www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3635499
Para todos los públicos MasterChef 4 - Programa 11 - 15/06/16 - ver ahora
Transcripción completa

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

Hoy, nuestros aspirantes van a repasar una lección

importantísima en la asignatura de cocina:

la calidad de los ingredientes.

Y se van a someter al veredicto de unos jueces muy especiales

que son muy queridos por todos y que hemos conseguido

que paren de girar, y detenerse en las cocinas de MasterChef.

Campanitas.

Hay cuatro nada más.

No cuadra porque somos 6. He pensado que igual nos ponen

por equipos o nos dicen "de esos platos, haced uno".

La verdad es que a las alturas que estamos

te esperas cualquier cosa.

Uy, somos muy pocos.

Buenas noches, aspirantes. El primer reto de hoy

empieza al revés.

Tenéis 3 minutos para entrar en el supermercado y hacer

la compra a ciegas, sin saber lo que vais

a cocinar, o intuyéndolo, según lo que os encontréis.

Aspirantes, ¿preparados? El tiempo comienza

en 3, 2, 1. Ya.

Vamos, chicos, vais a ciegas.

Arroz basmati... A ver, a ver.

Tomate, por si acaso, también.

Últimos 30 segundos.

Un poquito de soja.

Déjame pasar. -¿Parra allá o para acá?

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno... A las cocinas. David, vamos.

A mí esto de hacer la compra a ciegas me vuelve loco,

Porque quiero coger tantas cosas que me vuelvo loco.

Entonces sé que me perjudica.

Hoy, el supermercado, era una huerta.

Y esas cestas respiran tierra.

Evidentemente, hoy vais a cocinar un plato vegetal.

La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir

5 raciones diarias de fruta y verduras.

Y hoy vais a demostrar que además de comerlas crudas

hay muchísimas maneras de cocinarlas.

Yo hago las verduras al vapor, hervidas, refritas, en pisto,

en crema... En mi casa somos de comer mucha verdura.

La cocina es placer, pero también conocimiento

y responsabilidad. La tendencia hoy en gastronomía es tener

en cuenta el equilibrio con el ecosistema.

Y eso significa trabajar con productos de temporada

que además sean cercanos al lugar donde se consumen

y así promovamos el consumo responsable.

Es lo que llevamos hablando mucho tiempo en MasterChef:

el "Slow Food". "Slow Cluf".

Mi padre siembra en la huerta todos los años

una barbaridad. 300 matas de tomate, otras de pimientos,

de berenjenas, de pepino...

"Slow Food" es la huerta de toda la vida.

Vais a tener ayuda, pero antes de presentar a nuestra invitada

mirad lo que tengo.

El preciado delantal dorado.

Solo será para uno de vosotros, el mejor en esta primera

prueba de la noche que se convertirá en inmune

a la expulsión y en el primer capitán

para la prueba por equipos.

Eso significa que el ganador del delantal estaría

en la semifinal de MasterChef.

Así que ya podéis aplicaros en la elaboración

del mejor plato vegetal.

Pienso que conseguir el delantal dorado

lo tengo difícil porque con los ingredientes

que he cogido y siendo cocina vegetariana

y no es muy fuerte... Pero hay que intentarlo.

Para ayudaros y daros alguna idea ha venido

desde El jardín, en Mallorca, con una estrella Michelin,

una experta en tratar los productos autóctonos.

Una mujer valiente, emprendedora, que busca

la inspiración para su cocina en la materia prima

local de Mallorca.

Macarena de Castro.

Buenas. ¿Cómo estáis? ¿Bien?

Buenas noches. Bienvenida, Macarena.

Nos encanta tenerte de nuevo aquí en MasterChef.

¿Cuál es tu verdura o fruta preferida para cocinar?

Yo creo que lo más importante es usar lo del momento

lo que te traen los productores de la huerta al restaurante,

es lo más importante.

No hay que buscar el plato sino el producto.

Bueno, Macarena, has traído algunos ejemplos

para que nuestros aspirantes se inspiran y cojan ideas.

Es fácil, ¿eh? Aspirantes, por favor.

Hola.

Hemos traído aquí el primer plató que es

un plato que hacemos en Uruguay.

Tenemos una lechuga asada a la parrilla,

el aguacate también.

El calabacín lo hemos cortado pequeñito para comerlo

en crudo. Hemos al vacío, al vapor, unas lentejas

al horno, un patatón mallorquín que si lo veis,

esta es la patata.

Y siempre unos toques de hierba, que en cada bocado

sea diferente, que venga un dulzor, un amargo,

un cítrico. Y hemos puesto el cítrico en el tofu.

El tofu lo hemos trabajado, le hemos puesto aceite

de oliva, hierbas, ralladura de limón y de naranja.

Lo hemos puesto con agar agar y lo hemos puesto luego encima.

Qué colores más bonitos en el plato,

qué bien decorado. Así apetece comer verdura.

Cuando una lo decora muy bonito te entra por el ojo.

Seguimos con un merengue de romero. La berenjena

la hemos asado a la parrilla, hemos aliñado con ajo crudo,

aceite de oliva y sal, sin más.

Y luego la trufa mallorquina de verano que es increíble

y que para empezar un menú con algo así sorprende.

Luego tiene la textura del merengue abajo,

el crujiente. Es un bocado muy bueno.

Vamos a terminar con un postre de tubérculos y almendra.

Hemos traído almendras tiernas que ahora en Mallorca

las coges del árbol y por dentro están líquidas.

Tenemos gel de naranja, de limón, apionabo, remolacha

que la hemos calcificado y un poco de boniato asado.

Como veis, al final es crudo, parrilla... Hemos hecho

algunas gelatinas... La verdura da mucho juego para hacer

buenos platos, ¿no? No hace falta más.

Qué bien, Macarena. Preciosos platos.

Espero que nuestros aspirantes hayan tomado nota

y hagan un gran plato también.

Eran impresionantes. Hay platos que decías

como me digan que haga eso no sé ni por dónde empezar.

Macarena ha sido de gran ayuda, ya lo habéis visto.

Y yo también os voy a dar una pitita, una pequeña ayuda

por si queréis utilizar el horno al vapor.

Mira, yo hoy voy a arriesgar. Si lo hago mal, un "zasca"

y a mejorar. Y si lo hago bien y lo bordo, me dan

un delantal dorado que es lo mejor que te pueden dar

en MasterChef junto con el pin.

Mirad, os he preparado un plato similar a lo que podéis hacer

con lo que teníais en el supermercado: verduras,

huevos, quesos, aliños, hierbas, cítricos

ye demás cosas para hacer un plato sencillo y coherente.

La mejor manera de cocinarlos va a ser este horno

Es muy parecido a un horno profesional, no solo

cocción en seco. También tiene dos cocciones más.

Una cien por cien vapor y una mixta. Sería combinar

un asado tradicional que soportará una humedad

que hará que esté asado pero a la vez muy jugoso.

Lo bueno que tiene la cocción al vapor es que todas

estas verduras las puedo preparar pequeñitas,

casi terminadas para emplatar, y van a conservar

sus nutrientes, su color, tendrán una textura crocante

muy interesante y las virtudes naturales de esa verdura.

Por ejemplo, aquí tengo apionabo, lo hemos tostado

en una barbacoa, aceite de romero envasado al vacío

y cocinado al vapor.

El vapor nos va a dar una cocción muy buena

y ese vacío va a hacer que estos sabores a barbacoa

impregnen esta verdura en particular.

Tengo una sartén. ¿Por qué voy a utilizarla? Lo hacemos

mucho en restaurante. Para introducir sabores ricos.

Verduras como espárragos, alcachofas,

tirabeques, una remolacha... Tengo unas setas, un hongo,

unas colmenillas... Y le doy una cocción muy breve

al conjunto. ¿Qué puedo hacer? Introducir un toque de romero.

Un poquito de nuestro aceite MasterChef. Una gota.

Salteo brevemente e incorporo un queso y una yema de huevo.

Esta yema de huevo está pasteurizada.

Hemos metido unas yemas, un golpe de calor muy rápido

y aromatizado con un poco de ajo y de trufa.

Este cacharro que ya conoce David.

Amigo mío. Haremos un trazo de yema.

A esta yema de huevo le vamos a añadir

este aceite de hierbas que tengo aquí.

Un poquito. Aquí. Ángel, aguántame la sartén, por favor.

Este tipo de platos es bonito no cortar demasiado la verdura,

respetar las formas naturales. Gracias, amigo.

José Luis, tú que eres un pro de las carreras al abatidor.

Hay un cacharro en el abatidor. Tráemelo muy rápido.

Mirad, aquí tengo queso. Una infusión de agua, sal

y parmesano. Lo hemos hecho hervir y lo hemos

enfriado en la nevera. La grasa se ha separado,

elimino la grasa y me quedo con esa agua.

Lo hago hervir de nuevo con un gelificante

que se llama capa. Es un gelificante que nos da

rigidez y que gelifica muy rápido.

Tan rápido que mirad.

Uno, dos, tres.

Cortamos un poquito aquí Y cortamos un poquito aquí.

Gelifica tan rápido que nos queda un tubito.

Toma. -Qué bonito.

Podemos cortarlo y nos quedará la forma idéntica del macarrón.

Estos macarrones de parmesano los colocaremos

con cierta gracia. Es importante dar sabor

a estas verduras. Tengo hojas de las mismas verduras

que he utilizado: de zanahoria, un tomillo limón...

¿Qué logramos? Hacer un plato que es visual, es bonito,

es muy, muy sano, no tenemos que renunciar

al sabor por el mero hecho de que esté hecho

en base a verdura.

Es lo que os pedimos en esta prueba: un plato

de verduras que tenga rollo, rock and roll, sabor,

sano, y que demuestre que con verduras

se puede hacer mil cosas. Y con vapor, muchas más.

Ver cocinar a Jordi es una pasada.

Esos minutos que te muestra cómo es, cómo cocina,

cómo se desenvuelve y verle la cara con la que cocina

me parece lo más.

Atención, todos los platos tienen que estar listos

en 45 minutos.

Aspirantes, el tiempo comienza en tres, dos uno, ya.

Voy a hacer un tartar de escalibada con sabor

ahumado y después las verduras que la acompañarán al vapor.

Haré una vinagreta de cítricos. Quiero hacer un emplatado

creativo, bonito, que ya toca.

Macarena, después de ver tus platos me da miedo decir

qué se puede hacer con tanta verdura. ¿Qué haríais?

El abanico es amplísimo. Pone un poco de sal gruesa,

dejas las verduras como las quieras comer,

algo de hierbas y una cocción lenta al vapor.

Voy a hacer un timbal de verduras, un crujiente

de queso y una cremita de tapines y espinacas.

Voy a hacer una cremita de calabaza que quede naranja

para luego el emplatado que quiero hacer una pincelada

con cidronela y un poco de nata, todo mezclado.

Y luego unas verduritas. He infusionado el aceite

para que le dé aromas.

Quieren algo diferente, pues vamos a dárselo.

Fácil y sencillo.

¿Verduras muy poco hechas o verduras muy cocidas?

El vacío y el horno al vapor son cocciones muy cortas.

Lo que queremos es textura, el sabor no se puede perder.

Es verdad que en la alta cocina siempre las texturas,

las verduras justo hechas, un poco crocantes y tal.

Comer las cosas al vapor, ¿más sano que eso?

Se pueden hacer muchas cosas: bizcochos al vapor, panes,

pescados, un cereal, una carne...

Tiene mucho rollo, mucha magia.

Todos los que estamos hemos evolucionado.

Cada uno a su manera. A Raquel la veo más estancada.

Como dice ella: "¿Para qué voy a desferificar un guisante

si el guisante es redondo?"

Virginia es más ambiciosa en ese sentido.

Qué bien les vendría ahora a nuestros chicos la aplicación

de MasterChef para coger ideas.

Hay muchas recetas: carnes, pescados, postres...

Y, cómo no, vegetales.

Además, puedes comprar los ingredientes de cada receta

directamente y te los envían a casa.

Descárgatela que es gratuita. Yo, por cierto, voy a hacer

mi pedido para la cena de esta noche. A ver, salmón.

Me cuadra.

Aspirantes, han pasado ya los primeros 15 minutos.

Aún tenéis por delante 30.

José Luis, ¿qué vas a cocinar, amigo?

Voy a hacer un tipo de pisto. ¿Pisto al vapor?

Al vapor y lo voy a soltar aquí en la sartén.

Le quiero poner unas verduras salteadas con las setas

que las tengo a medio saltear. ¿Y el sabor especial?

¿La chispa dónde está? No sé, es lo que voy a sacar.

Tiene que ser una canción, donde todo tenga sentido.

Que suene bien. Va a ser todo verduras

pero algunas cocidas, otras al vapor...

¿Cómo ves el plato de nuestro amigo José Luis?

Bueno, le falta lo que decías: un poco de chispa.

Yo voy a intentar darlo todo a ver... Pero no tengo

verduras. De lo que he cogido voy a sacar poco, no tengo

chicha en el cesto para hacer milagros.

Un poco más.

De los 6 que quedamos la que más domina

la cocina vegetariana soy yo. Espero que me salga bien.

Los nervios traicionan pero espero que salga bien.

José Luis... Me ha gustado el planteamiento

de las verdura salteadas con setas y se va a mover

por ahí pero tiene que estar muy bien hecho porque

sabor va a tener... ¡Hum! Va a quedar un plato justito.

¿Has visto a Ángel? ¿Qué está haciendo?

Nada, le ha puesto un papel de cocina transparente

creo que con la intención de meterla en el microondas

y secarla hasta que le quede un cristal de perejil.

Que le queden crujientes las hojas. Se le quedan secas

al meterlas en el microondas.

Virginia, cuéntanos. -Hola. Mira, estoy haciendo

un puré de calabazas con anís estrellado.

Le voy a echar un poco de curry que a mi niño de 8 años

le encanta. Después he hecho un carpacho, que le he metido

un poco de cidronela, unos clavos y lo estoy

macerando el aceite.

Voy a hacer unos espaguetis de nabo. E hinojo

he metido para hacer una especia de ensalada.

Y ahora quiero hacer un pequeño cuscús de romesco

y eso para que le dé un toque más crujiente.

Tiene buena pinta, ¿eh? ¿Y el horno?

Esto lo voy a hacer al vapor. En vez de cocido, en sartén...

Lo voy a hacer al vapor.

Tú que eres del Sur. ¿Cuando cocinas te pones música?

Claro. ¿Qué música te gusta?

A mí me gusta mucho Manuel Carrasco. Me encanta.

Alejandro Sanz... Todo en español

porque en inglés muy mal.

Y si tienes que poner el nombre de una canción

a tu plato, ¿qué nombre le pondrías?

(CANTURREA) No dejes de soñar...

Qué bonita. Yo sueño con tener

el delantal dorado. Ah, por eso...

Anda, mira cómo le gusta Manuel Carrasco.

Bueno, suerte, sigue cocinando. Muchas gracias.

A seguir soñando.

Ay qué mono todo. -Qué bien.

Qué silla tan bonita.

Es que es de Albacete.

Bueno, David, me encanta verte hacer ese gesto.

Hoy, que estamos tan pegados a la Tierra con estos productos,

hay que cuidar el planeta.

O no nos regalará más. Huy, está sudando.

-Voy a hacer un plato vegetal en texturas.

Voy a introducir una espuma de legumbres.

Voy a hacer un cuscús de romanescu y de coliflor.

Voy a meter calabacín en tiras.

Voy a hacer una galleta de pan para cortar la textura.

Y para darle un poco de técnica y lo que hemos aprendido,

voy a hacer una impregnación de una salsa con tomate, ajito

y un pimiento, a un melón, para que parezca sandía.

¿Es tu primera impregnación? No es mi primera.

Sabes qué debe tener una impregnación

para que funcione, ¿no? ¿Sentido?

Aparte de sentido, estar muy líquida.

Lo trituro y lo cuelo. Te quedará un puré.

Un puré no impregnará nada.

Voy a probar. Mucha magia, ¿no?

Bueno, a ver. Siempre me gusta probar cosas nuevas.

¿Esa magia se podrá comer?

Creo que sí. -Para el cuscús,

¿has cocinado las verduras? -No. Lo he cocido.

-El cuscús, qué bueno. Me encanta. -A mí también.

-Cucurrucucú, paloma.

¿Estás pillando lo que te dice? No.

Si te dice: "¿Para hacer el cuscús, has cocinado la coliflor?"

Pero no te lo ha dicho como sugerencia.

La escaldé. ¿Estás loco? Se hace en crudo.

Está hablando de las texturas y eso.

-De eso entiendo yo mucho. Las texturas y eso.

Aspirantes, en 15 minutos, tiene que estar todo preparado.

¿Dónde está la batidora?

-Lo de David ya es... Tengo un tomate.

Lo subo a la moto. Derrapa, da vueltas de campana,

se cae, se impregna con no sé qué.

Lo típico de que voy a vacilar, pero no sé cómo.

-Madre mía de mi alma.

Cómo se nota la evolución en los fogones

de los aspirantes. Y es que están asimilando

todos los conceptos que trabajan aquí

y en las clases de cocina que reciben cada semana

de la primera facultad de Gastronomía de España,

el Basque Culinary Center.

Allí, grandes profesionales les enseñan a mimar

la materia prima, diferentes técnicas

y les ayudan a investigar nuevos sabores

que les preparan para ser auténticos cocineros.

Mira el Pepe.

El Pepe, de una sopa, se come dos o tres platos.

-Hola, Ángel. Cuéntanos. -Buenas.

Las verduras las tengo preparadas. Estas también.

Hice una crema con calabaza, nata y cidronela.

Voy a meter unas frambuesas que se están congelando,

haré un caviar para ponerlo por encima.

¿Dulce o salado es el plato? Es más salado que dulce,

pero le pondré un poco de todo.

-Eso es con una máquina que tienen,

que maceran el aceite, lo envasan al vacío y echan hierba.

Te veo de un refinado extraordinario.

Te quiero conquistar y me está costando mucho.

Nos vamos a entender tú y yo al final.

Me tiene un poco de ojeriza. ¿Sí?

-Ya nos vamos entendiendo. Sí.

¿Tú cocinas, Antonio, bien? -Bien, no te puedo decir.

Cocinar, cocino. Pero bien, no sé.

-Yo me he ido todos los días a comer a tu casa.

Aspirantes, últimos tres minutos. Oído.

-Como decían los Morancos.

"¿Sabes quién hace muy bien las setas?" "¿Quién?" "El Zorro".

-¿Eso es cáscara de pepino?

-Creo que es calabacín partido fino.

Hay unos cortadores. -#Calabacín, calabazón.#

-¿Me da tiempo? Sí me da tiempo

Aspirantes, acabáis de entrar en el último minuto.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! Manos arriba.

Esto es un atraco.

Manos arriba, que esto es un atraco.

-En el mundo de las verduras puedes hacer muchas cosas.

No, simplemente, una guarnición. Me ha gustado mucho la prueba.

Macarena, gracias por tus consejos.

Esperemos que nuestros aspirantes hayan tomado buena nota.

Es un placer verte siempre en estas cocinas.

El placer es mío. Mucha suerte a los chicos

en la recta final. -Muchas gracias.

(Aplausos)

Aspirantes, la suerte está echada.

Vosotros ya habéis hecho vuestro trabajo.

Y ahora, le toca al jurado probar

vuestras creaciones y dar su veredicto.

Ángel, tú serás el primero.

¿Ese de dónde es? -Mira, mira, mira.

Nuestros invitados catarán los platos.

Y si les gustan, lo demostrarán dando un beso a los aspirantes.

De lo contrario, se marcharán sin saludarles.

Bueno, Ángel, cántanos tu plato.

He hecho un caviar de tomate, un caviar de frambuesa,

que la he congelado y unos pimientos rojo y verde

muy chiquitines, que están crudos.

Por otro lado, la zanahoria chiquitinas, con el calabacín.

Y me he reservado unas calabazas

para que estén con el toque de mantequilla.

He salteado unas yemas de espárragos

y los crujientes de alcachofa.

¡Jolín, Ángel! Quién te ha visto y quién te ve.

Yo le pongo todo el interés que puedo.

Yo quiero llegar al máximo, quiero aprender. Quiero más.

Como os dijimos al principio,

en la cata de hoy no vamos a estar solos.

Han venido unos jueces muy especiales

como invitados a nuestro homenaje culinario a la música.

Ángel, ¿quieres saber quién

vino a probar tu plato? Por supuesto.

Adelante, Diana Navarro.

(Aplausos)

("Ni siquiera nos quedó París")

¿Qué tal?

Muchas gracias por venir a "MasterChef",

por aceptar nuestra invitación.

¿En qué andas metida ahora? Cuéntanos.

Estoy a punto de presentar "Resiliencia",

que es mi nuevo trabajo.

Con muchas ganas de presentarlo

y de que llegue al corazón de la gente.

-Canta muy bien esta niña. Tienes unas cualidades.

-Una voz maravillosa.

¿Cómo se cuida una voz tan privilegiada como la tuya?

Tomando cosas ricas. Este plato apunta bastante bien

para cerrar las cremalleras. -¡Olé!

-Y nada, sobre todo, intentando ser feliz.

Vamos a probarlo. ¿Tú cómo combinarías?

-Con un caviar de frambuesa. -Venga.

-Lo coges con un poco de dulce.

No lo había dicho, pero hay infusionado

aceite con tomillo y romero. El aceite, igual, está rico.

-Para eso me habéis invitado. Vamos allá.

-¿Que se vais a comer, el plato entero?

Se lo van a comer entero, tío.

-A mí me ha gustado la textura y la mezcla de sabores.

-La textura. -Eso voy a decir yo.

La costura está muy buena.

¿Algún defecto le sacarías? Sí, sí.

A lo mejor, al aderezo, que uniese más todo.

Un hilo conductor. Sí. A lo mejor,

el aceite de tomillo, un poco más.

Pero porque yo soy muy panera. Y estaría ahí...

Están los elementos dispersos. No parece un plato tuyo,

porque es demasiado refinado.

Y te diré que, a lo mejor, más crema que una todo.

Y un poco más de cantidad de verduras.

Está demasiado disperso, como para una foto.

Pero el plato lo tenemos que comer.

Me sorprende un montón. Que de una persona como tú,

hayas evolucionado a esto. Lo que sí, te falta

un poquito de saber colocar las cosas.

Pero, vamos, para la prueba que era, me sorprende para bien.

Me alegro.

Es un plato lleno de buenas intenciones.

Bonito. Hay mucho trabajo,

muchos intentos de hacer cosas que transmitan sabor,

que no lo lograste. Pero tiene una parte buena,

tu actitud, que dice mucho de tus ganas de triunfar.

Ha encontrado el camino. Está ahí ahí.

Está en tus manos el veredicto. ¿Te ha gustado el plato?

A mí me ha gustado.

Así que yo le voy a dar un beso. Tú sabrás lo que merece.

Enhorabuena. -Muchas gracias.

Ángel, qué suerte tienes, que te bese una mujer tan guapa.

La verdad es que guapa es.

-Tengo días. Qué peligro tiene.

Gracias, Diana. Gracias a vosotros.

(Aplausos) -Muy bien.

-Estoy contento. Muy contento, muy contento.

Empecé con muchos pájaros en la cabeza,

muchas preocupaciones y me las he quitado.

La única preocupación es llegar a la final.

-Huy, qué nervios. -Qué bien has hablado, tía.

-Me ha costado. -Has hablando de la textura.

-Claro. Esto es como el baile. Tú puedes tener los pies así,

pero tienes que tener la cara así. Igual.

(Aplausos)

-Cara flamenca, Raquel.

-Ese tiene buena cara. -Es una lasaña de verduras, ¿no?

-He hecho un timbal de verduras con una crema de espinacas

y pistachos y tapines.

Raquel, prepárate, porque tu plato lo va a probar

toda una institución. Es alguien sin el que no se concibe

el panorama musical español. José Mercé.

(Suena "Del amanecer")

(Aplausos)

Raquel. -Encantada.

-Qué guapa eres, hija. -De Jerez.

-En la carita, se le nota que es de mi pueblo.

-Y yo también soy de Jerez. -¿Tú también?

-Y es verdad, eh. Tiene razón.

Tiene cara de Jerez de lejos.

Bueno, José, maestro. Cuéntanos.

¿En qué andas metido? Bueno, en principio,

estamos ya con un nuevo trabajo. Se llama "Doy la cara".

El día 2 de julio ya empezamos en el Circo Price de Madrid.

Vamos a estrenar el disco. Estáis invitados, desde ya.

Estaremos por todos los rincones de España.

¿Y eres más de dulce o de salado?

Soy muy goloso, pero me gusta mucho comer.

La comida me encanta. Vamos a probarlo.

Hay berenjena, ¿no? -Berenjena. Un timbal.

-¿Timbal o pimbán? -José no ha hecho

ni un bocadillo en su vida.

Tiene toda la pinta.

-¡Oh! Esto está que quita el sentido.

Vamos a probarlo, a ver si es verdad.

Lo mismo, estás barriendo para casa.

Hombre, claro. Está bueno.

-Está buenísimo, pero de verdad. ¡Ojú! ¡Qué maravilla!

Está la berenjena con una textura...

Yo soy de los que digo "costura". Está bien cosida.

-Estaba loco por decirlo.

-Perdona. Ya tenéis que decir "textura", eh.

-Yo no le saco ningún defecto. ¿No?

¡Olé, olé y olé! -A mí me encanta.

-Tiene... Tiene para comerse otra mijita.

Me voy a comer otra mijita. -Tiene sabor.

-¡Olé, olé!

-Es que está buenísimo. No le puedo poner pegas a esto.

-¿Qué quieres que te diga? No te preocupes, maestro.

Nosotros le ponemos pegas.

El aceitazo me sobra. Lo has salteado

con mucho aceite y la berenjena lo ha absorbido.

Y me falta ese rock and roll bueno.

Esa alma que le pone nuestro maestro.

Hay que darle un sabor, algo que, realmente, nos diga.

Que sea expresivo. De acuerdo.

-Tengo que decirle a mi Raquel, que a mí me ha gustado el aceite.

Me falta un poco de pan para mojar.

Es el aceite que tenemos en "MasterChef", de calidad.

Oye, el plato está rico. No se le puede poner pegas.

Es verdad que es el plato ordenado

de un ama de casa. Yo lo veo muy casero.

Lo veo muy de casa. Ese es el problema.

No lo veo de restaurante. Lo veo de casa.

-De comértelo en tu casa. A la altura que estamos,

queremos que Raquel nos haga

algo que sea de restaurante. Y no tanto de casa.

A mí, la verdad, me ha gustado. De ahí, no me va a sacar nadie.

-A él le ha gustado. -Respeto la opinión de vosotros.

Los expertos son ellos. Bueno, quizás, eso del aceite.

Además, este de "MasterChef" es muy bueno.

A ver si me llevo algo de aceite ahora para casa.

Y la verdad, tengo que decirte una cosa.

No te daré un beso. Te daré dos o tres,

porque te los mereces. -Gracias.

Muchas gracias. -Y enhorabuena.

Muchas gracias por tu veredicto, por tu arte.

Estamos encantados de que estés aquí.

Muchísimas gracias a vosotros. Para mí, es un placer.

Siempre que necesitéis algo de mí, ahí estoy,

siempre que sea para comer.

(RÍEN) -Para cocinar, no.

-Contentísima. Qué gracioso ha estado.

El hombre le iba dando la vuelta.

Como diciendo: "¿A esta muchacha cómo le digo

que está feo su plato? Y menos, de Jerez.

A esta le salvo el culo como sea".

-Primero, le dice lo de la textura.

-Huy, qué arte más grande, José Mercé.

-Estas tienen que hacer una buena olla.

Las caras de ellas dos, lo da. ¿Estaba bueno, José?

-Estaba bueno. Lo que pasa, es que está de casa.

No es para restaurante. Eso es verdad.

-He hecho una crema de... De...

¡Ay, no me sale! Una crema de...

De esto. ¿Cómo se llama esto? Nabo. Apio. Celerí.

No. Joder, de... ¡Ay! Lo tengo en la punta

de la lengua, pero se me ha ido.

Una crema de alubias con nata y queso.

Por otro lado, unas zanahorias al vapor.

Y una galleta de pan con un poco de ajo.

Y para hacer una especie de trampantojo,

he hecho un melón impregnado con una salsa

de tomate y pimiento. Si tú tuvieses que ponerle

el nombre de una canción a tu plato,

¿qué canción le pondrías? ¿El nombre?

Sí. Fito. "La casa por el tejado".

(Risas) "La casa por el tejado".

Cómo le pega. Maravilloso.

Huy, este está nerviosísimo. Me imagino que estás deseando saber

qué cantante probará tu plato. Pues es alguien muy joven, como tú.

Alguien que debería ser un ejemplo

para todos vosotros. Adelante, Pablo López.

(Aplausos) ¡Oh!

(Suena "Tu enemigo")

Hola. ¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Creo que empiezas una gira. Llevamos seis meses de gira.

Ahora empezamos otra etapa que abrimos en Madrid,

a final de junio, en el Price, que estaremos varios días.

Qué bien. Estamos hasta Navidad.

Si nos buscan, por todas partes me encontrarán,

con el piano y esas cosas.

Vamos a probarlo, ¿no? Vamos allá.

-A ver. ¡Ojú, Pablo! Va a pasar mucha hambre.

-El tema es bueno del plato. -Se lo ha comido entero.

-No le has dejado a esta gente nada.

-¡Uh! ¿Qué te parece?

Un viaje absoluto.

¿Un viaje adónde?

No, de... La textura es curiosa.

(Risas) Una mezcla de lo...

Se están riendo. (RÍEN)

-Tenéis que decirlo. Es un viaje a ninguna parte.

¿Sí? -La cara de Pablo.

-Pobrecito, tío.

Espérate. Dejadle hablar. Pablo, lo que tú creas.

A ver. No. Eh... O sea...

El colorcito que le da al final el melón, es curioso.

Te ha gustado el color del melón. ¡Ay, qué cosa más mona!

No color visual. Color de sabor, quiero decir.

A ver, David. Tú has hecho lo más difícil de hacer.

No tiene sentido ninguno. La mezcla de sabores,

las texturas, el melón con la zanahoria,

con el calabacín, con la crema de queso.

O sea, no tiene ningún sentido.

Pero, hombre, eso no se hace.

Samantha, hija mía... ¡Qué arte!

Cuéntame qué tiene que ver esa alubia con el melón.

En todos los guisos de alubias, de pucheros,

se utiliza la zanahoria. Melón.

Que no has entendido. Melón.

El melón es un juego, un poco.

De simular el melón con la zanahoria.

Es un juego sin sentido. Y como es melón rojo,

podría ser el chorizo con las alubias.

Eso me lo dice un niño del "Junior" y me río.

Me lo dices tú, en el programa que estamos, y no me hace gracia.

Sí. Igual, lo del melón se me ha ido. Lo entiendo.

Para otra vez, intentaré unir más los elementos.

Aplicar técnicas, pero unirlos más.

O intentar crear un argumento que convenza más.

Tú quieres sorprender sin saber lo que quieres transmitir.

Quieres hacer técnicas sin entenderlas.

Te lo he dicho mil veces. Desde abajo.

Y tú quieres empezar la casa desde el tejado.

Y eso será un viaje, a tu casa.

No veas cómo es el Jordi. Es muy duro.

-Para ya, por favor. Voy a pasar un mal rato.

-Pobrecito. -A Pablo le ha caído una buena.

-¿Y ahora qué dices, después de lo que ha dicho?

Dale tu veredicto final ya.

No, no. O sea... Yo ya he dicho...

No me metáis más en líos.

-Venga. Dale un abracito y ya está.

Después de que le han puesto a la criatura como los trapos.

-Hasta luego, familia. -Hasta luego. Gracias.

David, delante de cocinas.

David, vete con la música a otra parte.

Yo me quería morir, tío.

-¿Pero estaba rico o no? -¿Cómo? No.

-¡Ay, qué lástima! Tío, lo has hecho muy bien.

Te lo has comido. -¿He fingido?

José Luis, cuéntanos. (MERCÉ) Parece un salmorejo.

-Tiene muy buena cara, Antonio. Bonito es.

-Pues un pisto que he hecho con un revuelto de espinacas

y un salteado que he hecho de verduras,

de las verduras que tenía. ¿Y...? La...

Las cuatro en raya esas. Sí.

Bueno, me ha parecido estético. No sé.

-Mira. Los nervios de José Luis. Las piernas, no para. Mira.

Es que esto tiene que ser... No veas, tío.

¿Tienes ganas de saber quién va a probar tu plato?

Es una persona con una trayectoria inmensa.

Viene de una familia que no te puedes

ni imaginar el arte que hay por ahí.

Un flamenco de los buenos. Antonio Carmona.

(Aplausos) ¡Olé! ¡Olé, Antonio!

(Suena "Vengo venenoso")

¿Qué tal, maestro? Cuéntanos.

Háblanos de ese nuevo disco. Qué ojos más bonitos, Rocío.

-Estoy muy contento, porque he hecho un disco

de todos los viajes que me he hecho

componiendo con muchos artistas Hay un proyecto bonito.

Y, sobre todo, tengo ganas de salir de gira.

Este verano, empieza a sonar un single, así que, contento.

¿Tú eres de cocinar? Yo no soy mucho de cocinar.

Pero sí me gusta la fusión. Aquí la vas a encontrar.

La fusión la tienes delante. Más, una confusión.

Vamos a probarlo. ¿Te parece, Antonio?

¿Qué canción sonaría con el plato? "No estamos locos".

(RÍEN) -Esa es buena.

-Que sabemos lo que comemos.

-No ha puesto muy buena cara. -Plato sano.

-Plato sano. (RÍEN)

-Hombre, un plato para el verano, refrescante.

A lo mejor, ha quedado un poquitín soso.

Pero a mí me ha gustado.

-No me he querido pasar de sal. -Ya.

Nosotros somos de sabor, como somos de Andalucía.

Pero enhorabuena.

-Gracias. Tiene mérito, José Luis,

que para haber hecho un pisto, sabe a gazpacho.

Eso es lo que se llama fusión en cocina.

No sé si ese es el camino. Hombre, poniendo nombre

a los platos, no eres muy bueno,

porque ni parecía un pisto, sabe a gazpachuelo.

La espinaca le funciona bien.

Pero tienes que definirte.

Nos quieres sorprender y eso es de valorar.

Del José Luis del primer día al de hoy, hay un abismo.

Pero también tienes que pensar.

Tenemos un plato que no está malo,

que se percibe en el sinsentido

y que está un poco rico. Y tú puedes cocinar más rico.

Antonio, está en tus manos dar el veredicto.

Tú sabrás lo que quieres. Le voy a dar un abrazo,

animarlo y desearle lo mejor.

-Grande. Eres muy grande.

Del flamenco, mira, se me ponen los vellos de punta.

Y tiene una canción mía, además, también. Esa de...

#Vente pa Madrid. Vente, José Luis.#

-¿Cómo estaba? -Le faltaba sal.

Tenía textura. Me faltó decir lo de la textura.

Virginia, es tu turno. Adelante.

Mi Virginia gana, porque tiene cara flamenca.

Mírala, con su eso de tigre.

-Yo he hecho un puré de calabaza con anís estrellado y curry.

He hecho unas cintas de nabo, calabacín

y lo que es mentolado.

¿Hinojo? Hinojo.

-Hinojo. Eso te ha salido gloria con tomate.

Calabaza con hinojo.

-Está flamenco. -Eso es buenísimo.

-He hecho un cuscús aliñado con aceite y vinagre,

para que le dé el toque ácido y un poco de parmesano.

¿Y por qué hablas tan bajito? Tengo miedo.

A ver qué me decís. Miedo vas a tener

cuando sepas quién cata tu plato.

¡Ay! No me digas eso, que me pongo mala ya.

Virginia, tu plato lo van a probar dos personas.

Por un lado, un artista que, a pesar de ser jovencísima,

hace unos meses celebró sus 20 años de carrera.

Y otro cantante que lleva el mismo camino y que es andaluz.

La Niña Pastori y Manuel Carrasco.

(Aplausos)

(Suena "Bailar el viento") -¡Ay, niña de mi alma!

-Pasa tú.

-¡Ay, el Manu Carrasco, qué me gusta!

¡Ay, qué me gusta! ¡Manu, Manu! ¡Ay, qué guapo!

¡Ay, qué guapo, Dios mío de mi alma!

La Niña Pastori, qué simpática es.

-¡Ay!

Ya me ha dado el beso.

¿Has visto la cara de ese chiquillo?

¿Y los ojitos? Tiene unos ojitos de bonitos.

Esas miradas que cuando te miran,

dices: "Ese es buena gente". Pues igual.

-¿Qué tal, Virginia? -Nerviosa,

teniendo a los dos delante. Bueno, a los cinco.

-Se te nota en la carilla, los ojos de nerviosa.

-Muy nerviosa. -Creo que tiene muy buena pinta.

Bueno, a priori, sí. Yo creo que sí.

También tiene muy buena pinta tu nuevo disco.

¿Cómo se llama? "Bailar el viento".

Estamos bailando el viento como una gira maravillosa.

Pasamos hace poco por Jerez. -Me quedé con la entrada.

Yo estaba aquí. -Madre mía. ¡Vaya por Dios!

-No sé quién habrá ido de mi familia al concierto.

Y el nuevo trabajo de Niña Pastori, ¿cómo se llama?

Yo estoy con "Ámame como soy",

que es un disco de versiones latinas y de colaboraciones.

Está Juan Luis Guerra, Rubén Blades.

Y, bueno, ahí estamos también.

Presentando por España y disfrutando, la verdad.

Y feliz, porque me encanta comer, estar aquí con ustedes.

Feliz. Y con Manuel. ¿Y cocinas?

Cocino. Sí, sí. ¿Y tú, Manuel?

Yo cocino poco. Por eso, Niña Pastori me echa el cable.

Vas a casa de ella a comer. Sí, sí.

-Yo me voy a tu casa y te cocino lo que tú quieras.

No te calientes. No te calientes.

¡Ay, chiquillo! Verás tú. La verdura está buena.

Pero me hubiera gustado hacerte otras cositas,

que me salen muy buenas.

Vamos a probar el plato. A ver.

-Vamos ahí. -Qué bueno, Virginia.

-¿Está bueno? He arriesgado, porque no son mis sabores.

-Has dicho que llevaba hinojo, ¿no? -Sí.

-A mí, el hinojo me encanta.

A los flamencos les gusta mucho el arroz con hinojo.

Y está espectacular. Mi suegra lo hace increíble.

-Qué bueno. -Yo el hinojo no lo conocía.

Es que es un pueblo de Huelva. -Es verdad que es de Huelva.

-Por mi parte, enhorabuena. Dame un besito ya.

Eso por adelantado ya.

A ti, otro abrazo después. -Ahora, ahora.

Tranquila, que no te vas a ir sin el abrazo.

Me he sorprendido bastante. A lo mejor, pensaba

que hubieras hecho algo más tradicional.

Qué ojitos te pone. ¿Has visto?

No. Pero, de verdad, ha habido ahí como un aroma que me ha llegado.

El hinojo. El hinojo ese. Enhorabuena.

Eres la mejor. -Ay, muchas gracias.

-Gracias. Qué linda. -Qué ojos más bonitos.

Manuel, perdona. ¿A ti no te importa?

Es que hay una que está repetida.

Mira la cara de ella. ¡Ay, qué bonita!

Es que le va a dar un infarto. Ven para acá.

-Chiquillo de mi alma, qué calor. Raquel, me debes una.

Virginia, entiendo que es un plato que, a lo mejor,

no era lo que buscabas. ¿No?

Ahora que se ha ido enfriando, gana más,

porque parece una ensalada de verduras.

No sé si era tu intención, pero está perfectamente aliñada

y como ensalada de verduras, es maravillosa.

Muchas gracias. Virginia, tienes una verdura

que hace la función de tallarín.

Esa sería la parte simpática.

Tienes un aliño. Hinojo, anís estrellado,

que es coherente y le pega. Y una cocción perfecta.

Esa verdura no se cae. Cocinar un calabacín

y que quede como un tallarín,

fácil te pasas de cocción y queda un desastre.

Sin pretensiones. Sencillo.

Está muy rico. Este, te lo digo ya,

es uno de los grandes platos de esta edición.

¡Olé! Sin duda.

(Aplausos)

Gracias. Muchas gracias. Te ha traído suerte.

Me he quedado muerta. Las cosas como son. Muerta.

Yo sabía que estaba bueno.

Pero ya me lo han valorado como uno de los mejores platos

de "MasterChef", vamos. Es que esto es increíble.

-Voy a explicar primero las salsas.

He hecho una de naranja, que acompaña a la berenjena,

al tartar. He hecho una de limón,

que es la que acompaña a los espárragos,

con un toque de mostaza antigua.

Y después, infusioné en frío con menta los guisantitos,

que los he puesto crudos, porque busqué los más pequeños

para que estén crujientes.

La berenjena le da un toque de ahumado.

Y la he salteado en la sartén.

-¿La tartaleta de qué es? -No lo sé.

Rocío, dentro de este homenaje a la música

en el que se ha convertido esta cata,

no podía faltar alguien que, además de ser catalán como tú,

demuestra con cada trabajo, que si quieres algo,

tienes que luchar hasta conseguirlo. Antonio Orozco.

(Aplausos) ¡Oh!

(Suena "Moriré en el intento")

Antonio, ¿qué tal se te da la cocina?

Bueno, digamos que me atrevo.

Me gusta y me atrevo. ¿Tú les daría algún consejo?

El más loco, al final, es el que consigue su éxito.

Al menos, me ha funcionado.

Estoy viviendo un sueño, una etapa maravillosa.

Y superagradecido al público, a todos los que no lo permiten.

-Qué bueno. -Cuando uno está en este momento

en el que estoy, ojalá dure mucho.

Pues nada. Me alegro un montón.

Cuéntanos qué piensas del plato.

El Orozco. -Yo quiero preguntar lo de abajo,

porque me he enterado bien qué es.

Una berenjena. Berenjena, sí.

Berenjena, naranja, limón, espárragos, guisantes.

Un plato muy valenciano, muy cítrico.

Incluso, nos puedes contar la verdad.

Qué malo.

-A mí, particularmente, me gusta.

Yo creo que esa mezcla de cítricos que estabas contando,

cuanto menos, me parece un sabor extraño,

que no había probado antes, pero como diría mi compadre

José Mercé, la textura...

es muy melosa. Cómo se viene arriba el maestro.

Huy, huy. -Nosotros no hemos dicho textura.

¿Tú lo has dicho? ¿No? -No.

-Yo, particularmente, te voy a dar

un beso de entrada. Otro beso.

Enhorabuena, Rocío, por haber llegado hasta aquí.

No acabo de entender el plato. Está muy rica la berenjena.

Como puré, extraordinario.

Incluso, con ese pequeño toque de humo.

¿Pero qué pintan dos zanahorias tiradas?

Como un añadido. La berenjena por sí,

con lo sabrosa que está, ya era un plato hecho.

Me comería solo la berenjena.

Aquí tienes una especie de hummus, un poco graso, muy cremoso,

sin estar tan texturizado como uno de verdad.

Esa mostaza no existe. Esas habitas a la menta, tampoco.

No os vamos a preguntar cómo se llaman vuestros platos,

porque de lo que decís, a lo que es, no tiene nada que ver.

Yo os invitaría a comer a mi casa a los tres,

siempre y cuando, no hablemos de cocina.

Muchísimas gracias. Gracias a vosotros.

(Aplausos)

-¿Cómo estaba el hummus? -Estaba muy...

Lo que he dicho. Muy meloso.

-Qué día más bonito, hija. Mi Manu Carrasco ahí. ¡Huy!

Encima, me han dicho

que está bueno. -¡Ojú!

Aspirantes, antes de que el jurado nos dé su veredicto,

quiero pedir a nuestros invitados que vuelvan a las cocinas,

para despedirlos como se merecen.

(APLAUDEN)

Qué alegría. Oye.

Yo, personalmente, tengo que decir,

que con este colorcito andaluz, estoy muy contenta.

Ha sido un placer teneros por aquí. Pablo, lo siento.

Te compensaremos en algún momento.

Y volved cuando queráis. Un aplauso.

Muchas gracias. (APLAUDEN)

-Me voy a llevar este pimiento.

Ahora sí, jueces, hay que deliberar

para saber quién se lleva ese delantal dorado.

(SUSPIRA) Tan deseado.

Qué miedo.

-Yo creo que el delantal dorado va a estar entre Virginia,

que, para mí, es de las mejores, Rocío y Ángel.

Aspirantes, hoy estaba en juego el delantal dorado,

que va a otorgar a uno de vosotros la inmunidad

y le va a convertir en el primer capitán

para la prueba por equipos.

El aspirante que ha cocinado el mejor plato vegetal

y que, por lo tanto, ha sido elegido

como inmune y como primer capitán

para la prueba de exteriores, es...

(Aplausos) Virginia.

A ver qué tal te queda, mujer.

No te queda mal. Me encanta el dorado.

Siento que me han dado un subidón, un subidón grande.

Un apoyo, un empuje, un decir "me gusta tu cocina,

me gusta lo que haces y lo que aprendes".

El segundo capitán, por actitud y por hacer las cosas

como pedimos, como nos gustan, es...

(Aplausos) Ángel. Enhorabuena.

Quería sorprender. Parece que he sorprendido.

No del todo, pero voy por el camino indicado.

He pillado un camino, que voy bien.

Los aspirantes acaban de demostrar

que saben improvisar y que se manejan estupendamente

con los productos de la tierra.

Y es que, si quieren convertirse en cocineros profesionales,

tienen que luchar por su sueño, contra viento y marea.

(EXCLAMAN)

-Agua. -Una canoa.

Buenos días.

-Yo voy aquí con David.

-Es la primera vez que vengo a Mallorca.

Qué sol, qué color, qué bonito. Aquí viene el Príncipe

y hace las regatas. Fortuna era. Fortuna.

Nosotros igual. Esto es "MasterChef".

Capitán, que no nos adelante el Pepe, eh.

Oye, que nos está adelantando por la derecha.

¡Vamos a ganar! ¡Vamos a ganar! ¡Picados!

(COREAN) ¡Vamos a ganar!

(JOSÉ LUIS) ¡Vamos, vamos!

José Luis, como cojas el timón te veo en Tarifa.

(Risas)

Hace ya 23 años estuve en un barco en el Príncipe de Asturias,

que hice la mili y no tiene nada que ver con esto,

esto ha sido una de mis experiencias inolvidables.

Ya podéis remar aquí duro,

me cago en la mar hay que ganar a Jordi como sea.

¡Vamos, vamos!

Capitán, apriétale que viene rápido.

Patrón, los tenemos.

¡Vamos, vamos darle caña a estos!

¡Ay, ay, ay!

¡Que nos chocamos! ¡Adiós!

¡Camionero!

¿Os habéis quedado sin gasolina o qué?

Adiós, majos.

La vida pirata se vive mejor.

(TODOS) La vida pirara se vive mejor.

Sin trabajar. (TODOS) Sin trabajar.

Sin estudiar (TODOS) Sin estudiar.

Oh, la botella de ron. (TODOS)Oh, la botella de ron

¿Estás seguro de darle el timón a estos?

¡Suelta, suelta, soltad, soltad!

En algún momento de la regata tuve miedo porque el barco

estaba muy volcado y decía: "Me resbalo y caigo por la borda".

Si te matas, dame el brazalete.

(RÍEN) Ja, ja, ja.

No sabe na, ¿eh?, la Raquel.

José Luis, cuidado con el volante que no es un tractor.

No lo pases de rosca, ¿eh, José?

(TARAREAN UNA CANCIÓN)

Te están llamando los concursantes La Sirenita.

La Sirenita. Que si buscas a Nemo, dicen.

(RÍE) Ja, ja, ja.

Soplad la vela que voy

como un tiburón Venga, agarraros.

Ja, ja, ja. ¡Soy el rey del mundo!

(Risas)

¡Ahí, ahí, cuidado que están aquí, cuidado!

Que vienen, ¡fuera! ¡Eh, mirad para allá!

¡Jordi, suelta el timón que nos matamos!

(Gritos)

¡Eh, eh, eh!

¡Ahí va, cuidadito, que tienes el agua al cuello!

¡Que nos adelantan, vamos, patrón! ¡Vamos, que nos pasan!

¡Pepito, bájate que tú eres de secano!

¡Al abordaje! (TODOS) ¡Vamos!

¡Adiós, eh!

Se me va atrás ya, ¿eh? ¡Ganadores!

(Gritos) ¡Los reyes del mundo!

¡Chicas, chicas! ¡Venga, hasta luego!

Oye, amigo. Eh, dame la mano.

Una cosita, con las chicas, te destrocé en el mar

y en cocinas, bueno...

Pero, si llevas perdiendo toda la temporada.

Te repito, con las chicas, te gané en el mar

y en las cocinas te destrozo.

Lo del barco ha sido la bomba, muy, muy guapo

y, ahora, lo que mola y lo que hay rock×n×roll es en las cocinas

y ahí veremos a ver quién gana y quién no gana.

Aspirantes, nos encontramos en Mallorca, en Puerto Portals,

uno de los complejos náuticos más prestigiosos del Mediterráneo

que este año celebra su 30 aniversario.

Además, la cuidad de Palma, está considerada

por el diario The Times, como

la mejor ciudad del mundo para vivir.

Pero, nosotros, desgraciadamente,

no nos vamos a quedar aquí a vivir, venimos a cocinar

y por eso hoy competiréis, divididos en dos equipos.

Virginia, Ángel, vosotros hicisteis los mejores platos

en la prueba anterior, por eso, hoy seréis los capitanes.

Virginia, tú fuiste la mejor

de los dos, por eso llevas ese delantal dorado.

Eso significa que pase lo que pase, tú continuarás una semana más

en las cocinas de "MasterChef".

Entendido, Eva. Ahora, dime, Virginia,

¿qué color quieres para tu equipo, el azul o el rojo?

Yo quiero el azul, color del mar.

Por lo tanto, Ángel, tú serás el capitán del equipo rojo.

¿Te gusta el color? Sí, me encanta.

Delantal dorado, tus ventajas no acaban aquí.

Dime, ¿estás contenta con las marineras

que te acompañaron en el barco?

Encantada. ¿O prefieres cambiarlos

por los marineros o por algún marinero de la otra embarcación?

Yo estoy encantada con mis marineras,

me quedo con ellas.

Pues, aspirantes, Virginia ya ha decidido que los equipos

están hecho, así que, podéis poneros los delantales.

Los chicos creo que hoy nos tienen miedo, mucho miedo.

Ellos creen que saben

que en organización nosotras somos más fuertes

y tienen mieditis, mieditis aguditis.

Encantado, tío. Estoy en el equipo que es un sueño, con Ángel,

uno de los más grandes, de los que mejor me llevo, es mi hermano

y José Luis, una espina clavada, tenía muchas ganas

de trabajar con él y encantado.

Aspirantes, no os voy a engañar,

hoy tenéis una prueba por equipos muy complicada.

Por eso, tendréis que organizaros mejor que nunca si no queréis

ir directos a la prueba de eliminación.

Esto ya es lucha de titanes lucha de muerte y espero

y cruzo los dedos para que nosotros podamos tener más cerca

lo que es el trofeo y la chaquetilla.

Capitanes, decidme quién consideráis que es el mejor

relaciones públicas de vuestro equipo.

Pues creo que el mejor relaciones públicas es mi hermana,

tiene mucho arte y mucha gracia.

Maravilloso, Raquel, relaciones públicas.

¿Ángel? Para mí,

el mejor relaciones, David.

David. Y, ahora, quiero que elijáis al miembro de vuestro

grupo que creáis que tiene el mejor equilibrio.

Virginia, por favor.

No hay mucho dónde escoger, no hay mucho donde...

Puedes elegirte a ti. Claro.

No, yo de equilibrio ando fatal, le damos el marrón a la Rocío.

Que en el barco la vi muy suelta a ella dándolo todo.

Ángel, por favor.

Yo. ¿Tú?

Sí. Eres un hombre equilibrado, ¿no?

Más o menos. Pues, ala, fenomenal.

Hoy trabajaréis atendiendo

las comandas de los yates de este puerto.

Los mejores relaciones públicas se encargarán

de atender el teléfono y, ojo, que en este puerto

atracan barcos de muchos países,

principalmente, ingleses y alemanes.

Ay, omá.

A ver los idiomas que hablan, ahí tenemos el problema.

Yo de alemán, Frankfurt, y de inglés, pues, thank you.

Yo de alemán, ni idea. Da igual.

Fue lo mejor que podía pasar que Raquel la que intente

manejar el inglés porque yo, a veces, me cuesta entenderla.

En inglés será eso un caos

o se viene arriba y nos sorprende a todos.

Contaréis con total de 20 minutos para tener el pedido listo

y los aspirantes que tengan mejor equilibrio, Rocío y Ángel,

se encargarán de llevarlos a los barcos.

¿Ves, tú? Al final,

tenía que llevar yo las cosas a los barcos.

Aspirantes, ¿lo tenéis claro?

(TODOS) Sí, chef.

(Risas)

Os daremos una carta de posibles platos para que vayáis preparando

todo lo necesario y tenerlo listo cuando

comiencen las llamadas de los yates.

Vale. Perfecto.

Os recuerdo que nuestro supermercado proveedor

de alimentos os facilitará los ingredientes para cocinar.

El excedente que no utilicéis,

será donado, como siempre, a comedores sociales.

Pues, a por los ingredientes en tres, dos, uno, ya.

¡Suerte! Gracias.

La vamos a necesitar.

Los aspirantes tendrán que elaborar

platos alemanes, mallorquines, ingleses y madrileños,

propios de la carta de un restaurante internacional

que espera visitantes de distintos lugares.

El equipo azul tiene que preparar un menú inglés que consta de:

Roast beef con puré de manzana y yogur,

hígado de cordero con bacon y cebolla,

fish and chips y patata rellena

de judías y queso rallado.

Además, tienen que elaborar estos platos madrileños:

Mollejas fritas con ensalada, estofado de albóndigas de ternera,

bocadillo de calamares y patatas bravas.

Chicas, fuerte, ¿eh?, venga. Rocío, tú, la salsa de las bravas,

limpias el pescado y el pescado de fish and chips.

Raquel, tú, guisote. Harás las mollejas y el hígado

de cordero y el estofado de albóndigas.

Yo meto el roast beef y las patatas en el horno

para el relleno de judías.

Raquel, tú, coge el teléfono, si te ves desbordada,

dímelo y te echo una mano, yo estaré de apoyo de las dos.

Cualquier problema, cualquier cosa, nos organizamos.

Somos las mejores, las chicas al poder.

(TODAS) ¡Azul!

Lo más importante es tener todo preparado para cuando

tengamos que atender las llamadas y el reparto

y en ellos, los veo más pez porque no son organizados.

El equipo rojo tiene que preparar un menú mallorquín que consiste en:

Sopa mallorquina, coca de trempó

frit mallorquín y tosta de sobrasada.

Además, tendrá que elaborar los siguientes platos alemanes:

Ensalada de arenques y patata, pechuga de pavo ahumado

con rábanos picantes,

wurst con pan de centeno y tarta strudel.

Tú, aquí con la masa, al lado del teléfono

porque cogerás las llamadas, aquí, José Luis a blanquear

la carne y la patata, yo me pongo contigo cortando verdura y demás.

Tú, serás el encargado de las tres masas, harás

el mise en place, lo pondrás aquí con las tres masas.

Yo estaré contigo, pero iré todo el rato a entregar lo cocinado.

No hay que perder el hilo conductor, tú, tienes esto,

José Luis, todo claro, ¿no?, currar, currar, y currar.

(HABLAN ENTRE ELLOS)

Al trabajar con colegas, una voz alta, se entiende mejor

y meteré toda la caña que tenga que meter,

espero que lo entiendan y vamos todos a una y queremos salvarnos.

Aspirantes, antes de empezar a cocinar, quiero recordaros

que os encontráis en un exclusivo puerto deportivo.

Así que, esperamos que sepáis atender este servicio de comandas

con la mejor educación posible.

Por eso, al atender al teléfono, quiero que uséis esta frase:

La voy a apuntar. Gracias por llamar

al servicio especial de comandas de "MasterChef" en Porto Portals.

Porto Portals. ¿En qué puedo ayudarle?

Coged la comanda

y enteraros qué cogéis, ¿me habéis entendido?

¿Porta qué ha dicho? ¿Que si lo habéis entendido?

(TODOS) Sí, chef. Porto Portals.

Vamos a ver el idioma, pero, vamos, le meto un poco

de jamón porque viene muy bien, y apacigua las fieras

si te equivocas en el pedido.

Vuestro tiempo para cocinar

empieza en tres, dos, uno, ya, venga, al lío.

Raquel, tu parte de guisado es esa, Rocío, nosotros cortamos aquí.

Este es pescado y esta es carne. Oído.

Haremos un poco de todo, me voy a poner,

voy a cortar los arenques, meto el pan para adentro.

Qué buen género, hijo, cómo van a comer la gente en los barquitos.

¿Me pongo con las albóndigas? Sí, con las albóndigas

y yo me pongo con el roast beef.

Vamos, chicas.

¿Esas patatas son para hervir?

Once, sí. Mételas.

Sí, pero de golpe para que se hagan a la par.

Mételas, ya. Las lavaré que tienen tierra.

Bueno, Jordi, navegaste con el equipo azul,

yo con el equipo rojo...

Navegué con el equipo azul,

te dimos un repaso. ¿Repaso de qué?

Un repaso te dimos con la regata y el barquito.

Te adelantamos aquí y allá, me quedo con las chicas.

Jordi, en este punto, quédate con las chicas

o con el grupo que quieras

porque ya llegando casi a semifinales,

siento tanto la expulsión de un concursante

que no me merece la pena batirme, ¿qué equipo quieres?

El azul. Pues, yo con el rojo a muerte,

se vaya quien se vaya.

No tengo problema.

Ya te vas a callar, pronóstico de hoy.

No lo sé. Azul, ganar, Pepito, palmar.

¿Te parece? Y Samantha me echa una mano con las chicas ahí.

Me quiere con él. Sin ningún problema, de verdad.

Allá tú, me voy con Jordi, vamos, Jordi.

Vamos allá. Recuerda,

azul, ganar, Pepito, palmar. Adiós.

Muy bien.

¿Cómo va aquí la cosa? Estamos con el sofrito

para sacar para los guisos, lo hacemos todo a la vez

para adelantar un poco,

tengo aquí el roast beef preparado para meterlo en el horno.

Yo me daría prisa, ir haciéndolo todo que el horno nunca

esté vacío para sincronizar tareas y para que no falte tiempo.

Rocío, ¿qué haces? Cortando los calamares

para los bocadillos de calamares, y el fish and chips de pescado.

Mise en place rápido porque cuando lleguen la comandas

no habrá tiempo para mise en place. Perfecto.

¿Cómo estamos aquí?

Blanqueando la carne que está sangrante.

¿Y esto para qué es?

El frit mallorquín, ¿no? Exacto.

Esto tiene lo que es un salteado de carnes y verduras.

Los mallorquines comen mucha verdura y por verdura no va a ser.

Salteado y guisado, no un salteado leve.

Esta carne hay que guisarla un poco.

Salteamos primero la verdura y, luego, la carne.

Tenéis elaboraciones a cascoporro no, lo siguiente,

o nos organizamos o palmamos, hay que ganar, o sea,

no hay otra opción.

Le hemos dado caña con la regata y esto va a ser

de zasca dar, Pepito, bailar, ¿vale?

(TODAS) Oído, chef.

Cuando liberes eso,

lo cogeré para la manzana. Vale.

¿Y el resto qué hace? David, se centrará en las tres

masas para tenerlas preparadas y José Luis, hará la ensalada

de patata, para tener patatas hechas y con la verdura.

Vamos, señores, vamos a darle, suerte, chicos.

Vamos a ellos. Gracias, Pepe.

Vamos, chavales. Volamos, tíos, ¿eh?, a muerte.

Venga, hay que volar, señoritas, venga.

Niña, las albóndigas, ¿gordas o chicas?

Chiquitas, Raquel, ese tamaño, cinco por plato.

(HABLA EN VOZ BAJA)

Creo que de verduras, sobra, ¿qué te parece?

Esa verdura, ¿para qué es?

Para lo que haces tú, para el... Haz más, un par de cada y ya.

Va, chavales, va, tranquilos.

Esto, al horno.

Chicas, pendientes

del roast beef, ¿vale? Oído.

32, 34, 36...

38, 40 albóndigas, ¿vale?

40 albóndigas, vamos de muerte. Rocío, córtame más patatas

bravas y se la echamos

a las albóndigas frititas ya confitadas.

Ah, muy buena idea. ¿Vale?

Mi niña, que somos el equipo

campeón, chiquillo, este es el grupo de las ideas.

De las buenas ideas, perdona.

José, ¿tienes las manos limpias?

Pégale un vistazo al pan. Voy.

Creo que está ya. Pínchalo, ¿qué tal está el centro?

Está crudo, déjalo un poco más.

Vale. Chavales, no estamos centrándonos

en un plato, cada uno a lo suyo. Sí, sí.

Yo estaba con la cebolla, pero me la quitasteis.

Olvídate de ella. Vale, vale, como quieras.

Las nueces, ¿para qué son, Ángel? Quiero ponerlas al pan por arriba.

Pero, ponlas antes.

Ya, se me ha ido, pero hay tiempo. Se ponen ahora.

¿Las patatas, cómo las tienes? A ver cómo van de blandas,

las miro ahora, Ángel.

Cuidado, no te quemes, más vale que lo saques a que te quemes.

Aquí vengo yo a por mi capitán, tenemos una prueba muy complicada,

tenemos a todos en contra, Jordi y Samantha en contra,

pero, te traigo lo mejor de mí, ¿sabes lo que es?, esto,

mi libro, Ángel, "La cocina de hoy con sabores tradicionales",

con esto no fallarás, a ganar. ¿Con esto llego a la cima?

Síguelas al pie de la letra verás dónde vas a llegar,

lejos, seguro, venga, cuídalo. Muchas gracias.

Equipo azul, equipo rojo, atención, en un servicio especial

como este, lo más importante es tener todo preparado

para que al recibir pedidos, tengamos que dar solo

los últimos retoques y emplatar. Ha pasado media hora

y en cualquier momento pueden ya caer pedidos.

¿Media hora ya? ¿De acuerdo?

Caña, a correr, a volar.

Siete panes dentro. Perfecto, ¿viste el roast beef?

Sí, estoy en ello.

Venga, vamos.

Ya está. ¿Listo?

Déjalo ahí, ahora, lo corto.

¿Me lío con las mollejas?

Líate con las mollejas y yo corto el hígado.

Vale, yo corto la carne, José, para tenerla ya cortada.

¿Me pongo contigo cuando parta la cebolla o sigo con verduras?

Verduras a mansalva. Ok.

¿Cómo vas de cebolla, cuántas cortaste más?

He partido dos cebollas. Hazme un favor, macera,

mientras haya algunas, perfecto.

¿No parto la verdura? Macera las manzanas

para cuando esté eso y tenerlo preparado, es rápido.

¿Y las verduras, qué? Las verduras ya tenemos,

vamos a tener de todo un poco,

porque si hacemos todas las cebollas, no tenemos manzanas.

Hacemos de todo y sobre la marcha vamos cambiando, ¿vale?

¿Estás haciendo solo la cebolla? Sí, para dorarla.

Pero, mete pimientos que se hagan. ¿Pero, cinco minutos?

Mete pimientos. ¿Todo para adentro?

No muchos, por la mitad. La bandeja, vamos a quitarnos

trastos que no valgan y trabajemos limpio.

¿Estás con la mezcla, José? Estoy pelando esto.

¿Qué hago? Me mandas unas cosas y, luego, otras.

Porque sé que puedes con todo, tú puedes con todo.

Hay mucha testosterona en el equipo y puede saltar

rayos ahí en la cocina,

pero, vamos a intentar que no.

La coca en nada tengo el pan amasado, pero, lo dejamos reposar,

mientras, puedo hacer la salsa para las salchichas.

¿Sí? Con lo que hay

sacaré una masa chula. Si la sabes, perfecto.

Aspirantes, equipo rojo, equipo azul.

Ay, que me he quedado muerta. Quiero que conozcáis

a alguien muy especial que sabe,

perfectamente, por donde estáis pasando.

Alguien que, gracias al esfuerzo, dedicación y talento,

fue capaz de superarse a sí misma

y llegar donde había soñado. Con vosotros, la ganadora

de "MasterChef 2", Vicky.

¡Bravo!

Ay, qué ilusión más grande.

¿Qué tal? Soy muy fan tuya.

Vente con nosotras, mira quién está aquí.

Qué ilusión me ha hecho ver a Vicky, es que ver

a una persona que consigue donde tú quieres llegar,

eso es, pero, súper fuerte, vamos.

Cortarlo más chico, estará mejor ¿Así?

Más pequeño, contra más pequeño,

mejor, hazle la lámina así. ¿Este tamañito?

No, más pequeño. Dime cómo.

Vicky, pensaba que ibas a ir al equipo de los chicos.

Ha ido al equipo que ella ve más capacitado, mejor.

Lo lleva dentro, en la vena, no como tú que cada vez

te metes menos en la cocina.

A ver si aprendes. ¿Cómo las ves?

¿Ves qué organizaditas qué mise en place y qué bien?

Nos tiene mondadísimas. Qué guay las mujeres juntas, ¿eh?

Ya está bien, ven a ver a mi equipo, al equipo rojo.

Mira qué chicos tengo aquí. Chicos, ¿qué os tocó hacer,

eso qué es, qué es esto?

¿Esto para el frito? Sí, lo blanqueamos.

¿Y por qué lo habéis blanqueado?

Había demasiada sangre. No.

¿No? No.

Vale, perfecto. Hacedlo bien porque Vicky

no solo viene a visitaros, sino también, será comensal.

Qué bien, por fin voy a comer.

Que no metan la pata veremos qué comemos.

Venga, vamos, chicas.

Chicas al poder. Raquel, ¿cómo vas, cariño?

Muy bien, las mollejitas van ya tirando.

Muy bien, échale poquito para

que nos quede por si necesitamos para algo.

¿Por qué tanto pimentón y tontería? Porque es al ajito.

Un poco de cayenita... Ay, la cayena, se me ha olvidado.

Pero, pimentón, le has echado como para una boda.

No, está bien. ¿Sí?

Sí, flojito que tiene que tener color.

Empezaré a probar aquí cosas que no me fío de nadie.

Ya le he echado la cayenita.

Pues no están malas. ¿No está mal, no?

De casa. Qué mano tienes.

¿Has visto? Están ricas, lo reconozco.

El que un chef de la categoría de Jordi te diga que tu plato

está bueno, te da un subidón a tu autoestima.

Como nos llamen, no tenemos de nada,

ahora mismo no tenemos de nada.

¿Cómo vamos por aquí, señores? Atando cabos.

Venga, repasemos el menú,

ensalada de arenque y patata, ¿qué tenemos?

Las patatas, el arenque solo es cortar, solo es cortarlo.

Ya, pero, hay que abrirlo, cortarlo, quitarle la espina

que vaya lo más limpio posible, ¿tenemos la vinagreta hecha?

La vinagreta, no. Pues ya faltan cosas.

¿Conca de trempó? Tenemos masa y verdura.

¿Tosta de sobrasada? La tosta tenemos el pan...

¿Está cortado el pan? Lo preparamos ya, está hecho.

Lo cortamos ya, sopa mallorquina.

La sopa, no. ¿El frit mallorquín?

¿El frit mallorquín? Que es eso, mucho más sofrito

y yo lo haría ya con la verdura que vaya sofriendo, sofriendo.

Punto de sal. Vale, oído.

Ángel, o corremos o no llegamos, ¿pechuga de pavo ahumado?

La pechuga la tenemos aquí, la cortamos ahora.

Todo está aquí, lo sé, pero, no tenemos cortadas lonchas,

que lleváis más de 45 minutos cocinando

y enseguida puede venir cualquier pedido, ¿entendido?

Entendido. Ángel, organicemos,

dejad una parte para cuando vengan los pedidos,

cortar, poner, emplatar, que no nos pille de sopetón.

¿La strudel, también, lo tenéis?

La strudel, David, tú estabas con la strudel.

¿Cómo vamos con ella? Está la masa, solo falta estirarla.

Vale, segundo y medio y acabo la salsa de salchichas.

No vamos mal, ¿vale?, pero, hay que correr.

Señoras, mujeres al poder, hay que ganar, ¿eh?

Tablitas, ¿tenéis tablitas por aquí?

A ver, por favor, un segundo, joder.

¿Quién prueba las mollejas, por favor?

Necesito concentrarme, si no, la cago, a ver, relájate, Ro.

No me pidáis nada más, por favor, dejadme concentrar

que tengo seis elaboraciones y si no me dejáis, por favor.

Dejadme que yo me reparta mi cabeza, si no, mal vamos.

Céntrate, cariño, qué necesitas.

Nada, que no me pidáis más cosas, por favor.

Rocío, es que tiene un pronto muy fuerte,

pero, a Rocío se le pasa en 1 minuto.

Vamos a ver cómo vais, patatas bravas, ¿cómo van?

Mira, las tenemos confitadas. Pero, hay que freírlas.

Para freírlas, para que se las coman crujientitas, Pepe.

Perfecto, bocadillo de calamares.

Calamares están ahí cortados

y al terminar de cortar esto, haré la salsa orly.

Eso tardará, vamos ahí,

patatas rellenas, judías y queso rallado.

El relleno de las judías se pone ahora Rocío.

¿Mollejas fritas con ensalada? Ahí están las mollejas

y la ensalada la está preparando mi hermana.

Roast beef con puré de manzana y yogur.

Roast beef terminado ahí y el puré marchando.

¿Y el hígado de cordero con bacon y cebolla?

Aquí está. ¿Estofado de albóndiga de ternera?

Aquí está hecha. ¿Acabado y todo?

Bueno, vais muy bien, sí señoras.

Ángel, voy al otro lado para la otra carne.

No podemos estar dos fuegos con una cosa solo,

necesitamos hacer la sopa, y hacer bastantes cosas.

¿Corto la verdura para la sopa? ¿Esto cómo lo tienes?

¿Corto verdura para la sopa? Sí.

Claro, lo corto, toma,

cuando esté pochado se le quitan los ajos y está.

Como también va al horno. No, esto no es para la masa,

Ángel, esto es para la carne.

Espérate, que estamos haciendo un poco de todo, espérate, a ver.

Creo que estamos rallándonos

un poco, por favor, ¿alguien me puede cortar el pato?

¿Puedes parar eso, José Luis? ¿Hacemos la sopa o no?

Me mandas una cosa y luego, otra. Haz la sopa.

Bueno, os veo discutir mucho y cuánto jaleo veo aquí, ¿no?

Estamos organizándonos, discutir, no.

¿Organizándoos? Veo que discutís mucho.

Creí que erais grumetes más relajados.

¿Esto lo quito y echo más a freír? Sí, pero, ten todo organizado,

mira, como eso la verdura, esto lo pones ahí en un ladito.

José, esto lo coges, lo pones en la bandeja

y lo de ahí lo pones aquí con la carne machacada, ¿vale?

Bueno, bueno, tenéis un buen rollito aquí.

Ángel, hay momentos que se ha puesto un poco nervioso,

pero, no he querido entrarle

al trapo porque la íbamos a liar y...

A Ángel, se le va de las manos la capitanía, le viene grande.

Organizado, le veo flojito. Le repasé el menú paso por paso

y le faltaba, más o menos,

casi todo y se ha puesto nervioso y empezó:

"Quita, pon, quita, pon".

¿Ya te justificas porque ves que vas a palmar?

Pero, ¿qué palmar? si he dicho... Ahora, será culpa de Ángel.

Echemos una mano, que gane quien mejor lo haga

que, ahora, es el equipo azul, porque se organizan mejor.

Sólo te diré una cosa, me he venido en coche,

en tren, me monté en barco y me voy a ir montado en burro.

Que no. ¿Te puedo montar ya?

Ja, ja, ja. Jordi, no entendiste el mensaje.

Venga, a perder, vete por ahí. Venga, anda, se te pase el mareo.

Chavales, empecemos a limpiar un poquito para dejar la mesa.

todo lo de las estanterías a la mesa

porque llamarán en breves.

¿David, cómo vas?

Tengo un strudel ya, voy a hacer el otro.

Pues hazlo rápido, es el postre y empezamos por lo último.

Vicky, ¿cómo lo ves? Un poquito desorganizado, liado,

lo más importante, quitaos trastos de en medio que no uséis,

todo fuera, el perejil, fuera, haced espacio..

Cómo se nota que tienes un catering ya, cómo se nota.

Lo principal para un catering es la organización,

si no lo estás, no sale bien.

Venga, Ro, reduce eso.

¡Qué salsa más bonita nos va a quedar, Dios mío!

Vamos a ver, quiero dos sartenes, una en cada lado,

una para los fritos de pescado y otras para fritos de patata.

¿Oído? Oído.

Ea, guiso preparado, venga.

Esto, también, está ya listo, las mollejas están.

¿Están? Bueno, Vicky, aquí, mis aspirantes.

Están muy organizadas,

me parece que las chicas al poder, como digo yo.

Se nota la mano. Se nota que eres bueno.

Tenemos buen patrón, tenemos buen patrón.

Él ha sido listo, se fue con las mujeres.

Soy el capitán Memo, pero las organicé perfectas.

Muy bien. Que yo me entere, a ver,

la ensalada de arenque, ponte.

Me pongo con el arenque, ¿lo desmigo?

Quito de aquí esto.

Intenta ponerte en aquí, ¿vale?, esto es para ti.

¿Sabes cortar arenque, no? Cuidado que se desmenuza un montón.

Un minuto. Espera, que me estoy organizando,

olvídate de la sopa, me interesa más esto.

¿Qué quieres? El trempó, la carne la estamos

cortando, vale, esto está aquí, nos ponemos los dos a saco,

esto lo retiramos, nos ponemos a saco a cortar verduras a piñón

para coger la coca de trempó que se come, que es antes

de pegarte un plato grande, ¿sabes?

Voy a estirar la coca.

¿Comemos algo? Venga.

¿Sí? Hagamos un pedido.

¿Qué estás haciendo ahí?

Para freír las papas. Muy bien.

(Teléfono) Oh, que están llamando, chiquilla.

Ay, ay, ¿quién es?

Raquel, lo que tienes que decir. Gracias por llamar

al servicio especial de comandas de "MasterChef" Porto Portales,

¿en qué puedo ayudarle?

(HABLA EN INGLÉS)

¿El qué ha dicho, hijo?

Perdona, perdona, no me entero, repite.

(HABLA EN INGLÉS) Repe, repe.

(INTENTA HABLAR EN INGLÉS) ¿Recent eschips?

Fish and chips

Fish and chips, ah, eso lo he entendido.

¿Una ración o quiere más?

Three, three. Ok, three roast beef.

El roast beef chips, sí, ese sí lo sé, ahora, otra cosa.

¿Tú no sabes un poquito de español?

Un poquitín, tú deletrea poquito, un poquito de español.

Empieza a escuchar en inglés y digo: "Oy, ya nos hemos... Ya".

Ya ahí la hemos empatado porque yo de inglés, cero patatero.

Hace ya 20 años que dejé de estudiar.

Hijo, pues, cuéntamelo en español, mi alma.

Algo con cheef al final es.

¿Con cheef?

¿Albóndigas, no querrás tu albóndigas?

No, albóndigas, no.

(Risas)

Hungry, que tienes hambre, y yo.

¿Freind pouchen, freind pouchen?

¿Ha dicho? Three. One, two, three.

Freind pouchen, Rocío, freind pouchen.

Freind pouchen, ja, ja. No tengo ni idea de cómo es hígado

en inglés o mollejas, ¿cómo dices tú mollejas en inglés?

A ver, a ver qué dicen, qué dicen, ¿sí?

Yes.

Dile, adiós. Gracias, ¿eh?, good bye.

No, habla un poco en inglés, di: "Muchas gracias..."

Muchas gracias por llamar a este servicio que, ahora mismo

va una muchacha muy guapa con todo. En inglés.

No sé en inglés.

Thank you, hijo, thank you, adiós, hijo.

(RÍEN) Ja, ja, ja.

Tres de roast beef, tres raciones de fish and chips,

tres raciones de hígado con bacon y cebolla

y tres raciones de patatas rellenas de judías y queso rallado.

¿Oído? (TODAS) Oído.

Oído, pues venga, cinco minutos, 10 minutos máximo y sale.

Venga, venga, venga, rápido.

Virginia, ¿sabes a qué barco va la comanda?

¿A qué barco hay que llevarlo?

¿No se te ocurrió decirle a ese señor: "¿En qué barco está usted?"?

No se me ocurrió,... ¿En qué idioma te habló, en arameo?

Inglés. Necesito el nombre de ese barco.

Ya mismo. ¡Corre!

Aló, hola, buenas tardes, mire,

¿me podría decir dónde le envío? Excuse me...

What×s the name? What×s your name?

Of your boat? De of you boat?

Eso hija, qué bien, no te pongas nerviosa.

Oído, va para allá el pedido.

Hasta luego, sí, gracias. Thank you, sir.

¿Cómo se llama? Enzo.

Enzo, capitana, cinco minutos,

diez máximo quiero el pedido emplatado, ¿oído?

¿De tres eran de hígado, también? Sí, tres de todo.

Tenemos un fogón ahí para la sopa

y esta me la quedo yo para la masa que hace David.

Vale, y la verdura que estoy partiendo, ¿para qué es?

Para la sopa, ¿hay para 5 porciones?

Pero, hay que echarle caldo, claro.

¿Para 5 porciones? El caldo es súper reducido.

Le echamos col. Súper reducido, échale más verdura.

David, un poquito más de prisa para que estés con el arenque.

La coca está. ¿La coca está? Perfecto.

Métela ya, por favor.

Vamos, chicos.

¿Cómo va ese equipo rojo? ¡Divino, divino!

Pues veo a los chiquillos algo liadillos.

Nosotros trabajamos con ellos

y sabemos de qué pie cojeamos cada uno.

Ellos, la organización poca y de cantidades, menos.

(Teléfono) Están llamando.

Cojo... Cojo.

(Teléfono)

Buenas, gracias por llamar al servicio especial

de comandas de "MasterChef"

en Porto Portal, ¿en qué puedo ayudarle?

(HABLA EN CATALÁN)

Tres cocas de trempó.

Relájate, relájate que me estás poniendo a mí nervioso.

A ver, coge un boli. Discúlpeme un segundo.

Es que no tenemos... A ver, ¿podría repetirme, por favor?

Vale, vale, lo tengo.

Sí, está todo apuntado.

Vale, de nada, adiós.

A ver, ¿qué te ha pedido?

A ver, me ha pedido tres cocas de trempó,

tres frits mallorquín y tres de sobrasada

¿Y el nombre del barco? Va, no me lo ha dicho.

Pues, vuelve a llamar. Buenas tardes,

¿me podría decir dónde quiere que le envíe las tres cocas

de trempó, los tres frits mallorquín y las tres tostas?

Eh... Es que eso no lo tenemos en el menú.

Vale, sí, tenemos, tenemos, también.

¿Alachelón barco?

Alachelón barco, apunta, vamos. Vale, vale, gracias.

Vale, adiós.

Tres cocas de trempó, tres frits, tres sobrasadas

y tres de sopas mallorquina. Oído, venga, va.

Vale, marchando, en 20 minutos

tienen que estar saliendo, a currar.

La máquina esta, ¿dónde?

Para meter al horno, ¿es así tal cual?

¿Esta sopa no llevaba algo de pan?

Sí. ¿Y dónde está?

Ahí, está ahí. Uh, madre mía.

Pon un plato. Verifica comanda,

por favor, antes de salir.

Vamos a ver, tres roast beef, tres hígados, tres patatas,

tres frend chian de esos. Están.

¿Emplatamos? Está emplatado.

¿Sí? Preparado.

¿Ya lo tienes? Ya lo tenemos.

Está ahí, Rocío, es ese. Está ahí, justo, el tercero.

Venga, Rocío, al Enzo, volando. El tercero, ten cuidado.

¡Pepe, equipo rojo! Miren mi pedidito cómo sale.

Adiós. Admiren ese menú.

Señores. 10 minutitos antes de tiempo.

Full equip. Venga, vamos, señores,

vamos a darle, venga.

El despipote que tenían montados los chicos.

Aquello era, vamos, Sodoma y Gomorra.

Era bestial, y la cara de Pepe era un poema.

Vale, ya tienes la sobrasada. A estas le faltan queso, ¿no?

Sí. -Pues lo metes igual.

En cinco tiene que salir todo, ¿oído?

Pues vamos emplatando ya. ¿Lo tenemos?

Vamos, venga.

¿Qué más cosas faltan aquí?

¿Si no tenemos la sopa hecha cómo la vamos a sacar?

¿Qué es lo que pasa?

Te saco del pisto y te pierdes. Esto parece un pisto.

Hay que echarle berza. -¿Se la puedes echar?

Bueno, vamos a ver.

Ha sido un desastre por mi parte.

Pensaba que iba a salir bien y me he desbordado.

Venga, Rocío.

A ver, ¿está todo o no? Sí, está todo.

Con mucho mucho tacto, ¿eh? Sí.

Con mucha mucha educación.

Qué vértigo.

Venga, va. Voy, voy.

Da mucha cosa, ¿no? Porque tienes la escalera aquí

pero aquí tienes el mar.

Y yo decía: "Ay, que me voy a caer."

Les traigo el roast beef. Se lo dejo aquí.

Ponlo por allí si quieres.

Es una salsa de manzana con yogurt.

(RÍE)

Que aproveche, señores.

¿Qué tal? Muy bien.

Vuela, porque en cualquier momento puede llamar

otro cliente, ¿de acuerdo?

Voy "pallá". Vuela.

Vamos, lleváis casi 20 minutos para sacar el pedido, ¿eh?

El equipo azul lo ha sacado en 10.

Venga, que nos han pedido

9 tapitas sólo, por Dios, y no las tenemos.

Venga, dame la sopa ya, por favor, José Luis.

Como esté, si es que ya tiene que salir.

¿Tres platos? -Son cuatro.

Ángel, dame eso ya. Cuidado con la cantidad

no sea que nos vayan a pedir más sopas.

Próximo pedido en cinco. Hecho.

Al lío. Al lío.

Madre mía, qué mareo al subir por ahí.

Ensalada de arenques y patatas. ¿Tenemos la vinagreta,

los arenques limpios? Sí.

Coca de trampo. ¿La tenemos hecha?

Sí. La tosta de sobrasada.

Tenemos el pan cortado y tenemos sobrasada.

¿Frito mallorquín tenemos? Sí.

¿Sopa mallorquina la tenemos? Sí.

¿Tenemos el pan de centeno? Sí, también.

Las salchichas y la mostaza también. Todo.

Y la strudel está horneada. La strudel también.

¿A estas alturas repasando lo que tienen que hacer?

Madre mía cómo suena el teléfono ese, ¿eh?

Venga. No pasa nada.

Sal corriendo por ahí, equilibrista. Dale.

Muchas gracias por dejarnos entrar en vuestro barco.

Y bueno, contadme un poco cómo ha ido la comida.

El roast beef nos ha parecido estupendo.

Ay, qué bien. Las patatas estupendas.

Y el fish & chips pues un poco diferente al...

Sí, bueno, sí, sí.

¿Pero diferente quiere decir malo?

Regular. Regular.

En general hemos disfrutado.

El roast beef tiene un punto de cocción muy bueno.

Y lo demás bastante bien.

Ay, pues me alegro muchísimo.

Muchísimas gracias por aceptar nuestra invitación.

Y sobre todo por dejarnos disfrutar de un día

tan maravilloso como el que estamos pasando por aquí.

A mí me gusta el rebozadito fino.

Yo soy más de este tipo de rebozado.

Y yo también. Que no te digo que esté mal.

A mí me gusta esto. Pues haz eso.

Si está más rico, tú misma.

Lo que no nos guste para nosotros.

¿Pero os han pedido calamares? No, pero estamos adelantando.

¿Todo preparado? ¿Estamos en mise en place?

Sí, mise en place al 100%.

No puedo decir nada, ni media pega.

Me tenéis encantado, enamorado, fascinado.

Soy un capitán feliz.

Mi barco va viento en popa a toda vela.

Ángel, 10 minutos tarde el pedido.

¿Qué le cuento a los comensales?

Dile que está...

No, yo no le voy a decir nada, se lo vas a decir tú.

Vale. ¿Está todo, no?

Tres, tres, tres. Tres, tres y tres.

Vale, perfecto. Vamos, rápido. Y cuidado, ¿eh?

Con muchísima delicadeza. Sí, tranquila.

Y cuidado con el equilibrio.

Esto es muy complicado. Ay, Dios...

Chicos, os pido disculpas, que hemos tardado un poquito.

Esto es la sopa.

Las tostadas de sobrasada y queso.

¿Vale? Muy bien.

Voy a por más cositas, ¿vale?

Me he quedado bloqueado. Yo soy muy futbolero

y me he visto a Iván Campos y a Alfonso al lado.

Y me he arrepentido de no haberles saludado

como Dios manda.

Ángel, ¿tú eres consciente de a quién estás sirviendo?

Están ahí jugadores de fútbol. ¡Venga, corre, corre!

(Teléfono)

Ay, por favor, que sea en español.

Por su padre, que sea en español.

Hola, buenas tardes. -Queríamos hacer un pedido.

Te tomo nota, corazón.

Con respeto.

-Pues tres raciones de patatas bravas.

Dos de patatas bravas. -Tres, tres.

Tres raciones. -Tres de patatas bravas.

Bocadillos de calamares a mí me encantan.

¿Os gusta? -Sí.

Tres bocadillos de calamares, o tres raciones.

Vale. -Albóndigas.

Ligerito, sí.

¿Cuántas te mando? -Tres raciones también

de estofado de albóndigas de ternera.

Tres de albóndigas.

Rocío, ve poniendo tres de calamares,

tres de albóndigas.

Y tres raciones de mollejas fritas con ensalada.

Creo que vamos servidos, ¿no?

Muchas gracias. ¿Adónde te lo mando, corazón?

Al barco "Madrileño".

¡Olé! Pues muchas gracias Ahora va para allá.

Vale, hasta luego. -Hasta luego, gracias.

Qué maja.

¡Chicas, comanda!

¡Tres de patatas bravas, tres bocadillos de calamares,

tres de albóndigas de ternera, tres de mollejas con ensalada!

¿Oído? -¡Oído!

Vamos a tener la mise en place hecha, que esto es un caos.

Limpiando todo y organizando.

Vamos, José Luis. Hay que terminar las patatas.

¿Qué les falta?

Todo, la salsilla que lleva y con el arenque.

¿Sabéis para quién estamos dando la comida?

Alfonso, el que jugaba en el Betis y el R. Madrid.

Está también Iván Campos.

Son muy majos ellos.

A ver qué te parece, Ángel.

Oye, ¿esto quién lo ha hecho? Eso nosotros.

¿Esta masa? Le falta tiempo.

No estamos en un chiringuito en la playa.

Tiene que salir todo impecable.

Una masa de coca tiene que estar crujiente.

Y esta está en crudo, basto. No puede ir fuera una cosa así.

Buenas tardes. ¡Hola!

¡Quién te ha visto y quién te ve, madre mía!

¡Ay, qué alegría tenerte aquí, mi ganadora!

Bueno, con chaquetilla, rodeada de estrellas.

Alfonso, buenas tardes.

Pero me voy a ir para allá, a por Fernando.

Me gustaría saber si esto lo incluirías

en tu restaurante o no.

Ya que estoy aquí me voy a sentar en un barco.

Se ha hecho un buen esfuerzo y se puede ver.

Aunque tal vez ha faltado

un poquito de entendimiento de la cocina mallorquina.

En el caso del frito que no tuviese patatas

ha sido un poquito chocante, porque un frito siempre

tiene que tener patatas.

Y aparte de la coca que sí

que técnicamente estaba bastante mal elaborada

el resto es una cuestión

de no haber entendido bien el plato, ¿no?

Ay, me voy como de bajón.

Al final los platos están casi vacíos.

Alfonso se ha metido un bocadillo

que le ha encantado. Y la compañía es espectacular.

Ha merecido la pena. Pero no era el concepto.

Muchas gracias, señores. Adiós.

Y disfruten. Gracias.

Así. Mira, así y así.

¿Vale? Le pones en medio, Raquel.

Le pones un chorrito de alioli ahí.

Y ya está, es que no puedes poner más nada.

Queda un poco pobretón. -Es que no me gusta esto.

Rocío, que queda muy pobre.

Dos en un pedazo de plato.

Toma, unas rodajitas de tomate que le dé color rojo.

¿Aquí? -Aquí.

¿Y un poquito de vinagreta?

-Una rodajita de tomate y encima el alioli.

Muy bien.

Voy a por las mollejas, ¿vale?

¿Cómo lo tenemos, señoritas? Lo tenemos ya.

¿Sí? Veo que nos hemos relajado un poquito.

No, yo lo tengo ya. Bueno, bueno.

Oye, una cosa, esto está helado, ¿eh?

¿Está helado? A ver, una cosita...

Tócala. Esto está helado. Pruébalo.

Que está frío, hombre.

A ver si vamos a discutir si está frío o no.

Está frío. Fuera, no hay problema.

Una cosa es ir rápido, pero si lo sacamos

con defectos metemos la pata. Me lo sacáis volando pero mal.

Prefiero que gastéis 5 minutos más y que salga de 10.

Hemos hecho muy bien el primer pedido.

El segundo estamos relajados y lo estamos pagando, ¿vale?

(Teléfono) Eh, llaman.

El strudel, vale.

¿La pechuga de pavo os acordáis que tenía arriba?

Vamos David, ¿eh?

Hola, gracias por llamar al servicio especial

de comandas en "Masterchef". ¿En qué puedo ayudarle?

(HABLA EN ALEMÁN)

Sí, buenas, dígame.

(HABLA EN ALEMÁN)

Intenta venderle lo que hay. -Es que no sé...

Disculpe, es que no le oigo. No le escucho.

No pasa nada.

(Risas) Otra vez.

Es que no se oye.

Pavo, pavo. Pechuga de pavo. ¿Lo entiendes?

Vale.

¿Cómo que "oui"? ¿Es francés o inglés?

Yes. -¿Cómo que "oui"?

Oye, el día que salgas de "Masterchef"

lo primero es aprender idiomas que es importantísimo.

Hace mucho que hablo inglés. Y alemán, ni idea.

Me defiendo un poco en inglés.

Pero hace tiempo que ya no hablo.

¿No quieres que te lo traduzca, que no te enteras de nada?

Vale si quieres ponerte. ¿Sí?

Hola.

Tres salads, ensalada. Vale, sí.

Okey, tres wurst. Tres platos de wurst

con pan de centeno recién horneado. Muy bien.

Tres raciones de tarta strudel.

Muy bien, muchísimas gracias.

El número es en el 75.

Bueno, yo tampoco hablo alemán. Pero bueno, toma la comanda:

Tres de pavo, tres se ensalada de arenque,

tres platos de wurst y tres tarta strudel.

Marchando, y en 20 minutos tiene que estar listo, y rico.

¿Vamos bien? -¿Qué falta por sacar?

Nada, eso. -Pues que venga el chef

y del el paso y ya estamos.

Equipo azul, ¿listos para sacar el segundo pedido?

Sí, chef. Está preparado ya.

Al lío. ¡Vamos, Roci!

¡Vamos, que tú puedes! ¡A correr, Rocío!

Rocío, alehop. Con cuidado no se vayan a caer.

Dale garbo, dale ritmo. Con alegría, con salero.

¡Eh, adiós! -Hala, buen viaje.

¡Adiós, buen viaje!

Equipo rojo, ¿cómo vamos por aquí?

Bien. Tres pechugas, ¿no?

Con rábanos picantes, ¿no? Las tenemos aquí.

Ensaladas tres también de arenques y patatas.

Preparado, sí. Tres...

Tres platos de los wurst,

que son las salchichas con pan de centeno.

Estos wurst. Ah, vale, vale.

No lo entendía. Ah.

¿Dónde vamos? Aquí, aquí.

Venga, venga, ayúdame. -Vale, adónde vamos.

A este barco. Muy bien.

Y cuidado, que hay gente dentro muy importante y caras

que te van a sonar mucho. Que no se diga.

Ay, Dios...

Hola, buenas. -Buenas.

Hola, buenas. ¿Cómo estamos?

Esto que está calentito, ¿sí?

Y aquí dejamos dos y luego ponemos la siguiente.

Los comensales estaban muy simpáticos.

Me ha tocado la mesa de las modelos.

Muy agradables, muy educados.

Me lo han hecho muy fácil, la verdad.

De lo que he podido ver todo bien.

Ahora sólo falta que esté rico, que en eso yo ya no entro.

Suerte. Venga, corre. Adiós.

Tenéis que probar la molleja.

-A mí no me gustan las mollejas.

Pruébalo.

Están muy buenas, ¿eh?

Mira, a que tampoco está tan malo.

Oye, están ricas. -¡Oye!

¿Por qué no he comido esto yo antes?

Bueno, Rocío está con el pedido.

Era el último pedido.

Las invito a dejarme las cocinas...

Limpia como "patera". Como patena.

Y las felicito por el buen trabajo.

Muchas gracias, Jordi.

A ver qué hace el equipo rojo.

Pero lo dicho, estoy orgulloso de su trabajo.

Muchas gracias, Jordi.

Cocina impecable, por favor. Sí, ahora mismo.

Buenas tardes. Hola.

Bueno, cuánta belleza junta tenemos aquí.

¿Me puedo sentar un poquito? Sí, por favor.

Llevo todo el día por el puerto.

Bueno, se está genial aquí, también te digo.

Pero yo como que no tengo

oportunidad de venir mucho al puerto.

Como no tengo barco me veo como que no pego.

Pero, Eva, ¿te gusta ir de compras?

Si te gusta correr también, o tomarte un helado, un café.

No tienes que tener barco para venir a Puerto Portals.

Por cierto, voy a mirar los platitos por aquí.

¿Qué tal ha ido? Nos lo hemos comido todo.

Ha ido bien. -Bien, sí.

De sabor nos ha gustado.

Muy bueno, ha llegado todo a tiempo, ¿no?

Sí. -Sí, en general es positivo.

Pues espero que hayáis disfrutado mucho.

A mí me ha encantado veros, compañeras.

Sobre todo tenía muchas ganas de verlas a las dos.

Así que nada, que me voy siguiendo por los barcos

y a pasearme por Puerto Portals que se está muy a gusto.

Pásatelo bien. Gracias.

Esto fuera. Vale, limpia la mesa ahora.

Vamos, equipo rojo, que vamos bien ahora.

Venga, retomemos aquí, señores.

¿Hacemos más salchichas?

Las salchichas son estas, ¿no?

¿Por qué no nos centramos en ayudar al capitán a emplatar

y luego vemos lo que hacer?

Ha dicho que no le ayudemos. ¿No?

Estos están liados todavía con las comandas.

A que tenemos que ayudarles. ¿Les ayudamos?

Ayudamos de momento, sin problemas.

¿Lo tenemos, chicos? Sí.

Pues venga, Ángel, sal zumbando.

(GRITAN CONTENTAS)

David, revisa todo, por favor.

¿Qué?

¡Toma, qué bien! ¡Un abrazo!

El equipo de las chicas se merece ganar, por favor.

Eso es que es indiscutible.

El equipo de las chicas al poder, por Dios.

(LAS TRES) ¡Equipo de las chicas, azul!

Estaba muy contento con vosotros.

Pero aquí hay una cosa que no me cuadra.

Repasemos la comanda.

Tres ensaladas de arenque con patatas. ¿Te suena?

No se las ha llevado.

Es que no se ha montado. Venga, las sacamos.

Sácalas ya y se las llevo yo corriendo, venga.

Va, montamos aquí, José Luis, y las llevas corriendo, ¿vale?

Trae, las saco yo. Venga, espabilemos.

Venga, rápido.

Échale bien de patatas, por lo menos que coman.

Jolín, vaya fallo.

También el capitán no darse cuenta de esto...

Yo os voy a dar un truquito

para que salga medianamente bien.

Échame aquí un poquito de vinagreta.

Mira, vinagreta, mostaza.

Tendrías que darle un truquito para que salga,

para que salga ya.

Y ahora un poquito de vinagreta.

Ahora solamente vinagreta. Esto está ganado.

¿Ataco? Venga, José Luis.

A ver si llegas a tiempo. ¡Con cuidado que no se caiga!

Venga, vamos, Angelito.

Y llegamos. Oye, muy bien.

Habéis recuperado muchísimo tiempo.

Habéis llegado incluso un poco antes

de lo que teníais que llegar. Mejor.

Hacemos recuento. Ensalada de pavo.

Y las salchichas con la mostaza.

Sí, y te falta un plato. No.

Que sí, una ensalada de arenque era...

Sí.

Ha sido un error por mi parte,

porque un jefe de cocina tiene que revisar todo.

He cogido el carro y me he ido confiado de que estaría todo.

¡Ay, mira quién viene por ahí! ¡Vamos, Joselu!

José Luis, por Dios. Se nos había pasado esto.

¿Cómo que se nos había pasado esto?

Eso no puede ser, hombre. Venga.

Te veo un poquito más suelto en tierra que en el agua.

El agua no te sienta nada bien.

Te he ganado en el mar, te he ganado en tierra.

¿Te pongo unas alas y te gano en el aire también?

Llévame a dar una vueltecita.

(RÍEN)

Hola. -Hola, muy buenas. ¿Qué tal?

Espero que os guste mucho.

Lo hemos hecho con todo el cariño del mundo.

Y espero que disfrutéis mucho.

¿Vale? Muchas gracias. -Muchas gracias.

Hasta luego. -Hasta luego.

Ha salido el último pedido del equipo rojo.

Bueno...

¿Cómo lo ves?

Bueno... Casi dímelo tú.

No ha salido del todo bien, pero al final los pedidos

han salido un poco más tarde.

El segundo pedido ha salido bien,

quitando las tres ensaladas que no os habéis dado cuenta

que tenían que salir.

Ahora, el primero ha sido un desastre.

Bueno, el cocinado lo he visto un poco "pallá".

Veíamos que al otro equipo le estaba saliendo todo bien

y nos hemos venido un poco abajo.

Ese ha sido el factor desembocante del caos.

Hola, buenas tardes. ¡Hola!

¿Se puede? Se puede.

A ver, contadme, ¿cómo ha estado este almuerzo?

Bueno, ha habido de todo. Ay, Itziar, no me digas.

La ensalada es lo que más nos ha gustado de todo

y la salsa de las patatas.

Pero el pescado...

Me sabe mal. ¿Pero habéis disfrutado?

El vino estaba bueno y nos hemos divertido.

Nos hemos divertido muchísimo.

Bueno, yo todo esto

se lo voy a contar a los jueces a ver qué piensan.

Muchísimas gracias por haber aceptado nuestra invitación.

Ha sido un placer.

Lo hemos pasado bien. -Gracias a ti.

Gracias. -Hasta luego.

Equipo rojo, equipo azul,

habéis hecho ya vuestro trabajo.

A nos toca hacer a nosotros nuestro trabajo.

Así que vamos a deliberar y vosotros podéis pasear

por este puerto maravilloso que es Puerto Portals

y disfrutar del poco tiempo que os queda aquí.

¿Vale? Gracias, chef.

Adelante.

Iros de tiendas, que hay de todo.

Vamos, venga.

Yo tengo que hablar de mi equipo, el equipo rojo.

Han empezado mal, ¿eh? Caótico.

En el primer pedido que se han retrasado

lo han sacado todo. Y en el segundo fíjate

que iban con el tiempo bien se equivocan y no sacan

tres platos que tenían por emplatar.

Les ha costado mucho,

sobre todo la organización de Ángel ha sido durilla.

Chicos, ¿cómo os ha ido? -Bien.

El primero lo hemos sacado con 10 minutos de retraso

y el segundo antes de tiempo.

El segundo estarán contentos.

Mi equipo también ha cometido sus fallos.

¿Ha tenido fallos? Sí.

He tenido que estar pensando un rato para dilucidarlos.

Si no está Samantha de entrada la comanda no la sacan.

Raquel en el teléfono ha sido eso...

Del jerezano al inglés...

Ha costado. Terrible.

¿Y a vosotros quiénes os han llamado?

Un extranjero primero. -¿De dónde era?

No lo sé, yo creo que era inglés.

Mi hermana no se ha parado mucho a preguntar.

Y tú que eres muy de gente. -Huy si lo he entendido.

El equipo rojo una coca cruda así de gorda

que la han metido al horno sin la verdura,

que hay que meterlo todo junto. Y la strudel igual.

Estaba cruda y muy poco relleno.

Mucha masa y poco relleno. Han metido la pata.

Les ha faltado sobre todo organización y orden,

que ha tenido el equipo azul que ellos no han tenido.

Venga, chicos, que gane el mejor.

Hemos trabajado mucho. Y suerte.

Suerte, chicas.

¡Suerte, chicos! -Suerte.

Chócala. -Ahí.

Parece que la cosa está clara.

Yo sí que lo tengo claro, no sé vosotros.

Clarísimo. Clarísimo.

Ahora vengo. Hala, Pepe.

Aspirantes, se acabó lo bueno. Ya tenemos un veredicto.

Virginia, te recuerdo que llevas el delantal dorado

y eso significa que pase lo que pase

con tu equipo tú te salvas.

Lo he entendido.

La prueba de hoy no iba de alta cocina,

sino de organización.

La mise en place debía estar perfectamente preparada

antes de que llegaran los pedidos.

Si no era absolutamente imposible sacarlos a tiempo.

Esto es muy importante, sobre todo cuando el servicio

de comensales es en un puerto como este

en el que los barcos tienen su salida programada.

Equipo azul, os habéis organizado

muy bien entre vosotras.

El primer pedido ha salido perfecto.

Y además estaba todo rico.

Pero en el segundo os habéis confiado.

Y si no es por Jordi, ay, amigas,

habría salido frío y mal.

Os habéis relajado porque

yo creo que veíais sufrir al equipo contrario.

¿Qué pasa, que pensáis que vuestros compañeros

son inferiores a vosotras?

Eso para nada, no creíamos que eran inferiores

en ningún momento, sino que los vimos más liados.

No sirven para un bar de tapas, ni para un catering

ni para un pase rápido o llevar un pase.

No tienen esa sangre ni esa experiencia.

Equipo rojo, vosotros habéis empezado la prueba

con el pie izquierdo, ¿eh?

Y os ha costado mucho coger el ritmo.

Os habéis organizado mal

y cuando ha llegado el primer pedido no teníais

ni la mitad de la mise en place preparada.

Por eso ha salido con bastante retraso.

En el segundo pedido habéis ido un poquito mejor.

Pero justo en el último momento

no emplatáis las tres ensaladas que faltaban.

Además, Ángel, como capitán te ha podido la presión.

Y yo creo que no es la primera vez que te pasa.

Te haces pequeño cuando llegan los problemas.

Perfecto.

Por todo esto el equipo ganador del reto de hoy es...

el equipo azul.

(LAS TRES) ¡Bien!

Felicidades.

Yo creo que le habrá sentado

mal que ganemos las chicas a los tres.

Porque los tres son muy gallitos.

Equipo rojo, si no me besáis no os lo voy a tener en cuenta

y lo entenderé.

Equipo azul, enhorabuena,

continuáis en las cocinas de "Masterchef".

Gracias.

Equipo rojo, lo siento, pero os tenéis que enfrentar

en la prueba de eliminación.

Si me tengo que ir también lo digo,

que me voy con la cabeza muy alta.

Y hasta donde he llegado es un sueño para mí conseguido.

Nos vemos en plató.

Muy bien.

He sido yo el que he descontrolado la situación.

Entonces me considero que soy el culpable

de la derrota de hoy.

Lo siento, chavales, ¿eh?

No, no tienes que sentir nada.

No tienes que sentir nada.

Lo más preocupadas que estamos es en saber qué modelo

nos ponemos para ver la corrida de toros

que tenemos a continuación.

Vuelven los Campamentos "Masterchef".

Si tienes entre 8 y 16 años, te apasiona la cocina,

la naturaleza y quieres vivir una experiencia inolvidable

no te puedes perder nuestros campamentos.

Además convivirás con los concursantes

de "Masterchef Junior".

No lo pienses más,

este verano Campamentos "Masterchef".

(TODOS) ¡Ven a Campamentos "Masterchef"!

Ahí las tenéis: Rocío, Raquel y Virginia

son las aspirantes que han llegado a buen puerto

en la prueba de exteriores y que por lo tanto

hoy no tienen ningún miedo.

Ya sabéis que el privilegio por ser el equipo ganador

es disfrutar del siguiente reto desde la galería.

Pero antes de que subáis tenéis una misión

importantísima que cumplir.

Vuestra misión es muy importante,

como ha dicho Eva, y tiene que ver con el mar.

Pero vais a tener ayuda.

Hoy nos visita un auténtico experto

en todo aquello que viene del mar.

Desde el restaurante A Poniente

en el Puerto de Santa María y con dos estrellas Michelin,

el chef del mar, Ángel León.

Hombre, A Poniente. -A ver si nos invitan.

No, se tiene que invitar, porque aquello es caro.

Hombre, normal, es un restaurante

con dos estrellas Michelin.

Pero bueno, a lo mejor

se puede tomar una tapita en la barra.

Qué ganas teníamos de tenerte aquí en "Masterchef".

Ya era hora, yo creía que teníais algo

en contra de la gente de Cádiz.

No, que este año hay dos. -No, no, no.

De Jerez. Aspirantes, vuestra misión

empieza en el supermercado. Acompañadme, por favor. Ángel.

¿Sois capaces de identificar todo esto?

Más o menos, hay algunos que sí y otros que no.

Ayúdalas, que están un poquito pez,

y cuéntanos qué es todo esto.

Bueno, nada, os he traído algunos pescados

de los que a mí me gustan.

Este es una preciosidad, el pez sable.

Es muy fino, hay que saber cocinarlo

lo que es la pieza entera.

Este ya es más conocido, que sería el congrio.

Luego también tenemos aquí la morena,

un pescado problemático por las espinas que tiene

y espectacular por su sabor.

Otro problemático,

pero a la vez espectacular que es el malarmao,

que es entre un marisco y un pescado.

La breca, que es quizá el que tiene más glamour aquí.

El rubio, parecido quizá la textura al malarmao

pero quizá con más espinas.

Este pescado es uno de los que más me enamora a mí

que es el sapo. Espectacular. Espectacular.

La herrera, que es un pescado que sabe a Marisco.

La mojarrita hay que tener cuidado

porque se seca muy pronto.

Y aquí está el gran pescado falsificado de estos mercados.

Este es el pez escopeta pero se vende como gallo.

Los espaguetis de mar y wakame.

Y finalmente pues bueno, el plancton marino

que ya sabéis, es uno los ingredientes más bonitos.

¿Cuál serían en el nivel de dificultad

los más complicados de trabajar?

Yo creo que el número uno es el sable.

El número dos la morena.

Número tres el sapo. -Pues ya tienen nombre.

¿Os ha quedado todo claro? Sí.

Pues vuestra misión es asignar uno de estos productos

a cada uno de vuestros compañeros

que se van a enfrentar a la prueba de eliminación.

¿Uno nada más? Sí.

Y empecemos. Ángel.

La morena. -¿La morena o el sable?

A Ángel le gustan mucho las chicas.

Una morena le puede ir genial. La morena.

La morena. La morena para Ángel.

Para Ángel. Muy bien.

Eh... David. ¿Para David?

No, José Luis. José Luis el sable.

Y el sapito para David.

Le podríamos dar al David el plancton.

El plancton es que lo bordan.

Nada más echarlo al agua está bueno.

El sapo. ¿El sapo?

Sí. Hecho.

Creo que tampoco hemos actuado mal,

porque a uno no le hemos dado el fácil fácil

y a los otros el difícil.

Hemos dado las tres igual de dificultad.

Oye, ¿y quién pensáis que se va a ir?

Se lo hemos puesto complicado a los tres.

Estamos concursando, hemos llegado a un punto

en que tiene que ganar el mejor

y ellos lo hubiesen complicado igual o más.

Lo hemos hecho bien, ¿no? -Muy bien.

A nosotros no nos hubieran dado las herreras, ni las brecas.

José Luis, Ángel y David están a punto de enfrentarse

a una prueba de eliminación muy salada.

Chicos, al súper.

Buenas.

Madre mía.

Raquel, que a nosotros no nos hubieran tenido piedad.

Que a mí me dieron dulce en la primera prueba.

Me la dio: "Toma, ahí la llevas."

Pero todos no somos iguales.

Pero si nos preguntan como han dicho ellos siempre:

"Es que sabemos que lo van a sacar."

Hoy nos acompaña Ángel León, que sabe más que nadie

sobre todo lo que viene del mar.

Ángel León para mí es un crack.

Se me pone la carne de gallina.

Porque me gusta, es un tío que es muy natural.

Y ya os adelanto que os va a ser de gran ayuda

en vista de esta maravillosa mesa

llena de productos marinos.

De todos estos productos Virginia, Raquel y Rocío

han elegido uno para cada uno de vosotros.

Qué chivato es el Jordi.

Ángel, ¿quieres saber

qué vas a cocinar? Sí.

Pues vas a cocinar morena.

Morena mía...

Lo hacen todo a mala leche.

Entonces esto no me sorprende.

Yo sabía que iban a por mí.

Para mí no son trigo limpio ninguna de las tres.

Por favor, ¿te preguntó qué quieres?

Quítale la cara de susto, por favor. ¿Cómo la cocina?

Que buena gente sí, tonta no.

La morena es uno de los pescados

que más me gusta.

Quizá la complicación son sus espinas.

Desde aquí hacia aquí céntrate en el cocinado.

Y vete por cocciones no muy largas

y aprovecha su piel.

David, ¿estás nervioso?

Sí, la verdad que sí. No me extraña.

Para ti tus compañeras han elegido... el sapo.

¿El sapo?

Ángel, cuéntale lo que sabes sobre este gran producto.

Si te pones a pensar que esto es un rape más pequeño

te recomiendo que la parte de la barriga, su ventresca,

es un espectáculo en este pescado.

Vale, gracias.

Bueno, pues vamos contigo, José Luis.

Vamos a ver qué han elegido para ti.

Te va a tocar cocinar con el pez sable.

¡Ahí va!

El sable me lo han dado porque me quieren un montón,

con el doble sentido de la palabra.

Típico de Albacete, ¿verdad? Sí, claro, claro.

Navajas de Albacete, sables...

Por ahí van los tiros, ¿no?

Yo es que cada vez las trago menos.

La falsedad es una cosa que a mí no me gusta.

Ángel, ¿qué recomendaciones le darías a José Luis

para trabajar con este producto?

Quizá es el pescado más complicado.

Tiene muy poca carne

y te recomiendo que lo cocines entero.

No le saques los filetes, aprovecha su espina

para que quede jugoso, ya que si no te puedes meter

en un lío de texturas.

¿Vale?

Una pregunta, chicos,

¿qué le habéis hecho a las chicas?

Porque Ángel ha puntualizado

que eran los tres pescados más difíciles.

Ahí se ve cómo son las personas, ¿no?

Yo creo que es el gesto que las define.

Maldad, es lo que son, son malas.

Cuando tú lo haces está bien.

Ahora, cuando lo hacen los demás ya me molesta.

Yo hubiese hecho lo mismo, donde las dan, las toman.

Yo les hubiera dado el pescado y a poder ser debajo del hielo.

Cómo está el patio, madre mía.

Aspirantes, atentos.

Con estos productos debéis hacer tres platos.

¡Ahí va!

Uno en 30 minutos.

Otro en 20 minutos.

¡Ahí va!

Y el último en 10 minutos.

Tres platos en total que cada vez que acabe

el tiempo recogeremos vuestros platos

y así no tendréis tentaciones de modificarlos.

La semana que viene es la semifinal

y queremos platos distintos y a la altura de este punto

de la competición.

¿Lo tenéis claro? (LOS TRES) Sí, chef.

Ya tenéis el producto principal

y ahora disponéis de 3 minutos para coger todo lo necesario

para cocinar vuestros tres platos.

Pues el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

¡Vamos! Vamos, chicos.

Que me desmontas el chiringuito, José Luis.

Chicos, últimos 10 segundos

y aquí está la morena y el sable, por Dios.

No os podéis dejar el ingrediente principal,

que me estaba dando ya un ataque.

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno... ¡a las cocinas!

Ángel, hijo, das hasta miedo con las dos morenas en la mano.

Ahí viene mi amigo.

Huy, las dos, este trae las dos.

Bueno, Ángel, como experto en la materia,

¿qué podríamos hacer con una morena

así en 30 minutos, en 20 y en 10?

En 30 minutos digo:

"Pues hago un guiso rápido con una salsa verde."

No sé si la morena estará bien en salsa verde o no.

Pero claro, ¿en 10 minutos?

¿Nos serviría para hacer un cebiche?

Si te digo la verdad

yo nunca he hecho un cebiche con morena.

Pero de aquí pueden salir hoy platos que nos inspiren.

Quien se libre de esta prueba ya va a ser fuerte,

porque creo que los tres vamos igual de perdidos.

(NARRA) Dada la naturaleza del sable,

lo lógico es aprovechar su lomo cocinado en guiso o a la plancha.

El resto del pescado, como tiene muchas espinas,

se puede aprovechar para hacer un caldo sabroso.

Nunca había visto este pez así, tan fino.

Ni lo había trabajado, ni comido. Le he sacado los lomos,

creo que sin espinas, y es como otro pescado.

-Si encima te ayudan y no haces caso,

es para decirte: "Oye...".

Cariño, te está diciendo el chef cómo hacerlo y los miraba como:

"A ver, ¿qué hablo en chino?".

-Al elegir el pescado me ha parecido

que me han ido a fastidiar bastante.

No se me da muy bien pero es lo que hay.

Hemos venido a jugar.

Cuando elegí lo de las cestas no fue igual,

porque tenía que adjudicar seis cestas a ellas.

Ellas tenían tres personas para no sé cuántos pescados.

Y han elegido los más difíciles.

-Yo creo que lo van a pasar mal en este momento,

el momento del fileteado. De partir los trozos

que van a utilizar para cada elaboración.

La morena normalmente se comen en adobo en Cádiz.

Se coge la serpiente y solamente se coge

la parte de arriba.

Se corta de lado a lado y se marina en adobo

y luego se fríe, pero es que no hay tiempo

para marinar nada. Y si nos vamos al sable...

¿Qué haces con el sable en 30 minutos, en 20 y en 10?

Lo echas al hombro y te vas.

Como estamos especializados en pescado, esto es ya un reto,

es decir, "hagamos un plato con este pescado".

"Voy a sacar de donde no hay". De donde no hay.

Pero es un pescado que solamente se consume en 90% en Portugal

para la cataplana que, como bien sabéis,

es un guiso cocinado y fuera.

Pero aparte es un plato, es que hay que sacar tres.

O sea, lo complicado es eso.

Le da una paliza a la morena. Uf...

La está poniendo fina.

-Cuando vi el pescado no sabía por dónde empezar.

Me ha superado el bicharraco ese.

-Yo creo que, de todos, el sapo, quizás,

sea el pescado más entendible, como rape.

Y, a partir de ahí, se pueden hacer muchas cosas.

Es más fácil de cocinar, entre plancha, parrilla,

una vinagreta, un guiso de no sé qué,

cuatro patatas guisaditas rápido, pam, pam, ¿no?

Y cebiche te da para hacerlo, un escabechito rápido, exprés.

Es más fácil, la verdad. Da más posibilidades.

Aspirantes, habéis consumido los primeros 15 minutos.

(NARRA) El sapo es un pescado muy parecido al rape,

por eso es perfecto para cocinar guisos y calderetas.

Ah...

Bueno, Ángel, Ángel. Muy buenas.

-¿Qué tal, tocayo? Esto no lo he visto nunca:

Harina en una cazuela sin nada, ¿cómo es?

Lo sacaré y quiero sofreír un poco de cebollita

y poner un poco de vino y vinagre.

Reducirlo... Uf...

Es que no sé ni por dónde tirar con esto,

es que no tengo ni idea.

Y voy a freír un poquito lo que es la piel, por otro lado,

para darle un poquito de colorcito al plato.

-Lo único que te digo: Ten cuidado con la piel

porque lo bonito de la piel es que te quede crujiente, ¿vale?

-O sea, lo tengo... -Crujiente.

-Si no, es una textura desagradable en boca.

-Vale. -Mucha suerte, Ángel.

-Muchas gracias.

-¿Qué tal? José Luis.

¿Cómo lo llevas? Qué pescadito te has traído, ¿eh?

¡Joder! Ya lo dice Samantha:

El chef del mal. Tiene toda la razón.

Pensaba que malo era Pepe.

No es culpa nuestra, ha sido de tus compañeras.

Porque hemos dicho... Mira cómo reparte estopa.

¡Ángel, vaya demonio! Todo para mí, todo para mí.

-Otra vez metiendo, Ángel. -Tira ahí, dale, dale ahí.

-Dale, dale más. -Dale ahí fuerte.

-¿Qué estás haciendo? Cuéntanos.

-Saqué los lomos del pescado tan raro,

los he asado al horno, haré una vinagreta,

como otro pescado al horno. -¿Harás tres platos?

-Sí, voy a hacer un cebiche al final.

Y el del en medio... Quería haber hecho un escabeche,

pero no cogí laurel, no sé si hacerlo escabechado o...

-Bueno, lo tiene claro. Lo tiene muy claro.

-A ver lo que sale. Vamos a dejarle, le queda poco.

A ver qué hacer. Suerte, José Luis.

Venga, Angelito. (RÍE)

-¡Buenas! David, ¿cómo andas?

Aquí andamos, al lío. Hice un caldito con el pescado.

Voy a hacer unos raviolis con calabacín que voy a...

Donde le meteré el pescado, voy a hacer un puré de patata

y lo sirvo con el caldito caliente para que se mezcle todo.

Solo te digo que tienes poco tiempo,

quedan muchas elaboraciones y tienes que acabar.

O lo salteo sin calabacín.

Haz lo que te queda y acaba tu plato en tiempo.

(ÁNGEL MURMURA)

Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno...

¡Manos arriba!

Yo antes de verme en mi casa hacer unas gachas

o un arroz caldoso, sopa y caldo... Y en la sartén comer todos.

Y ahora verme poniendo florecitas en los platos,

que en mi vida me pensaba estas cosas...

Vosotros, chicos, podéis empezar con la siguiente elaboración

para la que tendréis 20 minutos. ¡Vamos, hay poco tiempo!

Estoy satisfecho con el primer plato presentado.

En tan poco tiempo a ver lo que hacía.

Bueno, a ver si le gusta al jurado lo que hice.

Estoy muy contento con la elaboración.

Los jueces siempre me dicen que hago cosas muy complicadas,

hice algo sencillo, un caldito. No tiene mucho misterio.

Es algo tradicional pero con un toque de algo.

(NARRA) La forma ideal de cocinar la morena en 20 minutos

es enharinarla y freírla.

En el sur es muy típico hacer chicharrones con ella.

Bueno, el plato de Ángel... Le he visto muy nervioso,

se ha despistado. Quería poner unas verduras

con pescado y las ha hervido, no sé qué gracia le metería,

el pescado enharinado en una cazuela sin aceite.

Muy perdido, ¿eh?

Complicado el sable de José Luis,

porque es un pescado complicadete.

A mí me ha gustado mucho que no le tiene miedo

y la naturalidad, parece que cocina un lenguado.

¿Y David qué tal? Pues ha hecho un caneloncito

con calabacín y el pescado dentro, el puré de patatas en el sifón

y el caldito de pescado por encima. Está todo correcto,

no le dio tiempo de hacer el caneloncito

y ahí tiene el caldo de pescado en la jarra.

Ahora lo probaremos. No está mal.

Yo he pensado que también David podría pifiarla.

Espera, vamos a ver cómo está todo de sabor,

ya sabes qué pasa cuando lo probamos.

Voy a hacer esto en la sartén.

Y quiero, con un poquito de vino...

Voy a coger estas algas que, a ver, recuerdan,

no sé si me equivocaré, que combina bien con el pescado.

Me ha parecido verlo en algún sitio. Voy a intentarlo.

-¿Lo que tiene en la sartén Ángel qué es?

-Ha cogido cebollino y lo está friendo.

Está friendo el cebollino. (RÍEN)

-Será con una salsita de curry rojo tailandés

con un poco de zumo de cítricos.

Y lo más seguro es que infusione, lo meta hacer al vacío, eh,

pescado con ralladura de lima, aceite.

-Pum, pum, pum, pum.

-Aceitito.

-Voy a echarle un ajito crudo de estos.

Estoy haciendo escabeche sin laurel con cebolla, ajo, puerro,

un poco de comino y orégano y cayena para que pique.

No sé si irá bien en escabeche, pero es un pescado como otros.

A ver qué tal sale, no sé. No me quiero ir,

voy a intentar a ver, pero en tan poco tiempo

sacar con esto... A ver si saco algo.

-Yo en 45 minutos saqué cinco platos

y en un microondas.

-Está haciendo una holandesa, ¿no? ¿O qué?

-Es el curry, es una pasta de curry,

está haciendo pescado al curry. -Ah, vale.

Atención, aspirantes, solo quedan cinco minutos

para terminar la segunda elaboración.

Esos dedos... ¡Cuidado!

Se ha cortado. Se ha cortado.

Lo estaba viendo venir.

Espérate que me... Otra vez me he cortado.

¿Te has cortado? Vamos, José Luis, va.

-Como me pongo tan bruto,

se me escapó la patata y he pasado los nudillos

por la mandolina y...

Pero, bueno, no ha sido nada. (RÍE)

Que no se preocupe mi mujer, no ha sido nada.

-Te apagué el fuego, que se quema.

Te lo he apagado, está apagado el fuego.

-¿Lo apagaste tú?

-¿Qué tal esa segunda elaboración?

-Es la segunda. Acabo de comer un trozo

para probar cómo está y me gusta.

Te gusta la morena. La morena es una pasada de pescado.

-Las morenas, rubias, pelirrojas... ¡Ah, que es un macho!

Este le echa muchos huevos en una prueba de aquí.

Es un poquito complicado. -Con su salicornia y todo.

-Un poquito. Creo que le pega, no lo sé.

-Muy bien.

-Pensamos que había puesto unos cebollinos fritos

y eran unas... -"Escanicornias".

-"Escanicornias".

Atención, aspirantes, ¡manos arriba!

Ha terminado el tiempo de la segunda elaboración.

Comienza el tiempo de la tercera, ¡adelante!

¿Dónde he dejado el pescado? Ahí.

José Luis... ¡Eh! No me dio tiempo a emplatar.

Como te ha cortado y has perdido 20 segunditos.

Sí. Son los que te doy para emplatar.

¡Voy! 20, 19,

18, 17...

Siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos,

uno... Mil gracias.

Le está saliendo sangre del dedo.

Ah, José Luis, vas a curarte. Ah, vale.

Y te daré de extra el tiempo que pierdas,

pero no puedes cocinar así, a curarte.

Voy.

-Cebiche. -¿Un cebiche de morena?

-De morena.

Bueno... ¡Buenas!

A la tercera va la vencida, ¿cómo lo llevas?

Bien, voy a hacer un cebiche y estoy infusionando un aceite

con un poco de perejil, con un poco de eneldo,

unos brotes que he cogido así muy anisados,

con un toque picante y...

Que sea lo que Dios quiera, ¿no? Es que no tengo ni cosas ya ahí.

-Suena a que le darás muchos matices al sapo

por lo menos, ¿no? -Claro, sabores.

Con la última elaboración fue con la que más me atasqué:

"¿Qué hago?". Y digo: "Cebiche, carpacho,

un poquillo de aceite...". Quizá me fui a lo fácil, no sé.

-Voy, voy. -¿Dónde está la campana de ahumar?

Ángel y David, últimos tres minutos para vosotros.

José Luis, tú tendrás un minuto y medio extra

por el corte que has sufrido para que así tengas

el mismo tiempo que los demás, ¿oído?

Oído.

Seguramente e piensan que les hacemos estas pruebas

para ponérselo difícil, para hacerles la puñeta,

pero esto te puede pasar en un restaurante:

Sacar una mesa con seis pescados iguales

y que a un cliente no le guste ese plato

y te diga: "Quiero eso con otra guarnición".

Y tienes que improvisar un poquito, ¿no?

Ángel y David, últimos 30 segundos para vosotros.

Dos minutos para ti, José Luis. O.K.

Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno... ¡Tiempo!

Ángel, David, manos arriba.

José Luis, empieza tu minuto y medio.

Uf, qué prueba más guapa, me ha gustado.

Ha sido caótico, eran 30 minutos, ahora otro,

ahora ¡pum! Otro, ahora ¡pum!

Pero lo pasé bien, he disfrutado

y no me esperaba sacarlo tan bien.

Último minuto, José Luis.

Vale, José Luis, va. Emplata, nano.

Venga, José Luis.

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno... ¡Tiempo, José Luis!

Manos arriba.

Uf...

(Aplausos)

-Me ha parecido complicado,

no por lo que había sino por contra quién competía.

Comienza la cata y, como los invitados vais de buenos

y preferís no mojaros, dejamos que te marches.

Por supuesto. Muchas gracias por traer

tu sabiduría marina aquí, Ángel, un placer.

Gracias a ustedes. Muchas gracias.

Adiós, Ángel. No vemos en el Puerto, gracias.

(Aplausos)

Aspirantes, vuestro trabajo ha terminado

y empieza el de nuestro jurado.

Empezamos la cata eliminatoria contigo, David. Suerte.

¿Cómo?

De primero, he hecho un caldito con el sapo,

lo he acompañado de un puré de patatas de sifón

para simular esa patata que troceaba en la sopa de pescado

y el pescado que he salteado en la sartén.

Eh, de segundo tenemos el mismo pescado

que he hecho en el roner infusionado con ralladura de lima,

aceite, con brotes anisados.

Lo he acompañado con una salsa tipo tailandesa,

con pasta de curry, con un poco de nata,

jugo de limón y caviar de tomate encima.

Y, para finalizar, he hecho un carpacho de pescado

con un aceite infusionado de eneldo, lo brotes,

un poquitín de ralladura de lima. Y eso es.

Esto es importante. ¿Cómo lo metes ahí?

¿Cómo lo meto? ¿Qué cantidad?

¿Qué proporción metes? Es una sopa.

¡Eh! No pasa nada.

No pasa nada. Te he manchado.

Vamos a probarlo, hombre.

Uf, es que ese pescado tiene más espinas...

Yo nunca había... Lo siento.

Eh, todo se queda un poco apagado de sorpresa,

de sabor, de texturas...

Creo que eres un buen esteta,

al colocar los platos tienes bastante mano,

pero te falta triunfar con tu sabor.

Hay un picante ahí de pimienta que salta por aquí en la garganta.

Y la sopa... Ay, ay...

Ahí es donde me falla.

No tiene sabor.

Uf... ¿Sabes una cosa, David?

¡Uf! ¿Hay agua?

Sí. Cómetela.

Una para papá.

¿Sabes lo que te falta? Cocinar.

Pues sí. Haces lo básico,

lo que hacen los principiantes: Nata, curry rojo, pescado.

Eso no es un plato para un programa 11 de "MasterChef".

Me preocupa que hagas un curry rojo,

que no es para todo el mundo,

y pica como un demonio.

Es la manera de cargarte el pescado.

Uf...

Tomaste una cucharada, pero en el plato hay 10.

No es rock & roll, es heavy metal

tocado por zumbados con una guitarra de 5000 vatios

en una habitación pequeña. Cuando lo puse me di cuenta

que quitaba protagonismo al propio pescado.

Claro. Ya. Sí, tenéis razón.

Vamos a probar el tercero.

Aquí hay una sopa que no está bien hecha,

aquí hay un exceso de picante y aquí hay un "nada".

Hay un aceite de eneldo solo,

no noto si hay algo de limón, que debería curarlo;

si hay algo de vinagre o no, que debería curarlo;

si hay alguna especia, solo noto aceite con eneldo.

¿No has tonado el eneldo? Sí aparece.

Rállame una lima, porque me has hablado de lima,

y tampoco está. Tenemos pescado sin sabor

y aceite. Y tiene mucho mérito...

Sí. La prueba era muy difícil.

Eso lo sabemos.

Pero también tenías el pescado más fácil, ¿eh?

Ya, pe... Pero nunca había limpiado el pescado,

he perdido mucho tiempo en eso. No, José Luis cada semana

se limpia tres sables y Ángel siempre va con morenas.

No hablo de mis compañeros, hablo de mí mismo.

Sí, pero esa excusa es como si me dijeses:

"Solo tuve una hora para cocinar". Ya, y los demás.

Creo que tampoco era tan mal, eran ideas originales.

No quería hacer un pescado con verduras,

quería hacer algo distinto.

Diez deditos, tres platos, muy bien.

Lo hiciste por, si te vas, que quede un pedacito de ti.

Claro, un recuerdo. Vale. Cuéntanos de qué va esto.

Le he sacado los lomos y los hice al horno,

como otro pescado, con una vinagreta,

con cuscús de brócoli. Brócoli.

Un toque que le he dado con un puré de patata

con un poquito de la vinagreta. ¿Y lo rojo?

Es salsa al curry.

-Buenísimo. -Buenísimo.

No hay una gran guarnición, no hay una gran elaboración,

es no complicarse la vida y salir airoso.

Pero, chico, el pescado es complicado

y este está bien.

Perplejo me tienes, José Luis.

El pescado más difícil, está tiernecito, jugoso,

tiene sabor de una donostiarra, parecido.

Y, lo que decíamos, David, ¡pam!

Solo le ha enseñado como una salsa potente,

de repente la tocas y te da un...

Y está bien. Cuéntanos.

Pues he querido hacer un medio escabechado

pero, bueno, me ha faltado el laurel.

Hacer un escabeche con este pescado es maravilloso

pero, claro, ponme el escabeche.

Ya, para "mojetear".

Me gusta la salsa que "mojeteo" luego el caldito y me lo como.

Pero lo quise poner en plan muy refinado, muy fino.

Primo hermano de ese.

Primo hermano. Tiene mérito que el pescado

esté blandito y sea agradable,

ahora, primo hermano.

Tercer plato, amigo. Ahí he hecho un sable, eh...

Ahumado con cítricos.

Es un ahumado exprés. Y...

Caviar rojo que le he puesto.

"Caviar rojo"... ¿A qué llamas "caviar rojo"?

Al corazón del tomate. Es un ilustrado.

¡Ole!

Qué importante también es el léxico gastronómico.

Decía que era malo con los nombres.

Un crack. Yo le contrataré para

que me haga la nueva carta.

Bueno... Has demostrado ser un zorrete...

¡Pero tela marinera!

Qué bueno el toque del ahumado.

De verdad. Se podría construir el plato

de mil maneras más, con otra presentación

y haberle metido más cantidad, se hubiera agradecido,

el tomate salado... Pero el toque del ahumado...

Eres un zorrete brillante, sí, señor.

Bueno...

La próxima vez ponéis otra espada. (RÍE)

Que os la clavaréis vosotras solas.

-A la morena la he desnudado,

con la piel he hecho unos crujientes,

lo he marcado con harina y, luego, le he puesto,

para darle frescor, eneldo y un poco de perejil

y unas flores amarillitas. Vamos a probarlo.

Te estaba viendo antes, cuando estabas cocinando,

con un pescado enharinado, la morena,

y lo tenías en una cazuela sin nada de aceite.

Si lo enharinas, es porque lo vas a freír

y, si no, para qué lo vas a enharinar.

Lo otro es ni guiso, ni frío, ni salteo,

pero tiene mucho mérito que hagas frito la piel

y que te quedara bien, parece un chicharrón.

Tenemos un conjunto de cosas: Patata, cebolla, calabacín,

pescado y nos falta ese elemento integrador...

Salsita o algo. Esa salsa, esa...

Cremosidad de algo

que, sobre todo, integre en un solo conjunto.

Vale. ¿Este segundo plato es...?

El pescadito lo he hecho a la plancha con aceite

y he puesto las... ¿"Selicornias" se llaman?

Salicornias, las has salteado.

Las he salteado con mantequilla y vino blanco.

Probaremos, pero a simple vista vuelvo a lo mismo:

¿Dónde está esa salsa? Algo que integre,

nos falta cocinarlo un poco más.

Te cuesta quitarle los corchetes, ¿eh?

Ahora, está buena la morena, ¿eh?

Este segundo bastante mejor.

Porque es más esencial, ¿eh?

Tiene un pescado bien marcado, no sé qué has puesto de cítrico

que le ha dado cierto rollete

y el uso de la salicornia sí me parece muy interesante.

Le has dado una buena cocción, justo que se caiga.

Y me parece un plato muy chulo. Si le pones un aceite con algo,

que tenga ese elemento que aquí hace menos falta,

sería un plato que, viniendo de ti,

demostraría una gran evolución.

Que creo que la hay.

A mí me parece que este es un plato como el que hizo

el primer día del programa y este es de hoy.

¿Y este de qué programa será?

Vamos a ver. Cuéntanos.

Vale. He hecho un cebiche con limón.

Y, luego, he hecho como una vinagreta

que tiene aceite, eneldo, perejil,

ajo y un poquito de vinagre.

Chicle en toda regla, amigo.

Sí. Chicle de ceviche.

Que la morena no es el pescado

para hacer con cocciones crudas y cortas.

Ah, vale.

Pues me sorprende que Ángel haga estos platos,

pero él no conocía la morena y la morena...

Hoy te has propuesto llevarnos la contraria.

Lo que digo es que creo que es un pescado erróneo

para esta elaboración, pero la ejecución no está mal.

Chicas, ¿qué os parecen las valoraciones

y los platos que han hecho vuestros compañeros?

Que han salvado muy bien la prueba. Esperabais que lo hiciesen peor.

(TODAS) No. ¡Sí!

Confiábamos en ellos. -Por favor, nosotras...

Por eso elegisteis los pescados más difíciles.

Lo hicimos así para que haya chicha,

estamos en el programa número 11.

-Que, en vez de los pescados,

hicieran un plato con hielo. Es lo que les daría.

Aspirantes, si por mí fuera,

os quedaríais los tres cocinando en "MasterChef" porque, además,

creo que os lo merecéis, sinceramente.

Pero es inevitable y hoy uno de vosotros

tendrá que dejar su delantal en las cocinas.

Así que suerte. Jueces, a deliberar.

Suerte.

-Estando desde el primer día.

(RÍEN)

-Pues sí, al final me voy. -Pues sí.

Mis tres hombres, qué pena me da

que uno se tenga que ir. Sabéis que el que se vaya

de las cocinas se llevará por parte de nuestro patrocinador

de electrodomésticos todos los que ha usado

durante su paso por el programa.

También os llevaréis por parte del supermercado patrocinador

mil euros para vuestras compras en alimentación,

el juego oficial de "MasterChef" y, luego, cómo no,

os llevaréis seis meses gratis de suscripción

en nuestra Escuela Online de "MasterChef".

¿Cómo van los nervios?

Uf, a flor de piel. -Esperando, a ver...

Bueno, ya queda poco.

Aquí no hay nada personal,

es un concurso de cocina y se quedará el que mejor cocine.

-Y el que hace un mal plato se va para su casa. Eso es así.

Yo no te digo que quiero que se vaya uno u otro, no.

Para mí son iguales.

Aspirantes, el reto de hoy requería imaginación

y planificación, puesto que teníais que elaborar

tres platos en tres tiempos diferentes.

Sobre todo, tiene mucho mérito cocinar tres platos

con pescados que no son muy comunes y, como nos ha contado Ángel,

difíciles de trabajar por su morfología,

por las espinas, por la piel o por el tipo de carne.

Pero el reto de hoy, cuando estamos a una semana

de la semifinal, era cocinar tres platos que nos sorprendieras,

y uno de vosotros se ha quedado muy lejos de conseguirlo.

Ángel, José Luis,

vuestros pescados eran los más difíciles

y quiero destacar que en vuestro trabajo de hoy

se ha tonado vuestra evolución en las cocinas.

David, tú tenías el producto más fácil de los tres

y, como siempre, has intentado innovar

pero, una vez más, te has complicado demasiado,

porque los resultados de nuevo no acompañaron a tus intenciones.

Por eso, el aspirante que no puede continuar

en las cocinas de "MasterChef" es...

David. ¡Oh!

-Que no pasa nada, ¡hostia!

Puedes dejar tu delantal en la cocina.

David... -¡Hermano!

-Se ha declarado la guerra abiertamente.

Me ha alegrado que de nuevo estuvieras aquí

para verte evolucionar un poco más.

Algo habré sacado, ¿no?

Tiene mucho mérito lo que has hecho hoy.

Mucha gracias, chef. Vente a casa a cocinar un día.

Cuando me digas, voy encantado.

Me duele no acabar y compartir más momentos con todos,

pero estoy contento, me lo he pasado muy bien aquí

y he aprendido un montón. ¡Eva!

¡Ay! ¡Otra vez!

Esto es como un déjà vu.

Los electrodomésticos me los llevo dos veces.

Con una tienes suficiente, ¿qué haces con tantos?

¿Tú crees que si aquí, las tres fantásticas,

te hubiesen dado otro tipo de pescado

estarías dentro del programa? No lo sé.

Quería el plancton porque que era algo

con lo que me apetecía jugar, pero no lo hicieron.

Si les dicen que son los más difíciles y se los ponen,

obviamente porque quieres que se vayan a tomar el aire.

¿Tú quién crees que va a ganar? Yo quiero que gane José Luis,

está evolucionando una pasada, se lo dicen los jueces.

Es un padre para mí. -Llegar donde he llegado y...

Uf, vamos, ni...

Uf, yo qué sé, no tengo ni palabras.

No me lo creo yo, de estar donde...

David, ha sido un placer, cariño, de verdad.

Y esa sonrisa, que tan famosa se está haciendo...

Sí, ¿no? Sí.

Venga, chao. Gracias, hasta siempre.

Es increíble, animo a todos

que se apunten a esto porque vale la pena.

Conoces a gente increíble, compañero que son hermanos tuyos,

gente del programa, que es una caña

y que no se ven en el programa, no salen pero siguen siendo

parte de la familia del programa.

Y eso vale mucho.

(Aplausos)

¡David! Sí me ha cambiado la vida.

Ahora pruebo un plato y pienso cómo podría hacerlo,

vas al mercado y todo te viene a la cocina.

Lo que me llena es la cocina y es a por lo que voy.

Es triste despedir a alguien como David.

Sus cinco compañeros están ya muy cerquita de ese futuro

que imaginaban cuando llegaron a "MasterChef".

Pero la dificultad de los retos es cada día mayor.

Ya se pueden ir preparando para los de la semana que viene

porque van a ser muy, muy complicados.

Ustedes mientras, ya saben, pónganle sabor a la vida.

¡Buenas noches! Comienza la semifinal de "MasterChef IV".

Por primera vez en esta edición, trabajaréis como un único equipo.

¡Vamos, vamos! -¡Vamos, vamos!

-Si quieres morirte, ya está: Yo hago, tú montas, ella corta.

-¡Cuidado! -¡No, hombre, no!

-Es que me quemaba, Rocío.

Piensa con la cabeza, Rocío. No lo entiendo.

-¿Qué no entiendes, eh?

No visita, con tres Estrellas Michelín: Jordi Roca.

(Aplausos)

Has ido para portería, portería vacía,

pero sin pelota en los pies.

¡No hay! -¡Pero ve cociendo!

¡Ve cociendo raviolis! ¡Vaya lío de hermanas!

¡Ya está, tío! ¡No me voy a rayar!

Quiero que estén espectaculares. Sí, chef.

-¡Vamos, chicos, va! Vamos muy mal de tiempo.

¡Esto es una catástrofe!

¡Hala! -Fatal, tío, me está agobiando

un montón la mujer esta.

-Más jugosa me gustaría más.

"MasterChef" solo lo va a ganar uno y será el que,

a partir de ahora, no cometa fallos.

El aspirante que no puede continuar en las cocinas

de "MasterChef" y que, por tanto,

no va a vivir la gran final es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 11 - 15/06/16

MasterChef 4 - Programa 11 - 15/06/16

15 jun 2016

Comienza la recta final de Masterchef y el jurado quiere rendir un pequeño homenaje al mundo de la música con invitados como Manuel Carrasco, Pablo López y José Mercé, entre otros, que probarán recetas de los aspirantes. La chef Macarena de Castro (dos estrellas Michelin) enseñará a los aspirantes los secretos de la cocina vegetariana.
El mejor cocinero de la prueba irá directo a la semifinal. Además, viajarán hasta Mallorca, donde cocinarán en varios yates para invitados como Carolina Cerezuela y Lorena Bernal, todo ello con la ayuda de Vicky, la ganadora de MasterChef 2.
En la prueba de eliminación, Ángel León (dos estrellas Michelin), retará a los aspirantes a cocinar tres platos en 30, 20 y 10 minutos con pescado como ingrediente principal.

ver más sobre "MasterChef 4 - Programa 11 - 15/06/16" ver menos sobre "MasterChef 4 - Programa 11 - 15/06/16"
Programas completos (14)
Clips

Los últimos 218 programas de MasterChef 4

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Sabela

    No se ven los programas :(

    27 dic 2017
  2. Yo

    No se ve el programa. Estaría bien que lo arreglarais.

    19 dic 2017
  3. Pablo Lucio

    Me equivoqué con el comentario anterior, tiene fallas tremendas a la hora de comprenderlo... Saludos desde Argentina, tengo dos quejas sobre el programa, que sea más un reality show que un concurso de cocina y que 3 minutos para el supermercado es muy poco, que les den mínimo 7 minutos, para que los concursantes no pongan la excusa de que no sacaron un buen plato por falta de tiempo y para levantar el nivel general de los mismos, porque yo ya estoy deseando ver a Pepe, Jordi y Samantha en esos 3 minutos y a ciegas, que harían o que una vez se pongan ellos a cocinar en serio.

    28 mar 2017
  4. Pablo Lucio

    Saludos desde Argentina, tengo dos quejas sobre el programa, que sea más concurso de cocina que reality show y que 3 minutos para el supermercado es muy poco, que les den mínimo 7 minutos, para que los concursantes no pongan la excusa de que no sacaron un buen plato por falta de tiempo y para levantar el nivel general de los mismos, porque yo ya estoy deseando ver a Pepe, Jordi y Samantha en esos 3 minutos y a ciegas, que harían o que una vez se pongan ellos a cocinar en serio.

    28 mar 2017
  5. Jobana

    Amo todas las ediciones. No me he perdido ninguna. Los veo desde México, para mi no hay mejor master chef que el de españa. Lo mejor de todo Jordi, Samantha, Pepe y Eva. Saludos y besos.

    16 oct 2016
  6. Sin Identidad

    Excelente programa los seguimos con mucho cariño desde Inglaterra... Personalmente creo que es unos de los mejores programas de cocina que he visto... Me encanta que vayan por todo España enseñandonos lo hermosa que es al igual lo maravillosa que es su gente... Mucha suerte a todos y por favor no dejen de seguir con este maravilloso programa... p.d. Nos encantan los jueces como disfrutamos y reimos con Pepe y Jordi... y que elegancia y distincion le da Samantha. ... Saludos

    04 jul 2016
  7. Fosforito

    Qué pena!! Es un fiasco, NO se puede ver!! Por favor TVE, hagan algo!!

    19 jun 2016
  8. Juan

    Raquel ha cogido algo después de la cuenta atrás, dos segundos después, pero fuera de tiempo. En otras ocasiones, por medio segundo, le han hecho dejarlo con un "eh eh eh eh, deja eso ahí que estabas fuera de tiempo"

    16 jun 2016
  9. Martha

    Que fiasco... no se puede ver!!

    16 jun 2016
  10. patricia

    por que no se puede ver el programa 11?

    16 jun 2016