www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.5.0/js
2539101
Para todos los públicos Programa 3
Transcripción completa

(Sintonía, "Master Chef")

Bienvenidos a las cocinas de MasterChef.

Vuestro primer reto es sacarle el máximo partido a esta cabeza.

Me da un asco que me muero.

Creo que tienes buena base. Te voy a exigir lo máximo.

Os encontráis en el buque más grande jamás construido para la Armada.

Vamos a por ello, venga, chicos.

¡Vamos, moveos!

Me tenéis hasta las pelotas.

Haced el favor de callaros la boca.

Te dice que te tires del buque y te tiras.

No.

Esta primera prueba por equipos os ha venido muy grande.

Para nosotros rozó lo bochornoso.

Me da una pena que me muero

cuando veo que de repente aquí os anuláis.

¿Me quieres hacer creer que en una hora solo has podido hacer esto?

La persona que debe abandonar MasterChef es...

Lola.

(Sintonía "MasterChef")

El próximo MasterChef tendrá que aprender a arriesgar

y sobre todo sorprender.

Busco un cocinero sin miedo a experimentar

que encuentre en la cocina su propio lenguaje.

Este año MasterChef

llega con nuevos retos,

más dificultad.

No quiero simples aficionados.

Quiero auténticos amantes de la cocina.

(Sintonía "MasterChef")

Buenas noches y bienvenidos de nuevo a MasterChef.

Hace hoy justo una semana

que nuestros aspirantes entraban por primera vez a las cocinas.

Ya han podido comprobar

que llegar al final va a ser muy duro.

Hoy tienen por delante tres nuevos retos

que los pueden acercar un poco más a su sueño

o perderlo para siempre.

Aspirantes, bienvenidos.

Gracias. Entre vosotros está

el próximo ganador del "talent show" de cocina

más difícil del mundo.

El vencedor se llevará 100.000 euros,

podrá escribir su propio libro de recetas

y lo que es más importante

el título que lo acredita como MasterChef.

Pero además los tres finalistas podrán estudiar

en la escuela líder de alta cocina del mundo: Le Cordon Bleu.

Los aspirantes visitan cada semana

la prestigiosa escuela Le Cordon Bleu en Madrid.

Siempre intentar tener nuestro puesto de trabajo limpio.

Deslizar el cuchillo sobre la tabla.

Estas clases, junto con los grandes consejos

de todos los cocineros que nos visitan,

y las correcciones que reciben por parte del jurado

son de enorme utilidad para superar los retos del programa

y así convertirse en MasterChef España.

Aspirantes,

como veis, el primer reto al que os vais a enfrentar

es una "Caja misteriosa",

que espero que no os amargue la noche.

(Música)

A la de tres quiero que levantéis la caja.

Uno,

dos,

tres.

(CRISTÓBAL) Mira qué chulo.

Cuando he levantado la caja y he visto los ingredientes,

he pensado que era una bomba de relojería.

"¿Qué hago con esto? ¿Cómo la desactivo? ¿Qué hago?".

De verdad, no sabía qué hacer.

Un huevo, un trozo de mantequilla y un limón seco.

Esta caja contiene lo mismo que hay en la nevera

de cualquier soltero un domingo por la mañana.

¿Alguien vive solo?

(CELIA) Soy la soltera de MasterChef,

pero espero que cuando salga de aquí me venga un maromo bueno

que me ponga salsa.

Celia, ¿esta imagen a ti te suena?

Sí.

Hombre, huevos no suelo tener. (RÍE)

¿Qué harías con esos tres ingredientes?

Haría una tartita o un pescado. ¿En tu nevera hay pescado?

No, en mi nevera, no.

Vale, me ha sorprendido.

Has cambiado rápido. Claro.

Qué poder tengo de... Aquí... aquí...

Aspirantes, esos tres ingredientes que habéis encontrado

en la "Caja misteriosa"

son la base del plato que vais a reproducir en este reto.

Mi tarta de limón con merengue.

Lo sabía.

(MARINA) He dicho: "Dios, qué maravilla",

porque resulta que el "lemon pie"

lo hago cada semana.

La tarta de limón con merengue está hecha de tres partes.

Primero, una masa quebrada dulce,

después una crema de limón

y luego un merengue.

Es importante que la masa

esté bien horneada, que no se quede cruda,

que la crema de limón tenga la consistencia perfecta

y ojo con el merengue.

(GONZALO) La repostería y yo somos como el agua y el aceite.

Vamos, yo no soy nada repostero.

Se me da mal.

Aspirantes, en esta tarta todo es importante,

pero el merengue puede marcar la diferencia

entre una buena tarta y un tortazo.

Merengues, tres tipos: el francés,

el italiano y el suizo.

El francés es el básico, el común,

más o menos misma cantidad de claras que de azúcar.

Es un merengue que cocinaremos normalmente al horno fuerte.

El italiano es un merengue

donde el azúcar está transformada en un almíbar

y que solo con un soplete lo tendremos listo para consumir.

Y el suizo, el doble de cantidad de azúcar

y lo cocinamos en un baño maría a unos 40, 50 grados.

Para esta prueba, importante elegir el mejor merengue posible.

Buf...

(GONZALO) No sabía que había tres tipos de merengue.

Lo que tenía claro era que había que batir las claras y añadir azúcar.

Aspirantes, el reto de esta "Caja misteriosa" es...

imitar la tarta de limón y merengue de Samantha.

Pero...

sin limón. ¿Cómo?

Para darle personalidad a esa tarta

tendréis en el supermercado todo tipo de cítricos.

Naranjas, mandarinas, limas,

pomelo rosa, pomelo amarillo,

naranja sanguina y kumquat.

Vamos a valorar el sabor,

la textura,

pero también algo muy importante:

la presentación.

No quiero otra tarta fea como la de cerezo.

Pues a ver...

Por eso, en el supermercado,

tenéis todo tipo de moldes y accesorios para decorar.

Además debéis meter la tarta en una caja

igual que si estuvierais en una pastelería

para entregársela a vuestro mejor cliente.

(SUSURRA) Ay, madre mía.

Tenéis 75 minutos para elaborar la tarta

y tres para encontrar los ingredientes

en el módulo central del supermercado.

¿Oído? (CONCURSANTES) ¡Sí, chef!

¡Ya!

(Música)

Recordad que tenéis que decorar las tartas.

Faltan menos de dos minutos.

Os queda un minuto.

Las cajas, que no se os olviden.

(CHURRA) A ver, huevos, esto, azúcar, agua...

No, ¿ya no hay más?

Cuatro, tres,

dos, uno, ¡a las cocinas!

(Música)

-Si alguien quiere harina de trigo, tengo una de sobra.

(MILAGROSA) Yo, la que tengo es de maíz.

-¿Te doy de trigo y tú me das de maíz?

-¿Me dejas maicena? Toma.

Toma.

(GONZALO) Me sobran dos huevos, ¿alguien los quiere?

Pues nada, os quedáis sin ellos.

(VICKY) A la hora de prestar los ingredientes

ha habido compañerismo y la gente se ha enrollado y te los ha dejado.

¿Alguien ha cogido más harina de trigo de lo normal?

Toma, tengo una de sobra. -Compartimos, ¿vale?

(EMIL) Estamos en un punto en que aún no hemos sacado los cuchillos

y estamos más en modo compartir y compañerismo

que no en modo competitivo.

Supongo que tarde o temprano llegará.

(Música)

Si quieres conocer mejor a los aspirantes,

saber qué platos cocinan en cada reto,

ver sus mejores momentos y además ganar dinero,

bájate la aplicación para móviles y tabletas de MasterChef.

Allí encontrarás retos y juegos para que, además de aprender,

puedas ganar hasta 10.000 euros.

Si quieres saber más, entra en la web de rtve.es.

(Música)

(CRISTINA) Esto lo tenía que haber hecho a mano.

Estoy haciendo la pasta brisa.

Estoy perdida como, vamos, como pulpo en un garaje,

porque no he hecho una tarta en mi vida.

(MATEO) Batir los huevos con la mantequilla,

eh... las harinas con el azúcar, que son los ingredientes secos,

y se mezcla todo.

Y se estira en una plancha y se deja reposar.

Creo que sí que puedo presentar un buen plato, un buen postre,

porque se me dan bastante bien.

(MARINA) He hecho la base haciendo una especie de pasta brisa,

pero, en vez de estirarla, la dejaré en la nevera que enfríe

y la adaptaré al molde con los dedos, no con el rodillo.

Aspirantes, han pasado los primeros 15 minutos.

Os quedan 60.

(Música)

Aspirantes, alguno no ha terminado todavía con la masa.

No llegáis, corred, por favor. Alguno no llega.

Perdón.

(Música)

Hola, chef. (RÍE)

Superliado.

No has hecho una tarta en tu vida. En mi vida, jamás, es la primera.

Mi mujer se suele encargar del postre; yo soy más de...

de llenar, de...

¿Dónde está la masa? En el frigorífico enfriando.

Estás haciendo... Dando el baño maría.

Dale fuego. ¿Caña?

Sí. Gracias, chef.

Que coja buena consistencia. Y suerte, la vas a necesitar.

Gracias.

Para la crema de la tarta deberán mezclar ocho huevos

con azúcar, harina de maíz y el zumo del cítrico que hayan elegido.

el que quieran menos limón.

Lo tienen que mezclar en un bol, poner al fuego

y dejar al baño maría hasta que la textura sea homogénea.

(Música)

(MARINA) Estoy intentando adaptar una receta de "lemon pie"

sin... sin limón.

Entonces voy a intentar hacerla con zumo de mandarina

y para que tenga una gotita de acidez he querido incorporarle

una lima.

(MILAGROSA) Voy a intentar hacer una tarta de mandarina.

Es la primera vez que la hago y no sé si va a funcionar o no.

La repostería no es lo mío, lo mío son las frutas naturales.

Comemos en casa muchas frutas

y hago muchos platos con frutas naturales.

(Música)

Mientras los aspirantes esperan a que la crema cuaje,

deberán meter la masa en el horno con algún tipo de legumbre

para que no suba.

La cocción se hará durante 20 o 30 minutos

a 180 grados.

(Música)

Gonzalo. Buenos días, chef.

¿Qué tal? Bien, peleándonos con la crema.

¿Qué has puesto en vez de limón? Naranja, naranja sanguina

y un poco de lima. ¿La masa está en el horno?

Sí, saldrá... Le quedan 15 minutos. Esperemos que esté rica.

Y esperemos sorprenderlos. Ten cuidado con el relleno,

en cuanto cuaje... Lo llevamos a enfriar.

Sí. Se enfría porque la masa

está caliente y debe quedar sólido. Exacto.

(Música)

"Okay".

¡Ah!

Qué ideal.

-Yo creo que ya está.

(MARINA) Qué desastre.

Eso no se enseña, por favor.

Como estaba atacada, en vez de tener la paciencia que tenía que tener,

me he precipitado y he dicho: "A freír puñetas el baño María".

Lo he colocado sobre la placa de inducción,

con lo cual se ha tostado.

Entonces he hecho una crema tostada de naranja, una nueva versión.

Marina, ¿cómo va el trabajo?

Eh... chef, desastroso. ¿Por qué?

Porque he cometido un error tras otro.

He quemado la crema, no me va a montar el merengue, ya lo sé...

Te escucho lamentarte.

¿No puedes hacer nada para solucionar esto?

Eh... no tengo claras para montar el merengue.

¿Nadie tiene claras aquí?

Marina, búscate la vida,

pero no puedes, con el tiempo que te queda,

decir que has fracasado. No, iba a intentar ver que me...

Voy a recolectar huevos. Te veo parada

y diciendo: "No voy a cumplir".

Cumple. Gracias.

(Música)

¿Alguien tiene huevos,

que recolecto como en la granja? -Toma, uno.

Marina. (CHURRA) ¿Quién quiere?

Gracias. (LORENA) Yo tengo.

Tengo huevos, Marina. -¡Marina!

(MARINA) Gracias.

¿Alguien tiene un huevo de sobra?

(CHURRA) Sí, yo.

Va poniendo huevos la gallina. Recolectando la granja.

¿Cuántos te sobran? -Estos.

-Un, dos, tres, cuatro, cinco...

Muchas gracias. "Po, po, po, po".

Mira la gallina cómo va. Ah, ha puesto huevitos.

Vamos a empezar.

Para.

Ay, "Déu meu".

(Música)

Aspirantes, quedan 45 minutos.

Solo 45.

(Música)

Es fundamental que enfriéis la preparación con cítricos.

(Música)

(MIGUEL) ¿Quién me ha quitado la mía?

¿Te la han robado? (MIGUEL) Se han llevado la mía.

Esta es la mía.

(MATEO) No, es la mía. (MIGUEL) No, no.

O esta. (CELIA) Una mierda.

-Que esta es la mía. -No, esta es la mía.

Sé cuál es la mía. -Es la mía.

-Lo siento. -Me habéis quitado la mía.

-Que no. -Perdona, es la mía.

-Que esta es la mía. (MIGUEL) Me parece muy "heavy".

-Esta es la mía. -¡Que no!

