www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3102191
Para todos los públicos MasterChef 3 - Programa 3 - 21/04/2015
Transcripción completa

Ellos son los nuevos aspirantes a "Masterchef".

En esta primera prueba vais a empezar a familiarizaros

con la cocina profesional.

La comanda no para de crecer.

Quiero que me preparéis otro plato de pescado.

Vamos a liarla un poquito más. -¿Es que no hay más pescado?

Está increíble.

El emplatado es fino y elegante.

Bienvenidos al ABaC de Barcelona.

No permitiré ni un fallo.

¡Venga, vamos! Venga, venga, a correr.

-Que no sabe. -Tiene que saber a wasabi.

No llegan, no, no llegáis.

Uno de vosotros será el primero que cuelgue el delantal de esta edición.

Esto es un insulto a mi inteligencia.

Es una mofa a nuestro oficio, nene.

La cata de hoy ha terminado.

¿Sin deliberación? ¿Deliberar?

Alberto, estás expulsado de "Masterchef".

Para aprender a cocinar lo primero es conocer

la tradición y el producto.

Para evolucionar en la cocina hay que experimentar,

trabajar duro y apasionarse.

Para que tu cocina sea apreciada hay que cuidar cada detalle

y dejar volar tu imaginación.

Buenas noches y bienvenidos a "Masterchef".

Nuestros aspirantes acaban de comenzar su aventura

en estas cocinas, pero ya conocen el significado de palabras

como esfuerzo, sacrificio y entrega.

Esta noche se tendrán que enfrentar a un nuevo reto, eso sí,

con una particularidad importante,

el jurado de "Masterchef" ha desaparecido.

Aspirantes, buenas noches y bienvenidos de nuevo las cocinas.

Andrea, ¿qué te llama la atención de lo que ves?

Me está poniendo nerviosa ver tres campanas, la verdad,

no me está agradando.

¿Y nada más, ya no te llama la atención nada más?

Ah, bueno, y que no está el jurado, claro.

-Los jueces no están, y lo primero que pienso

es que algo muy fuerte va a pasar.

Esta semana tenemos muchas sorpresas preparadas para los aspirantes,

y aunque el jurado no esté presente, no les han dejado solos.

Pepe, Samantha y Jordi seguirán todo lo que ocurre en las cocinas

desde la bodega de "Masterchef".

Lo que está claro es que los jueces

han abandonado su puesto en el jurado,

pero no os creáis que porque no estén aquí

no vais a ser juzgados en la prueba de hoy.

A ver, gracias al éxito que está teniendo el programa

creemos necesario rejuvenecer a nuestro jurado.

Y los tienes en el congelador.

Más o menos. Que pase el nuevo jurado de "Masterchef".

(Aplausos)

Son igualitos. Sí, sí, sí.

Mira a Samantha, se le cae la primera lagrimilla.

Antonio, ¿quiénes crees que son?

La hija de Samantha, el hijo de Pepe y el sobrino de Jordi, ¿no?

¿Y eso?

No, porque tiene la carita así como Samantha,

y cómo se ríe, ¿no lo estás viendo?

Luego tiene así los mofletes muy graciosos,

igual que el Pepe, y después el pelito de Jordi,

no sé qué, que lo han puesto así, y cuela, cuela.

Bienvenidos, jueces.

Hola, Eva. Miau.

Sí que se parece a Jordi, oye.

Son la hija de Samantha, Cloe, el hijo de Pepe, Jesús,

y efectivamente, Antonio, es el sobrino de Jordi, David.

Yo he hecho un pleno al 15, más que nada por la edad de Jordi.

¿Cloe, vas a ser tan estricta como tu madre en los emplatados?

Hombre, viniendo de quien soy, ya sabréis,

pero quiero los platos bonitos, con color y con mucho sabor...

Lo ha hecho muy bien. Clavada.

A ver, Jesús, ¿bocata de jamón o ensalada?

De jamón, pero el jamón, bueno, de bellota.

-Como poco.

¿David, tú a la hora de valorar los platos de los aspirantes

vas a meter tanta caña como tu tío?

No es que mi tío meta caña, solo hace su trabajo.

Este nos va a crujir.

Los borrachos y los niños nunca mienten.

Estos van seguro a decirte la verdad.

Ellos van a ser los que lleven la batuta en esta prueba,

y yo no me fiaría demasiado por lo que pueda pasar.

Empieza el primer reto de la noche.

Aspirantes, en este primer reto vais a tener que elaborar

tres platos, como los que hay debajo de las campanas.

Cloe, levanta tu campana, por favor. Una tapa de cocido.

Jesús...

No podía ser de otra manera, bocata de jamón.

David, por favor. Espárragos con mayonesa.

La mismo pregunta alguno, oye, ¿la mayonesa se puede coger de bote?

Encina, ¿qué te parece, complicado?

Muchísimo. El cocido, tres horas como mínimo

para que quede encima crudo, el bocadillo,

si presentamos un bocadillo así nos echan del programa, y luego,

que abramos una lata de espárragos, tampoco.

Te voy a decir una cosa, Encina,

cualquiera no puede abrir una lata de espárragos.

Ya lo sé.

Eso tiene su tarea. Sí, y sobre todo si es manco.

(RISAS)

Pero vamos, que la prueba no va por ahí.

-Espárragos enlatados, con mayonesa.

Esto no pinta bien, hay algo por detrás y ahora nos vamos a preparar.

Esos platos solo son una inspiración.

Vuestro reto es un poquito más complicado.

Para explicarlo bien os hemos traído a dos cocineros

famosos por sus platos y sus viajes gastronómicos,

los protagonistas del programa de TVE "Cocinados".

Con una Estrella Michelín desde Barcelona vienen

Sergio y Javier, los hermanos Torres.

(Aplausos)

Yo es que los veo siempre allí en La 1,

viajando para un lado y para otro, como se llevan de mal, así,

siempre compitiendo entre ellos, meticulosos...

Todo, todo, lo tienen todo.

Samantha, Pepe, Jordi, ¿cómo estáis?

Bien. Bienvenidos de nuevo "Masterchef".

A ver, contadnos, ¿qué nos habéis traído?

Hemos traído tres reinterpretaciones

de platos típicos de la cocina española.

En este caso aquí tenemos un pan con tomate y jamón.

El segundo, unos espárragos con mayonesa y limón,

y luego el cocido madrileño.

Evidentemente esta es una versión personal,

mucho más contemporánea, más fresca, más moderna,

y siempre respetando el sabor y las raíces.

Se ponen tan nerviosos como si fuéramos nosotros.

Lo que tenéis que hacer es tres platos con lo que encontraréis

en los módulos centrales de supermercado, pero actualizados,

una versión moderna de algún plato tradicional.

Para ello tenéis 60 minutos, pero para daros la cuenta

voy a dar paso a Jesús, que lo hará mucho mejor que yo. Jesús, adelante.

Tenéis tres minutos para entrar al supermercado,

y el tiempo comienza en tres, dos, uno, ya.

Es un crack, no me digáis que no, a la primera.

Aspirantes, solo módulo central.

Madre mía, se está cayendo todo.

Aspirantes, último minuto.

No sé lo que es, pero algo bueno tiene que ser.

-¿Nadie sabe dónde hay huevos, arroz?

Diez, nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro, tres, dos, uno,

¡a las cocinas!

Que sea lo que Dios quiera.

Ellos no saben que estamos aquí. ¿No crees que se lo van a imaginar?

Y que estamos viendo todo. No, ellos se creen que estamos...

Bueno, a lo mejor va un poquito más relajados pensando, diciendo,

este programa nos van a ver los niños,

nos están viendo los platos, tal, y a lo mejor lo valoran ellos.

Alguno se relaja un poquito. Claro, estoy segura.

Oye, que desde aquí da gusto, vemos todos sus fallos.

De momento he pensado hacer

unos huevos para romper con jamoncito de primero,

y de segundo voy a hacer un revuelto de setas,

también lo voy a intentar reestructurar,

y de tercero no tengo ni idea.

Creo que están haciendo platos normales pequeños,

y no es lo que pedimos.

Los tres platos que han hecho los Torres

están basados en esa palabreja que se inventó Ferrán, deconstrucción,

que es coger algo, separar las elaboraciones importantes

y volverlas a hacer.

He visto unas gambas extraordinarias.

Yo creo que se podría hacer una reinterpretación

de las gambas al ajillo con algún detalle más

que visionara rápido, pero claro, tienes que ser muy hábil.

Esta prueba es una locura. He pensado en hacer algo parecido

a lo del pan con tomate, pero voy a hacer un granizado de tomate

y luego voy a poner el jamón a secar al micro

y lo voy a machacar como una sal.

Como no tengo pan voy a hacer un crujiente de patata

simulando el pan.

Si vas a hacer un zumo de tomate al final, ¿para qué los pelas?

Le das un turmix, lo cuelas y a correr.

Te lo iba a decir.

Qué tontuna de escaldar de tomate. Perder cinco minutos...

Luego por otro, estoy pasando berenjenas y pimientos

y voy a hacer como un canelón con un poquito de atún como una escalibada,

y el tercero, que es el mejor, que no lo sé todavía,

pero supongo que haré como una interpretación

de una tortilla de patata.

Bueno, está vendiendo una idea, vamos a ver si sale.

Aspirantes, ya han pasado los primeros 15 minutos.

Que los jueces esta vez son mini me desconcierta un poquito

porque no sé cómo van a valorar, qué criterios van a tener en cuenta,

si van a preferir que la forma sea divertida,

van a priorizar eso, que tenga buen gusto, no sé.

Espero sorprenderles.

A ver a quién va.

Qué personaje, es casi tan guapo como el padre el desgraciado.

-Hola, Andrea. Hola, ¿qué tal?

¿Te impone mi presencia? Bueno...

¿Qué le ha dicho? "¿Te impone mi presencia?".

Oye, de tal paso, tal astilla.

... Siempre tenéis un punto de vista distinto a los mayores.

Soy más duro que mi padre. ¿Sí?

Pues tu padre es bastante duro conmigo.

¿Has metido jamón en los platos?

Sí, voy a hacer una tortilla con jamón y tomate.

Suena bien, pero tendré que probarlo.

Vale, guay, vale. Jolín el niño...

Pinta maneras, ¿eh?

Como veis esta noche hay una auténtica revolución en las cocinas.

¿Te gustan los nuevos jueces?

Pues si quieres saber cómo Jesús, Cloe y David

se han convertido en los nuevos mini Pepe, mini Samantha

y mini Jordi descárgate gratis la aplicación de "Masterchef"

y ahí encontrarás un video en el que te lo contamos todo.

Voy a hacer unas habitas con jamón, con un huevito,

luego voy a hacer una sopita de espárragos

y le voy a poner un poquito de, cómo se llama esto,

el pescado este blanco del Mediterráneo,

el de Julio Iglesias, el bacalao. Pues eso, le voy a poner bacalao,

y luego el tercer plato creo que voy a hacer algo con boletus.

Ella tiene un puntito clásico, fino, francés.

Aquí estamos nosotros, para pulirle ciertas cosas,

pero tiene una base y una mano.

Yo te digo una cosa, tardaré menos en pulir a Sally que tú a Encina.

¿Qué estará haciendo Encina? Me tiene...

Estamos preocupados con ella. Me tiene en ascuas. Mira, mira.

-Encina, hola, ¿qué estás cocinando?

Mira, unas patatas con bacalao, de toda la vida,

unas alcachofas confitadas con el confit del bacalao,

y aquí vamos a hacer esas gambas como al ajillo, un poco así...

¿Pero en plan moderno?

Porque me han dicho que a ti la moderna no te gusta.

A ver, no es que no me guste. Lo que pasa es que yo tengo 70 años

y de pronto querer que aprenda todo es como muy difícil.

¿Hay algo para probar o no? ¿Tú, ahora?

Casi que no, ¿no?

Eso lo decides tú, si te quieres arriesgar, no yo.

Bueno, Encina, acelera, que tienes que lavarlos.

Muchas gracias, cielo.

-Con los nervios tengo miedo hasta de llevarme un dedo, macho.

Hola, Antonio, ¿qué tal? Hola, ¿qué pasa?

¿Qué estás haciendo?

Pues mira, estoy haciendo unas tortillitas del bacalao,

un tartar de pisto, que parezca pisto,

solo que lo que va arriba parezca atún y que sea el pimientito,

y después el tercer plato estoy aquí medio improvisando,

medio que sí, medio que no...

Estás friendo un poquito, ¿pero sabes lo que hacemos en mi casa

siempre con el vidrio? Lo tiramos al contenedor verde.

Así ahorramos energía y cuidamos el planeta.

Es verdad. Perdone usted.

Bueno, ya quisieras hablarlo tú así, Samantha.

¿Te has visto reflejada? Igualita.

No, perdona, lo hace infinitamente mejor tu hija que tú.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de nuestro tiempo,

os queda media hora.

-Kevin, ¿qué tal? -Buenas.

-¿Qué nos estás haciendo?

-Estoy haciendo una falsa crema catalana, un bocata de calamares,

y luego el típico pescaíto frito, pero lo he hecho con bacalao.

-Pues está muy bien, ¿y cómo haces una falsa crema catalana?

-Lo he hecho con nata en vez de con leche,

he tenido que cambiar un poquito los ingredientes.

-Muy bien, suerte. -Gracias.

-Hola, Víctor. -Muy buenas.

(AMBOS) ¿Qué tal? -Acalorado.

-Sí, ya te vemos.

-Quiero hacer como unas albondiguitas de ensaladilla rusa.

Con esto voy a hacer un crujiente de patata

para hacer como un serranito sevillano.

Como no tengo pan, lo hago con la patata,

y lleva el queso, el pimiento verde, el jamoncito,

y lo otro es una lasaña como de pisto manchego

y le voy a poner un huevo escalfado arriba.

-Bueno.

-A ver si hay suerte, y sobre todo, a ver si me da tiempo.

Mira, ya se me ha roto el huevo.

Es que me ponéis nervioso, dos artistas como vosotros....

-No, hombre, no.

-Os sigo un montón, lo digo de verdad.

He visto cada uno de los programas.

-Paciencia. Piensa, piensa. -Gracias.

-Suerte. -Gracias, chicos.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

¡Oído!

-Oído, oidísimo. ¡Uy, la madre que me parió!

Hola, Carlos. ¿Qué pasa, máquina, qué tal?

¿Qué estás cocinando?

