www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
2563542
Para todos los públicos
Transcripción completa

Os adelanto que en esta prueba el tamaño sí que importa.

Christian Escribá. (CHRISTIAN) Están perfectos.

El que más se acerca al profesional.

Me supera. En algún momento creíste en ti

y en tu fuerza, solo te has olvidado.

Como estamos en tierra de conquistadores

hoy tendréis que conquistar a nuestro jurado.

(MATEO) No sé si llegamos... -Sí llegamos, Mateo.

Esto que no se pase de cocción, porque hay sangre aquí.

A ver, los pasteles se están quemando, tía.

El equipo que ganará esta prueba

es el equipo azul.

(CHURRA) Ya se me quedó. Ya la fastidié.

¡Vamos, Churra! -Que no me sale.

Vamos, Churra, ya lo tienes. -No encuentro el salmón,

lo he pedido. -¡Vamos, Celia!

Tienes materia prima para hacerlo mejor.

Este jurado ha decidido

que quién debe abandonar MasterChef

es Churra.

El próximo MasterChef tendrá que aprender a arriesgar

y sobre todo sorprender.

Busco un cocinero sin miedo a experimentar,

que encuentre en la cocina su propio lenguaje.

Este año MasterChef llega con nuevos retos,

más dificultad.

No quiero simples aficionados.

Quiero auténticos amantes de la cocina.

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

15 aspirantes comenzaron esta aventura

y ya solo quedan 12 en competición.

Al final solo uno, el mejor de todos,

se llevará 100.000 euros, publicará su propio libro de recetas

y lo que es más importante,

se convertirá en el próximo MasterChef España.

Además os recuerdo que los tres finalistas

tendréis la oportunidad de tener una beca

en la escuela de alta cocina líder en el mundo,

Le Cordon Bleu.

Chicos, tenéis una oportunidad de oro en vuestras manos.

Espero que la aprovechéis.

(TODOS) Gracias.

Aspirantes, a unos os hemos visto destacar

y ganar pruebas,

como a Emil, Vicky y Mateo.

A otros naufragar,

y no quiero mirar a nadie.

Y a otros ni chicha ni limona'.

Quiero aspirantes, como dice la palabra,

con aspiración.

Que aunque en un reto no puedan lucirse

en el siguiente nos dejen de piedra.

(MARINA) Marina está aquí, Marina se la verá

y demostrará quién es Marina y lo que sabe Marina hacer.

Aspirantes,

espero que en la próxima prueba podréis demostrarme

por qué habéis entrado a MasterChef.

Empieza el reto creativo.

Aspirantes,

en la cocina hay cosas que son de verdad

y otras que lo parecen y no lo son.

En eso va a consistir el reto creativo de esta noche.

Para ello hemos traído a dos cocineros

que tienen mucha experiencia en el engaño desde que eran pequeños.

Demos la bienvenida a los hermanos Torres

del Restaurante Dos Cielos, de Barcelona,

con una estrella Michelin.

(Música)

Llevan aquí Sergio y Javier.

(VICKY) A los hermanos Torres no los conocía.

Escuché hablar de su restaurante, el Dos Cielos,

pero no... nunca los había visto. No sabía que eran gemelos.

Bueno, estoy hecho un lío. ¿Tú eres Javier?

No me engañéis más.

Sergio y Javier, ¿es así? Sí.

Me imagino que esto os habrá pasado siempre,

que os han confundido de críos,

habréis liado algunas increíbles, ¿no?

La verdad que sí. Es una ventaja tener un hermano gemelo,

porque pueden hacerse muchas cosas que no diremos,

pero que pueden hacerse.

Vosotros igual no les conocéis,

pero la gente que nos sigue desde casa

ya está familiarizada con Sergio y Javier,

porque están recorriendo la geografía española

en "Cocinados".

Un nuevo programa sobre cocina que se emite en esta casa

justo después de MasterChef.

Gemelos, cocineros,

trabajáis en el mismo restaurante y los dos de cocineros.

Es una ventaja trabajar con mi hermano gemelo,

porque siempre que uno no está en el restaurante

está el otro.

Cuando vas a saludar a las mesas

la gente se cree que estamos los dos y a veces solo está uno.

¿Cuando el cliente dice: "Qué mal comí, que salga el chef"?

Entonces sale mi hermano. -Me deja.

Chicos,

aquí tenemos tres campanas,

¿qué tenemos debajo?

-Chan, ta, ta, chan.

Cristóbal, en el restaurante de tu padre,

El Bigotes, ¿se sirven flanes algún día?

Eh...

Hace flan, tocino... O sea, que eres un doctor

en el tema de flanes. No, soy un doctor comiéndomelos.

Comiéndolos tengo un doctorado, pero haciéndolos...

Pues oye, no te cortes. Ven para acá,

danos tu valoración sobre este fantástico flan.

(CRISTÓBAL) Madre mía.

Sabe a flan.

Puedes ir a tu sitio si sabe a flan. Genial.

¿Un flan de qué? Me sabe a vainilla, a caramelo...

Bueno, pues este flan

ni lleva huevo,

lleva un tipo de leche sin lactosa,

un edulcorante que pueden comerlo hasta los diabéticos,

digamos que es un flan pensado para la gente que padece intolerancias.

Exactamente igual que estas croquetas.

No contienen lactosa

y pueden comerlas cualquier persona que tenga alergia a los lácteos.

La pasta, que en su elaboración

utilizamos harinas que no contienen gluten.

Una persona con celiaquía

lo pudiera comer sin ningún problema.

Qué guay. Por ejemplo Mateo,

si no me equivoco es celiaco, (ASIENTE)

podías comerlo tan a gusto.

Pues se agradece, porque...

Como sabéis, en MasterChef contamos con buenos amigos cocineros,

gente de la gastronomía.

En este caso Fundación Alicia

son las siglas de alimentación y ciencia,

nos ha enviado estas tres recetas

para intentar que vosotros enseñéis a todo el mundo

y a cualquier persona si está bien asesorada,

puede mejorar su alimentación aunque padezca intolerancias,

alergias alimentarias y pueda tener dietas variadas

y muy, muy, ricas.

Guau.

Bueno, señores, si no lleva huevos,

cereales

ni ningún otro tipo de producto que puede tomar cualquier persona

que puede ser alérgica o intolerante,

¿cómo podemos hacer esto?

(SERGIO) En el caso del flan con iota,

que es un espesante natural que se extrae de unas algas.

El jarabe lo podíamos hacer con stevia,

que es un tipo de planta que tiene gran concentración de azúcar,

pero que pueden tomar los diabéticos.

El color a flan, o lo hacemos con un poco de colorante,

o con azafrán.

El aspecto es de un flan... Total.

¿Y las croquetas?

Las croquetas es una receta muy, muy, fácil,

que sería un buen caldo y ligado con harina.

Así podrían hacerse unas croquetas.

En vez de leche, caldo. Fenomenal.

Fácil. ¿Y la pasta?

Es con una harina libre de gluten.

Es óptima para celiacos que tienen problemas con...

La misma elaboración que una pasta fresca,

pero con otro tipo de harina, lógicamente.

Exactamente.

(MATEO) En casa somos tres celiacos

y hacemos mucho pan, mucha repostería y todo esto,

pero pasta solo hemos hecho una vez, creo.

Me costó la vida. Me costó una mañana entera.

Aspirantes, deberéis presentarnos tres platos

sin utilizar los ingredientes prohibidos:

el huevo, la leche

y la harina de trigo.

Para eso os hemos dejado en la zona central del supermercado

los ingredientes en módulos separados

para que vayáis directos al producto que necesitéis.

Para elaborar vuestros platos

disponéis de 90 minutos.

Los tres primeros para ir al supermercado

comienzan en: tres,

dos,

uno, ¡ya!

(Música)

-Tranquilo, tranquilo, ¿eh?

(MATEO) Suficiente.

En este primer reto de la noche

los aspirantes tienen que reproducir

los tres platos que nos trajeron los hermanos Torres,

pero evitando los ingredientes prohibidos.

De esta manera

tendrán que elaborar un flan si huevo,

unas croquetas sin leche

y pasta sin gluten. Todo un reto.

Aspirantes, utilizad el supermercado de manera responsable

e intentar aprovechar al máximo todos los ingredientes que cogéis.

Recordad, nuestro supermercado patrocinador

donará el excedente a comedores sociales.

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno, ¡a las cocinas!

(Continúa la música)

Parece fácil, pero no lo es.

Estas elaboraciones tienen pasos que necesitan el reposo.

El flan es muy sencillo, es mezclar, dar temperatura,

pero tienes que dar una buena infusión con la vainilla

sin pasarte con el colorante que pongas

para que no sea un limón, que tenga un colorcito a flan natural.

La croqueta, bechamel sin leche.

Que repose para que la textura puedas bolearla y hacerla...

hacerla buena croqueta. La pasta también tiene que reposar un poco.

No es fácil gestionar esta prueba para tener un resultado óptimo.

(JORGE) Me parece muy bien que hoy tengamos este tipo de prueba

para tener en mente que hay gente que tiene determinados problemas

con la alimentación con determinados alimentos

y poder hacer cocina para ellos.

El flan, lo que haremos es mezclar la leche con el azúcar

y luego sustituiremos las yemas de huevo por un espesante,

y luego a la parte de inspiración del caramelo.

(MATEO) ¿Por qué se me queda?

Es que... Ay.

Estoy peleando con el caramelo un poco,

pero bueno, ahora voy a sacarlo a los moldes

y voy a llevarlo a enfriar.

Tiene que estar 35 minutos, entonces hay que hacerlo primero.

He cocinado alguna vez intentado evitar algunos productos,

sobre todo haciendo platos que normalmente no son vegetarianos

y hacerlos vegetarianos o veganos, por ejemplo brandada de tofu,

que me encanta.

(MARINA) Ahí se queda.

-Olé. -Perdón.

Si quieres conocer mejor a nuestros aspirantes,

saber qué platos cocinan en cada reto,

ver sus mejores momentos y además ganar dinero,

bájate la aplicación para móviles y tabletas de MasterChef.

Allí encontrarás retos y juegos

para que además de aprender puedas ganar hasta 10.000 euros.

Si quieres saber más entra en la web de rtve.es

Bueno, chicos,

este programa tan magnífico que va después de MasterChef,

¿cómo vais? ¿Qué habéis cocinado...

"Cocinados". ..."Cocinados" los dos

en sitios maravillosos y con buenos amigos,

courier de pavo con nuestro amigo Francis...?

Con Dani. Con Dani, el carabinero.

¿Cómo los pasasteis? La verdad que nos divertimos mucho,

porque con el pájaro de mi hermano fue súper divertido,

y sobre todo es un homenaje al producto, al productor...

Sobre todo detrás de cada producto hay un productor

con una historia de vida,

con muchas cosas para contar.

(CRISTINA) Se queda duro, ¿por qué? (MATEO) Haz el caramelo

que quede moreno. Cuando lo saques y se temple un poquito échale agua.

Se temple, se temple, no se enfríe.

Vale. Mi amigo Mateo me explicó hacer el caramelo,

porque se queda duro cuando le echo agua.

Hay que dejarlo templar un poquito.

Poco tiempo, tres platos, pero lo intentaré con toda mi alma.

Sabes que tengo que ser capitana.

Me gusta mandar, pues mandar un poco...

mandar un poco en grupo.

Las croquetas las haré de jamón,

que antes de ser vegana me salían súper buenas.

La pasta la haré a la boloñesa y el flan ya está hecho y enfriando.

Me apetece ser capitana hoy.

(CRISTINA) Otra vez duro.

Tengo la negra con el caramelo.

Si se te ha solidificado vuélvelo al fuego con el agua.

Con el agua, ok. -¿Vale?

Vale, tío, que estaba volviéndome loca.

Gracias, guapo. (MATEO) De nada.

A ver si funciona.

A ver. Ah, amigo.

(CELIA) Tenías que echarle también la clara.

Échale esos dos de ahí. -Vale.

Aspirantes, han pasado ya los primeros 30 minutos,

os quedan 60.

(Música)

(JORGE) Me cago en la leche.

Celia, hazme un favor, échame harina aquí.

Aquí. Es que fíjate. (CELIA) Dale, dale con la mano.

(JORGE) Vale.

Gracias, Celia.

-A Jorge lo quiero muchísimo y lo ayudaré las veces que hagan falta.

¿Si vienen a vuestro restaurante con una alergia

os lo dicen al momento, o vosotros en la reserva ya decía...?

¿Cómo hacéis esto? (SERGIO) Hay postre para celiacos,

hay pan para celiaco también. Hay luego...,

pues con el tema de intolerantes a la lactosa

ya se evita en el menú o rectificas un poco el menú con algo sin leche.

Sabes tú que en el restaurante siempre tienes un plan b.

(Continúa la música)

¿Qué tal, Cristóbal, cómo vas? Bueno, aquí estoy liado.

Acabo de hacer la masa, los flanes están en el frigo.

Estoy haciendo un caldito con un poquito de pollo,

de puerritos,

y para liarme con las croquetas, que voy a ello.

¿Cómo vas a ligar el caldo?

Este con aceite de oliva, un poquito de harina,

como la mantequilla no podemos utilizarla

picaré el pollito ese que tienen, un poquito de jamoncito

y haré unas croquetitas a ver cómo salen.

Llénamelo de jamón la croqueta. Vale, vale, chef.

¿Vale? Le preparo una, chef.

(Continúa la música)

Hoy vengo de niño bueno.

Vengo vestidito de colegio británico,

así que tengo que ser un niño aplicado

y sacarlo todo adelante. La prueba de hoy impone mucho.

Las croquetas, la bechamel y yo no somos primos hermanos.

No me gustan las recetas con bechamel.

No la como. Intento guardar esta línea,

para eso tengo este cuerpo. Para algo soy profesor de yoga,

porque me cuido. No como harinas.

¿Qué tal, Marina? Ave María Purísima.

Sin pecado concebida. Qué morenos, qué guapos.

Gracias. Tú también.

¿Qué tienes? -La pasta la tengo

atemperándose un poquito

y estoy haciendo para la pasta...

una especie de pesto, pero en vez de con albahaca

está hecho con hierbabuena, piñones,

aceite de oliva y queso fresco.

¿Habías hecho alguna vez pasta fresca?

Jamás.

No tengo ni idea de qué pasará. Me encomiendo a todos los santos.

Una cocinera como tú, ¿cómo no hiciste antes pasta fresca,

una mujer tan metida en la cocina?

Porque estoy un poquito peleada con los hidratos de carbono,

con la pasta, con la patata, con las cosas que engordan algo...

De ahí el tipazo ese, claro. Se intenta.

(GONZALO) Odio la bechamel. ¡La odio!

Una cosa que no me gusta, la bechamel.

Todos los platos con harina, para engordar, para engordar.

¿No se queja la gente que están gordas?

Que hagan yoga y no tomen bechamel. -Madre, cómo está.

Esto cuando se despegue es cuando vale,

y mientras nada.

Miguel Ángel, Buenas, chef.

¿cómo lo llevas? Bien.

Estoy haciendo un pesto para la pasta.

¿Un pesto para la pasta? Sí.

¿No conoces el mundo rallador tú?

Sí, pero como voy a darle con el mortero...

¿Lo rallo? Ralladito... No, digo yo, ¿eh?

Puedo rallarlo.

¿Qué tal la masa?

Está un poco seca.

¿Sí, no? (SERGIO) Asiente.

Se cuartea, se agrieta...

(CRISTÓBAL) Intentaré a ver... -Pero no, está bien.

Puede salvarse.

¿Sí? Gracias. -Sí.

Es la primera vez que la hago. -¿Sí?

Bueno, pues mira, más mérito todavía.

(CRISTÓBAL) Soy muy tranquilo trabajando.

La verdad que la cocina la tomo con tranquilidad.

Estás acostumbrado a trabajar con gente más tranquila que tú.

Soy muy tranquilo.

Estoy acostumbrado a trabajar... Con gente con más...

...con gente más tranquila. ...más relajada, ¿no?

Más relajada, sí.

Dame más, dame más, dame más.

No puedo evitarlo. Ya, ya.

Me hice propósito de no hacerte ningún chistecillo.

Intentaré no hacerte más. Que no, puedes hacérmelo.

Sabes que no hay ningún problema.

Sobre mi trabajo me hicieron unas cuantas bromas,

pero vamos, me lo tomo súper bien. No hay ningún problema.

(MILAGROSA) Vaya paliza le estoy metiendo.

Aspirantes, habéis consumido 60 minutos,

así que acabáis de entrar en los últimos 30.

Venga, vamos, hazte. Esto es una guarrería.

He tenido que meter a tope la croqueta,

porque yo en casa la hago normalmente lentita

y me tiro como media hora dándole vueltas tranquilamente

para que se haga bien, se cueza bien,

pero aquí como vamos a tope, le he metido a tope el turbo.

(Música)

Vichy. Hola.

Hola. -Hola, Vicky.

-¿Cómo lo llevas?

Va bien. Tengo los flanes en la nevera,

las croquetas en el congelador, que se enfríe un poquito,

y estoy haciendo ahora la salsa de la pasta,

que la pasta la tengo ya hecha ahí.

Bueno, chicos, ¿qué más?

No puedo hablar cuando cocino y menos con un tío bueno.

Y... Es que tanto hombre...

no puedo. Los hermanos Torres son conocidos,

porque son muy guapetes. (SERGIO) Que va, que va.

Sí, sí.

Me mira tan fijamente que no puedo.

Entonces, claro, vino con los otros dos

que tampoco están nada mal

y de golpe, claro, no podía hablar.

(Música)

La pasta también tiene una dificultad

que una pasta normal es sencilla, esta se seca más, quiebra...

No es nada fácil, no es nada fácil.

(MATEO) Vale.

Vale.

Matthew, Matthew, Matthew.

Hola, buenas. Mateo, ¿qué tal?

¿Qué tal, Mateo? -Bien, aquí estamos.

Mateo tiene un punto a su favor hoy

y es que siendo celiaco

debe estar un poco más acostumbrado que los demás.

Sí, no puedo... Estás contento, te vi.

Sí, me gustó la idea de la pasta así.

Por fin piensan en nosotros. Eso. Eso sí.

-Además muy joven, ¿no, Mateo? ¿Cuántos años tienes?

20 años. ¿Cómo vas?

Pues ya tengo la base de la pasta,

que haré una especie de carbonara, pero sin nata,

que hacemos en casa, porque mi madre no tolera mucho la nata.

No entiendo muy bien esta textura.

Es la cebolla que la trituré para que luego ligue bien con la pasta.

-¿Esto qué es? -Esto es queso fresco con un huevo,

y pimienta, y un poco de sal.

(Música)

(CELIA) Tengo problemas con la pasta porque al no llevar gluten

se rompe muy fácilmente,

así que lo que haré será amasarla lo más plana posible

con el rodillo y cortarla con el cuchillo.

Creo que me dará tiempo.

Aspirantes,

¡últimos 15 minutos!

Esto es manualidades y como no se me da bien esta maquinaria...

(Música)

Todavía no está del todo,

pero bueno voy a intentarlo.

Con el tiempo que hay, o lo intento

o no lo intento.

Ah, se me ha congelado.

Mierda.

(VICKY) La pasta que quedó pegada,

no puedo creérmelo.

Ay, Dios mío. ¿Qué tal la pasta?

Ay, ¿qué es eso de pasta? (GONZALO) Sí.

Qué bonito, parecen patatas.

Eso es lo que quería hacer, patatas de pasta.

No lo pillaste.

(VICKY) Se me pegaron todos los espaguetis.

(GONZALO) Hice patatas de pasta, ya que no como.

¿Qué te parece la idea? -Muy bien, muy bien.

Vamos, señores, se acaba el tiempo.

Nos queda muy poquito. Vamos, deprisa, no os veo correr.

(Música)

Venga, chicos, que llegamos todos. Venga, vamos.

(Continúa la música)

(GONZALO) ¿Y el caramelo?

Miedo me da este plato. Aspirantes, último minuto.

Ya debería estar todo emplatado.

(Continúa la música)

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno, ¡tiempo! Manos arriba.

He emplatado todo, no me lo creo.

A nuestros aspirantes les sirve de mucha ayuda

los consejos que Pepe, Samantha y Jordi les dan cada semana.

Si tú también quieres aprender

puedes hacerlo gracias al nuevo libro de recetas

de la segunda temporada de MasterChef.

Aquí encontrarás trucos y recetas

para que tus platos brillen como los de un auténtico chef.

Aspirantes, el tiempo ha terminado,

pero antes de empezar con la cata

debemos despedir a nuestros invitados. Sergio, Javier,

(Aplausos)

muchas gracias. Gracias.

Suerte con "Cocinados", Gracias.

aventura televisiva que vamos a estar pendientes todos los días.

No os lo perdáis.

Gracias.

-Hasta luego. -Nos vemos.

Aspirantes,

ahora cada uno presentará su elaboración al jurado.

A ver quién es capaz

de conquistar su selecto paladar.

(Música)

-La croqueta, qué...

que no es croqueta.

Se me terminó el tiempo y no había manera de que saliera...

Cristóbal, mucho ruido y pocas nueces.

Bla, bla, bla.

Sí, chef.

¿Sabes que el resultado no es bueno?

Sí. Esa croqueta

la pusiste a freír los 10 últimos segundos.

Lo sé. No te achicharraste de milagro.

Lo sé.

La potencia sin control, ya sabes.

Gracias.

Intentaré parar esta semana, tranquilizarme,

y decir, "Cristóbal, veamos".

(Música)

Te la ha puesto para ti.

No me gustan las croquetas de gamba,

como no me gustan las croquetas de cigala

ni las de bogavante.

Un producto tan bueno utilizarlo en una croqueta

es una pena, pero te diré que la croqueta está perfectamente hecha.

Es un honor por parte mía

recibir esas palabras suyas.

Estoy orgullosísima.

Marina, cuéntame la pasta, ¿qué quisiste hacer?

Al pasarla por la máquina para prensarla

vi que quedaba muy fina.

Opté por hacerla más gruesa

para poder hacer los lunares.

Me parece un recurso simpático,

porque después de un error, que no te salía la pasta,

hiciste esa nueva versión de pasta que no conocía,

que la llamas tú lunares, Ni yo.

y la estética está muy bien.

Mil gracias, de corazón.

(Música)

La croqueta,

una croqueta insípida, mal hecha, mal presentada.

El plato de pasta, ningún cariño, ningún sabor,

la pasta gorda, mal cocida...

El rollo creativo

todavía en la cocina no lo has captado.

En tu trabajo sí, pero en cocina no.

Mezclar el caldo de pescado

para hacer las croquetas,

donde luego echamos otra cosa,

si tú te has comido alguna verás que no aporta nada ni dice nada.

Sí, chef.

-No dejarán títere con cabeza.

Celia, Miguel Ángel, Lorena, vuestro turno.

(Música)

Parecen garbanzos. (SUSPIRA)

La pasta está durita,

parecen balines.

Está sin cocer, es una masa.

El compango que lleva, que es el acompañamiento,

porque es de carne.

Y la croqueta, que está bien, ¿de qué era?

De jamón.

Me alegro que vayas utilizando el mundo de la carne

y vengas al mundo de los humanos.

Que me alegro, ¿vale?, que te hayas...

Gracias. convertido tan rápido.

Bueno...

Le pregunté a mi guía espiritual y ella me dijo, automáticamente:

"Tienes que cocinar carne."

La rigidez es muerte al final, ¿no? Es lo que dice el Tao Te King.

A ver, cuéntame, Miguel Ángel.

Las croquetas las he hecho...

de gamba. ¿Son de fiambre?

No, no son de fiambre, son de...

Por eso he cambiado, he cambiado, en vez de ponerle jamón,

que siempre le pongo jamoncito o pollo,

digo: "Pues lo voy a hacer de gambas".

Las croquetas están mal resueltas,

no te dicen "cómeme",

que es lo que te dicen las croquetas normalmente.

¿Qué has echado a la salsa de la pasta?

Le echado ajo, eh...

Ajo ¿cuántas veces? Tres o cuatro veces por lo menos.

Joder, Miguel Ángel, esto levanta a un muerto.

(JUECES) (RÍEN)

¿Qué quieres que te diga, Miguel Ángel?

Aceite.

Esto en una ración es lo que te sobra,

nada más que la grasa Vale.

que está aquí abajo.

Céntrate un poco, que estás a tiempo,

y aparte que nos encanta ver cómo va floreciendo la gente,

o sea que estás en ello.

Hablas muy bien de florecer,

porque si te caes encima de tu mesa germinas si te riego,

está llena de mierda.

No, no, sí.

Lo que pasa es que a la próxima limpias todo.

¿Todas? Todas.

Lo limpiaré.

¿De qué es la croqueta?

De gamba roja y anacardos.

¿Sabes cuál es el primer error?

¿Cuál?

Que te pregunten de qué es la croqueta.

Justo.

Yo creo que el resultado

es un poquito un reflejo de tu evolución,

el trabajo está hecho, el flan no está mal,

al caramelo le falta un poquito de rubito,

la croqueta está insípida, lo del anacardo no tiene sentido,

lo de la gamba que decía Pepe, tiene toda la razón del mundo,

si hago una croqueta de gambas te digo dos cosas:

o estoy utilizando mal un producto de alto valor gastronómico

o que se me han estropeado y algo tengo que hacer con ellas.

Los siguientes son Emil, Vicky y Gonzalo.

Demasiado grandes.

¿Cómo te has sentido con el plato?

Digamos que las croquetas no es un plato de mi devoción.

Creo que estoy bastante de acuerdo contigo,

las croquetas no son tu fuerte. No.

La pasta finísima, elegantísima,

la salsa tiene todo el sabor que no tiene la croqueta,

te felicito por ello,

y creo que el flan... has dado en el clavo también,

el caramelo está espectacular. Muchas gracias,

me paso todo el fin de semana entrenando repostería.

Bueno, pues felicitaciones, mira, de algo sirve.

Muchas gracias.

Las croquetas están ricas.

Fíjate, son de gambas, digo lo mismo,

me da igual que me eches una gamba de 100 euros el kilo o...

Son de langostinos.

porque al final, de tanto guisar,

se me va lo verdaderamente importante,

que es el gusto de la gamba.

Pero cocinas muy bien, tienes criterio.

Si piensas más, Vicky, mejorarás un montón.

Aprovéchalo, felicidades. Gracias, chef.

Es que cuesta, ¿eh?

Uf.

Vicky, Vicky, ¿sabes que he notado que nos hacemos miraditas tú y yo?

¿Sí? (TODOS) (RÍEN)

Yo miro a todos, ¿eh?, me gustan todos.

Oye, ¿y esa tonalidad rojiza que estás cogiendo?

Siempre, siempre me pongo roja.

No, no, siempre no. Es que es muy guapo Jordi.

La verdad que yo el ojo a Jordi se lo eché ya desde casa,

con mi novio, comentándoselo: "Oye, qué bueno que está el Jordi,

qué bueno está", siempre. Y, bueno, lo saben todos,

siempre lo he comentado, desde que vi el programa.

¿Te ríes?

No, simplemente tengo una sonrisa en la cara.

Ahora te la quitamos.

¿Qué es este amasijo? Buah.

Pensé que teníamos que hacer, aparentar lo que no era.

Mi idea eran unas patatas panaderas hechas de pasta

con unas albóndigas y un alioli.

Pero, claro, esa era mi idea,

que no coincide con el resto de mis compañeras,

pero, bueno, yo lo he oído mal.

A ver, ¿lo pruebo?

No.

Ya saben que yo, además, no como patatas

porque yo soy intolerante a las patatas,

entonces me parecía muy divertido

mezclar mi intolerancia en el plato.

Esto es un amasijo. Lo siento.

Si has querido hacer algo que no era, lo has conseguido,

has querido hacer algo bueno... y está horroroso,

fantástico y felicidades.

O sea, la prueba la has entendido. Gracias, chef.

Pero si no nos has entendido a nosotros,

que yo creo que van los tiros por ahí, ¿no?,

pues te has confundido y te has caído con todo el equipo.

Absolutamente de acuerdo.

Igual, aunque parezca que estoy fallando

lo que estoy es jugando mi estrategia.

Esto es un concurso, no nos olvidemos,

hay 100.000 euros en juego,

yo los quiero, igual que todos.

A lo mejor a mí no me interesa destacar ahora.

Tenemos que aprender también a cultivar el paladar.

¿No te gusta el caramelo?

Sí, bueno, es que... no le he puesto la cantidad

que me hubiera gustado y se me ha quedado muy líquido

al ponerlo en el molde.

¿Qué has echado a las croquetas?

Básicamente es cebolla pochada, con un poco de sal y pimienta.

Bueno, le he puesto las trompetillas,

el jamón bien gordo, porque me gusta encontrármelo.

Está muy buena, porque tiene mucho relleno

y se agradece el taco gordo de jamón,

yo lo agradezco. Y la pasta está muy buena.

Hay un trabajo bien hecho. Gracias, chef.

Una sorpresa.

Eh. ¿Una gamba a la plancha?

¿La has puesto entera? Sí.

Mejor, lo agradezco, Para que la sorpresa fuera mayor.

Más te valía haberla hecho a la plancha.

Te sobra el kilo de masa.

Hice el croquetón grande, digo, por si les falta a los tres.

No te ha salido bien,

desde luego has estado por debajo de las expectativas hoy.

Pues lo siento.

Bueno...

Del flan no te hablo. Vale.

Tú llevas el flan chino a otro nivel.

Las croquetas están buenísimas, ¿no?

¿No? Insípida.

A mí me ha gustado.

¿Está insípida, de verdad? A mí me ha encantado.

¿Sabes cuál es tu problema desde mi punto de vista?,

porque esto está justito.

Desde que ha empezado MasterChef no te he visto.

Yo prefiero un cocinero malo

que pone actitud y se quiere superar

a alguien que escurre el bulto.

Oye, ponte las pilas muchísimo,

demuestra algo y aprende más rápido.

Sí, chef.

Aspirantes, la cata ha finalizado,

y ahora nuestro jurado tiene que pensarse muy bien

cuáles son las dos creaciones que se ajustaban más

a lo que estábamos pidiendo esta noche.

Os recuerdo que los dos mejores

serán los capitanes en la prueba por equipos, suerte.

(TODOS) Gracias.

Jueces.

Emil y Marina capitanes. -O Mateo.

Mateo yo creo que es número uno ahora mismo.

(HABLAN EN VOZ BAJA)

Humilde hay que ser, es importantísimo.

Y falta, aquí a muchos le falta eso.

(HABLAN EN VOZ BAJA)

(GONZALO) Es que yo entendí otra cosa desde el principio,

que había que hacer lo que no era. -Pues yo no.

¿La pasta?

Tenías que haber hecho espaguetis y punto.

Emil, Marina, Mateo, un paso al frente.

Habéis elaborado los mejores platos de esta noche.

Muchas gracias. -Un placer, chef.

Y en nuestra opinión el mejor plato de todos

es el de...

Marina.

Gracias, chef.

Bravo, Marina. -Bien, rubia.

Bien.

Muchas gracias.

Marina, has encontrado la senda, no te salgas de ella, ¿eh?

Por fin, me ha costado un poquito centrarme

y no sé lo que me pasaba y hoy, esta mañana,

he decidido no alejarme de esa senda.

(GONZALO) Cada uno debe encontrar su momento de despegar,

el mío ya llegará. Quizá estoy jugando mis cartas.

Creo que hay piezas más débiles en el concurso ahora,

hay que esperar a que se vayan, ya destacaré cuando deba hacerlo.

Emil, Mateo, entre vosotros está el otro capitán, lógicamente.

El segundo mejor plato es...

el tuyo, Emil.

Muy bien, Emil.

Me alegro.

(EMIL) Estoy acostumbrado a ordenar,

a organizar equipos grandes,

de 30, 40, 50 o 60 personas o más

y no tengo ningún problema con eso, me encanta.

Marina, Emil, tenéis por delante una gran oportunidad

y también una gran responsabilidad.

(MARINA) Yo soy la bomba mandando,

o sea, soy el teniente O'Neil,

no soy un sargentillo raso.

Bueno, aspirantes, no todo son buenas noticias.

Cristina, Cristóbal y Gonzalo, por favor.

Lo que habéis presentado solamente se merece una cosa,

¡Toma!

un delantal negro.

Es una pena que solamente tengo dos,

porque debería haber uno para cada uno.

Te lo has ganado. Gracias, chef.

Enhorabuena.

Coge.

Sabes que te lo mereces, ¿verdad? Absolutamente.

Qué bien que no tengas tres.

Uf, qué pena que no me queda otro, ¿eh?,

porque te iba a quedar... Yo estoy contenta,

precioso. a mí no me da ninguna pena.

Gonzalo, Sí.

Cristóbal, ya sabéis que pase lo que pase

estaréis en la prueba de eliminación.

Eso sí, no os libráis de la prueba por equipos, ¿eh?

Sí.

(GONZALO) Yo siempre caeré, pero con una sonrisa.

Yo soy una buena persona, entonces siempre sonrío.

Sí, a los malos y buenos momentos.

La vida es muy dura para no tomarla con un poco de humor.

(Música)

Uno, uno,

dos, dos, tres, tres...

Estamos en la céntrica Gran Vía de Madrid,

un kilómetro de asfalto en constante evolución

por el que han paseado

desde Orson Welles hasta Ava Gardner.

Y a la que el escritor americano Hemingway

definió como una mezcla entre Broadway y la Quinta Avenida.

Con más de 100 años de antigüedad

la Gran Vía es un hervidero de día y de noche,

donde los musicales se han hecho los dueños de la zona.

Hoy nuestros doce aspirantes están a punto de conocer

el musical más ambicioso jamás realizado en España.

¡Oh! -¡Ahí va!

¡Vamos, vamos!

Nos adentramos en el extraordinario universo

de "El Rey León", un musical de éxito en todo el mundo.

(Canción "Circle of life")

(CRISTÓBAL) Al final la vamos a liar,

cocinaremos o cantaremos, yo no sé ni lo que haremos.

(Percusión)

¡Oh, Dios, madre mía!

¡Oh, qué bueno!

¡Oh!

Cuando hemos entrado al patio de butacas

nos hemos quedado todos pero tremendamente alucinados.

Y además con esa música de fondo,

que nos animaba a bailar.

Bueno, hemos pasado un rato muy muy bueno y divertido.

(Música étnica)

Aspirantes, bienvenidos al musical de "El Rey León".

Un espectáculo del que ya han disfrutado

70 millones de personas y en el que, atención,

nunca antes en ningún lugar del mundo

un programa de televisión ha entrado tan a fondo.

Hoy vais a tener que cocinar para 36 actores y bailarines

que forman parte del elenco de este gran musical.

Pero antes de continuar... Cristóbal, Gonzalo.

Ay, Dios mío.

Hoy no vais a cocinar,

vuestra ineptitud en la anterior prueba

tiene para vosotros un castigo,

vais a tener que trabajar,

y ya descubriréis cómo, en la Gran Vía.

Así que abandonad el escenario, por favor.

Oh. -Oye, pasadlo bien.

(CRISTÓBAL) Que ha sido una auténtica...

empieza por "p" y acaba por "ada", con eso te digo todo,

no me ha gustado nada, porque vengo aquí a cocinar,

que es lo que me gusta.

La competición, ya lo sabéis, chicos,

está cada vez más avanzada, cada vez es más dura...

Marina, fuiste la mejor en la prueba anterior,

¿tú qué cuatro personas crees que no llegarán

de ninguna manera a la final, que son los más débiles?

Gonzalo. No, pero Gonzalo no está aquí.

¿De los que están aquí? Sí.

Pues... lo siento por mi gatita, pero creo que Celia.

Quizás Lorena,

quizás Miguel Ángel

y Jorge.

(JORGE) Me ha sorprendido enormemente

porque pensaba que tenía otra opinión acerca mía.

Vosotros sois los señalados por Marina,

los peores de MasterChef. (MURMULLAN)

Es así, es así.

(MARINA) Opino que son débiles y no pasa nada,

porque además tengo la suficiente confianza

como para decírselo a la cara, y se lo he dicho,

pero tenían que estar.

¿Qué os parece esta opinión de Marina?

Yo no estoy de acuerdo, yo voy a llegar a la final,

me voy a esforzar a tope.

No estoy diciendo que voy a ganar,

pero intentar llegar a la final por lo menos.

Que me da igual lo que haya dicho en verdad.

Yo no estaría tan seguro de que fuéramos los más débiles.

Ya ves.

Vamos a ver los débiles qué hacemos,

lo mismo le damos un cogotazo a los más fuertes.

Yo no me considero tampoco débil, sé que debo aprender un montón.

(CELIA) Estoy bastante fastidiada, cabreada y...

de todo.

Marina, ya que te sientes superior a todos ellos

te vamos a dar la oportunidad de liderarlos.

Perfecto.

A ver si con tu talento y tu sabiduría

puedes sacar de cada uno de ellos lo mejor.

(LORENA) Espero que nos transmita su perfección

y que podamos sacar el equipo adelante.

Yo lo que quiero aquí es salvarme mi culo.

Elige un color, ¿rojo o azul?

Azul.

Suerte, Marina. Gracias.

Suerte, chicos.

(LORENA) Que sea capitana y demuestre realmente

que los lleva bien puestos, ¿no?

La elección que ha hecho Marina...

la veo correcta, pero solo cambiaría un miembro,

quitaría a Miguel Ángel y la pondría a ella en los débiles.

Emil, ¿te gusta el color rojo?

Sí, me parece bien. Pues para ti.

Gracias.

Gracias, Emil.

Tienes en el equipo los que, según Marina, llegarán a la final.

(EMIL) Bueno, la verdad es que no tengo ni idea,

pero te puedo decir que en el equipo azul

hay varios de los que a mí me hubiera gustado escoger.

Realmente en mi equipo quería a Jorge, a Miguel Ángel, a Celia

y, realmente, el único cambio que hubiera hecho

es Lorena por Vicky.

Está bien que cada uno trabaje con un equipo que no le gusta.

No es que no me guste, ¿eh?,

simplemente que me gusta más el otro.

Aspirantes, cocinaréis un potente menú

para 36 bailarines y actores del musical.

El nivel de desgaste de estos profesionales

es muy elevado y necesitan una dieta proteica y equilibrada,

por ese motivo el menú que os presentamos hoy

estará compuesto de un principal,

que será solomillo de ternera,

acompañado de un hidrato de carbono

y una salsa que la elegirá el capitán.

Y un postre,

36 raciones de minipastas de té,

de minipalmeritas o minimagdalenas,

servidas con un fantástico té.

Marina, ¿con qué hidrato y con qué salsa

quieres acompañar tu solomillo? Con una crema de quesos.

Y el hidrato... con un cuscús.

(JORGE) La salsa de queso no me parece una buena elección,

porque no me parece buena combinación con el cuscús.

¿Y qué postre acompañado de qué té?

Unas palmeritas de hojaldre con un té verde digestivo.

(JORGE) Me parece muy simplona. El té verde es el más...

uno de los tés más comunes que nos podemos encontrar.

Emil, ¿y tú?

El hidrato... vamos a escoger pasta

y la salsa va a ser salsa romesco.

Estoy de acuerdo con la elección que ha hecho Emil,

pero hubiera preferido el arroz antes que la pasta.

¿Y qué postre acompañado de qué té?

Haremos minipastas acompañadas de té de jengibre,

que estimule a los bailarines.

No sé si mis compañeros estarán de acuerdo o no con el menú

pero tendrán que hacerlo porque no les queda otro remedio,

o sea, que es lo que hay.

Vais a contar con 60 minutos para elaborar

36 raciones de solomillo y de postre.

Nuestros comensales probarán todas las elaboraciones

y nos darán su opinión, pero como sabéis,

quien decide quién gana y quién pierde

será el jurado de MasterChef.

Os recuerdo que en el camión de nuestro proveedor de alimentos

hay una parte de los ingredientes

que necesitáis para vuestras creaciones.

Pues adelante, ¡a cocinas!

(Música)

Vosotras dos os ponéis con los ajos,

hasta preparar el escalibado, para ponerlo en el horno.

Tú te encargarás del postre, empiezas con la masa

y tú empiezas con la carne, ¿vale?

Demostrarme, ¿eh?, y darme en las narices,

con lo que yo he dicho antes de que erais débiles.

Por supuesto, demostraremos que somos fuertes.

Demostrarme que me vais a pegar, con perdón, una ostia cuando salga.

Sí, no te preocupes, sin problema. -Pues lo quiero ver, ¿vale?

(Música)

(CRISTÓBAL) ¿Dónde crees que llegaremos?

(GONZALO) No sé. ¿Y esto?

(CRISTÓBAL) Tapas El Jamón, guau, este es mi mundo, tío.

Pero ¿qué hacemos aquí? -Esto se me da a mí medio bien.

Venga, adentro. -Vamos a tomarnos una cervecita.

(AMBOS) Buenos días. -Buenos días.

Bienvenidos al Mesón del Jamón de Gran Vía.

(AMBOS) Muchas gracias.

Tendréis que preparar 300 bocadillos en dos horas.

¿300 bocadillos en dos horas?

Vamos, se me ha caído el alma a los pies.

Qué barbaridad. -Tened en cuenta que cada bocadillo

lleva 45 gramos de jamón, ni uno más ni uno menos.

Guau. -Perfecto.

Pero aprieta a la masa, apriétale para que intente salirse.

Espérate, espérate,

espérate, tienes que ir mirándolo tú.

Déjame a mí, ponte tú a cortar pan, yo hago esto, ¿vale?

Le he dicho: "Quítate de ahí rápido, porque...

si no vas a desperdiciar todo el jamón

y le va a costar la pasta al hombre este, al del Don Jamón,

y no vamos a rellenar ni 15 bocadillos."

¿Quién crees que habrá elegido Marina o Emil como capitanes?

(GONZALO) Pues Marina imagino que a las niñas, como siempre,

a las chicas de oro.

(CRISTÓBAL) Y mi Emil habrá elegido a mis "bros",

a los "bros" los habrá elegido,

y los tendrá currando al pie del cañón.

(MARINA) Venga, chicos.

Lore, venga.

(EMIL) Venga, chicos, ritmito desde el principio,

que no nos digan que estamos parados.

¿Sabes que esta botella tiene que ir al contenedor?

Sí, ahora mismo la tiro. Venga, tíramela, anda.

Vale. Venga, corre, que no está lejos,

mira que cerca lo tienes.

La gente que está en casa lo tiene casi tan fácil como tú,

porque en menos de 300 metros

tenemos un contenedor para reciclar.

Venga.

Es quitar esto y ya está. A ver, ¿cómo quieres la carne?

Córtame uno.

Ahí más o menos. -¿Solomillito?

¿Van bien, Emil?

Sí, están bien, están muy bien, están muy bien.

Bueno, el equipo rojo se ha decantado

por una salsa muy tradicional en Cataluña,

que se llama salsa romesco,

que básicamente lleva unas verduras cocidas al horno,

escalibadas, como se dice.

Son tomates, pimientos, cebollas,

frutos secos bien torrefactados, para que tenga un buen sabor,

y unos ajos confitados. Mezclamos todo

y emulsionamos con un buen aceite de oliva.

Quizá una ñora, un pimiento seco y un buen vinagre y punto de sal.

Una salsa muy intensa, que no es nada fácil,

y veremos cómo la resuelve el equipo rojo.

¿La mejor salsa para un solomillo el romesco?

Es que la vamos a integrar en la pasta.

Y el solomillo lo vamos a dejar en su jugo.

¿Cómo tienes pensado hacerla?

La vamos a dejar suave con nata.

¿Con nata? Sí.

Ahí residirá el éxito, en conseguir una salsa justo en el punto,

para poderla combinar con la pasta y con la carne.

¿Esto qué es? Romesco.

Ahora lo vamos a poner... a rebajarlo un poco,

a hacerlo más clarito.

¿Con qué? Con nata.

¿Está bien o...?

¿No se quedará muy espeso con la nata?

Ponle nata poquito a poco, ya verás, ponle nata.

(EMIL) Pero vele dando, no pares, no pares, no pares.

Están haciendo una salsa romesco donde querían echarle nata.

Yo he flipado. ¿Nata a un romesco?

Emil quiere hacer... ¿Para qué?

como una salsa... No, pero dice que para estirarlo.

Sí. Pues échale agua.

Nosotros hemos continuado con la decisión

y creo que ha sido acertada.

OK. Necesitamos otra olla, por favor.

¿Cómo vais por ahí?

Capitana, yo creo que dejaría un poco de queso,

porque creo que va a ser demasiado el cuarto entero.

A ver.

No, no, diluye el queso. -Sí.

Y luego, si hay que hacerlo más flojo

no será con más nata, porque será un pegote.

No, pero es que yo he puesto solo medio litro de nata.

Correcto, déjala paradita. -Vale.

Que se deshaga el queso.

¿Le has echado tú los quesos o te han dicho cuál hay que echar?

No, hemos decidido el Mau y...

¿Quién ha decidido, tú? Ella.

¿Ella, la capitana? La capitana.

Yo no me mojo ni un pelo con la crema

porque le he dicho cómo yo la quería hacer

y ella me ha dicho que no, que la hiciera como ella quería.

¿Le hubieses echado otro queso diferente?

No, yo no hubiera hecho salsa de queso para este plato,

con... ¿Que no le va nada crees tú

la salsa de queso? No, yo pienso que no.

Marina tiene mucha teoría pero luego, a la hora de cocinar,

creo que yo tengo más mano que ella en la cocina.

Yo he derretido los quesos como ella me ha dicho

y he puesto la nata tal como ella me ha dicho.

Y ahora hay que reducirlo.

A ver lo que sale cuando se reduzca.

(MARINA) Ahora la va a terminar.

¿La has probado, te gusta?

Pruébalo.

Está muy fuerte.

Tiene mucho queso. -Redúcela.

(MARINA) A ella le he encomendado que estuviera

con cien ojos a la salsa y que la confeccionara ella solita.

¿Quieres darle cremosidad? -Entonces no se quedará clara.

Dale caña al fuego, que no se te pegue.

(LORENA) Si yo le digo algo

ella me responderá siempre por encima,

porque es la capitana, ¿no?

Entonces ¿para qué enfrentarme con ella?

Está un poco salado.

No, no, está salado.

Bueno, para hacer una buena salsa de queso

lo importante es coger el queso que más nos guste,

partiéndolo en trozos muy pequeños, en un cazo siempre,

donde haya un fuego mínimo mínimo

y casi dejar que derrita solo el queso.

¿Que queremos echar leche o nata? Lo alargamos.

Y eso batimos, ¿verdad?, dejamos remover remover,

hasta que tengamos la cremosidad que queremos.

Si no nos gusta, porque ya tiene el queso bastante,

lo que podemos hacer es echarle caldo más oscuro o más claro

y ponerla a punto de sal, simplemente, y un poco de pimienta.

Pero es eso, simplemente queso fundido

con un poco de láctico, si queremos, y si no con caldo.

(Música)

Arrastrar la dura cadena,

trabajar sin tregua y sin fin,

es lo mismo que una condena

a que ninguno puede eludir.

Y venga jamón y venga jamón,

era lo único que se me pasaba por la mente,

jamón, jamón, jamón. Qué bárbaro, por Dios.

Bueno, venga, ya dejamos esto y ya vamos a montar las mesas

y a hacer los baños abajo, ¿vale?

El trabajo nace con la persona,

va grabado sobre su piel

y ya siempre le acompaña,

como el amigo más fiel.

Vamos, buen trabajo. -Va.

Continuamos con los baños. -Venga, a por ello.

Aspirantes, llevamos 30 minutos cocinando, ¿oído?

Solo quedan 30 minutos.

¡Sí, chef!

(Música étnica)

Jorge.

Sí, estoy con ello, estoy con ello.

(Música étnica)

Que no falle la sal.

(Música étnica)

OK, los filetes,

vamos a darles vuelta y vuelta, 20 segundos por cada lado.

Y, cuando acabas, lo giras por el lateral.

Miguel Ángel, eso es, ve marcando y sacando.

¿Estos solomillos los habéis cortado vosotros?

Sí.

¿Y por qué tan finos?

Eh...

Es que yo no he supervisado todo el corte

y debe ser que se nos ha venido un poquito pequeñito.

Creo que es la medida justa

para ser un plato que luego va acompañado de un tabulé.

Con un tabulé van a salir, vamos... genial.

Con un tabulé y 50 gramos de solomillo

yo no bailo ni... ni por soleares. Bueno, tú sabrás.

Voy con las aceitunas, Marina, porque si no...

Sí. Tienen hueso, ¿eh? -Sí, ya, por eso te digo.

Lore, deja ya eso que se enfríe y ven a limpiar esto, por favor.

¿Cómo has cocinado el cuscús?

Cuando estaba el agua ya hervida hemos retirado

y hemos hidratado la pasta, fuera del fuego.

Y cuando ya ha hinchado la hemos enfriado.

Y ahora, una vez enfriada,

hemos hecho el tabulé con las verduras.

Me gusta porque la teoría la sabes, la sabes.

¿Y por qué está pasada?

¿Por qué está pasada la sémola?

Por el calor, porque no ha enfriado.

Ya. Pero no está pasada del todo.

Las pastas de té se hacen con una masa,

con muchísima mantequilla y con azúcar,

una masa dulce de galleta, de pasta de té.

Y creo que ellos nos van a..., lo van a poner,

que me parece muy buena elección, con un sabor.

Puedes poner una hierba, un fruto seco,

puedes poner corteza de naranja, puedes poner chocolate,

para que las pastas de té tengan unas formas diferentes

y unos sabores diferentes,

para que sorprendan a nuestros comensales.

(MATEO) Mal, ¿no?

Fatal, fatal.

Tenemos problemas con las galletas,

porque la masa está demasiado blanda,

lleva demasiada mantequilla y se están deshaciendo.

Venga, venga, venga... Amasa. -Hace mucho calor.

(EMIL) La mantequilla deshecha, hacía imposible

poder "enmoldar" las galletas.

Volvámoslo a hacerla muchísimo más clara,

que quepa en la manga y la hacemos con la manga.

¡Pum, pum, pum, pum, pum!

O sea, este fuera. -Fuera.

Creo que era la solución para salir al paso

con el mínimo tiempo que teníamos.

La masa queda muy bien. -Yo creo que sí,

pero que no se deshaga.

Bueno, vale, quedan bien. No se desparraman.

(EMIL) Ahí, ¿eh?

Yo creo que ya tienen los 20, antes que eso,

que estos los hemos puesto antes. -Pero estas ya tienen 20 segundos.

(Música)

Un poquito más de caña.

No se pegan. Se quedan como...

A ver si es que esto..., tienes que montar una sobre otra.

Mánchate las manos con mantequilla.

En el momento que las aplastes así abajo un poco,

ya se te van a pegar.

El hojaldre para las palmeras,

se suelen coger unas planchas de hojaldre,

que se estiran un poquito

y se van enrollando al mismo tiempo por los dos lados

y luego se va cortando y se van haciendo palmeritas.

Hay que aplastarlas un pelín y meterlas al horno

hasta que esté bien doradas.

Es importantísimo que todo el hojaldre esté dorado

porque no hay nada más malo que una masa sin hacer.

(CRISTÓBAL) Parecemos la Sra. Doubtfire.

Tú, la Sra. Doubtfire y yo su ayudante.

(GONZALO) Sí, algo realmente, ¿no?,

me apetecía era pasar la bayeta por los urinarios

y tenerme que poner a fregar los suelos

de un bañó casi, casi público.

Es que no me hace ninguna gracia esto.

Estoy con un cabreo que no me tengo.

No. Para eso, pues no lo hemos hecho mal,

pues apencamos con lo que hemos hecho.

No nos queda otra.

Yo no he venido aquí a limpiar baños.

Nada, si hay que limpiar baños, se limpian baños.

(CRISTÓBAL) Yo no sé cómo puede terminar la prueba de hoy, ¿eh?

Puede que haya sorpresas.

(GONZALO) Yo creo que hoy va a correr sangre.

Fíjate, seguro. -Marina es una tía con carácter.

No pises. -Perdón.

Marina es una tía con carácter

y como diga de sacar el látigo y se líe a fustigarlo,

se puede liar gorda, ¿eh? -Sí, sí.

Arriba para unirlas... -A ver, darle caña, por favor.

Venga, centraros un poquito y vamos a...

Pero si centrada estoy, Marina. -Marcha, hay que darle marcha.

He estado pendiente de Celia únicamente por temas de velocidad.

Tienes que ir contándolas, Celia. -Vale.

A ver, Celia, que cuentes, por favor,

para ver si empezamos con otro rollo.

(CELIA) Estoy contando.

Estás contando, uno, dos, tres, cuatro.

(CELIA) Vale, que al principio iba un poco más lenta

liándo las palmeritas, pero luego he cogido el ritmo

y me he puesto a hacerlas como churros.

Ochenta. -Marina, tranquila.

Estoy muy tranquila, pero hay que dar marcha al tema.

Me da la sensación de que parece que no me esfuerce

y yo creo que aquí me estoy esforzando...,

igual o más que el resto.

Bocadillos de jamón para todo el mundo,

a 50 céntimos. -Que nos lo quitan de las manos.

Vamos, 50 céntimos.

Mira, que no te estoy engañando, jamón de pata negra, 50 céntimos.

"One euro, two sandwiches".

"¿One euro, two sandwiches? -Yes."

¡Olé! Ahí lo tenéis.

Dale más a este hombre. -Dos, tráeme otro.

(CRISTÓBAL) Nos lo quitan de las manos. Vámonos.

(Música)

Hola, ¿qué tal?

36 actores y bailarines de "El Rey León".

Gracias por estar aquí hoy con nosotros en MasterChef.

Es un honor compartir con vosotros este escenario.

Aspirantes, solo tres minutos, ¿oído?

¡Ay! Perdona. -No pasa nada.

¿Te he hecho sangre? -No, no. No pasa nada, venga.

Venga, los platos, por favor. -Venga, va, ya está.

Nos quedan tres minutos.

Esto está más verde que un kiwi, ¿eh?

Miguel Ángel toma. Por favor, yo según los llevo...

Ocúpate de la salsa.

(MIGUEL ÁNGEL) Es muy cansina, porque es muy cansina.

Venga, Miguel Ángel, Miguel Ángel.

¿Parezco yo aquí el sargento mayor? -Venga, va.

Es que es cansina.

Ponlos en los que tienes ya montados.

Déjame, déjame...

(Música)

Soy Simba y aquí está mi esposa Nala.

Bueno, bueno, qué maravilla.

Tenemos aquí a los Sres. de Simba en vivo y en directo.

Cuéntame, ¿qué tal siendo el Rey León?

Imagínate representar un personaje tan importante como lo es Simba.

Es la verdad muy lindo en el Teatro Lope de Vega.

Estoy muy contento de estar representando aquí, en España.

Déjame mirar el solomillo cómo es. Vale.

Este solomillo está vivo, ¿eh? Capitán.

Sí, chef.

Si le llevas al hospital, lo curamos,

que mañana al campo otra vez.

(EMIL) Jordi me ha aconsejado

en sacar los solomillos no tan crudos,

pero hemos seguido hacia delante con nuestro plan.

¿Sois conscientes de que estos solomillos crudos

volverán a la cocina

y alguien se tiene que encargar de pasarlos de cocción?

Pasará, seguro.

¿Tú quién eres? Mufasa.

¡Ah, Mufasa! El papá. El papá de Simba.

Ya más de 1.000 representaciones de "El Rey León" aquí, en Madrid.

Y no me lo puedo creer

y tenemos el teatro lleno todos los días.

Es que es increíble.

Es que no nos lo creemos, pero bueno...

¡Qué maravilla!

No se cocina más, emplatamos, venga.

Emil. Sí, chef.

¿Qué dos personas te llevas para entregar platos?

Vicky y Mateo.

(MARINA) Con Miguel Ángel. Con Miguel Ángel ¿y quién más?

Lorena. Y Lorena.

Venga, Miguel Ángel, Lorena y Marina,

seréis los tres que serviréis la comida.

Vámonosvolando, venga.

(EMIL) Todos aquí, a acabar de emplatar los solomillos.

Emil, si no salimos ahora, nos penalizan.

Venga, vámonos ya.

Rápido, lo que no haya, no hay, ¿oído?

A sala, a sala.

Volando, volando, volando, volando, venga.

Celia y Jorge os vais a quedar emplatando.

Mirad este carro,

exactamente igual, ¿vale? Venga.

(EMIL) No, coño, este no tiene salsa, no va a salir.

Oye, sois los únicos cocineros que no me hacen caso,

a la sala ahora. Vamos.

Bueno, espero que los menús de nuestros aspirantes de hoy

estén a la altura y sean de vuestro agrado.

El equipo rojo servirá:

solomillo en su jugo con pasta al romescu.

(Música)

¡Qué guay! -Espero que os guste.

Y el equipo azul servirá

un solomillo con salsa de queso de Mahón

con una guarnición de tabule.

Hola, ¿qué tal?

Que aproveche. Espero que os guste, chicos.

Emil, carro preparado, sales.

Oye, esto tiene que estar ya.

Pero bueno, Marina. Vale... -Está comiendo una gente,

pues venga, vamos rapidín.

Sacamos este carro afuera. ¿Cómo lo tengo que decir?

Vámonos, leche.

Espera, espera. Tranquilos, tranquilos.

Prisa pero sin pagarla.

Mantener la cabeza fría

es uno de los elementos que pueden hacer

que fracases o que triunfes.

(Música)

¿Qué pasa con la carne? Pues que claro, en mi caso,

por ejemplo, la carne cruda no me gusta.

Si alguien tiene el punto a la carne que no le guste,

si está la carne poco hecha,

por favor, que me avise, que lo cambio inmediatamente.

A ver, chicos. ¿Qué es esto, por favor?

Acompáñame. Pase, pase.

Señores, oye...

Los solomillos crudos, todo el mundo se queja.

Solomillo al punto.

Lluvia de carne cruda, amigos.

El gusto del cliente siempre tiene la razón,

pero es que no está crudo. Emil, Emil,

esto está crudo

para la mayoría de personas de este país.

Nos irá muy bien porque nos bajará los humitos.

Estamos sacando una mierda.

(EMIL) La verdad es que pensaba que esto no era una boda,

sino que son artistas, gente de mundo,

que ha viajado por todas partes

y que les gustaría la carne más bien cruda que no muy hecha.

La capitanía de este equipo ha sido lamentable,

lamentable. No es mi culpa.

¿Y de quién es?

¿Es culpa de todo el equipo o solo de él?

Del capitán.

(Música)

¡Mm!

¿Qué ha pasado? Que me he encontrado un piñón.

Es el hueso de la aceituna negra que se llama kalamata,

que está dentro del tabule.

Vamos a jugar a las damas con las palmeritas, ¿eh?,

unas negras y otras blancas. (MARINA) ¡Celia!

Dame más agua. -¡Celia!

(CELIA) Dime.

(MARINA) El té no tiene que azucararse,

ni tiene que meterse hierbas, ni nada.

¿Está bien, lo has probado? (CELIA) Si no...

A ver, atención, por favor.

Un hueso de aceituna dentro del tabule.

Casi se nos muere el Rey León,

o sea, imaginaros el problema sin función esta noche.

El tabule lo estaba haciendo Jorge, ¿no?, creo recordar.

Quiero un plato montado perfecto y vamos a pedir disculpas

a la persona que se ha encontrado el hueso.

-Que sí, hombre.

Samantha nos puede indicar quién es.

Luego he visto a Marina también con el tabule

y ha podido ser la misma Marina que lo ha dejado.

(MARINA) Oye, voy a salir a disculparme

por un plato que ha salido mal.

No quiero volver a hacerlo con el té, ¿vale?

(LORENA) Con la manera que tiene ella de expresar

las cosas, me parece un poco exageradas.

Que no tengamos que pedir disculpas,

sino solo recibir enhorabuenas y alegrías, ¿oído?

Sí, oído, oído. Oído, capitán. -¿Oído?

-Oído. -Gracias.

Ha gritado tanto

que tenía un dolor de cabeza que no podía.

A ver, perdón.

En nombre de la cocina y mía, que soy la capitana,

pido disculpas. -No hay problema.

-Le vamos a cambiar el plato.

Esto no nos lo podemos permitir.

Automáticamente hemos reparado

el daño cometido.

No va a volver a pasar. Ya me ocuparé yo

de que no haya un pi..., hueso ni una vez más.

A lo mejor había que haberse ocupado antes

para que no pase, claro.

A ver, es un hueso. Un hueso, ¿qué es un hueso?

Marina, sencillez, humildad.

Eso es lo primero que tiene que tener un cocinero.

Ahí ha estado.

(LORENA) Tal vez Marina necesite una curita de humildad, sí.

Hay que demostrar

más también e intentar no hablar tanto, pienso yo.

(Música)

Timón y Pumba, ¿qué tal? ¿Qué os ha parecido la comida?

Cuéntame, Timón.

La verdad que están los dos muy ricos,

pero yo me decantaría por él. Por el rojo.

Yo también, me decantaría por el rojo,

por presencia y por gusto.

Me gusta más el equipo azul, también por el cuscús.

(Música)

Le falta azúcar.

-Claro, pero es que no quiere que se le ponga azúcar.

¿Cómo que no?

Yo quiero que la persona que ha dicho que sabe hacer el té

y sabe cómo es un té, lo haga.

(LORENA) Le he puesto azúcar,

pero claro, ya se había hervido el agua

y yo creo que ya no hay solución.

Esto es veneno, ¿eh?

¿Te gusta?

Yo le habría dejado un poquito más de infusión, un poquito.

Te da Marina, te da Lorena,

te dan todos los capitanes. ¿Cuál es el problema?

Pues no lo sé, no me tomarán en serio.

Si no te toman en serio, a lo mejor es por ti.

Sé que tengo que aprender un montón,

pero no creo que ningún compañero sea más que yo

y los hay que tienen

muchas menos ganas de trabajar que yo.

(Música)

(GONZALO) "S'il vous plait. "Jambon" en español.

"Il est magnifique".

(CRISTÓBAL) Un par de ellos. -"Thank you".

No. Vale, otro. Toma este.

(GONZALO) Ambos hablamos idiomas,

con lo cual nos hemos comido, nunca mejor dicho, la Gran Vía.

¿Vamos a por más o qué, rey? -No, ya hemos acabado.

Vendemos el bar en un momento tú y yo.

Vamos para dentro. -¿Cómo que no?

(AMBOS) Vamos para dentro.

Ya se los ha llevado, pues vale,

en cuanto estén los pones en el plato y esperamos.

Mira, si yo te digo,

cuando un té infusiona más de tres minutos, está amargo.

Es lo que ha lindado.

Está amargo, ¿no lo encuentras amargo?

Yo, amargo... Yo tomo muchísimo té.

Le he hervido un minuto solo.

Ahora mismo está hirviendo a 90 grados.

No. Un té infusiona a 90 grados.

Pues si está apagado hace milenios. ¿Tú no ves cómo humea?

OK. Vamos a ponerlo en las teteras.

A mí quizá lo único que me indigna es que les dices,

les guiñas un ojo diciéndoles: "Saldrá crudo.

El té quedará amargo

porque lleva medio hora infusionando".

Y en vez de decirte: "Quizá".

Lo que hacen es: "No lo creo" y sacarlo.

Yo les enviaba a su casa, les enviaba a sus casa,

para no aprender, a su casa.

(Música)

Vamos a empezar del fondo hacia aquí.

Ven aquí, Vicky. Empezamos por aquí, Vicky.

Mira, aquí tenéis palmeritas de hojaldre buenísimas

y un té verde,

para hacer la digestión después de todo el solomillo

y todo lo que habéis comido.

(EMIL) Os traemos unas pastitas de té

porque os hemos preparado

un té de jengibre muy tonificante y poderoso

para que bailéis con toda la energía posible.

(Música)

A mí me gustan mucho las palmeritas del equipo azul.

-Yo me vuelvo a ir con el equipo rojo.

Entiendo que ha sido una decisión muy inteligente

lo del jengibre porque viene bien para la voz

y aquí estamos entre cantantes,

así que creo que ha sido la mejor decisión.

-El té de jengibre es mucho más sabroso

que el té verde que nos ha ofrecido el equipo azul.

(Música)

Muchas gracias por habernos dado la confianza

de cocinar para vosotros

y así tener la oportunidad de participar de alguna manera

en este extraordinario musical.

Os dejamos que os preparéis para volver a los ensayos

y como se dice en el mundo de las artes:

¡Mucha mierda!

(Música)

¿Qué hay? Buenos días. Ya estamos. -Hola, ¿qué tal?

Madre mía. Bueno, bueno, ha sido un buen éxito.

¿Un buen equipo? ¿Todo muy bien? -Nos lo hemos currado.

El jamón era muy rico.

A pesar de que hoy no hemos podido estar en las cocinas

con nuestros compañeros y que eso te da una cierta rabia

porque venimos aquí a cocinar,

nosotros también hemos trabajado en otra cosa, pero sin parar.

(Música)

Aspirantes, ya estáis todos juntos de nuevo.

Cristóbal, Gonzalo, vosotros estáis en la prueba de eliminación

pase lo que pase.

Y para los demás, ha llegado el momento de la verdad.

Nuestro jurado tiene un veredicto.

Marina...

Sí.

Elegiste a tus compañeros por ser los peores

y encima te tocó cocinar con ellos.

Sin embargo, has confiado en tu capacidad de liderazgo.

¿Te han obedecido?

Desde luego.

Yo personalmente me siento

muy orgullosa. Espero ganar.

¿Estás contenta con el resultado? Mucho.

Pues nosotros no.

Primero, yo creo que la elección

de los ingredientes ha sido errónea.

Un solomillo con cremas de quesos,

si se hace bien la crema de quesos, puede estar bien,

pero con el tabule, todos hemos pensado

que no tenía ningún sentido.

El cuscús parecía más la masa de la prueba anterior de croquetas,

que un cuscús suelto y bien aliñado.

Y el corte del solomillo,

pues parecía a veces jamón York. Acepto las críticas.

Gracias. No, es mi deber.

No me arrepiento en absoluto

de la elección que he hecho de ingredientes.

Marina, yo sé que te cuesta admitir los errores, pero...

la capitanía te viene grande. Acepto y asumo sus críticas.

Yo no creo en absoluto

que la capitanía me ha quedado grande.

Era la primera vez que era capitana y se me ha proporcionado

un equipo que estaba compuesto con los más débiles.

Gonzalo, tu nombre fue el primero que dio Marina.

¿Para?

Del grupo de los más débiles, que nunca llegarías a la final.

Bueno, puede ser. Es su opinión.

¿Yo?

Luego hablaré yo con Marina en casa.

Marina, no me estoy inventado nada, ¿no?

No, no digo nada. ¿Está dicho?

Sí, sí, está dicho.

Si yo tengo que mandar a alguien a la eliminación,

Gonzalo estaría, sí, por supuesto.

Es una persona que voy de frente y de cara

y lo digo donde haga falta, sí.

Emil. Sí, chef.

¿Crees que los errores, que no han sido pequeños,

han sido culpa tuya? Bueno, hemos cometido

pequeños deslices.

Meteduras de gamba como un piano de grandes.

Más que un error, pues ha sido

imprecisiones del momento.

Si consideras que tu gestión es buena

porque eres calmado,

porque eres sereno

y porque tienes las ideas muy claras,

seguramente no serás un tirano, ni un dictador,

pero para mí es igual de tirano y dictador

una persona que no escucha, que el que grita como un loco.

Ha habido un montón de fallos, Emil,

y lo peor, tenías a un buen cocinero a tu lado,

no el mejor, pero un buen cocinero a tu lado y no le has escuchado.

Yo te aseguro que he escuchado todo

porque te lo podría repetir palabra por palabra, lo he oído.

Cuando un cocinero te dice: "Esto está crudo",

no es una crítica, es un hecho.

(EMIL) La verdad es que es mucho más emocionante

y divertido que te den caña, que no, que pasen de ti.

Los comensales han coincidido

en que el menú rojo, en general, era el más adecuado

para su actividad diaria en una función como esta.

Está claro que esa es la opinión de los comensales,

pero nosotros tenemos la nuestra,

porque es este jurado el que decide quien va

y quien no va a la prueba de eliminación.

Tenemos una primera decisión clarísima.

Capitanes, un paso al frente.

Vosotros dos os unís a Cristóbal y a Gonzalo.

Delantales negros.

(EMIL) El jurado cree que no lo he hecho bien.

Es lo que hay.

(MARINA) Yo en este momento no sé si alguien quiere ver

que yo caigo o no.

Sinceramente, me da igual.

Lorena, un paso al frente.

Mira, hay una cosa clara,

que a la final no sé si llegarás,

pero al programa que viene sí.

Estás salvada. Gracias.

Ha sido un "zasca" en toda la boca de Marina.

Pues mira, date cuenta

que también los demás sabemos cocinar.

Algo bueno.

Bien, nos quedan

cuatro aspirantes del equipo rojo y tres del equipo azul.

Y este jurado ha decidido

que los que se van a enfrentar

junto a Gonzalo, Cristóbal, Emil y Marina

en la prueba de eliminación son:

delantal azul.

A la prueba de eliminación.

Lo que mal empieza, mal acaba.

(MARINA) Lo siento. Lo siento, Jorge.

Celia, lo siento.

(MIGUEL ÁNGEL) Oye, era la capitana.

Ha sido el queso, el cuscús.

Aquí estamos, en la prueba de eliminación.

-¡Joder, macho! -Ya están ellos....

(EMIL) Una de las responsabilidades

cuando te pones el mando de capitán,

es que tu equipo no vaya a estar

el día de la ronda eliminatoria y eso está.

Enhorabuena, porque estáis salvados.

(TODOS) Gracias.

Todos los demás estáis en la prueba de eliminación

y nos veremos en las cocinas de MasterChef.

Suerte. (TODOS) Gracias, Eva.

(Música)

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas de MasterChef.

Habéis tenido la oportunidad de cocinar

para los protagonistas de unos de los musicales

más importantes del mundo, "El Rey León".

Me voy contigo, Mateo, que eres el más pequeñito de todos.

¿Te ha gustado la experiencia? Muchísimo,

porque estuve hace una par de años viéndolo

y dije: "Yo aquí quiero volver".

Jamás imaginarías que volverías así, ¿no?

Que va, que va.

Bueno, ya no me imaginaba que iba a entrar en MasterChef,

conque cocinar ahí, ni te cuento, ¿sabes?

Además el resultado para ti

y para todos los que portáis el delantal blanco,

ha sido muy bueno porque seguís cocinando

una semana más en MasterChef. Podéis subir a la galería.

Suerte, chicos. -Suerte.

(Música)

Suerte. -Suerte, chicos.

Aspirantes, esta puede ser vuestra última caja misteriosa.

Lo que hay debajo, para mí es un bien de interés nacional,

así que tratadlo con mucho cariño.

A la de tres, quiero que levantéis la caja.

Uno, dos, tres.

Por fin, el homenaje que me merezco.

Delante de vosotros tenéis cuatro tipos de filetes:

filete de solomillo, lomo, babilla y filete de cadera.

Y para acompañarlo, pues un buen espalmador.

¿Un buen...?

¿Sabéis lo que es el espalmador

que tenéis ahí, esa pieza de hierro?

Para hacer más planos y más finos los filetes,

para quitarle la dureza a determinadas piezas de carne.

Es justo lo que has dicho.

Perfecto.

Aspirantes, para un cocinero es fundamental

saber cocinar bien una carne.

Vosotros en la prueba anterior, no distéis la talla.

Eso, lógicamente va a tener sus consecuencias.

En esta prueba de eliminación vais a tener la suerte

de preparar un plato que está de moda.

Los críticos escriben sobre él

y los mejores cocineros lo están incorporando a sus cartas.

Pero para que sepáis cómo hacerlo,

os hemos traído a un verdadero experto.

Nacho Manzano, del restaurante Casa Marcial,

de Asturias, con dos estrellas Michelin.

¿Qué tal?

¿Qué tal va, señor? Muy bien.

¿Qué tal? Hola.

¿Cuál es la sorpresa que nos has traído esta noche?

Descúbrenoslo. Vamos a desvelarlo.

El cachopo.

¿Cómo?

(CRISTÓBAL) Cuando ha dicho cachopo, digo:

"Pero ¿en qué idioma está hablando este hombre?"

Oye, nada más que sé hablar en español y por el WhatsApp

o por teléfono. Tampoco sé mucho más.

Bueno, Nacho, pero esto es un cachopo

que te puedes encontrar

en una restaurante de dos estrellas Michelin, ¿no?

Como el suyo, claro.

¿Cómo es un cachopo tradicional, el cachopo de toda la vida?

Si en todos los platos, la elección de la materia prima es fundamental,

yo creo que aquí, se convierte en algo básico, ¿no?

Una buena carne, que sea tierna, que es fundamental;

un buen jamón y un queso.

Buscando un queso que tenga un poquito de alma,

un queso que quede cremoso y que cuando tú lo frías

pues funda y dé esa parte suculenta, ¿no?

Has traído un cachopo tradicional, ¿no?

Hemos traído también... Pues enséñanoslo, anda.

un poquito lo que...,

lo que se suele comer allí en esos tamaños,

que bueno, la verdad que tiene

pues esa parte un poco de espectáculo, ¿no?

(LORENA) Madre mía. Eso es para diez, ¿no?

Bueno, para dos asturianos.

Pues aspirantes, ya sabéis lo que es un cachopo:

dos enormes filetes de ternera empanados con jamón y queso.

Es muy parecido a un escalope milanesa

o incluso un San Jacobo,

pero esto es mucho mejor, porque es muy nuestro,

muy asturiano, muy de la tierra.

Porque tengo que decir que hasta hay una cofradía

del cachopo en Avilés.

Y además unos chavales que se llaman Los Cachopers,

que van con sus Vespas, recorriendo todos los sitios

donde se come un buen cachopo. Sí, sí, es cierto.

Tendréis que presentar una pieza entera,

como la ha hecho Nacho, un cachopo tradicional,

bien dorado, sin grasa, que no se salga el relleno

y una buena guarnición, a la altura de este programa.

Aspirantes, como ha dicho Nacho,

para elaborar esta bestia carnívora,

es fundamental una buena materia prima.

Tenéis cuatro piezas de carne y tenéis que elegir la mejor.

Después tocará pensar en el relleno, un relleno adecuado,

tradicionalmente elaborado con queso y jamón.

Pero esto es MasterChef y de vosotros esperamos

que le deis media vuelta,

que utilicéis esa creatividad que os caracteriza

y sorprendáis a este jurado

con un relleno digno de estas cocinas.

Para ello tenéis el supermercado, repleto de productos fantásticos,

que esperemos utilicéis con cabeza.

Aspirantes, hoy es un día especial para mí.

Quiero fundar la cofradía del cachopo en MasterChef,

quiero siete grandiosos cachopos.

Y para cocinarlos solo tendréis 45 minutos.

Os digo que los tres minutos para entrar en el supermercado

y coger lo que necesitéis,

empiezan en tres, dos, uno. ¡Ya!

Vamos, vamos. -Chicos, ánimo.

-Venga, venga, venga.

(Música)

No hay azúcar.

Y pimientos de piquillo.

Un poquito de romero.

Aspirantes, último minuto.

(Música)

Vamos, Miguel Ángel.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno. A las cocinas.

Vamos, señores.

Gonzalo vamos, ánimo.

Venga, Celia.

(Música)

¿Cuál serían los pasos que deberíamos dar

para hacer un buen cachopo?

Primero elegir la buena pieza de carne, ¿no?

Quizá, las cuatro son buenas carnes,

quizá elegiríamos la de mayor tamaño.

La babilla o la cadera son igual de buenas

y nos importa, sobre todo, el tema del tamaño.

(Música)

He cogido carne de entrecot,

que ya sé que no es la que se utiliza,

pero he escogido esta más tierna,

porque me ha parecido que el reto era intentar hacerlo a mi estilo

y eso es lo que estoy haciendo.

Lo suyo es que piensa

que la carne hay que cortarla como hay que cortarla.

Sí, eso es fundamental.

(Música)

Vamos, Miguel.

Dale, dale duro, que se note el boxeo.

Vamos, Jorge.

Va a cortar de nuevo.

(Música)

Yo creo que están dando a la carne pensando en nosotros, ¿eh?

(GONZALO) Mierda, mierda.

¿Por qué se me ha roto?

La primera carne no era la adecuada para lo que yo quería hacer.

Eso me ha contrarrestado unos diez, 15 minutos

hasta que me he puesto realmente con la carne final,

la babilla lógicamente.

Aspirantes, los primeros 15 minutos han terminado. Os quedan 30.

No es lo importante la elección del queso

¿y tú le meterías algún ingrediente más?

Por ejemplo, setas.

Yo es que soy más tradicional, el jamón y queso nada más.

¿Una buena mezcla de quesos? Yo le metería más quesos.

Pero a lo mejor sí le metía algún queso

que le diera un poquito más de sabor,

que el típico que funde solo.

Para mí el Cabrales es un poco fuerte,

pero ya te digo, un brie

y una trufita que a mí me parecería...

Si no, sería demasiado gourmet, ¿no?

He cortado la parte de la babilla de la ternera,

que es así la más difícil de trabajar,

y la estoy rellenando con queso Emmental y jamón serrano.

Voy a la tradición, yo soy muy tradicional.

Soy tradicional, lo siento.

El cachopo lo voy a hacer al estilo tradicional,

lo único que voy a hacerlo como yo lo he comido otra vez,

que es con el pimiento del piquillo dentro

y también le voy a poner un poquito de seta.

Estoy haciendo el "pococho" que no sé cómo se llama,

porque llevo dos años fuera de España

y esto me parece que si está de moda es una cosa espantosa,

pero bueno, voy a ir a por ello y lo voy a hacer con jamón dulce,

queso de Pitu de Asturias que me parece muy interesante

porque es un poco de la zona

y luego el rebozado sí que lo voy a cambiar,

voy a hacer un empanado, pero lo voy a hacer con nueces

y piñones para darle ese pequeño toque especial.

¿Tú qué prefieres, el jamón cocido o el jamón serrano?

Serrano sin duda. Yo serrano.

-Mira, Marina no ha cogido pan. -¿No ha cogido pan rallado?

-Gonzalo, ¿has cogido pan rallado? -Sí, cógete la mitad si quieres.

-Bueno, se va a morir, tener que haber pedido a Gonzalo pan.

-Le he pedido pan rallado a Gonzalo y como un buen compañero

se ha comportado y me ha prestado.

Y si alguien necesita algo de lo que yo tenga...,

por supuesto que lo voy a dar aunque me esté jugando mi...

...mi permanencia.

Por el momento

el cachopo lo tengo ya..., así rellenito ya.

Mírale, con el puño, en vez de... le está dando.

Ahora lo paso por el huevito, por harina,

y pan ralladito.

(SUSPIRA)

Vengo de una prueba en la cual el punto de la carne

no lo pillamos muy bien.

Hoy espero resarcirme y hacerlo al punto,

y luego voy a preparar a ver si me da tiempo

una guarnición de unas chaperoninas de calabacín

rellenas de patata frita y espárrago triguero.

Espero poder entrar en la cofradía del cachopo.

-Muy bien ha ido.

Tiene que cerrarlo bien, es muy importante.

-Claro, como no lo cierre.

-Yo cuando los hago, encierro el queso y el jamón

y luego la carne, así me aseguro de que no se salga.

-Séllalo bien para que no se te salga el queso.

Voy por partes.

Venga, Gonzalo, vámonos.

¡Ay! ¡No!

Me cago en toda la vida.

¡Ah...!

-Piensa, piensa. -Piensa, Gonzalo.

-Piensa, piensa.

-Piensa lo que puedes hacer para remediarlo.

-Vamos a por ello, venga, no pasa nada.

No pasa nada, lo vamos a sellar.

Bueno, Gonzalo, ¿dándolo todo? Por supuesto.

Tengo la mano un poco manchada, pero encantado de conocerle.

¿Cómo lo llevas? Bien, se me acaba de abrir

al darle la vuelta y estoy muy parado, pero bueno.

Para empanarlo, ¿no? Lo vamos a sellar con huevo,

y empanarlo que lleva pan rallado, piñones y nueces,

para darle un toquecillo un poco especial.

¿Y la guarnición? Como no quiero freír nada

porque esto ya va frito, estoy haciendo unos tomates

al horno con cominos y con un pelín de canela.

Quiero que sea un contraste, no quiero más fritanga.

-Lo cuenta bien. Lo cuenta muy bien.

Bueno, es importante. Te dejamos trabajar.

Muchas gracias. Ciao.

-Suerte, ciao. -Muchas gracias.

Gonzalo cuando habla, a mí es que me recuerda a Fabián

porque lo dice todo tan bonito: unos tomatitos al horno

con comino y canela.

¿Le da tiempo a hacer esa cochinada?

Canela en los tomatitos yo no lo veo.

(Música)

¿Qué tal, Celia? ¿Cómo vas?

Bueno, pues voy, más o menos.

¿De qué va relleno? Jamón serrano,

queso Havarti y un poquito de Emmental,

y unos champiñones salteados.

¿Y de guarnición qué vas a hacer?

De guarnición patatas fritas porque lo hago pensando en ti,

que te va a gustar lo sencillo y... lo de toda la vida.

Esto suena un poco a influencias, a tráfico de influencias.

Como me cuidas, si es que no hay cosa mejor que sobornar al jurado.

Bueno...

Cristóbal, ¿cómo vas? Hola, chef, buenas.

Y le he metido un jamón, queso y en el pan rallado

he metido un poquito de ralladura de trufa.

Lo voy a freír y le voy a poner unas papas a lo pobre

que son supertípicas en mi tierra.

¿Qué mejor le pega a una carne que unas buenas papas?

Solo me queda decirte una cosita, que queda poco tiempo,

pero en la escuela on line de MasterChef

yo hice un trabajito sobre la trufa,

donde explicaba la mejor manera de utilizarla.

¿Lo viste? No lo vi.

Se nota. Vale, chef, gracias.

Vamos, Miguel, vamos.

¿Qué tal, Miguel Ángel? Aquí estoy.

¿Qué haces? Unas patatitas.

El relleno está ahí con queso Emmental, con jamón serrano.

¿Ese es el relleno? Sí.

Jamón serrano, queso, ¿algo más? No, nada más.

Muy tradicional, ¿no?, demasiado tradicional.

Tradicional. Bueno, si está ejecutado de cine...

Sí, ese será el problema, que lo ejecute de cine,

aunque él de ejecutar sabe, creo.

Él lo arregla ya cuando está ejecutado.

-¿Por qué lo está haciendo así? -Para dosificarlo.

-No lo entiendo.

Esto no hay quien lo maneje.

¡Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 10 minutos!

¿Cómo lo llevas? Me dispongo a freír el cachopo.

¿Qué carne has escogido? La más tiernecilla, de babilla.

Buena elección, ¿eh? Buena elección.

¿Y de guarnición? Estoy preparando

unas chaperoninas de calabacín. ¿Chapero... cómo?

Chaperoninas. ¿Chaperoninas?

Chaperoninas, son unas moléculas que atrapan otras en su interior

y bueno, pues las voy a rellenar...

¿Dónde está la molécula, que la quiero ver?

¿Esto es la chaperonina? Esto es una chaperonina,

que atrapa en su interior otras cosas para protegerlas.

En este caso va a proteger patatas fritas

y unas puntitas de trigueros.

El típico cono de patatas con las... ¿No?

Sí, pero... Pero la explicación es molecular.

Sí.

-Celia, vamos. -Olé mi Celia, venga.

-Guapa, tú puedes.

Lo voy a dorar a fuego bajo,

porque como es bastante grueso voy a intentar darle

un fuego lento para dorarlo por dentro

y que por dentro también se quede hecha.

¡Últimos 5 minutos!

-Vamos, vamos. -Ánimo, chicos.

(Música)

Muy bien, Celia, está bonito, doradito.

¡Aspirantes, menos de 2 minutos!

¡Hay que empezar a emplatar!

Ah...

¿Por qué se me quema esto?

Va, Miguel, va.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno...

¡Tiempo!

Manos arriba. Bien, señores.

(Aplausos)

(SUSPIRA)

Qué estrés.

Si quieres a aprender a cocinar desde cero,

o lo tuyo es la cocina profesional,

entra en la escuelamasterchef.com

Una escuela de cocina on line con más de 160 cursos,

donde podrás aprender todo lo que necesites saber

sobre cocina.

Tenemos a los cocineros más prestigiosos

y algunos de nuestros MasterChef que te ayudarán a potenciar

toda tu creatividad.

Entra en el escuelamasterchef.com y prepárate para cocinar.

Aspirantes, el tiempo ha terminado.

Ahora nuestro jurado y Nacho probarán los cachopos.

Vamos a empezar por el de Emil.

Lo he rellenado de dos quesos

y de jamón ibérico, y un poquito de pimiento del piquillo

para contrarrestar el asado del jamón ibérico.

¿Crees que has hecho la mejor elección de la pieza de carne?

Bueno, sé que no se hace con esta carne,

pero he pensado que había que buscarle un punto más tierno,

un punto distinto he intentado con el entrecot.

-El entrecot está bien porque es una parte noble,

está rico, la guarnición acompaña bien,

la cebolleta se agradece y el toque vegetal de espárragos,

pero bueno, quizá un poquito más fino hubiese sido más acertado.

Gracias, chef.

Marina, eres la siguiente.

Primero lleva una capa de jamón serrano.

Después he mezclado un queso Emmental con una Pitu,

y luego le he rellenado con pimiento del piquillo

y seta de cardo, ambos pasados por la sartén

para darle un poquito de plancha independientes.

Un poquito crudo.

Yo creo que peca de lo gordo que es, ¿no?

Yo lo agradezco, ¿eh?, os lo digo en serio.

No sé si algún otro comensal le iba a gustar de esta manera.

La guarnición, oye, si tú me pones una ensalada,

que esté perfecta, que la lechuga no esté pocha,

que has puesto ahí un puñado de berros,

cuatro hojas de espinacas, que esté bien aliñada,

que esté como Dios manda.

Pues es un cachopo relleno de jamón dulce

y queso Pitu con pimientos, en homenaje al chef,

y luego lo he rebozado sobre un empanado normal,

pero le he puesto nueces y piñones para darle un toque especial

a ese rebozado.

Para finalizar le he echado un poquito de canela

que juega con los tomates.

No quería hacer un acompañamiento de fritos.

¿Canela al cachopo? Sí, pero simplemente un toque

para que..., una reminiscencia que te lleve con los tomates.

Está claro que porque Nacho sea asturiano,

y eches queso asturiano, tampoco hay que echarle canela

como si fuese un arroz con leche, ¿no?

Bueno, un toque de especias.

Ten cuidado con tus atrevimientos

porque no sé si le vemos mucho sentido, ¿no?

Se agradece que no se haya pasado, quizás también el jamón serrano,

yo soy más partidario para el cachopo.

De acuerdo.

Y el toque de frutos secos entiendo que a lo mejor

en una pieza más pequeñita donde se note más,

o aquí echas un kilo y medio de frutos secos y los notas,

no tiene tampoco demasiado sentido, se pierde.

Luces y sombras, gracias. Gracias a ustedes.

Yo soy el rey de las especias y me encanta utilizarlas.

pero está visto que este jurado no las utiliza nada,

porque no entienden nada, cada vez que las utilizo

me pegan un bofetón.

Vamos, Celia, vamos.

Está relleno de jamón serrano y queso Havarti

y taquitos de Emmental y champiñones salteados.

(SUSPIRA)

Yo creo que está muy bueno.

Pues muchas gracias.

El cachopo está francamente... Está muy bueno.

...rico.

Yo creo que este es el cachopo que puede provocar

que en muchos hogares de este país,

ahora mucha gente esté pensando: "Me voy a hacer un cachopo".

Celia, felicidades. Muchas gracias.

¡Guapa! ¡Guapa!

Déjalo ya.

Está desatado.

Tiene ciertos matices que no encontraba.

Sí, ¿no?

Bienvenida al club.

Ahora me defino como Celia Lastres que no comía ni carne ni pescado,

pero ahora no le queda más remedio que probarlo

y ya que lo prueba, pues lo prueba con gusto.

(SUSPIRA Y CARRASPEA)

Lo he rellenado de queso Emmental y jamón serrano.

Yo creo que de pinta es el peor, ¿eh?

Si esta es la cara bonita, no quiero darle ni la vuelta.

Dale la vuelta.

Mejor así, si no, no lo coméis. Joer...

Tienes que cuidar un poco más la estética ya, Miguel Ángel.

Un toque a quemado. Tiene un punto a quemado, sí.

Pues sí, se ha quemado un poco.

Es que cuando se quema... es muy... invasor, ¿no?

Fatal, fatal.

¿Puedo probarlo? Claro, hombre, es tuyo.

Pan quemado. Ah, amigo.

¿Cómo te has quedado? Muerto, ¿no?

Yo ya...

Cristóbal, por favor.

Venga, Cristóbal.

-Ánimo, qué bonito. -Vamos.

He hecho un relleno de jamón ibérico,

le he metido queso Havarti y unos poquitos de piñoncitos

y de guarnición he hecho unas típicas papas a lo pobre

de mi tierra que se comen mucho,

con unos pimientitos asados del piquillo.

Te habrás dado cuenta que todavía no he probado

ninguna guarnición, estoy a dieta...

Está rico. Está bien, está muy jugoso.

Está jugoso y suave. Está muy bien.

Está rico. Gracias, chef.

Por fin me han dicho los jueces que he hecho algo

que estaba bien, madre mía, de verdad,

me ha costado hacerlo, pero hoy he estado supertranquilo,

te puedo asegurar que ha sido una de las veces que más tranquilo

he cocinado y de las que más he disfrutado, hoy.

(Música)

Jorge, Pepe está deseando que le cuentes lo que viene siendo

el tema de la molécula. Ah, era...

...por si acertaba un poquito con Samantha,

con la presentación, he hecho unas chaperoninas...

Pues mira, te voy a decir una cosa,

me parece que está original y mono.

Es que yo siempre estoy con las chaperoninas en la cabeza

que son unas moléculas en forma de barril y digo:

"Tengo que hacer algo con las chaperoninas".

Hay como... un acto donde penetra la patata

y el triguero en el calabacín, fecunda, una fecundación.

No, es... Fecundación vegetal.

No, es protección. Es protección.

Vale. Es que...

No veas cómo es el interior celular.

Jorge, yo te aplaudo el buscar la idea allá donde haga falta.

Yo te la aplaudo. Bien.

Vamos, Jorge.

Me parece tan obsceno...

De verdad, o sea, es surrealista.

Jorge, ¿estás conmigo?

No.

Lo he hecho con toda mi buena intención

de agradar... Di que sí, Jorge.

Una cosa que te quiero preguntar yo:

Esas moléculas ¿dónde se encuentran?

En la célula, son unas proteínas que se encargan de proteger

a otras según se van sintetizando.

Si no hubiera esas moléculas,

habría grandes problemas de agregación

y de enfermedades neurodegenerativas.

¿Cómo lo llamas a esto? ¿Ves, Pepe?

Es que tienes que... Chaperonina.

Se está protegiendo.

(Risas)

En el manicomio. La camisa de fuerza.

Ay, qué bueno. Ay, Pepe, por favor, qué malo.

Por Dios.

Estamos hablando de cocina.

Toda la gente que nos dedicamos a ciencia

no podemos expresar o explicar a la gente lo que haces

porque no lo entienden, ¿no?

Aspirantes, la cata ha finalizado y por supuesto

tenemos que darle las gracias a Nacho, vente aquí conmigo.

Un placer tenerte aquí, como siempre.

Igualmente.

Antes de irte, una cosita, ¿cuál ha sido el mejor?

A mí la que más me ha gustado ha sido el de Celia.

Celia, ¿quién te lo iba a decir, Celia?

Es increíble.

Muy bien, estoy muy contenta porque bueno, ya también

iba yo necesitando que me dieran un poquito de vidilla, ¿no?

Ya se está viendo la nueva Celia, que es lo que yo quería.

Muchas gracias, Nacho.

Un placer tenerte aquí con nosotros.

Suerte. Cuando quieras vuelves.

Venga, ciao, hasta luego.

Nacho, gracias. Hasta luego, Nacho.

Adiós.

Aspirantes, ahora sí que sí, vosotros habéis hecho

vuestro trabajo y ahora es el jurado

el que tiene que hacer el suyo.

Tienen que deliberar para decidir quién de vosotros siete

no sigue cocinando en MasterChef.

Pepe.

(Música)

(Murmullos)

(CARRASPEA)

Celia, Emil, Cristóbal,

un paso al frente, por favor.

Quiero que sepáis que vosotros tres

habéis superado esta prueba con creces,

con lo cual seguís una semana más en MasterChef.

Gracias.

Muchísimas gracias, gracias.

Vamos, muy bien.

Felicidades.

Me cuesta mucho la falsedad, los besos falsos,

la diplomacia, cuando hay falsedad e hipocresía...

Hum..., me cuesta mucho y se me ve en la cara.

Los cuatro platos no estaban a la altura,

pero pensamos que hay dos que eran los menos malos.

Esos platos son...

El de Marina

y el de Jorge.

Por favor. Muchas gracias.

Enhorabuena a los dos. Gracias.

Podéis subir a la galería.

(Aplausos)

Yo desde luego esta oportunidad la voy a... hiperaprovechar.

Tengo que ir puliendo mis errores y demostrar lo que sé de cocinar

que yo creo que es bastante.

Miguel Ángel, lo que más hemos visto en tu receta

es el saborcito a quemado.

Hemos visto una guarnición desordenada,

casi igual que el primer día.

Y Gonzalo, déjate de combinaciones.

Esa creatividad sin sentido es casi ofensiva.

Lo siento, chef.

Este jurado ha decidido que quien deja las cocinas

de MasterChef es...

Miguel Ángel.

¡Ah!

Ha sido un placer.

Inesperadamente me han dejado casi, casi,

a las puertas de la expulsión.

Estoy un poco... Vamos a decir tocado.

Que te vaya bien.

Un placer.

"Brother", te queremos mucho.

(Aplausos)

Me hubiera gustado seguir en MasterChef.

Me ha faltado, me ha faltado.

Me ha faltado ímpetu y un poquito de lucha.

Nos vamos.

Cristóbal.

(Suspiro)

Yo pensaba que era yo.

Miguel Ángel, ¿qué ha pasado?

Pues que no me he centrado aquí, en la cocina.

¿Por qué? Porque me ponía muy nervioso.

Creo que podías haber dado mucho más.

Sí, lo que pasa es que yo qué sé, he estado echando...

He echado de menos mucho a mis niñas.

¡Eres un crack!

-¡Sí, señor, sí! -¡Grande!

(Música)

¿Tienes ganas de verlas?

Sí.

Sí, tengo ganas de verlas.

Pues ellas seguro que van a tener un recuerdo precioso

y que van a estar superorgullosas de ti,

Miguel Ángel.

¿Qué momento te llevas mejor del programa?

Pues todo, los momentos aquí con los compis,

y las risas que me hecho con los "brothers"

en la habitación del pánico. -¡Te quiero!

¡Te quiero!

Los "brothers" son creo, tengo entendido, Jorge y Cristóbal.

Chicos, ¿queréis bajar? Sí, claro.

Venid aquí conmigo.

Que tus compañeros estén tan afectados dice mucho de ti.

-Se lo comen a besos. -Sí.

Estoy triste porque dejo buenos amigos dentro,

y son especiales, claro que son especiales,

la verdad es que hemos convivido casi un mes los tres juntos

y nos hemos echado unas risas que para qué.

Yo quiero decir que tiene un corazón...

Así de grande. Como una molécula de grande.

Eso es. Por lo menos, ¿no?

Como una chaperonina así de grande.

(TODOS) Es verdad.

-Es verdad, cierto.

Habéis compartido muchas cosas, ¿no, Cristóbal?

Muchas noches en el jardín.

Presentando la canción y qué risa, tío.

Vamos a sacar un videoclip.

¿Cómo es esto? ¿Qué canción?

Somos los "bro", somos los "bro".

Somos los "bro" de MaterChef II.

Fiché, fiché,

eso fue lo primero que tuvimos que aprender.

Bueno, chicos, os voy a pedir que volváis

con vuestros compañeros porque vosotros sí seguís

en competición. Chavales, a darlo todo, ¿eh?

La verdad es que yo lo voy a sentir muchísimo

porque es mi compañero de cama.

Yo duermo aquí y él justamente al lado.

Estiraba la mano y pum, le estaba dando en la cara.

-Marina, venga. -Venga, "brothers".

Tengo buenas noticias para ti. ¿Ah, sí?

Claro, hombre, nuestro patrocinador de electrodomésticos

te va a regalar todos los electrodomésticos

que has usado en el programa, y por otro lado,

nuestro supermercado patrocinador te regala la compra del mes

durante todo el año. Perfectamente.

Así que fíjate la de cosas... Y las chuches para mis hijas,

¿sabes?, y las cositas.

Miguel Ángel, muchísimas gracias por todo.

A vosotros. Me da pena

que no te hayas reído más y que lo hayas pasado mejor todavía.

Ya, pero esto es muy nervioso, las cosas, la familia...

Ay, los nervios hay que aparcarlos.

Dame un beso, encantada de haberte conocido y ahora sí,

tienes que desprenderte de ese delantal

porque tu paso por MasterChef ha terminado.

Bueno, nos vemos.

(Música)

De MasterChef me llevo cosas muy buenas,

porque es una experiencia única que he vivido,

que he ido a sitios que no había ido nunca,

que he cocinado cosas que no había cocinado en la vida.

A lo mejor hay cosas que no creo que vaya a cocinar, ¿sabes?

Me llevo dos amigos del alma.

Me llevo una buena experiencia, la verdad es que ha sido única,

¿sabes?, y no me puedo quejar.

Seguro que Miguel Ángel nunca va a olvidar

su paso por MasterChef.

Aquí ha luchado, ha aprendido y sobre todo,

ha disfrutado de la pasión que le ha unido siempre

a sus compañeros: la pasión por la cocina.

Ellos, los que siguen, van a seguir luchando

una semana más por llegar a lo más alto,

pero eso será en el próximo programa.

Nosotros nos vamos, pero volvemos la semana que viene.

Mientras ya saben, pónganle sabor a la vida.

(GRITA)

Esta noche vamos a vivir una noche muy especial.

Nome lo puedo creer.

El MasterChef junior Mario.

Lo sabía.

Hoy es un día para disfrutar.

¿Tú has visto "Los Cazafantasmas"? Esto es.

Otro día de blanco hacia el espacio exterior.

Hoy tendréis que cocinar para profesores

y equipos de rescate.

-¿Dónde estamos? -Las aves en el rojo.

Yo creo que Emil hace lo que tiene costumbre,

es pensar que tiene la razón en todo.

-Emil. -Dime.

-Roble. -Incomestible.

La hemos cagado, pues la hemos cagado.

Las pequeñas fuera.

Tú calla, que no sabes nada.

¡Tú que vas diciendo mentiras sobre mí, cállate,

que bastante tenemos ya, ¿eh? Petarda!

Este jurado ha decidido que quien no merece seguir cocinando

en MasterChef es...

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 5

Masterchef 2 - Programa 5 - 14/05/14

14 may 2014

En la quinta entrega de MasterChef  los concursantes dan de comer a 35 actores y bailarines del musical de El Rey de León que se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Además los hermanos Torres (Chefs del restaurante Los Cielos de Barcelona) y Nacho Manzano (Chef del restaurante Casa Marcial de Asturias visitaron el programa para ayudar a los aspirantes en las pruebas de plató.

ver más sobre "Masterchef 2 - Programa 5 - 14/05/14" ver menos sobre "Masterchef 2 - Programa 5 - 14/05/14"
Programas completos (15)
Clips

Los últimos 337 programas de MasterChef 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 15 - 23/07/14 Completo 3:07:37 100% 23 jul 2014
    Programa 15 - 23/07/14 23 jul 2014 Vuelve a ver la gran final de la segunda edición de MasterChef. Vicky y Mateo luchan por alzarse con el título que les acredita como cocinero profesional ante un jurado de excepción con Pepe Rodríguez, ...
  • Programa 14 - 16/07/14 Completo 2:11:37 100% 16 jul 2014
    Programa 14 - 16/07/14 16 jul 2014 La semifinal de MasterChef se presenta como uno de los programas más emocionantes. Por fin conoceremos el nombre de los dos aspirantes que se enfrentarán en el gran duelo final. Los otros dos ...
  • Programa 13 - 09/07/14 Completo 2:07:04 100% 09 jul 2014
    Programa 13 - 09/07/14 09 jul 2014 Estamos a un paso de la gran final de MasterChef y los cinco aspirantes se dejarán la piel en la cocina para conseguir una plaza. En este programa habrá varias sorpresas. La primera es Quique Dacosta, chef del re...
  • Programa 12 Completo 2:04:42 100% 02 jul 2014
    Programa 12 02 jul 2014 La historia, la tradición y el sabor son más protagonistas que nunca. Óscar Velasco, chef del restaurante Salceloni (Madrid) con dos estrellas Michelin, visita nuestras cocinas. Velasco trae un plato muy antiguo:...
  • Programa 11 Completo 2:08:19 100% 25 jun 2014
    Programa 11 25 jun 2014 Llega a MasterChef la repesca, el momento más esperado por los exaspirantes y por la audiencia. ¿Quién recuperará sus sueños?Además, visitan el plató Diego Guerrero y Dani García para explicar la importancia del ...
  • Programa 10 Completo 2:11:17 100% 18 jun 2014
    Programa 10 18 jun 2014 Las madres serán protagonistas de MasterChef esta semana. Los concursantes tendrán que cocinar un plato que les será familiar y para el que contarán con la inspiración de sus progenitoras. En juego esta...
  • Programa 9 Completo 2:12:02 100% 11 jun 2014
    Programa 9 11 jun 2014 Después de cocinar en un buque de la Armada Española, en un avión y a temperaturas bajo cero, los aspirantes se embarcan en un crucero que recorrerá el Mediterráneo, pero que no se equivoquen… ¡En MasterChe...
  • Programa 8 Completo 2:02:46 100% 04 jun 2014
    Programa 8 04 jun 2014 Crece la dificultad en ‘MasterChef’, que ha superado su ecuador. El jurado pondrá a prueba a los aspirantes haciéndoles cocinar un plato libre con el mismo ingrediente: el azafrán. Para conocer las pr...
  • Programa 7 Completo 1:58:26 100% 28 may 2014
    Programa 7 28 may 2014 Los aspirantes se enfrentan a una prueba de presión por parejas, relevándose en las cocinas cada seis minutos. Deberán dejar las diferencias a un lado y aprender a coordinarse y tomar decisiones conjuntas si quie...
  • Programa 6 Completo 2:05:26 100% 21 may 2014
    Programa 6 21 may 2014 Los aspirantes de MasterChef recibirán una sorpresa muy especial. Los más pequeños 'de cada casa' los visitarán en las cocinas para echarles una mano en la siguiente prueba. Se trata del postre preferid...
  • Programa 5 Completo 1:57:13 100% 14 may 2014
    Programa 5 14 may 2014 En la quinta entrega de MasterChef  los concursantes dan de comer a 35 actores y bailarines del musical de El Rey de León que se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Además los herm...
  • Programa 4 - 07/05/14 Completo 2:01:48 100% 07 may 2014
    Programa 4 - 07/05/14 07 may 2014 Churra no ha encontrado su sitio en las cocinas de MasterChef y ha sido la tercera eliminada del programa. La gallega ha sido incapaz de trabajar bajo presión, con tiempo límite y la presencia de los chefs, que a...
  • Programa 3 Completo 2:04:52 100% 30 abr 2014
    Programa 3 30 abr 2014 Daniel ha colgado el delantal de MasterChef  tras cometer el mismo error una y otra vez: ser más ambicioso de lo que puede asumir. Intenta hacer grandes platos pero el resultado final es un desprop...
  • Programa 2 - 23/04/14 Completo 2:13:04 100% 23 abr 2014
    Programa 2 - 23/04/14 23 abr 2014 MasterChef arranca más duro que nunca. Pocos aspirantes lograron superar el nivel de exigencia del programa y finalmente fue Lola la primera eliminada. "Mi problema es que me pueden los nervios y la presión", rec...
  • Programa 1 - 09/04/2014 Completo 2:03:06 100% 09 abr 2014
    Programa 1 - 09/04/2014 09 abr 2014 El jurado por fin eligió a los 15 mejores cocineros amateurs de España. Celia, Churra, Cristóbal, Cristina, Daniel, Emil, Gonzalo, Jorge, Lola, Lorena, Marina, Mateo, Miguel Ángel, Milagrosa y Vicky son los aspir...

Añadir comentario ↓

  1. paola chavez

    que flojera me ha dado ver esta temporada de master chef.

    27 jun 2017
  2. Victor

    Me parece una falta de respeto poner quién es expulsado como título de los videos o en la descripción de los mismos. Ya van tres veces que me chafáis el resultado. Merecéis un delantal negro y la expulsión de Internet. Más respeto por quienes no podemos ver en directo ni grabar la emisión.

    29 may 2014
  3. Mabel

    Me parecio un horror el asesinato de los bogabantes.Y tambien que Pepe se ria de las personas que no consumen carne.Yo fui varios años vegetariana y ahora de cuando en cuando como carne pero siempre con respeto y mucha pena.Tener que cocinar para mi famiia carnivora me hizo perder un poco mi rumbo.

    22 may 2014
  4. José Antonio

    No me gustó que Pepe Rodríguez se riera impunemente en la cara de Jorge por su explicación científica. A qué extremos hemos llegado para que cualquiera pueda cachondearse de esa manera de quien ejerce una nobilísima profesión. Jorge fue después muy diplomático al decir que las explicaciones científicas no son accesibles para alguien lego. Fue una forma elegante de manifestar lo evidente: que la ignorancia hace a la gente atrevida. Ciertamente Pepe se comportó de manera muy desafortunada. Chapeau para Samantha y Jordi por su curiosidad y respeto.

    15 may 2014
  5. José Antonio

    Me parece vergonzoso que Pepe Rodríguez se riera impunemente en la cara de Jorge por su explicación científica. A qué extremos hemos llegado para que cualquiera pueda cachondearse de esa manera de quien ejerce una de las profesiones que de verdad engrandecen a un país. Jorge fue después muy diplomático al decir que las explicaciones científicas no son accesibles a los legos en esa profesión. Fue una forma elegante de manifestar lo que es evidente: que la ignorancia hace a la gente atrevida. Y ayer Pepe Rodríguez se comportó tal cual: ignorante y atrevido. Chapeau para Samantha y Jordi por su curiosidad y respeto.

    15 may 2014
  6. Pilar

    POR FAVOR!!!!! Los alérgicos ala proteína de leche de vaca NO PUEDEN TOMAR LECHE, ni con lactosa ni sin lactosa.

    15 may 2014
  7. mónica

    Por favor no spoileeis los resultados de los capítulos Os lo pido por favor favor favor. Basta ya de echar a perder la ilusión del diferido, que es muy posible sobretodo si estas en otro país,¡¡ya van dos!! Gracias sería un gran detalle.

    15 may 2014