-Perdona... -He cogido la mía.

-Que no la has cogido. -¿Que no?

No me da la gana. Yo he cogido la mía.

-No la has cogido. -Lo que te salga de los cojones.

-No es tuya -Subnormal.

(MIGUEL) Me parece un poco "heavy".

(Música)

Vamos, se la he quitado, me la ha dado de malas maneras

y se ha ido a por el suyo.

Es que tenía razón, es que era el mío.

(CELIA) Pensaba que era mi masa y la estaba defendiendo.

Cuando me he dado cuenta del error, he ido a disculparme con él y...

le he pedido perdón 100.000 veces

y me siento muy arrepentida de haberle contestado mal.

(Música)

(OFF) Después de dejar la crema en la nevera,

los aspirantes deben ponerse con el merengue.

Como ha explicado Jordi, hay tres tipos de merengue:

el francés, el italiano y el suizo.

Para esta tarta, lo ideal es el merengue italiano,

que consiste en convertir el azúcar en almíbar

y echarlo en forma de hilo muy fino mientras se montan las claras.

Daniel,

¿cómo va la tarta?

Pues tenemos la masa dentro del horno, la crema enfriándose

y voy a batir las claras con el azúcar

para hacer un tanto por tanto con la... con el merengue.

¿Qué tipo de merengue harás? El francés.

¿Cómo lo vas a cocer el merengue? Pues en el horno.

¿Crees que a esta tarta le va a ir bien,

una vez cocida la masa con una crema fría y tal,

le va a ir bien ese golpe de horno?

Igual me estropea la crema.

Eh... a lo mejor un puntito de...

¿de soplete para el toque final?

No sé. O a lo mejor...

No sé, pero yo creo que esta tarta no habla francés, amigo.

Gracias por el consejo, chef. Suerte.

(EMIL) Cuando ha dicho que no podíamos hornearlo,

porque era una tarta fría,

pues he pensado que el merengue italiano

era la única solución que nos quedaba.

(Música)

Churra, no sé si en tu casa tienes batidora o algún electrodoméstico.

Tengo la Minipimer. Pues, hija,

hay electrodomésticos modernos. Pero no los sé usar.

Tenéis que enseñarme.

Subir las claras a mano... Pues coge un bol más grande,

que tengas sitio para entre aire en la clara.

Ahora lo hago.

(Música)

(JORGE) ¿Si no me ha cuajado la crema?

(VICKY) Uy, pero eso no es porque...

¿Has cortado el fuego al baño María? -Sí.

¿Lo vuelvo a poner?

¿Le has puesto la maicena?

Uy, no sé por qué no te ha cuajado.

Cuando tú lo retires del fuego, ya tiene que estar espeso.

¿Sabes lo que te digo? -Sí, sí.

La verdad es que me apetece un montón la tarta, pero...

¿No os apetece algo salado antes de empezar?

Tengo un hambre que no puedo. Yo estoy que muerdo.

¿Tú estás caprichoso o les quieres complicar la vida?

A lo mejor, las dos cosas.

¡Atención, aspirantes!

¿Qué pasa?

Cambio de planes.

Además de la tarta, nos gustaría que improvisarais algo salado.

Os voy a dar 15 minutos para que nos preparéis unos sándwiches,

que tengan una base cremosa y un máximo de cuatro ingredientes.

Ay, la leche...

En el supermercado vais a encontrar todos los ingredientes necesarios

para que nos preparéis esa merienda que nos merecemos.

Vale, vale.

Los tres mejores sándwiches tendrán premio.

Yo que vosotros, me lo tomaría muy en serio,

porque es un muy buen premio.

Aspirantes, tenéis solo dos minutos

para coger todos los ingredientes del sándwich.

Y el tiempo comienza...

¡ya!

(Música)

En el momento supermercado... bueno, ha habido algo de caos,

primero porque no nos esperábamos lo que teníamos que hacer,

luego, todo el mundo cogiendo a la vez...

(Música)

(CHURRA) Esto... (MIGUEL) No, eso es para mí.

Ese pimiento es mío. -Ah.

-No me quitéis las cosas. -No sabía que era tuyo.

(MIGUEL) Churra me quitaba los pimientos.

Me estaban quitando las cosas todos y digo: "Pues nada".

Al final no hago sándwiches, ni hago tarta ni nada.

Digo: "Llevároslo todo".

Aspirantes, os queda un minuto.

Recordad: cuatro ingredientes sólidos y el cremoso.

Cinco, cuatro...

tres, dos...

uno... ¡Corriendo a las cocinas!

¡Corriendo! ¡Vamos!

(Música)

Aspirantes, el sándwich tiene que estar acabado dentro de 15 minutos.

Si os da tiempo a trabajar en paralelo, fenomenal;

pero si no, en 15 minutos el sándwich acabado, ¿oído?

Sí, chef. -Sí, chef.

(Música)

¡Ay! Ay, ay, ay.

He cogido dos tipos: pan integral y pan de amapola,

y salsa de soja, pepinillos y alcaparras

para salmón ahumado con salsa de queso de cabra.

El sándwich lo voy a hacer de... queso untable,

carne de membrillo y nueces y perejil.

(Música)

He cogido un poco de jamón ibérico, un poco de queso de cabra, mostaza,

unas aceitunas negras, sobrasada...

A ver qué idea monto por ahí.

El sándwich tiene que ir cortado por la mitad y sin bordes.

Cinco,

cuatro, tres, dos,

uno... ¡Tiempo!

Podéis seguir cocinando, por favor.

Esto no sube ni de coña ya, ¿eh?

(OFF) Tras elaborar los sándwiches,

el jurado pasará por las cocinas a catarlos

y elegirá cuáles son los tres mejores.

Pero los aspirantes no pueden perder ni un minuto con la tarta

si quieren entregarla a tiempo.

(Música)

Veo en tu caso, el salmón...

generoso, ¿eh? Bien, me gusta.

Gracias.

(Música)

(CHURRA) Base de mayonesa con espárrago,

pimiento del piquillo con ventresca de atún

y queso de cabra con membrillo.

Tarta de limón no has puesto, ¿no? No, eso me faltó.

Pero está rico, ¿eh?

Con huevito, qué rico.

(Música)

Cómo te estás poniendo. Jo, esta es mi prueba.

Qué cosa más... horrenda, ¿no?

¿Qué hago? ¿Me lo ahorro?

Si ningún problema.

Samantha. ¿Qué?

El postre va fatal.

Ya veo, ¿no haces cosas en casa?

Es que esto engorda mucho y me lo hago más de frutas naturales.

Pero bueno, algo saldrá, ¿no?

Lo mío no es la repostería.

Yo sé hacer una buena espoleá, un buen flan,

unas natillas, unas frutas frescas, que me las preparo de lujo, pero...

las tartas no, que engordan mucho.

Nada. (RÍE) Se me ha roto.

Oh.

¡Ah! Los bordes.

(MILA) ¡Hala!

Bueno, ahora... Un puzle, perdón.

Esto es la bola del mundo.

(OFF) Lo más importante es que la masa no se rompa.

Una vez fuera del horno,

deben extender la crema fría encima la tarta.

Cuando está bien extendida,

poner el merengue con una manga pastelera

y para terminar, con un soplete, tostar las puntas del merengue.

(DANIEL) Hala, muy bien. Pues hala, así se queda.

No me suben las claras,

la crema me sale clarina...

Bueno, pues... que no es lo mío.

(Música)

(SUSURRA) Lorena, ¿pasa algo si no la quitas del molde?

Había que emplatarla en el molde.

Pero es que no la puedo sacar.

(CELIA) ¡Dios!

¡Ah!

(MATEO) Tú con ese molde, la llevas clarinete.

(Música)

-He ido corriendo a la tarta,

la he desmoldado corriendo y ahí ha sido el desastre.

porque ha empezado a chorrear la crema,

la he intentado limpiar... y, bueno, ha quedado como ha quedado.

¡Aspirantes! Últimos cinco minutos.

(Música)

No he podido montar el merengue, ni aproximación.

Entonces, voy a espumarlo.

En vez de hacerlo merengue... No es merengue, pero bueno.

Es un trampantojo de merengue.

(Música)

(MILA) ¿Esto es merengue? En mi tierra esto es...

Aquí se está cometiendo un "tarticido"...

Te digo que tenemos mínimo cinco o seis desastres.

No, pero desastres padres. Desastres padres, sí.

(Música)

Aspirantes, en tres minutos la tarta tiene que estar terminada

y dentro de la caja.

Imposible, dentro de la caja...

(Música)

Último minuto, chicos.

(Música)

(JORGE) Aquí se me ha destrozado un cacho.

Me cachis en la mar.

(Música)

¡Últimos diez segundos!

No tengo lo de abajo.

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno...

¡Tiempo!

¡Manos arriba!

(EMIL) Le pido perdón a Samantha por la tarta,

porque no se parece en nada.

Igual de sabor tiene alguna similitud,

pero de aspecto te aseguro que no se parece en nada a la de ella.

¿Os ha gustado la tarta de limón y merengue?

Pues esa receta y todas las del programa las puedes encontrar aquí,

en la revista "Master Chef".

Además podrás leer entrevistas exclusivas a los aspirantes

y todo lo que pasa en la trastienda del programa.

Pásate por tu quiosco

y entérate de todo lo que se cuece en MasterChef.

Aspirantes,

antes de que nos presentéis vuestras tartas

os vamos a decir quiénes han sido

los tres mejores sándwiches de esta prueba.

Gonzalo,

Gracias.

Cristóbal

Muchas gracias.

y Mateo.

Aspirantes, como os ha dicho el jurado

este reto tiene premio.

Vuestras creaciones estarán durante dos meses

en las vitrinas de una conocida cadena de restauración

especializada en sándwiches.

¿Cómo?

Con vuestro nombre y el de MasterChef al lado.

Qué bien, gracias. -Guau.

Gracias, ¡oh!

Qué locura, cuando llegue y diga: "Por favor, un Cristóbal,

un mío, deme usted un 'mi sándwich', un sándwich mío."

Aspirantes, ahora de uno en uno

traeréis vuestra tarta hasta la mesa,

para que el jurado pueda valorarla.

Empezamos contigo, Cristina.

(CRISTINA) Estaba mejor en la caja, ¿eh?

Mi tarta va a estar, yo creo, entre las cinco primeras,

porque yo lo valgo.

¡Oh!

Uf.

Gonzalo, ¿de qué te ríes?

Del desastre de tarta.

No lo entiendo, creo que la risa vendrá ahora después.

Lo de hoy es que no se aproxima ni por asomo

A lo que habitualmente hago.

Vaya tela.

Parece que era una prueba libre

en vez de una prueba de tartas de limón,

son todas diferentes.

Se supone que era

la tarta que ibais a entregar si tuvieseis una pastelería, ¿no?

Fallos técnicos, falta de estética,

algunos en caja, otros con molde...

Ahora vamos a ir al paso serio, a probarlas.

Y, bueno, que Dios nos pille confesados.

(Música)

Joder.

Justo lo que pedíamos:

un buen molde, cerámica,

buena cerámica.

No he hecho nunca una tarta.

Estoy en primera fila, como se mosquee Pepe

me hará así, un tartazo y: "Hala, ahí la llevas."

Y ¡pum!, en la cara con todo el merengue

y me la pondrá como un oso panda, de verdad.

Pues no lo pruebes.

No. ¿Y esta otra?

(GONZALO) Tengo un gran disgusto,

porque cuando la he puesto en la caja

estaba estupenda.

No sé qué ha pasado que ha explotado.

Un amasijo.

Parece algo esto.

Es todo masa, no hay crema, ¿eh?

¿De quién es esa? -Mía.

Bueno... Bueno.

Es un poco mazacote, ¿no?

Coño.

Cuidado.

Esto es chorreante, ¿eh?

Sé que lo he hecho mal

y sé que esto ha sido desastroso,

que no es lo que ellos esperaban ni lo que yo esperaba.

Qué cachondos.

Métele la espatulita ahí.

¿La espátula o la grúa de... del Flecha?

Bueno, lo tendrás complicado porque está cruda la masa.

Cruda. Cruda, cruda, cruda.

Me van a dar collejas por todos lados, "pum pam",

me la van a tirar a la cara, ¿sabes?, la tarta.

No me ha quedado tan fea como la de Cerezo, digamos,

pero me ha quedado bastante... hortera.

Qué prueba, ¿eh?

Qué horror.

Estábamos encantados, que nos íbamos a poner morados.

Oye, que la saque.

¿Estamos reciclando, verdad?

¿Sabéis en qué color van las tartas feas y horribles?

No, chef.

Descansa en paz.

Bueno...

La mejor, ¿no?

¿Sí o no? Sí.

Hombre, parece algo.

Bueno...

Además está muy hecha por aquí pero cruda por abajo.

Sí.

Aspirantes, los jueces ya han catado todas las tartas

y ahora tienen que tomar una decisión.

Os recuerdo que los dos mejores

serán los capitanes de la prueba por equipos.

El rapapolvo que nos van a echar a cada uno.