Pues mira, ahora estoy picando el perejil

para hacer una salsita verde para el bacalao,

se me ha quemado el aceite, macho. Nos tenéis nerviosos a todos.

Tú eres manchego como yo, ¿no?

Claro, tú eres de Toledo también, ¿no? Yo de Talavera.

Te veo muy tranquilo. ¿Yo tranquilo? No fastidies.

Solo que me tranquiliza hablar contigo un ratito.

¿De qué equipo eres?

¿Yo? Hay muchos del Barça aquí, y yo, de Madrid, del Real Madrid.

Todavía no lo he podido decir en alto.

No te preocupes, dos puntos más, se lo digo ya a mi padre.

-Ya verás las patatitas, que se le queman a este, tú.

¿Qué va a hacer con las patatas chamuscadas?

Bueno, con las patatas me ha pasado que se han tostado un poquito más

de lo que deberían haberse tostado.

Mila no se pronuncia mucho. Tenemos que verla algo poco más.

Yo creo que cocina bien, porque ha hecho un par de cosas

de mano de ama de casa también, que cocina bien,

pero pasa desapercibida todavía, sí.

Hola, Mila, ¿qué tal? -Bien, un poco atacada, pero bien.

-¿Qué estás haciendo? -Una escalibada tipo valenciana.

He puesto el bacalao con un poco de aceite y pimienta

para que tome sabor. -¿Qué más?

-Aquí he hecho unas patatas tipo riojana, con chorizo y jamón.

-Uy, esto me recuerda a lo que hicimos en "Cocinados",

que fue maravilloso, una versión también de este plato.

-Bueno, a ver si sé presentarlo. -De momento huele muy bien.

-Y luego voy a hacer una tortilla de patata,

a ver si la puedo servir en copa. -Qué atrevida.

-Pues no te hacemos perder tiempo, porque te pilla el toro.

-Muy amables, sí que me pilla, sí.

Mila con sus patatas.

Sí, pero déjame las patatas que se hagan más, no tengas miedo

Te ha hecho un plato de ración. Sí, sí.

-¡Aspirantes, habéis entrado en los últimos cinco minutos!

Sí, chef.

Hola, Lidia, ¿qué tal? Hola. Bueno, un poco apurada.

Ponle un poco más de chorizo, que nos lo vamos a zampar.

No, hija, esta es la versión más sana.

Ya vamos sobrados de chorizo, podría haber echado un poquito menos.

Pero es que sin un chorizo no tiene gracia.

Bueno, ya verás que sí.

Yo soy una niña, no tengo que hacer la dieta.

No, pero tienes que aprender a comer sano desde pequeña.

Tú verás, a mí me gusta el chorizo, solo te digo eso.

Bueno, un poquito de chorizo, le voy a echar la gracia,

no te preocupes.

Pinta maneras. Las broncas las pega bien.

Suerte, Lidia. Gracias.

Lo hace como tú, los mismos coletazos, tal...

Estoy a punto de jubilarme, si es que estoy encantada.

Cómo quema...

Aspirantes, último minuto, todo tiene que estar terminado.

-¿Eso qué es? Eso es una marranada.

Jolín con Lluc, ha creado escuela.

A mí me gustan mucho los pimientos de Padrón,

pero me da miedo que piquen.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno. ¡Manos arriba!

Yo creo que mis tres platos están bien ejecutados.

Hubiera emplatado de una manera un poco más cuqui,

pero no me daba tiempo.

Sergio, Javier, venid aquí conmigo. Claro que sí.

Que siempre es un placer teneros aquí,

aunque estamos muy pendientes de lo que hacéis.

Nueva temporada de "Cocinados". ¿Qué nos vamos a encontrar?

Bueno, pues nos vamos a encontrar un programa muy didáctico,

porque nosotros también aprendemos, y luego, cada uno...

Venga, hombre, algo, un destino, decidme un destino, un producto.

Mira, producto hay desde la angula al cardo rojo,

el chipirón, la trufa en Soria, que ha sido un descubrimiento.

No sois torpes. No, vamos al producto.

Muchísimas gracias por haber venido, estaremos muy pendientes

de esta nueva temporada de "Cocinados",

pero ya sabéis que la cata hay que dejarla siempre

en manos de nuestro jurado. Eso, sí.

Gracias por todo, hermanos Torres. ¡Suerte!

Un placer.

Ahora así, aspirantes, vais a tener el honor

de que nuestro jurado pase por las cocinas a catar los platos.

Jueces, por favor.

No puede más con los pies, es como la madre.

Habla como tú, si es que anda como tú.

Mírala.

¿Y esto qué ha pasado aquí? ¿Se te ha quemado?

No, ha tomado más el sol de lo normal,

está un poco morenito, no está quemado.

(RISITA MALICIOSA)

Mira la cara de asco, mira la cara de asco.(RÍE)

(RISITA)Qué desgraciados sois.

No han dicho nada.

He comido cosas mejores.

(RISAS)

Los niños tienen un desparpajo y te dicen, está malo.

Vamos, me lo han dicho, y es verdad,

y el niño lo suelta sin pudor.

¿Qué es esto?

"Bacalado" con aceite y un poquito de pimienta.

¿"Bacalado"? "Bacallat".

Bacalao. "Bacalado".

Prueba igual que tú.

Qué graciosos, qué graciosos.

Menos mal que no lo está probando mi tío,

que si no te lo tiraba a la cabeza, tío.

¿Tú has oído hablar de Mari, la cochina?

(RISAS)

Aplícatelo. (RISAS)

¿El pañuelo en la cabeza es un homenaje a Cristóbal o qué?

Bueno, el pañuelo en la cabeza es porque, como puedes ver,

sudo como un pollo, y Cristóbal también lo hacía.

No es muy buen ejemplo para copiar, ¿eh?

-Mírala. Qué buena es la pequeña Samantha.

Samantha es más amable. -Samantha es más amable que ella.

-Sí, sí.

-Este es hijo de su padre, mira que le gusta el chorizo.

Mastica como tú, es verdad.

Ahí va, este no soy yo.

Muy soso. ¿Cómo muy soso esto?

-La estás echando buena.

No sé, tú verás.

Ole, como tu padre, sí, señor.

-Mira, esto es un puré de pisto manchego.

Entonces he hecho una versión original del pisto,

porque presentado como un pisto normal no...

No te enrrolles. ¿Perdona?

-Qué ricos, por Dios.

-Los mini jueces me han parecido muy sensatos.

Tenían bastante claro los conceptos.

Creo que son niños que comen muy bien.

Jueces, ¿tenéis claro que platos queréis sobre el atril?

Vamos.

Bueno, bueno, bueno...

¿Habéis visto qué reemplazo más bueno tenemos?

Menos mal que os hemos estado vigilando todo el rato

y no nos hemos perdido nada de lo que ha pasado aquí.

Este jurado, el de verdad, se va a pasar ahora

por estas cocinas a ver qué platos merecen ser catados.

¿Has dejado el pabellón bien alto? -Sí...

Cloe, Jesús, David, muchas gracias por haber venido a "Masterchef".

Yo me quedo mucho más tranquila,

porque ya sé que el futuro de "Masterchef" está asegurado.

Dame un beso.

Que ya vais comidos y todo. Un aplauso a nuestro mini jurado.

(Aplausos)

Han sido sutiles, graciosos y tal, pero yo creo que ahora

faltan los jueces de verdad, que son los que nos van a juzgar,

relajada no estoy para nada.

¿Qué pasa, Fidel? Cuéntenos usted qué ha hecho.

Pues empecé con unos huevos para romper, luego un revuelto...

Unos para romper y otros ya rotos. Rotos, sí.

¿Y huevos y huevos? Pues sí, la verdad es que sí.

Muy bien, Fidel.

Hola, Sara. Buenas noches.

¿Qué tal, Sara? Bien.

Este primero es como el bocadillo de pan con tomate y jamón,

esto es una escalibada,

y aquí quería hacer huevos rotos con patatas y choricito o algo,

pero no le he echado el chorizo ni el jamón...

Ni el huevo tampoco.

¿Voy sacando todo, me pringo todo para enseñarte lo que es..?

No hace falta, no hace falta.

Está quemado, ya está. Yo creo que está morenito.

¿De qué te sirve llevarme la contraria?

De nada. De nada. Pues está quemado,

y lo único que haces es mosquearme.

Muy bien, Sara. Muchas gracias.

-Este hace referencia al zarangollo murciano.

Es una reconstrucción del zarangollo.

¿Esto son habitas con jamón?

Habitas con jamón y huevo, y entonces la idea es que,

cuando partes el huevo...

Entonces entiendo que aquí hay dos habas, porque son mitad y mitad.

Para mantener la línea y ... No, chistecitos, los justos.

Sally. Sí, chef.

Cuando estábamos criticando el plato de Mireya te he visto así,

un poco como con una sonrisa así rara.

No.

¿Me equivoco? No.

¿Me equivoco? Se equivoca, chef.

Mireya y yo chocamos.

Ni amigas ni rivales, esta sería la palabra correcta,

ni amigas ni rivales.

¿Qué tal, Antonio? Buenas noches.

Antonio, cuéntanos a qué hacen referencia tus platos.

Hemos intentado hacer un tartar de pisto.

Después he hecho unas patatitas alioli...

¿En tu tierra se come todo en formato rulo?

Tienes razón, es que no sabía cómo presentarlo.

Es que no llevo muy bien eso de presentar los platos.

No sé hacer un cocido tradicional con figuritas, no sé.

Si tengo 60 minutos no puedo ser tanperfeccionista,

o por lo menos intentarlo, porque lo de perfeccionista es que no tengo.

Uy, los tomates cherry esos me han encantado.

Queda muy mono, uno a cada lado.

Los tomates cherry son muy agradecidos.

Y si lo pones aquí, también luce. Sí, tiene un sentido, está muy bien.

Vámonos. Gracias, Antonio, por tu aportación a la cocina,

interesantísima, de verdad.

¿Qué dice Encina, cuál es la reinterpretación? ¿Esto qué sería?

La reinterpretación es una sopa de gañán, que era patata...

¿No me está usted mirando?

Porque los gañanes tenían poco dinero, eso es.

Aquí solo hay un problema. Está rico, pero...

Fue lo que interpreté, de verdad.

Lo que pasa es que falta eso,

entender el mensaje de lo que hemos dicho.

Bueno, ya estás mejorando, ya estás poniendo menos cantidad,

que ya es algo. Poco a poco, Encina.

Ya no pone la olla en el centro, que no es poco.

Por eso. Cuidado.

Hola, Carlos. Buenas noches.

Tenemos tortilla de patata, pisto con patata y huevo, de la abuela.

Ahí está, se me han quemado un poquito,

y pasamos al bacalaito en salsa verde.

¿Qué diferencia habría de hacer un bacalao en salsa verde normal

a lo que has hecho? Ya, claro. Ninguna.

Vale. Fantástico.

Bueno, lo he puesto bonito, chiquito, y he dicho, tapa.

Eh, que la reinterpretación en la cocina para muchos es eso,

ponerlo bonito, que no es poco. ¿Y esto qué es?

Una tortilla de patata desestructurada.

Ay, madre. Esto puede ser un amasijo, ¿sabes lo que te digo?

No puede ser. Y no tiene cremosidad. ¿Qué ocurre?

Que aquí sí está perfectamente interpretado lo que pedíamos.

Con los platos de hoy me siento bastante satisfecha.

He intentado darles un aire moderno,

lo que pasa es que pienso mejorar en la siguiente, como siempre.

¿Qué tal, Víctor, qué pasa?

La idea era hacer un albondigón de ensaladilla rusa.

Prueba esto.

Sí, llevas toda la razón. ¿Sabes para que se utiliza esto, no?

Se utiliza para no tener que coger la ensaladilla

y hacer así con las manos. Eso es una marranda.

El plato original en el que había pensado,

este era huevos fritos con patatas fritas y chorizo,

este, bacalao con coliflor y patatas,

y la empanadilla de atún con tomate.

Pues muy bien, Lidia, visto.

¿Y dónde están tus platos? Aquí.

¿Dónde? Aquí, aquí.

No los habías visto, ¿no? No.

Normal. Vaya tela.

Ya lo sé, lo siento.

He intentado sacarlo adelante, pero bueno,

entre unas cosas y otras. Vamos, que la he liado parda.

Cuidado con la limpieza.

El tema de limpieza lo he llevado muy mal, lo sé,

y de verdad, con los nervios que se lleva ahí

es imposible hacerlo todo perfecto.

Bueno, Kevin.

Buenas noches. Mi idea era que pareciera un bocata de calamares.

¿Me puedes explicar, por favor, dónde ves tú ahí

el bocata de calamares?

Esto es tapa de puré de pisto,

y le he echado un poquito de Pedro Ximénez

porque me gusta el toque dulce.

¿Alguna vez te has comido el pisto así?

No, pero como he querido hacer una reinterpretación de una tapa,

entonces tiene el sabor del pisto.

¿Galletas de pisto? Exacto.

A ver, yo creo que a un manchego internacional...

No me quieras tanto, Jordi.

Tú tienes un criterio y tienes que probarlo.

No me quieras tanto, te lo pido por favor.

Hombre, un manchego de pro... Yo una mitad.

Cabritos, comed.

Andrea, me la has liado con el pollo y me la has liado con el pisto.

¿Qué tal, Pablo? Hola, chef.

He querido coger tres platos muy tradicionales

como son la ensalada mixta, una tortilla de patata

y un revuelto de espárragos.

No he puesto esa fuerza que tengo,

ese alma que normalmente me empuja a hacer un plato bueno hoy no estaba.

Aspirantes, los primeros platos que queremos traer al atril son...

Los de Víctor.

El primer plato es una lasaña de pisto manchego,

el segundo es un albondigón de ensaladilla rusa

y el tercero es un serranito.

Me ha gustado el pisto, está muy bien hecho

para que el poco tiempo que tienes. Un manchego como tú...

Está rico. El huevo es una pena que se haya quedado demasiado cocido,

te falta precisión, lógicamente.

Para eso estás, para cogerla. Al final es poner de otra forma.

¿Te digo, Pepe, una cosita? Sí, claro.

La idea era dejar el atún a modo, como la cebolla frita

que lleva el hot dog, y rebozar la bola en ello

para que pareciera una albóndiga.

Eso tiene sentido porque el cliente o yo no me espero

lo que es, y cuando rompo digo, ah, si sabe ensaladilla,

la idea apunta maneras, y la teja esta rica.

