www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.0.0/js
2573654
Para todos los públicos Programa 6
Transcripción completa

(Sintonía "MasterChef")

Aspirantes, en la cocina

hay cosas que son de verdad

y otras que lo parecen y no lo son.

Deberéis presentarnos tres platos

sin utilizar los ingredientes prohibidos.

Que si te caes encima de tu mesa germinas,

está llena de mierda.

Bienvenidos al musical de "El rey león".

Hoy vais a tener que cocinar para 36 actores y bailarines

de este gran musical.

Estamos sacando una mierda.

Ay, perdona. -No pasa nada, no pasa nada.

Capitanes, delantales negros.

En esta prueba de eliminación

vais a preparar un cachopo.

¡Va, va, va!

Un toque a quemado. Tiene un punto a quemado, sí.

Ciertos matices que no encontraba.

Este jurado ha decidido

que quien deja el MasterChef es...

Miguel Ángel.

(Sintonía "MasterChef")

El próximo MasterChef tendrá que aprender a arriesgar

y sobre todo sorprender.

Busco un cocinero sin miedo a experimentar,

que encuentre en la cocina su propio lenguaje.

Este año MasterChef llega con nuevos retos,

más dificultad.

No quiero simples aficionados,

quiero auténticos amantes de la cocina.

(Sintonía "MasterChef")

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

Los aspirantes aún no lo saben,

pero esta noche tienen por delante un reto

que además de poner a prueba sus habilidades culinarias

pondrá a prueba algo mucho más importante,

sus emociones.

Y vosotros en casa preparaos también, ¿eh?,

porque esta noche vamos a vivir una noche muy especial.

Y para demostrároslo

os voy a presentar al primer protagonista.

Él tiene más o menos esta estatura,

pero ha demostrado que en la cocina es todo un grande,

el ganador de MasterChef Junior, ¡Mario!

Mario, ¡Hola!

qué ganas tenía de verte, cariño, mi niño.

Ay, qué grande.

Pero bueno, si pesas más que antes. Qué bueno.

Corre con los jueces, que ahora no te pueden reñir.

Hola. Hola.

¿Qué tal, Mario? ¿Cómo estás? ¿Qué tal?

Muy bien. Hola.

Súper Mario. Hola.

Eres Superman. Ponte aquí con nosotros.

Tú como los grandes invitados, aquí.

Vale, qué honor. Bueno, Mario, ¿cómo estás?

¿Qué vienes, a quitarnos el sitio? No, no, no.

Ah.

Todos los niños de España están supercelosos contigo, ¿eh?

Bueno, bueno. ¿Qué te dicen tus amigos?

Muy contentos y me felicitan.

¿Y te piden que les enseñes o no? Sí.

¿Has dado clases ya?

Hice una clase solidaria para la cocina económica.

Bueno, Mario, ¿cómo te ha cambiado la vida después del programa?,

cuéntanos.

Bueno, pues ahora me conoce la gente.

¿Y qué te dicen? Me piden fotos y autógrafos.

Mario, te hemos echado mucho de menos.

Bueno, a ti y a tus cocochas, ¿eh?

¿Tú nos has echado un poquito de menos a nosotros?

Sí, mucho.

Bueno, pues nosotros ya tenemos al jurado,

tenemos a todo un MasterChef

y nos falta que entren los aspirantes.

Qué pequeñita.

Oye, pequeñajo, tu cara me suena,

¿a que tu madre se llama Marina? Sí.

¿Tienes ganas de verla? Sí.

¿Y esta niña rubia que tengo delante con el flequillo?

¿Cómo te llamas? Genoveva.

¿Y a quién has venido a ver? A Gonzalo.

¿Y quién es Gonzalo? Mi tío.

Chicos, sé que lleváis varios meses ya

sin ver a vuestros padres y a vuestros tíos,

pero no os preocupéis porque esta noche

vais a pasarla con ellos.

Iros a las cocinas porque cocinaréis como los mayores.

Pero si hay una niña que no pasa del borde de la mesa.

Estos son más pequeños que vosotros, ¿eh?

Y el primero en dar una sorpresa a su mamá

es el pequeñajo este de 4 años que tengo aquí,

que se llama ¿cómo? Román.

Román. ¿Y tiene mucha vergüenza Román?

Un poquito. Un poquito.

Pero yo creo que tienen más ganas de ver a mamá que vergüenza,

¿a que sí? Sí.

¿La llamamos? Sí.

¡Que entre Marina!

Oh.

Hola,

hola, chicos.

¡Mami!

Oh. Ay, Dios mío, oh.

Cariño, ¡oh!

Gracias.

Román.

Hola, amor.

Ha sido algo...

muy emocionante, es increíble.

Es que esto es increíble, muchísimas gracias.

(SONRÍE)

Oh,

no me lo puedo creer, ay.

Greta, guapa, te quiero, tenía ganas de verte ya.

Ay, qué rica.

Oh, qué alegría, qué sorpresa.

(GRETA) Me ha gustado mucho ver a mi padrino,

le quiero un montón.

(RÍE) ¿Qué haces tú aquí, tío?

¿Cómo estás, chulo? -Bien.

¿Qué haces por aquí?

¿Qué te parece todo el tinglado que tiene montado esta gente?

Está muy chulo. -Está muy chulo, ¿a que sí?

¿Y los jueces qué te han parecido?

¿Quién te ha parecido el más serio?

Pepe. -Pepe es un crack, es todo fachada,

luego es un auténtico crack ahora que no nos escucha.

Yo tengo un subidón ahora, de verdad,

dijeron que nos hacía falta estar desconectados de la familia

y de buenas a primeras me mandan a ese niño,

que le tengo tanto cariño, pues me ha hecho muchísima ilusión.

Hola.

Hola. -¿Cómo estás?

¿Cómo estás? -Bien.

(GONZALO) Cuando me he encontrado con Genoveva ha sido un subidón,

además un subidón realmente que necesitaba.

Ayer fue el cumpleaños de mi madre,

mi madre está un poco enferma y estaba yo un poco "down"

y eso ha hecho que "uf", la moral suba para arriba.

Ay, madre mía.

¿Qué pasa, hijo?

Cariño.

Qué nervios.

Ay, qué bien.

Ay, guapa. ¡Qué alta!

Cómo necesitaba verte, mi niña.

¿Me has echado de menos?

Os habéis pasado, vamos.

Ay, coño, que has crecido y todo, la virgen.

¿Qué tal? -¿Y tú?

Bien.

Se me hace muy duro que Mateo no esté en casa,

no le veo.

Ay, pero no llores.

No puedo hablar con él,

no le puedo contar las cosas que pasan.

Y, no sé...

Es lo normal, es mi hermano.

Estos niños que veis aquí son los sobrinos

y los hijos de vuestros compañeros.

Bueno, como vosotros sois muy jóvenes

y no tenéis ni hijos ni sobrinos, de momento,

os hemos traído a dos cocineros con experiencia,

ellos son Juan y Ana Luna, de MasterChef Junior.

¡Anda!

¿Qué tal? (AMBOS) Hola.

Hola, reina, ¿qué pasa, chica?

(ANA LUNA) Me han entrado muchos recuerdos buenos,

cuando vi a mis compañeros,

cuando gané algunos platos...

que eso me ha encantado.

Bueno, ¿venís con ganas de cocinar o no?

Sí, siempre. ¿Sí?

¿Y os gustan los dos aspirantes que os hemos asignado?

(AMBOS) Sí.

Pues, Jorge, cocinarás con Juan.

Y, Ana Luna, tú cocinarás con Celia. ¡Corred!

Hola.

Vamos, Juan.

¿Qué tal? -Hola.

¿Qué se te da mejor?

Uf, yo es que soy vegetariana. -¿Qué?

Jorge, ¿qué te parece tu compañero de cocina?

Pues yo creo que de los mejores que me podía tocar,

un chaval muy inteligente

y yo creo que vamos a congeniar muy bien.

A ver qué tal os va.

Celia, bueno, tú supongo que contenta,

porque tienes a una finalista contigo.

Es lo que le he dicho a ella lo primero, conforme la he visto,

digo, seguro que me gana.

Que es vegetariana. (TODOS) (RÍEN)

(ANA LUNA) Qué raro.

¿Tú serías vegetariana?

No, porque yo prefiero la carne.

Estoy segura de que entre las dos vais a hacer un buen tándem.

Sí. -Seguro.

Aspirantes y ayudantes,

preparaos bien porque os vais a enfrentar

a una caja misteriosa.

Aspirantes, dentro de esta caja misteriosa

están los ingredientes con los que vais a cocinar

en el siguiente reto.

A la de tres quiero que levantéis la caja.

Uno,

dos,

tres.

¡Oh! -¡Hala!

(JORGE) Lo sabía, lo sabía. -Lo sabía, otra vez.

En esta caja misteriosa tenéis azúcar blanquilla,

mantequilla, huevos,

chocolate negro, chocolate con leche,

harina de almendras, harina de trigo,

nata, glucosa líquida,

hierbas aromáticas,

vainilla en rama, canela en rama

y leche condensada.

Como podéis comprobar no es un plato salado precisamente.

(EMIL) Ella de dulce sabe muchísimo más que yo,

¿a que sí?

Le encantan los pasteles,

le encantan las golosinas,

el chocolate, ¿a que sí?

Sí.

Aspirantes, lo que tenéis que hacer esta noche

con todos estos ingredientes de la caja misteriosa

es...

(GRETA) ¡Una tarta!

Qué bien, ¿eh?

La tarta Sacher de Samantha,

acompañada de golosinas naturales

que tendréis que elaborar vosotros mismos.

Para ello en la caja tenéis todo menos las frutas,

que las tendréis que coger del supermercado.

Madre mía, ¿tenemos que hacer pastel y golosinas?

La tarta Sacher es de origen austríaco,

son dos bizcochos de chocolate que van rellenos por dentro

por una capa fina de mermelada de albaricoque.

Hay una cosa muy importante,

que es humedecer el bizcocho con un almíbar,

para que no se quede seco.

Y luego cubrirlo con cobertura de chocolate negro.

Y ahora os voy a contar

la verdadera complicación de esta prueba,

la última sorpresa.

El gran reto de esta caja misteriosa

será hacer una tarta más bonita y que esté más buena

que la que hagan un chef y un MasterChef Junior

que van a competir hoy aquí con vosotros.

Eso es trampa, ¿a que sí? Eso es trampa.

Era demasiado fácil.

A motivación, esfuerzo, ganas y a rock'n'roll

estos aspirantes no nos ganan.

¿Lo tienes claro?

Tú te encargas de los bajitos

que a los altitos me los meriendo yo.

Vale.

(EMIL) Yo creo que Mario lo hará mejor que Jordi.

Pero yo lo haré mejor que Mario.

Para elaborar esta deliciosa tarta de chocolate con golosinas

dispondréis de 120 minutos.

Jolín.

Y los 3 minutos para entrar en el supermercado

comienzan en tres,

dos,

uno, ¡ya!

¡Vamos! ¡Vamos! -¡Corre, corre!

¡Qué locura hoy en el súper!

Tú pilla plátanos, corre.

A ver, a ver.

¡Tata!

Os habéis quedado sin estas, adiós.

Vamos, corre, corre.

Deprisa.

Mario, cuidadito, ¿eh?

Que te vemos, te vigilamos de cerca.

Venga.

Oye... Los he metido en el cajón. ¿El qué?

Los huevos. ¿Tú?

Sí, corre, cógelos del cajón, que los va a ver ahí.

(RÍE)

¡Aspirantes, último minuto! Amigo, vámonos.

¿Qué has cogido?

Venga, vámonos, corazón. -Vale.

¿No necesitas nada más? -No.

Alucino qué rápido vais.

Vámonos, pequeña.

Venga, uno, dos y tres, comenzamos.

Ponte aquí conmigo, con tu cocinero.

¿Ya ha empezado el tiempo? -Claro.

(HABLA CATALÁN)

¡Corre!

Celia, ¿aquí?

Lo hacemos en una esquina el tema de los huevos.

Hola. -Hola.

Mira, aquí, Greta.

Ay, ay. (CANTURREA)

Bueno, este Jordi a ver qué tarta nos hace, ¿no?

Sí. Será una tarta...

difícil, ¿no?, una tarta diferente yo creo, ¿no?

Sí, sí, más pequeña, de ración. Un poquito más pequeña.

Toma, tira esto.

Ya. -Cinco, justo.-Justo.

100 de agua y hemos dicho que algo de menta, ¿no?

Sí.

Aplástalo, muy bien. ¿Quieres un tenedor mejor?

Pon 175 de mantequilla y 75 de azúcar.

Vale.

Vaya mantequillón, ¿eh?, ¡uh! -Un mantequillón.

Todavía no. -Cuidado, cuidado.

¿Está buena?

Lo vamos a poner al uno,

vamos a darle un poquito más de caña.

Uh, cómo me he pasado. ¡Hala!

Uno a uno los huevos, ¿vale? -Vale.

Primero uno.

¿Después? -Otro.

Y cuando ya desaparece y se pone ahí ya otro.

¡Ya! -Ya.

Preparados... -Listos, ¡ya!

Con alegría, nene, vamos al lío, vamos a hacernos una tarta aquí

que van a flipar.

A esto más rock'n'roll ahí, métele chicha,

que la mantequilla vaya trabajando.

Bien, bien, ahora va bien.

Vamos. -(CANTURREA)

Venga, vámonos, cuidado que quema. Venga, ven.

Nos vamos a poner la pintura de guerra ahora mismo.

¿Cómo que no? Mira, para la batalla.

Tío, no.

Es la primera vez que cocino.

Con mi pinche, no es que esté contento,

es que estoy encantadísimo de que haya venido a verme

el personaje este, que lo quiero un montón.

Jordi y Mario creo que nos van a machacar

porque son buenísimos,

Mario es el ganador de MasterChef Junio.

Y 50 de harina de almendra. Pues toma, harina de almendra.

50, vale. ¿Harina normal?

¿Dónde está la harina normal?

Pues no lo sé. No me lo creo.

¿Dónde se ha quedado?

Ahí.

Dásela a Mario. Corre, corre.

Eh...

A ver, a ver qué ha hecho este.

¿Qué has hecho? Nada, nada,

que estaba ahí... que se caía la harina.

¡Mario!

Ya está.

Oye, Pepe, Pepe, Pepe.

Pepito,

si no me sube por tu culpa te comes la licuadora.

Mario, ¿qué te ha tocado, el más torpe?

Me falta matar a algún jurado cabroncete.

Allí tenemos la parte de yemas con chocolate y mantequilla,

ya batidas, y se están batiendo las claras

para hacer el punto de nieve.

En cuanto lo mezclemos los dos

lo pondremos al horno para levantar el pastel

y ya tendremos todos los elementos para montar la tarta Sarche.

(HABLA CATALÁN)

Mucho chocolate.

Mezcla, mezcla, mezcla.

Sigue, sigue.

Estoy contento, mucho.

Venga.

Mezclar...

Ahora vamos a meter el bizcocho a hacerse,

con el chocolate. Ay, qué lío.

Mi madre en casa cocinando está más tranquila, la verdad.

Es que aquí me ponen histérica.

Para acá.

Exprimidor, vamos a hacer el zumo de naranja.

Vale.

En nuestra tarta Sacher a la masa de bizcocho con chocolate

le vamos a añadir un almíbar de menta,

luego le vamos a añadir una mermelada de frambuesa

y luego vamos a... -Voy a bajarlo.

Y la cobertura, aparte de chocolate

vamos a utilizar unos adornos de fresa y frambuesa,

con un toque de menta también.

Vamos a ver.

Si eres un auténtico fan de MasterChef y quieres saber

todos los secretos de estas cocinas

ya tienes la nueva aplicación de MasterChef

para móviles y tabletas.

Además este año encontrarás retos y juegos

para que tú también puedas ganar muchos premios.

Empieza ya a jugar y gana hasta 10.000 euros.

Descárgatela en tu tienda de aplicaciones

y si quieres más información

entra en la web de RTVE.

Se me está cansando el brazo. (CRISTÓBAL) Cambia de brazo.

(LORENA) Cariño, que tenga por todos lados

pero sin pegotes de mantequilla.

(GONZALO) Hemos hecho un bizcocho que mira, mira qué rico está,

lo hemos atemperado, lo hemos igualado

y va al horno.

¿Vamos a ganar a Jordi y a Mario o no?

¡Sí!

¿Eh? -Tú muévelo.

¿Hierve?

Si ves algo negro quítaselo.

Bueno, Samantha, una prueba más para ti,

cuéntame, ¿cuál es tu receta?

Primero hay que hacer el bizcocho Ajá.

y mientras que horneas el bizcocho tienes que preparar

la mermelada de albaricoque,

tienes que preparar la cobertura de chocolate

y luego es muy importante también, que no se nos olvide,

es lo del almíbar,

es muy importante que el bizcocho esté humedecido,

Ah, que esté empapado.

sí, porque si no se queda muy mazacote y muy...

Sí, sí. Y es un bizcocho muy jugoso

y entonces hay que mojarlo con un pincel.

Sí, que esté mojadito bien.

Un poquito más de azúcar, porque queremos un buen almíbar.

Y de aquí sacaremos el almíbar para pintar el pastel

y con el melocotón cocido Ah, vale.

haremos la compota.

¿Así? -Un poco más todavía.

Dale...

(GONZALO) Vamos a reciclar vidrio,

recoges la botella y a la basura, corre.

Venga, por detrás mío, ahí está. Muy bien, recicla.

Venga, ¿eh?, no te pongas nerviosa.

No, no, si yo estoy guay. A ver...

(JORGE) Mi pinche, bueno, yo lo definiría como ayudante,

es un ayudante de gran categoría,

además que somos bastante afines,

a los dos nos gusta la ciencia, la investigación...

O sea, estoy encantado con mi ayudante.

Así, ¿vale?

Así, ¿vale?, que eso no corta.

Con eso, ¿vale?, tú las pelas.

Ay.

Ah.

Cuidado los dedines, ¿eh? Muy bien.

Bueno, esto está.

¿Qué tal, Emil, cómo vamos? ¿Y la pareja?

Uy, vamos... Hola, Greta, ¿cómo vas?, hola.

Bien. Bueno, ¿cómo vas, Emil?, ¿bien?

Bueno, un pelín retrasados pero... Es el día.

Sí, es muy especial. Oye, te ha cambiado la cara,

vamos a traerte a la niña todas las semanas.

Es que la niña... Aquí y en el plató.

es que es la alegría de la huerta Greta.

Sí, le ha cambiado el semblante. Y de sabor dulce sabe mucho, ¿eh?

¿Sí? Especialista en saber dulce.

Muy bien. ¿Y de qué vas a hacer las gominolas?

Es una cosa de fresa. Ah, es de fresa.

Vale, vale, a mí me gustan las de fresa, ¿eh?

Házmelas ricas, ¿eh?, que me comeré 10 o 12 nada más.

¿Está hecho ya el bizcocho?, ¿lo lleváis todo, eh?

Del bizcocho nos faltan ahora mismo 21 minutos.

Ostras, ya puedes correr, ¿eh? Sí.

Tía, que cuatro son 100. -Sí.

Y por aquí, muy bien.

Venga va, a la nevera.

"Cataclá cataclá cataclá".

Esto no crece, ¿no?

Ya está, ¿quieres probar tú?

Venga, hazme un par o tres.

Te pongo aquí más juguito y...

vamos, con mucho cariño.

Oiga, yo vengo a hablar con la cocinera.

Hola. Hola, Parit, ¿cómo estás?

Bien. ¿Y la tarta cómo la habéis hecho?

Cuéntame, a ver. De chocolate.

¿Y qué más? ¿Y el relleno?

De mermelada de... de fresa. ¿De fresita del bosque?

Está duro.

Ideal, va, ahora hacemos otro. ¿Y la cobertura?

La co... Ah, no, la cobertura de chocolate.

Menos mal que estoy aquí. Menos mal que habéis venido.

Ha sido sin querer. ¿Sí?, pues me alegro.

Cómo se enteren que te he soplado. Hala, a correr.

Rápido, la cobertura de chocolate. Vamos, Parit, a moverse.

Tenemos tiempo, ¿eh?

¿Cuándo he cocinado, a lo largo de tu vida, tartas?

Nunca. -Jamás.

¡Atención, aspirantes,

habéis gastado ya la mitad del tiempo,

os quedan 60 minutos!

(CANTURREA)

A ver, ¿eso qué es?, ¿la sardana?

Estamos lanzados, por más trampitas que me hagas.

Yo y mi Mario lo tenemos... Ahora está, ahora está...

Te has venido arriba, ¿eh? Hombre, vio la luz, ¡vio la luz!

Que no quede sucia. -Vale.

Porque siempre me pasa lo mismo. -Que sean iguales, ¿vale?

Muy bien, Greta. Bien, bien.

(ROMÁN) Mami, yo tengo que... Bueno, ¿qué tal, Marina?

Vaya noche, ¿no? ¿Qué tal?

Impresionante. -Mami, mami...

No te lo esperabas, ¿eh? Feliz, vamos...

Mami, una más, esta y ya está, ¿vale?

¿Cómo no estar feliz con esto? Bueno, Román, ¿qué has hecho tú?

Cuéntanos. Todo, ¿verdad? Dile.

Sí. ¿Qué es todo, qué has hecho?

Dile a Pepe qué has hecho. -Le he ayudado a quitar los ramos.

¿Los ramos a qué? Los rabillos a las fresas.

De las fresas. Ah, de las fresas.¿Ah, sí?

Y hemos preparado la masa del bizcocho, ¿verdad?

Sí. Ah, ¿también?

Y también he ayudado con el zumo. Muy bien, pues nada,

o sea, que lo lleváis bien, ¿no? Pues fenomenal, vamos a verlo.

Esperemos. Os dejamos con el relleno.

Gracias. Muy bien.Chao.

¿Qué, nos llegará bien, no?

Muy bien.

Bueno... Hola.

Juan, ¿qué tal se porta tu pinche? Bien.

¿Sí? No, más que pinche es chef hoy.

¿Le has subido el nivel? Hoy le toca mandar a él.

Oye, veo la mesa un poquito más limpia, ¿eh?,

¿le has mandado que limpie la mesa a Juan?

No, me lo ha dicho, que le echabas muchas broncas.

Es muy guarrete. Más que guarrete, deso...

Desorganizado. Eso es.

Los talentos, la gente creativa, suele ser así, ¿eh?

Bueno, ¿y cómo vais?, a ver... Bien, vamos a sacarla ahora,

la tarta. ¿No la habéis sacado todavía?

No, está aquí, justo para sacarla ahora.

¿Con picante o sin picante?

No cogí cayena, yo... Ah, eso espero, ¿eh?

A ver, yo quiero ver cómo saca Juan la tarta.

Samantha, ¿qué tal? Bien, bien, está bien.

Bueno, tiene buena pinta, sí. Ah, bueno.

¿La llevas tú a...? -Sí, trae, trae.

Suerte. Vale.

Atenta.

Ole.

Dejaremos que temple un poquito más y abriremos, ¿vale?

Bueno, ¿qué dice la mujer más guapa de MasterChef?

¿Yo o ella te refieres?

Hombre, dalo por hecho, tú.

Pues... estamos aquí haciendo,

que yo creo que vamos un poco apuradas,

pero ella es muy positiva y dice que no.

Enséñala, dile: "Venga, muévete."

Yo le dijo eso, pero ella va a su bola, vamos.

Que no voy a mi bola, hombre, lo que pasa es que...

Pero ¿qué os pasa, por dónde vais, qué os falta?

¿No os entendéis o qué? No.

Nada, solo falta sacar la tarta del abatidor,

que la tengo ahí enfriando un poco para poderla partir mejor

y que atempere un poco. -Y las golosinas.

¿Y de qué las has hecho? Que están en el abatidor también.

De frambue... No. (AMBAS) De frambuesa y fresas.

Bueno, hija, si está todo en el abatidor va bien.

¿Más a gusto con los mayores o con lo de tu edad?

La verdad, con los de mi edad.

Aspirantes,

¡últimos 30 minutos!

Vamos a buscar la tarta.

(EMIL) (HABLA CATALÁN)

Qué mal. Pues, mira, nos han roto la tarta, tío,

nos han puesto encima las golosinas y nos han roto la tarta.

(GRETA) No sabemos quién ha sido, absolutamente nadie.

Ahora sí que no vamos a ganar.

Bueno, Greta, lo vamos a continuar intentando

hasta el último momento. Nos han chafado la tarta.

Vamos a hacerle un corte. -¿Quién habrá sido?

¿Quién habrá sido? Ahora sí que podemos decirle a Mario

que nos traiga el cuchillo de sierra,

¿se lo puedes pedir tú, Greta? -Claro.

Mario. -Dime.

¿Le puedes traer a Emil el cuchillo de sierra?

Sí, espera, a ver dónde está.

Muchas gracias, Greta.

Mira, vamos a marcar con este. -Es una rabia.

Una rabia, ¿eh?

Lo estás haciendo superbién.

¿Por qué nos habrán roto la tarta?

Muy bien, muy bien.

Ay, que se nos ha roto.

Qué guay, nena. -Eh...

Vale, están aquí, perfectas.

¡Pom!

Mario, ¿qué has hecho?, cuéntanos y dinos qué es esto.

El bizcocho con dos capas. ¿Ya está relleno?

Sí. ¿Y de qué está relleno?

De la confitura de... ¿De qué es esto?

Albaricoque, Mario. De albaricoque.

Bah, ¿te gusta? Sí.

Date cuenta, no le gustará nada de lo que le demos.

A mí también. Si lo haces tú, sí.

¿Y las gominolas, de qué las has hecho?

Pues de frambuesa, de fresa y de naranja.

Una cosa, ¿qué harás ahora con...?

¿El almíbar lo has puesto o no? Sí, claro.

Has puesto entre medias ¿y por fuera también?

Sí, pero no está demasiado, ¿no? ¿Y esto?

Pepe, eso que acabas de hacer es una salvajada.

Bueno, eso se arregla, un chef de...

Sí, porque... No, no, no verás una marca.

un chef de estrellas Michelin arregla esto divinamente.

Un día te veré en mi pellejo, Pepe, y saldaremos cuentas.

Anda, bobo. Venga, podéis retiraros.

Qué suerte tiene de trabajar contigo,

menuda suerte tiene. Al revés.

Taparemos el agujerito que nos ha hecho el amigo.

Venga. Vale.

(CRISTÓBAL) Échale ahí con la mano.

Ole.

Primero taparemos el agujerito. Se trata de igualar la tarta.

Hola, Marina. Hola.

¿Qué tal, cómo estás?

Pues ahora estamos poniendo la mermelada en la tarta,

ya la hemos bañado con el almíbar y ahora... no sé,

iré a por las gominolas,

que estamos esperando a que se pongan duras.

¿Qué tal tu pinche? No, es al revés, ¿eh?

¿Al revés, seguro? Es al revés.

Como veo que le mandas. Esto está...

¿Habíais cocinado juntos alguna vez?

Sí, casi siempre en casa.

¿Y por qué no te has apuntado tú a MasterChef en vez de tu hermano?

Yo lo hubiese preferido. Que yo soy menor, no.

Gracias por la parte que me toca.

Pobre Mateo, con lo bien que lo hace.

Sí, pero prefiero una chica guapa.

Ah.

La mermelada está de lo más bueno. ¡Ay, ese trozo!

(EMIL) Está muy chafada.

-No.

(EMIL) ¿Vas a comértelo también?

(EMIL) Bueno, vamos a ponerlo así. -Qué rabia, ¿eh?

(EMIL) Sí, mucha rabia.

Y nada más. Flipa.

Aquí esto.

(MARINA) Cuidado.

Aspirantes,

acabamos de entrar en los últimos 10 minutos.

¿Vale?

Vamos, cielo.

(EMIL) A la nevera. Ves tú a buscar los golosines, venga.

(CRISTÓBAL) Venga, Greta, muy bien, llévatelo, corre.

Ahí vas bien. (GRETA) Ahí hay otro, son mías.

(CRISTÓBAL) ¿Son tuyas? (GRETA) Sí.

(CRISTÓBAL) No, soy mías. Son mías.

Te lo digo, son mías. (GRETA) Vale.

(CRISTÓBAL) Corre.

(EMIL) Esta no es mía.

Alguien me ha cambiado el molde, porque no las hice de fresa.

Ve a buscar los corazones.

(MILAGROSA) Vaya, vaya.

(GRETA) ¿Y las gominolas?

Emili,

hay una bandeja, pero está muy alta y no puedo cogerla.

Vale, ya voy a cogerla. ¿Acabas tú de poner eso?

-¡Claro que sí! (EMIL) Muy bien.

Voy a buscar las otras. (CRISTÓBAL) Nos quedan 5 minutos.

(GRETA) ¡Está en la primera! (EMIL) Vale.

Oye, ¿qué pasa?

Hoy es un descontrol, nos han robado...

Alguien se llevó nuestros corazoncitos de la nevera.

¿Cómo puede ser, Greta? Aspirantes, debéis ir emplatando.

Creo que estas son las mías, que son de uva.

Mira, prueba una.

Hombre, esas... Estas no son de uva, seguro.

Sí. (EMIL) ¿Sí?

Sí.

-Y las gominolas por aquí.

Aspirantes,

último minuto.

(CELIA) Contraste, tía.

-Ey, ¿ahí?

-Pero bueno. -¡Uh!

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno,

¡tiempo! ¡Manos arriba!

-¡Bravo! -¡Grande!

-¡Bravo los niños! -¡Bravo!

-Aquí. Lo hicios muy bien.

Espero que con la tarta Mateo tenga buena valoración de los jueces,

y que la próxima prueba sea capitán y que la gane, claramente.

Si quieres aprender a cocinar desde cero,

o lo tuyo es la cocina profesional,

entra en laescuelamasterchef.com.

Una escuela de cocina online con más de 160 cursos

donde podrás aprender todo lo que necesites saber

sobre cocina.

Tenemos a los cocineros más prestigiosos

y algunos de nuestros masterchefs

que te ayudarán a potenciar toda tu creatividad.

Entra en la escuela masterchef.com y prepárate para cocinar.

-Qué chula.

-Qué bonita.

Aspirantes,

queremos decir que ha sido una experiencia maravillosa

veros aquí cocinando con vuestros hijos y sobrinos.

Desde MasterChef

siempre hemos querido que la cocina

sea un momento para disfrutar en familia.

Niños,

muchas gracias por venir.

Cuqui, ¿abrazo fuerte?

Gracias, amor, por tu ayuda.

En casa todo el día todos liados.

Unos enfurruñados, otros no sé qué.

Digo, qué ganas tengo de estar con mis niñas que son divertidas.

Dale muchos besos a todos, ¿vale?

Ay, me muero, me muero. -Hala, chico.

No quiero que te vayas.

Espero que lo hayáis pasado muy bien,

pero ahora sí hay que dejarlos solos ante el jurado.

(MILAGROSA) Venga, venga. Venga, corre. Corre, chula mía.

Te quiero. Adiós. -Cuqui.

-No llores, amor.

-Adiós, chicos. -Adiós.

Eres el mejor padrino del mundo.

¿Qué tal, como ha salido esa tarta? Muy bien.

¿Vosotros qué tal, Ana Luna?

¿Juan, cómo salió esa tarta? Bueno.

Ha salido la diferencia un poco mal,

pero por lo demás, está rica.

Bueno, chicos,

yo espero que no perdáis esa ilusión por la cocina, que crezca.

Ahora sí, con ese aplauso de los aspirantes...

¡Gracias, chicos! ¡Grande!

¡Muy bien! -Adiós.

-¡Bravo! -Gracias.

Yo gané MasterChef Junior y ahora veremos quién gana MasterChef.

La primera tarta que va a catar nuestro jurado

es la de Marina.

(Música)

¿Cómo lo ves? Jugosita.

No sé si le metiste mucho almíbar o qué, pero...

Demasiado húmeda.

Quizá habría que abrir las tres capas antes para enfriarlo bien

y poder aplicar un almíbar lo más frío posible.

Tú lo has hecho muy seguidito y ha quedado demasiado...

Húmeda. ...embarrado.

¿Esto de qué es, este beso? De naranja,

pura y dura.

Bueno, está blandita, está buena.

Emil.

(Música)

¡Anda!

Bueno cuéntanos, Emil, ¿cómo lo ves?

Pues sinceramente no pensaba que pudieras cortarla con el cuchillo.

¿Por qué?

Porque creo que está poco hecha.

Finalmente la tarta no estaba terminada de hacer.

Se bajó, porque la cocción fue insuficiente.

Sí, chef.

¿Y las gominolas?

Al ponerlas ahí han hecho...

como tipo medusa.

Luego ha habido un tema ahí...

Las gominolas desaparecieron, luego volvieron a aparecer.

No sé. ¿Dónde estaban las gominolas, Emil?

Las gominolas estaban justo detrás,

en la mesa de atrás, Justo detrás.

en terreno de nadie, digamos, entre Gonzalo y Cristóbal.

A ver, Gonzalo, Cristóbal, ¿quién cogió las gominolas de Emil?

Eran de Greta, ¿eh? -Yo no he cogido...

Me dijo Gonzalo, estas son tus gominolas.

Al final no eran las mías. Las mías eran de uva.

Me las he encontrado de fresa. Él buscaba de piña,

y había un cachondeo con al gominolas que...

La gominola mágica, que tiene alas y vuela.

(EMIL) Uno por el otro...

nadie se ha hecho responsable de que las golosinas estuvieran allí.

Gonzalo, es tu turno.

Oy, mi gominola.

Bueno. Hombre.

No está mal. De presentación no la veo mal.

Guarda más la textura de una sacher.

Sí notas los bizcochos, sí notas el relleno,

no es todo un amasijo. Se nota una parte seca.

El glaseado de todos los que hemos visto

está a una temperatura adecuada. Es el que más brilla.

La "g", ¿de qué era? De Genoveva, Gonzalo, ganadores,

pero luego se unió Greta también, entonces vamos todos juntos.

Porque fue quien te dio las gominolas, se las quitaste,

¿cómo fue? No, las gominolas

fue un poco caos. ¿La gominola es de...,

de lo que pillaste por ahí? De lo que se ha pillado,

porque las nuestras no estaban, han desaparecido.

Ahí hay otras, así que son mías. (CRISTÓBAL) ¿Estas son tuyas?

Sí. (CRISTÓBAL) No, son mías.

Son mías, son mías.

(Música)

Está sequita. ¿Sí?

Que se puede comer. Es una buena receta de bizcocho,

pero le falta todo para ser una sacher.

¿Has visto los "Cazafantasmas"?

Esto es. Es el corazoncito dedicándoselo

a Eva mi sobrino, que me dijo que era guapísima Eva

y quería poner un besito, pero no se atrevía a decírselo.

Un besito y un corazón.

Finalmente me dijo que se convirtió en un pokemon.

Oye, no te calientes. Sí, sí.

Se ha destrozado el corazón. Pobre Eva.

(CRISTÓBAL) Este sobrino mío es uno de mis sobrinos preferidos,

sobre todo porque es un gigoló, lo lleva ya.

Lo primero que me dijo, "Qué guapa Eva. Está buena Eva".

(EMIL) Las tenían ellos hasta el último momento,

adivina cuánto tiempo llevaban fuera de la nevara.

Y luego todavía hacen cachondeos,

pero bueno, hoy me da igual todo. -Hoy es un día para disfrutar.

(GONZALO) Bueno, son unas gominolas, tampoco tiene más.

Hoy era día de los niños, tampoco pasa nada.

(Música)

Yo te diría que está cruda. ¿Cruda?

Le faltado cocción. El bizcocho está hecho lo de aquí,

que está más marroncita y esta parte oscura está sin...

A parte que quizá... ...acabar la cocción.

al trabajar demasiado la mezcla estás quitándole aire.

Había poco aire y ha quedado

un poquito mazacote. La sacher ha de estar esponjoso

por todos los lados. Sería una tarta, un brownie, algo así,

que es mucho más mazacote.

Milagrosa, por favor.

¿El volcán?

Oye, tiene buena pinta, jolín. Gracias, chef.

(Música)

Está buena.

Tuve una ayudante muy buena.

Sabe a frambuesa, a chocolate, y la cocción está bastante bien.

Algo más de humedad y algo más de mermelada

lo hubiese agradecido. A mí me gusta.

A mí me gusta. Gracias, chef.

Cristina, por favor.

(Música)

La cocción está bien, todo está bien,

pero el trabajo de mezcla no fue bueno,

por eso parece mazacote. No percibo el relleno de qué es.

Es de fresa. No lo sé.

Le falta sabor a fresa.

Importante.

Lorena, es tu turno.

(Música)

La tarta es un mazacote. Está no sé si cruda, mal mezclada,

pero es un pequeño mazacote. ¿De sabor te gusta?

¿Está bien? Sí, hombre,

está genial, es un mazacote en toda regla.

(Música)

¿Qué?

Qué, qué, que lo intento, Samantha.

Esto parece una lengua más que unos labios.

(Risas)

Está regulera, como dicen en mi pueblo.

Regulera. ¿En serio?

¿La masa no le gustó? En serio.

No, se queda un poco mazacote. Me falta un poco de aire,

un poco de gracia, si no como

un kilo y medio de chocolate en una cucharada.

(JORGE) No me gusta el dulce.

¿El chocolate no está bien elaborado,

el de la cobertura?

Fíjese cómo brilla.

Es que no hay nada malo.

El chocolate está bueno, el bizcocho está bueno,

todos los elementos y todos los ingredientes están buenos,

es muy difícil que esto esté malo.

Si lo difícil es que con esto bueno hacerlo todavía mejor.

No hay forma de acertar.

(JORGE) Dudo que llegue el día que Pepe me diga,

Jorge, esto está perfecto.

Pero me conformaría con que me dijera,

vale, Jorge,

te felicito, con eso me conformo.

Hombre.

(Música)

Está un poco mazacote. Lo mismo, mazacote.

La decoración de hoy no...

Me hubiera gustado hacerla distinta.

Hay tres cosas, el fruto rojo, las gominolas y el pistacho.

Con uno basta. Menos es más.

Me parece que hay un buen trabajo.

El bizcocho está bien cocido, era un poco lo que esperábamos,

pero es verdad que para la proporción que tiene

esperábamos que tuviese más relleno o algo más de esponjosidad.

Gracias, chef.

Celia, eres la última.

Ay.

Uy. Bueno.

Anda, mira Celia. Celia no, Ana Luna.

(CELIA) No.

¿Qué?

Hombre, la he hecho yo.

Hay que valorar algo más el trabajo de tu equipo.

Ella ha colaborado estupendamente, pero vale.

Es la nueva Celia. Tiene carácter.

Ah, amigo, ¿eh?

Me faltan varias cosas.

Primero una talla más de pantalón, ¿Sí?

para empezar.

Segundo, haber estado mejor acabado lo de arriba,

porque lo de dentro está muy bien hecho.

Está muy rica y muy bien de sabor.

Dale las gracias a Ana Luna. Gracias, Ana Luna.

Aspirantes, nuestro jurado se retirará a deliberar

cuál ha sido la mejor tarta de todas.

Jueces, por favor.

(Música)

(SUSURRANDO) Estaba rica.

Gonzalo sería la hostia de capitán.

Podría ser, Mateo, Celia, Milagrosa...

Vamos.

Aspirantes,

antes de valorar vuestro trabajo

Jordi os enseñará cómo se hace una verdadera tarta sacher.

Os enseñaré el trabajo que hicimos con Mario.

(Música)

(TODOS) Guau.

Qué bonita.

Tiene un buen grosor,

casi perfecto entre capa y capa.

Una buena cantidad de confitura de melocotón

con un puntito de vainilla y un glaseado

que si os fijáis es totalmente cremoso,

que aporta muchísima jugosidad.

Qué buena pinta. -Bravo.

Ánimo, Mario. Bravo, Mario.

Aspirantes, los jueces ya tienen un veredicto,

pero tengo que deciros que hoy no elegiremos a dos capitanes.

Elegiremos solo la mejor tarta de todas.

Esa persona tendrá una ventaja muy importante

en la prueba por equipos.

Anda. -Guau.

Jueces. Quiero que den un paso al frente

Milagrosa, Gonzalo

y Celia.

Vuestras tartas son las mejores tartas

de esta noche.

Gonzalo, la tuya estaba muy rica. Gracias, chef.

Milagrosa, nos ha gustado mucho

que el conjunto estuviese bien ejecutado.

Gracias, chef.

Y de Celia,

era la mejor cocción.

Gracias.

La mejor tarta sacher de esta noche

es la de...

(Música)

Gonzalo.

(GONZALO) Muchas gracias.

Gracias.

Gracias.

Enhorabuena. -Me pongo rojo y todo.

Pero es de Genoveva, ¿eh?

Perdona.

(GONZALO) Ya llegó mi momento, ya soy capitán.

Este es el inicio del nuevo Gonzalo.

¿No hay una nueva Celia? Llega el nuevo Gonzalo.

(Música "Abuelito dime tú")

Nuestros 11 aspirantes acaban de llegar a Formigal,

en la provincia de Huesca, la mejor estación del Pirineo Aragonés.

Cuanta con 93 pistas y 137 kilómetros esquiables,

lo que la convierte en la estación de esquí más grande de España.

Aquí será donde por primera vez

tendrán que enfrentarse a uno de los desafíos

más peligrosos y agotadores de la historia de MasterChef,

ascender más de 2.000 metros de altura

para encontrar la bandera de nuestro programa

que se encuentra situada en algún punto del valle.

No lo sé, pero sí caga'.

Estoy cagada ahora mismo.

Para lograrlo cuentan con un mapa, una brújula,

una barrita energética

y varios vehículos adecuados al entorno donde estamos.

(MILAGROSA) Yo quiero el trineo. -Me tocaron los perros.

A mí también, a mí también.

Nuestros aspirantes irán divididos en tres grupos:

trineos tirados por perros, esquíes y raquetas de nieve.

A quienes les haya tocado las raquetas, ¿qué decirte?,

tendrán los pies como los alcillos de Lola Flores,

rojos y con puntitos blancos.

Para su tranquilidad

les dijimos que durante el trayecto no estarán solos

ya que en estas montañas habitan animales salvajes,

como el sarrio, la marmota, el quebrantahuesos, el tritón,

el zorro, y según algunos expertos montañeros,

el yeti.

Así que les deseamos mucha suerte.

(MARINA) A ver chicos, hace 20 años que no me pongo una tabla,

cuidad a la mami. -No se olvida nunca,

es como montar en bici, Marina.

(MARINA) La primera. -Bien, bien.

-Arriba.

(VICKY) Oye, qué rápido vais.

-Vamos, Vicky. -¡Venga Vicky!

-¡Vamos!

Es la primera vez en nuestro país

que un programa de televisión llega tan lejos con un reto,

cocinar durante hora a más de 2.000 metros de altura

con temperaturas bajo cero.

Incluso pueden sufrir congelación

por una exposición prolongada al frío extremo.

Nunca en la vida monté en un trineo, y estoy alucinando.

Estoy disfrutando como una enana.

-¡So! ¡So! ¡So! -Para Lorena, tenemos que mirar.

-El mapa nos daba estas indicaciones.

-¿Vamos al agujero? -Juntos.

-Cuidado, cuidado, no queremos roturas de crisma.

-Ahora pinchas y bajas eses.

-Venga, Marina, que vas bien.

Cristina es una esquiadora nata y Marina es la Barbie esquiadora.

-Vamos, Marina, que vas muy bien.

Dos virajes, al suelo. Dos virajes, al suelo.

(MARINA) Joder, pero ¿cuántas voy a pegarme?

-Venga va, que lo haces guay.

(MARINA) Creo que aquí hay un hoyo. -Pero es por aquí.

-Es por allí. -No, el mapa ponía por aquí.

-¡No! Por allí, hazme caso. -¿Seguro?

-Que es por allí. -Hazme caso,

que vas como el hombre de la nieve. -Cuidado con los perros.

-Dios mío, ¿dónde estamos? -Tranquila.

-Venga, muy bien.

Ya lo vas pillando.

Pinchas y bajas el otro brazo. -¡Vamos, Marina!

-Hora y media, ¿eh? -Madre santa,

-Muerte y destrucción. qué barbaridad.

-No puedo más. -Venga, venga.

-Venga, mira la bandera. -Está allí, la veo, la veo, corre.

-¡Vamos! -Tened cuidado.

-De lujo. -Guau.

-Hola. -Creí que no llegábamos.

Hola. ¿Cómo estáis? ¿Cansados?

-Sí. -Un poquito.

Nos perdimos en la nieve. Perdimos la brújula y todo.

Menos mal que tenía el mapa. -Llegamos a la M-30, pero volvimos.

-Ven. -Venga, lo hiciste muy bien.

Ahí, esa cuña.

-Dios, qué ganas tengo de llegar.

-¡Muchachos! ¡Hombre! -Mira quién viene.

-Hemos llegdo. -¿Cómo estáis?

¿Bien o no, Gonzalo? (GONZALO) Bien.

-La bandera. -Anda, claro.

-¿Hay que subir hasta ahí?

-Todo el día con las raquetitas, ¿bien, no?

-¿Mucha torturas en los pies o no? -Reventados.

-¿Ha sido duro o no? -Sí, sí.

-Buenas. -Hola, buenas.

Aspirantes, enhorabuena a todos.

Sabemos que llegar hasta aquí no fue tarea fácil para vosotros,

por eso también sabemos que estáis preparados

para el reto que vamos a presentaros hoy.

Estamos en Formigal,

una estación que mueve 30 millones de euros

y crea 350 puestos de trabajo

en una temporada que va de diciembre a abril.

Hoy tendréis que cocinar para profesores,

pisteros y equipos de rescate,

un total de 41 comensales.

Gonzalo,

tú fuiste el mejor en la prueba anterior.

Te dije en plató que tendría una ventaja muy grande

en esta prueba,

y si juegas bien tus cartas

podrás seguir al menos una semana más en MasterChef.

Tienes la oportunidad

de hacer dos equipos de cinco miembros cada uno.

Nombrarás los capitanes

y decidirás a qué equipo quieres unirte.

-Toma ya. -Toma ya.

(GONZALO) Ay, vale.

Quiero que me digas cuál será el primer equipo.

Mateo, porque aporta sabor local.

Emil, porque aportas conocimiento en la cocina.

Milagrosa, porque sabe mucho de cocina.

Jorge, porque aportará conocimientos técnicos.

Vicky, porque maneja la carne como nadie.

Es decir, el otro equipo estaría formado por Cristina,

Marina, Lorena,

Cristóbal y Celia.

Gonzalo, al equipo que tienes a tu izquierda,

¿qué color le asignas? El azul.

Vosotros seréis el equipo rojo. Gracias.

Me tocó este equipo, tengo que hacerlo lo mejor posible

para poder ganar.

¿Quién quieres que sea el capitán del equipo azul

y el capitán del equipo rojo?

¿A qué equipo quieres unirte tú?

El capitán del equipo azul será Emil.

El capitán del equipo rojo será Cristina.

Yo participaré con el equipo azul.

-Gonzalo ha elegido al equipo que yo habría elegido.

Siempre trabajo con Mateo, Milagrosa...

Emil también es bueno, Vicky es muy cañera trabajando.

Me sorprende no haberte elegido capitán.

Hay que ser estratega hoy.

Supongo que Gonzalo ha escogido al equipo que más le gustaba

y me ha colocado a mí de capitán pensando que puedo hacerlo bien.

Aquí se trata de ganar, así que vamos,

poneos los delantales.

Como él no es buen capitán,

porque no tiene el nivel que tiene Emil cocinando

la responsabilidad se la ha dado a Emil

para que él gane la prueba. Es un buen estratega.

Aspirantes,

la alimentación en un entorno como este

es de vital importancia ya que el ejercicio,

el frío y la altura,

producen un rápido desgaste energético,

por eso los dos menús que os presentamos hoy son:

carillas, butifarra negra,

verduras y corzo.

Y como segundo menú:

fabes, butifarra blanca,

verduras y jabalí.

-Jabalí. Y de postre

hemos pensando que para que os anime y no penséis en el frío

vamos a hacer bombones de relleno libre.

-Guau.

Para mí lo más difícil son los bomboncitos.

Cada equipo servirá cada ración en tarteras como esta.

No os paséis con las porciones.

Recordad que el proveedor de alimentos de MasterChef

cederá el excedente de productos a comedores sociales.

Emil,

por ser el primero al que eligió Gonzalo,

¿qué menú quieres que cocine tu equipo?

Corzo.

Cristina, tu equipo cocinará el jabalí.

Aspirantes, vais a tener 150 minutos

para cocinar 41 raciones.

Nuestros comensales probarán el menú del equipo azul

y el del equipo rojo,

pero quien decide quién gana y quién pierde

es el jurado de MasterChef.

Emil, Cristina, estamos tan alejados de la civilización

que el camión de nuestro proveedor de alimentos

no pudo acceder hasta aquí.

¿Qué aspirante de vuestro equipo queréis que vaya a por la carne?

Tendrá que ir esquiando.

Tenéis que decirme dos personas que sepan esquiar.

Gonzalo.

Yo, pero soy capitana, no puedo irme.

Marina, ¿sabes esquiar? Voy a intentarlo.

Perfecto. Llegará todo en puré, o no.

Esquiadores, despediros de vuestros compañeros,

porque quizá sea la última vez que los veáis.

Ánimo.

¿Estáis dispuestos a superar el reto?

(TODOS) ¡Sí, chef!

¿A qué esperáis? ¡Venga, a cocinar! Vamos.

(GONZALO) Sígueme.

La repartición.

Tú a tornear los boniatos y alcachofas.

Luego nos ocupamos de los lomos.

Los lomos de eso son así, -Cuando venga Marina.

vamos a asarlos en el horno y las verduras.

Haremos una salsa de vino tinto, -Vale.

marcados en la plancha y al horno. -Vale, perfecto.

Tú, los bombones con Marina. -¿Yo?

Tú a las fabes.

(CRISTINA) Sinceramente no es mi equipo favorito,

ahora bien, vamos a ir a por todas, haremos todo lo posible.

Lo primero de todo, poner las carillas a hervir.

Del agua me encargo ahora mismo.

(EMIL) Vosotros dos con el postre -Vale.

y nosotros empezamos con las verduras.

(MILAGROSA) Creo que de verdad somos un equipo fabuloso.

Si esta prueba de exteriores nos la ganamos

apaga y vámonos.

(EMIL) Venga, vamos, a cuchillo.

Empieza con el jamón. Deshuesado.

-La mantequilla. -Échalo todo, ¿vale?

Sí, sí.

(CELIA) Te lo voy partiendo.

¿Qué tal, Emil?

Hola, buenas. Lo primero que pusimos a hervir

son las carillas.

Las haremos con puerro,

zanahoria, un poquito de ajos

y la butifarra negra.

Tiene un punto de escudella catalana,

pero sin fideos ni patatas. La butifarra dentro de las judías.

Sí, en el último momento. En el último momento.

¿Y las verduras? Las vamos a tornear

verduras blancas, patatas y coliflor.

La coliflor no la tornearemos, pero la patata sí.

La remolacha para darle un punto de color.

Sigue, sigue. Gracias.

(GONZALO) Venga, si es muy sencillita. ¡Vamos, sígueme!

Venga, que vas muy bien. ¡Vamos, Barbie esquiadora!

Cambia el peso. Ahí, eso, que vas muy bien.

(MARINA) ¡Ah! (GONZALO) ¡Que vas muy bien!

(MARINA) ¡Justo al final, ya estaba abajo! ¡Ah!

(GONZALO) Está aquí el camión, sígueme.

Venga, bien, ahí. Cógete tu carne, venga, que te ayudo.

Carne. Cuidado con el pelo. (MARINA) Ya tengo el jabalí.

Y ese fondo, ¿para qué es?

(JORGE) El sofrito de las carillas.

El equipo azul va a añadir a su sofrito

un poco de jamón para darle más sabor.

Después incorporarán la butifarra negra

y las carillas previamente remojadas,

lo dejarán cocer durante dos horas.

¿Qué planes tenéis? ¿Cómo nos organizamos?

A ver, estamos cortando y torneando ahí boniatos,

y alcachofas. Te pueden dar las uvas.

Sí, ahora iré a ayuderle en cuanto llegue Marina,

que os la habéis llevado, no sé si está bajando o dando volteretas

o qué está haciendo la pobre, porque...

(MARINA) Juegas con ventaja, hoy seis,

y en teoría, los que decís los mejores.

(GONZALO) Además no me he puesto de capitán,

fíjate qué listo soy. (MARINA) Sí.

(GONZALO) He dicho: "Ah..."

(MARINA) Gonzalo no se ha puesto como capitán por dos cosas:

la primera, porque no tiene las agallas para hacerse respetar

por un equipo; y la segunda, porque quería poner al frente a Emil

para que, si el equipo callera, caiga Emil.

(GONZALO) Es estrategia pura. (MARINA) ¿Estrategia?

eres un listo. (GONZALO) Es el rival más fuerte,

y en el otro equipo están Cristina y Marina,

que hay que intentar que se vayan lo antes posible.

A eliminaciones directo, por listo.

(GONZALO) Puede que sí, puede que no, ya lo veremos.

He tirado a matador.

Aspirantes, lleváis 40 minutos cocinando, ¿oído?

(TODOS) ¡Sí, Chef!

(EMIL) Venga, vamos bien. Venga, no paramos, ¡no paramos!

(MARINA) ¡Chicos, ya venimos! (GONZALO) ¡Ya estamos aquí!

(MARINA) ¡Ya traemos la carne! (GONZALO) ¡La carne!

Vicky, deja las cebollas... Yo me encargo de las cebollas,

ponte con la carne, ¿vale?

(CRISTINA) ¡Guau! (MARINA) ¿Qué?

(EMIL) Necesitamos film para enrularlo, ¿vale?

Lo enrulamos y los apretamos bien.

(GONZALO) ¿Qué te hago? (EMIL) O.K., ponte con él, ¿vale?

(GONZALO) Que sepáis los cinco

que le he pegado una paliza a Marina esquiando tremenda.

(MILAGROSA) ¿Sí? No esperábamos menos de ti, ¿eh?

(CRISTINA) Marina, vete ayudando con los bombones

a los rellenos y a todo... (MARINA) ¿Cómo tenemos...?

Ah, ya lo tienes fundido. (CELIA) Sí, lo tengo fundido,

pero yo le he dicho a Cristina

que quedaba mejor si se pone primero rojo y luego el chocolate,

porque si no, no se ve. (MARINA) Bien.

¿Qué tal, Gonzalo? Buenos días.

¿Qué está usted haciendo?

En este momento estoy destrozando coliflor

para conseguir cogollos chiquititos,

porque haremos una menestra de verduras.

Llego al carro y los platos me los cuentan

según voy teniendo trabajo.

Bueno, si hubieses elegido ser capitán...

Claro, hubiese elegido ser capitán

y me hubiese pegado cuatro gritos,

pero creo que he hecho bien.

Ha Gonzalo se le ha dado la posibilidad de mostrar

que tiene carácter y lo que ha hecho es

a retaguardia, intentar salvar las castañuelas,

y a nosotros nos gustan un poquito más valientes.

¿Quién está haciendo el postre?

El postre lo está haciendo Celia,

pero ha llegado ahora Marina para ayudarla.

¿De qué rellenaréis los bombones?

(CELIA) Esto lleva la frambuesa liofilizada,

y luego le pondremos el chocolate blanco.

(CRISTINA) Y al otro le meteremos el relleno de melocotón,

haremos una reducción bien purecito para tenerlo relleno dentro.

Que luego no se haga un "aguachirri" con otro,

de todas formas parece un poco raro.

¿Sí? El dulce no es lo mío.

Estamos en MasterChef, Sí.

aquí todo tiene que ser lo tuyo.

(CELIA) Cristina, ¿y si cambiamos el relleno de melocotón?

(CRISTINA) ¿Por qué? (CELIA) Por otra cosa.

(CRISTÓBAL) Si ha dicho Samantha que no lo ve muy factible...

(CRISTINA) ¿Qué es lo que me quieres decir, Celia?

(CELIA) Que como tengo este, por aprovecharlo

si quieres hacer alguno con esos colores.

Las decisiones de los bombones las he tomado yo,

porque Cristina no tenía mucha idea de las texturas

y Marina ha llegado a última hora y , bueno...

Pues si quieren muele kikos y le ponemos kikos...

(MARINA) Un crocanti de kikos puede ser muy divertido.

Aspirantes, lleváis 75 minutos cocinando, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído, chef!

(EMIL) Hay que espabilarse, que estamos muy tranquilos.

Hay que espabilarse.

Cuéntame, ¿qué vas a hacer? Voy a hacer tres sabores,

uno de licor, de ron.

Había pensado en hacer primero la trufa

y luego mezclarle el licor... Una reducción de ron

simplemente metida dentro del chocolate.

Sí. El segundo de frutos secos,

que voy a poner pistachos dentro de la masa

y luego para decorar le pondré...

Pero todos están en polvo. Sí.

Y finalmente la frambuesa con el tomillo.

¿Qué tipo de chocolate? Negro.

Todos con chocolate negro. Negro.

(MATEO) Está como una trufa. (MILAGROSA) Le metería más nata.

(MATEO) O mantequilla. Échale mantequilla, Mila.

No es un postre difícil a nivel técnico,

pero hay que tener las ideas muy claras,

sabores que peguen bien y sobre todo tiempos.

Emil.

(EMIL) Dime. (MATEO) Problema.

Ven un momento, por favor. (EMIL) ¿Qué pasa?

(MATEO) ¿Qué es esto?

(EMIL) Es mantequilla.

¿Le habéis puesto mantequilla? (MATEO) Sí, pero la cantidad...

Vamos...

(EMIL) Cuando hemos fundido el chocolate,

ha aparecido una capa grasa. Lo hemos hecho al baño maría,

poco a poco, pero algo ha fallado.

Eso se lo quitamos, hay que quitárselo, es mantequilla.

(MATEO) No sé qué co..., ha pasado.

Tampoco sabía muy bien cómo hacerlos,

más o menos he ido improvisando sobre la marcha.

(MILAGROSA) Tu acuerdas que te decía: "Echémosle leche."

"No, más mantequilla." Pues la hemos cagao'.

Hemos echado mucho, no lo puedes limpiar con mantequilla.

(Música)

Bueno, cómo huele aquí, ¿no?

De todos, para el Yoyo, para el Rafa...

Eh, qué fondue... Y una fondue. Plato suizo por excelencia

con gruyere, se le puede poner una puntita de queso.

¿De los quesos españoles? Tetilla gallega.

Las dos tortas, que ahí tengo serena y del casar.

Le he puesto una puntita de cabrales.

Lo veo aquí. ¡Qué bueno! Hay otros quesos buenísimos,

hay un mahón de Menorca, Mm... Menorca, Mahón...

hay el payoyo andaluz...

Bueno, tenemos aquí los mejores quesazos...

Oye, ¿y manchego no hay? ¿Manchego?

Hay un manchegazo ahí que asoma la cola...

Hombre, ¿me vais a decir que esto no es una buena idea?

Muy buena.

Y a estas, que he dejado al equipo rojo ahí, medio abandonado,

¿cómo va la cosa?

Para elaborar las fabes, los aspirantes del equipo rojo

tienen que hacer un sofrito con ajo, cebolla y pimiento rojo.

En este sofrito deben introducir luego las fabes

además de la butifarra blanca, y cocerlo todo unas dos horas.

(LORENA) Capitana, una cosa.

Estoy consultando con ella, porque dice que esto se hace aparte

y después s junta en el plato,

pero pienso que va a quedar muy secas si no se juntan...

(CRISTINA) Me gustaría que la alubia

cogiera un poquito el sabor de la butifarra blanca.

(MARINA) Entonces fríe primero la butifarra

y luego, con ese mismo aceite, por partes,

vas haciendo moncheta a la plancha.

(LORENA) No quería hacer ese plato así,

yo lo quería hacer tipo fabadita con su caldito cremosito,

que tuviera chicha, no que...

A mí, unas habas sequitas, no es mi estilo de cocina.

(CRISTINA) Es lo que le dije antes,

que quiero que quede tostada.

(MARINA) Después echas el perejil de decorar...

(LORENA) Entonces hago esto y en el mismo aceite

hago las fabas al final. (CRISTINA) Exacto.

(LORENA) La capitana es Cristina, pero no sé por qué realmente

Cristina ha cambiado de opinión al decírselo Marina.

(MARINA) Cristina, tienes que controlar estas alubias,

que nadie las mira y me parece a mí que están...

Están muy bajas, ¿eh?

(CRISTINA) Marina me ha apoyado en todo,

me ha dado sus opiniones, ha sido mi segunda de abordo.

(MARINA) Hay que desespumar, ¿eh?

(CRISTINA) Lorena, ¿me desespumas?

Cógete un cuenco y lo vas tirando ahí, ¿vale?

(MARINA) Cristina y yo tenemos una relación fantástica,

ella sabe cómo yo cocino y sabe que creo que tengo buen criterio.

Cómo manda tu segunda, ¿eh? Manda, manda, es que le mola.

Es como yo, es madre de familia numerosa

y es que somos a tres manos.

Bueno, capitanas, eh... Y dale...

No, Cristina es la capitana y yo, si ella quiere y así ha sido,

soy su mano derecha.

Esto parece como para hacer unas peras al vino.

Ahora pasarán por un tamiz, ¿verdad?

Lo pasará por un chino. Por más tamiz que le pases...

Bueno... (CRISTINA) Quedará precioso esto.

(Música)

Ascuas, colmenillas. Esta setita que es una virguería.

(EMIL) Es una virguería, ni la lavaremos,

porque están... Tú no la laves y verás,

que esto es como un berberecho con arena, ¿eh?

¿Tú crees? Si están limpias. No es que lo crea, lo sé.

Solucionado. Pongo aquí el agua...

Bueno, creo que Emil hace lo que tiene costumbre,

es pensar que tiene la razón en todo,

pensar que lo va a hacer muy bien...

Creo que tiene todo encima de la mesa para triunfar,

Tiene unas colmenillas bestiales.

Si no gana es que no es tan listo como pensamos, vamos...

No me digas que no tiene buena pinta.

Chef, ¿quiere probar una?

Ahí está.

Está sabrosa, ¿eh?

Está gustosa, pero con mucha tierra, pruébala.

Si las he lavado. Pruébala.

¿Sí o no? Sí, chef.

Las he lavado en agua, pero no muy bien,

porque no quería que se quedaran tampoco superhúmedas.

Una cosa es tener las setas en agua un día, que eso es un pecado,

y otra cosa e darlas un lavado rápido, secas.

Joder, chef, qué dilema. Ya, ya,

eso lo tenéis que decidir vosotros. ¿Tú qué harías, chef?

(EMIL) No las pondría. (JORGE) Pues ya está,

no se hable más. No es lo mismo presentar una carne

con un acompañamiento que le iba a dar mucho, mucho sabor,

a no poder presentarlas. (EMIL) Es que nos la jugamos.

Lo que pasa es que a 60 euros el kilo...

Chef, ¿y si las trituramos y las paso por el colador fino?

A mí no me gusta triturar el caviar.

He decidido no presentarlas,

sobre todo por si alguien cogía un poco de tierra

y arruinaba el plato.

Venga, no perdamos el tiempo en otras cosas,

ya la hemos cagao', pues la hemos cagao'.

Aspirantes, llevamos 110 minutos cocinando, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído, chef!

Faltan solo 40 para que empiecen a entrar los comensales, ¿oído?

(TODOS) ¡Oído, chef! Perfecto.

Venga, aumentamos el ritmo, chicos.

(MARINA) Vamos marcando. Vamos de pocos en pocos, ¿eh?

Mira qué bonito queda el color, está perfecto ahora.

Mira qué pinta.

(VICKY) ¿Cómo quieres los filetes? (EMIL) Finitos.

(VICKY) ¿Así o más? (EMIL) Así.

Yo veo trabajar a los dos equipos muy igualados.

Yo lo que haría es trincar un par de tarteras

y probarlo nosotros ahí, apalancaditos en un rincón,

porque eso será básico para decidir.

Creo que sí, en esta prueba el sabor será fundamental.

(CELIA) Mira, Cristina. (CRISTINA) Muy chulo, artista.

(CELIA) Creo que Cristina no me veía capaz

de hacer ese pedazo de bombones que me he marcado, la verdad.

(CRISTÓBAL) Bueno, vamos, ¿qué hago?

(CELIA) Envuelve.

(MATEO) Es que este tipo de molde...

es súper...

(EMIL) Incomestible.

La remolacha, incomestible,

nos ha quedado muy dura.

No la vamos a presentar, está muy dura.

Nuestros 41 comensales acaban de llegar.

Son profesores, pisteros y miembros de los equipos de rescate,

mantenimiento y hostelería de la estación.

Queridos comensales,

gracias por aceptar la invitación de MasterChef.

Sabemos que venís agotados después de duro día en la nieve.

Espero que los menús de nuestros aspirantes

os renueven las energías y os dejen con muy buen sabor de boca.

¿Cómo te llamas? Yo, Fina.

Y trabajas aquí. Sí, en lo que es la hostelería.

Tendré que tener ojo a lo que opinas, claro,

porque sabes de esto. Yo lo he olido antes,

y olía que alimentaba. Si huele bien, mejor sabrá.

Pues espero que sea verdad.

(LORENA) Pienso que le deberíamos dar más fuego a las alubias, ¿no?

Porque no se van a hacer. Dos minutos, aspirantes.

Solo dos minutos y se deja de cocinar, ¿eh?

Tío, las dos que no se han terminado de hacer...

José Antonio, ¿tú a qué te dedicas?

A planificar todo el mantenimiento de toda al estación.

¿Cuánta gete hay trabajando en mantenimiento aquí?

En Formigal están unas 28 personas trabajando en mantenimiento

directamente. Se trabaja las 24 horas del día

en diferentes grupos para que todo funcione bien durante el día

y no tener un incidente. Y la "buti", ¿dónde anda?

(LORENA) La "buti" la acabamos de separar.

Metedlo ya que se mezclen los sabores, leche.

Deja eso. Diez,

Carne. nueve.

ocho, siete,

seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno,

¡tiempo!

Dejamos de cocinar, ya solamente se emplata.

Equipo rojo, no lo hemos pillado, oye, dejamos de cocinar,

a emplatar todo Cristo.

Otras vías, ¿verduras? (GONZALO) No, carne y verduras.

(EMIL) Eso es. (CRISTINA) Aquí van las verduras

y aquí van las alubias. ¿O.K.? ¿Oído?

(EMIL) Mojados por un lado y fuera.

(CRISTINA) Yo le pondría la carne con la verdura.

Pues tú eres la capitana, tú mandas.

¡Vamos, chicos! Nuevas órdenes, vamos a quitar una bandeja.

El trozo de carne va a ir aquí, con la salsita,

y al ladito va a ir la verdura.

Entonces, las pequeñas fuera. (CRISTÓBAL) Vale.

(VICKY) Emil, de carne, ¿cuánto? (EMIL) Tres trozos, lo que qudamos.

Sí, tres trozos.

Chicos, ahora viene ese momento,

si vamos lentos, se nos enfría la comida en la tartera

y la liamos parda. ¡Corred, corred, corred!

(CRISTINA) Hay rojos y otros blancos.

(CRISTÓBAL) El blanco, ¿no? Vale, ya está.

Sigue. Mira, toma, vente. (CRISTINA) En blanco todos.

En blanco la carne. (CELIA) No la entiendo nada,

(CRISTINA) Joder...

(CELIA) Pero ¿cuántas veces lo estamos cambiando ya?

(CRISTINA) Carne y verduras, en el rojo ponemos las fabes.

(CELIA) Me cago en la leche... (CRISTÓBAL) Ahora el blanco, ¿no?

Que no le hacen caso le pasa.

Ahora al blanco... Estaban en el blanco...

(CRISTINA) En el hondo, Lorena. Digo... Perdona. Marina,

el rojo es el que va abajo. La carne con las verduras, ¿O.K.?

Ya, en el rojo va la carne con las verduras,

arriba van las fabes.

Joder, tía. (CRISTÓBAL) Esto es de risa...

(EMIL) Milagrosa... (VICKY) A ver, esto se enfriará.

(JORGE) Por eso mismo... (EMIL) No hagas más,

tapémoslo. Tápalo, coño. (MATEO) Emil, dame faena.

(EMIL) Ve sacando la remolacha.

(MATEO) ¿No decíais que la remolacha no la pondríamos?

(CELIA) ¿Lo estás poniendo en el rojo o dónde?

(CRISTÓBAL) En el rojo, me han dicho en el rojo, ¿no?

Me vais a volver loco hoy, de verdad.

(CELIA) Vale, vale, vale.

(CRISTÓBAL) Menos mal que hay dos colores,

si hay tres nos volvemos chalaos'.

(Música)

Queridos comensales,

en la tartera del equipo rojo

hay un menú compuesto de fabes con butifarra blanca,

jabalí con salsa de vino y verduras.

En la tartera del equipo azul un cocido montañés

de carillas y butifarra negra,

corzo en su jugo y verduras blancas con punto rojo.

Gracias por venir.

Adelante, ya podéis pasar todos a la cola.

Id dando las tarteras cerradas ya, por favor.

Cristóbal, tartera cerrada, tartera al comensal.

(CRISTÓBAL) Que no cierra esto. mira a ver si cierra.

¡Vamos, Cristóbal, vuela!

(HOMBRE) Cerradita para mí, ¿verdad?

(CRISTÓBAL) Sí, crack. (HOMBRE) Gracias.

(CRISTÓBAL) Que le aproveche. ¡Buen provecho!

(HOMBRE) Muy bien.

(LORENA) Dije que no era buena idea,

mira qué sequedad... Lo dije.

Un guiso hubiera quedado estupendo, tía.

Aspirantes, venga...

Vamos, que se nos hace una cola aquí...

(EMIL) ¿Y la carne, niña? Vale. (MILAGROSA) Y la remolacha.

(HOMBRE) ¿Para llevar? (MILAGROSA) Sí, para llevar.

Huy, estás poniendo muchas patatas, ¿eh?

(EMIL) Pues pon menos.

(VICKY) Habíamos hecho dos por persona.

(EMIL) Pues pon dos, venga.

Yo dejo a todo el mundo opinar, quiero sus opiniones,

pero lo que no quiero es que pierdan los nervios

ni que griten ni estresen. Más rápido ahí.

Otro. (VICKY) Pero déjamelo aquí.

Déjamelo aquí, Emil, que me estás poniendo nerviosa.

(EMIL) Te pones nerviosa muy rápido, Vicky.

(VICKY) Pónmelo aquí, en este hueco.

(EMIL) Te pones nerviosa muy rápido.

A mí, en mi cocina, la verdad,

no quiero que nadie se ponga nervioso,

y es algo que no me gusta de Vicky. (GONZALO) Que lo disfrutes.

(VICKY) No, porque si me das en la mano,

me quitas tiempo a mí de poner la carne.

(CRISTÓBAL) Reina, buen provecho.

Moncheta, moncheta. (CRISTINA) ¿Cuántas faltan?

Que queremos saber cuántos van. (CRISTÓBAL) 11 Totales faltan.

(CRISTINA) ¿Cómo 11 totales?

Diez.

Reina, buen provecho. (MUJER) Gracias.

(CRISTINA) Echamos un chorrito de aceite y ya está.

(HOMBRE) Dejadla aquí detrás y sí os organizáis...

(CRISTINA) Gracias, señor. (HOMBRE) ...para ponerlo en orden.

¿Os parece normal que nuestros clientes

os digan cómo os tenéis que organizar?

(CRISTÓBAL) Toma, una cucharilla.

Dame, me voy.

(CRISTINA) Las cucharas están dentro, cariño.

Mira qué mona toda de azul, como tus ojos, preciosos.

Dame una tartera muy rápido.

Bon appetit. Bon apettit.

(CRISTINA) Toma.

Ahí tiene una cuchara para que se tome el potaje,

que verá qué rico está. Vamos, señores, tengo prisa.

(EMIL) Sí, chef. (Emil) Llénalo bien,

que viene Pepe.

Cómo sois la gente de moderna en la cocina, no me lo puedo creer.

Muchas gracias. Hala.

Muy bien.

Crack, buen provecho.

(Música)

Fina, ¿qué te parece? (FINA) Pues, mira,

las alubias de los de rojo están un poco secas y un poco duras.

(MUJER) A mí el primero me parece más jugoso.

(FINA) Sí el azul.

Bueno, un poco más de caldo a las del equipo rojo

no hubiera pasado nada, ¿eh? Sí, totalmente.

Han puesto la butifarra un poco tarde...

Esto está bueno, pero no es un guiso de carillas.

No.

O sea, esto es un guiso donde aparecen judías.

O sea, es un potaje.

(HOMBRE) La carne es mejor la del segundo, la del corzo.

Luego he notado que le faltaría algo,

un poco de condimento. Como este de la carne de jabalí

Ha puesto unos espárragos, un poco de zanahoria...

Este está hermoso con guarnición.

El rojo lo que ha hecho es poner la verdura

como guarnición de la carne,

y estos han hecho como si fuesen tres platos,

pero al final pues pónmelo todo junto también si quieres.

(CRISTINA) Ahora llevaremos los bombones,

que son de lo mejorcito.

Hemos hecho un descontrol en el emplatado,

pero ha salido. ¡Ha salido!

(MATEO) No, pero rellenos... ¿Rellenos?

(MILAGROSA) No. Rellenos, no.

Un pegotoncito... (MATEO) No, no, no...

(CRISTÓBAL) Todavía están haciendo bombones, ¿eh?

(VICKY) Eso no lo pongas ahí. (MATEO) Fuera.

(LORENA) ¿Eso cómo puede ser? No lo entiendo.

(MARINA) Hay mucho manda más ahí.

(GONZALO) Estos bombones no había por dónde cogerlos.

Ni era un bombón ni era nada.

(EMIL) Os traigo unos bombones para rematar.

(CRISTINA) ¿Un bomboncito? -¿Es de frambuesa?

(CRISTINA) Sí. Uno, dos y tres tipos, ¿no?

Sí. (EMIL) Este es un trufado,

luego traigo frambuesa y también de pistachos.

Buen provecho.

Mm...

(CRISTINA) Hay otro relleno de pistachito...

Mm...

Bueno, bueno, bueno. ¡Oh!

¡Oh!

Comensales, esperamos que la experiencia de hoy

haya sido positiva,

y os hayamos ayudado a recuperar fuerzas

para lo que queda de día.

Ha sido un placer y nos vemos en las pistas.

Muchas gracias. ¡Uh!

Aspirantes, ha llegado la hora de la verdad,

nuestro jurado ya tiene un veredicto.

Suerte.

Jueces...

Equipo azul,

Debo deciros, después de haber hecho al cata de vuestra tartera

y de haberos visto cocinar,

que el primer plato estaba extraordinario.

Gracias, chef.

Ahora, os diré un matiz:

no era un plato de carillas con butifarra y verduras,

las carillas eran la guarnición,

pero estaba extraordinariamente rico.

Segundo plato, me cuesta más ponerlo a la altura del primero.

La carne hecha, pero la guarnición no me ha gustado un pimiento.

Ya no os cuento lo de las colmenillas,

que ha sido un desastre, que podíamos haber triunfado

con un producto tan rico de guarnición para esa carne,

y no lo habéis podido utilizar porque no se limpió bien.

Y ya no os digo la remolacha,

tanto trabajo para luego que quede dura.

Equipo rojo:

Ese plato de fabes con butifarra,

que quería emular a las "mongetes" con butifarra,

de verdad, habría sido más lógico dos cazuelas,

dividir todo, haber metido chorizo

y habría buscado una fabada,

porque lo que hemos hecho es quedarnos a medio camino

y el resultado ha sido poco sabor

y un poquito seco.

La culpa de que las fabes estuvieran sequitas

ha sido de Cristina,

ya que ha sido su elección

y yo no estaba de acuerdo con eso.

Ahora bien,

la carne, una carne más compleja que la del equipo azul.

Habéis dejado un corte entero.

En una tartera buscamos retener la temperatura;

vuestro corte tenía esa virtud, retenía mejor la temperatura.

Otra gran diferencia: teníais una buena salsa,

sabía a vino, aportaba sabor,

dulce, que a la caza le va bien ese punto dulce,

y las verduras...,

nuestro amigo se ha hartao' de tornear

y un trabajo que se ha aprovechado al 100%.

El segundo plato,

un muy buen trabajo. (TODOS) Gracias, chef.

Bueno, pues ahora voy a valorar yo el postre.

Primero, el equipo azul:

habéis hecho tres tipos de bombones de un mismo chocolate.

Habéis puesto una textura, para dar sabor,

demasiado en polvo, me hubiese gustado más variedad.

Y sobre todo, lo peor es que el chocolate

se os ha quedado muy blando.

(EMIL) Mateo, creo que hoy no ha tenido un buen día,

sinceramente, ha sido lento,

y no le ha quedado el plato como tenía que ser.

El equipo rojo ha conseguido sacar unos bombones

utilizando chocolate blanco con frambuesa,

era una combinación perfecta,

el kiko le ha dado ese toque salado que le venía muy bien

y, sobre todo, los chocolates estaban perfectamente formados

y muy, muy duros.

He demostrado que habiendo hecho sola, prácticamente,

el postre, pues me han salido de lujo y han sido los mejores.

Por unanimidad,

creemos que el equipo que merece ganar esta prueba

es...

(Música de tensión)

el equipo rojo.

(CRISTÓBAL) ¡Vamos! -Muy bien, tía,

muy bien, muy bien. -Coño, vamos.

-Por fin he recibido la recompensa de mi trabajo

y me libro de la eliminación.

(EQUIPO ROJO) (GRITAN) (CRISTÓBAL) ¡Vamos!

(EMIL) Estoy muy contento con los dos platos,

no estoy contento con los bombones.

No entiendo por qué ha tomado esa decisión el jurado,

pero la respeto

porque yo no he probado el jabalí.

Hemos llegado a la conclusión, Emil,

de que tu plato, el primer plato,

estaba buenísimo, quizá el mejor plato,

pero que el equipo rojo ha sabido optimizar,

gestionar y sacar la tarea con muy buen resultado.

(TODOS) Gracias, chef.

Siendo un concursante menos, creo que el mérito, para mí,

reside en eso.

(CRISTINA) Me siendo eufórica.

¡Hemos ganado con uno menos!

Aspirantes, hasta aquí nuestra aventura en Formigal.

Equipo rojo, enhorabuena porque continuáis, una semana más,

en MasterChef. ¡Gracias!

(Música emotiva)

Equipo azul, a vosotros os veo de nuevo en las cocinas,

y lo haremos en la "Prueba de eliminación".

Suerte.

Gonzalo hoy ha hecho el equipo a su gusto

y el equipo ganador,

bueno, que él pensaba que iba a ganar.

Nos consideraba los peores, pero toma,

creo que le hemos puesto hoy un escudo de goma

y la bola le ha rebotado hoy en toda la cabeza.

-"Sorry". -No, pero qué tontería,

si es un juego.

-Bueno, tú te lo mereces por listillo.

-Gonzalo se ha arriesgado

y ha tenido ahí su... su premio.

Ahora le toca cocinar en la eliminación,

y si lo hace mal...

a casa.

(Risas)

(Música de tensión)

Aspirantes, bienvenidos.

Volvemos al calor de las cocinas de MasterChef.

Esta noche, uno de los seis delantales negros

dejará las cocinas y, por lo tanto,

no podrá optar a ser el ganador de MasterChef

ni a las tres becas para estudiar

en la prestigiosa escuela de cocina líder en el mundo,

Le Cordon Bleu Madrid.

Allí, nuestros aspirantes reciben todas las semanas

clases teóricas y prácticas para afianzar

sus conocimientos básicos

e introducirles en nuevas técnicas de cocina.

Tienen la suerte de aprender en las mismas instalaciones

y con los mismos profesores que los alumnos del centro.

Estas clases son esenciales

y forman parte de la formación general

que reciben en MasterChef.

Venís de vivir un auténtico desafío extremo

en la estación de Formigal.

Gonzalo, tú fuiste el mejor con la tarta Sacher,

tuviste que elegir a los dos equipos

e integrarte en uno de ellos.

¿Por qué no elegiste a Cristina, a Lorena,

a Marina, a Cristóbal y a Celia?

Nadie ha entendido mi estrategia todavía.

¿Me la explicas? No,

hasta que no acabe el juego, no la desvelaré.

Un buen jugador no revela sus cartas.

O sea, ¿tú estás con el delantal negro

a sabiendas que ibas a estar en la "Prueba de eliminación"?

Sí.

(EMIL) A mí me ha sorprendido que Gonzalo diga

que la estrategia era esta,

porque, en principio, pensé que lo que quería

era estar en el mejor equipo y salir con el delantal blanco.

Me pareció extraño.

Luego, que me escogiera como capitán,

yo estaba un poco relajadito,

y, de repente, me encontré con todo el peso y el marrón encima.

Pero, la verdad, a mí me gusta, no tengo problema.

Gonzalo, eso fue un regalo a Emil.

¿Un regalo envenenado? Por supuesto.

¿Quieres quitarte a Emil de encima? Por supuesto.

Los 100.000 euros de este programa van a ser míos,

caiga quien caiga,

pese a quien pese.

Con Emil es con quien mejor me llevo de la casa,

pero ya se lo he dicho a él, mi rival directo,

además de yo mismo, es él.

(MARINA) ¡Anda ya!

Claro. ¿Qué pensáis, delantales blancos?

Que tiene un cacao que no se aclara.

-Bueno, Marina, por favor, querida, sabes que tú y yo no nos hablamos,

chitón.

-Me han preguntado.

-Ya, pero calla. -Yo sí me hablo contigo.

-¿Tú, que vas diciendo mentiras sobre mí,

diciendo que mi madre no está enferma y me lo invento,

diciendo que no se me ha muerto un familiar?

Guapa, ¡cállate, que bastante tenemos ya!, ¿eh?

Petarda.

Bueno, que haya paz.

Yo, en ningún momento, he dado,

he dicho que este señor no tenga una madre que se muera o no,

porque es que no tengo ni idea.

Que yo diga o deje de decir es imposible

porque no conozco su vida, porque es que... no me interesa.

Pero será mentirosa... Es que no solo hablas de mí,

que también hablas de Celia, te inventas historias

sobre los demás. -Que no quiero saber nada.

(CRISTÓBAL) Bueno, señores, por Dios.

(LORENA) Gonzalo... (GONZALO) Vamos...

Chicos, basta.

Es que es pa' disculparse yo creo, ¿eh?

A mí me gustaría pedir disculpas, aunque no he tenido nada que ver,

pero es que me da vergüenza que se esté dando esta situación.

Me ha parecido bochornoso.

Aquí venimos a cocinar y no a sacar los platos sucios

delante de España.

Bueno, veo que los ánimos están calentitos,

pero, aspirantes, si de verdad queréis seguir en MasterChef,

vais a tener que demostrar destreza,

buen pulso y sangre fía, mucha sangre fría,

en la siguiente prueba.

Debajo de este paño está el elemento básico

para elaborar el plato de esta noche,

y es...

(MILAGROSA) (RÍE)

Un abanico.

¿Alguien sabe para qué sirve? (EMIL) Para...

enfriar el arroz. Tienes toda la razón.

Pero para darnos la explicación más técnica,

tenemos un invitado:

demos la bienvenida a Ricardo Sanz del restaurante Kabuki de Madrid.

Una estrella Michelín.

(CRISTÓBAL) ¡Bravo!

Ricardo, por Dios.

Una estrella Michelín...

en un restaurante solo, pero en los otros dos,

otra estrella Michelín en cada uno, tres estrellas, así,

con lo fácil que es.

Bueno, sé que muchos de nuestros aspirantes

conocéis la comida japonesa,

y si la conocéis, imagino que habéis oído hablar

de Ricardo Sanz.

Él es uno de los chefs que más ha innovado en nuestro país

en este tipo de cocina.

Ricardo, explícales a nuestros aspirantes

por qué este abanico, por qué es tan importante,

Bueno, cuando se cuece el arroz para preparar el sushi,

cuando en las cocinas había 30 ó 40 trabajando,

pues había uno con un abanico enfriando el arroz.

Ahora que ya el personal es más reducido,

se usa un ventilador,

pero esto sería lo clásico, ¿no?

Ricardo, ¿qué es lo que cocinarán nuestros aspirantes en esta prueba?

Bueno, hoy vamos a hacer tres platos en frío,

haremos un maki de sushi, se llama San Francisco,

luego haremos un tartar de atún

y luego, un sashimi de bogavante.

(EMIL) He hecho alguna vez que otra sushi,

tanto niguiris,

como los makis y...

maki invertido también, alguna vez.

Vamos a hacer el primer plato, por supuesto tenemos que tener

un arroz cocido al estilo japonés para prepararlo.

Primero hay que lavar el arroz, hay que sacarle todo el almidón

con agua fría,

al 1,5 l de agua le echo 400 ml de una mezcla que serán:

6 l de vinagre de arroz, 2 kg de azúcar y 1 kg de sal.

Se pone todo a cocer y al primer hervor se apaga.

Lo movemos muy bien y ahí es donde entra el ventilador,

que hay que enfriarlo un poquito, moviéndolo,

no hace falta moverlo todo el rato,

con un poquito cada dos, tres minutos.

Encontrar el punto al arroz, es realmente complicado,

no es tan fácil,

es como encontrarle el punto a la paella o a un risotto,

incluso más difícil.

Vamos a hacer una preparación que es un maki con el arroz por fuera,

para ello nos tenemos que valer de un papel film y una esterilla.

Estiramos el papel film, ponemos el alga Nori

y cogemos una cantidad de arroz

que ya la experiencia te dirá cuál es.

Cubrimos toda la superficie,

entonces con cuidado cogemos nuestro salmón,

que lo hemos cortado con tanto cariño,

es fundamental que corte el cuchillo bien.

Entonces ya le damos la vuelta, ponemos otro poquito de arroz.

Le ponemos un poquito de wasabi,

un poquito de pepino y langostino cocido.

Entonces ayudado por el papel film y por la esterilla,

le damos una primera vuelta dejando ahí una solapa,

apretamos, pero tampoco hay que machacarlo,

y tirando del papel film, otra vuelta más.

Y ya lo cerramos.

Lo cortamos en ocho,

intentamos que sean más o menos iguales.

Y esto acompañado con un poquito de soja,

pues aquí tenéis ya un plato.

Ricardo, ¿qué más nos vas a preparar? Cuéntanos.

Bueno, vamos a ir a por el siguiente plato

y vamos a hacer un tartar de atún.

Un trocito pequeño te has traído. Un trocito pequeño.

¡Madre mía!

-Es una de las joyas que tenemos en el Mediterráneo

y en el mundo, ¿no?

Vamos a cortar del tamaño más o menos de una hoja de alga Nori.

Fíjate cómo corta el cuchillo.

(CELIA) De lo que más me está gustando del mundo de la cocina

es el respeto que se le da a la materia prima,

y hoy Ricardo lo ha demostrado,

al cortar el atún, yo que lo veía desde arriba,

me parecía un momento muy bello, de mucho respeto.

-Bueno, ya tenemos nuestro atún perfectamente preparado,

entonces cortamos nuestro atún en cuadraditos,

que no sean ni muy grandes ni muy pequeños

porque en teoría es para comer con palillos.

Entonces lo refrescamos un poquito el tartar con el jengibre

que le dará un sabor refrescante,

le echamos un poquito de cebolleta,

esta cebolleta la he cortado muy, muy fina,

cuanto más fina sea la cebolleta, mejor,

y la he lavado mucho con agua para quitarle el bravío.

Ya veis que es una receta muy sencilla,

aquí tenemos un huevo de pollita de corral, le quitamos la clara,

tenemos la yema,

entonces lo acompañamos con un poquito de wasabi

y con un poquito de soja.

-Uh...

-Bueno, el siguiente plato que haremos es el sashimi de bogavante.

Aquí tenéis un bogavante.

Con cuidado le agarramos de la cola,

usamos un cuchillo de peso,

lo metemos por aquí...

Vamos a agarrar la cola con un paño con mucho cuidado,

le vamos a meter el cuchillo por aquí,

y ya le hemos cortado el nervio, ya se queda tranquila.

(VICKY) Lo más cerca que he estado de matar un bogavante

ha sido una vez que lo tenía que meter en agua hirviendo,

y el pobre se volvió loco,

pero tenerlo en mis manos y matarlo yo, no.

No, no, no.

-Le sacamos el cuerpo.

Lo picamos.

Entonces cogemos nuestro bogavante,

lo mojamos en el sake caliente y una vez que está calentito,

ves que se cuece un pelín,

lo volvemos a poner en nuestra cáscara.

Y ponemos nuestro cuerpo,

lo ponemos de domingo.

Vamos acompañar de unas algas,

que a nosotros nos hacen llegar desde Galicia, Porto-Muiños,

y aquí tenéis el tercer plato.

Como habéis visto,

la cocina japonesa es una cocina extremadamente delicada,

y requiere de una precisión infinita.

Aspirantes, os toca vivir de nuevo una prueba de eliminación,

reproducir a la perfección

estos tres fantásticos platos de Ricardo.

Sashimi de bogavante,

un maki invertido

y un tartar de atún.

(MATEO) A Gonzalo le ha salido el tiro por la culata

porque Emil controla el sushi,

y el enfrentamiento que tenía él pensado,

al final creo que lo ganará Emil.

Esta vez no tenéis nada en vuestras cocinas,

vais a tener todo en el supermercado.

En la mesa central cada uno deberá coger un abanico

para enfriar el arroz.

También tenéis aguacate, pepino, cebolleta, el arroz de sushi,

alga Nori, wasabi,

la esterilla para enrollar el arroz,

sake y un montón de ingredientes más.

Y lo más importante, donde tenéis que poner los cinco sentidos

es en la elección del atún rojo y del bogavante.

Aspirantes, tendréis 60 minutos,

y los 3 minutos para ir al supermercado comienzan...

En tres,

dos,

uno,

¡ya!

(VICKY) ¿El bogavante?

Ah, están muertos, ¡ah, no, están vivos!

-Pedazo de...

Aguacate...

Aspirantes, queda un minuto.

¿Habéis cogido todos los abanicos? No.

Pues que no se os olvide.

Ah, ¿y el sésamo? -Oye, ¿no había sésamo?

Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno...

¡A las cocinas!

(Aplausos)

-¡Vamos, Vicky, cariño!

-¡Hostia, el abanico!

(Música)

Esta... esta no es mi cesta, ¿eh?

(GONZALO) ¿Tienes unos carabineros? -Esto.

-Sí, pues esa es mi cesta.

Da igual, ahora la compartimos.

Vicky, sin darse cuenta, ha arramplado con mi cesta,

y la mitad de mis alimentos los tiene ella,

pero bueno, como Vicky y yo nos llevamos muy bien

y somos muy buenos compañeros,

con una sonrisa, los dos nos reímos y decimos: "Venga".

La cesta de Gonzalo ha acabado en mis manos

porque la he dejado en el suelo para coger flores,

y se ve que él también la ha dejado en el suelo para coger flores,

y él ha cogido la mía y yo la suya.

(EMIL) La prueba de eliminación podría haber sido mucho más difícil

para mí, eso no quiere decir que esté salvado ni mucho menos.

(GONZALO) Te voy a matar Vicky.

Venga, Mila, el arroz.

O sea la visualización es japonesa, pero las palabras irán en andaluz.

(ACENTO ANDALUZ) "Wasaqui, sisaqui, misaqui", como que no, ¿eh?

Mira, soy andaluza y como buena andaluza,

cuando vamos a la feria utilizamos cualquier cosa para abanicarnos,

y aquí voy a utilizar la esterilla.

Escucha, yo vinagre sí que he cogido.

-Yo también, Vicky, yo también. -¿Sí?

Yo 120 voy a poner.

Qué raro porque juraría haber cogido.

-Toma, échale... -No, no, ponte tus...

-Yo quiero 240, cógete tú 120, venga.

Da igual. -240, ¿tanto?

-Sí, yo quiero 240.

40, 20.

Un despiste lo tiene cualquiera, no pasa absolutamente nada,

Vicky es un amor.

-Ahora 20 g de sal, ¿y mi sal?

Este Gonzalo me lo quita todo.

En mi vida solo he hecho una vez sushi,

y bueno, hoy espero que se me de mejor que la primera vez.

¡Vamos, chicos!

Estoy muy nervioso porque esto es algo que no he hecho nunca

y de momento no es que vaya muy bien.

A ver si soy capaz,

primero sacaremos un trozo.

-Milagrosa, ¿dónde se guarda el arroz una vez hecho?

-Lo tienes que verter en una bandeja y...

Y enfriarlo con el abanico. -Vale, eso es lo que quería saber.

Aspirantes, habéis consumido la mitad de vuestro tiempo,

quedan 30 minutos.

¡Venga, vamos, ánimo!

Bien, Milagrosa, bien.

(CRISTÓBAL) Bien, bro, bien, ahí como los Locomía.

¡Qué arte tienes con el abanico, Mateo!

Este año queremos que sientas la misma pasión por la cocina

que sienten los aspirantes cada vez que elaboran un plato,

y para eso tienes el nuevo libro de recetas

de la II temporada de MasterChef.

Carnes estofadas, pescados marinados

o postres deliciosos te esperan en estas páginas

para que tú también seas un auténtico profesional.

Aspirantes, daos prisa, os veo muy relajados, no llegáis.

Venga, hombre.

(Música)

Sí, pero si no lo pones rápido el arroz con la humedad que tiene,

se le va a rizar el alga y va a ser peor.

-Qué difícil, tío, es una prueba difícil.

-Bueno, ¿qué tal?, ¿cómo vamos?

-Pues creo que estoy haciendo las cosas bien,

lo único que el tiempo, o sea...

-A ver.

No, no, no te pares, se puede trabajar y hablar a la vez.

El salmón, primero el salmón. -¡Ah!

-Antes de darle la vuelta.

Jorge. Dígame.

¿Qué tal el tembleque? Es que...

-Lo importante... debes tranquilizarte,

respirar hondo, tranquilízate...

Ricardo, es una prueba de eliminación y aquí Jorge,

igual que todos los demás... Claro.

Se está jugando un puesto en MasterChef.

Si tú quieres conseguir algo en cocina,

tienes que navegar por encima de la presión,

no te puede poder la presión.

Como bien sabes, la presión la tenemos que dominar.

Bueno, Jorge, acuérdate de que el orden

es muy importante trabajando. Sí.

Los cacharros que ya no utilizas a la pila,

la comida que ya no quieres a tu cesto,

y lo más importante, el vidrio a reciclar.

Así lo haremos, es lo más importante.

Jorge, la verdad es que ha echado demasiado vinagre al arroz,

¿no te ha parecido? Sí, es que es muy problemático,

el tema del arroz es una de las pruebas más difíciles de hoy.

Está muy nervioso y tampoco había avanzado mucho, ¿no?

¿Cómo lo ves?

Creo que más de uno, no va a llegar a tiempo,

pero vamos a verlo.

-Mejor que lo corte... -Es que está poco prieto.

-Está temblando el pobrecillo.

(Música)

Emil, ¿cómo va la cosa?

Muy retrasado.

Hombre, te veo que tienes ahí el maki, más o menos.

Más o menos no me ha salido todo lo bonito que esperaba.

-Tiene buen aspecto, ¿eh?

Esta no es la primera vez que haces makis, ¿verdad?

Alguna vez, pero muy pocas, la verdad.

¿Y qué más te falta, nada más, no?

Estoy con el tartar que lo tengo cortado aquí, más o menos.

-Sí, yo creo que es el que mejor va de tiempo.

Tiene mano para el sushi, ¿eh?

Creo que tienes que venir a la escuela MasterChef a hacer un...

Me encantaría. Un vídeo enseñando a todo el mundo.

-¿Has aclarado la cebolla como dije, le has quitado el bravío?

-No, tienes razón. -Ya no te da tiempo.

-La voy a dejar con el bravío, igual es demasiado,

pues entonces le quitaré un poco.

Emil, te dejamos terminar. Vale, muchas gracias, chef.

Suerte. Gracias.

Hola, buenas. -Buenos días, chefs.

¿Qué tal, Gonzalo? ¿Cómo va usted?

Voy lo mejor que puedo, con la cabeza, ya sabe usted,

un poco descolocada, pero... ¿Y eso?

Pero les voy a sorprender, lo voy a intentar.

Es un placer tenerle a usted aquí. -Nada, no te pares, tú sigue.

-No, yo sigo hablando.

-Una de las cualidades de un sushiman

es que hable y trabaje a la vez. ¿Se puede?

-Ya lo sé, le he visto a usted trabajar en su restaurante,

es un placer verle.

¿Y estos langostinos?

Es una de las sorpresas que le voy a hacer,

además haré un pequeño sashimi de langostinos.

Además de todas las tres pruebas, otra más.

Sí.

Para que vean que cuando uno quiere, pueden.

-Tú sabes que en la cocina japonesa cuando le enseña el maestro

y no vas, al momento te puede pegar una colleja en la cabeza...

-Lo sé, lo sé. Tú eres el que te juegas

continuar en este programa. Lo sé, lo sé.

-Ya está, nervio muerto.

¿Qué tal, Milagrosa?, ¿cómo vamos?

Pepe aquí vamos, ya he hecho... -¿Estás haciendo el milagro o no?

-Bueno, yo creo que no es para tanto.

¿Nunca habías hecho nada de cocina japonesa, claro?

Nada, nada, Pepe.

¿Allí, en tu pueblo no se hace nada así de cocina japonesa?

Yo he ido de vez en cuando al japonés a comer,

pero verlo y hacerlo como que no.

-¿De qué pueblo eres tú? -Yo soy de Jerez de la Frontera.

-Anda, un sitio chulo.

-Y ahora tengo la madre del borrego.

Cuidado que tengo el traje nuevo. No, no, Pepe.

Cuidado que tengo el traje nuevo. Primero hay que darle un corte.

-Cuidado con la mano. Me pongo detrás de Ricardo.

Yo no lo he hecho así, pero bueno. -¿No?

(AMBOS) No. -¿Por detrás?

-Tienes que meterle el cuchillo por aquí.

Aquí tiene la unión.

Ahí tiene la cabeza y cuidado con esta mano.

-Es que este no es de punta, mejor le doy con la punta esta.

No te vamos a dar más pistas que hoy no es el día.

No, no, ya está. Bueno, suerte,

y corre porque el reloj ya... Ya, ya, esto...

No te imaginas como corre.

¡Hala!

Quieta, veneno.

¡Ay!

(MILAGROSA) Venga, bonito.

-A ver...

¡Ataca, Vicky, ataca!

¡Madre mía!

(GRITA) ¡Ay!

Ay, que me cago, tía.

-Venga, va, tranquila.

-Mira, le va a matar el bicho Gonzalo.

-Con gran expectación. -Pensando en ti.

(GONZALO) Marina, va por ti.

Pensando en ti.

(MARINA) ¿Cómo es esto, vudú, no? ¿Cómo se llama?

Pensando en ti.

(LORENA) ¡Vamos, Gonzalo, métele el hachazo!

-Y ahora le hago yo...

Aspirantes, daos prisa porque solo quedan diez minutos.

Va por ustedes que os gusta la comida japonesa.

(LORENA) La sushi Mila.

(GONZALO) Milagrosa, el bogavante una vez hecho,

¿qué tengo que hacerle?

-Tienes que coger el sake y calentarlo un poco.

-¿Y ya está? -Y ponerlo a macerar un momento.

-¿Y el sake, y el sake?

-¿Alguien tiene algo en el microondas?

-Qué rico estaba el sake.

(EMIL) Fíjate qué carne, esto parece..., es una joya.

Una maravilla, Dios mío, mira, mira, parecen perlas.

Oh, Dios, qué maravilla.

Deberíais estar emplatando ya, ¡vamos!

(Música de tensión)

Esto ya esta, vamos a colocar.

-¡Venga, Mateo, dale!

Aspirantes, queda muy poco tiempo, debemos ir terminando.

(MATEO) Uy, perdón.

La poso y ya no sé cuál es,

de verdad qué lío.

(MURMURAN)

(Música de tensión)

No te manches, no te manches.

Me va a dar un ataque, ¿eh?

Qué cutre, no puedo quedar más cutre.

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno...

¡Tiempo!

¡Manos arriba!

(Aplausos)

¡Muy bien a todos!

-Vamos, Matthew, no estés tan serio.

No estoy contento,

es más, creo que hoy tengo muchas posibilidades de irme a mi casa.

(CRISTINA) Está bonito, déjalo.

Aspirantes, ahora nuestro jurado, junto con Ricardo Sanz,

catarán vuestros platos.

Mateo, ¿tú serás el primero?

(CRISTINA) Vamos, Matthew, vamos, Matthew.

El bogavante tiene pinta de haber sido picado en exceso quizá...

Yo lo que veo es demasiado crudo el bogavante.

Falta lavarlo para que esté suelto, falta...

Sí, aquí no has quitado muy bien el almidón.

(MATEO) Pensaba que ya estaba bien, pero cuando se ha cocido

se ha quedado muy apelmazado y entonces me he dado cuenta.

No sé si antes habías trabajado algún plato de cocina japonesa,

pero te he visto superado.

Ya.

Hoy no es tu día, y lo que he probado, durito.

Sí, chef.

Yo espero no irme hoy, y que...

Sintiéndolo mucho, que otro compañero lo haya hecho peor.

-¡Vamos, Jorge!

-¡Ánimo! -¡Va, crack!

-El sushi parece que está hecho un poquito en plan bruto.

El arroz se ha quedado un poquito duro

y el atún quizá un poquito pequeño.

Demasiado wasabi.

Cantidad enorme, desproporcionado.

Sabe a wasabi, el atún no existe.

Y ahí... ahí hay ralladura de cítrico para aburrir.

Oye, una cosa, eres enólogo, ¿no?

Sumiller.

¿Y con qué vino maridarías este menú?

Con el sushi un blanco fermentado en barrica.

Al sashimi le pondría un blanco gallego.

Y el tercero, el atún a lo mejor,

me decantaría incluso por un tinto roble,

que no haya tenido mucha madera.

Tu aportación en qué queda,

por si acaso no tienes oportunidad de darnos... otra.

Madre mía, no pesa.

Bueno, el sushi está... Por lo menos de pinta,

de aspecto sí lo tiene bastante conseguido.

¿Sí?

Bueno, primero probadlo y luego ya...

-El arroz, que está bien hecho.

Y bueno, también son unos bocados que son agradables,

porque el sushi es para comérselo de un bocado.

Y es un bocado que es agradable para comérselo, vamos,

que no es muy...

Y el bogavante está bien cortado y bueno, el atún también.

Te he visto muy concentrada trabajando.

Está bastante correcto, ¿no? Sí, sí.

Felicidades.

Gracias.

Pues igual debería empezar a confiar en mí.

No sé, es que como nunca he hecho nada importante,

pues me creo que tampoco nunca lo voy a hacer.

Emil, tú eres el siguiente.

Ha puesto un poquito de erizo en tu plato.

El erizo y el bogavante son dos sabores muy únicos.

Cuando a veces juntas dos grandes, también a veces resulta, ¿no?

Yo creo que sí.

¿Tú estás contento con tu trabajo, Emil?

Sí, no estoy...

Vamos, se puede hacer mucho mejor.

Yo creo que es un buen trabajo, no está mal.

Guisas muy bien, lo sabes.

Solo voy a decir una cosa,

Gonzalo, tú le dijiste a Emil que era una buena ocasión

para quitártelo de encima, ¿no?

Yo me quiero quitar de en medio a todos los que quedan.

En especial a Marina.

Oye, déjate de tonterías.

Quítate a Emil de encima,

porque te digo yo que es un hueso duro de roer.

¡Muy bien dicho! Un tío con coco, un tío listo,

que guisa bien y que espero que me sorprenda mucho más.

Gracias, chef.

Gonzalo, tu turno.

(Música)

Te habíamos pedido tres platos, ¿no?

Sí, pero al hacer el rollo, me he confundido,

he puesto el salmón dentro

y se me ha quedado fuera el carabinero.

Y entonces he creado un pequeño invento...

Tu rollo le pone mucho, ¿eh?

Si yo te digo que hagas un plato de una manera,

hay que escucharlo bien y hacerlo de esa manera.

Porque primero hay que conocer la base, y luego ya,

con el tiempo darle tu toque, pero primero dominar la base, ¿no?

Le pido disculpas por ello.

Lo más importante es el arroz, está bien hecho.

Gracias.

Yo no entiendo del "Hola" gastronómico, no me interesa nada.

Con lo cual, asuntos personales no me interesan nada, de verdad.

Voy al grano directamente.

Creo que tú puedes valer,

demuéstralo.

Los líos, a mí, de verdad...

Olvídate de todo lo demás y progresa.

No mires a nada, céntrate en esto.

Yo te lo agradeceré enormemente.

Lo haré.

Gracias. Gracias a usted.

Milagrosa, contigo termina la cata,

así que, por favor, adelante.

Vamos.

¡Vamos, Mila!

No está bien realizado,

porque no le has quitado la cáscara de abajo.

Hay que vaciarlo. Ay, yo pensé que...

Yo pensé que había que ponerlo ahí encima.

Además de saber escuchar, tienes que saber mirar también.

Pues sí.

-El arroz está duro, está muy duro.

¿Y este plato qué?

No sé, es la primera vez que hago un tartar.

Aquí, esta yema se sale para fuera y chorrearía por la mesa.

Esas cosas son del primer programa.

Pensé que quedaba más bonito así, pero me he equivocado.

Hay que juntar la estética y la lógica, las dos cosas.

Sí, chef.

Milagrosa...

Aspirantes, la cata ya ha finalizado.

Ricardo.

Vamos ya.

Muchas gracias, por haber estado aquí

y por haber aceptado nuestra invitación.

Me gustaría saber cuál ha sido para ti el aspirante

que mejor ha reproducido tu plato.

Yo quizá me quedaría con Vicky por dos motivos.

-Anda.

-Primero, porque le ha dado un buen punto al arroz

dentro de la dificultad que había, y segundo, porque en los momentos

que estás aprendiendo algo nuevo,

tienes que ceñirte al guión que te dicen, ¿no?

-Hombre, gracias.

Voy a darle un beso.

(Aplausos)

¡Gracias!

Tiene tres estrellas Michelin en sus restaurantes

y me siento superhalagada,

porque todos los días no pasa esto, que te alabe un hombre así.

Ricardo, ha sido un placer tenerte aquí.

Esperamos verte muy pronto por estas cocinas.

Gracias, Ricardo.

Muy bien, Vicky.

Ahora, jueces, tendréis que ir a deliberar

para tomar la decisión más difícil de todas.

¿Quién abandonará MasterChef esta misma noche?

Uy, por favor.

(Música)

¿Para qué quieres enemigos si tienes amigos como Gonzalo?

Listo.

¡Qué vienen!

(Música)

Ay, por Dios, por Dios, por Dios, por Dios.

Van a dar un paso al frente,

Gonzalo, Emil y Vicky.

Vuestros tres platos han sido los mejores de la noche.

Gracias.

Por ese motivo, seguís una semana más en MasterChef.

(TODOS) Gracias.

Mis prioridades en este concurso son: aprender a cocinar,

ganar el concurso y olvidarme de 14 personas.

Bueno, de 14 no, porque a Emil me lo voy a llevar

como amigo verdadero, además.

Emil y yo sí que estamos trabando una verdadera amistad.

Jorge, Mateo, Milagrosa, en este programa buscamos actitud.

Y en la eliminación hay que meterle espíritu,

ganas y un poquito de mala leche.

He visto más actitud en Milagros.

No sé si llegará a la final, quizá ocurra el milagro,

pero como mínimo, para subir esa escalera te sirve.

Gracias, chef.

-¡Venga!

-Esto ha sido un toque de atención.

No me voy a relajar en ningún momento y para adelante.

(Música)

Jorge, Mateo,

esta noche habéis estado bastante errados los dos.

Por eso tenemos que valorar incluso otras cosas más,

como es vuestra trayectoria en MasterChef.

Por eso, este jurado ha decidido que quien no merece seguir

cocinando en MasterChef es...

Jorge.

(MATEO) Madre mía, tío.

Lo siento mucho.

(Aplausos)

Eh, un abrazo. Gracias, tío

A vosotros. Gracias a ti.

(CRISTÓBAL) Estoy superdolido,

porque mi compañero de fatigas, mi compañero de habitación,

mi compañero de por las noches, mi compañero de todo, tío,

y en dos semanas, me cago en la Virgen.

El grupo Bross se ha quedado en la be nada más.

¿Qué tal, Jorge? ¿Cómodo en ese sillón?

Bueno, me hubiera gustado llegar a la final,

pero bueno.

Ahí arriba hay unos auténticos cracks,

les mando un saludo a todos.

(CELIA) Hoy, creo que, sin duda,

MasterChef ha perdido a uno de los finalistas.

Y yo he perdido a un gran amigo, claro.

Cuando entraste en MasterChef,

dijiste que entendías la cocina como un laboratorio.

Voy a seguir luchando por integrar la ciencia con la cocina.

Yo llego a mi casa y me pongo a cocinar,

pero lo veo como un laboratorio donde el resultado

es mucho más gratificante que en el laboratorio real.

Jorge, ¿por qué entras en MasterChef? ¿Qué buscas?

Aunque no lo parezca, soy una persona muy competitiva,

que ama mucho la cocina

y el formato del programa me apasiona.

¿Quién te enseña a ti a cocinar?

Bueno, realmente aprendo a cocinar por mi madre, que era cocinera.

Y para poder pasar tiempo con ella,

iba a los fogones de la cocina en la que cocinaba

y compartía mucho tiempo con ella en la cocina, era mi mejor amiga.

Estoy segura de que estaría superorgullosa de ti.

Por supuesto que, desde el cielo, estará orgullosa de mí.

¡Ole ahí! ¡Ole ahí!

Ole ahí, muy bien, muy bien.

Tú lo vales.

Quiero que sepas que vas a poder seguir investigando

como a ti te gusta en la cocina,

porque nuestro patrocinador de electrodomésticos te regala

todos los electrodomésticos que has usado durante el programa.

Y además, nuestro supermercado patrocinador te regala tu compra

durante todo el año.

Se agradece, se agradece.

Jorge, ha sido un placer conocerte.

Y ahora, ya sabes, tienes que colgar el delantal,

porque tu paso por MasterChef ha terminado.

Muy bien.

Suerte.

¡Guapo!

Me llevo una experiencia brutal,

porque hay que tener muchas narices

para meterte en las cocinas de MasterChef.

(Música)

He aprendido bastante en este tiempo.

Es una pasada.

(Música)

Pues ya lo veis, otro aspirante más que se nos va.

Y ya solo nos quedan diez,

luchando por convertirse en el próximo MasterChef España.

Yo no hay amistades, se acaban de convertir en rivales.

Y a ver qué pasa la semana que viene.

Mientras, ya saben, pónganle sabor a la vida.

Hoy las reglas cambian.

Hoy trabajaréis juntos, pero no revueltos.

Lo haréis por relevos.

Yo voy a bajar el fuego.

Calla, prueba mi salsa.

¡No, no, no, no, no, no, no! -¡Que no hay tiempo, Lorena!

¡No, tío, no!

Yo no he visto un máster aquí, ¿eh?

Anulada, desde el minuto cero.

Hoy vais a cocinar para 19 artistas...

Venga, venga, venga, venga, venga.

Madre mía.

¡No, que quien las ha puesto!

Te veo en la prueba de eliminación

como no metas aquí un poquito de sangre.

No es para llevar, no es takeaway, se come aquí.

Es un placer tener en MasterChef a... ¡Andrea Tumbarello!

Sigues sin pasar de la cocina amateur a la profesional.

Quizá ni para estar en MasterChef.

Este jurado ha decidido que quien no merece seguir

en MasterChef es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 6

Masterchef 2 - Programa 6 - 21/05/2014

21 may 2014

Los aspirantes de MasterChef recibirán una sorpresa muy especial. Los más pequeños 'de cada casa' los visitarán en las cocinas para echarles una mano en la siguiente prueba. Se trata del postre preferido de los niños, una tarta Sacher de chocolate con gominolas. El reencuentro con sus hijos, sobrinos y hermanos será muy emotivo y cargará de energía a los concursantes para seguir la lucha en los fogones.

Y como los peques vuelven a las cocinas no podía faltar el niño que mejor cocina de España: Mario, el ganador de MasterChef Junior. Y con él vienen sus compañeros Ana Luna y Juan, que ayudarán a algunos aspirantes. Con los niños todo es más fácil.

Pero la siguiente prueba será un desafío extremo, el más complicado al que se han enfrentado los aspirantes, al menos de momento. Tendrán que cocinar por equipos en condiciones límites, en la nieve y a 2.000 metro de altura. Será en la estación de esquí de Formigal (Huesca) la más grande de España, donde los equipos tendrán que elaborar un menú de alto valor nutricional para que los invitados repongan fuerzas después del ejercicio. 

Y en la Prueba de eliminación la presión aumenta: los delantales negros tendrán que trabajar una de las cocinas más delicadas y precisas del mundo, la japonesa. Para explicarles la prueba y valorar sus platos vendrá a plató Ricardo Sanz, chef del restaurante Kabuki (Madrid), con estrella Michelin. 

ver más sobre "Masterchef 2 - Programa 6 - 21/05/2014" ver menos sobre "Masterchef 2 - Programa 6 - 21/05/2014"

Los últimos 337 programas de MasterChef 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 15 - 23/07/14 Completo 3:07:37 100% 23 jul 2014
    Programa 15 - 23/07/14 23 jul 2014 Vuelve a ver la gran final de la segunda edición de MasterChef. Vicky y Mateo luchan por alzarse con el título que les acredita como cocinero profesional ante un jurado de excepción con Pepe Rodríguez, ...
  • Programa 14 - 16/07/14 Completo 2:11:37 100% 16 jul 2014
    Programa 14 - 16/07/14 16 jul 2014 La semifinal de MasterChef se presenta como uno de los programas más emocionantes. Por fin conoceremos el nombre de los dos aspirantes que se enfrentarán en el gran duelo final. Los otros dos ...
  • Programa 13 - 09/07/14 Completo 2:07:04 100% 09 jul 2014
    Programa 13 - 09/07/14 09 jul 2014 Estamos a un paso de la gran final de MasterChef y los cinco aspirantes se dejarán la piel en la cocina para conseguir una plaza. En este programa habrá varias sorpresas. La primera es Quique Dacosta, chef del re...
  • Programa 12 Completo 2:04:42 100% 02 jul 2014
    Programa 12 02 jul 2014 La historia, la tradición y el sabor son más protagonistas que nunca. Óscar Velasco, chef del restaurante Salceloni (Madrid) con dos estrellas Michelin, visita nuestras cocinas. Velasco trae un plato muy antiguo:...
  • Programa 11 Completo 2:08:19 100% 25 jun 2014
    Programa 11 25 jun 2014 Llega a MasterChef la repesca, el momento más esperado por los exaspirantes y por la audiencia. ¿Quién recuperará sus sueños?Además, visitan el plató Diego Guerrero y Dani García para explicar la importancia del ...
  • Programa 10 Completo 2:11:17 100% 18 jun 2014
    Programa 10 18 jun 2014 Las madres serán protagonistas de MasterChef esta semana. Los concursantes tendrán que cocinar un plato que les será familiar y para el que contarán con la inspiración de sus progenitoras. En juego esta...
  • Programa 9 Completo 2:12:02 100% 11 jun 2014
    Programa 9 11 jun 2014 Después de cocinar en un buque de la Armada Española, en un avión y a temperaturas bajo cero, los aspirantes se embarcan en un crucero que recorrerá el Mediterráneo, pero que no se equivoquen… ¡En MasterChe...
  • Programa 8 Completo 2:02:46 100% 04 jun 2014
    Programa 8 04 jun 2014 Crece la dificultad en ‘MasterChef’, que ha superado su ecuador. El jurado pondrá a prueba a los aspirantes haciéndoles cocinar un plato libre con el mismo ingrediente: el azafrán. Para conocer las pr...
  • Programa 7 Completo 1:58:26 100% 28 may 2014
    Programa 7 28 may 2014 Los aspirantes se enfrentan a una prueba de presión por parejas, relevándose en las cocinas cada seis minutos. Deberán dejar las diferencias a un lado y aprender a coordinarse y tomar decisiones conjuntas si quie...
  • Programa 6 Completo 2:05:26 100% 21 may 2014
    Programa 6 21 may 2014 Los aspirantes de MasterChef recibirán una sorpresa muy especial. Los más pequeños 'de cada casa' los visitarán en las cocinas para echarles una mano en la siguiente prueba. Se trata del postre preferid...
  • Programa 5 Completo 1:57:13 100% 14 may 2014
    Programa 5 14 may 2014 En la quinta entrega de MasterChef  los concursantes dan de comer a 35 actores y bailarines del musical de El Rey de León que se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Además los herm...
  • Programa 4 - 07/05/14 Completo 2:01:48 100% 07 may 2014
    Programa 4 - 07/05/14 07 may 2014 Churra no ha encontrado su sitio en las cocinas de MasterChef y ha sido la tercera eliminada del programa. La gallega ha sido incapaz de trabajar bajo presión, con tiempo límite y la presencia de los chefs, que a...
  • Programa 3 Completo 2:04:52 100% 30 abr 2014
    Programa 3 30 abr 2014 Daniel ha colgado el delantal de MasterChef  tras cometer el mismo error una y otra vez: ser más ambicioso de lo que puede asumir. Intenta hacer grandes platos pero el resultado final es un desprop...
  • Programa 2 - 23/04/14 Completo 2:13:04 100% 23 abr 2014
    Programa 2 - 23/04/14 23 abr 2014 MasterChef arranca más duro que nunca. Pocos aspirantes lograron superar el nivel de exigencia del programa y finalmente fue Lola la primera eliminada. "Mi problema es que me pueden los nervios y la presión", rec...
  • Programa 1 - 09/04/2014 Completo 2:03:06 100% 09 abr 2014
    Programa 1 - 09/04/2014 09 abr 2014 El jurado por fin eligió a los 15 mejores cocineros amateurs de España. Celia, Churra, Cristóbal, Cristina, Daniel, Emil, Gonzalo, Jorge, Lola, Lorena, Marina, Mateo, Miguel Ángel, Milagrosa y Vicky son los aspir...
Recomendaciones de usuarios