(CUCHICHEAN)

(ININTELIGIBLE)

Por favor, Gonzalo, Lorena, Marina,

Miguel Ángel, Victoria y Milagrosa,

poneos delante de las cocinas.

Gonzalo, un paso al frente.

Lo has hecho fatal. Es cierto.

Y encima te lo has tomado a cachondeo.

Oye, no pongas carita No ha sido...

que te has hartado de reír.

Sí, cuando la he visto sí, lógicamente.

Me encanta que te rías de las cosas que no se te dan bien

o que te salen mal,

de la risa a la mofa hay una línea muy fina.

Lo reconozco, me he reído,

me han entrado los nervios, me ha entrado la risa floja.

Y tienen toda la razón,

me he reído un poquito demasiado.

Lorena.

Esa es una tarta que se puede comer,

que no es poco con el desastre que ha habido hoy.

Tiene estética, no la que me gustaría, ya lo sé,

pero hay buen trabajo, me sirve, esto lo vendería.

Muchas gracias.

Miguel Ángel.

Desmóldala como tus compañeros.

Tienes diez segundos para sacar esa tarta de ahí, vuela.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, Es imposible.

seis, saca, ponlo. No, es imposible

Que es imposible, que no se puede sacar.

Tres, dos, uno.

¿Ves? Eso es, ¿ves como sí puedes?

Ya está.

Lo más fácil es coger un molde desmoldable,

que metes la mano por aquí y la sacas tranquilamente.

Pero si ya te equivocas y coges este molde,

la extiendes bien, la cubres bien con un papel de plata

y con unos garbancitos para que haga bien peso

y para que se quede bien lisa,

la horneas bien, que no se quede cruda,

que la mayoría de las masas están crudas,

y luego la sacas, dejas enfriar y cuando esté fría,

en un golpe seco así, se sale.

Que sí, que sí, que está fatal.

La gran mayoría ha dejado el molde.

Y otros el molde y el papel.

Señores, que me estoy comiendo el papel.

O sea, ya es cosa de niños.

Se me ha pegado pero estaba,

vamos, lo tenía más claro...

Vamos, más claro el agua.

(MILAGROSA) Con una copita, uf. ¿Qué hay?

Es que me ha salido la crema muy líquida

y el merengue también.

Anda.

Está buenísima.

Sabe a crudo. ¿No te sabe a crudo? ¿No te sabe a engrudo?

Yo sé que tendrás el paladar mejor que yo,

pero tampoco me sabe tan malo de no poderlo comer.

Milagrosa, por Dios, que está muy crudo, ¿vale?,

muy crudo y muy feo.

Imagina que un espejo. Ay, no, no.

No, que no soy tan malo.

Oye, que no... Que feos estamos, ¿a que sí, eh?

Feísimos. Joder.

Vicky, cuéntame qué piensas de tu tarta.

Creo que es la que más se parece a la tuya.

Has sido la única que ha cogido y que ha conseguido hacer,

con la manga pastelera, la misma forma de piquitos

en la tarta de merengue que hago yo,

o sea que enhorabuena.

Gracias, chef.

Vicky, tienes una cosa aquí.

¿De verdad?

Y en el otro. Mira, así.

Gracias a todos, chef.

En la vida he hecho repostería,

es que no me lo puedo creer, estoy alucinada.

Marina, un paso adelante.

Cuéntame tu tarta.

Mi tarta es una no tarta. Ya.

Es una vergüenza de tarta.

Es una broma. Es almíbar líquido.

¿Almíbar líquido? Bueno, almíbar, un simulacro,

un intento de. ¿Lo quieres probar?

Prefiero que no porque sé que no está bueno.

No hace falta ser un juez demasiado avezado

para ver que hay dos que han estado por encima de la media,

que tienen casi la estética,

que tienen casi el gusto y que tienen casi el sabor.

Lorena,

Vicky,

las vuestras son las dos mejores tartas de esta prueba.

Gracias.

(LORENA) Pues estoy muy contenta, pletórica,

porque me han dado una inyección de energía positiva

que lo necesitaba, después del rapapolvo del otro día.

(VICKY) Hoy ha sido una gran victoria.

Como me puso mi madre Victoria para que triunfe en la vida,

por lo menos esta prueba la he sacado

y espero, en la prueba de ahora por equipos,

sacar victoria también.

Lorena, Vicky, sois las capitanas de los equipos.

Nos vamos del plató

y nos vamos a una prueba de altura, así que cuidadito.

No me gustaría ir en el equipo de ninguna de las dos capitanas,

creo que son dos mandonas,

con un carácter imposible

y que nos las vamos a ver negras en la prueba de equipos.

(Música)

(CHURRA) ¿Sabes qué pasa?,

que con el antifaz no se ve ni se oye.

Yo por lo menos ni oigo.

Pues cuando os quitéis el antifaz...

¡Buah! -¡Uh!

Bueno, bueno, bueno.

¿Qué es esto?

¡Vamos al aeropuerto, chicos! -¡Bien!

¡Venga ya!

Nuestros catorce aspirantes acaban de llegar a la Terminal 4

del Aeropuerto de Barajas, en Madrid.

¡Bien!

¿Dónde nos llevan?

¿Dónde nos llevan? -Iberia, vamos en Iberia.

Hola, buenos días, bienvenidos a Iberia.

¿Me acompañáis, por favor?

¡Sí, claro! -Donde haga falta.

¿Dónde iremos? -Venga, ¿dónde vamos?

Y yo sin maleta, sin DNI, sin pasaporte...

Laralá lalai, nos vamos a Dubái,

nos vamos a Dubái.

Creen que les hemos traído hasta aquí

para hacerles subir a un avión,

pero en realidad lo que están a punto de conocer

es el lugar más importante de Barajas,

el lugar donde se encuentran los responsables de garantizar

la máxima seguridad cuando volamos.

Que... ¿cómo estamos?

Oye, que aquí somos tres auxiliares de vuelo, ¿eh?

Marina, Gonzalo y yo, los tres auxiliares.

Yo trabajé mis años mozos como auxiliar de vuelo,

para pagarme la carrera de Derecho.

Ahora mismo nos estamos alejando del aeropuerto.

Hoy nuestros aspirantes entrarán

en el complejo de hangares más grande de Europa.

¡Oh! -¡Ostras, qué fuerte!

Cuando se abrió la nave

y vimos semejante tamaño avión y todo tan chulo

nos encantó muchísimo.

Es que brilla. -Está reluciente.

Uh, que me mato y todo por ir mirándolo.

Qué, Churra, ¿esta es la salita que querías tú, no?

Digo: "Nos van a montar en el avión y mandarnos al espacio,

como si fuéramos en un cohete de la NASA o algo."

Me he quedado loco perdido.

Pero este es el que hace los transoceánicos, ¿eh?

Con este nos vamos a Punta Cana por lo menos.

Aspirantes, bienvenidos. Nos encontramos

en las instalaciones de mantenimiento

del aeropuerto de Barajas,

más de 12.000 metros cuadrados

en los que se trabaja laboriosamente, día y noche,

cuidando cada detalle,

para que nosotros solo nos ocupemos de disfrutar.

Pero tranquilos porque hoy no os haremos reparar ningún avión.

Uf, menos mal.

Vuestra misión consiste en elaborar un menú

especialmente preparado para las largas distancias.

Vais a competir divididos en dos equipos.

Vicky, tu tarta de limón fue la mejor en la caja misteriosa,

por eso tú eliges. ¿Qué color quieres: el azul o el rojo?

Azul.

Lorena, tú serás el equipo rojo. Gracias.

Vicky, vas a elegir a las seis personas

que quieres en tu equipo y lo harás de una sola vez.

Eh... Por su ingenio en la cocina escojo a Emil.

Por su creatividad escojo a Jorge.

Porque me gusta cómo trabaja escojo a Dani.

Aunque ande como cuello sin cabeza escojo a Churra

porque me gusta, me gusta cómo trabaja también.

Porque siempre puede aportar algo escojo a Celia

y, por último, porque es una máquina,

escojo a Miguel Ángel. -Gracias.

He escogido casi todo hombres

porque creo que les puedes mandar más,

absorben más las cosas,

se dejan guiar más.

Las mujeres quieren tomar la iniciativa ellas y no puede ser.

Yo es que soy como un hombre,

entonces tengo dos mujeres y creo que pueden dar el toque...

¿Que tú eres qué, cómo un hombre? Yo soy como un hombre, ¿no?,

y ellas pues son las dos mujeres que van a dar el toque de mujer,

que hace falta en una cocina, porque no pueden ser todo hombres.

Bueno, pues nada. (VICKY) (RÍE)

Lorena, todos los demás son de tu equipo.

Por favor, dales los delantales.

Gracias. -Qué equipazo, estás encantada.

Vicky, supongo que con la ventaja que has tenido al escoger

tienes muy claro que el equipo rojo es mucho peor que tu equipo.

Peor, totalmente.

Uy, hachazo.

Cuchillos, "fi fi fi". -Cuchillazo.

Eso se demostrará, ¿no? Qué confiada te veo, ¿eh?,

has hecho un equipito que te gusta, estás contenta con él, ¿verdad?

Capitanas, por favor, cambio de delantales.

¡No!

Es que lo sabía. -Lo sabía.

Qué fuerte.

Bueno...

Me he quedado que... digo: "¿Ahora qué hago con el otro equipo si...?"

Es que no lo tenía en mente, tenía en mente a mi equipo.

Pues lo sacaremos adelante aunque no nos quieras.

Eso espero, eso espero.

Vicky ha sido inteligente y encima el equipo me ha caído a mí,

estoy contenta.

Yo prefería estar con Vicky, Lorena tiene mucho carácter,

es muy mandona,

y además tiene un tono de voz insoportable.

Vicky, estás en el equipo de los débiles,

a ver cómo conseguís ganar, ¿no? Lo transformaré, los transformaré.

Ah. (RÍEN)

A base de palos todo el mundo aprende,

todo el mundo es bueno.

Yo creo que es que no ha visto los que estábamos allí,

porque trabajamos muy bien, trabajamos rápido

y yo creo que se ha columpiado.

Hoy cocinaréis para 131 comensales un menú muy especial.

Hemos invitado a su creador,

uno de los más prestigiosos chefs que colabora con esta línea aérea,

un cocinero que cuenta con dos estrellas Michelin

y persigue la excelencia de los detalles

en todas sus creaciones, Ramón Freixa.

Ay, me encanta, a mí me encanta.

Ay, soy superfan de él.

He comido en su restaurante y me flipa.

Por supuesto que conozco a Ramón Freixa,

es uno de los grandes chefs de este país

y cuando comes cualquiera de sus platos

te suben unas sensaciones por el cuerpo que es maravilloso.

(RAMÓN) Aspirantes,

sé que está siendo dura esta competición,

para que sea algo más leve y sigáis aprendiendo

os he traído mi último libro, "Secuencias".

En una cocina un cocinero está aprendiendo siempre

y lo que quiero es que esto os sirva para que cojáis ideas,

para que digáis: "¡Ah!".

Y les vendrá genial para que estudien

y se pongan las pilas, que te confieso que les hace falta.

El menú que os presento hoy es lo que volará en Iberia nuevo,

con lo cual tenéis un reto complicado.

De primero tenemos un gazpacho de fresas

y de plato principal tenemos un confit de pato

y un canelón, obligatorio,

con el relleno que quiera el capitán.

Hay otra opción,

un rodaballo con la salsa que elija el capitán,

otro canelón y un postre,

que no podía ser otra cosa que texturas de chocolate,

pero viajadas.

Vicky.

Elijo el confit de pato y que sea lo que Dios quiera.

Lorena, vosotros cocinaréis el rodaballo y el postre.

Perfecto.

El postre que nos ha tocado,

de tres chocolates,

es mucho más complicado que hacer un gazpacho de fresas.

Aspirantes, como veis restan dos campanas por descubrir.

En ellas reside el verdadero reto de esta prueba,

tenéis que reproducir exactamente

un entrante y un postre creados por Ramón.

Para mimetizar vuestros platos con los de Ramón

utilizaréis la mejor herramienta que existe,

vuestro fantástico paladar.

El talento de un chef también se mide por su paladar.

Y hoy aquí lo tenéis que demostrar.

Coged una muestra del menú que habéis elegido y catarlo.

Para poder hacerlo sin receta

el equipo rojo debe descubrir qué ingredientes lleva

el gazpacho de fresas de Ramón Freixa.

No sé lo que es.

El equipo azul, por su parte,

debe hacer lo mismo con los ingredientes del postre,

las delicias de chocolate viajadas.

Uf, es un reto dificilísimo.

Aspirantes, vais a contar con 180 minutos

para cocinar como los ángeles 131 raciones.

Nuestros pasajeros probarán los dos menús

y decidirán cuál es el que más les ha gustado.

Pero ya sabéis, quien decide quién gana o quién pierde

somos nosotros, el jurado de MasterChef.

Os recuerdo que en el camión de nuestro proveedor de alimentos

hay parte de los ingredientes

que necesitáis para vuestras creaciones.

Aspirantes, ¿estáis listos? ¡Sí, chef!