Bastante buen trabajo, pero hay una cosa que te quiero decir.

Fuera de aquí, si quieres, somos Pepe, Jordi y Samantha,

aquí somos los chefs. Muy bien.

¿Oído? Oído, chef.

Pues ya sabes cómo nos tienes que llamar.

Yo sí te diría una cosa, el hecho de coger una ventresca

y buscar el darle una textura crujiente ya es buscar algo.

La cocina moderna tiene tres puntos muy importantes,

que esté muy rico, lo primero.

Segundo, que te haga pensar, y tercero, una ejecución perfecta.

Aquí empiezas a tocar esas cosas. Muchísimas gracias.

Sé perfectamente que me falta por pulir muchísimo, soy un amateur.

Me encantaría aprender, y si tres cocineros de su talla

dicen que tengo buenas ideas, pues me doy con un canto en los dientes.

Los siguientes platos que queremos traer al atril...

Son los de Kevin.

¿Kevin, si tienes que poner los platos en una carta,

cuál sería el enunciado de cada uno?

"Pescaíto" frito "Fish and Chips",

eso sería un falso bocadillo de calamares

y eso sería una crema de galletas de mantequilla.

¿Probamos un poquito? Sí.

¿Has quedado con alguien?

Esto está más fuerte que el vinagre.

Al paso que voy, con el médico.

Está fuertecito. Entiendo que es bacalao.

Detrás del ajo chamuscado hay un punto de bacalao.

Hoy vas a merendar con nosotros. Te vas a hinchar.

Lo siento por tu tipo, quizás te lo vaya a estropear, pero...

Lidia, perdona, tengo una pregunta para ti.

¿Qué te parece un sandwich donde la barra de pan

la podamos suprimir por un tocino de dos por dos?

Lo más indigesto que te puedas echar a la cara, vaya.

De verdad, si ves que no te lo puedes tragar y lo quieres echar.

No, échale.

No te obligo a comer lo que no quieres.

Esto me lo acabo. ¿Te lo acabas?

Kevin, aquí hay un desastre gordo.

Por el mero hecho de que pongas dos cosas encima... No es pan.

Oye, ¿esto qué es? Sopa boba de crema catalana.

No, es que no le ha echado azúcar.

Soy el primero que sabe que lo que he presentado no era,

no era ni fino ni el plato era comestible.

Esto es para cabrearse.

Si estamos en la prueba de eliminación,

como hizo Pepe la última vez, a la calle directamente.

Ya lo sé. Esto es una falta de respeto.

Mala, mala, mala, no puede estar más mala.

Si en la prueba de expulsión nos vemos, hazlo muy bien,

porque voy a por ti a muerte.

A ver, verme con un pie fuera es muy extremista.

Aquí todos estamos por lo que estamos,

y si hemos entrado es porque lo merecemos.

Yo voy intentar darlo todo y llegar hasta el final.

Te iba a dar esto, "Grandes platos para todos los días",

porque hay una receta de cerdo que está muy interesante,

pero no te lo mereces. Ahí se queda.

Lo siguientes platos que queremos ver sobre el atril son los de...

Sally.

El primer plato es habitas con un crujiente de jamón

y un huevito cuadrado, que lo he hecho.

El segundo es un falso potaje, porque lo he hecho con espinacas,

bacalao y espárragos, y luego las berenjenas fritas

con un puré de boletus.

El potaje está rico, está bien realizado.

¿Pensabas en Pepe aquí? Un poquito.

Me recuerda a un plato de Pepe que hizo en "Masterchef 1",

el plato que vino a hacer al plató.

Tú que eres el inventor del plato, ¿cómo lo ves?

No, yo no he inventado nada, no se me ocurriría.

Hace referencia a un plato tuyo.

¿Qué ocurre aquí? A simple vista ya lo vemos

los cocineros profesionales. Muy buen trabajo.

Gracias, chef. Te falta, a lo mejor, pulirte.

Se ve quién tiene mano, quién trabaja la construcción,

la ejecución. Hoy pedíamos un saltito más.

Ese no lo has cogido todavía, pero hay una base extraordinaria.

Hay muy buena mano. Aquí lo que sí veo

es que los demás van a tener que apretar fuerte, cuidado.

Hay rival, hay un paso más aquí, señores, este es el camino.

Lo siguientes platos que queremos ver sobre este atril son los de...

Carlos.

Vamos allá. Bacalao en salsa verde, tortilla de patata con mayonesa

y pisto con patatas y huevo. Y te has quedado tan ancho.

Me he quedado tan ancho, he dicho, he cumplido.

¿Has llamado pisto a eso? Sí, es pistito.

¿Por qué es un pisto? Porque está abajo.

Oye, el próximo... Qué esta abajo? ¿El puré?

... Que llamme pisto a algo y lo triture lo voy a echar de la cocina.

Puré de verduras se llama.

Digo, mi abuela lo hace ahí con todo el pimiento.

Y llega el nieto, modernito, el pendiente, y lo tritura.

Lo trituro.

Carlos, por Dios. Ya, ya.

No trituréis los pistos. Ala, hay talento, hay disposición,

hay buena ejecución, hay que darte también con la lija del siete

para pulir todas esas aristas, pero hay un trasfondo

que ves que dices, me cago en la mar.

¿Ves? A ti te lo doy con gusto.

"Grandes platos para todos los días".

¿Te imaginas cuando salgas en un libro de estos,

con esos pendientitos y el pelo así, colocado?

Déjate el pelo largo. Chef, eso no me pega.

Cuidado, Jordi. Sácale rendimiento.

Que te pega un tortazo y das dos vueltas de campana.

Bueno, otros más gordos han caido.

Los siguientes platos que queremos ver sobre el atril son los de...

Pablo.

Un revuelto de espárragos y jamón, una tortilla de patatas

y una ensalada mixta.

No sé si cada vez que veo una patata con un perfil de algo,

no sé si son las Torres Kio, me pongo nervioso,

no sé si has entendido la prueba.

He entendido que platos tradicionales había que...

No has entendido nada. Puede ser.

Pero llamarle revuelto, ¿qué has hecho con el huevo?

Lo he batido, lo he metido en sartén

y quería solo coger unos detalles,

unos pedazos que luego he distribuido por el plato.

Deconstrucción, coger un plato,

dividirlo en las partes que lo componen y rearmarlo,

rehacerlo con técnicas distintas, elaboraciones distintas,

que como resultado te den algo parecido, que tenga algo.

Aquí hay cero.

¿Y esto es? Tortilla de patata.

Come, come.

Alberto también era valenciano, ¿no?

¿Se lleva por allí lo de cocinar la patata cruda? No, no, ¿o sí?

Pensaba que estaba... Dale un poquito más, hombre.

Te lo juro, chef, que primero la he cocido,

pensaba que estaba bastante bien cocinada,

y luego lo he pasado por la sartén pensando que de verdad...

Raquel, protésico dental, te vas a hinchar aquí.

Les hago un descuento.

Te voy a ir pidiendo cita. Vale, vale.

Oye, no la dejes, Pablito.

No se te puede expulsar, pero hacértela comer...

No lo he hecho bien, ya está. No puedo comérmela.

Ahí, si no te la quieres comer sola

y la quieres acompañar con ensalada...

Si hay que comérsela, me la como. Me parece que lo he hecho muy mal.

¿Te parece solo? Oye, perdona, cómete este trozo.

Lo que no quieras para mí, no lo quieras para nadie. Cómetelo tú.

¿Tienes un poco de agua, por favor, chef?

¿Agua? Somos demasiado buenos y lo único que hacemos es expulsaros.

No, yo no me quiero ir, lo que pasa,

yo estoy totalmente de acuerdo con vosotros

y esto no está en el nivel.

¿Qué te parece tu plato? Es que igual me reñís.

La tortilla está buena. Ole, ole.

No, la tortilla he dicho, no la patata.

No, pero aquí hay un todo, hay un todo.

Prueba un poquito más. Dale.

Ya no me pasa. ¿Cómo te va a pasar?

Tienes que tener un nudo aquí...

Por favor, esto es un restaurante, nosotros somos los clientes,

y tú estás cocinando para nosotros. ¿Le darías eso a un cliente?

No, chef.

Y ahora, di Pamplona. Pamplona

(RISAS)

Sí te digo una cosita, a veces eres caballo ganador.

Hoy no llegas a caballo. Sí, chef.

Una patata, después de lo que pasó en la eliminación,

totalmente comprensible, pero te juro, te lo juro,

que yo pensaba que la patata estaba bien.

Los jueces ya han catado vuestros platos y ahora tienen que deliberar

para que sepamos quién es el ganador de este reto.

Aspirantes, hoy la prueba era creatividad, improvisación.

Hemos visto trabajos que no nos han convencido,

pero ha habido dos aspirantes que sí nos han demostrado

que saben improvisar y que entienden más o menos

lo que es el concepto creatividad y vanguardia.

Los dos aspirantes son...

Víctor y Sally.

Al fin me reconocéis algo. ¡Toma ya!

En plan de zas, en toda la cara a la gente que haya dudado de mí.

Víctor y Sally, creemos que el mejor aspirante de este reto es...

Sally.

Sally, ¿pero por qué lloras, qué te pasa?

Porque después de darme tanta caña, que me den un poquito de...

De ahí para adelante, pues da gustillo.

Muchas gracias, de verdad.

Tenía muchas ganas de que me reconocieran esto,

porque es para darle un ejemplo a mi hija,

para que vea que su mami también hace las cosas bien.

Víctor y Sally, vosotros seréis los nuevos capitanes

de la próxima prueba.

Yo tenía unas ganas de ser capitán impresionante.

Sé que tiene una responsabilidad muy grande,

sé que te pueden llover palos por todos lados,

pero más que nada por ponerme a prueba a mí mismo.

Coged todos libreta y boli, porque esta semana

nos vamos a la universidad.

A 35 km de Madrid capital encontramos una ciudad

que atesora entre sus muros más de 2000 años de historia.

Hablamos de Alcalá de Henares, ciudad de las artes y las letras.

Aspirantes, bienvenidos a Alcalá de Henares,

ciudad que vio nacer a Miguel de Cervantes

y que se ha convertido en un referente turístico y cultural.

Detrás de nosotros tenemos la famosa universidad,

una de las más antiguas de Europa.

En sus aulas estuvieron personajes tan ilustres como Lope de Vega,

Quevedo o Calderón.

Hoy estáis aquí para rendir un merecido homenaje

a todo el personal sanitario español.

Queremos que el reto culinario de hoy sea un reconocimiento

a su dedicación, valentía y humanidad.

Yo tuve un accidente muy grave, llegué a entrar en coma,

y tuve la suerte de que grandes médicos me curaron,

me salvaron, porque podía haber quedado muy mal.

Víctor, Sally, seréis los capitanes de esta prueba.

Sally, tu plato fue el mejor, así que eliges color.

El rojo, a ver si me da más suerte.

Pues vamos allá. Víctor, tú serás el capitán del equipo azul.

Ser capitana por primera vez es muchísima responsabilidad,

pero creo que lo voy a hacer bien.

Sally, elegirás a los miembros de tu equipo de una sola vez.

De acuerdo.

Pues necesito seis hombres y seis razones.

Primero, Carlos, porque es muy tiquismiquis

con el tema del emplatado y nos viene muy bien.

María Encina, porque es bastante buena en la cocina,

y la mano esa de abuela siempre se necesita.

Lidia, porque la quiero mucho y necesitamos el toque de cocina sana.

Raquel, porque nos hizo un gazpacho ayer que te mueres

y tiene muy buena mano en la cocina.

Kevin, que me gusta mucho también como cocina y tiene muy buena mano.

Uy, Sally, me parece que este lo quería...

Bueno, ahora vendrá mi turno. Venga, ¿quién más?

-Mireia, que es muy detallista y me gusta cómo hace su trabajo.

-Tanto Víctor como Sally tienen un perfil similar,

porque son muy competitivos y competentes.

Si tengo que elegir, prefiero a Víctor.

Víctor, ya sabes que todos los demás forman parte de tu equipo,

así es que, chicos, con vuestro capitán.

Vamos, venga.

Andrea, a ti te he visto contesta.

Yo, muy contenta, porque ya le dije a Víctor

que si era el capitán me gustaría que me eligiera.

Sally, ¿has elegido tu equipo en función a querer ganar

o por perjudicar a Víctor?

Perjudicar al rival siempre es bueno

y creo que tengo un equipazo, un poquito de todo.

Sally, ¿de verdad crees que te lo vamos a poner tan fácil?

No, sto es "Masterchef" y esto no es nada fácil.

Pues tienes toda la razón. Capitanes, cambio de delantales.

¿Y ahora, qué? ¿Cómo te has quedado? Una sonrisa, ahí.

Ay, mi Andrea, mira con qué cara se ha quedado.

Lo siento, Andrea.

-Yo me llevo muy bien con Víctor, estaba muy contenta

de que fuera mi capitán, y no me ha sentado tan bien

que ahora sea Sally mi capitana, que no me ha cogido en su equipo

y me he sentido un poco despechada.

-Abrazo, abrazo de grupo.

-Hubiese preferido de capitán a Víctor

básicamente por el hecho de que es una voz cantante

que habría sobresalido por encima del resto

y nos habría llevado con mucho orden.

Ambos equipos elaboraréis un menú completo.

Un equipo hará un entrante a base de ensalada de aguacate

con varios tipos de tomate, cebollas variadas, hueva,

ahumados y brotes verdes, y un segundo, canelones de carne.

El otro equipo se encargará de elaborar un primero,

sopa de ajo con camarones y almeja fina,

un plato que inventó Ana Luna, la finalista del "Masterchef junior",

y un postre, rosquillas de Alcalá.

Sally, ¿qué opción quieres que cocine tu equipo?

¿Pero me lo vais a cambiar? Todo es posible.

El primer plato.

La ensalada de aguacates y ahumados, y de segundo, canelones de carne.

Víctor, tu equipo cocinará la sopa de ajo y las rosquillas.

Con el plato que me ha tocado estoy muy contento,

la verdad es que Sally me acaba de hacer un gran favor.

Creo que su plato tiene un poquito más de elaboración.

Queremos que esta invitación sea un homenaje

a todos los médicos del país, ya que estos profesionales

trabajan día y noche con un único propósito, salvar vidas.

Esperemos que seáis conscientes de vuestra responsabilidad.

Vais a dar de comer a 80 médicos

en representación de los 30.000 residentes

que ejercen en todo el país.

Sin embargo no solo os ocuparéis de ellos.

Como sabéis existe un gran número de médicos

que no pueden abandonar su puesto de trabajo,

como por ejemplo los que cubren los servicios de urgencia.

Por eso vais a preparar 50 raciones extra del menú para ellos.

30 moteros en sus Harleys se las harán llegar

al Hospital Central Universitario de Guadalajara,

moteros que han querido ofrecerse voluntarios

como gesto de agradecimiento a los profesionales

que tantas veces les han salvado la vida en carretera.

Contáis con 160 minutos para cocinar 130 raciones de cada plato.

130...

-Ya me parecían bastantes 80 raciones

como para ponerme 50 más,

que supongo que tendremos que empaquetar,

ponerlas monas para que se las lleven los moteros,

y es trabajo de más.

Trabajad con sentido, calculando bien las raciones.

Os recuerdo que en el camión de nuestro supermercado

proveedor de alimentos tenéis los ingredientes necesarios

para elaborar vuestros platos.

El excedente que no utilicéis será donado a comedores sociales.

Los comensales probarán los platos de los dos equipos,

pero quién decide el resultado final de la prueba seremos, como siempre,

el jurado de "Masterchef".

Aspirantes, ¿estáis listos para darnos lo mejor?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues os quiero ver en cocinas en tres, dos, uno, ya.

Tati, tú vas a empezar con los huesos de la espina del rape,

las cabecitas.

-Sara te toca hacer el guacamole con la manzana.

-Tú, con la parte de las almejas.

-Tú te pones con la pasta directamente,

los primeros 50, los primeros en salir.

Tú te pones con los ahumados.

-Después, tú y tú, con el postre.

¿Lo tenemos claro? ¡Vamos, vamos, vamos!

-A cocinar.

-Tati, ¿esto te lo pongo al fuego? -Sí, en el primero.

-Venga. Empiezo con la zanahoria, la cebolla y el puerro, empiezo yo.

-¿Cómo van esos reposteros? -Bien, bien, vamos bien.

-Me han dado la pastelería. No me gusta, pero claro,

no le voy a decir, yo quiero hacer esto, o que lo haga otro.

-Acuérdate de quitarle la piel. -Justo antes del aceite, ¿verdad?

-Antes del aceite, la piel.

-¿Primero el aceite y después la piel?

-No, no, primero la piel y luego el aceite.

-Eso es.

-No quiero que se peguen.

-Vamos, Mila, a tope. -Sano, sano.

-¿Cómo va a la ensalada, chicas? -Bien.

-Tranquilas, estamos bien aquí con la ensalada.

-Aunque no me lleve totalmente con ella,

yo la respeto y lo que me diga es lo que haré.

Bueno, Jordi, hoy no pueden fallar.

No tienen el equipo que quieren,

elige por fin un equipo que te haga ganar.

A ver si tienes vista...

Mira, te lo voy a poner muy fácil, equipo azul, ¿te parece bien?

No nos vamos a pelear. Equipo rojo, caballo ganador.

Te deseo suerte. Caballito ganador.

Este no es tu medio.

¿Te quieres jugar algo? Si, como siempre.

Luego lo hablamos. Dale, venga, equipo rojo.

Yo, equipo azul. Vas a pegar como un pulpo.

Tomates, ¿ves que se desmontan mucho o así?

-Así, así. -Vale.

El primer plato que va a hacer nuestro equipo azul es una ensalada,

además muy variada y colorida. Lo primero que tienen que hacer

es coger todas las hojas de mezclum que tienen.

Por otro lado, coger el resto de ingredientes, huevas de maruca,

ahumados, en este caso bacalao, varios tipos de tomate,

y es muy importante hacer una muy buena vinagreta,

el mejor aceite de oliva posible, siempre virgen extra,

un poco de miel, mostaza, cada uno a su gusto, y un poco de sal.

Con las pieles son más difíciles de cortar.

-Sí, la verdad es que lo estoy haciendo al revés.

-Sí.

Oye, una cosita, Pepe está muy gracioso hoy.

Adiós.

Si perdemos vamos a tener un problema.

Vamos a muerte, cuenta con nosotros, vamos a muerte.

-Víctor, échame aquí, por favor, la cebollita.

-Voy, voy, con cuidado, espera.

-Prefiero que vaya primero la verdura.

Bueno, bueno, me encanta ver a Encina aquí,

porque si Víctor se despista tenemos otra capitana, claro que sí.

Encina y yo nos llevamos muy bien. Tú estás aquí para mandar.

Es bueno tener una mano derecha, y tienes aquí...

Ella es mi mano derecha, es la mejor de todas.

Tienes aquí izquierda, derecha, de todo.

La del centro y la de todos lados.

Venga. Qué rico son.

Venga, equipo, hay que ganar, hay que ganar al azul.

Por supuesto. Víctor, levanta desde el fondo, no se vaya a pegar.

En "Masterchef" hemos visto grandes recetas, una de ellas,

las sopas de ajo que hizo Ana Luna, unas sopas de ajo a las que añadió

camarones y almejas finas. ¿Cómo se elabora?

Muy sencillo, hacemos un gran fumet, con espinas de rape, algún marisco.

Cuando lo tenemos apartamos y hacemos un refrito con ajo,

rebanadas de pan y pimentón.

Esa refrito lo apartamos y salteamos los camarones.

Juntamos el fumet con el refrito, coceremos, que el pan le de textura,

y cuando esté intenso de sabor añadiremos los camarones

y la almeja, y tenemos el gran plato de Ana Luna.

¿Cómo va el sofrito? Daos prisa, chicos, que si no, no llegamos.

Vamos, chicos. La cebolla, la cebolla,

olvídate del ajo, la cebolla. Mila, ¿cómo vas con la pasta?

-Bien, voy a echarla ya toda y luego vaciamos el caldo.

-¿Pero estás haciendo todos, no? -Sí, estoy con los últimos ya.

El segundo plato del equipo azul son canelones. ¿Qué hay que hacer?

Empezar por un sofrito, un poco de cebolla, pimiento,

lo echamos con la carne, rehogamos todo como un poco de vino blanco,

dejamos reducir y salsa de tomate, y un poquito de behamel.

La pasta tenemos previamente cocida, le damos la forma de canelón,

ponemos una bandeja de horno y un poco de queso rayado.

Con eso tenemos todo, perfecto.

Aspirantes, lleváis 25 minutos cocinando, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído, chef!

En 70 minutos tiene que salir toda la comida. Os veo muy relajados.

Chicos, el sofrito tiene que empezar ya, porque si no, no llegamos.

Id poniendo en un cazo y que se vaya sofriendo lo poco que tenéis.

-¿Qué hay que hacer con los ajos?

-Machacarlos, dice, van enteros para el caldo.

-Hay muchísimos ya. El caldo huele ya a ajo que tira para atrás.

-Son 35 litros y es una sopa de ajo, claro.

-Ya, pero es que luego va frito.

-Sí, si a mi me parece bien, pero tiene que decir él.

- De tatakis, de "kakatis" y de todas estas cosas japonesas

yo no sé nada, pero te aseguro que de sopas de ajo sé un rato..

-¡Chicos, el sofrito, el segundo, venga, daos prisa!

-Ya está, ya esta.

-No echemos demasiado ajo, porque luego va frito.

-No te preocupes, está controlado, es una sopa de ajo.

-Ya. -Está controlado, no te preocupes.

-¿Chicos, cómo vamos con las verduras?

-El sofrito va para adelante, ya están las verduras cortadas.

-Pues no veo que vaya. -Pues que se ponga alguien conmigo.

-Pablo, acuérdate de ponerle aceite ya, que se te va a pegar.

-Vale.

Pablo, una pregunta te tengo que hacer,

¿existe el oficio de desmigador de bacalao?

Vuela con eso, de verdad, tenemos que dar de comer a 130 personas.

¡Sí, chef! Estoy a punto. Creo que no eres consciente.

Como estás en la universidad, te daremos el título,

desmigador oficial de bacalao.

Víctor, esa sopa, dale caña, que si sacamos un aguachirri...

Sí, no te preocupes, que sabe. Tiene que estar sabrosa, sabrosa.

Escucha, pon el apio. -Yo no quería poner apio.

Si te apasiona la cocina y tienes entre 8 y 16 años

no te puedes perder los campamentos "Masterchef".

Cocina y diversión en entornos naturales.

Además podrás conocer a exaspirantes de "Masterchef junior".

Ya lo sabes, este verano, campamentos "Masterchef".

(GRITAN) ¡Ven al campamento "Masterchef"!

¿Al final se ha echado el apio o no?

-¿Y dónde está el apio? -Ahí, míralo.

-Tiene que estar. -Es que eso es imprescindible.

-Vale, no lo vamos a echar al sofrito porque ya es tarde,

lo vamos a echar al agua. -No, se echa al agua.

-No hace falta pelarlo.

-Sí, hay que pelarlo y quitarle unos hilos que lleva...

-Pero cariño, si va a la olla, para que lo vamos a pelar,

si después lo vamos a colar.

-Porque suele tener arena pegada ahí.

-A pelar el apio, pero lo justo, no te entretengas mucho.

-Tranquilo, que eso es un momento. Yo te los pongo aquí.

Yo hago lo que me manden, pero uno tiene que vigilar, si puede, todo.

Sally, ¿estás nerviosa o qué pasa aquí?

Porque el que se está poniendo nervioso soy yo.

Lleva Pablo 30 minutos desmigando bacalao, ¿eso es normal?

Porque yo te he visto a ti a 40 cosas,

pero veo que se te va de las manos y te pones un poco más nerviosa.

No sé si has dado de comer a muchas personas a la vez alguna vez.

Sí. Eso es para 10.

Pues tenemos que dar 130, multiplica por 13.

¿Quién se encarga de las ensaladas?

Deja ya eso y ayuda a las chicas con ensalada.

Yo como mucho he cocinado para 50-60 personas en mi casa,

pero son 130 raciones.

Hay que correr aquí, y que mis compañeros obedezcan

y que esté todo muy bien organizado.

Pablo, acuérdate, quita las cebollas de aquel bol grande

y vemezclando ensalada. Vamos, chicos, que no llegamos.

-A ver, chicos, esto ya está.

Os voy a explicar ahora cómo se hacen las rosquillas de Alcalá.

Primera parte, base de hojaldre, se cogen dos masas,

se superponen y se cortan con forma de rosquilla.

Esta masa se va a hornear a 200° durante 11-12 minutos,

depende de tu horno, por supuesto. Se deja reservar.

Luego vamos a hacer la crema de yema.

Se cogen las yemas, se baten bien y se va añadiendo poco a poco

un almíbar que hemos hecho previamente con agua y azúcar,

en la que luego bañaremos la mitad de la rosquilla,

y la tercera parte, el glaseado, que se hace con agua y azúcar glass,

y esta rosquilla la bañamos al final en el glaseado,

y si después nos las comemos estarán buenísimas.

¿Qué pasa? Muy buenas, Pepe. Hola, chef.

Oye, qué mala suerte tenéis que os toque Jordi

para que os diga cómo hacer una sopa de ajo, que no tiene ni idea.

Qué gamberros sois.

Oye, me huele ha quemado aquí. ¿Qué ha pasado?

Váyase, váyase.

Ten cuidado, te vayas a quemar. No sabe a quemado.

Lo que me preocupa no es que sepa a quemado,

me preocupa que no sabe a nada. Esto está soso, soso.

Meted todos los recursos que tengáis.

Vamos ya, ya.

Bien de pimentón, de ajo, de refrito, porque esto está soso.

Con cuidado, con cuidado.

-Ya te ayudo yo ahora con la ensalada.

-Perfecto, es más cantidad porque ha dicho Sally

que había que poner más cantidad.

-¿De qué, de ensalada? -Sí, sí, más cantidad.

Tenemos un montón de mezclum de ensaladas variadas,

y me estáis cogiendo todo ese verde de la escarola,

eso es como ir a dar de comer a los conejos.

Sed un poquito más cuidadosos, coged hojas más finas también.

¿Habrá 130 ensaladas? No, chef.

Aquí tenemos para 50, un poco más de volumen, quizá.

Venga, a ti te gusta dar de comer, eres generosa.

Si perdemos será culpa vuestra, porque lo pone fácil el equipo azul,

así es que... ¡Vamos, vamos!

-Pon ya el pimentón. -Ya vamos a hacer una cosa.

-Y el caldo, enseguida.

¿Tenéis el caldo ya preparado? -Sí, el caldo está ahí.

-Que fría un poco. -Cuando tú quieras.

-Lo paso yo. -Sí. Voy a limpiar esto.

¿Has visto lo que me he encontrado en la nevera?

Qué maravilla, para acá, que le vamos a dar un palizón a eso...

He ido y a la nevera a mirar si había...

Se me ha escapado. ¿Cómo se te escapa?

¿Perdemos la prueba por esa escapada?

No vamos a perder la prueba, chef. Pues vuela.

Los camarones, a la olla.

-Cuidado, que va el sofrito. Ayuda a Mila. Cuidado, ayuda, que se cae.

-No te preocupes, coge por aquel lado.

-Aquí vamos a montar los canelones.

-Sally lo voy a triturar, porque si no el eneldo queda muy grande.

-Da igual, no te compliques más. -¿No lo trituro?

-¿Te parece bien? -Más, más, más.

-Por supuesto, ¿pero así bien?

Aspirantes, en 20 minutos tienen que salir las 50 raciones extra, ¿oido?

Las que se van en moto. ¿Llegáis o no?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Por favor, que la pasta se seca.

Es que se han secado, y eso que las he tapado.

-¿Cómo va el sofrito, chicos? ¿Está hecho ya?

-El sofrito ya está terminado y en la olla..

En 15 minutos salen las raciones, y me temo que no lo tenemos,

o sea, que vamos a volar.

Sally, si necesitas que te ayude en algo, ya estoy yo.

-Necesito que despeguéis los canelones.

-Está muy complicado. Espera, espera. Los he tapado...

-Están enganchadas, mira que le he dicho, Mila,

no tantas, no tan apelotonadas, y con un paño húmedo,

que se enganchan, y nada.

-Mila, por favor, ayuda con los salones.

-Bueno, voy. La capitana me ha hecho a mí encargada de la pasta.

Yo no la hubiera hecho tan pronto,

pero a mí me ha mandado que la hiciera.

-Esto es impracticable.

Equipo rojo y equipo azul, a la mesa de emplatado

solo irán los capitanes y las dos personas que elijan los capitanes.

Una cosa, si lo tenéis ya podéis ir emplatando ya.

¿Con qué dos acompañantes vas? Con Sara y Pablo.

Venga, que vamos a ir maravillosamente

sacando los platos.

¿Víctor, con quién vas a ir emplatar?

Lo hacemos Kevin, yo y Raquel.

-Abridlos todos y luego montamos. -Ok.

(Música rock)

¡Moteros, bienvenidos a "Masterchef"!

(RUGIDO DE MOTORES)

Muchas gracias por ofreceros voluntarios para llevar la comida

a los médicos del Hospital Universitario de Guadalajara.

Sin vosotros esto, chicos, no es posible. ¡Qué rujan esas Harleys!

(RUGIDO DE MOTORES)

¡Venga, venga, venga!

En menos de cinco minutos salen los platos, ¿oído?

¡Oído!

-Las cajas, que no se abren.

¿No se abren? Absolutamente nada, tío.

¿No sabéis abrir ni una caja de plástico? No llegáis.

Los tupper de plástico nos costaba la vida a abrirlos.

Yo tenía las manos un poco húmedas y me costó aún más,

y eso me ha descolocado totalmente.

-Dos gambas ahí, dos ahí.

¿Aspirantes, cómo va por aquí la cosa?

Venga, dame un segundo, por favor.

No puedo daros ni un segundo. Bueno, pues entonces no comen.

Es que no puedo.

Pablo, necesito que vayáis cerrando, porque si no cerramos, no llegamos.

Id cerrando.

-Pon el huevo de aquí para allá. -Vale, vale.

Pepe, Jordi, desastre en el emplatado.

Tengo 30 Harleys en la puerta rugiendo, no nos dejan parar ahí,

y no está preparado. Todos a emplatar, ahora.

¡Vamos, ya!

-¿Para cuántos os ha dado, más o menos?

-Venga, venga, venga.

-Aquí no podemos estar todos.

-¿Tenéis los 50 de todo? ¿Sí?

-Montad las tarteras y llevad eso.

Vale, el equipo azul lo tiene, el equipo azul lo tiene.

Vamos a ponernos las pilas.

Yo, mi equipo, lo tengo, si yo a mi equipo lo tengo.

¿Quieres que presione a tu equipo rojo?

-¿Solo llenas tú? Lleno yo también.

Venga, va. Hasta Eva os está metiendo caña.

El momento de los tupper ha sido el más desquiciante, estresante.

Víctor también estaba estresado, no podía dirigir.

Ahí ya, todos perdidos.

Yo no sabía si echar más tuppers o no, si estaban o no los 50.

Ha sido el momento más estresante, sin ninguna duda.

¡Vamos! Venga, vamos, a las motos.

Venga, uno más.

Equipo azul, equipo rojo, vuestro reto todavía no ha terminado, venga.

Vamos.

Moteros, ahora lo tenemos todo preparado, carretera y manta.

Mientras vamos al hospital con los morteros a entregar

las 50 raciones de comida, nuestros aspirantes

siguen preparando las 80 raciones del menú que se servirán

en la Hostería del estudiante.

Venga, que salgamos en el periódico,

"a la vieja le dio un infarto mientras batía".

-Lo hemos hecho al revés.

-¿Cuánto nos falta ahora? -Nada, nos falta nada, 80.

¿Tenemos las 80 ensaladas? Sí, chef.

¿Dónde están? Pues aquí.

Supongo.

Yo no las veo. -¿Dónde habéis dejado las ensaladas?

-¿Dónde están? Yo estaba a otra cosa.

¿Dónde están las 80 ensaladas? -Estaba Sara haciéndolas.

Vale, si no tenemos las 80 ensaladas paso al siguiente plato.

¿Sois capaces de montar 80 platos en tres minutos?

Sí, sí. ¿Sí?

Os doy tres minutos. Como sea que no, la liamos.

El equipo azul va un poquito mal. ¿Puedo sacar la sopa ya?

-No, dame cinco minutos y sale. Te doy tres.

-Oído. -Venga, tres.

-Dame el pan.

-Esto va fenomenal, hay que desespumar aquí.

-Vamos, Andrea.

-¿Alguien ha visto cómo las emplataban?

-No. -¡Vamos, chicos!

-Cuchara pequeñita de guacamole.

Pequeñita.

-La montáis vosotros.

-Un plato primero. -Venga sí, monta un plato.

-Llegamos bastante bien con el tema de los motoristas.

El problema fue cuando llegué y me di cuenta que cada uno

estaba haciendo lo que le daba la gana.

Supongo que eso siempre suele pasar en una cocina

cuando no está bien organizada.

Chicos, muchísimas gracias a todos.

Dicen que los moteros son tipos duros

pero vosotros sois todo corazón.

Gracias. Hasta siempre.

Juan Carlos, encantada.

Gracias a ti y a todo el hospital universitario de Guadalajara

por la dedicación que tenéis y por abrirnos las puertas

de vuestro centro y haceros vuestro pequeño homenaje,

este que tanto os merecéis.

Sé que todos no vais a poder comer a la vez,

pero sí me gustaría conocer a algunos comensales

y que me cuente más o menos que opinan del menú

que han hecho los aspirantes. ¿Te parece?

-De acuerdo.

-La sopa está buena de sabor.

-Para mí está buenísima.

¿Cómo vais por aquí? A ver, el equipo rojo.

-Está todo muy bueno, la verdad es que es caldo

está en su punto y sabroso.

También estás con la sopa, por lo que veo.

Pero yo hubiera preferido que las gambas estuvieran peladas.

Hay poco tiempo. Sí, ¿para comer?, sí.

¿Cómo lo hacéis para comer aquí?

Tenemos un horario e intentamos repartirnos.

A veces no podemos venir a cenar

e incluso nos tienen que traer bocadillos.

¿Qué te han parecido los canelones?

¿Y la ensaladas?

Esperamos de todo corazón que os haya gustado

este pequeño reconocimiento

a todo el personal sanitario que trabaja en los hospitales.

Muchísimas gracias y hasta siempre.

(Aplausos)

-Plato llano. -¿He dicho hondo, verdad?

-Hondo, ensaladas. Pues ya está.

Bueno, aspirantes, en tres minutos tenemos que ir emplatando

las 80 ensaladas. ¿Están preparadas?

Silencio absoluto.

Bienvenidos a la hospedería del estudiante

que pertenece a Paradores.

Es un honor tener unos comensales como vosotros,

sois médicos con el don más preciado, salvar vidas.

Por eso, desde "Master Chef",

queremos ofreceros el reconocimiento que merecéis.

Dr. José Vicente Saz, vicerrector de docencia

y estudiantes de la Universidad de Alcalá de Henares,

además de médico y profesor de medicina,

¿Cómo hace usted para que le dé tanto de sí la vida?

Cuando uno hace lo que le gusta,

probablemente no es consciente del tiempo.

Y en su opinión, ¿qué es imprescindible

para ser un buen médico?

Tener mucha ilusión,

muchas ganas de trabajar

y mucha curiosidad.

Muchas gracias, doctor. De nada, a usted.

-Tenemos que poner más platos hondos.

-El aguacate.

Aquí falta guacamole, faltan cebollas,...

Ya debería estar emplatado, estáis fuera de tiempo,

ya deberían haber salido las ensaladas.

Ya, pero es que...

Bueno, se han liado con las 80 ensaladas, ¿eh?

Las 50 las han hecho muy bien, pero las 80 de los médicos...

No pueden con ellas.

Como tu equipito no está, saco yo sopa, que la tengo ya hecha.

Sí, no vamos a hacer esperar a los médicos. Vamos a sacar la sopa.

Sale la sopa ya, ¿oído? ¡Ya! La nuestra sale ya.

-Raquel, venga aquí, ven conmigo.

-Valiente, sin que se te caiga.

-Vale.

Os quiero ver volar, va, rápido. -Voy.

Fácil, con un poquito de garbo. Venga, rápido.

El equipo azul, esto ya es oficial,

el equipo rojo está sacando la sopa antes.

Podréis servir la ensaladita en el postre, si queréis.

-Mira todo lo que falta. Mira todos los platos que faltan.

¿Lo entendéis, verdad?

Genial. Vamos a empezar... -Genial era lo que yo

quería escuchar, Jordi.

Camareros, por favor.

Tapita y a llevar.

Gracias, chicos.

Hoy vais a degustar un menú completo.

Para empezar, tomaréis una sopa de ajo con camarones y almeja fina.

Un plato creado por Ana Luna,

una de las aspirantes más resueltas de la primera temporada

de "Masterchef Jr."

El plato lo ha elaborado el equipo rojo, que lo disfrutéis.

Tenemos aquí al doctor don Eduardo López Collazo,

director de investigación

del cáncer de La Paz.

¿Qué me puede decir de esta sopa?

Espero que te gusten los siguientes platos.

Seguro, seguro.

Don Enrique Monereo,

uno de los cirujanos plásticos más importantes de España,

¿Qué tal la sopa de ajo?

Me ha sabido a poco. Sin la cáscara mejor.

Que las gambas hubiesen estado peladas, ¿no?

-Va, chicos, que este es el último ya, va.

-No hay sitio si no se llevan los platos.

-Qué buen rollo en esta cocina, te lo juro.

-Mamá ¿tú qué quieres? -Yo canelones, hijo.

-Pues yo te los hago.

-Con prisa. Dadle caña, por favor.

-Cocinar así, con alegría, te lo juro que todos sientan mejor.

A mí la cocina triste no me gusta.

Dentro del equipo azul hay dos equipos.

Uno, sudando ahí como un demonio para llegar con las ensaladas,

que justo es lo que no ha hecho, no ha llegado.

Y vosotros, que estáis jugando aquí al "caneloncito".

Le pinto un poquito por aquí, que me gusta.

Hay que cocinar con alegría, de verdad.

Pero con presión, que estamos en una cocina profesional.

Si empiezas a pintar así y hay 80 personas esperando...

Estaremos disfrutando mucho pero habrá gente esperando.

-Ha venido Pepe y me ha dicho

que pintaba muy bien los canelones

y eso me ha sentado mal porque yo los estaba haciendo

con mucho cariño y haciéndolo bien

y haciendo el trabajo que Sally me había mandado.

Es que ya no sé qué hacer. Pepe me ha dicho que...

-No te preocupes, tu sigue en tu ritmo. En tu ritmo.

-Sigue a tu ritmo. Como íbamos, íbamos bien.

-¿Qué hago yo? Sigue pintando de bechamel

los canelones. Ahora saco yo las placas y sigues montando.

(LLORA) -Cari, mírame.

-Es que no sé qué hacer.

-Yo iría allí porque hay demasiada gente me van a echar.

Vengo aquí, hago canelones y no paro.

-Mírame. Mírame otra vez.

Seguimos trabajando, venga, vamos.

-Ya, pero necesito más placas.

-Te las saco yo ahora mismo.

Sigue echando bechamel que ahora mismo te saco más.

Dame medio minuto.

¿Qué pasa aquí? -Nada.

¿Por qué estás así? Porque... La presión.

Porque Pepe te ha trasladado la presión que hay una cocina.

Esa presión está. Vale.

No la vas a quitar. No.

Hay que saber gestionarla. Yo la acepto.

Corre y tranquilízate.

-Jordi ha venido supermono y me ha tranquilizado

y me ha dicho que esté tranquila, que no pasa nada.

Me ha hecho entender lo que me decía Pepe.

-Mila. -Voy.

-Cuidado cuando pongas la vinagreta. Están todos los platos manchados.

-El que he manchado, lo he limpiado.

-No, mira todos estos de arriba, mira como están.

Existen unos biberones donde se echa el aliño

y lo vas aliñando todos por igual.

Ahora que nos ha sobrado tiempo,

¿podemos hacer un almíbar con el chocolate para decorar

un poquito el plato?

Hombre, es una iniciativa, si lo hacemos rápido y bien, o ganamos.

¿Tenemos tiempo? Sí.

Pues venga, vamos, vamos.

Para rematar ya, tenemos tiempo.

Vamos a pintar un poquito el plato con un poquito de chocolate

al baño María. Vamos a preparar los cazos.

-¿Seguro? -Seguro. Tenemos tiempo.

-Vamos, vamos, que no llegamos.

-Que no digan que no somos ambiciosos.

-¿Con este chocolate tenemos suficiente?

-Sí.

¿Se llevan estos primeros, por favor?

Así los vamos repartiendo.

Aquellos vamos a dejarlos. Gracias.

-Rápido, rápido.

-Cuidado, Mila.

-Por favor, que si se cae, se caen todos.

-¿Cuántos se han caído? -Dos.

Pues no va a ser el mejor día.

Ahora continuamos con el plato elaborado por el equipo azul.

Es una ensalada de aguacate

con varios tipos de tomate,

huevas, ahumados y brotes verdes.

Os parecerá extraño que se sirva la ensalada después de la sopa

pero el equipo azul ha tenido un pequeño problema de emplatado

y ha tenido que ser de esta manera. Lo siento, pido mil disculpas.

Estamos aquí con el doctor Jorge del Romero,

director del centro de enfermedades de transmisión sexual de Madrid.

¿Qué le han parecido los platos?

El caldo me ha parecido estupendo,

muy bien integrado, el jamón con las almejas,

el segundo plato me ha parecido estupendo.

Si tuviera que elegir un ganador, ¿cuál sería?

La sopa de ajo.

-Chicos, los canelones.

-Ya está.

-Tranquila, ponlo con amor, tenemos tiempo.

Jordi, prueba complicada. ¿No? Difícil, difícil.

El equipo tú se ha venido arriba con lo de las motos,

llevaba demasiada prisa, lo hecho muy bien.

El equipo rojo se ha despistado,

cuando han llegado los comensales el equipo azul se ha venido abajo.

En las motos el equipo rojo ha tardado mucho

y el azul con los comensales. El sabor va a decidir.

Mila, una cucharita encima y el queso sin más.

Venga, no, que le echéis queso, que vaya bien.

Lo estáis haciendo bien.

El mismo amor que si saliese a su tiempo. ¿Oído?

(TODOS) Oído. Venga. Eso es, venga, venga.

Bueno, equipo rojo, un casi éxito.

-Qué bien.

Ha salido antes que la ensalada, vamos bien.

No la liemos parda al final.

¿Se puede comer? Sí, chef.

-Si se chupa el dedo, fenomenal.

