www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
3078813
Para todos los públicos MasterChef 3 - Programa 1 - 07/04/15
Transcripción completa

La acabo de armar buena.

¡Qué desastre! -¡Oh!

-¡Ay, Dios mío! Quien tiene virtud,

no tiene la opción de luchar.

Tiene la obligación de luchar.

Te voy a castigar de la manera más cruel

que pueda. Que te lo comas.

Es contundente a la boca.

Quiero veros en las cocinas en tres, dos, uno... ¡Ya!

¡Vamos! ¡Moveos!

¡Madre mía!

(TODOS) ¡Voy a ganar en la cocina!

Quedan solo cinco minutos. ¿Oído? ¡Sí, chef!

Mira, la estáis liando tal parda,

que me estoy poniendo muy nervioso.

¡Venga, venga! ¡Venga, venga!

Pero dale un poquito de mala hostia.

¡Aspirantes! Están empezando a llegar

los comensales, así que rápido.

¡Vamos a por ellos! ¡Venga, chicos!

No quiero ser malo. Se lo van a llegar

como que me llamo Jordi.

¡Madre mía, qué calor! -Venga, platos.

Me han pedido platos. Ya podéis rezar

al apóstol Santiago. No llegáis.

Os daremos tiempo extra, por supuesto.

Pero va a arder Troya. ¿Me explico? (TODOS) ¡Sí, chef!

Eres un huracán cocinando. Te mueves como pez en el agua.

Esto es lo que buscábamos. ¡Hum!

Qué mano tienes para la cocina. Gracias.

Un platazo.

El ganador de "Masterchef España" es...

¡Juan Manuel!

¡Vicky!

Esto es "Masterchef", el talent show de cocina

más emocionante de la televisión.

Nos hemos puesto en marcha por tercera vez

para lograr que los quince mejores cocineros aficionados

de España consigan su sueño:

entrar en las cocinas de "Masterchef".

Pepe, Samantha y Jordi han viajado hoy

hasta el centro geográfico de la península.

Desde allí, saldrán a buscarlos

hacia todos los puntos de España.

Solo aquellos que demuestren ansias de superación,

creatividad y un talento desbordante serán los elegidos.

Madrid, Barcelona,

Sevilla, Valencia, Bilbao.

No hemos dejado ningún rincón de España por recorrer.

Jamás se habían inscrito al casting tantos candidatos.

15 000 aficionados a la cocina con ganas de demostrar

todo su potencial. (TODOS) Yo voy a ser masterchef.

-No puedo elegir entre mis dos amores

Me quedaría el Barça, pero sin la cocina no puedo vivir.

Nuestros expertos culinarios han afilado

más que nunca su paladar para encontrar lo que buscan,

unos candidatos que a través de sus platos

serán capaces de transmitir quiénes son.

Hola. Me llamo Paul. Tengo 26 años.

-Hola. Me llamo Óscar. Tengo 65 años.

-Y somos suegro y yerno.

-Cocino mejor, porque tengo más experiencia.

Él hace cosas raras. -¡Seremos masterchef!

-Soy capaz de dejar mi boda por venir.

Dejarlo todo en manos de mis padres y de mi novio.

-Hago platos superespeciales, diferentes.

Unos sabores espectaculares. Y aquí estoy.

-Voy a ser la próxima masterchef.

Todo está listo para que los candidatos

de todas las partes del país demuestren cocinando

lo que llevan esperando tanto tiempo,

convencernos de que merecen una oportunidad.

Es la segunda vez que me presento.

El año pasado me puse nervioso.

Espero que este año no me pase igual.

Este año sí. (TODOS) ¿Quién será masterchef?

-Llevo la filosofía de la "punkcocina".

#Yo voy a ser masterchef.#

Candidatos muy diferentes unidos por un mismo sueño:

convertirse en el nuevo masterchef España.

Yo voy a ser masterchef.

-Estoy Medicina, pero mi pasión es la cocina.

Creo que todos venimos al mundo con una misión

y mi misión es salvar vidas o endulzarlas.

-He sido manager hasta hace poco de Pastora Soler.

Como ya sabéis lo que le pasó a ella,

ahora mismo me encuentro un poco que no sé decidir.

(AMBAS) Nosotras somos masterchef.

(MEGAFONÍA) Tres, dos, uno... ¡A emplatar!

Contaban con 20 minutos para emplatar

el plato frío que traían cocinado de casa.

Crema a base de frutos rojos.

-Chipirones exquisitos.

Están hechos con todo el cariño y toda mi paciencia.

-Salmón con leche de coco y curry.

Este es un plato ganador. ¡Es de "Masterchef"!

-Me encanta Jordi Cruz y yo estoy soltera.

A buen entendedor, pocas palabras.

-¡Manos arriba!

Finalizado el emplatado, los expertos culinarios

catan y valoran con exhaustividad cada una de las elaboraciones.

He hecho una panchineta y luego la he acompañado

con estas gominolas con mojito y fresa.

-Me quieres poner contento. -Te quiero alegrar la mañana.

-Lo he decorado así porque soy profesor de Bellas Artes.

Me gusta bajar el nivel cromático mucho.

-Es una especie de homenaje al flan de panceta de David Muñoz.

Es la segunda vez que lo hago. Espero que esté bien.

-Las cocinas de ahora, de la gente que hace

la cocina en diez minutos, no huele.

Cuando yo cocino, huele la calle entera.

Antes de comunicarles las conclusiones finales,

quisimos que compartieran su experiencia

con los que mejor la conocen,

los ex aspirantes de "Masterchef"

(APLAUSOS)

Un beso, por favor.

-Estoy emocionada de estar aquí.

Os voy a vosotros tan preparados.

-¿Lo habéis pasado bien en el programa?

-Sí. -Genial. Qué envidia.

-Muchísima suerte a todos.

Todos soñaban con recibir la cuchara

que les hiciera pasar a la siguiente fase.

Pero solo los mejores la consiguieron.

Enhorabuena. (GRITA)

-¡Para mi vitrina!

-¡Guau, qué subidón!

Es una oportunidad única para mí. Gracias.

-¡Sí! -Esta cuchara para mí significa

futuro para mis hijos. -¡Yo soy masterchef! ¡Sí!

-Mola muchísimo, tío, esta cucharita.

En la siguiente prueba, se valoraba su capacidad de reacción.

Nuestros culinarios prepararon una caja que escondía

un ingrediente sorpresa distinto en cada ciudad.

Madre mía. -Una, dos y tres.

-Bueno, chicos, a ver quién gana.

(TODOS) ¡Un, dos, tres! ¡"Masterchef"!

Es el momento en el que los candidatos

pueden dar rienda suelta a su creatividad.

Eso sí, tendrán que hacerlo en 45 minutos.

Nunca en mi vida había estado tan nerviosa cocinando.

-Soy una chica resolutiva y lo voy a sacar.

Totalmente. He cocinado en muchas peores condiciones

y con ingredientes más raros que estos.

-Esto me está quedando "chingonsísimo".

-Quedaros con mi cara porque voy a entrar en "Masterchef".

-Buenísimo.

Los expertos culinarios transmiten a los jueces

las valoraciones de cada plato.

Este es el que a mí me gusta. Eso es.

Tras una rigurosa deliberación, el jurado ya tiene

a los 50 mejores.

50 aficionados a la cocina que tendrán que aferrarse

con uñas y dientes a su cuchara de madera

si quieren convertirse en aspirantes a "Masterchef".

Esto es una pasada, tío.

Esta noche, el jurado decidirá quiénes de estos 50 candidatos

son los 15 que merecen llevar el delantal blanco.

Un sitio increíble. El sitio... yo estoy alucinando.

Ya por esto merece la pena venir.

-Es como en la tele. Entonces, es como... Es la tele.

Pero para eso, antes tendrán que enfrentarse

a dos desafíos culinarios que pondrán a prueba

sus conocimientos, su destreza y su capacidad de reacción.

El ver a los jueces ha sido impresionante.

Tengo ganas de saludarles. Decirles: "Te adoro. Te quiero".

-Yo no soy muy dada a emocionarme y, de repente,

por un nanosegundo: "Me van a saltar las lágrimas de verlos".

-¡Guapos!

Bienvenidos a la penúltima prueba de casting

de "Masterchef".

Voy a triunfar en "Masterchef".

Mis padres me matan si no paso la prueba.

De todos vosotros, solo algunos pasaréis

a la siguiente fase, en la que tendréis el privilegio

de cocinar en nuestro templo gastronómico,

que son las cocinas de "Masterchef".

(APLAUDEN)

Aquí os vais a enfrentar a una nueva prueba.

Si la pasáis, estaréis más cerca de conseguir vuestro sueño.

Pero olvidaros de todo por lo que habéis pasado,

porque aquí y ahora empieza el casting de verdad.

Agudizad el ingenio porque ahora viene

lo más complicado: convencer convencer al jurado de "Masterchef"

(TODOS) ¡Oh!

-Los jueces impresionan. Claro. Esto ya es real.

No es lo mismo verlo como concursante que como espectador.

Preparaos bien porque os vais a enfrentar a un reto tan grande,

que nuestro supermercado patrocinador

no ha podido traerlo de otra forma.

Como he visto todos los programas y he visto

que siempre vais dando sorpresas, me he imaginado

un monstruo de tres cabezas. No tengo ni idea.

(EXCLAMACIONES)

-El pollo parecía "Lluvia de estrellas",

que iba a salir Bertín Osborne por ahí.

Yo no sé qué iba a interpretar el pollo.

-Esperas encontrarte con las zanahorias, las cebollas.

Y te ves un pollo que baja majestuoso

y parecía un artista bajando las escaleras de una revista.

(APLAUDEN)

Os presento a nuestro amigo el pollo.

Parece poca cosa, humilde, ¿verdad?

Pero es un alimento muy muy grande,

por dos motivos muy importantes.

Primero, porque es el ave más abundante del planeta.

Segundo, la proteína más cocinada en los restaurantes del mundo.

Y si este jurado tiene algo claro,

es que si no sabéis cocinar un buen plato de pollo,

tampoco serviréis para entrar en "Masterchef".

Candidatos, este será vuestro reto:

preparar un espectacular plato de pollo.

Para eso, en nuestro supermercado tenéis un pollo para cada uno,

además de todo lo necesario para elaborar

la creación que nos impresione,

la que os haga aferraros a esa cuchara

y os acerque un paso más a las cocinas de "Masterchef".

Tenéis 60 minutos para cocinar

y solo tres para ir al supermercado.

El pollo se me da francamente bien.

Tengo unas recetas pensadas,

que teniendo los ingredientes, puede quedar muy bien.

Lo que tengo que hacer ahora es arriesgar.

¿Queréis ser un aspirante de "Masterchef"?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues el tiempo comienza

en tres, dos, uno. ¡Ya!

Pollo de corral.

Candidatos, no os olvidéis del pollo.

Ven, guapo, para la cazuela.

Acordaos que no podréis volver al supermercado

y no os podréis prestar ingredientes entre vosotros.

¿Entendido? (TODOS) ¡Sí, chef!

-¿Dónde está la cebolla? -Aquí.

Candidatos, último minuto.

¿Esto es perejil?

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno.

¡Tiempo! ¡A cocinar!

Lo del pollo, no es que me lo esperase, pero...

como mucho pollo.

-Vámonos que nos vamos con el pollo, hijo.

-Voy a hacer un pollo agridulce, al vino tinto.

Creía que había cogido soja y era vino tinto.

-Voy a hacer una ensalada con pollo en escabeche.

Es algo diferente. No sé si los compañeros

también tirarán por esa parte. Como es una cocción lenta,

a lo mejor han pensado hacer algo rápido.

-Estoy haciendo un guiso de pollo con un poco de vino.

Así básico. Sobre todo, que tenga

una buena cocción el pollo y que tenga saborcito.

-Soy ultrafanático de este programa.

Me pasé cinco minutos desorientado, mirando el supermercado,

porque todavía no me creía que era yo el que estaba dentro,

como si estuviera en el sofá.

-¡Ojú, chiquillo, cómo huele aquí de bien!

¡Joder! ¡Qué calidad!

-Después de pensar mucho rato, voy a intentar hacer

una especie de teja de queso

con los ingredientes de una fajita mejicana.

Creo que me va a salir bien y va a estar rico.

-Estoy marinando la pechuga en mostaza,

un poco de jengibre. Y lleva algo de especias,

marroquís, de mi país. Y estoy orgulloso de ello

y lo voy a plasmar en la cocina.

-Mi afición en la cocina empieza a los 16 años.

Empecé con unos espaguetis a la boloñesa y tal.

Y cuando estuve en el Ejército,

fue cuando tuve que hacérmelo, sino como en el bar.

Candidatos, acabáis a consumir los primeros 30 minutos.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

Si de verdad aspiráis a convertiros en un masterchef,

más os vale acostumbraros al tictac del reloj.

Para mí entrar en "Masterchef" supondría un sueño,

porque es el segundo año que me presento y creo que es

mi momento, que estoy en la mejor edad

con la mejor predisposición para lo que se presente.

¿Qué tal, Dylan? Me da un miedo cuando te veo...

Y no lo has visto de cerca.

Los jueces mejoran mucho en directo,

pero me han parecido un poco más pequeños.

¿Le has puesto vino? Sí.

¿A qué huele? A vino.

A vino crudo.

¿Qué edad tienes, Sergio?

¿Por qué te has apuntado a "Masterchef"?

Porque la cocina es lo mío. Es mi pasión.

¿Cuál es la receta? Estoy haciendo de base

una espinacas y pondría el pollo a la mantequilla,

que está marinado y de salsa una chimichurri.

A ver qué sale. Suerte. Gracias.

-Me habéis puesto al lado de los chicos más altos.

Y yo la más pequeña. Eso no vale.

¿Qué estás preparando? Estoy preparando una pechuga

rellena de verduras, un poquito de jamón,

queso para que le dé jugosidad.

Y luego, le he hecho una salsita con manzanas, cebollas.

Hay cositas que pulir. A ver si tienes suerte

y te podemos pulir. Gracias.

¡Candidatos, últimos diez minutos!

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

-En la cocina es como todo en la vida.

Esto es un conjunto de cosas

y ese conjunto es el que va tirando para adelante.

Si te despegas por algún lado...

Pero si vas en conjunto para adelante,

vas cruzando tú entero, ¿sabes?

¿Qué tal? Bien.

¿Qué haces? Pollo al jengibre con pimentón.

¿De dónde es? Me la acabo de inventar.

¿A qué te dedicas? Soy pedagoga.

Pedagoga. Y aparte, soy política.

Trabajas en política. Llevo en política desde los 18.

¿Pero de ministra, de alcaldesa? Soy concejal en la oposición.

Y he estado en Juventudes Socialistas a nivel nacional.

Mucha suerte. Gracias, hombre.

-Vengo aquí para ganar y demostrarle a mi padre

que dejé Arquitectura, era para demostrar

que esto se me da bien y de que puedo tener

un futuro en el mundo de la cocina.

¡Candidatos! Últimos cinco minutos.

¿Oído? (TODOS) ¡Sí, chef!

¡Vamos! Deberíais tenerlo ya terminado.

Hacerlo bonito, buen emplatado y, sobre todo, que sepa bien.

-Estoy muy nervioso. No sé.

Espero que todo vaya según lo planeado.

-Tengo suficiente talento para estar

en "Masterchef" y mucho más.

Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno.

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(APLAUDEN Y VITOREAN)

-Creo que me merezco entrar en "Masterchef", porque es

un sueño pendiente que tengo.

Es una lucha. Realizarme personalmente.

Y... Me ha costado mucho estar aquí,

dejar a mi hija, a mi bebé.

Y me gustaría muchísimo entrar.

Los 60 minutos de cocinado han terminado.

Ahora el jurado catará todos los platos

para poder decidir qué candidatos merecen pasar

a la última prueba en las cocinas de "Masterchef".

Antonio, ¿qué tal? Buenas noches.

Bien. Un poco nervioso. ¿Sí?

Sí. ¿Por mí?

Sí. Eres muy guapa ¿Qué has hecho?

Pollo con arroz y verduritas "aka" paella.

¿Estás satisfecho con el resultado o no?

"Pichí pichá".

Hemos intentado salvarlo.

-He hecho conejo al ajillo. Es el de toda la vida,

el que me ha enseñado mi madre.

Y con pollo no has hecho nada.

¿Perdón? Has hecho conejo al ajillo.

¡Ay! Perdona. Me he equivocado.

Lo siento. He hecho pollo al ajillo.

Ah. Ahí estamos.

Tiene una potencia como de curry o algo así.

¿Qué tiene ahí, que le pega?

Se me ha ido la mano con el curry.

La mano dices... Se te ha ido el bote.

Le puse muy poquito.

¿Tú eres botánica? Es que como se me mueren todas

en casa y las he visto, he dicho: "Aquí las pongo todas".

¿Crees que todas las flores

se comen? No tengo ni idea.

¿Y por qué las pones? Estas se comerán.

No hay mejor prueba... Que me la coma.

Claro.

Dale. Hum...

¿Qué tal? Un poco ácida.

No repites, ¿no? Tómate otro.

Tengo más. Tengo un jardín ahí entero.

Jardinera.

Receta médica. Visto para sentencia.

He antepuesto un poco la cocina a la medicina

y aquí en este cuatrimestre de cinco exámenes,

me he presentado a dos, pero con buena nota también.

¿Qué nos has cocinado? Un plato que sale

del siglo XV de la "Celestina". Ah.

Ya le digo yo que no está hecho.

Bueno, también le llamáis tortilla desestructurada

a una tortilla sin terminar.

Te ponen la patata, te ponen el huevo

y dicen "desestructurada". No. Es sin terminar.

Tengo mis dudas. Pero bueno.

Cuéntame cómo se llama tu plato. Samantha.

Samantha. El pollo a la Samantha.

¿Por qué? Es muy dulce.

¡Huy, huy, huy! Era para que no me criticases.

Si se llama como ella... Vas a intentar seducirme.

Así es. Bien. Cuéntame de dónde

te viene la afición a la cocina.

Siempre me ha gustado cocinar, comer bien.

Cuidarte, ¿no?

¡Guau!

Comes este tipo de comida.

Lo digo para comer yo lo mismo. Claro, claro.

Pues muchas gracias. De nada. A ti.

Quiero entrar en "Masterchef" porque realmente quiero

un cambio de vida. Estoy muy a gusto

con la venta ambulante, pero me gusta más la cocina

y es a lo que me quiero dedicar.

Antes de nada, ¿tú siempre cocinas

con este gorrito tan bonito? Sí, sí.

¿Y en verano también? También.

Vamos a ver el plato.

La manzana está rica. La mostaza le queda bien.

¿El tema de la pajarita? Sí. Es el delantal de mi padre.

Me lo he puesto y me ha dado suerte.

Cuénteme usted qué ha hecho. Yo lo he bautizado

como "yellow subpollin".

#Yellow "subpollin". Yellow.#

Me lo he imaginado. ¿De dónde eres? De Sevilla.

¿Y a qué te dedicas? Técnico de laboratorio.

¿Estás así en el laboratorio? Esa guasa todo el rato.

Échale a la probeta. Que suba.

¡Échale al otro!

No. Pero de electrónica. Ah, de electrónica.

Pensaba que era en un laboratorio. Son voltios y esas cosas.

Ah, bien. Alguna vez te ha pegado el chispazo.

No me digas que no. Me ha pegado tela.

Candidatos, ahora vais a ir abandonando estas cocinas.

Algunos lo haréis con vuestras cucharas

y eso significa que nos vemos

en la última prueba, la definitiva.

Otros, en cambio, la dejaréis en esa caja que tenéis detrás

y vuestra aventura en "Masterchef 3" habrá terminado.

Creo que tengo intuición.

Me gustaría ganarme la vida de esto.

Igual que una vez dije que no

al Ejército, digo que sí a la cocina.

Candidatos, de los platos que yo he probado,

están eliminados...

Eva,

Sergio Cebrián,

Carmen López, Ximena y Esther.

De los candidatos que yo he catado,

solo hay un persona que no continúa.

Yaiza Ramos.

Me he sentido decepcionada.

Y encima, fui la única de toda la tanda de Samantha.

Es como más frustración, porque parece

que es el centro de atención del resto.

No continúan en el proceso de selección de "Masterchef 3"...

Melchora.

Mi familia se va a decepcionar un poco.

Lo siento mucho. Ya le daré otra alegría.

Jorge,

Fabio,

Sonia,

Alba,

Andrés, Iván

y Carlos.

Para mí, esto no supone el final de un sueño

porque los sueños son mucho más grandes.

Por otro lado, pasan a la última prueba:

Fernando,

María, Sergio Salvador,

Miguel,

Susana,

Alberto,

Abel,

Kevin

y Mila.

Creo que lo tengo más cerca,

como si hiciera así y lo cogiera para mí.

Antonio, Carlos,

Dylan, Alma,

Mireia,

Pablo, Víctor

y Nirmala.

La adrenalina que te sube tiene que salir de la boca.

Dices: "¡Buah!". Me dirías: "¿Y qué?".

"¡Buah!". No puedo decir otra cosa.

Rafael, Raquel,

Marta, Antonio,

Sara.

Aunque es la última, es cuando sufres más,

porque estás viendo quién pasa y quién no.

"Este que pensaba que pasaría no ha pasado".

Y, después, a ti dices: "Bueno, ¿y a mí qué?".

Y Andrea.

Mira que yo intento no llorar, ¿eh?

Pero es que la emoción de la tensión que llevaba dentro

de "a ver qué será". (MURMURA EMOCIONADA)

(RÍE) ¡Me subo las escaleras!

No tengo ni idea de lo que va a pasar,

nos han dejado aquí a unos cuantos en el limbo,

no sé realmente qué va a pasar conmigo.

Está el cielo, para los que han pasado directamente

a la siguiente fase,

y el infierno, para los que hoy han dicho adiós.

Vosotros estáis en el purgatorio.

Alguno de los 13 que quedáis aquí,

por mí, estaríais, directamente, dentro del programa,

pero mis compañeros del jurado necesitan catar vuestros platos

para estar más seguros.

Otros os marcharéis después de esta última cata

que vamos a hacer de manera individual.

Preparad vuestro plato que nos vemos ahora mismo.

No sé si voy a pasar o no voy a pasar,

llegar hasta aquí me parece todo un logro,

nunca diría que, aunque me vaya ahora mismo,

que me voy al infierno, jamás.

Es muy difícil decir adiós al sueño de "MasterChef",

pero ni los candidatos que se acaban de ir,

ni los que lo harán después de esta cata,

se marchan con las manos vacías, todos se llevan

un mes de suscripción gratuita

en la Escuela Online de MasterChef

para que sigan cocinando.

Hola, buenas noches. Hola, ¿qué tal?

¿Qué queréis que os diga?

Bueno, yo ya he probado tu plato, me has comentado que era una receta

pues que tenía un origen medieval. Sí.

¿Tú qué piensas de la cocina moderna?

¿Tú qué quieres que te cuente que me recicle ahora a mi edad

y te diga que toda la cocina nueva es una maravilla?

Yo he comido en restaurantes

que he pagado por un plato, ni te digo, y, cuando he salido,

digo: "¿Dónde hay un sitio para comprarme un bollo de pan?".

Yo como Pepe. Esta señora ha comido en tu casa.

(RÍEN)

Le he pillado con el soplete ese de fontanero por ahí

prendiendo fuego a toda Barcelona. Yo te voy a decir una cosa,

en casa de nadie como yo una espuma,

porque, cuando yo era pequeña, la espuma la hacía la lavadora,

que no eran automáticas,

había que empujarla y quedaba la espuma.

Y yo no me como una espuma porque no.

Cómo sabe usted. ¡Hombre!

Con criterio, ya está bien que entre alguien con criterio.

¿Qué quieres que te diga?

María, me está entrando un calentón un poquito, ¿eh?

Mira, hijo, esto es un concurso,

yo vengo a concursar,

no a nada más. ¿Qué haríamos si te damos

un sifón y un Roner para hacer un plato.

Pues, fíjate,

si la portera de mi casa,

que no sabe hacer una tortilla de patata,

que le llama tortilla de bar,

le pusieron los hijos uno en Navidad

y lo sabe funcionar, yo te digo a ti

que hago hasta una catedral con el sifón.

Bueno, pues...

Voy a probar su plato. Pues, hala.

Entre cocineritos modernos

de estos con el sifón, el soplete y todo esto.

Que te digo que yo también. Yo me estoy desviando.

Estoy empezando a comer ensalada, me lo como ya por las noches

acompañando a los callos. O sea... ¡Terrible!

¿Dónde voy a llegar? Escucha, no vayas para peor.

¿Usted sabe el hambre que he pasado yo de pequeño?

Esto me sabe a gloria.

Y solamente el repasito que le ha pegado usted

allí, al de allí atrás... (RÍE)

Yo estoy contento ya.

Muchas gracias. A vosotros, a vosotros.

Me has conquistado,

desde el principio. Muchas gracias.

Me gusta tu energía, me ha encantado tu plato,

cocina tradicional, rica,

así que te voy a dar un sí.

Muchas gracias.

Qué cara, pero si crees que me impresionas...

No, no, no, estaba pensando en mis cosas,

no le miraba a usted. Tú sigue con la dieta

que estás guapísimo.

Es más lista que los ratones "coloraos"

y tiene experiencia... Tengo 70 años, no te equivoques.

Usted tiene experiencia, no tiene edad, experiencia

y ganas de vivir. Sí creo que usted quiere la vida

y "MasterChef" es para gente que quiere, no solo eso,

sino también descubrir una profesión.

Yo le doy un no.

Muy bien, y yo encantada. Está la pelota en mi tejado.

Pues, hala. Me ha dicho que, hasta aquí,

usted lo había pasado bien. Y lo seguiré pasando viéndoos,

encantada pero, vamos. Es que yo quiero

que lo siga pasando mejor, y me encantaría

que lo pasase muy bien, y yo lo voy a pasar

a su lado muy bien porque le vamos a dar morcillas a Jordi.

Y me gustaría verla en la siguiente prueba.

Muchas gracias. Con lo cual,

para celebrar que está aquí con nosotros

y que pasa a la siguiente prueba, tiene que bailar algo conmigo.

Canto como las almejas. "Pero bailo fatal".

Bailo como Moby Dick,

pero recito de maravilla. Venga.

"Lo mataron en Granada una tarde de verano

y todo el cielo gitano recibió la puñalada.

Hasta que...".

Haga usted el favor de bailar. (RÍEN)

No hay nadie que tenga más entusiasmo que yo

aunque tengan muchísima menos edad que yo.

-Hola. Hola, Lidia.

Hola, Lidia.

He hecho un pollo con almendras y jengibre,

unas shiitake y unos tallarines de berenjena.

Lidia, ¿a qué te dedicas?

Soy nutricionista. Nutricionalmente,

¿cómo está tu plato? Pues...

Rico en fibra, vitaminas, minerales, grasas poliinsaturadas

ideales para personas que tengan el colesterol elevado,

personas con estreñimiento, obesidad.

¿Tienes familia? ¿Tienes hijos? Casi.

¿Casi? Nada, que viene uno en camino.

Oye, enhorabuena. Enhorabuena.

Enhorabuena. Hace dos semanas justo,

cuando se me notificó que había pasado

la última fase del casting, supe que estaba embarazada.

Doble buena noticia. Yo, como soy un partidario

de la nutrición, como bien sabes, ya...

Es verdad, antes me comía un plato de callos

a la una de la mañana y esto lo he desechado,

ahora me como medio solo. Si tú, cuando nazca ese bebé

que viene en camino, ¿le vas a tratar así de estricto?

¿Por qué dices estricto? Que si no le vas a dar

un bocata de chorizo. En mi casa no entra el chorizo,

pero no va a echarlo de menos si en su casa nunca hubo.

Qué infancia más triste. Triste para alguien que

se acostumbró de niño a comerlo. Se acostumbra a lo bueno,

¿No le vas a dar? Bueno para ti,

que te acostumbraron. ¿Para mí?

Para millones de personas, gracias a Dios.

Personas que se criaron así.

¿No le vas a dar chorizo a tu hijo? En mi casa no entra el chorizo,

yo hago la compra. ¿Chocolate?

En mi casa no hay chocolate. Hay algo ahí que me...

¿Me entiendes? Me corta el circuito.

¿Por qué? Pues porque...

¿Está reñido comer sano con cocinar?

Yo no lo pongo en duda, pero, eh...

Yo en mi casa no tengo chocolate, no tengo chorizo, ¿me entiendes?

Una cosa es lo que yo haga cada día en mi casa

y otra es cuando voy a cenar fuera, a casa de amigos.

Has dado en la clave. Claro.

Porque nosotros cocinamos

de una forma hedonista,

porque quiero que vengas a mi casa a disfrutar,

vienes una vez. Partes de un concepto erróneo,

que comer sano no es disfrutar. Me encanta que le digas

que hace algo erróneo. A Pepe de pequeño

no le ponían chupete, sino un palillo con chistorra.

Entiendo que se puede disfrutar en un restaurante vegetariano,

claro, ¿en un asador de carnes no puedo disfrutar?

Sí. Pues disfrutar, sí, claro.

Claro. ¿Y?

Y me he comido 370 gramos o 970 gramos de un chuletón,

con patatas fritas.

¿Y si no te comes un chuletón no puedes disfrutar?

En un asador no, estoy obligado, por eso voy a un asador.

Vamos a probarlo. Lleva muchas verduras,

no sé si te gustará. Yo como de todo.

(RÍE) ¿Sí? Bueno... No tengo ningún problema.

Me encanta todo.

A mí este plato me encanta,

pero no me parece un plato, me parece la guarnición.

Esto sería una muy buena guarnición de un chuletón de a kilo.

¿Comes plato único o dos platos?

Hombre, dos platos.

Está hecho, a lo mejor con una pizquita de grasa menos.

Sí, sí, sí, estoy de acuerdo.

(MURMURA) Qué malo.

Bueno, yo ya he probado tu plato,

pero quiero hablar contigo. Vale.

Me han dicho que no tienes buena impresión de mí

como miembro de este jurado, ¿es así o no es así?

Eso es sacar las cosas de contexto.

Este maravilloso plato,

que es muy bonito, ¿o no? La presentación.

No. Bueno, pues te voy a dar un reto,

te voy a poner este plato de aquí

y quiero que me lo vuelvas a emplatar, es decir,

con estos elementos, tienes 30 segundos

para hacerme un plato digno de entrar en este programa.

Vamos a ver, porque ahora está todo mezclado.

Te quedan 10 segundos.

Tres,

dos, uno...

(MURMURA) Lo que me ha dado tiempo.

¿Qué pasa si te lo valoro? ¿Vas a aceptar mi valoración?

Siempre.

Muy bien. (RÍE) Por Dios.

Como yo no entiendo nada de nutrición

y esta receta iba sobre pollo. Sí.

Y, después de levantar 300 gramos de almendra,

aceite de oliva, berenjena,

casi me encuentro un trozo de pollo,

te voy a dar un no.

Bueno. Me gusta mucho la nutrición,

me encanta que discutas, me encanta la gente guerrera,

a "MasterChef" le encanta hablar de disciplinas asociadas

con la cocina y nos puedes aportar mucho,

y creo que cocinas bien. Yo te doy un sí.

Ay, gracias, qué guay.

Todo se ha quedado en mis manos al final.

Ya, me lo imaginaba.

Te espero en la próxima prueba, te voy a dar un sí.

¡Gracias!

Gracias, Lidia. Gracias, gracias, gracias.

-Buenas tardes. Hola, Carmen.

Hola. ¿Qué tal?

Nerviosillo. Bienvenido.

Gracias. ¿A qué te dedicas?

Doy cursos de comunicación para guías

del Patrimonio Cultural y Natural.

Tus padres, que estarán encantados de que estudies Medicina,

mi hijo es médico, ¿cómo lo llevan?

Llegué al casting y me vieron en la tele

porque me entrevistaron, fue un shock;

ahora se lo tomaron bien y creo que me apoyarían.

-Anteriormente fui militar y ya me fui a la hostelería.

En el Ejército cocinaba yo. Tengo una anécdota curiosa

de unos garbanzos muy picantes. ¿Viven tus compañeros?

(RÍEN) -Sí, sí, sí, que yo sepa sí.

-Para mí es una pasión, ¿sabes?

Es el lema de la casa: "Cocina o muere".

-Llevo el desinfectante en el bolsillo.

Tienes un puntito Sheldon Cooper...

Gracias. ¿Tienes familia?

Vivo con mi pareja. -Soy dos veces divorciada.

-Siempre le pregunto: "¿Qué quieres para comer?".

-Tengo padres, amigos... -No tengo hijos,

decidí, en cierto momento,

ser una "no mum". -Novia casi.

Voy a probar tu plato.

Es un pollo al ajillo. Le he hecho un nido de patatas

y, de guarnición, un tomate cherry con albahaca

y aceite balsámico. -Vienes a visitarme, Samantha.

En las entrevistas dije que tú eras mi favorita,

que estabas infravalorada. En todas las pruebas siempre

está uno con el equipo rojo, uno con el azul

y tú estás por en medio, me sabe mal.

Yo estoy por encima de todo.

El pollo lo he marinado con salmuera previamente.

Lleva unos frutos secos

y esto un alioli suave con agua de tomate.

-Es un risotto de vino blanco, gambas y frutos secos

con pollo sofrito con el jugo de las gambas

y decorado con eneldo y flores.

La idea es buena,

el plato está rico.

No es un rancho militar ni mucho menos.

Gracias.

Cuéntame un poquito tu historia. Yo, desde pequeño,

he estado en un internado, desde un año hasta los 19,

que me fui al Ejército. ¿No has conocido a tus padres?

Mi madre, sí... Intentó hacer lo que pudo,

pero nunca pudo estar conmigo, por así decirlo,

y a mi padre ni lo conozco, no sé quién es.

Y con eso que nos estás contando, la vida militar que es dura,

el orfanato y tal, sonríes como un demonio.

Sí, estoy alucinado. A veces lo he pensado

y siempre he dicho que no he conocido otra cosa,

y siempre me he sentido contento.

(RÍE)

(TELÉFONO) ¿Dígame? -¿Mami?

-¿Sí? -Estoy rodeado

de Pepe, Jordi y Samantha. ¿Usted se imagina

que le dejamos entrar a la siguiente prueba

y no acaba esa carrera de Médico?

Hombre, yo... Lo que quiera él, es su futuro.

La verdad es que

el plato está...

¡Buenísimo! (RÍE) ¡Ah, qué bien!

Mil gracias, de verdad.

Si alguien merece estar o probar esta oportunidad, eres tú.

Tiene mucha suerte porque está en la última fase del casting.

-¡Oh! -¡Gracias!

-¿Puedo salir a abrazarte o no?

Puedes hacer lo que quieras conmigo.

(MURMURA)

Carmen, por favor. ¡Ay!

-Si quieres, para ti. Te recojo el guante.

Me lo voy a guardar y, si todo va bien, diré:

"Me lo quedo" si no, te lo devolveré a ti.

Gracias. Adiós.

-Muchas gracias.

Yo he tenido una infancia complicada,

pero de todo se puede salir. Un día lo ves negro, negro, negro,

y llega un día que ves lucecitas, que es lo que te mueve el corazón

y te hace sacar esa sonrisa.

"MasterChef" puede ser mío.

Hola. Hola.

Cristina, ¿a qué te dedicas?

Pues, durante toda mi vida,

lo que he hecho es ser camarera y modelo de publicidad.

¿Tienes claro, claro, que te quieres dedicar a la cocina?

Clarísimo, vaya. Sí, de hecho, no he estado

en cocina porque no me lo han permitido,

pero ya he hecho entrevistas

para entrar en una cocina para aprender como pinche

y me han tirado para la barra o la sala.

¿Y cuál ha sido el problema para no entrar en una cocina?

No tengo ni idea.

Elección de los jefes.

El problema es que no has apostado tú por ti misma.

Puede ser, si hubiese puesto más empeño.

Tenías que haber dicho: "Entiendo que soy mona,

la sala es interesante, un gran oficio,

pero me emociona la cocina". Eso tenías que haber dicho.

Están las cosas muy difíciles como para ponerle cara a un jefe

y decirle que no trabajo. Yo era camarero

con 14 años y yo se lo dije: "Yo soy cocinero".

Ajá, bien que hiciste, eso me falta a mí todavía.

Y ese es mi error, que tengo que plantar cara

y decir que lo que quiero es entrar dentro de la cocina.

Ay... Esto es un plato de cuidar la línea, me parece bien.

Muy sanote. ¿Verdad?

Cebollita, zanahoria, berenjena, pollo...

Está como muy plano.

¿Está rico? Sí. ¿Está muy vegetal? Sí.

Pero parece que lo he comprado en un sitio así de estos

de "no cocino y me lo llevo a casa".

Ajá. Uh...

¿Dónde vas, dónde vas? Quieta, Cristina, tranquila.

Pensaba que me tenía que marchar ya.

No lleves prisa, por favor.

Tú no te vayas, que falto yo.

Uh, haría falta un punto de algo, no acabo de verle...

Pido más. Veo que lo primero

que deberías hacer es ser tú quien apueste por ti.

Mi respuesta es un no.

Lamentablemente, tienes que dejar tu cuchara, Cristina.

Cristina, lo sentimos. Gracias.

Gracias a vosotros.

Llegar hasta aquí y no entrar, pues...

Da un poquito de apuro, ¿no?

Pero bueno, ¿qué le vamos a hacer?

¿Qué tal, Sally? Muy bien.

He visto que tienes experiencia, ¿no es así?

La de casa, la de cocinar todos los días

para mi marido y mi hija.

A ver, mi madre es cocinera, entonces, a ver,

nunca me ha enseñado ella. ¿Por qué?

Porque no... no hemos...

No hemos convivido juntos prácticamente.

Me han criado... A mí me han adoptado mis tíos.

La primera vez que hice un huevo frito fue a los ocho años

y me sabía a gloria, a escondidas de mis tíos.

¿A escondidas? ¿Por qué? Ese día había lentejas

y no me gustaban mucho y, entonces, lo típico:

"Ah, ¿no has comido? Lo vas a merendar".

"¿No lo meriendas? Te lo vas a cenar

y, si no, lo desayunas". Mientras dormían la siesta

me levanté, no había comido, hice mi huevo frito

y me lo comí a escondidas. Eso fue maravilloso.

Ha sido mi infancia un poco dura porque, claro,

no es lo mismo que seas hijo a que seas sobrino.

Yo estaba en Paraguay viviendo con mis tíos,

vuelvo a Argentina, y conozco a mi madre,

y ella veo que es cocinera,

es cuando empiezan, realmente, a despertarse las ganas de cocinar.

"Esto está guay", y empiezo a experimentar.

Ahí nace mi pasión por la cocina.

¿Con tu madre? Con mi madre, sí.

¡Bueno, sigue, sigue, hija, porque me dejas así a medias!

Tuvimos una trifulca, yo me fui de casa

y empecé a trabajar en un lavadero de coches.

Luego, conocí a una señora que fue con la que, realmente,

me crié posteriormente, que era mi tutora, Sarita.

Ella fue la que me enseñó a cocinar.

Ella me ayudó, empecé en una escuela de gastronomía,

que ella me la estaba pagando,

hasta que le dio un cáncer y, cuando se murió,

todo se fue otra vez al... Al garete.

Antes que ella muriera, me decía que le hubiera gustado

que yo viniera a Europa a explotar este, bueno,

ese don que tenía, y ahí estoy. No fue una infancia muy feliz.

Ya, bueno. A mí me gustaría muchísimo, vamos,

que mi hija jamás tuviera que pasar así

de lo que yo he pasado en mi infancia.

Yo siempre he tenido tres retos en mi vida:

Tener una hija con la persona de la que estaba enamorada,

me he enamorado, estoy enamorada. No te olvides de Sarita.

No, jamás, a esa la tengo ahí.

A esa la tengo ahí pero... Bien lo sabe ella.

Bueno, pues intentaremos a ver si en ese sueño

te podemos echar una mano, pero tenemos que probar, ¿no?

Pues es una pechuga rellena que le he puesto, eh,

setas, espinacas, eh, un poquito de queso

y orejones. El plato está

bastante bien trabajado, hacer un pollo relleno

perfecto el relleno, en el tiempo justo

que habíamos dado, con tanta gente y tal,

pues su mérito tiene, antes de probarlo.

Interesante tu plato. Gracias.

¿No has hecho ninguna formación?

Fui a un curso de cocina española básica

en el Cordon Bleu. ¿En Cordon Bleu?

Yo sí veo ese talento heredado de mamá,

por mí sí que te dejaría entrar en "MasterChef".

Coge tu cuchara, estás en la última prueba.

(LLORA) ¿Os puedo abrazar? Claro.

Aprovéchalo, que te he dado una oportunidad, ¿eh?

Suerte.

Sarita, si me hubiera visto ahora mismo,

sería la más feliz del mundo. Ella siempre me decía

que, algún día, yo me iba a ir a Europa

y me iba a perfeccionar en la cocina.

No solo lo hago por Sarita, también mí, sobre todo por mí.

-Buenas.

Sergio, ¿a qué debemos ese delantal tan sugerente?

Para que me conozcáis ya del todo, no quiero ocultar nada.

Te desnudas ante nosotros. Eso es.

¿Y a qué te dedicas? ¿Cuál es tu oficio?

Soy cantante de una banda de versiones de rock.

¿Y se te da bien? Eh, bueno, un poquito mejor

que cocinar, pero no mucho mejor. (RÍE)

Tengo un sexshop online. ¿Cómo?

¿Eh? Un sexshop.

Y yo que siempre quise poner en Illescas una tienda de esas.

¿Se puede franquiciar? (RÍE)

No, no. Bueno, allá voy.

Carmen, cuéntame ¿qué has hecho?

He hecho un pollo en escabeche.

Lleva esparraguito, lleva ajo tierno,

cebolleta, unos tomatitos cherry...

En último momento, le añadí el pollo que,

por otro lado, había sofrito aparte.

-Esto era un pollo al curry

relleno de verduritas en salsa de coco,

pero no me dio tiempo a coger la leche de coco

para poder preparar una buena salsa,

y me he quedado con el pollo sequillo.

Si tú no tienes lo que quieres, cambia de plato.

Un plato no puede quedar seco.

Hay un vinagrazo... Ajá.

Con el escabeche hay que cuidar el vinagre,

que el vinagre no esté muy... (PEGA UNA GOLPE)

Fuerte. Me resulta un poco agresiva.

Vale, gracias, chef.

Le falta chispa, le falta un poquito de alegría,

le falta algo, que me cuente cosas.

Se me presentan en cocina con ese delantal y se lo comen.

(RÍE) Lo siento, chef.

Creo que tu nivel no es el suficiente

para pasar a la siguiente prueba de "MasterChef".

No, te doy un no.

Es cuestión de ser consecuente, en este caso, y es un no.

Gracias.

Deja tu cuchara, por favor.

Me encuentro un poco desilusionado, digamos,

triste.

-Hola, muy buenas. Hola, Mustafá.

Yo ya probé tu plato,

ahora quiero que lo hagan Pepe y Jordi.

Vamos a probarlo.

Pues cuénteme usted qué es esto.

Pollo marinado en mostaza,

con menta, limón.

Espero que le guste.

Muy sutil, muy agradable la combinación,

el plato está muy bueno. Muchas gracias.

Mustafá, vamos a probar.

Gracias.

Mustafá, yo ya había probado tu plato,

pero te quiero poner a prueba.

Espérame aquí. Perfecto.

Uf...

Dios mío, qué prueba va a ser.

Quiero que me deshueses este pollo.

¿Te ves capaz? Voy a intentarlo.

Aquí tu cuchillo. Deshuesarlo.

Sí. (MURMURA)

A ver, Mustafá, cuéntanos, ¿de dónde vienes?

Pues vengo de San Sebastián, de Irún precisamente,

soy de origen de Marruecos,

soy licenciado en Biología en Lyon, en Francia.

Y, luego, volví aquí, empecé con la vendimia,

ahora regento pues un comercio de bebidas,

me gusta beber buenos vinos.

Para mí, mi felicidad es la cocina,

¿por qué? Te puedo contar que... Sigue con el pollo, sigue con él.

El pollo.

Resulta que la cocina para mí,

hacer feliz a una persona que entra a una pieza...

Eh, una pieza en crudo, que la sacas a un plato

y haces feliz al cliente, para mí...

Y, luego... El pollo.

Pollo. Perdón.

Mi ilusión es montarme mi propio negocio,

un restaurante y donde puedo plasmar ahí

mi cocina árabe con la europea,

y que sea... Que sea feliz, ¿eh?

Lo vas a hacer si terminas el pollo.

Si terminas, sí.

No va a ser este mes.

No va a ser este mes, no sé si vamos a acabar.

¿Cómo lo llevas? ¿Sabes lo que pasa?

Que nunca he deshuesado un pollo.

Mustafá, yo te doy un sí.

Pues agradezco por lo que haga falta.

Yo creo que tienes muchas cosas que son buenas,

hombre, me gustaría un poco más de chispa en esa cocina marroquí.

Por supuesto. Si confiáis en mí,

yo soy una persona... Claro que voy a confiar en ti,

de momento, yo te voy a dar un sí. Muchas gracias.

Coge la cuchara, el pollo, los trastos...

Muchas gracias. Gracias.

Gracias, Mustafá. Gracias.

Oh...

Gracias a este pollo...

Me lo comería, no sé, crudo o asado.

Gracias a este pollo estoy en "MasterChef".

Ha pasado ya casi un año desde que Vicky

se proclamó vencedora en estas cocinas,

en la gran final de la segunda edición de "MasterChef".

Esta noche, dentro de pocos minutos,

conoceremos a los elegidos, los 15 aspirantes

que lucharán por ser el nuevo MasterChef España.

Nuestros candidatos llevan tres meses dejándose

la piel en todas las pruebas que han realizado,

pero ahora se enfrentarán al último reto

y lo harán en las cocinas de "MasterChef".

Jurado de "MasterChef". ¡Buenas noches!

(TODOS) Buenas noches.

Samantha, estoy deseando conocer a los 30 últimos candidatos.

Yo estoy deseando ver cómo se las apañan aquí,

donde de verdad se cuece todo.

Veremos si son capaces de sacar lo mejor de ellos.

En casa, todo el mundo piensa que sabe cocinar,

pero luego llegan las pruebas, la presión y la improvisación;

y es cuando nos damos cuenta de quién vale y quién no.

Como dice Pepe, no solo se trata de saber cocinar bien,

también hay que gestionar nervios y saber reaccionar,

y es una cualidad que no todo el mundo tiene

y ahora lo vamos a comprobar.

Ya lo tenemos todo preparado, solo faltan ellos,

los verdaderos protagonistas de esta noche,

los 30 mejores cocineros aficionados que,

dentro de unos instantes, lucharán por convertirse

en aspirantes a "MasterChef".

Mira, tío.

Esto es una pasada, tío.

Mira eso.

Qué de cacharros allí y no sabía utilizar ninguno.

Yo no sé utilizar ninguno, espero que poquito a poco

vayamos por fascículos.

Lo que más me sorprendió fue ver la tostadora.

Porque yo que sé, licuadora o batidora sí que me imaginaba

que había, pero tostadora...

Con eso ya lo dejas marcadito.

Estar en "Masterchef" es el sueño

de cualquier persona que tiene pasión por la cocina.

Entras ahí y dices: "Este es mi sitio."

Esto es inmenso, macho.

Esto es mejor que el Bernabéu, vamos.

Huy.

Estoy en el plató que he visto mil veces por la televisión

y lo estoy viviendo ahora. O sea, yo voy a ir a ser

campeón de "Masterchef", por supuesto.

Yo confío en mí lo puedo conseguir.

Es que lo voy a conseguir.

Buenas noches y bienvenidos a las cocinas de "Masterchef".

Tenía muchísimas ganas de conoceros.

Y supongo que vosotros teníais

muchas ganas de pisar estas cocinas.

(TODOS) Sí.

Eva es un encanto, yo no me voy del plató sin plantarle

dos besos a Eva, vamos.

Y a Samantha, claro.

Juan Manuel, Eva, Mateo, o Vicky.

Todos ellos pasaron por aquí.

Y todos se dedican actualmente a la cocina profesional.

Vosotros estáis a un pasito de empezar ese sueño.

Estas lágrimas son de felicidad absoluta.

Yo voy a cocinar en esta cocina y a mí me van a decir

tanto si sí como si no, pero va a ser a mí.

Yo soy la que está aquí.

En esta edición de "Masterchef" además del premio en metálico

y la publicación de vuestro propio libro de cocina

lucharéis por conseguir uno de los tres premios

que concede la universidad de ciencias gastronómicas

más prestigiosa de España,

la Basque Culinary Center.

Estudiar en un sitio con ese prestigio

creo que puede ser la oportunidad de mi vida.

Es imposible que después

yo no sepa aprovechar eso y no acabe donde yo quiera.

Qué pasada.

Una facultad puntera en formación

y en investigación culinaria.

Ubicada en San Sebastián y cuyo consejo está formado

por los más prestigiosos chef del mundo,

como Ferrán Adriá, Pedro Subijana,

Juan Mari Arzak o Massimo Bottura,

entre muchos otros.

Si conseguís uno de los tres cursos

tendréis la oportunidad de recibir clases

de cocineros de la talla de Jon Roca,

Quique Dacosta o Nacho Manzano.

E incluso del chef inglés Heston Blumenthal.

Hace unos años me fui un fin de semana yo solita,

me subí a un bus, me fui hasta el Basque Culinary Center,

a la jornada de puertas abiertas.

Sabía que no me lo podía permitir.

Pero no me podía quedar con esa cosa de no ver

el Basque Culinary Center.

Además este año la Basque Culinary Center

costeará la estancia de los ganadores

en la maravillosa ciudad de San Sebastián.

Mejor sitio imposible.

El vencedor de "Masterchef"

ganará un master en cocina técnica y producto.

El segundo clasificado

se llevará un master en pastelería.

Y el tercero ganará un curso de especialización

de 8 semanas de duración.

Me interesa la repostería,

me interesan las técnicas básicas.

Pero lo que me interesa sobre todo es ganar

el primer premio y ser un cocinero total.

Como veis llegar a lo más alto en "Masterchef"

significa convertirse en un profesional de la cocina.

Pero para estar a ese nivel

primero necesitáis lo más importante...

El delantal de "Masterchef".

Sólo 15 de vosotros os lo vais a llevar puesto.

Uno de estos delantales tiene que ser para mí.

Me lo merezco, donde he llegado...

Uno de estos es mío.

Candidatos, sólo hay un manera de saber si sois los elegidos.

Y es viéndoos en acción.

¿Estáis preparados para cocina?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Debajo de esta campana está el plato

que vais a cocinar en esta última prueba.

¿Qué plan es este de "Masterchef"?

Se han quedado sin presupuesto y vamos a tener que poner

nosotros los ingredientes.

Vuestro plato está vacío porque queremos ver

qué tipo de cocineros sois.

Y para eso la libertad es fundamental.

Queremos ver un plato que hable de vuestra vida,

del sitio de donde venís.

En definitiva, un plato que hable de vosotros.

Vais a cocinar un plato libre con los productos

que os encontréis en el supermercado.

Así que vais a tener que pensar, buscar e improvisar

algo con sentido y que emocione a este jurado.

Candidatos, vais a cocinar.

Pero no lo vais a hacer todos juntos.

Lo haréis en dos grupos de 15, y en dos turnos.

Así que los primeros 15 que tengo aquí,

desde Pablo hasta Fidel, podéis subir a la galería.

El resto ya sabéis, a cocinar.

Tenéis 60 minutos para elaborar vuestro plato.

Y tres para coger todo

lo que necesitéis en el supermercado.

No todos vais a terminar

los 60 minutos.

Que una persona se pueda ir antes de que acabe el tiempo

es para mí un extra de presión,

porque la verdad no me lo esperaba.

Este jurado va a tener que tirar de instinto

porque durante el cocinado quien no esté a la altura

de estas cocinas dejará su cuchara

y saldrá por aquella puerta.

Vamos, a mí me quitan la cuchara

y monto un "Dos de Mayo".

Porque la cuchara me ha costado bajar escaleras,

subir escaleras, estar horas...

Vamos, que la cuchara es mía

y que a mí me dan la cuchara aunque no me den el delantal,

porque la cuchara ya me la he ganado.

¿Preparados para empezar

la última prueba de casting de "Masterchef 3"?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues los 3 minutos para entrar en el supermercado

comienzan en tres, dos, uno...

¡Ya!

¡Ánimo, ánimo!

Vamos, que 3 minutos pasan volando.

No quiero. Venga, hombre.

Me hice a un lado, porque venía en la senda

de los elefantes y venían los elefantes.

Yo dije: "Me voy a un lado y ya pasaré."

Ajo, ajo.

¡Candidatos, último minuto!

Muy importante que cojáis todos los ingredientes.

No podréis volver al súper.

Huevos, huevos. Voy, voy, voy.

¿Son gallina, no?

Canela, canela...

Tampoco podréis pedir a un compañero, ¿eh?

Estaba seguro de que iba a hacer un plato tradicional

que siempre lo hago en familia y me ha faltado

el ingrediente principal que eran los fideos.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡A las cocinas!

¡No, no, no, Mustafá, a la cocina!

¡Venga! -¡Vamos, venga, venga!

¡Vamos, campeones! -¡Vamos!

Desde ahora a currar, a ser una esponja.

Y chupar, chupar, chupar, y mostrar, y mostrar y mostrar.

Me ha fallado el ingrediente principal.

Así que lo que voy a hacer es improvisar sobre la marcha.

Voy a hacer el puré, lo voy a dejar más reducido.

Voy a pasar la salsa y voy a saltear los carabineros.

Y con la salsita espero que esté bueno, vamos,

que yo creo que sí.

Tenía pensado hacer un postre que a mí me gusta.

He ido a buscar un producto en el supermercado

que luego no he encontrado

después de pasarme dos minutos buscándolo.

Y desesperado y dando vueltas al final he pensado

que podía hacer un risotto, cambiando de receta.

No he encontrado el arroz.

Entonces si sale algo de esto será como un milagro.

Va, queda tiempo.

Voy a hacer una alcachofas rellenas.

Iba a hacerlas de hongos, pero como no había hongos

he cogido shiitake y alguna setita así más buena.

He decidido hacer esta receta porque soy navarra,

quiero llevar un poco la huerta al plato de "Masterchef".

Y espero dar la talla, por lo menos en mi comunidad.

Voy a hacer una carne con unas verduras.

Muchas sencillez, manchar poco cacharro,

para que quede el plato perfecto,

y que quede supersabroso y riquísimo.

El jurado de "Masterchef"

tiene un trabajo muy duro en estos momentos,

elegir a los 15 nuevos aspirantes.

¿Ya sabes cuáles son tus favoritos?

Bájate gratis la aplicación de "Masterchef"

y dinos qué 15 nombres crees que van a ser

los nuevos aspirantes a "Masterchef 3".

Yo ya tengo mi lista.

Ahora mismo la verdad que tengo las neuronas

que me están chocando para un lado, para otro,

no absorbo nada.

No tengo ni idea de lo que voy a hacer,

llegué con la idea de encontrarme arroz,

pero no me encontré ningún tipo de arroz.

Y nada, he visto una pechuga de pato y me he encontrado

con unas setas y a ver lo que se me va ocurriendo.

Porque de momento ahora mismo estoy mirando...

O sea, lo que me va saliendo.

Yo como buena malagueña pues voy a hacer

un gazpachuelo a mi manera.

Es sencillo, es un plato humilde.

Me la voy a jugar con un plato de mi tierra.

Me llamo Susana, tengo 36 años y soy ama de casa.

Hola. Empecé a cocinar por necesidad.

Mi madre me abandonó y me crió mi abuela.

Ella siempre estaba enferma y demás...

Y, claro, no me quedaba otra que llevar la casa adelante.

Éramos una familia humilde.

Teníamos que hacer malabares para poder comer bien.

Entonces empecé a investigar un poco y aprendí a cocinar.

Cocinar es mi forma de expresarme.

Quiero ser una profesional y dedicarme a la hostelería.

Para eso necesito entrar en "Masterchef".

La primera edición me daba vergüenza.

La segunda estaba embarazada.

Y a la tercera va la vencida.

¿Qué tal, Alberto?

¿Todo bien? Pues no demasiado, Pepe.

No demasiado. Bueno, mira, estás en "Masterchef",

Y eso es normal.

Sabes, aquí hay muchas reglas,

pero hay una que tú no te puedes saltar.

¿Sabes cuál es? No.

Esta. ¿Qué quiere decir el vidrio?

Que lo tenemos que tirar. ¿Y dónde lo tiramos?

A un contenedor. ¿Y de qué color es? Verde.

Facilísimo. ¿Sabes qué ocurre?

Pues que ahorramos como un kilo de basura.

Fíjate qué fácil.

Lo puedes hacer tú. Por supuesto.

¿Te parece? Sí, sí.

Ahora me vas a contar qué estás haciendo.

Bueno, yo quería hacer un postre.

No he encontrado el ingrediente que yo quería.

Y ahora estoy haciendo lo que puedo con lo que tengo.

Tengo verduras, tengo tus gambas.

Tengo parmesano y mantequilla.

¡Uf!

Voy a preparar una tarta.

El problema que tiene es que es congelada.

Es una tarta de mantequilla de cacahuete.

Y ya veremos si me da tiempo,

porque como tiene que ir congelada

juego mal con el tiempo. Tic-tac.

Hay uno ahí que no me ha hecho gracia.

Paramos de cocinar y paramos el reloj.

Os lo hemos dicho, os íbamos a vigilar de cerca.

Hay cosas que no nos han gustado nada.

Alberto.

Cambiar de caballo en medio del río

es una forma mala de empezar. Te voy a evitar un disgusto.

Deja la cuchara.

Tu aventura en "Masterchef 3" ha terminado.

Gracias. Suerte a todos, amigos.

Hasta luego.

Ha sido todo un desastre, desde que he entrado

en el supermercado no he encontrado

los ingredientes que quería para lo que tenía pensado.

Y el resultado ha sido evidente.

Bueno.

No me han cogido, ya está, no pasa nada.

Ah, te estaba buscando.

(APLAUSOS) ¿Cómo fue?

Muy bien. Bueno, fatal, un desastre.

Candidatos, seguimos cocinando, el reloj vuelve a correr.

Estoy nervioso.

Pero bueno, vamos a tirar para adelante

a ver si tenemos suerte y llegamos a la media hora.

Es la oportunidad que nunca he tenido.

Siempre quise estudiar cocina.

Creo que me equivoqué un poco en el camino.

Pero poquito a poco parece que ya todo el río

va por su cauce y estamos yendo adelante hasta el mar,

hasta el mar, hasta desembocar.

Con permiso, ¿eh?

Soy muy grande, llamo mucho la atención.

Y a veces como soy seguro de mí mismo...

se puede confundir.

Candidatos, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo.

¿Cuánto queda?

Quedan 30 minutos.

Mustafá, ¿qué tal? Muy buenas, chef.

¿Qué estás haciendo? Pues quería hacer una pastela.

Sí. Pero no he cogido azúcar.

Sí. Entonces he cogido esto,

que es moscatel. Lo convierto en un caramelo.

Pero no es moscatel, es que dentro hay amontillado.

Pero bueno, le voy a dar ese toque amontillado.

Mucha suerte. Gracias, la necesito.

¡Llevamos 35 minutos!

Hostia, qué dices...

Hago un gazpachuelo malagueño

porque primero es lo más representativo de mi ciudad.

Y porque tiene ciertas elaboraciones

que yo creo que podría demostrar

y que podría sorprender al jurado.

Hola, Alma, y vengo de la Coruña.

Me veo bastante tranquila, feliz,

contenta de haber llegado hasta aquí.

Para mí esto es un lujo, un gran privilegio,

formar parte de "Masterchef".

La verdad que para mí esto es un regalo.

Las dos cosas más importantes en mi vida

es mi familia y la cocina.

Yo llegué a España hace 22 años,

cuando fue el tema del conflicto en Bosnia.

Mi marido llegó mucho más tarde.

Él sí que estuvo allí todo el tiempo de la guerra.

Mi marido es profesor de baloncesto.

Es una persona que no pasa desapercibida,

mide 2,22 metros.

Lo que más feliz me hace en la vida es mi marido,

mi hija y mi pasión por la cocina.

Para mí la cocina es un espacio donde me centro

en los ingredientes, porque para mí es la mejor

manera para alegrarle el camino a la gente.

Hola, Dylan. Buenas, Jordi.

¿Qué preparas?

Estoy haciendo mi plato favorito,

un entrecot con una salsa de setas y calabaza con nata

y un huevo escalfado.

¿Y dará la talla?

Yo creo que sí.

Toni, caña, que me la quedo.

Ya tienes muchas.

Yo cuando veía a Jordi pasar por al lado mía

me ponía a picar cebolla y agachar la cabeza.

Porque lo temo más que una vara verde.

Paramos el tiempo, paramos de cocinar, ¿oído?

De los que yo he visto,

cocina muy básica, mucho de supervivencia.

Una actitud que quizá podría ser buena,

pero me falta todo el resto.

Dylan, lo siento.

Deja tu cuchara. Muchas gracias.

Creo que mi plato no es tan sencillo como ha dicho.

Un buen sofrito, una buena salsa.

Ni siquiera lo ha probado como para poder opinar.

(APLAUSOS)

Candidatos, últimos 15 minutos.

Ya está, ya está.

Alma. Hola, chef.

¿Qué tenemos por aquí?

Iba a hacer un postre,

luego vi que no había lo que quería.

Luego iba a hacer un atún, luego veo que no hay.

Ha sido algo improvisado, la verdad.

¿María está emplatando?

Por aquí...

Rafael, ¿qué estás haciendo?

Tenía pensado hacer unos fideos con langostinos,

que son muy típicos de Sanlúcar de Barrameda

y de Cádiz, pero vamos, que no pasa nada,

porque sobre la marcha voy a hacer una crema

de marisco con una reducción de aceite de yerbabuena.

Muy bien, te dejo trabajar que veo que andas...

Venga. Cortito de tiempo. Gracias.

Madre mía qué estrés. Por Dios, por Dios,

por Dios, que nos socorran de aquí.

Paramos el reloj.

Alma,

deja tu cuchara,

tu aventura en "Masterchef 3" ha terminado.

(APLAUSOS)

Quizá necesitaría mucho más para seguir en "Masterchef".

(APLAUSOS)

Pero bueno, muchas puertas se abren y otras se cierran.

Y yo voy a seguir luchando en la cocina

y en todos los proyectos que tenga.

Candidatos, el reloj sigue contando,

así que os queda muy poco tiempo.

(APLAUSOS) ¡Venga, va!

Susana, Susana, cabeza. Ahora cabeza.

¡Venga! -¡Venga, Sergio!

La madre que me parió, tío.

Huy, que se le ha quemado a Mustafá.

Esto lo voy a salvar como me llamo Mustafá.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 5 minutos.

Ya deberíais ir emplatando, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído! Muchísimo tiempo.

Venga, que ya estáis casi.

Yo quiero entrar en "Masterchef".

Ya que he llegado hasta aquí,

80 000 castings que he pasado, 80 000 pruebas,

y qué voy a hacer, pues llevarme el delantal.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(APLAUSOS)

(VÍTORES)

(APLAUSOS)

Menos mal que he hecho dos mayonesas,

porque la primera se me ha cortado

Y lo he hecho en el último minuto. Y menos mal...

Candidatos, ahora nuestro jurado pasará por las cocinas

a catar vuestros platos.

Suerte.

Mi plato se llama

Verdura de la huerta y gamba marinada.

A mí me gusta mucho cocinar con verduras.

Soy navarra y allí la huerta es muy importante.

Y entonces quería también darle

un puntito del norte con el mar.

Gracias.

Bueno, Víctor, intuimos que has preparado

un gazpachuelo y que te falta terminarlo, ¿no?

Discúlpame, con el pulsito como lo tengo.

Tú te crees que esto...

Lo siento, ¿eh? No te preocupes.

He hecho un ajo blanco clásico con almendras,

pero un poquito más espeso y con piñones.

Vale, termínanos el plato.

¿Por qué está así?

No hay cosa que peor me siente que un ajo blanco superespeso.

¿Contenta con tu plato?

Sí, contenta. ¿Qué es?

Es un gazpachuelo malagueño.

Parece que os habéis puesto de acuerdo, ¿no?

Somos malagueños, nos tira la tierra.

Muy bien, muchas gracias. Gracias, Susana.

Miedo me dais...

Bueno, Sergio, cuéntanos, cuéntanos.

¿Cómo se llama tu plato?

Pues mi plato es

"Pato a la salsa de setas" por ejemplo.

¿Te gusta la combinación?

Lo he estado probando, y me parece que está bien.

Unas frambuesas y unas setas funcionan bien.

Pues yo creo que sí, la frambuesa le puede dar

un poco más de acidez a ese plato.

Como los fideos me han fallado pues he hecho una crema

de carabineros con un aceite de yerbabuena

y un poquito de puerro crujiente.

Y el puerro crujiente será...

la cosita de...

No, lo blanco de arriba.

No creo que esté muy crujientito, ¿eh?

No, no.

Hola, Marta. Hola.

¿Cómo se llama tu plato? Codornices con chocolate.

Y luego lleva una guarnición de zanahoria,

patata y almendra tostada.

No sé si estará bueno, pero atrevido es.

¿Y este solete qué es?

Yo he hecho calamares en salsa agridulce de naranja.

Tengo una niña y es la única manera de que coma pescado.

Gracias, María.

Yo he intentado hacer una pastela de conejo.

no he cogido azúcar ni miel, no lo he encontrado.

Entonces he ido solucionando más problemas que...

Apagando fuegos.

Cocino mucho mejor que esto, pero...

En casa y tranquilo.

Esto es "Masterchef". Lo sabes, ¿no?

La verdad que me estoy dando cuenta que es duro.

No te has enterado aún. No.

Ya lo sabrás, ya.

He hecho carne a la naranja.

¿Pero cómo se llama tu plato?

Carne a la naranja.

A la naranja.

La disposición es buena y las medidas son buenas

si la guarnición está por encima de la carne.

Gracias, chef.

Samantha me parece una libélula.

Tiene luz.

Ahí va.

Y Jordi Bambi cuando muere su mamá.

¿Eres familia numerosa tú? No, pero Pepe y yo

esto nos lo acabamos... Pero en una sentada.

Y con pan y la salsa. Hombre, por supuesto.

Pepe es el minotauro, esa fuerza en el cuello,

coger la comida, comérselo de esa manera...

es como un poco salvaje.

Vamos, de Toledo.

Y sabes que siempre tenemos muy en cuenta

la presentación y el emplatado.

Pero vamos a ver, claro que está un horror,

para eso vengo aquí, para que me enseñéis a emplatar.

Hice lo que hago en casa,

el que quiera repetir que repita.

Ya está hecho, lo pongo todo.

Aceite... no lo habría hecho.

Pero un poquito de mantequilla, ligarlo un poquito sí.

Tiquismiquis.

Tiquismiquis.

Totalmente tiquismiquis.

Y con honra.

¿Cómo se llama tu postre?

En la actualidad es una crema de cacahuete y queso fresco.

La idea previa es una tarta de cacahuete y queso fresco.

Yo estoy muy contento,

porque es un plato que lleva 8 horas de congelado...

Una pregunta sin importancia.

¿Un postre que congela durante 8 horas?

Bueno, que congela...

Porque es una tarta grande.

El que dice 8, quizás son 6 o quizá son 12.

Si tienes una hora nunca elijas ese plato.

Sí, por eso he ido salvando escollos.

No pasa nada, hombre, te has tirado a la piscina.

Sí, bueno. Y algún gamberro

te ha quitado el agua. No hay agua.

Hubo una idea primaria que tendría sentido.

Sí, sí. Esto es una cucharada

densa de azúcar que dices: "Uf..."

¿Me entiendes? Sí, sí, sí.

Candidatos, vosotros

ya habéis tenido vuestra oportunidad.

Ahora es el turno de que subáis a la galería

y bajen vuestros compañeros.

Candidatos, vuestros compañeros ya saben lo que es cocinar

con la tensión que genera nuestra presencia

y la presión de este reloj.

He visto el reloj y digo: "voy a quitarme los nervios.

Lo primero voy a quitarme los nervios.

Voy a disfrutar, voy a cocinar."

Me apetece, voy a ganar, es que no hay más.

¿Estáis preparados para cocinar?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Tenéis 3 minutos para entrar en el supermercado

y empiezan en tres, dos, uno...

¡Ya!

¡Va, va, va!

Coge la cesta, chiquillo.

¿Dónde están? ¡Están allí!

Perdona, perdona un momento.

Ostras, que lío.

No olvidad ningún ingrediente,

porque no podréis pedir a nadie.

Ajo, ajo, ¿dónde está el ajo?

¿Habéis visto azúcar?

Mi plato es un pisto manchego a la miel.

Pero no había miel tampoco.

No pasa nada, hay que improvisar.

Es "Masterchef", aquí hay que saber.

Sólo me falta el azúcar, tío. Necesito azúcar.

¿Quieres azúcar? -Muchas gracias, tío.

Último minuto.

¿Pedro Ximénez hay?

¿Pimienta habéis visto? -Aquí lo tienes.

¿Y la harina? -Carlos, Carlos.

Vale.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno...

¡A las cocinas!

(APLAUSOS)

Huy, ¿dónde está...?

Dios mío.

Cuidado, cuidado.

Por todos lados, oye.

Como no había arroz lo que voy a hacer...

...son calamares encebollados con un poco de verdura.

Es un plato que hacemos en casa habitualmente.

Para aperitivo o para una cena.

Yo creo que con este plato puedo ganar un delantal.

A ver cómo queda esto...

En casa siempre que necesitamos hacer algo de comer

y no sabes lo que hacer hacemos albóndigas.

Este plato me recuerda a mi madre,

que es de quien aprendí a cocinar.

Estoy tranquila, hay que disfrutar cocinando.

Pablo, no la líes.

Me llamo Pablo, tengo 27 años

y soy maestro de artes marciales.

Aprendí a cocinar como la mayoría de la gente

en casa de mi madre y de mis abuelas.

Mis amigos dicen que soy de pueblo,

pero bueno, como todo buen zarrino.

He ganado los últimos 4 Campeonatos de España

de Tai Jitsu y además soy cuarto de Europa en Jiu-jitsu.

Soy una persona que le gusta mucho ponerse retos.

Siempre me estoy marcando objetivos.

Quería ser presidente del gobierno,

pero ahora estoy con "Masterchef".

La cocina para mí son tres cosas:

esfuerzo, pasión y sacrificio.

Lo primero que me gustaría de "Masterchef" es ganar.

Y después conseguir mi propio restaurante

y tener fama en Valencia.

He entrado porque soy una persona muy competitiva

y me encanta la cocina. Y aquí se junta todo.

Me gusta, me gusta.

Esto ya me recuerda a mí.

Esto es lo que yo cocino, lo que me gusta.

Hola, Lidia. ¿Qué estás haciendo?

Un pastel de calabacín y conejo

con una salsa de almendras y setas.

Me encanta que le pongas al pastel conejo.

¿Lo haces a menudo? No.

La primera vez que lo haces. Yo no suelo repetir platos.

Sólo repito las lentejas. Nada más.

¿Con chorizo? No, no, con verduras.

Con comino y con pimentón. El pimentón le da el sabor

del chorizo, no hace falta echarle.

Soy catalán, es un plato catalán típico, mar y montaña.

Haré una falta mus de agua de mar,

una falsa mus de agua de montaña y lo acompañaré

con un falso chocolate de una reducción de vino tinto.

Este año va a ser un gran año.

Porque este año por fin tenemos mi libro de recetas.

Oh, fantástico.

Grandes recetas para todos los días.

Qué bueno. Te lo traigo sobre todo

para que aprendas de los mejores, vamos.

Con la falta que me hace un libro así de gordo

para calzar alguna mesa allí en El Bohío.

Le pones la mesa encima...

¿Serás capaz? Y ponerlo a calzar.

Te voy a decir una cosa, Jordi,

viendo las recetas que hay aquí

me parecen fantásticas, modernitas, en tu nivel.

Y estoy muy orgulloso de ti y sé que eres un gran cocinero.

Lo saben ellos también y lo sé yo.

Eso casi es un piropo.

¿Qué tal, Andrea? ¿Qué estás haciendo?

Quiero hacer una parmentier de patata, queso emmental.

Pero yo lo hago con la versión del queso parmesano,

porque me gusta mucho.

Y lo que quiero hacer es un plato original.

Resúmemelo en una frase si eres capaz.

Yo te lo resumo, mi plato se va a decir:

tulipas de parmentier de gambas.

Okey, perfecto. Gracias, Andrea.

Vale, me he enrollado un poco, ya sabes que me enrollo mucho.

Candidatos, han pasado ya 30 minutos.

Los demás están con muchas cosas y esa no está con nada.

Mira.

Guárdala, déjala en un buen sitio, hombre.

Jordi cuando te mira, sí impone más.

Jordi es un tío muy serio.

A mí me gusta más que se pase Samantha.

Es también muy seria, pero es más mejor, es mejor.

Me gusta más Samantha.

(RÍE)

Carmen, párate. ¿Qué?

Tienes...

sólo este marisquito, esta seta.

Es que toda la gracia está aquí, que son las hierbas.

Son los fideos con hierbas, son 7 hierbas.

Bueno, en este caso 4.

¿Qué hago, elijo otra? ¿Puedo elegir?

No, no puedes elegir. No.

Yo te apago tu cocina. Vale.

Tú dejas la cuchara. Vale.

Y tu aventura en "Masterchef" ha terminado.

Lo siento. Gracias.

Es que me he metido yo solita en un jardín, ¿sabes?

Queriendo hacerme tanto reto

en el lugar seguramente menos adecuado.

Voy a hacer un ceviche mixto.

Un año estuve dando vueltas por Sudamérica

y esto es un plato que he comido muchísimo.

Soy Sara y vengo de Barcelona.

Cuando cocino me siento muy libre.

Todavía recuerdo cuando con 9 añitos

le di mi primera vuelta a la tortilla de patatas.

Mi otra gran ilusión es Cris, mi pareja.

Y ella es el amor de mi vida.

Hemos estado un año viajando por Sudamérica.

Hemos viajado en autoestop.

Y hemos trabajado a cambio de alojamiento y comida.

Hemos comido cosas riquísimas, hemos conocido nuevos productos

y ahora sí que sé que a lo que quiero dedicarme

es al mundo de la cocina.

Nunca he estudiado cocina

porque no he tenido dinero para pagármelo.

Y entrar en "Masterchef" sería una oportunidad

para poder hacer realidad mi sueño.

Ahí, alegría.

¿Qué tal, Abel?

¿Cuál es tu plato? Pues estoy haciendo

un bizcocho con muchos aromas, mucho cítrico.

Y aparte de eso luego le voy a meter más aroma,

pero de otro tipo.

¿Y eso tiene algún nombre en concreto?

Bueno, sí, un popurrí...

Vamos a llamarle bizcocho aromático.

Hola, Fali. -Hola.

Voy a hacer el primer plato que me enseñaron

cuando tenía unos 15 años.

Realmente la receta original es con lomo de cerdo,

pero yo lo voy a hacer con secreto.

¿Quién te enseñó? Sarita.

Ah, Sarita. Sí.

Y luego haré una salsa con salsa de soja,

el mismo almíbar que suelta la manzana

voy a espesarlo un poquito con harina.

Y luego en el horno tengo unas patatas laminadas.

Yo creo que es un plato que puede estar bien.

Este de carne...

Candidatos, por favor, paramos el tiempo.

Paramos de cocinar, ¿oído?

Este jurado ha detectado personas que creemos

que no pueden seguir en estas cocinas.

Tienes la mesa muy limpia, Abel.

Tu aventura en "Masterchef 3" ha terminado.

Era simple, yo lo sé.

Y bueno, morir con orgullo la verdad que me causa...

me causa bastante impresión, ¿no?

Candidatos, seguimos cocinando.

El reloj vuelve a correr.

Creo que voy a conservar la cuchara

porque creo que le voy a dar muy buen sabor.

Candidatos, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

¿Qué estás haciendo?

Pues un...

es un patito, un magret de pato

con una salsita de naranja con cebollita, unos piñones.

Pato a la naranja. Pato a la naranja.

Bueno, me ponéis nervioso.

¿Nosotros? Sí, sobre todo tú, Samantha.

¿Yo? ¿Impone ella más que yo?

Es que cada uno impone por lo suyo.

Se hacen los duros, pero son buena gente.

Tienen buen fondo, creo yo.

(RÍE)

-Viene para mí.

Reconozco que estoy un poco nerviosa, pero, bueno,

de eso se trata, entrar en "MasterChef".

No todo el mundo puede entrar.

Me siento una afortunada de poder haber cocinado

en las cocinas de "MasterChef".

Lo he visto en la televisión y es como un sueño.

Como para mí, todo el mundo.

-No sabía que tenía eso la carne.

No la conozco. Claro que tenía mucho nervio.

Pensaba que era el final del lomo.

Eso era morcillo.

La única recomendación, porque te veo muy verde,

Escuela Online, "MasterChef", Escuela Online de MasterChef".

Uno no acaba de cocinar hasta que no lo tiene todo limpio.

-He empezado a sudar. Y Jordi mirando así.

Me ha levantado la leche de tigre y he pensado:

"Hasta aquí".

¿Seguro que llegaremos a probarlo? Es lo que espero, chef.

¿Sí? ¿Estás seguro? Eso quiero.

¿Sí? Pues corre, machote,

que te quedan minutos. Vale, chef.

-Está complicado. Hay mucho nivel,

pero yo creo que puedo entrar.

-Yo siempre me veo con posibilidades.

Si no, no estaba aquí. Acabáis de entrar

en el último minuto. ¡Venga, vamos! Id terminando, por favor.

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno. ¡Tiempo! ¡Manos arriba!

(APLAUSOS)

Si quieres aprender a cocinar como los aspirantes,

puedes hacerlo entrando en la Escuela MasterChef.

Escuela 100% online con más de 170 lecciones

donde podrás aprender todo lo que tienes que saber

sobre cocina de la mano de los chef más prestigiosos.

Este año, al completar el curso, podrás obtener

tu certificado. No lo pienses más y entra

en la Escuela Online de MasterChef.

Ahora los jueces van a pasar por las cocinas

a probar vuestras creaciones. Suerte.

Jueces.

¿Qué es eso? La mousse.

Una mousse.

Salada.

¿Sabes lo que te ha faltado?

Cocinar con el gorrito.

Mi plato es parmentier de carabineros

al estilo mío, estilo Andrea.

Lo único que yo me lo como de un bocado. Entero.

Y a mí, cuando me gusta, también.

Pues nada. Gracias, Andrea.

Gracias a vosotros. Gracias.

Lo que me tengas que decir,

dímelo rápido, por favor. ¿Que me lo coma rápido?

Qué bien.

-Esto es salmonete. La base de un puré de alcachofas

y he hecho un pesto.

Muy bien.

Bueno, Mila. ¿Qué hay?

Esto es toda una declaración de intenciones.

Claro. No has puesto tres.

Solo has puesto una. ¿Y esa cabecita?

Para ti. Estás tan bien peinada.

Ah, vale. El peluquero.

¿Tienes marido? Sí.

Estará contento con las cositas

que les haces. Yo creo que sí.

Muy bien, Mila.

Aquí os presento mi plato, homenajeando

a todos los agricultores de España,

que nos dejan unos productos maravillosos.

Es una macedonia de frutos rojos cítricos

y verduras en almíbar con una sopa de naranja

y zanahoria.

Me ha quedado un plato muy colorido, vistoso

y yo creo que muy apetecible.

Con posibilidades de ser delantal, diría yo.

Eres un doctor, eh. Gracias.

Gracias. Un doctor.

¿Qué tal? He visto algo de pasta fresca

y es lo que he cocinado.

Está muy rico, pero yo creo que la pasta agradece

que saltees con toda la guarnición.

Ya que lo pones en plan tradicional, oye, sin miedo.

Muchas gracias. Bueno, Sally.

Buenas, chef.

Cuéntanos, cuéntanos. La primera receta

que me enseñaron cuando tenía 15 años, Sarita, en este caso.

Un poco cañera la salsa.

¿La has probado? Sí.

¿Te gusta? Sí.

Un poquito... sabrosona.

¿Cómo se llama tu plato? Pastel de calabacín y conejo

con salsa de setas y almendras.

El tema de las calorías, ¿este plato cómo lo ves?

Estupendamente. Como todos los que hago.

-Estofado de carne con verduras.

Es uno de los primeros platos que empecé a cocinar.

Muy bien, Fidel.

Gracias.

¿Qué tal, Carlos? Bien. Aquí estamos.

Cuéntanos. Pues es un pato a lo Jenny,

a lo mi madre.

No, gracias. Es que...

Tienes que cuidarte, ¿verdad?

¿A qué te dedicas, Carlos? Soy vendedor ambulante

de quesos, jamones, chorizos. ¡Huy, madre mía!

Véndeme tu pato. Es un patito riquísimo,

a la naranja, hecho con mucho cariño.

Está en su punto ahí. Véndeme el pato de verdad.

Eh... Lléveselo. Es que, claro, esto es llevárselo.

Mal empezamos, Carlos.

¿Qué tal, Mireia? Buenas. Bien.

Son albondiguillas especiadas

sobre una vichysoisse de manzana. Me gusta cuando dices

"albondiguillas". ¿Cómo es el plato?

Albondiguilla o albondiguica. O albondiguica.

Albondiguilla es más murciana. Yo diría albondiguica.

Esta receta en el libro de Jordi.

No, viene de coco. Con bogavante.

Ah, mira. Está guay. Esa me la apunto también.

Este plato me han dicho Samantha y Pepe

que no lo querían probar.

Pudiera ser por la carne. ¿Por?

Cuando he ido al supermercado, he cogido ternera

sin darme cuenta que era una carne para guisar

y no para marcar a la plancha.

Es una carne que tú sabes que es para guisar

y la presentas asada. La he querido dejar al punto,

sabiendo que si no la hacía mucho, no estaría tan dura.

Y... Las carnes que son muy ricas

en colágeno, que son para guisar,

cuanto más cruda, peor. Estás relajadísimo.

No, chef. ¿No?

Estoy... Tranquilo, hombre.

Si lo único que puede ocurrir es que te echemos.

La idea del pisto es buena. Me gusta el toque dulzón.

Oye, el pisto no está mal.

Ahí un pescado te habría quedado de cine.

¿Qué tal, Sara? Muy bien.

Este era el ceviche famoso. Ceviche mixto.

¿En qué país has aprendido? Perú.

Los miraba a la cara y me iba subiendo la angustia,

la angustia, la angustia. Los ojos lloroso.

Como no me digan algo ya, me voy a poner a llorar.

Candidatos, el jurado ya ha probado los 30 platos.

Y ahora tienen que elegir a los 15 mejores.

Para eso, hay que deliberar.

Jueces. Muy bien.

Candidatos, la cocina es una profesión

que aúna credibilidad y trabajo.

Aquí se viene a dejarse la piel,

por eso, Jordi, Samantha y yo no solo queremos ver

si sabéis cortar, si tenéis técnica o manejáis un sifón.

El trabajo, el talento y la humildad

son los valores que más apreciamos.

Y creemos que los 15 elegidos deben tener estas cualidades.

Los candidatos que estáis en las dos últimas filas,

por favor, colocaos delante del jurado.

Antonio Romero, por favor, acércate.

Yo entiendo que te has arriesgado mucho.

Pero debo decirte que has tenido

un poco de suerte y te ha salido bien.

(APLAUDEN)

Disfrútalo.

¡Conseguí el delantal! ¡Ahora estoy en "MasterChef"!

Mireia, nos has presentado un plato

en el que has sabido arriesgar,

(APLAUSOS) así que felicidades.

(GRITA)

Pablo, acércate.

Su cuchara.

Me quedo tu cuchara. Esperaremos un par de personas más

y luego lo volvemos a hablar.

Vuelve con tus compañeros. Gracias, chef.

Carlos, nos has dicho antes que tu plato

era un plato a la Jenny. Jenny es tu madre.

Sí. ¿Y tu crees que le gustaría

tu plato o no? A lo mejor no.

Pues entonces, este jurado no estaría de acuerdo con ella,

porque a nosotros sí que nos ha gustado.

(APLAUSOS)

Antonio, te hemos pedido un plato que hable de ti

y el plato que nos has presentado nos has dicho

que te has planteado un reto imposible.

Lo siento. Tienes que dejar la cuchara.

Mustafá.

Tu aventura en "MasterChef 3" ha terminado, Mustafá.

(APLAUSOS)

María, lo sentimos no tienes el nivel de "MasterChef".

Gracias, María. Muchas gracias.

(RESOPLA)

Sara, por favor, ¿te puedes colocar aquí delante?

Sara, después de probar tu plato

pues es cierto que te ha faltado tiempo en el ceviche,

igual que te falta a ti,

y ese tiempo pues lo debes aprovechar.

Así que deja tu cuchara,

aprovéchalo, y aprovéchalo aquí, si puede ser.

(APLAUSOS Y VÍTORES)

(LLORA) Disfrútalo.

Muchas gracias

Soy muy feliz,

tantas cosas, tantos momentos

y ahora es como un sueño cuando lo alcanzas de verdad.

(APLAUSOS)

(LLORAN)

María de la Encina, mi tarea es intentar enseñarle cosas

y que usted me demuestre cosas a mí.

¿Qué le parece? No me lo puedo creer.

(APLAUSOS)

No sé si le estoy haciendo la faena, ¿eh?

Pues no, ya te lo diré en privado.

¿En qué líos te metes, María de la Encina?

Con tu edad, con tus nietas,

con tu vida hecha, con tu jubilación...

No pienso hacer de madre ni de abuela,

ni muchísimo menos, voy a hacer de compañera.

(APLAUSOS) (GRITAN DE ALEGRÍA)

(RÍEN) No llores.

Pablo, vamos a rematar esto.

Pablo, desde que te he quitado la cuchara hasta ahora

lo has pasado canutas, ¿verdad?

Estaba nerviosete, tengo que controlarlo y...

Pablo, escucha, escucha, escucha, escucha.

Si un cocinero no se lo toma como tú te lo tomas,

sino relajado, gestiona mucho mejor.

¿Ves? Tiene toda la razón.

Esto es lo primero que has aprendido.

(LLORA) ¡Sí, sí!

(APLAUSOS)

Ahora aprovecha.

¡Vamos!

Estoy que no quepo en mí, tenía el corazón así: "¡pam, pam!".

(APLAUSOS)

(RÍEN)

Marta, por favor, acércate.

Lo siento, tienes que dejar la cuchara.

Miguel, has querido hacer un cambio y a ti te ha salido mal

Sergio, has arriesgado un montón,

lo siento, tienes que dejar la cuchara.

Rafael, te has equivocado en la elección de la materia prima

y el resultado final no ha estado a la altura.

Me voy contento y satisfecho de haber llegado hasta aquí,

hasta los 30 mejores de 15 000 aspirantes.

Sally, hemos probado tu plato, nos ha contado cosas,

no sé si las suficientes,

con lo cual, deja tu cuchara,

te la cambio por un delantal

y nos cuentas más cosas, ¿vale?

(APLAUSOS)

Póntelo. Disfrútalo.

¡Bien!

¡Viva "MasterChef"!

(APLAUSOS) (RÍE)

Mira, Lidia, quiero que mejores aquí, en "MasterChef".

(APLAUSOS)

-¡Gracias y ánimo, gracias!

(RÍEN)

(RÍEN)

(RÍEN)

Víctor,

a ti se te ve muy segurito de ti mismo, ¿eh?

No tanto como parece. ¿Ah, no?

Deja la cuchara.

(APLAUSOS) (GRITA) ¡Toma!

Kevin, en la cocina, amigo,

se llevan gorritos normalitos y delantaritos.

(APLAUSOS)

(RÍEN)

Fernando, tienes muy buenas maneras y debes evolucionar,

pero no va a ser en esta edición de "MasterChef".

Alberto, para ti.

Gracias. Voy a dedicarle estar dentro

de "MasterChef" a toda la gente con intolerancia y con alergia

porque mi sueño es abrir un restaurante para ellos.

Susana, no te podemos dejar entrar en las cocinas de "MasterChef".

Raquel, tu cocina tiene que evolucionar,

pero evolucionar mucho.

Tu plato es un perfecto punto de partida.

Bienvenida a "MasterChef". Gracias, Samantha.

(GRITA DE ALEGRÍA)

¡Ah...!

Andrea, Nirmala, las dos, por favor,

delante del jurado.

Como podéis ver, solamente me queda un delantal

y vosotras sois dos.

No lo puedo dividir,

con lo cual,

este delantal...

Andrea, por favor, deja tu cuchara,

es para ti. ¡Oh!

-He estado tan cerca

que... qué pena.

-Gracias, muchas gracias a todos,

y al jurado en especial por valorar mi trabajo

aunque no haya sido extraordinario. Eso lo quiero,

en los próximos programas, pero resumido.

¡Muchas gracias, de verdad! Me he sorprendido a mí misma

de lo que he podido llegar a ser centrándome en mi trabajo,

porque todo puede ser. (GRITA)

-¡Muchas gracias a todos! Muchas gracias.

(APLAUSOS)

Un año más, "MasterChef" ha elegido

a los 15 mejores aficionados a la cocina de España

que, a partir de la semana que viene,

van a darlo todo en el concurso de cocina más duro del mundo,

y todo para convertirse en el nuevo MasterChef España.

La competición arranca la próxima semana,

una aventura llena de trabajo, esfuerzo y pasión.

Ellos son los nuevos aspirantes a "MasterChef".

Aspirantes, en 15 minutos salen las raciones,

vamos a volar. ¡Vamos, vamos, venga!

Ya debería haber salido la ensalada.

¡Natalia! -Acaba ya, tío.

-Venga, venga, venga. -Aquí no trabaja nadie.

Aspirantes, los comensales han llegado ya.

Moteros, ¡bienvenidos a "MasterChef"!

Si no salen tus platos, te mato. Nunca he tenido la sensación

tan clara de estar montando. Quiero más actividad, ¿me oís?

(TODOS) ¡Sí, chef! ¡El reto todavía no ha terminado!

¡Venga, a cocinas! Si perdemos, será culpa vuestra.

¡No tenemos sangre en las venas, leche!

Creemos necesario rejuvenecer a nuestro jurado.

Esto está quemado. Mala, mala, mala,

no puede estar más mala.

Esto es un insulto a mi inteligencia.

Aquí no hay ni un cinco por ciento del carácter

y lo necesario para ser cocinero. La cata de hoy ha terminado.

¿Sin deliberación? Deliberar ni se me ocurre.

Estás expulsado de "MasterChef".

Me gusta tu plato

y tiene mucho mérito. Esto es "MasterChef",

el talent show de cocina más emocionante de la televisión.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1 - 07/04/15

MasterChef 3 - Programa 1 - 07/04/15

07 abr 2015

La tercera edición de MasterChef arranca con el proceso de selección de los aspirantes, al que se inscribieron más de 15.000 personas (un 67% más que el año pasado). El equipo de MasterChef ha recorrido España en busca de los mejores cocineros amateurs y para ello visita Bilbao, Barcelona, Valencia, Sevilla y Madrid. Estudiantes, amas de casa, soldados, arquitectos, deportistas, políticos o modelos, perfiles muy diferentes, con edades entre los 18 y 82 años, con una misma pasión: la cocina.

ver más sobre "MasterChef 3 - Programa 1 - 07/04/15" ver menos sobre "MasterChef 3 - Programa 1 - 07/04/15"

Los últimos 256 programas de MasterChef 3

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos