www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4039292
Para todos los públicos MasterChef 5  - Programa 8 - ver ahora
Transcripción completa

Bienvenidos a "MasterChef". Cada uno de vosotros

va a tener que quitarle seis ingredientes al compañero.

Este se va a cagar.

Me ha quitado el pescado. -Qué hostia te voy a dar en casa.

Con tres Estrellas Michelin, Joan Roca.

¡Ah! tranquilita, pero en estas cosas,

estas maravillas... Estás ensimismado, ¿eh?

¿Cómo le has llamado a tu plato? Mal rollo de lenguado.

Tenéis que venir con ganas de convencernos

de que está muy bueno. Es terrible el plato.

Yo digo que está muy bueno. En este plato hay evolución, Miri.

Y no me queda otra que decirte: "Muy bien. Felicidades".

Gracias, chef.

Aspirantes, bienvenidos a la maravillosa isla de Menorca.

Cocinaréis para 60 comensales extremadamente exigentes.

Vamos, vamos, vamos. Ya podéis correr.

Lo quiero de diez. Sois cuatro y no me ayudáis.

¡Quiero ver nervio! ¡Aah!

¡Miri! ¿Dónde está Miri? ¡Miri! ¡Estoy yendo, estoy yendo

Hija mía, qué guerra me estás dando.

¡Miri! ¡Ya voy!

¿Tienes a tu equipo organizado? Organizadísimo.

¡Venga, venga! -¡Cerrad el horno, por favor!

Nathan, no te acalores. Esto es una mierda.

¡A repetir el postre corriendo! Samantha...

¡No! ¡Samantha, no! ¡Miri! Esto es un desastre terrible.

La verdad es que no, no se han lucido.

Aspirantes, está muy claro. Vais todos a eliminación.

Bienvenidos a la batalla de la patata.

Unas patatas fritas... Las clásicas patatas fritas.

¿La típica patata frita de Mongolia?

¿Cómo se llamaba? Una... Lleva mucha tierra...

Tú estás desaprendiendo el idioma y mal.

El aspirante que no continúa en las cocinas de "MasterChef"

es... José María.

Buenas noches y bienvenidos a "MasterChef".

Los aspirantes vuelven a estas cocinas

felices de seguir adelante, aunque con la pena

de haber dejado atrás a la mitad de sus compañeros.

Según pasan los días, la presión crece

y no pierden de vista que solo uno de ellos

será el ganador de la quinta edición

de "MasterChef España".

Aspirantes, bienvenidos. Octavo programa

y ya solo quedáis ocho aspirantes. Os estrenasteis

con lo que menos os gusta: la pastelería.

Y desde entonces ha pasado por vuestros fogones

pescados, vísceras, patatas, mariscos...

Habéis comprobado, que cualquier alimento

por modesto que sea, puedes ser un gran plato

si sacáis lo mejor de vosotros.

Hoy tenéis una nueva oportunidad de seguir demostrándolo.

Quiero ser el mejor plato en esta prueba

para demostrar al resto que la pequeña está aquí,

que no me he dormido.

Necesito ser capitana otra vez.

Aspirantes, de nuevo una caja misteriosa

frente a vosotros. Tranquilos, porque esta noche

nadie os va a robar ningún ingrediente.

Pero tenéis que estar preparados para lo que pueda salir de la caja.

Uy, está duro esto. A la de tres, lo levantáis.

Una, dos y tres. -Ay, "omá".

¡Ay, no!

¡Dios! A ver, te ayudo.

Una, dos...

Es arroz, pero madre mía...

¿Pero esto qué es?

¡Viva los novios!

(TODOS RÍEN)

Bueno, Laila, ¿qué te pasa que no has podido levantar la caja?

Te ha tenido que ayudar Eva. Tengo un pequeño problema...

Ah, que estás lesionada. ¿Qué te ha pasado?

Un accidente doméstico. Me caí en la ducha,

y por no abrirme la crisma, me jorobé la muñeca.

Bueno, menos mal. Acabáis de destapar 40 kilos

de cuatro arroces diferentes.

Vaya tela. Bomba, venere, salvaje y largo.

Hay más de 80 000 variedades de arroz en todo el mundo.

¿80 000? Cada una tiene

unas propiedades diferentes, por lo que es importante

saber cuál hay que elegir para cada receta.

Uf... ¿80 000 variedades de arroz?

Pero si no conocía esas cuatro, ¿cómo voy a conocer 80 000?

Uno de los más utilizados en España es el arroz bomba.

Es ideal para preparar paellas.

El arroz de color negro se llama arroz venere.

Es un arroz integral y su capa de salvado

es de color negro intenso,

que se vuelve púrpura con la cocción.

¡Hala! El arroz salvaje,

también conocido como zizania, es la semilla

de la avena de agua, también conocido como arroz indio.

Crece en los suelos pantanosos de América del Norte

y Sur de Canadá de forma silvestre.

Y, por último, el arroz de grano largo.

Vosotros tenéis arroz jazmín.

Es entre tres y cinco veces más largo que ancho,

y requiere menos tiempo y menos agua para su cocción.

Yo tengo mano para los arroces porque en casa se come mucho,

tanto por la parte de mi madre, que es valenciana,

como la parte de mi padre, porque en la cultura árabe

el arroz está muy presente.

En este reto no seremos nosotros quienes asesoren o aconsejen.

Para eso ha venido desde su restaurante Monastrell,

el único con una Estrella Michelin en la ciudad de Alicante,

María José San Román.

Buenas noches, Eva. -Está en el programa "MasterChef",

ella es gran experta del arroz.

Sabe más que Jordi, Pepe y Samantha.

Por eso, ellos la han invitado.

Bueno, María José, buenas noches y muchas gracias

por volver a nuestras cocinas. El protagonista

de la primera prueba de la noche es el arroz,

y hay pocas personas, y no solamente en España,

que se hayan dedicado como tú a explorar el universo del arroz.

Bueno, tengo la suerte de que vivo en una zona

donde el arroz ha sido base de la alimentación

de la gente que allí ha vivido durante muchos años:

el Levante. Alicante, Valencia, Cataluña, Murcia...

Se come arroz. Es el plato principal.

Y tengo la suerte de poder tener siete platos de arroz

en el restaurante, con una Estrella Michelin.

Un lujo, la verdad. María José, los aspirantes

tienen que preparar arroz. Tienen cuatro tipos para elegir:

bomba, venere, salvaje y jazmín.

¿Cuál es la mejor forma de cocinar cada uno de ellos

para sacarles el máximo partido

y para qué elaboraciones son adecuados?

Tenéis que tener en cuenta que estamos en Madrid.

Aquí hay una presión diferente a la del nivel del mar.

Vais a tardar en cocer un arroz bomba

entre 22 y 24 minutos a fuego normal.

El venere vais a tardar 45 minutos; el jazmín, entre 12 y 14;

y el salvaje lo mismo que el venere.

Yo el sofrito y todo eso lo manejo muy bien,

pero el punto del arroz es lo más difícil,

entonces me voy a quedar con eso.

Y otro detalle que os voy a contar es que todos los arroces

los podéis cocinar en la olla a presión,

y vais a poder dedicaros, en el caso de los que queráis

usarlos como guarnición, a hacer el plato

que vais a acompañar. El arroz en paella

también lo podéis hacer en la olla a presión.

En el caso del bomba, a partir del caldo con el sofrito

y todo lo que le queréis poner, tapáis la olla,

10 minutos a fuego fuerte, y, luego,

paramos la cocción debajo del grifo.

Para mí, hacer una paella

en la olla a presión me deja descolocada.

Me imagino que, como todo, será cuestión de técnica

y saldrá clavada, pero...

yo, que con la olla presión me llevo fatal, ni me lo planteo.

Para que el arroz esté rico necesita materia grasa.

Mínimo un 20% de lo que pongáis de arroz.

Si no lo ponéis, el arroz no se va a freír

después de la cocción. Incluso se puede socarrar un poco

en el fondo, y os va a quedar un arroz que os vais a sorprender

y esperemos que nos sorprendáis a nosotros también.

Lo que esperamos es que hayan tomado buena nota

de todos tus consejos y los sepan aplicar.

Ojo, que en esta edición de "MasterChef V"

vamos fuertes en arroces.

Aspirantes, en este reto tenéis que hacer

un plato de arroz, y tenéis que elegir

uno de los cuatro que tenéis delante.

Pero, atención, la cata va a ser ciega.

Es decir, vamos a probar los platos sin saber quién ha elaborado

cada uno de ellos.

Y para vigilar el cocinado mientras nosotros

nos vamos a descansar, vienen dos expertos en arroces.

Adelante, Loles León y Fernando Tejero.

¡Ahí viene la Loles!

¡Qué guay!

Yo me he vuelto loca porque me encantan.

Loles es auténtica, impresionante y muero con esa mujer.

Y Fernando Tejero, Dios mío, tiene un arte también. Son los dos.

Loles, Fernando, bienvenidos de nuevo

a estas cocinas. ¿Las echabais de menos?

Sí. ¿A los jueces también?

También. Yo a vosotros os he querido mucho.

A los jueces más que a las cocinas.

Contadme en qué punto está vuestra relación con los fogones

después de pasar por "MasterChef". Pues mira, esto es una cuchillada.

Ahí va. Esta no, ¿no? Esto son quemaduras.

O sea, sigues dándole... Yo sigo dándole.

¿Y tú, Fernando? Yo, poco.

Lo he dejado momentáneamente. ¿Por qué?

Le quitó la afición Jordi. (TODOS RÍEN)

¿Y os han salido amigos rollo aperitivos

que se presentan en casa el domingo?

Sí, y me piden que les haga comida. Y les digo: ¿Qué te crees?

¿Cuánto me pagas? (TODOS RÍEN)

Bueno, vosotros fuisteis los mejores preparando arroz

en la edición "Celebrity". Para eso estáis aquí.

Los aspirantes tienen que cocinar un plato con arroz,

así que mientras nos vamos a descansar,

debéis quedaros aquí para vigilarlos.

Es como cuando el profesor en el colegio le pide al empollón

que vigile la clase. Sí.

Aquí es igual, pero con cocina. ¡Uuh!

Pero mucho mejor que nos quedemos nosotros que no ellos, ¿eh?

Mucho mejor. -Somos más buenas personas.

Aspirantes, tenéis 60 minutos para hacer un arroz espectacular.

En el supermercado tenéis todo tipo de ingredientes

para ello. Queremos que nos dejéis con la boca abierta.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo para entrar en el supermercado

comienza en tres, dos, uno... ¡Ya!

Vamos, aspirantes, productazo hoy en el supermercado, ¿eh?

Loles, Fernando, nosotros nos vamos a descansar

que estamos muy cansado. Os quedáis a cargo del cortijo.

Que vaya todo bien, Loles. Hasta luego, Fernando.

Tengo muy buenos carabineros. Uy, madre mía.

Cigalas, gambitas, pescadito, almejas...

Va a hacer un arroz con conejo.

Con conejo, sí. -Vale, conejito.

Pobre mío. No os dejéis ningún ingrediente.

Cinco, cuatro, vamos, Silene,

uno... Venga, tiempo.

¡Uy! Hola, ¿qué tal?

Estamos solitos aquí. Pendientes a lo que pasa, ¿eh?

Edurne ha sido la que menos ha tardado

en coger toda la cesta. Lo tiene muy claro.

Y esta lo va a hacer con rape. Laila.

¿Has visto a Odkhuu? ¿Cómo se llama?

Odkhuu. "Joku"

Lo va a hacer también con conejo. El conejo siempre es un plus.

Oh, el conejo de la Loles es divino, cariño.

La carne de conejo es la que menos engorda.

Tiene muchas vitaminas. La carne roja está muy buena

pero ensancha. Ensancha.

Tiene el arroz bomba en el supermercado,

espero que hayan cogido bomba. -Es el que le han dado, sí.

Muy propio del Mediterráneo.

E importantísimo: es el arroz que no se pega.

He hecho muchas veces arroz

pero en Mongolia no encuentro arroz bomba,

ni buen marisco.

Voy a hacer una paella ciega de marisco.

He cogido arroz bomba porque para lo que quiero hacer

es el que más sabor y textura tiene.

Creo que el punto se lo tengo cogido bastante bien.

El arroz salvaje, que es como las palomitas,

tiene un punto como que se abre. -No es un arroz como para cocinar.

Es más de guarnición. -De acompañamiento.

Voy a hacer un arroz thai. He cogido un tipo de arroz basmati,

un poquito de arroz salvaje y quizá los combine un poco,

a ver cómo me va. Tengo ganas de hacer la prueba bien

porque de la antigua capitanía me quedé un poco "chof",

y voy con ganas de conseguir una segunda capitanía.

Otro de los arroces que les han dado

es el venere. En China, solo lo podía probar

el emperador. Y al que robaban el arroz para comérselo,

lo mataban. -¡Ay! ¿No le cortaban las manos?

No, lo mataban. Joder...

Lo voy a probar, ¿eh? Me han dicho que es integral

y es "antiaging". Vamos a tomar el arroz venere

"antiaging" "totalis".

Estoy haciendo una paella mar y montaña.

He elegido el arroz bomba. Y creo que va a quedar

un arroz en mayúsculas.

Como es una cata a ciegas, voy a despistarles

y voy a hacer algo más mediterráneo,

pero con un toque Nathan, a ver si saben de quién es.

Tengo xantana escondida para todas las personas

que esperan que arriesgue un poco. Aquí tienen un poco de Nathan

Considero que Elena y Laila son las más fuertes.

Laila es la valenciana y está empezando a ser

mi máximo rival en este concurso.

Hola, Elena. -Hola.

Me gusta mucho preparar arroz. He apostado

por un arroz tailandés, con un arroz basmati blanco.

Ahora estoy haciendo el sofrito con beicon, cerdo, pollo...

Y ahora vamos a dar los toques asiáticos.

Lleva limón, leche de coco, una piña, ¿por qué no?

Mis compañeros siempre me ven triste por la ausencia de mis hijos

y, entonces, lo estoy pasando un poco mal.

Claro... -Hasta que no me echen no me voy.

Quieren que abandone, pero no será así.

Yo mismo he escuchado a Silene decir: "Llevo dos o tres semanas

esperando que me echen".

Esa actitud con la que juega no me gusta un pelo,

y menos de una persona

que cuando se ha podido salvar a sí misma, se ha salvado.

Es que es blanco y en botella.

A Edurne le sale mucho humo de la paella.

Sí, parece que se le está quemando. Ha ido muy deprisa.

Loles León y Fernando Tejero siguen siendo inseparables.

Por eso han vuelto a pisar nuestras cocinas en pareja.

¿Quieres ver lo bien que se lo han pasado

en el juego de cocina que hemos hecho con ellos?

Pues entra en nuestra aplicación gratuita

de "MasterChef" y descúbrelo.

Hola. -Hola, Odkhuu.

Hola, "Joku". -Hola, guapos.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Muy bien.

¿Qué estás haciendo, cariño? -Voy a hacer arroz.

¿Pero esto qué es? -A mi manera.

A tu manera. Manera "Joku".

"Joku"... -¿Cómo es?

Odkhuu. -Bueno, eso.

Está buenísimo. -Espérate.

No te quemes. -¿Los vas a hacer

con marisco y con conejo? -Sí.

Échale un poco de sal. -Sí, la sal lo último.

Nos han dicho que eres experto es desollar.

Sí, soy de Mongolia, y hay mucho animal.

¿Cuándo os lo enseñan, de pequeño? "Rasca", "rasca".

Antiguamente, todas las familias mataban ovejas en casa.

Madre mía. -¿En el piso?

-Sí, en la cocina. -Nene, eso se hace en el campo.

Y si vives en ciudad, ¿qué? -Qué escandalazo eso, ¿no?

Es lo que hay. Es cultura. -Pues sí, es la cultura.

Pues que tengas mucha suerte. -Muchas gracias. Gracias.

Uy, ¿eso qué es? Ay, ay. ¿Cómo va a ser eso?

Por Dios, el reloj. ¿Cómo va a ser?

Ah, que es el segundero, coño. Madre mía...

Aspirantes, ya ha pasado la mitad de vuestro tiempo.

Tenéis por delante 30 minutos.

Oído, Eva.

Hola, Laila. Qué bien huele lo que haces.

Uy, qué bien huele, Laila. -Es una paella de sepia

con langostinos y carabinero.

¿Y va bien? -Yo creo que sí.

Le falta un poco de mejunje. -Sí, de caldo.

En cuando evapore este... -Como dice mi amigo Jordi,

le falta el rock and roll.

Ah, el rock and roll de su amigo Jordi.

Yo te digo que lo que le falta es un poco de...

Dile a Jordi que para bailar rock and roll

necesitamos media horita más. -Mucha suerte.

A ver qué dicen los jueces. -Muchas gracias.

Que tiene muy buena pinta. -Gracias.

A ver...

Hola, Miri. -Hola, buenas.

¿Qué tal? ¿Cómo estás? -Muy bien.

Muy contenta de conoceros. (AMBOS) Igualmente.

¿Qué es esto? -Estoy haciendo un curry tailandés

con un poco de leche de coco. Lo voy a poner de acompañamiento

con arroz basmati, y le voy a poner un poquito

de arroz salvaje, que los he cocido

los dos por separado, pero los voy a juntar

para darle un toque de color al arroz basmati.

Ay, qué "Miri's cuqui" es todo. Te huele muy hindú esto.

¿Verdad que sí? -Sí, mucho, mucho

Huele bien, ¿eh? Sí, sí.

He intentado innovar con el jengibre y la leche de coco.

No he estado nunca ni en India ni en Tailandia.

Pero me muero por ir.

Para empezar, le falta sal. -¿Le falta? Ahora le añado.

Yo le echaría un poquito de pimienta.

Ahora lo pruebo todo. -Para darle Macarena.

(CANTAN) #Dale a tu cuerpo alegría, Macarena,

#que tu cuerpo es pa' darle alegría y cosa buena.#

Loles me hace mucha gracia.

Me encanta.

Soy "Miri's fan" tuya. -Yo soy "Loles León's fan".

Ay, qué mona. Cuidado que quema. No te quemes, cariño.

Yo he sido muy fan del "Celebrity". Me reía en casa...

Con mi madre. Ni te imaginas.

¿Y a qué te dedicas? -Soy "healthy recipes developer".

Ay, ¿qué habrá dicho ella con toda su boca?

Yo hago recetas saludables. -¿Y las repartes... por dónde?

No, las tengo en Instagram, nena. -Ah, en Instagram.

Pongo recetas por ahí. -Ah, recetas por Instagram...

Y mira el reloj que la estamos entreteniendo.

Muchísima "Miri suerte". (RÍEN)

Me encantas. Es una monada. -Es monísima.

(EDURNE) ¿Cómo se llama el chico? -Fernando Tejero.

Siempre se me olvida el nombre.

Hola. -Loles, ¿qué tal?

Muy bien. -Fernando, mucho gusto.

¿Nos conocemos de Formentera? -Del Beso Beach, puede ser.

Del Beso... Dame un beso, beach.

Dos besos beach a mí también. -Dos besos beach a Fernando.

Loles y Fernando estaban a por él.

Casi se lo comen. Todo el mundo se comería a Jorge.

¿Vosotros sois parejita? -No.

Pero sois monísimos para serlo. -Nos llevamos bien.

¿Pero bien o muy bien? -Ponéis en Formentera un local...

"Miri and Jorge's place", qué mono. -"Miri and Jorge...".

Que se olvide Miri porque Jorge

tiene una visión empresarial ya madura y formada,

y por eso creo que encajamos tanto Jorge y yo.

Estoy trabajando con el carabinero.

Quiero conseguir un arroz crujiente,

en dados crujientes. -¿Dados?

Enséñame esto. -Con este molde.

Ah, vale, sí. -¿Lo tienes en el horno?

Lo tengo en el horno con cuidado de que no se pase.

Muy bien. Oh, qué creativo. -Lo probé en Madrid

con un amigo y no se me ha olvidado el sabor.

Lo he cocido con esta salsita, que la tengo para emplatar.

Reducido con mantequilla... -Tienes la cocina muy limpia.

A ti no te importa el tamaño. eso es lo que tengo.

Grande, aunque no ande.

Y luego ya podemos hablar de otras cosas.

A ver cómo está. Es para los dos. -¿Por qué metes el dedo?

Para no quemarme la lengua.

Prefiero quemarme el dedo.

Está buenísimo, ¿eh? ¿De dónde eres?

De Granada. -¡Ay, Granada!

(CANTA) #Tierra soñada por mí.# ¿Vais mucho o no?

Yo voy a ir mucho. (CANTA) #Mi cantar

#se vuelve gitano cuando es para ti.#.

#Mi cantar...# Ay, lleno de poesía por ti.

Qué guapo eres, nene.

Su belleza en su interior

por eso tan guapo como lo vemos. Es tan buena persona por dentro

que por fuera aún lo es más.

Me gustáis mucho Miri y tú. -Todo se andará.

Miri pareja. -Hay que salir de la etiqueta

de "si no son novios, no se pueden liar".

Quizás nos podemos enrollar sin ser novios.

Cómo huele... -Mare mía, está todo de mierda...

¡Ay! Romero, romero, que salga lo malo

y que entre lo bueno. -Edurne, ¿cómo estás?

Pues encantada. -Oye, lo tenías muy claro, ¿no?

He visto que has salido del supermercado la primera...

Se me ha olvidado un ingrediente. Eso pasa por salir antes de tiempo.

La he hecho distinta a la que hago yo.

Le falta un poco de... ¿Tienes fumet por ahí?

No, pero yo creo que al taparla ahora...

Se ve muy crudito, cariño. -Échale guindas al pavo.

Exactamente. (CANTA) #A la camarera échale...#

A ver, nena, la alcachofa está como los perros de salada.

Nena, a mí no me... esto que te doy con la sartén

en la cabeza. -A mí no me des con eso

que yo a ti también te doy con lo que tenga.

Le falta sal, dice. Aquí falta, aquí le sobra...

Venga, al revuelo. -No le eches más sal...

No, que las alcachofas están más saladas que los perros.

Si las alcachofas están saladas y el arroz soso...

Vale, venga. Encantada de haberos conocido.

Romero, romero, que salga lo malo y que entre lo bueno.

Vale, venga, venga. -Adiós.

Aspirantes, últimos cinco minutos. Venga, hay que ir emplatando ya.

¡Oído, Eva!

Hola, Silene, ¿qué tal? -Hola, muy buenas.

¿Qué tal estás? -Un placer enorme teneros aquí.

¿Qué has hecho, Silene? -Si queréis probar...

Eres de Brasil, ¿no? -Sí, soy de Brasil.

Aquí estoy con mi turbante "brasileiro".

Está muy rico. -Tiene un toque dulce.

Es tropical. -Tiene jengibre. Es tropical, sí.

Como luego preguntan: "¿Qué nombre tiene tú no sé qué?".

Dile esto. -Ella puso el bogavante verbenero.

(RÍEN) Fantástico.

Un... de esto. -Bueno, muchas gracias.

Mucha suerte, fenomenal.

Quería hacer dos moldes.

La casualidad ha hecho que se me caiga uno

y al final los he puesto en una montañita

con forma de carabinero, y el fondo naranja es muy estético.

Hola. ¿Qué estás haciendo? -Hola.

Una paella. -Uy, qué bonito esto.

¿De marisco? -De mar y montaña.

El fumet es de carabinero. -Qué rico.

Cuidado que quema, acaba de salir del fuego.

Le falta un poquito de sal. -Le falta sal...

¿Te da miedo Jordi? -Con el chef Jordi

nos entendemos ahora. Es una relación...

Te pasa como a mí. Yo con Jordi me entendía bien.

Ponle sal. -Jordi te va a dar caña.

Bueno, cariño, mucha suerte. -Mucha suerte.

Gracias. -Y sigue ahí

con tu relación con Jordi que... -Sí. Forza.

Gracias.

Está buenísimo.

Elena, ¿cómo estás? -A última hora

estoy más apretada que los tornillos de un submarino.

Qué bonito el emplatado, tú. -Es que yo tengo un problema

muy grande, que siempre los emplatados

los hago un churro. -Samantha sí te dirá algo,

porque a ella no le gustan los aviones estos.

Samantha te va a dar caña.

No pongas más cosas. -Venga, lo que tú me digas.

Ya está, muchas gracias. -Mucha suerte.

Eva...

Luego voy.

Aspirantes, último minuto.

¡Oído, Loles! -Pero decirme "chefa"

¡Oído, "chefa"! -Ah, vale.

Que soy finalista. La cuarta, pero mira...

Ahí llegué.

Déjame algo, que te estás dando un lote...

Cómo está esto...

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno... ¡Manos arriba!

¡Tiempo!

Vamos a por Jorge que tiene las manos arriba

y ahora mismo no puede hacer nada.

Estoy muy contenta con el plato que he hecho,

por sabor, por el punto del arroz y porque creo

que les va a gustar a los jueces.

Aspirantes, ya os ha dicho el jurado

que la cata sería ciega. Así que antes de que vuelvan

tenéis que coger vuestro plato y llevarlo al restaurante.

Vosotros lo dejáis ahí y ellos que averigüen

e investiguen a través de los sabores

y de las lenguas.

Yo estoy muy orgulloso de mi emplatado.

He combinado varias técnicas y creo que ha salid bastante bien.

Como siempre digo, para la portada

de una revista muy bien, pero luego viene el veredicto.

Bueno, aspirantes se acabó el buen humor en las cocinas.

Ya sabéis lo que toca, ¿verdad?

Sí... Vuelven los jueces.

Madre mía. ¿No se pueden quedar por ahí unos días?

Ya está bien de descansar, Pepe. Qué descansaditos estamos.

Qué siesta, ¿no? Oye, más divertido con ellos

que con vosotros. Que lo sepáis. Sí, sí.

Loles, Fer, ¿cómo habéis visto el cocinado?

Bueno, yo lo he visto muy bien. Han hecho creaciones

muy particulares, pero muy diferentes y apetecibles.

Les faltaba algún puntillo por aquí y por allá.

¿Habéis largado muchas pistitas? No, no, no.

¿Me la estás colando?

Ojalá, pero no. (TODOS RÍEN)

No, a ver... Digo ojalá porque como tú eres

un buen cocinero, colártela a ti sería un privilegio.

¿Qué tal los emplatados? A mí me gustan mucho.

Hay algunos que son de tu preferencia.

¿Tú crees? Sí, te gustarán mucho.

No te digo cuál, para que tú averigües.

Loles, Fernando, ha sido un placer teneros aquí

en estas cocinas nuevamente. Igualmente.

No os vayáis, hombre. Estaos un poco aquí.

Os esperamos en la próxima edición

o en otro programa. Muy bien.

Un placer que nos hayáis acompañado enuna noche tan bonita. Gracias.

-Mucha suerte a todos. Me han encantado,

lo han hecho divino. -Adiós, suerte.

Si algún juez le dejara su sitio no estaría nada mal.

Que nos tratan mucho mejor, hombre.

Aspirantes, comienza la cata. los jueces y María José

van a probar vuestros platos, y nosotros vamos a ver qué pasa.

Vamos.

No he visto los platos de mis compañeros,

pero sí los aromas que había en plató.

Creo que más de un arroz va a sorprender.

¿Empezamos por este? Fenomenal.

Es un color moradito, rosita...

Pues no sé si está para ponerse como el color, morado.

Vamos a ver.

Bueno, por la combinación de verduritas y esas cosas...

Es Miri total.

Es muy Miri la "presentacioncita".

Aquí tenemos una mezcla de arroces. Sí, el salvaje y el de jazmín.

Cocina sana, ¿no? Asiático, muy bueno.

Está rico porque están las verduras muy bien aliñadas.

Las verduras están ricas; el arroz, muy bien logrado.

Y han utilizado la especie de arroz buena que hace falta

para este plato. No ha usado un arroz bomba,

que no sería lo lógico. Me suena este plato.

O es de Miri o de Silene. Triunfada.

Miri×s triunfó.

Que ya lo he dicho yo, estoy encarrilada hacia arriba.

Voy a seguir yo con este

que es el color negro.

Con forma de sepia, ¿no o qué?

Jolín, no parece que esté muy cocido el arroz.

Está crudo.

El arroz está crudo pero está muy rico de sabor.

Muy rico, con 60 minutos es una pena.

Le faltó un poco de caldo.

De sabor es impecable, pero está como una piedra.

A mí este tipo de emplatados no me gustan, ¿a ti?

No es necesaria esta...

EL limón este de los años 70 a lo mejor es una...

¿Decimos algo de los limones en los arroces, María José?

Mira, hay gente que toma limón con todo.

Con el gin tonic, mucho, sí.

(RÍEN)

Yo lo he visto divino porque el limón que sobrara, sí,

pero mi carabinero lo vi muy bonito.

Podría ser Nathan.

Lo veo muy rústico para él.

Podría ser Odkhuu, que no tenga el día.

Alguien que se entretuvo mucho en hacer una estrella, ¿no?

Si lo hubiese dejado reposar

el tiempo que tardó en hacer el limón, lo habría clavado.

Le faltó caldo y tiempo, ambas cosas.

Y si hubierais escuchado

lo del tiempo, eso no hubiera pasado.

Igual que os dije lo de la olla exprés

y no me habéis hecho ninguno caso

y os hubiera salido perfecto, no habéis escuchado.

¿Os parece que probemos otro? Vamos.

Vamos. Al lío.

De color amarillo tenemos ahora. Color amarillo.

Este arroz estoy convencido que es de Silene.

Palto exótico, divertido, con una piña muy bien puesta,

una carme muy bien asadita, el falta una mínima cocción.

Lo que dice ella, la presión atmosférica

aquí es más... necesitaría unos minutitos más,

pero el plato está muy bueno.

Bueno, ¿pensáis que es de Silene? Yo, sí, diría que es de Silene.

O de Silene o de Miri, nada más.

Esta, estoy viendo que hay dos personas, este y este

que han elegido el jazmín. Jazmín.

Y la verdad, aquí me parece un uso perfecto,

mezclando los ingredientes, no como guarnición,

sino mezclado, sofreírlo,

usar un poco de carne y esa grasa que le da

un gran sabor al arroz y el cilantro fresco,

espectacular, me ha gustado.

A mí me gusta mucho, pero le falta cocción,

le falta un poco, sí. Un pelín.

Vamos, el siguiente.

Madre mía. Rosa.

Oh.

Madre mía. Qué me gusta el limón

en el arroz, le va muy bien. O sea, vamos por partes,

Como si fuese una obra de arte, ¿no?, empezamos

por el caminito que sube y baja.

Pretencioso, que no viene a cuento,

sin sentido. Si no estuviésemos aquí,

diría: "Lo hizo un junior".

No entiendo por qué.

Lo ves en un libro de vanguardia, un colorín así

y porque está hecha la fotografía muy bien hecha, los brillos

y los contrastes y eso, guau, qué bonito.

Ahora, lo hago yo y es junior, pues...

A ver, vamos a ver. No está cocido.

Me da un miedo probarlo.

Hala, venga, ya podéis probarlo. ¿Lo has probado?

Sí, claro. ¿Cómo está?

No lo probéis, no lo probéis.

Está sin cocer y no tiene lo que tiene que tener.

El sabor es asqueroso, no te da confianza en el sabor.

la verdad, durísimo.

Yo, ya sé de quién es.

¿Verdad, Nathan?

Vaya tela.

Yo digo: "No, tierra, trágame,

ábrete, puerta de "MasterChef", yo aquí no estoy.

Nene, vaya porquería de arroz has hecho.

El arroz está crudo, no sabe, absolutamente, a nada.

Ese limón, esa almeja.

Un plato con este carabinero debería saber con locura,

vamos, lo sirves en un restaurante y te pegan.

¿Y? Te pegan.

Es terrible, terrible. Terrible.

Malo, malo a rabiar.

Ya echaba de menos que me dieran así.

Vaya tela, río por no llorar

porque no me lo creo, no me lo creo.

¿Qué has hecho con la cabeza del carabinero?

He hecho el caldo, luego lo espesé con un poco

de xantana para hacer perlitas al arroz.

Huy, huy..

Qué necesidad de meter una xantana. Mejor no lo hubiera contado.

No, pero no al caldo, ¿eh?

¿A qué? Al dibujo y a las perlitas.

Mira.

Asco.

Qué cabrito.

(Risas)

¿Xantana para un arroz?

bueno, bueno, eso ya es apaga y vámonos.

Él quiere siempre destacar

con algo, pero, "miarma", destaca cuando tienes que destacar

no con algo donde no hay por dónde cogerlo.

Había que hacer un arroz bueno, rico, punto.

Todo lo demás atrezzo

que no te sirve para nada, Nathan, por Dios.

¿Vale?

Yo que me quiero ganar a Pepe y, ahora es quien me da los zacas,

pero bueno, si llego al 10” o 11” programa

ya nos abrazaremos como con Jordi.

Cogemos verde, por eso el arroz es verde, claro.

Eso desde aquí es el típico arroz valenciano, muy...

Sí, parece una paella valenciana. Paella valenciana.

¿Qué, duro?

Balines. Caray.

(RÍEN)

Menos mal que me puse la dentadura nueva.

(RÍEN)

Yo estoy encantado.

Esto me pasa en la anterior edición...

Y te rellena el agujero.

(RÍEN)

Yo sabía que mi arroz estaba un poco al dente.

Al dente que se me ha caído.

Este puede ser de Elena. De Elena o de Edurne.

Si lo saben ya, son más listos que el hambre.

Llevamos cuatro arroces y solo nos podemos comer

los dos entre comillas, más fáciles

y que no son nuestros, los basmatis.

Tiempo había. Cuestión de tiempo no fue.

Es un problema de no probar, pruebas, ves y echas más caldo.

Lo dijimos al principio, muy claro, lo del tiempo.

Bueno, pero como aquí estáis

para aprender, esta lección seguro que os quedará clara.

Sí. Siguiente.

Bueno, también lleva mucho, demasiado tomate, ¿no?

A ver cómo está de cocción.

A ver.

Está un poco... Durísimo, otra vez.

Caray.

Pica, ¿eh?, uh.

Sí, sí que pica al final.

A ver si es de Odkhuu o de Silene porque

como les gusta el picante y estas cositas.

Parece que tenía como buena base para hacer un buen arroz.

Pintaba bien, pero... Yo diría lo mismo

que con el arroz negro, si está bien cocido,

otro gallo cantaría, aparte,

hay un picante que se pasa tres pueblos.

Tal vez, le falta algo de grasa, ¿no lo ves apelmazado?

Sí. Le falta un pelín de grasa.

Nada, todos para Alicante a comer arroz.

¿Sí? Complicado, ¿eh?

Me he quedado de pasta de boniato, pero bueno.

La acepto porque aceptas el criterio de los jueces,

pero, por primera vez, no estoy de acuerdo con ellos.

Siguiente. Vamos.

Al lío.

Joder.

Una ración abundante. Esto es de un hombre generoso.

Sí, sí.

Joder.

Está rico, ¿eh?

Tiene buena pinta, tráelo para acá. Ingredientes lleva.

No, no, fíjate que no me gustan

mucho los arroces con demasiadas cosas,

pero aquí lo agradeces

por estar todo bien integrado, está muy rico.

Eh. Eh, eh.

Vamos, pongo la mano en el fuego

a que es de Laila porque está muy rico.

Yo soy de Mongolia y ella es de Valencia,

entonces, pues estoy feliz, estoy contento

Lo he hecho como una valenciana.

Fíjate.

Laila los borda los arroces.

Aparte tiene su torraet que le da sabor por ahí muy rico.

Hum, qué bueno. Está rico.

¿Te digo una cosa?

A mí, el emplatado no me suena de Laila para nada.

Estoy convencida que es de Jorge.

Si está muy rico, es de Laila.

El último, vamos. A ver.

Es una especie de piscina. Me parece un cuscús.

¿Qué ha pasado aquí? Es el plato azul.

¿Eso qué es? Me temo que grasa.

Una gelatina...

Bueno, en mi pueblo eso se llama moco.

Uh, es grasa pura. ¿No lleva grasa?

Este arroz está crudo, directamente,

lo ha puesto del paquete, directamente, aquí.

No esperaba, para nada,

ese... ese criterio tan lejos del mío.

Está como si lo cocieran aparte y lo hubieran metido en una grasa.

Está muy grasiento.

Tú ha dicho la importancia de grasa y la persona que ha hecho esto

solo lo ha cocinado con grasa.

Y se olvidó del caldo. Claro.

Qué malo, ¿eh? Este plato es...

Muy malo. La persona que lo ha hecho

que sepa que ha superado a Nathan en malo, ¿eh?

Yo ya estoy acostumbrado a tener estas palizas,

pero es que Jorge se ha quedado, el pobre, seco, seco.

Los dos platos de arroz jazmín están resueltos,

pero el que de verdad es complicado de hacer...

Es este.

Está muy rico. Tiene muchísimo sabor

y el sabor es perfecto. Está muy rico de sabor, de gusto.

Y en posición... También lo veo así.

¿No? Sí.

Uno, dos y tres. Sí.

Bueno, resolvemos esto.

Para nosotros, el mejor es este, ¿quién es el culpable?

¿O "culpabla"? Ay, que no lo ha hecho nadie.

Venga, Odkhuu, levanta la mano.

¿Odkhuu? ¿Lo hiciste tú, Odkhuu? Mal.

(APLAUDEN)

Yo estoy feliz, yo estoy contento, pero

cuando dijo que estaba bueno, dije: "Uf, capitán".

¿Cuánto tiempo lo has cocido?

Creo que unos 20 minutos, yo, la verdad, no me fijo tiempo,

no me fijo en aparatos, siempre uso mi ojo y siempre...

Conecto con mi fuego, mi sartén y mi sexto sentido, con mi cuerpo.

Conecta con la inducción. Lo controlo yo.

Es lo que hacen los cocineros. Sí.

Enhorabuena. Gracias, Eva.

(SUSPIRA)

Capitán, capitán.

Ser el capitán de "MasterChef" es un marrón.

Yo, pues mucha responsabilidad.

Bueno, a ver de quién es este segundo mejor, el color amarillo.

Silene, pero, bueno. Qué sorpresa.

Cuéntanos, danos un poco la receta, ¿cómo lo has hecho?

Bueno, he hecho el arroz como lo hago en mi país

con un sofrito de aceite

y luego preparé en el otro wok

muslo de pollo picado con costillas,

ajo picado, guindillas, jengibre

y también, la hierba limón machacada.

Muy bien aliñada. Esta receta la incorporaré

a mi cáterin con comidas sanas

y será exitoso, será el arroz Silene, ¿vale?

Muchas gracias, chef.

Estoy radiante, superfeliz, contenta,

sorprendida, ha sido una maravilla todo, ¿no?

Bueno, ¿y este morado?

Yo. Ay, "Miri×s plate".

Cómo te conocemos ya, la formita de emplatar.

¿Cómo llamas a este plato? "Miri×s Thailandia".

Qué guay. "Miri×s Thailandia".

Lo cocinaste muy bien, perfecto, me gustó muchísimo.

Están muy ricas las verduras aliñadas

con el curry. Te daré un consejo

que el tema de las verduritas, que está genial,

tienes que empezar no a cambiar el chip

sino a empezar a tallar mejor la verdura, me gustaría ver

una evolución en "Miri×s recipes, vegetable on the plate"

Vale.

Me quedo

de subidón total.

En fin, son los mejores arroces, los demás, no os preocupéis

por no pediros la receta, entendedlo.

(RÍEN)

Yo tengo mucho interés por saber de quién es esa bazofia cruda...

¿El rojo? Sí, ¿de quién es eso?

Es mío. ¿Es tuyo?

Ah, Jorge.

¿Jorge? Estoy muy desconcertado.

Quería conseguir imitar un arroz que probé

en un sushi, era crujiente,

no tenía nada que ver la salsa con el arroz.

La salsa es un aceite.

¿No pensaste en cocerlo? o lo cocí del todo,

quise darle ese crujiente al horno que ha sido así

y no lo sé. No lo cociste del todo ni de nada.

Jorge te tiraste de cabeza al arrozal y a un palmo

de la superficie había un pedrolo y te lo comiste de boca.

Me hizo darme cuenta que queda mucho camino,

pero bueno, supongo que entenderán

que asumí riesgos y que no me ha salido bien.

Hazme caso, pon más tips en tu vida.

Vale.

Si Jorge se hubiera fijado más un poco en mi

"Miri×s rice", quizá ese caldito no le habría salido así.

Él se ha ido un poco por las "Nathan ramas".

¿Este de quién es? Mío.

Edurne. Que se te cayeron los dientes

y a mí uno al probarlo.

Huy...

(RÍEN) Edurne, que tenemos una edad

muy complicada para comer balines, mujer.

Pero, está my bueno de sabor la idea era fantástica.

Un momento, aquí aclararé una cosa, Edurne,

Loles te echó una mano y te lo ha dicho,

¿por qué no le hiciste caso?

Porque no tenía caldo y no le iba a echar agua

que se quedaría más aguachingado.

Pues lo hubieses agradecido, al menos nosotros, todos.

Siguiente. Vamos con el color naranja.

Mea culpa. ¿Laila?

¿Laila, es tuyo este arroz?

¿De dónde sale el picante?

Pues eso me preguntaba y me devanaba los sesos.

¿Por qué, echaste pimentón?

No eché nada, y ahora caigo que cogí el picante.

Que falles en la cocción

siendo valenciana de origen no me lo esperaba.

Yo tampoco.

¿Y este color rosita?

Tú y yo sabemos de quién es. Es de Nathan.

Antes lo dijimos ya, ¿no?

Terrible. Sí, sí, ya...

ha quedado claro. Malo de las cosas

más malas que hemos probado aquí.

Y vamos con el último y negro.

Será de Elena que es la última que queda, pues te faltan

unos minutos porque estaba... Está buenísimo.

Muy bien arrancado ese arroz y qué mal terminado.

Es una pena.

El punto de cocción teniendo caldo

como tenía, lo dejo un poco más y ya está, o sea,

que peor hubiera sido

que me dijeran que el sabor era incomible.

Bueno, no sé si os habéis dado cuenta

que los dos mejores arroces lo han hecho dos personas

que no tienen la cultura mediterránea nuestra.

Los que sí que la deberíais tener, algunos deberíais presumir de ello,

fallasteis, estrepitosamente.

Curioso. Hay que hacérselo mirar.

Odkhuu, Silene, felicidades a los dos

porque seréis los capitanes de la prueba por equipos.

Yuju.

¿Tienes ganas o no?

Muchas.

Creo que no mucha gente quiere ir con Silene

porque ella da muchas órdenes muy altas,

chilla un poco y te desconcierta total.

¿Seguro o eso va con un poco de ironía?

Bueno, hay que apechugar.

No quieres, no quieres ni loca, seguro.

Hay que apechugar.

Yo trabajé con ella, la tuve dos veces en mi equipo

y pega unos berridos que no sabes a santo de qué vienen.

Es lo que me da algo de miedo.

Soy una persona muy estable, pero si me buscas, me encuentras.

Odkhuu, tú como mejor plato de esta prueba,

eres capitán y tendrás una ventaja,

una ventaja que podrás aprovechar si la juegas bien.

Vale. Así que, échale cabeza.

Vale.

No sé qué será, pero ya sabemos que las ventajas

de "MasterChef" son muy duras.

Bueno, María José, muchas gracias por estar con nosotros,

un placer tenerte aquí en "MasterChef".

Vuelve cuando quieras y alecciónanos

de esas pruebas que haces siempre con el arroz

y tráenos ideas nuevas.

(APLAUDEN)

Ha sido una maravilla el poder conocer a María José.

Todo lo que nos dijo tenía toda la razón del mundo.

A una experta como esa

cómo no la vas a creer, si eso es así.

Aspirantes, bienvenidos a "Bibo Madrid".

Estamos en unos de los restaurantes

más solicitados del momento. Pertenece al gran chef Dani García.

Si conseguir mesa para cenar es difícil, imaginaos lo complicado

que es trabajar en sus cocinas.

Competiréis divididos en dos equipos.

Odkhuu, Silene, fuisteis los mejores en la prueba anterior

y por tanto seréis los capitanes.

Elegiréis, alternativamente,

qué aspirante queréis en vuestro equipo.

Pero lo vais a hacer en negativo.

Debéis ir nombrando con qué aspirante no queréis trabajar

y en consecuencia, pasarán a formar parte

del equipo contrario.

Odkhuu, dime qué aspirante no quieres en tu equipo y por qué.

Primero, Miri.

¿Perdona, tu amiga del alma y de pronto es la persona

con quien no quiere cocinar?

Me he quedado un poco como... no entiendo nada.

Es una chica muy dinámica, aprende cosas rápido,

tiene mucho talento.

Eso son todos cualidades positivas y como son tan positivas,

no la quieres para ti, la quieres para Silene.

Prefiero equilibrar los dos equipos.

No sé qué estrategia ha seguido Odkhuu.

No sé por qué no me ha escogido,

me ha desconcertado, totalmente, a mí y a todos.

Yo no quiero trabajar con Nathan porque es muy trabajador,

pero muy conflictivo y prefiero tener

un cocinado en paz.

Conflictivo dice.

Digo las cosas a la cara

y no voy comiendo la oreja a los otros,

creo que es el problema que tiene y muchos problemas de inseguridad.

Yo ya fui su capitana y bueno, hasta cierto momento,

pues bueno, luego se desmadra y sigue a su bola

y nos dice cosas horribles a todos y no quiero tener

a ese tipo de persona. -Eso es mentira.

-Digo lo que siento y viví en mis carnes.

Yo, sinceramente, creo que es bipolar porque un día está

de una manera, otro día de otra,

de pronto se pega un ramalazo de odio y venganza porque pierde...

Odkhuu. No quiero cocinar con Jorge.

Prefiero Miri y Jorge que estén juntos

cocinando en un equipo porque están practicando juntos

y haciendo muy bien las cosas, últimamente.

Jorge, has puesto un poco la cara rara.

No sé si por trabajar con Silene o por trabajar con Miri.

(RÍEN)

Soy menos compatible, claramente, con Silene.

Estoy intentando tener una buena complicidad con ella,

pero no sé qué pasa ahí.

Yo creo que, sinceramente, él era muy amigo de José María

y claro, le dolió que la última prueba...

-No va por ahí. -José María se fuera.

Quizás es alguna actitud que he visto de ella

para fuera, no contra mí.

No me gusta cómo actúa, en general, pero hoy a ver

si funcionamos bien porque nos viene bien a los dos.

Elijo no trabajar con Laila, como tiene la mano un poco pocha,

se la paso aquí a Odkhuu. Bueno, un buen motivo.

Odkhuu. Hoy no voy a cocinar con Elena.

Es una chica muy fuerte y creo que puede ayudar

a mi equipo contrario mucho.

Y tú te quedas, según tú, con los peores.

No peores, son equipos...

para jugar un partido como Bara y Madrid.

Creo que Odkhuu es listo como el hambre

y se sacó de encima

a quién no quería en su equipo porque le podría pisar.

Aspirantes, hoy cocinaréis un menú diseñado por Dani García.

Tiene dos estrellas Michelin y un talento único.

Preparaos para recibir al gran Dani García.

(APLAUDEN)

¿Cómo estáis?

Cuando vi a Dani García entrar, me dieron ganas de abrazarle

con la cara de buen tío que tiene.

Dani, muchas gracias por este regalo.

Paraste tus cocinas para que nuestros aspirantes

sigan luchando por seguir adelante en "MasterChef".

Paramos entre comillas, porque espero

que las utilicen y las utilicen bien.

Van a representar los mismos platos que hacemos a diario.

Dani, estamos deseando descubrir qué platos esconden

estas campanas, así que, vamos al lío.

Aspirantes, cocinaréis un menú compuesto por seis platos.

Un primer plato,

mi primer yogur de foie.

Es un poco de yogur de foie,

una reducción de Oporto y una emulsión de parmesano.

Un segundo plato,

ensalada de remolacha con cítricos.

Son chips, ¿no? -Chips.

Bueno, hay remolacha cruda, cocida, naranja con hierbas.

Madre mía. -Qué bueno, sí.

Canelón de kimuchi de mariscos.

La clave, sobre todo, está en equilibrar

la mayonesa con el kipchi, la base de kinchi,

el real porque no lleva col.

Tartar de atún toro de Barbate ahumado.

Qué bien huele.

Evidentemente, está, ligeramente, ahumado y es una parte del atún

que a nosotros nos fascina. Una yemita curada,

un poco de aceite de sésamo, de aceite de oliva, soja y yuzu.

Merluza del norte rebozada con ratatouille.

¿Tatuille?

Una merluza romana y el ratatuille está representado

de otra manera, algo más graciosa y chisposa

Sol Marbella.

Guau. -Qué bonito.

-Qué preciosidad.

Un poco de brownie,

chocolate negro, también blanco, almendra.

Tiene muy buena pinta.

El menú me parece muy atractivo,

realmente, me parece que puede ser divertido hacerlo

y más en una cocina como la de Dani García,

es una gran oportunidad, sí.

Aspirantes, es el momento de decidir qué platos

cocinará cada equipo. Odkhuu, por haber sido el mejor

de la prueba anterior, tienes la ventaja de elegir.

¿Qué platos no quieres cocinar y por qué?

Azul, porque el equipo contrario

es pastelería, son muy bueno ellos.

O sea, les haces un favor al otro equipo, ¿no?

Para yo enterarme.

Sí, igual que eligió el equipo, igual.

Facilísimo.

Odkhuu es más listo que el hambre, ese sabe latín y se abre

los tomates de los calcetines.

Aquí, ya se ve, cada uno a lo suyo.

Odkhuu, tu equipo será el equipo rojo y cocinaréis

el yogur de foie,

canelón de kimuchi y mariscos

y la merluza del norte.

Silene, tu equipo cocinará

la ensalada de remolacha con cítricos,

el tartar de atún toro

y el sol Marbella.

El postres es despampanante, el sol de Marbella,

me parece, vamos, maravilloso y bueno, a mí siempre me encanta

poder lanzarme con los postres.

Cocinaréis para 40 comensales.

Todos ellos son blogueros e "instagramers".

¿Sabéis lo que significa? Que mañana podéis ser

"trending topic", de vosotros depende serlo

en negativo o en positivo.

Y os lo aconsejo que los toméis en serio porque remontar

las críticas es mucho más difícil de lo que imagináis.

Cuando oí que cocinaría para "instagramers"

me vino una sonrisa a la cara.

El hashtag de esta noche

tiene que ser #MasterChefinstanoche.

No olvidéis respetar el producto y medir bien las cantidades.

Os recuerdo que nuestro supermercado proveedor

de alimentos, donará el excedente que no uséis a comedores sociales.

Ambos equipos dispondréis de 120 minutos para elaborar

vuestros platos; y para añadir más emoción

a este reto, no solo os jugáis ir o no a la prueba de eliminación.

El equipo ganador tendrá como premio, una Masterclass

de la mano de este grande que es Dani García.

(APLAUDEN)

Me encantaría ir a su Masterclass, vamos, por Dios y por la virgen.

Todavía no he ido a ninguna

que llevo la soga negra desde que entré, casi.

Aspirantes, tenéis todos los ingredientes

para estar motivados así que a cocinas

en tres, dos, uno, ya.

Aspirantes, para que los dos equipos

contéis con el mismo tiempo de cocinado,

empezaréis, escalonadamente.

Equipo rojo, vuestro tiempo

de cocinado comienza en tres, dos, uno, ya.

Ven, Edurne, Edurne, vale. Laila será mi mano derecha

como segunda capitana. -Muy bien.

Entonces, lo primero, Laila se encargará del yogur.

Nathan, por favor, prepárate las verduras

para el segundo plato -Perfecto.

Y Edurne, coges la merluza y la vas limpiando, ¿vale?

Luego, cuando tenga tiempo, te ayudo, ¿vale? Te ayudaré.

Vale, chicos, no tanto grito

y cada uno con su trabajo, concentrado y rápido.

Pero ni gritas ni chillas ni palabras ni tonterías.

-Todo como en misa. -Muy bien, muy bien.

Hoy podemos ganar, venga, vale, corre, Edurne.

Especialmente, voy a cuidar de Edurne

y Nathan, son dos personas muy nerviosas.

Yo confío en Laila que es una chica responsable,

así que, pondré más atención en Edurne y Nathan.

Más rápido, ¿vale, Edurne?

Sí, rapidísimo.

¿Qué te ayudo, Laila? -Hay que rallar el parmesano.

-¿Lo quieres muy pequeño? -No, haremos una infusión

con la nata y la leche así que con ese, perfecto.

-¿Tal cuál así? -Sí, todo rallado.

Vaya tijeras, vaya tijeras, no cortan ni el agua.

Edurne, no quejas. -Es que no cortan, hijo.

-Ya, ya, pero no quejas. -¿Sabes lo que te digo?

Que le den por saco a esto, que con esto no se puede cortar.

No hay fuerza ni mano de obra.

Vale, ya tenemos la grasa de esto fuera.

Escúchame una cosa, la remolacha entiendo

que se corte y le saquemos la piel,

me parece genial,

Pero creo que hay que meterle el romero en el horno.

-No, hija, pero no asado.

-El romero es para la salsa yogur, Miri.

-Una remolacha para una ensalada

de toda la vida de Dios, es cocida.

-Es que al horno no va, no sé de dónde lo habéis sacado.

-Una remolacha hervida, cortada, pierde el color.

-¿Qué dices?

Bueno, compañeros, ha llegado el momento de elegir equipos.

hoy lo vamos a hacer,

sencillamente, con una moneda inocente.

Si me dejas, yo soy Cruz y tú tienes mucha cara.

Eso es, Jordi, cruz y yo, cara. Jordi, cruz y Pepe, cara.

Jordi, cruz y yo, cara. Clarísimo.

Chararán...

Hey.

Cara. Voy a coger el equipo rojo,

me gusta mucho la merluza, hay una vasca limpiando...

Oye... Está Nathan.

Nathan, para ti. Sí.

Jordi, equipo azul, Pepe, el equipo rojo

y Jordi, yo contigo, con el equipo azul

con los postres. Si está Samantha conmigo,

podemos con todo. Dos contra uno,

me encantan los retos fuertes, dos contra uno, encantado.

Adiós. Adiós, adiós.

Escúchame, voy a meter toda la leche.

-Sí, toda y hay que moverla de vez en cuando, Odkhuu.

Mientras Odkhuu hace la espuma con leche, nata, sal y parmesano,

Laila tiene que triturar el foie

para, después mezclarlo con yogur y azúcar.

No tengo fuerza yo para limpiar esto.

Madre mía, creo que si me echo al mar, nado.

Edurne. -¿Qué dices, nene?

-Tranquila. -Si estoy tranquila,

más tranquila que el abuelo estoy. -Estamos trabajando.

-¿Quieres que me quede muda? -Vale, Edurne, ya.

-Ale, callada como un muerto.

Cuando me ha echado los chillidos este ya he dicho:

"Edurne, calladita estás mejor", y ya no respondí,

como en misa, a lo mío y se acabó.

Equipo azul, a cocinar en tres, dos, uno, ya.

Vale, Elena, te quedas con el postre

y yo te ayudaré con él porque el postre es muy complejo.

Jorge, tú con al ventresca de atún porque sé que tienes

afinidad con el pescado. Miri, tú harás la remolacha.

Y harás la cocción como mejor va a salir para esa ensalada.

Tengo que ponerme aquí, ¿aquí quién va?

-Nada. -No, yo necesito dos

para la remolacha. -Tengo que hacer esto, reina,

ahora ponemos la remolacha, yo solo esto.

-Necesito una inducción para las amarillas

y otra para las rojas, Silene.

-Para la remolacha cocida solo la morada.

-No, hay las dos.

-No, hija, no, la otra es cruda.

-La vi en el plato. -La otra es cruda,

solo cocinas la morada, hazme caso.

-Hay dos, Silene, Silene, en el plato...

-Miri, no me puedo creer que discutamos por la remolacha.

-Es que hay dos en el plato. -Que no, hombre.

Que no.

Esto es solomillo del mar, madre mía.

Ponla aquí dentro y no manches los platos.

Vale, necesito que hagas una cosa, Silene.

En el plato hay dos tipos de remolachas cocidas.

-Miri, no, no, no Miriam, por favor, tronca.

Ya basta. -Vale, pues no.

-O sea, qué pasa aquí. -Es que lo hay.

Silene es lo más tozudo que existe en la Tierra, me da mucha rabia

porque hay cosas que sé al 100%, que lo he visto,

¿cómo me puedes decir en mi cara que no?

Silene, ¿te puedo hacer una pregunta?

-Sí. -¿Puedo hacer algunas

remolachas blancas cocidas para mantener?

-No, no. -¿Hasta el último momento?

-No, no, no.

No, no, no.

Ale, voy a lavar esto.

-Mira, déjate de esto, lo cargo yo ahora.

Remuevo leche. -Hay que limpiar todo eso.

-Sí, voy. Remueve esto, así.

-Venga, trae. -Pregunta a Laila si la necesitas.

-Venga.

¿Cómo va Edurne por aquí?

Pues, me ha puesto a remover, ahora iba a limpiar

porque mira cómo está de escamas.

Cómo lo dejasteis, pasadle un pañito,

un poco papel. Sí, pero no puedo estar aquí

y allí le di papel y me dijo que no.

A ver, Odkhuu, ¿quién desescamaba, ella?

Sí. ¿Y por qué no termina

y lo deja todo limpio? Porque le di la leche

para que se cuide un poco...

De la merluza la pasas a la leche dejamos eso a medias...

Sí, ahora cuando coja la leche. Recogemos, ¿vale?

Silene, ¿quién se encarga de esto? Miri.

Miri. Dime.

¿Esto qué es? Remolacha hervida.

¿Cocinamos solo rojas aquí o cómo va esto?

Iba a cocinar las amarillas allá,

pero la capitana no quiere cocinar las amarillas.

¿Por qué? Porque dice que no van en el plato.

Capitana. ¿Sí?

¿La remolacha amarilla va en la receta?

Va, pero en lonchas finas

con la mandolina igual que la morada.

En el plato había remolacha amarilla y remolacha rosa.

-Cruda, en lonchas. Basta, basta, basta.

¿Os quedáis aquí? Vale.

Cuando vuelva, lo quiero solucionado

y quiero un equipo, ¿de acuerdo? Sí, sí.

-A ver, capitana, escúchame, hay una inducción libre

y ahí se pueden cocer las remolachas amarillas

algunas, no todas porque... -¿Vas a quedarte más feliz así?

Pues, venga, cocina amarillas. -Vale.

-Pero con que no vayan después las amarillas,

tienes que asumir luego que eres una cabezona.

-Lo asumo al 100%.

Al final vino Jordi y Silene creo que vio que se equivocaba.

Pensé: "Esta está loca, haré lo que me dé la gana".

Elena, voy contigo. -Sí.

Tendrías que hacer cinco ahí, ¿vale, Sile?

Chicos, tranquilidad, ¿eh?

Vamos a disfrutar un poco hoy, tío.

Yo ya tengo cinco. -Vale, pues ya está.

Ya está.

Aprovechemos las cabezas

del langostino. -Vale, pero las tengo

que quitar antes de escaldarlo.

-La mitad con cabeza y la mitad sin cabeza, hacedlo así.

Esto ya está, las vieiras, ¿eh? Ya están limpias, ya.

Laila, ¿dejo esto aquí? -¿Eso qué es, cariño?

-Esto las vieiras para hacerlas con limón.

-Déjamelas. -No hay que poner limón,

hay que hacer salmuera. -Salmuera y limón.

-Lo hago. -El limón rallado.

Acordaos de las recetas. -Ayudo a hacer esto.

-No, no, espera. -¿Qué hago yo? ¿Mirar?

-No, pero vale, ayúdame. -¿Estás haciendo solo así?

Quita la cabeza. Pero, no, pon la cabeza aquí.

Ya estamos todos con las cabezas.

Va a tardar siete años en hacer la merluza.

-Ya no hace falta más. -Échalos ya, venga.

Aspirantes, manos arriba, todo el mundo quieto.

Tengo una sorpresa para vosotros.

Quiero que me digáis qué aspirante de vuestro equipo consideráis

que tiene buen paladar y mejor olfato.

Un nombre de cada equipo. Ya, capitanes.

Jorge. Jorge, para acá.

Odkhuu, un nombre. Que tiene buen paladar y...

Y el olfato. Un nombre.

Edurne. -¡Uf...!

Muy bien. Odkhuu, puede seguir trabajando.

Dad las gracias a los capitanes,

acabáis de ganar una masterclass exprés de maridaje.

Vuestro maestro hoy será Rafael Moreno,

sumiller de El Corte Inglés. ¡Ah, muy bien!

Hoy vosotros dos, y solo vosotros dos,

tenéis que decidir con qué vino

vais a maridar los platos de vuestro equipo.

Bueno, vale. ¿Lo tenéis claro?

(AMBOS) Sí. Volando a la masterclass.

Rápido para allá. Venga. "Go!".

Capitanes, ya podéis reorganizar las tareas

si queréis que el menú salga adelante.

En 30 minutos los yogures y en 45 las ensaladas de remolacha.

¿Oído? (TODOS) Sí, chef.

¡Pues, venga, al lío!

(Motor de máquina cortadora)

-¿Este langostino cómo va? -Hay que sacarlo ya.

No los metas todos de golpe. Mete un grupo, luego sácalo.

-¿En qué te ayudo, Ele? -Hago el bizcocho de sifón, ¿vale?

Me falta la esencia de almendra amarga.

Ve echando un poco y lo voy probando, ¿vale?

Esto amarga muchísimo, ve echando gotitas, poco a poco.

Y yo voy removiendo y vamos probando.

Echa, echa más. Echa más. Echa, echa.

-Esto es muy fuerte. -Ya, ya.

¡Vámonos, equipazo, que sois un equipazo!

Venga, Miri, tú puedes.

Mientras Miri prepara una salsa de yogur de hierbas

para la ensalada de remolacha, Elena ya tiene lista

la base de bizcocho que, después, cocinará al microondas.

Perfecto. ¿Hay que hacer algo más de sifón?

No, ¿no? -No, solo el bizcocho.

Si me necesitas, me llamas. -Genial.

-Hola. -Hola, ¿qué tal?

Bienvenidos. Mi nombre es Rafael Moreno,

sumiller de El Corte Inglés, os haré una masterclass

sobre maridaje. El primero es un vino blanco,

espumoso, de la denominación de origen cava.

Estáis ante un vino muy versátiles del mercado.

Los espumosos maridan bien con casi todos los platos

de nuestra gastronomía. -Le noto como amargor.

-Muy rico. -El segundo vino que he elegido

es un tinto joven de 2015 pasado un poco por barrica.

Por supuesto, va bien con carne. ¿Y por qué no hacer

un maridaje de contraste y utilizarlo con un pescado?

-¿Qué tipo de pescado? -Pescados, sobre todo, muy grasos.

Los pescados azules, un atún ahumado.

¿Cómo vamos, chicos? Odkhuu, ¿qué estás haciendo?

-Estoy sacando lomos. -Vale, ¿qué nos falta del segundo?

Me falta hacer lo de la mayonesa, lo del kimchi y todo esto.

Falta acabar de cocer las vieiras. -Venga, vale.

Laila ha sido un poco más capitana, porque Odkhuu trabaja en silencio.

Yo creo que Laila ha mandado más que Odkhuu.

Vale. Ya, cariño, te voy a necesitar,

porque de las cargas del sifón te vas a encargar tú.

-¿Qué hago? -Llenar el sifón con el preparado.

-Vale. -Las metemos en frío

y luego lo que quieras. -Perfecto.

¿Cómo vas, Miri?

Vale, necesito ayuda pelando gajos, yo creo.

¿Pelando gajos? Venga, métete candela.

Aquí estamos con el postre y tenemos que hacer el brownie,

que se tiene que enfriar. -Date prisa, Miri.

-Ya lo sé, ya me doy prisa. -Date caña.

Estamos con el postre, date cuenta de la ensalada.

-Vale. -Venga, un poquito más de marcha.

-Vale. -Hoy Silene me sorprendió

porque no ha chillado nada.

Prefiero que no chille, si está medio ida de la olla

y encima chilla, aquello ya es un caos.

-Laila, lo cargo, ¿eh? -Sí.

(Se oye una fuga de aire)

¿Eso que se oye qué es? -¿Eh?

-¿Qué es eso que se oye? Me estoy poniendo muy nerviosa.

-¿Por qué? -Haces eso delante de mí

y no me gusta mucho. -Pero su ya estoy, ya.

La espuma está preparada, me pongo a limpiar langostinos.

-Venga. -Y, por último, terminamos

con un vino dulce de la variedad Pedro Ximénez.

-¡Huy, qué pinta tiene! -Espectacularmente dulce y densa.

Para un maridaje idóneo nos iríamos a un postre.

Pensemos en el contraste, ¿por qué no poner un vino dulce

en un aperitivo, como los foies? A veces ponemos con los foies

gelatinas de Pedro Ximénez, eso ensambla bien con este vino.

¿Qué pasa? ¿Cómo vamos? Hola.

¿Cómo estás? Muy bien.

¿Cómo ha ido la masterclass? Increíble.

Os traigo dos sobres. Sí.

Tenéis los tipos de vinos con lo que maridaréis los platos.

Pues vamos a cocinas, que van a salir los platos.

¡Adelante, venga! Venga. Gracias. Un placer.

¿Cómo vamos, chicos? -Bien, capi... bien, subcapitana.

(RÍE) Nada de subcapitana. "Bien, compañera".

-Ya estamos, ya estamos. -¡Madre mía!

-¡Por Dios santo! -¡Qué merluza he cogido, buah!

¡Madre mía, qué merluza! ¡Oye, qué vinos nos han dado!

He cogido una merluza, pero... ¡Cuatro o cinco vinos probamos!

Edurne, me alegro mucho por ti, pero ayuda a Nathan,

porque es nuestro segundo plato. -No sé si podré hacer mucho.

¡Con la merluza que tengo! -¿Estás borracha o qué?

Concéntrate y ya. ¡Pim, pam! -¡Vaya vinos!

-Silene. -Dime, ¿qué necesitas, Miri?

-La mandolina. -Está ahí a tu lado, cariño.

¡Termina las naranjas ya! -Las estoy haciendo.

Te digo que hagas tú lo de la mandolina, por favor.

-Vas a estar toda la prueba con las naranjas, es de locos.

Madre mía, qué marrón. Qué marrón más grande.

Silene. ¿Sí, chef?

Como capitana te veo dos fallos:

uno, no marcas unas pautas y no te impones.

Y, otra cosa, un buen cocinero tiene que aprender

a gestionar a las personas, con las que se lleva bien y mal.

Te voy a proponer un reto. ¡Nathan!

¿Sí, chef? Aquí ahora mismo.

¡Elena, para acá! A partir de ahora,

Nathan, equipo azul. Elena, equipo rojo.

Vámonos. Venga, chicos, no pasa nada, va.

Elena. -Estoy aquí, ¿qué hago?

¿Qué tengo que hacer? -Sifón, sifón.

-Venga, déjamelo. -Bienvenido, Nathan.

Mira, bienvenido, ¿vale? Ahora quiero ver

cómo lideras a tu equipo. Me sacan a Elena del postre,

que es una tía curranta,

y viene Nathan, y digo: "Bueno, ¿qué voy a hacer?".

Milagros a Lourdes.

-Confío en ti, Nathan. -¿Ahora?

-Yo siempre he confiado en ti, que sé que trabajas bien.

-Vale, sí. Yo lo daré todo, pero ahora no es el momento.

He dicho: "¡Madre mía!".

Pero, bueno, como un buen concursante

tiene que adaptarse a cualquier situación,

Yo he ido a por todas y a ver lo que me esperaba.

Equipo azul, en 20 minutos sale vuestra ensalada, ¿oído?

(TODOS) ¡Sí, chef! Ensalada de remolacha y cítricos.

Equipo rojo, en cinco minutos sale el plato

de mi primer yogur de foie, ¿oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Pues, venga, deberíamos ir emplatando ya, ¿eh?

Sí, chef. Los comensales van a entrar

por la puerta, ¿entendido? ¡Sí, chef!

Comensales, bienvenidos a "MasterChef".

Para nosotros es un placer estar rodeados de apasionados

de las redes como sois vosotros. Espero que hoy los aspirantes

lo hagan muy, muy bien en cocinas y esta comida se convierta

en un homenaje a todos los bloggers e instagramers.

(Aplausos y ovación)

-Lo vas poniendo aquí boca arriba. -Vale.

-Y yo las voy pegando, porque es un trabajo de chinos.

-Laila, ¿necesitas algo? -Id pelando pegatinas.

¿Qué haces, Edurne? -Los langostinos los estoy picando.

-Muy bien. -Muy bien, Edurne.

A ver, equipo rojo, en menos de cinco minutos

tiene que salir el primer plato. Oído.

¿Quién pone la espuma con sifón? Yo.

¿Tú también? Yo voy a estar cerca,

con eso estaré estresada. ¿No has superado tus miedos?

Es que lleva tres cargas. Pero quiero ver que hay en ti

una ganadora de "MasterChef", alguien que ha superado

los retos y miedos. Lo quiero ver. Oído, chef.

-Vamos. Quiero ver a Laila haciéndolo.

Te relleno yo un poco. Elena, quiero que lo haga Laila.

Muévele a tope. Perfecto. Muévelo, Laila.

¿Cuál es el problema? Muévelo, sin miedo.

¡Eso es, eso es! Que tú puedes. Venga, vamos rellenando.

Quise matar a Pepe cuando dijo que cogiera el sifón.

Se me ha hecho de noche.

Y sabía que llevaba tres cargas ese sifón.

Dale, dale, dale. Tú sí que vales.

Venga. Venga, muy bien.

¡Fenomenal! ¡Tú puedes! Tengo un ataque de ansiedad.

¿Cuál es el problema? No puedo hablar,

me cuesta respirar. Lo estás haciendo genial.

Lo estás haciendo tranquila, ya está, sin ningún problema.

Tengo una ansiedad que me muero. ¿Ansiedad?

¿Quieres que lo haga yo? No, no.

¿Puedes con ello? Por mis huevos toreros,

ya me metí en el embolado. ¡Esto quiero oír!

Lo tengo y digo: "Que reviente, pero hay que sacarlo".

Pero me tienen que obligar mucho y me doy cuenta que eso está ahí

y que está siendo más difícil de lo que yo me imaginaba, la verdad.

Equipo rojo, los camareros esperan.

¿Podemos sacar los platos? Podemos sacar algunos.

Edurne, estos son los vinos para maridar los platos.

¿Cuál para el yogur de foie? El dulce.

¿El dulce? Venga. ¿Podemos sacar los platos ya?

¿Los tenemos todos? Sí, chef.

Por favor, podemos sacar los platos. Muchas gracias.

Muchas gracias. Pensando en el siguiente.

Odkhuu, mandando a tu equipo. Compenetrados, a cocinar.

Comensales, hoy vais a degustar un menú diseñado por el chef

con dos Estrellas Michelín Dani García

y que consta de seis platos. En primer lugar,

os vamos a servir un plato que ha elaborado el equipo rojo:

mi primer yogur de foie. Espero que os guste.

Eso suena bien, Nathan, eso suena bien, hermano.

Avanza, porque, si no, no llegamos, cariño, lo siento.

Eso va para el segundo plato.

Amigo Nathan, ¿te puedo decir una cosita?

Sí, chef. Primero, que esto repose.

Sí. Lo segundo, hacer aquí unos cortes

para que, cuando cocinamos el bizcocho, pueda respirar

y suba bien. Vale.

Y lo normal, como cualquier bizcocho, es: lo pongo...

Vale. Y lo cocino.

Porque si tengo esto aquí echado, los del final...

¿Ces esas burbujas gordas? Sí.

Están perdiendo el aire, se va a ir a la porra.

¿Sabes qué ha pasado aquí? Sí.

Que nos ha quedado una plasta... Que llevaba mucho rato.

¡Silene! ¿Sí, chef?

¿Esto es un bizcocho o una bola? Este no está bien,

pero los demás sí. Tenemos esos.

¿Por qué sí esos y estos no? No lo hace bien

y no lo hace bien en tus morros. Sí lo hace bien.

Lo hace bien, tenía la crema hecha. Silene, no soy astronauta,

soy cocinero. No lo hace bien. Lo digo por ti, no por mí.

Estaba muy perdida y no nos podía orientar.

¡Hola, chicas! ¡Buenas! ¡Hola, Eva!

¿Me puedo sentar con vosotras? Claro.

A ver, me hace ilusión, ¿sabes?

Porque os sigo en redes sociales, pero teneros cerca...

Está presentado de manera bonita. Súper.

Cuando lo he visto pensé en un yogur, un desayuno.

Es mi primer yogur, pero de foie.

A mí me gusta el foie y te deja el paladar

como con ganas de un poco más. ¿Le daríais un like"?

Like. -Un like a la presentación. "Yes".

Equipo azul, equipo rojo, tenemos aquí al gran Dani García

que va a entrar en las cocinas para supervisar vuestro trabajo.

Perfecto. A ver qué hace el equipo rojo,

que me tiene muy preocupado. ¿Tenemos ya el relleno, señores,

para hacer los canelones? Estamos en ello.

-¿Relleno de qué? Del canelón, el marisco.

Estamos ahora en ello. ¿Algún consejo para dar?

Que no echen tanta mayonesa. Tenemos la percepción

de que está tan buena que añadimos más.

¿Vas a controlar eso? Sí, chef.

-Sí, sí, sí. Venga, confío en ti, capitán.

Hala, suerte. Vamos a ver al equipo azul.

Esto es lo último que me queda ya, ¿vale?

Vamos a ver, ¿sabes que en menos de cinco minutos sale la ensalada

y no tenemos ninguna montada? Está Miri montándola.

¿Ella sola montándolas? Silene, 40 ensaladas como

las ha puesto Dani no salen en cinco minutos ni en broma.

Yo ya te lo digo. Tú sabrás si tienes que ponerte tú o todos.

Usted manda, es la capitana.

Somos un equipo y yo necesito ayuda,

que es el primer plato que sale.

Si Silene no tiene ningún plato que hacer,

que se ponga a ayudarme, al emplatado

y a las cosas que le decía. Pero ha pasado de mi cara.

-¡Vamos, Miri, vamos! -¿Cómo "vamos"?

No puedo meterle más caña. Una cosita que os diga.

Va con la salsa. Un segundito, un segundito.

Esta ensalada de remolacha, antes de emplatar,

se tiene que aliñar con una vinagreta, ¿no?

(AMBAS) Sí. Si lo sabes, ¿por qué se hace mal?

Me lo vais a repetir. Vamos a emplatar otra vez.

Miri, corre. ¡Cinco minutos!

Lo saco como esté. ¿Por qué no ponemos por encima?

-Capitana, ¿queréis ayuda? -Venga, vámonos.

Nathan, alcanza un bol grande. -Este.

Jorge, ¿te pongo estos huevos? -Cuidado. Si los rompes, me matas.

No eches el otro, que se te ha roto ya uno.

¡Me cago en la mar, Nathan, tío! -No pasa nada.

-Hijo mío, no me hagas esto ahora. -Se ha roto un huevo solo.

No os pongáis así. Ya tienes el bol grande.

-Ya no hace falta, lo he echado aquí.

El tema de la salsa, el chef nos pidió emplatar otra vez.

Haz lo que quieras, eres la capitana.

Pero yo no... Capitana, en el bol que te dio él,

se mezcla la roja, la amarilla, aliñarlo y emplatar rápido,

¡por el amor Dios! Pon aquí, Miri.

-¿Pero por qué? -Él lo quiere en el bol grande.

Aliñadlo bien, venga, venga. ¡Rápido, rápido!

No, no escuchas a nadie. Es que no escuchas a nadie.

En un minuto lo saco como esté. Dame esto, ya está mezclado.

Ya está mezclado, pasamos a la siguiente.

Me encargo yo de esto y hacemos una cadena.

Eh, hacemos una cadena, ¿vale? Pues yo me encargo de esto.

Vale. ¿Entonces cuántos van por plato?

Tres, venga. Que no toquen mucho lo otro o quedará feo.

Más rápido. -Más rápido no, o se cae.

Vamos más rápido. Al siguiente. No quiero perder.

Capitana, lo saco como esté. No, chef, por favor.

-Corre, Silene, va. -No terminamos de emplatar.

¡No es justo! -Jorge, ayúdanos.

-Sí, voy ya. -Jorge, pon brotes.

-¡Por favor, acabad de poner las cosas!

Capitana, voy a coger un plato cada tres segundos, ¿os parece?

-No, chef, por favor. -Pon las amarillas.

Sacaré un plato cada tres segundos. Un plato cada tres segundos.

Todos a por el plato. ¡A por él! Uno, dos, tres.

El segundo está ahí. ¡Eh! ¿Nos podemos poner todos aquí?

Uno, dos, tres. El tercero.

Camareros, por favor, adelante. ¡No, camareros!

No toquéis mi plato. Jorge, quiero aquí la tarjeta

con el vino correspondiente. Sí. Con el blanco espumoso.

Espero que esté muy rico el vino. ¡Camareros!

Mo hay brotes, Miri, ahí. No hay porque no preparamos

los suficientes, la mise en place no fue buena.

Eso es de lógica. Durante el proceso de cocinado, Silene,

tienes que marcar pautas. "¿Cómo está esto? ¿Cómo lo otro?".

Y no esperar que te lo hagan por el azar.

Ahora degustaréis el segundo plato.

Es una ensalada de remolacha con cítricos.

Y, en este caso, tanto el maridaje

como la elaboración corren a cargo del equipo azul.

-¡Cortar más! -No, para el segundo, cariño.

Para la merluza, los aritos. -¡Ah, sí!

Dice Laila que así de gruesa. Mira, ahí están.

-Perfecta para la ratatouille. -Vale.

Lo partes por la mitad. Lo pasas por la plancha.

-¿Hay que pasarlo por la plancha? -Abres por la mitad

y haces un rollito. -Vale.

¿Has calculado cuántos rollitos te salen de cada uno?

-Tres o cuatro. -Intentemos que sean cuatro.

Si luego sobra, mejor.

Mayonesa, cariño, ya tenemos, ¿no?

Estoy haciendo el alioli, ya lo estoy terminando.

Cuando termine con esta salsa, voy. -Vale.

-¡Elena, chaquetera! -¡Chaquetera! Me he ido.

Qué mal lo ha dejado todo de escamas.

-¿Qué hay que hacer, Jorge? -Necesito...

-Dime. -Que cojas la misma cantidad

de sal que de azúcar, un vasito de cada.

Lo mezclas en un bol y baña estos huevos.

Era más cantidad, más cantidad. -Vale, vale, vale.

Nathan, por favor, así, ¿vale? Lo haces así y bajan.

¿Tu capitán te ha explicado cómo debes hacer el postre?

Me han dejado a la aventura y he ido viendo sobre la marcha.

Gracias al chef Jordi he sacado lo que tengo aquí.

Silene, me dice Nathan que ha sido el chef Jordi

el que le ha dirigido. Él me ha ayudado.

Bueno, vamos a ver, chef, estamos intentando trabajar

lo mejor que se puede. Si a él le parece mal,

le parece mal. A ver, Silene, ¿tú sabes cómo son

las elaboraciones de Nathan? Sí.

¿Le has dirigido? Sí.

-No. Yo no te he oído.

Cuando ha llegado, le pedí que horneara los bizcochos.

Ahora que montara la nata. -Pero mal.

Si me dices que los corte, no tardo tanto en sacar.

Mira qué rápido con el truco de Jordi.

No os peleéis, trabajad en equipo, ayudaos los unos a los otros

y corred. Con este equipo no puedo.

¿Cómo que no? Esto no es verdad.

La presencia de Nathan me amarga el cocinado

y preferiría hoy no tenerle, porque ya tenemos bastante

con la presión y la exigencia del cocinado y de los jueces.

Buenas tardes, Alfonso y Paco, casi me da miedo preguntaros.

Que no te dé miedo. Esto era ensalada de remolacha y cítricos.

Es más remolacha que cítricos. O sea, realmente,

siendo las dos cosas debería tener más representación de ambas.

Eva, rico está.

Pero el tema de haber un aliño que fuera con cítrico,

o a lo mejor lo han hecho pero no se nota,

hubiera cambiado el plato. En este caso, eligieron un cava.

¿Creéis que es lo correcto para este plato?

Encaja muy bien porque es fresquito. A mí me ha gustado.

-¿Cuántos canelones tienes ya? -Pues estoy cortando, ¿vale?

Ahora empiezo a cortar. -Pues ya.

¿Cómo vamos por aquí, equipo rojo? Vamos a sacar los platos ya.

¿Qué nos queda? Espera, chef.

¿Te queda aún por rellenar? Solo uno.

No puedo esperar, estamos en tiempo.

Sí, chef. Esto debería ir en una manga.

En una manga mejor, así no lo coges con los dedos.

Vale, chef. Odkhuu, venga.

Tenemos a los camareros aquí ya preparados.

Dos minutos, chef. Edurne, ¿qué vino vamos a maridar

en este canelón? El vino tinto.

El vino tinto, muy bien. Este va con este plato.

Los camareros están esperando. No hago esperar más.

Camareros, por favor, podemos ir sacando platos. Gracias.

Fenomenal. Venga, no paramos de sacar platos. Venga.

Todos los que estén. Odkhuu, que me duermo, por favor.

Venga, vamos con ello.

Equipo rojo, se acabó el tiempo.

Pongamos todos encima, todos encima.

Venga, Odkhuu. ¿Ya está. Odkhuu?

Sí. Ya está. Ya está.

Ya está, ya está, ya está. Se ha pasado el tiempo.

Vale, pero se pasó el tiempo. Pensando en la merluza,

Odkhuu y compañía, ¿vale? Sí.

Venga, todo el mundo para merluza. Hala.

A continuación, os serviremos el siguiente plato.

Lo ha elaborado el equipo rojo

y es un canelón de kimuchi y mariscos.

Estaba buenísimo el canelón. ¿Qué te ha parecido?

A mí me ha encantado, yo he venido muchas veces aquí

y lo han clavado. -¿Ah, sí?

(AMBAS) Está buenísimo.

-Jorge, ¿cómo vas? -Bien, Miri.

Si necesitas ayuda, dime. No quiero estar parada un minuto.

-Más fino, más fino. -Ahora lo... ahora lo...

Más, más rápido.

-Horno. ¿Dónde está el horno? -Aquí. ¿Cuándo metes el brownie?

-A 180. -Te quedas pendiente del brownie.

¿Tenemos un tartar un poquito basto o me lo parece a mí?

¡Capitana! ¿Sí, chef?

Venga para acá, por favor.

¿Sabe cómo se llama este plato? Este plato... ¿Cómo se llama?

Eh, ventresca... Tartar.

¿Le parece que esto es un tartar? Está un pelín grande, ¿no?

¿Pero eso lo estamos viendo ahora? Sí, chef, lo estamos viendo ahora.

Vamos a cortar. -¿Por qué debe estar más picado?

-Vamos a cortar. -El tartar es más picado.

Aparte de eso, otra cosa, no hacemos bien el emplatado.

No digo nada más. La vinagreta debe ir por un sitio,

el aceite por el otro. Lo quiero todo en su sitio.

Sí, sí, sí. Hazlo bien.

Se puede hacer... -Lo sé, pero como quieren

que lo hagamos... ¡Silene!

En 10 minutos saco los platos, ya podéis correr.

-Vamos a hacerlo bien. -A estos que me quedan sin atún

échales el baño de aceite, ¿vale? -¿Tú vas a ejecutar el atún?

No, vamos a seguir así, nadie le pondrá pegas al atún,

que es de calidad suprema. No, encima de los que no... vale.

-¿Tú quieres bañar todo el plato? -Sí.

-Chicos, hay que ir haciendo los rollitos para el ratatouille.

Yo no doy abasto con la plancha.

Aquí está el aceite y el alioli.

Ya están las salsas preparadas. -Cariño, eres crack.

¿Qué te ha parecido ese canelón? No ha quedado ni gota, ¿eh?

(RÍE) Me gustó la textura que tenía

y los sabores eran sorprendentes.

Está bastante logrado y, además, la salsa de kimuchi estaba rica.

El maridaje también ha corrido a cargo del equipo rojo. ¿Qué tal?

Está bien, lo dejamos ahí. Esto no te ha hecho tanta gracia.

Me quedo con lo del plato y me voy feliz.

Esto ya está removido, ¿Puedo ayudar en algo más

o sigo con el postre? -Sigues con el postre.

No nos dará tiempo a sacarlo. -Máxima prisa en esto.

-Sí, me despista aquí Miri. -No pasa nada.

Voy yo. -Déjame que te lo bañe.

¡Capitana! ¿Sí?

Venga para acá, por favor. Oh, Señor, no hay manera, ¿eh?

Esto aquí... no hay manera. Dime, chef.

Te he propuesto un reto para ver si estás preparada

para ser capitana, si sabes mejorar tus relaciones con personas

que mejor o peor, tal, tal. ¿Ha servido para algo?

Sí, claro. ¿Seguro? Nathan.

¿Qué, chef? ¿Crees que Silene ha hecho

una buena gestión de ti en este tiempo?

Eh... Quiero la verdad.

Sinceramente, vamos perdiendo el tiempo todo el rato.

"Ahora tú haz esto, tú haz lo otro".

No perdamos más tiempo. Elena. ¿Qué?

A su sitio inicial, por favor. Nathan, a su cocina.

Si no sirve, no perdamos el tiempo.

-Odkhuu, me pongo con las verduras. -Sí, vigila las berenjenas.

Vuelva y vuelta. No hace falta torrarlas tanto.

Chocolate, que estamos derritiendo. Espera un momento.

Espera, que ha llegado Elena. Vigila el brownie.

-Ya lo he vigilado. -¿No está horneado?

No está horneado, le falta un poco, lo he mirado.

Cuando volví al equipo azul encontré

lo que imaginaba: el desastre con el postre.

Lo habían dejado casi como yo lo dejé cuando me fui.

Equipo azul, nos quedan cinco minutos para sacar el tartar.

Está Jorge solo. Chicos, venga, por favor.

Cuando tenga esto, tú vas a ayudar a Jorge.

-Yo te ayudo a montarlo. -Jorge y Miri lo necesitan.

A Jorge le pone nervioso Miri. -Miri pone nervioso a cualquiera,

porque no atiende a nadie. Equipo azul, todos los platos

salen fuera de tiempo y no los tenéis claros.

Se nota que no sabemos qué hacemos.

Jorge, ¿con qué vino maridamos este plato?

Con el tinto. Capitana, hago tu trabajo.

Y lo hago mal porque lo hago tarde. La gracia de este plato...

-Salsa de soja... -¡Escucha al chef, Silene!

El plato es sencillo, ¿vale? Tiene una gracia muy bonita,

que es una campana y un humo. ¿La ponemos o me lo llevo?

La ponemos, chef. No tienes tiempo.

Vais fuera de tiempo. Te doy 10 segundos.

Miri, termina las yemas, las yemas.

A ver, chicos. Diez, nueve...

Ponte con eso. Ponte con eso. Ocho.

Ponte con eso, venga. Siete.

¡Va, va, va, va! Seis.

Acabad los primeros. Cinco.

Luego seguimos con lo otro. Cuatro.

¿Dónde está el fuego ahora? Me los llevo.

El mechero. Jorge, tira, tira, tira.

Los saco y me quedo más ancho que largo, ¿eh?

¡Venga, va, va, va!

Venga, ¿se ocupan ustedes? Camareros, por favor.

Siguiente. Vamos ahumando rápido.

Sale, sale, sale, como estén.

Adelante, no se detengan. Venga.

Os vamos a servir ahora un tartar de atún toro de Barbate ahumado.

Lo hemos dejado en manos del equipo azul.

Espero que os guste.

¡Qué rico!

¡Venga, Edurne! Venga, vamos a freír la merluza.

¿Ya has puesto el aceite? El aceite tarda mucho, ¿eh?

Equipo rojo, ¿cómo va la merluza? Muy bien, chef.

En 10 minutos sale la merluza. (TODOS) Sí, chef.

¿Y la ratatouille? La estoy empezando a montar ya.

¿Tú sabes lo que es colocar 40 ratatouilles perfectas?

En 10 minutos tiene que salir y no tenemos ninguna merluza frita,

¿y decís que vais bien? Lo vamos a estropear al final.

Venga, metiendo ahí las merluzas ya.

Vamos, Edurne, venga.

Vamos, venga. Odkhuu, que son 40 y tenemos cuatro solo.

Sí, sí, sí. "Sí, sí, sí".

No, no, no, no, no. Venga, sí, muy bien.

Tú me los vas poniendo y yo voy rellenando,

porque solo hay una. -Ya está, ya está.

Equipo azul, en 25 minutos sale el postre.

Vuestra última oportunidad para hacer algo medio organizado

y medio en condiciones. ¿Oído, capitana?

¡Oído, chef! ¡Quiero un poquito de sangre!

¡Vamos a correr! El postre tenemos que sacarlo bien.

Vámonos. -Ten cuidado, no metas la mano.

Jorge, ¿tú estás? -Estoy, estoy.

Ve a llevar esto al abatidor. Pon ese abajo.

-Este no está lleno. -Espera, que lo llenemos todo.

-Voy haciendo viajes, ¿vale? -Ten en cuenta dónde los pones.

Bueno, Raquel, nuestra blogger oficial.

Estoy encantada de tenerte aquí, a ver si cuentas

qué tienes preparado para esta semana.

No, no te voy a contar nada. ¡Por Dios!

No, quiero que vengáis a las redes sociales,

al blog de "MasterChef", que echéis un ojo

y que os pongáis a cocinar. Pero si yo lo hago.

Me estás enganchando a la cocina. Lo quiero ver, ¿eh?

¿Y un tartar cómo te sale? ¿Te salen ricos o no?

Bueno, un poco mejor que este. Justicia no le van a hacer.

¿En serio? La vinagreta un poco grasienta.

Si te fijas, un aceitazo. Y, luego, los trocitos,

son muy irregulares, hay unos muy grandes,

unos muy pequeños. Se habrán esforzado muchísimo

y que habrán hecho un trabajazo, y eso yo lo valoro.

Pero el resultado no refleja el esfuerzo.

Venga, en menos de cuatro minutos salen los platos, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído, chef! -¿Así, Laila?

Sí, ve llenando. Tú zanahoria, yo berenjena,

lo último el calabacín. Así no olvidamos ninguno.

-Vale. -¡Este no lo eches!

Tiene espinas, ¿quién lo echó? ¿Ese con espinas quién lo echó?

Madre, esto tiene muchas espinas. Aquí también tiene espinas.

Yo no sé quién ha echado las espinas esas.

Los trozos que los tenía atrás yo no eran para echar aquí,

que eran para tirar. ¡Huy, madre mía! Pero...

¡Hay un montón de espinas! Yo no sé lo que me ha pasado.

-Ya está, Edurne, ya está. -Se comen una espina

y se nos puede caer el pelo. Capitana, ¿qué tal vais?

Vamos muy bien, mira, tenemos el brownie,

tenemos el último toque de la bola de Marbella dorada.

Pero el último toque lo habéis hecho algo tarde,

porque lo de rellenar la bola de la crema naranja

hay que hacerlo al principio para que cuaje.

Con lo cual, yo no sé si vais a llegar a tiempo.

Hay 32 ya en el abatidor. Faltan solo algunas.

Silene, si tú lo tienes tan claro...

Me encanta tu seguridad, me parece fenomenal.

Además, lo dejaré en tus manos. Vete echando, toma.

-Toma. Equipo rojo, el tiempo terminó.

La merluza debería estar saliendo ya.

¿Qué hacemos, capitán? Ahora sacamos...

Tengo a los camareros esperando, cuénteme usted qué hacemos.

Emplatamos, ya está, ya tenemos la merluza.

Tenemos platos, emplatamos, ¿cómo va esto?

Sí, ahora vamos, sí. Me dices que sí, Odkhuu,

pero no veo el plato acabado, hijo. Laila, ahora ya voy a ti.

¿Podemos sacar algo para que coman algo?

-Sí, sí. -Ahora mismo van a sacar algo.

Vamos con retraso ya, ¿eh? Vamos sacando esto.

¿Estos platos pueden salir? Aún no.

¿Saco alguno? Un segundo.

Vale, nenes, que ya falta poco, ya.

Laila... Ya, ya, ya.

"Ya, ya, ya". Entiéndeme. Tranquila, tranquila. Trae.

Tranquila, cariño. No puedo esperar más.

¿Puedo sacar algo? ¿Voy quitando y sacamos algo?

Al menos que coman algo. Camareros, por favor.

Vamos sacando estos. Vale, esto puede salir.

Es que no puedo esperar más. Sale. Sale.

¡Venga, que vamos con retraso! Se nos ha ido la mano aquí.

Se nos ha ido el tiempo aquí, señores.

Edurne, por favor. ¿Con qué vino

vamos a maridar este plato? El cava.

Pues esto va con un vino blanco.

Vamos sacando, por favor. ¿No hay más ratatouille para poner?

Qué desastre. Que salgan merluzas solas.

Muy a mi pesar, sale de esta manera.

Bastante lo siento yo por Dani y por los comensales,

pero es lo que hay, señores.

Os vamos a servir ya el quinto plato,

que lo ha elaborado el equipo rojo.

Esa una merluza del norte rebozada con ratatouille.

Natalia, cuéntame. ¿Cuántas fotos has hecho de los platos?

He grabado video hoy. ¿Ah, sí?

Soy superfan del programa y estoy como una niña pequeña.

Y de la comida del programa, ¿sí o no?

Este plato, concretamente, es el que más me ha gustado,

hasta el momento. Y, sobre todo, me ha encantado

la guarnición. La ratatouille.

Me ha encantado. Fíjate. Has sido afortunada,

porque no todos tienen ratatouille.

Los aspirantes no han llegado a ponerla en todos los platos.

Enhorabuena por esa suerte.

Capitán, vaya desastre, eh.

Mira que íbamos bien, eh. Íbamos bien,

que me he roto el culo. Vaya sabor amargo para acabar,

con lo bien que íbamos. (CANTURREA)

Vosotros sabréis por qué

no habéis llegado a hacer este plato perfecto.

Lo tendréis que analizar. Vamos limpiando las cocinas.

Sí, chef. -¿En qué creéis

que nos hemos equivocado en el último?

Pues en que yo he preguntado 60 veces "¿qué hacéis?"

y el único que me ha respondido, eras tú, Nathan.

Si me decís: "Vamos mal con la merluza"...

Falta de comunicación. -Ya.

Yo tenía que estar preguntando a todos cómo van para enterarme,

porque si no, hubiera sido una película de cine mudo.

A ver. ¿Cómo va el postre, chicos?

Silene, ¿están cuajadas?

Le falta. Mira, está casi, pero le falta.

Esto es un desastre. ¡Rápido, al congelador!

Por favor, poneos todos la pila para tener todo preparado,

para, a última hora, emplatar los platos.

En cinco minutos, tiene que salir el postre.

En cinco minutos, no creo que la batidora enfríe la bola.

La bola dorada se hacía lo primero

y lo habéis hecho lo último, porque vais al tuntún,

a vuestro ritmo de paseo por el parque.

Esto es un desastre. (SILENE) Sí, chef.

(MIRI) Yo, a Silene, la he visto fatal.

He sido capitana y sé lo que es y es una liada parda.

Pero si yo hice una mala capitanía,

creo que la de Silene hoy me ha superado.

¿Así? -Así mejor.

Aspirantes, traigo aquí a Jordi, que nos ha encontrado

una solución a vuestro problema.

Vamos a enfriar las bolas con nitrógeno.

Va a ser la única manera de conseguir

la textura deseada. Vale.

Silene, dame un núcleo. La opción que tenemos es...

El núcleo está aquí.

Cucharada por aquí. Vale.

Nos acercamos al nitro. Y volcamos.

¿Vale? Llénamelo. Yo lo voy echando y sacando.

Pero lo pones lo último, chef. Silene, hazme caso.

Si vamos en cadena, lo sacamos. Si no, no lo sacaremos, por favor.

Es increíble. Increíble esta mujer.

A ver, equipo azul, por favor, en cadena.

¡Pum! La cremita encima de lo negro.

Esto, encima de la cremita. Y lo sacamos ya.

¿De acuerdo? Sí, chef.

Venga, moved el culo. Parecemos lelos.

Esto está para salir. Sacamos eso y está correcto.

Venga, espabilad. Pon las bolas.

-¿Dónde están? -Aquí. Cuando salga, la pones.

Vale. ¿Quién ha contado los platos?

Jorge ha contado los platos. ¿Cuántos hay?

¿Cuántos hay, Jorge? -32.

Camareros, colocamos esta pieza en el plato, se lo pueden llevar.

¿Hay más? Sí, claro.

¡Corre, amiga mía! Tráemelas. Vamos.

Vamos a sacar cositas de aquí.

Venga, plato por aquí. -Falta la bola.

Las que no tienen crema de naranja, no.

Toma. ¿Eso es de ahora?

Lo acaba de sacar de ahí. ¿Sí? Venga, Jorge.

Venga, venga. Rápido, rápido. Has visto el desastre, ¿no?

Estaba perfecto. Las bolas estaban perfectas.

El sol es una nube. En fin. Qué desastre.

Equipo azul, ¿sois conscientes del desastre? ¡Rápido!

Somos muy conscientes del desastre. Vámonos.

Jorge, mete. Oye, eso está como una piedra.

No se puede servir. Está muy duro.

Si hubiéramos puesto así,

parecería más a la bola. ¿Qué no entendemos?

¿Qué no entendemos de que está como una roca?

Este de ahí va a estar igual de roca.

No está igual. Me parece muy gracioso

que me contradigas en algo tan básico como esto.

Silene es una persona muy tozuda.

Si piensa una cosa y le dicen otra, le entra

por un oído y le sale por el otro con su tozudez.

Comensales, vamos ya con el último plato de este menú.

Es el postre y lo ha elaborado el equipo azul.

Se llama sol Marbella.

Y creo que han puesto todo su empeño

en dejaros buen sabor de boca.

Aunque, sinceramente, dudo que lo hayan conseguido.

¿Se puede por aquí? Hola.

Vengo con un poco de miedo. Me cuentan que en cocinas

han tenido problemas con el postre.

He probado este postre de Dani García,

hace un tiempo, en Marbella,

Y era un sol. Y esto no es un sol.

¿Esto qué es? No lo sabría describir.

El de Dani García era una bola, un sol de verdad.

Equipo azul, por favor, hablad entre vosotros,

recapacitad, dejadme la cocina como una patena,

que estamos en una casa seria, pero, luego, hablamos del temita.

Otro día más, chicas. Ya está.

Ya terminó la tortura. -Madre mía.

(SILENE) Lo he hecho fatal y ya está.

No es enfado, es frustración.

Pero la frustración la tengo yo conmigo misma.

Ojalá pudiera haber hecho como debería ser. Ojalá.

Comensales, ha llegado el momento de despedirnos.

Y para agradeceros vuestra presencia,

están aquí nuestros jueces y, por supuesto,

el anfitrión de esta casa, Dani García.

Qué sería de nosotros, los chefs, sin comensales entregados

que aman la cocina como vosotros.

Por eso, nos gustaría agradecer vuestra presencia

y vuestra comprensión con los errores

que nuestros aspirantes hayan cometido.

El menú de hoy no era nada fácil, ¿verdad, Dani?

El menú tenía su... Punto de complejidad.

Complejo. Por eso, desde "MasterChef",

queremos obsequiaros a todos los presentes

con seis meses de suscripción gratuita

a algo muy importante para nosotros,

que es la Escuela MasterChef Online.

(Aplausos)

Aquí puedes encontrar contenido inédito

y cocina a cascoporro, a lo loco.

Es el mejor regalo que, pensamos, os podemos dar.

Disfrutadlo. Y quién sabe,

puede que haya un futuro masterchef

dentro de vosotros. Muchas gracias.

(Aplausos)

Aspirantes, que los jueces os exijan tanto,

yo creo que es la mejor manera de potenciar vuestro talento.

Eso sí. Que el servicio haya salido,

no implica que hayáis cumplido con las expectativas

que el jurado tenía con vosotros.

Odkhuu, tengo que reconocer que los dos primeros platos

del equipo rojo, me han sorprendido gratamente.

El yogur de foie era muy difícil

y el canelón lo habéis clavado. Bien ahí, Laila.

Gracias, chef. Pero quiero que sepas algo, Odkhuu.

Los platos han salido de chiripa.

Porque, ante la primera dificultad,

no has sabido tomar ni una decisión acertada.

El emplatado del canelón ha ido lento,

porque no te has organizado bien.

Y ese pequeño error de organización,

ha supuesto un caos ya en el siguiente plato.

Habéis servido a los comensales merluzas con espinas,

merluzas mal fritas, con un acompañamiento de verduras

que no sabríamos lo que eran y sin aliño, la gran mayoría.

Sabes ejecutar, pero no sabes organizar.

¿Algo que decir? Pues, primero, quiero decir,

gracias a Laila, mi segunda capitana.

Y ese segundo capitán ha sido la que ha hecho

buena parte del trabajo. Sí. Buena parte del trabajo.

Sí que es cierto que Odkhuu es muy bueno en ejecución,

pero le falla ese punto de comunicación.

Yo, lo que intentaba, es, las órdenes que él me transmitía,

hacerlas homogéneas con todo el grupo.

Sí, sí. Se ha apoyado en mí

porque yo mantengo el temple.

Odkhuu es imperturbable. Aunque venga un tsunami,

vea la ola venir, no se altera.

Odkhuu, yo sé que a Edurne la has puesto nerviosa

en varios momentos. De Edurne, he estado muy claro

de merluza. -En todos los exteriores

que he estado, mi plato siempre ha sido el último.

Porque estoy en todos los sitios y en el mío no.

-Sí. -Ah. Y así ha salido el pescado,

con espinas, que las había quitado,

pero, luego, se han metido dentro. (RÍE)

No sé quién las ha metido. Estaba el pescado separado

y lo has hecho todo al revuelo.

Y cuando rebozaba, digo: ¿Esto qué es?

Aquí hay espinas que se van a ahogar la gente.

"¡Ay, espinas! ¡Ay! ¡Ay!" No hace falta hacer eso.

Si hay espina, pues calla.

Hay espina. Quitarla y ya está.

Silene, lo tuyo como capitana ha sido, sencillamente, agotador.

No has controlado los procesos de ninguno de los tres platos,

porque no tenías idea de las recetas.

Ante la primera duda que te planteó Miri,

cómo cocinar la remolacha, tiraste por la calle de en medio

y dijiste: "Como tú quieras,

porque no me quiero hacer responsable".

Chef, ella quería hornear la remolacha en el horno.

Era una gran decisión. Había que cocinar.

Y ya hubo un momento que llevábamos 15 minutos

hablando de la remolacha. Dani García, en Bibo,

hornea la remolacha entre papel de aluminio,

con hierbas, para que no solo estén cocinadas,

sino que tengan un buen sabor intenso.

No te has enterado de eso. Miri sí.

Bueno, pues estupendo. Ha salido una ensalada

con una remolacha insípida,

un emplatado a nivel guarrada máxima. Un desastre.

Y el tartar, más de lo mismo.

Porque estabas solo emplatando.

No has ordenado, distribuido tareas.

Otra vez, la muerte a pellizcos.

Y cuando encadenas error tras error,

llegas al postre sin tiempo de reacción,

sin tiempo de preparar nada y sin posibilidades.

Y te diría algo más, Silene. No has entendido nada

de por qué te he puesto a Nathan en tu equipo.

Quería poner a prueba tu capacidad de liderazgo

en situaciones imprevistas y con compañeros

con los que no conectas. Es cierto que con Nathan

no te entiendes en lo personal.

Pero es de los aspirantes que le gustan las técnicas modernas

y creo que habría sido un gran aliado para ti.

Silene, blanco y en botella. Te ha perdido la actitud.

En la actitud, tiene que cambiar y olvidar cosas que han pasado.

No se puede estar que "si me ha dicho, me ha hecho".

Eso hay que olvidar. Y punto.

El postre ha sido un caos.

De nuevo, no os habéis organizado.

Habéis metido tarde la mousse de naranja

en el abatidor y no se ha congelado.

Pero si algo me ha molestado profundamente del postre,

ha sido tu actitud. Eres tan tozuda,

que te permites cuestionar todo lo que se te dice.

Jordi te ha intentado ayudar y tú erre que erre,

que no y que no. Si Jordi no te ayuda,

tu postre no sale. Tienes que escuchar al chef.

(NATHAN) Creo que han sido unas palabras muy medidas,

muy exactas. Lo mismo que pienso yo

y cualquier persona que haya visto cómo lideró la capitanía.

Por todo ello, el equipo ganador de la prueba de hoy es...

el equipo rojo.

(Aplausos)

Gracias.

Ay, madre mía.

Edurne, te veo más triste que contenta. ¿Qué te pasa?

Yo no estoy satisfecha de lo que he hecho.

Y, luego, me da pena los compañeros.

-No pasa nada, Edurne. -Tranquila.

(EDURNE) Me ha dado mucha pena Elena,

porque es muy trabajadora.

Y me ha dado pena.

Elena, por favor. -Es que no puedo ver

a mamá llorar.

Elena, cariño, ¿qué te pasa?

Yo no sé cómo lo hago, pero si no es por una, es por otra.

Siempre, tío. Y, anímicamente, me cansa un poco.

No sé. Parece que nunca llega la recompensa.

Me veo que doy todo lo que puedo

y lo doy bien, pero, a fin de cuentas,

es el equipo quien te elige y siempre me toca

la cara de la moneda que pierde.

Equipo azul, a pesar del caso de hoy,

hay un aspirante que ha trabajado en equipo,

ha sabido detectar errores en los procesos

y ha intentado solucionarlos, aunque, a veces,

su capitana no le ha dejado. Ese aspirante es...

Jorge. Enhorabuena.

Jorge, tendrás una gran ventaja

en la prueba de Eliminación. Gracias, chef.

Intentaré aprovechar ese privilegio que me van a dar.

No me quiero ir de "MasterChef". Creo que tener tan claro

esa visualización, es lo que me hace seguir aquí.

Equipo rojo, ya sabes que hay en juego

una masterclass con Dani García.

Espero que lo aprovechéis.

Y doble enhorabuena. (TODOS) Gracias, chef.

(NATHAN) Tengo unas ganas de hacer esta masterclass

con Dani García... bueno, bueno.

Qué envidia voy a dar a todos mis amigos.

Hola, chef. -¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

Enhorabuena, eh. -Gracias.

Como seguimos en Bibo Madrid, vamos a hacer un tataki

que va a entrar nuevo en la carta.

Lo que vamos a hacer, es pintarlo con soja y darle con el soplete.

Una soja normal, que no sea ni reducida ni nada.

Y por todas las caras, vamos a sellar un poco.

Básicamente, se carameliza la soja con el bicho en sí.

Gustativamente, la diferencia es abismal.

-Qué buena pinta tiene. -Y aquí tenemos la salsa.

Se ha basado un poco en el aji panca peruano.

Lo he asado a la leña y le añadí jengibre, zumo de lima.

El tataki hay que cortarlo con un poco de grosor.

Y ahora, necesita frescura y sabor,

que será el aceite de oliva y la aceituna negra.

Normalmente, tiramos en sifón, pero la aceituna tiene

cierto grumillo que el sifón no te lo permite.

Pero nos gusta un poco ese grumo de la aceituna,

lo hacemos a conciencia. La aceituna la deshidratamos

para triturarla en el aceite de oliva.

Y así, directamente, se lo echas al plato.

-Ah, fíjate. Qué bonito. -Mira, mira.

Podéis probar, si queréis. -Sí. Vamos a probar.

Qué pasada.

-¡Hum! -Que tengáis mucha suerte

en los próximos programas. -Muchas gracias, Dani.

Muchas gracias. Ha sido una masterclass alucinante.

Me ha encantado. Me ha dado muchas ideas.

Ojalá pueda emplear algo de lo que hemos hecho.

Vuelven los campamentos Masterchef.

Si tienes entre ocho y dieciséis años,

te apasiona la cocina, la naturaleza

y quieres vivir una experiencia inolvidable,

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además, convivirás con los concursantes

de "MasterChef Junior". No lo pienses más.

Este verano, campamentos MasterChef.

(TODOS) ¡Ven al campamento MasterChef!

Los aspirantes regresan a estas cocinas

con una lección muy clara.

Deben aprender a trabajar con todos los compañeros,

incluso, con los que no tienen tanta afinidad.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a estas cocinas.

Gracias. Delantales blancos,

vuestra permanencia está asegurada una semana más.

Podéis subir a la galería,

donde veréis la prueba de Eliminación.

Suerte.

Quién fuera Laila, con esos taconazos

subiendo las escaleras.

Aspirantes, agarraos porque vienen curvas.

Llega, en este reto, lo que más teméis: la repostería.

Pero tranquilos porque os va a acompañar

una de las mejores en esa especialidad

de la gastronomía. Desde la Pastelería Escribà,

en Barcelona, la diseñadora de tartas Patricia Schmidt.

(Aplausos)

Patricia, qué bien tenerte de nuevo por aquí.

Me ha hecho una ilusión. Me ha llenado de energía.

Hace nada, hicieron nuestro pastel de boda.

¡Guau!

(Aplausos) ¡Hala!

(MIRI) ¿Cuál eliges para tu boda, Jorge?

Qué cosa más bonita.

Esas flores son de verdad, ¿no? No son de chocolate.

No son comestibles. No.

No puede ser, hombre. Llegar a una prueba de eliminación,

solo con tres compañeros,

y que sea de este nivel de tarta, ya...

pues el respeto es máximo, ¿no?

Patricia, buenas noches. Gracias por volver a "MasterChef".

Tus obras han sido calificadas como alta orfebrería dulce.

Madre mía. Esas flores son naturales, ¿no?

No. Son flores de azúcar. -¡Ostras!

¡No!

Increíble, eh. Es la mejor del mundo.

Si vieras a Patricia haciendo flores, dices que es Dios.

En una hora, consigues. ¿En una hora?

¿En una hora todo? -Una hora todo, no.

Que no se lo creen. En una hora, no tenemos eso.

Sí, sí. Un globo del coche.

(Risas)

El tema de las flores me ha dejado loco.

Pensar que se puede hacer así, imitando la naturaleza, es un arte.

Patricia, ¿tú cómo entraste en el mundo

de la decoración de tartas? Empecé haciendo para unos amigos.

Y luego, decidí estudiar pastelería.

Y hace ya 22 años. 22 años.

Qué ilusión. Pues cuéntanos.

¿Qué tartas nos has traído para nuestros aspirantes?

He intentado traer distintas propuestas para boda.

La novia del coche es más pin-up. Esta es más clásica.

Y ese para los novios que no les gustan

los novios en la tarta.

La amapola, que tiene pepitas y todo.

Podemos comer una flor. Bueno, aspirantes,

como podéis imaginar, en este reto,

toca hacer tartas nupciales.

Nathan, ¿te acuerdas de tu tarta de bodas?

¿Qué tarta? Era toda la Pastelería Escribá en la boda.

Era un food truck y cuando se abría,

estaban los novios dentro, compartiendo su tarta

con los invitados. -Fue brutal.

Miri, si tuvieses que diseñar la "Miri's tarta nupcial"

para tu boda, ¿cómo sería? Sería minimalista.

Muy blanca, con alguna flor bien hecha, bonita.

No muy barroca.

Dicho esto. Jorge, ¿y la tuya? ¿Te gustaría blanquita?

No soy ni de tarta ni de bodas.

No le van a dejar elegir. ¿No?

Él y yo tenemos conexión.

Y, ¡jolín!, van y nos ponen una tarta de bodas

y, en la eliminación, estamos Jorge y yo.

No nos podemos ir ninguno de los dos.

A no ser que la tarta nos separe.

Silene, en la prueba de exteriores, has vuelto a fallar con el postre.

Tienes una nueva oportunidad para triunfar.

¿Vas a luchar o te vas a rendir? Tengo que reír un poco, chef,

porque triunfar con todas esas rosas y flores...

Oye, como Patricia, se te dan bien las masas.

Como Patricia, eres brasileña.

"Eu sou brasileira também".

(HABLAN EN PORTUGUÉS)

Las tartas son increíbles.

Y hacer cualquier réplica o intentar llegar

a lo más parecido posible,

es un reto bastante grande para nosotros.

Jorge, por ser el mejor del equipo perdedor,

tienes una ventaja. Por favor,

acompáñanos al supermercado. Sí.

¡Ostras! Jorge, con su decisión, seguramente,

pueda ayudar a unos y perjudicar a otros.

Hala, majo, para adentro.

Si puedo ponerle las cosas difíciles a Silene,

puede ser que se las ponga.

Jorge, además de las tartas nupciales que acabamos de ver,

Patricia ha traído estas cuatro tartas.

Cada uno de vosotros tendréis que replicar una de ellas.

Y en eso consiste tu ventaja: elegir qué tarta hace

cada uno de tus compañeros y con cuál te quedas tú.

Patricia, explícale a Jorge cómo se hace cada tarta

y las complicaciones de cada una.

La primera es la más sencilla.

El mismo que recubre, es uno de los rellenos.

Esta, la complejidad está en el montaje.

Y las dos, en la estructura. ¿Son más difíciles estas dos?

Sí, por la estructura interna.

Claro. El fondant. Y el otro, el manejo

de manga y boquilla.

Entiendo que hablamos de más fácil a más difícil.

Sí. Jorge, sabiendo eso,

¿con cuál te quedas tú? Fácil, ¿no?

Es que no lo sé. Me atraería mucho hacer esta tarta.

Sé que eres muy competitivo, pero acuérdate que vas de negro.

Ya. Lo sé. Pero darme a mí lo más fácil...

Vale. Hacemos otra cosa. ¿Cuál le das a Silene?

A Silene le doy la que Patricia dice que es la más difícil

y la sabrá hacer estupendamente. Adjudicada.

A Miri le vamos a dar esta tarta.

Bueno. Samantha, por favor. Muchas gracias.

Vamos decidiendo. ¿A Elena qué le damos?

Para que te hagas una idea,

la blanca tiene dos cestazas de ingredientes.

Ya está. A Elena esta. Venga.

Bueno, chicas, vamos a descubrir qué pasa ahí adentro. Acompañadme.

¡Va, Elena! ¡Va! -¡Venga, Elena!

Qué bonitas. Me encanta esa. Está riquísima.

El último reto de esta noche consiste en reproducir

las tartas nupciales que ha traído Patricia.

Obviamente, no son esas maravillas de fuera,

sino estas que tenéis aquí delante.

En el primer programa, vimos que estabais

completamente pez en pastelería. Han pasado siete semanas

y queremos saber si habéis mejorado.

Elena, ¿con cuál de estas cuatro tartas te quedas?

Pues no sé. Las florecitas me gustan.

¿Y tú, Miri? Quizás, con esa.

¿Tú, Silene, qué prefieres? ¿Un piso o de dos?

A mí me gusta muchísimo la de flores.

Pues tranquilas, porque no vais a tener

que pelear para elegirlas. ¿Ah, no?

Jorge ya lo ha hecho por vosotras.

Muchísimas gracias. Vamos a descubrirlo.

Es una ventaja de las gordas.

Le han dado la oportunidad de hoy salvarse.

Jorge, ve dándole la vuelta a las fotos.

La primera es para Jorge. Hombre.

De chocolate, claro.

La segunda para Miri.

Cómo la conoces, bribón. Jorge, puedes seguir.

Elena. Y la última es para Silene.

Os gusta, ¿no?, lo que os he puesto.

(SILENE) Muchísimas gracias. Me encanta.

¿Contenta con la que te ha tocado? No mucho.

¿No? Lleva las medallitas de chocolate.

Hay que dejarlo enfriar mucho.

Silene, ¿estás contenta con lo que te ha tocado?

Perfecto. Feliz como una codorniz. Fenomenal.

Me encanta, porque es tan bonita.

Aspirantes, Patricia os va a dar unos consejos

antes de que os pongáis con las manos en la masa.

Primer consejo para Jorge.

Trabajar con la boquilla y espátula.

Siguiente, Patricia, para Miri.

La mayor dificultad es el montaje. -Vale.

La tarta de dos pisos no lleva medallitas de chocolate.

Pero medallitas del propio fondant en otro color.

Más azúcar con otro color. ¿Te quedas más tranquila?

Un poco. Sí. Y por último, Silene.

Trabajo de manga y boquilla.

Una boquilla especial que hace las rosas.

Bueno, Patricia, si te parece, vamos a cortar un trozo de tarta

para ir viendo el relleno de cada una.

Bizcocho de chocolate, mermelada de albaricoque. ¡Guau!

Tiene dos tipos de cremas diferentes y frutos rojos.

Tiene una pinta increíble.

Qué bonita.

Mira qué preciosa es. Esto es el red velvet.

Pon ahí. Hombre.

Aunque sí manteniendo la postura

de que la de Silene era más complicada,

a la hora de abrir la tarta, otro gallo ha cantado.

Tres cortes de bizcocho.

La decoración de rosas en cuatro tonos.

Tres capas de buttercream tienes.

La de fondant blanco, al verla dentro y tal,

al final, creo que es la más compleja.

Aspirantes, sabemos que, en repostería,

la precisión en la cantidad

de los ingredientes es la llave maestra.

Por eso, tenéis unas cestas preparadas

con las recetas, los ingredientes y los utensilios necesarios.

Así no hay posibilidad de error ni de echar balones fuera.

Para reproducir las tartas, tenéis 120 minutos.

Dos horas. No nos dejéis mal

delante de nuestra invitada, por favor. ¿Estáis preparados?

(TODOS) Sí, chef. ¿Estáis preparados?

(TODOS) ¡Sí, chef! Pues coged vuestras cestas

porque el tiempo comienza en tres, dos, uno. ¡Ya!

¡Vamos, Jorge! ¡Va, Jorge! -¡Venga, venga, venga, venga!

Fíjate Silene. Mientras estos se lo pensaban,

ella ha ido y ha vuelto. Mira.

Bueno, Patricia, vamos a ver una cosa.

A Jorge le ha tocado la tarta de chocolate.

¿Por dónde debería empezar? El bizcocho.

Mientras hornea el bizcocho, podría hacer el relleno.

Ha cogido la más facilita. Ha dicho: "No lo voy a hacer".

Pam. "A mí me gusta la dificultad".

Pero voy a coger la más fácil.

Ha doblado. Claro. Bueno, hace bien.

Vamos, Jorge.

Son bonitas estas máquinas de color rosa palo.

Ese Jorge, doble. Vaya tela.

Tranquila.

Elena está tan nerviosa, que no le sale

ni poner el robot a funcionar bien

y lo está haciendo a mano.

Si empieza así, mal vamos. Empezamos mal.

Los nervios no son buenos.

A tomar por culo.

Venga, muy bien, Elena.

Tenía que haber atemperado

un poco la mantequilla, con las manos.

Soplete, Jorge. Soplete.

Directo no, no.

Ahí, ahí. Ahí, Jorge. -Sí, Nathan.

A ver ahora. Sí funciona. Venga.

Claro que funciona.

Así, amasa. Amasa.

Muy bien. -Gracias.

Se ha venido para arriba Elena. -Sí.

Así me gusta, Elena. Así me gusta.

Venga. Ya está metiendo

la tarta en el horno Elena. Bueno, va muy bien, entonces.

Miri, que es la más jovencita y más dicharachera,

la he visto muy concentrada desde el primer momento.

Está trabajando muy bien.

Le ha encantado la tarta, también.

A Miri se le está saliendo por abajo.

No lo llenes más, nena. Déjalo. Déjalo.

Ahora va a hacer el relleno. -Va a hacer el ganache.

(MIRI) Me faltan ingredientes.

20 centímetros de diámetro. 12 huevos.

Tenía 20 huevos. Necesitaba 12.

Creo que los ha echado todos en el mismo sitio,

cuando tenía que haber dividido. -¿No tiene la receta?

Cuando tienes la receta, tienes que saber leer,

interpretarla. Te doy la razón.

Sí, pero no es justo, eh. No, no es justo

que te traiga más ingredientes. Lo siento mucho.

Me parece una falta de respeto hacia todos.

El primer bizcocho no lo he hecho bien. ¿Y qué?

He hecho otro. Si lo tienes que repetir,

lo estás haciendo un poco peor que si te hubiera salido

a la primera. Claro. Pero en eso consiste.

Elena es rapidísima.

Creo que va dos veces más rápido que cualquiera.

Esa Elena ya ha sacado los nervios. Esa Elena es la mía.

Es una luchadora de pies a cabeza.

Es la más difícil y lo estoy haciendo.

Parece una profesional.

Aspirantes, ha pasado ya la primera media hora.

Tenéis aún 90 minutos por delante.

(NATHAN) ¡Uf! Qué desastre Miri.

Miri, si corres un poco, lo puedes conseguir.

-¿Qué tontería está haciendo? -Todavía hay tiempo.

(NATHAN) ¿Qué está haciendo con una cuchara agujereada?

Jorge no sé qué hace con la batidora,

la mantequilla, la harina.

Está intentando hacer una buttercream.

Claro. Eso, en la batidora. Y lo está haciendo con el brazo.

Lo está haciendo... Mira ahora.

¡Vale! Venga.

Huy. Eso lo tiene muy líquido.

(MIRI) No pueden quedar grumos.

-Miri, ya está. Horno. -Madre mía.

Estás trabajando como una campeona.

Sinceramente creo que la tarta que me ha dado Jorge

al final es la más complicada porque la ganache

la tienes que dejar enfriar, la tengo que poner en la tarta

y luego volverla a enfriar otra vez.

Pero bueno, contenta.

(NATHAN) Bonito color, Jorge.

¿Qué está haciendo Elena? -Está pintando, ¿no?

Ah, lo está pintando.

Jorge no llegará.

Para esta tarta.

Hale, nena, no te entretengas. Échale el colorante.

Haz alguna un poco de más.

Tengo de sobra.

Se le ha cortado toda la mantequilla.

¿A quién? -A Miri. Mira.

Ah, sí, se le ha cortado.

No sé si volverla a hacer, ¿eh?

Caliéntalo un poco mantequilla.

Tengo tiempo, lo puedo volver a hacer.

Ese es el color. Perfecto. Perfecto.

Ahora el otro un poco más fuerte.

¿Qué pasa, Jorge? ¿Cómo estamos?

Me preocupa un poco la cantidad de relleno.

¿No has seguido la receta? -He seguido la receta,

pero no quería echar más mantequilla

porque se me iba a clarear mucho el color del...

Si no sigues la receta no te llegará para rellenar.

Y luego para decorar.

¿Por qué dices: "No, le voy a echar

menos mantequilla"? No, tú no debes creer.

Te da una receta un profesional, debes seguirla.

Ya, chef, pero también necesito

yo entender el sabor que quiero poner, ¿no?

¿Has comido alguna vez esa tarta? No.

¿Has hecho alguna vez esas tartas? No.

¿Te dan la receta de esa tarta? Sí.

Siga usted la receta.

"No, es que yo creía que..." Ya vamos mal.

Vale, vale.

Jorge, te voy a dejar un regalo por aquí.

El "Manual del aprendiz del cocinero".

Me gusta mucho. Te va a venir hoy muy bien,

porque es una guía diferente y muy fácil de leer

y te va a venir perfectamente.

Además, se pesa todo como debe ser.

Y además dedica un capítulo entero

a las recetas esenciales de repostería:

cómo hacer toffee, merengue, crema inglesa.

Vale, me lo quedo. Así que te lo dejo.

Me dejarás uno, ¿no? Te voy a dar uno ahora mismo.

Estoy deseándolo. (RÍE)

Aspirantes, el tiempo vuela. Ya ha pasado la mitad, ¿eh?

Mucho frío no, ¿eh? -No, Jorge.

Con mucho frío se baja.

Jorge, abatidor. -¿Qué?

¿No tienes nada en el abatidor?

Sí, las tartas. -Sácalo.

No está cuajado, ¿eh?

Esto hay que meterlo otra vez.

El bizcocho de Elena está crudo por dentro.

El pequeño no, ¿no?

El pequeño tiene buena pinta.

Pero el grande creo que está crudo.

(NATHAN) Bien, Elena.

Buah, perfecto. Buah, madre mía. Perfecto.

Hola, chef. Si parecen quesos.

A que sí. Bueno, no vamos mal, ¿no?

Veo que tienes la crema de mantequilla ya teñido.

Sí, ya tengo las tres teñidas.

Ha hecho una sola buttercream y la ha ido tiñendo

y separándola para tener las tres. ¿No es así?

Sí, señor, chef. Estás muy aprendida tú, ¿eh?

Yo quería haber hecho una escuela de pastelería

hace tiempo y no pude.

Eso te lo soluciono yo.

Te doy una Escuela MasterChef para que lo puedas ver

y para que puedas ver cuándo un bizcocho está bien cocido.

Porque este tiene alguna lagunita.

Es que está muy caliente, chef. No es un tema de caliente.

Es un tema de que... Está crudo.

Poco batido, ¿no?

El bizcocho habla por sí solo. Lo siento.

A ver, tiene un pintón y tampoco es un problema...

Por eso te irá bien el curso ese.

Sí, una Escuelita MasterChef no le iría mal.

Estamos de acuerdo, chef. Métete caña, ¿eh?

Y no te molestamos más.

Venga, vámonos. Muchísimas gracias.

¡Ah!

Esto está como una piedra.

(RESOPLA)

¿Y Jorge?

No sé si darle la escuadra y el cartabón.

Ah. -Están crudos, ¿no?

Se me ha vuelto a cortar.

(NATHAN) ¿Otra vez?

Echa la mantequilla montando

y otra parte una cazuela pequeña

calienta un poco mantequilla chorreando,

como azúcar, lo que has hecho tú.

Yo esta buttercream la saco, vamos, como sea.

Si tengo que hacer ocho, hago ocho.

Pero no voy a dar una buttercream cortada. No.

Mira, está rellenando ya. Uh, qué bien. Qué bien.

Qué bien.

Hala.

Ya era hora.

Brutal, Miri.

Muy bien, reina.

Ya ha salido, ¿ves?

Ahí, perfecto.

Ahora sí que estás centrada. Ahora sí.

A tomar por culo.

Mira Elena. Mira, no se le ha hecho.

Ya.

Está todavía... ¿Cómo puede tardar tanto?

Se mete "padentro".

Atención, aspirantes, quedan sólo 30 minutos.

Imposible, tío.

Imposible.

Es imposible. -Tú puedes, nena.

No, es que no se puede.

No se puede.

Ay, Elena, por Dios...

No me digas que no le va a salir.

Ay, por Dios, pero... no me lo puedo creer.

¿Te sale el fondant o no lo has hecho?

Yo no tengo fondant. -¿Ah, no?

Oh, oh...

Hola. Creo que hay algunos

defectillos por ahí, ¿no? Sí, muchísimos.

Pero me da que eso no es lo que más te preocupa.

No.

¿Qué es lo que más te preocupa? El fondant.

No soy capaz de estirarlo.

La echado demasiado almidón. Sí.

(SUSPIRA) ¿Qué ha pasado?

Que has echado almidón a lo loco

y has bloqueado la masa. Te voy a dar otro.

Vale. Porque este no está bien.

Y te daré uno que está mejor. Vale.

(NATHAN) Pero has visto que le han dicho

que se había colapsado.

El cacharro blanco ese. Eso lo ha jodido.

Lo he intentado amasar, pero tenía mucha maicena.

Yo agradezco a Jordi que me dé uno nuevo

porque con este no hay manera de trabajar.

Esto está bien de capa ya, ¿no? ¿Qué hacemos?

Va, Miri.

Lo que tiene mérito es Miri, ¿eh?

Cómo se ha venido arriba. Sí.

Cómo lo está acabando, ¿eh?

Sí, porque hay un momento...

Yo digo: "No lo acaba, no es capaz.

Dos veces el bizcocho, la crema." Mira, mira, mira.

Sorprendentemente lo va a sacar, ¿eh?

(RESOPLA)

Lo de Jorge es que me duermo viéndole, ¿eh?

Tiene que tener más nervio.

Lo hace muy bien, pero un poco más de nervio.

(NATHAN) ¡Va, Jorge!

Va despacio, va a su ritmo y va tranquilo.

Aspirantes, entramos en los últimos 15 minutos.

¡Oído! -¡Sí, Eva!

Divide y vencerás, Elena.

No tengo fuerza ya en los brazos.

De amasar tanto el fondant

es que ha llegado el momento en el que me tiembla.

Está agotada, ¿eh? Está agotada.

Tranquila, ¿eh? Tú puedes.

Estate tranquila, nena, que todavía tienes tiempo.

Otro macarrón.

Este rosa.

Venga, que ya te queda esto, ya enseguida lo consigues.

¡Ah!

Era mi día, porque a mí me gusta mucho decorar.

Y los Miri's detalles los bordo.

Y hoy con la tarta

la he sabido hacer bien.

Ay, madre mía.

Aspirantes, acabáis de entrar en el último minuto.

Eres una campeona, hija.

Por favor.

Eres la mejor, Elena. Eres la mejor.

La mejor, la más currante.

No me lo puedo creer.

No me lo puedo creer, Edurne, lo que está pasando.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo!

Manos arriba.

(Aplausos)

No me parece una batalla justa la verdad.

Elena, crack.

No tenían todos el mismo nivel de dificultad

ni muchísimo menos.

Si quieres aprender todo lo que necesitas saber

sobre cocina tenemos una novedad.

A partir de ahora la Escuela Online de Masterchef

amplía todos los meses sus contenidos

para que puedas convertirte en un auténtico MasterChef.

Además, encontrarás nuevas recetas

para sorprender a tu familia y amigos con deliciosos platos.

Ya lo sabes, entra en la Escuela MasterChef.

Aspirantes, nuestros jueces y nuestra invitada

están deseando probar esas tartas.

Así que venga, por favor, coged cada uno la vuestra

y dejadla enfrente de la original de Patricia.

Venga, va, chicos.

¡Venga, venga, venga! ¡Venga, cariño!

Horrible, vamos.

No he estado a la altura de la tarta.

Los demás compañeros han tenido tartas

que las han podido salvar.

Y salvo un milagro del Cielo

la que se va por la puerta hoy soy yo.

Silene, por favor, delante de tu tarta.

He hecho el bizcocho genovés.

Hemos preparado una buttercream con vainilla.

Parte de esa buttercream es el relleno de la tarta.

Y la otra parte ha sido puesto el colorante

para las tres gamas de colores.

¿Te ha gustado esta prueba?

A mí me encanta la pastelería.

Bueno, pues ahora veremos

si a nosotros nos gusta tu tarta.

Por supuesto, chef.

Muy bien.

Preciosa.

Me cuesta decir estas palabras,

pero hoy me quito el sombrero

una, dos y tres veces por Silene.

Porque realmente lo ha hecho súper bien.

A priori está claro que nos falta un piso.

Sí.

La esponjosidad que tenemos aquí...

Aquí hemos batido un poco menos.

Pero a probar, porque también te digo que es muy parecida.

Silene, está increíble.

Tiene mucho mérito, ¿eh? Te hemos visto trabajar,

muy bien clavadito, muy bien hecho.

La seguridad que tenía. Tranquila.

A priori era la más difícil. Lo dijo Patricia.

Yo creo que tengo que vencer haciendo lo más difícil.

Porque entonces sí soy buena cocinera,

sí estoy evolucionando.

Hoy has trabajado desde el inicio,

lineal, has tenido una actitud muy positiva,

has confiado en ti misma, pensabas que te saldría bien.

Y te recomiendo que esa actitud la tengas en todas las pruebas.

Porque aunque te equivoques siempre es mejor mantener

esa actitud porque te puede llevar a hacer

un trabajo maravilloso como el que has hecho hoy.

Gracias.

Sí, yo creo que ha trabajado muy bien.

Es verdad que el bizcocho...

Está apretadito. Un poquito duro, un poquito...

Un poquito mazacote, pero... Pero jolín, verte trabajar,

hacer las rosas. Muy buen trabajo.

Ha dado gusto verte dar todos los pasos.

Has conseguido tener un resultado el más parecido.

O sea, que te felicito por la parte estética,

porque realmente nos ha sorprendido.

Muchísimas gracias. Felicidades.

Gracias.

(Aplausos)

¡Bien, nena! ¡Bien, bien, bien!

Silene se ha quitado la espina.

Pero no, la espina no, la raspa.

Porque le ha salido la tarta...

Buah, mejor que la otra que habían traído de muestra.

Bueno, Elena, acércate, por favor.

Pues he hecho los dos bizcochos de red velvet.

He preparado una crema de queso.

A la vez también he estado preparando la ganache

que recubre todo el bizcocho.

Y luego pues el fondant.

También aparte, bueno, las medallitas que son

de otro fondant con un pigmento de color

para haber terminado de decorar el bizcocho.

Y nada...

Estéticamente pues...

no se parece en nada.

Y el tema del color rojo.

Le has echado el colorante, pero al haber echado

demasiado cacao sale más el chocolate

que el color rojo típico del red velvet.

Espera, espera.

De sabor no está malo.

Lo que entiendo es que le falta más crema.

Fíjate aquí cómo resalta las líneas.

Y ahí resalta muy poco.

Entonces se hace demasiado bizcocho de cacao.

Es verdad que falta relleno.

No, está buena, pero falta relleno

para que haya esa compensación porque si no al final

es un bizcocho de cacao sólo.

Que no, que no. -Ya te digo yo que sí.

También por otro lado te quiero felicitar

por cómo trabajas. Eres una máquina,

que te dejas ahí la piel en las cocinas.

Y esos nervios a veces en vez de ayudarte

pues son tu peor enemigo.

Las prisas con falta de confianza son terribles.

Y son las que has utilizado hoy.

Veremos qué pasa, Elena.

Gracias.

¡Elena, venga, cariño!

(Aplausos)

¡Lo has dado todo!

(Aplausos)

No llores.

Es una persona que lo habéis visto,

ha trabajado hasta doler.

Pero la veo la más desfavorecida de todos.

Bueno, ¿cómo has hecho tu tarta?

He hecho el bizcocho.

Al principio he tenido algún problemilla,

pero luego lo he vuelto a hacer y lo he sacado.

Y luego he hecho la buttercream.

Al principio se me cortaba, pero después de intentarlo

varias veces no se me ha cortado.

Lo importante es caerse y volverse a levantar.

Y es lo que has hecho, ¿no?

Yo digo que lo importante es cómo se acaba,

no cómo se empieza.

Claro. La apariencia desde luego es muy buena.

Yo creo que porque una está empezada y la otra no,

pero no hubiésemos distinguido la de Patricia y la tuya, ¿eh?

Hoy ha sido una Miri's remontada.

He remontado como un ciclista que va al final

y en el último esprint hace... ¡yiu!

Pues he hecho lo mismo.

¿El punto del bizcocho cómo lo ves?

Buenísimo. Muy bien, ¿eh?

(EDURNE) Por hacer el papel no.

Yo no te digo que aplaudas con alegría, pero...

No, no me parece bien. -Yo... Laila, yo no.

Yo no, yo tampoco.

Si os apuntáis mejor, si no fa igual.

Miri, me gustaría ser un trilero para tener

una bombonas así y moverlas y que supiese cualquiera

del jurado y dijera: "A ver, ¿cuál es la de Miri?"

Sería difícil, ¿eh?

Por estética, por gusto, por acabado, por todo.

Tienes que estar muy orgullosa de ti.

Gracias.

Y ya lo digo yo siempre, es que lo importante

no es cómo empiezas, lo importante es cómo acabas.

Y yo he acabado pues con un Miri's Star.

(Aplausos)

¿Qué tal? ¿Cómo se ve la tarta desde ahí, Laila?

Muy bien. Bastante parecida.

Me parecía que dudabais del jurado.

No, no, no. En absoluto dudamos con el veredicto.

Madre mía.

Lo he hecho bien.

Y me da exactamente igual lo que digan los demás.

O sea, es que me importa un pie.

Jorge, cuéntanos.

¿Qué tal trabajar esa tarta, a priori la más sencilla?

Sí, he trabajado desde el principio con un caos

en el que no me he sentido nada cómodo.

Tengo entendido que no te ha gustado la receta

de Patricia y la has modificado.

No, no, la receta de Patricia me encanta.

Me encanta, pero le he quitado cosas.

Eh... bueno he intentado imitar el color.

Y me hubiera faltado la crema de mantequilla

del chocolate si no hubiera hecho más.

O sea, que gracias. Recomendación.

Cuando una casa seria te da una receta

lo primero que hay que hacer es no dudar de esa receta.

Porque lo sencillo es que seas

tú el que se equivoca, no la receta.

Tú no te ha venido bien algo y has dicho:

"Le voy a quitar mantequilla porque la receta está mal."

Lo que estás diciendo sin querer

es que la receta está mal y es una falta de respeto...

Es verdad.

(NATHAN) Se corta muy bien. -Muy bien.

Vamos, igual.

Hay qué ganas tenía yo

de probar esta tarta, madre mía.

Está rica, ¿eh?

Voy a probar la tuya ahora.

¿Tu ritmo de trabajo te ha gustado?

Quiero modificarlo,

pero a veces no sé en qué correr más.

Lo que podríamos hacer es sacarte un poquito

de esa horchata que te corre por las venas

y hacerte una transfusión de la sangre

de loca y agitada que tiene Elena.

Pues sí, nos equilibraríamos.

Va lento, pero trabaja bien.

Patricia, te quería preguntar,

¿la diferencia de bizcocho a qué se debe? El color.

A lo mejor la materia prima.

¿El chocolate? El chocolate.

Con más porcentaje de cacao uno que otro a lo mejor.

Sí, pero claro, le ha quitado el cacao del relleno

y ha metido en la buttercream.

Jorge, tú tarta está como tú, inacabado.

Que no está mal. Que tú tampoco estás mal.

Pero, macho, danos algo más.

Te veo en la cocina y vas como si lo supieses,

como si "me da igual si llego o no llego".

Quiero verte correr. Si te equivocas no pasa nada.

Te echamos y eso es lo único que puede ocurrir.

Pero dalo. Sí, puede ser.

Y eso se refleja en el sabor, en la textura,

en la gracia, en la estética de todos tus platos.

(RESOPLA)

Va a ser un veredicto difícil.

Porque tendremos que evaluar si es más correcto

un trabajo bastante bien hecho con una actitud floja,

o una enorme actitud con un trabajo con defectos.

Vamos a darle unas vueltas. Sí.

Justas además.

No, no, por favor.

No, Jorge no.

Jorge, ¿viendo el trabajo que han hecho

el resto de tus compañeros te arrepientes

de haber dado las tartas como las has dado?

No, y es verdad la de Miriam pues la he puesto así a posta.

Y las otras dos, mira, pues yo no lo sé

qué hubiera pasado si hubiera sido al revés,

Silene con la de fondant...

Elena, ¿tú estás de acuerdo con la decisión de Jorge?

Son decisiones que él toma y que yo las respeto...

vamos, por supuesto.

Él ha jugado sus cartas.

Tiene clarísimo que esto es una competición.

Jugadas están.

Nos falta ver el resultado.

Gracias, Jorge.

(Aplausos)

Quiere quitarse a rivales fuertes de en medio.

Pero no me va a dar a mí una tarta fácil,

se la va a dar a Miriam.

Porque a ella la considera una rival débil

y a mí una rival fuerte.

Bueno, aspirantes,

los jueces tienen que deliberar.

Pero antes de eso, Patricia, te vamos a despedir

para que te ahorres todo este mal trago

que vienen a continuación.

Ha sido un placer tenerte en "MasterChef".

(Aplausos)

Gracias por volver a "MasterChef".

Esta es tu casa, ven cuando quieras.

¡Bien, Patricia!

(Aplausos)

Pues ahora sí, jueces,

llega el momento de tomar decisiones.

Suerte, chicos.

Suerte. -Gracias.

Suerte, nenes. Suerte.

(CONVERSAN)

Pues porque cada paso lo ha hecho seguro y bien.

No le han tenido que dar otra vez los ingredientes

para que lo repitiera.

(CONVERSAN)

Todavía queda ese hilito de esperanza.

Sí, lo tengo ahí.

Sí.

(CONVERSAN)

Vamos a ver, a los cuatro de arriba.

A Miri no se le ha dado más oportunidad que a nadie.

No le ha salido bien el bizcocho

y ha decidido repetirlo. Hoy no había límite.

Ha pedido y se lo hemos dado.

Al igual que Elena tenía un fondant

que no estaba bien y yo he decidido dárselo nuevo.

Y si estáis insinuando que tenemos trato de favor

con alguien al próximo que pille me lo como.

Porque nos estáis faltando al respeto.

Y punto pelota. ¿Estamos de acuerdo?

Sí, chef. -Sí, chef.

Venga.

Gracias.

No quiero ni saber quién ha podido hacer

un comentario tan desacertado, tan innoble y tan injusto.

En este reto os hemos visto trabajar muy bien a los cuatro.

Pero hay dos aspirantes que nos han impresionado

con el resultado final.

Y esos aspirantes son...

Silene y Miri.

Enhorabuena.

(Aplausos) Gracias.

Enhorabuena porque continuáis una semana más.

Me da una rabia quedarme con Elena,

los dos abajo, viendo cómo Silene otra vez se salva...

El aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

Elena.

(LLORA)

Lo siento en el alma, ¿eh? -Nada, guapo. Nada.

Me voy orgullosa de lo que he hecho.

Me queda ahí

ese resquemorcillo todavía

pues de haber dado quizá todo lo que tengo.

Lo siento, Laila, hija.

Hoy venías con una actitud quizá un poco derrotista.

¿Crees que eso ha podido contigo hoy, Elena?

Bueno, he entrado mal...

Perdón, no puedo hablar.

¡Venga, Elena! -¡Guapa!

(Aplausos) ¡Vamos, Elena!

(EDURNE) ¡Elena, cariño! ¡Tú vales mucho, mi amor!

Se acaban los sueños, se acaba una experiencia única,

el aprendizaje, el estar ahí con todos los compañeros.

Se acaba todo.

Elena, mira, llevo cinco temporadas

de "MasterChef" adultos y te puedo decir de verdad

que eres de las pocas personas que he visto moverse

en la cocina con alma de cocinera.

De verdad.

(NATHAN) ¡Va, Elena! ¡Elena!

(Aplausos)

¿Quién es el nuevo MasterChef España para ti?

(SUSPIRA)

La rubia, quién va a ser.

Para mí Laila ha sido como lo que me ha faltado

de mi pareja, lo que me ha faltado de mi familia,

lo que me ha faltado de mis amigas.

Pues imagínate.

¿Puedo bajar con ella? Sí, puedes bajar, cariño.

(LLORA)

(Llanto)

Yo lo he dado todo en esta prueba.

Lo he dado todo.

Es una persona que me ha demostrado

desde el minuto uno que tiene un buen corazón,

que es honesta y que es leal.

Encontrar alguien así es un tesoro.

De todo hay que quedarse siempre con la parte buena.

Y ya sabes que no te vas con las manos vacías.

Yo tengo en la mano algo para ti.

Esta tarjeta de nuestro patrocinador,

el supermercado de El Corte Inglés,

valorada en mil euros para tus compras en alimentación.

Nuestro patrocinador de electrodomésticos, Bosch,

te regala una selección de electrodomésticos.

Incluido el horno a vapor.

Y también te vamos a regalar la batidora.

Te damos también el juego oficial de "MasterChef"

y 6 meses de libre acceso

a la Escuela Online de "MasterChef".

También te llevas

los maravillosos cuchillos de "MasterChef".

Pero lo más importante de todo, te llevas el amor

de todos los que están ahí arriba,

yo creo que de nuestro jurado también.

Y el mío lo tienes clarísimo, ¿no?

Elenita.

Ven aquí, hombre.

Que te has dejado la piel aquí.

(CARIÑOSO) Ay, tonta, no te pongas así.

Disfrútalo, ¿eh?

Una cosita te digo, esa pasión tuya que demuestras

no la metas en una cajita, porque la suerte

en algún momento te tiene que venir de cara. ¿Vale?

(Aplausos)

Vamos, esa sevillana.

(Aplausos)

¡Ele, nos encantas! ¡Nos encantas!

(MIRI) ¡Olé, Helen!

(Aplausos)

(Aplausos)

"MasterChef" me ha dado aparte del aprendizaje

de mí misma me ha dado vida, me ha dado emociones,

me ha dado gente que no

se va a salir de aquí tan fácil.

Yo qué sé, me ha dado todo.

Me ha dado todo.

El último reto de la noche

nos deja el sabor amargo de la despedida de Elena,

ese momento que no queremos que llegue

pero que nos conducirá

al nombre del próximo ganador de "MasterChef".

Nos vemos la semana que viene.

Mientras ya saben, pónganle sabor a la vida.

Hoy vais a enfrentaros a una prueba muy especial.

Que entren los ex aspirantes.

Ya podéis correr, dejaros el pellejo.

Y aún así veremos si sale. ¡No hay tiempo!

¿Me pongo la chaquetilla y lo arreglo yo?

¡Vais muy retrasados!

¡Si seguís así no van a salir vuestros platos!

A partir de ahora me escuchas a mí.

Ya, pues entonces habla bien a las personas.

No pierdas el tiempo con eso.

¡Silene, sale ya, por favor!

¡Ex aspirantes, no os veo correr!

¡Eh! -Odkhuu, por favor, hazme caso.

Sí, sí, hablas mucho, pero no está haciendo nada.

Esto es una pérdida de tiempo. Por el amor de Dios...

Aspirantes, en este reto tenéis que esmeraros

para sacar sobresaliente. Adelante Paula, ganadora

de "MasterChef Junior IV".

¡Paulita!

Veo como muchas ideas dispersas

pero no veo materializar ninguna.

¡Huy, me cago en la leche! ¡A tomar por saco!

Tiene una pinta eso que no me apetece comerlo.

Parece mentira, tío. Mentira.

Va a ser breve porque no me interesa nada.

Hoy te vas y aquí no ha pasado nada.

Es que a mí me daría hasta vergüenza presentarlo.

Tú todavía no lo has entendido.

Con todo nuestro dolor el aspirante que no continúa

en las cocinas de "MasterChef" es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 8

MasterChef 5 - Programa 8

28 may 2017

En 'MasterChef' ya solo quedan ocho aspirantes que tendrán que demostrar todo su potencial. La caja misteriosa de la primera prueba contendrá cuatro tipos distintos de arroz: bomba, venere, salvaje y largo. Podrán usar más de una variedad, pero el jurado no perdonará que no utilicen el adecuado en su receta. Loles León y Fernando Tejero, finalistas de 'MasterChef Celebrity', supervisarán el cocinado en ausencia de los jueces, que solo regresarán para catar los platos a ciegas con la ayuda de la chef María José San Román (una estrella Michelin), experta en arroces y una de las embajadoras del aceite de oliva virgen extra.
En la prueba exterior, Dani García (dos estrellas Michelin) abrirá las puertas de su restaurante BiBo Madrid, para que los aspirantes cocinen un menú de seis platos diseñados por el chef, que servirán a 40 bloggers e instagramers expertos en gastronomía y moda. Además, dos aspirantes recibirán una masterclass exprés de maridaje de la mano del sumiller Rafael Moreno y deberán escoger el vino idóneo para acompañar cada plato. El equipo ganador tendrá como recompensa una masterclass con Dani García.
En la prueba de eliminación, la diseñadora de tartas Patricia Schmidt llevará algunas de sus creaciones que tendrán que reproducir a la perfección en 120 minutos.
 

ver más sobre "MasterChef 5 - Programa 8" ver menos sobre "MasterChef 5 - Programa 8"
Programas completos (14)
Clips

Los últimos 245 programas de MasterChef 5

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Denisse García García

    Hola soy de P.R. me.encanta el programa,.cuando comencé a ver me chocó en la manera en que los tratan los jueces, pero luego de verlos comprendí que para ser los mejores deben trabajar para eso. Me impacta la gastronomía española los admiro, y los felicito de verdad, Pepe una chulería, Jordy exigente guapo, lindo ahhhh, la otra dama también muy buena,.felicidades España por tan buen programa he aprendido también, saludos desde P.R., Denisse.

    29 jun 2017
  2. Valentina Rostran

    Yo opino una cosa aqui se va el q cocino mal y a Elena duelale a quien le duela la torta no le salio bien fue la.peor d las tres. Aqui no estas por trayectoria, t dan un plato si lo haces bien t quedas y si no t vas y se acabo.. aahh y yo tambien soy miri's fan. Ganadora Miri guapa..

    07 jun 2017
  3. Diana_Gp_

    Deberían de sacar a Miriam, siempre necesita ayuda en las pruebas de exteriores nunca puede hacer una preparación sola.

    06 jun 2017
  4. Eló

    Desnecessário los spoliers!!!!!!!!!!!!!

    05 jun 2017
  5. Amor Illera

    Gracias Volátil! Acabas de fastidiarle el programa a más de uno!

    05 jun 2017
  6. Volátil

    SPOILER!!!Por cierto, me acabo de dar cuenta de q es spoiler. Lo siento. Quien no haya visto el programa 9 que no lea mis comentarios!

    05 jun 2017
  7. Volátil

    La expulsión de Laila fatal, quería decir.

    05 jun 2017
  8. Crd244

    Me parece una vergüenza estar beneficiando a gente que no sabe cocinar y que tal vez solo traiga raiting, este es uno de mis programas favoritos pero últimamente se están yendo concursantes que dejan la piel y dependen de este concurso, que lo toman enserio. Pero no Jorge y Miri par de ... tienen que seguir en programa. Y después dicen que no hay favoritismo. Lo de Elena fue la gota que derramó del vaso. Recomiendo a los chefs ver de nuevo todos los episodios y a juzgar por ellos mismos. Qué pena que pongan otros temas delante de la escencia de MasterChef; la cocina.

    04 jun 2017
  9. Sade

    Injusta la expulsión de Elena, pero claro hay que seguir con el patetico juego amoroso de Jorge y Miri, no hay ni un solo programa que no saquen el tema... en fin juzgad ustedes mismos

    04 jun 2017
  10. Jelgoro

    Venga ya super injusto la expulsión de Elena encima que le dan la tarta más difícil cosa que no entiendo cómo el jurado puede poner el futuro de los concursantes en manos de otro concursante que lo normal es que a poner las cosas más fáciles a sus afines, lo segundo si que hubo Tongo porque Jorge iba a coger la tarta blanca y Jorge le dijo solo te digo que esa tarta tiene dos cestasas de ingredientes y ya cogio la tarta más fácil en mi idioma eso es coacción pero bueno y ya lo de la miri está es de pena aparte solo con el hecho de escucharla hablar ya me pone nerviosa antes de cocinar debería aprender a hablar. Vaya asco de programa lo sigo desde el principio y cada año va a peor

    03 jun 2017