-Vamos, chicos. Platos limpios.

-Venga, venga, venga.

-Bueno, familia, ya está.

Hemos tardado un día en sacar el menú pero, os digo una cosa,

está hecho con cariño.

-A mí no me hubiera gustado estar en el equipo porque creo que Sally

no tiene lo que tiene que tener para liderar un equipo.

Comensales, ahora probaremos un segundo plato elaborado

por el equipo azul, canelones de carne.

Estoy con el doctor don Domingo Delgado,

ha trabajado muchos años en el Real Madrid.

¿Se siente una gran responsabilidad tratando a deportistas de élite

como Pau Gasol, por ejemplo?

La presión es la misma

para un paciente normal que para un deportista de élite.

¿Qué tal los platos?

La ensalada un poquito básica.

Los canelones, buenos de sabor pero un poquito secos.

Los canelones ya han salido, solamente queda este plato.

-Qué bonito, qué bonito.

Para finalizar, tomarán un fantástico postre

elaborado por el equipo rojo y muy típico de esta tierra,

rosquillas de Alcalá.

-Ya está todo listo, muchas gracias por todo.

Buen curro, vamos para allá, venga.

Dr. Manuel Rodríguez Zapata, Decano de la Universidad,

queremos agradecerle

que nos haya dejado invadir vuestro territorio.

Agradeceros a vosotros

el que lo hayáis organizado. ¿Qué tal estas rosquillas de Alcalá?

Algún nativo dice que un poquito duras, pero están buenas.

-¿Andrea qué te pasa?

Qué le han dado un achuchoncillo, pobrecita.

-Ven que te abracemos. -Ven aquí, ven aquí.

-Un abrazo, un abrazo. -Ay, ay...

Bueno, doctor, me he enterado que ha pedido usted

una segunda ración de rosquillas.

Me he quedado deprimido

con la ensalada y voy a ver...

¡Ah, es para poder llevar ese momento mejor!

Me parece buen sistema, yo voy hacer lo mismo.

Muchas gracias, que disfrute.

-Vamos a brindar con una rosquilla.

-¡Equipo rojo!

Comensales, muchas gracias

por aceptar la invitación de "Master Chef".

Ha sido un placer enorme poder demostraros nuestro agradecimiento.

Esperamos que este pequeño homenaje os haya llegado al corazón.

Muchas gracias y hasta siempre.

(Aplausos)

Aspirantes, es un honor

anunciar el veredicto del jurado de "Master Chef"

en el paraninfo de esta Universidad.

En este mismo lugar, cada año, los reyes de España

entregan el premio Cervantes.

El máximo galardón de las letras españolas.

Sé que este es un momento muy difícil para vosotros

pero, inevitablemente, uno de los dos equipos

irá a la prueba de eliminación.

Encina, Mila.

Durante el cocinado hemos visto que tenéis muchas cosas que decir.

Así que, por favor, colocaos junto al jurado.

Queremos que seáis vosotras quienes valoréis a vuestros equipos.

-Menudo rollo.

-Se hizo todo como mejor se pudo.

Yo creo que quedamos muy bien. Estaba rico de sabor, muy digno.

Y ya, en la repostería, del uno al 10 les pongo un 1000.

Mila, es el momento de valorar a tu equipo.

-Hemos cometido fallos y los hemos sabido solventar.

Cuando no estaba la capitana, ha salido y hemos tomado las riendas

y hemos continuado hasta que ella ha vuelto a la cocina.

Jolín, menos mal que estábamos nosotros en la cocina.

Si estoy fuera y me lo contáis, os doy la medalla de oro al trabajo.

-No sé, pero hay que valorar mucho el esfuerzo que hemos realizado

porque creo que hemos hecho un gran trabajo.

Ganáis más como concursantes que como jurado.

Id a vuestra posición.

Yo pienso que podemos ganar.

Nuestro plato era difícil, complicado.

Lo hemos hecho con mucho entusiasmo, con mucho trabajo

y todos hemos dado lo mejor que teníamos.

Sally, como capitana, has estado pendiente de cada paso

de lo que se iba ejecutando en la cocina

pero no ha sido suficiente.

Ha habido delanteros y defensas.

No ha habido un centrocampista que uniese.

Tu actitud, fantástica, Sally.

Mila, Sara y Sally, fenomenal. Es esa la actitud que pedimos.

Antonio, Fidel y Andrea, en la defensa.

Los cuesta subir arriba a jugar el partido.

Y Pablo, te he visto como si no hubieses salido al campo,

estabas de reserva.

Habéis empezado fuerte y a la mitad del partido os habéis desinflado.

Ha habido una parte que habéis jugado muy bien,

la primera hasta las motos y a partir de ahí,

se acabó el partido.

A pesar de todas las dificultades que hemos tenido,

creo que hemos sacado una comida muy buena

y, de verdad, creo que los jueces lo van a valorar y vamos a ganar.

Un comentario que quiero añadir,

es la primera vez en todos los programas de "Master Chef"

que tenemos que cambiar el orden del servicio de los platos.

Hemos tenido que sacar primero la sopa y después la ensalada

porque no estabais preparados.

Eso "Master Chef" no puede pasar.

No hemos sacado la ensalada a tiempo pero tampoco me parece tan grave.

-En muchos sitios se sirve primero una crema

y luego se puede servir la ensalada.

Víctor. Has tenido un liderazgo con nervio,

creo que un capitán tiene revisar todo lo que tiene

cuando llega su cocina, todas las herramientas,

todos los productos, y ponerlos en su mente

para poder utilizarlos, sacar partido a las cosas.

Tenías camarones para aburrir y había kilos y kilos en la nevera.

Eso era refuerzo de sabor y suerte que os lo he dado.

-Víctor como capitán ha sido líder.

Al principio se ha puesto un poco nervioso

pero al final ha cogido las riendas.

Bueno, pues ahora me toca a mí contaros lo que ha pasado en sala

y lo que han pensado nuestros invitados,

gente muy refinada que venía a comer bien

y que se ha encontrado con una primera sopa de ajo con poco sabor.

Les hubiese encantado que hubieseis pelado los camarones,

todo el mundo se ha quejado de eso.

De la ensalada, no estaba mala de sabor pero estaba totalmente dispar,

había platos que tenían aliño, otros no lo tenían

y la presentación ha sido patética.

Los canelones es un plato complicado,

tenía bastante mala pinta.

Creo que el relleno estaba bueno

pero todo el mundo se ha quejado de que estaban secos

y bastante mal presentados.

Lo mejor ha sido el postre, las rosquillas,

que les han parecido ricas.

Aspirantes, por todo esto concluimos que el equipo ganador

de la prueba de hoy es...

El equipo rojo.

¡Vamos!

-Me siento muy feliz porque es una gran recompensa

a todo lo que hemos hecho.

Creo que hemos trabajado muy bien

y gracias a eso hemos ganado la prueba.

-Lo siento.

-No, no, no. Lo hemos hecho muy bien.

Andrea, ¿qué pasa?

Los errores los tenemos todos pero hay que darles la vuelta.

Quiero interpretar las críticas de Pepe como un motivo

para venir me arriba

y decirle que tengo carácter,

que puedo demostrarle que yo puedo estar en estas cocinas

porque sé cocinar y quiero llevar más.

Equipo rojo, enhorabuena. Seguís una semana más

cocinando en las cocinas de "Master Chef".

Vosotros, chicos, pasaréis de ser equipo

a ser rivales porque individualmente os tendréis que enfrentar

a la prueba de eliminación.

Me toca cocinar, me toca demostrar quién es Sally

y que no he venido para perder el tiempo

sino que he venido a luchar por un puesto en "Master Chef".

Y es lo que hay.

Nuestros aspirantes vienen de rendir un merecido homenaje

a los médicos de este país.

Una experiencia que ha sido muy positiva

para el equipo capitaneado por Víctor ya que han ganado el reto

y pueden seguir una semana más cocinando en "Master Chef".

-Yo quiero llegar a la final,

no quiero volver a la vida que tenía antes.

Yo soy economista y me gustan los números pero no me hacen feliz.

La cocina sí me hace feliz.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a estas cocinas.

Sally, para tu equipo la experiencia no fue demasiado buena y por eso,

hoy una de vosotros siete colgará el delantal.

-La persona que se tendría que ir

tiene que ser Sally porque ella tiene un curso de cocina

y creo que es la que más fuerte viene.

Vuestro destino está a punto de decidirse

porque comienza la prueba de eliminación.

En esta prueba de eliminación

os vais a tener que ganar vuestro sitio

en estas cocinas a golpe de martillo.

Debajo de estos paños están los productos

con los que vais a cocinar.

Pero para conseguirlos, tendréis que pujar por ellos.

-No he estado en ninguna subasta en mi vida

y cuando me han dicho lo de la subasta,

tampoco he creído que fuera una cosa muy difícil, es al mejor postor.

Bienvenidos a la subasta de "Master Chef".

Aquí debajo están nuestras obras de arte

y vosotros vais a pujar para adquirirlas.

Pero no pagaréis con dinero,

sino con lo más preciado de estas cocinas, el tiempo.

-Toma ya.

En esa mesa, delante de cada uno tenéis un marcador con 90 minutos.

Ese es el tiempo total del que disponéis

para cocinar en esta prueba.

Si queréis alguno de los productos que hay debajo de los paños,

vais a tener que darnos minutos.

Cuantos más minutos deis por un producto,

menos tendréis para cocinar.

-Quiero ir a por productos que conozca bien

y eso me hará poder dejarme más minutos

y apostar más fuerte por ellos.

Cada vez que queráis pujar,

levantareis la paleta dando cinco minutos de vuestro tiempo.

Tenéis que ser hábiles en vuestra puja. Arriesgar pero con cabeza.

Cada uno irá cocinando según los minutos que le hayan quedado.

Antes de empezar a cocinar tendréis tres minutos adicionales

para entrar en el supermercado y coger de los módulos centrales

los ingredientes que necesitéis para completar vuestra elaboración.

¿Estáis listos? (TODOS) Sí, chef.

Pues que empiece la subasta de "Master Chef".

El primer producto de la noche...

-¿Qué es?

-Fideos.

Fideos, con un precio de salida de 15 minutos.

¿Alguien los quiere? -Míos.

Mila, 15 minutos. ¿Alguien da más?

-Venga, va, cinco aquí.

Fidel, 20 minutos. -¡22!

(RISAS)

-Van de cinco en cinco, cariño. -¡Pues no!

Vamos a ver si podemos sumar de cinco en cinco.

Venga, 25 para Mila.

25 a la una, fideos. 25 minutos... ¿Alguien da más?

-Venga. 30 minutos da Sally.

¿Alguien da más, alguien se anima?

¿Alguien da 30 minutos de su tiempo por hacer fideos?

35. ¡35 Mila!

Gente valiente, eso es.

35 minutos por hacer fideos. Señores, ¿alguien da más?

¿Alguien se anima?

35 la una, 35 a las dos, 35 a las tres. Mila, fideos.

-¡Adjudicados!

(Aplausos)

Por favor, coloca tu marcador en 55 minutos

que serán los minutos que tendrás para cocinarlos.

Siguiente producto.

Carillas.

-¡Ah, pero esto tarda mucho!

Judías de color blanco, más pequeñas de lo normal

pero de gran sabor y perfectas para un buen guiso.

¡Quiero esas paletas arriba! El precio de salida son 10 minutos.

-¡15! 15 minutos Sally

-20. 20 minutos Fidel.

-25. 25 minutos Sally.

-30.

-35. 35 minutos Sally.

¿Alguien da más?

35 a la una, 35 a las dos, 35 a las tres.

Sally, adjudicados.

(Aplausos)

Tienes que dejar tu marcador en 55 minutos, Sally.

-Venga, aún quedan muchos.

Atención, aspirantes. Aquí viene una pieza única,

valorada por los mejores cocineros.

Hígado de ternera.

Un hígado de ternera extraordinario por solo 30 minutos.

¿Quién lo quiere?

¡Cinco! Fidel, 35 minutos.

Cinco más. 40 minutos para Antonio.

Cinco más. 45 minutos Fidel.

-50.

-Ya, ya no más porque no se hace.

-Venga, cinco más.

55 a la una, 55 a las dos, 55 a las tres. Adjudicado.

Ese será el tiempo que tendrás para cocinar. ¿Oído?

-¡Toma ya!

-Yo nunca lo había hecho. -¿Nunca lo habías hecho?

Macho, ¿y por qué pujas?

Atención al producto que viene ahora.

-¡Yo!

Precio de salida, 20 minutos. ¿Quién las quiere?

-Yo. Andrea, 20 minutos.

-25.

-30.

-35. 35 minutos, Sara.

-40. 40 minutos.

40 minutos a la de una, 40 minutos a la de dos.

40 minutos a la de tres. Andrea, adjudicado.

-Yo creo que Sara me la ha dejado.

Como me ven la niña mona, pequeñita que todos se llevan bien conmigo...

Supongo que le habrá dado pena.

Aspirantes, quinto producto de la noche.

Una obra de arte en cualquier restaurante.

Caballa.

Precio de salida por la caballa, 35 minutos.

Pablo nos da sus 35 minutos.

Sara nos da 40, 45 minutos Pablo.

50. 55 minutos Pablo.

Antonio, pareces manco.

No te he visto levantar la mano todavía.

60 minutos, Sara.

Pablo, ¿te animas?

60 minutos a la de una, 60 minutos a la de dos,60 minutos a la de tres.

(Aplausos)

Sara, coloca tu marcador en 30 minutos.

De momento, la mejor ha sido Mila,

tiene tiempo y tiene un producto fácil.

Solo quedan dos productos y dos aspirantes por pujar.

Bajo este paño tengo una pieza que no puede faltar

en nuestra gastronomía básica y en un formato de kilo a kilo y medio.

Chuletón de buey. Qué hambre me entra.

¿Quién lo quiere por 40 minutos, Pablo, Antonio?

Tiene mano Antonio. 45. 50, Pablo.

55 Antonio.

60 minutos Pablo.

Venga, vamos a verlo.

A ver quién levanta la mano para hacer un chuletón.

¡65 minutos Antonio! Sin miedo, sin miedo.

65 la una, 65 a las dos, Pablo, 65 a las tres para Antonio.

Adjudicado chuletón de buey.

Antonio, coloca tu marcador en 25 minutos, por favor.

-¿En cuánto? 25 minutos.

-¡25 minutos!

-Estoy loco perdido, macho. No sé ni cómo...

Pablo, la vida no es para los miedosos.

-Lo he intentado dos veces pero...

Las dos veces ha habido dos compañeros

que han apostado fuerte y, yo que sé.

Pues me da que esto que queda es para ti.

¿Qué te gustaría?

-Me gustaría la aguja del Cordero.

¿Y tu pesadilla?

La aguja del reloj.

Lo que tenemos aquí... -Samantha, por Dios.

Es una auténtica obra de arte. Un tiburón.

-¡Qué chulo!

-Si me llega a tocar el tiburón me muero.

Me da un miedo...

Tiene una cara de asesino... En serio. Cocinar un tiburón...

¿Cuánta gente ha cocinado eso?

Muchos restaurantes ni sirven ese plato.

Aunque todos lo conocemos como cazón. ¿Qué te parece, Pablo?

-Pienso en pescados parecidos que tengan una textura parecida

que haya podido cocinar y haré algo con él.

Pablo, cazón, adjudicado para ti por 25 minutos.

-No quiero que mis sentimientos se apoderen de mí y me bloqueen.

Estamos que lo vendemos, de saldo. Directamente a Atapuerca.

-¡Ese para mí! (RÍE)

Yo soy una persona ya con 58 años,

tengo muchos rivales porque hay gente joven,

gente preparada, gente que cocina muy bien.

Aspirantes, los tiempos para empezar a cocinar los iremos dando nosotros.

¿Entendido? (TODOS) Sí, chef.

Pues el tiempo para entrar en el supermercado

comienza en 3, 2, 1, ya.

Vamos, chicos, solo módulos centrales.

Hay una que en su especialidad no sabe lo que tiene, en este caso,

una fideuá, que es tostar los fideos,

no tiene materias primas para hacer fondo.

-Corre, corre.

Aspirantes, último minuto.

Revisad las cestas.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno. Vamos, a las cocinas.

Pablo, tienes 65 minutos para cocinar tu cazón. ¿Oído?

-Oído. El tiempo comienza ya.

-Pablo, vamos.

-No lo he cocinado nunca pero yo creo que me han surgido ideas.

-No entiendo qué va a hacer con tanto pez.

-Voy a pasar el tiburón por diferentes especias.

Luego, por huevo y harina.

Lo pasaré a la plancha y ese va a ser el principal del plato.

Hombre, algo tradicional ya sabes que es mezclar un poco de vinagre,

un poco de agua, de pimentón, de ajo, ese es el adobo clásico.

Lo tienes ahí 10 - 15 minutos.

No tiene por qué estar más tiempo porque si no, sabe demasiado.

Luego, harina y bien frito.

-Luego alrededor quiero hacer unas patatas panaderas.

-Habla mucho y se le va ir el tiempo.

-Quiero jugar un poco entre salado y dulce,

ofrecer diferentes sabores para que el comensal elija lo que quiere.

-¿Se puede callar? -Mi estrategia era esperar

a un producto que conociese más.

Mis compañeros han tenido más valor, ha empujado un poco más

y se lo han llevado.

-Espero que esté tan bueno como el de ellos.

-¡Vamos, vamos! -¡Dale!

Sally, Mila, ¿Estáis preparadas para cocinar?

(AMBAS) Sí, chef.

Pues tenéis 55 minutos y el tiempo comienza ya.

-¡Vamos!

-Tenía claro que, con los fideos, podía hacer un buen plato.

Es un producto básico de cualquier casa normal

y con verduras se puede hacer un gran plato.

Tiene 55 minutos para hacer unos fideos.

Yo creo que, siendo valenciana, lo va a hacer bien.

Yo creo que le quedará soso. Ya veremos.

-No puedo estar parado, macho. No puedo.

-No he comido nunca, ni he cocinado nunca carillas.

Pero me recuerda mucho a un plato de mi infancia,

a otro tipo de legumbres, los porotos.

Era un plato que me gustaba mucho,

lo voy hacer como un plato típico brasileño

que es como un estofado con bastantes verduritas.

Yo creo que puede estar muy rico.

Las carillas las tienes que poner en la olla express.

No sabrás si está más duras o menos.

No son las que cocinas todos los días,

pero es verdad que las legumbres cocinadas con verduras

son muy agradables.

Puede estafar unas alcachofas...

...Tú, que ahora te estás cuidando tanto, mujer.

-Tranquilo, Fidel.

Andrea, ¿Estás preparada? -Sí, chef.

Pues tienes 50 minutos para cocinar tu brócoli y tu tiempo comienza ya.

-¡Vamos Andrea!

-¡Venga, peque!

He pensado hacer un brócoli mezclado con coliflor

que lo hacía mi madre cuando éramos pequeños.

Echo muchísimo de menos a mi madre y a toda mi familia.

Seguro que me diría, tú tira para adelante,

25 minutos, si está crudo es porque te gusta crudo

y no porque esté crudo y ya está, tú se lo dices.

Hombre, ella es la que me apoya siempre

y la que me mete caña, nunca le digo,

no hago más que discutir con ella y después no le digo nada.

Luego te acuerdas de estas cosas.

Luego echa de menos decirle cuatro cosas a tu madre.

Y que te diga, tranquilo, tú cuando puedas.

Que yo sé lo que ella piensa y es así, ya está.

-Yo soy carne de internado que se llama,

yo la verdad es que he sufrido mucho, mucho, mucho, mucho.

Pero al fondo siempre he visto un poco de luz.

Vamos para allá.

Ahora sí me toca.

El siguiente que empieza cocinar, es Fidel.

Tus 35 minutos comienzan... ¡Ya!

-¡Venga Fidel! -¡Gracias chicos!

-¡Ánimo Fidel!

35 minutos, para hacer un buen plato de comida, ¿qué haríais?

Encebollado, es lo clásico.

La cebolla que turca me encanta, si lo corta muy finito

y unas manzanas también.

Me parece muy buena idea el ponerle manzana.

Madre mía, siento una presión.

-Yo a mis compañeros voy a ponérselo lo más difícil posible.

Voy a cocinar siempre lo mejor que pueda.

Siempre, siempre, siempre.

-Que se calle por favor.

-A luchar, esa garra que tengo.

-No puedo, no puedo.

-Una prueba de eliminación no la quiere nadie.

Yo me he visto por segunda semana consecutiva,

espero que sea la última, y que en la semana que viene

me libre y vea los toros como mis compañeros desde la barrera.

Que ya me toca.

Sara, tus 30 minutos para cocinar la caballa, comienzan ya.

¡Vamos!

(APLAUSOS)

La caballa es un buen producto, esperemos que le saque partido.

Si eres hábil las limpias en cinco minutos,

las marcas, haces una buena guarnición

con una vinagreta alrededor y tienes un platazo.

Me temo que el cebiche de turno.

Voy a darle un toque diferente, no lo voy a dejar crudo

como mi famoso cebiche, no voy a volver a hacer cebiche,

no lo voy a hacer asado, lo voy a hacer templado.

Antonio, ¿estás listo?

¡Sí, chef!

Te recuerdo que tienes 25 minutos para cocinar tu chuletón

y el tiempo comienzan, ¡ya!

¡Por fin chuletón!

El chuletón tiene que estar muy bien marcado por fuera

que haya una capa de centímetros a cada lado muy bien marcado.

Doradito.

Y luego por dentro que haya filtrado la temperatura.

Antoñito, ha destrozado la chuleta.

Antoñito, se ha quedado con la parte más mala.

Se ha quedado con la parte que tiene todos los tendones.

¿Creés que va a ultilizar esa parte? La ha cortado por la mitad.

Chuletón de buey, cazón, caballa, se te ocurre,

¿qué puedes hacer con esos productos de tanta calidad?

Pues aquí en la revista "Master Cher"

encontrarás un montón de recetas, ideas,

entrevistas con los aspirantes y todo lo que se cuece

en estas cocinas.

Ya sabes, cada semana con tu revista del corazón favorita.

Sara, tenía tres zanahorias cociendo y tres lomos de caballa,

¿Qué hará con eso? Pues no sé, es muy poco

para hilar un buen plato con lo que da de sí la caballa.

Totalmente.

¿Cómo vas?,

Estoy a punto de terminar el emplatado,

me queda un poco aún, quiero darle el sabor a las patatas ahora.

¿Estará frío eso?

¿Tú crees que has trabajado el pescado,

cómo se tiene que trabajar?

Sí chef. ¿Sí?

En lo que sí tienes razón es que se me puede quedar frío,

tenía que haber esperado...

Yo creo que lo de menos es si está frío o no.

No te voy a decir nada.

En la escuela de "Master chef" explicamos perfectamente

cómo se trabaja el cazón. Estoy seguro que lo haré mejor.

Ya, pero lo importante es hacerlo ahora.

Te haría mucha falta.

Nuestro amigo Pablito, está haciendo una chufla.

No me gusta el comentario que me ha hecho Jordi.

No me gusta un pelo.

-Hola, chef.

No tiene sal de momento.

-Bueno chef, ¿qué pasa hijo?

Ya sé lo que me vais a decir.

Aspirantes, últimos 15 minutos.

¡Chicos vamos!

(APLAUSOS)

Por intentar ser un resolutivo a lo mejor lo que he hecho...

..es liarla parda.

¿Qué tal vas Andrea?

Yo creo que bien Pepe, porque...

¿Esa es la guarnición del brócoli?

No.

¿Qué le has metido a la guarnición del brócoli?

Tomate, cebolla morada, cebolla normal, curry y idiazabal.

Haces verduras y le metes todos esos elementos,

y se te olvida el elemento que mejor va a la verdura.

El aceite de de oliva virgen extra.

Sí que le he puesto. ¿Cuál le has echado?

Ni te has fijado.

Has echado el primero que llega.

Fíjarse y luego lo echas, ¿vale?

Vale.

Los tres son muy buenos pero cada uno tiene

su punto de sabor, utilízame siempre aceite de oliva virgen extra.

Vale.

Con eso no fallas, harás el mejor lado del mundo.

Vale, gracias Pepe. Ahora te lo pruebo.

¿Qué tal?

Voy a hacer caballa templada, le voy a poner encima...

...este aderezo. De frambuesa.

Sí, perdona, estoy muy nerviosa no sé ni cómo se llaman las cosas.

Luego las verduras y las espinacas.

¿Habías hecho esto antes? Hacer el pescado así no.

Aproveché el tiempo que te queda.

Gracias y lo siento.

Los demás en este momento, tela marinera lo mal que han...

Vamos a ver cómo acaba Andrea el brócoli.

porque ha hecho un guiso con demasiado queso

que parecía un pisto.

Andrea ha cocido el brócoli cinco veces.

Al decirme eso Jordi, pues me ha hecho dudar

y puede que la haya pifiado.

Aspirantes, últimos cinco minutos.

Ahora mismo me acuerdo mucho de mi hermana Diana

y mi cariño, ellas son las que me dan fuerzas,

no hay ningún problema esto hay que echarlo para adelante.

-Se lo voy a dedicar a mi madre, y si no tiene efecto,

ella va a estar orgulloso de su hijo, me voy a emocionar.

Ella va a estar orgulloso de su hijo y ya está.

Al menos se lo voy a dedicar.

Aspirantes, últimos minutos. ¿Oído?

(Todos) -¡Sí chef!

Cinco.

Cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

Si quieres aprender a cocinar como uno de nuestros aspirantes,

ahora puedes hacerlo entrando en la escuela "Master Cher",

una escuela 100 por 100 online con más de 170 lecciones

donde podrás aprender todo sobre cocina

de la mano de los chef más prestigiosos.

Además este año al completar el curso podrás obtener

tu certificado "Master Cher".

No lo pienses más y entra en la escuela de "Master Cher".

-Madre mía.

Aspirantes ahora dará comienzo la cata eliminatoria

y la primera en pasar será Sara.

Bueno, Sara, cuéntame.

He hecho la caballa solo por un lado

y luego he hecho un crujiente de alcachofas y unas verduritas.

¿Y lo rojito?

Ah, y lo otro es frambuesa, he hecho una aliño de frambuesa.

¿Con qué?

Frambuesa, sal, pimienta, un chorrito de limón

y aceite de oliva.

La caballa necesita muy poca cocción

y puedes hacer un marinado con ácido,

puedes pasarla por sal con un poco de azúcar y curarla,

o marcarla muy poco previo salarla o marinarla,

darle algo, porque lo único que has hecho

es marcar un lado. La sal, ni la percibo,

está el pescado crudo.

Ese aliño de frambuesa está muy mal resuelto.

Has hecho todo lo necesario para no sacar partido

a este productazo que es la caballa.

La frambuesa, tal como la has puesto,

parece que has hecho una tostada encima de la caballa cruda,

con un aliño de verduras insulso. Le falta alma al plato.

Sara, tienes un miedo brutal a cocinar.

Aquí no hay cocina. ¿Qué hay? Una plancha, una aliño y tres hojas.

¿Eso es cocinar? Eso no es lo que buscamos.

Sara, delante de cocinas, por favor.

Si no me equivoco, en la primera prueba hizo un cebiche,

se ha estado asegurando platos sin cocinar prácticamente,

solo con cocciones que son en crudo.

Antonio, es tu turno.

Buenas.

Antonio, ¿cómo se llama tu plato?

Corazones de chuletón de buey con mayonesa de mostaza

y torta del Casar.

Corazón es lo que te falta a ti. Vamos a ver, mira.

¿Dónde está el chuletón?

Me cargado el producto, me lo he cargado, pido perdón.

Ya está, que te voy a decir.

Esto es una pieza noble.

Coges el cuchillo, ¿ves que tiene aquí el hueso?

Lo deshuesas y esto es el chuletón.

A partir de aquí, debes cortar el chuletón, ¿vale?

Pero lo has cortado así.

Y pones cuatro taquitos de una pieza así, extraordinaria.

Lo que tenías que haber hecho es asarlo bien

y dejarlo en el horno a 50° que atempere. Plato 10.

Totalmente.

Tendría que pedir perdón a todos los carniceros

y a todos los asadores de España entera, es verdad,

he destrozado el producto. Pero vamos,

1000 perdones a todo el mundo, de verdad.

Caballa, chuletón, y de los dos grandes productos, de momento,

hemos visto dos grandes fracasos.

Sally, por favor.

Bueno, Sally, cuéntanos.

He hecho un estofado de carillas con una salsa criolla.

Las cosas cruditas, pequeñitas, le gusta ponérselas aquí.

¿Esto debería echarlo aquí?

Sí, bueno, si le gusta a usted el picante,

el vinagre ...

Te hemos visto cocinar. Lo que decía, Sara, cocinar.

Y es lo que queremos, que la gente cocine y se invente cosas ricas.

Quizás, de todos los productos que hemos enseñado,

era el más complicado y has sabido sacarle

todo sabor que pedíamos. Felicidades.

Gracias.

Creo que otros productos me hubieran dado más juego a mí,

como cocinero y, sin embargo, has sacado un platazo.

Y encima te permites el lujo de hacerle una guarnición.

Fenomenal. Gracias.

Con cuatro verduras has hecho un plato sabroso,

perfectamente ejecutado, con un aliño que, para mí,

es un poco demasiado fuerte.

Has hecho todo lo necesario para reivindicar seguir en "MasterChef".

Gracias.

Además has enseñado una cosa, que hay judías que se pueden comer

sin un kilo de chorizo y de panceta.

Lidia, lo vamos a conseguir.

Ya se lo decía yo, a mí no me creía, pero yo se lo explicaba.

No creo.

Ella está jugando, ella sabe mucho y yo creo que está incluso

dosificando su sabiduría.

Fidel, por favor.

Mi plato es un hígado encebollado con ajos chip y ajo tierno.

Yo te tengo que decir ya que, viéndote cocinar,

has hecho mal el orden.

Antes tienes que pochar la cebolla despacito y luego, ya,

antes de emplatar, hacer el hígado.

Antes de probarlo, ya te digo, lo has hecho mal.

Te he visto cocinar y ya habías marcado el hígado

media hora antes de presentar el plato.

¿Quién es el que os enseñó algún día a apretar con la espátula

las carnes?

La tocas ligeramente, pero no hace falta estar con la espátula ...

Tú, así, no ves si está hecho o no por dentro.

Te soy muy sincero.

La idea que has tenido es buena, tus intenciones también,

problema de ejecución bestial.

Tu única baza, si tienes la suerte de seguir en este concurso,

es aprovechar lo que te enseñemos.

Creo que llevo poco tiempo, he aprendido solo lo justo.

Me gustaría estar más tiempo pero, si me tengo que ir,

el pecho para adelante y sonrisa arriba. Y ya está.

-Iglú de brócoli y coliflor.

Estoy dándole vueltas, no le veo yo la forma del iglú.

Le falta el agujero por donde entra el esquimal cuando se agacha.

Cuéntame lo del iglú.

Antes he hecho la torta del Casar y lo que he hecho

para que quede más mono es dar un efecto de gratinado.

He puesto la lámina de torta de Casar por encima.

¿No has echado piñones aquí dentro, también?

Un poquito, me gustan los frutos secos.

¿Y curry? Un toquecillo.

¿Hay brócoli en el plato, verdad? Sí, brócoli y coliflor.

Todo lo bueno del brócoli, cuando lo cocinas

unos pocos segundos de más, se va al agua, es decir,

la cocción es súper breve. Está marrón este brócoli.

O, por ejemplo, mira, otro ejemplo. El cous cous.

Sí, que es la cosa más sencilla. Por aquí te queda esto.

Con una pizca de aceite de oliva, cinco segundos salteado,

lo pones encima y tienes un plato estupendo.

Has hecho algo que no sabe a brócoli,

donde has maltratado al brócoli y que te pone en la cuerda floja.

Vale.

El próximo iglú debe llevar chimenea y puerta de entrada, si sigues aquí.

Vale.

-Madre mía.

Pablo, vamos allá.

Mi plato es cazón rebozado con especias y menestra de patatas.

Ay.

En estos momentos pido la cabeza del animal.

Por favor, tráela.

- Pobrecito

Mira cómo te mira.

Pablo, ¿qué me has hecho, Pablo?

¿Por qué me has destrozado así, Pablo?

He hecho lo que he podido.

Pídele perdón.

Perdón por no haber sabido cocinarle como Dios manda.

Pablo, te perdono.

¡Y tú tienes suerte que no puedo traer la cabeza de la vaca!

Sádico.

Toma, cógelo.

Trátalo con respeto, más del que le has tenido hasta ahora,

que no le has tenido ninguno.

Coges el cazón, se abre el lomito, se limpia, sin ninguna espinita,

se marina, un adobito, un poco de mi viagrito, un poco de tal,

lo tienes y, en el último minuto, lo fríes.

No tenía trabajo ninguno y has hecho una merluza.

Sois 3 los que teníais un buen producto,

con una receta que el propio producto la marca:

chuleta, caballa, y tienes una cabeza ahí.

Es lo que estáis viendo los tres:

una cesta abajo y una brillante cuchilla arriba.

Veremos qué cabeza corta.

Si yo no lo hago bien, si no hago un plato bien hecho,

que diga yo "me gusta lo que he hecho",

para mí no vale nada, es que no vale nada mi plato.

Me flagelo a mí mismo y me digo:

"Pablo, es que te mereces irte a calle".

Pero así de claro.

Mila, cierras la cata de hoy.

Fideos melosos con verduras.

Primero he hecho un buen sofrito y luego he añadido trocitos

para que se vieran y se notaran.

Hombre.

Tenías complicada a la elección.

El producto tenía versatilidad pero no tenías nada para hacer

un buen fondo, para hacer una elaboración sabrosa.

Con cuatro verduras has hecho unos fideos sabrosos,

intensos, interesantes.

Has intentado hacer una fideuá y solo te ha faltado

el alioli ese para incorporar una cucharadita

y que te terminase de redondear el sabor.

Sabías lo que querías, has luchado por ello,

a mí me ha gustado mucho verte ahí luchando,

y me ha gustado que hayas aprendido de lo que te dijo Pepe el otro día

de la grasa y que lo hayas hecho.

Es lo que hay que hacer aquí, evolucionar, es lo que buscamos.

Gracias.

Mila.

Han elogiado el plato y me he sentido muy satisfecha.

Yo pensaba que eso no me llegaría nunca.

Estoy satisfecha, muy contenta.

Aspirantes, ya sabéis que uno de vosotros

abandonará hoy mismo las cocinas.

Para saber de quién se trata, primero los jueces

tienen que deliberar. Jurado, por favor.

Mila y Sally. Vuestros platos,

la manera con la que habéis gestionado el tiempo

no merecen ese delantal negro, así que, enhorabuena,

podéis subir a la galería, estáis salvadas.

Suerte.

Me he deshinchado, he subido pitando las escaleras.

Luego nos han acogido los compañeros muy bien

y me sentido súper feliz, muy feliz.

Aspirantes, en esta prueba de eliminación

hemos visto cinco platos por vuestra parte

que no han dado la talla.

Algunos teníais una gran materia prima

que requería una elaboración sencilla

y no habéis sido capaces.

Otros, sencillamente os han faltado los conocimientos

o la capacidad para hacer un buen plato,

aún teniendo la idea, no habéis sabido resolver.

Hay dos aspirantes que este jurado se permite la licencia de apostar

por ellos porque creemos que pueden aprender

y pueden evolucionar.

Esos dos aspirantes que merecen seguir en "MasterChef" son:

Andrea y Fidel.

(Aplausos)

En esta camiseta pone: ¿quién me puede parar?

¡A ver quién me para en "MasterChef"!

Bueno, aspirantes. Está claro que sois

los tres peores platos de esta prueba. A cuál peor.

Muy difícil saber cuál es el peor, cuál es el más malo, muy difícil.

Pero tengo una pregunta para ti, Antonio:

¿Por qué crees que debes quedarte en "MasterChef"?

No tengo los conocimientos ni la rapidez mental

que tienen otros compañeros, no tengo la técnica que tienen ellos,

creo que tengo pasión por la cocina, me gusta la cocina,

tengo buen paladar.

Lo que quiero es poder llegar a demostrar,

que por lo menos un día digáis:

"joe, quillo, este es el plato que queremos nosotros

y puedes estar orgulloso de él" porque, hasta ahora,

la verdad, no me siento orgulloso de ninguno de ellos.

No sé, darme esa satisfacción a mí y a ustedes, claro, es lo único.

Sara, es tu turno.

Para mí, la cocina es la única opción que veo

para dedicarme en el futuro.

Llevo tiempo intentando acceder a alguna formación de cocina,

pero bueno, por problemas económicos no he podido.

Creo que esto es una buena oportunidad

para yo poder adquirir conocimientos.

Yo sé que he cometido un error muy grande hoy,

pero miro para adelante y sólo veo cocina,

y esto sería una ayuda muy grande para ayudarme en mi formación.

Pablo, ¿y tú?

¿Por qué crees que debes seguir en "MasterChef"?

Chef, creo que debo seguir porque soy una persona

que aprende de los errores, que siempre se esfuerza al máximo

por conseguir lo mejor.

En esa vida he hecho otras cosas que me gustan,

pero si me dicen que haga algo que me haga feliz,

eso es la cocina.

Por eso entré aquí y por eso quiero seguir.

A mí, la cocina es lo que me hace feliz.

-Yo siempre he pensado, desde que entré,

que está haciendo un papel y lo voy a seguir manteniendo

hasta el día que se vaya.

Exagera mucho las emociones

y algún día se le acabará viendo el plumero.

Antonio, Sara, Pablo,

la decisión que acabamos de tomar ha sido muy difícil pero,

después de sopesarlo todo, este jurado piensa

que el aspirante que no debe seguir cocinando en "MasterChef" es:

Sara.

-No te lo mereces, no te lo mereces.

- Ay, "miarma".

-Yo con la expulsión de Sara me siento fatal.

Si yo hubiera tenido que elegir quién se iba hoy,

sin dudarlo, hubiera dicho Pablo.

Sí, puede ser que algún día le venga bien y monte un restaurante

pero no creo que su pasión sea la cocina.

Sara, cariño, vámonos tú y yo a la sala y charlamos un rato,

¿te parece?

Yo soy una chica fuerte, voy a luchar y lo voy a conseguir,

como todo lo que me he propuesto en esta vida,

pero "MasterChef" era un empujón bastante grande

para acortar tiempo y dinero.

Sara, cariño. Lo primero, ¿cómo estás?

¿Qué se te pasa ahora por la cabeza?

Triste, estoy triste.

Desde que he entrado, he puesto mucha ilusión

y se ha acabado pronto.

¿Qué crees que ha pasado? ¿En qué has fallado?

Evidentemente, a nivel culinario habré fallado mucho pero,

todo lo que podía aportar yo, la ilusión, las ganas ...

Porque sé que no he podido exprimir más de lo que he exprimido

estas semanas.

Tú eres diplomada en Magisterio y cambias tu vida totalmente

por la cocina porque es tu pasión, tu sueño.

Sí.

Bueno, de hecho, el viaje a Sudamérica fue

porque yo me matriculé en una escuela de cocina y,

unos meses antes de empezar el curso,

me redujeron la jornada y no lo pude pagar.

Fue tal la decepción, después de tanto tiempo esperando,

ver qué iba a llegar y no llegó, que necesite hacer un inciso

en mi vida e irme a Sudamérica. Aprendí mucho.

La principal finalidad de ese viaje fue la gastronómica,

mi pareja siempre me ha apoyado,

estuvimos en Chile, Argentina, Uruguay y Brasil

a cambio de alojamiento y comida y eso fue lo mejor

porque yo vivía en casa de gente y me cocinaban lo que ellos comían

cada día y he conocido la realidad.

¿Qué te llevas de "MasterChef"?

Uy, me llevo muchísimas cosas, para empezar, toda esa gente

que hay ahí arriba.

(Aplausos)

¡Guapísima!

La verdad es que estoy muy afectada con la expulsión de Sara

porque, aparte de ser amiga mía, creo que es una chica

que tiene un potencial... Es un diamante en bruto.

¿Quién crees que va a ganar el programa?

Creo que un candidato muy fuerte es Kevin,

pero quien quiero es Raquel. Impresionante.

-Es una chica que tiene materia prima para dar y regalar.

No hace falta que te lo digamos los demás,

tienes que creer en ti misma y seguro que tienes

un montón de oportunidades fuera.

No porque salgas de "MasterChef" tienes que decir adiós a tu sueño,

ahora puedes hacerlo de otra manera.

Y además tengo un montón de regalos para ti, ¿los quieres?

Sí, claro.

Mira, tenemos los electrodomésticos de nuestro patrocinador,

que ya sabes que pues hacer uso de todo;

la compra de todo el mes que te regala

nuestro supermercado patrocinador; tengo por aquí también

una tablet con un montón de recetas para que hagas uso de ella,

también hay juegos; tengo otro juego por aquí también.

Además te llevas seis meses gratuitos

en la escuela online de "MasterChef"

para que puedas seguir aprendiendo.

No quiero que dejes de luchar, no quiero dejes de cocinar

y que tengas siempre ese tesón y esos buenos sentimientos

que tienes dentro, Sara. Ha sido breve pero intenso.

Una aventura de la que sacarás muchas cosas buenas.

Ahora sí ha llegado el momento y tienes que colgar el delantal.

(Aplausos)

Espero que mi paso por "MasterChef" sirva para que alguien

me dé una oportunidad laboral o para formarme como cocinera,

que es lo que quiero ser.

Una semana más, otro aspirante no ha podido con la exigencia

de estas cocinas y tiene que colgar el delantal.

Pero en "MasterChef", la cocina continúa

y tenemos todavía 13 aspirantes dispuestos a todo

por un sueño.

Pero eso será la semana que viene. Mientras, ya saben,

pónganle sabor a la vida.

Entramos en la tercera semana de competición y os enfrentais

a vuestra primera caja misteriosa.

Jordi Borda.

Lo que tenéis que elaborar es pequeño, sencillo y delicado.

No.

Por Dios.

¿Qué le ha doy a este hombre ahora?

¿Es una broma esto o qué?

Mira, estoy harto de escucharte.

Arriba, hay una misión que cumplir, vamos.

Bienvenidos al Parador de Cuenca.

Vais a preparar el menú de unas bodas de oro

para 60 invitados.

Feliz aniversario.

Vamos, vamos, rápido.

¡No tenemos sangre en las venas, leche!

Esta noche quedarse o no, va a depender de lo astutos que sean.

Vergüenza me da.

¿Me pones esto en el plato y te quedas tan ancha?

Este jurado ha decidido que quien no merece seguir cocinando aquí es:

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3 - 21/04/2015

Programas completos (15)
Clips

Los últimos 252 programas de MasterChef 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos