el brazo.

¿Para qué puesto te postulas? Ya lleváis 10 ediciones

los jueces. 13.

Bueno, 12 más 1. Esta es la 13.

12 más 1.

Entonces, pues... actualizar un poco.

¡Ah! ¿El jurado? Sí, el jurado.

El jurado no me lo toques. Pero de presentadora...

No, pero sería una oportunidad. No, sí, sí.

Me gustaría. Él, lo que sea.

"Yo quiero ser juez. Pero bueno, mientras,"

para entrar en calor, me gustaría presentar:

"Bienvenidos una noche más a 'Masterchef'".

Odkhuu, tú también tienes tu propio negocio.

Sí. El restaurante Odkhuu's Kitchen.

Yo ofrezco a todo el mundo

el primer restaurante dedicado solo a la cuchara.

Cocido madrileño, cocido gallego,

caldo de marisco... -Que me parto.

...y parrillada. Te veo de un profesional,

hijo... Me estás sorprendiendo.

De verdad. Quién les ha visto y quién les ve.

(SOFÍA) "A mí me encantaría estar como ellos".

"O sea, tú eras como yo, y ahora te estás dedicando

a esto. Tienes tu restaurante".

¡Qué guay! ¡Qué guay! Es que... Qué envidia.

José María,

sigues cocinando con el trío imparable de Nathan y Jorge, ¿no?

Este me llama y me dice: "Vamos al food truck".

Y me pone a cargar cajas. Pero nunca me dice: "Vamos a sentarnos a comer".

A cargar cajas me pone. Paloma,

gracias por venir. Solo faltaba.

Vienes de muy lejos.

Casarse con un guiri trae esas consecuencias,

y estoy todavía afincada fuera.

Hubo un momento en que creí que me afincaba aquí,

porque tras "Masterchef" te salen oportunidades.

Aprovechadlas. Pero hay que apostar

por el peso fuerte, y ahora él es el peso fuerte.

Estamos en Holanda. -Qué mona, ¿eh?

Antes de que probéis los platos de vuestros sucesores,

debéis saber que a mitad de cocinado se ha ido la luz de las cocinas.

Qué casualidad, ¿no?

Así que los aspirantes han tenido que transformar

los platos calientes en platos fríos.

¿Estáis preparados para catar los platos de los aspirantes?

Sí, chef. Tenéis que ser sinceros.

Si no, les vais a hacer un flaco favor.

Sí. Conmigo que sean sinceros. No me importa.

"A mí me ha hecho mucha ilusión. De repente verles contigo,

y que vayan a probar tus platos".

Me he sentido muy afortunada, pero también me han entrado nervios.

Muy bien. Pues vamos a empezar esta cata

tan especial. Marta, Daniel.

Seréis los primeros. Adelante. (DANIEL) Ole.

Los últimos serán los primeros.

Es que vengo traumatizada ya del otro día.

"Estoy nerviosa. Hice un experimento que a mí me gustaba,"

pero a los demás no lo sé. Así que estoy expectante.

Marta, vamos a empezar contigo.

Lo he llamado "Arrecife", porque los mejillones

y los berberechos están allí, y la merluza en el mar.

¿Cuál era la primera idea, y en qué ha derivado?

He tenido suerte, porque justo cuando se ha ido la luz

acababa de sacar la merluza,

acababan de hacerse los mejillones

y los berberechos. He hecho la merluza

en "mirepoix". ¿En "mirepoix"?

Te has echado el pegote a lo loco. Papillote.

Eso. "Mirepoix" es como se corta la cebolla.

"La próxima vez seré más rústica y diré 'papel de aluminio'".

Y ya está. No quedará tan bonito, pero lo diré bien.

Daniel, ¿puedes contarnos tu plato?

Pues es un codillo

a medio hacer. ¿Un crudillo?

Un crudillo es. He puesto canónigos,

he hecho un sofrito y un crujiente con masa filo,

porque como no había luz, con el calor residual

lo he metido a terminar de hacerlo.

¿Empezamos a probar? El emplatado está divino.

¿Sí? Me dice mi mujer que soy muy malo emplatando.

(EDURNE) Pues está bonito este chisme.

Este puré de brócoli...

(ODKHUU) A ver, para una persona

que no come mucha sal, está bien.

Tiene sabor a merluza, a berberecho, a brócoli y tal.

Pero el sabor no está muy... No parece cocinado.

Marta, me falta gusto. Me falta aliño.

Algo que le dé fuerza. Dos gotas de vinagre, una vinagreta.

Algo que una todo y que tenga sentido.

Está todo muy sosito.

Pero se agradece el emplatado, que es bastante mono.

Gracias. ¿Qué te parece

el codillo de Daniel? Teniendo en cuenta las condiciones,

creo que le ha quedado muy bien la idea,

ejecutada con el soplete. Yo soy un amante del soplete. Y nada,

me ha gustado mucho. -Muchas gracias.

Tienes suerte de que al codillo

le falta un poco para estar cocido, pero se puede comer.

Al final es una ensalada tibia de codillo.

Quizá le faltaría ese repunte

de un vinagre que lo acerque a una ensalada.

Si no, pensaré que es un plato caliente enfriado.

Es una buena idea, bastante bien resuelto. Es un aprobado.

Pero hay que hacer más cosas también.

Ya, ya.

"Estoy hipercontento de que prueben mi plato,

que saquen mi crítica... Porque ese es mi premio".

Que pueda mejorar en la cocina por estos tres genios.

Ay, ya nos lo hemos quitado de encima. No me lo puedo creer.

Ay. Toni.

Hoy no he hecho arroz, chef.

En un inicio iba a hacer un arroz a banda.

Y nada, he tenido que reinventar un poco el plato,

y he pensado en una ensalada. He hecho una base de yogur,

he añadido el pescado de morralla desmigado,

sin espinas, y he hecho una vinagreta con pimientos y cebollita...

¿Tú estás orgulloso de tu plato? Hombre,

del todo no, pero me he aturullado.

He visto que... He sacado unas hamburguesas

que tenía ahí. Las he cortado y mezclado ahí.

Me lo he puesto en la boca y no lo he vomitado

de milagro, de lo asqueroso que estaba.

Y digo: "Jo...". Agradezco que lo probases tú antes.

Víctor, ¿cuál es tu creación? -Bueno,

mi creación se llama "Macedonia de domingo".

Y bueno, son los sabores que me recuerdan al fin de semana,

cuando comemos en familia y mi madre prepara macedonia.

Viéndote el plato,

en tu casa tampoco hace falta tener electricidad.

Hay elementos que tienen cocción, como las pieles,

las bolitas de pera,

y he intentado improvisar. Échale el zumo, por favor.

(EDURNE) Tranquilo. Que no tiemble la mano.

Robar panderetas no podría. -Que te tiemblen otras cosas.

No la mano. (NATHAN) Vamos probando por aquí.

Aquí hay más verde...

(EDURNE) Es comida sana, además.

Lo de abajo es yogur.

José María, ¿qué te parece

la ensalada de Toni? -Está gustoso, la verdad.

Con lo que te han dejado, la morralla, con tan poco tiempo,

se te ha hecho de más y tal,

pero como ensalada, bien. -Gracias.

La imagen no era buena.

Sí que al mezclarlo es como un salpicón

con lechuga, y más o menos has hecho un plato comestible

y que también es un aprobado.

Gracias, chef.

"Que un tres estrellas Michelin me diga que está bueno"

para mí es un orgullo impresionante. Me he venido arriba, así.

Pecho palomo que dicen. Odkhuu,

¿algo sobre la ensalada de frutas?

Tus compañeros lo que hacen es un plato.

Pero tú lo que estás presentando es solo fruta cortada y pelada,

puesta en el plato. Víctor,

si esa era la primera idea, me sorprende.

Me refiero a que no hay trabajo.

Las peras estaban cocinadas.

Estaban crudas, Víctor. ¿Y el puré?

Había puré de plátano. Puré de plátano,

y los yogures que te sobraron, y no sé qué.

Como plato de cocina serio y con rigor, no me lo parece.

He visto junior aquí con más chispa.

"Me ha sentado fatal. Para qué engañarte.

Dicen que no tiene cocinado. Aunque el cocinado no sea"

una elaboración larguísima, sí que tenía cocinado.

Madre mía... Yo flipo. Víctor.

¿Pones caritas como que no estás de acuerdo?

Parte de mi plato también tiene cocinado,

y con el calor del horno he cocinado cosas

que mis compañeros también han usado. Tu plato es la nada.

Escucha y aprende, porque es flojísimo.

Es un plato, no te lo quería decir, de niño pequeño.

Escucha, aprende y saca lo mejor de ti.

Pero no discutas tonterías.

Gracias, chef.

-Es que es así. ¿Cómo te vas a enfadar

con personas que son unos máquinas, tío?

¿Yo voy a contestar así? Yo echo la cabeza para abajo

y vale. Yo no sé cómo tienen tanta cara.

Ramón, cuéntanos tu plato. Se llama "Familia".

¿Por qué? Pues una mujer

y dos niños, que quedan en casa.

¿Y el marido?

El marido soy yo, déjate. Qué enrollados,

¿eh? Qué enrollados son. "Bueno".

He cogido un lenguado, le he sacado los lomos.

Por otro lado he hecho una crema de zanahoria y puerro,

y una de calabacín y curry. Es el plato

que quería hacer en un principio.

Justo lo metí al horno, y con el calor residual del horno

parecía que estaba correcto de cocción.

Muy bien. Oxana, si puedes ser un poquito breve...

Mi plato: entrecot.

La historia es que yo cuando entré

me tocó entrecot de buey y lo hice mal, y quería corregir.

Después eché coñac,

y cuando llegó el apagón, ya tenía todo hecho.

Entonces no caí en la trampa.

Vamos a probar, señores.

Por favor. Esta lista de la compra

¿quién crees que nos la ha dado? Un chico muy importante.

¿Tienes novio? Bueno, no es novio.

Acabamos de conocernos. Nos estamos conociendo.

¿Y ya sabe qué hay en tu nevera? No.

Para nada. Está fatal. ¿Por qué? ¿Está fatal?

¿Te vas a enfadar con él? Mucho.

Ya estoy enfadada con él.

Cuando vuelva yo no va a tener el día muy alegre.

Eso seguro.

José María, ¿qué te parece el emplatado de Oxana?

Peor que los míos. Que ya es decir.

Era muy malo emplatando. Era muy malo.

Te voy a decir lo que me decían a mí, que me ayudaba: está muy mal.

La carne está pasadísima,

y esa ensalada tirada ahí, en modo abanico todo...

Tienes que mejorar mucho en la forma de hacer y en la de emplatar.

(ODKHUU) "El primer consejo: tranquilidad.

No tengas tantos nervios".

Si tú estás disfrutando, te salen platos guay.

Ramón. (NATHAN) Realmente,

croe que está muy bien ejecutado el curry.

Y está muy bien enrollado. Yo...

Le va a poner peros. No le pongo peros.

Yo pongo peros cuando veo peros.

La prueba ha sido muy compleja. Os hemos hecho la puñeta

para ver cómo reaccionabais,

y ver vuestra actitud.

La tuya ha sido buena. Eres un luchador.

Has sacado un plato con estética,

con pequeños defectos,

pero te lo compro. Se lo vendo,

chef.

Ramón, Oxana, delante de cocinas. (OXANA) "El veredicto

fue justo, porque me salió todo fatal. El emplatado, fatal,"

la carne, seca, la salsa, asquerosa, y la ensalada, peor todavía.

Loli. Pues mira, yo, de mi plato

podéis decirme lo que queráis.

He querido hacer una lubina en salsita,

pero ha salido tan fea que he hecho una ensalada.

Lo siento en el alma. Mato a mi marido si hizo la compra.

Como haya sido mi marido, lo ahogo.

Cuando llegue, ya la tenemos.

Mi plato se llama "Judías con chispa".

A mí me dicen "el Chispa", y no me rompí la cabeza.

"Me llaman 'el Chispa'"

porque animo a todo el mundo, el que hace juegos,

el que siempre está organizando. Soy la alegría de la huerta.

He intentado hacer un potaje, pero se ha ido la luz

cuando he echado la patata y la zanahoria.

He recuperado la parte que ya estaba hecha.

Con eso he hecho mi plato.

Quise hacer un bizcocho para limar asperezas.

Como en el primer programa tuvimos...

No. Tú me dijiste unas cosas.

¿Has cambiado de idea? Sí.

Tengo sal ya. Sí, vas teniendo sal.

Si crees que con este plato pasarás de esta semana,

mucho debe cambiar tu cocinado.

No lo he probado, pero me basta con verlo.

Joder...

No me lo puedo creer.

No me lo puedo creer.

Bueno... Pedazo espinón. Otra...

Mira que he tenido cuidado. ¡Qué fuerte!

Loli, no me preocupan las dos espinas.

Me ha preocupado tu actitud.

Estabas como desganada. Como diciendo: "Yo paso".

No. Eso sí que no. Eso es preocupante.

Tengo unas ganas de aprender... No se te ha notado, Loli.

No, ¿verdad, cariño?

Era pasividad absoluta. Has dicho:

"No cocino, limpio. Me conformo". No, Jordi.

No, de verdad. Chef, perdón. No. -Pues me parece

que ese plato es una tapa de una cafetería.

-Sí. -Sin ver tu cocinado,

puedo ver lo que ha dicho Jordi.

Y en tu caso veo que

los trozos de pimiento son grandes e irregulares.

La alubia, un punto dura.

No he probado el postre de Samantha.

Uy, yo te doy. Ahora mismo.

Por la cara... De verdad.

Era un detalle. Yo creo

que esto lo has hecho para empeorar nuestra relación.

Mira, te lo vas a comer.

Coge y tómate la fresa.

Era algo simbólico.

¿Lo has probado? No lo he probado.

No, entero.

Entero. Entero.

Entero. Buah...

¿Qué le pasa? El chocolate

está de horror. Cuando cocinas algo

tienes que probarlo.

Ese chocolate debe ser

chocolate 90 por ciento, sin azúcar.

No se puede comer.

Era algo simbólico. Perdonad.

Es algo simbólico. -Algo simbólico.

Lo intenta arreglar: "Es algo simbólico".

(JORGE) "Al meterme la fresa, que estaba amargo a rabiar,"

digo: "Se va a pensar que la quería envenenar".

El plato se llama "Gran torre de solomillo con setas".

Esto hace referencia a que de pequeño

tenía complejo con mi altura, y ahora estoy orgulloso de ello,

aunque me quitaría dos centímetros.

Pero básicamente es por eso el nombre de mi plato.

Antes de probarlo, te lo digo ya:

aquí se habla de muchas cosas, y algunas son de primero.

Esa montaña de solomillo en ese platito ya es ilógico.

Eva, cuéntanos tu plato, por favor.

-Mi plato no era así. ¿Cómo era?

Se ha ido la luz

y solo me quedaba un tomate, un yogur, un pepino y ensalada.

Y eso hay en el plato. Lo sencillo es decirte

que tomes como ejemplo a Toni.

Sí. Por lo menos lo ha mezclado.

Porque tú tienes los elementos separados

y no es ni una ensalada

ni un plato de pescado. Valdría la pena

haber mimado esos ingredientes,

mezclarlos con ese yogur, haber hecho una vinagreta de yogur,

y habrías salvado los muebles. Bueno.

Me da un poco de vergüenza ajena el plato, ¿eh? Un poquito.

¿Para ti está bien, Fabio? Para mí sí.

¿Sí? Sí.

Me interesa mucho tu criterio, Edurne.

-El emplatado es muy pequeño para tanta altura.

Y luego, la carne se te ha quemado, y ahí la carne pierde todo.

(FABIO) "Para mí estaba bien".

Un poco tostadito. Que a mí me gusta un poco tostadito.

Háztelo ver. Tenías la mejor cesta de todas.

No entiendo el plato, ni muchas cosas.

Y no entiendo tu cara.

¿Por qué? Tu cara altiva.

Eres alto, pero tu cara es altiva también.

Este hombre me decía antes:

"Vienen muy echados para adelante esta temporada".

-Yo, la verdad, no os conozco

y a lo mejor me equivoco, pero cuando yo estaba ahí enfrente,

cuando hablaban ellos, yo me achantaba como...

Venís resabiados. Veo que respondéis mucho. No sé.

Bajad los humos y escuchad más.

Es mi consejo.

-"José María se ha venido arriba.

No es que nos lo creamos

o que estemos subiditos. Ya que entramos aquí,"

si uno no se lo cree, es difícil que pueda conseguir algo.

Marina, cuéntanos. Realmente,

mi plato es el pollo con puerros y maíz a la cerveza.

Como hice todo el guiso con la tapa puesta,

cuando se va la luz aún queda calor,

confiaba en que saliera adelante, pero tampoco lo tenía claro.

Entonces, con lo que tenía hice este,

que tampoco es que esté muy orgullosa,

pero pude salir del paso. ¿Y qué es?

Es una ralladura de tomate con manzana,

una alcachofa muy finita, como un carpaccio,

y rúcula. Pero la rúcula

se me ha pochado un poco. A ver, Jon.

Iba a hacer lentejas... Perdona, es que soy maniático.

¿Quieres que cuando te dé mi veredicto te lo dé así?

Ah, no. Vale. Las manos en los bolsillos

me quitan las ganas de vivir.

Pido disculpas.

Es un gesto mío de costumbre. -Pues eso quítatelo.

Como decía, iba a hacer un plato de lentejas.

Tenía puerro, calabaza, patata, un chorizo en sarta,

y un poco de beicon ahumado.

Hasta que he dicho: "¡Cagüen soch! Se ha ido la luz".

Y he recordado que tenía garbanzos.

Un tarro de garbanzos ya cocidos y bacalao desalado.

Y he hecho eso, un plato de garbanzos "cagüen soch".

Vamos a probar los platos.

(PALOMA) ¿Es aceite o qué es? A ver. -Aceitito parece.

Edurne, ¿qué te parece el plato de Jon?

A mí no me ha hecho mucho tilín. Pero nene, tranquilo,

que aquí vas a aprender un montón. El problema,

Edurne, es saber si le da tiempo.

Porque lleva un comienzo bastante durito.

No sabemos si llegará al tercer programa.

Sí. Que este es de Bilbao.

Jon, querías hacer unas lentejas, cambias a garbanzos cocidos...

Y le has metido todo. Menos mal que tendrías bacalao y beicon

nada más, porque si tienes 18 cosas más, las metes.

Y no tendría sentido. Le falta gusto, guisar...

Es una mezcla que no aporta nada. Ya no te digo la estética,

que aquello es como en la mili,

¿te acuerdas, tú y yo? Pum, pum, pum, pum,

Que ibas tirando cazos así. Lo mismo.

Tú eres vasco y tienes buenas "arrauchas".

-Sí. -Eso es lo principal

y la mala leche que tenemos.

Aquí las orejas bien puestas todos los días, ojos bien abiertos

y lo que te digan los jueces amén, Jesús.

Marina, ¿para ti está bien el plato?

Bien, bien, igual se ha quedado muy aceitoso.

Odkhuu, ¿cómo lo ves? De sabor no está mal,

pero, claro, dices equilibrio y te sale como una piscina de...

De aceite.

Es un pollo a medio guisar. Hay muchos defectos

que tenéis los principiantes al hacer un guiso

que echáis mucho aceite, rehogáis y no lo quitáis,

hay que escurrirlo, se quita y se echan los vinos,

las verduras para que no tenga grasa;

pero viendo el gusto que tiene y lo inacabado,

no me extraña que tu marido no te lleve al restaurante,

como le hagas esto de cena... No, tampoco quiero ir con él.

No quiero estar con él ya. Ten cuidado,

porque lo que no puedes hacer es abrir tu restaurante

y que no te funcione y el suyo sí, con estos platos

no vas a ningún lado. Lo tendré en cuenta.

Yo soy fuerte, valiente, me llaman la corcho,

no me hunde nadie.

Ketty, cuéntanos tu primera idea de plato

y en qué se ha convertido.

Mi plato se llama frijoles desheredados

porque si mi abuela ve esto, después me deshereda.

Intenté hacer unos champiñones rellenos

de frijoles y secreto ibérico

en teoría iba a hacerle una salsa,

pero se fue la luz y se quedaron sin salsa.

Y, luego, hice una ensalada, una salsa de yogurt con pimienta

y un poco de sal y vinagre.

Y... pues eso. Sofía, cuéntanos un poco tu plato.

Mi idea era hacer un calamar con una salsa de tinta

y hacer la merluza que tenía también,

que aproveché media espina para hacer el fumet.

Lo quería reducir y hacer una salsa, pero se quedó el fumet sin salsa.

¿Entonces? Entonces, pues muerte de Úrsula

le llamé al plato. (RÍEN)

No sé si el caldo lo hubiese arreglado,

lo dudo, pero vamos a probar.

En fin, Sofía, te vi muy perdida cuando cocinabas,

con el soplete le diste al calamar, le diste por todos lados.

Y lo peor es que el calamar se quedó sin hacer, duro,

chicloso, si le echas tinta, como chicle de calamar en su tinta,

novedoso, pero como plato sin acabado, sin gusto,

pues, eso se fue la luz y se te fueron las ideas.

Lo siento.

-Comparto lo que has dicho y me quedé con ganas de probar

el casi fumet para ver lo que podría haber sido.

-Patitas y soplete, patitas a la calle me voy a ir.

Ketty, la estética no es bonita, pero me quedo con que la ensalada

está rica, ese rehogado de frijoles está rico también

y entiendo que tú querías hacer otra cosa más rica

porque tienes el frijol más estudiado que eso.

Sí. -La noté con sabor,

tiene un aliñito agradable, a mí me ha gustado.

Gracias.

Delante de cocinas, chicas.

(Aplausos)

Bravo, bravo, bravo.

Bueno, queridos exaspirantes del veredicto os libraremos

porque os apreciamos un poquito todavía

que bien lo sabéis y esta es vuestra casa,

gracias por venir. Gracias.

Y hasta la próxima. (APLAUDEN)

Suerte a todos, eh.

Los invitados de hoy me parecieron fantásticos.

Pensar que ellos estuvieron en tu lugar y dónde han llegado

para mí es una lección y te da mucho subidón.

Ay, Sofía, ¿qué te pasa?

Nada, es que me sabe mal que lo hayan probado.

Ay, cariño. No pasa nada.

Lo tienen que probar y, además, no es la primera vez que pasa.

No, no, ya está.

Luego se puede remontar todo esto, lo mejor y lo más importante

es que tengas buena actitud.

Lo que sentía era vergüenza como una jarra de agua fría

que te la tiran, igual.

Bueno, aspirantes, la cata ha terminado

y por eso los jueces ahora tienen que deliberar.

Hay veredicto, Eva.

Estamos deseando escucharlo, vámonos.

Tú para atrás. -Me gusta aquí.

Aspirantes, en este reto tuvisteis todos una ventaja

y un inconveniente, la ventaja es que cocinasteis

con los ingredientes que usáis en vuestro día a día

y se supone que sabéis sacarle el mejor partido.

El inconveniente de quedaros sin electricidad a mitad

del cocinado, algunos os bloqueó

y se notó muchísimo en el resultado.

Jorge, Sofía, Jon, Víctor y Loli, en "MasterChef" queremos descubrir

vuestros recursos y limitaciones

y en vuestro caso solo vimos limitaciones.

Ha habido cuatro aspirantes que nos demostraron

que están preparados para todo

y, además, se crecen ante las adversidades.

Daniel, Ketty, Marta y Ramón,

un paso adelante.

(APLAUDEN)

Gracias.

Me eligieron entre los cuatro mejores, me llevé un premio hoy

y me voy con fuerza a la prueba de exterior

porque lo que me caracteriza

es luchar y lucharé hasta el máximo.

Y de vosotros cuatro, los que hicieron

los dos mejores platos de este primer reto de la noche son...

Ramón y Ketty.

(APLAUDEN)

Vamos, Ketty.

-Destacaron Ramón y Ketty por encima de todos,

me alegro mucho, eso no quiere decir que luego

me toque los pies, que gane la gente

porque también quiero ganar, si no, no estaría aquí.

Y de los dos el mejor plato ha sido el de...

Ramón, felicidades.

(APLAUDEN) -Marronaco.

Marronaco, marronaco. -Que no, tienes que alegrarte.

-Sí, claro, por supuesto.

Doy por hecho que soy capitán,

cruzo los dedos para que no salga la palabra lastre,

pero da igual, saldrá la palabra estorbo, o sea, dará igual.

Ramón, Ketty, para premiar vuestro trabajo y entrega,

tendréis cada uno una ventaja

muy importante en la prueba de exteriores.

Solo os diré a todos que cocinaréis en un sitio

espectacular y para unos comensales

que merecen que os esforcéis al máximo.

Y hasta aquí puedo leer.

Nos desplazamos a la comarca de Val Miñor en Pontevedra,

un paraíso natural donde encontramos la hermosa

Villa de Baiona con su majestuosa Fortaleza de Monterreal

para hacer un homenaje muy especial a toda Galicia.

En 2017 cerca de 50 000 hectáreas

fueron devastadas por los incendios.

Los gallegos armados de valor pusieron en riesgo sus vidas

para luchar contra las llamas.

Ahora, con la ayuda de todos seguro que esta tierra

volverá a recuperar toda su belleza.

Aspirantes, bienvenidos a Baiona, a orillas del Océano Atlántico,

en la entrada de la Ría de Vigo

y frente a las maravillosas Islas Cíes.

Un lugar de una belleza inigualable, ¿verdad?

Muy bonito. -Qué bonito.

Estamos aquí para hacer un homenaje a los gallegos

que durante el 2017 lucharon

contra el fuego para proteger su tierra.

Claro que sí que todos los años se quema Galicia.

Esperamos que la capacidad de lucha y el amor que sienten

los gallegos por su tierra os inspiren para que el reto de hoy

sea todo un éxito.

Aspirantes, hoy no quiero excusas ni disculpas como la semana pasada,

hoy quiero trabajo, trabajo y más trabajo.

Como algún aspirante me vuelva a ignorar como hizo Jon

en la prueba de exteriores de la semana pasada,

lo mando directo a la prueba de eliminación.

Sin más, ¿está claro? (TODOS) Sí, chef.

Ketty, estamos en tu tierra de adopción.

Sí. Y estar tan cerca de tu marido

y no poder verle, ¿quieres enviarle un mensaje?

Bueno. -Sin llorar, eh.

(TODOS LA ANIMAN)

Ya, a ver, ya. -Venga, va.

-Venga, leona, va.

-Fichi, te mando un beso muy grande, te echo

muchísimo de menos y te quiero mucho.

(APLAUDEN Y ANIMAN)

Saber que está tan cerca y no podré verlo

y él tampoco sabrá que estoy aquí solo cuando me vea en la tele

entonces, sí, estoy un poco sensible, la verdad.

En la prueba de hoy trabajaréis dividido en dos equipos

de siete aspirantes cada uno.

Ramón, Ketty, fuisteis los mejores de la prueba anterior,

seréis los capitanes de los equipos.

Segunda capitanía, contento, un poco marrón,

pero, nada, hay que seguir adelante

yo creo que de capitán se aprende a controlar

esos nervios y esa presión.

Ahora, Ramón, tienes que decidir qué prefieres, elegir a todos

los miembros de tu equipo del tirón

o elegir los platos que cocinará tu equipo.

Los platos, porque cada uno de estos que hay aquí

es valedero para cualquiera de los platos que hay ahí,

pero prefiero elegir... (TODOS APLAUDEN) Grande.

-Ramón eligió los platos porque creo que era

la mejor opción porque si te toca un plato que no sabes hacer

ni tienes idea ahí no hay solución ninguna.

Pues entonces será Ketty la que elija del tirón

los miembros de su equipo.

Ole nuestra Ketty. -Vale.

-No te cortes. -Pues Marina,

Marta. -Ay, Ketty.

¿Estás preparada para escucharla todo el tiempo?

Sí, yo hablo con ella. -Hablo al presentar el plato,

en ese momento. -Eva, porque creo que tiene

potencial para ser un verdadero líder.

Y en caso de que yo falle, creo que me ayudará mucho.

Una subcapitana. Exacto.

Sofi.

Ay, Dios.

Jorge. No lo estás pasando nada bien,

Ketty, qué te pasa. Que me llevo bien con todos

y es complicado. Último miembro para tu equipo.

Tony.

Bueno, Ketty, con la formación

de tu equipo, también formaste el equipo de Ramón.

Me tocaron las retales anónimas, Oxana y Loli, pero muy contento.

Me quité el marrón de elegir a mis compañeros.

Aspirantes, cada equipo elaborará

dos platos de un menú típico de esta tierra formado por...

un entrante, almejas a la marinera.

Yo hice este plato el otro día. -Que lo eligen ellos.

Un primero,

merluza a la gallega.

Oh. -Como te columpies, se queda seco

y eso no se lo come ni el tato. Un segundo, xoubas guisadas.

No sé ni lo que es una xouba. -Salchichas.

-No, sardinas, sardinas. -¿Sardinas?

-Sardinas, xoubas. Y un postre,

filloas rellenas.

Ah, frijoles. -No, frijoles, no.

-Filloas, filloas. -¿Qué es filloas?

¿Qué es filloas? -Son como crepes.

-Ramón, hago crepes que te cagas.

-Ya, déjate de historias que esto es muy clásico.

Ramón, qué platos quieres.

Rojos. -Bien.

Almejas a la marinera y guiso de xoubas.

Y Ketty, tu equipo tendrá que hacer merluza y filloas.

Bien. -No sé si saldrá bueno o no,

pero la organización entre nosotros estará y eso es fundamental

en un trabajo en equipo

y estar aquí con un equipo guay me encanta.

Aspirantes, cocinaréis para 120 comensales.

¿Cada vez más? -Madre mía.

120 filloas. Una pequeña representación

de las miles de personas que se vieron afectadas

y lucharon contra los incendios del verano pasado.

Espero que estéis a la altura

y podamos darles el homenaje que se merecen.

Sí, claro que sí.

-Yo viví el tema de los incendios en Galicia

muy cerca, quiero que esa gente cuando prueben nuestros platos

pues sientan el sabor de su tierra

y no quiero decepcionarlos, ¿sabes?

Nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar.

Y, como siempre, el excedente

que no uséis será donado a comedores sociales.

Ole. -Muy bien.

Contaréis con 100 minutos en total

para elaborar 120 raciones de cada plato.

Aspirantes, ¿estáis listos para hacer un homenaje a Galicia

y dejar el pabellón "MasterChef" por todo lo alto?

(TODOS) Sí, chef.

Pues a por ingredientes y a cocinas en tres, dos, uno, ya.

(HABLAN A LA VEZ)

Vamos, vamos. -Vamos, valientes.

-Suerte, chicos.

-Venga, suerte. -A sus puestos.

Aspirantes, atención, para que todos tengáis

el mismo tiempo para preparar vuestros platos

empezaréis a cocinar, escalonadamente.

El equipo rojo, encargado de entrante y segundo,

será el primero en empezar.

¿Estáis preparados? (TODOS) Sí, chef.

Al ataque.

Aquí. El equipo rojo elaborará

almejas a la marinera de entrante

y xoubas guisadas con patatas de segundo plato.

No me digas que no te meterías un platito de estos ahora,

dan ganas de comérselas crudas, macho,

de lo frescas que están.

Buah, me costará esto, Ramón. -El rape, ¿cómo está, Dani?

Mételo a la olla y fuera, funcionando.

-Con lo que elegí del menú estoy tranquilo y mi equipo

estamos motivados y creo que puede salir bien.

¡Vamos, Loli!

Este fumet para los dos. -Para los dos,

los dos guisos, los dos. -Oído.

-Ay, por favor.

Qué nervios.

-Oxana, cántale mucho a Jon. -No me la entretengáis,

calladitos por ahí. -Muy bien, Oxana, muy bien, cariño.

-Si yo soy buena. -Eres muy buena.

-Eres una curranta. -Yo confío en ti, Oxana.

-Me dijiste que me callara

y estoy callada, más callada que nadie.

-Pues tú, alegría.

-Ya está, vedura para fumet -Al fumet.

-Cuidado, cuidado.

-Cuidado, eso, ve echando. -Cuidado.

Voy con patatas, Ramón, ¿vale? -Vale, correcto.

-Necesito un bol, Ramón. -Qué pasa.

-Un bol, por favor.

-A ver, Oxana, ¿dónde estaban esas patatas?

-¿Estas patatas? -¿Dónde estaban?

-Ahí. -¿Por qué no te traes la cesta

para las patatas en vez de ponerlas ahí?

-¿Traerme las patatas?

-Sí, coges patatas de la cesta y echa la patata

limpia en esa bandeja. -Vale.

Es que Ramón es muy pesado, Ramón quiere mandar en todo,

yo hoy estoy mandada y voy a intentar no sacar mucho

mi carácter si no me tocan los cojones.

Qué maravilla de producto.

-80 gramos de sal por litro de agua, aproximadamente.

-Vale. -El fumet va listo.

-Vale, ok.

Fenómeno.

Equipo azul, va a comenzar vuestro tiempo de cocinado,

¿lo tenéis claro? (TODOS) Sí, chef.

Pues a cocinar y a darlo todo en tres, dos, uno, ya.

Vamos. -Dale.

El equipo azul preparará merluza a la gallega

y de postre filloas rellenas de crema pastelera.

¿Pones a infusionar toda la leche? -Toda, sí.

-¿Cabe ahí, cuántos litros son? -12, sí que cabe.

-Vamos, dale. -Calla.

-Menudo merluzón.

-Mi madre es pescadera, ¿lo sabéis?

-No me digas. -Cuando me vea, ya verás,

dirá: "Ay, este niño".

Que yo nunca quiero aprender... -Pues has aprendido.

-Y en "MasterChef" por pelotas.

-Jorge, brío con eso. -Vamos, venga, sí, sí.

-Necesito que empieces a cortar

las cabezas, ¿vale? -Vale.

-¿Qué tal, chicas? Qué mal os veo.

-Claro, supermal. -Vais muy lentas.

-Sí. -No hables con el enemigo.

-A ver. -¡Ah!

-¿Qué, qué? -¡Ah!

¿Qué pasa ahí? -¡Ah!

-¿Qué pasa, quién se cortó?

-Me cago en la leche. -¡Ah!

Ay, qué grima me está dando, pobre, qué cara tiene.

-Bueno, venga, seguimos, seguimos. -Me atravesó el dedo, coño.

-Joder, una baja, no me lo creo.

-Creo que lo que nos pueda fallar es que nos pueda la presión,

que vamos a darle de comer a 120 personas

y espero que podamos controlar los nervios.

¿Están todas? -Yo creo que sí.

Ya estoy. -¿Cómo vas?

-Me atravesó el dedo, entró por ahí y salió por ahí.

-Ve cortando las cabezas. -Voy.

-¿Cómo estás, Tony? -Me duele el dedo que flipas.

Bueno, chicos, esta temporada

no sé yo cuál de las dos competiciones

está más reñida, si la de los aspirantes en las cocinas

o la vuestra con los equipos.

La nuestra porque somos más competitivos que ellos,

tenlo claro, aquí no queremos perder ninguno.

No, ni a las canicas. ¿Tenéis algún equipo favorito hoy?

Tengo mis preferencias. ¿Cuál te gusta, Jordi?

Yo te dejo elegir. Las chicas, quiero estar

con las chicas, con el pescado. Tú azul, yo rojo.

Pepe, esta vez te dejo solo porque me voy con Jordi

a supervisar el postre.

Lo hice por eso. ¿Ah, sí?

Pues quiero estar hoy contigo, Sami, eh.

Ay.

Vamos, chicos, vamos, vamos.

Venga. -Venga, cebollita

que no se termina nunca esto.

Bueno, qué pasa aquí, otra vez me toca este equipo.

Hola, chef. Cuéntame, qué hacemos.

Pues haremos unas almejitas marinera.

¿Tenemos las almejas por ahí? Quiero verlas, ¿son estas de aquí?

Están en agua, sí. Hay muchas más ahí.

Sí. Yo pondría más.

¿Cuántas personas son? 120.

¿Y cuántas almejas pondrás por cabeza, más o menos?

Cinco. Vale.

¿Y has sumado aquí? No hemos sumado

porque no lo hice yo. Vale, pero entiéndeme.

Sí, marchando. No digo más y las patatas

me pasa lo mismo, haría dos ollitas.

Y allí tenemos otra y tenemos más fuegos, aprovéchalos.

Vamos con ello, venga. Sí, chef.

Rapidez, venga.

Hay que meter en agua... -Más almejas.

-Más almejas, sí. -Pico ajos y las meto.

Marina. -El tamaño del pimiento,

¿lo ves bien? -Sí, un poco más pequeño.

Ábreme ahí.

-Abro. ¿Qué hacemos, capitana?

Un fumet para el pescado. -Cierro.

Estoy contigo, ¿estás contenta? Sí.

Te voy a meter caña que vas a flipar.

¿Cómo llevamos esto? -Bien.

-Jorge. Me preocupa cómo limpiaremos

los lomos, ¿cómo los cortamos? Así, ¿no?

Sí, pero así si no lo has hecho muchas veces, hum,

tienes que asegurar el tiro, aquí tensas un poquito.

Ok. Cortecito y cortecito.

Que el cuchillo haga el trabajo. Vale.

Vuelta, repito lo mismo, me voy, uh.

Segundo corte, hago así. Ya sale todo.

Claro, y qué me queda, un lomo, perfectamente, limpio.

Perfecto, ¿vale? Al lío. Vais bien, pero quiero caña

a lo loco, ¿vale? (TODOS) Sí, chef.

Venga. Venga, equipo.

-Vale, perfecto, esto luego lo tamizamos

y ahora esperamos a que se enfríe la mantequilla

para poder incorporarla fundida a las yemas,

pero superimportante que no esté caliente para que no cuaje.

Llevamos la mitad, dos kilitos más, un poco menos, un kilo ochocientos

y terminamos, ¿vale?

Venga, esto ya está, chicos, nos queda esta y punto,

ya está, cabezas fuera, ¿no? -Sí, sigue así, Eva,

eres la subcapitana si no está Ketty.

-Coge la otra, yo lo saco. -¿Qué tal, guapas?

-Ya está, ya está, no me despistes, Fabio,

no me despistes. -No te vamos ni a mirar, guapo.

Eres muy guapo, pero no te queremos ni ver hoy.

-Dani, si nos ayudas con el tomate, nos hace un favorazo.

-Voy para allá. -Tranquilo.

-Porque xoubas estamos a tiempo de pelar más.

-Venga, me vengo con el tomate.

-Sí, picar, picar. -Picar.

-Oxana, cómo vas. -Voy, me queda

poca patata para pelar. -Muy bien, mi chica,

si necesitas ayuda, me dices. -Yo acabo, le ayudo ahora.

-¿Cómo vamos, Ramón? -Vamos, que no es poco.

Hace falta "punch" a esto, vamos. -¿Le falta mucho? Dale caña.

-Le meto guindilla. -Métele guindillita,

cuidado que es muy potente esa guindilla.

-A tope el fuego, ¿vale?

¿Perejil le metiste rizado? -No, ponle.

-Pues hay que meterle.

A ver, Ketty, ¿cómo te organizas con el postre?

Pues Sofía y Marta están con él, Marta hace las filloas...

-Yo la crema. -Y la crema,

O sea, la crema por un lado y las filloas aquí. Marta.

Estoy armando un circo con la harina.

Deberías tamizar e incorporar a la vez

para que no salgan grumos y ver un poco la cantidad

que depende del tipo de harina y siempre al cocinar

para tantas personas, economizar el tiempo

en cocina es fundamental. Muchas gracias, chef.

-Gracias. Ah, que se vuela,

Se vuela toda.

-¿Qué le hiciste al pescado, Tony? -Lo que pude.

-¿Qué te hizo? -¿Te digo lo que me hizo?

-Venga, tú ve cortando, aquí dejo los que me gustan menos

y para el final bonitos. Hay que poner 20 o 25

en cada bandeja, ¿vale? -Vale.

-Capitán, ¿cómo lo ves para echar harina y vino

y que empiece a reducir?

-Sí, échalo -¿Sí? Vale.

Para las almejas a la marinera tienen que hacer un sofrito

con ajo, cebolla, guindilla, tomate, harina y vino blanco.

Mitad...

y mitad.

-Cómo huele se vino blanco. -Capitana, no me tocaste

las patatas todavía. -Ahora me pongo con ellas ya.

-¿Me pongo con las patatas? -Sí, ponte ya.

-Chicas, rápido con el postre,

necesitamos ayuda. -Está, no te preocupes.

-Hay que empezar a mojar con el fumet.

-Esto está... -Al mínimo.

-Pero el vino... -Se evaporó, vino evaporado

y la harina cocinada.

-Te paso el colador. -Ahora pasamos las almejas,

échalo allí que no quiero que se queme el sofrito.

Echa un poco allí. -¿Aquí?

-Sí, y ahora... -¿Alguien me ayuda a colar

el agua de las almejas en la pila? -Ahora mismo.

-Las patatas se están poniendo negras, ¿las metemos en agua?

-Sí, la patata ya, ¿coge color feo? Vale, vale.

-Ya está, con esto nos apañamos. Equipo rojo, equipo azul,

tenemos visita, está con nosotros un grandísimo chef gallego.

Un chef autodidacta con una estrella Michelin

en su restaurante de Vigo, Maruja Limón.

Joder. Rafael Centeno,

adelante, por favor.

Ole. -Hola.

Qué tal, qué ilusión. Bienvenido.

Cómo estás. Eres un ejemplo de que con empeño

y trabajo duro se llega lejos.

Si te gusta algo,

lo transmites y la cocina es de esas cosas que es muy fácil

transmitir cuando la sientes.

¿Te animas a ver cómo lo hacen

y le das dos o tres toquecillos tuyos para mejorarlo?

Vamos. Acompáñame, vamos.

Para las xoubas guisadas con patatas, harán un sofrito

con ajo, cebolla, pimiento verde, tomate y pimentón dulce.

Bueno, señores, traigo aquí a Rafa. ¿Qué tal, Rafa?

Están haciendo patatas guisadas y meterán unas xoubas al final,

¿cómo lo ves? Ahí está el alma, en el sofrito,

cariño, mucho mimo. ¿Y el pimiento?

-Aquí. ¿Y ajo lleva?

Ajo están pelándolo. -Yo empezaría ya porque si no,

no te cogerá sabor. Claro, el ajo tiene que estar

desde el principio, coge ese sabor y ya cebolla,

pimiento, todo tiene su lógica. Lo hice al revés.

No, si lo echas ahora, se te quedará crudo porque

va a cocer en vez de freír. Te coge la esencia y el gusto.

Corre, por favor, que veo la tragedia.

¿Las sardinas cómo van? Tenemos cuatro kilos de xoubas

que para 120 comensales nos da.

¿Cuántas sardinas más o menos por persona?

Cinco. ¿Cinco, crees que habrá

500 sardinas ahí o más? Sí.

Vamos a ver si es verdad que la claváis.

Confía en nosotros, Pepe. -Gracias, chef.

-Bueno, va "bene". -Venga, dale caña a eso, Jon.

-Está mucho mejor, chicos. Bueno, Rafael, hagamos una cosa,

cojo a la capitana que se quede aquí un momento

y escuche unas cosas que te quiero comentar.

Vale. Porque la cocina gallega,

sobre todo esta merluza, los ingredientes no se cocinan,

no se sofríen antes van al horno y se hacen al horno,

por ejemplo, meteríamos ese pimentón

rojiverde y al horno con el fumet. Exacto.

Y cuando esté casi cocido, las tajadas de merluza.

En Galicia es cocer, cocer y cocer.

-Vale. Y aquí tenemos esa verdura

que sofreímos y no tendríamos que hacerlo

porque se haría en el horno con las patatas.

-Ok. Dad mucha maña porque estas

seis bandejas, calculo yo, de patatas cachelo con fumet

y las verduras, ya deberían estar en el horno.

Vale.

Vamos a darnos caña, equipo, mucha caña.

Necesito el horno encendido ya.

La verdad, estoy nerviosa porque ahora tengo que rectificar

cosas que hice y no sé si me dará tiempo

de sacar el plato, vamos a ver.

Patata, necesito patatas. -Aquí hay.

-Estamos en ello, hay que lavarlas.

-Vamos, equipo. -Estoy supernerviosa.

-Pon más patata aquí. -No, es así.

-Que no caben en el horno.

Yo a Ketty la he visto que se ha desbordado,

lo que pasa que intenté ayudar,

soy muy mandona. Venga, va, tira millas.

Bueno, Rafael, gracias por venir y muchas gracias por los consejos

que nos diste, esta es tu casa así que vuelve cuando quieras

y gracias por venir. Gracias.

-A ver, señores, en cuanto esté echamos pimentón, un poquito,

rehogamos rápido, echamos patata, la rehogamos

y cubrimos de agua que tiene que cocer ya.

-Esta salsa está para las almejas. -Esta también.

-Se consume esto, corazón. -Échalas.

-Rehogar, ¿vale? -Sí, y le damos al fumet, ¿vale?

Échame patatas, eso es, y seguimos moviendo, ¿vale?

El tomate, el tomate. El tomate.

El tomate ya, que se tiene que freír.

Quita, quita. Joder, se nos ha olvidado el tomate.

Me cago en "tó".

Me he centrado mucho en hacer el sofrito

y luego he reservado el tomate

para echarlo y no estorbara.

Y se me había ido totalmente la cabeza.

Estamos echando ya las almejas. Capitán, capitán.

Sí, sí. -Hay que echar más almejas.

Vale, cuidado. -Huy, qué almejas más buenas.

Capitana, ven aquí.

¿Cuántas bandejas tenemos?

¿Seis? Seis. Sí, seis.

20 raciones por bandeja, 6 bandejas, 120.

Lo tenemos. Sí.

Lo repartimos bien todo, ¿vale?

Chicos, ahora vamos a ir preparando las bandejas.

Ketty, un momento, ven. Tenemos que poner el caldo

para poner los guisantes y la merluza.

No la merluza se pone encima de la bandeja con patatas.

Vale, ¿y el caldo? -Ya está, ya cogimos el caldo.

¿Y los guisantes? -Ponemos ahora.

A ver, estoy supernerviosa. Estoy supernerviosa.

Ketty, una cosa que te diga.

Estás saturada. Sí.

Veo que tienes las bandejas aquí hecho,

el pescado está cortado, sólo hay que colocarlo

y al final emplatar con la ajada, ¿no?

Vale. Lo tienes bien.

¿Por qué te veo tan insegura?

Porque es la primera vez que tengo un equipo a mi cargo

y dar de comer a 120 personas.

¿No tienes aquí un equipo maravilloso?

Sí. ¿Qué somos?

Somos caballos de carrera, no somos ponis.

Vale. -Venga, chicos, que salimos.

Va, que saldremos de esta. -Sí, sí.

Te quiero ver arriba, ¿eh? Vale.

¿Sí? Ya estoy arriba.

"¡Chavales, venga!".

Voy a ponerme con la ajada ya. Huy, qué poca fuerza veo.

Equipo rojo, mucha atención. En 10 minutos salen

120 raciones de almejas a la marinera.

¿10 minutos?

Quiero veros empezar a emplatar ya.

¡Oído, chef!

Pues venga, vamos a ello. Vamos a ello ya.

Vale, dejamos estos para ir abriendo.

Hoy queremos rendir un homenaje a Galicia

y a todo el pueblo gallego.

Habéis demostrado mucho valor y mucho amor

por vuestra tierra, al enfrentaros al fuego

que arrasó este paraíso natural el verano pasado.

Ahora toca protegerlo y cuidarlo entre todos.

(Aplausos)

Venga, tenemos a los camareros esperando

y a los comensales esperando.

Lo que no veo es que vayan las cantidades iguales.

De almejas, me refiero. Unos llevan más salsa,

otros llevan nada, otros llevan poco.

Esto hay que ajustarlo un poquito más, Ramón.

Y ojo con el caldo. Todos iguales, Ramón.

Venga, perfección. Venga, venga, y rapidez.

Oxana, perejil por aquí a todos, por favor.

Vale. -Vamos, chicos.

Capitán, te pregunto, ¿podemos sacar platos ya?

Sí, chef. ¿Sí?

Todos los que tiene perejil pueden ir saliendo.

Todos los que están montados en mesa.

Todos los platos que lleven perejil los vamos sacando.

No eches tanto, que tenemos que poner

muchas raciones. Adelante.

Vamos a empezar ya a serviros el menú de hoy.

Empezamos por el equipo rojo, que se ha encargado

de estrenarlo con un entrante con mucho sabor a mar,

almejas a la marinera.

Disfrútenlo.

La almeja en sí está bien,

pero un poquito insípida la salsa.

Y alguna que vino cerrada, vino cruda.

Y como con arenilla.

Señores, vamos preparando el plato de patatas.

Las xoubas guisaditas.

Vamos con ellas. vamos, chicos.

-Cuidado, Jorge, que no te queme.

Guisantes y luego el pescado encima, ¿vale?

-Échale así un puñado.

-Chicos, la merluza al horno ya.

-Estamos ya en ello. Esta la puedes meter al horno.

-Venga, al horno esto. -A los de abajo.

Arriba está lleno.

-Ketty, cuando puedas, por favor.

Prueba a ver. Sopla.

A ver si metemos más, metemos menos.

Falta esto, pero por ver el...

¿Perfecto? -Perfecto.

¡Venga, rápido! ¡Vamos, vamos!

¿Qué tal? Buenas tardes. ¿Cómo va la cosa por aquí?

Pues va bien, muy bien.

Bueno, lo primero daros las gracias a los dos

por invitarnos a este paraíso que es Galicia

y que siempre lo ha sido y que espero que siga siéndolo.

Porque no sabéis qué manera de encogernos todos el corazón

cuando veíamos esas imágenes

de esta tierra maravillosa ardiendo.

Pues sí, la verdad es que fue un drama, ¿no?

Pero también es verdad que vimos que este pueblo nuestro

es un pueblo con garra que salió a defender

lo que más ama, ¿no?

Que es la naturaleza, nuestro paisaje.

Pues son esos momentos en los que te gratifica.

Dan fuerza. Dan fuerza, exacto.

Y la gastronomía gallega cómo es.

Tenéis un marisco espectacular, un pescado maravilloso.

Y unas almejas que espero

que no hayan destrozado en el equipo rojo.

Las salsa muy bien hecha

y nosotros nos las hemos comido. Y ahora...

Hay una parte de las almejas que estaban bien cocinadas

y dos no tenían tanta cocción.

O sea, ¿en el mismo plato

había distintas cocciones? Sí.

¿Cómo va la patata? -Las patatas están crudas.

Estas patatas están bien, ¿eh? Con el calor que le queda

yo creo que esta patata se termina.

Está bien... está pasada ya.

Y mover la patata con cuidado, que no se rompa mucho.

No la mováis más, por favor. -Deja de comer.

Hasta que nos toque habrá que jamar un poco.

A ver si nos van a despedir porque comes mucho.

Mira. -Lo siento.

Cómo se ponen de morados aquí, ¿no? ¿Qué pasa?

De categoría. (CANTAN) #Antoshka, Antoshka.#

#Antoshka, Antoshka. Antoshka, Antoshka.#

Chicos, chicos, chicos. Vale, vale, vale.

Déjate de Antoshka. -Ya está bien.

-No nos deja cantar aquí.

-Claro que no te dejo cantar, no hemos terminado.

Me parece muy bien la alegría,

pero los cantes se cantan luego,

cuando no tengamos que ir a la prueba de eliminación.

Bien colocadito, chicos.

Capitana. Bueno, bueno, que organizado esto.

Estoy supersorprendido.

Venga, es el momento de no perder gas,

de estar concentrados y meter caña.

En cinco minutos empiezan a salir platos... caña aquí, venga.

Cadena de trabajo esto. Venga, a currar.

Patata y luego merluza.

Venga, brío, chicos. Brío, brío.

-¿Estáis controlando la cantidad de patata?

-Sí. -Brío, chicos.

-Venga, venga, venga. -Venga, Jorge, apura.

Échale jugo a toda la... -Por encima, vale.

-Sí, jugo por encima.

A ver, equipo azul. Rápido, caña.

Rematar los platos, que podamos sacar.

La misma cantidad, la misma estética.

Limpios, pulcros y rápido. ¿Vale?

Capitana, caña. Sí, chef.

Oye, pon ajada aquí a lo loco. Sí, sí, sí.

Los que tiene ajada, camareros, adelante.

Sácame otra bandeja, Eva.

Llega el turno del primer plato.

Es un plato que todos vais a reconocer

porque es típico de la zona,

una merluza a la gallega.

Y lo ha elaborado el equipo azul.

Vamos, equipo. -Venga.

-Venga, chicos.

¿Cómo va la crema pastelera?

-La crema pastelera la he hecho bien.

-Oye, no bailas. Va, tira.

Nene, no me la distraigas...

Vamos, equipo rojo, ¿lo tenemos todo preparado?

¿Está todo organizado? Falta poner la xouba.

¿Habéis probado cómo están de sal?

A mi gusto están bien.

A tu gusto. Yo soy poco salado.

O soso. ¿Qué quieres decir? Soso, soso.

Me lo dicen en casa. Si esto lo mejor...

Aquí faltan platos.

Las han movido de más.

Pero las otras ollas están enteritas, ¿eh?

Aquí hay dos ollas más, ¿eh?

Estas se están haciendo, ¿no? No, son de las mismas ollas.

Pero esa patata está desecha.

Porque las han movido y las han roto.

Pero están hechas. No las mováis más.

¿Cantidad tenemos de xouba suficiente?

Sí, sí, sí. ¿No?

Hay este una cacerola más. Y una más todavía.

¿Dónde está la otra olla de xoubas?

Esas son.

¿Todas? -Todas.

Hemos puesto como 4 o 5 para cada uno.

Aquí hay unas poquitas sin limpiar, ¿eh?

Vamos, tenemos tiempo.

Si tenemos tiempo yo me curaba en salud.

Sí, sí, claro. Venga, vamos.

Hay que limpiar, chicos. -Hay que enjuagarlas un poco.

¿Vale? -Vale.

Venga. A ver, con cuidado, ¿eh?

Yo no estoy acostumbrado a hacer cantidades para 120 personas.

Hago comida para mis amigos.

Que somos 14 o 15, vale. Pero no somos 100.

Bueno, a ver cómo están

las cosas por aquí, equipo azul.

Quiero unas filloas perfectas.

Y quiero una cadena de trabajo impecable.

¿Me habéis oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Y si nos da tiempo a quemarlas, mejor.

¿A quemarlas? -Sí, con azúcar y el soplete.

Entonces ya sería espectacular.

Vale, gracias, Samantha.

A ver cómo vas. ¿Te gusta esta?

Está muy gorda. El grosor es muy importante.

Estáis haciendo tortitas, no filloas.

¿Es más gordo? No, más fino.

Ah, más fino. Es que son gordísimas.

O sea, es una capita de nada. Claro.

Ese está bien, como lo ha hecho Marta, ¿vale?

Ese es el tamaño. O sea, que ten cuidado

porque os vais quedar sin cantidad.

Yo creo que ya os he dado consejos suficientes. Me voy.

Vale, perfecto. Muchas gracias, chef.

¡Ah, que me quemo!

Hacerlas más finitas y se harán antes.

Sí.

Eva, ¿a qué temperatura estás haciéndolas?

Entre 1.000 y 1.200 voy jugando.

Vale. -Están muy guay.

Para ser las primeras de mi vida...

La primera me ha salido fatal

y después me han salido increíbles.

Soy una súper filloa maker.

Muy buenas tardes, ¿cómo va la cosa por aquí?

Muy bien. Bueno, yo quería hablar con usted

porque supongo que no es fácil atender todas esas peticiones

ante una emergencia como la que se vivió aquí

el verano pasado.

Sí que al principio te encuentras desconcertado.

Dos personas de Nigrán perdieron la vida.

Lo que sí que fue una sorpresa positiva

o algo que nos tiene que quedar es que en el momento

que tocas la campana tocas a rebato,

la gente se pone a disposición.

Os voy a preguntar ahora por los platos.

Pero yo creo que al señor alcalde no le voy a preguntar.

No, la verdad es que me...

Se lo ha zampado bien, ¿eh? Bueno...

Estaba muy rico.

Estaba muy buena la merluza.

Y no sé si tenemos que dar nota, pero daríamos una buena nota.

Lo que he probado hasta ahora estupendo.

Muchísimas gracias.

Espero que sigan disfrutando. Muchas gracias a vosotros.

Ramontxu, ¿así vamos bien? ¿Hay que llenarla entera?

Sí, sí, toda llena. Llevad un orden, por favor.

Porque así podemos contar a emplatar,

podemos contar las que echamos.

¿Vale? -Vale.

Escucha, ¿van 5 por plato? Veo pocas en las ollas.

Yo no metía más, ¿eh?

Yo es que mejor que sobre que no que falte.

Vamos lentos, chicos, venga.

Cuidado, Ketty, que voy a encender.

Ah, huele a quemado por el azúcar.

Claro, estoy quemando. -Claro.

Todavía no han sacado el segundo plato ellos.

Vamos bien. -Vamos bien, vamos bien.

¿Qué pasa aquí, señores? ¿Cómo vamos?

Muy bien. -Bien, chef.

¿Vamos emplatando? Sí, chef.

Vamos, tirando platos.

Vamos. Venga, venga, venga.

Estás tirando 5, ¿no? -Más o menos. Es complicado.

Vamos, señores, 120 raciones

de xouba guisada con patatas.

¿Traemos otra olla? -Sí, sí.

Alguien que limpie, por favor,

todos estos desastres que tenemos por aquí.

Vamos con ello, Ramón.

No eches tanto que esto es lo que hay.

Es que... -Ostras, si yo me creía...

Ay, estáis en modo ABaC ya, ¿eh?

Estáis en modo ABaC. Minimalismo.

Vais a dejar sin comer a la gente.

Minimalismo. Mira que he dicho

que calculaseis bien, que midieseis.

Aquí hay mucha patata todavía. Ramón, ven aquí.

Trae. Mira, mézclame esto ahí.

Mézclalo un poquito bien, a habrá entre puré y xoubas,

por lo menos que coman algo.

Camareros, por favor, vamos sacando.

Venga, llenando más, que nos dormimos.

Dadme esos platos, por favor, de puré con xoubas.

Vaya tela.

Vamos ahora con el segundo plato.

Son xoubas guisadas

y lo ha elaborado el equipo rojo.

Buenas tardes. ¿Cómo va la cosa por aquí?

No sabéis qué responsabilidad tenemos hoy,

porque dar de comer a gallegos eso es...

Si comemos muy bien.

Claro, estáis acostumbrados a comer muy bien

porque tenéis una gastronomía de lujo.

Bueno, no sólo la gastronomía,

que los vinos también son muy ricos.

Espectaculares, y la verdad que este Rías Baixas

ha combinado perfectamente con la comida.

¿El equipo rojo qué te ha parecido

el plato que ha hecho? Estaba muy bueno.

Yo sólo diría que están un poco desechas.

¿La xoubas o la patata? La xoubas, las xoubas.

¿Ah, sí? Están un poco desechas.

¿Y las patatas qué tal? Las patatas de sabor muy ricas

pero un pelín desechas.

Vamos, que estaba todo desecho.

No, un pelín pasado.

Pero estaba muy bueno, de sabor muy bueno.

Muy bien, señores, me alegro. Ha salido, ¿eh?

Bien. -Ha salido.

Una cosa es trabajar ordenado y limpio y en equipo.

Y otra cosa es trabajar bien los pasos.

Y los pasos han sido todos erróneos.

O sea, de bien cero patatero.

¿Cómo va la cosa por aquí? Muy bien, Samantha.

Vamos a acabar todas.

Yo creo que estamos ya a tiempo de empezar a emplatar.

Así que sacad los platos,

id simultáneamente quemando y emplatando.

Rápido.

Estas ya están quemadas.

Quiero a alguien emplatando. Voy yo.

Oye, hay que contar, ¿eh?

13, 14, 15, 16, 17, 18.

Me faltan dos.

Estoy viendo una cosa que no me está gustando mucho.

¿No os parece un poco soso el emplatado?

Sí. -Queda mejor así cortadita.

Claro, ya está. Trabajo en cadena,

uno corta, otro coloca, otro quema. Vamos, rápido.

Un consejo, tratarlas con cariño

porque al partirlas se desmoronan.

Son unos muy grandes y otros muy pequeños.

Las filloas no han salido muy uniformes

porque éramos cinco personas diferentes haciendo filloas

y ha sido imposible tener una unidad.

¿Está listo el postre para que los camareros

puedan empezar a llevarse los platos?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Camareros, por favor, podéis empezar.

Marta, no te muevas de aquí sin limpiar, por favor.

También pueden limpiar otras personas que Marta.

Estáis todos mirando y Marta limpiando.

Ya están todos limpios. Que esto se aligere un poquito.

Plato. -Voy.

Vamos a ponerle el punto dulce a este menú con un plato

que estoy segura de que a todos os va a sonar muchísimo.

Son unas filloas rellenas

y las ha elaborado el equipo azul.

Buenas tardes. Hola, buenas.

¿Cómo ha ido la cosa por aquí? Bien.

Bien, ¿no? Muy bien.

Contadme estas filloas, a ver cómo estaban.

Estas muy buenas, ¿no? La prueba está ahí.

Por eso digo, no queda ni un poquito del trabajo

que ha hecho ese equipo azul.

Está muy rico. Para mí muy ricas.

Bueno, yo le pondría una pequeñita pega.

¿Ah, sí? ¿cuál es? Los rellenos no era uniformes.

Deberían estar todas... Huy, qué tiquismiquis.

Pues sí, un poco sí. (RÍEN)

¿Y de sabor cómo estaban? Muy ricas, muy ricas.

Ay, ven, ven. -Tía, lo has hecho genial.

Te lo juro que nada que ver con el otro día.

Ven aquí.

¿Qué pasa a la cubana? -Que ha tenido mucha presión.

Ven aquí, coño.

Lo siento. -Lo has hecho genial.

Sí, hombre.

Los nervios casi me superan.

Pero creo que supe salir de ese hueco donde me metí.

Y estoy súper orgullosa de que estos invitados

pues hayan podido disfrutar del banquete.

Comensales ha sido un honor contar con vosotros

y haber podido disfrutar del verde del campo

y el aroma a mar que rodea esta maravillosa tierra.

Muchísimas gracias por tratarnos

con tanto cariño y "ata sempre".

(Aplausos)

Aspirantes, habéis terminado

vuestra segunda prueba de exteriores.

Y los comensales han recibido todos los platos

y además en tiempo.

¡Bien! -¡Enhorabuena!

Equipo rojo, me ha gustado mucho

veros trabajar en cocinas. Estabais compenetrados

y bien organizados. Muchas gracias.

Pero se os han escapado pequeños detalles

que han provocado pues fallos importantes.

Habíais calculado pocas almejas y cuando habéis incorporado más

ya no ha dado tiempo a que purguen bien.

Culpa mía. ¿Cuál ha sido el resultado?

Que algunos comensales han comido arena.

Además, aunque habéis incorporado más almejas

el número final era un poquito escaso.

Teníais más producto.

Deberíais haber aprovechado todo el producto.

Y con el guiso de xoubas os ha pasado lo mismo.

Cinco sardinas por plato no está mal.

Pero con todas las que teníais podíais haber echado más.

Y no habéis calculado bien los tiempos de cocción.

Algunas patatas estaban hechas papilla.

Tema de sofritos. Un sofrito tiene unos pasos.

Primero ajo y enseguida la cebolla.

Si echas cebolla y pimientos suelta agua.

Si echas el ajo ahí... No se fríe.

No dora, no coge sabor y se cuece.

No va a desplegar todo el aroma que tiene que soltar el ajo.

Pensé que las cosas no estaban tan mal.

Pero bueno, a sobrellevarlo y a aprender de los errores.

Ketty, estabas en tu tierra

y querías hacer una cocina con sentimiento.

Puede que por eso los nervios

te hayan superado en algún momento.

Pero has reaccionado, has sacado cierta garra

y has sabido reorganizar a tu equipo

para que las elaboraciones salieran bien y a tiempo.

Es verdad, Ketty, que has contado

con un gran equipo y una gran segunda capitana. ¿Verdad, Eva?

La mejor.

Sí, no sé... sí.

Eres una crack.

Ya se lo había dicho:

"Eva, lo que yo no vea lo vas a ver tú."

Y así fue. Y la verdad estoy súper contenta por eso,

por haber trabajado con ella.

Equipo azul, la merluza tenía una complicación añadida.

Había que desescamar, limpiar, sacar los lomos.

Os habéis dejado la piel literalmente en ello.

Tony se ha atravesado el dedo con una espina.

Y todo ese esfuerzo ha merecido la pena.

La merluza a la gallega que habéis preparado

ha sido un plato fantástico.

¡Bien! -¡Joder, joder!

Ha merecido el agujero.

¡Chis!

¿Qué pasa, Ketty? ¿Estás contenta?

Sí, estoy muy contenta.

Hoy estás llorona. ¿Eh, Ketty? Sí, siempre estoy igual.

Ketty, te emocionas porque no te lo esperabas.

Y no te lo esperabas porque no confías en tu trabajo.

Lo puedes hacer muy bien pero estás totalmente contenida.

Debes sacar ese potencial que tienes, esa garra.

Sí. -Es verdad.

La tiene. Sácala ya.

Ketty ha luchado a muerte.

Ha habido un momento que se le ha escapado de las manos

y es lo que tiene "MasterChef",

que te pone al límite de las situaciones.

Bueno, bueno, bueno. Estoy que no me lo creo.

¿Será verdad que esta temporada nos vamos a librar

de la maldición de los postres?

No lo sé, ya veremos. La semana pasada

un buen ponche al estilo segoviano.

Esta unas buenas filloas.

Aunque... Aunque, aunque.

Espera, espera.

Ha salido en tiempo y estaba rico,

pero hemos tenido unas filloas muy gordas,

unas muy finas. Sí.

Y no estaba del todo bien ejecutado.

Sí, es verdad.

Pero como habéis tenido tiempo al final le habéis podido dar

el toque de azúcar que le ha venido muy bien.

Habéis escuchado y habéis seguido mis consejos.

Y cuando se escucha, se mejora.

Pero tenéis que estar más atentos a los detalles.

(TODOS) Sí, chef.

Por todo esto concluimos

que por un pequeño margen a su favor

el equipo ganador de la prueba de hoy es...

Por favor, por Dios.

El equipo azul.

No pasa nada, venga. No pasa nada.

(RÍEN CONTENTOS)

Un subidón de adrenalina impresionante.

La emoción ha sido enorme.

El dolor del dedo ya no existe ni nada.

Aspirantes, no hemos terminado. Vaya.

Hay alguien que merece una mención especial

por su gran trabajo de hoy. Alguien que ha apoyado

y dirigido en la sombra tanto como su capitana.

Por eso la mejor aspirante de la prueba de hoy ha sido...

Eva.

No es verdad. -Sí es verdad. Sí es verdad.

Me he emocionado porque te agradecen la lucha.

Y bueno, tuve que luchar contra el cáncer

y tuve que ser muy fuerte y decir que estaba muy bien,

porque mi familia tenía que hacerse cargo de mis hijos.

Pero estaba luchando y me comía lo mío por dentro.

Y la vida al final te...te recompensa.

Y mira, quizá ha sido ahora en "MasterChef",

en este momento y estoy que lo flipo.

Eva, como recompensa a tu esfuerzo

tendrás una ventaja importante

que descubrirás a su debido tiempo.

Olé. -Bien.

Gracias.

Bueno, equipo azul,

seguís una semana más en "MasterChef".

Y eso es muy bueno.

Equipo rojo, a vosotros

no os puedo dar la enhorabuena de esa manera,

pero sí porque habéis hecho un buen trabajo.

Y eso os tiene que dar fuerzas para enfrentaros

a la prueba de eliminación.

Os espero en plató. Suerte a todos.

La próxima vez si me toca un capitán como Ramón

voy a hablar, puedes estar segura.

Y voy a cumplir mi deber,

con dos cojones.

(RÍE)

Vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás

con los concursantes de "MasterChef Junior".

No lo pienses más, este verano Campamentos MasterChef.

(TODOS) Ven a Campamentos MasterChef.

Los aspirantes vuelven a las cocinas de "MasterChef"

contentos con el trabajo realizado

en la prueba por equipos. Buenas noches.

Y los jueces también regresan satisfechos,

porque han comprobado que el desastre

del primer exterior sólo fue eso,

un mal día para olvidar.

Así que en este último reto todos vienen

con la satisfacción de haberlo dado todo.

Aunque inevitablemente hay siete aspirantes

que están en la cuerda floja.

Hola.

Enhorabuena a todos, ¿eh?

Por el trabajo en el reto anterior.

Incluso los aspirantes que hoy os jugáis la eliminación.

Porque como os dijeron los jueces la diferencia

entre los dos equipos ha sido mínima.

Ketty, te has estrenado como capitana.

¿Te gustaría volver a repetir la experiencia?

La verdad que estoy muy orgullosa

del equipo que elegí.

Sí, la experiencia fue bonita. Repetiría.

Has dicho que te resultó doloroso

no elegir ni a Oxana ni a Loli.

¿Por qué no las elegiste? Elegí personas con las que creí

que podía estar cómoda trabajando.

Y creo que independientemente de que molestara o doliera

que no las eligiera pues el resultado tuvo fruto.

Y yo veo muy bien lo que hizo. Yo la quiero mucho.

Boing, boing, boing.

Voy a preguntarle a Oxana a ver qué piensa.

Porque la semana pasada lastre. Sí.

Y esta semana Ketty no te quiere en su equipo.

Anda que estamos aviados.

No, yo he entendido perfectamente.

Es que somos un poco así de... es por la edad.

Que no congeniamos con la edad.

Porque mandarnos a nosotras es más complicado

que a otras chicas creo yo.

Loli, Oxana, ¿queréis que os cuente un cotilleo?

Sí. -Venga, vamos a ver.

Os han bautizado como las retales anónimas.

Sí, ya lo sé. Ya lo sé. -Esto lo sabemos.

Mira cómo se ríe Ramón. Porque él es que ha ideado.

Ramón, ¿por qué? Que estorbamos.

No, porque las retales es cariñoso.

Ya sabemos en el Celebrity lo de las retales.

Van siempre juntas a todos los lados.

Me encanta la cara que está poniendo Oxana. No le gusta.

Yo nunca me enfado, Eva.

Pues lo disimulas un montón de bien.

No, nunca me enfado. Lo digo a la cara a cada uno.

No. -Sí, sí.

Ella dice que no está cabreada,

pero luego te suelta la puntilla.

Que tampoco deja de hablarte, pero te la suelta.

Y a mí no me vale eso.

Marina, ¿tú qué crees?

¿Quién crees que será el que se vaya hoy?

Creo que el que más preparado está para salir

porque tiene una vida hecha que, a lo mejor,

otros del equipo quieren seguir peleando, es Jon.

No por cocinado, sino por preparado a...

-Tú quieres que me vaya. -No, Jon.

Pero también hemos hablado que tú...

Sí. Hablamos y luego dices otra cosa... Ya es igual.

(JON) Quieres que me vaya. Mi vida me la cuido yo.

Yo me encargo de mi vida y de mi familia. Yo, no tú.

Tú al balcón, ahí arriba. -Yo al balcón.

¿Qué pasa? -Nada. Estupendo. Enhorabuena.

Jon, te estás equivocando. Te lo digo.

(MARINA) No ha habido ninguna mala intención por mi parte.

Si me tocan las palmas, voy a bailar.

Eva, ¿te ves preparada para ser la próxima capitana?

Si me lo gano, pues sí. Lo que pasa es que también creo

que ha habido otra persona que ha trabajado en la sombra

y que se merecía también que la nombraran.

¿Ah, sí? ¿Quién? Loli.

Aplausos. ¡Ay, mi niña!

Loli, muy bien. ¿Has visto cómo te quiere el personal?

Pero trabajó mucho en la sombra y también se lo merecía.

Eva, cariño, lo que está claro, es que los jueces

te señalaron a ti como la mejor de toda la prueba.

Y por eso, tú vas a tener una ventaja.

Una ventaja muy importante que no será en este cocinado,

pero la sabrás a su debido tiempo. Gracias.

Delantales blancos, una semana más en "MasterChef"

y esta prueba la veis desde la galería.

Vas a seguir.

(RAMÓN) Estoy preocupado,

porque un mal día lo tiene cualquiera.

La eliminación no es grata.

Ramón, como capitán del equipo perdedor,

tienes una misión muy importante. Miedo me da.

Atención, porque ahora mismo tienes la posibilidad de salvar

a dos compañeros de la Prueba de Eliminación.

A Loli. -A Loli.

-No fastidies. -Loli.

(Exclamaciones) O salvarte tú mismo.

Se va a salvar.

Ah, se salva él.

Se va a salvar él. -Se va a salvar él.

Uno, tú; o dos compañeros. Tú eliges.

Sálvate tú, niño. Sálvate tú.

Sálvate tú. -Sálvate tú. No seas tonto.

Es muy seguro cocinando.

Y es muy legal. No se va a salvar él.

¿Qué decides, Ramón? Creo que es un concurso

y me voy salvar yo. -Muy bien.

(Aplausos)

Ramón, vente aquí conmigo. De momento, tienes asegurada

tu permanencia una semana más. Muy bien, Ramón.

(RAMÓN) Puede cambiar tu vida.

Llevo seis temporadas intentando entrar.

He entrado en la sexta.

Y si yo me puedo salvar, me voy a salvar.

¿Qué crees que pensarán tus compañeros

de la decisión que has tomado?

Creo que ninguno se sentirá ofendido.

-No. -Y esto es un concurso.

Y...

-Y te lo mereces, tío. -Claro que sí. Ramón, venga.

(Aplausos)

¡Grande, grande! Hace un momento, acaba de ganar

la cabeza, pero creo que ahora está ganando el corazón.

Hay dos personitas que están ahí detrás,

que se sienten muy orgullosos.

-¡Vamos, Ramón! -Y yo sigo aquí.

Y mañana me puedo ir. ¿Y cómo se llaman

esas dos personitas? Fernando y Monchito.

(RAMÓN) No sé si montaré un catering,

si seguiré currando en el autobús. Pero si esto vale para algo,

espero que sea para que a mis hijos no les falte de nada.

Bueno, Ramón, puedes estar tranquilo.

Pero tranquilo no significa relajado.

Todavía tienes una misión muy importante que cumplir.

Jueces. Ramón, antes de conocer esa misión,

vamos a dar la bienvenida a una persona que tiene

todas las claves para ayudarte a tomar esta decisión.

Es un prestigioso maestro chocolatero,

con reconocimiento internacional,

ganador de la Copa de España de Pastelería de Chocolate

y campeón absoluto de World Chocolate Masters.

(EXCLAMAN) Adelante, David Pallàs.

(Aplausos)

¿Qué tal, Eva?

Chocolate puro, eh. Chocolate nada más.

Vamos a hacer chocolate.

(LOLI) Se me ha caído el santo al cielo.

No sé lo que me ha entrado por el cuerpo.

Ea, me cargaron.

Loli, tranquila.

Buenas noches. Muchas gracias por venir a "MasterChef".

Ha sido presentarte y a la mitad

de los que estamos aquí, se nos ha hecho la boca agua.

Pero a la otra mitad, los que se juegan

la eliminación, les ha cambiado la cara.

¿Por qué será? A mí.

No lo sé. Ellos sabrán, ¿no? Digo yo.

Tengo que decirte que ya es una tradición

en las cocinas de "MasterChef" que nuestros aspirantes

le tengan terror a los postres. Así es.

No todos. Convénceles de que hacer postres

no es algo tan difícil. Tenéis que saber

que la repostería es algo muy plástico, muy bonito.

Es superfácil. Para mí, es una pasión

y encuentro que es supersencillo.

Sí. Terrible.

Muéstranos, por favor, qué les has traído.

Hemos traído aquí seis trufas. -¡Ay, por Dios!

(LOLI) Yo ya estoy.

Madre mía. Ya me han cargado.

Bueno, os he traído seis trufas distintas.

La primera trufa que os he traído, es una trufa de chocolate,

naranja y licor de naranja.

Esta trufa tiene tres partes. La parte exterior

que es el bañado del chocolate

que hay que trabajar a 30 grados;

el núcleo y la decoración con naranja confitada.

Lo del templado vamos a flipar.

En segundo lugar, os hemos traído una trufa de piña colada.

Es una ganache que hemos hecho con coco confitado y piña.

Vais a encontrar un punto de licor, que es ron.

Eso es muy difícil.

En tercer lugar, os hemos traído una trufa clásica por excelencia,

que es una ganache de chocolate

recubierta en chocolate negro en un 64% y cacao en polvo.

Es una textura muy suave

con recubrimiento de chocolate y cacao por fuera.

En cuarto lugar, una trufa

de galleta, praliné de avellanas, chocolate con leche,

recubierto con kikos triturados. -Qué rico.

Y la hemos terminado con un recubrimiento dorado

para elevar de categoría a esta trufa.

En quinto lugar, os hemos traído

una trufa un tanto especial.

Es un toffe de dulce de leche y canela.

Y lo hemos rebozado con chocolate blanco y canela en polvo.

En último lugar, os hemos traído la trufa al whisky.

Es una trufa mucho más suave en su interior.

Como veis, es una trufa muy líquida.

Lo hemos terminado con un poco de pan de oro.

Fácil, fácil, ¿no?

Fácil, fácil. David, qué maravilla.

Qué pintón tiene. Increíbles.

Aspirantes, estaréis contentos, ¿verdad?

Bueno... -Como castañuelas.

David, cuéntame cuáles son las más fáciles.

La más fácil sería la trufa al whisky,

la de naranja y chocolate.

Como más complicadas tendríamos la piña colada,

la trufa de dulce de leche, toffe dulce de leche, la clásica.

Para mí, la más complicada es la de galletas y kikos.

Ramón, ¿te arrepientes de haberte salvado?

Si lo hubiese sabido, a lo mejor, no me hubiese salvado.

Me hubiese gustado hacer la prueba.

Ramón, tu misión es elegir qué tres trufas

le asignas a cada compañero.

¿Pero qué dices? ¿Cuáles le das a Fabio?

Pórtate bien. Pórtate bien.

-La piña colada, la de naranja y la clásica.

-Lo más difícil, macho. -No jodas, que no.

No. Oye, se ha portado bien.

Fabio, que lo sacas, hombre. -Lo saca, Fabio.

Con Oxana. El resto.

¿Cuáles son las tres más difíciles?

Esas, esas, esas.

-Kikos, dulce de leche, piña colada.

¿Cuál le das a Oxana? Pues esas.

Esas tres te valen, ¿verdad? Claro.

Roxana controla los postres a tope. -Sí. A tope.

Yo estoy encantada de hacer el más difícil.

Gracias, Ramón. -De nada, Oxana.

(OXANA) Yo creo que él me quiere fuera.

Si cree que un soy rival tan fuerte, me alegro mucho.

Y voy a seguir demostrando. ¿Que me tiene miedo?

Perfecto. Que siga teniendo miedo.

¿A Daniel que le das? Te lo digo sencillo:

¿las fáciles o las difíciles? Las fáciles.

Muchas gracias, Ramón. Whisky, naranja y clásica.

¿Qué le das a Jon? Lo que quieras.

Whisky, naranja y clásica.

Loli. Pone como difícil

pero yo le voy a dar los kikos a Loli.

¡Joder!

-La de whisky y la de naranja. -Toma ya.

Como no sabía hacer ninguna,

lo mismo me daban las tres primeras que las terceras. Me daba igual.

¡Joder! -Joder, Loli.

Y por último, Víctor. Pórtate bien, amigo.

-Víctor, whisky, piña colada y naranja.

¿Estás contento? Sí. Yo estoy ahí arriba.

Sí, sí. Tú, hoy mejor ahí arriba, porque aquí abajo, como te quedes,

yo no sé lo que te puede pasar.

Tus misiones hoy, de momento, han terminado.

Sube a la galería. Nunca se sabe

lo que puede pasar. Suerte.

(Aplausos) Gracias.

(RAMÓN) No estoy arrepentido.

Si sienta mal, lo siento mucho. Esto es un juego.

Lo has hecho muy bien.

-Ha sido un marrón. -Ya ves.

Aspirantes, cada uno de vosotros tiene que hacer

tres unidades de cada trufa que os ha asignado Ramón.

David, ¿algún consejo antes de que empiecen?

Sobre todo, muy importante el tema de temperaturas.

Que lo tengáis claro. Chocolate es pura temperatura.

Mucho mimo y a disfrutar.

Gracias, David. -Gracias.

Tenéis 120 minutos para elaborar nueve trufas cada uno.

Al ser repostería,

tendréis a vuestra disponibilidad las recetas.

Gracias. -Superbién.

Y el tiempo para entrar en el supermercado

comienza en tres, dos, uno. ¡Adelante!

¡Ánimo, chicos! ¡Vamos!

Loli, revisa.

Loli, kikos, whisky y naranja.

Kikos. Cógeme una bolsa.

¿Llevas kikos? Sí.

Esto he cogido dos porque a mí no me toca.

Avellana no me toca. ¿Cómo que no te toca?

Sí toca. Sí. Todo. Es todo, Loli.

Tengo una de chocolate, de whisky y de naranja.

Revisad bien las cestas.

Loli, ¿has cogido la caja? -La caja, la caja.

Chocolate negro y... -Loli, tranquila.

Normal, whisky, naranja y la caja.

¿Ya? ¿Seguro? Seguro.

A cocinas. Vale.

¡Venga, chicos! -¡Vamos, ánimo, chavales!

-¡De categoría, eh! -¡Oxana!

¡Oxana, el tiempo!

¡A currar, Oxana! Ah, vale.

Está muy nerviosa. -Ay, es que... Angelito.

Venga, Loli. Tranquila. Ánimo. Venga.

Que estamos aquí, cariño. Tranquila.

Con las máquinas no...

Para elaborar la trufa clásica de chocolate,

hervimos 225 gramos de nata y la incorporamos

a 300 gramos de chocolate sin fundir.

Echo a cascoporro.

Enfriamos la mezcla a 27 grados y aireamos con una varilla

hasta que la trufa monte.

Le damos forma, bañamos con chocolate negro

y la cubrimos con cacao en polvo.

David, yo tengo que probar tus trufas.

Pero quiero ser un señor y me gustaría invitar a Eva.

Está de antojo. ¡Qué ilusión!

¡Qué ilusión! De verdad, muchas gracias.

¡Eh, eh, eh!

Déjame probar la de kikos. Un poco de educación.

¡Hola! Aquí también queremos.

Me gustan las trufas cuando son como pelotas de tenis.

Ramón se ha pasado dándole lo más chungo a Oxana.

No hacía falta darles todas chungas.

Me tocó las trufas más difíciles.

Como lo quiero tanto a Ramón... ¡Ramón, un beso! ¡Te quiero!

Yo también.

Vale. Luego hablamos.

50.

(OXANA) Ramón no tiene maldad.

Tiene ansiedad para ganar y ser primero.

Ojalá que salve mis bombones, porque soy muy buena en repostería.

Está impecable Fabio. Nunca se va a manchar el delantal.

Pase lo que pase, él no es va a manchar. "Il divo".

David, ¿qué peso tiene cada una?

Yo las he pesado todas. Estas son trufas de dos bocados.

Antes del baño, son 12 gramos

y una vez bañadas, nos vamos a 15 gramos.

Tiene que enfriarlas para cuando le ponga

la cobertura, no se fundan.

¿Por qué te llaman "el arquitecto del chocolate"?

¿De dónde viene? Me gusta jugar con figuras.

Todo lo que encuentro son elementos cotidianos.

Con eso empiezas a crear figuras.

Con un trozo de mampara de baño, tienes un texturizador.

La pistola de calor sirve para fundir el chocolate.

Tienes reglas, muchas cosas

que las puedes utilizar como moldes.

150 gramos de chocolate negro.

¡Que no me sale, jolines!

-Está bloqueada. -No sabe utilizar la báscula.

¿Qué tal? ¿Cómo vamos? -No me sale el peso, corazón.

-¿Cómo que no te sale? -Echadme una mano.

¿Pero lo pones al cero?

Al cero. Y ahora le pongo aquí para que me salga 150.

¡Ay! Ya me pasé. -¡No, no, no!

¿Pero por qué no los quitas?

-Ah, ¿los quito así? -Claro.

¡Ah, que lo quitaba todo!

Ay, pobrecilla. -¿Cuál estás haciendo ahora, Loli?

La de trufa al whisky primero.

-¿Te la has leído bien? -Sí.

Mezclamos el chocolate con leche fundido junto con...

-¿Qué ha pasado? -No sé qué pasa ya.

No me sale. Sabes que es muy importante

estar tranquilo. Sigues con cuidado los pasos

y te sale seguro. ¡Ah! Mezclamos el chocolate fundido

junto con el chocolate negro.

Has puesto a fundir el negro.

Lo primero que hay que hacer con una receta,

es leerla hasta entenderla.

Y cuando la entiendas, te pones a hacerla.

Voy a hacer eso. Hazme caso.

Tienes todo muy bien especificado.

¡Venga, cariño, Loli! Con esto y con más.

Tengo más que miedo a los postres.

Yo no he hecho esto nunca. Pero no me quiero marchar.

He venido a dar más guerra. Para adelante. Venga.

De este grupo no quiero que salga ninguno.

Del otro, diría: Quiero que salga este.

¿Habéis visto lo que ha dicho?

No te lo voy a decir ahora. Si estoy más adelante

y me toca, lo diré. No me corto. -Dilo, dilo. Dilo, dilo.

(JON) La "cuchipandi" sería Dani, Sofía, Marta, Ketty.

Esa es la "cuchipandi" súper súper.

Cierra. Vale.

¿Qué tal, Oxana? ¿Cómo vas?

Ni bien, ni mal. No sé. Voy.

Estoy equivocada en unas cosas. No me gusta mi actitud.

Estoy nerviosa. Tampoco me gusta. Pero me voy a tranquilizar.

Sí. Debes tranquilizarte. Esto es pastelería.

Sí, chef. Sí, chef. Sí, chef.

Pero tranquilízate y hazlo. ¿Eh? Que te veo atacadísima.

¡Ay! Está llorando. ¿Por qué?

¡Ay! ¡Venga, Oxana!

(Aplausos) ¡Venga, Oxana!

Vamos.

Oxana, ánimo. No te puedes permitir el lujo

de estar así, Oxana. Necesita un abrazo.

Estás en tu casa, tranquilamente,

con una recetita que es muy sencilla.

Sí. No te ve nadie. ¿Vale?

Y demuestra que te va a salir de diez.

Vale, chef.

Ahora mismo, ¡al ajo! ¿Vale? Sí, chef.

¡Coge garrote ahí! Eso es.

(JALEAN)

Este programa es chungo, de verdad.

Puedo imaginar que Oxana estará atacada.

No se merece que en la prueba de hoy le hayan puesto este examen.

Ramón se ha equivocado, porque ella es buena trabajadora.

Y ella canta y grita y tiene su carácter.

Pero en el momento de currar,

es la más seria de todas. ¡Hala! Piña colada.

Oxana. -Gracias, Víctor.

Cariño, gracias, de verdad.

Dani va bien. Va bien.

Voy bien, pero... ¡Uf! Hacer tres tipos de trufas a la vez

es complicado. Trufas no he hecho en la vida.

Gracias a la receta que nos han dado

y siguiendo las indicaciones, va a salir algo bastante aceptable.

Chocolate con leche en gotas. 400 gramos.

¡Huy!

¿A quién le sobra chocolate con leche?

Está pidiendo chocolate con leche. No puede pedir.

-Toma. -Gracias.

Oxana, ¿qué ha pasado? Me cayó todo el chocolate.

¿Cómo dices? Me cayó todo el chocolate

con leche. ¿Crees que no te hemos visto?

Ya sé que sí. ¿Dónde está el chocolate de Jon?

Oxana está muy nerviosa. -El chocolate de Jon es

estos pequeñitos. Aquí no se puede coger nada

de los compañeros. Estamos en una prueba de eliminación.

No se comparten ingredientes. Sí, chef.

Muy bien. (OXANA) Todo es difícil.

Jamás me rendía. Jamás.

Si no me dan chocolate, mezclo chocolate blanco con negro.

¿Qué tal, Jon? ¿Cómo vas?

Creo que bien. ¿Tienes alguna base?

Sí. Tengo la base de la clásica y de la de whisky.

Te queda la trufa a la naranja. Sí.

Con licor de naranja. Oye, pero te veo muy tranquilo.

Todo muy recogido, todo estupendo.

Tiene dos hechas, aparentemente.

Jon, tengo ganas de darte un aplauso.

Y yo tengo unas ganas de que me des un aplauso

y un abrazo... Pero cuando me lo merezca.

Bueno, vas camino de ello.

Venga, Jon, suerte. Dale. Suerte.

¡Venga, Fabio! -¡Va, Fabio! ¡Va!

¡Venga, guaperas! Y, encima, pastelero.

-Bombero. -Vamos a por la de naranja.

Guaperas, bombero y pastelero.

-Todo con "ero". -Muy bien, Dani.

Atención, aspirantes. Acabáis de consumir

la mitad de vuestro tiempo.

Aún queda una horita con delante.

(Aplausos) ¡Venga, Dani! ¡Vamos!

Venga, Loli. -Venga, que tú puedes.

Si tú guisas de categoría.

Loli se piensa que está haciendo natillas.

Pobrecilla. Está dándole la vuelta

al chocolate para la izquierda, para la derecha. Lo subo, lo bajo.

Esta ya me la he cargado.

Un desastre. Estoy ahora muy decaída.

No me sale nada.

-Parecía fácil, pero no lo es. No me sale una buena.

-Con las manos. -¿Con las manos? ¿Sí?

-Muy bien, Dani. -Mejor. Así, mucho mejor.

Voy a hacer para vosotros, ¿vale? -Sí. Qué mono.

Voy a hacer muchas para elegir las más bonitas.

Las tres más feas las dejo

para vosotras. -Qué mono es.

Podrá volar el cacao, pero la camisa...

-Pero hacia él, no. -Tiene como una burbuja protectora.

Mira Loli. De oro, eh.

Ella se lo lleva para casa. -Se lo va a poner por las manos.

Todo oro. -Me voy a bañar con oro.

Se me ha olvidado el whisky.

¿Qué tal, Víctor? Espero que hoy

no te pongas creativo. No. Seguiré la receta de David.

Es lo que tienes que hacer. Tengo dos ganaches en frío.

Me falta el de piña colada, que empezaré ahora.

Tengo que decirte que Víctor quiere ser bastante técnico.

En teoría, va a saber seguir una receta.

¿No, Víctor? Sí. Bueno, esto sí.

Soy muy metódico. -Con su termómetro...

Me parece estupendo. ¿Sabes qué me parecería estupendo?

Que vengas a la Escuela Online

y nos hagas un curso. Encantado.

Para completar ese universo dulce que tenemos maravilloso,

que queremos más. Contad conmigo.

Eres bueno y haces cosas bien, chulas.

¿Qué tal, Loli? ¿Cómo vas? Aquí vamos.

No sé adónde voy a llegar, hija mía de mi alma.

El problema es que yo no soy de repostería.

Yo soy de cocina más antigua. Te voy a dar una cosa

que te va a ayudar mucho.

Un regalo que te traigo de todo corazón.

¡Chan, chan!

Me va a venir de perlas. "Manual del aspirante a chef",

un libro supercompleto en el que vas a encontrar

todo tipo de recetas y postres. Te va a encantar.

¡Vamos! Suerte. Gracias, Samantha.

¿Cómo estamos? Cuéntanos. ¿Qué te falta?

Me falta que cojan temperatura las pastas de trufa.

¿Las cremas las tienes hechas? Ya están hechas.

Estoy con las coberturas y con el espolvoreado.

Echa más chocolate aquí. Con esto, no te va a llegar.

Ten en cuenta que con esto... -Es que no me queda negro.

¡Ay! No te queda negro. No me queda negro.

¿Puedo echar un poco de este? Claro.

Será negro, será blanco y negro. Un negro más claro.

-Voy para allá corriendo. Suerte.

Échale sin miedo el chocolate. -Gracias.

Muy bien, Loli. -¡Muy bien, Loli!

De bien nada, chicas.

-Madre mía. -Loli, ¿qué tal?

Esto es una guarrería. Sí. Aparentemente, sí.

A ver. Esta es la masa de la trufa. Esto está blando, Loli.

Ah, está blando. Esto tiene que ir al abatidor

para que enfríe, coja textura, coja cuerpo.

¿Sabes cuál es el abatidor?

Ese bajito, como una nevera pequeña. Mételo ahí.

No confundir con el microondas, eh.

¿Este es el abatidor? -Sí.

Así no llega. ¡Venga, Loli!

-¡Vamos, Loli!

Vámonos, que esto es el desastre padre.

A Oxana le están saliendo bien.

Muy buena pinta, muy buena pinta.

Mira. Lo echa todo. Es que es... Es una yaya.

¿Para qué quedarse corto, si puedes...?

Claro. Si puedes dar de comer a todo el equipo.

(Vítores) ¡Bien, Loli!

-¡De categoría! -¡A tope!

-Qué bien, Fabio. -Qué bonitas, Fabio.

¡Venga! -Aplaudiría, pero la lío parda.

¿Qué tal, Dani? -¿Qué tal, chef?

Te veo tranquilo, ¿no? No, tranquilo no.

-¿Llevas alguna terminada? -Llevo alguna

que la tengo en el congelador. Hace falta temperatura.

Le falta frío, ¿no? Le meto un golpecito.

¿Sabes qué pasa? Se me abre el abatidor.

El abatidor es potente, pero la inseguridad provoca

que lo abran, lo cierren. Perdéis el frío.

(LOLI) ¿Este es mío? No me acuerdo cuál es el mío.

¿Quieres una recomendación? Sí, dámela.

El abatidor de temperatura es como un barrio chungo.

No sé si me entiendes. Está todo el día moviéndose, ¿no?

Hay jaleos, líos. ¿Sí? ¿No me fío?

Controla tu bandejita porque es un cachondeo.

Muchas gracias, chef.

¡Se ha manchado! -¡Se ha manchado Fabio!

¡No!

El delantal. ¿Qué va a hacer?

Me coge la masa.

Alguien me ha quitado una bandeja a mí.

Ya empezamos. Ya empezamos.

¡Ay! Me habré equivocado yo. Te he cogido esta.

Creo que me la has quitado. No lo sé.

¡Dani! Te lo he dicho. Me has avisado.

-No. Esa no, Dani. -¿Seguro, Loli?

Yo soy muy listo y he hecho una marca.

Le he hecho la W de whisky.

Esta es la mía, Loli. -¡Ay, qué dolor!

Perdóname, cariño. -No pasa nada.

Tú sácalo ya. -Perdóname, perdóname.

¿Cómo me voy a enfadar,

si es un amor de mujer? Imposible enfadarse.

Se le ha quemado. Se le ha quemado.

-Me rindo. -No te rindas, Loli.

-¿Cómo no me voy a rendir? -¡Venga, Loli, que no!

Entramos en los últimos cinco minutos.

¡Oído! -¡Oído!

Loli es una campeona que va a sacar sus trufas.

-¿A que me quedo? -¡Venga, Loli!

-¡Claro que sí! ¡Vamos! -¡Que te quedas, Loli!

(Aplausos)

Alguien me ha roto una, estaban todas con oro.

-Creo que son de Jon. -Son de Jon.

-Vaya tela, ¿en serio?

-Era tres, ¿no? -Tú habías hecho cuatro.

¿Esa bandeja es tuya?

-¿No es suya? ¿De quién, de Jon? -No lo sabemos.

(OXANA CANTA EN OTRO IDIOMA)

-Qué buena la trufa de Dani.

-Dani, todas quieren probar tu trufa.

-Yo, también, quiero probarla.

-Jon va a ir a por ellas ahora. -Loli, mételas en la caja.

-Ahora va Jon a por esas. -Ahora es cuando la matan.

-No sé dónde he dejado las trufas, tío.

-Va a buscarlas al abatidor.

-Huy, estas qué bonitas me han salido.

-Oye, ¿dónde están mis...? -Se va a liar, tío. Se va a liar.

-No sé dónde están las trufas mías.

Oye, ¿ha cogido alguien unas trufas de güisqui?

-Yo he cogido las mías. -Vamos a ver, macho.

Estas no son mis trufas. -Esas son de Loli.

-Cambiároslas, cambiároslas.

(LOLI) Estas son las tuyas. ¡Queda un minuto!

Ya me da igual. -Toma, toma.

Las mías están mejor pero no me las quiere cambiar.

-Madre mía. -No te pongas así, tío. Toma.

-No sé qué has hecho aquí, no me volváis loco.

-Venga, va. A ver, ¿qué pasa?

Las ha sacado, creo que eran estas, estaban para congelarse y mira.

Si estaban bien y las ha bañado... Por eso.

-¿Cuáles te faltan? -Las tres de oro.

Las de oro. Coge las que quieras.

¿Cuáles? Cógelas, me voy.

-Dentro de lo malo, lo mejor. -Ya está.

Estas no las he hecho yo, desde luego.

He de reconocer que lo que vi de las tuyas, no eran perfectas.

Estaban hechas una... ¿Vale?

Pepe, se acaba el tiempo. Te las puedes quedar, da igual.

-Hijo mío...

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

-Bravo. -Qué grande, Loli.

-Es verdad que soy despistada, me he equivocado, perdón.

La forma como me ha tratado Dani, maravillosa;

la forma como me ha tratado Jon no me ha gustado.

Si quieres aprender lo que necesitas sobre cocina, escucha:

en la escuela online de MasterChef hay más de 100 nuevas recetas

donde podrás convertirte en un auténtico MasterChef.

Además, encontrarás nuevos trucos para sorprender a familia y amigos

con deliciosos platos. Entra en la escuela MasterChef.

Loli ya está comiendo. -Abre la caja.

-Loli, ¿estás comiendo?

Aspirantes, vamos a empezar con la cata.

Víctor, es tu turno.

Víctor, antes de probar tus trufas vamos a compararlas

con la de David. Ajá.

Víctor, ¿satisfecho con el trabajo realizado?

Sí, aunque vista la comparativa,

las tendría que haber hecho más pequeñas.

¿Solo ese es el defecto a primera vista?

Sí, quizá, el boleado un poquito más redondito.

El chocolate más lisito,

el atemperado del chocolate tuyo es mate...

Pues sí.

Recuérdanos qué sabores has hecho.

La trufa al güisqui, el licor de naranja y la de piña colada.

Vamos a probar.

Está bien, tío. Mírala.

Bien.

Está bien.

Víctor, me gusta el sabor de todas, son bastante correctas.

Es verdad que donde has fallado más ha sido en la finura:

si la entierras en el papel, lo disimulas,

pero una vez que sacas el producto se ve que no está acabado fino.

Te manchas, ¿no? Sí.

El templado del chocolate es muy importante

por lo que nos está pasando ahora; la coges y se funde.

Si lo hubieses tenido bien templado

aguanta más el contacto con el calor humano.

Siguiendo la receta tienen que salir perfectas.

El baremo que hemos usado contigo será el que usaremos con todos.

Perfección o nada.

Víctor, delante de cocinas.

-"Perfección o nada", madre mía.

Oxana, es tu turno.

Míralas, las que eran más difíciles están superbién.

-Qué monas.

Oxana, ¿qué sabores tenías?

(PRONUNCIA MAL) El primero creo que era de galleta,

después, cacos o kikos. Kikos.

Kikos. Cacos, son cacos.

Cacos había en el abatidor.

(RÍEN)

Y eso... polvos... de "orro". "Polvos".

Y polvos. Cacos y polvos. Sí.

Muy bien. "Cacos y polvos"

Un poco grandes, ¿no? Me he equivocado.

El problema es que cuando te bloqueaste habrías hecho un melón.

Están grandes. Menos mal que redujiste.

Lo veo y son grandes, pero están guapos.

Guapos, guapos. Vamos a probar.

Vamos a probar. Vamos a probar.

Están un poco grandes.

Hay un error, ¿no? Están huecos y, después, creo yo...

Estos están perfectos. (RÍE)

Están perfectos, están grandes pero...

¿Quieres ponerte aquí? No, perdona.

Ponte, ponte. Perdona, perdón. Perdona.

Hacemos de jueces.

Gracias. Perdón.

Creo que tu caja la podrías haber traído cerrada

porque aunque, de tamaño, son más grandes

tienen todas del mismo porte.

Y es una caja que cuando la destapas dices: "¡Oh...!".

Están bien. La emulsión de los rellenos está bien hecha;

lo que has hecho es lo que debe ser un buen trabajo.

Gracias.

-Ole. -Vamos, Oxana.

Date cuenta de lo poco que sirve ponerse nervioso a lo loco,

sin sentido y sin motivo.

Aprende eso, es la lección

más importante de hoy. Sí, chef.

-Viendo cómo has empezado y cómo has terminado, estoy contento.

Supongo que tú, también. -Gracias.

Todavía más, sabiendo que tus trufas eran las más complejas,

que Ramón te las brindó con mucho cariño.

-Ole. -Gracias.

Ramón... De nada.

Creo que te ha salido el tiro por la culata.

¿Quieres decirle algo? Le han salido bien. Enhorabuena.

Bueno, ya está. Gracias.

Hombre, he callado la boca a Ramón, pensaba que no podría hacerlas.

Hasta los trabajos más difíciles pueden salir de los mejores.

Estoy superorgullosa.

Bueno, Jon, ¿con quién te has enfadado?

Me he enfadado conmigo, al encontrarme el episodio de:

"¿Dónde están mis trufas?". -Te has enfadado conmigo.

Te has enfadado conmigo. No te preocupes, Loli, luego.

Y nada, ahí están las trufas, no sé qué decirte.

Vamos a intentar resolver el enigma.

Con Loli no me he enfadado, lo hemos hablado...

-Yo sí estoy enfadada, qué coño. -No pasa nada.

Ella dice que sí está enfadada.

Se enfadará ella, pero sé que las ha cogido sin darse cuenta,

ya lo he dicho, eso lo sé.

-¿Puedo decir algo? Loli, ¿estás enfadada tú?

A una compañera no se le dice:

"No cojo esa trufa porque es un asco".

Eso no está bien dicho.

¿Por qué se lo has dicho? No sé si lo he dicho,

dice que lo he dicho, seguramente, sí,

pero ha sido inconsciente. -Delante de Pepe.

-Igual con el calentón te sale así,

pero no tengo ninguna... Ha sido sin pensar.

-Las mías están feas, pero vaya...

Jon puso su plato al ladito del mío, las mismas.

Si está el congelador aparte, ponlas abajo, tío.

Pero yo no lo he hecho con maldad, ni mucho menos, vaya.

Cada uno lo suyo.

Jon, ¿el gusto de tus trufas de qué eran?

Tenía la trufa original, la de naranja y la de güisqui.

Supuestamente, ¿la que te quito? La de güisqui.

La de güisqui ¿que es...? Estas tres.

Hay diferentes tamaños ahí.

La gran pregunta, ¿son las tuyas? No.

-¿Lo tienes claro? -Del todo claro.

¿Puedes traer tu masa para comparar?

Y así vemos si es la misma o no.

Sí, serán...

Vamos a probar. Vamos.

Somos capaces de descubrir tantos misterios.

Si probáis la que tiene el pan de oro no sabe a güisqui.

Si pruebas esta masa, sí sabe. O sea, la misma masa no es.

Cuando han probado mi masa y han dicho que tenía güisqui,

me he liberado completamente. He dicho: "Bueno, menos mal".

Creo que de sabor están más o menos bien,

lo que es verdad es que te falta un poco de... finura, pulcritud:

le faltan huecos, hay trozos pegados de chocolate...

Quiere decir que no está perfectamente acabada.

Creí que nos ibas a presentar algo un poco más allá,

porque te hemos visto sobrado, ibas muy bien de tiempo,

y el resultado final a mí me despista un poco.

Has venido a aprender, pero queremos verte evolucionar ya.

Primero, quiero disculparme, no quiero que haya malos entendidos

y no quiero que piensen que soy un valdarras.

Fabio, ¿satisfecho con tu trabajo?

Bueno, no del todo. No he cogido suficiente chocolate negro

para la cobertura y he metido leche, también.

Se nota en el color de las de naranja de David:

es más oscura y la tuya más con leche.

Esta es trufa de piña colada, esta es de naranja y esta original.

Vamos a probarlas.

Bastante correctito.

Me gusta porque has tenido recursos para solventar lo del chocolate;

las has bañado en chocolate con leche,

es uno de los más complicados, el templado es más complejo.

Te ha quedado un baño bastante brillante.

-Qué alegría.

El trabajo está muy bien hecho, has marcado un...

Un nivel y si te bajas un poco, te lo voy a decir.

Un cotilleo de esos míos: ¿a tu novia le gusta el dulce?

Le encanta. Estará deseando que vuelvas.

Lo sé. Lo sé, lo sé.

Muy buen trabajo. Felicidades. ¡Muy bien!

-Bien, Fabio, bien.

Loli. Vamos.

Pero deja el cabreo ahí, ¿eh? Sí, yo no tengo ya cabreo.

-Vamos, Loli, vamos. -Bien.

-La van a poner fina. -Lo que ha sufrido.

Loli, ¿qué trufas has hecho? ¿De qué gusto eran?

Es que no me acuerdo, Pepe. Era una de naran... de güisqui.

De güisqui. De güisqui, claro.

-La otra era de... pistacho.

De kikos. De kikos, que diga.

Y la otra era de chocolate.

La pequeñita no es la mía, ¿eh?, pero bueno, ya total...

Entonces, ¿de quién es? De Jon.

De Jon. ¿Solo una?

Loli, hay cosas que me preocupan a simple vista: el desastre,

pero hay otra cosa que es más preocupante,

que es tu actitud.

No sé por qué tiras la toalla. "Ya no quiero hacer más.

Como no sé pesar, no lo hago y no quiero, no quiero".

Es que me sale, me sale, no sé cómo, pero me sale.

-Como mínimo un poco de... de centrarte y decir...

La caja limpia; si tienes tres tipos se ponen alineados,

aquí están todas mezcladas.

Esos detalles son los que terminan sumando.

Y no entiendo cómo en la misma prueba te equivocas dos veces:

una con Jon, "que si la masa es mía, tuya..."

y otra, menos mal, Daniel, que estuviste hábil

y le pusiste el sello de la W;

si no, coges casi una trufa de cada.

En fin, Loli, vamos a ver esto.

Me gustaría despegarla. Sí, se despegará.

Son como magdalenas. No, si...

O sea... se ha pegado al chocolate; has bañado, has metido rápidamente,

el chocolate no estaba atemperado ni estaba frío,

las has puesto de cualquier manera. El trabajo es bastante deficiente.

Pobrecita.

Chef, ¿algo más que decir?

Yo creo que está todo... visto.

Es la única caja que no compraría.

Pues nada, la repostería no es lo mío

y la he cagado.

No hay más, ya está. Todo dicho.

-Qué vergüenza. -"Qué vergüenza" ni qué leches.

-Qué vergüenza, madre. -Oye.

No te preocupes por nada, vamos.

Jorge, ¿qué te pasa?

Nada. Estás llorando.

Por Loli.

-Guapo, tranquilo.

-Es la que siempre nos saca una sonrisa cuando estamos mal,

nos cuida y me da mucha pena.

Ya está. -Tesoro.

El problema no es que te saque una sonrisa o alegría,

sino que saque una caja de trufas.

(TODOS RÍEN)

Bueno, Daniel, ¿qué te ha pasado?

Las he metido en bandejas, las he metido en la cámara

y he señalado las mías:

la n de naranja, la t de trufa y la w de "whisky".

Cuando he ido a por la de "whisky" no estaba.

Los cacos. No se ha enfriado y no estaba bien.

¿La culpa de que estén feas es de Loli?

¿También mía?

-No, no, para nada.

Ha sido un despiste y ha estado diez segundos fuera por eso.

-De todos modos, coger una trufa, como estaba desarmada,

y poderla bañar no es fácil. Rompo una lanza en tu favor.

Caray, cómo está.

Creo que te falta finura y creo que te falta... disposición.

Necesitas sacar algo más; rondas el seis y medio, siete,

pero te falta ese puntito más de decir: "La perfección".

Lo he asumido como: "Dani, te tienes que poner las pilas,

porque no vale estar al 95%, hay que estar al 110%

y como no estés al 110%, te vas a tu casa".

Deberías estar muy enfadado.

Contigo.

Quiero ver a alguien competitivo, ambicioso, que quiere superarse,

que no se conforma con un resultado mediocre, como tenemos aquí.

Despega y despega ya.

Esperemos que tengas tiempo, claro.

Ya está.

-Ahora mismo estoy atacada.

-Tranquila. -Atacadita.

Ha llegado el momento de decidir quién es el eliminado de hoy,

pero antes vamos a ahorrarle este mal trago a nuestro invitado.

David, muchas gracias por haber venido

y por ponernos un punto dulce en esta prueba eliminatoria.

Muchísimas gracias y están invitados a mi escuela,

cuando queráis podéis hacer un curso.

Os espero a todos y nada, seguid dándole al dulce

que hacen falta reposteros.

Muchísimas gracias. Gracias.

Un placer, David.

Ahí voy yo.

-Me ha encantado conocer a un gran profesional de la repostería

y a partir de ahora, siempre me acordaré de él.

Jueces, ahora sí, tenéis que tomar la decisión más importante.

Hay que pensarla y muy bien.

Van a tener poco que deliberar.

-¿Qué? -Tienen poco que deliberar.

-Mi niña. ¿Me hacéis un huequito por ahí?

Me vengo aquí con vosotros. Qué serios estáis.

¿Por ahí arriba cómo están los ánimos?

Fatal. Ay, Sofía. ¿Qué te pasa, cariño?

Que me da pena.

Me da mucha pena Loli.

(RÍE) -Qué linda.

-Porque no se ha rendido nunca.

Pero bueno, cómo estáis todos... Me quieren mucho.

Vamos a ver qué han deliberado los jueces,

que creo que están a punto de terminar ya.

(LOLI) No saben bien a quien van a echar.

No, están tardando. ¿Verdad? Yo estoy contenta.

¿Vamos? Venga, que vienen ya.

Suerte. Venga.

Jueces, hay veredicto, ¿verdad?

Lo hay, Eva. Pues, adelante.

Con este reto nos habéis demostrado

que los postres no son vuestro peor enemigo;

las trufas no son fáciles y, en general,

habéis superado vuestras expectativas.

Pero ha habido dos aspirantes que han destacado sobre los demás

y nos han conquistado a todos, especialmente, a mí.

Esos dos aspirantes son...

Oxana y Fabio.

(Aplausos) (FABIO) Gracias.

Enhorabuena.

Enhorabuena a los dos, podéis subir a la galería.

Gracias. -Gracias.

Estoy supercontenta y con más ganas de continuar,

más ganas de enfrentarme a todas las dificultades

que me puedo encontrar por el camino.

Por el contrario, uno de vosotros cuatro

va a dejar esta noche las cocinas de "MasterChef".

Loli, "MasterChef" es una competición individual

pero hay que aprender a respetar al compañero

y está muy feo coger lo que no es tuyo.

Dices que ha sido sin maldad... Por supuesto.

Pero tu trabajo era bastante deficiente.

Víctor, el resultado podría haber sido mejor

si la presentación hubiese reflejado

todo ese trabajo metódico que has tenido en el cocinado.

Totalmente de acuerdo.

En "MasterChef", uno se lo espera todo

y a los jueces, no se les escapa nada

y he pensado: "Bueno, este puede ser mi fin".

Jon, tú has dicho que a los postres les tienes más que miedo.

Sí, la verdad. Y todo eso, amigo, se ha notado

porque tus trufas podrían estar mucho mejor.

Daniel, tus trufas estaban ricas pero la presentación

dista mucho de lo que pedíamos.

Totalmente de acuerdo, Samantha. Gracias.

Me la estoy jugando, lo mismo estoy fuera de las cocinas.

Me dolería muchísimo, la verdad.

Por todo ello, el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Loli.

Puedes dejar tu delantal en la cocina.

-Ya está, no pasa nada.

-Ven aquí, mujer, ven aquí.

-Me ha tocado lo que no tenía que tocar: el postre.

Y ya está. Ahora me voy a mi casa tranquilita y no pasa nada.

Me da mucha pena, pero así es el juego.

Me voy con una mala leche que no te puedes imaginar.

-Guapa.

¿Por qué? Por no haberlo aprovechado.

Claro. Con tanta gente fuera

y yo no lo he aprovechado.

No te vayas triste. (SOFÍA) No es justo.

-Eva, ay, mi niña guapa. Corazón mío.

Loli. ¿Qué, cariño?

Tienes a tus compañeros destrozados.

Es que me quieren mucho.

-Porque me da mucha pena, nos llevamos muy bien.

Pocas veces pasa en "MasterChef" que, siendo las primeras semanas,

los compañeros estén tan volcados. Te queremos, Loli.

-Vamos, Loli.

Eso es porque te quieren. Me quieren mucho.

-Es una persona que la quieres tanto y que se le va tanto...

Es tan explosiva.

-Es lo que la hace... -La hace auténtica y la quieres.

Vamos a lanzarnos a la piscina. Vamos.

¿Quién va a ganar "MasterChef VI"?

Yo quiero que gane Eva.

¿Eva? Gracias, guapa.

-Porque me va a hacer un regalo.

¿Cuál es? Me va a arreglar el pecho.

(TODAS RÍEN A CARCAJADAS)

¿Perdona? Las tetas me las va a poner aquí.

Eva, ya lo he dicho, no te puedes echar atrás.

-Te lo prometo.

Loli, que te llevas un montón de cosas.

Nuestro patrocinador el supermercado

de El Corte Inglés te regala, fíjate,

una tarjeta de mil euros para tus compras en alimentación.

Muchas gracias.

Pero eso no es todo.

Nuestro patrocinador Bosch te regala una placa Flex Inducción

con el accesorio Teppanyaki. Ah, bien. Estupendo.

¿Eso qué es?

Sirve para hacer cosas a la plancha como los japoneses.

Para cuando venga mis niños a comer.

Claro. Y tengo una suscripción de seis meses

para escuela online de MasterChef. Pues muy bien.

Además, te llevas el juego oficial de "MasterChef",

para que juegues con tu marido, tus hijos, me invites a mí...

Oh, ¿tú vienes a mi casa si te invito?

Te tendré que ir a visitar después de la operación.

Loli, cariño, ha sido un placer. Dame un beso grande.

Igualmente, cariño.

Ya sabes lo que toca ahora.

Hay que dejar el delantal. El delantal.

-Loli. -Te queremos.

-Adiós, chicos, muchas gracias por todo. Me voy contenta.

-Te queremos mucho, Loli.

-Voy a echar de menos el poder aprender;

yo he venido a guisar, a cocinar y a aprender.

Me voy contenta por la familia que dejo;

dejo a unas personas maravillosas.

Lo han dejado claro, ¿no?

Los aspirantes no se quieren marchar de estas cocinas.

Nosotros volvemos dentro de siete días

con tres nuevos retos para seguir poniéndoles a prueba.

Mientras, ya saben, pónganle... (TODOS) Sabor a la vida.

Aspirantes, hoy cocinaréis para setenta artistas

y trabajadores del Circo del Sol.

¡Vamos, equipo! -A volar, ¿eh?, a volar.

-¿Los huevos cómo están? -Siete minutos más.

¿Dónde está el pesto, señoritas? -Ahí.

-¿Tendremos bastante salsa? Hay ocho kilos de pasta, ¿eh?

¿Este es el postre? Esto es una vergüenza.

No podemos dar esto de postre.

Veamos qué esconden estas cajas misteriosas.

Qué mono. El primer reto de la noche

consiste en que abráis "El manual del aspirante a chef"

por una página al azar, la tendréis que replicar.

Adelante el ganador de "MasterChef V", Jorge Brazalez.

Joder con el salmonete. Ay, señor, señor.

-Qué contento estoy.

-Es lo que está disfrutando. Hala.

Hala. Arrea.

Me cago en...

La pechuga pasada, el plato feo. Muy mal.

Es importante que probéis y os encante lo que sacáis.

Te juegas el buen nombre de este jurado.

Suspendido con el plato más fácil. Lo siento.

El aspirante que no continúa en "MasterChef" es...

  • Programa 2

MasterChef 6 - Programa 2

29 abr 2018

Los aspirantes cocinarán un plato libre únicamente con los alimentos que compraron antes de entrar en el talent culinario. Además, a mitad del cocinado tendrán que trabajar sin electricidad. Nathan, Edurne, Odkhuu, José María y Paloma, finalistas y aspirantes de 'MasterChef' 5, probarán los platos. En la prueba exterior, cada equipo preparará dos platos de un menú típico gallego que servirán a 120 personas. De vuelta a las cocinas, el maestro pastelero David Pallàs traerá un surtido de trufas. Cada aspirante preparará tres trufas distintas. El que tenga dificultades con este dulce deberá quitarse el delantal.

ver más sobre "MasterChef 6 - Programa 2" ver menos sobre "MasterChef 6 - Programa 2"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 198 programas de Masterchef 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos