www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
4641458
Para todos los públicos MasterChef 6 - Programa 10 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos una semana más a "MasterChef".

Tenéis que hacer un plato cuyo protagonista sea el coco.

Un momentito al baño y de repente veo a un señor

diciendo que es Pepe Rodríguez.

¿Cómo lo llevas, Pepito, cocinas? ¿Creías que se me olvidó?

No te llevo más al circo. ¿Cuándo viene la piñata?

(Risas)

Cómo sois los tres estrellas. Él te ha dicho lo positivo,

él, lo negativo y yo no te diré nada porque me encantó.

Te fuiste por conformarte y te conformas.

No. Y te irás por lo mismo

como no despiertes ya.

¿Te quedó claro? Sí.

Bienvenidos a Oliva Nova. Vamos, chicos, venga.

Esto no estaba en el plato. -No era esto.

-Es una mayonesa. -Oxana, no te estreses.

-La madre que lo parió.

No me lo puedo creer. Camareros, adelante, por favor.

Espera, me cago en la leche. Como no estamos a lo que estamos,

lo sacaremos sin cebolla. No, por favor.

Hay que estar en todo, capitán, eh, venga.

El equipo ganador de esa prueba es...

el equipo rojo.

(APLAUDEN)

Aspirantes, os enfrentáis a una de las pruebas

más exigentes de "MasterChef".

Debéis ir superando una fase detrás de otra

y ninguna es sencilla. Nos acompañará

en estas cocinas, Quique Dacosta.

Madre de Dios, qué arte, por favor.

No ha pasado nada. -Venga, Toni, va.

-Toni, vamos más deprisa, porfa.

Es un plato medio cocido, poco marcado, muy pastoso

y hace un conjunto que no lo veo agradable.

La idea es muy buena, el fondo es muy bueno,

pero es que fallas en cosas que te pueden pasar factura.

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Jon.

(Aplausos)

Gracias a todos.

(Sintonía)

Muy buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

Buenas noches. Los aspirantes entran

en la décima semana de convivencia

han sido más de 70 días en los que ha habido

encuentros y desencuentros

y hasta ha surgido el amor, pero no pueden perder de vista

el motivo por el que están aquí,

dar el salto de cocineros amateurs a profesionales.

(TONI) Buenas, qué nos gustan las cajas misteriosas.

Huequísimo, la caja más hueca de todas.

A estas alturas del programa

os vimos pasar por distintas etapas.

Algunos formabais parte de la misma cuchipandi

de esa que decía Jon. Chupipandi.

Pero fuimos testigos de algún desencuentro.

El caso es que a nosotros nos tenéis un poco despistados.

Huy. Porque tan pronto

no os soportáis como os adoráis.

Ketty, mira a tus compañeros,

¿quién te gustaría que se fuera esta semana?

(RESOPLA)

Pues no lo sé. -Dime a mí, no sufras.

A mí me da igual.

¿Por qué siempre me hacen las preguntas chungas a mí?

-Porque eres la chunga.

(Risas)

Víctor, dímelo tú, entonces, cuál de tus compañeros

crees que ya no tiene más recorrido en estas cocinas.

Por la poca experiencia que pudo tener en la cocina,

Dani, muy a mi pesar, podría irse.

Muy bien, Víctor, muchas gracias.

Ketty, ¿ves que no es tan difícil? Para mí, sí, yo discrepo

porque creo que Dani, aunque tenga menos recorrido,

pues apunta maneras. -Gracias, Ketty, gracias.

Siempre os decimos que las relaciones personales

no pueden afectar en una cocina profesional.

No. Por eso insistimos tanto

en que aprovechéis bien las ventajas.

Esto no son los campamentos "MasterChef",

no estáis de vacaciones, estáis compitiendo por ganar.

Os enfrentáis a una nueva caja misteriosa.

Superhueca. Daniel, qué intuyes

que vais a encontrar debajo.

Como me dijo el alcalde que no me ve progresión,

diré casquería que es lo que menos gusta al alcalde.

(Risas)

(VÍCTOR) Lo único que no quiero

es la casquería y las aves, las aves de caza.

Pues llegó el momento de descubrir

lo que hay debajo de esas cajas misteriosas.

Qué nervios, por Dios. Uno, dos

y tres.

(TONI) Ole, anda que no.

(MARTA) Anda, Oxana, pero qué guapa sales aquí.

(KETTY) A ver, a ver.

Tengo a Martita.

Con su coliflor aquí.

Ketty, te tengo aquí.

Ay, mira.

Es que me encanta.

Muy tropical, qué mona.

Oxana, ¿por qué crees que tienes la figura

de un compañero? Porque prepararé un plato

preferido de Crechi.

Crechi es Ketty, ¿verdad? Sí, es Crechi.

Necesita subtítulos.

Es que no oigo. Claro, qué guapa estás, eh.

Gracias.

(Risas) Cuando quieres, oyes muy bien.

(RÍE) Perdón.

Ketty, quién te tocó. Creo que me tengo que comer a Sofi,

pero me da que es demasiado dulce para comérmela.

Tú no me conoces. (RÍE)

Daniel, a quién tienes. A Víctor, al principio

le vi como muy friqui, pero ahora es mi hermano pequeño.

-Ahora soy el más normal de todos.

(Risas)

Víctor, a quién tienes. Tengo a Toni Foyos Valencia.

Antonio. (KETTY) Guau.

Perdono, pero no olvido. Recuerdo que me dejó una cestita

con cuatro cebollas y un ramillete de hierbas.

-No lo ha olvidado. -No se olvida.

Esto será de venganzas. Toni, a quién tienes delante.

Tengo a Dani, te pusieron una cresta pequeñita.

(DANI) Pequeña, ¿no? (TONI) Una pequeña.

El reto consiste en hacer la compra para el aspirante

cuya figura tenéis delante.

Huy. Debéis elegir un mínimo

de 12 ingredientes y no hay tope de máximo.

Por favor. Ojo, porque todos

tendrán que estar integrados, obligatoriamente, en los platos.

Qué me narras. (KETTY) Madre mía.

(VÍCTOR) Don Antonio Foyos Valencia,

me voy a vengar, como dice la canción de Extremoduro:

(CANTA) #Me acuerdo de ti.#

Y por si fuera poca presión,

os anunciamos que en este reto os jugáis...

Delantal negro, ¿no?

(SOFÍA) Oh. El delantal dorado.

Oh, la inmunidad.

Quien lo consiga tendrá la inmunidad

y no podrá ser expulsado en este programa.

Uf. -Yo lo quiero.

Sofía, serás la primera en hacer la compra, adelante.

(MARTA) Madre mía, Dios mío, que no piense en el coco.

La cesta de... ¿esta tengo que coger?

La cesta de Marta, muy bien.

Bueno, ahora elegís los ingredientes.

Te voy a fastidiar un poquito

porque te tengo que devolver lo del coquito.

Voy a coger queso curado, primero de todo, uno de estos

picantitos, salsa de soja, arroz integral.

Vamos, rápido.

madre mía, Sofi se acordará el día del coco.

Corre, corre. ¿Puedo coger especias?

Lo que quieras. El anís estrellado, la canela,

que le gusta mucho la canela. Madre mía, a ver qué ingredientes

porque a lo mejor me pone 10 plantas.

O 12 plantas.

Mira, y cojo una naranja y ya está.

Ya está. Sí.

14 ingredientes, deja la cesta ahí, Sofía,

y vuelve a tu puesto de cocinas.

Tengo las glándulas sudoríparas secretando fluidos.

Ya he salido. -A ver si me mira.

-Ya me he salvado.

No me mira.

Tengo mucho miedo a la cesta que me puede tocar

y me huelo venganza que se sirve en plato frío

y ya pasó un tiempo.

Víctor, tu turno, adelante. Ahí voy.

Antonio Foyos Valencia.

(TONI) Venga, ánimo.

(KETTY) Tendrás de todo menos arroz en la cesta.

Le dejaré una cesta parecida a la que me dejó él.

Muy bien. Cuatro cebolletas.

A ver qué encontramos, lima. -Creo que será una de cal

y una de arena, estará ahí, ahí.

Cogemos algo de nabo. Mira qué maravilla.

Huy, qué bonito.

Qué maravilla, sesitos con lima, qué rico.

Qué bueno eres, qué encantador. Si me fastidia, me aguantaré,

pero creo que lo hará bien.

Jengibre, sesitos, pondremos algo de moras con sesos.

Me gusta la mezcla.

Y no hay un guiso que se precie sin un poco de chocolate.

Esta prueba es muy chunga. Muy bien, Víctor, 13 ingredientes,

además el 13 es bonito, ¿no? Sí, el de la buena suerte, ya está.

(KETTTY) Qué cara de maldad.

Qué cara que pone de...

(MARTA) Se está relamiendo. (KETTY) Huy, huy.

Daniel, haces la compra a Víctor, adelante.

Muy bien.

Alcalde. -Pórtate.

-Sí. Alcalde, tío,

creo que te haré la compra y no seré bueno contigo.

Todas la especias que haya. 10, 11, 12, 13,

14, 15, 16, 17, 18.

Ya está, con eso le puedes dejar la cesta así.

¿Le hago esto y se lo llevo así? No.

Dani. Le cogeré...

Las aves que sabes que le gustan mucho,

la caza es lo que dijo que no le gustaba.

La casquería y las aves. Bueno, ya me quedé tranquilo.

Puedes volver a tu puesto

de cocinas, gracias, Daniel. A ti, Samantha.

Qué miedo, Mari Pili.

Ketty, le haces la compra a Sofía.

No me seas mala, sorpréndeme.

Buah, la que me espera.

No te lo van a poner fácil, Sofía.

¿Dónde están las cosas aquí de postres?

Va a ser duro.

Huevitos.

Bueno, chocolate.

Le voy a poner este queso.

Jon, Ketty, quién más, no hay más chungos ya.

La naranjita y ya está. ¿Quieres darle 13 ingredientes?

Son mínimo 12. Sí.

Pues creo que sí. Tres, dos, uno, tiempo, Ketty.

Ya acabó Ketty, estoy nerviosa, eh.

A ver con qué cara sale.

Uh, qué miedo. (MARTA) Estás muy sonriente.

(KETTY) Porque he hecho bien.

A mí, "MasterChef" me enseñó una cosa, la competición sana.

No se lo puse fácil porque estamos en el programa 10,

pero intenté darle ingredientes

que pensando un poco pues elaborara un buen postre.

Y creo que es lo que hice.

Si, Ketty es mi niña pequeña,

mi cisne negro. Vamos, el tiempo pasa volando,

así que empieza a coger cosas. Arroz integral.

Dos, tres, cuatro,

cinco, seis.

Sí. Siete.

Sí.

Sí, sí, sí, sí.

¿Puedo cogerlo, no? Perfectamente.

14 ingredientes. Ya acabo.

15 ingredientes, muy bien, Oxana, ¿acabaste tu compra para Ketty?

Esto lo puedo coger, ¿no? Perfecto.

Muy bien, regalito de última hora, 16.

Puedes volver a tu puesto de cocinas,

muchas gracias, Oxana.

(Risas)

(KETTY) Huy, huy.

(RÍEN)

(OXANA) Que sí, que sí, prepárate.

Como me hayas puesto los bichos esos que habían ahí, te mato.

(OXANA) Por nada del mundo quería fastidiar a Ketty,

quería ayudarla que sacara el mejor plato

y que consiguiera el mandil dorado.

Marta, la compra de Oxana. Voy a por ella.

(OXANA) Con libertad, cariño. (MARTA) No, quiero bien,

si no, cocino mal, cocino mejor con la conciencia tranquila.

Hola, Marta, qué tal. Hola.

Le daré dulce a Oxana porque para ella le viene bien...

Que no lo cuentes y coge los ingredientes.

Ah, perdón, puedo coger dos, ¿no?

A ver si llego a la nata, también cogeré cacahuetes

ya que estoy aquí. Hojaldre, harina de trigo,

mantequilla, que ella la usa mucho.

Llevas 13 ingredientes. Creo que con esto irá bien.

Deja la cesta y vuelve. Perfecto.

Hola, otra vez.

Toni, terminamos contigo, le haces la compra a Daniel.

Vamos allá. (DANI) Venga.

-Dale duro. -Ánimo, Dani.

(TONI) No quiero fastidiarle que ya le fastidié dos veces.

Cogeré unos cerebritos que creo que le gustará mucho.

Cerebro y mucho verde.

Mezclaré unas gambitas porque siempre le pueden venir bien.

Tienen buena pinta. Le pondremos una berenjena.

Queso azul.

Un poquito de chocolate. Le va muy bien al seso.

Setitas y otras de este tipo.

Las setitas, muy bien. Ya está.

Muy bien, 16 ingredientes, Toni, ¿está bien? Pues deja la cesta

en su sitio y vuelve al puesto de cocina.

Gracias, Toni. Qué cara de malvado sacas.

-No, no. -Qué cara de malvado.

-No, hombre, no. -Eres el malo de las pelis.

(TONI) Hice un poco de juego y un poco de amigo, le puse

un buen cordero, vino para salsas, verduras para hacer fondos,

creo que no me porté tan mal, algunas cosas son complicadas

de meter, es para hacer un buen plato.

¿Qué tal? La compra está hecha,

se portaron fenomenal. ¿Fueron buenos?

Sí. Qué bien.

No me lo creo. Encantadores.

Guau. Aspirantes, en este reto

nos acompañará, por primera vez, una de las referencias

más sólidas de la alta cocina española.

Ay, a ver. Desde el restaurante

Cenador de Amós, en Villaverde de Pontones, Cantabria,

con dos estrellas Michelin, Jesús Sánchez.

Ole. -Guau.

(Aplausos)

Bienvenido, por favor.

Este hombre mola un montón solo con venir con la boina.

Jesús, buenas noches, gracias por venir a "MasterChef".

Buenas noches, encantado. Es un fenómeno este tío.

Este año, Cenador de Amós cumple 25 años

y lo celebras con una experiencia incontestable.

¿En qué consiste, qué es? Es una descomposición

de tres palabras: in, que supone una mirada hacia dentro.

Contex, que es un poco el contexto, el entorno,

lo que nos rodea y "table" donde expresamos

nuestra cocina, nuestra inquietud y las ganas de hacer y satisfacer.

Cómo os aburrís, eh.

(RÍEN)

Cómo le damos a la cabeza.

(Risas)

Sin antecedentes culinarios, empezando desde abajo,

conseguiste poner a Cantabria

en el mapa de las estrellas Michelin.

¿Qué cualidades crees

que tiene que tener un buen cocinero?

Ante todo necesita conocimiento, formación

y, sobre todo, tienen que ser buenas personas.

Incontestable. De eso vas sobrado.

Hombre, yo soy para llevarme a casa.

Qué loco, qué guay.

Qué pensaría el abuelo Amós si te pudiese ver ahora.

Somos parte del abuelo Amós

y el abuelo estaría muy satisfecho.

Es quien inspira nuestra forma de ser

y, de alguna forma, el abuelo está con nosotros

porque iba con un carro por la ribera de Navarra y ponía:

"Ahí viene Amós y ahí se va Amós".

Y en el lateral del carro ponía: "Amós, ordinario donde se encuentre".

(SONRÍEN)

Nosotros queríamos ser extraordinarios y ese es

el homenaje que queremos hacerle al abuelo Amós.

Qué bonito. Bueno, Jesús, los aspirantes

cocinarán con los ingredientes que les ha elegido un compañero.

Han cogido un mínimo de 12, ¿les puedes dar algún consejo?

Que se expresen con total naturalidad

y confianza, que se relajen y que hagan aquello

que les salga de dentro que será la forma más fácil

de conquistar a este jurado tan estupendo.

Vale, pues haré lo que me salga de dentro y me relajaré.

¿Te atreverías a cocinar con 12 ingredientes

que te elijamos o más?

Pero yo venía aquí de figura. -De figurín.

De estrella. Figura es.

Yo venía a comerme unas gambitas, un poco de caviar.

¿Sabes qué pasa? Que a todos los chefs invitados que traemos

les hacemos cocinar. Joder.

¿Quieres, a lo mejor te gustaría

más que te hiciese la compra Samantha?

Con ella, por supuesto.

Sí, sí. Samantha.

Ya te gustaría a ti. Samantha tiene bondad,

que la haga Jordi. Estás de suerte, te la haré yo.

(RÍEN)

¿Te parece? Bueno, te diré qué me parece

cuando me hagas la compra. -No te fíes, no te fíes.

Sabes que soy buena gente. Si digo que no,

¿me queda otra opción? Siempre podría ser peor,

te lo digo yo. Tú me quieres menos, Jordi.

Si te la hago yo...

Cogeré esta pescadillita, hombre.

No va a ser bueno, no va a ser agradable.

Va a ser chungo. Cojo borraja, espárrago blanco,

guisante, perejil, judías verdes, también.

Ya verás la compra que hará Pepe.

Cocochas, vino blanco, a los del norte

les gusta mucho la guindilla.

El súper está lleno de productos muy complicados entre sí.

10, 11, 12, 13 y 14 he cogido.

Bueno, ya hice la compra a Jesús y creo que me querrá.

Ya ha hecho el mal.

Mira, qué cara de buena gente saca.

Lo que he aprendido con vosotros.

Satán sale del súper.

He sido generoso. Me habrás llenado la cesta

de queso manchego. (RÍEN)

Así que ahora, sí, aspirantes, Jesús, tenéis vuestras cestas

en el supermercado y 75 minutos para hacer

un plato libre y espectacular con los ingredientes

que encontréis en ella. A ver qué tenemos.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

(TONI) Vamos.

(MARTA) Qué nervios.

Hala, disfruta. La madre que te parió,

pero esto qué es, tío.

-¿Dónde está la mía? -Por Dios.

-Bueno. -Ole, venga.

La leche.

(TONI) Gracias, alcalde, yo también te quiero.

(VÍCTOR) No has visto mi cesta.

(MARTA) Por Dios, cómo le meto canela a mi entrecot,

pimiento rojo, esto es complicadísimo.

Sofi, no sé cómo cocinarás tú, pero en mi vida eché canela

y anís estrellado a un entrecot.

Qué rico, cocochas, bueno, qué bien, unos esparraguitos,

la verdad es que Pepe

eligió bien los ingredientes, buen chico.

(KETTY) Vegetariano, uf.

Ah, no, ah, no, bueno, bueno, gracias.

Chocolate con los guisos.

Entonces... (MARTA) Te puse para hacer

de todo, Oxana, te puse la mejor cesta.

(OXANA) Sí, sí, estoy pensando.

Sopa de cebolla

con un poquito de cerebro,

no sé cómo hacerlo, nunca usé cerebros, vaya tela.

-Oye, has sido chungo. -¿Quieres ver algo chungo?

-Madre mía, chaval.

-Asómate aquí y verás.

(TONI) Víctor, este eres tú, ¿sabes lo que te haría

al ver la cesta? -Ni idea.

-Esto. (VÍCTOR RÍE)

Esto qué coño es.

(JESÚS) Ahí estamos.

Ahora, no veas la compra que le hice a Jesús.

Qué compraste, qué tiene. Creo que fui muy bueno con él, sí,

porque Jesús tiene un pedazo de restaurante

en el norte, mirando al mar, Cantabria, pues le cogí pescadito.

Le cogí cocochas, una merlucita muy pequeñita

y muchas verduras, verduritas y pescadito,

a ver cómo me lo hila este hombre.

Creo que tengo claro la recetita que vamos a preparar.

He pensado en una merluza en salsa verde, primero pensé en usar

la merluza, pero después solo usaré las cocochas.

Con las cocochas y la verdura haré un plato de merluza

en salsa verde que incluirá los espárragos,

la borraja, tendrá judías verdes,

en fin, a ver qué tal me sale.

Soja, lima y naranja, marino un trozo

y si no me gusta, pues nada.

350.

Oxana ha cogido a Ketty un montón de ingredientes,

un poco sin hilo conductor, tiene arroz integral, gamba roja,

naranja, limón, eneldo, lima,

todo lo que le gusta a ella Ketty es cubana y esa elaboración

de arroz con gambitas... Arroz integral.

Es igual, eh, no le vendrá mal.

La cesta que me hizo Oxana según ella se iba a portar bien,

pero yo no sé si tiene trampa esto.

Estoy haciendo un fondito para el arroz, quiero hacer algo

con esa alcachofa para acompañar el arroz,

intentando pensar cómo integro los ingredientes.

No creo que gane el delantal con esta cesta.

Necesitaré un milagro.

A Sofía le hizo la compra Ketty, fue muy buena Ketty.

Lo ha hecho como para un postre, chocolate, huevos, orejones,

harina, pero le metió queso cabra y curado

y es lo más complicado.

Haré una tartaleta con una crema pastelera

y voy a incorporar queso y chocolate.

Integrar el queso con el chocolate para mí

es lo más difícil porque en los postres no lo soporto.

Voy a dejar esto al abatidor.

(DANI) Aquí la bondad brilla

por su ausencia en el programa, madre mía, colega.

Dani hizo la compra a Víctor y le cogió, a los 10 segundos,

18 tipos de especias diferentes y luego cogió lo que no le gusta,

la caza, los pajaritos de caza, pues le cogió una perdiz,

No creo que el problema sean las 18 especias que lleva,

será la perdiz, lleva 10 programas diciendo que tiene pánico

a los pajaritos, a ver qué hace.

Vale, un buen sofrito rico que es la clave de todo.

Voy a confitar la naranja.

(TONI) Empezamos a hacer pruebas con los sesos.

Es divertidísima la cesta de Toni, le cogió la cesta Víctor

y le cogió lo peor, una mezcla imposible.

Sesos, chocolate, mora, fresa,

queso azul, verduras, una cosa a mala idea,

o sea, imposible hilar, yo no sé qué haría.

Tiene mucha grasa. -Sesos principales,

¿qué harás, Toni? -Una especie de sopa

con los ingredientes que tengo, una sopa de cebolla o parecido.

Una parte del cerebro irá en la sopa y el otro, marcado.

-Yo haré una mezcla que nunca la haría,

haré un arroz con entrecot trinchadito por encima

y usé la naranja, la lima y la soja para marinar el entrecot,

a ver cómo queda ese marinadito a la plancha.

Y a ver si meto todos los sabores,

creo que la clave serán las proporciones.

Sofía hizo la compra a Marta y cogió lomo bajo, quesos,

arroz, manitas de cerdo.

Pues integra las manitas de cerdo con el entrecot, las guisas...

Eso le costará. Hombre, no tiene ninguna gracia.

No tiene ni vino ni nada. Dos...

Tres clavos.

Anís estrellado.

Un poquito de canela.

Un punto de tomillo.

Las pimientas.

(DANI) Qué tal, alcalde, con tanta especia.

(VÍCTOR) Me estoy volviendo majareta.

Dani le cogió la cesta Toni y le cogió pierna de cordero,

sesos, chorizos, pimentón dulce, verduras... muy complicado.

Hay que saber. Antonio Foyos Valencia,

eres malvado, creí que serías bueno conmigo,

te portaste mal, amigo.

No sé si podré integrar los ingredientes que me dejó Toni,

no sé dónde poner el chocolate, la verdad,

pondré una onza al lado para que se la coman

así a modo de postre.

Hombre, no está mal.

Es fuerte el sabor, joder.

El fumet ya lo tenemos, hay que triturar esto.

(OXANA) Este chocolate me gusta para hacer las tejas.

Oye, qué le cogió Marta a Oxana. Marta a Oxana demasiado buena,

para un postre, mucho chocolate, huevos, harina, mantequilla,

todo para hacer un postre.

Ella tiene la conciencia más tranquila

haciendo la compra bien, si la hace mal, se pone mal.

(KETTY) Ay, tengo hierbitas aquí, a ver.

No me gusta nada el eneldo.

Y esto es...

Perejil.

Esparraguitos vamos a cocerlos.

(TONI) A ver, chocolate, se me complica la cosa,

qué hacer con el chocolate.

(VÍCTOR) Ahí va.

Ahí va, qué miedo me dais. Jesusito de mi vida,

dinos qué platito nos harás. Haré una merluza en salsa verde,

pero no usaré la merluza sino las cocochas

que vi que encontraste unas. Aquí escaldé, para darle

el verdor a la salsa verde, escaldé el perejil, la borraja

que también la coceré un poco para ponerla en alguna parte.

Un poco de guisante... Lo hice porque estoy a dieta.

Un pescado para la noche y verduras me viene bien.

Te veo estupendo. Me cuido mucho.

Oye, ¿estás tranquilo? Es que te veo nerviosete.

Me ponéis de los nervios. Te veo las manitas...

¿Venís a ayudarme o a...? (RÍEN)

Pero si eres el Amós.

Soy el...

El... Amós.

Jordi. Jordi.

El jueguito rápido. Es el festival del humor

aquí en "MasterChef". Bueno, pinta bien.

A ver cómo integro todo porque hay que integrar todo.

A ver cómo los metemos ahí. Suerte.

No nos falles. Venga, hasta luego.

Así separo la yemas de las claras, aquí me enseñó

un bueno cocinero y, de verdad, sale mucho mejor.

Ay, se me ha olvidado.

La prueba es compleja, pero también hay

quien quiere complicarse la vida para bien y para mal.

Ves la actitud de Dani y, jolín,

la verdad, es que no le ves correr. Lo que me da rabia...

Ves a otros que no paran de investigar.

Que no se da cera.

Aspirantes, Jesús, habéis consumido 45 minutos,

os quedan 30 minutos.

Vamos, Jesús, te veo muy lento.

Podrías echar una mano, yo lo haría por ti.

Toma ya.

Qué tal, Oxana. Espero que bien,

voy a hacer un postre. Qué suerte, ¿no?

Sí, voy a hacer un brownie con tartaleta de cacahuete.

¿La mantequilla por qué no la derrites?

La prefiero hacer así. No es que tú prefieras,

la mantequilla tiene que estar derretida

o al baño María o al fuego o al microondas, como quieras.

Ese brownie lo quiero ver no en plan postre tradicional,

quiero un postre de alta cocina.

Sí, chef. Vale.

Muy bien, Víctor, ¿tienes alguna idea de qué hacer

con las especias? Sí, intentaré hacer una salsa

con un sabor muy profundo de perdiz, le puse especias

para que tuviera un toque muy árabe.

Estoy asando unas berenjenas para hacer un baba ganusch.

¿Y la perdiz cómo va hecha?

La perdiz tengo las pechugas en el roner, las marcaré,

las cortaré finitas y las dispondré en el plato.

¿Sabes lo que decíamos que te complicas mucho la vida?

Sí. Sigues haciéndolo, amigo mío.

Vale. Qué le dirías a Dani

porque creo que iré a verle. Pues dile que si quiere

alguna especia para su plato.

Bueno, a ver qué tiene él que tampoco lo tiene fácil.

Hoy ríe, mañana llorará.

(DANI) Mañana llorará, me la apunto, "brother".

Daniel, me dice Víctor que eres muy especial.

Especial con las especias, ¿no? Sí.

Yo quiero que se luzca, fui bueno, le pude haber puesto...

¿Bueno? 18 especias, le pones el ave de caza

que no le gusta. Yo tengo cerebro

que me puso mi amigo Antonio

que, de verdad, no sé qué hacer con él.

Creo que te lo dije que en la escuela online

de "MasterChef" tenemos de todo y hay uno para casquería

donde sabrías qué hacer con esto. Lo único que no tengo

en la escuela online es un curso de darse cera.

Te llevo viendo toda la prueba así.

(TARAREA)

Media hora con el champiñoncito,

supertranquilo. Acabas de entrar repescado,

querrás seguir, entiendo, date cera, que yo note

que quieres darlo todo, ¿vale? Vale, sigo pensándolo.

(JESÚS) Pues vamos a asar todas.

(MARTA) Tengo el caldo donde usé la soja,

tengo esto, he marinado esto con esto, eché la cayena,

vale, estoy usando todo.

Voy a ganar el premio a la cocina más limpia del mundo.

A Oxana se le está quemando, creo que es caramelo.

Lo que le faltaba. Y por el humito que veo...

(SOFÍA) El sifón es una cosa que me está gustando,

es muy guay, antes tardaba una hora en hacer un bizcocho

que tarda 40 segundos en el microondas, es muy fuerte.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

(MARTA) A ver cómo meto el anís en la carne.

Jesús, ¿crees que llegarás? No sé.

Está picoteando, está más tranquilo que la leche.

Estoy nervioso.

Estoy haciendo un experimento a ver cómo sabe mejor.

(MARTA) Alcaparras...

Perfecto.

Deja algo para nosotros que no paras de comer.

Los nervios, la ansiedad, el ansia viva.

Aspirantes, último minuto.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

Víctor.

(VÍCTOR) Me faltó poner el puré de brócoli

con el de berenjenas, pero no tuve tiempo de meterlo

en biberones. Y he puesto una cucharada mal puesta.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina, tenemos una novedad.

En la Escuela Online encontrarás

más de 100 nuevas recetas donde podrás convertirte

en un auténtico MasterChef.

Además, encontrarás nuevos trucos para sorprender a tu familia

y amigos con deliciosos platos.

Ya sabes. Entra en la Escuela MasterChef.

(RESOPLA)

No he llegado.

(DANI) Has puesto unas cuantas especias, ¿no?

Aspirantes, el tiempo ha terminado.

Ha llegado el momento de la cata.

Pero vamos a empezar por el plato de nuestro invitado,

para tener un buen referente antes de probar los vuestros.

Qué bien. Eso nos encanta. -Mal vamos. Tiene que ser al revés.

¡Oh! ¡Oh! Qué bonito.

¿Qué es, por favor? Una merluza en salsa verde.

He puesto los esparraguitos en la salsa verde,

que la hemos hecho con borraja, perejil.

¿Se puede probar? Hombre, por supuesto.

Ahí estamos.

Qué rico.

Muy agradable, eh, Jesús. ¡Hum!

Jolín. -Ahí estamos. Un poquito de pan.

Sí, por favor. Muy rico.

Aspirantes, qué pena que no lo podáis probar.

Los de la fila tenemos derecho, ¿no?

Deja un poco, Pepe, que llenas mucho la cuchara.

No lo puedo contar. No puedo hablar.

¿No les dais de comer? Bueno, muchas gracias.

Acompáñanos, por favor, a la cata. Vamos allá.

Qué bueno. Increíble. Así da gusto.

Ahora sí, aspirantes, comienza la cata.

¡Ay, qué nervios!

(SOFÍA) Espero que el karma

les devuelva a todos los chicos

lo que han hecho. Han jugado bien hoy.

Los primeros platos serán los de Toni y Marta.

Adelante.

(OXANA) Suerte, chicos. -Gracias.

Buenas noches. -Buenas noches.

Buenas noches.

Bueno, Marta, cuéntanos un poco tu creación.

¿Cómo se llama? Arroz contemporáneo.

Porque es algo totalmente contemporáneo en mi vida.

Que es meterle canela y anís a un arroz.

Muy contemporáneo. Me ha costado mucho integrar

las alcaparras, el anís estrellado, la canela.

Tenía pimiento verde y pimiento rojo.

He hecho un sofrito, tenía tomatito.

He hecho un arroz con un pelín de entrecot,

que es una carne muy buena y no quería gastar mucho.

Y luego, he hecho un fondo... Gastar mucho es decir...

En cargármelo en un sofrito ahí que quería echar poquito,

porque lo he usado arriba para trincharlo.

Había que hacer un buen plato. Sí.

Con esa pieza de carne, vas por buen camino.

Me ha puesto también una manita de cerdo,

que la he utilizado en el caldo.

Con pimiento verde, pimiento rojo, la manita y soja para darle

un poco de sabor a lo que podía. He hecho el arroz integral.

Hice un crujiente de queso que le metí anís.

Lo he probado. Fue muy poco y no le quedaba mal,

pero seguramente tengo el paladar atrofiado.

Lo he hecho así. Con las alcaparras...

Ah, porque lo iba a marinar, pero no me gustó la idea.

Lo probé y estaba muy ácido.

Perdón. Quiero explicarlo. Ya está.

Tengo que explicar cómo integro

14 ingredientes. ¿Te has enterado?

No. Pues yo tampoco.

Pepe, qué malo es.

El punto del arroz integral me cuesta más

que el otro, porque es más tiempo.

Si es que ya lo sabía yo que estos inventos...

Esto es "puturrú" de arroz.

Sí. Has hecho algo curioso:

el crudo cocido.

Esto está crudo y eso está pasado.

Es que me ha costado muchísimo.

Marta, has metido errores ahí a lo loco

y son en base a tus dudas, a tu inseguridad

y a construir castillos en el aire.

De los platos malos que has hecho. Sí.

Tenías una cesta bastante sencilla y te has hecho un lío.

Sí. Esto no hay por dónde cogerlo.

Jesús. A buen entrecot, con poco arroz

le basta. Son los ingredientes que te han forzado a utilizar.

Bueno, apunta maneras esta chica. Ánimo.

Es muy buena niña. Lo que es malo, es el plato.

(MARTA) Jesús ha sido muy majo conmigo.

Al menos, me ha dicho algo bueno

y me ha animado porque la valoración de hoy

ha sido horrible, pésima.

Tengo ganas de oír hablar del plato de Toni.

Quiero deciros que lo siento por el programa anterior.

Vine con el chip cambiado gracias a la terapia de Jordi,

que me vino bien. Vine hoy con otro chip.

Deja que te vaya pidiendo disculpas

por el veredicto que te voy a dar. Eso después.

Tranquilo. Le hará falta tu terapia. No te vayas.

Antes de decirme cosas sobre tu plato,

¿le quieres decir algo a Víctor?

Que tendrá la venganza tendrá consecuencias catastróficas.

-Es uno a uno. Tú hiciste una. -Yo te di 50 minutos

con un atún y de eso no te has acordado.

(TONI) No estamos empatados.

Y, por lo tanto, comienza la Operación Sesos Destructores.

-Los juegos del hambre. -Así va a ser.

Porque el jurado pasará más hambre que el perro del afilador.

Muy bien, Toni. Ahora dinos, por favor, qué platazo has hecho

con esa cesta. Intenté hacerlo lo mejor posible.

Me ha resultado complicado.

Por un lado, he hecho una sopa de cebolla.

El cerebro lo he hecho frito. (MARTA) El cerebro.

Los sesos, perdón. También tenía moras, chocolate

y hecho un coulis por encima, que puede estar gracioso.

Las fresas quería haber puesto más,

pero cuando las estaba metiendo, acabó el tiempo.

Entonces, metí dos trocitos.

La idea era meterlo ahí... Pues hazlo.

Ejecuta. Chef.

A ver. Yo creo que así estaría mejor.

Una cucharadita y un bocadito.

Porque si lo meto ahí dentro... ¿Te refieres a esto?

No. Una cuchara como una sopa.

Una sopa y te acompañas con los sesos.

Los sesos llevan chocolate, ¿no?

-Meterlos dentro, igual se deshacen.

¿No tendrás un palo ahí?

¿Un palo? Para pincharlo.

No, hombre. Esto está... No lo has pillado, Toni.

Pinchado en un palo.

(TONI) He intentado hacer una sopa y me ha salido una cosa horrenda.

Ha pinchado el palo como si fuera la caca.

Sopa de cebolla, Jordi. Y nabo creo que llevaba.

¡Uh! La sopa es mala. El coulis es insufrible.

Va por ti. -Vamos.

Te voy a decir una cosa. No digo que tus ingredientes

no fuesen medio complejos.

Pero en 75 minutos se podría haber hecho algo más.

Me ha resultado muy complicado. No encontraba la solución.

¿Quieres que lo pruebe? Sí.

Lo pruebo sin problema. Malo, malo.

Bueno, podía estar bastante mejor, la verdad.

Esto no tiene ningún sentido.

Lo sé. Te voy a decir a tu favor

que tu cesta no era fácil. Eso lo sabemos todos.

Pero hay que utilizar la cabeza

para intentar hacer algo comestible.

Esto no es comestible.

Yo le pondría un nombre al plato. Se llamaría "no sé qué seso".

Un juego de palabras ahí.

Si dices que es seso, mucha gente no lo va a comer.

Y me gustan los tres tiempos. Te lanzas al seso, lo comes

y rápidamente quieres la sopa para aliviarte.

Pero ves que es peor. Y terminas con la fresa.

Bueno, ya la fresa... En serio, Toni.

Has tenido una prueba dificilísima.

Te admiro. Me hubiese comido más a gusto

la paella que llevas debajo del delantal.

Este plato lo defendiste con mucho valor.

Yo también le pondré un nombre.

Si tú haces una cocina incontestable,

tu plato es insufrible.

Sí. Completamente de acuerdo. Bueno.

El chip lo tengo cambiado.

Entiendo que el plato era un poco basura.

Entiendo un "zascas" cuando es de verdad.

Hay que asumirlo completamente. Ahora, es por tu culpa.

Es que no sabía por dónde tirar.

Cuando lo he visto todo, no sabía por dónde tirar.

Ketty, ¿cómo se llama tu plato?

Arroz Pulleiro. Pulleiro.

¿Qué significa esto? Pulleiro es el apellido

de mi suegro, que en paz descanse.

Y el nombre de una aldea

donde estaba siempre. Entiendo que es una receta suya.

¿Te enseñó a hacer arroces?

Era un hombre muy resolutivo. Intentaba siempre,

con lo que tenía en casa, tirar hacia adelante.

Y con eso, sacó adelante a una familia.

Tú entiendes que has sido resolutiva

y por eso se lo dedicas a tu suegro.

Sí. Cuando alguien hace un homenaje,

el plato tiene que estar rico. Tiene que estar rico, ¿no?

Eso lo vamos a ahora. Sí.

Chef, "s'il vous plaît".

Ketty, ¿qué te pasa?

Bueno. A ver. Cuéntanos.

(MARTA) Venga, Ketty. Va. Venga, va.

Ketty. Cuéntalo.

No tengo un buen día. ¿Pero por qué?

No lo sé. Simplemente, no tengo un buen día.

Echo de menos. No sé. No estoy contenta con el resultado

y no estoy conforme. Creo que...

Tienes ganas de brillar con un plato.

Claro. Me apetecía que fuera otra cosa.

Ketty, no te alargaré la agonía.

El plato está muy bueno. Es un buen arroz

donde los ingredientes están bien utilizados,

donde nada está por encima de lo otro.

El resolutivo de tu suegro estaría orgulloso.

(MARTA) Qué bien, Ketty. ¡Bien, Ketty!

(Aplausos)

(KETTY) Que un juez valore bien un plato, para mí es...

O sea, es... lo más.

Que, simplemente, coman una cucharada de lo que he hecho,

que no soy nadie, para mí es como...

¡Uf! O sea, la élite. Me siento en la élite ahora mismo.

Si no siendo tu mejor día, has sido capaz de hacer esto,

llámame cuando sea tu mejor día porque disfrutaré un montón.

Gracias. Gracias, chef.

¿Le has echado todos los ingredientes al arroz?

Sí. Todos. Todos. ¿Todos?

Tiene un sabooor que te mueres. Está superrico.

Potencia. Está espectacular.

Gracias.

Pues Oxana. ¿Sí?

Cuéntanos. El plato se llama

bienvenido a mi casa.

¿Qué tiene esa bienvenida

a tu casa? Una tarta abierta

así, a mi manera, sobre tofe helado de cacahuetes,

crema pastelera. Brownie también lo hice

con un polvo de "almendres".

(Risas) Almendras. Perdón.

Es que soy asturiana.

No eran ni "almendrés" ni "almendrás". Eran avellanas.

¡Ay, perdón! Eran avellanas. Sí. Perdón. Me equivoqué.

Entonces, tejas de chocolate negro en papel de cocina pintado

y metido al congelador.

Y espolvoreé un poco de virutas de chocolate negro.

No sé. Me parece mi casa. Mi casa es así.

Visualmente, está bien. Te lo encontrarías

en muchos restaurantes y te gustaría. Hay que probarlo.

Me gusta el postre. Ese fluido de la crema está muy bien.

Y felicidades, Oxana, de verdad.

Yo no sé qué es, pero ya que tengo aquí...

No me gusta el dulce, eh. Este menos te va a gustar.

¿Notas un saborcito que va saliendo a tostado, quemado?

¿Puedo probarlo yo? Sí, claro.

Se me quemó el tofe. Sí. Oxana, eso te sirve

para que te des cuenta que un pequeño error...

Porque al final se te tuesta un poquito el tofe, aparto otro.

Un pequeño error que no está bien calculado,

se puede cargar mucho trabajo.

¿Puedo hacer una pregunta? ¿Os gusta el emplatado?

Sí. ¿Verdad?

A mí me gusta. Has evolucionado mucho.

Pero te voy a pedir por favor que esperes, por lo menos,

después de "MasterChef, como dos años

para abrir tu salón de té. Vale.

Y que vayas por muchas pastelerías a aprender muchas cosas,

porque tienes mano y corazón, que es muy importante.

Oxana, y el fallo más gordo eres tú misma.

Si tú llegas a probar todos los ingredientes,

el quemado no lo pones. No lo pongo.

(OXANA) Estoy luchando con mucha fuerza

y quiero demostrar que soy mejor cocinando.

No estando arriba con mandil, hoy con delantal dorado.

¿Habéis visto mi arroz fallido?

No pasa nada, Martita.

Bueno, Víctor, ¿qué has hecho con esa cesta

con 31 ingredientes, 18 especias entre esos 31 ingredientes?

He hecho una perdiz que la he llamado

perdiz de especia'l'. La ele entre comillas.

Mundo creativo. Bravo.

¡Bravo!

(Aplausos)

Y, bueno, lo que he hecho, es, con las carcasas de la perdiz

un fondo. Las pechugas las he cocinado

en el Roner y luego las he marcado a la plancha.

Con las verduras que tenía, he hecho una ensalada.

Como no me ha dado tiempo, estaba mal puesto.

En este caso, es: se me han caído unas verduras.

Se me han caído unas verduras y me falta el puré de brócoli.

¡Uf! Bueno. Vamos a probarlo.

Antes de catar el plato, te voy a decir

que de las cestas, por mucho que te hayan puesto 18 especias,

y he estado en el supermercado, para mí era la más fácil.

Tenía lógica para hacer un buen plato.

Siempre te digo lo mismo, que le das demasiadas vueltas

a las cosas y lo haces complicado. ¿Lo mejor del plato sabes qué es?

Pues... la salsa creo que tiene un buen sabor.

La salsa. Está muy rica. La salsa es maravillosa.

Es una perdiz. Marca la pechuguita, la glaseas bien

con esa salsa que está bien.

Las verduras bien dispuestas y tendrías un plato interesante.

Pero te da por poner la salsa abajo,

te da por poner unas verduras sin gracia al lado

y el plato pierde entidad y todo.

Víctor, está claro que eres un cocinero

para un restaurante muy elemental y simple.

De hacer a la plancha o hacer poco más.

Cuando te dan un montón de elementos

y los tienes que integrar, no sabes.

Bueno, siendo un plato con tantas especias,

tiene su mérito. Te voy a dejar una frase:

aquello que das, vuelve. Que empieces a dar un poco más

a los demás y algo te tocará para mejorar

ese poquito que le queda al plato.

Vale. Gracias.

Pues muy bien. Otro palo que clavo a esto,

porque es pinchado en un palo.

Daniel, cuéntame cómo se llama esto.

No lo puedo llamar plato.

Vale. A ver, se llama cordero con seso de Toni

y es la única opción que he sacado. Un seso

con el aceite de las cabezas.

El romanesco lo he echado con las setas que me ha dado.

-En el puré. -En el puré, sí.

Yo me muero de ganas por probar.

Yo me muero de ganas de no probar el plato, la verdad.

En fin. ¿Y cómo te puedes cargar

una paletilla de cordero? Pues así.

A partir de ahí, el resto de ingredientes me da tan igual,

porque están tan mal integrados.

No se sabe ni que es cordero.

Es una cosa que podías haber hecho desde baja temperatura,

que la paletilla, a veces, justo hecha queda muy bien.

Y cuando asas, como un asador normal, más,

también te queda perfectamente.

Y esto está ahí con tono negro, que ojalá supiese a chocolate.

Es que no sabes a qué es. Es una manera de jorobarte

la paletilla de cordero y eso ya es terrible.

Y el resto es tan poco apetecible, esos trazos ahí tirados

de unas cremas que para la cara, a lo mejor,

van bien como hidratante, pero para comer no.

Y hay otra cosa que ha sido peor,

que te estaba viendo todo el rato

con una parsimonia, Daniel.

Ha habido un momento que lo reconozco,

me he visto parado, pero estaba pensando

en cómo integrar una guindilla picante

con un seso, con una gamba y con un chorizo.

Oye, Daniel, no te gustan mis veredictos, ¿verdad?

No. El primer día te dije:

Eres buena gente. Llevas buena actitud.

Me equivoqué tanto contigo...

No discuto que seas buena gente. No te conozco.

Conozco lo que he visto aquí.

Entiendo que no te gusten mis veredictos,

pero los hago para provocar un cambio.

Contigo lo intenté demasiadas veces.

¿Para qué has vuelto a "MasterChef"?

Intento cumplir. Si me ves una actitud negativa

en el plato, me parece bien.

Pero que me valores personalmente...

¿Te he valorado personalmente? Sí.

Me dices que no soy buena persona.

He dicho que no te conocía. No juzgo a las personas.

Juzgo el plato y el trabajo que veo.

No te confundas. No vayas por ahí.

Vale. Tu desidia en el trabajo,

tu pereza, tu falta de ganas es lo que desprende

tu forma de trabajar en la cocina. Es para echarte.

Al margen de eso, practica la escucha activa.

No escuches para responder.

Escucha porque te dicen cosas muy valiosas y veo

que detrás de toda la crítica, te quieren ayudar mucho.

Pues nada. ¡Tracatrá! Pinchar un palo. Esto es lo que es.

(DANI) Estoy decepcionado conmigo mismo

porque hice un mal plato.

También, no me han dado ninguna valoración buena,

cuando creo que he hecho platos decentes.

Yo creía que tú ibas a ser el mejor.

Es que me salía un ingrediente cada dos minutos. Fíjate la locura.

Por favor, cuéntanos qué es tu plato.

Mi plato se llama tarta atacada.

No me gusta la tarta de queso y al final he roto la tarta.

Y atacada porque en catalán "taca" es mancha.

Y, al final, lo he manchado así con las manchas.

No porque tú cocinaste atacada, ni mucho menos.

No. Hoy he disfrutado cocinando.

¿Y por qué crees que te dio queso para integrarlo en el postre?

Bueno, supongo que también es parte del juego,

que no todo es tan bonito como un postre.

Pues todo el mundo creo que ha tenido

un ingrediente chungo que integrar.

A mí me ha tocado el queso, pero estoy superagradecida.

Le puse el queso no por fastidiar,

sino porque como no tengo ni idea de postres,

le pongo queso, le pongo leche, huevos.

-Que sí, que sí. -Le fui poniendo cosas.

Una ayuda. Como una ayuda.

Sí. Oye, integrar queso en un postre

tampoco es tan difícil. Hay muchos que llevan queso.

Fíjate la quesada que gastáis. Ya te digo.

Bueno, vamos a probar.

Bueno, Sofía, ¿qué te voy a decir?

Fíjate. Pensaba que habías bautizado así

porque te he visto atacada. Pero me ha gustado el cambio ese

de la atacada, el significado. Muy bien.

¿Sabes lo que me parece a mí? Hay mucho trabajo.

Has aprovechado bien todo lo que te han dado.

Y ese postre... me falta algo. Le falta un helado.

Lo que tú dices. Si hubiese un helado, lo habrías bordado.

Un helado de naranja y orejones.

Yo imagino esto en la cocina de un joven chef

que le gusta mucho las técnicas, ¿vale?

La técnica tiene que estar muy justificada y tener sentido.

Bueno, a los cocineros más jóvenes les gusta poner la técnica

porque es divertida. Vale.

En este punto de creación, saldría alguien diciendo:

Un helado. Porque tenemos un plato

con ciertas técnicas que no están mal ejecutadas.

Tiene sabor a neula, como decimos

en nuestra tierra, a barquillo. Sí.

El conjunto de todo el plato es un barquillo sutil.

Has hablado de un queso. El queso no aparece.

Unas especias que, más o menos, están ahí ahí.

De estar evolucionado, te diría que está muy bien.

Ahora te digo que es un aprobado justito con falta de evolución.

Cuando es un momento importante como ahora,

hay que presentar algo perfecto.

Y una tarta de queso, que es muy sencilla,

bien hecha, es un diez. Hoy queríamos un diez.

No pruebas, ¿vale? Hoy estaba en juego el delantal dorado.

Estoy de acuerdo con mis compañeros.

Es un postre sin acabar, con buenas intenciones

y es una pena, porque tenías los ingredientes suficientes

para hacer un gran plato. Te ha faltado acabarlo.

(SOFÍA) Me sabe mal que me digan que no se ve la evolución,

porque hoy tendría que haber salido un plato de diez.

Pero, bueno, la cabeza me ha dado para esto. No me ha dado para más.

Aspirantes, ha llegado el momento de deliberar.

Antes, vamos a despedir a nuestro invitado.

Jesús, muchas gracias por venir. Un placer tenerte aquí.

(APLAUDEN) -Gracias. Y suerte.

Gracias, Jesús. Un placer grande.

¡Y gracias por los consejos!

(MARTA) Me parece muy buen cocinero.

Dio buenos consejos. Que seamos buenas personas

para ser buenos cocineros. Me lo guardo.

Pues ahora sí. Vamos a deliberar, chicos.

Estoy un poco agobiada. -El odio al queso

en los postres ha aumentado un 200%.

Han dado más a Víctor que a ti. -Sí. Eso es verdad.

(SOFÍA) Pero tenías vino. -Vino sí.

(SOFÍA) No te puedes quejar. (VÍCTOR) Que no.

Pues lo tenemos.

Venga. Ya lo tienen, ¿no? Pues hala.

Ahí vamos. Cera para todos.

Aspirantes, este delantal dorado, que da la inmunidad,

ha marcado vuestra elección a la hora de hacer las compras.

Que me lo digan a mí. Algunos como Daniel o Víctor,

habéis disparado con bala y no se lo habéis puesto

nada fácil a Víctor y a Toni, por ejemplo.

En cambio, ha habido aspirantes que no han querido sacar

su lado competitivo como Ketty o Marta.

Ha habido tres aspirantes que si hubieran presentado

sus platos en una prueba de eliminación,

nos lo habrían puesto realmente complicado,

porque no hay por dónde coger ninguno de los tres.

Yo. -Tú no.

Y esos tres aspirantes son... Yo.

Toni, Víctor y Daniel.

Los tíos hemos sido una panda...

-De mamarrachos. -De mamarrachos.

(VÍCTOR) Se han hecho cestas ellas con productos

que saben cocinar y Dani, tú y yo...

Y nosotros, que somos amigos...

-Somos más tontos. -Hemos hecho el tonto.

Así es.

¿Qué te ocurre, Marta? Nada.

Que no estoy contenta con cómo lo he hecho hoy.

Yo debo saber ya en el programa diez

cómo hacerlo bien y lo he hecho mal.

No estoy contenta. La autocrítica es buena.

Que te machaques, tampoco es bueno. Exacto.

Tú te machacas todo el rato.

Has comprado correcto y tu plato tenía errores.

Ya está. ¿Vale? Tenías otros peores.

Ya. Pero el anterior programa, mal.

Quiero hacerlo bien. Marta, por lo menos,

contigo no he sacado mi palo a pasear.

Espero que no lo saques nunca, por Dios. Gracias.

(MARTA) Llevo dos programas en los que no me salen bien

las cosas y no puede ser.

Volvía a tener confianza y esto...

Por suerte en este reto, solo vamos a elegir

al mejor aspirante, el que se va a llevar

el delantal dorado que le da la inmunidad.

Por favor, que seas tú, Ketty.

Y ese aspirante es...

Ketty. Enhorabuena.

(APLAUDEN)

(KETTY) ¡Hola, señorita tropical!

Somos las mejores y nos quedamos una semanita más.

A ver cómo te queda el dorado, mujer.

Yo te lo abrocho, por favor. Qué honor.

¡Qué bien! Te lo mereces. -Qué envidia.

Muchísimas gracias, Oxana.

-Yo sé. -Muchísimas gracias.

(Aplausos) Felicidades, Ketty.

Felicidades. -Gracias.

(KETTY) Parte de este delantal se lo debo a Oxana.

Se ha permitido conocerme.

Por eso ha dicho: "Voy a echar una mano a Ketty".

Le estoy muy agradecida.

Ketty, pase lo que pase en el exterior,

te aseguras una semana más en "MasterChef".

Jolín, Ketty, qué bien. -Estoy muy contenta.

Además, tendrás importantes ventajas

en la prueba de exteriores. Ah, vale. Ya.

Enseguida vas a conocerlas.

Importantes hashtags marrones. -A ver. Que nos den la pista.

Tan pronto como lleguemos a la próxima parada de este viaje,

en el que vamos a disfrutar

de unos paisajes espectaculares. Vamos al norte.

-Al norte. -Al norte.

Te vas a Doñana y es bonito también.

Y a San Lorenzo de El Escorial.

Foyos tiene unos paisajes espectaculares.

Esta semana, viajamos a Santoña para disfrutar

de una de las joyas de nuestra gastronomía:

la anchoa del Cantábrico.

Desde 1880, manos expertas

han transformado el bocarte en esta delicatessen.

La maestría de las mujeres conserveras ha llevado a Santoña

a ser una de las productoras de anchoas

más prestigiosas de Europa.

Tiene 44 empresas conserveras y varias de ellas

han sido premiadas internacionalmente por su calidad.

¡Madre mía! -¡Qué guay!

-Hola, señor. -Hola.

-Bienvenidos a Santoña. (TODOS) Muchas gracias.

Supongo que os gustará la anchoa. -Mucho.

¿Por qué anchoa? En los meses de primavera,

recorre el Cantábrico y viene a nuestras aguas a desovar.

-Madre mía. -El pez que viene aquí,

es el mejor que hay en el mercado.

Lo hay en muchos más países, pero no llega ni el tacón de aquí.

Seguro que no sabe igual.

Que sepáis que todo el movimiento que tiene una anchoa

desde que se pesca, hasta que se enlata, es artesanal.

Es hecho a mano. Ahora vamos a pasar a la mesa

para que veáis cómo se descabeza

bien un bocarte. -Vamos para allá.

Qué guay.

Tenéis que fijaros con qué arte cogen la cabeza, giran

y sacan la cabeza con las agallas y las vísceras.

-Anda. -Una vez acabado este proceso,

se coloca con cama de sal, cama de pesca,

cama de sal, cama de pesca. Se echa el líquido

que se llama muera, donde va a permanecer

este producto un mínimo de un año.

¿Un año? ¡Guau! (DANI) Espero que la prueba no sea

el trato con anchoas, porque en la empresa tienen

a mujeres trabajando en la anchoa

y se conoce que los hombres somos más patosos.

La pesca se ha sacado del barril, donde ha estado un año

y se va a sobar. -Sobar significa quitarle la piel.

Efectivamente. De ahí, se la pone en estos paños,

se enrolla todo el paquete y se pone en una centrifugadora.

Seguimos con artesanía pura.

Veis que está limpiando los restos de bigotillos, barbas,

y ahí es donde marca la calidad.

¿Cómo lo quitan? Con instrumentos artesanales.

Aquí no hay aparato especial.

Me ha parecido increíble todo el proceso que tiene,

que sea tan tradicional

y cómo trata la anchoa, con qué delicadez.

Está cremoso. -¡Oh!

-Muy buena. -Poesía.

Así está de rica. Está para repetir.

Aspirantes, bienvenidos. (TODOS) Gracias.

Veo que algunos aún os relaméis

del sabor tan espectacular

de la anchoa del Cantábrico. Ya te digo.

Muy bueno. Aspirantes, estamos

en el puerto de Santoña. A este muelle llegan

cientos de pesqueros cargados

con los mejores pescados del Cantábrico.

Además del bocarte con el que se preparan

las anchoas que acabáis de probar,

en este mar se pescan deliciosas sardas,

verdeles y bonitos. Atención, aspirantes,

porque el protagonista absoluto

de esta prueba por equipos es el pescado.

Fíjate tú.

Ketty, fuiste la mejor en la prueba anterior

y te has merecido el delantal dorado que llevas puesto.

Gracias. Eso significa que pases lo que pase

en esta prueba, tu continuidad está garantizada.

¡Bravo! Pero...

Pero, pero.

Mucha atención. El delantal dorado no solo te da

la inmunidad, también te otorga todos los privilegios

que un aspirante pueda desear.

No me lo creo. -Toma marrón.

Formarás los dos equipos, serás la capitana del tuyo

y decidirás también quién es

el capitán o capitana del equipo contrario.

Qué barbaridad. Repartirás los platos del menú.

Y, además, contarás con un aspirante más para trabajar.

Madre mía. Es como un coche con todos los extras.

-Demasiado bueno. -¿Qué quieres?

Estoy acostumbrada a que las cosas

me las tengo que ganar. Que me pongan cosas tan bonitas,

pues no me fío. No estoy tranquila.

Ketty, dime qué tres aspirantes quieres que trabajen

a tus órdenes y por qué.

Pues quiero que trabaje conmigo...

Sofi, porque siempre trabajo con ella,

siempre coincidimos. -Compartimos balcón.

Toni, que a pesar de que me... De que te repudia, dices.

Me repudió y me clavó el puñal en la espalda.

Yo lo quiero. Me encanta trabajar con él.

¿Quién más? Marta.

Por tanto, Oxana, Dani y Víctor, formaréis el otro equipo.

Nunca nos pondrán juntos. -Nunca jamás.

(VÍCTOR) Solidaridad ninguna.

Mis compañeros sabían que quería cocinar con Sofía.

Que no me den esa oportunidad, me molesta.

Que es parte del juego, sí.

Bueno, Ketty, ¿en quién de los tres confías más o menos,

dependiendo de tu estrategia, para liderar el equipo contrario?

Esto me gusta menos ya. Necesito un nombre y una razón.

Venga. Le voy a dar el placer a Dani de que sea capitán,

porque no ha sido nunca capitán.

Por darle ese beneficio, una alegría.

Le quieres brindar una oportunidad. Claro.

Haré lo que pueda. Con ellos trabajo muy bien

y me da igual quién sea el capitán.

¿No tienes un poco de miedito?

En mi vocabulario, no entra el miedito.

(DANI) No tengo miedo a enfrentarme a un cocinado

porque, al final, es cocinar.

Por las cosas que me han pasado en la vida, mi oficio,

me han hecho más duro y más frío en ese aspecto.

Aspirantes, os enfrentaréis a un menú típico de esta tierra

compuesto por cuatro platos. A ver.

Un entrante.

Cazuela de bocartes.

Perfecto. Un primero:

albóndigas de verdel. Vale.

Hay que limpiar bien el verdel. -El rojo tropical.

El rojo tropical mola. Un segundo:

marmite de bonito.

Qué rico. Me encanta. Bueno, y para terminar, un postre.

¿De pescado? Mi especialidad.

Cómo me gustan. ¿Qué es eso? Galletas.

Chochitos ricos.

(RÍEN) -¿En serio se llaman así?

No me lo creo. Sí, Ketty. Sí.

¡Qué guay! Yo quiero hacer chochos.

-¿Se llaman así? -Coge los chochos.

Estoy deseando probarlo, de verdad.

Déjanos eso a nosotros, Ketty. ¿Nos manejamos bien

con los chochitos o no? ¿No, niño?

-Lo llevamos bien. (RÍE)

Ketty, te queda tu último privilegio, ¿qué prefieres?

Albóndigas y chochitos. Muy bien.

Dani, cocinaréis el bocarte y el marmite.

Tenía ganas de hacer los chochitos.

(Risas)

-No tengo ninguna experiencia con chochitos,

pero siempre hay una primera vez.

Espero que nos queden muy ricos.

Aspirantes, cocinaréis para cincuenta expertos

en pescado de primera calidad. (OXANA) Bien.

La mayoría de nuestros comensales son personas que se dedican

a la captura y conservación de la pesca cantábrica.

(MARTA) Qué presión, hay que hacerlo perfecto.

Nuestro supermercado proveedor de alimentos

os facilitará los ingredientes necesarios para cocinar

y donará el excedente que no uséis a comedores sociales.

Muy bien. Contaréis con 120 minutos

para elaborar 50 raciones de cada plato;

así que nada de relajarse. Esto va por ti, también, Ketty,

que seas inmune no significa que vengas de paseo.

Lo tengo claro, chef.

Aspirantes, ¿estáis listos o no? (TODOS) Sí, chef.

Coged vuestros delantales; a por ingredientes y a cocinas

en tres, dos, uno. ¡Ya!

Vamos, chavales. -Vamos, chicos.

-Venga, a por ellos. -Venga.

(MARTA) Sacad el producto con cuidado.

(DANI) Vamos, venga.

(MARTA) Venga. (TONI) Vamos.

(MARTA) Vamos. (DANI) Venga. ¡Vaya pez!

(MARTA) ¿Dónde? (KETTY) Aquí.

Aspirantes, para que todos tengáis el mismo tiempo de cocinado,

empezaréis a trabajar escalonadamente.

(SOFÍA) Vale. (MARTA) Oído.

Primero, el azul, con el entrante y el segundo;

y quince minutos después, el rojo, encargados del primero y el postre.

Equipo Azul, preparaos porque vuestro tiempo

comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

(DANI Y VÍCTOR) Vamos.

(MARTA) Ánimo. (KETTY) Venga.

-Oh, la, la, "mademoiselle". Hola, amigo.

Qué cosita más fina filipina, ¿no?

-Más liso que el culito de un bebé.

¿Te ayudo? -A por él, son pocos y cobardes.

(VÍCTOR) Ahí. (DANI) Por aquí.

¿Esto cómo... esto cómo lo apaño?

Uf, chaval. (VÍCTOR) Las aletas, acuérdate.

-Ya, ya, "brother", estas aletas son duras como Excálibur.

Joder, madre mía, vaya bicho.

(OXANA) Vamos, chicos. Vamos allá, como nos enseñaron.

Me estoy superando a mí misma. -Muy bien.

Es mi reto personal porque odio limpiar pescado.

El entrante del equipo Azul es una cazuela de bocarte,

el primer paso es limpiar el pescado;

quitando la cabeza y la espina central.

Posteriormente, se prepara una salsa a base de aceite,

ajo, cebolla y pimentón.

(VÍCTOR) Acuérdate, hacemos 250. -Sí.

-¿Por qué tenéis esta manía de separar a los alcaldes?

-Te voy a decir la verdad, a mí los rollos románticos así...

-Empalagan. -Y me dan un poquito de... uf.

-Me sabe mal. -Pereza.

-Nunca lo he hecho, no quiero joderlo.

(VÍCTOR) Si necesitas ayuda, aquí estoy, lo digo en serio.

Cuando abras... -Ya está abierto, niño.

El segundo plato del equipo Azul es marmite de bonito,

un guiso elaborado con este pescado y cachelos de patata.

Dani, ¿qué tal con el bonito? -Ahí voy, pegándome con él.

Es más grande que yo, así que... -Es enorme.

(KETTY) Pareces un capitán y todo. (TONI) Capitán Bonito.

-Oh, capitán, mi gran capitán.

-En las aventuras del capitán Bonito.

-Hola, Marta, hola. -Qué bonito eres.

-Veo más complicado el menú de los compañeros, el postre...

A mí o al alcalde nos lo ponen y nos hubiese pillado en bragas.

Equipo rojo, preparaos porque vuestros 120 minutos

para trabajar comienzan en tres, dos, uno. ¡Ya!

A trabajar. A ello.

Vamos a ponernos en un sitio para no mezclar materias primas.

-Voy con la confitura. -Muy bien.

Voy pesando los otros ingredientes, ¿vale?

(KETTY) Esto no tiene escamas, ¿no? (TONI) No, no tiene ninguna.

Te sigo que con esto eres buena. -Le quitamos la cabecita.

Para elaborar las albóndigas de verdel el equipo Rojo

va a preparar una masa de pan, ajo y cebolla;

a la que añadirán los lomos del pescado picado.

Te doy esto. -Y yo los limpio.

-Quita las espinas, ¿vale? Hacemos así.

Hacemos una pequeña cadena. Vamos a meterle un poco más

de velocidad a esto, que si no... -Sí.

-Chicas, necesito que corráis para que una venga para aquí.

(SOFÍA) Sí. -Esto es un poco pequeño.

-Vale, ahora habrá que pesar la harina.

-¿Cuánta harina? -Kilo y medio, y kilo y medio.

-No lo pongo fuerte, que la confitura es mejor hacerla lento.

Para hacer los chochitos ricos de Santoña el equipo Rojo

debe elaborar una confitura espesa e incorporarla a una masa hecha

con un kilo de mantequilla, dos de harina, 850g de azúcar,

siete huevos y medio, y una cucharada y media de bicarbonato.

Voy a poner el bicarbonato con el azúcar y lo mezclamos.

-Quince cucharadas. -Una, dos...

Seis...

Pepe, Jordi, es el momento de repartir equipos.

Muy bien. Vale.

Tintintintín.

En esta bolsa... tengo dos peces: uno rojo y uno azul.

Como la semana pasada eligió Pepe el primero.

Sin motivo. Me lo gané.

Hoy va a elegir el primero Jordi. Vale.

¡Ahí voy! El azul. Azul.

A ver quién me toca a mí, trae. ¿Quién será...?

(PEPE Y SAMANTHA) ¡Rojo! Ay, qué bien, qué bonito.

Te han tocado las albóndigas y los chochitos.

¡Con lo que me gustan las albóndigas!

Qué bien. Ay, qué suerte tengo.

(DANI) Vamos, chicos, venga.

(OXANA) Estoy superando mi reto personal.

¿Oíste, Dani? -Dime, cachorra.

-Me estoy superando, me gusta limpiar pescado.

-Vale.

Muy bien, Dani. Hola, chef.

¿Qué? Llevas un ratito dándole vueltas a esto, ¿no?

Nunca he hecho atún, no quiero cargármelo.

¿Cómo se llama? El atún.

No. Cuando es larga es bonito. Ah...

Cuando es cortita... Es atún.

Sí. Muy bien. Es bueno saberlo.

Esto es muy sencillo. Toca aquí, ¿ves?

Es duro como cristal. Te está diciendo...

Que el corte va por ahí. Tienes que irte aquí.

A la cabeza. Vale. Haces un cortecito...

Y de aquí... ratatatá. Sí. Lomo y lomo.

Venga, si corres un poco y yo veo que tienes sangre en tus venitas

va a haber galleta, premio. Vale.

Venga. Vamos a por ello.

Sé que voy lento y voy tiquismiquis

pero quiero tratar el producto bien y que el corte sea perfecto

porque a mí me gusta que el corte sea un bocado perfecto y limpio.

(VÍCTOR) Si necesitas ayuda, aquí estoy.

-Vale, "brother". -Vamos rápido, Víctor.

-Ya, ya. -No puedo perder otra vez.

Chicos, os he visto... (OXANA) ¡Sí, chef!

¿Qué haces? ¿No tienes tijeritas? Sí.

Si coges la tijerita y cortas la aleta sin llegar a la tripa...

Ajá. Y con la tijera... ¿ves?

Ay, qué maravilla.

¿Ves que no he tocado el pescado? Sí. ¿Dónde estabas antes, eh?

Te voy dando consejos, ayudando, te enseño truquitos...

Y Pepe sigue siendo tu favorito.

No, no es verdad. No digo más.

Decías que Pepe tenía boquita de piñón, por eso te gusta.

¿Que tiene "boquita de piñón"? Eso lo dijo Víctor.

¿Lo dices tú?

Ay, Jordi. No, por favor. Es que, de verdad...

Ahora se lo voy a contar a la alcaldesa.

¿Me quieres hundir la vida o qué?

Que Pepe tiene boquita de piñón... Se lo digo a Pepe y a la alcaldesa.

No le cuentes a la alcaldesa. Meted cera ahí. Venga.

Tenemos aquí pescado... -Seis, siete... ¡Madre mía!

¿Puedes tener la boca cerrada, a veces, Víctor?

(VÍCTOR RÍE) -Por favor...

(DANI) Chicos, hay que volar. (OXANA) Sí, vamos allá, rápido.

(KETTY) Para la espina del medio...

-Estoy sacándola así. -¿Sí? A la mitad.

-Sí. -Cada mitad para un lado.

Y así evitamos la... Chicas, quiero nervio, nervio, ¿eh?

-Voy a mover esto. -Vale.

Voy a empezar a romper huevos. -Vale.

-Setenta y cinco. Muy bien.

-Me pongo contigo. Esto está aquí puesto.

¿Hacemos cada una lo nuestro? -Vale.

Espera, cojo un bol para las cáscaras.

-Aquí. -Ahí no caben 75 huevos.

No quedan cazuelitas. Que mierda, coño.

La mierda del huevo...

-Voy a coger más huevos. -Vale.

-Acabamos de empezar y estamos así organizados:

Sofi y yo hacemos los postres y me he puesto a cascar huevos.

(VÍCTOR) Venga, dale caña, caña.

-Ay, mi vida.

(DANI) Qué bueno.

(VÍCTOR) ¡Dani! Dani...

Cuando tengas los lomos sacados del bonito vente

a ayudar con los bocartes, ¿vale?

(OXANA) No, no. (VÍCTOR) Sí, sí.

Que nos corre más prisa los bocartes.

(DANI) Vale, "brother". -¿Sabes hacerlo? Mira.

Metes el dedo, el dedo, el dedo...

-Mira, cariño, ¿sabes que he tenido un bar durante veinte años?

(OXANA) "Con alegría de huerta". (VÍCTOR) La alegría de la huerta.

(DANI) Vamos, chicos, vamos.

-Qué trabajazo, por Dios.

(OXANA) Resbala más que la madre que lo parió.

(VÍCTOR) Vente con los bocartes. (DANI) Voy, un segundo.

-Vente por favor. -Voy, "brother", un segundo.

Termino con el lomo y voy, lo he dicho treinta veces.

(OXANA) No lo estreses, cuando termine su trabajo vendrá.

Pero tengo que limpiar, compréndeme.

-Esto está regular.

Venga, chicos, ¿qué queréis?

-Te pones con esta bandeja. -Vale, vale.

¿Cómo va este equipo Azul?

Víctor, vengo a hablar contigo muy seriamente.

Algo te ha dicho Jordi que no te ha gustado.

Mira, ya te veo mirándome.

No me pongas esos morritos, ¿eh?

Jolín, que tú digas que yo tengo boquita de piñón...

Pero tú tienes tú público, también.

Pero no te contaba a ti entre ese público.

Se agradece. Tu público está más por allí.

He sido un poco bocazas y creo que Pepe se ha confundido

y se ha pensado que era mi amor platónico.

Y amor solo tengo uno.

(MARTA) Chicos, con ritmo.

(SOFÍA) Siete... (KETTY) Niñas, tenéis que apurar,

que debo dejar una sola ahí. -Sí.

(KETTY) Hay mucho pescado. -Vale. 15, 16...

(SOFÍA) Te ayudo. (MARTA) Voy yo.

-Que se quede una sola y, luego, cambiamos, ¿vale?

(MARTA) Vale. (SOFÍA) Yo voy.

(TONI) Ven. Me pongo aquí. (KETTY) Una cadena.

(TONI) Abro, corto, saco tripas y te lo paso.

-Perfecto, que nos va a pillar el toro.

(SOFÍA) Caña, caña. (KETTY) Va, va, va.

Marta, ¿cómo vas? -Bien, contando huevos.

(TONI) Hay que tener esto limpio,

si el pescado no está preparado no tenemos nada.

Vamos, equipo Rojo, ¿cómo va esto? Bien.

El mundo caballa va muy lento, ¿eh? Perdonadme que os diga.

Sé que son muchas caballas,

¿se puede poner parte de la elaboración a hacer?

Poner la miga de pan, tener el ajo picado.

Alguien va picando y otro limpia.

(KETTY) Toni, ponte con eso. -Voy.

Es que veo que no llegamos. Sí, sí.

Venga. (TONI) Hay que darse aire.

Os dejo. (SOFÍA) Gracias.

(KETTY) Gracias. Toni, con brío, ¿eh?

-¿Me estás mirando? -Sí.

-¿Entonces? -Te he visto más rápido.

-Yo he visto más rapidez pelando caballas.

-No es para que te piques, Toni, es para que aligeres.

-¿Qué quieres qué haga? -Tú, lo que veas.

-Pues ya está. -Lo que veas.

-Lo que se hace en cocina queda en cocina,

si ella se enfada o algo sabe que no lo tendremos en cuenta.

(DANI) ¿Habéis calculado? (OXANA) Sí, cariño.

Porque cinco por persona, son 250.

-Creo que es una buena ración. -Sí.

-Alcalde. -Dime. ¿Me pongo...?

-Con los sofritos. -Vale.

-Ajos y cebolla; ya está. Una bandeja marchando.

-Hala. Necesito ajos. -Ajos, ajos.

-Creo que vamos jodidos de tiempo. -Cariño...

Mételo en dos boles y agita.

-Oxana, ¿esto va a así? ¿Y le doy caña?

-Mira, así. Muy fuerte. Eso es.

Ya, abre. -A ver, abre.

-Pues sí, calla. -Hombre...

-Pues este truco me mola.

-¿Lo has visto en la Escuela online?

-Sí. -Oxana, ayúdame con esto, porfa.

Voy con la cebolla. Ten, te doy los ajos.

-Vale. -Hay que pelarlos y ponerlos aquí.

-Vale, cariño. -¿Vale?

Voy a pelar cebollas... por un tubo.

(DANI) Vamos.

Chicos, he visto que el capitán ha sido valiente con el pescado,

estáis limpiando bien... Vamos jodidos de tiempo.

No, peor.

Hay que volar. Te estás metiendo caña a ti;

como no se la metas a estos, que van lentos,

tenemos un problemita. Vale, chef.

Sois uno menos, hay que currar el doble

y os veo muy relajados, no puede ser.

Vale. Cambiad la marcha, ¿vale?

No puede haber cuarenta mil ajos y dos cebollas.

(OXANA) Voy a arreglarlo. Hay que picar eso...

Sí. Dividirlo para uno y otro guiso.

Venga, ya podéis volar. Chicos, venga, a volar.

No hay que dejar mal al capitán que bastante zascas lleva.

¿Cómo va el sofrito? -Estoy pelando, estoy pelando.

-No sé cómo vamos pero creo que jodidos.

-Ya está. -Vamos.

Si somos capaces de remontar el vuelo el bombero, Oxana y yo;

aquí nos hacen la ola.

-Esto ya está, fuera.

-Marta. -Ajo seco.

-Esto para una masa y esto para otra.

-Marta, ¿cómo te va ahí solita sin hablar? Que no te escucho.

-Puedo hablar sola conmigo misma. (TONI) No lo dudamos.

-¿Qué tal vosotros? Contadme cosas. -Estoy cortando ajitos.

¿Cómo vamos con las albóndigas? Estoy preparando los ajitos

para poner en la "roux" y en las albóndigas.

Pícalo más. ¿Más picado?

Luego me lo encuentro. Mucho más picado.

Podríamos haber hecho un fumet y en vez de echarle agua

le echaríamos caldo. Mejor que echar agua.

Vale. "Vale, vale" Toni, Toni.

Un fumet rápido. Guárdame las espinas.

-Sí, las tienes atrás. -Vale, perfecto.

¿Cómo va ese postre? Pues aquí vamos.

Tenemos la confitura. Sí, eso está bien. ¿Las cantidades?

Medidas y divididas en dos para manejarlas mejor.

¿Segura de que están bien las cantidades?

Tres kilos de harina. ¿Qué más?

He echado 35 huevos en cada una porque eran 70.

Las elaboraciones son sencillas para el programa diez

y queremos absoluta perfección. Esto no lo es.

Vamos a repetir la masa, ¿vale?

-¿Cómo vais? -Voy a repetirlo.

-No mezcles más. -¿Lo tenéis todo claro?

-Sí. -¿Seguro?

-Segurísimo. Esto lo voy a fundir.

-Sí. ¿Y este? -Lo tiro y cogemos más huevos.

-Alcalde, haz mucho sofrito. -Sí.

-Bien de cebolla. -El robot para picar es fantástico.

-Alcalde, confío en tu sabiduría y en tu rapidez.

¡Vamos, chicos! Que me echa la bronca Jordi y no quiero.

Creo que lo sacamos, ¿eh?

-¿Sabéis como lo podríamos llamar? "Bocarte di Cardinale"

-Qué buena idea. -Sí.

-Soy un creativo. -Eres un creativo, tío.

"Brother, ¿llevaba una salsita?

-Sí, una de aceite, cebolla, ajo y pimentón dulce, que está aquí.

-Vale. -¿Cómo ves un cucharón?

-Vale, está bien. Muévelo bien.

Y ya está, no hay que hacerle nada más. Echarlo encima y ya está.

-Acordaos de sazonar. -Hay un capitán, mando yo.

(OXANA) Sí, señor. -No os vengáis arriba.

-No nos venimos arriba. -Tarjeta roja.

Así me gusta; señorito, la casada es mi mujer.

-Venga, chicas. -Vale, ya está.

Y la harina está aquí, ¿vale, Sofi?

-¿Te doy más espinas? -No echéis muchas,

tampoco necesitamos una barbaridad. -Vale.

-Así echamos el agua antes. -Vale.

-Veo la masa un poco líquida. ¿Cómo va ese postre?

He repetido la masa, estoy amasando e incorporando la harina.

Esto... No lo ves, está muy líquido. Sí.

¿Estás segura de que las cantidades están bien?

Tres kilos de harina y 70 huevos.

¿Sí? ¿70 huevos? ¿Estás segura de que está bien?

Algo raro hay. Piensa un poco.

Sofi. -Dime.

-¿Hemos medido bien la harina? -Sí.

-¿Qué está pasando aquí? A ver qué pasa.

-¿Esto es 7,5 o 75? (KETTY Y SOFÍA) 75.

-¿Seguro? Aquí hay una coma. -75.

(MARTA) O sea, está bien. Lo podemos arreglar incorporando

más harina o repitiendo. -Intenta solucionarlo.

-Cuando la masa está así, le echas más harina.

-Qué agobio me está entrando. -Tranquila.

Le echas harina a ojo, ¿vale? Y vas viendo.

-Voy a echar más harina y ya está.

Tengo que incorporar el "coulis", también; voy a echarlo ya.

-Pero si incorporas el "coulis" en caliente,

se va a derretir más la mantequilla.

-La he dejado enfriar. -Vale, vale.

-El postre casi me produce una angina de pecho,

pero Marta es muy resolutiva y me fio de que pueda remontar.

Equipo Azul, equipo Rojo. (OXANA) Sí.

En quince minutos empiezan a salir los platos.

(ALGUNAS) Oído, chef.

Me preocupa el menú, especialmente, el entrante,

equipo azul; el bocarte, el primero en salir. Corre.

Vale, chef. Oído. Hay bien de sofrito, ¿no?

(VÍCTOR) Sí. -Riégalo bien, no te cortes.

-Qué pintaza tiene. -Una pintaza del copón.

-Alucina en colores. A ver, equipo Azul,

¿os habéis fijado que el plato brillaba?

Sí. ¿Sabéis por qué?

Porque la piel estaba...

Bocarriba. Vista.

Yo veo lomos, no veo pieles. Vale, vale.

¿Conocéis a las retales? Sí.

-Yo soy retal. Sois las retales este año.

Os habéis tirado toda la prueba limpiando, colocándolos mal

y poniendo morritos. Ya podéis correr.

Voy por una bandeja.

No te muevas, que te la lían. Vale.

A ver, chicos, les damos la vuelta y le echamos la salsita

que nos queda para que queden brillantes, ¿vale?

(VÍCTOR Y OXANA) Vale.

-La metemos al horno ya. -Vamos ya.

-A 200 grados, cinco minutos. -Vale, muy bien.

-Bueno, vamos a ver. Voy a meter ya las bandejitas.

Calculamos el tiempo y a por ellas. -Cinco minutos.

-A 200 grados.

Bienvenidos a "MasterChef".

La comida de hoy es un homenaje al mar Cantábrico;

hemos preparado un menú muy típico de esta zona

con algunos de los mejores pescados de estas aguas.

El entrante está a punto de llegar, así que, a disfrutar.

(KETTY) Vamos, Marta. Métele caña a eso.

¿Cómo va eso? -Pues mira, así...

-Vale. Mejor, ¿no? -No.

-¿No? -Le falta, le falta.

¿Qué pasa? ¿Cómo vamos, señoras? ¿Corremos o no corremos?

Sí, pero he tenido un problema con el postre;

estoy incorporando harina para hacer los chochitos.

Esta masa tiene una pinta... No me jorobes.

Estoy echando harina. Con lo que me gustan los chochitos.

¿Quién se puso con el postre primero?

Sofi y yo. Sofía, venga aquí.

Un momento. Dime.

Vamos a ver... ¡Ostras!

Lista de ingredientes. Vale, tenemos mantequilla...

¿Me puedes dar la lista? Aquí están.

A ver, que leo muy mal de lejos, cuéntame.

Bicarbonato; quince cucharadas. Hemos... Una cucharada y media.

-Es que... ¡¿Cómo?!

¿Quince cucharadas de bicarbonato?

¿Sabes qué pone aquí? Sí.

-A repetir la masa. -Una y media.

Mantequilla. 1500 gramos. Y huevos...

¿Huevos enteros pone aquí? (AMBAS) Sí.

¿Y cuántos son? Hemos visto 75 y son 7,5.

Voy a repetirla.

¿75 huevos? Sí.

Habéis dejado sin huevos a Santoña.

Este desastre hay que solucionarlo. Vale.

¡Vaya tela...! Marta, de verdad...

Me vais a quitar la afición. Marta, lo hago yo.

-Corre, Sofi. -Vale, repetimos.

-¿Cómo hemos visto 75 huevos? -75 huevos, la madre que...

-Sofi, llegamos, ¿eh? -¿Qué?

-Llegamos. -Sí.

-Me he puesto a cascar huevos como una loca,

también, podría haber mirado los ingredientes y no lo he hecho;

es culpa de las dos, tenemos la misma parte de culpa.

(OXANA) ¿Pico cebollino?

(DANI) Sí, para el emplatado. ¿Falta algo más?

-Vale. Nada más. Chicos, rápido, por favor.

Equipo Azul, equipo Rojo. Sí, chef.

En cinco minutos salen los platos. (TONI) Perfecto.

El primero es el entrante. (AZULES) Oído, chef.

Si me sorprendes con un buen emplatado...

Venga, te voy a sorprender.

No nos relajamos. (AZULES) Oído, chef.

-Los platos están. -Saca una y mira cómo está.

-Esto está perfecto, "brother". -Pues sácalo.

-Hazme hueco ahí. -Ya está el hueco.

-Voy por detrás, "brother". Croe que el punto lo tenemos.

Eso del punto te lo voy a decir yo.

Que no se vaya el calor.

Está en su puntito. Vámonos. ¡Bien!

(DANI) Gol, he oído gol.

He oído gol por allí. Voy por detrás.

-Oxana, necesito esa espátula, te la cambio por esta.

¿Vale? Y así podemos hacerlo los dos.

¿Cuántas ponemos? Uno, dos, tres... -Treinta y cinco.

-¿Cinco por plato? -Dos, tres, cuatro, cinco, seis...

-Que queden más bonitos, tío. -Vale.

-No cuesta hacerlo bonito. ¿Está listo?

Sí. ¿Podemos sacar plato?

Sí, chef. Vámonos.

A esto le falta cebollino. Bien, estás en todo.

Oxana, no pongas más aquí. -Dime.

Oye, retales, no es momento de discutir,

es momento de terminar la faena. Vámonos.

(VÍCTOR) Ese plato está llenísimo. Ese, el primero.

-No está llenísimo. (DANI) Está a reventar.

Por favor, no discutáis.

No discuto, es que se han quedado cortas, al final...

-No nos quedamos cortos, lo contamos bien.

-Me las apañaré. -Lo contamos.

¿Podemos sacar platos? Sí, chef.

Camareros, los que están listos, adelante.

Cambiamos marcha, rematamos aquí. Sí, chef.

Que nos queda mucho jaleo con el bonito, ¿eh?

Lo hemos dado todo con el bocarte, no vais mal,

ahora tiene que ser para nota. Corred.

Vamos. -Venga.

-Venga, vale.

Comenzamos con un plato elaborado por el equipo Azul:

cazuela de bocarte.

Hubiera repetido. -Sí, podría comer un poco más.

Bueno, ¿qué tal? Hola, ¿qué tal?

Muy bien. Nosotros, también.

¿Usted es el alcalde de Santoña? Sí.

Y el consejero de Industria y Turismo de Cantabria

Sí, señora. Primero, gracias por invitarnos.

Agradeceros que hayáis venido a conocer Santoña, Cantabria.

Se vende sola, solo hay que mirar para atrás.

-Encantados de que nos acompañéis

y hayáis optado por Santoña y por Cantabria.

Quería saber un poco cómo habéis visto el entrante.

Mi opinión es que la ración era un poco escasa,

aquí tendemos a que haya más bocartes en el plato;

pero, en general, bien.

-El bocarte es tan exquisito que, habitualmente, se come más;

a uno le quedan ganas de repetir, ¿no?

Y, en este caso, no hemos podido repetir.

Muchas gracias por la valoración y gracias por invitarnos.

Gracias Gracias.

(MARTA) Venga, chicos, a tope. A tope.

El "coulis" lo tenemos. Vale.

Lo sacamos como me llamo Marta. -Vamos.

-Vamos, ánimo, chavales. -¿Qué tal vais?

-Bien. -Necesitamos velocidad con esto,

si no, no va a pillar el toro. (SOFÍA) ¿Qué tal van los verdeles?

-Voy a soñar con limpiar pescado. Madre mía... faltan manos, ¿eh?

(MARTA) Vale, chicos. -¿Necesitas ayuda?

(TONI) Sí. (KETTY) Hace falta una mano.

Manos y pies.

-Voy a picar la caballa, ¿cómo la pico?

(TONI) Para albóndigas. (MARTA) ¿Qué tal?

-¿Habéis gastado todos los huevos?

-No, hay más huevos.. -Hay que volar, hay que volar.

-No tiene nada que ver esta masa. -No, ¿verdad?

-Claro, con 70 huevos menos.

-Nunca más me confundiré en una coma.

-Cuatro por persona, tenemos que hacer 200.

(TONI) De aquí no salen 200.

-¿No hay más pan? -Hay que meter caballa.

(KETTY) No hacedlas tan grandes. (TONI) Las hacemos más pequeñas.

-Un tamaño menos del norte. -Necesito perejil.

-Sí, ahora. (MARTA) Lo tenemos.

-Vale. Marta. -Ya está.

-Ponte a picar perejil, Marta.

-Dejo reposar la masa diez minutos. Perfecto.

¿Qué hago? ¿Perejil? (SOFÍA) Sí.

-¿Cuánto perejil os hago? -Un poco más, que se vea.

(DANI) ¿Cómo vais? Os veo callados.

-Concentrados trabajando. (DANI) Veo al equipo Rojo perdido.

(MARTA) Estamos muy encontrados.

-Quiero que salga bien hoy, de verdad, chicos.

-Va a salir bien, ya vamos bien.

-Quiero que salga bien. -Ya está, ya vamos bien.

-Va a salir de narices, somos unos menos y vamos bien.

Estoy picando cebolla para el marmite.

-Vale, escúchame, alcalde. Te pones con el sofrito.

-Vale, ¿os fiáis de mí? -Sí, eso es.

-Vamos. -Me pongo con el bonito.

-Yo pelo patatas.

-Vale. Lo voy a separar en dos ollas.

Podemos servir dos a la vez. -Vamos, chicos.

-Una... lo haremos en dos.

-¿Recuerdas mi canción de la patata?

(OXANA CANTA EN RUSO)

Lo cantamos en el primer exterior que hicimos.

(VÍCTOR) Está bien... venga.

¿Qué haces con la cebolla?

Echando agua para que no se pase.

No, no, no, no. ¿Lo habéis pasado por el robot?

La cebolla del marmite, que no lleva pimentón ni tomate,

el sabor se lo da una cebolla perfectamente dorada

y cuando la pasas por un robot no coge color.

Voy a picar más cebolla. No, no nos da tiempo.

Hay que rehogarla a saco para intentar tostarla un poco.

Es mi culpa. Esto... no.

Ya puedes correr y sacar con lo que tenéis algo decente.

¿Estamos de acuerdo? Sí, chef.

Mete caña, mete caña. Vamos, chicos, arriba.

(VÍCTOR) Confío en vosotros.

(DANI) Confío en ti y la haces de robot;

un tío que corta exquisitamente. No puedo estar pendiente de eso.

-Hemos usado el robot de cocina porque, al final,

es el cuarto brazo que hace falta en cocina cuando hace falta gente.

(TONI) Caña, caña. (KETTY) Sí, sí.

Ve haciendo bolitas ya, Toni.

-Necesito más caballa para poder coger caballa.

Vamos, señores, que me duermo.

¡200 albóndigas de verdel que deberíamos estar friendo!

¿Y cuántas hay? Ninguna.

Primer retraso del cocinado, ¿oído? (KETTY) Oído, chef.

Vale, pues dale marcha a esto.

Es que no lo lee.

Lo voy a hacer en este porque este no lo lee.

Ahora cambiamos de cazo... Es que no lo lee la vitro.

No lo lee... Entre que una no lee

los números de la receta y el otro no lee la inducción...

¡Jolín, vaya cocinado!

(TONI)Vamos. Venga.

En diez minutos vengo y saco el plato de albóndigas como esté.

¿Queda claro, Toni? (TONI) Oído.

Te mueves menos que los ojos de Espinete.

(MARTA) Chicos, ¿qué hago? (TONI) La salsa.

¿Algo más que pueda hacer mientras tanto?

Marta, ¿te pones a limpiar más caballas?

Me han dicho que me ponga con la salsa. Lo que me digas.

(KETTY) Limpia caballas y vigilo eso.

Un poquito de sangre en este plato,

es que nadie tiene sangre, de verdad.

(TODAS) Oído. Pero moviéndonos, corriendo.

Bien que tengáis oído pero hay que moverse.

Toni. ¡Manda!

Sí, sí. Ve haciendo bolitas. -Oído.

En diez minutos vengo.

(MARTA Y SOFÍA) Oído, chef.

(SOFÍA) Vamos. (MARTA) Rápido.

(KETTY) Necesito harina, ¿dónde está? No hay harina.

(SOFÍA) Detrás. -Ketty, mira...

Ketty, aquí está la harina, toma la harina.

La harina y el vino blanco para el fumet, lo tienes preparado.

(TONI) Te ayudo. -Toma, está aquí.

Déjalo preparado. -Vale, perfecto.

(TONI) ¿Cómo va? (AMBAS) Bien.

-Voy echando el fumet. -Venga.

¿Cómo vamos de cantidad? -Un poco más.

-Chicos, ya acabamos con esto.

-Madre mía. -Vamos, a volar.

-¿La caballa se ha acabado? -Quedan unos cinco lomos.

-La sal no la tengo.

-La sal la tienes... (TONI) Aquí.

-Necesitamos orden y limpieza, por Dios.

(SOFÍA) Dos lomos más.

(TONI) Id pasando. -Toma.

(OXANA) Vamos, chicos.

Me queda la última patata. (VÍCTOR) Vale, perfecto.

-La patata está cortada y preparada para echar.

(VÍCTOR) Oído. (DANI) Oído, KGB.

Escúchame; echamos las patatas, le damos un meneíto,

le echamos el agua y que coja... -¿Y de sal cuánto?

-Sal, generosos. Estamos en el norte y hay buena salinidad.

(VÍCTOR) Rusa, tengo el vino.

-Una para ti, otra para mí.

-Le falta un minuto. -Vale.

-¿Vale? -Vale.

-Quiero ver cuántas echamos, igual todas no son necesarias.

-Hombre, sí. Sí son necesarias.

-Déjame que le dé un par de vueltas.

-Yo estoy echando, está como el tuyo.

-Cuando terminéis con eso, venid a ayudarme con el pescado.

-Te puedo ayudar yo. -Mira, este está limpio,

no tiene piel. -Cojo dos trozos como ejemplo.

-Si ves algún trozo de piel lo quitas.

-Vale. Vamos a ver...

-Vamos bien con esto. -Sí, perfecto.

-Cuando estén las patatas metemos el atún.

-Veinte minutos de cocción. -No, veinte es para las grandes,

estas será menos. -Exacto. Ahí.

-Mi capitán. -Dígame usted.

-Te nombro mejor limpiador de pescado.

-Qué graciosa eres, Oxana.

-Pero aquí hay poca salsa, ¿eh?

-No, ahí va bien de salsa.

-¿Cómo va el aceite? -Calentándose.

-¿Cuántas hay que hacer? ¿200? -150.

-Hay que hacerlas más pequeñas aún, chicos, más.

-Os ayudo a bolear. -Sí, gracias.

-Venga, chicos. Si quieres, estas mójalas en harina.

-Vamos a ir metiendo, id pasando, que si no, no llegamos.

(MARTA) Guay, Sofi, qué "crack". (KETYY) Bien. Así, perfecto.

-Ve poniendo de cinco en cinco y será más fácil de contar.

-Venga, más masa. Corred.

(SOFÍA) ¿Ves? (TONI) Sí, sí, sí.

(MARTA) Vamos más rápido haciendo esto.

-¿Qué te parece el corte, Dani? ¿Está bien así? ¿Está bien?

¿Lo has cortado con un machete? No, con un cuchillo afilado.

Hombre... Oxana... Sí. Algún cachito ha salido mal.

Es que aquí... bueno... ¿Ves los cortes limpios?

Sí. ¿Y ves estos a machetazos?

Cariño, con amor, aunque tardemos un minuto más.

-Ya. -Hacemos un cuadradito...

-¿Sabes qué me pasó? ¿Ves?

La sutil diferencia haciéndolo a lo loco, nerviosa...

Yo no estoy nerviosa hoy. De verdad, chef.

Si te pones nerviosa haces un tartar.

Bueno. Hacerlo rápido y bien.

Oxana... ¡No quiero ser retal!

-Ni retales ni historias, eres muy buena.

-¿Sí? Qué cariñoso es.

Gracias.

-Yo te doy la mano, en todo caso.

Menos pelota y más currar. Venga.

-Venga, chicos, va.

-Que podemos hacerlo, chicos. (MARTA) A tope.

Vamos, ¿cómo vamos aquí? Veinte minutos de retraso.

Saco lo que hay y ya está. Estamos aquí, tenemos la salsa.

Estamos todos aquí... en Santoña.

Vamos, quiero 200 albóndigas. ¿Oído?

Oído. Venga, va. Venga, a emplatar.

Voy a ir echando, ¿vale? -Oído.

Venga, ¿a cuántas tocamos, Ketty?

Tres. Pues venga, a tres.

Marta, yo te necesito aquí. Si no no podemos freír, coño.

Voy, vale. Hay que emplatarlas.

Si no podemos freír no puedes emplatar nada.

¿Qué hago entonces? ¿Frio o emplato?

Estaba también... -¡Mierda!

Mientras pensáis hago esto. Venga, vamos.

Te ayudo a servir.

Espera, que hay que pensar cuántas van en cada una.

Sí. -Cuenta tú.

Como contéis vosotras... Ojo, no me fío de vosotras.

Que de 7,5 a 75 fíjate.

Bien. ¿Dónde están los chochitos famosos?

Están reposando ahí.

Están reposando ahí. Sí.

¿Y no deberían estar en el horno?

Pues sí. Madre mía, qué organización.

¿No tenemos todavía el postre?

Está reposando. Pero...

Y vosotros también estáis reposando.

Lleváis reposando todo el cocinado.

¡Voy, quemo!

Vale, ahora estas han hervido dos minutos

y estas no han hervido. O sea, esta que me vais a echar

está cruda. Ay, Pepe, me estás machacando.

¿Cómo queréis el punto de la albóndiga?

Pues yo quiero la albóndiga poco hecha.

Te voy a dar de las últimas mejor, que no han cocido.

Y salsa no tenemos. Camareros, por favor,

ahora van a sacar albóndigas

y verán que algunos no tienen salsa.

Es una nueva versión que estamos haciendo.

Es obra de Ketty y de Toni.

Bien, quiero a alguien con el postre.

¿Puedes mandar a alguien que se ponga con el postre?

Sofía, ponte con el postre. Sofía, al postre.

Voy, voy al postre.

¿No valéis para sacar albóndigas?

Estoy friéndolas. -Estamos haciendo aún.

Toni. Emplata.

Tú ponte a emplatar, yo voy a seguir friendo.

¿Cuántas van por bandeja? -Faltan dos bandejas.

Van 21 por bandeja, 3 para cada comensal

Necesito más, no hay bastante. -Voy, voy, voy.

Te las doy ahora mismo.

Un plato que parecía fácil. ¿Eh, Toni?

Fácil no hay nada, Pepe. ¿Fácil no hay nada?

Que tienen que comer todos.

¿Que tocan a una? Pues que toquen a una.

Ya está, como una tapa.

Y esas igual, si quieres las sirves ahí crudas,

que no hiervan ya está. Y esas di:

"Mira, estaban mucho menos hechas todavía."

Y no hay más, me sobran camareros, ¿eh?

O me faltan bandejas, no lo sé, claro.

Camareros, por favor, saliendo.

Sírvemelo todo, venga. Es que me lo está diciendo a mí

como si fuera yo el responsable de todo.

Yo a Pepe lo quiero mucho en realidad.

Pero cuando mete el cuchillo en el punto pues...

pues no me gusta tanto.

A continuación un primero elaborado

con uno de los pescados más emblemáticos de esta zona,

albóndigas de verdel.

Y lo ha elaborado el equipo rojo.

¿Qué tal? Hola.

Hola, buenas. Oye, lo primero quería

pediros disculpas por el retraso de 20 minutos

para salir este plato.

No pasa nada. ¿No pasa nada?

No pasa nada. Con esa mirada pasa algo.

A ver. Aquí estamos acostumbrados

a comer más. Dos albóndigas, hija, pues como que no...

¿Y no había más? Nada, hija, lo que ves.

Muertucos de hambre. Y yo particularmente las mías

están un poco duras, no están nada sabrosas.

Madre mía. ¿Y usted? Es poca cantidad.

Pero bueno, no están malas.

No te veo muy convencida.

Bueno... Muchas gracias.

Equipo rojo, todos con el postre ya, ¿vale?

¿Lo tenemos claro? Oído, chef.

Va, chicos, va. -Vamos.

Que llegamos, va.

Por mis narices, tía. -Por mis narices que sale.

Estas se enganchan. Qué alegría.

Muy bien. -Estas tengo que quitarlas.

Meto esta ya, ¿vale? -Vale, guay.

A ver, ¿cómo va esto?

¿Esto lo puedo usar, chicas? -Sí.

Cógete poquita, Ketty.

¿Has visto el grosor que tiene que tener la galleta?

Sí. -Muy fina, ¿vale?

Vale, Ketty, que sacamos esto. -¿Esto está caliente?

Venga, va, chicos.

Hay otro rodillo ahí por si alguien quiere amasar.

Vale. -Toni, un poco más finitas.

Vale, okey.

Ketty, no, no, no. -¿Qué?

Espera, ponlo directo aquí. -Vale, perdón.

Venga, va, chicos.

Probamos, a ver cómo lo ves. Yo creo que estará flojito.

A ver. -Le falta sal a esto mucha

Vale. -Muchísima sal.

¿Un pelín más? -Un poco más.

¿La patata cómo está? -Un pelín dura aún.

Muy dura. -Está muy dura.

Venga, déjala a fuego a tope ahí.

Venga, ya la tenemos.

Aquí las tienes tú las dos controladitas.

Venga.

Vale, limpiando. Víctor, no abras las tapas.

No, no, no lo bajes. -Está a borbotones de loco.

A borbotones lo quiero, es que si no, no se me hace.

No, no, a tope, a tope. -Alcalde.

Víctor, cariño, a tope.

Que ya está bien, coño. -Que no. Coño no.

Alcalde, tío, de verdad. -Por favor.

Pero si lo metemos tan fuerte...

Pero no lo abras. Tiene que estar tapado.

¿Pero quién os ha enseñado a cocinar?

¿Por qué abre? Víctor, ¿por qué abres?

Explícame correctamente. Yo no te entiendo.

¿Por qué abres esto?

Porque se van a reventar las patatas con este hervido.

Prefiero que se me revienten.

No te "enfales" -Yo me "enfalo".

No, no. -No toques más los huevos.

Te lo estoy diciendo de verdad ya, ¿eh?

Eres un poco cabezón, tío. -Hala, a tope. Venga.

A arrear, venga. (RÍE)

Venga.

Hala.

Equipo azul. Sí, chef.

En 5 minutos sale el marmite de bonito. ¿Cómo lo tenemos

Bueno, pues si nos termina de hacer la patata,

echamos el bonito. Si la ponemos a cocer antes...

Vale, chef. Claro.

Esto está crudo. Sí, está crudo.

¿Dos minutitos? Muy bien.

Que le demos esos dos minutitos tranquilos

y que el señor alcalde contenga su nerviosismo,

que pareces Jon abriendo campanas,

pues tú eres el de las tapas. Déjala tranquila dos minutos.

Vale. Y no os puedo decir nada más.

Equipo azul, capitán, cinco minutos.

Cinco minutos, chef. Perfecto, gracias.

El alcalde como es así de cabezón el tío

pues si no se hace lo que él dice

pues se medio enfada.

Pero vamos, que le dura 30 segundos.

Hay que poner en cada bandeja 21 chochitos, ¿vale?

¡Oído! -Chicos, he dejado los platos.

Vamos a ver, equipo, ¿cuántos chochitos ricos

vamos a poner por comensal? Tres, venga.

¿Llegará? Sí.

Pues quiero 150 chochitos ricos.

¿Cuántas bandejas tenéis ya en el horno?

Ya tenemos seis bandejas en el horno,

con una media de 30.

¿A cuánto está esto, a 275? Estaba antes a 180.

Yo no sé por qué está ahí. ¿Quién ha tocado...?

Estaba el horno al máximo. ¿A cuánto lo has puesto?

¿Quién ha tocado la temperatura?

Yo lo he movido un poquito. Estaba al máximo.

Esto se hace a 180. Se tiene que hacer lentamente.

Si lo pones a 275, fíjate. No lo abramos más.

Venga, vamos a ponerlo así. Quería darle un toque.

Pero cuidado. No, estaba pendiente.

Yo soy una capitana que no le gustan los postres.

Pero bueno, creo que lo vamos a sacar adelante.

Menéame la movida sin joder la patata. Eso es.

Eso es. -Ya están los camareros.

Chicos, lo echamos. -Espérate un momento.

Un momentín, que no corras. Están los camareros ahí.

Ya, pero prefiero que esté la patata hecha.

Me vais a quitar la vida. Os vais a retrasar al final.

No, digo yo...

¿Y la patata? Tiene esta textura quebradiza

que no mola nada.

Se tiene que impregnar bien del caldo.

No nos queda otra, esto tiene que salir.

Sí. O sea, que con cariño.

¿Eh, alcalde? Yo soy un tío muy cariñoso.

Ya lo he visto, ya. Llevas un día...

Voy a sacar los platos. Los saco y meto otros, ¿no?

Venga. -Vale.

A ver, con mucho cariño.

De abajo a arriba que se mezcle bien.

Alcalde, no tengo que hacer tu trabajo.

¿Ves? Con mucho cariño. Venga, ahí.

Venga. Nos faltaría un poquito

de textura a ese caldo, pero bueno.

Venga, a emplatar. Ahí podíamos poner otra olla.

Falta otra olla. Venga, hemos tenido tiempo

de preparar una mise en place de diez.

Venga. -Así, sin caldo.

No, sin caldo no.

Con el caldo necesario.

Un poquito de caldo. -Vale.

Alcalde, los he visto más rápidos.

Eh, que nos tiene que llegar para todas las fuentes.

Camareros, por favor. Caballero, tiene tres fuentes

allí para que no se queme.

Qué educado eres, tío. -Es verdad.

Jordi, tienes que cambiar la opinión de él.

Hoy mi opinión está mejorando un poquito.

Qué duro es Jordi conmigo.

No podía faltar en este menú un plato tan típico

como el marmite de bonito elaborado por el equipo azul.

Espero que os guste.

Estoy buscando a Tino. ¿Está por aquí Tino?

Aquí a tu estribor.

¿Qué tal el marmite del equipo azul?

Yo creo que sobre un 10 tienen un 7 o un 8.

No te veo muy convencido.

Sí, porque sé la dificultad que tienen.

Una cosa es patatas con bonito y otra cosa es marmite.

Porque aquí sois muy exigentes. Es un plato marinero.

Y la gente que va a la mar tiene que comer bien.

Claro. Y aparte veo que no ha faltado, ¿no?

No, no, las cantidades han estado muy bien.

Pero yo te voy a decir que la patata

no ha conseguido adquirir todos los sabores.

Sabor a mar, a pescado, a tradición.

No lo has visto en nuestros platos.

No, pero bien.

Mira, te he dicho que te daría un premio por tu buen trabajo.

Te lo dejaré probar. ¡Olé!

Vamos a ver el trabajo de tu equipo qué tal está.

La patata le falta un pelín.

La patata tenía que estar más amorosa.

Y el bonito, que es un pescado que rápido queda seco,

está bien. Está bien.

Cocina impecable, equipo azul. ¡Olé! Vamos a por ella.

¿Puedo probar? -Sí, hombre.

Muy bueno. -¡Hum!

Oxana, dame un abrazo, coño.

(GRITAN CONTENTOS)

Como capitán me he visto muy bien.

Me he visto muy suelto, muy resolutivo.

Y me he visto bien, cómodo.

Los chochos están casi casi tropicales.

Olé. -Voy poniéndolos en el plato.

Vale. -Van 21 por plato, ¿vale?

Muy bien. ¿Cómo lleváis los chochitos?

Pues dínoslo tú, yo nunca he probado uno.

Este, coge este. Pues yo que he comido varios,

te lo voy a decir ahora.

Di.

¿Estás buenos? Se parece al original.

Ay, qué bien. ¿Tenemos de sobra para poner

a tres por cabeza? Sí.

Pues venga, a emplatar. Oído.

Hala, por aquí. -Mira, este también.

Vale, guay. Gracias, Sofi.

18, 19, 20 y 21 chochitos.

Venga, sacando ya, ¿eh?

Venga, ponte aquí, Ketty. -Vale, ya está.

Mira, aquí tenéis morenitos. -Perfecto.

Venga, Toni empléate que te vea yo.

Dame una alegría en este cocinado, por favor.

Eso quiero, que salga bien. No tengo otro fin.

Venga, quiero el emplatado ya terminado.

Ketty, ¿podemos sacar? Sí, estamos en ello.

Sí. Camareros, por favor, vamos cogiendo bandejas.

Falta esta. Venga.

Llevamos seis. Ve poniendo. Siete, ocho...

Y para terminar el equipo rojo ha elaborado

uno de los dulces más particulares de esta zona,

los chochitos ricos.

¡Saboooor!

Bueno, bueno, bueno. ¿Está rico el chochito?

A mí me gustó. ¿Sí?

A mí no me dejó de... yo comía una y otra.

Hemos repetido. Será por algo. ¿Qué equipo elegirías?

Me voy a quedar con el azul por el bocarte.

Muy bien. A mí el postre me gustó mucho

e imagino que ha sido el equipo rojo.

Y las albóndigas de verdel para mí cumplieron.

Estaban bien. Muchas gracias.

Gracias a ustedes. Gracias.

Jordi. Dime.

Como no te has comido nunca un chochito rico

me gustaría que lo probases.

La primera vez a todo el mundo no le gustan.

Yo no soy especialista en chochitos.

Lo sé, lo sé. Yo estoy muy acostumbrado.

Para mí es algo natural.

¿Cómo lo ves? Te lo puedes comer, está rico.

De verdad, Jordi, macho, es que eres tiquismiquis

hasta para comer chochitos. Es que, de verdad...

Los chochitos me han alegrado el día.

La verdad que nunca había comido un chochito en mi vida

y de verdad los chochitos me han alegrado

y han sido pura felicidad.

Comensales, ha llegado el momento de despedirnos.

Espero que os haya gustado este homenaje

que os hemos hecho lleno de cariño.

Para nosotros desde luego ha sido un auténtico honor.

En nombre de todos los cocineros y de todos

los amantes de la cocina, muchísimas gracias

por traernos del mar ese producto tan increíble

y que tanto nos hace disfrutar como es el pescado.

Muchas gracias.

(Aplausos)

Aspirantes, tengo que deciros que los comensales

se han ido contentos, pero con hambre.

Ahí va, Dios. Los dos primeros platos

del menú, el bocarte y las albóndigas,

han salido muy escasos.

Ya.

Hemos visto a unos aspirantes luchadores

y a otros conformistas.

Joder.

Vuestra actitud nos ha obligado a tomar una decisión.

Hoy no hay equipo ganador.

Os vamos a valorar individualmente.

Qué miedo.

Empezamos contigo, Ketty.

El delantal dorado te da la inmunidad.

Y por tanto sigues una semana más en "MasterChef".

Bien. -Ketty, bien.

Sin embargo tu capitanía ha dejado mucho que desear.

Te ha faltado voz de mando

y sobre todo control de los procesos.

No has sabido organizar la cocina

para que las albóndigas salgan en tiempo y bien.

Y eso que contabas con un miembro más.

Habéis perdido muchísimo tiempo limpiando el verdel.

Tampoco has sabido ver que tus compañeras

Sofía y Marta habían echado al postre 70 huevos de más

y 15 cucharadas de bicarbonato.

Y sólo había que echar una cucharada y media.

Y siete huevos y medio.

Lo he hecho mal. Me ha superado la prueba.

Se nos ha venido el tiempo encima.

No calculé que tuviéramos que limpiar 30 caballas...

pensé que iban a ser más grandes los peces

y nos dormimos.

Podía haberlo hecho de otra manera.

Y... pues no lo hice.

Como capitana eres responsable de marcar los tiempos

y de supervisar las elaboraciones.

Y ni lo uno, ni lo otro.

Por todo ello, Ketty, vas a eliminación.

Sí, hombre. Aunque pase lo que pase

en esta prueba no serás expulsada.

O sea, vas cocinar pero no vas a poder irte.

Bueno, mira... -Pues te luces, ¿eh?

Te luces y lo haces muy bien.

Marta y Sofía, todavía no me explico

cómo habéis sido capaces de liarla

como la habéis liado con el postre.

Y lo grave es que ni siquiera viendo que estaba líquida

y que yo os insistía varias veces con las cantidades

os habéis dado cuenta del error.

Qué fuerte. -Sí, ha sido un fallo garrafal.

Sí, yo pido perdón. -Yo también pido perdón.

Y a mi equipo porque han sido dos manos...

Que han estado rehaciendo tres veces una masa.

y podía haberlo hecho en menos tiempo

y haber ayudado a mi equipo. -Que sí.

Pero lo bueno es que ese fallo ha sacado

vuestra mejor versión.

Os habéis puesto manos a la obra

a rehacer el postre con tanta fuerza

que hasta os ha sobrado tiempo para ayudar

a vuestros compañeros con las albóndigas.

Y lo más importante, habéis hecho el postre

desde cero y lo habéis sacado rico y en tiempo.

Gracias, chef. Así que, chicas, al final

os habéis librado de la prueba de eliminación.

Felicidades.

Gracias. Gracias, chef.

Es que yo me emociono. -Gracias, chicos.

Qué bien, estoy muy contenta. -Yo también.

Toni, tú sí vas a eliminación.

Ya lo sabía.

Como sé que siempre cuestionas nuestras decisiones

pues te voy a dar información detallada de las razones

para que te quede bien claro. Perfecto.

Tú te has centrado en exclusiva en las albóndigas de verdel.

Y te digo una cosa, son tan sencillas de cocinar

que era difícil hacerlo mal.

Te dije que hicieras un buen fumet.

Y te quedaste corto.

Luego has hecho la salsa.

Y te vuelves a quedar corto.

Pero todavía tengo algo más que decir.

En el emplatado te has vuelto a quedar corto.

Me he quedado corto, eso está claro.

Pero nos hemos quedado todos cortos.

No estaba yo sólo haciendo las albóndigas,

que parece que era yo el jefe de las albóndigas hoy.

Toni, el 96% de tu tiempo

lo has dedicado a las albóndigas.

Bueno, pues vale.

Y han salido crudas, mal hechas,

ya no tengo salsa, ya no tengo...

Bueno, pues nada, vale.

Los rifirrafes que tengo con los jueces...

pues yo hay ciertas cosas que me gusta matizarlas.

Siempre un debate sano y constructivo

con nuestros queridos y admirados jueces.

Oxana. Sí.

¿Qué hacemos contigo, mi querida montaña rusa?

No creo que tuve hoy muchos fallos, lo único que...

que quiero pedir... Oxana, has tenido fallos.

Ahora te lo cuento, escúchame. Ah, vale.

Has pasado de ir lentísima limpiando bocartes

a meter quinta y sacar el hacha y destrozar el bonito.

Víctor y tú no habéis hecho un buen equipo.

¿No? No.

Te has dejado contagiar por su parsimonia

y os habéis dormido en los laureles al principio.

Bueno, creía que teníamos que priorizar el primer plato

y que el pescado estuviera bien limpio,

porque la salsa tenía una complicación mucho menor.

Y queríamos que todos los comensales al menos

tuvieran bocarte.

A ver, Víctor, la verdad es que hemos trabajado lento

y hemos fallado en cosas tan básicas

como que la patata hierva bien y absorba el caldo.

Y eso ha pasado porque esa cebolla

que tú has pensado que era un momento

pues el sofrito se tiene que hacer con tiempo

y el guiso de la patata con tiempo.

Habéis sido los nuevos retales.

Sí.

Y os merecéis el delantal negro.

Vais a prueba de eliminación.

Pobrecito, otra vez. -No me lo puedo creer.

Es que no puedo descansar ni una semana.

Es que es insostenible mentalmente esto.

Dani, tengo que decirte que me has sorprendido

gratamente en esta prueba.

Has demostrado ser valiente y has sabido asumir la tarea

más difícil y delicada de vuestros platos,

limpiar y cortar los 56 kilos de bonito.

56, pues mira...

Te lo has jugado a una carta

y lo has hecho con seguridad y precisión.

Dani, siempre te he dicho que te faltan ganas.

Lo sé, Jordi.

Y te lo he dicho porque nunca he visto ganas.

Hoy te lo has creído, te lo has currado.

Y yo creo que lo tienes dentro y es la primera vez que lo veo.

Y, amigo mío, tienes que sacarlo más a menudo.

Por todo esto, Dani, tú no vas a la prueba de eliminación.

Enhorabuena, Dani. -Enhorabuena, Dani.

Gracias.

Lo siento. -Ay, que no, hombre.

Tengo un sabor agridulce,

porque me sabe fatal por mis dos compañeros.

Porque si ellos dos van a eliminación

yo debería haber ido a eliminación.

Oxana, Víctor y Toni, uno de vosotros tres

abandonará esta semana nuestras cocinas.

Mucha suerte.

Gracias. -Muchas gracias.

Suerte, chicos, ¿vale? -Suerte para mí también.

Nosotros nos jugamos la clasificación

para el mundial digamos,

y Ketty se juega un partido amistoso.

No tiene ese riesgo de que puede irse a su casa.

Vuelven los Campamentos MasterChef.

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior".

No lo pienses más,

este verano Campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven a Campamentos MasterChef"!

Hola, buenas noches. -Hola, buenas noches.

Los aspirantes regresan a las cocinas

después de haberse asomado al Cantábrico

y haber descubierto todos los secretos

de uno de los tesoros gastronómicos del país,

el bocarte de Santoña.

¿Que hemos venido a clase con unas pizarras?

Son fórmulas.

Alcalde, vas a tener que hacer ahí una fórmula.

Matemática. -Matemática no, por favor.

Aspirantes, bienvenidos.

Sabemos que tenéis todos los nervios a flor de piel

y estáis ya con la mente en la final.

Pero tanto como para confundir 7,5 con 75...

Marta, Sofía. Sí.

Menos mal que en este reto no cocináis,

porque me están diciendo

que el camión de los huevos aún no ha llegado.

Camión cuba de mantequilla y de huevo.

Víctor, tu novena prueba de eliminación.

Pues sí. ¿Cómo la afrontas?

Pues muy motivado,

porque yo he venido a hacer lo que más

me gusta en mi vida, que es cocinar.

Hoy te queremos ver disfrutar.

Lo voy a hacer con toda la ilusión y todas las ganas.

La semana pasada vi las orejas del lobo

y esta semana no quería que me sucediera

el derrumbe de la anterior. Y hoy me siento muy bien.

Y muy ilusionado, de verdad. Estoy como el primer día.

¿Por qué crees que te exigimos más a ti que a los demás?

Pues porque quizás mi evolución parte desde un poco más arriba

y es más difícil sorprender cada vez en un plato.

Hala. Muy bien, modesto.

Huy, qué humilde. Me encanta.

¿Nos ha llamado inútiles a los demás?

No, no. Hey, hey. -Yo no me paso una mañana

arreglando perchas por colores, ¿eh?

Bueno, pero me generáis ansiedad.

Por eso tengo que hacer esas cosas.

Delantales blancos, tenéis asegurada vuestra permanencia

una semana más en estas cocinas.

Qué guay. Ketty, tu delantal dorado

te asegura la continuidad pase lo que pase en este reto.

Pero debes cocinar. ¿Seguro, seguro, seguro?

Seguro, seguro, seguro.

Ahora sí, delantales blancos, podéis subir a la galería.

Vale, muchísimas gracias. -Suerte, chicos.

Mucha suerte, alcalde.

Pásalo muy bien.

El delantal maldito llevo.

Yo estoy como en las historias egipcias,

que va a aparecer el tesoro dorado

y de repente coges la pieza de oro

y tienes que salir corriendo porque se te viene todo encima.

Pues así estoy yo.

Aspirantes, vamos a comprobar qué esconden estas cajas.

A la de tres quiero que las levantéis.

Uno, dos y tres.

Arriba.

¡Olé! -La madre que os parió.

¡Ostras, olé!

Una sepia, ¿no? -Un arroz.

Un arroz de sepia espectacular.

Pollo.

¿Sabes que es mi comida preferida, el pollo?

¿Qué es eso, Víctor? -¿Son cereales?

Aceitunas negras. Qué asco me dan.

¿Qué asco te dan?

Es que no tomo aceitunas porque los huesos me dan...

mucho asco.

¿Has probado a masticarlas sin hueso?

Claro, es mejor para no romperse los piños.

Ya. Ketty, ¿tú has cocinado

alguna vez con ostras?

No las he cocinado nunca porque es abrirlas, ponerlas...

Bonitas. -Y ya está.

Para saber en qué consiste este reto ha llegado

el momento de descubrir estos paños.

Vamos a empezar por el grande.

Samantha, ¿me echas una mano? Muy bien.

Adelante, secretarios. Allá vamos.

Ahora os deseo suerte porque lo que hay

aquí debajo puede ser horrible o buenísimo.

Tachán. A ver.

A ver qué hay debajo.

Vámonos.

Ay, ¿qué es eso? -Madre mía.

¿Qué es eso?

Como veis en esta pizarra están puestos

vuestros cuatro alimentos y algunos más.

Una de las partes más divertidas

del trabajo de un chef es crear platos

mezclando sabores de manera que sorprendan

y a la vez sean agradables al paladar.

Hace unos años era impensable mezclar dulce y salado,

o picante y dulce en un mismo plato.

Pero ahora es de lo más normal.

El contraste de sabores

puede ofrecer unas mezclas muy interesantes.

Oxana. Sí.

¿Qué tal se te da a ti la ciencia?

Bueno, yo creo que bastante bien.

Estoy creciendo en este aspecto.

(RÍEN)

¿Quién no ha hecho alguna vez

un bocadillo de crema de cacao con chorizo?

Aparte de Pepe, claro. Qué asco.

Guarrindongadas.

Eh, esto es una cosa muy seria, tú. Habla bien.

¿Y si os dijera que existe un método científico

para combinar alimentos y asegurarnos

de que funcionan bien?

¿Ah, sí? Tony, tú que eres muy avispado,

¿has escuchado alguna vez hablar del Foodpairing®?

Pues no. El Foodpairing® es

una herramienta muy interesante que nos ayuda a compaginar

la ciencia con la cocina.

La idea se le ocurrió a un bioingeniero belga

que ha analizado los aromas de cada elemento

para buscar esos mismos aromas en otros alimentos.

El Foodpairing® se basa en el principio

de que los ingredientes combinan bien entre sí

cuando comparten ciertas partículas aromáticas.

Dicho esto, vamos a ver qué tal estáis de creatividad,

olfato y paladar.

Oxana, por favor, acércate aquí.

Sí, voy.

Hoy esta prueba es rarita.

Creo que lo voy a lograr, porque de nariz ando muy bien.

Dime qué siete ingredientes de estos combina mejor

con el pollo asado.

Los vas cogiendo y los colocas alrededor del pollo asado.

Pues berenjena. -Qué bien.

Por ejemplo.

Sidra. -La sidra, muy bien.

Yo cogería frambuesa.

Le puede venir bien. Sí, señor.

Mantequilla, que no "falta".

Que no falte. -Un pancetita de cerdo también.

Después si cojo sidra, cojo manzana.

Sí, señor. Bueno, ¿por qué no?

Y uno así para que sea sorprendentemente...

Pues chocolate negro.

No es fácil, ¿eh?

Ahora te voy a plantear otra dificultad.

De estos ingredientes hay algunos a nivel aromático

que pegan más, que pegan menos. Sí.

Tienes que marcar con rotulador verde una rayita

los alimentos que crees que pegan mucho;

naranja, que pegan peor un poquito menos.

Y azul los que aún pegando, pegan muchos menos.

Vale. -Oxana va a poner todos verdes.

Es que todos le pegan.

Yo creo que al pollo le pega la berenjena,

panceta de cerdo, sidra.

Y supongo que manzana.

Después, que me menos pega creo yo es la frambuesa.

Y mantequilla.

Y creo que por último en azul marcaría chocolate negro.

Así lo veo.

Gracias, Oxana, puedes volver a tu sitio.

Gracias. -Muy bien, Oxana,

Ketty, tu turno.

¿Las ostras con qué pegan? Cítrico.

Todo cítrico y algún verde.

Salicornia, un poquito de aceitito.

Aceitito. Es un cítrico,

podíamos usarlo.

Guayaba. ¿Guayaba?

Es que en Cuba se come más que aquí.

Aquí es poco conocido.

Y tomate.

Tres más. Almeja.

Alcachofa. Y...

Bueno, pues a falta de vino, esto.

La sidra. Igual que Oxana,

Cuáles pegan mucho, un poquito menos

y los que creen que menos funcionan con la ostra.

Pues mucho salicornia, almeja, aceite de oliva.

Luego alcachofa, sidra.

Y los que menos guayaba y tomate.

Muy bien. Parece una clase. Esto mola.

Víctor, tu turno. Venga, vamos allí.

Mi sinestesia no afecta nada en el tema de casar alimentos,

porque yo lo que caso con palabras con alimentos.

Con lo cual no me puedo aprovechar de eso.

¿Qué 7 ingredientes funcionan con la aceituna negra?

Yo creo que la berenjena funciona.

Aceite.

Colinabo. -Qué bien.

Voy a coger tomatito.

Manzana.

Víctor es bueno en esto.

Y almejas.

Y me queda uno.

Creo que voy a coger chocolate.

Bueno, ¿por qué no? Chocolate.

Luego, creo que funciona muy bien con berenjena.

Con tomate, con aceite.

Con aceite de oliva y con tomate.

Muy bien.

En naranja creo que colinabo y almejas.

¿Y los que para ti menos funcionan a nivel aromático?

Manzana y chocolate.

Pues muchas gracias, Víctor.

Muy bien, Víctor, va.

Toni, tu turno. Venga.

Esto es muy jodido, ¿eh?

A la sepia... panceta de cerdo.

Creo que la alcachofa. De momento qué arrocito bueno

sacamos de ahí, ¿eh? Ya te digo.

Qué pena que no haya arroz en los ingredientes.

La verdad que sí. Venga, sigue.

Calabaza. Calabaza asada.

Qué guay. -Aceite de oliva arbequina.

Tres más. La canela le puede venir bien.

No lo he probado nunca, pero igual...

Le puede venir bien, sí.

Y ahora voy a meter la manzana y cacahuetes, va.

Hale, cacahuetes. -Toma ya. Muy bien, Toni.

Yo creo que funciona bien la panceta de cerdo.

La calabaza a mí me gusta.

Luego pues aceite de oliva arbequina.

La alcachofa menos.

Y yo creo que lo demás...

Vamos a poner estos tres que pegan menos.

Más que nada por desconocimiento.

Muy bien, Toni, pues a tu sitio.

Gracias. -Muy guay el Foodpairing®.

No voy a discutir si estas mezclas que habéis hecho

vayan a funcionar o no,

pero si la ciencia nos ofrece estas combinaciones

en una extraordinaria base de datos

por qué no aprovecharlas. Claro.

Para el Foodpairing® el sentido más importante es el olfato,

ya que sólo el 20% de nuestra experiencia cuando comemos

se relaciona con el gusto y el tacto.

Fíjate. Yo en Illescas si tuviese

que hacer algo así que estuviese relacionado,

parejas que se encuentran mejor o peor:

Anchoa o boquerón y una caña.

Y me viene más todavía, fíjate. A lo mejor judiones,

una rayita verde al cuarto de lechazo.

Algo que pega menos que podía ser

una ensalada de hojas verdes.

Y luego que pegue más pues la bizcochada.

Eres más basto... Y terminar con el chupito.

¿Te parece? Olé, eso es.

Muy bien, hombre.

Muy bien, Pepe, pues vamos a comprobar ahora

si los aspirantes han acertado con estas mezclas.

Tiene pinta que no.

Vámonos.

A ver.

Madre de Dios, la constelación de Orión.

¿Son vuestros alimentos? -Sí, están puestos.

Ketty, según el Foodpairing® de los alimentos que tenemos

ahí los que mejor combinan con la ostra son:

guayaba, queso Gruyere, lomo de cerdo, mantequilla,

sidra de manzana, plátano y salicornia.

Has acertado tres: salicornia, guayaba y sidra.

Bien, Ketty. Vamos con Víctor.

Los alimentos que mejor combinan

con la aceituna negra son:

fresa, mantequilla, almejas, queso emmental,

aceite de oliva, mango y clavo.

Has acertado dos. Sí.

El aceite y las almejas.

Me lo apunto, mira. Fresas y aceitunas negras.

Toni, vamos con ingredientes que combinan con la sepia:

panceta de cerdo, frambuesa, alcachofa, manzana,

tomate, canela y calabaza asada.

Has acertado cinco. Muy bien.

Tengo paladar.

Y por último, Oxana, vamos con los ingredientes

que pegan con tu pollo asado.

Tocino frito, chocolate negro, cacahuete, queso Gruyere,

colinabo, berenjena y coliflor.

Has acertado dos: chocolate negro y la berenjena.

Bueno.

Con esto podríamos construir un plato, siempre pensando

que estos alimentos giran en torno

a un elemento principal.

Oye, me está encantando esto a mí, ¿eh?

Súper interesante.

Me ha sorprendido que Víctor, que es el concursante

de "MasterChef" que creo que tiene la mente más abierta,

haya acertado el que menos.

Porque para mí Víctor es el más creativo de todos,

por diferencia.

Toda esta teoría está muy bien, Jordi.

Pero para que veamos un ejemplo práctico

de lo que nos acabas de explicar nos acompaña

en este reto uno de los chefs

más influyentes de nuestro tiempo.

Desde el Restaurante Mugaritz en Rentería, Guipúzcoa,

con dos estrellas Michelín, Andoni Luis Aduriz.

Qué guay.

(Aplausos)

¿Qué tal? Qué ilusión.

¿Me puedo arrodillar?

Andoni, muchas gracias por volver a estas cocinas.

Bueno, siempre has sido un rebelde en los fogones

y siempre has apostado por el I+D.

¿Cuándo comenzó la relación de Mugaritz

con el Foodpairing®?

Llevaremos trabajando pues cerca de una década.

Uno de los primeros platos que hicimos

era un txangurro con unas fresas,

que aparentemente era una mezcla que podía parecer

bastante inusual, pero podía encajar.

Al final el Foodpairing® es una herramienta.

Andoni, ¿y por qué te conquistó el Foodpairing®?

Bueno, piensa que al final tú necesitas

buscar puntos de partida para poder trabajar

y, lógicamente, la opción que ellos dan

de asociar cosas, desde lo aromático, es muy interesante.

¡Estamos deseando ver lo que has traído!

(SOFÍA) ¡Huy, huy, huy!

Aquí lo que tenemos es un lomo de anchoa,

que lo hemos metido en una salazón,

lo hemos envuelto en una piel de kombucha,

un microorganismo que acaba destacando su parte ácida.

Sería una anchoa con un toque de acidez.

Interacciona bastante bien con lo que es Foodpairing®.

Es como un velo que está vivo; la kombucha lleva esa bacteria

que s como infinita, siempre viva. Correcto.

Y huele a boquerón en vinagre. Exactamente.

Bueno, Andoni, siguiente plato, por favor.

Le llamamos ideas amargas de terciopelo,

que es un penicilium candidum, que crece sobre una crema...

¡Qué bonito el plato! -Y aquí tenemos

un crioconcentrado de manzana,

que va a complementar, con esa acidez,

el amargor del penicilium candidum,

que ha crecido directamente sobre el plato.

Y como veis, es de una belleza tremenda

ver cómo las gotitas quedan como un rocío.

No hay que renunciar a la poesía y, por supuesto,

buscando esa combinación de sabores.

Maravilloso. Vamos con el siguiente, Andoni.

El siguiente es maravilloso porque es un plato de temporada,

recién iniciada en Mugaritz.

¡Primicia! Para "MasterChef".

¡Qué suerte tenemos!

Esto, que parece una cebolla asada,

está basado en una sopa de cebolla; esto es jugo de gallina

muy concentrado, muy gelatinoso...

¡Qué rico, por favor! -Y...

Esto es básicamente de un queso Idiarzábal...

Extraemos el jugo. Sopa de queso.

Sí, básicamente una sopa de queso. ¿Dónde está el truco?

Esta cebolla, cuando tú la comes,

lo que te encuentras es una cebolla cruda;

la cocción se la ha dado una enzima, la pectinasa...

Y degrada la estructura de la cebolla.

Después de meter a vacío 24 horas, en frío,

tienes una cebolla asada. ¡Me muero por probarla!

Con la textura de una cebolla, lógicamente compotada,

pero el sabor es inusual.

Espero que te transporte a una sopa de cebolla, incluso clásica, ¿no?

Es de lo que se trata. -¡Qué pequeño me siento con esto!

Andoni, los aspirantes deben hacer un plato

integrando ocho ingredientes de la misma rama

del árbol del Foodpairing®. Se juegan la eliminación.

Menos Ketty, que tiene el delantal dorado. ¿Qué consejos les das?

Que dejéis que funcione vuestra intuición

y no perdáis la calma. Dejad que salga el cocinero que tenéis...

O cocinera que tenéis dentro.

Aspirantes, ya habéis oído a Andoni. Tenéis 60 minutos

para hacer un plato libre

con el ingrediente que habéis encontrado bajo vuestra caja

y los siete ingredientes con los que comparten aromas,

de acuerdo al Foodpairing®.

Ketty, por tener el delantal dorado, tienes una ventaja.

(IRÓNICA) ¡Huy, qué suerte!

Debes restar diez minutos de cocinado a dos compañeros.

Dinos a quiénes y por qué.

Voy a decir mejor a quién no le voy a restar los diez minutos

y así acabo antes.

No se los voy a quitar a Toni porque...

Es mi compañero de tertulia

y de cocinado y... pues eso.

Como el Foodpairing®, por afinidad. Exacto.

Tengo menos afinidad con Víctor y, con posibilidades de marchar,

pues veo a Oxana. O sea, lo tengo clarísimo:

salvo a Toni y el resto, pues, que se quede con el marrón.

Toni, Ketty, tendréis 60 minutos para cocinar

y Oxana y Víctor 50. Vale.

Antes de empezar a cocinar, tenéis dos minutos

en el supermercado para la compra.

Mirad bien esta pizarra y memorizad los ingredientes.

¿Entendido? (AMBOS) ¡Sí, chef!

Y el tiempo comienza en, ¡tres, dos, uno! ¡Ya!

(MARTA) ¡Venga, chicos, va! ¡Memoria, recordad!

Más complicado es Víctor y Ketty. -Víctor y Ketty.

Víctor, con las aceitunas, a ver qué hace.

Tenéis que coger sólo

los siete ingredientes. La mantequilla...

Podéis coger polvitos mágicos. Ah, vale.

El consejo: sigue tu intuición.

Como Víctor lo siga, se puede ir por las ramas.

Tiene que tener un cuidado... -Debe ir con calma.

Cuatro, cinco, seis, siete.

¿Has cogido tus ingredientes? Sí.

Pues a tu puesto. (MARTA) ¡Bien, Toni!

Víctor, ¿estás ya? A tu puesto de cocina.

A ver, mira, las fresas... -Lecitina, va a hacer un aire.

Toni, Ketty, vuestros 60 minutos comienzan ya.

(ASPIRANTES) ¡Venga, chicos, va! (MARTA) ¡Con cabeza!

Hace tiempo que no como guayaba. -¿Te gusta?

¡Me encanta!

Ketty ha dado a Toni diez minutos más de cocinado

que a mí y a Víctor y me parece perfecto.

Si yo tuviera que elegir, elegía un amigo mío.

¿Vamos a probar tus platos, no? Tendremos que catarlos.

¡Apa!

¿Está bien la anchoíta? ¡Qué saborazo!

Una textura muy curiosa y agradable.

¡Qué envidia! -Curiosa textura de la cebolla.

Es curiosa... es bonita.

Yo también quiero. Mira, se van a poner con la sopa.

¡Qué bueno está! ¡Qué mente tan prodigiosa!

No tenía ni idea de lo que era el Foodpairing®, pero ya me enteré.

Y es bastante interesante.

Voy a intentar hacer una crema de guayaba.

Y entonces voy a ir... probando.

Quiero hacer una espuma con el plátano y la sidra.

Y luego, a ver cómo meto el lomo, la mantequilla, el queso...

A las ostras no le voy a hacer nada,

es un marisco de buena calidad y no lo meteré en la olla.

Con esta tabla de colores,

¿qué harías? Vamos a empezar con la ostra.

La ostra con la mantequilla podría funcionar;

la salicornia... básicamente es textura y salinidad.

Me viene a la mente un plato de Mugaritz...

Esa sopa de queso emmental,

en este caso de gruyère;

con esos calamarcitos, esos elementos...

Todos los productos del mar van con queso, muchos.

¡Mira Ketty con la guayaba! ¿Te recuerda a tu tierra?

Tropical.

Voy a hacer un guisito

con la sepia, la alcachofa y el tomate;

vamos a incorporar al caldo un poco de canela.

Y luego, con nitrógeno haremos las frambuesas rotas por encima.

Y una gelatina con ese caldo, para poner la sepia guisada.

Creo que, de intuición, voy bien. Voy a guiarme por Mugaritz

y quiero demostrarle que sé hacer más que arroces.

¡Esto huele muy bien, Toni! -Sí.

Hombre, pues es panceta... aún no hay mucha historia mía ahí.

Esa panceta te dará mucha suerte.

Esperemos.

Yo creo que hay elaboraciones, como la sepia,

que funciona superbién con la alcachofa.

Quizá también puedes equiparar la importancia de la sepia

y la alcachofa y que los demás elementos

jueguen una función de aportar matices...

Un fondo de cerdo que tenga también

ese toque de tomate, frambuesa... y el aroma de la canela.

(DANIEL) ¡Mira el doctor! (SOFÍA) ¡El cirujano, míralo!

¿Por qué llevas guantes? -Tendré que pelar aceitunas.

¿Tanto asco te dan? -Él es muy escrupuloso.

No me gustan. -Y no te quieres manchar.

Como Quique Dacosta, tú no te manches.

Víctor, Oxana, vuestro tiempo de cocinado comienza ya.

(ASPIRANTES) ¡Venga, chicos, va!

(DANIEL) ¡Vamos, Oxana, cariño!

(MARTA) ¡Menos mal que llevas guantes!

(SOFÍA) Sin guantes no sería lo mismo.

¡Qué bien funciona la aceituna negra griega con la fresa!

Esa mantequilla sería la base para una salsa y la aceituna negra,

que la secaría un poquito o haría un aceite.

y a partir de ahí, esos elementos incorporarlos de alguna forma.

Claro, aquí estamos manejando tiempos cortos.

Pero Víctor, que hace la receta, creo que de todos,

tiene capacidad para hacer una lectura creativa.

Pero tiene diez minutos menos porque Ketty se los ha...

¡Hala! -Para hacer las cosas bien,

se necesita tiempo y paciencia.

Los diez minutos de Ketty pueden ser fatales.

Y me hace muchísima ilusión que tengamos a Andoni Luis

y voy a intentar hacer algo

que he leído en un libro donde sale una receta suya.

Justamente hoy lo tenía abierto en mi cama.

Que es el agua de queso; luego la pondré en el fondo del plato

acompañado de un tartar que haré con las aceitunas

y con la fruta. Terminaré con un aire,

con el agua de las almejas y la mantequilla,

a modo de... entre sopa, tartar y aire.

(MARTA) ¡Qué bien huele, por favor! ¡Ay, Toni...!

(SOFÍA) ¡Nos tienes loquitas!

La verdad es que eres todo un truhán en los fogones.

(RIENDO) ¡Un truhán...!

(marta) Chicos, me va a dar mucha pena el que se vaya.

Sí. ¿Y Oxana, ha desaparecido?

(MARTA) Está en el róner. -¡La madre que la trajo!

¡Toma ya! -Pero sube la temperatura.

Voy a hacer a la olla. -Ah, vale.

¿Pero esto dura mucho? -Eso, cuando esté se abre solo.

Pero no metas la cabeza... -Se abre y te das; Víctor se dio.

Pollo asado.

Tenemos colinabo, chocolate negro, tocino... frito en ese caso;

queso gruyère, cacahuetes, berenjena y coliflor.

Me haría una especie de mole; embarraría el pollo..

¿Qué es embarrar para ti? Una vez que tienes una salsa,

que no es al estilo... Cubres el pollo.

Lo enganchas...

Como el cabrito embarrado.

Como un glaseado más rústico, ¿no? Sí.

Voy a cocinar el pollo asado, con salsa de chocolate,

cacahuetes, a base de tocino frito;

acompañado con puré de coliflor y berenjena.

Intento añadir, que pega bien;

hago crujiente de queso y de esta verdura

o raíz... voy a hacer un crujiente. Lo lamino con la mandolina,

finito, finito, lo meto en el horno ahora mismo.

Si os apetece probar los mejores platos

que se han elaborado en estas cocinas

y que habéis visto en televisión, ya podéis hacerlo

Vais a vivir una auténtica experiencia gastronómica

Y además podéis conocer

a algunos de los aspirantes que han pasado por el programa.

(MARTA) Ah, está haciendo plátano. -Con la sidra.

(MARTA) Mirad Oxana con el colinabo.

De verdad, usar la mandolina

me parece un trabajo de alto riesgo.

(SOFÍA) Lo es...

Víctor... Dígame.

Estás concentrado... Sí.

Me hace, realmente, mucha ilusión su presencia hoy.

(AMBAS RÍEN PORQUE VÍCTOR USA LA FORMA CORTÉS "USTED")

Nunca me has tratado de usted. Perdóneme... chef.

Me interesa saber si con esta combinación atrevida y divertida,

¿qué tienes pensado hacer? Tengo pensado hacer un tartar

de aceitunas y fresas y un poco de mango.

Y un agua con el queso que me inspiré

en un libro suyo y, luego, voy a... hacer

una salsa de mantequilla blanca con las almejas

y pondré un aire, encima, del tartar.

Por mi experiencia y porque él ya ha interpretado

alguna cosa mía y de Pepe...

No lo ha hecho muy bien, es un gran destrozador de recetas.

Encima, está nervioso. La mano a veces tiembla.

A veces no, todo el rato. No robaré panderetas.

-No... ni hacer trucos de magia.

-Está temblando, si es que se pone nervioso el imbécil.

-Es inevitable ponerte nervioso. -Claro, tú tienes 12 años menos.

-Así visto...

¿Y la aceituna negra que es lo importante?

Irá dentro del tartar con la fruta.

Mucha suerte, Víctor, me llevo al maestro.

La medida... las proporciones. -Vale.

Aspirantes, últimos 30 mintuos.

(MARTA) Venga, va, chicos, ¿eh? -Venga...

-Va, ánimo, va. -Qué bien se está ahí arriba.

Qué envidia. -Lo siento mucho por vosotros.

(SOFÍA) Víctor, ritmillo...

(MARTA) Muy bien, de verdad. -Pero ritmo.

-Es que... es un prodigio de la cocina.

-Mira el corte qué fino.

Venga, rapidito. -Eso es.

-Hola, qué tal, encantado...

Un "verdaderísimo" placer. Verdaderísimo placer, muy bonito.

Para mí el mejor restaurante de España.

Pues mira... Algo flipante.

A ver si lo bordas hoy. Os cuento un poco el asunto,

haré una gelatina para el fondo con la manzana y la panceta.

Voy a poner los daditos de calabaza

y daditos de manzana,

estoy guisando la sepia con la alcachofa.

Incorporaré también la canela al guiso.

¿Cómo lo ves? Sois muy valientes,

también os digo que el reto no es nada fácil.

Estamos en el programa 10,

llevan muchas clases y esto es "MasterChef".

Esperemos que sea de vuestro agrado

y que hoy salgamos victoriosos y sigamos una semana más.

Queremos verte sonreír. Sí... sí.

Bueno, gracias. -Sort.

-Qué buena pinta tiene eso, Víctor.

-¿Está bueno? -Está bien, es complejo.

No os penséis...

-Se vende como el mejor del mundo. -Todos son complejos.

(OXANA) Estoy mezclando

un chocolate que es dulce con grasa de tocino.

No me pensaba que yo fuera capaz

de saborear estas cosas.

Bueno, Oxana, ¿cómo estamos?

Aquí te traigo al señor... Hola.

-Estoy así... creando, a ver...

¿Eso qué es? Ten cuidado con el chocolate caliente,

me da mucho miedo así. Lo hice con base de grasa de tocino

con cacahuete, le he echado un poco de sal y pimienta.

Así... Ella tiene que usar el pollo.

Sí, el pollo asado lo he hecho crujiente con la piel del pollo,

haré un crujiente de queso,

quiero añadir el queso en puré que ya está hecho.

Son las verduras. Sí...

Coliflor... tiene que añadir también...

Sí, coliflor y berenjena. No sé, me has hecho un lío.

Me gusta la parte del crujiente de la piel

para meter el resto de ingredientes.

Solo un detalle,

ten en cuenta el dulzor que aporta el chocolate.

-Sí. Oxana, toma nota del consejo

y, además, fíjate lo que te traigo yo, por favor,

el "Manual del aspirante a chef".

Es un libro que, además de ofrecerte

un montón de trucos para triunfar en la cocina,

pues tiene un montón de diseños

de menús resultones, sanos y económicos.

Disfrútalo. Gracias, Pepe.

Suerte.

-¿Alguien ha echado col a algo? Huele un montón.

-Ketty está triturando el plátano con la sidra

y, a lo mejor, se han volatilizado los aromas.

-Vamos, chicos...

No me dejéis aplaudiendo sola. -Perdón, vamos, chicos.

-Muy rico...

Andoni, no quiero que se me escape, aparte de tus estrellas,

¿en qué puesto estás ahora de esos 50 Bests?

Los novenos. Novenos del mundo.

¿Y has estado en el...? Hemos estado séptimos,

cuartos, quintos... terceros. Terceros.

Como si fuese poco. Ni somos tan buenos

cuando estamos ahí, ni tan malos...

Eso me pasa a mí, no estoy en ninguna lista.

Tú estás ahí. Es importante remarcar

que puedes tener tres estrellas como el ABaC

y viene mucha gente de España,

pero a Andoni lo viene a ver gente de todo el mundo.

Va a colar el agua de las almejas y el aire.

-Qué le gusta una almeja.

(MARTA) -Venga, bien, Toni, va.

Mira, va a probar el tartar con el agua de queso.

¿Qué tal está, Víctor?

-Probaré con esto.

-No le ha convencido. -No.

-Es complicado, porque una cosa

es que la aceituna vaya con la fresa y otra

que el queso vaya con la fresa. -Lo tiene chungo.

-Mejor con este.

Menos mal que el agua de queso

no la puse en el fondo del plato, porque se lo comía todo.

-Toni va a hacer la gelatina.

-Toni acaba de incorporar el agar.

Andoni, no nos has hablado

de ese proyecto maravilloso de San Sebastián.

¿Qué es? Queríamos hacer un encuentro

de lo que es la cocina latina con la del País Vasco.

Cómo haría un ceviche un vaso.

De esa relación de cientos de años, marineros vascos,

gente que ha estado en América...

Pero que nunca llegó a ese punto...

De encuentro que hemos buscado

en esta ocasión. ¿Y cómo se va a llamar?

Se llama... Topa, se llama Topa.

Lo bonito es que "topar" en español, euskera y guaraní

tienen un significado parecido que es 'punto de encuentro'.

Toparte con algo...

-A ver, Ketty, cómo abres esas ostras.

-Está dura... jolín.

-Dale ahí. -A ver si te vas a cortar.

-¡Bien, ya está! -A picar.

-Hala... -Genial.

-Vamos... que no solo sabes hacer arroz.

-Claro, hombre. -Vamos, Toni.

-Que se quede bien clarito. -El científico loco.

-Claro que sí, Toni.

Parece científico loco de verdad. -Sí, sí, total.

(Risas en la galería)

Me flipa el nitrógeno...

Y el fuego. Hale...

(MARTA) ¡Oh...! Se pone hasta gafas, lo miro y me parto.

-Pareces Flipy. -¡Hola!

¡Hola!

-Víctor, puedes ponerte los guantes también, ya que estás.

¡Ah...! (MARTA) ¿Qué le pasará a Víctor?

(SOFÍA) Es el drama, para que parezca más difícil.

Míralo, a dos manos. (TODOS) Ahí, ahí... oh.

¡Virtuoso!

(MARTA) ¿Qué es lo amarillo? -Manzana.

Calabaza... alcachofa, canela, gelatina...

Papel de cocina.

Camisa de eliminación. -Cinco eliminaciones

con la camisa verde.

Ahora sí, aspirantes, últimos cinco minutos.

(MARTA) ¡A tope, va!

(SOFÍA) ¡A tope! -¡Venga, chicos, va, ánimo!

Jolín, qué bien Toni.

-Muy bien. -Qué crac.

A Ketty también le ha salido una gelatina rica.

Ella va tranquila, a su ritmo...

-Tiene un pulso el alcalde, madre mía.

-Víctor, venga, muy bien. -Qué bonito, Ketty.

Me gustaría mucho,

comer tu plato. -Sí.

-Gracias, chicos, a ver si ellos opinan lo mismo.

-Qué bonita, Oxana... -Os quiero.

-¡El Bonico del To! -Hay un nivelón...

Impresionante. -Sí, la verdad...

-A mí estas cosas no se me ocurren.

Mira cómo corre el alcalde, parece... el tío.

Corre Forest.

Uf... qué tensión.

-El queso... casi se me olvida,

el queso y el lomo. -Menos mal que te has dado cuenta.

Aspirantes, no os quiero poner más nerviosos

pero estáis en el último minuto.

-¡Oído! -Venga va, chicos, va.

-Oxana... menos es más.

-Tienes razón.

(Risas en la galería) -Lo ha entendido rápido.

Diez, nueve, ocho, siete, seis...

Cinco, cuatro, tres...

Dos, uno... ¡tiempo! Manos arriba.

(Aplausos desde la galería) (MARTA) Bien, chicos, muy bien.

(TONI) Estoy contento con el cocinado, no era fácil,

yo estoy convencido de que les va a gustar.

(MARTA) Yo creo que a Víctor lo van a valorar bien hoy.

-La actitud... la tienen que tener en cuenta

porque el cambio que ha dado... de cocinar así... agobiado.

Y ahora... Aspirantes, el tiempo ha terminado

y comienza la cata.

Pero antes tenemos que despedir

a nuestro invitado, Andoni, muchas gracias por venir.

Un placer... Un placer tenerte aquí.

Te evitamos este trago de la eliminación.

Gracias...

Gracias.

Ahora sí, Ketty,

empezamos contigo la cata. Por favor...

No es por nada, pero ese plato se ve superfresco.

-Fresco y sano.

Bueno, Ketty, ¿cómo se llama el plato?

Se llama Fantasía de ostra tropical.

Vale... ¿cómo has integrado sus elementos?

A ver, he hecho una crema de plátano con cidra.

¿Qué más...?

He hecho una gelatina de guayaba,

confité el lomo con mantequilla,

hice como una arena con él

y lo puse al horno y el queso lo rallé al final.

¿Y la salicornia? No le hice nada.

Porque me gusta así, tal cual... y la puse en el plato.

También puedes poner la ostra tal cual,

el queso tal cual... y un picoteo a base de ostras...

A mí la ostra, realmente, me gusta con limón y ya está.

Pero... es verdad que me hice un lío con...

Integrar tantos elementos porque es que...

Sabes que las ostras se pueden comer escalfadas, asadas...

De muchas formas, calientes, con salsa... a la parrilla.

Sinceramente, solo las he probado abiertas tal cual con limón.

Vamos a probar.

Mira Samantah... no sabe comer una ostra.

Ketty, si te fijas en el cuadro,

el plátano es, seguramente, de lo que menos funciona.

Hay un puré bastante importante

y el sabor a plátano...

me dices que el plátano es lo que más pega.

Es Foodpairing® donde eso tiene que ser la norma.

Elementos como la mantequilla, que es lo que más pega,

es muy simbólica está para asar el cerdo...

Que tampoco tiene mucha presencia igual que el queso

que está muy simbólico por encima, como un añadido

que no aporta mucho.

La guayaba no la he encontrado, la salicornia...

Fuera del plato sobre el hielo, ya me dice "no me la como".

Creo que era un plato más para hacerlo caliente

y no lo hemos hecho, se me queda la ostra desnuda.

Esto era una prueba de integrar elementos

y, suerte porque llevas el delantal dorado,

estás suspendida.

Ya... Ketty, te lo digo ya,

escurriendo el bulto no se gana "MasterChef".

Ajá...

Hay que darlo todo, siempre. Ya.

Ketty, hoy has trabajado demasiado tranquila.

Tenías tu delantal dorado,

no has arriesgado y no te complicas.

Tú como no te jugabas nada, estás liberada

y puedes subir con tus compañeros a la galería.

Gracias, chef. Gracias.

(KETTY) Yo estoy suspendida, pero como cuando iba a la escuela:

suspendía pocas asignaturas, que conste,

y las pocas que suspendía iba a recuperación...

Y con máxima nota,

ya habrá tiempo de recuperar este bajón.

Bueno, Oxana, cuéntanos el nombre del plato.

Mi plato se llama Chicken Choc. Tradúcemelo,

yo que no sé ruso. El pollo asado

con salsa de chocolate.

Por eso Chicken Choc. ¿Y cómo has integrado

el resto de ingredientes? El tocino...

Lo puse a freír a fuego lento para que soltara la grasa

y esta grasa la incorporé al chocolate fundido al baño maría.

Trituré los cacahuetes y los añadí a la salsa,

entonces, hice una torre de berenjena y coliflor...

Y con la piel de pollo y el queso hice un crujiente...

Y qué más... y esta cosa rara de verdura que se llama "cole"...

"Colenabo"... Colinabo.

Como acompañamiento. -Lleva la firma de Oxana.

-Es la firma de Oxana. Esto es un plato salado o postre.

No, no, es un plato salado. ¿Estás contenta?

Sí... es como los niños, los niños pueden salir bien

o pueden salir mal.

Y los quieres por igual,

no vas a dejar a un niño travieso, ¿verdad?

Pues lo quiero. Al menos has seguido un orden

con criterio, esto se tiene que traducir en el paladar.

Con la mano ahí... -Sí, como en la granja.

Curioso, se nota la grasa... del pollo

y es interesante y, es verdad, que me recuerda a ese mole

que hacen los mexicanos con tanto chocolate.

Pero cuando pruebas el pollo con todo... está agradable.

Está rico.

Felicidades. En tu plato el pollo

es el protagonista y los elementos

están en proporciones bastantes coherentes.

Creo que sí has utilizado el Foodpairing®,

aunque el resultado no es extraordinariamente rico

ni la presentación extraordinariamente bonita.

Le has metido la grasita del tocino y no lo esperaba

y ha mejorado ese chocolate.

Gracias, Jordi.

Saliendo de... de tu voz, estoy encantada, de verdad.

Sí... dijo unas cosas agradables, ¿no?

(OXANA) El que inventó el Food... no sé qué,

esa palabra rara... quisiera ver qué comida

pone él en su mesa el domingo.

Yo prefiero mi fabada asturiana, a veces.

Después de toda esta mezcla.

Bueno, Toni, cómo se llama tu plato.

Se llama Sepia Paring.

Por un lado, he hecho un guiso con la sepia,

esta llevaba tomate y la alcachofa

y un toque de canela porque no tenía mucho.

Y le he ido añadiendo un poco de caldo de la calabaza,

por otro lado, he hecho otro guiso para hacer la gelatina del fondo

con la panceta y la manzana, luego la frambuesa

es lo que me resultaba más complicado,

he usado el nitrógeno

poniéndole un poco que le da un buen toque.

(DANI) Qué bonito, Antonio. (MARTA) Precioso...

Las frambuesitas. Bueno, la verdad,

estéticamente tengo que decir

que tiene muy buena pinta y que veo una gran evolución

y te veo con buena actitud,

por ahora estoy contenta, lo probamos.

Ahora lo probáis... a ver.

-Mira, Samantha está comiendo bastante.

No puedo parar de comer, no solo está bueno el guiso,

sino que está muy bien integrada la canela.

Está bien de textura, me gusta la gelatina...

Me gusta la sepia, la alcachofa, cómo lo has colocado...

Creo que has entendido la prueba y es de lo que se trataba.

Gracias. Toni... te has quedado corto.

Pero... por qué me he quedado corto.

Pues porque podrías haber hecho más cantidad.

Te voy a decir que después de ese plato brillante de arroz,

este es tu mejor plato. Muchas gracias.

(MARTA) No, tranquila.

Integrar todos los elementos, no solo por la disposición estética

sino por ese fondo que sabe a lo que es

y ese poco de frambuesa fría que te pega al final...

Que te limpia, es un plato muy bueno.

Es de alguien que tiene un punto virtuoso.

Muy rico, Toni. Muchas gracias.

(MARTA) Que no...

Creo que hemos hablado en alguna ocasión

que si tú, esa ira tuya, la canalizas e intentas superarte,

lo trasladas a "lo voy a hacer tan bien que se van a chinchar".

"No me van a echar de aquí ni con lejía".

Este plato es una reivindicación perfecta de eso y te diré por qué:

has cogido ese modelo

y lo has calcado, o sea, formato redondo, sepia en medio,

los elementos acompañantes están alrededor,

como la manzana, la calabaza...

Y has dibujado con coherencia ese esquema en tu plato.

Está muy rico, está bonito puesto y, encima, por primera vez

has hecho una gestión inmaculada de tu actitud.

Todo dicho. Vale.

(Aplausos desde la galería)

Estoy supercontento de que me digan

que algo que no es arroz, es mi mejor plato.

Estoy superorgulloso del cocinado de hoy y de lo que me han dicho.

¿Cómo estás...? Aparte de guapa.

Te ha salido bien.

Víctor, nombre de tu plato.

Aceitunas, almejas y queso.

Lo que he hecho es aprovechar

la fruta para hacer un tartar con las aceitunas

y las almejas, pues, las he abierto

con un poco de mantequilla y aceite y...

He aprovechado el jugo, lo he montado con mantequilla

como si fuera una salsa blanca

y va terminado con un aire de queso gruyere con un poco de clavo.

(MARTA) Seguro que está buenísimo el de Víctor.

(DANI) Tiene un pintón... -Tiene buena pinta.

Te haré una reflexión sencilla, ¿cómo se llama tu plato?

Aceitunas, almejas y queso.

Vale, vamos a mirar ese esquema, ¿dónde está el verde?

Las fresas están en el tartar, tenía que haber dicho...

Frutas... o sea, Aceitunas, fruta, almejas y queso.

El Foodpairing® es tan técnico

que necesita de una explicación comprensible para el comensal.

Si la parte más buena de esta receta es fresas

y aceitunas... deberías poner más énfasis en eso.

De acuerdo, tienes razón. ¿Hay que añadir el caldo?

Sí, ¿lo aplico? Sí, échalo.

Ya verás como valoran bien a Víctor... seguro.

Ya verás como sí.

Te lo simplifico: estéticamente, aprobado.

Técnicamente, aprobado.

Te he visto con ganas de usar técnicas, serio,

concentrado... como haces siempre.

Pero de sabor no... -Espérate, a lo mejor sí.

¿Cuál es el problema de tu cuadro? Se ramifica mucho.

Necesita que los elementos estén muy bien separados.

Y tú, en vez de expandir eso,

para que con nitidez se puedan encontrar los sabores...

Has concentrado mango, fresa, aceituna, está todo tan pegado

que esa magia del Foodpairing®, no la puedo vislumbrar.

Hay una mala aplicación

del Foodpairing®. ¡Ostras...!

Se va Víctor.

Hay una cosa que no me gusta el tufillo desagradable

que me deja el caldo de la almeja como cuando hierves mucho,

ese olor desagradable de pescado lo tienen las almejas.

No me gusta aparte, cuando me lo tomo todo junto

el queso desaparece y el producto principal, la aceituna,

no la encuentro.

Yo creo que eres el cocinero de la estética,

te falta ser el cocinero del gusto.

La verdad, es un plato que estéticamente

me ha encantado cuando ha llegado. Así como otros platos,

cuando los he probado he dicho "es Foodpairing®",

aquí no sé si me gusta en boca. Al final...

Ya sabes que lo importante es llegar a un sabor agradable

y yo, en tu plato, no lo veo.

Y yo te voy a pedir que hagas un ejercicio...

De sinceridad.

Espérate, espérate a que digan el veredicro.

¿Está rico?

Dime la verdad.

La fresa te limpia el sabor... No te estoy pidiendo matices

ni magia ni poesía. Te estoy preguntando...

¿Está rico?

Normal, normal... Vamos a hacer el ejercicio.

Toni, ven aquí, hombre. No hace falta.

Sí que hace falta, porque me gusta hacerlo.

Ahí... a ver si voy a estar loco.

¿Está rico, Toni?

No mucho. Pues ya está, gracias, Toni.

Pega el castañazo...

Víctor, delante de cocinas, por favor.

Tranquila, espérate un momento, Sofi.

(TONI) Tranquilo, eh, tío.

Lo he intentado decir lo más relajadamente posible,

porque en realidad el plato no estaba nada bueno.

Los alimentos de alrededor del principal

había que unirlos al principal; pero no entre ellos.

Él, la verdad, lo juntó todo demasiado.

Cuando lo probabas, no sabía muy bien...

Los sabores que tenía.

Aspirantes, ha llegado el momento de deliberar

para decidir quién abandona las cocinas.

(LOS JUECES DELIBERAN)

-No está nada hecho, Víctor. -Hombre...

(LOS JUECES DELIBERAN)

Sofi...

-Alcalde, que te queda cocinar con la alcaldesa.

-Venga, va, dame la mano. -Sí.

-Va, chicos, suerte.

-Suerte...

Aspirantes, en este reto teníais la mitad del trabajo hecho

antes de entrar a la cocina.

No habéis tenido que elegir el ingrediente principal

ni tampoco los ingredientes con los que combinarlos.

Así que solo os quedaba la parte más sencilla: cocinar.

Sabemos que esta prueba es muy complicada,

algunas uniones de alimentos os ha costado verlas.

Pero cuando hablamos de sabor, la combinación lo es todo.

Dos ingredientes que, aparentemente,

no tienen nada que ver cuando se juntan se convierten

en un tercero totalmente distinto.

Y, por eso, nos sorprende. Además de combinar los ingredientes

había que encontrar la técnica y elaboración

que sacara lo mejor de cada uno de ellos.

Toni, tú lo has hecho, tu plato está muy rico;

tenía un fondo muy sabroso, la sepia estaba genial

y se nota que has disfrutado con la prueba.

Gracias. Lo más importante:

has clavado la aplicación del Foodpairing®.

Felicidades. Gracias.

Arriba. (TODOS APLAUDEN DESDE LA GALERÍA)

(Aplausos desde la galería)

Víctor... puede pasar cualquier cosa, ¿vale?

Víctor, creemos que el Foodpairing® lo has entendido a la perfección;

pero la prueba no, porque has mezclado tanto

los ingredientes que no se aprecia ninguno.

Oxana, en tu plato, el pollo es el protagonista;

pero hay un exceso de chocolate que sobresale sobre los demás

que acompañan al pollo asado.

Ha costado mucho tomar esta decisión

y la han marcado los pequeños detalles.

Por tanto, el aspirante

que no continúa en las cocinas de "MasterChef" es...

Víctor.

(SOLLOZANDO) No puede ser...

(VÍCTOR) Se acaba aquí mi viaje en "MasterChef"

y empieza la vida y me voy tranquilo

porque he dado todo lo que tenía,

si no lo he hecho mejor es porque no sabía.

No porque no quisiera.

(MARTA) Lo siento, Sofi. (SOFÍA LLORA)

Oxana, puedes subir a la galería. Gracias.

(OXANA) Es como sabor agridulce, ¿sabes?

Sí, claro, me alegro por mí, por supuesto,

pero que sea Víctor...

No me lo esperaba.

(DANI) Tú eres el ganador, tío, que sepas que eres el ganador.

(Sollozos)

Sofía, si quieres puedes bajar.

Es que se merece un abrazo.

(VÍCTOR) He hecho todo lo que he podido.

(SOFÍA) Ya, ya lo sé.

Te llevas lo mejor.

Vas a hacer lo que te gusta.

Por fin... y has descubierto lo que te gusta.

-Tranquila... -Has ganado.

Tú has ganado y ya está.

Y después de esto te saldrá todo, todo.

-Eres el mejor, Víctor. -¡Vamos, Víctor!

-Eres lo mejor que me llevo de aquí, ¿vale?

(TODOS APLAUDEN)

Sube, sube...

(VÍCTOR) Me siento muy agradecido...

(EMOCIONADO) Por todo tu apoyo...

Y por enseñarme que la vida era otra cosa.

Te voy a echar tanto de menos.

-No... y yo también.

Mucho...

Víctor, has estado muy cerca de la final;

pero entiendo que no es eso con lo que quedarte ahora,

sino con las diez semanas que has aprendido y disfrutado aquí.

Me quedo con estas diez semanas... me quedo...

(EMOCIONADO) Con ellos... con Sofía...

Con vosotros...

Agradezco esta oportunidad,

posiblemente...

No he estado a la altura, posiblemente no,

no lo he estado sino no estaría aquí.

Mi vida empezó con este proyecto...

Y que no llegar a la final, no implica que no pueda continuarlo

y voy a hacerlo.

Estaba escuchando a Dani

que dice que eres el ganador de "MasterChef".

Eras mi favorito, porque tienes una actitud maravillosa.

Siempre lo hemos dicho, un plato mal ejecutado

en una eliminación, te saca de "MasterChef".

Eres una persona seria, currante y se te nota.

Y te lo tomas en serio, has dicho que la cocina es tu vida.

Si eso es cierto, en mi casa no te faltará trabajo.

(Aplausos en la galería) (TONI) ¡Olé!

-Es lo mejor que le podías decir.

-Muchas gracias.

Las palabras de Jordi no me las esperaba,

yo le tengo muchísima admiración y a mí su ofrecimiento

me ha recompensado mucho...

Y no lo voy a dejar escapar.

No dejé escapar "MasterChef" y no voy a dejar escapar esto.

Ahora te haré una pregunta obligada:

¿Quién crees que ganará "MasterChef"?

A mí me gustaría que ganara Sofía.

Sin el corazón, con la cabeza.

Posiblemente gane... mi hermano, Dani.

-Te lo agradezco mucho.

(DANI) Víctor se marcha orgulloso, porque lo ha dejado todo,

ha demostrado que vale mucho

y eso me llevo de aquí, gente como Víctor.

Como no quiero que te vayas disgustado,

tengo cuatro regalos para ti.

Mi tarjetita... Nuestro patrocinador

el Supermercado de El Corte Inglés

te regala una tarjeta

de mil euros para tus compras de alimentación.

Qué bien... Además,

nuestro patrocinador de electrodomésticos Bosch

te regala una placa flex inducción

con el accesorio teppanyaki,

exactamente igual que la que has usado en el programa

Además, te llevas una suscripción de seis meses

a la escuela online de "MasterChef".

Y el nuevo juego oficial de "MasterChef"

para que jugues con Sofía, con vuestra familia,

con los compañeros... Así será.

(MARTA Y SOFÍA RÍEN)

(SOFÍA) Yo hice una promesa, si estaba en la final...

Yo te tenía que dar un beso. -Es verdad.

Y esa promesa...

Me la cojo, ¿eh? La tengo muy presente.

-Pues la promesa...

-Queda grabado. -Sigue en pie.

Ha llegado el momento de despedirse de estas cocinas

y de tus compañeros.

Chicos... os llevo en el corazón.

(MARTA) ¿Podemos bajar a darle un abrazo?

(SOFÍA LLORANDO) Por favor... Podéis bajar.

(MARTA) Bien, vamos... vamos a tirarnos.

(VÍCTOR) He intentado ser el mejor compañero que he podido.

Yo creo que mis compañeros se han dado cuenta de esto.

(Sollozos) -Eres lo mejor...

-No es justo, brother, tío... No es justo...

-Me he equivocado y ya está. -Ya, pero...

Sabes que... -Me he equivocado.

-Sabes que el merece estar aquí eres tú.

(Besos y voces)

(SOFÍA) Sentíamos la necesidad de bajar a abrazarte todos.

Tú has conseguido esto.

Una familia, ahí... pum

Ahora sí, Víctor, ha llegado el momento

de dejar tu delantal en tu puesto de cocina.

(Aplausos desde la galería) (TODOS ANIMAN A VÍCTOR)

¡Te queremos mucho, tío! -Te queremos.

(Aplausos desde la galería) -Eres un grande, Víctor.

(Aplausos desde la galería)

-Te quiero un montón...

(Aplausos desde la galería)

Por el camino se queda la esperanza de ganar;

pero también dejo...

grandes amigos.

Una gran experiencia...

Me llevo un montón de recetas, un montón de platos...

Un montón de horas de clase...

Horas de práctica...

Y esto... es imposible, no me voy a olvidar en mi vida.

A estas alturas del programa, cualquier error se paga caro.

Víctor ha podido comprobarlo hoy.

Cada vez quedan menos aspirantes y debemos ser muy exigentes.

Seis de ellos volverán dentro de una semana

a enfrentarse a los fogones.

Y lo que es más importante, a ellos mismos.

Mientras, ya saben, ¡pónganle sabooor a la vida!

Bienvenidos al palacio de Olite,

los capitanes serán...

¡Pepe y Jordi! ¡Vamos a correr, venga!

Está robando cosas, ¿eh? ¡Eh!

Ajos, ajos. Pues los pides, chorizo.

¡Estate pendiente! Sofía, divídelas en dos cazuelas.

¡No, no, que eso quema! -¿Qué cazuela me has dicho?

Sofía... me está haciendo boicot. (DANI RÍE)

¡Oye, huele a quemado aquí! Eso amarga y lo sabes.

(ENFADADO) ¿Qué quieres? ¿Quieres poner lo más importante?

Ponlo, yo quiero que salga todo bien.

-¡Oh! -Qué guapo estás, por Dios.

-Choca... Vais a cocinar esposados.

(SOFÍA) No puede ser.

Con ocho estrellas Michelín, Martín Berasategui.

Garrote y hasta la victoria. -A ver, hoy mando yo no tú.

-¡Oh! (OXANA PROTESTA)

(BERASATEGUI) De de sabor está perfecto.

Pero en boca no me cuenta nada.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef"es...

  • Programa 10

MasterChef 6 - Programa 10

21 jun 2018

Cada aspirante se encargará de hacerle la compra a un compañero. En la cesta solo meterán 12 y obligatoriamente deberán utilizarlos. El chef Jesús Sánchez (dos estrellas Michelin) les aconsejará y participará en esta prueba. El ganador conseguirá el delantal dorado, que le otorga la inmunidad esta semana. En el puerto de Santoña, descubrirán una joya gastronómica: la anchoa del Cantábrico, e incluso conocerán el trabajo artesanal de las conservas. En la prueba de eliminación aprenderán qué es el Foodpairing, que se basa en el principio de que los ingredientes combinan bien entre sí cuando comparten partículas aromáticas. El chef Andoni Luis Aduriz (dos estrellas Michelin) les enseñará ejemplos prácticos que les servirá de mucha ayuda. Contarán con 60 minutos para hacer un plato libre con el ingrediente que les toque y los 7 ingredientes con los que comparten aromas, de acuerdo con el Foodpairing.

ver más sobre "MasterChef 6 - Programa 10" ver menos sobre "MasterChef 6 - Programa 10"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 198 programas de Masterchef 6

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Vero

    Yo lo que es que ya no aguanto ni los berrinches ni los llantos de Kethy onda "mírenme que mal lo paso y como me esfuerzo" intragable!

    27 jun 2018
  2. Elvira Guisbert

    Yo creo que a víctor le faltaba más confianza y vencer sus miedos, que era lo que le impedia sacar ese talento y grandioso que todos vemos oculto tras ese miedo a ciertas cosas, como las aves y biceras, si la cocina es tu pasión eso debería ser nada. Y Sofía, es una pena porque estaba en un buen proceso, aunque no vi el pograma porque en Bolivia aún no o llega, recién salió el 10. De todos modos confianza es la clave. Yo me animo a decir que ketty y Tony lo tienen seguro. Saludos desde Cochabamba, Bolivia.

    26 jun 2018
  3. Crispis

    Esto empieza a parecer Telecinco...

    26 jun 2018
  4. Rus

    Ha sido muy injusto para Víctor, el era infinitamente superior a sus compañeros.

    26 jun 2018
  5. Irma l

    Que mal q se haya ido Víctor, uno de los mejores. Ketty simplemente se ha salvado de muchas. Espero q al menos gane alguien quien de verdad lo merezca.

    25 jun 2018
  6. Silvia

    Yo veo varios programas de Máster chef..USA..Italia..y España..es un programa de entretenimiento..y de cocina..el a pesar de caer simpático..por todo ese ""romance"" curso..con la alcaldesa..ha cometido errores y es lento..muy lento..inclusive se ha quedado..a mitad de pruebas..como la del erizo..y otros platos..y las hamburguesas. ??..Roxana le fue mejoe..con el pollo..y el de un inicio dijo le ""tenía asco a las aceitunas""..por tanto..no probó lo que hizo..y ketty. .ha tenido aciertos..no entiendo cocinada con un delantar dorado..y..la ""alcardesa"" y Marta. .sólo saben ""auto~criticarse"" y llorar..aún sin motivos..no han hecho nada..aún..brillante tampoco..Veo el programa..me entretiene..que al final..es lo que quieren los productores..El de USA..con Gordon Ransy es terrible..¿¿¿¿..muy bueno..seguiré hasta el final..como hago siempre..

    25 jun 2018
  7. Gladys

    Sacaron a uno de los mejores. Pienso que en cada equipo perdedor deberia de haber un ganador, el que mejor trabaje. Y lo mismo en el eqiipo ganador, un perdedor. Víctor ha ido a todas las pruebas de eliminación sin merecerlo. Kathy es la que peor cocina, pero le cae bien al jurado y siempre se salva por su equipo. Nunca ha ido a prueba de eliminación. No es justo. Me pregunto que hubiera hecho ella en esa ultima prueba sola sin equipo.

    24 jun 2018
  8. Josr Luis

    Victor, sofia y Martha, son los mejores,, sacan a Víctor,, bueno esperemos no saquen a sofi si no para que ver el programa... le quitaron lo lindo entre sofi y victor

    24 jun 2018
  9. Ines

    No pude ver el final de la eliminación, hoy veo que Víctor salió, ese muchacho de todos tiene interés de aprender y sale, para mi Oxana, Tony y Ketty no deberían estar allí. Víctor toma la oferta de Jordi, me parece un excelente ser humano y buen maestro. Saludos de USA.

    24 jun 2018
  10. maria

    Ketty acomodada....y El alcalde....el más inteligente, laborioso y creativo lo bombearon. Jurado no nos tomen el pelo....nos damos cuenta de los intereses crados.

    23 jun 2018