Os quiero ver en las cocinas en tres, dos, uno... ¡ya!

Hierbabuena. -¿Hierbabuena dentro de la...?

No. -Yo creo que era pistacho.

Pistacho, pistacho. -¿No había un toque fresco?

La crema era pistacho, sí. -Creo que era pistacho. -Sí.

Me voy a apoyar más en mi equipo en Emil,

que creo que es un líder por excelencia.

Y yo había pensado en hacer el rodaballo con una salsa verde.

Vale la verde. -Entonces está bastante

porque Freixa... Ahora por ejemplo,

hacerlo marcado a la plancha y con la salsa verde, ¿os parece?

Me parece muy bien, está rica y... -¿Sí? Vale.

He expuesto mi idea y a él le ha parecido supercorrecta.

¿Qué te parece la salsa que van a hacer,

la salsa verde? Riesgo,

como se pasen con las harinas

al recalentar en el hornillo del avión

Claro. puede ser una bechamel.

Menudo horror.

Pimiento rojo, gamba y cebolla o calabacín.

Lorena creo que se apoyará en mí

y creo que es la manera adecuada de abordar este reto.

Tú y yo vamos a hacer el pato. -Vale.

¿Cómo lo vas a hacer: confitado, con un golpe, cómo?

Lo haremos, lo haremos. -Vale, perfecto, vale.

(Música)

Eh...

Ay, madre mía. -¿Te ayudo?

Es que lo tengo que confitar y yo no he confitado en la vida.

Venga que sí, no te preocupes que lo vamos a hacer.

Es que yo no sé confitar. -Lo vamos a sacar.

A pesar de que Vicky, como capitana,

ha decidido elegir el pato,

ahora su equipo se entera de que no sabe confitarlo.

Gran error teniendo en cuenta que el plato principal

es pato confitado.

El equipo rojo lo acompañará con salsa de cítricos

y canelón de verduras. Además el equipo rojo

también elaborará el entrante del menú,

un gazpacho de fresas.

Por su parte el equipo azul ha decidido cocinar el rodaballo

con una salsa verde y rellenar el canelón con gambas y calabacín.

El postre, que también es de los azules,

será unas delicias de chocolate.

Mira, que hemos estado pensando de hacer el fumé

con la cabeza de las gambas aparte, ¿no?,

mejor que meter las cabezas dentro del fumé.

Muy bien. -¿Te parece?

Me parece perfecto. -Muy bien.

Chicos, yo lo que detecto son cosas extrañas.

Si tenemos una capitana, que es Lorena,

y cada vez que alguien dice algo miran a Emil,

es el cabecilla de la tribu.

Perdón, chicos,

solo una cosa, ¿esto qué...? -El apio-puerro, apio-puerro.

Apio-puerro no, apio-puerro no, apio-nabo.

Apio-nabo, perdón. -Ah, ah.

(RAMÓN) Capitana, ¿dónde está?

¡Vicky! (RAMÓN) Vicky, Victoria.

¿Esto por qué en el gazpacho?

Porque hay un sabor que hay en el gazpacho

y no sabemos qué es. Y probamos con esto y se parecía un poco.

A lo mejor ese punto que no era tan agresivo

era que había bastante fresón.

El apio-nabo... no le pongas más. -No, no.

Yo os dejo aquí porque si no os pilla el toro.

Vale.

Cristóbal, que no se te olvide llenar de sabor el plato,

pero también hay que llenar el contenedor de tarros de vidrio.

Sí. Así que quiero verte reciclar.

Perfecto.

¡Importantísimo!

El equipo rojo está preparando una terrina de confit de pato.

¿Cómo se elabora? Muy sencillo.

Tenemos buenos muslos de pato, ¿qué hacemos?

Salpimentamos, añadimos hierbas, aromáticos, ajos,

cubrimos con grasa de pato o de oca, cinco o diez minutos,

para que ese jugo que va por el agua

se pegue en el muslo y lo llevamos al horno.

A partir de ahí sacamos, deshuesamos

y Ramón, para esta receta, lo prensa un poquito

para poder cortar una terrina perfecta.

¿Qué más podemos hacer?

Tiene carcanadas, que son los huesos del pato,

podemos dorarlos, verduras, un vino,

reducirlo y hacer un buen jugo de pato.

Madre mía.

La receta iba a tener un canelón,

relleno de unas verduras, de setas, de lo que queramos,

pero básicamente lo más importante

es la calidad de esa cocción del pato.

Y deshuesar después de hornear durante una hora.

¿Qué dices? -Eso ha dicho.

Nos hemos liado,

pensábamos que era hacer otra cosa y...

Pues lo íbamos a poner ahora en una sartén, con ajos.

Lo vamos a marcar. ¿Esto?Claro.

No tenéis ni idea, haréis un desastre

con los 131 pasajeros que hay aquí, ¿eh?

Voy a quedar como un pardillo, ¿eh? Que yo nunca he hecho

foie de confitado de pato. Es muy fácil, ¿vale?

Salpimentado, hierbas, los ajos,

bien puestecitos y cubiertos con grasa.

Ah, vale, y al horno. Le das un hervor fuerte

y bajamos 80-90 grados, mínimo una hora, hasta que esté blandito.

Le puedes poner un jugo de carne a ese confitado.

Si no tenéis jugo de pato tenéis carcanadas para hacerlo,

pero vais pillados de tiempo. Ya, ya.

Oye, hay una salsa de soja y puedes echar un chorrito.

Vale, gracias. -Gracias, chef.

Gracias, chef.

¿Qué va a hacer el equipo azul? Pues un rodaballo en salsa verde.

No sé si es la mejor opción

pero un rodaballo en salsa verde se hace así:

se limpia, se desespina el pescado, se sacan las espinas,

se cortan los trozos que queramos y se marca bien en la plancha.

Y luego hacemos la salsa verde.

¿Cómo se debe hacer una salsa verde?

Ajo muy picadito, en cuanto sube levanta, dora,

ahí una gota de harina, hacemos una "rush"

y enseguida un caldo de pescado que se supone

que se debe haber hecho con las espinas del pescado.

Eso es una salsa verde tradicional. Y se llama salsa verde

porque lleva perejil picado y por eso le da el color verde.

¿Qué ocurrirá aquí? Que estos señores no tienen perejil,

será una salsa, verde no lo sé.

¿Y el perejil? ¿No tenemos perejil?

Perejil no tenemos. Pues necesitamos, ¿eh?

Pues perifollo, que nos traigan mogollón de perifollos.

Que nos traigan perifollo y ya está, ¿no?

Sí.

Y ahí de cantidad, ¿tú crees que va a llegar?

Ahí hemos cortado unos cuantos trozos de más.

Pero ¿qué le vas a poner a cada uno, un cachito así?

Claro, porque es un menú de avión.

Si es un trozo pequeño le ponemos dos.

¿Tenéis más pato?

Sí, tenemos más. Oye, ¿puede alguien hacer más pato,

que se vaya haciendo?

No voy a poner a nadie a deshuesar pato porque entonces...

...para qué queremos más.

Yo no lo hacía aposta, yo no le escuchaba porque estaba fatal.

¿Qué estáis haciendo, una verdura tipo wok?

(TODOS) Sí.

¡Ay, que te vas a quemar, Dios mío!

Aceite de oliva, sal, cuando haya dorado un poquito

podéis echar todas las setas. Gracias, chef.

No me deis las gracias ni de coña, yo no os echaba una mano

porque os hablo, os digo y dudáis de mí en mi cara.

No. Sí.

A ella le he dicho que teníais carne para la mitad

y me ha dicho que aquí no se hacía más carne.

-Capitana. -Dime.

-Aquí ¿habría que poner un gasificante?

-¿Un qué? -Gasificante, levadura...

-¿No has hecho masa de galletas? -Sí.

Pues claro que he hecho galletas, he hecho millones de galletas,

pero las hago siempre con receta.

Hazlo como tú creas conveniente.

Ya, pero tú eres la capitana.

-La responsabilidad no puede ser solamente mía,

que yo tenga las directrices de marcar el paso,

no significa que tenga, toda, toda la responsabilidad.

-Estás haciendo un postre, ¿no? -Una masa de galleta.

-Vale, ¿y qué llevaba? Había una cosa básica

que llevaba esa galleta de mantequilla.

-Huevos. -Hombre, huevos, sí, claro,

y mantequilla y harina, es todo básico,

pero y un punto salado. -Sal sí que lleva.

-¿Sabes lo que era? Quicos, maíz.

-¿Sí? -Sí, no me vale,

esto va ahí. -¿Sí?

Empiezo de cero, ¿no? -Mira.

Yo lo siento mucho, pero...

Si no se me dan bien las instrucciones

yo no puedo hacer... milagros.

-Piensa que el maíz sustituye a... -A la sal.

Tema del postre, cinco personas haciendo el salado ¿y el dulce?

Lo estoy haciendo yo. Ah, ¿y dónde está el sobrajo?

Yo y ella. Don Ramón, por favor,

sería usted tan amable... He pensado en una base de chocolate

con cacahuete, otra de chocolate blanco

y la otra de aguacate con un poco de wasabi.

¿Aguacate? No había.

En el postre. ¿En el postre?

Era eneldo.

Yo primero he pensado que era pistacho,

pero al comentarlo con mi equipo, pues hemos llegado a la conclusión

que era aguacate con wasabi, pero una pasta dulce.

Vale, pues cambio, hay que hacer todo el chocolate que hay.

-Tú haz lo que tú quieras, nena, ¿me entiendes?,

pero cuando ellos te dicen a veces te marean,

o sea, tú has de tomar tus decisiones.

El aguacate, hemos tomado esa decisión, tira para adelante,

yo lo veo así.

Aspirantes, llevamos 90 minutos cocinando.

En breve, sale el avión del hangar.

(TODOS) Sí, chef.

(Música)

Lo vamos sacando aquí y mientras voy preparando más, ¿vale?

Oye, pon atención, porque no te repetiré, ¿vale?,

y esto es lo básico para que te salga bien.

¿Estás mosqueada? Si lo sé cojo el pescado.

Hombre...He cogido un plato que no he hecho en mi vida...

Es que lo has elegido tú, nadie te ha dicho que lo elijas.

Vale. Ven, pero ¿por qué te indignas?

Que te lo digo... Que sí, que vale, que sí.

No, ven aquí, ven aquí.

Quédate aquí, ven aquí, ven, ven, ven, ven.

Mira, me he dado la vuelta y es que no sabía ni lo que hacía.

No sabía ni lo que hacía.

¿Por qué haces eso? Que no hago nada,

que tienes la razón, que es un plato que yo no he hecho nunca.

¿Para qué te lo pides para ti? Te digo, te voy a marcar pautas

para que saques esto bien y ni me miras a la cara.

Y ahí encima ¿no meterás nada? Solo el canelón en blanco.

No, la salsa de naranja, no voy a meter ahí...

¿Encima del canelón nada?

Yo le salsearía con a lo mejor un aceite de...

Me entiende más ella que tú. Pues sí.

¿Estamos de acuerdo? Me está siguiendo el rollo

y tú no me lo sigues, tú te enfadas con la vida.

Yo no sé cocinar tanto, ya lo sé.

Estas cosas modernas...

Voy a tener un trabajo contigo que no te lo crees, ¿eh?

Haz lo que quieras, haz lo que quieras.

Es que me daban ganas de mandarlo todo...

O sea, es que no podía, es que estaba ida.

La impotencia de intentar ayudar a alguien que no se deja ayudar.

Que no te mira a la cara, que te esquiva todo el rato,

que estás ahí intentando ser amable y no te deja.

Me comen los diablos, se me llevan.

Me da igual, la que quieras. ¿Cuál quieres?

¿No era de naranja? -Eso es para debajo del pato.

-Vamos a hacer 40.000 salsas...

Vicky cuando la presión le ha podido un poco

y se ha venido abajo, yo he dicho: "A ver, Marina,

saca fuerzas de dónde sea y empuja tú".

O sea, ¿qué tenemos que hacer ahora otra salsa más?

-No, qué va. -Vamos mal de tiempo.

-Yo no tardo ni cinco minutos en hacerlo.

¡Aspirantes! Los pasajeros están llegando.

Por favor, no nos hagáis pasar el mismo bochorno

que la semana pasada con la Armada. ¿Oído?

(TODOS) Sí, chef.

(Música)

Hola, mi nombre es Luis de Diego y soy el piloto

de este avión de Iberia, bienvenidos a bordo.

Nuestra ruta de hoy se prevé intensa y emocionante.

-Vicky, ¿quieres que empecemos a preparar todas las bandejas

para colocar? -Claro, es que hay que hacerlo,

si no, no llegamos. -¿Y el pato dónde lo tenéis?

-En el horno lo tenemos metido. -Ah, ahora está en el horno.

-Lo tenemos caliente a muy poquitos grados

para que guarde la temperatura. -Al emplatar ha de estar frío,

porque se calienta en el avión.

La infusión no la echaste en el chocolate, ¿no?

-No, no he visto ninguna infusión. -¿Cómo?

Había que echarla en el chocolate, ya lo dije.

A Celia le hablaba como capitana que soy realmente,

y claro, tienes que tener un poco de autoridad.

-Estabas al lado. -Pero yo no te lo he escuchado.

Cómo voy a poner una infusión que no sé que existe.

Celia no ha puesto la infusión al chocolate blanco.

-No digas, eso, Lorena. -No, estoy diciendo lo que pasó.

Yo había entendido que tú... -Ya, pero no.

Creo que no se me han dicho las cosas de manera correcta,

y que se me trata muchas veces de tonta y no tengo ni un pelo.

Los capitanes, a partir de ahora, elegirán a dos aspirantes

para que suban al avión.

¿Con quién vas a subir al avión a servir?

Con Emil y Jorge, que están aquí. Perfectamente.

Vicky, ¿con qué dos personas te vas al avión?

¿Yo me voy al avión? ¿Yo?

Ves como no escuchas.

Me voy con Cristina y con Gonzalo.

Si es que ya...

Pero ¿lo das por vencido? No lo damos por vencido.

-Sí, yo sí. -No, no lo das por vencida.

No te lo permito, no, señor. -Bueno, vale.

-Vosotros no, pero yo sí. -No, señor, no nos vamos.

Equipo rojo, la capitana lo da por vencido,

¿cómo lo veis vosotros? (TODOS HABLAN A LA VEZ) No.

Dame un beso, dame un beso. Vamos, allá, venga.

Que podemos. Oye,

os veía muy débiles desde el principio y la débil la veo a ella.

Ser capitana ha sido duro y la verdad que he pensado

que podría hacerlo y me ha venido un poco grande el papel.

¿No la has visto? Que no llegamos y que tiraba la toalla.

Una porra.

Señoras y señores pasajeros, MasterChef, su jurado

y Ramón Freixa les da la bienvenida a bordo de este vuelo tan especial.

Esperamos que el exclusivo menú que han preparado

nuestros aspirantes sea de vuestro agrado,

y que esta sea una experiencia única a bordo. Muchas gracias.

Chocolate blanco hay que echar en todos, corre,

tenemos 15 minutos nada más, ¿eh, chicos?, 15 minutos.

-Vete emplatando. -¿Cómo va esto?

Esto va con una rapidez, pero vamos, así, mira.

Haz así, mira, mira.

Como capitán tienes que dar menos voces

y estar más allá de lo que tienes que estar,

y tener bien organizada a la gente y con buenas maneras,

ante todo.

¡Aspirantes! Quedan solo cinco minutos, ¿habéis oído?

(TODOS) Sí, chef.

Cinco minutos, vamos, ni de coña.

Vamos, vamos, que el aceite no salte nada, por favor.

Vamos, Cristóbal, vuela.

Rapidísimo, por favor, que no llegamos, ¿eh?

¡Tres minutos y cerramos carros!

Lo que hay me llevo, ¿oído? A los carros, a los carros.

Venga. ¡El tomate, el tomate!

¡Venga, el último estirón! ¡Venga!

Vamos.

Corre, corre, abre.

¡Empaquetad! -Pero si es que no tengo...

Venga, venga, venga, venga.

-¡Plástico! -¡Venga, chicos!

-¡Vamos, vamos! -¡Eso está cerrado!

-¡Venga, chicos, venga, venga! Vamos rapidito.

El capitán y los dos elegidos, vamos.

El resto a limpiar cocinas.

Chef, hemos terminado. (TODOS) ¡Bien!

Bien jugado, chicos, un placer currar con vosotros.

Estoy orgullosa de cómo he gestionado a mi equipo, sí.

Ese carro de ahí, Emil, por favor.

Que mandas más que los que mandan.

No hay dolor.

-¿Por qué estás enfadada? -El pato es una mierda.

-¿Sí? -Se necesita tiempo

y... no sé, no sé, ha sido todo en general,

como que he visto cosas que estaban mal

y nos las he dicho tampoco. -¿Pero por qué? Eres la capitana.

-No valgo para mandar a gente que conozco.

Todo lo que he dicho de dar caña y tal, es que al final

no he hecho nada.

No les he dicho nada ni he estado en todos los lados

como tiene que hacer una capitana ni he estado controlando.

Es que yo misma me he decepcionado un montón.

(Música)

Les presento a Vicky y a Lorena.

Son las dos capitanas de los equipos

que han cocinado el menú que van a degustar a continuación.

Los 131 pasajeros botarán por vuestros menús.

Pero qué equipo gana o qué equipo pierde,

solo lo sabréis cuando volvamos a las cocinas de MasterChef.

Mucha suerte y a servir.

El primer plato que van a degustar es un entrante

que ha elaborado el equipo rojo.

Yo creo que nos ha salido bastante parecido.

Gazpacho de fresones y las flores son comestibles.

Es un gazpacho, gazpacho, pero veréis que tiene ese...

...toque de fresa.

Oh, no lo he probado, si se hincha usted a pan.

Tómese el gazpacho, por favor.

-No lo había visto nunca, me ha parecido bastante original,

y me ha gustado que tuviera la esencia del gazpacho

de tomate real mezclado con la fresa.

Pues la verdad es que está muy rico,

yo lo he rebañado todo.

A mí me ha encantado, de verdad, que los gazpachos...

La mezcla entre la fresa y el tomate no me gusta nada.

-¿Está bueno? -Muy bueno.

-¿A que sí? OK, así me gusta.

Jordi, cuéntanos cómo has visto el gazpacho.

No han acertado el vermut que tú pones en la fresa,

pero han puesto una confitura de fresa que reforzará el gazpacho.

Creo que es uno de los platos buenos o que están mejor.

Como plato principal, el equipo rojo ha preparado

Confit de pato prensado con salsa de cítricos

y canelón de verduras.

Coge esta.

Ahí estamos, perfecto.

(Música)

¿Qué tal, qué te ha parecido la comida?

Para mi gusto un poco seco,

la naranja de la salsa estaba un poco ácida.

Y como puedo ver, que lo estoy viendo ahora mismo,

crudo, o sea, sin hacer.

Pues nada, lo siento un montón.

-¿Les ha gustado? -Muy bueno.

-¿No quedó seco ni nada?

¿Bueno? -En su punto.

-Muchas gracias.

Han hecho un pato asado. Sí.

Que luego hay que pensar cómo funcionan arriba los aviones,

que se regeneran, o sea, que el confitado hubiera regenerado

mucho mejor. Totalmente.

Pero es un palto digno y está rico.

Vamos ahora con el menú del equipo azul.

Mezclarlo todo, el pescado con el canelón

que es más recomendable.

Comparándolo con el pato, la verdad es que me ha gustado más

el pescado. -Y a mí.

Me parece el rodaballo y el relleno muy bueno,

lo único el toque de la pasta, lo que es la cocción.

La pasta me parece también un poco dura.

Los platos están casi todos vacíos, lo he visto desde ahí.

-Pero el canelón es lo que ha fallado.

-Pero se lo han comido. -Se lo han comido igual, ¿no?

La gente a lo mejor dice: "El canelón está duro".

Bueno, ¿qué tal? No me ha gustado mucho.

Me habían dicho que no tenía espinas y tal,

y me he encontrado varias.

El canelón por lo menos estaría rico.

Pues estaba un poco duro, pero bueno,

lo de dentro sí que estaba muy bueno.

Era un plástico el canelón porque llevaba tres vueltas

de pasta muy poco hecha, cruda. Poco relleno.

La proporción pescado-canelón...

Era un canelón con un poco de pescado.

Vamos con el último plato que cierra el menú

y que también lo ha cocinado el equipo azul.

El postre, os traigo el postre.

Chicos, haced un hueco que todavía queda postre.

-Recomendación del chef, comer... todo... junto.

Las bolitas con el chocolate.

Cuando he repartido los platos me sentía como personal de Iberia,

volando hacia un destino lejano.

-¿Te falta?

Se lo cambio. -No, es que no está...

-Cámbiala, cámbiala.

Porque con la prisa del final ya, pues ha faltado la bolita,

pero bueno, aquí hay más por si acaso.

-¿Has visto? -Está muy buena.

-Anda.

El chocolate está perfecto.

-¿Lo has hecho tú? Se nota.

Hola, chicos, ¿qué tal? ¿Qué os ha parecido el postre?

A mí las perlitas de aceite me han... sorprendido.

A mí los cachitos de plástico también me han sorprendido.

Los cachitos de plástico, ¿qué quieres decir?

Oh, no me digas.

Pues mira, esto es plástico del precinto que lleva encima.

Tampoco es que sea un plástico... volador del espacio ni nada raro.

De 131 eres el único que ha encontrado un plastiquito.

Has tenido "muy" mala suerte.

No serás gafe o algo así, ¿no?

Yo creo que no han entendido el concepto del postre,

lo que quería decir. El sabor...

Yo creo que es el peor plato de todos los que hay.

El más flojo. Encima haces un apaño,

pero haces chocolate y mira, lo has sacado.

Señoras y señores pasajeros, ha sido un placer tenerles a bordo.

Ahora les pediremos que voten por el menú

que más les haya gustado.

Dentro de cada sobre tienen una tarjeta roja y otra azul.

Unas azafatas pasarán a recoger vuestros votos.

Si os ha gustado más el menú azul,

les entregaréis la tarjeta azul.

Si os ha gustado más el rojo, entregaréis la roja.

(Música)

Muchas gracias.

Gracias.

¿Cómo irá Eva con las votaciones?

No sé, pero no sé si el veredicto de nuestros pasajeros

va a coincidir con el del jurado.

Yo creo que no. Nosotros vamos a opinar también,

del cocinado, que ellos no han visto,

y que es muy importante.

Aspirantes, 34 votos frente a 97.

El menú que más ha gustado a los pasajeros

ha sido el del equipo... Azul.

Azul.

Tampoco es que estuviera tan mal el nuestro

como para que vote tan poca gente,

pero bueno, sobre gustos no hay nada escrito.

He triunfado como capitana.

¡Yuhu!

Ay, que lloro y todo, qué emoción.

Aspirantes, os recuerdo que este voto no es vinculante,

es decir, nuestro jurado tendrá la última palabra.

Pasajeros, disfruten el viaje y muchísimas, muchísimas gracias.

-Nuestro jurado ya tiene un veredicto.

¿Coincidirá con el resultado

de la votación de nuestros pasajeros?

Lo desvelaremos a continuación,

en la siguiente prueba de plató.

Ramón, gracias por haber estado con nosotros,

ven a más programas a vernos

y vamos a disfrutar hoy,

me quiero tumbar ya que el viaje es largo.

Venga, que me tumbo, que me tumbo. Muchas gracias.

Yo ya me quedo aquí.

Jordi, échame una mantita por encima, por favor.

Ay, qué agusto estoy.

Levanta la cabecita un poquito. Gracias.

¿Qué te piensas, que no..., o qué?

No lo veo, Pepe, no lo veo.

Hala, venga.

Y hablad bajito, por favor. No te preocupes.

Descansa. Gracias.

Aterrizamos de nuevo en las cocinas de MasterChef.

El jurado ya ha tomado la decisión de quién debe enfrentarse

a la prueba de eliminación.

Jueces, por favor, cuando queráis.

Quiero que den un paso al frente los dos capitanes del equipo.

He dicho los dos capitanes.

Emil y Gonzalo, por favor.

Vicky, Lorena, parecéis dos mujeres muy seguras de vosotras mismas,

con carácter, con actitud,

sin embargo, estos dos hombres,

os han comido por los pies.

Lorena, tú antes de hacer nada buscas la aprobación de Emil.

Yo había pensado en hacer un rodaballo con una salsa verde.

-Salsa verde. -¿Os parece?

-Me parece muy bien. -¿Sí? Vale.

-Pero si no tenemos. -Que nos traigan mogollón

de perifollos. -Y ya está, ¿no?

Estaba pensando hacer el fumet con las cabezas de las gambas aparte,

mejor que meter las cabezas dentro del fumet.

-Me parece perfecto. -Muy bien.

Celia no ha puesto la infusión en el chocolate blanco.

-No digas eso, porque... -Estoy diciendo lo que ha pasado.

Date cuenta de una cosa, una capita es como un jefe de cocina,

tiene que tener mando y actitud,

si delegas en otro no me vales como jefe de cocina.

Otro, fuera.

Yo recuerdo haber preguntado a todo el mundo,

pero sí que es cierto que Emil lo veo una persona

que sabe bastante y sí, lo he tenido un poco

como mi mano derecha,

no significa que yo delegue todo en Emil,

de hecho, la decisión del plato la hice yo.

Emil, no acabo de cogerte el pulso todavía.

Hay dos ingredientes que todavía no te los he visto:

humildad y sencillez.

Si creemos que lo sabemos todo y no queremos recibir lecciones,

algo ha fallado, este no es tu sitio.

Yo he venido a aprender, lo tengo clarísimo,

y vamos, más humilde de no parar de trabajar todo el rato

y escuchar todo el rato lo que me estáis diciendo.

Emil, tú en algún momento dijiste que cuando entrábamos a cocinar

era para generar confusión.

Cuando ellos te dicen, a veces te marean, ¿me entiendes?

Nosotros no nos metemos a una cocina a provocar,

queremos ayudar.

Si humildad es callarse ante cualquier comentario

y tragar con lo que te dicen, entonces no soy humilde.

El equipo rojo también tiene lo suyo, ¿eh?

Victoria, entraste en el equipo diciendo que eran los peores,

pero es que al final tú fuiste la que no tenías actitud

y ellos la tenían toda.

Vicky es un desastre, es una carnicera magnífica,

sabe mucho de carne,

pero luego se pone muy nerviosa y no sabe cocinar.

Gonzalo no es que fuera el capitán, es que tenía esa actitud de:

"¡Vamos"!, que tú no tenías como capitana.

Pero ¿lo das por vencido? No, no lo damos por vencido.

-Yo sí. -No, no lo das por vencido.

-No, no, no. -No te lo permito, no, señor.

-Vosotros no, pero yo sí. -No.

Cambiad el rollo ya, entended dónde estáis,

habéis venido por voluntad propia

a demostrar que tenéis pasión por un oficio que se llama:

el de cocinero.

Ha llegado el momento de empezar a demostrar

o coged esa puerta e iros a vuestra casa.

Mi actitud ha cambiado, que me quiero quedar

y quiero seguir aprendiendo y quedarme en MasterChef.

Aspirantes, como os acabamos de decir,

la organización fue un desastre,

y eso por no hablar de la comida, había cosas... duritas.

Esta noche, cada uno tendrá que demostrar

que se merece llevar el delantal blanco.

Todos vais a estar en la prueba de eliminación.

Yo pensaba que íbamos a ser solamente mi equipo

y tengo las fotos junto a mí, cuando somos 14 es más fácil

que tu plato no sea el peor.

Hay ciertas personas que son muy soberbios,

y se piensan que lo saben todo.

Y lógicamente, aquí venimos a aprender.

Aspirantes, en la prueba por equipos,

habéis vuelto a cometer los mismos errores

y a demostrar la misma incapacidad

que con la tarta de limón.

Muy bien, tengo una buena noticia: estáis en MasterChef,

y aquí tenemos a los mejores jefes de cocina de España

dispuestos a enseñaros.

Esta noche vais a recibir una "master class"

de la mano de un chef de reconocido prestigio.

Por favor, demos la bienvenida a Paco Roncero

de "La terraza del Casino", de Madrid,

con dos estrellas Michelin.

(Música)

Tener a Paco Roncero hoy, dándonos una "master class"

es lo mejor que nos podía pasar.

Yo he tenido la suerte de cenar en su restaurante

y cada bocado de cada uno de sus platos es una delicia.

Paco, muchas gracias por volver a estar con nosotros

en esta II edición de MasterChef.

Cuéntanos, ¿qué les has preparado a nuestros aspirantes?

Bueno, pues vamos a explicarles un poquito cómo nosotros entendemos

que se tiene que emplatar

y el porqué de algunas técnicas de emplatado.

No solamente el gusto, sino la estética.

Por supuesto.

Pues, Paco, estás en tu casa.

Yo voy a colocarme aquí todos los ingredientes.

Creo que es importante ver cómo se organiza, ¿no?

Lo primero es el orden, eso creo que lo veáis todos

porque es muy importante.

Cómo ha llegado, ha sacado todo colocadito.

Escuchad desde ese momento.

Vamos a partir primero de un snack,

nosotros llamamos "pato Pekín".

Por un lado tenemos jengibre confitado.

Aquí tenemos que ver qué tamaño queremos,

si queremos que sea un bocado, si queremos que sean dos bocados.

Por otro lado tenemos pepino y ¿qué nos va a aportar?

Nos va a aportar frescor.

Igualmente lo vamos a hacer con la manzana,

y la manzana en este caso lo que nos va a aportar es acidez,

pero una acidez fresca.

Bueno, por otro lado tenemos el pato,

que simplemente lo hemos cocinado a baja temperatura,

y lo que voy a hacer es bañarlo

con un poquito de este escabeche de pato.

Un toque de sésamo, que nos va a dar ese toque tostado

y luego por último, vamos a poner un brote de siso.

Bueno, pues este sería el primero de los snacks,

donde simplemente con dos bocados

vas a sentir muchas cosas diferentes en la boca.

Me ha impresionado cómo ha cogido con la pinza

un trocito de rúcula, cómo nos ha explicado

lo sencillo que parece el plato.

-Vamos a pasar al siguiente.

Este es un plato muy divertido.

Nosotros hacemos un viaje a... a Italia

y nos ponen lo que ellos llaman un risotto en blanco con piñones.

Bueno, la verdad es que el plato estaba bien,

pero dijimos: "No nos dice nada". Es un plato mediocre,

como digo yo cuando algo no me cuenta cosas.

Entonces cuando veníamos en el avión empezamos a pensar:

"¿Por qué no intentamos sacar un plato con este juego

de que te vas a comer un risotto, pero no te decimos realmente

con qué está hecho?"

Nosotros hacemos una especie de sushi de calamares.

Si somos capaces de cocinarlo de tal manera

que cuando te lo comes parezca realmente

que tiene esa textura al dente de un arroz,

pues iba a ser la releche, ¿no?

Y luego había que buscarle los acompañamientos.

Un pomelo rosa lo hemos triturado y conseguimos un puré

con esta textura.

Voy a poner un buen punto en el centro del plato,

y por otro lado voy a pintarlo, pero ligeramente menor cantidad.

Vamos a añadir el risotto,

y ahora le vamos a poner los diferentes toques.

Por un lado, un curry verde, vamos a rallar un poco de lima,

y por último vamos a poner tres brotes de filantro

y los vamos a poner bien separados.

Me ha parecido increíble,

que creara eso, que pareciera risotto

y realmente fuera calamar y me ha encantado luego

cómo hablaba, es una pasada.

A mí la parte visual es verdad que me preocupa

porque es lo primero que ve el cliente,

pero es en lo último que pienso, realmente,

porque también es verdad que tenemos... muchas técnicas

para hacer que cualquier plato sea bonito.

Pero de verdad, ¿eh?, cuando hagáis cualquier plato,

lo primero es la materia prima y el gusto,

por encima de cualquier cosa.

Paco, espero que nuestros aspirantes hayan cogido

muy buena nota de tus indicaciones,

y que veamos tus consejos reflejados

en los próximos platos. Gracias, Paco.

Un placer.

(Música)

Ver a estos superchefs aquí al lado

es lo que hace grande este programa

y lo que realmente nos llena el corazón.

Aspirantes, lo que os hemos dicho antes, ahí queda.

Ahora quiero que os olvidéis y que aprovechéis

esta nueva oportunidad, ¿eh?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Ha llegado el momento de luchar por quedarse en MasterChef.

Debajo de ese trapo

está el ingrediente principal con el que vais a cocinar.

A la de tres quiero que lo levantéis.

¿Qué no has entendido de "a la de tres"?

Uy, perdón.

No me he dado cuenta.

Uno,

dos,

y tres.

Hum..., conejito.

Conejo de granja, o como yo lo llamaría,

será la oportunidad para demostrarnos

que merecéis ser aspirantes a MasterChef.

Cuando me he encontrado ahí el conejo,

la verdad es que siempre te genera impacto,

porque para mí, conforme yo lo veo, no representa un alimento,

sino representa una vida perdida, ¿no?

Aspirantes, la prueba de eliminación es un reto creativo,

con lo cual podéis elaborar el plato que queráis.

Nosotros solo tenemos una única y fundamental indicación,

tenéis que utilizar como mínimo dos partes del conejo.

Para ello tendréis que despiezarlo y deshuesarlo vosotros mismos.

En el supermercado tenéis todo lo necesario

para acompañar el plato:

verduras, arroces, frutas,

legumbres, quesos, y muchos más ingredientes

con los que sorprendernos.

Aspirantes, esta noche todos os lo jugáis todo.

Yo que vosotros lo tendría claro,

porque solo tendréis 60 minutos y los tres primeros

son para ir al supermercado.

Aspirantes, el tiempo comienza en tres, dos, uno...

¡Ya!

(Música)

Aspirantes, es muy importante que utilicéis el supermercado

de manera responsable y que intentéis aprovechar al máximo

todos los ingredientes que cogéis.

Ya sabéis que nuestro supermercado patrocinador donará el excedente

a comedores sociales.

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno...

A las cocinas ¡ya!

Lorena, ¿tú has cogido arroz? -Sí.

-Necesito que me dejes, ¿lo vas a usar todo, los dos?

-Coge dos puñados y tráemelo porque no sé cuanto tendré con esto.

-Cuando le he ido a pedir arroz a Lorena,

primero se ha quedado un poco parada,

ha hecho: "Puf" y digo: "Son solo dos puñados"

y me ha dado.

Necesito que me dejes dos ajos. -Sí.

-Se me ha olvidado coger el arroz,

luego el pimentón tampoco lo he cogido porque no lo encontraba,

y luego el ajo tampoco lo encontraba

por los nervios, por ir histérica rondando, no los encontraba,

y al final menos mal que me lo han dejado todo.

Usaré las paletillas y lo que viene siendo el lomo y la falda.

Lo primero que haré es marcar la paletilla

y luego lo hornearé con una base de patata, de pimiento,

tengo unas unas cebollas, unas charlotas.

Lo haré bien porque no me quiero ir,

voy a hacerlo lo mejor que pueda.

-No he hecho conejo en mi vida, mi suegra hace un conejo estupendo,

pero yo soy más de butifarra.

No estoy nada convencido del plato que voy a hacer.

Voy un poco a la aventura.

-Sé que es la prueba de eliminación y me pueden mandar a casa,

y estoy super, meganerviosa.

-Con nervio, con tensión, pensando, concentrado,

a ver si escapamos de esta.

Me acuerdo que mi madre, que en gloria esté,

hacia un conejo al ajillo con su pimentón, su vinagre,

a mí particularmente me chiflaba como lo guisaba,

de verdad era espectacular.

En este concurso tienes las mismas posibilidades de irte

que de quedarte, desde el primer día hasta el último.

Un error y estás en la calle.

Hay una receta de Martín que a mí me gusta un montón,

que es, el bicho lo deshaces completamente,

metes en una fuente todo lo saladito con un ajo,

unas hojas de laurel, unas verduras o lo que sea,

con el huesecito haces un juguito y cubres de aceite suave,

y le das a hervir diez minutos y una horita de "blu, blu, blu".

50 minutos, como mucho 60,

es hacerlo rápido y dejarlo ahí.

Pimentón has cogido, ¿no? -No he cogido.

-Ni pimentón ni colorante, ¿no? -No.

-Ahí lo tengo.

¿Qué tal Vicky? Bien.

¿Qué haces?

Estoy haciendo un arroz con conejo y caracoles.

Te estoy viendo para arriba y para abajo, yendo a buscar ingredientes.

Porque quería hacer..., he ido con la idea del arroz,

pero me he olvidado del arroz.

No encontraba una cosa y me he liado,

menos mal que mis compañeros me han dejado todo lo que necesitaba.

Vamos a dejarte, a ver si templas los nervios

y a ver si lo haces bien, porque desde luego

ya tenéis que empezar a relajaros y a cocinar de verdad.

Queremos ver ese talento que tienes dentro.

-¿Tienes ajos?

-Toma una cebolla. -No, cebollitas tengo.

-Pues ajo no tengo, pídele que tiene...

Al ser arquitecto, al haber estudiado arquitectura,

ya sabes que los arquitectos se consideran dioses,

Daniel está por encima de los demás.

No voy a ser eliminado, vamos a por todas.

Empezaré por hacer un guiso tradicional

con las patas traseras,

luego quiero hacer con las patas delanteras una confitura

con aceite y un poquito de laurel.

Luego quiero hacer con las patas delanteras un..., perdón.

Si eres seguidor del programa y además un manitas en la cocina,

no esperes a que te lo cuenten, cómprate ya el libro de recetas

de la segunda temporada de MasterChef.

Aquí verás los trucos, recetas y consejos

para que cocines como un autentico profesional.

(Música)

Voy a hacer costillitas rebozadas y lomo relleno.

Son dos platos porque la técnica es distinta,

uno es rebozado y el otro es relleno,

pero los integraré, digamos, con la misma salsa.

Acabo de triturar unas avellanas y voy a rebozar las costillas

con estas avellanitas, con esta harina de avellana.

Y lo haré frito.

¿Qué tal, Emil? Muy bien.

Bueno, siempre justo de tiempo, pero creo que es un buen plato.

¿Lo habías hecho ya?

Sí, bueno, así exactamente no,

pero muy parecido con los ingredientes.

Una salsita, ¿no?

Sí, salsita que es básicamente como el desglasado que conozco yo.

¿Y qué vas a hacer con ello? Lo voy a marcar.

Marcar. Marcar y salsear.

Está currado, vamos a ver como está luego de sabor.

Vale. ¿Vale? Gracias.

Gracias.

Jorge. Hola, chef.

¿Qué vas hacer? Voy a hacer un guiso

de la pierna del conejo con una salsa de frutos secos,

mostaza y pasas. ¿Quedará bueno?

Esperemos que sí, chef.

¿Y el tema de utilizar dos partes del conejo?

Sí, estoy utilizando también las piernas delanteras.

Las espalditas. Las espalditas.

Están ahí. Sí, pero las he echado después.

Bueno, un guisito. Un guisito, sí.

Bueno... ¡suerte! Gracias.

¿Qué tal, Churra, cómo vamos? Tirando.

¿Tirando? ¿Dónde lo tiras? Donde puedo.

Bueno, esto huele bien, ¿no? Yo creo que huele rico.

En mi casa lo hago muchísimo mejor. ¿Por qué?

Porque estoy mucho más tranquila y aquí me pongo muy nerviosa.

Ah, claro, los nervios... Los nervios me pueden.

¿Qué le has echado?, ¿qué lleva esto?

Le eche cebollita, ajo, un poquito de cayena,

un poquito de pimentón, vino blanco,

un poquito de romero, y un poquito de pimienta blanca,

y sal. ¿Así de fácil?

Así de fácil.

-A ver cómo lo uno esto de aquí.

Miguel Ángel. Buenas, chef.

¿Eso no te habría sido más fácil en crudo?

Puede ser.

Eso en crudo genial. (SILBA)

Ves como se lía esto de fácil.

¿Qué quieres hacer antes de nada?

Voy a hacer un rollito con el lomito,

la patita del conejo...

¿Qué cocción le vas a dar a las patitas?

Poquito.

O sea, a partir de este marcado que has hecho, ¿qué más?

10 minutos.

¿Cómo, en horno? En el horno.

¿No te quedará...? Como mucho 5 o 6 minutos.

No, esto no es un solomillo de ternera, es un conejo.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

¿Alguien ha cogido miel?

-No, pero tengo ciruelas, ¿quieres? -Si te sobran.

Gracias, tío. -Nada, cógelas todas.

Gonzalo es un tío muy racional, muy locuaz,

nos llevamos muy bien.

¿Qué tal, Gonzalo? Hola, Samantha.

¿Qué tal? A ver, cuéntame un poquito qué has hecho.

Es un guiso clásico de conejo, he cogido los cuartos delanteros

y los cuartos traseros, el tomatito...

Cuidado con las hierbas, ¿eh?

Una cosa es que pongáis hierbas y aromaticéis,

y otra cosa es que sea esto... Sí, se me ha ido la mano, lo sé.

Tan fácil como... Las voy a retirar ahora.

Sí, porque nada más abrir, ya se nota.

Cuidado con el picante, pruébalo. Sí, está picante, me gusta picante.

A mí también, pero pruébalo.

Es que no sé si voy a poder seguir probando platos.

Por eso le he puesto chocolate para contrarrestar el dulzor.

Lo dejo en tus manos. Muchas gracias, chef.

Gracias por el consejo.

Hola, Pepe. ¿Qué tal, Daniel? ¿Cómo está usted?

Muy bien, chef. ¿Qué estás haciendo?

He confitado las patitas delanteras en aceite con unos boletus,

he hecho un guiso más tradicional al ajillo

con las patas traseras, una cocción más larga,

y ahora estoy marcando el lomo y la falda,

relleno con un champiñón, que quedará estupendo.

Bonito trabajo. Sí.

¿No te parece que está un poquito cruda la paletilla?

Es mi opinión desde aquí, veo que sangra un poquito...

¿Sí? Me parece a mí, a simple vista.

Daniel está confitando las paletillas,

pero las ha tenido poco tiempo o a poca temperatura,

entonces están sangrando, se veían que no estaban hechas.

A Miguel Ángel le he visto perdidito,

ha estado como 10 minutos atándole un hilo,

que como ese conejo no sea Houdini no se va a escapar en la vida.

Y le veo que ha puesto unos cherries por ahí,

le veo bastante perdido.

(Música)

Es que veo que no hay ninguno que haya hecho...

Por ejemplo, el que está haciendo arroz,

el que está haciendo un guiso,

que lo haya sacado y lo haya puesto estético.

La del arroz ha cortado los trozos como en casa,

sí tiene todos los trozos, pero seguro,

y me juego lo que queráis, que no nos lo presentarán

con ese arrocito y esa paletita, aquí, con un hígado,

¿sabes lo que te digo?

Que es lo que buscaríamos, ya como, avance.

Todavía les falta, están en ese plan casero.

Si quieres aprender a cocinar desde cero

o lo tuyo es la cocina profesional,

entre en la escuela de la masterchef.com.

Una escuela de cocina online con más de 160 cursos,

donde podrás aprender todo lo que necesites saber sobre cocina.

Tenemos a los cocineros más prestigiosos

y a algunos de nuestros MasterChef

que te ayudarán a potenciar toda tu creatividad.

Entra en la escuelamasterchef.com y prepárate para cocinar.

Aspirantes, en tres minutos tenéis que tenerlo todo terminado.

(Música)

Que me quemo.

(Música)

Venga, los últimos detalles.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco,

cuatro, tres, dos, uno...

¡Tiempo!

¡Manos arriba!

Aspirantes, el tiempo ha terminado

y vosotros habéis terminado vuestro trabajo.

Ahora le toca al jurado hacer el suyo,

catando y valorando los platos.

El primero que quieren catar es el de Celia.

Celia, por favor.

Celia, no te apetece nada comerte este plato cuando lo ves.

¿No? No.

La presentación es pésima,

es de menú de restaurante de carretera comarcal.

Tienes que hacer un esfuerzo, estamos en MasterChef.

Yo valoro el esfuerzo,

entiendo que te cuesta trabajar este tipo de productos,

y una cosa te diré, el caldito te ha quedado muy rico.

Si te cae un arroz ahí, no pasa nada.

Yo para evolucionar profesionalmente en la cocina,

estoy teniendo que evolucionar mucho como persona,

y tengo que cocinar lo que me pongan delante,

me guste más o me guste menos.

He hecho la paletilla de conejo y el lomo con la faldita.

Miguel Ángel, te digo, pruébalo a hacer en crudo.

Lo he probado luego a hacer en crudo.

¿Y dónde está?

Porque este es el cocinado.

Es que a la hora de presentarlo no sé cuál he cogido.

¿Ah, sí? He presentado los dos en el plato

y luego he sacado uno.

Hay que probar más.

Tú ves la escuela online de MasterChef en el capítulo

"Hago caso a lo que me dice el chef".

Hay que estar más centrado.

Estofado de la pierna y la paletilla,

con una salsa de pasas y mostaza,

acompañada de hongos y frutos secos.

¿Habías cocinado alguna vez conejo?

¿Sinceramente? Sí.

No.

No está mal, si dejas reducir un poco más el vino tinto ese,

lo agradezco, pero no está mal. Gracias, chef.

Milagrosa, ¿no habías hecho un guiso?

Sí.

¿Y dónde está el caldito?

Le he echado por encima un poco, pero...

Trae la sartén.

Muy bien.

Oye, me ha faltado lo mejor del plato,

que es esa salsita de ajo,

que a la carne está tan insipidita le va muy bien.

No quería guarrear el plato y por eso no le eché nada.

Se trata de hacer esto. Eso es.

(Música)

Está rico, buen guiso. Está agradable.

Gracias, chef.

Jorge, me encanta, es un osito amoroso.

Es un plato típico mallorquín que se llama arroz brut,

y lo quería hacer con conejo.

(Música)

¿Y cómo es ese plato mallorquín?

Es lo mismo que este plato, pero con carne de caza.

Y el arroz en su punto...

Sí, el arroz es que me he dado cuenta...

Me he enterado aquí ahora que era arroz bomba.

¿Y? Ya, no, es que pensaba

que era arroz normal,

y yo normalmente lo dejo 10 minutos, y es lo que he hecho.

Y para ser bomba, se supone que está duro, ¿no?

Está crudete.

Apunta maneras, parece ahí el gusto de casi todo,

de la seta, del caracol, del conejo quizá más rehogado,

pero no sé si quieres hacer un arroz seco o un arroz...

No, no, es caldoso. Es caldoso.

Completamente caldoso. Caldoso, caldoso.

Eso lo has conseguido.

Muchas gracias.

(MILAGROSA) Vente, cariño.

(Música)

Bueno, pues parece que el jurado no tiene nada que comentar.

(Música)

Vuelve con tus compañeros.

Mira, no soy nadie para juzgar la actitud de nadie,

pero a mí no me ha confundido.

Yo tengo claro que el resultado era interesante.

(Música)

¿Habías cocinado conejo alguna vez?

Sí, alguna vez, ¿Y por qué eso?

pero más con arroces y con cosas.

Que es lo que iba a hacer, pero luego me he liado.

No, no estoy contenta.

Pues entonces no seguimos, ¿no? No.

Está muy seco.

Gracias.

Mateo, trae tu plato, por favor.

Vamos, Mateo, venga.

(Música)

Jo, ya está.

(Música)

Oye, ¿a ti te preocupa irte?

Sí.

Mucho.

Tienes maneras, lo haces hasta medio bonito.

Te falta el resto. Sí, chef.

Mateo, era medio cumplido, ¿eh?

Ya, pero soy muy exigente conmigo mismo.

Marina, por favor.

Es conejo con cigalas, sobre una cama de cebolla,

que la he hecho con el juguito de hacer a la plancha

la cabeza de la cigala, vino de Málaga y uva pasa.

(Música)

¿Has dejado cebollas en el supermercado?

Sí, y se me ha quedado alguna cebollita francesa en mi sitio.

Qué pena. No he utilizado todas, pero...

Deberías haber echado más, para llegar al kilo.

Habrá tres cuartos.

Ese es un plato que no está a la altura de tu belleza,

de tu porte.

Hay un amasijo.

Si me tapas los ojos, no sé si era un plato

donde la protagonista era la cebolla,

era el conejo o era la cigala.

Te falta orden.

Gracias, chef.

¿Qué has querido hacer, Gonzalo?

Un homenaje a una amiga mía mexicana, que se llama Oliva.

Cuando como en su casa me hace una cochinita al chocolate.

He querido darle un aire con conejo,

a ver si me salía bien.

(Música)

A mí me ha parecido más un mole que un chocolate.

El problema es que has confundido las especias con las hierbas

y se te han caído las hierbas ahí.

Pero la idea no está mal, casi que te digo,

felicidades, mira.

Gracias, chef.

No tengo ni idea quién se va a ir hoy,

no tengo ni la más remota idea. Lo que tengo muy claro...

Por supuesto, yo no me voy a ir hoy.

Daniel, es tu turno.

(SUSPIRA)

He cocinado tres elaboraciones diferentes,

con diferentes tipos de cocción.

Las partes caseras de la pierna, guisado al ajillo.

Las patas delanteras las he cocinado confitadas,

y el lomo y la falda, la he cocinado marcándola

a la plancha con unas patatas hervidas con romero.

(Música)

Esto está vivo, bueno.

Pin, pin, pin, pin, pin.

Es que está crudo.

Se puede ir andando, ¿eh?

La alcachofa mal pelada, entera...

Tú fíjate que tiene todo lo de alrededor de la alcachofa...

Esto me lo pongo aquí, ¿eh?

Daniel, vengo de Raticulín.

Vengo de Raticulín, ah.

Por Dios, esto es de otro mundo.

Ha sido como una rebelión de mi cuerpo.

De los nervios que he tenido, me quería aguantar de llorar

y al final he explotado con una risa que no podía.

¿Qué te pasa, Vicky? (RÍE) Ay.

-Está muy nerviosa.

Pero es que no sé... ¿Lloras o ríes?

Ay, que no puedo.

Esa es la educación de las personas,

pues me hubiese gustado que se hubiese disculpado,

la verdad.

-Ay, pues es que... no puedo.

Ay, perdón.

Cuando estoy muy nerviosa, me dan ataques de risa.

Si a alguien le pasa algo malo, también me río.

Incluso me han dado en funerales también, ataques de risa.

¡Ay, que me meo!

Ay, es que no puedo.

A Daniel no le está haciendo mucha gracia el tema, ¿eh?

(DANIEL) La verdad es que lo voy a dejar estar.

No da lugar el marear la perdiz.

-Ay, que lo mismo es que uno llora, que ríe.

¿Podemos seguir, Vicky? Sí.

¿Sí? ¿Seguro?

Churra, por favor.

(Música)

¿Dónde está la salsa?

Se me consumió un poco. Bastante.

Sí. Churra, esperábamos un platazo.

Cuando tú puedes hacer una cosa de cocina donde te puedes lucir,

lúcete.

Me pone muy nerviosa lo de la cocina.

Así como en mi casa estoy tranquila y relajada,

aquí no soy capaz de cocinar bien.

Mira, nosotros hemos conseguido arreglar eso y muchas más cosas.

Y creo que tú tienes que sacar mucho más de ti

y tenemos que ver muchas más cosas buenas de ti en MasterChef.

Sí, chef.

(Música)

Lorena, ¿sabes lo que me falta?

Saborcito, caña...

lo que viene siendo rock and roll.

Venga, venga.

(Música)

Le falta sal.

Oye, tienes buena cocinera dentro, aprovéchalo.

Aprovecha el tiempo que tienes aquí.

Sí, sí.

Irán pasando las semanas y se irá demostrando

quién es buen cocinero y quién no es buen cocinero.

Cristóbal.

(Música)

¿Os apetece?

¿Esto es idea tuya?

Era de mi madre.

Ascuas.

Me ha faltado ella aquí al lado para que me hubiera dado...

dos galletas en la cara.

¿Tenía buena mano? Sí tenía.

Yo la he visto hacerlo y nunca lo había hecho.

El talento no se hereda, ¿eh?

Ya.

No hay por dónde meterlo mano.

Como el guiso de una madre,

por mucho que quiera uno imitarlo...

Ha sido un auténtico, pero un auténtico,

auténtico desastre de los desastres,

desastres, desastres.

Aspirantes, los jueces ya han probado vuestras creaciones

y ahora tienen que deliberar quién de vosotros 14

no podrá seguir cocinando en MasterChef.

(Música)

Muy bien.

(Música)

Van a dar un paso al frente:

Vicky, Mateo,

Gonzalo, Churra,

Milagrosa, Lorena y Jorge.

Vuestros platos siguen sin estar al nivel que nos gustaría,

pero al menos parece que vais por el buen camino.

De momento, seguís en MasterChef.

(TODOS) Gracias, chef.

(Música)

Quiero contener la euforia, porque hoy estás aquí

y mañana estás aquí.

O sea, MasterChef es durísimo.

Celia, Miguel Ángel, Cristina y Marina.

Estáis más verdes que un kiwi.

O sea, tenéis que apretar el doble que ellos

para poneros al nivel.

Os damos un cinco raspado.

Seguís en el programa.

(TODOS) Muchas gracias.

Voy a luchar hasta el final

y ojalá yo fuera la ganadora MasterChef.

Emil.

Sí, chef.

Tu plato tenía sentido de cocinero.

Y has hecho algo que sabes que nos gustaría comer,

estaba muy bien ejecutado.

Muchas gracias, chef.

Pero...

me preocupa la actitud.

Sigues con nosotros, sube, por favor.

(Aplausos)

Para mí la humildad es trabajo atención y dedicación.

Me he dedicado en cuerpo y alma y estoy atento todo el rato

a todo lo que dicen. Para mí eso es humildad.

(Música)

Cristóbal, creías que dominabas el plato o la cocina.

Nada más lejos de la realidad. Sí, chef.

Daniel, llevas cometiendo el mismo error

desde que entraste aquí, a MasterChef.

Siempre eres mucho más ambicioso de lo que puedes asumir.

Sí, chef.

Daniel, Cristóbal, vuestros platos son un auténtico despropósito.

Lo único que decanta esta balanza es una pequeña diferencia...

de una raya no, de un pelo.

Quien debe abandonar hoy MasterChef es...

Daniel.

Venga, sé fuerte, tío.

Ánimo. -Gracias.

(DANIEL) Estoy un poco chof, estoy un poco decepcionado.

Me hubiese gustado estar más tiempo, la verdad,

y seguir aprendiendo.

Creo que no tengo ocasión de dar todo lo que tengo dentro.

Daniel, lo siento mucho.

(Música)

Gracias por esta oportunidad.

Siento haberos decepcionado. Un placer.

¡Daniel, bravo!

¡Bravo!

(Música)

¿Cómo estás?

Pues fastidiado.

No me lo esperaba.

Pensaba que estaba trabajando bien, sobre todo en equipo

y le echaba muchas ganas e ilusión.

He tropezado dos veces con la misma piedra, a lo mejor...

¿Cuál ha sido esa piedra, a ver?

El arriesgar un poco más de la cuenta.

También es verdad que MasterChef es muy duro,

mucho más de lo que parece en casa,

es un no parar y es muy intenso.

Te he visto a ti en el programa como un poco apagado.

Me dijeron que tú eras un tío superdivertido.

Y digo: "¿Y dónde está el Daniel divertido, que no lo he visto?"

Lo soy, la verdad es que lo soy.

Pero cuando entro en la cocina intento concentrarme

y a lo mejor parezco un poco más serio de lo que soy.

Sé que tú eres una persona que vives en Róterdam,

que tienes un muy buen trabajo allí

y que de repente dejas todo para presentarte a MasterChef.

Sí, la verdad... Y has estado dos semanas.

Me hubiese gustado quedarme más, la verdad.

¿Volverás a Róterdam?

¿Te quedarás en España? ¿Qué harás?

Sí, seguiré con mi trabajo en Róterdam y seguiré...

Allí está tu mujer, ¿no? Sí, ella está esperándome allí.

Y por supuesto seguiré intentando mejorar e investigar cosas

en la gastronomía.

Quiero que te vayas con un buen sabor de boca

de tu paso por MasterChef, así que tengo dos buenas noticias:

Por un lado, nuestro patrocinador de electrodomésticos te regala

el set de pequeños electrodomésticos

con los que has cocinado aquí, en el programa.

Y por otro lado, nuestro supermercado patrocinador

te regala la compra del mes durante todo el año.

Muchas gracias, Eva. Daniel, muchísimas gracias.

Ha sido un placer tenerte aquí. Igualmente.

Ahora sí te tengo que pedir que, por favor, te quites el delantal,

porque tu paso por MasterChef ha terminado.

Por supuesto. Lo siento mucho.

Un placer, ¿eh? Igualmente.

¡Campeón!

(Música)

(DANIEL) Estar entre los 15 mejores cocineros amateur

que se presentan a este concurso tan prestigioso,

para mí es un logro.

Y estoy muy contento de lo que he hecho y...

Quizá me arrepienta un poco de haber arriesgado tanto,

pero también he venido aquí para arriesgar.

Si no hay riesgo, no hay gloria.

(Música)

El sueño de Daniel termina aquí.

Han sido dos semanas de duro trabajo,

que estoy segura que no va a olvidar jamás.

Ahí dentro, en las cocinas, la lucha por ser el mejor continúa.

Pero nuestros aspirantes tendrán que esforzarse más,

porque lo que les espera a continuación

no es nada comparable con lo que han visto hasta ahora.

Nosotros nos vamos,

pero volveremos la semana que viene.

Mientras, ya saben, pónganle sabor a la vida.

Esto es MasterChef,

y lleváis varias semanas jugando con fuego.

Me supera.

¡Mierda!

En la prueba de eliminación, tú directamente ya estabas

en el salón con Eva, sentado en el sofá.

Yo, de todos los que he probado,

el que más se acerca al profesional.

Estamos en tierra de conquistadores.

Hoy vais a tener que conquistar a nuestro jurado.

Ay, no sé si llegamos, ¿eh?

Que sí llegamos, Mateo.

Esto, que no se pase de cocción, porque hay sangre aquí, ¿eh?

A ver, los pasteles, los pasteles.

¡Se están quemando, tía!

Venga, venga, venga.

No mucho, no mucho.

Te lo estoy mandando.

Somos un equipo. -Me da igual.

Vamos a intentar que esto parezca como una cocina de verdad.

Con todo el amor que has puesto,

nosotros no estamos contentos con él.

Que quien debe abandonar MasterChef es...

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3

MasterChef 2 - Programa 3 - 30/04/14

30 abr 2014

Daniel ha colgado el delantal de MasterChef  tras cometer el mismo error una y otra vez: ser más ambicioso de lo que puede asumir. Intenta hacer grandes platos pero el resultado final es un despropósito, algo inacabado. 

"Me arrepiento de haber arriesgado tanto. Pero si no hay riesgo no hay gloria", admitió el valenciano. 

El jurado vuelve a darles un* toque de atención *por su actitud, desgana y falta de de humildad. "Habéis venido porque tenéis pasión por la cocina. Es hora de demostrarlo o coger la puerta", exclamó Jordi Cruz.  

Para hacer que reaccionen, los chefs decidieron que los 14 aspirantes se enfrentasen a la Prueba de eliminación

ver más sobre "MasterChef 2 - Programa 3 - 30/04/14" ver menos sobre "MasterChef 2 - Programa 3 - 30/04/14"

Los últimos 337 programas de MasterChef 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 15 - 23/07/14 Completo 3:07:37 100% 23 jul 2014
    Programa 15 - 23/07/14 23 jul 2014 Vuelve a ver la gran final de la segunda edición de MasterChef. Vicky y Mateo luchan por alzarse con el título que les acredita como cocinero profesional ante un jurado de excepción con Pepe Rodríguez, ...
  • Programa 14 - 16/07/14 Completo 2:11:37 100% 16 jul 2014
    Programa 14 - 16/07/14 16 jul 2014 La semifinal de MasterChef se presenta como uno de los programas más emocionantes. Por fin conoceremos el nombre de los dos aspirantes que se enfrentarán en el gran duelo final. Los otros dos ...
  • Programa 13 - 09/07/14 Completo 2:07:04 100% 09 jul 2014
    Programa 13 - 09/07/14 09 jul 2014 Estamos a un paso de la gran final de MasterChef y los cinco aspirantes se dejarán la piel en la cocina para conseguir una plaza. En este programa habrá varias sorpresas. La primera es Quique Dacosta, chef del re...
  • Programa 12 Completo 2:04:42 100% 02 jul 2014
    Programa 12 02 jul 2014 La historia, la tradición y el sabor son más protagonistas que nunca. Óscar Velasco, chef del restaurante Salceloni (Madrid) con dos estrellas Michelin, visita nuestras cocinas. Velasco trae un plato muy antiguo:...
  • Programa 11 Completo 2:08:19 100% 25 jun 2014
    Programa 11 25 jun 2014 Llega a MasterChef la repesca, el momento más esperado por los exaspirantes y por la audiencia. ¿Quién recuperará sus sueños?Además, visitan el plató Diego Guerrero y Dani García para explicar la importancia del ...
  • Programa 10 Completo 2:11:17 100% 18 jun 2014
    Programa 10 18 jun 2014 Las madres serán protagonistas de MasterChef esta semana. Los concursantes tendrán que cocinar un plato que les será familiar y para el que contarán con la inspiración de sus progenitoras. En juego esta...
  • Programa 9 Completo 2:12:02 100% 11 jun 2014
    Programa 9 11 jun 2014 Después de cocinar en un buque de la Armada Española, en un avión y a temperaturas bajo cero, los aspirantes se embarcan en un crucero que recorrerá el Mediterráneo, pero que no se equivoquen… ¡En MasterChe...
  • Programa 8 Completo 2:02:46 100% 04 jun 2014
    Programa 8 04 jun 2014 Crece la dificultad en ‘MasterChef’, que ha superado su ecuador. El jurado pondrá a prueba a los aspirantes haciéndoles cocinar un plato libre con el mismo ingrediente: el azafrán. Para conocer las pr...
  • Programa 7 Completo 1:58:26 100% 28 may 2014
    Programa 7 28 may 2014 Los aspirantes se enfrentan a una prueba de presión por parejas, relevándose en las cocinas cada seis minutos. Deberán dejar las diferencias a un lado y aprender a coordinarse y tomar decisiones conjuntas si quie...
  • Programa 6 Completo 2:05:26 100% 21 may 2014
    Programa 6 21 may 2014 Los aspirantes de MasterChef recibirán una sorpresa muy especial. Los más pequeños 'de cada casa' los visitarán en las cocinas para echarles una mano en la siguiente prueba. Se trata del postre preferid...
  • Programa 5 Completo 1:57:13 100% 14 may 2014
    Programa 5 14 may 2014 En la quinta entrega de MasterChef  los concursantes dan de comer a 35 actores y bailarines del musical de El Rey de León que se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Además los herm...
  • Programa 4 - 07/05/14 Completo 2:01:48 100% 07 may 2014
    Programa 4 - 07/05/14 07 may 2014 Churra no ha encontrado su sitio en las cocinas de MasterChef y ha sido la tercera eliminada del programa. La gallega ha sido incapaz de trabajar bajo presión, con tiempo límite y la presencia de los chefs, que a...
  • Programa 3 Completo 2:04:52 100% 30 abr 2014
    Programa 3 30 abr 2014 Daniel ha colgado el delantal de MasterChef  tras cometer el mismo error una y otra vez: ser más ambicioso de lo que puede asumir. Intenta hacer grandes platos pero el resultado final es un desprop...
  • Programa 2 - 23/04/14 Completo 2:13:04 100% 23 abr 2014
    Programa 2 - 23/04/14 23 abr 2014 MasterChef arranca más duro que nunca. Pocos aspirantes lograron superar el nivel de exigencia del programa y finalmente fue Lola la primera eliminada. "Mi problema es que me pueden los nervios y la presión", rec...
  • Programa 1 - 09/04/2014 Completo 2:03:06 100% 09 abr 2014
    Programa 1 - 09/04/2014 09 abr 2014 El jurado por fin eligió a los 15 mejores cocineros amateurs de España. Celia, Churra, Cristóbal, Cristina, Daniel, Emil, Gonzalo, Jorge, Lola, Lorena, Marina, Mateo, Miguel Ángel, Milagrosa y Vicky son los aspir...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos
Recomendaciones de usuarios