www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4658921
Para todos los públicos MasterChef 6 - Programa 13 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a la semifinal de "MasterChef VI".

Tenéis que replicar estos cinco postres espectaculares.

Finalista de la quinta edición de"MasterChef",

Miri Pérez Cabrero.

Calma, si no todo sale mal.

¿45 no has dicho? -Te dije 25.

Era para ver si estabas atenta.

La galleta de kiko. -En el horno, ¿no?

En el horno. Sí, señora. ¡Ay, ay, ay!

Estás aplastando el helado. Es que estáis ahí dándole.

La culpa la tenemos nosotros. No, la culpa la tengo yo.

Muy bien hecho, todo conjuntado.

Felicidades, el postre está muy bueno.

El mejor de este reto ha sido Oxana.

¡Bien!

Aspirantes, estamos en el Club Alma.

Oye, intenta no manosear mucho el pescado.

Si no lo puedo manejar bien no le puedo quitar las espinas.

Llevamos 10 minutos de retraso. Ya lo sé, Pepe. Ya lo sé.

Tenemos las setas, tenemos el pichón.

¿Y el foie? ¡El foie!

¿Nadie se ha dado cuenta de eso?

Joder, me cago en la leche.

Hacerlo bien no era suficiente.

A lo mejor me habéis visto, pero porque es un trabajo fino.

Tan tranquilo que te quedas parado.

Toni, Ketty, sois los primeros finalistas

de la sexta edición de"MasterChef".

Delantales negros, empieza la prueba de eliminación.

Imaginar el futuro de loa amantes del chocolate.

Vale, superfino. -Muy fino.

No demasiado pero fino.

Dale forma rápido. Eso es. Realmente bravo.

Oxana, nos has sorprendido hasta el último momento.

Estilo propio. Pero muy muy propio.

Esos pequeños detalles te han hecho fracasar

en este postre, Daniel.

Si es demasiado es una piedra.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de"MasterChef es...

Daniel.

En repostería me tengo que ir.

Buenas noches y bienvenidos a la final de"MasterChef".

Ketty, Toni, Marta y Oxana un día se atrevieron a soñar

con un futuro como chefs profesionales

y por eso se apuntaron a casting de"MasterChef".

Buenas noches. -Buenas noches.

Hola, buenas noches. -Qué elegantes.

Jordi con camisa y todo ha venido hoy.

Y aquí están, a punto de protagonizar

la gran final de"MasterChef VI".

Preparaos para una noche muy emocionante.

Finalistas...

Bienvenidos y enhorabuena por haber llegado hasta aquí.

(TODOS) Gracias.

Ahora es el momento de poner en práctica lo que habéis aprendido

y demostrar que lo que se hace con esfuerzo,

trabajo y pasión da sus frutos.

Ay, qué fuerte.

(KETTY) Estoy como nerviosa, sensible,

experimentando un montón de sensaciones a la vez.

Porque estoy en la final de"MasterChef".

Ya conocéis los premios que hay en juego.

Pero sé que os encanta escucharlos y a mí recordarlos.

¡Dios mío!

El primero...

El trofeo que acredita al ganador de"MasterChef VI".

Además, la publicación de su propio libro de recetas

y 100 000 euros.

El ganador también será premiado

con el máster en Cocina, Técnica y Producto

que concede el Basque Culinary Center,

la primera universidad gastronómica de España.

Qué"heavy", es muy fuerte. (OXANA) Madre mía.

Y el tercero también, que se van a Basque, jolín.

¿Y para el cuarto no darán algo?

¿Aunque sea un pin conmemorativo?

Hoy más que nunca tengo que poner toda la carne

en el asador para llegar al duelo final.

Y luego ya preparar un gran menú y ganar este concurso.

Toni, ¿te ves alzando el trofeo? Si queremos llegar a esa meta,

pues tienes que verla y llegar para conseguirla.

Me haría mucha ilusión tenerlo en mi casa.

En el baño. Ah, en el baño.

¿No en el salón?

No, hombre, es como:

"Tengo el óscar o el goya en el baño."

Pues yo tendré el trofeo de"MasterChef".

Muy de celebrity eso.

Muy de Foyos. (RÍEN)

Lo pondré en un buen sitio, porque así cuando todos

entren en mi casa lo primero que vea sea el trofeo

de ganador de"MasterChef".

Marta, tú siempre dices que,

para ti, ser finalista ya es haber ganado.

Primera, segunda, tercera, lo que sea.

Yo quiero ir a estudiar.

Pero ahora tengo más ganas que nunca de dedicarme a la cocina.

Así que ya tengo que darlo todo.

-Hombre...

Del reto que está a punto de comenzar,

elegiremos al primer protagonista del gran duelo final.

Y el segundo saldrá elegido de la prueba de exteriores.

Pero antes de enfrentaros a este primer reto

vamos a descubrir qué ocultan esas cajas misteriosas.

(OXANA) Sí, chef. -Qué me gusta a mí una caja.

Sólo pido por favor que no haya nada dulce

ni de repostería: ni azúcar, ni harina,

ni mantequilla, ni una varilla de batir, por favor.

Venga, chicos, la última caja. A disfrutar.

A la de tres. Una, dos y tres.

¡Ay! -¡Cago en la leche!

¡Ah, qué guay!

¡Qué mona!

Soy yo.

Jo, qué bonito.

Madre mía.

Guau, ojalá. Me muero, ¿eh?

Madre mía.

Mira, Esbirro Catering.

¡Qué guay! -Vaya tela.

Cómo has cambiado, Toni. -Ya te digo.

Flipas en colores. -Estás más guapo ahora.

Ya lo sé. -¡Madre mía!

Suspiros de Oxana.

Es que yo me ima...

Yo me lo imaginaba justo así.

Ay, Oxana.

Oxana, tus suspiros.

O tus lágrimas.

Vamos a llamarlo Lágrimas de Oxana.

De verdad, estoy tan feliz. Muchas gracias.

Me abriste la puerta a mi nueva vida, de verdad.

Aquí se abren las puertas.

Ahora te queda a ti un largo camino.

Sí. Pero sabemos que tienes

todo lo que necesitas para hacer un gran negocio

de Suspiros de Oxana.

Muchas gracias.

Hay que trabajar mucho, pero esto es real.

Esto es real. El sueño mío de mi vida es real.

Ketty, ¿te gusta lo que ves?

Sí, mucho.

Cuéntanos, ¿qué es?

Un minuto, por favor.

Es mi restaurante soñado.

La verdad que estoy supercontenta,

porque me habéis dado la oportunidad de acercarme

mucho más a ese sueño, ¿no?

Y cosas que a mí me parecían antes imposible de hacer,

pues ver que aprendiendo y estudiándolas

pues se pueden hacer.

De verdad que me han regalado una etapa de mi vida preciosa.

Y de verdad que estoy muy agradecida.

Bueno, Ketty, tú te lo has ganado trabajando,

igual que el resto de tus compañeros.

(KETTY) Qué bonito.

La verdad que me emocioné muchísimo,

porque es como ver una imagen de lo que siempre te imaginas.

Y aquí en"MasterChef"

como que me han hecho un croquis en plan:

"Esto es lo que puedes tener si lo haces bien."

Marta, ¿viéndote en esa imagen por fin crees en ti?

Si me ponéis esta imagen el primer día, cuando entré,

y lo hubiera visto imposible.

Pero ahora tengo todas las ganas del mundo

y sé que va a ser verdad.

Haces bien, porque vale mucho, Marta.

Muchas gracias. Se me ha puesto la piel de gallina.

Este ha sido uno de los mayores empujones

que me ha dado"MasterChef" y hace que tengo muchas

más ganas de coger mi sueño

y que este cuadro sea de verdad.

Esto es una maravilla, el Esbirro Catering.

Es el sueño de mi vida. Toni, tengo mucha necesidad

de saber por qué lo de Esbirro Catering.

Lo de esbirro es porque es una palabra

que me gusta utilizar mucho. -Esbirro.

Somos sus esbirros nosotros.

Con en plan cariñoso. Creo que tiene mucho rollo.

Entonces se lo voy a poner al catering.

Competencia de Samantha.

A Foyos no llego, tranquilo. Yo llegaré a Madrid.

Vamos, es una ilusión muy grande.

Y tengo muchísimas ganas de ponerme con esto.

Veo mi catering cada vez más cerca.

Ahora sólo queda luchar al máximo

para conseguir este sueño.

Aspirantes, para conseguir la chaquetilla que os dé

la primera plaza en el duelo final

debéis enfrentaros a un reto que vais a descubrir de la mano

no de un chef, sino de dos.

Desde el restaurante Disfrutar en Barcelona,

que acaba de conseguir su segunda estrella Michelín,

Oriol Castro y Mateu Casañas.

¡Ay, qué ilusión! ¡Qué guay!

(Aplausos) Muy buenas.

Hola, ¿qué tal?

Madre mía.

Me está descolocando mucho que hayan venido dos chefs.

Vamos a ver, dos chefs, dos inducciones, dos manos.

O sea, no puedo.

Bienvenidos de nuevo a"MasterChef".

Gracias.

Enhorabuena por ese ascenso en la galaxia Michelín.

Muchas gracias. Segunda estrella merecidísima.

Yo digo que muy corta todavía. Poco a poco van a llegar.

Oye, ¿cuáles han sido las claves para conseguir

esa segunda estrella?

Bueno, es lo de siempre, regularidad.

Jordi tiene tres ya y puede explicarlo mucho mejor.

Pero nosotros vamos trabajando duro, intenso.

Y eso hace una fuerza de empuje que puede ser imparable.

Mateu, aunque hace siete años

del cierre de El Bulli, perdura en Disfrutar

el espíritu creativo de El Bulli de alguna forma.

Sí, la creatividad, cuestionarte todo,

ir evolucionando, cada día evolucionar.

Y sobre todo que los clientes venga, disfruten,

se vayan contentos y puedan repetir.

Hay una cosa importante,

que tenemos la cocina en la sala por decirlo así.

La gente está viviendo el servicio de cocina y sala

al mismo tiempo, y esa conexión

pues también engancha, ¿no?

Os diré una cosa muy tonta, es que sois tan buenos.

No me canso de decirlo. Somos currantes.

Desde luego hay que ser muy grandes para sorprender

en Madrid Fusión con la reinvención

de todo un clásico, el huevo frito.

¿Un huevo frito? ¿Cómo se os ocurrió?

Cuando ves una yema de huevo es igual que un esférico, ¿no?

Pero la diferencia, el tamaño. Cogimos un esférico,

lo pusimos dentro de clara, se impregnó de esta clara

y después lo freímos y tuvimos un huevo frito, ¿no?

Aspirantes, lo siento, pero para conseguir

la primera chaquetilla para el duelo final

no vais a tener que hacer un huevo frito.

Hombre, me imagino. Por favor, Mateu, Oriol,

mostradnos qué habéis traído, por favor.

Bueno, por un lado...

una gilda de caballa.

A partir de una caballa marinada construimos

con las semillas de gilda e ingredientes

que acaban formando una gilda clásica

reinventada por nosotros.

¿Qué es una gilda? -Una gilda es lo de la anchoa,

el pincho este que es un palillo con...

Sí. -Pues eso.

Vale.

¿Y esta copa para qué es, Mateu?

Esto juntamente con el plato

es el complemento perfecto aromático

para que trabajen los cinco sentidos al mismo momento.

Comes y hueles. -Hueles y estás en Andalucía

pura y dura a través de la caballa,

la aceituna verde, la oliva, la anchoa.

Y vas haciendo un pequeño viaje por todo este territorio.

Fantástico. Bueno, ¿qué más tenemos?

Oriol, cuéntanos.

Bueno, y el siguiente plato vamos para Italia.

Aquí tenemos unos macarrones y los vamos a acabar, ¿no?

Vamos a añadir una espuma de carbonara.

Vamos a mezclarlos.

Y vamos a acabar añadiendo un poquito de parmesano.

Anda, parmesano, qué bueno.

Trampantojos. Fíjate qué fácil.

Macarrones carbonara. Claro.

¿Pero los macarrones de qué son?

¿De qué son los macarrones?

Son unos macarrones de gelatina

que ahora vamos a ver cómo se hacen.

¿Y la aceituna verde qué es?

Los trampantojos siempre son muy complicados.

Porque tiene que parecer una cosa que no es.

No sé de qué estarán hechos los macarrones,

pero tiene que parecer un macarrón

y que cuando lo pruebas sepa a otra cosa.

Aspirantes, el primer reto de la noche es un clásico

en las finales de"MasterChef".

Tendréis que cocinar siguiendo al chef.

Guau. Guau.

Pero como vemos mucho nivel y potencial en vosotros

vamos a hacerlo más difícil todavía.

Vamos a ver. -Con una mano en los ojos.

Por primera vez en la historia de"MasterChef"

vais a tener que replicar no uno, sino estos dos platos

que nos acaban de mostrar Mateu y Oriol.

Madre mía. -Vamos a ver.

Ya es mala suerte, seis"MasterChef"

y nos tiene que tocar a nosotros.

No va a ser un cocinado a cuatro manos.

Ya hemos elegido nosotros a quién vais a seguir, a Oriol.

Esta prueba no tiene un tiempo de cocinado,

el tiempo os lo va a marcar Oriol.

Y cuando él termine sus dos platos

vosotros tendréis un minuto más para emplatar.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Oriol, ¿les puedes dar

un último consejo a nuestros aspirantes?

Bueno, sobre todo que estén atentos, que disfruten,

que estén tranquilos y seguir los pasos

que vamos diciendo y vamos con ritmo.

Y aquí hemos traído una cosa importante,

que queríamos que hubiera un juego,

que acabaran los concursantes el plato delante de vosotros.

Porque también una parte importante de la comida es el servicio.

Si ya puestos aquí a complicarlo...

Antes de empezar a cocinar entraréis al supermercado

a buscar las cestas con los ingredientes necesarios

para estas dos elaboraciones.

Yo sólo espero que esta eminencia de la cocina

sepa tener paciencia con nosotros.

Porque, vamos, la va a necesitar.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

Vamos, chicos. Oriol, ocupa tu cocina.

Cuidado, que pesan mucho las cestas.

¿Todas son iguales? -Sí, todas iguales.

A ver.

Vale, chicos, escuchad muy bien porque en una cocina profesional

no podemos repetir 40 veces.

¿Vale, señores? -OK.

El cocinero que te has traído parece que sabe bastante.

Hombre, de los más competentes que hay en la casa.

Me está dando la sensación de que Oriol tiene que ser cañero.

Es cañero, pero es muy buen profesor.

¿Estáis preparados? -Sí.

Primero de todo vamos a hacer el verat marinado.

Cogeremos el verat y la sal.

El verat, la caballa. ¿Vale? Le haremos una incisión

y después giraremos arrastrando y ya podremos sacar

un lomo de pescado limpio.

Qué barbaridad. -Sacaremos uno.

¿Vale, señores? Corte limpio.

Seguidamente le sacaremos la parte de la ventresca.

Y sacamos las espinas de la ventresca.

Tenemos este lomo y ahora lo vamos a cubrir de sal.

Ponemos la piel hacia abajo. ¿Vale?

Que toque bien la sal y vamos a cubrir de sal todo.

¿Vale? -Bien de sal.

Lo cubriremos bien.

Ahora lo podemos guardar en la nevera. ¿Vale?

Oxana no quiere guardarla en la nevera.

Mejor a temperatura ambiente.

De momento parece un curso de cocina.

Es totalmente una masterclass.

Van a buen ritmo. Sí.

Oriol es superdidáctico.

Y me estoy llevando una sorpresa buena

porque si sigue explicando así y no va muy rápido

me voy a enterar de todo y voy a hacer bien el cocinado.

Vamos a coger un kilo de jamón y le vamos a añadir

tres litros de agua en una cazuela de unos 29 cm de diámetro.

Venga, empezamos a ver aquí ya un poquito de vida.

¿Un kilo de jamón? -Un kilo de jamón.

Y añadimos tres litros de agua. ¿Vale?

¿El jamón lo hemos añadido?

-El jamón lo ponemos en la olla.

Ya lo he repetido dos veces y en una cocina profesional

sólo explicamos las cosas una vez.

Importante.

Muy importante.

¿Dos litros, Marta? ¿O tres? -Tres.

Este caldo lo vamos a poner a hervir lentamente.

Siguiente elaboración. Aquí cogeremos medio kilo

de aceitunas y lo vamos a triturar.

Lo trituraremos hasta obtener una pasta.

Venga, que os veo muy bien.

Nos vamos a preparar para pasarlo por una estameña.

La rusa cojea, ¿eh?

Está fijándose en Marta más que en Oriol.

A la que empecemos a meterle polvitos con gramajes precisos

Oxana verás tú que se pierde.

No ponemos mucha cantidad, sino poquita

para ir apretando y extrayendo todo el jugo. ¿Vale?

Aquí estamos haciendo una aceituna líquida.

Apretar bien fuerte, ¿no? -Apretar bien.

Les lleva con la lengua fuera. Vamos a pedir que venga más.

Lo pasáis bien vosotros. Lo estás haciendo muy bien.

No queremos molestar, Oriol. Qué suerte tienen ellos.

Y vamos a añadir a este jugo de aceituna la xantana. ¿Vale?

200 de aceituna y 0,6 g de xantana.

Esto lo digo una vez, no lo diré más.

Añadimos la xantana y añadimos la batidora.

Tenemos que pesar todo para que salgan

las elaboraciones bien.

Venga.

Muy importante triturarlo bien para que se integre muy bien

la xantana y coja el espesor. La xantana es un espesante

que sale de la fermentación del maíz.

Este molde tiene forma de aceituna. ¿Vale?

Lo que vamos a hacer será

rellenarlo con este jugo de aceituna.

Veis, esto ya no es una agua de aceituna,

sino tiene un poquito de espesor por la xantana.

¿Te acuerdas que te he dicho que en el momento

de añadir los polvitos Oxana la iba a liar?

Sí. Pues ha pesado,

pero le ha metido toda la bolsita.

Tiene una argamasa en el biberón

que no le va a salir en la vida.

No, tiene un puré, no un líquido.

Tiene una jalea densa.

Como somos un equipo cuando estemos todos

lo pondremos todo en el abatidor.

Guay, cómo mola lo del equipo.

Hasta arriba los moldes, ¿no?

Sí. ¿Lo tenéis o no? -Casi.

Vale, mientras voy a poner a hidratar gelatina.

Como veo que no estáis yo voy adelantando.

¿Cuántos?

12 hojas con agua para que se hidraten.

¿12 hojas? -Sí.

¿Cuántas puso? -12.

¿Por qué son 12? Porque por cada litro

para hacer el caldo de jamón añadiremos tres hojas de gelatina.

Vale. ¿Estamos o no?

Sí. -No.

¿Sí? -Sí.

Ya hemos puesto las hojas de gelatina en remojo.

Ahora vamos todos en equipo y nos vamos a ir al abatidor

para congelar estas aceitunas. Venga.

Se los lleva a todos Oriol. Sabes para qué, ¿no?

Para saber cuál es su molde. Claro.

Que no se lo quiten. Hace muy bien.

Venga.

Vamos, vamos, vamos.

Venga, una vez ya tenemos la gelatina en remojo...

Oxana va un poco retrasada ella.

Estoy un poco retrasada. Pero no pasa nada.

Yo estoy tranquila. Lo importante es entender.

Si yo lo entiendo estoy tranquila.

Si no entiendo, ahí es donde van los problemas.

Vamos a coger beicon y vamos a hacer tres elaboraciones:

una mantequilla, una espuma y unos daditos de beicon.

Vamos a sacar dos rebanaditas de beicon.

Y vamos a hacer unos daditos.

¿En qué grosor? -Dos centímetros más o menos.

Daditos. Son daditos, ¿vale?

Vale.

Yo voy a sacar dos platos.

En el más pequeño voy a poner los daditos de beicon.

Y lo voy a reservar para el acabado del plato.

Por otro lado voy a hacer una mantequilla de beicon.

Serán unos 100 g de beicon y 100 g de mantequilla.

¿Vale? -Vale.

Primero vamos a picar todo el beicon en trozos.

Esto a groso modo, ¿eh? -Picar 100 g, ¿no?

Ya os lo he explicado, venga.

Aquí pongo en el cazo mediano la mantequilla. ¿Vale?

Con 100 g de beicon. Esto lo pondremos a asar.

Y ya tendremos una mantequilla de beicon.

Vale.

¿Los que son en daditos son para estos 100 g?

Hablad entre vosotros. Os tenéis que apoyar.

Yo no lo tengo que decir más.

Los daditos que hemos reservado los tenemos reservados.

Pues reservaditos, ya está.

Aunque estemos en un concurso os podéis apoyar.

¿La mantequilla cuánto era?

Lo hemos dicho.

Hablad entre vosotros.

Pues son 100 de mantequilla con 100 de beicon.

Vale, perdón.

Y ahora vamos a hacer la espuma de carbonara,

que es 125 g de mantequilla con 375 g de beicon,

que tenemos el restante.

350, ¿no?

375. -Perdón.

Vas justa tú, ¿eh? -Sí, sí, sí.

No, no, no. -Sí, ya lo sé.

Que aquí no podemos dar ventaja a nadie.

Vale.

Añadimos el beicon para que ase bien, para que cocine.

Le vamos a poner potencia,

porque queremos que nos coja color.

Cogeremos unas piparras y las vamos a pelar.

La piparra, ¿qué hago? Le corto la parte superior,

le corto la parte inferior.

Y le doy un corte para poderla abrir

y sacar la semilla.

¿Cuántas unidades más o menos?

Si sacáis dos bien bonitas ya llegamos.

Así, abrir sólo, ¿no?

Sí, lo abres por el medio y sacas las semillas.

¿Qué vamos a hacer ahora?

Vamos a hacer la salsa de piparras.

100 g de piparras y 75 g del agua de la piparra.

100 g de piparras -Que es el vinagre.

¿100 g? -Lo vamos a triturar

con la batidora de mano.

Ahora lo juntamos todo, vale.

¿Qué vamos a hacer ahora?

Un colador pequeño y colaremos el jugo de piparra.

Y a estos 100 g, lo diré una vez,

le vamos a añadir la xantana. 0,5 g por cada 100 g.

Lo vamos a mezclar un poquito y lo vamos a triturar.

Venga.

Tenemos que pesar todo, ¿eh? Algunos no lo estáis haciendo.

Y esto os va a penalizar, ¿eh?

Porque podemos acabar el plato, pero si no hacemos bien

todos los procedimientos aquí no...

Jo. -¿Se te ha caído?

No pasa nada. -Lo harás.

Lo haré. -Venga, perfecto, lo tienes.

Como que me llamo Marta

tengo que reengancharme

y no quedar última en esta carrera.

Una vez ya tenemos la piparra ligada

la vamos a llenar en un biberón.

Lo veis, la textura ha cambiado.

Y tenemos otro de los ingredientes

para hacer esta gilda.

Las anchoas las vamos a picar ahora

en rectangulitos pequeños.

¿Vale?

Vale, estoy ya. Menos mal.

Has apurado. -He apurado, menos mal.

Venga. -Las anchoítas.

Anchoítas cortaditas, ¿no?

Venga, ahora vamos a poner

la manteca de cacao de color verde al fuego,

que se vaya fundiendo lentamente.

Vale. -¿Cantidad?

300 g podéis poner, para que se vaya fundiendo

y no se nos queme. ¿Vale?

Vamos a añadir la nata al beicon de la espuma.

Que será para hacer la espuma de los macarrones.

¿Sí? -Sí.

Un litro de nata. Habíamos puesto 375 de beicon.

¿Os acordáis antes? -Sí.

Y 125 mantequilla.

¿De lo verde cuánto era? -Ay, 300.

Fuego lento la manteca de cacao, ¿verdad?

Sí.

¿Vais bien? Os veo ya ahora un poquito más apurados, ¿eh?

Yo os voy esperando. Yo no corro, ¿eh?

Si no iría más rápido.

Perdón, un litro de nata. ¿Verdad?

No, ya no te digo nada más. -Vale, vale.

Ahora vamos a sacar el barat de la nevera.

Vale.

Yo la que más perdida veo es a Oxana, ¿eh?

Le ha costado coger el ritmo.

Parece que ahora va entendiendo un poco el proceso.

Pero le ha costado mucho, ¿eh?

Marta, bueno, por lo menos va seria y parece que lo lleva.

Ketty va bien. Y Toni va muy bien.

¿Qué vamos a hacer ahora? Vamos a sacar la sal sobrante.

Y ahora pondremos la caballa en la bolsa

y le vamos a añadir el jang. Es un vinagre de soja.

¿Cantidad? -Que lo cubra bien.

Vale.

Y ahora vamos a ir al vacío y lo vamos a envasar.

Vais muy bien. -Yo incluida, ¿no?

Y tú incluida.

Qué raro para mí, pero vale.

Perfecto. ¿Vale? Una preguntita.

¿Las espinas había que quitarlas del lomo?

¿Tú has visto que las sacara? -No.

Pues ya está, haz lo mismo que ha hecho él.

Vale, pues venga, va.

Yo por hacer algo cogeré la mantequilla de beicon

y la añadiré a los dados de beicon, ¿vale?

La mantequilla de beicon a los dados de beicon.

La mantequilla con el beicon al beicon que teníamos

por separado, ¿no? -Sí.

Va.

La nata de beicon. Con la batidora de mano

vamos a triturar la nata de beicon.

Como veis ya tiene un color más oscurito,

porque ha infusionado con el beicon.

Señoritas, señores, vamos.

Espera, espera, espera. -Venga, va.

¿Ahora qué vamos a hacer?

Vamos a añadir en una olla un colador, ¿vale?

Y otro colador, y vamos a poner un papel

para poder filtrar el caldo de jamón.

¿Un papel tal cual?

Le llamamos un papel también de pescado.

Tienen que salir 2,5 litros aproximadamente.

Venga, clavado. Tenemos 2,5 litros.

2,5 litros de caldo. -Ya no lo repito más.

A mí me gusta cuando me dan caña.

Cuando me dan caña yo me pongo cuatro orejas.

Le vamos a añadir 1,5 kg de hielo.

Para bajar la temperatura y después añadir la kappa.

¿Y el hielo se lo añadimos directamente?

Sí. -1,5 de hielo.

Y vamos a acabar la espuma de carbonara.

La nata que hemos triturado con el beicon la vamos a colar.

Vamos a hacerlo bien.

Aquí.

¿Lo tenéis? -Sí.

Sí, vamos con la estameña ahora a colar.

Y este aquí.

¿Lo tenéis o no?

Vamos a colar la nata con beicon.

Cuidado, no os queméis. Poneros guantes.

Quema, ¿eh? Ah, cómo quema.

¿Tú te acuerdas de los pimientos?

Así me sentía yo.

Es que yo soy muy sensible al calor.

Aguanta, mi niña.

Estoy sufriendo muchísimo con la carbonara.

Pero como que me llamo Marta la carbonara sale.

Vamos a pesar la nata

y nos tienen que salir unos 800 gramos. ¿Vale?

800.

¿Cómo lo tenéis? -Tenemos.

¿Sigo? -Sí.

Al caldo le vamos a añadir la kappa.

Vamos añadir 33 g de kappa por litro.

33 gramos, ¿no?

Repito la última vez,

33 g de kappa por litro.

Acordaros cuántos litros teníamos. Pesad bien.

Sí, 33 g por litro y teníamos 2,5 litros.

O sea, que tenemos 4 kg. -Muy bien.

Y vamos a poner a hervir esto.

Le vamos a dar caña, pro id mezclando.

Cuatro veces 33, ¿no? -Sí, hay que multiplicar por 4.

¿Puedo seguir o qué? -Un segundito y enseguida.

Me habían dicho que erais una fieras, ¿eh?

Venga, vamos, vamos.

Estamos intentando seguir a Oriol y se complica,

porque son dos platos, varias elaboraciones

y nos estamos volviendo locos.

Vamos con la espuma. -Vale.

A los 800 g que teníamos de la crema colada

le vamos a añadir la xantana, 3,5 g por 800 g.

Y lo vamos a triturar esto bien.

Vale, trituramos bien para que vaya montando.

Vamos a añadir yema de huevo.

Unos 100 g de yema de huevo, ¿vale?

¿Cuánto? Entera.

Todo.

Una vez tiene la yema de huevo

esto lo vamos a poner dentro del sifón.

¿Y mi yema de huevo?

Ay, perdón, Toni.

Ah. -Perdóname.

Ketty la ladrona.

Estaba tan cerca lo mío. -No pada nada.

Mezclar el caldo, que no se os pegue.

Esto es un momento muy importante.

Si se nos pega fracasaremos aquí, ¿vale?

Madre mía, menudo ritmo. Está siendo muy divertido,

pero cansado, ¿eh? -Claro.

Una vez ya tenemos hecho el sifón lo vamos a marcar

y nos lo vamos a llevar al baño maría.

Venga.

Venga, vamos a escurrir las hojas de gelatina.

¿Lo tenéis o no? -Sí.

Al baño maría. -Venga.

Escurrimos las hojas de gelatina.

Vale, la kappa ya está hirviendo.

Vamos a añadirla poco a poco,

intentando que sea hoja a hoja o cada dos, ¿vale?

Venga.

Y ahora ya nos vamos a preparar para hacer las aceitunas.

Yo ya tengo la manteca a 70”.

Vale, 76. Sí, 76. -Perfecto.

¿Seguimos?

Pues nos vamos al abatidor a sacar las aceitunas.

Vemos a Oxana ahí todavía... Además al revés.

Está con el termómetro y la varilla.

Oxana... -Sí, lo sé. Ya voy ahora.

Vamos a desmoldar las aceitunas y las vamos a dejar

en la misma bandeja que está bien congelada.

Y como podéis ver visualmente son aceitunas.

Pero están congeladas, ¿vale? -Okey.

Vamos a coger la aguja y la vamos a pinchar

por donde andaría el rabillo de la aceituna.

Esto parece un quirófano, ¿no? -Por la limpieza sobre todo.

Os veo con buen humor, ¿eh?

Hombre, si no nos queda humor, vamos.

Siguiente paso. Yo ya tengo la manteca a unos 75”.

Marta, ¿cómo se desmonta esto?

Con los dedos, Oxana. Es que me pierdo.

Cogeremos esta aceituna, cogeremos la manteca de cacao

y la vamos a sumergir rápidamente.

Una vez se sumerge se le da un golpecito

y se deja reposar, ¿vale? Para que nos coja la base.

Va.

Pondremos una por plato,

pero siempre es bueno hacer de más.

Ay, me pinché.

¡Ay!

Hala, Oxana, Dios.

Vale, para hacer los macarrones.

Una bandeja, papel de horno,

un recipiente con hielo y un poquito de agua.

Ay, no me entero.

Vale, Oxana, repito.

Una bandeja con papel y un recipiente con hielo.

Y el cacharro de los macarrones que lo ponemos con el hielo.

Oxana, cuando me digáis seguimos, ¿eh?

Espera, que Oxana se organice un momento.

Yo qué culpa tengo.

Oxana hoy se ha pinchado y la hemos esperado.

Entonces si hay que seguir al chef

hay que seguirlo en igualdad de condiciones.

Mirad, paso importante.

Está frío. Cojo y lo seco. ¿Vale?

¿Eh?

Y voy a sumergirlo.

Secamos. -Sacamos.

¿Sacamos y secamos? -Sacas del hielo, lo secáis.

Y ahora ya vamos a cortar.

Ketty, que lo ha puesto en una olla más pequeña

no le va a entrar el hierro.

¿Cómo lo has introducido, recto o en vertical?

Así. ¿Vale?

Ahora vamos a repetirlo.

¡Ah!

¡Mierda!

¡Joder!

Vale, mirad.

Y aquí tenemos los macarrones perfectos, ¿vale?

¿Sí?

Qué pequeño despiste.

Tengo mucha gelatina ahí. ¿Es normal esta gelatina?

Eso no es normal, porque no lo habéis limpiado.

Sacamos los hierros del agua, los secamos. ¿Sí?

Y ahora cogeremos el hierro

y lo vamos a sumergir de esta forma.

¿Sí?

Ahora les he notado un poco perdidos, ¿eh?

Es que es la primera vez que hacemos

dos elaboraciones a la vez. Para un cocinero como Oriol

trabajar en dos platos es sencillo, pero para ellos...

A ellos les cuesta, pero ya dos...

Y lo he levantado de esta forma. ¿Por qué?

Porque toda la porquería me cae aquí.

¿Okey?

Y ya tengo los macarrones.

¿Lo veis? Empezad de cero.

Si habéis fracasado volved a intentarlo.

Aquí necesitamos técnica.

Por eso es importante que os fijéis.

Tienen que quedar totalmente lisos.

¿Cuántos macarrones hacemos?

De cada una cortaremos unos 3 o 4 macarrones.

Pero en total en la sartén tiene que haber 18 macarrones.

La primera parte de los macarrones

la vamos a hacer un poco oblicua.

Y sacamos el exceso y lo vamos a cortar en tres.

Uniformes, que sean todos regulares.

Una parte en oblicuo. -Ponemos 18, venga.

¿Sí? ¿Lo tenéis o no?

No me salen bonitos.

Pero bueno, lo he intentado varias veces

y voy a poner una ración minimalista de macarrones.

Ya sacamos las agujitas que ya están

medio descongeladas de las aceitunas

para poder emplatar.

Vamos a sacar la caballa de la marinada.

Y vamos a hacerle un corte en la parte superior.

Mirad aquí, que es importante.

Sin llegar a la piel.

Y ya la hemos pelado como si fuera una serpiente.

Y ahora lo que vamos a hacer será darle unos cortes

en la parte superior de la piel,

de tal manera que cuando la comamos

será mucho más tierna.

¿Cómo era lo de quitarle la parte esa?

Y la ponemos en un recipiente con aceite de oliva virgen.

Oriol, perdona. -No te puedo decir nada.

Ahora si no traicionaría a tus compañeros.

Vale, perdón.

Hay que quitarle la piel de fuera, la trasparente.

Vale, con aceite de oliva. ¿Verdad?

Y la pondremos a que repose. ¿Vale?

Pues así está.

Vale, el aceite.

Un trozo, ¿no? -No puedo decir nada ya.

Sí, sí, de acuerdo.

Os lo he repetido todo 30 veces.

¿Vale? -Vale, lo siento.

Voy a buscar ya el sifón para empezar a acabar el plato.

¡Ay! -Perdón, Oxana.

Bueno, pues yo voy a empezar a montar la gilda,

señoras y señores. -Fenomenal.

¿Sí? Venga. -Sí.

Lo primero de todo será coger una copa

y añadir unas flores de azahar para que nos puedan impregnar

cuando comamos esta gilda. ¿Vale?

El olor que tiene, que es impresionante.

Vamos a añadir primero la caballa.

Pondremos dos trocitos pequeñitos.

Añadiremos las dos piparras.

Dos.

Vamos a añadir cuatro trocitos de anchoa.

Dos alcaparras.

Añadiremos un poquito de fruta de la pasión.

Cuatro trocitos de anchoa.

Que serán dos toques, dos semillitas podéis poner

en un lado y dos en otro. ¿Vale?

Perfecto.

Y escogeremos la mejor aceituna,

la que os haya quedado mejor.

Añadiremos salsa de piparra.

¿Vale?

Y un poquito de aceite de oliva virgen. ¿Vale?

Aviso, tenemos que ir rápido que las aceitunas

se están fundiendo y podemos fracasar.

Fruta de la pasión.

Tenemos el primer plato.

Que lo tendremos que poner rápidamente en la nevera.

La he liado.

Se ha deshecho.

Y ya voy a acabar los macarrones.

Estoy un poco fastidiado porque quizá el tiempo

que hemos esperado a otros compañeros

ha hecho que las aceitunas estén más tiempo fuera

y se hayan derretido.

Añadiremos la mantequilla de beicon

con los daditos de beicon.

¿Sí? Y añadiremos una cucharadita de beicon.

Venga, y vamos a acabar el plato.

Vamos a añadir la espuma carbonara.

Y vamos a mezclar.

Me he perdido.

Le vamos a añadir un poquito de parmesano rallado encima.

Pues bueno, ahora ya...

Y un poquito de yema de huevo.

Yo he acabado.

Poco a poco, que lo vais a hacer muy bien.

Oriol, terminaste ya con los platos, ¿verdad?

Sí. ¿Los puedes acercar aquí?

Y vosotros, aspirantes, tenéis un minuto

para emplatar los platos ahora mismo.

Os recuerdo que la espuma y el queso se hace aquí

delante de nosotros, en el atril.

¿Vale? ¡Sí, chef!

¿Yema de huevo sin más?

¿Yema de huevo? -Sí.

Sí, pues a mí se me han deshecho las aceitunas.

A mí también. He conseguido salvar una.

Yo ninguna.

Sí, a mí también...

Cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Tiempo. Manos arriba.

A veces las caras lo dicen todo.

Sí, no, no. -Toni está el pobre...

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad.

En la Escuela Online de"MasterChef" vas a encontrar

más de cien nuevas recetas donde podrás convertirte

en un auténtico MasterChef.

Además encontrarás nuevos trucos para sorprender

a tu familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Aspirantes, ha llegado el momento de la cata.

Oxana, empezamos contigo.

Ahí voy.

A ver, mi vida, ayúdame con la espuma.

Que me salga.

¡Opa!

Perdona.

Bueno, Oxana. Sí.

Cuéntanos, ¿cómo has visto la prueba?

Súper difícil. Súper difícil, pero divertida.

Yo disfruté un montón. Y con mi puro nervio

se me pasó poner el verde de guindilla.

Porque en ese momento ya estaba haciendo una cosa

y ya estaba escuchando qué están haciendo.

No te preocupes, que te diremos nosotros las cosas.

Te defiendes bien. -¿Es que no me ves?

No estoy nerviosa, estoy súper feliz.

Bueno, yo me alegro que estés muy contenta,

porque se trataba de disfrutar siguiendo a Oriol.

Pero te he visto muy perdida. No.

Sí, pero te voy a decir por qué.

¿De qué color tiene los ojos Oriol? Sin mirarle.

Verde. ¿Y Marta?

No sé.

Si la estabas mirando todo el rato a Marta.

Sí, la estaba mirando, porque me permitiste mirar.

Pero la prueba iba de seguir la chef.

Y si le sigues... Es que tengo mala vista yo.

Os voy a contar un secreto, es que yo tengo astigmatismo.

Y de cerca tampoco lo veo.

Tengo que adivinar a veces

las cantidades de los ingredientes.

Oriol, ¿cómo has visto a Oxana?

Le he estado observando cuando iban trabajando.

Sí que te ibas perdiendo.

Y hemos de valorar todo, no sólo la presentación

sino todo el conjunto.

Porque esa manera de trabajar

va a influir en el final del plato.

Sí. ¿Sabes lo que es una gilda?

No, no sé. Una gilda en España

es un pincho que lleva un trozo de guindilla,

lleva una aceituna y lleva una anchoa.

Y te lo comes así. Sí.

Pues todo ese sabor lo encuentras en este plato.

Me olvidé de lo importante.

Si comparamos los dos platos verás un montón de diferencias.

Sí. ¿Dónde está la salsa verde

de la piparra? No está. Seguro que el sabor es otro.

Es que lo veo, hay que ser ciega total

para no ver las diferencias.

Y luego importante ver la técnica de la aceituna.

Sí. Y...

no hay líquido. ¿Por qué no hay líquido?

Porque nos hemos fijado desde aquí

que tenía una crema de aceituna verde muy densa,

mucho más que los demás.

Y Oriol ha insistido en el peso.

Ha echado la xantana a ojo.

Y luego si nos vamos al plato de los macarrones...

Los macarrones están demasiado gordos,

y además tenían como grumos porque se ve que no estabas

enfriando bien el molde, secando y luego metiendo

en la gelatina con la temperatura perfecta.

Pero la intención está. Sí.

El plato se ha terminado, pero los elementos técnicos

están marcando diferencias.

Sí, estoy de acuerdo. -Vamos a probarla.

La vista es una cosa, pero el sabor es muy importante

y el proceso también.

Aquí valoramos todo,

pero el resultado final deja que desear.

Y dejamos en positivo la actitud.

Lo siento.

Ya lo sé.

Pienso que mucho has sacado por lo nerviosa

que te he visto, que ibas rezagada todo el rato,

dudando, mirando a Marta.

Me parece que hay mucho más de lo que yo esperaba.

Pero has desdibujado la receta.

Sobre todo la de la gilda. La de la carbonara mira,

le falta yema de huevo, está gordo...

pero te lo comes y está rico.

La gilda no encontraremos una gilda,

porque la piparra si no está poca gilda vamos a tener

porque es un tercio de esa tapa tan importante.

Yo estoy contenta con la crítica.

Es que yo lo sé, todo lo que no hice.

Y creo que no voy a tener la chaquetilla.

Bueno, Marta, cuéntanos un poco

cómo ha sido cocinar siguiendo al chef.

He sudado, ¿eh? Cuando se me ha caído

la piparra he dicho:

"Me tengo que reenganchar sí o sí."

Ahí sí he sufrido. Pero estoy contenta

que me he sabido reenganchar y que he conseguido acabar

a tiempo las elaboraciones, porque he dicho:

"Dios mío, no acabo."

Pues, Marta, nosotros tenemos que decirte

que otra vez te hemos visto

trabajar más ordenada, concentrada.

Y a pesar de ese contratiempo daba gusto verte trabajar.

Gracias.

A simple vista te diré que a lo mejor le falta

ese poquito más de salsa de piparra.

Pero tienes todos los elementos bastante bien dispuestos.

Y el plato de macarrones,

a falta de probarlo, muy bien hechos.

Yo creo que ha sido maravilloso verte cómo lo estabas sacando

bastante perfectos comparado al resto.

Con lo cual muy bien, la espuma bien.

Solamente falta probar.

Desde el accidente de la piparra ella ha sido

capaz de seguir a Oriol punto por punto.

Y en el punto técnico donde se podía o no

decidir la prueba ha seguido bien los pasos.

Vamos a probar. Vamos.

Muchas gracias.

Vamos a romper la aceituna, ¿no?

¡Oh!

Hay diferencia, ¿verdad?

Sí, sí. Esta sí sería muy parecida

a la que habéis traído vosotros.

Con la cantidad de xantana que le toca.

Técnicamente está muy bien. Correcto.

Está espectacular.

Qué ilusión. -Aparte de que esté líquida,

la película que nos da la manteca de cacao es fina, crujiente.

Y en ese sentido, técnicamente, está bastante acabado.

Está bien hecho. Eres superdelicada trabajando

y da gusto ver lo bien que están aplicadas las técnicas

y lo bien que lo has hecho, porque la capa fina

que rodea la aceituna es espectacular.

Pero... La Gilda. Todos los elementos.

El aceite me ha faltado un poco, pero en el sabor está

y, por lo tanto, tenemos una gilda.

Los macarrones bien ejecutados, la salsa bien.

Yema falta un poco. Dadito de bacón, te has pasado

y está grueso. Pero son minucias.

Trabajo maravilloso con dos tonterías.

Puedes estar muy contenta, Marta. Muchas gracias.

(MARTA) No me lo puedo creer. Me están sudando las manos.

De verdad, estoy que no me lo puedo creer.

Era la prueba de una gran final.

Hacer dos platos a la vez tiene mucha complejidad.

Totalmente de acuerdo. Qué ilusión.

Muy bien. Muy buen plato.

Ya solo falta decir: Y qué bien huelen tus flores.

Muchísimas gracias. Gracias, Oriol.

Y a Mateu también. La receta es de los dos.

Y a Mateu. Mateu también. Lo que pasa

es que he hablado más con Oriol. Solo por eso.

Por la receta, gracias a los dos.

Los dos, los dos. Ketty, te toca a ti.

¿Cómo ha sido seguir al chef?

Pues la verdad, bastante estresante,

pero me lo he pasado muy bien.

Y me quedó un poco justa la ración de macarrones.

He visto un problema de atención.

Había un momento que dije: ¿Cómo no le salen los macarrones?

Estaba Oriol que lo repitió tres veces.

Metemos en agua con hielo el molde,

secamos y metemos la gelatina.

Y tú sacabas del agua y metías a la gelatina.

Ya. Ahora, a simple vista,

el plato de la gilda está calcado.

Pero los macarrones sí que aquí hemos pinchado, pero...

En hueso. Recordemos que cuando ya estaba

con la gelatina fundida, la cazuela no era

del tamaño para el molde.

Y ahí ha empezado un poquito el descalabro a la hora de tener

los resultados. Totalmente de acuerdo.

Se nos ha pinchado. Todo es de diez.

Pero debía tener algún porito que se nos ha filtrado

al contenido de la aceituna.

El montaje del plato de la gilda sigue mucho a la realidad,

pero ese defecto técnico penaliza.

El sabor está rico. El corte de la caballa maravilloso.

Le faltaba separar un poco los elementos

para reproducir lo que ha hecho Oriol.

Y en el caso de los macarrones, con qué facilidad

al no acertar un paso, que es la elaboración

de los macarrones, te cargas el plato.

Macarrones finos. Hemos fracasado con el macarrón.

Pero de sabor está muy bueno. Y la gilda, que podría ser un diez,

la temperatura del baño no era la perfecta

y se nos ha petado y se ha vaciado.

Te veo trabajar y te veo que podrías hacer mucho más.

Te veo muy crítica cuando ves a tus compañeros cocinar,

les exiges mucho a ellos.

Te puedes exigir mucho más de lo que das.

Es una pena que haya cometido errores en pequeños detalles.

Esos pequeños detalles descalabraron el plato.

Bueno, Toni, cuéntanos cómo ha sido seguir al chef.

Yo creo que he ido de más a menos. ¿El menos ha sido

cuando le estabas dando patadas al mobiliario?

Ah, no. No, no, no.

He ido de más a menos. Estaba muy a gusto

y con lo de la aceituna, me he rallado

y no he conseguido acabar el plato. Ha sido problema mío.

(TONI) Ha sido efecto dominó. Tenía las fichas bien puestas.

Hubo un momento que toqué una,

se cayó y fueron todas las demás detrás.

Toni, lo hemos hablado muchas veces.

Estamos llegando a la final y no puede ser

que por un defecto técnico, no te puedes enfadar tanto

que, como consecuencia, los muebles han padecido

alguna patadita tuya, que estás intentando obviar.

Ha sido una tontería. Díselo al mueble.

Perdón, mueble. A ver.

¿Ves el tuyo? Sí. Más seco.

¿Ves los cortes que no tiene tu caballa?

Y el corte mismo de la caballa. Y el corte mismo.

Yo sé que sabes limpiar un pescado mucho mejor

de lo que estamos viendo aquí.

Hay errores que son fruto de esa mala gestión,

que como te he dicho millones de veces, haces de tu mala leche

y caractazo que tienes. Completamente de acuerdo.

(TONI) Creo que lo estaba haciendo muy bien

y por ese detalle, la he fastidiado.

Oriol, tengo una pregunta para ti.

¿Has cortado el cocinado en algún momento?

¿O has seguido todo el rato cocinando?

Hemos seguido cocinando, pero aflojamos el ritmo

cuando veía que iban perdidos.

Te decía si habías cortado o parado de cocinar,

porque Toni dice que cuando Oxana se ha cortado,

se ha parado el cocinado.

Sí que hemos esperado a Oxana alguna vez.

Te diré justo cómo ha ido.

Oriol no ha parado en ningún momento.

Cuando ella ha regresado, ha dicho:"Oxana".

Ha tenido la deferencia de repetirle

la frase que había dicho. Ese ha sido su único detalle.

Es más. Si hubiese sido así, casi por compañerismo,

podrías haber dicho: Perfecto.

Por un corte, no me voy a quejar. Nunca.

En fin, habrá que ver cómo empezamos con esa gilda.

Y la aceituna... No existe.

Que no existe. No.

Como se le reventó la aceituna,

parece que tenga la salsa de piparra.

No se la he puesto por eso. Como se me ha reventado

y he visto la salsa por debajo... ¿Te parece lógico no poner

un tercio del sabor del plato? De acuerdo.

Te ha parecido que no le hacía falta.

Porque fallemos una vez, no quiere decir que perdamos.

Sí. Podía haber estado eso mal y lo demás bien.

-Y era perfecto. -Tienes razón.

Al final, se valora todo. El macarrón que, aparentemente,

esté bien hecho, le falta jugosidad.

Yema no ha puesto. Salsa poquísima.

He puesto muy poco de todo. -Cuando emplates,

hay que pensar en lo que la gente encontrará

con el sabor, los elementos, las elaboraciones

y no tanto solo en lo visual. -Vale.

No estoy enfadada contigo. -Lo digo porque yo,

por un corte, no voy a quejarme de que se pare.

Cuando me he cortado medio dedo y me han dado tiempo.

(TONI) Yo no he dicho que me fastidie para el cocinado

porque Oxana se ha pinchado.

Si la prueba va de que hay que seguir a un cocinero,

porque te pierdas, eso es lo que no entiendo.

Queda claro, Toni. -Tú no te pones de mala leche.

-Puede parecer de mala persona. -Pero no lo eres, obviamente.

Aspirantes, la cata ha terminado.

Tenemos que deliberar para decidir el nombre del primer duelista.

Los macarrones me han salido bien.

Espérate, espérate.

Espérate ahora, a ver qué me digan.

(MARTA) Ketty y Toni son rivales grandes.

No me haré ilusiones. Que sea lo que tenga que ser.

Solo uno se puede llevar el...

Lo importante es que la experiencia ha sido maravillosa.

Esto es para acordarse toda la vida.

Nos ha costado, pero lo tenemos claro. Señores.

Aspirantes, uno de vosotros se pondrá ahora mismo...

La chaquetilla.

Madre mía. La chaquetilla con su nombre,

que le da paso al Gran Duelo Final.

Muy fuerte, eh. Ay, que me muero.

(TONI) Cuando las han sacado, me ha entrado unas ganas

de cogerla y ponérmela y no soltarla.

No se me va a escapar Eso me tiene que quedar...

Habéis llegado hasta aquí gracias a vuestro trabajo,

esfuerzo y a las horas que habéis dedicado a cocinar.

Habéis demostrado ilusión y muchas ganas de aprender

y eso es lo que esperábamos de vosotros.

Os hemos visto darlo todo en estas cocinas,

aprender a valorar nuestras críticas

y superar vuestros miedos e inseguridades.

Habéis crecido, no solo como cocineros,

sino también como personas.

No ha sido nada fácil para nosotros elegir

al mejor en este reto.

Y por eso hemos hecho un ranking.

Ay, qué ataque de nervios, coño.

El aspirante que ha quedado en cuarto lugar,

ha ido perdido durante todo el cocinado.

Ha medido a ojo, ha ido improvisando

y eso se ha notado en todas sus elaboraciones.

Y ese aspirante es... Oxana.

Totalmente de acuerdo.

Ya lo sé que no lo hice de la mejor manera.

Pero, bueno, cuarta posición es posición.

En tercer lugar, tenemos a aspirante

al que no hemos visto rendirse en ningún momento.

Aunque ha habido momentos en los que se ha perdido bastante.

Ese aspirante es...

Ketty.

Ya solo quedan dos puestos. Y entre ellos está

el aspirante que mejor ha reproducido los platos

y que, por tanto, va a vestir enseguida

esta chaquetilla de duelista.

Oriol, haz los honores y dinos quién te ha parecido

que ha reproducido mejor tus platos.

Toni, dame la mano.

La persona que mejor lo ha hecho, es Marta.

(GRITA DE ALEGRÍA)

¡Dios mío de mi vida! -Ve a por la chaquetilla.

-Antes de que se arrepientan.

-Que no se arrepientan, por Dios. -Felicidades.

Marta, felicidades. Acércate.

Oriol, por favor, ayuda a ponerse

la chaquetilla a Marta. Muchísimas gracias.

Da glamour, ¿no?

De la lucha en las cocinas. ¡Dios mío, qué fuerte!

No me lo puedo creer.

¡Ah! ¡No me lo puedo creer!

Qué a gusto me he quedado.

Que ya voy a estudiar. Ya tienes tu chaquetilla.

Enhorabuena. Ha sido un placer verte seguir a Oriol,

porque has estado muy atenta, organizada.

Tanto que tus compañeros te han tomado

en todo momento de referencia.

Y tú, como buena compañera, olvidándote de que esto

es una competición, no has dudado en ningún momento

en ayudarles y resolver sus dudas.

Muchísimas gracias. Ha sido un placer seguirte.

Y gracias a ti, soy duelista. -Tú, que lo has hecho bien.

(MARTA) Mi mente no ha asimilado lo que ha pasado.

Soy duelista de"MasterChef".

O sea, que ya, fijo, fijo, soy segunda.

Por tanto, Toni, el segundo lugar es para ti.

Has estado centrado durante la primera parte del cocinado,

pero al final te ha podido la presión.

Podemos llamarlo así. Pero lo que menos nos ha gustado,

es verte enfadado, dando patadas a los cajones,

como un niño pequeño, Toni.

Lo siento. Bueno, Marta, ¿qué sientes?

Yo solo estoy pensando que ya voy a poder estudiar

en el Basque Culinary Center, que es lo que más ganas tengo.

Me quiero dedicar a la cocina. Hasta me ahogo.

Yo ya he ganado. Ya sí he ganado. Ya sí he ganado.

¡Ay! No puedo ni hablar.

Tengo la boca seca. (RÍE)

"MasterChef" es el creador

y cumplidor de sueños del mundo.

Tú que acabas de estudiar, que estás con tu carrera,

¿lo que más quieres es estudiar? Sí, sí.

Yo quiero estudiar cocina. Yo ya estuve y lo intenté

y no pude, pues ahora vuelvo. ¿Y por qué no pudiste?

Porque me sentía mal. Entonces, dije

que mejor voy a estudiar Nutrición y ya cuando pueda

y me lo pague yo, pues me voy.

Y ahora me lo pagáis vosotros.

(RÍEN) -Vamos. No me lo puedo creer.

No me lo puedo creer.

(MARTA) El Basque Culinary Center era un esfuerzo

muy grande para mis padres.

Estoy deseando contarles que su hija

va a estudiar y que lo he conseguido yo

con mis propios medios. Van a flipar.

¿Quién te gustaría que te acompañe en ese Gran Duelo Final?

Jolín, qué difícil. Porque, al final,

la siento como una hermana, a Ketty.

Sería la final soñada. Ha llegado un momento

en que su felicidad también es la mía.

Sé que ganara quien ganara,

estaríamos contentas. -Qué mona es.

(KETTY) La amistad que hemos construido aquí

es verdadera. El sentimiento es mutuo,

porque si ella fuera la que levantar el premio

de"MasterChef", yo también estaría igual de feliz.

Oriol, Mateu, muchas gracias por venir

y por habernos ayudado a elegir al primer duelista

de la Gran Final de la sexta temporada de"MasterChef".

Muchas gracias. Toni, Oxana, Ketty,

ya solo queda una chaquetilla para el combate final.

Una única oportunidad para

conseguir retaros en duelo con Marta.

La noche no puede estar más emocionante.

Conoceremos al segundo duelista en la Prueba de Exteriores

y será en un restaurante muy especial para nosotros,

con una estrella Michelín y en el que os enfrentaréis

a un menú elaborado por uno de los chefs

más influyentes de nuestro país.

(OXANA) Bueno, mi vida, en exteriores tenemos

la última posibilidad de ganar

esta chaquetilla. Pero no te preocupes.

Si no va a pasar, no pasa nada. Estamos contentos.

(NARRADORA) Toda final que se precie exige

un escenario de excepción y Toledo lo es.

Declarada Patrimonio de la Humanidad

e Interés Turístico Internacional,

Toledo tiene un centro histórico

que es una auténtica joya monumental.

Pero, además, cuenta con uno de los restaurantes

más importantes de toda España: El Bohío.

Aquí es donde Pepe Rodríguez hace su magia.

Lo abrió su abuela Valentina y lo heredó su madre.

Era un modesto bar de carretera,

pero la genialidad de nuestro chef lo ha convertido

en un templo gastronómico de la alta cocina.

Aspirantes, no puedo estar más orgulloso de deciros:

Bienvenidos a Illescas, bienvenidos a mi pueblo.

(TODOS) Gracias.

Tengo que confesar que os veo aquí, en la plaza de las Cadenas,

y me emocionó. En esta plaza jugaba yo de crío

a las chapas, a la peonza, a las bolas.

Y ahora estamos aquí celebrando la Final

de la sexta edición de"MasterChef".

Yo nunca soñé con ser cocinero.

En mi casa no había tiempo para soñar.

Faltaba personal en el negocio y me tuve que poner a trabajar.

Tampoco me preguntaron a qué me quería dedicar.

Simplemente, necesitaban un cocinero.

Pero, a pesar de todo, he conseguido un sueño.

Llevo 30 años disfrutando de la cocina.

Tengo una estrella Michelín.

Soy Premio Nacional de Gastronomía

y jurado de"MasterChef. Y todo, fijaos,

gracias a saber recalentar los fideos que hacía mi madre.

Tiene narices la cosa.

Bueno, lo que quiero deciros es que los sueños se cumplen.

Puede que sea difícil, que no tengas muchos recursos

y que sientas que has empezado demasiado tarde.

Pero si te entregas en cuerpo y alma día a día,

la vida acaba recompensándote.

(OXANA) Soñar nunca es tarde.

De verdad que me estaba mandando un mensaje a mí.

Yo ya estoy en camino de jubilarme

y tengo poco tiempo de realizar el deseo de mi vida.

Oxana, ¿qué tal? Te veo emocionada.

Estoy... muy orgullosa de estar aquí.

Y quiero daros las gracias por confiar.

Yo no pensé nunca que iba a estar en la Final.

-Venga, Oxana. -No sé qué decir.

Voy a intentar disfrutar en cada momento

de mi estancia aquí, porque puede ser

el último cocinado

y es como en el amor.

Siempre recuerdas el primero y el último.

Qué manera de llorar aquí.

Bueno, Toni, con lo templado que tú eres,

¿también te vas a emocionar? Las palabras de Pepe

han sido bastante emocionantes.

Me veo en Pepe porque es muy de su pueblo

y yo también. Me gusta mucho esa manera de pensar.

Sentirse orgulloso de su pueblo.

Me siento orgulloso de mi pueblo, igual que Pepe de Illescas.

Igual que Illescas es igual a Pepe,

yo creo que Foios también sea reconocido por mí,

por Toni de"MasterChef".

Ketty, ¿contenta de estar en la tierra de Pepe

y cocinar en su casa?

Pues la verdad es que estoy superemocionada.

Ketty, vas a cocinar en un Bohío. No puedo explicar

la ilusión que me hace entrar en tu cocina

y poder liarla aunque sea, ¿sabes?

Y si sale el plato bien... Y si no sale, pues también.

Pero me hace muchísima ilusión

poder cocinar en tu cocina.

Me he emocionado muchísimo.

Más que nada, porque él es

uno de mis grandes ídolos de la cocina.

Es un hombre de éxito pero muy cercano

y que demuestra que tener un sueño no es imposible.

Aspirantes, ahí tenéis tres chaquetillas, tres sueños.

Es vuestra última oportunidad de conseguirlas.

Por tanto, hoy cocinaréis de forma individual.

Aspirantes, os he preparado un menú degustación de seis platos

con un intenso sabor a Castilla-La Mancha.

Esta tierra tiene unos productos maravillosos

y unas recetas riquísimas. Así que os aconsejo, aspirantes,

que vayáis sacando todos el castellano-manchego

que lleváis dentro porque hoy lo vais a necesitar.

Ya lo tenemos aquí. -Además, yo,

muy castellano-manchego.

Esa mezcla con ruso, cubano, valenciano,

vamos a ver qué sale de esa fusión.

Cada uno de vosotros deberá preparar

dos de los seis platos del menú.

Primer plato:

ajoblanco, polvo helado de manzana verde,

sardina salada y roca helada de almendras.

Es un clásico, como un ajoblanco.

Hay un polvo helado de manzana que todavía reafirma más

el frescor del ajoblanco. Y unas rocas heladas

que funcionan muy bien porque nos refresca los platos.

En este caso, es de almendra para potenciar más el sabor.

Interesante. Segundo plato:

atún marinado, piedra helada de tomate,

jugo de manzana y salicornia y polvo de aceite

Tiene buena pinta. -Es muy guapo.

Es una readaptación de una ensalada de tomate y atún.

La crema de manzana y salicornia y la crema de tomate

tienen que estar muy bien hechas por las texturas.

Y luego, aparece esa roca helada

con tomate que nos va a potenciar el sabor.

Tercer plato: cigala, sopa al cuarto de hora,

aire de azafrán, tallarines de calamar y crujiente de gambas.

Este plato podría ser un homenaje a mi madre,

porque lleva esa cigala maravillosa,

que hay que tratar delicadamente,

con esa sopa al cuarto de hora,

un clásico de la cocina española,

con aire de azafrán y crujiente de gamba.

Nos daría como ese pan que lleva una sopa de pescado.

Arreglado pero informal.

Cuarto plato: ensalada de quesos manchegos

y anguila, crema de turrón salado, gelée de queso y su buñuelo.

Estamos en La Mancha y el queso es algo que va unido.

Hacemos unas ensaladas de quesos de diferentes texturas,

con el suero gelatinizado, el turrón salado.

Y luego, hacemos un buñuelo relleno de crema de queso.

Tela ese plato. Quinto plato:

solomillo de cerdo ibérico en adobo, gofre de aguacate,

salsa de maíz y achiote y ñoquis fritos de patata.

Es poner en valor un producto tan sencillo

como el solomillo de cerdo con ese adobo tradicional

con un poco de soja y un poco de salsa de ostras,

que lo potencia. Abajo hay un gofre con aguacate.

Es un gofre hecho con sifón y una gofrera, más aireado.

Bueno, un plato de carne recio para comer.

Ese me gusta. Y sexto y último plato:

Helado de nata, crema de sésamo y vinagre,

bizcocho de azúcar moscovado y aéreo de chocolate

y caramelo crujiente de chocolate.

Un postre. Es un clásico de El Bohío.

Me encanta el helado de nata.

Me encanta el chocolate. Aparece un bizcocho

de azúcar moscovado que tiene un aroma a regaliz.

Y esa teja crujiente de caramelo.

Aspirantes, ¿qué os parece el menú? ¿Ilusionados o asustados?

Ilusionados. -Ilusionados.

Con ganas de meterle mano.

Toni, por ser el segundo mejor de la prueba anterior,

te corresponde a ti elegir qué dos platos quieres cocinar.

Pues voy a elegir el segundo y el quinto.

Atún marinado y solomillo. ¿Por qué?

¿Te parecen más sencillos?

Me gustaba el de la cigala.

Es el que hubiera elegido. Pero va acompañado del postre

y al postre le tengo respeto.

Es tu decisión, Toni. Ketty, tú fuiste

la tercera mejor aspirante

de la prueba anterior, así que es tu turno.

Cigala y postre. Porque quiero ver si soy capaz

de tocarte la fibra sensible con la sopa de tu madre.

Venga. Muy bien. Y el postre,

pues quiero jugármela hoy toda.

Voy a dar todo de mí para que ese postre salga perfecto.

Oxana. Ya.

No tienes más opción que cocinar los dos platos

que tus compañeros no han querido.

El ajoblanco y la ensalada de quesos manchegos.

Cualquier plato está bien. Difíciles todos, pero bueno.

(OXANA) Me pueden hacer peligro los nervios.

Pero vale, voy a poder. Seguro que sí.

Voy a poder. Lo hago.

Aspirantes, hoy estamos empeñados en transmitiros

que alcanzar los sueños es posible.

Y por eso, hemos invitado a unos comensales muy especiales.

Los ganadores de las doce ediciones de"MasterChef"

que hemos hecho hasta ahora.

(APLAUDEN)

(KETTY) No paran de sorprendernos.

Hoy justo que estamos en la Final, cocinando en el restaurante

de mi chef favorito y, encima, los comensales

van a ser los doce ganadores, pues esto es la gloria.

Como siempre, nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios

para cocinar y donará el excedente

que no utilicéis a comedores sociales.

Cada uno de vosotros contáis con 150 minutos

para cocinar vuestros platos.

El tiempo preciso para no ir con prisa,

pero tampoco con pausa.

(TODOS) Oído, chef.

Aspirantes, quiero que cuando entréis en mi cocina,

volquéis en los fogones todo el conocimiento,

todas las ganas y toda la ilusión

de estas trece semanas. Así será.

¿Lo haréis por mí? Claro que sí.

-No lo dudes. -Por nosotros y por ti, Pepe.

Pues coged los delantales, a por ingredientes

y a trabajar en tres, dos, uno. ¡Ya!

(KETTY) Toni, qué ritmo llevas.

Aspirantes, para que todos dispongáis

del mismo tiempo de cocinado, empezaréis a trabajar

escalonadamente. (TODOS) Sí, chef.

Oxana, prepárate porque tu tiempo de cocinado comienza

en tres, dos, uno. ¡Ya!

Suerte, Oxana. -Suerte.

Gracias.

No me puedo creer que esté en la cocina de Pepe. Qué ilusión.

Hoy, en Pepe y su cocina, la Final de"MasterChef".

Cortamos un poco de pan para triturar junto con almendra.

Ajo escaldado.

(NARRADORA) Para su primer plato, Oxana tiene que hacer

un ajoblanco y después elaborar

una roca helada con la máquina de vacío.

Muy bien, Oxana. Tranquila.

Yo sé que tú estás en cocinada de Pepe.

Pero Pepe por nada del mundo te pone nerviosa.

-¡Vamos, Oxana! -Oxana, no la líes

en la cocina de Pepe. -La primera vez que Pepe abre

sus cocinas a"MasterChef". -No la liemos.

¿Sabes qué? No me apetece hablar mucho.

-¿Ah, no? -No. Qué raro, ¿no?

Está superconcentrada.

Vamos a escaldar el ajo. ¿Cómo se enciende esto?

A mí no me sale la llama por ninguna parte.

A ver, ¿cómo se enciende? ¡Pepi!

-Pepe, no Pepi. -Pepe, ¿cómo enciendes tu cocina?

Me pitan los oídos. ¿Cómo me has llamado? ¿Pepi?

Pepe. Vamos a ver. Tiene que haber

un pilotito, como en todas las cocinas.

Si tenemos piloto, tenemos fuego. Y luego, a la izquierda giras.

Y ya lo tienes. Gracias, Pepe.

Vamos a por ello. Gracias.

Vamos a movernos. Ay.

A estas alturas, los nervios

hay que tenerlos bajo control. -Sí, sí.

Perfecto. (OXANA) Me cuesta arrancar.

Estoy nerviosa. La cocina es desconocida.

Si no funciona el gas, ¿cómo cocino?

Poco a poco. A ver si me sale bien.

Ajoblanco.

Creo que es suficiente.

Toni, ha llegado el momento de que demuestres

merecer esa chaquetilla. Tu tiempo de cocinado

empieza en tres, dos, uno. Adelante.

Mira esto. Mira esto.

-El taco gordo. -¡Toma ya!

Tú trátalo como si fuera tu mujer.

Métele mano pero con cariño. -Es lo que haré.

Pobrecita. No se merece otra cosa.

Voy a cortar un buen cacho.

-Qué buena pinta. -Tiene una pinta que te cagas.

(NARRADORA) Para el atún marinado de su primer plato,

Toni tiene que cortar el atún en rodajas

para marinarlo después con sal y azúcar.

Acuérdate de coger los trozos bonitos.

Sí. Estos son los trozos guais. -A ver. Perfecto.

Oxana veo que va de menos a más.

-Oxana siempre hace eso.

-Va subiendo las revoluciones. Empieza así.

Y luego se empieza a revolucionar ella sola.

Ponemos a calentar

para introducir hojas de gelatina en remojo.

Muy bien, Toni. Eso te va a quedar a ti espectacular.

Me lo vas a poner difícil.

-Es la intención. -Me lo vas a poner difícil.

Hola, chef. Muy bien, Toni.

¿Qué tal? Vamos a ver.

Me interesa ver esto. Cuéntame esto de qué va.

Había cogido unos tacos así y otros más gordos

para elegir unos u otros. Para no aprovechar el producto.

Si hemos visto el plato de Pepe, eran daditos de este calibre,

de centímetro y medio o dos, regulares,

para que el emplatado sea perfecto. Si quitas la piel, bien,

porque la piel, si está, marina menos.

Y si encima metemos la sal y el azúcar por debajo,

ya sería la bomba. Céntrate. En toda cocina, lo importante

son los detalles y las excusas. Perfecto. Gracias, chef.

Vamos a hacerle caso a Jordi, que tiene razón.

-Estás a tiempo de remontarlo. A ti se te da bien el pescado.

-Muy bien. Vamos allá. -Chicos, muchísimo ánimo.

Vamos a ver si se lo ponemos difícil a los jueces.

Vamos a taparlo bien.

Vale. -Venga. Ya remontaste.

¿Lo tienes todo mentalizado? -Sí. Abajo, el salmorejo.

Por Dios, qué impaciente estoy. Ketty, ¿estás lista

para luchar por un puesto en el Gran Duelo Final?

¡Sí, chef! Pues a trabajar en tres, dos, uno.

¡Ya! Me voy a poner con el postre.

-Ánimo, Ketty. -Vamos a pesarlo bien todo,

que esta vez me voy a redimir con el postre.

(NARRADORA) Ketty va a empezar a elaborar

el bizcocho de azúcar mascabado para su postre.

Para ello, tiene que hervir el agua con la nata,

el cacao y el azúcar, escaldar la mezcla con la harina

y mezclar con la mantequilla.

Aspirantes, preparaos porque acabamos de recibir

una visita inesperada. Está a punto de entrar en cocinas

nuestra querida Cayetana Guillén Cuervo.

Segunda clasificada de"MasterChef Celebrity I".

¡Qué ilusión me hace! Lo tiro todo.

Bienvenida. Ya estoy llorando.

Ya estoy llorando de la emoción.

Siempre es una alegría verte. Igualmente. Me encanta venir.

¿Qué le ha pasado a Miguel Ángel Muñoz?

Está rodando una serie y no pudo venir.

Pide disculpas. Vengo yo en su representación

y de todo el"Celebrity I", que es el mejor.

Eso fue un antes y un después. No va a haber uno igual.

Anímate y quédate con nosotros como comensal.

No me puedo quedar porque me tengo que ir a un rodaje.

¿No será porque es un menú de Pepe? De eso nada.

No me puedo quedar. He venido solo a pedir disculpas.

¿Quieres conocer a los aspirantes? Claro que sí.

Que llevo unos nervios de edición que no veas.

Te voy a presentar a Oxana. Venga.

Oxana, te traigo a Cayetana. ¿Qué estás haciendo?

-Voy a licuar la manzana. -A ver.

Está haciendo un ajoblanco. Me gusta.

Está la masa preparada para meter en este aparato.

Vamos a la máquina de vacío para que aspire.

Está haciendo una roca helada de ajoblanco.

¿Te puede dar un consejo? -Sí.

Con toda la humildad, pero como he pasado por aquí...

Lo más pasado, que no se encuentre ni medio cachito almendra.

Cuanto más fino, mejor.

¿Vale? Vamos rápido. Vale.

Pepe, rápido no puedo. -¿Cómo tengo el valor yo?

Tienes criterio. Eso es importante.

Vamos a ir a ver a un personaje de un pueblo muy particular.

Bueno, te presento a Toni. Hola, Toni.

Aspirante de Foios. Foios, Valencia.

Si le dices: Toni, no me estás pelando bien el tomate, te hace..."

¿Se enfada? -Es un exagerado.

-Pero si es muy majo. -No me acaban de pillar el rollo.

No me acaban de pillar el rollo.

Yo me enfado cuando algo no me sale bien a mí.

Con los jueces no me he enfadado. -Consigo mismo.

Porque es muy exigente. Bueno.

Jordi me hace unas terapias...

Venga, que vamos a ver a Ketty.

Eh, Toni, andando. Vale. Gracias.

Hola, amiga. Hola, Ketty.

No sé si has llorado más tú o yo.

Ahí hay un concurso. -Soy un poco llorona.

Yo también soy llorona. Somos así. No se puede cambiar.

Pero hoy te tienes que concentrar. -Sí.

Respira hondo e intenta que los nervios

no te jueguen una mala pasada. -Estoy tranquila.

Lo tengo todo en esquema en la cabeza.

No quiero fallarle a mi ídolo. -Suerte, mi amor.

Gracias. Vámonos, Cayetana. Adiós.

Y vamos allá. Que no me queden grumitos.

Bueno, Cayetana, yo me veo obligado a insistir.

Quédate como comensal. Me muero de pena.

Si yo fuese el director de su rodaje, corto,

te espero lo que haga falta.

Cada uno defiende sus intereses.

Tengo un rodaje y no puedo faltar. Somos unos desgraciados.

Los actores vamos siempre con el pluriempleo.

No me da tiempo a llamar al director.

¿Cómo no voy a querer quedarme en tu restaurante, en la Final,

si es una maravilla? Pero no me puedo quedar.

Lo siento mucho. Cayetana, vámonos.

Chicos, suerte.

Toni, ¿qué tal? -Limpiando tomates.

Quedan mejor limpios. Igual, estoy perdiendo un tiempo

que podría ir empleando en otras cosas.

Así tengo el salmorejo hecho.

¿Tú qué tal? ¿Cómo llevas el postre?

De momento, ya hice el bizcocho.

Ahora lo meto al horno. -Bizcocho tropical.

A ver si me sale bien esto.

Muy bien. Ahora voy a introducir el ajoblanco en la máquina esta.

¿Cómo funciona esto? No lo sé.

La pestaña tiene que estar

de lado para que suba. -Vamos allá.

No me sube nada. -Tienes que esperar un poco.

Vale. Así. Stop. -Entendido.

Muy bien. Vamos a licuar manzanas.

(NARRADORA) Con las manzanas licuadas,

Oxana tiene que preparar un polvo helado de manzana verde

con zumo de limón y almíbar.

Estoy acabando con el salmorejo.

Y ya vamos a por el licuado.

La Ketty repostera. Madre mía, en la que me he metido.

En la casa de Pepe y haciendo postres. Solo a mí se me ocurre.

(NARRADORA) Ketty tiene que elaborar la roca de chocolate

para su postre. Para ello, tiene que mezclar

el chocolate, la nata y la gelatina.

Tengo que pelar cigalas luego.

Los mejillones tengo que limpiarlos.

Pero esto ya está adelante.

Mezclamos zumo de limón. Con cuidado. Y azúcar.

A la nevera. ¡Toni, Ketty! ¿Cómo vais?

-Pues muy bien. -Yo estoy liado con la manzana.

Me encanta licuar cosas.

El licuado es uno de los grandes inventos de la humanidad.

El licuado. (OXANA) Me alegro por vos.

¿Y tú cómo vas? -Siempre parece que voy bien.

Al final, no sale. Pero bueno.

Querida sardina mía, no sabes el asco que me da limpiarte.

Pero voy a hacer este sacrificio solo por el Pepe,

que me salga su plato bien.

Así. Tripitas, escamitas. Así.

Muy bien. -Vamos a ver cómo queda

la mezcla esta de la roca.

A la máquina de vacío.

Vamos a ver.

Voy a echar el gel cream y le damos una textura buena

para que se convierte en gel.

-Bueno, creo que esto ya está.

-Bien, bien. -Al abatidor.

Va cogiendo textura por fin.

A mí me gusta, pero tampoco sé cómo tiene que saber. Lo dejo así.

Ocho, nueve, diez.

Once, doce. Y uno por si acaso.

A ver si me sale una fea. Vale.

Ahora pasamos una por una en sal y azúcar.

Arriba. Uno.

Vamos a licuar el tomate.

Toni, lo que me gusta a mí. -¡Olé! Vaya tela.

Pedazo de cigala. -Esto es un lujazo.

Menudas cigalas.

Voy a hacer un caldo muy rico que Pepe va a flipar.

(NARRADORA) Ketty está elaborando el fondo

de su sopa al cuarto de hora.

Para ello, tiene que reservar las cabezas de las cigalas,

que dorará con el ajo, las chirlas y las gambas arroceras.

Voy a hacer el caldito ahora.

Vamos a hacer bien la sopa de la madre de Pepe.

(KETTY) Si es complicado replicar

el plato de un chef con estrella Michelín,

más complicado es intentar transmitirle ese sabor

que le recuerda a la sopa de su madre.

Creo que me estoy arriesgando.

Espero que esta jugada me salga bien.

Aspirantes, los comensales están a punto de llegar.

En 30 minutos, arranca el servicio.

Oído. -Oído.

Yo me marcho porque tengo que recibirles.

Estoy deseando que coman bien.

¿Lo tenéis claro? (TODOS) ¡Sí, chef!

Venga, Toni, que tú puedes.

¡Venga, chicos, ánimo! ¡Ánimo! Toni, ¿qué tal?

Ahora voy a hacer la roca de tomate. ¿Y tú?

Aquí en mi salsa, limpiando mejillones.

Hombre, qué te gusta a ti el marisco gallego.

Hombre. Ya lo sabes bien tú.

Vamos a hacer la roquita. Ahí estamos.

-Venga, Toni. -Un poquito más.

Ya está. Paramos.

Ya está. ¡Vamos, Oxana! ¿Vas bien?

Rallando, rallando queso manchego para hacer el suero de queso.

Muy bien, Oxana. Muy bien.

(NARRADORA) Para su segundo plato de ensalada de quesos,

Oxana tiene que preparar una gelatina

con el suero del queso y agar-agar.

¿Qué tal el queso? ¿Rico? Muy rico. Perdón.

Rico, ¿verdad? Hay que probar las cosas,

para saber. ¿Cómo vas?

¿Puedo hacerte pregunta?

Para hacer suero de queso, los cachitos así como están.

Meto en el agua e infusiono un minuto, ¿no?

No. Entonces, ¿me puedes decir?

Lo haría hervir. A la que hierve, echo el queso.

A la que recupero el hervor, lo aparto.

Y lo dejo mínimo 15 minutos.

Ahí el queso coagula la parte grasa,

que se va al fondo, y se quedará una parte líquida,

que eso es la infusión de queso, suero.

Vale. Métete caña, porque tiene que gelificar.

Hay un montón de ingredientes.

Y eso no es lo más complicado. He visto un buñuelo

que hay que saber hacerlo. Oxana, cambio de marcha

y a darlo todo. Venga. Vale.

Tranquila, Oxana. Tranquila.

Tengo los mejillones al vapor, el caldito con la cabeza de cigala

y la chirla. Voy a darme espacio

para limpiar bien la cigala. Venga, Toni.

Yo le daría un poquito de caña. -Sí, sí.

Ya me he pasado a la siguiente elaboración.

Estoy haciendo el fondo, bien tostado

porque esto va a ser la leche.

(NARRADORA) Para su segundo plato,

Toni está preparando un fondo de ternera

con el que después hará la salsa de achiote.

Hay que quitarle la tripa a esto, porque como lo encuentre

algún cliente... Bueno, cliente no.

Algún comensal de estos de la élite de"MasterChef".

(KETTY) Tener que presentar platos

de una estrella Michelín en El Bohío

a ganadores de"MasterChef", ojo, eh. No es ninguna broma.

Tengo muchísimo miedo de cómo pueda valorar mi plato

los comensales de hoy, que son muy importantes.

Queridos comensales, bienvenidos a El Bohío.

No os imagináis la ilusión que nos hace teneros aquí.

Nuestro Pepe Rodríguez ha preparado un menú degustación

de seis platos que los aspirantes deberán replicar.

Todos sabemos que cocinar al nivel de Pepe es complicado.

Pero os aseguro que se están dejando la piel.

Espero que tanto esfuerzo se vea reflejado en los platos

y que disfrutéis de esta comida fantástica.

(APLAUDEN)

Aspirantes, empieza el servicio. ¡Jolín!

Y el primer plato en salir es el ajoblanco de Oxana.

¡Sí, chef! Madre mía.

Pues a emplatar el ajoblanco ya.

Tranquila, Oxana. -¡Vamos, Oxana!

Tranquila. Tú puedes.

Voy a empezar a preparar el solomillo de cerdo.

Hay que limpiarlo bien. Luego lo marino con agua y sal.

Siete, ocho...

(KETTY) Oxana, ¿cómo lo llevas?

-No me gusta hablar. -¡Ánimo!

Nueve.

Voy a hacer ahora el suflé de gambas, a ver si me sale.

Esto es trabajo de chinos. De momento, voy bien.

A ver si puedo mantener el ritmo porque la competencia está reñida.

¡Madre mía!

(NARRADORA) Ketty tiene que cortar en rectángulos el papel de arroz

y sellar con la selladora por todos los lados.

Después lo freirá en aceite

y espolvoreará con polvo de gamba arrocera.

Vamos a intentar el primero, a ver qué tal.

A ver si me sale este. Vamos a ver.

Esto es muy difícil. -Ánimo, Ketty.

Va a ser un desastre. Lo presiente.

Por lo menos, con buen humor.

Ni idea de cómo se emplata, pero vale.

Pepe, me perdonas, por Dios. Sabes que te quiero mucho.

De errores aprendemos.

Bueno, Oxana, este es el ajoblanco, ¿verdad?

Te estiraste, ¿verdad? Sí. Me estiré.

Estiré, metí en agua y trituré.

¡Ay, Pepe! Perdóname. Hay un exceso de ajo terrible.

Aparte, no hay sal. Ese exceso de grasa es

porque no se ha emulsionado bien.

Se tenía que haber triturado bien y debería estar todo homogéneo.

Vamos a echar nuestras rocas heladas.

Al menos, salieron rocas, ¿o no?

No. Esto tiene que subir hasta aquí arriba.

¿Ves que ha subido? Se queda ahí estabilizado,

se congela y cuando metes la cuchara,

es algo aéreo. Estás congelando aire.

¿Ves? Esto ya es una goma, pon dos o tres por en medio.

¿Vale? ¿Por en medio?

Sí, más o menos, ahí está, ya está y luego, acabaremos

con el polvo dorado de manzana. ¿El polvo salía o no salía?

Bueno, lo veremos ahora.

Algo no hicimos bien, como podemos ver

se ha quedado líquido, no congeló, lo habrás metido tarde.

Entonces, cogeremos la parte

de arriba, al menos nos dará frescor.

Sí. No será perfecto,

pero disimularemos algo el plato, ¿vale?

Venga, rápido. Vamos.

¿Te quedan sardinas por ahí? Sí, al menos uno lo hice bien, ¿no?

Sí, está rica, un poco cruda, pero está buena.

Para mí es un alivio. Comestible.

Deberíamos mejorar el emplatado.

Espero que no muera nadie, pero bueno.

Claro, más fácil la ensaladilla rusa.

Pues en verdad es muy difícil. No, no, hacerla bien sé que lo es.

Venga, sacamos platos.

Ya pueden sacar platos.

Camareros, por favor, sacamos platos.

Vamos sacando platos. Venga, a por la ensalada

de quesos manchegos, ¿vale?

El primer plato de este menú degustación

es ajoblanco, polvo helado de manzana verde, sardina salada

y roca helada de almendra.

Lo ha elaborado Oxana y espero que os encante.

Sí, seguro.

Huy, qué plato más bonito. -Qué guapo.

-Hala, esto es como una roca, ¿no?

-Intenso, ¿eh? -Tiene potencia, rock'n'roll.

(TOSE)

Está muy fuerte.

-Luego das un beso a alguien y...

-Le das el beso de la muerte. -Me cago en la leche.

Esther, Saúl, ¿Qué tal Samantha?

Qué tal os va. Muy bien, encantado.

Te veo en todos lados. Sí, no paro, todo el día mareado

de aquí para allá con los europeos, mundiales...

¿Qué os parece el plato?

Está un poco fuerte, pero si te gusta el ajo, bien.

O sea está fuerte de ajo. Sí.

El polvo helado me parece más sorbete, la textura...

O sea, no está acabado. Me sabe muy mal tener que irme,

compañeros, porque tengo un mundial en dos semanas

y me sale el avión ahora en un par de horas, así que,

me contaréis cómo fue el resto del menú.

Me encantaría quedarme. ¿Te vas al avión ahora?

Sí, sale ahora y me sabe fatal. Me da mucha pena.

Me da mucha pena a mí también.

(Aplausos) Ya me decís qué tal fue.

Nada, a disfrutar de este menú, hasta luego.

Toni, acaba de salir el plato de ajoblanco, ¿vale?

Eso significa que tu atún marinado sale en 15 minutos.

Oído. Pues, venga, Toni, marcha.

Empezaré a preparar el polvo de aceite.

Para acompañar su plato de atún, Toni tiene que hacer

un polvo de aceite de oliva. Para ello mezclará en frío

la maltodextrina con el aceite hasta que quede como un polvo.

Vale. -¿Cómo va eso por ahí delante?

¿Oxana, cómo vas? -Voy a poner buñuelitos.

Oxana tiene que preparar el relleno para los buñuelos

de su segundo plato, tiene que fundir queso con nata y sal.

Creo que con esto es suficiente.

Esto, por favor, me tiene que salir.

Esto es lo más complicado.

Toni, ¿tú en cuánto emplatas? -En nada.

-Huy, pues tengo que darle. -Empiezo a emplatar en nada.

Hola, chef, esto no me acabó de hacerse, lo eché muy tarde.

¿Esto es la roca helada?

Es una semirroca helada, no me acabó, pero los bordes están.

Si saco esos trozos, los puedo sacar.

Esto es un potaje no está congelado ni nada,

esto no sirve. Vale, pues nada.

-Pobre Toni, lo están poniendo verde.

Dios, qué estrés, qué estrés.

¿Y si sustituyo la roca por unos trocitos de tomate?

Es que lleva tres trozos de tomate. Vale, perfecto.

Lleva tres, pero los lleva. Vale, por eso.

¿No los tienes preparados? No.

Toni, ven aquí. Es que tengo que...

Ven un segundo, vamos a ser prácticos,

hay que modificar el plato de Pepe

y estás bajo de moral, ahora estás a nivel...

Me tiene que subir. ¿Sabes lo mejor que podemos hacer?

Dime. ¡Pepe!

Dígamelo. Hola, Pepe, qué tal.

Primero, lo siento, no me salió la roca.

No salió la roca. Hay un puré rojo que no sirve.

El tomate, que había tres trozos, tampoco lo tiene.

Eso lo corto en un momento. Córtalo, por favor.

¿No tenías tomates pelados?

Sí. Dame un cuchillo.

Te lo doy enseguida.

Un cuchillo que corte.

Vamos a hacer el plato, a salvarlo, ¿no?

¿Te corto el tomate y le enseñas a hacer eso?

Sí, venga, Toni.

Yo te pongo uno y tú otro.

Crema de salmorejo no está bien, no está tan perfecto como el mío.

El gel de manzana tenía que estar más emulsionado para que esté

más liso y más frío, vale,

y esto vamos a intentar salvarlo así, ¿te parece?

Claro. Y así se parece en algo.

Vale, eso es una espiral y en la otra rellenamos

del gel de manzana. Vale.

Vale, Jordi, ¿cómo vas con ese tomate?

Bien, ocho, nueve, diez, once.

Mira, ponemos un trozo, ponemos otro trozo.

Toni, rellena por allí. Su tomate para 12.

Perfecto, señor. Y ahora tres trozos de tomate.

¿Vale? Esto debería estar también cortado, te lo corta Jordi.

Sí, es una cagada mía. Esto nos puede valer,

es el aceite texturizado, vale.

Ponemos un poquito encima del tomate,

debería llevar las rocas heladas de tomate para dar más frescor.

No te salió, no sé qué habrás metido ahí.

Le ponemos un puntito aquí para aprovechar, ¿vale?

Una vez haces esto y con rapidez, sacamos platos.

¿Vale? Uno, dos y tres.

¿Vale? Te dejo emplatándolo, tienes uno ya, ¿vale?

Gracias, Pepe, muchas gracias y lo siento.

No estoy contento con el trabajo quería que el salmorejo

saliera perfecto, igual perdí tiempo y luego lo eché en falta

para la roca que no me salió.

Faltaron detallitos que debían salir.

¿Lo tenemos terminado? Sí.

¿Sí? Camareros, por favor, de aquí adelante.

Vale, vale, vámonos.

Toni. Me voy cagando leches al segundo.

Te salvamos, más o menos, el plato del atún.

Y os estoy agradecido. Dalo todo en la carne

porque tienes cero coma, ¿vale? A saco, a saco.

A continuación otra genial receta de nuestro Pepe,

atún marinado, piedra helada de tomate, jugo de manzana

y salicornia y polvo de aceite.

En esta ocasión ha sido elaborado por Toni, espero que os guste.

Tiene buena pinta.

-El atún para mí es muy gordo, tío,

mi trozo de atún, menudo taco, tío.

Mira el mío. -Está cortado al contrario

de la veta. -La piedra helada de tomate,

¿cuál es? -Esto es la piedra.

-¿Eso? Si es tomate, es tomate. -Le faltó meterla en el congelador.

Bueno, tenemos dos campeones

de la primera edición de"MasterChef".

Aquí estamos. Juan Manuel, cuánto tiempo.

Pues sí. ¿Qué tal te va?

Muy bien, sí, ahora trabajo como asesor gastronómico

y luego, llevo el tema de repostería para elaboración

para el tema de bodas y celebraciones.

Y tú, Mario, cuéntame. Estudiando con mis amigos

y con la cocina sí, pero en casa...

Claro, te has ido un poco del mundo gastronómico.

Sí. Bueno, ya volverás.

Bueno, Juan Manuel, cuéntame, el plato qué te pareció.

A simple vista está muy bonito,

lo que sí me di cuenta que tiene muchos fallos técnicos.

Creo que los nervios le pudieron jugar una mala pasada.

Más o menos, se defendió bastante el plato

solo son problemas técnicos. Bueno, pero son importantes.

Sí que tenía algún fallo

como esa roca de tomate que creo que no estaba.

La roca invisible. Sí.

Veremos a ver qué dice el veredicto.

Muchas gracias. A ti, muchas gracias, chef.

Aspirantes, hemos servido ya dos platos a los comensales

y dos desastres, Ketty, no quiero un problema

con la cigala, ¿entendido?

Entendido, chef.

En menos de 15 minutos sale tu cigala, ¿oído?

Oído, chef. Pues venga, corremos.

Empiezo a suflar ya.

Uf, Dios.

Yo solo pido si hay un Dios

en el cielo, que me sufle esto perfecto.

Bueno, esto nada.

Esto no.

Esta.

Venga, va, Ketty, que tú puedes.

Ay, qué nervios.

Huy, esta sí.

Esta sí.

Bien, jolín, a ver si me salen todos así por Dios.

(OXANA) Toni, Ketty, ¿cómo vais?

(KETTY) Pues muy bien y tú, ¿cómo vas?

(OXANA) A mi bola, pero voy.

Ahora vamos con bolitas para buñuelitos de queso.

12 bolitas, después me pondré

con más buñuelos para meter en el recipiente.

-Venga, Oxana, venga, va, bien, bien, bien.

Bien.

Bueno.

Misión cumplida con esto.

El polvo de gamba ya se lo echo.

Toni, qué tal la experiencia.

-Pues una experiencia para no olvidar.

Hacemos el marinado para la carne que tiene que ser

un marinado muy rico, aquí lleva la salsa de ostras

y el teriyaki que le da un gusto muy rico.

Un poco de pimentón.

Que se note que el pimentón está muy bueno.

Aspirantes, estamos en la final y sigo sin ver tensión.

Parece que no nos estamos jugando nada.

Estamos en la final y no veo tensión en las cocinas.

¿Oído? (TODOS) Oído, chef.

Pues, venga, volemos, señores.

Venga, vamos, Toni, mete ya los solomillos.

Toni, por favor. ¿Los meto? Los meto en la bolsa...

Sí, no entiendo por qué llevan tanto tiempo en agua

y no estaban aquí metidos. Lo sé.

¿Tienes la masa de gofre? No.

Venga, rápido y al sitio. Venga, rápido, rápido.

Aspirantes, está en juego la chaquetilla que os da paso

al duelo final. (OXANA) Oído, chef.

Pues venga, corremos.

Demos el último sprint, venga, luego pasará

lo que pase, pero demos el último sprint.

(TODOS) Oído, chef. (OXANA) Toni, Ketty, cómo vais.

(KETTY) Muy bien, tú cómo vas. (OXANA) Estoy colando la masa

de lo buñuelos para meter en el recipiente.

(KETTY) Fenomenal, esto ya está, contemos que estén todos,

no voy a cantar victoria antes de tiempo.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho,

nueve, diez, once, doce y ahora, ¿qué me queda?

Espuma de azafrán que la hago ya.

Toni, qué tal. -Aquí liados, ¿tú?

-Mejor no me toques el tema.

-Ya tenemos la masa de gofre, señoras y señores,

la enfriamos para que nos salgan unos gofres espumosos, qué buenos.

Mira qué rico.

Oxana, cómo vas. -Me pongo con el tartar.

Voy a probar a ver cómo sabe.

En mi vida lo probé.

Madre mía.

Está muy rica, sí, señor.

Vale.

Vamos, Ketty, cómo vamos. Fenomenal.

Ya puedo emplatar. Ketty, en cinco minutos

tiene que salir la cigala, ¿tenemos todos los pasos?

Si, meto al horno ya. Vamos a ir metiendo, por favor,

la cigala ya, ¿vale? Venga, mételo, 60 grados,

tres, cuatro minutos máximo.

Venga, vamos tirando platos, Ketty. Voy.

Vamos a sacar.

Venga, rápido y empezamos a emplatar.

Venga, rapidez, Ketty, rapidez, deprisa y corriendo, ¿vale?

Venga, Toni, ¿dónde tienes los solomillos?

Marinando. Los coceremos al roner, póntelo.

Está a 55 grados. 55, mete los solomillos, venga.

Vamos, Ketty, cómo vamos.

Voy, voy, voy.

Venga, la cigala ya fuera.

No quiero que se haga más, venga, vamos.

Bien.

Vale, dejamos aquí, venga, vamos deprisa.

Mira, un trocito, otro trocito y otro poquito, ¿vale?

Ok. Y cogemos un poco del aire,

muy poquito, muy poquito de azafrán.

Sopa en el medio y sale el plato. Ok.

Ya puedes correr, ¿vale? Sopa en el medio,

cógete con una jarra y le echas tres cucharaditas

de sopa por encima, tres.

Por encima del calamar. Ok.

Venga, los platos tienen que salir, así que rapidez.

Me faltan trocitos aquí.

Venga, vamos, que me voy a dormir, Ketty.

Me estás poniendo nerviosa. Es lo que pretendo, mujer.

Pues no. Vamos.

No quiero liarla. Vale, no, vamos bien de momento,

Me estás poniendo muy, pero que muy nerviosa,

pareces Jordi hoy. No me compares con ese, por favor,

ya quisiera ser tan alto y tan guapo.

Hombre, claro. Y tan delicado.

¿Ves? Ahora vuelves a ser tú. Ay, cómo sabes.

Pepe y yo tenemos una relación amor odio, pero es verdad

que me encantaría poder salir victoriosa de esto,

más que nada porque quiero que él vea que tengo talento

y que vea la pasión que tengo por la cocina.

Venga, vamos, empieza por ahí

porque mandaré a los camareros que saquen ya los platos.

Vale. Eso es, ya está.

Madre mía, madre mía. Menos mal, por fin un plato

que se parece al original.

No es poco eso ya, eh, camareros, por favor,

los platos con sopa están terminados, vamos sacando.

Venga, ese es el emplatado, está bastante, bastante bien.

Ponles el suflé aquí y, Ketty,

pensando en el postre ya, ¿vale? Sí.

Es el momento de que comprobéis

cómo cocina nuestro tercer aspirante, Ketty,

con un plato que, por fin,

se parece al plato original de Pepe.

Cigala, sopa al cuarto de hora, aire de azafrán, tallarines

de calamar y crujiente de gambas.

Muy bien. Espero que lo disfrutéis.

Gracias.

-Hala, qué bueno. -Qué buena pinta.

-Esta está guay, muy elegante.

-Muy original el plato con las casitas tan bonitas.

-Está bueno. -Buenísimo.

-El caldito de 15 minutos. -Sí, sí.

-Me cachis en la mar

para echarte una jarra, lo que haga falta,

una jarrita calentita.

-Y mojar pan. -Esto resucita a un muerto.

Bueno, tenemos aquí a la segunda edición de"MasterChef", qué tal.

Muy bien, se nota la competencia en Mallorca aunque sea.

Sé que tienes la competencia

en Mallorca, 37 bodas, ¿no? Sí, este año, sí.

Qué maravilla.

No me puedo quejar, la verdad.

Y tú, Manuel, ¿te dedicas a la cocina?

Ahora ya más relajado, más para mí, personalmente

porque tengo que estudiar más,

pero me gusta sacar tiempo

para a veces practicar.

¿Y qué os parece el plato? Me ha parecido muy bueno

porque estaban todas las texturas muy bien, la cocción de la cigala,

perfecta y el sabor también muy bueno.

-Estaba superbueno el plato en general, me encantó.

¿Sí? No es que fuera el mejor,

es que me encantó. Bueno, ya respiro un poco,

me quedo tranquila con un plato que sale bien.

Sí, sí, Pues muchas gracias.

Gracias, chao.

Vamos, Oxana, te traigo la masa fría del buñuelo.

Te agradezco mucho que me ayudes. En 10 minutos sale la ensalada.

Perfecto. ¿Este es el aceite?

Sí. Venga, vamos a ponerle aquí.

El casco bien caliente. Sí.

Dame tu queso. Vale.

Mételo ahí. Sí.

No me la tires, me la tiras desde un quinto piso.

Tapamos un poquito. Ah, ¿es así?

Madre mía, qué maravilla.

¿Vale? Qué maravilla, eres un mago.

Sí, tú sí que eres un mago. Toma, toma.

Oxana, tú, todos, ya, vamos, vengo ahora.

Gracias.

(KETTY) Bien, ahora voy con el helado de nata.

Ketty tiene que elaborar un helado de nata para su postre.

Para ello tiene que mezclar leche, azúcar y nata,

dejará enfriar y después aplicará nitrógeno líquido

hasta conseguir la textura del helado.

Toni, cómo lo llevas.

-Vamos ahí amasando, preparando los ñoquis, ¿y tú?

-Estoy con el postre, ahora sí que estoy nerviosa.

-Vamos.

Toni está preparando la masa

para los ñoquis de su plato de solomillo.

Tiene que mezclar la patata cocida con el agua, la leche caliente

y la harina y, al final, añadir el huevo.

Huy, huy.

Madre mía.

Pero bueno, ¡que está sin pagar, Oxana!

Que sí.

Que está... Qué susto, coño.

No te preocupes, Pepe, está controlado.

¡Está sin pagar, Oxana!

¿Sin pagar el qué? ¡La cocina!

Te la pago yo, no te preocupes, espera,

no me atosigues, no me tires los buñuelos.

Espera, vamos a limpiar. Vamos a limpiar, espera, Pepe.

Espera, Pepe, cariño, Pepe, déjame limpiar a mí.

Que yo sé limpiar también. Ya, pero déjame limpiar a mí.

-Madre mía, la está liando. Vamos.

Vamos a salir ardiendo aquí,

venga, vamos, no te dejo sola un segundo más.

Vale, Pepe. No me fio de ti.

Ah... Sí, ah.

No, Pepe, no. Sí, Pepe, sí.

Vete, por favor. No me da la gana.

Márchate. Que no me da la gana.

Cinco minutos y sacamos los platos, vuela.

Toni, cómo vas. Tengo casi todo a punto.

¿Tienes la salsa? La estoy haciendo ahora.

Tengo el... Quiero verla en un cacito

para echarle todo, sí, sí. Ok.

Toni tiene que preparar

la salsa de achote para su solomillo.

Para ello añadirá zumo de naranja al fondo

de ternera que ya tiene listo y después el achote.

Perfecto, muy bien, ya está.

La masa está muy bien frita,

vale, retiramos el aceite, por favor.

Donde no quemes a nadie. ¿Otra vez? Pero...

Que no te preocupes, Pepe, que lo limpio yo, mira,

estoy arriesgando mi vida.

(RESOPLA) Ya está.

No, el que arriesga la vida soy yo.

Es que tela marinera los buñuelos, me prendieron fuego,

pero no pasa nada, Pepe, no te preocupes,

si se te quema la cocina, la pago.

Bien, ¿te monto un plato? Sí.

Mira, tiramos una línea de queso, ¿vale? Muy bien,

vale, tenemos aquí... ¿Qué se quema?

Ay, ay, por favor. ¿No has conocido en España

al bombero torero y los enanitos rejoneadores?

Aquí está. Que lo hago por ti,

está tu hermano dándose cabezazos. No se preocupen, no se quema nada.

Venga. Oxana, ¿te lo dejo por aquí?

Aquí, atrás. Dos y tres.

Mírame. Perfecto, tres tomates.

Tres tomates, hojitas y el buñuelo aquí.

Vale, perfecto. Las gelatinas, una y dos.

Las ponemos ahí, ¿vale? El buñuelo lo pongo después.

Vale, pues hazme todas así, vengo ahora, rapidez, por favor.

Vale.

Toni la ensalada de Oxana está a punto de salir,

eres el siguiente, me encantaría que corrijamos un poco esto,

el caos del principio, sacando un emplatado

de solomillo de cerdo ibérico de 10.

Lo haré. ¿Vale?

Cambia la marcha, pon la directa porque lo puedes sacar.

Oído. El primero lo veía imposible

y lo sacamos y este solo necesita que te des chicha.

Vale, oído.

Yo sé que con la mano no, pero lo siento, están limpias

y esterilizadas.

Venga, Oxana, cómo estamos, ¿lo tenemos ya? Vengas, las hojas.

Rápido, ¿tenemos todos? No, aún no.

¿A qué esperamos? No podemos estar aquí 40 horas.

Lo sé. Te ayudo, venga.

Buñuelo y sale, vamos corriendo. Corriendo.

Ponme el lado bonito para arriba que el cliente tiene que ver

el lado bonito, vamos con ellos con la manita, no seas tan fina

que no estás en el ABaC.

Una, espera.

Dos. Vamos poniendo, ya está.

Vale, venga, los platos tiene que salir, rapidez.

Bueno, vamos ya, tenemos, ¿podemos ir sacando platos?

Un momento. Venga, vamos.

¿Pueden salir ya? Sí.

Pues venga, adelante, sacamos platos.

Camareros, por favor.

Y muchas gracias, menos mal que estáis aquí, de verdad.

Salvador, soy un salvador, lo sé.

El primer plato tuyo ha sido un desastre

de mucho cuidado, pero este plato se parece al mío.

Muchas gracias. Recogemos todo

y a ver qué pasa, ¿vale? Vale.

Venga, Oxana.

El segundo plato creo que lo clavé en sabor, en textura...

El buñuelito... Creo que me salió bien.

El cuarto plato lo ha elaborado Oxana.

Y comensales... estamos de racha,

porque también es bastante fiel al original.

Se trata de una riquísima ensalada de quesos manchegos

y anguila, geleé de queso y su buñuelo, que lo disfrutéis.

A ver, esto se pone interesante.

El aspecto es bastante bonito. -Sí.

-Guau, está líquido por dentro. -Qué bueno, eh.

Está buenísimo. -Platazo, eh.

-Simplemente, impresionante, impresionante.

Bueno, Carlos y María. Qué dices, Sami.

Qué ilusión, ¿contenta de estar aquí otra vez?

Superfeliz. ¿Sí?

Sí. Bueno, qué tal los platos.

Platazo, es elegante, fino,

el buñuelo con lo difícil que es hacerlo además relleno,

muy crocante, salió toda la crema, oh, espectáculo.

Cómo hablas, Carlos, me tienes alucinada, vamos,

coulant, crocante, madre mía lo que has aprendido.

Calla, calla. Y tú, María, qué piensas.

Es perfecto, no podía encontrar ningún pero

por así decirlo, me encantó.

(KETTY) Vamos a ver, el bizcocho,

uf, ¿esto estará?

¡Toni, me va a salir el bizcocho, eso para mí es un logro!

Ya lo sabes. -Bien, bien.

-Solo falta el esto.

Ketty tiene que elaborar un caramelo crujiente

de chocolate para su postre. Para ello fundirá en el horno

el caramelo y, después, estirarlo hasta darle forma de teja.

Toni. ¿Sí?

Poco más de 10 minutos. Sí.

Tengo el guacamole, ya frío los ñoquis.

¿Sí, qué? Deberíamos tener el gofre hecho.

Aún no está caliente. 180 grados, prueba uno,

a ver qué tal sale.

En el centro que está más calentito.

Ah, hala. Epa.

Vamos a cerrar. Perdón.

Te perdonaré si sale un plato de solomillo digno,

¿tienes la salsa ligada? Mezclaré ahora la harina de trigo.

Mientras se cocina eso, mínima agua, dos cucharaditas

de harina de trigo, mínima agua y ligamos rápido, va.

Vale. Echa una cucharadita ahí, venga,

agua, vamos a quemar.

Huy, creo que está muy fuerte esto, hombre, sí que está fuerte.

¿Lo bajamos? 180, ¿no?

Lo tienes a 300 000 grados. Vale, ahí, 180.

180, bueno, está muy caliente.

Vamos a ver esto, varilla, ¿tienes? Una varilla.

La densidad que usted desee.

Harinita, tú decides, eh.

Sí, un poquito más, esto tiene que estar densita.

Vale, lo tenemos, vamos a la gofrera, amigo mío.

Puedes llenar entero, con cariño, despacito bien ahí.

Venga, eh, no te pases. Tranquilo, Toni.

Eso, Toni, relaja. Tranquilo.

Cerramos, venga, vámonos.

Estoy atacada de los nervios, atacada ya.

Esto ya, fuera.

Ahora sí.

Esto me imagino que tengo que extenderlo un poco

y romperlo luego.

Que me quede con volumen, a ver si soy capaz.

Qué cosa más fea la cosa esta, por Dios.

¿Esto qué es? Venga, Toni, sin rallarle

la gofrera a Pepe que solo tiene una.

Tiene que durarle muchos años. Vale.

¿Cómo lo cortamos? Se hacen rectángulos.

Vale, pues tic, tic, mira, si corto por la mitad,

me quedan dos y creo que saldrían unos tres.

Vale. Corta rápido, rápido.

Y ahora, sí platos, en cinco minutos sacamos,

Toni, ya puedes correr. Vale, saco el roner.

Madre mía, este caramelo es una broma de mal gusto,

de verdad, parecía fácil, pero no.

Esto lo voy a mejorar, Ketty, que lo sacas, vamos.

Vamos, Toni. Venga, tengo la salsa a punto.

Guacamole lo añadimos como una quenelle.

Sí, pero va en tres trocitos, ¿vale?

O sea, que estén regular. Vale.

Salsita, aquí la tienes.

Estoy haciendo algo que tú no tienes costumbre

que es probar lo que darás de comer.

Al guacamole le falta picante, sal, alma, pero bueno.

Cógete una cucharita, aplanamos por aquí un poquito

por aquí otro poquito y nos queda llano

para que la carne quede regular.

Este aceite, ¿para qué es?

Para los ñoquis. Aún hay que hacerlos, va.

Quería sacarlos en el momento justo.

Coge la manga, acércate ahí, ponlo vertical.

Poquito, poquito, pam, y tendría una araña o algo

para sacar los que están hechos que se te quemarán.

Venga.

Creo que Pepe lo hará a menor temperatura

porque parecen buñuelos.

Venga, ahí estamos, va.

Esto ya está, entonces...

bizcocho, caramelo, helado de nata,

roca de chocolate.

Y creo que he acabado. Toni, ¿tenemos eso?

Sí. ¿Está salada esta carne?

Sí. Vamos.

Voy. Vamos, Toni.

Carne en el fuego.

Venga, uno, dos, tres, cuatro. Cuatro, cuatro, tres.

Ahí tienes otra sartén, no te quiero presionar más,

pero que sepas que llevamos 10 minutitos de retraso, ¿vale?

Ketty. Sí, ¿qué?

Vamos un poco retrasados aquí, cómo está el postre.

Yo estoy esperando. Planteamos

lo que se pueda plantear, bizcocho o lo que sea.

Vale. ¿Vale? Al lío.

Vamos, Toni, que se te pasa, ahí.

Venga, de aquí, que no te quemes, a aquí.

Y ahora sí que tenemos que ir superrápido porque a partir

de ahora se nos enfría,

así que, ta, ta y al plato. Vale.

Vamos a rematar aquí, va, con cariño, horizontal,

sin manchar, la carne regular, venga, caña, hay que cambiar

la marcha, hacer lo mismo, pero rápido y con seguridad.

Corre, corre.

Solo con un trozo de cuchara el plato queda el doble de bonito,

¿vale? No me sirven nervios con la mano temblorosa,

no, venga, tres ñoquis.

A medida que lo tenemos lo sacamos.

Vale. Venga, caña.

Venga, que estamos rematando va.

Y esos... flores y se los pueden llevar.

Vale, perfecto. Camareros, los que tengan flores

nos vamos, vamos, Toni.

No sé cómo lo ves, pero yo con dos manos

voy el doble de rápido. Dobles manos, doble rápido.

Bueno. Joder, coño, ven aquí.

(RÍEN)

(KETTY) Toni, qué.

Toni, ¿quieres llorar?

¿Qué te pasa?

Gracias, eh. Qué bajoncito y qué libertad

cuando acaba el servicio.

Uno se queda después de sobreesfuerzo...

Gracias, joder.

Me vine abajo por la tensión, los nervios acumulados,

sé que me dirán los errores que cometí que sé que los cometí

y como la esperanza es lo último que se pierde,

esperemos a ver qué dicen.

Con un poco de retraso, pero llega el turno de la carne.

Solomillo de cerdo ibérico en adobo, gofre de aguacate,

salsa de maíz y achiote y ñoquis fritos de patata.

Lo ha elaborado Toni, espero que os guste.

Vamos a ver cómo está esto.

Guay. -Está bueno, eh.

-La salsa está también muy buena.

Bueno. Buenas.

Virginia, Paula, qué tal, qué tal tu cáterin.

Muy bien, muy contenta, Samantha, trabajando mucho

que es lo importante, es lo que queríamos, trabajar

y vivir de nuestro trabajo

y creo que vamos encauzando. Qué bien.

Gracias. Y tú, ¿Paula?

Yo pues ahora hago

"show cookings", talleres de cocina...

O sea, tú sigues cocinando. Sí, sí.

Pues contadme qué tal el plato. Yo lo he visto un plato,

totalmente, correcto, el punto del solomillo exquisito,

la salsa superconseguida, el toque el achiote estupendo.

Para mí, de verdad, un platón.

¿Y a ti? Si tengo que poner un pero,

creo que el gofre de aguacate,

si es un gofre, tendría que estar un poco más crujiente,

pero se ha lucido, me encanta.

Bueno, pues nada, muchas gracias.

Vamos a por el postre. Vamos por él.

Ketty, en cinco minutos sacamos el postre,

hay que compensar el retraso del solomillo.

A ver, me tomé el atrevimiento

de cortar los bizcochos, o sea,

puse tres trocitos así por cada plato.

Vale, perfecto, no hay problema. ¿Y el caramelo?

Bueno, estos son mazacotes de chocolate, te veo muy relajada

y tranquila, me sorprende. No.

¿Podemos ir emplatando, Ketty? Aquí está.

Bizcocho tenemos. La crema.

Venga, perfecto, vamos, mira.

Uno, dos y tres. Vale.

Venga, uno, dos y tres.

Ok ¿Vale? Venga, rapidez, Ketty.

Venga, tres puntos poniendo el bizcocho, vamos.

Venga, eso es.

Vamos a ver qué ha salido aquí, a ver estas roquitas cómo están.

Ay, Dios mío.

Por Dios. Bueno.

¿Eso qué es, bueno o malo?

Sí, me vale.

Rocas bien, vamos haciendo el helado ya, ¿vale?

¿En la varilla? Mirando nitro.

Moviendo, voy por la varilla, ve moviendo con la varilla.

Echa sin miedo, sin miedo, sin miedo.

Venga, moviendo bien, moviendo bien.

Perfecto.

Venga, vale, rómpelo con la varilla,

rómpelo, rómpelo, eso es, y de aquí hay que sacar 11 bolitas.

Ok.

Mira, calientas la cuchara y mira la bola, perfecta.

¿Vale? Venga, ponlo ahí.

Eso es, vamos, Ketty.

Te pongo una, ¿vale?

Te cojo la tejita más fina, ¿vale?

Te la pongo así. Vale, perfecto.

Venga, rápido.

Venga, un poco de rapidez.

Venga, venga, eso es y pon esa roca, rómpelas

y pon tres trozos encima, ponle la teja esa de chocolate

y vámonos, venga, tengo a los camareros esperando,

Ketty, vamos. Que sí, que sí.

Que sí, que sí. Un momento, por favor.

Venga, vámonos, rápido esas rocas, por favor.

Vamos, venga.

Vamos sacando.

Camareros, por favor, podemos ir sacando platos.

Adelante, venga, Ketty, fenomenal. Vale, ya está, ya está.

Estoy supernerviosa tan sedienta de saber

si continúo al duelo o si acabo aquí mi recorrido.

Me encantaría llegar al duelo final y ganar, claro, como todos,

pero yo aquí no pierdo, yo solo he ganado.

Y para cerrar este espectacular menú, un postre.

Helado de nata, crema de sésamo y vinagre,

bizcocho de azúcar moscabado y aéreo de chocolate

y caramelo crujiente de chocolate.

Corre a cargo de Ketty, espero que os encante.

Impresionante.

Poco que añadir, ¿no? -Yo por mí ya está.

-Me parece que le da un rollo café torrefacto guay.

-A mí me encanta. -A mí, también.

Me voy a sentar aquí al lado de Jorge,

oye, me he enterado que no paras.

Que si"show cookin" para aquí y allá, con marcas,

con tus vídeos de"Youtube" con Miri.

Eso es. ¿Sí?

Con Miri, ¿qué tal? Con Miri estoy, totalmente,

enamorado y la verdad descubrí en Miri una compañera ideal

de vida y, ¿tú haces cáterin de boda, no?

Sí, tengo dos fincas de boda, una en Madrid, una en Pedraza,

te puedes casar cuando quieras en mis fincas.

Si me caso, me caso en tu sitio. ¿De verdad?

Hecho. Me haría mucha ilusión.

Y a mí también. Ahora, hablemos del plato.

El postre es muy bueno, muy adecuado, con mucha armonía

y muy correcto. O sea, contento.

Totalmente, correcto. Un punto y final de 10.

Punto y final para casarse.

Ay, estás muy pesado con lo de la boda,

a ver si va a ser verdad. No sé.

Bueno, Ketty, vamos recogiendo

respira hondo que el trabajo está hecho, ¿vale?

¿Te puedo dar un abrazo? Debes.

Bueno, muy bien, Ketty, muy orgulloso.

Gracias. De verdad.

Salió un poco mal lo del chocolate. No me importa.

Me siento muy orgullosa de mí misma porque he hecho el postre

de El Bohío, así que estoy contenta,

pase lo que pase, lo estoy.

Mis queridos ganadores, nadie mejor que vosotros

sabe lo difícil que es enfrentarse a un cocinado como el de hoy.

Así que me gustaría que recibieseis

a los tres finalistas con el más fuerte de los aplausos.

(Aplausos)

Adelante, Oxana, Toni y Ketty.

(APLAUDEN)

Carlos, ¿crees que nuestros finalistas superaron el examen?

Totalmente, los platos son enormes, muy correctos

y los ejecutaron muy bien. (OXANA) Gracias.

Aspirantes, ¿queréis decirles algo a nuestros ganadores?

Quiero pediros disculpas, el primer plato era mío

y no tengo ni puñetera idea de cómo se hace el ajoblanco.

(RÍEN) Soy rusa y lo siento muchísimo.

-El segundo lo has bordado. -Gracias, Virginia, chicos.

Bueno, mis queridos comensales, para mí fue un orgullo

recibiros en mi casa, en El Bohío, así que,

muchas gracias por estar aquí y, sobre todo, muchas gracias

por defender el título de"MasterChef España"

con tanta brillantez.

Muchas gracias.

(APLAUDEN)

Aspirantes, sé que este cocinado ha sido el más exigente

de vuestro paso por"MasterChef".

Y no solo porque es la final y os jugáis la chaquetilla,

sino por la carga emocional tan importante que tenía.

Quiero que sepáis, aspirantes,

que no solo no me habéis decepcionado

sino que estoy muy orgulloso de vosotros.

Y no solo por hoy, sino por vuestra valentía

durante estas 13 semanas.

Os habéis llevado el aplauso de los comensales y ahora,

también os lleváis el nuestro.

(APLAUDEN)

Pero que estemos orgullosos de vosotros no significa

que no haya habido fallos en esta prueba.

De hecho, me atrevo a decir que no habéis estado impecables.

Toni, la complejidad del menú te pilló por sorpresa

y, claro, al entrar en cocinas y ponerte manos a la obra,

descubriste toda la técnica y el trabajo tan minucioso

que escondía y eso te ha bloqueado.

Fue un cúmulo de emociones y nervios y tensión

que me ha costado comenzar

la prueba como debería haberlo hecho.

Las consecuencias las han pagado tus dos platos

que han salido tarde y con muchas diferencias

con respecto al plato original.

Sí. Te vimos brillar en otras pruebas,

hoy no has estado al 100% de lo que eres capaz de dar.

Así es.

Dicho esto, tengo que decirte, Toni, que tu paso por"MasterChef"

termina aquí.

Toni, ¿decepcionado?

Sí, porque sé que lo puedo hacer mucho mejor

y lo sé hacer mejor y hoy no fue mi día,

no tuve un día bueno y eso se notó en el resultado final.

Es una lástima muy grande, pero bueno, así es.

Toni, si cambias esa vocecita que no saca lo mejor de ti

por una voz segura que te marque el camino,

puedes llegar muy lejos, amigo mío.

Tienes talento,

capacidad de trabajo y mucha pasión.

Gracias.

Así que no te rindas y persigue tu sueño.

No, lo daré todo para seguir aprendiendo

y cumplir ese sueño. Me quedo con la espinita

de no haber llegado a la final, pero también, sobre todo,

tengo que agradecerte a ti, a todos, pero, sobre todo, a ti

porque ese carácter que empecé teniéndolo muy malo

ya no lo tengo tan malo,

pero te lo agradeceré toda la vida, muchas gracias.

Oxana, Ketty, esto significa que la segunda

duelista de esta edición está entre vosotras.

Oxana.

El ajoblanco ha salido de milagro.

Sí, lo sé. Porque no sé de cuántos

errores te he salvado, el gran problema

fue que con este plato estabas perdida.

Es que no lo probé, no sabía ni cuánto ajo lleva

y pedí perdón 3000 veces seguidas

y puedo seguir pidiendo perdón con el ajoblanco.

En cambio, Oxana, con la ensalada de quesos manchegos te pusiste

las pilas y dijiste: "Esta prueba no puede conmigo".

Y has servido una ensalada de quesos muy, pero que muy digna.

De hecho, no sé si eres consciente de que a pesar de que casi

me quemas la cocina, has hecho muy bien los buñuelos

y a la primera, a los comensales les encantó

el plato, enhorabuena, Oxana. Gracias, gracias.

Que yo con mis manos hiciera esto, ¿lo crees?

No lo creo, pues sí, lo hice.

Ketty, has abordado esta prueba con valentía, de hecho,

has elegido el postre aun sabiendo que no es tu punto fuerte.

Con esa misma valentía entraste en cocinas,

te vimos preparar la cigala con mucha seguridad,

una sopa buenísima y el resto de acompañamientos

en su punto.

Y ese homenaje a la madre de Pepe ha salido

como era obligatorio.

Enhorabuena. Gracias, chef.

Sin embargo, ese buen hacer con el que te has estrenado,

se te fue de las manos con el postre.

Cuando entré en cocinas y te vi esperando

como diciendo:"Venga, Pepe, quiero emplatar" y luego vi

la realidad de tus elaboraciones,

pues me llevé una decepción.

Porque, sinceramente, el postre no estaba para estar

cruzada de brazos, la teja de chocolate, por ejemplo,

no estaba acabada.

Eso se mete en el horno,

se estira y queda superfina y delicada.

Yo intenté hacerlo lo mejor posible, la teja

no sabía que había que hacerla tan fina y lo hice como

mi imaginación me dio, entonces, pues lo siento muchísimo.

Tú misma lo has dicho, con el postre lo intentaste

y con la cigala, lo has hecho.

Ya.

Dan una de cal y una de arena a Oxana y a mí, entonces

estoy en ascuas porque no sé si será ella o seré yo.

Estoy de los nervios.

Oxana, Ketty, prestad mucha atención porque

estáis a punto de descubrir quién de las dos se ha ganado

esa ansiada chaquetilla.

Aspirantes, confieso que nos ha costado mucho tomar

esta decisión, pero sabéis que los pequeños detalles

a estas alturas son vitales.

Una de las dos ha sabido cuidarlos mejor que la otra y por tanto

la aspirante que se enfrentará

a Marta en el gran duelo final es...

Ketty.

Enhorabuena, Ketty.

Enhorabuena.

(Aplausos)

Ketty. Qué susto, de verdad.

¿Cómo te sientes?

Pues ya me ves.

¿Te lo esperabas? No.

(LLORA)

Pero dinos algo.

Que pensé que la lié con el postre, pensé que ya

pues nada, me hice la valiente, pues me salió mal.

Ahora, haré otra cosa que tampoco te esperas.

A ver, no puedo llorar más Ponerte yo esta chaqueta.

(Risas)

Cuando entré en"MasterChef" ni siquiera contaba con entrar,

imagínate llegar a la final

y no solo llegar a la final sino ser finalista, o sea, es...

No lo puedo creer, estoy...

Oxana, eres la tercera clasificada

de esta sexta edición de"MasterChef".

(SALTA DE ALEGRÍA)

Y espero que no veas este resultado como una derrota

porque quiero que sepas, de corazón, que tenerte

en"MasterChef" ha sido un auténtico privilegio.

Gracias, gracias. Eres un ejemplo de lucha,

de vitalidad, de ilusión por la vida.

Gracias.

Tienes por delante, Oxana, un futuro prometedor

y te recuerdo que te vas a la República Dominicana

a trabajar durante un año. Tropical.

Pero atención, Oxana, porque tus premios

no terminan aquí, el Basque Culinary Center

quiere obsequiarte con un curso de especialización

de ocho semanas.

Eso significa que yo puedo con la repostería.

-Claro, si ese premio es tuyo.

(Risas)

Gracias.

Perdona, Pepe, por quemarte

la cocina, pero si la quemo, la pago.

(RÍE)

Aprendí en"MasterChef" que todo es posible,

los sueños se cumplen no importa la edad que tengas,

importa hacerlo todo con pasión y amor, en cada momento.

Es increíble, es lo máximo; de aquí sale una nueva Oxana.

Oxana, vuestro paso por"MasterChef" termina aquí,

pero no quiero que os vayáis con pena, debéis estar orgullosos.

Además, nuestro patrocinador, El supermercado de El Corte Inglés,

os regala a cada uno de vosotros una tarjeta de mil euros

para vuestras compras en alimentación.

Gracias.

Y para que sigáis disfrutando de vuestra pasión por la cocina

nuestro patrocinador Bosh os regala una placa Flex Inducción

con la plancha TeppanYaki.

Pero lo premios no acaban aquí, también queremos entregaros

el juego oficial de"MasterChef" y acceso ilimitado

durante seis meses a la Escuela online de"MasterChef".

No sé qué decir pero, de verdad, muchas gracias, muchas gracias.

Estoy más contento de lo que esperaba,

mi paso por"MasterChef" es una experiencia inigualable

de aprendizaje, de conocimiento de la cocina,

de conocerse a sí mismo, de conocer a nueva gente.

A mí me ha cambiado la vida.

Y a ti, Ketty, solo me queda desearte suerte

porque va a ser un duelo final muy, muy reñido.

Nos vemos en las cocinas de"MasterChef".

Huy... Dios... qué fuerte.

Vuelven los campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Convivirás con los concursantes de"MasterChef Junior".

No lo pienses más, este veranos campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef.

Dos aspirantes están a punto de enfrentarse en el duelo

más importante de sus vidas.

Desde que pisaron por primera vez estas cocinas

luchan por su sueño: convertirse en chef profesionales.

Hicieron de la dificultad un reto y, como siempre decimos aquí:

"El esfuerzo tiene su recompensa".

Bienvenidos al gran duelo final de"MasterChef VI".

No sé si a vosotros os ocurre igual

pero cada edición se me pasa más rápido.

Todavía me acuerdo, como si fuera ayer,

cuando elegimos en estas cocinas a los quince aspirantes definitivos

en unas batallas reñidísimas.

Trece se han quedado por el camino y, ahora mismo,

la lucha por hacer realidad el sueño de pasar

de ser cocinero "amateur" a chef profesional

está entre las dos mejores.

Será una final muy emocionante porque se va a unir a la cata

uno de los cocineros más prestigiosos del mundo,

pero lo vamos a presentar a su debido tiempo.

Vamos a recibir ya a las duelistas.

Adelante Marta Verona.

Hola.

Joder, no quiero llorar, por Dios.

Viene de San Lorenzo de El Escorial,

tiene 23 años y estudia dietética.

Quería vivir una gran experiencia vital,

no sé si sentirá que la ha vivido, pero, para nosotros, conocerla

ha sido toda una experiencia.

Ya está.

Por fin tengo el delantal. (GRITA)

¡Que sí!

Pichoncito: "You love me, I love you",

te voy a hacer fenomenal.

Voy a hacer una mezcla que en mi vida haría.

Marta, hija, tendrías que haber pensado un poco más.

Perfecto. ¡Oh!

Estoy supercontenta con vosotros como equipo, chicos.

¡Equipo!

Has demostrado que no estás aquí por casualidad.

Tienes un don, Marta; para la cocina, para la repostería.

Me encanta verte trabajar.

Me gusta el emplatado, la cocción, el sabor...

El mejor ha sido... Marta.

Marta. Marta.

Estoy en una nube, no me lo creo.

Bienvenida al duelo final. Muchas gracias.

Ya entras emocionada. Sí.

Pensar que será la última vez que pise las cocinas

de"MasterChef", con todo lo que he aprendido,

haber compartido tantas cosas aquí, haber crecido tanto

y haber llegado hasta aquí es superemocionante.

No te voy a hacer esperar más y recibamos a tu contrincante.

Estoy muy contenta de que sea ella, tengo que decir.

-Buenas noches.

Ella es Ketty Fresneda, se vino a España desde Cuba

con solo 23 años y por amor, ha aportado el toque tropical

a"MasterChef", no solo en sus platos, también, con su estilismo.

Buenas noches.

¿Qué hace una cubana en Pontevedra?

Una historia de amor.

Toma la cuchara a ver si te va bien.

En mi equipo quiere cocineros, gente con agilidad en la cocina,

me gusta la gente que se mueve.

Venga, chicos, va. Seguimos, seguimos.

Daré todo de mí, sacaré la pantera que tengo dentro.

-Eres tropical, eres tropical.

-Me acuerdo de mi abuela sufriendo en mi cocina, en La Habana.

Es un homenaje a Cuba y a mi abuela.

Tiene un sabor que te mueres.

Has hecho algo que otros han demostrado que es complicado.

Solo vamos a elegir al mejor aspirante.

Ese aspirante es Ketty. Ketty.

Ketty.

Te quiero mucho, mamita.

Aunque dices que nunca dejas que te vean llorar

en"MasterChef" no has podido cumplirlo.

¿Cuál ha sido el momento más emocionante que has vivido?

Cuando me dieron el delantal es uno de ellos, nunca lo olvidaré,

y cuando vino mi madre y cocinó conmigo.

Eso fue... creo que fue épico.

Ahí lloramos todos juntos, fue superbonito.

Marta, querías un duelo final con Ketty, tu hermana, estáis aquí.

¿Quieres decirle algo? Pues sí.

No quiero que en el último reto perdamos el cariño que nos tenemos,

que quiero que lo hagas fenomenal, así estaré yo contenta,

y que estaré muy feliz si ganas tú, también.

-Esa es mi niña. -Ay, no, por favor.

Que no quiero llorar.

Ketty, ¿quieres decirle algo?

Es una de las mejores cosas que me llevo del programa,

me llevo una hermana, una compañera.

Le he cogido mucho cariño. -Te quiero mucho.

-Este duelo, para mí, no puede ser mejor.

No puede ser mejor.

-Te quiero mucho.

Juntas hasta el final, con mi persona favorita al lado.

La tropical y la purpurina juntas en la cocinas,

va a haber una explosión de energías opuestas

que va a ser preciosa.

Os gustará que os recuerde lo que está en juego.

La ganadora de"MasterChef VI"

se llevará un premio en metálico de cien mil euros,

el trofeo que la acredita como sexta MasterChef España

y la publicación de su propio libro de recetas.

Por esto sí hay que llorar.

Además, las dos vais a tener otro premio muy importante;

la oportunidad de adquirir más conocimientos y técnicas de cocina

en la Facultad de ciencias Gastronómicas de San Sebastián:

el Basque Culinary Center, una institución académica

pionera a nivel mundial, de la que habéis recibido clases

durante estos tres meses.

Qué fuerte.

Para detallaros en qué consisten estos premios ha venido

su director general. Adelante, Joxe Mari Aizega

Conocerá a su alumna más indisciplinada y protestona.

¿Qué tal? Hola, muy bien.

Bienvenido.

Bienvenido, una vez más, y gracias por estar siempre

al lado de"MasterChef" y de nuestros aspirantes.

Por haber llegado hasta aquí, las dos duelistas,

ya tienen uno de los premios del Basque Culinary Center.

Recuérdales en qué consiste cada uno de los premios.

Para la ganadora, un máster en Cocina Técnica y Producto;

para la segunda clasificada,

un máster en Cocina Dulce y Pastelería de Restaurante.

Creo que son dos programas rigurosos, muy buenos,

donde os vamos a preparar magníficamente.

-Tía, vamos juntas. -Madre mía, de verdad, qué alegría.

Muchas gracias, Joxe Mari, a ti y al Basque Culinary Center

por vuestra colaboración con"MasterChef".

Un placer. Gracias.

Gracias. Nos vemos en el siguiente.

Adiós, que vaya bien. Hasta luego.

-Muy emocionante, va a ser mi director.

De verdad, voy a ser superpelota y una empollona que no veas.

En un día tan especial os gustará tener cerca a los seres queridos.

Marta, ¿quién te gustaría que estuviera acompañándote?

Cuchu, ya no le llamo Luis, ¿para qué?; mi madre; mi padre;

mi hermano; cualquier amigo. Es decir... yo feliz.

Adelante, Menchu, Juan Carlos y Luis; padre y novio de Marta.

(MARTA GRITA) Mi niña, ven aquí.

Qué ganas tenía de verte ya, por favor.

-Qué guapos todos.

-Te has hecho mayor, te has hecho mayor.

-Ay, de verdad, qué padres tengo más guapos.

Te he echado mucho de menos. -Y yo.

Hace unas semanas que tengo la casa preparada porque pensé que vendrías

y van pasando las semanas y nada. -No aparezco.

-He tenido que venir yo. -¿Te lo puedes creer?

Juan Carlos, ¿qué sientes al ver a tu hija

en la gran final de"MasterChef"?

Pues mira, es un orgullo tremendo.

Y, sobre todo, un poco sorpresa porque creo que en este tiempo,

seguramente, habrá madurado en tres meses

lo que hubiese madurado en tres años fuera.

Con lo cual, orgullo absoluto de haber aguantado

con sus compañeros la tensión y el estar aquí.

Ketty, supongo que estás deseando ver quién ha venido a acompañarte

en este momento tan importante. ¿Quién te gustaría que entrase?

Me gustaría que entrara mi Tichi, que entrara...

Bueno, mi madre, mi hermana, mi abuela...

Adelante, Fernando y Clara; marido y suegra de Ketty.

Estás flaco, ¿eh?

Cómo se nota que no estoy en casa, ¿eh?

-Sabes que la cocina la llevo fatal.

Vengo más atractivo que nunca. -Estás guapísimo, estás flaquito,

sabes que me gustas flaquito. -Sí, pero tanto no.

-Ay, qué ilusión.

Fernando, viendo a Ketty en el duelo final,

¿ha merecido la pena estar separados tanto tiempo?

Tendré que decir que sí.

(TODOS RÍEN)

Yo he sufrido, imagino que ella, también,

pero estoy muy orgulloso.

Desde que la conozco no ha dejado de sorprenderme.

-Tichi, no me llores, ¿eh? -La quiero como el primer día.

Cómo no voy a llorar si llevo tres meses sin ver a mi media naranja.

-No me hagas llorar que tengo que cocinar ahora.

-Me preguntan y enseguida...

Clara, ¿qué significa Ketty para usted?

Yo la quiero como a una hija,

la quiero mucho, es digna de querer, en una palabra.

Ketty, ¿contenta? Sí, muy contenta.

¿Te hubiera gustado que viniera alguien más?

A ver, claro, pero por pedir siempre se pide, ¿no?

Pues ha venido otra persona que esperamos que te haga ilusión.

-¡Ay, Ketty! -Ay...

Adelante, Araceli; la madre de Ketty.

Ketty.

-Mamita, mamita.

Hoy no te haré cocinar, ¿vale?

Qué guapa estás, ¿no?

(CLARA) Hola. (ARACELI) Hola.

(CLARA) Encantada. (ARACELI) Encantada.

(KETTY) No se conocen. ¿No?

(CLARA) Gracias por darme esta niña tan maravillosa.

-Mi suegra y mi madre se han visto por primera vez en la vida,

gracias a"MasterChef" se han podido conocer.

Estoy supercontenta por eso.

Araceli, bienvenida. Gracias.

Cosas de la vida; un año sin ver a tu hija

y en dos semanas la ves dos veces. Así mismo.

Espero que vuestras familias os hayan dado fuerzas.

Ha llegado el momento de que suban a la galería.

(KETTY) Ay. (MARTA) Vale.

(CLARA) Suerte y tranquila.

-Bueno, venga. -Ay, Dios mío.

-Qué fuerte tía, mi mamá está aquí, otra vez.

Qué fuerte.

Pase lo que pase, seguiremos siendo amigas y lo pasaremos bien.

-A por todas, amiga. -Venga.

Vuestros familiares no son los únicos que han querido

estar con vosotras en este momento tan importante.

Adelante, Fernando, Loli... Madre mía. ¡Hola!

Eva, Ramón, Marina... (FERNANDO) ¿Qué tal?

Jorge, Fabio, Jon... Qué guapas.

Víctor, Sofía, Daniel, Toni y Oxana.

(VÍCTOR) Martita, escúchame, disfruta mucho.

(MARTA) Ay, chicos.

(TONI) ¿Cómo estás? (KETTY) Flipando.

(JORGE) Te quiero. (MARTA) María, qué pibón.

-Hubiera matado por estar aquí.

Disfrútalo. -Gracias.

-Disfrútalo. -Gracias.

(KETTY) Sofi, estás chotera, ¿eh?

Qué guapo viene Víctor, ¿has visto?

Exaspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas de"MasterChef".

(TODOS) Gracias.

Bueno, Víctor, Sofía, ¿cómo va lo que unió"MasterChef"?

(VÍCTOR) Bueno, una muy buena relación, para qué engañarte.

-Muy buena. -Buenísima.

Muy buena. -Muy buena.

-Mucho amor. -Muy buena.

-Muá. ¡Oh!

(TODOS GRITAN CONTENTOS)

¡Viva el alcalde!

(MENCHU) Yo creía que era gay.

-Dame un besito. -No. Me voy a arrepentir.

-Hala. -Hale.

Exaspirantes, vais a vivir la final desde un lugar privilegiado,

por favor, subida la galería con las familias de Ketty y Marta.

-Os voy a enseñar el balcón.

-Mucha suerte.

-Mucha suerte, Ketty.

-Ánimo, chicas.

-Suerte, familias, a todos, que gane la mejor.

-Suerte. -Gracias.

(MARTA) Ay, que me muero.

Marta, Ketty, ha llegado el momento de la verdad.

Lo que distingue a un cocinero "amateur" de un chef profesional

es la capacidad de hacer que te reconozcan en un plato,

que el plato sepa a ti.

Esto mismo es lo que tendréis que hacer en este duelo final;

demostrarnos que tenéis un estilo definido.

Ahora, ocupad vuestros puestos de cocina porque empieza

el gran duelo final de"MasterChef VI".

-Bien. -Venga.

-Vamos. -Venga, chicas.

-Ay, qué fuerte.

-Estoy intentando concentrarme y visualizar mi objetivo,

estoy supermotivada porque quiero hacerlo bien;

que me vean tranquila y disfrutar de lo que más me gusta: cocinar.

El último reto de"MasterChef VI"

consiste en elaborar un menú completo,

compuesto de entrante, plato principal y postre;

y que esos menús reflejen lo que habéis evolucionado

desde que pisasteis por primera vez estas cocinas.

Tenéis cinco minutos para entrar al supermercado a hacer la compra,

luego, tendréis 120 minutos para crear vuestro menú completo;

debéis hacer dos raciones de cada uno de vuestros platos.

¿Entendido? (AMBAS) Sí, chef.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

(Gritos de ánimo)

Vamos. -Venga.

-Me llevo dos.

Último cocinado, mucha concentración.

En cinco minutos tienes que cogerlo todo.

Comprobad bien vuestras cestas que no se os olviden ingredientes.

¿Las veías en la final? -No.

-Mola. Primera, segunda y tercera; chicas.

-Para el caldito. Lo he cogido todo, creo.

¿Has acabado ya? Sí.

(OXANA) Ahí está mi niña. (JORGE) Qué arte.

-El carrito de la compra, madre mía lo que trae.

(JORGE) Vamos, Martita. -Vamos, Marta.

-Vamos. -Gracias.

-Saldrá ahora. -Cálmese, estará buscando todo.

-Pulpo, sí; el pan...

(JORGE) Vamos, Ketty. -Vamos.

-Venga, Ketty. -Vamos.

(MARTA GRITA) ¡Ah! (TODOS RÍEN)

-Bueno, has despertado a la bestia.

-Muy bien, Marta.

Marta lo ha dejado bien ordenado. -Ketty no lo tiene muy ordenado.

Pero vamos, yo le metería un orden...

Para el gran duelo final Ketty confía en un menú que viaja

desde Galicia hasta Cuba.

Como entrante; ensalada de rape,

cigala y buey de mar con cúpula de coco.

Ay, Ketty, tener que pelar todo eso, Dios mío.

El plato principal; raya en su jugo

con ensalada de anisados, encurtidos y cítricos.

Y de postre; Cuba libre, bizcocho de plátano

con reducción de cola, aire de ron y granizado de limón.

Chicas, venga. (SOFÍA) Muy bien.

(OXANA) Eso va baja temperatura, ¿verdad?

Marta apuesta por un menú inspirado en la dieta mediterránea.

De entrante; hará una versión muy personal del gazpacho

con esferas de tomate, pepino osmotizado y aire de pimiento.

Como plato principal; caldereta de langosta,

salmonete con sal de escamas y caviar de coral.

Y de postre; "macarons" de frambuesa y chocolate.

Va a hacer agua de tomate. -Esas cosas no las hacía al entrar.

-Espero que me quepa. -¡Ay!

-¡Hala!

-Los salmonetes.

-Vamos, Ketty. -Dale ahí.

-Mi cubana. -Vamos.

-Ay, niña.

Vaya final. Dos chicas por fin. Final femenina.

Os haré una pregunta complicada: ¿quién creéis que ganará?

No me puedo mojar, es imposible saberlo.

Creo que tienen cosas muy parecidas;

una es más insegura que otra, hay que decirlo,

a ver qué pasa porque Marta tiene su punto de inseguridad;

y Ketty es más poderosa.

-Mira la tropical cómo arranca patas.

-Dale. -Vamos.

-Estoy supercontenta de estar en la final de"MasterChef"

cocinando un menú creado por mí, eso es superguay.

Hoy es el día para convertirse en leyenda MasterChef,

pero bueno, tengo que ir a tope, a toda pastilla.

Estoy disfrutando un montón, estoy muy contenta

y cuando vea que todo marcha daré saltos de alegría.

(GRITA)

(LOLI) Ay, mi niña.

-Voy corriendo. -¿Ya se ha cortado?

-Venga, tranquila, Marta. -Venga, tranquila.

-Se lo cortó, ¿no? -Tranquila, Marta.

-Hay un sanitario y todo.

-Vamos, vamos. -Ánimo.

(Aplausos) -No hay dolor.

(LOLI) Martita está muy nerviosa.

-Esto me pasa por ponerme nerviosa. Marta, te tienes que tranquilizar.

Como no sea la ganadora por un corte en el dedo, me lo amputo.

-Lo veo clarísimo ya.

-Un trocito más de rape no le viene mal.

Voy a hacer un menú con productos del mar, que me encantan,

en homenaje a Galicia, mi tierra de acogida

pero con muchos toques de mi tierra, Cuba.

Un menú gallego pero con toques tropicales.

(DANI) Vamos, tropical.

-Un poquito más.

Otra gran final, ¿eh? Encima, uno de los grandes

cocineros del mundo con nosotros.

Sí, uno de los grandes, que cocinan gracioso, bien, rico, técnico,

interesante, singular. Lo tiene todo.

Como si partiera langosta todos los días.

-Tiene muchos años esa langosta, ¿eh?

-Ese es el brandy y, ahora, a flambear.

-Mira, mira, mira. ¡Venga, vamos!

-Ole. -Bravo.

(TONI) Bien, Marta, bien de fuego ahí.

-Ole. -Eso lo hago yo sin querer.

-Un aplauso para ellas. Vaya par de campeonas.

(Aplausos) -Vamos, bravo.

Muy bien, Ketty, tenemos mucha curiosidad.

¿Qué tal, Ketty? Muy bien.

Toni, esto va por ti.

-El sopletazo, el sopletazo.

Ahí estamos, ahí estamos. (DANI) Muy bien.

(TONI) Vivan las Fallas.

Cuéntanos qué platos vas a hacer, mujer.

Voy a hacer una ensalada de rape, cigalas y buey

con una cúpula de coco infusionado en marisco.

¿Con nitro? Con nitro.

Ay, ¿cómo la que hice en la prueba? Sí, algo así.

Oh... Bueno, bueno.

Me gusta que tomes cositas mías.

Luego, voy a hacer una raya con una reducción

de salsa de alga kombu, soja...

y una ensaladita sobre esta raya, muy divertida,

de... perdón... Tranquilízate, Ketty.

Una ensalada de jalapeños, hinojo y eneldo.

Para el postre, el Cuba libre clásico de Cuba,

lo he llevado al postre. Que bien.

Voy a usar el infusionador para hacer el bizcoflán.

¿Vas a hacer un bizcoflán? Pero he sustituido los ingredientes

para que sepa a ron, a cola, a lima...

Cola, piña... Exacto.

A ver qué sale. Suerte. Tiene buena pinta.

Templa los nervios, ¿eh? Ya, ya, enseguida me pongo...

Te descontrolas y pierdes el hilo.

(FERNANDO) Dale, mi negra, que eres la candela.

(ARACELI RÍE)

-No sé si echarle un poco más de alga, sí.

-Sois unas máquinas. -Venga, Marta.

(LOLI) Se ha puesto las pilas.

-Hola. ¿Qué tal, Marta?

Muy bien, muy contenta. ¿Cómo vas?

Ya estoy concentrada, sin nervios y concentrada.

Es el día de estar muy concentrada.

¿Qué estás preparando?

Como estudio Nutrición, promuevo la dieta mediterránea

que es la mejor del mundo.

Así que primero haré un gazpacho, un poco curioso,

quiero que sea sorpresa, ya lo veréis.

De segundo, una caldereta de salmonete y langosta

pero con su toque especial, con coral de tomate, caldo...

Ponle langosta, no te cortes.

Y de postre, tengo un reto y haré "macarons" de frambuesa.

Me parece que tú menú es sencillo y poco técnico,

sé que nos engañas. ¿Cuento todo? Que haya sorpresas.

Nos gusta la gente que no cuenta tanta técnica y lo demuestra.

Quiero que haya factor sorpresa, me voy a la máquina de vacío

a osmotizar mi pepino. Espero que lo disfrutéis.

Suerte. Gracias.

-Bien, Marta. -Vamos.

-Osmotizar un pepino consiste en meterlo en un líquido,

al quitarle el aire el pepino absorbe ese líquido

y sabe al líquido que le metes.

Lo voy a osmotizar con "mirin", un vinagre asiático.

¿Qué os parecen estos maravillosos menús?

Totalmente diferentes, no tiene nada que ver uno con el otro;

las técnicas serán muy parecidas, pero los gustos diferentes.

Un gusto mediterráneo, el de Marta, muy español;

gazpacho visto con sus ojos y una caldereta

de langosta y salmonete, más mediterráneo no lo puede haber.

Frambuesas hechas"macarons", vamos a ver cómo lo hace.

Te diré que con Ketty me he enterado algo menos,

porque había Cuba libre de postre, me parece muy bien y muy bonito,

pero me he perdido un poco con los sabores.

De primero, una ensalada con no sé qué;

de segundo, una ensalada con no sé qué;

y el postre, tal... Con técnicas que no conoce.

Bien, Ketty. Decimos por lo que han dicho,

a lo mejor hace un menú que nos quedamos con cara de loco.

A ver, a ver.

¿Llevas tu ranita?

-Ay... -Hoy no hace falta.

-No hace falta.

-Hoy estás tú y ya está.

-Muy bien, chicas. -Bravo.

-Vamos, chicas.

-Esa energía que tenéis las dos.

(FERNANDO) ¿Eso es lecitina? -Lecitina de soja.

(RAMÓN) Por lo que veo va a hacer una espuma.

-Bate lento para tener una espuma estable.

(CLARA) Tengo los dedos cruzados.

-Te dicen: "Tienes 15 min para ayudar".

-Le friego la loza, como hago siempre.

(LOLI) Mira Marta cómo corta. Qué bien, Marta.

Que levante la mano quien no se equivoque al hablar.

Ellos creen que son perfectos y la única que se equivoca soy yo

pero, afortunadamente, aquí todo se graba, esta es la prueba.

Buenas noches y bienvenidos. Muy buenas noches.

"Bona nit y benvinguts a"MasterChef.cat""

"Satisfaction" "Hopa cande jar"

No puedo estar... No puedo estar...

Tengo dos peces, uno verde...

(RÍE) Uno rojo...

Previenen la "osteo..." Huy. Vayámonos a...

¡A por la trece!

"Cupcape", "cupcake". Fíjate el nombrecito.

"Fresinusión"

Uno, dos, tres, despierta ya.

Ñam.

Buenas noches y bienvenidos a la final de...

(SE DESTERNILLA)

(HABLA EN FRANCÉS)

Es que... no me acuerdo.

(TODOS RÍEN)

Víctor, que se ha confundido, que te piras tú.

(Risas) Está acojonado.

Que no, que es broma, que es broma.

Parece que lloverá, suerte que tenemos pararrayos.

Eso lo primero. Cuidado.

(Golpe) Quieto todo el mundo.

(GRITAN) Silencio.

Cóbrale cuando vaya al restaurante.

Hala.

No sé qué es, ¿tú lo sabes?

-Voy a poner alguno más.

Es papel con tomate cherry cortado en láminas superfinas.

-Vale, pues hala.

-Qué fuerte, lo pesa al gramo.

-Estruja la malla.

-Qué bien, Ketty, qué meticulosa. -Gracias, chicos.

No, no os mezcléis.

-¿Qué caraja estará haciendo que le cuesta tanto?

-Como unas perlitas. -Sí.

-Ya tengo las esferas. La cúpula de coco.

(LOLI) Vamos, Marta. -Ya está todo mezclado.

-Niñas, que vais muy bien.

(JORGE) Me gustaría que ganase cualquiera

pero Marta ha sido mi alma gemela, la estoy viendo y estoy emocionado,

tengo los pelos de punta, estoy sufriendo y lo veo igualado.

-Ole, Ketty.

-¿Qué va a hacer con el globo? -Ole, Ketty, qué bien.

-Mira qué inventan en cocina, globos y todo.

-Muy bien, Ketty, qué cosa más bonita.

-Es muy pequeño este.

-Un aplauso para las niñas.

-Venga. -Vamos, guapas.

-Marta hace esferificaciones con el agua de tomate.

-Suelta, la veo más suelta que cuando empezó.

(JORGE) Vamos, Ketty, qué guay.

-Ahí hay nitrógeno, que está muy frío,

a medida que vaya pasando el globo, las paredes se irán congelando

y quedará una esfera congelada.

Entonces, pinchará el globo, lo quitará y quedará.

Mira qué chula. -Ya la tienes, qué guapa.

-Dale, dale, dale, tropical. Dale, dale, dale, dale.

-Con salero, mi"amol", ya tú sabes.

-Azúcar, dale, dale.

(ARACELI) Déjala, no la entretengas.

Si viendo en casa el programa se te antoja algunos de los platos

que los aspirantes están haciendo, estás de enhorabuena,

ahora puedes hacerlo en el restaurante MasterChef en Madrid.

Vivirás una auténtica experiencia gastronómica

y podrás conocer a algunos de nuestros aspirantes

y compartir con ellos sus recetas y trucos de cocina.

Podéis encontrar toda la información en masterchef.com

y en nuestras redes sociales.

O tiene prisa o no tiene pericia, pero ya ha roto varios.

Ella, que indaga en la Escuela, debería saber que eso

no deja de ser un helado y debe tener grasa, azúcar,

ingredientes que le den estructura; si se ha pasado de azúcar

no vendrá bien y si le ha puesto poco...

Tampoco cuaja. No le va a salir.

Hay que analizar esas cosas, apuntaos a la Escuela online.

Sé que... ¡¿Otra vez?!

Otra vez, para repasar, cada mes cambio los contenidos, iría bien.

La última, por si acaso.

(FABIO) Muy bien. (JORGE) Qué bonito, Marta.

Estoy flipando viendo a Marta cocinar, te lo juro.

-Qué gusto me da verte, qué bien te manejas.

Me puedes enseñar en casa. (MARTA RÍE)

(FABIO) Ole, esa mami.

-Hala.

Marta, Ketty, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo,

os quedan sesenta minutos.

(AMBAS) Oído, chef.

(Aplausos) -¡Venga!

-Lo más difícil, que es lo más técnico,

ya me ha salido; entonces, espero que lo demás salga bien.

Ya que he empleado algunas técnicas de Jordi Cruz,

por lo menos esas, me gustaría hacerlas bien.

Ya que me he atrevido...

-A ver eso qué es. -Es el postre.

-Tú a lo tuyo.

-¿Quieres estar a todo?

-Estoy supercontenta de que me estén viendo,

espero que estén disfrutando de verme cocinar

y que vean a la nueva Marta. -Te quiero, cariño.

-Y eso,"MasterChef" ayuda mucho a crecer en la cocina

y, también, a tener un crecimiento personal de la leche.

-Cada vez veo a Marta más segura, ya le va saliendo...

-Porque es el postre. -¿Sabes lo que es?

-Los"macarons". -Lo que hará Marta.

-Muy difícil, mucho. -¿A que sí? Es una pasada.

(FERNANDO) Ole, Pepe. Hacedme un huequito, hombre.

A ver. Dejadme estar aquí.

¿Qué tal, Fernando? Bien.

¿Sigues cocinando? Muchísimo.

¿Para tus amigos, tu chica, para quién?

Para la familia y, también, en restaurantes de amigos.

Ay, qué bien, hombre.

Mira lo que te traigo el"Manual del aspirante a chef";

una guía práctica en la que puedes encontrar todas las técnicas

y trucos imprescindibles para dominar el mundo de la cocina.

Escucha, el mío, todavía, no lo he visto.

¿No te llevaste un libro? A mí no me lo dieron, cariño.

Bajo a por él. ¿No me digas?

Hombre, claro. Qué bien.

Ya está, solucionado.

¿Eso qué es, pomelo? -Sí.

Yo lo hice con mandarina cuando vino Dani García;

lo machacamos y lo hicimos con mandarina.

Lo ha pensado pero con sus frutas tropicales.

-No doy crédito a lo que está haciendo,

en estos tres meses su evolución ha sido increíble;

antes hacía cocina básica y ahora cocina"MasterChef".

-Esto... el "crumble...", ya está.

Muchas veces nos preguntan cuál es la clave del éxito

de"MasterChef"; el secreto está en el trabajo bien hecho

y las ganas de superarnos temporada tras temporada.

(Risas) ¿Cómo los conseguimos?

Planteando a los concursantes las pruebas más exigentes

y buscando los escenarios más espectaculares.

(Gritos) ¡Silencio!

Vamos, chicos. (GRITA)

Puerta asegurada.

Llevamos seis ediciones de"MasterChef",

pero el nivel de exigencia de este jurado

no disminuye con los años.

Os advierto desde ya que os vamos a someter a presión,

¿lo tenéis claro? (TODOS) Sí, chef.

-Vamos. -Vamos, chicos.

Señores, garra, caña, podéis volar. Corre, corre.

Quiero una cadena de trabajo impecable.

¿Me habéis oído? (TODOS) Sí, chef.

Venga, vamos a ello, ya.

Estamos en"El ministerio del Tiempo".

-A volar, ¿eh?, a volar.

-La madre que lo parió. -¿Está muy picante?

El tiempo de cocinado ha terminado.

Empiezan a salir platos; caña aquí, venga.

Los comensales no van a esperar ni un minuto más.

Limpiamos, estiramos platos y montamos.

¿Qué me estás haciendo con la lubina?

-¿Qué pasa? -Me he atravesado el dedo.

Vamos, rápido. Venga, hay que sacar.

Suma ocho Estrellas Michelin en total, ¡Martín Berasategui!

Enorme, señor, garrote.

-Garrote y hasta la victoria.

Ganadora de"MasterChef Junior V", Esther Requena.

El ganador de"MasterChef III", Carlos Maldonado.

Que entren nuestros invitados.

(JON GRITA CONTENTO)

Con tres Estrellas Michelin, Ángel León.

Qué fuerte. -Hacía tiempo que no sudaba así.

Quique Dacosta, Amaia y Alfred.

(CANTAN) #Todo mi amor eres tú...#. -Ay, Dios, no me sale.

Otra vez, otra vez, perdón.

Bibi. Calla, que me lío con la barra.

Con dos Estrellas Michelin, Andoni Luis Aduriz.

Pues mira... está superbueno.

Buenísimo. Maravilloso.

Me has llevado al plato que hacía mi abuela en cuaresma.

Impecablemente hecho, muchas felicidades.

Van a hacer dos menús que representan lo de cada una:

Marta, "cuqui" y Ketty, tropical.

-No, ella va a hacer "macarons", no "cookies".

-Ya... pero... digo "cuqui" de mona.

(DANI) Cómo te gusta el rosa, Martita.

-Ya verás qué bonito queda.

(FABIO) Aún os queda tiempo.

-Gracias, Fabiete. -Venga.

-Jo, es que le pega la chaquetilla a Marta... ¿a que sí?

-Guárdame uno, Marta.

-Por si acaso...

-Viéndolo desde arriba, creo que hoy va a ganar Ketty.

Marta tiene un postre complicado, los"macarons";

si suben, bien, pero pueden no hacerlo, es algo arriesgado.

(JORGE) Nadie supera a Marta en postres, lo siento mucho.

(LOLI) Ketty, ¿qué es eso? ¡Guapa!

¿Eso que está cortando qué es? (DANI) Eso sí es el pez raya.

(FERNANDO) ¿No os sorprende que haga raya?

(ARACELI) Sí. Nosotros nunca comemos raya,

tendrá fama, pero no sé de dónde salió hacer raya.

(JORGE) En otras finales tengo superclaro quién ganará,

cuando lo veo desde casa, y en esta tengo dudas.

-Yo lo sabía porque las dos trabajan muy bien.

-Ahora, la salsa del bizcocho.

-A Marta le veo que lo tiene todo más avanzado,

pero a Ketty no le veo el postre por ningún lado.

Es que no sé, como llevan para allá cosas y vuelven, igual tiene algo.

(FABIO) Chicas, ¿cómo vais?

(MARTA) Bien. (KETTY) Apuraditas.

-¿"Apuraditas"? (MARTA) Un poco.

-Ya te gusta la repostería.

-Bueno... bueno... -(JORGE)"Tampoco te pases", ¿no?

(Risas)

(LOLI) ¿Marta qué hace? (RAMÓN) El relleno del"macarons".

Un "coulis" de frutos rojos. -Hala, otra cosita hecha.

Aspirantes, atended un momento, por favor.

La final de"MasterChef" se merece que nos acompañe uno de los chefs

más prestigiosos del mundo.

Propietario del tercer mejor restaurante del mundo

y primer chef latinoamericano en tener dos Estrellas Michelin.

Desde el restaurante Mirazur en la Costa Azul francesa,

Mauro Colagreco.

(Aplausos)

(MARTA) Hola. (MAURO) Hola.

-Encantada. -Hola, Marta.

-Encantada. -¿Cómo va?

Hola, Ketty. -Hola, un placer.

-¿Cubana? -Sí.

-Bien, ¿cómo van?

Ven aquí, Mauro, acompáñanos.

Suerte. ¿Qué tal? Qué ilusión, Mauro.

¿Qué tal? Muy bien.

Bienvenido. Gracias. Qué lujo estar aquí.

Le he visto los ojos llenos de energía y de pasión.

De brillo. De brío.

Aspirantes que llevan trece semanas con nosotros compitiendo.

¿Trece, no? Dejándose la piel.

¡Guau! Allí a quién tenemos, ¿a la familia?

-Y los que se fueron. -Los que se fueron.

-No se les escucha mucho, ¿eh? Tienen que alentar ahí.

(TODOS) Vamos, venga.

(Aplausos) (JORGE) Vamos.

-Vamos, niñas, vamos.

(VÍCTOR) Que tenemos hambre.

-Vamos.

-Ketty, esos postres, hombre.

-Madre mía, cómo está la cocina de cosas ya, ¿te das cuenta?

Bueno, Ketty la tiene un poco más revolucionada,

Marta la tiene más recogida. -Ketty es más como yo.

Mauro, aparte de Mirazur

estás al frente de tantos establecimientos

que he perdido la cuenta. Son...

11 establecimientos. 11.

Madre mía... Tres en Asia, un cuarto...

Próximamente en Bangkok, después tengo en Argentina,

en mi país natal y, después, sí en Francia.

Qué bien, Mauro... ¿Cómo defines la cocina de Mirazur?

Mira, Mirazur... está en un enclave

muy especial, está en la frontera de Francia con Italia

y en medio de este contexto muy fuerte un cocinero argentino.

Ni francés ni italiano... Qué mezcla más buena.

Es una cocina mediterránea muy personal.

Pues nada, te haremos una visita. Claro, los espero.

Sabemos que será imposible hacer una reserva,

pero ya tiraremos de nuestros contactos.

Para los amigos siempre... Siempre hay hueco.

Siempre encontramos una mesa.

(MARINA) Tengo un biquini igual, Marta, de ese color.

(DANI) Ese postre... -Supercontenta y feliz.

(TODOS) ¡Oh! Qué bonito, qué mono. -¡Qué bonito, Marta!

-Son de pastelería francesa.

-¿Son escamas?

-Sí, las escamas son las que sacó del salmonete.

(MARTA) Esta vez sí está ya caliente...

(Crepitar del aceite caliente)

-¡Toma ya!

-Mira qué mesa tiene Marta y mira la otra.

(LOLI) ¡Uh! Madre mía, por Dios.

Oh... la que tiene liada.

Empezó divinamente. -Sí, ahora veo...

La otra lo lleva ahora...

Carrerón, carrerón.

(MARTA) La masterclass que tuve desde el balcón,

cuando vino el invitado Mario Sandoval,

me vino fenomenal porque he copiado la teja de tomate.

Es precioso, monísimo, que da color.

Me quedo con todo.

(LOLI) Mira, mira... (TODOS ASOMBRADOS) ¡Oh!

(EVA) ¡Ole! (LOLI) ¡¡Bravo!!

¡Bravo, Marta!

(MARINA) Qué orgullosa que estoy de mis niñas.

Mira lo que me han aprendido.

-Las dejaste niñas y salen siendo mujeres.

-Solo hacían qué guisos y mira, mira.

Aspirantes, últimos 30 minutos.

(FABIO) ¡Venga, Ketty!

(Aplausos de la galería) ¡Vamos, Martita!

Mauro, ¿qué significa para un argentino ser nombrado

Caballero de las Artes y las Letras

por el Ministerio de Cultura de Francia

por su contribución a la cultura del país galo?

Mira, creo que ese fue el reconocimiento

o el premio si queremos decirlo así,

más bonito, porque...

porque fue algo muy emotivo para mí y...

Bueno, un honor, obviamente.

-Me voy a hacer un poco de hueco. -Bueno, quitamos trastos.

-Esa es la parte que sacó... ¿no?

El coral de la cabeza de la langosta.

-Me ha salido un montón. Vale...

Que un argentino en Francia, sea su restaurante el tercero

mejor del mundo, ¿cómo lo llevan los franceses?

Bueno... ahí... ahí entras en un terreno...

Cuatro años el mejor de Francia...

Eso ya... tela.

Bueno, yo tengo que... que decir que "chapeau",

como dicen los franceses porque...

Yo he sido reconocido en Francia solo por mi trabajo

y me lo han respetado.

-Muy bien, Ketty, con paciencia.

(MARTA) Ya tengo la xantana, ahora haré la mezcla del helado.

Mira, hemos estado antes viéndolas a Ketty y a Marta

para ver qué menús habían propuesto

y Ketty nos ha contado un menú muy cosmopolita, es cubana.

Tiene gustos de aquí y de allí, va a mezclar,

mientras que Marta hará un menú más mediterráneo.

Clásico, pero muy bien hecho, con mucho fundamento.

Uno que puedes identificar fácilmente y otro...

Que veremos por dónde sale. Yo, cuando las vi,

noté a Marta más tranquila. Sí, es así.

Y Ketty está un poco más nerviosa.

Más dubitativa. Eso es.

(Crepitar del aceite)

(Aplausos) ¡Venga, Ketty!

¡Venga, Ketty! -¡Vamos, chicas!

¡Vamos, chicas! -¡Venga, mis niñas!

-Ketty lo tiene más desordenado, pero no le molesta.

-Es normal. -Eso es, no le molesta.

-Si le cambian eso los de"MasterChef", vamos...

Porque eso es de toda la vida. -Marta era así.

Marta, para nada... hacía las cosas como ahora.

-¿No...? -Ni de coña, cero. ¿Así...?

¿Cómo se llama eso, Jordi? Le puse infucoccionador,

porque hace infusiones, cocciones...

Hace... reflujo, como un destilador,

es un cacharro que desarrollamos en ABaC para acercar

la cocina a la sala.

Es tan sencillo como fuego, una cazuela con un líquido,

una rejilla donde apoyas algo que se cocina...

Y una campana abierta o cerrada,

donde hay un vapor o un reflujo de esos aromas.

En este caso, está haciendo un bizcochito que tiene que subir

y ese caramelo que tiene

no está muy dulce o poco dulce, que sea aromático.

Luego, a ver si lo termina delante de nosotros

o lo hará en cocina.

Es un cacharro que debe usarse delante del cliente.

(Crepitar del aceite caliente)

Aspirantes, últimos 15 minutos. (MARTA) Oído, chef.

-¡Vamos, chicas! -¡Venga, lo tenemos!

(LOS INVITADOS ANIMAN DESDE LA GALERÍA)

(Aplausos y gritos de guerra)

-Qué bien me ha salido el grito de guerra.

Ahora sí le veo cara de agobio a Ketty.

(KETTY) Bueno, estoy un poco preocupada porque...

Llega un momento

En que vas pensando que el tiempo no te llega...

Y te acuerdas de las elaboraciones

que tienes que hacer, estoy un poco...

Con miedo.

Vamos, adelante, acompáñanos.

¿Eso se hace bolita?

-Sale y cuando cae, caen bolitas. Te lo juro.

-Míralo, míralo, sí, sí... ahora se ve.

Bueno, Marta, aquí te traemos al gran Mauro.

Quiere saber qué estás haciendo.

Dime, qué es. -Es caviar de agar-agar

en aceite de girasol frío del coral de la langosta,

lo trituré con cilantro y jengibre. O sea...

Has hecho una crema con el coral de la langosta

y esto van en pequeñas perlas. También lleva un caldo

y hacer, pues sí, perlitas para acompañar.

El gazpacho está en esferas de agua de tomate,

tengo chips de obulato de tomate,

cebollita encurtida,

haré una quenelle con pepino osmotizado...

Hay a quien no le gusta el pepino, pero es que...

Me encanta. El gazpacho lo lleva.

-Un menú... difícil, pero de final.

Atrevido. Atrevido, de final.

De final... exacto. Despacito.

(MARTA) Vale, vale. -Con productos mediterráneos.

-Justo, esa era la idea, productos mediterráneos,

la dieta mediterránea al poder.

Marta, no te entretenemos más. Suerte.

Suerte. -Gracias, adiós.

Bueno, Ketty, te traemos al gran Mauro.

Quiere saber qué menú estás haciendo.

Voy a hacer una ensalada de rape con buey de mar

y cigalas, una raya con reducción de salsa de alga kombu y soja.

Y... pues... el postre es un cubalibre

llevado a la repostería. -Muy bueno.

Pero hay un poco de Asia también. También, sí, sí.

Sí, un poco de... De todas partes del mundo.

Bien... ¿cómo vas con los tiempos? -Me tengo que ir al cortafiambres,

lo siento, te voy a dejar. Te dejamos, Ketty.

Organízate, Ketty, que no llegas. Sí, sí...

Veo un poco de desorden aquí. No la pongas nerviosa.

Tienes tiempo.

Oh... ¿Están buenas?

Sí, sí, huele bien.

(JORGE) Ahora mismo veo a Marta mucho más confiada.

Mírala, me encanta verla, mírala.

Es que Ketty se ha ido viniendo abajo, tía.

-Vamos, amor mío. -Qué bonito, tío.

(Conversaciones en la galería)

(RESOPLA ANGUSTIADA)

-Qué bonito, Marta.

Ketty ya debería estar emplatando.

Joder... no me da tiempo.

-Ketty está superagobiada, tío.

(TODOS ANIMAN A LAS FINALISTAS)

-¡Venga, Ketty, venga! -¡Venga!

-Es que no queda nada tú... no queda nada.

-Es que Marta está emplatando, está emplatando.

Estoy muy nervioso, estoy sufriendo un montón.

-Me voy a desmayar.

Ketty, Marta, últimos cinco minutos.

(MARTA) Ay, madre mía, oído.

-Qué preciosidad...

Son platazos, ¿eh?

-Ay, gordita...

-Ay...

Fernando, ¿qué tal vas? -Acojonado.

(Risas) Estás blanco.

Estoy asustado. Te veo más nervioso

a ti que a ella. Claro, no puedo ayudarla.

Estoy aquí... sin poder hacer nada.

-Marta, ¿me dejas usar tu tabla? -Claro, cógela.

Luis... ¿cómo ves a Marta?

Gratamente sorprendido.

¿Los padres sorprendidos? Absolutamente sorprendidos,

la he visto más tranquila que nunca,

no conocía esta faceta, me la han cambiado.

No sé de dónde ha salido. Ya te pasaremos la factura.

Pero va a ser muy grande, hacedla a trozos.

-Mira qué bonito, parece un coral. Es precioso.

Si tenéis alguna elaboración que queráis presentar

delante del jurado, lo haréis en el último momento,

delante de nosotros, ¿vale?

Ketty, Marta, vuestro último minuto en estas cocinas.

(Gritos y ánimos desde la galería)

La pinta es espectacular lo que hizo Marta.

-Qué bonito, Ketty.

-Ketty, es espectacular, como tú.

-Ya tengo esto, esto para rallarlo después.

Diez, nueve, ocho...

Siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡¡¡Tiempo!!! ¡¡¡Manos arriba!!!

¡¡¡Chicos...!!!

(Gritos y aplausos)

(Aplausos de la galería)

(AMBAS RÍEN Y LLORAN)

(Aplausos de la galería)

-Venga, ya está hecho, ya está hecho.

-Joder, qué tensión, coño... Lo he pasado muy mal.

-Bueno, mira cómo tengo la cocina. (MARTA) La quiero mucho.

No pude tener a una persona mejor que Ketty.

(EMOCIONADA) Y...

Me llevo a una mejor amiga.

A la mejor rival que podía tener y, nada,

a superar una etapa juntas. Estoy segura de que aquí empieza

una nueva... que ya dura para toda la vida.

-Ya podéis estar orgullosas, lo que habéis hecho...

(KETTY) Todavía con taquicardia, creo...

Tuve que apresurar

los últimos 15 minutos y sacar elaboraciones

que pensaba que no iba a poder sacar.

Todavía tengo un poco... el sustillo ese.

-Marta lo ha hecho superbién. -Que compartan el premio.

Ketty, Marta, podéis respirar tranquilas.

Ya habéis terminado vuestro trabajo.

Ahora, Mauro nos acompaña a probar vuestros platos.

Por favor, Mauro...

Pepe, Jordi, pasamos al restaurante.

Adelante.

(KETTY) Tengo miedo a la cata,

porque yo he intentado hacerlo lo mejor posible

y... la verdad,

estoy bastante nerviosa por el resultado.

Mauro, por favor. Siéntense ustedes.

Por favor, Samantha...

Bueno, me pedirás algo. No me conoces.

Toni, te veo tenso. -Estoy...

Vamos, vamos. -Estoy nervioso y te veo a ti

que, también, estás en tensión.

Marta, Ketty, ¿tenéis que acabar algo?

Sí... Acabáis en la cocina

y traéis la elaboración aquí.

(Vibración de las batidoras)

Qué bonita es, por favor.

-Qué paciencia hay que tener para eso.

(VÍCTOR) Usa la espátula, Marta, quizá es mejor.

-Gracias, Víctor. -Sé lo que se sufre.

-Chapó para las dos, madre mía, qué espectáculo.

-Estás como un toro. -El rosa y el verde quedan bonitos.

(MARTA) Tengo los nervios a flor de piel,

pero tengo una cosa muy clara: voy a demostrar mucha seguridad.

La voz no me va a temblar, mientras les explico el gazpacho.

Voy con mucha confianza. Marta, cuéntanos.

¿Qué plato has hecho? Os hice una versión del gazpacho.

Entonces, para no tomar el típico gazpacho líquido,

he hecho unas esferas con agua de tomate,

llevan una hojita de hierbabuena,

cebolla morada encurtida con mirin.

Chips de tomate cherry

que están hechos con obulato y polvo de tomate

y, después, he hecho una quenelle de pepino que he osmotizado

en mirin para seguir con esa línea,

también le he añadido un poco de gamba roja en brunoise.

Por encima he puesto... sé que no te gusta Samantha,

puedes no coger,

es un aire ligero de pimiento verde.

Igual es para matarme, pero yo no tomo gazpacho con ajo,

no me gusta nada el ajo. Pues he hecho un"mi-gazpacho".

No tiene ajo.

Bueno, Mauro, ¿qué te parece a simple vista la estética?

La estética es muy bonita.

Incita a ir a probar.

Pues Mauro, a eso hemos venido, así que...

Oh... Está muy bien.

¿Qué te parece, Mauro?

Las esferas de agua de tomate están muy bien realizadas.

Encuentro que tiene mucho juego de texturas,

bien logrado, obviamente, no es un gazpacho tradicional.

Pero ahí está lo interesante.

Quizá un poco más de sal para mí en alguno...

-Siempre tengo el mismo problema, es que...

Bueno...

Todo lo que ha dicho Mauro lo suscribo, pero algo más.

Técnicamente está impecable, los esféricos son perfectos;

pero cuando me lo como todo, me falta líquido, me falta...

Saber que como un gazpacho.

O me pones un fondo que sepa a gazpacho

o me haces los esféricos más grandes y, realmente,

me como un gazpacho. Es tan minimalista

que te tengo que decir trae seis platos más

que quiero traer el gazpacho.

Vale. Pero técnicamente es impecable.

Marta, me extrañaría mucho un plato milagroso, perfecto,

que se note que está rodado como en un restaurante.

Técnicamente no hay errores, algo importante,

que esté perfectamente ejecutado. Ahora, te recomendaría

que, una vez terminado,

tenías que haber hecho el ejercicio de probarlo.

Y decir ¿me recuerda a un gazpacho? No.

Es otra cosa. Vale.

Rico, bonito... estético, es un tema de nombre,

un tema conceptual.

Problema de semántica. Exacto.

Rico está. Haberle dado la vuelta...

Ensalada de pepino

con gamba marinada y los elementos del gazpacho.

Te lo compro. Vale.

Yo veo que te valoran como una chef profesional,

como de estrella Michelín. Es alucinante.

Es alucinante ver lo que has creado en este plato,

alucinante ver cómo piensas, como una auténtica cocinera.

Yo solo puedo felicitarte. Gracias.

(Aplausos)

(Aplausos y ánimos)

Es más lista Marta... Privilegiada de inteligencia

y de todo, es...

Te lo juro, no es porque sea mi novia,

es una tía...

de las más listas que he conocido en mi vida.

Ketty, ¿tienes que acabar tu plato? Sí.

Pues adelante, por favor.

Qué tensión...

-Son un par de campeonas. -Así es.

-Madre mía, qué nivelazo.

-Qué bonito, Ketty.

-Mira qué dulce, mi negra.

Qué bonito, por favor.

-Tiene buena pinta el primero de Ketty.

(KETTY) Estoy contenta con el tema de la vanguardia.

Ahora, a ver si el plato en su conjunto les gusta.

Bueno, Ketty, cuéntanos, qué es este plato.

Es una ensalada de buey de mar, cigalas y rape.

El rape está hecho a baja temperatura

infusionado en salicornia, en este caso,

la cúpula es coco infusionado en marisco;

sería el aliño de la ensalada. Las esferas son el coral

del buey, pues, emulsionadas y...

Esferificadas.

-Creo que, quizá, el espesor de la carcasa,

quizá, sea un poco... Heavy.

Heavy, pero probemos.

-A ver qué cara ponen al comer el primer bocado.

Tú aquí nos has enseñado la gallego-cubana

que llevas dentro, ¿no? Sí.

Es un poco la mezcla

de Galicia-Cuba y las técnicas aprendidas en"MasterChef".

El plato se interesante, atrevido y...

Yo creo que sorprende ver un poco la evolución,

cómo te lo has tomado en serio, cómo lo has hecho.

Me gusta, me divierte, faltan cosas pero me divierte.

Gracias, chef.

Yo, francamente, pensaba que sería... un desastre.

Porque para que salga la bola

necesita glucosa, azúcar, grasa, cosas que lo estabilicen.

Tú lo has logrado, ¿sabes cómo? Con grosor.

Habrás puesto xantana, algo que le dé densidad,

para que se pegue dentro del globo

y, al congelarlo, queda durito porque hay cantidad.

Me gusta el hecho de que no sabe a coco solo,

sabe a crustáceo, le da personalidad al plato.

Es un trabajo curioso, lo has preparado en poco tiempo

y que tiene... tiene gracia.

Gracias, chef. Bueno...

Es una ensalada rara, diferente, curiosa...

Están las piezas de los mariscos en su punto, muy bien...

Me falta algo de aliño,

es verdad que si dejo derretir el coco, quizá, le aporte...

Frescor, así solo le aporta estética.

Y es verdad que, también, la cúpula me esconde

defecto de los esféricos, alguno era perfecto,

otro parecía un churrito, otro más grande... más pequeño.

Pero hay una estética maravillosa.

Sí, hay una idea de plato que es muy interesante,

hay algún defecto en la composición y...

Y quizá la proporción de este coco, de la leche de coco

con el resto de ingredientes es, quizá...

Excesiva.

Pues nada, muchas gracias, Ketty.

(Aplausos)

Quedan otros dos, ya verás.

(Aplausos)

(AMBAS SUSPIRAN Y RESOPLAN) Se pasa mal.

-No sé cómo estará el ranking ahora mismo,

porque han dicho cosas buenas de ambas y cosas malas de ambas.

Creo que nos están dando un poco de cal y de arena a ambas.

-Mamá, bájate, para qué quieres estar más arriba.

Bájate, no estoy tranquilo contigo ahí arriba.

Ha llegado el momento

de probar vuestros platos principales.

Marta, empezamos contigo,

acércanos tu plato, por favor. Fíjate...

Qué maravilla con el crujiente que le ha puesto al final.

Pues sírvanos usted. ¿Ya puedo?

Por favor...

(PADRE DE MARTA) Ahora qué vas a hacer cuando le pongas

la comida a Marta mañana. -Los va a catar

y te dirá"te falta mucho". Te falta mucho.

-Y yo creía que cocinabas bien, mamá.

-He hecho una caldereta de salmonete y langosta,

luego, he hecho una galleta coral de tomate.

Como toques diferentes y nexo de unión,

he hecho con el coral de la langosta un caviar

con agar-agar

y, luego, con las escamas de salmonete una sal de escamas.

Por encima el caldo del guiso

del salmonete, las verduras y la langosta.

Nada, espero que os guste.

Tengo un buen producto, bien tratado...

Pero cuando meto en un suquet un salmonete frito

con escamas crujientes, lo fácil

es que las escamas, a la mínima, cojan humedad

y ya no te cuento... esto.

Creo que la idea de base es muy buena,

porque has jugado con las texturas

que es algo aporta una tercera dimensión

en los platos, tiene estética,

tiene textura, las cocciones no están mal...

Es sabroso.

-Gracias. El punto de cocción del bicho

está maravilloso,

el salmonete está perfecto y el crujiente está.

Me recuerda cuando estoy en Menorca

y me aprieto, ahí, tres calderetas.

Le falta para parecerse a esas calderetas de Fornells

la reducción; pero tú lo has compensado

con esas bolas de la cabeza

que te da sabor y tal... Así que hacer un plato tradicional

de una forma más liviana

con los puntos de cocción exactos es brillar también.

Te felicito. Muchísimas gracias.

Me sorprende tu habilidad con la técnica.

Valoro la evolución, sigo pensando que para...

Una final de"MasterChef" una persona...

Amateur, este plato puede ser, perfectamente,

de un menú de restaurante estrella Michelín cualquiera.

Así que, para mí, te digo que felicidades.

(Aplausos) Muchísimas gracias.

(Aplausos) Gracias, gracias.

-¡Fuerza, fuerza!

Ketty, por favor, acércanos tu plato.

Está la pobre como un flan, también.

(KETTY) Me he atrevido con la raya,

es verdad, que es un pez que a la gente se le escapa

a cocinarlo... entonces, dije...

"Bueno, por salir un poco

de la monotonía de siempre, de salmón, atún...

o rape y... a ver qué sale".

Muy bien, Ketty, ¿cómo llamas

a tu plato principal? Es una... perdón, estoy nerviosa.

Es una raya con reducción

de salsa con soja y alga kombo

y una ensalada de hinojo con...

caviar de pomelo.

-¿Estás convencida de tu plato?

-Me hubiera gustado que me hubiera quedado más bonito

el rollo de la... raya.

Y, entonces, estoy un poco incómoda.

Vamos al ataque.

Yo creo que es un plato donde Ketty ha tomado...

Eh... riesgo, en este caso, la cocción está bien

no tiene sabores típicos de la raya...

Que molesten, interesante el juego con los cítricos,

ahí has ido más para el Mediterráneo y me gusta.

-Gracias, chef. El emplatado es bastante basto.

Tenemos una raya puesta...

tamaño importante y no luce en el plato.

Es un pescado complicado y no es el más sencillo de trabajar.

Has logrado que esté cocinado,

un poquito flojo, hay que aliñar el pescado

cuando lo cocinamos que no ponemos sal

ni pimienta ni nada y nos queda flojo.

Pero te lo compensa el saborazo de esa ensalada,

Pepe que de inglés no habla mucho..."overdressed".

¿Sabes?

Aliñada de más.

"Overdressed", ¿te has enterado?

No se le ocurriría a ninguno, en mi pueblo,

venir a mi restaurante y decir:"Echa overdressed".

Pero se ve que en el ABaC sí lo hacen.

Aliñado de más. Demasiadas cosas, que están bien,

al final hay hinojo, naranja, no sé qué...

Tiene muchos saborazos y que...

Condimentan la raya, pero le quitan protagonismo.

Pues me parece un plato interesante,

pero hay que revisarlo.

El punto de cocción del pescado es maravilloso.

Me gusta la salsa y el problema de la ensalada es que está fría

encima y, a lo mejor, hay descompensación;

pero la idea es muy bonita, no sé si le falta algún toque...

De crujiente en tu plato.

Sí... iba a hacer unas alcaparras, pero...

Uf... me vi muy justa de tiempo y, luego...

Renuncié a ellas.

-Las alcaparras le hubieran ido bien.

Yo lo veo como punto de partida de un muy buen plato.

Has tenido esta idea que es buena, original,

diferente... pero te falta acabarlo te falta refinamiento

en el emplatado, te falta acabar el sabor...

Creo que los nervios no te han ayudado mucho aquí.

Gracias, chef.

-Tiene un mérito que no veas.

Tiene mucho mérito, Ketty.

-Sí que arriesgó bastante con la raya.

Arriesgó bastante con el pescado.

Ketty, Marta, ha llegado

el momento de probar vuestros postres.

Vamos a ello.

-La pócima ahí... -Eres una bruja, Marta.

-Marta, envenénalos.

-Pero, Marta, cómo has aprendido tanto, cariño.

-Tiene muy buena pinta, Ketty.

-Tiene un pintón lo que prepara esta niña.

-Que vengan tus amigos y contrata a Marta

para darles la bienvenida.

Marta... empezamos con tu postre.

Muy bien, voy a traerlo de nuevo...

Pues los he llamado macarons de frambuesa y chocolate.

Era un reto, para mí,

hacer unos macarons porque es de mis postres favoritos

con mus de frambuesa y, luego,

he hecho un helado con nitrógeno de frambuesa

y queso... y... unas hojitas de jazmín,

porque me parecía que quedaba bien...

El postre es muy bueno.

Es muy rosa, muy ordenado, está limpio...

Pero tenemos que probarlo.

Me hace feliz, estoy viendo mis macarons

y soy feliz, o sea, estoy muy orgullosa,

estoy que doy saltos de alegría.

Este sí que es mi plato,

esta soy yo, espero que lo disfruten.

Pepe, ¿te ha gustado?

Si quieres coge el de Mauro. Bueno...

Un poco escaso, a lo mejor. Hombre...

Era uno para cada uno y uno de sobra...

-Yo me formé en París, en la ciudad del macarons...

Soy muy amigo de Pierre Hermé, Monsieur Macaron.

Y, la verdad...

Es un técnica muy difícil

y el resultado es muy bueno. Un gran postre.

Porque es perfecto,

es el macaron que te comerías en Fauchon,

¿se dice así, Samantha? (CORRIGE LA PRONUNCIACIÓN) Fauchon.

En París... me tapo los ojos y...

Me creo que me lo como allí y le va el chocolate

y el helado... perfección.

(Aplausos)

(Aplausos y gritos)

¿Sí...? De verdad...

Si hay un plato que te describe en tu menú...

Es este, sin duda, del que más has disfrutado

y el que refleja tu evolución.

En la prueba anterior no sabías hacer una quenelle,

lo aprendiste y ha salido; el macaron no es sencillo,

es una técnica que hay que saber hacerla y con tiempo.

Si te busco un pega,

el helado lo colamos bien, quitamos las semillas y no pasa nada.

Para buscar un mínima y absurda pega.

Para terminar,

eres una persona preciosa por dentro y por fuera,

la alumna ideal,

eres humilde, porque te esfuerzas, lo das todo,

porque te encantan tus compañeros y te desvives por ellos,

tienes mil millones de virtudes que hacen que se te quiera.

Encima amas el oficio y tienes devoción por él

y quieres aprender, si eres la estudiante ideal

fácilmente puedes llegar a ser una gran cocinera.

(Aplausos y vítores)

Que me lo diga él, que es quien más me ha impuesto,

que más críticas me ha dado que me haya dicho esto...

Significa mucho para mí.

Me ha emocionado mucho oír a Jordi,

es verdad que pocas personas

hemos tenido en"MasterChef" como tú.

Es una maravilla ver lo que has conseguido,

el empeño que pones en hacerlo, el postre está buenísimo.

Está de diez, felicidades otra vez.

(Aplausos)

(Aplausos) Gracias.

Tengo los nervios a flor de piel

y soy consciente de todo

lo que he aprendido aquí...

De todo lo que he vivido y he crecido...

Quiero dar las gracias a"MasterChef"

por la mejor etapa de mi vida.

Ketty, ¿tienes el postre preparado? Sí.

Pues acércanoslo.

Tranquila, mi negra... guapa.

(KETTY) En teoría, un cubalibre es cola, limón y ron.

Yo he intentado plasmar el sabor en el plato,

a mí me ha gustado

y... la verdad, estoy contenta con el resultado.

Ketty, cuéntanos qué has hecho de postre.

Es un cubalibre...

Llevado a la repostería.

Sería un bizcocho infusionado con un almíbar de cola,

un granizado de limón,

una gelatina de azúcar moscabado para dar el toque dulzón

que tiene el cubalibre.

Y el aire es de ron de Cuba.

La idea es... divertida, homenaje a tu tierra otra vez,

me gusta ver esas raíces que...

Perduran y... vamos a probar.

Lo ideal es mezclar el bizcocho con el aire

y arrastrarlo... Cuéntamelo, si no, no lo hago bien.

Arrastra todo y así sientes el sabor de todo...

Me gusta la idea, me gusta que me trasporten a Cuba,

que me hables de tu tierra, me gusta ver a las viejas nerviosas

y emocionadas viendo

cómo trasmites cosas de aquí y allá.

Eres un potro desbocado...

Y eso se nota a la hora de cocinar, imagínate el desorden:

todos los platos tirados, ¿dónde emplatará? ¿En un bol?

Pero ese desorden es tan bonito, a veces,

cuando se tiene profundidad, gusto y pasión,

que es tu caso y este cubalibre está muy bien hecho.

Con pequeños matices, venga.

Tienes un denominador común en tu cocina y es el sabor.

Tus platos tienen una potencia importante

y creo que, a veces, te falla esa especie de prisa,

nervio, miedo, falta de delicadeza trabajando...

Creo que pecas un poco de ser caótica.

El plato es rico, original, es diferente, pero...

Lo veo un poco... lo que te he dicho.

Está bien, es un plato que técnicamente lo has hecho bien.

Lo único que pienso que es una lástima

que has cocido el bizcocho en... ¿cómo se llama?

Es un nombre complicado, Mauro,

cocedero... Infucoccionador.

-Yo creo que es algo para hacerlo delante del cliente.

Es una lástima, porque hubiese sumado al plato.

Pero me has trasmitido tu idea, el plato está rico

y tiene sabor, como ha dicho Samantha.

Bravo. -Gracias, chef.

Entiendo lo que dice Mauro, porque, al final,

ese cacharro de cristal no es mejor que una olla

o que un cocedero de vapor.

El cacharro te permite hacerlo en sala

y nos habría gustado ver cómo le das importancia a la sala

desde este pequeño altavoz que es"MasterChef".

Hay una galleta que tiene un sabor extraño,

el granizado tiene mucho texturizante

y es un poco moco.

El bizcocho es maravilloso sabe a cola,

un bizcocho cocinado al vapor que sabe a cola...

Ya tiene mérito.

Dicho esto... creo que tienes que ser consciente

que todo un país te mira...

Eres la primera cubana que llega y más a la final,

por tanto me gustaría ver

cómo está el Malecón esta noche y la que se lía ahí.

Y me pasó contigo lo contrario que con Marta,

dije"qué mal me llevaré con esta mujer".

Eres como el huevo que has presentado en tu plato:

así de gordo no, así de dura es la coraza

que te protege; pero dentro hay una personita que, también,

tiene ganas de vivir una vida interesante.

Yo la he descubierto y me gusta mucho.

Gracias. Y, encima, me has hecho un regalo

que es muy bonito: has elegido dos técnicas mías

para hacer tu menú

y eso dice que me he ganado tu respeto.

Gracias.

Gracias, chef. -Qué bonito.

(Aplausos y vítores)

-Qué bonito...

(KETTY) Siempre me he preocupado, me gusta que la gente me respete,

que la gente me valore por...

Realmente cómo soy y que no se guíen

por el juicio que hacen rapidito de imagen o...

Por apariencia.

Marta, Ketty, podéis ir delante de cocinas.

Porque ha llegado el momento de deliberar.

(TODOS CANTAN) #Campeonas, campeonas...

#¡Oé, oé, oé!#

-¡Bien! -¡Bien, Martita!

-Bien, mis niñas.

-Muy bien, las dos. -¡Guapas!

(FABIO) Tengo el corazón divido entre las dos.

-Yo también estoy muy dividida. -Está muy difícil la cosa.

-Te lo prometo porque ambas son merecedoras.

(LOS JUECES DELIBERAN)

-La idea es buena, la elaboración...

-Hay que ser valiente,

significa que tiene personalidad, es verdad.

-Solo tú y yo sabemos qué es esta sensación.

-Madre mía, es muy fuerte.

(LOS JUECES SIGUEN DELIBERANDO)

(LOLI) Mucha suertecita a las dos.

(LOS JUECES DELIBERAN)

Pues lo tenemos, vamos a comunicar el veredicto.

Ostia, qué nervios, ya está hecho.

-Chicas, mucha suerte. -Suerte.

-Tía, me vas a romper la mano. -Lo siento.

-Esto se acaba, ha merecido la pena, sin duda...

Esta ha sido la experiencia más maravillosa de mi vida.

Ketty, Marta, hace tres meses pisasteis estas cocinas

por primera vez, con un sueño...

Convertiros en chef profesionales.

Las dos veníais con la misma ilusión

y la misma determinación:

aprender, aprender y aprender.

Y lo habéis hecho...

Vuestra evolución ha sido meteórica.

Estamos muy satisfechos con el menú que diseñasteis

y elaborado para esta gran final.

Independientemente de quien sea la ganadora

de"MasterChef VI",

las dos estáis ya preparadas

para emprender una carrera como chef profesionales.

Felicidades a las dos.

(AMBAS) Gracias...

(Aplausos y vítores)

(KETTY) Siento un poco de alivio, como...

Ahora ya está, que tenga lo que tenga que ser,

pase lo que pase, me llevo premio de"MasterChef".

Aspirantes, en este momento decisivo

quiero que nos acompañen

las personas que son importantes en vuestra vida.

Por favor, exaspirantes, familiares...

Bajad aquí con nosotros.

(MARTA) ¡Bien! (JON) Vamos, vamos... bravo.

Quiero que gane Marta, me parece una persona más noblota, más maja;

pero, sin embargo, creo que va a ganar Ketty.

Esa es mi quiniela, a ver si me equivoco o no.

Marta, Ketty, por haber llegado al duelo final

os habéis ganado ocupar

nuestro puesto para este momento solemne.

Así que adelante, por favor...

(Aplausos y gritos)

Hala, venga... -Vamos...

-Vamos a poner caras de jueces.

Solo hay un ganador, entonces, estoy...

Agotada mentalmente.

Pero... estoy... no sé, estoy feliz.

Os recuerdo que la ganadora

se lleva un premio de 100 000 euros en metálico,

el trofeo que la acredita como sexta masterchef España;

la posibilidad de publicar su propio libro de cocina

y el máster en Cocina, Técnica y Producto

del Basque Culinary Center.

(SUSURRANDO) Qué fuerte...

Ha sido una de las finales más reñidas de"MasterChef",

las dos habéis trabajado mucho y habéis llegado a este duelo

con esfuerzo, sudor y lágrimas.

Habéis peleado por vuestro sueño y, pase lo que pase ahora,

ya estáis en el camino de conseguirlo.

Cuando entramos con el delantal, ¿imaginabas esta escena?

La ganadora de la sexta edición de"MasterChef" España es...

¡¡¡MARTA!!!

(Tema"My Energy")

¡Soy la ganadora de"MasterChef VI"! Es muy fuerte.

Dios mío de mi vida...

No me lo puedo creer, estoy en shock.

Lo he conseguido,

ha merecido la pena el esfuerzo y es el día más bonito.

"MasterChef" me acaba de regalar una vida nueva y la aprovecharé.

Ahora me voy a permitir soñar, he cumplido un sueño.

Enhorabuena... -¡Ketty!

Eres una campeona. Gracias.

Estoy contenta porque, al final, ha sido un recorrido bonito

y creo que, a pesar de no ser la ganadora de"MasterChef VI"

para mí es un nueva vida.

Porque Ketty va a abrir su restaurante... sí o sí.

Mauro, por favor, haz los honores. Bueno...

Felicitaciones, te hago entrega del sexto"MasterChef" España.

("My Energy", The Naked And Famous)

(MARTA) No me lo creo todavía que lo haya ganado.

¡Que sí! Has ganado "MasterChef VI",

es el mejor día de mi vida, ahora ya sí.

Ya no va a haber otro, el mejor día de mi vida es hoy.

Ya tenemos a la sexta masterchef España.

Marta se ha impuesto en un duelo final muy reñido,

empieza una nueva vida para ella. Nosotros nos vamos,

pero los esperamos muy pronto

con la tercera edición de"MasterChef Celebrity".

Mientras tanto, ya saben... (PEPE Y MARTA) Pónganle...

(TODOS) ¡¡¡¡SABOR A LA VIDA!!!!

(MARTA) Gracias, Pepe. A ti.

(MARTA) Esta noche me dormiré

siendo la persona más feliz del mundo,

porque"MasterChef"

no es un programa, es una nueva vida.

"MasterChef" me ha enseñado

que si creo en mí,

si pongo ganas en lo que hago y si disfruto,

puedo superar todo lo que me proponga.

Ya Marta va a ser imparable desde hoy.

("My Energy", The Naked and Famous)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 13

MasterChef 6 - Programa 13

09 jul 2018

Esta noche, uno de los cuatro aspirantes se convertirá en el nuevo ganador del talent culinario más duro del mundo. De la primera prueba saldrá el primer finalista y de la prueba exterior, el segundo. Ambos se enfrentarán en un gran duelo final en el que cocinarán un menú completo.

ver más sobre "MasterChef 6 - Programa 13" ver menos sobre "MasterChef 6 - Programa 13"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 198 programas de Masterchef 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Maria Elena

    Jordi, me has conmovido con tus palabras para Martha, me encanta cuando puedes ver más allá al ingerir de la personas. Pepe querido, tu valoración hacia Oxana también me conmovió, amo tu sencillez. Samanta, hermosa como siempre, me encanta cuando se asoman esas lagrimitas por ahí, déjanos ver más de esa Samanta sensible.

    02 oct 2018
  2. Maria Elena

    Bravísimo! Martha muy bien merecido, siempre compitió limpio y hasta ayudó a sus compañeros en plena prueba (a Oxana en la prueba de seguir el ritmo de cocinar y también a otras con las canastas), me hubiera gustado que en lugar de Ketty estuviera Oxana, pero así son los concursos.

    02 oct 2018
  3. Isabel De Egea

    Marta se lo ganó a pulso, porque se lo curró, con las elaboraciones y la elegancia. Y, que keti llegara a la final estaba cantado. Y había otros mejores, y Oxana que pena y Tony.

    26 jul 2018
  4. arianna piedra

    Para mi la ganadora tenia q ser ketty pero martha no me disjusta soy cubana y fan de ketty eres la mejor

    17 jul 2018
  5. Silvia

    No..creo Martha..fuera tan especial..en sus cocinados.durante el programa..vi mas ganar a ketty.

    16 jul 2018
  6. ANGELA P

    A MI ME HA ENCANTADO ESTA EDICION, SOY DE COLOMBIA Y LOS SIGO FIELMENTE, MARTHA TIENE TODO EL MERITO DE HABER GANADO, ME HUBIESE GUSTADO OXANA Y MARTHA EN LA FINAL PERO SI A MARTHA COMO GANADORA, SE HABIA PERFILADO MUY BIEN Y TRABAJO SUPER DURO PARA LLEGAR HASTA AHI...EL PROGRAMA ME ENCANTA Y LOS SEGUIRE VIENDO.. ENHORABUENA!!!!!!

    15 jul 2018
  7. Kimo

    Jolin es que ya se vea que Marta la ganador por eso no vi el final porque me había gustado que fuera Oxaña pero como que ganan siempre españoles pues nada .........y también saben actuar como que no tienen idea de quien es el ganador .......Que había me dan ........

    14 jul 2018
  8. Nelson Remigio

    El mejor montaje de la televisión española de todos los tiempos

    13 jul 2018
  9. Nelson Remigio

    El mejor montaje de la televisión española de todos los tiempos!!

    13 jul 2018
  10. Charles

    Para mi los jueces fueron certeros en su decisión y justos bravo por Pepe , Jordi & Samanta.

    12 jul 2018