www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
2630473
Para todos los públicos  MasterChef 2 - Programa 11 - 25/06/14 - ver ahora
Transcripción completa

La cocina es un acto de amor hacia los demás.

Lo que encierra esa caja es precisamente eso, emoción.

Ay.

O espabilas, Gonzalo, o la próxima carta te la enviaré a tu casa.

Atentamente, el chef saladito.

(CRISTINA, MILA Y VICKY) (BRINDAN)

En MasterChef no queremos a ningún aspirante a disgustos.

Gonzalo, si te quieres marchar, puedes hacerlo en este momento.

Me marcho.

Eso es lo que os voy a pedir esta noche,

que no tengáis miedo.

Cuando yo te digo que eres pretenciosa,

no hablo de ti como persona, sino de tu cocina.

Vamos, rubia.

(Aplausos)

(Sintonía "MasterChef")

El próximo MasterChef tendrá que aprender a arriesgar

y sobre todo, sorprender.

Busco un cocinero sin miedo a experimentar

y encuentre en la cocina su propio lenguaje.

Este año, MasterChef llega con nuevos retos.

No quiero simples aficionados.

Quiero auténticos amantes de la cocina.

(Música)

Buenas noches y bienvenidos a MasterChef.

La cocina es un arte milenario

que intenta transmitir toda nuestra creatividad

a través de los platos.

Y eso es lo que hacen semana a semana nuestros aspirantes,

mostrar su talento en la cocina

para convertirse en el próximo MasterChef.

Solo quedáis cinco aspirantes luchando por llegar a la final.

La semana pasada, uno de vuestros compañeros

decidió colgar el delantal de manera voluntaria.

Cuántos aspirantes acabarán hoy el programa

es un misterio que iremos resolviendo poco a poco.

Uy, uy, uy.

Aspirantes, esta noche tenéis tres nuevos retos,

tres nuevas oportunidades para brillar.

Y para motivaros como es debido,

os traigo este bonito ramillete de delantal.

En este primer reto, solo habrá un mejor plato

y ese aspirante se llevará puesto el único delantal blanco.

Los otros cuatro irán directos a la eliminación.

(CRISTINA) Ya te cuelgan el negro y tienes la espada de Damocles aquí.

Cristina, ¿cuál es tu color favorito?

El blanco.

-Mi color favorito siempre ha sido el negro,

pero esta vez estoy dispuesto a cambiar.

Actitud.

El negro hace más delgada, pero prefiero estar más gordita.

Mateo, ¿cuál es tu color favorito?

El... azul, el azul claro.

Vicky. Verde esperanza, siempre.

Aspirantes, abrid vuestra mente porque empieza el Reto creativo.

Vaya, vaya.

(Música)

Aspirantes, desde que llegasteis a estas cocinas,

hemos hablado de sabor, de texturas,

hasta de las moléculas chaperoninas de Jorge;

pero hoy vamos a hablar de algo diferente:

el color.

El color.

Vuestros platos van a tener un color particular

y nosotros lo vamos a catar como si tuviéramos los ojos vendados.

No vamos a saber de quién es cada plato.

Vamos, lo que viene siendo una cata a ciegas,

como la que le hicimos a la famosa Almudena de Neguri

o a Emil y Mateo en el último castin.

Pues así.

Y claro, para que alguien cuide de vosotros durante el cocinado,

os hemos traído a dos grandes sustitutos,

dos chefs que en su carrera

han acumulado cuatro Estrellas Michelin,

dos cada uno.

Dani García y Diego Guerrero.

Olé.

(EMIL) A Dani García ya lo conocía, por suerte, de la MasterClass,

que nos dejó completamente alucinados

con su paladar y con su imaginación

y en cómo es capaz de engranar historias

y transformarlas en un plato, ¿no?

Dani, Diego, bienvenidos a MasterChef.

Un placer teneros aquí.

Yo sé que es la segunda vez que venís a MasterChef,

alguno la tercera, que estuvo ya en MasterChef Junior,

como es el caso de Dani.

Sé que estrenáis restaurante los dos.

Acabas de abrir hace bien poquito, ¿no es así? En Marbella.

Sí, bueno, ya llevo un tiempo

y la verdad, muy contento con la nueva ubicación y superfeliz.

Y se llama...

Se llama Dani García. Dani García.

No podía ser de otra manera. No podía.

Y, Diego, a punto ya casi, ¿no? Estamos a las puertas

de abrir nuevo sitio. A punto de quitar la tapa

y que empiece a hervir esto.

¿Nos adelantas el nombre? ¿Cómo se llama o...?

Sí, un honor decirlo con todos vosotros.

Se llamará "Stage", porque será como un escenario,

un escenario donde la cocina estará implantada dentro del comedor.

Como MasterChef, que lo vean todo desde dentro,

que no vean que hay truco, sino que hay cocina.

(CRISTINA) Como soy de Madrid, iré a su restaurante a probarlo.

A la hora de degustar un plato, todos los sentidos son importantes.

Lo primero que entra por los ojos es la estética, el color del plato.

¿Vosotros pensáis que el color también es importante?

El color y toda la parte, digamos visual, estética;

lo primero que el cliente recibe y al comensal le entra por los ojos.

La parte visual es muy importante, yo creo.

desde luego, aquí exigimos que el plato esté perfecto,

y para que esté perfecto,

el color es importante. Fundamental.

En esta primera prueba,

se trata de utilizar alimentos de un color determinado,

de transmitir las mismas sensaciones

que nos transmitiría ese color.

En el supermercado tenéis pescados, carnes y verduras

del mismo color: el rojo.

Creo que pongáis toda vuestra creatividad a trabajar.

Podéis mezclar los ingredientes como queráis,

pero el plato visualmente tiene que tener un color rojo.

(EMIL) Tres sabores rápidamente me vienen a la cabeza.

Uno es el sabor frutal, un poco ácido,

otro sabor que me viene es el picante

y otro sabor es la hemoglobina,

la sangre, la tierra.

Tenéis 90 minutos

para sacarle los colores a vuestro plato.

Ya sabéis que nosotros en este reto nos vamos,

porque haremos la cata a ciegas.

Los tres minutos para entrar en el supermercado comienzan en tres,

dos, uno... ¡Ya!

(Música)

Empezaba a echar género ahí a saco.

-Tienen gamba roja, cangrejo, carabinero...

Tienen 1.000 millones de posibilidades.

-Mierda, ¿por dónde se coge?

Aspirantes, usad el supermercado de manera responsable

y aprovechad al máximo los ingredientes seleccionados.

Ya sabéis que nuestro supermercado patrocinador

se encarga de donar el excedente a comedores sociales.

¿Qué más puedo coger? -Eh...

¿Veis cuánta pasión?

Hay 1.000 posibilidades.

-Muchas posibilidades, sí. -Mucho género.

Aspirantes, último minuto.

¿Último minuto?

Creí que no había pasado el tiempo. -A ver, ¿qué más cojo?

-Lo difícil es hacer solo un plato. Dan ganas de hacer muchos.

Cinco, cuatro,

tres, dos,

uno... ¡A las cocinas!

(Música)

Los aspirantes cocinan un nuevo plato para nuestro jurado.

Esta receta, las pruebas de cada semana

y los vídeos que más te gustan los puedes ver y compartir

gracias a la aplicación para móviles y tabletas de MasterChef.

Además de todo ese contenido, también encontrarás retos y juegos

para ganar hasta 10.000 euros.

Si quieres más información, entra en la web de rtve.es.

(DIEGO) Qué productos, vaya despensa, ¿no?

(DANI) Es para hacer un menú. -Dan ganas de hacer uno entero.

¿Tú por dónde empezarías?

-Creo que me apetece mucho, así, algo fresquito, ¿no?

Y muy apasionado.

Probablemente, pillaría los carabineros,

haría una leche de tigre,

pero con sandía para hacerla roja. -Qué bueno.

-La metería en licuado, o sea, el zumo de la sandía,

y además un trozo para...

-Yo creo que el cebiche y la sandía es de esos productos acuosos,

que tienen que estar bien en textura y en sabor.

(CRISTINA) Quiero hacer un aguachile y un ceviche de gambas rojas.

Gamba roja, cebolla roja, o sea...

Vamos a ver si queda todo un poco rojo.

-Yo hacía un cebiche, precisamente con carabinero.

Cogía el cuscús y lo impregnaba con un licuado de espinacas.

-¿Y se quedaba verde? -Verde.

Era un poco para... -También puedes licuar remolacha.

-Con remolacha o lo que sea,

pero que pueden aprovechar a teñir diferentes cosas también.

(Música)

(EMIL) El color era algo muy importante.

Combinar los colores es la base para poder tener...

algo que sea atractivo visualmente.

Para colorante estoy utilizando el zumo de remolacha,

que es superrojo.

Mira, os voy a hacer un plato de curry rojo con gambas rojas

y... pues me lo estoy un poco inventando.

(DANI) Emil...

El curry rojo me ha enamorado. -Sí.

Pero tiene riesgo también, porque si te pasas...

-Al final, también con la gamba, algo tan sumamente delicado...

Pero bueno, ahí se ve el talento y la delicadeza

y el tacto del cocinero, ¿no?

-La salsa base lleva cebolla roja

y luego lleva cúrcuma, comino,

cilantro, lima,

nuez moscada, clavo... ah, y pimienta.

Y guindilla roja, por supuesto.

(Música)

-El Reto creativo de hoy es un poco... chungo.

Todavía no sé ni lo que voy a hacer. He cogido unas cuantas cosas...

Estoy hecha un lío.

Quiero hacer mucho y no sé si podré hacer todo,

pero lo voy a intentar.

En el súper no sabía qué coger y he tirado por el pescado.

Pescado, carne, pescado, carne... Y digo: "Venga, pescado".

He preferido arriesgarme con el pescado y a ver qué sale.

Ay, pobrecito.

-Quiero el delantal blanco ante todo.

Ante todo, el blanco, para mancharme y que se vea que estoy cocinando.

Voy a hacer un atún con pajas de pimiento

y gambas rojas.

Y lo voy a acompañar con una ensalada de granada con col.

(DANI) A Milagrosa la veo un poco...

(DIEGO) Tiene una pinta un poco más clásica.

-Tengo dudas, porque el atún, el carabinero, pimiento rojo...

-Hay un batiburrillo ahí... -Un batiburrillo de sabores potentes

que como no se ande bien, eso puede dar problemas.

-Vicky, ¿me puedes prestar un poco de vino?

-Sí, cógelo.

Aspirantes, habéis consumido los primeros 30 minutos.

Tenéis aún por delante 60 minutos

para hacer un plato rojo y lleno de pasión.

¿Oído? (TODOS) Oído.

(Música)

-¿Qué tal, Mateo? -Hola, buenas.

-¿Cómo estás? -Bien.

He decidido hacer un marmitaco.

-¿Marmitaco de...? -De...

-De atún, ¿no? -Sí.

Lo he marinado con lima, limón y eneldo

-¿Marinado en lima para planchearlo? -Sí.

No sé. -Yo...

Sí, sí. Es que... no sé.

Creo que es darle un toque fresco al guiso tradicional,

pero... a ver qué tal.

-Cuenta que lo bueno de tener 90 minutos es poder replantear cosas,

por si acaso... -Sí, sí.

-Tampoco... -Con pies de plomo.

-Eso es. -Dale, dale una vuelta.

-Ajá.

Vale.

Los jueces me han dicho que me replantee el plato

porque lo deben de ver sencillo para...

para lo que nos piden, a lo mejor.

Ahora ya es un poco difícil, seamos sinceros.

Entonces, lo que voy a intentar es pensar todo lo que pueda

en el tiempo que tengo

e intentar darle la vuelta que me piden.

(Música)

-Hola. -Hola.

-¿Qué tal? -¿Qué tal?

-Bien. -Ni me miras, ¿eh?

Estás concentrada. -Es verdad.

Aquí estoy liada,

que todavía estoy ahí, pensando a ver qué hago, qué no.

Has optado por los cangrejos, ¿eh? -Sí.

-Voy a hacer una crema de cangrejo,

luego, una crema, que he puesto aquí remolacha, patat...

de esto, que no sé qué es...

-¿Por el tono rojo que has visto? -Sí.

Mi idea es hacer "carroch", bueno, cabracho que le dicen aquí.

Primero que quiero poner la crema más roja que salga,

primero la más roja.

Abajo... No, la menos roja abajo.

El cabracho lo voy a marcar y la más roja, arriba.

Y luego, quiero ponerle unos tomatitos cherry por al lado,

de guarnición, como si fuera una ensalada, pero...

-Hala, venga, venga.

No sé si lo tienes claro o no lo tienes nada claro.

-Yo lo voy a hacer. Luego, si gusta o no gusta...

es otra cosa. -Dale caña.

(Música)

(DIEGO) No sé qué te parece a ti.

Veo algunos planteamientos curiosos,

pero... pero no sé, tengo mis dudas de que...

Yo creo que pueden hacer algo más en general.

Yo creo que hay que sacarle más chicha.

¿Qué te parece? Para un día que venimos por aquí,

y aprovechando que no está el jurado,

¿por qué no enredamos y les damos libertad para que vayan al súper,

por si alguno quiere rematar algo más o...?

-Me parece una idea genial

y además me parece que alguno lo va a necesitar.

Aspirantes, Diego ha tenido una gran idea

y ya que no está aquí el jurado,

hemos decidido que tengáis la oportunidad

de volver a replantear un poquito, entrar al supermercado,

y en algunos casos, le deis otra vida al plato.

-Buah, ahora nos confundimos más todavía.

-Quien crea que es demasiado sencillo, claro.

Quien crea que tiene el plato hecho, no hace falta que entre.

-Pues vamos allá.

Pero a estas horas ya, ¿qué? -Eh...

-¿Qué podemos hacer?

(CRISTINA) El rojo lo asocio con México.

Me he quedado como: "¡Pum! Aguachile o cebiche de gambones"

y no podía salir de ahí.

Me he quedado como: "Ay".

(Música)

(DANI) Vicky y Milagrosa deberían haber entrado.

-Entre las dos... -Totalmente.

(Música)

-Un atún.

(Música)

Aspirantes, quedan 30 minutos.

(Música)

Ahora, con el atún...

Lo hago a la plancha.

-Te veo un poco perdida. -Me he quedado totalmente bloqueada.

Y eso está delicioso, pero ya me ha fallado.

-Pero 90 minutos... -Ya, lo sé.

Lo sé, pero ya me he quedado ahí.

-De ahí te puedes trabajar una guarnición,

una entrada, un postre... De todo. -Ya, pero...

-Plantéatelo rápido. Otra cosa.

El tiempo es oro en la cocina. Que no te sobre tiempo.

(CRISTINA) Chico, que me ha dado por ahí,

que estaba yo con mi bloqueo

y mi cebiche y el rojo y dale que te pego.

(Música)

-¿Cómo lo llevas? -Bueno.

Le he intentado dar una vuelta al plato, como me habéis aconsejado,

y, bueno, no he conseguido...

digamos, girarlo del todo.

Entonces, lo que voy a intentar

es darle también un poco más de color con una gamba roja,

eh... y bueno, luego también, un aceite de...

de... de pimientos dulces.

-Toma eso.

-Sabe a lima.

-¿Y qué es? -Atún.

-Sí, vale.

(Música)

-He eliminado el marinado del pescado

y lo he puesto al natural a la plancha, con sal y ya está.

Aspirantes, acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

(Música)

(MILA) Me lo he currado de la...

Lo he puesto primero a asar.

Luego lo he cortado,

lo he vuelto a poner a la plancha eh... salpimentado.

Lo he enfajado.

Y anda que no estaba chulo.

-Milagrosa está ahí con su tirita de pimiento.

Lo va a enrollar -Pimiento rojo y caramelo, buf.

-Una cosa rara. -Es dinamita para los pollos.

(Música)

-Estaba totalmente bloqueada.

He entrado hasta tres veces en el súper.

-Cristina, al final mal, hay que replantear...

Se ha bloqueado ahí, a hacer otro plato.

(CRISTINA) He hecho una ensalada de frutos rojos.

Y listo y no había ni azúcar.

Pero está bueno.

(Música)

-Voy a ir al límite del picante, porque ¿qué quiere decir "pasión"?

(Música)

-Oh, qué buena.

-Aspirantes, últimos dos minutos.

(TODOS) Sí, chef.

-Algunos se han torcido, otros se han enderezado.

Ha habido alguno que lo tiene claro desde el minuto uno.

(Música)

Cinco, cuatro,

tres, dos,

¡manos arriba!

-Se ha saltado el uno. (RÍE)

-Me ha faltado el uno.

(RÍEN) -Como vais sobrados de tiempo

no pasa nada.

-A lo mejor es un poco sencillo, pero igual es...

delicioso.

La sencillez no está reñida con que esté de muerte.

Si quieres sorprender a tu familia

o invitar a tus amigos y dejarlos con la boca abierta,

este es tu libro, el nuevo libro de recetas

de la segunda temporada de MasterChef.

Carnes, pescados, pasteles y todo tipo de trucos

para que tú también te sientas como un master chef.

Aspirantes, os recuerdo que la cata de hoy es ciega.

Ahora os voy a ir nombrando de uno en uno

e iréis dejando vuestro plato en esta mesa.

Cristina, tú eres la primera, por favor.

(Música)

Vicky, por favor.

Milagrosa, tu turno.

(EMIL) Vi el plato de Milagrosa y pensé: "Buf, menudo...

desparrame, que igual está bueno, ¿sabes?

Y por último, Emil, por favor.

(EMIL) Yo, personalmente, que muevo conceptos creativos,

pienso que mi plato era, creativamente, algo

serio, algo concreto, algo claro, un mensaje.

Aspirantes, ha llegado el momento de la cata a ciegas.

Que entre el jurado.

Oh, qué vista desde aquí, ¿no? (RÍE)

Diego, cuando quieras, puedes llevar el primer plato

al jurado para que lo cate.

(Música)

Es un atún a la plancha con gambas. Un atunazo.

En aguachile y frutos rojos.

Que lo disfruten. Gracias, señor.

Un placer.

Sí, porque no hay... ¿Es un tartar?

¿Las ha aplastado con la mano?

¿Se le han caído? Una cosa por aquí, otra por allá.

Bueno, Samantha, haz los honores. Tú, la primera.

Hala.

Esto es... ¿para acompañarlo?

¿Va al lado o son frutos rojos de postre?

Creo que le ha sobrado tiempo.

El atún, al menos, está poco hecho.

90 minutos para esto.

Vaya, ¿ves? Ya empezamos.

Es un plato que no te llama la atención, la verdad.

El atún no tiene nada de aliño ni de salsa.

90 minutos.

¿Se han ido a pescarlo o estaba en el supermercado?

Con 90 minutos había para currárselo un poquito más.

El tiempo que le ha sobrado para hacer eso

debía invertirlo en mejorar esto.

El delantal negro, para la menda.

y llevarlo con orgullo, sienta fenomenal el negro.

Bueno, qué servicio tenemos.

Chef. Buenas noches, señor.

Qué maravilla, no estamos acostumbrados.

Un cabracho sobre fondo de cangrejo,

crema de remolacha y tomates sorpresa.

Yo no sé... Sí, joder.

Sí que sé, me imagino.

(Música)

Aquí veo algo más.

Ay, ay, ay, ay...

Tomates sorpresa.

Bueno, está gracioso el tomate. Hay un...

Están ricos. Rellenito fresco. Sí, está bien.

Entre este plato y el primero hay diferencia.

Un abismo. Más trabajo, pensamiento.

Más acabado, más técnica. Es un buen plato, pero le falta...

una condimentación un poquito más divertida.

Sí. Vinagre le habría ido genial.

Muy bien, don Diego.

Gambas con curri de frutos rojos.

Que aproveche. Gracias.

Gambas al curri. Curri de frutos rojos.

El tema del vino no lo controla usted.

No, pero ahora mismo traigo la carta de vinos.

No sé decir de cuál es cada uno.

Este me tiene despistado. El esquema roto.

(EMIL) Pensaba que sabían que era el mío.

Conseguir unir el sabor de los frutos rojos

con el curri picante,

el caldo de cabezas de gamba

y la remolacha

no es fácil, os lo prometo.

A ver, para empezar, el plato... ¿No había platos hondos o qué?

Tiene un problema con el tema de la presentación que no entiendo bien.

No sé si estará bueno o malo,

pero curri de frutos rojos no lo había escuchado nunca.

Ahora hace falta que esté bueno.

Me tienes en ascuas.

Este sí que pica.

Tómate un vasito de agua.

Ay, vamos a verlo.

Joé.

Han aprovechado que era a ciegas para ponernos...

bien. Ya me enteraré.

(CRISTINA) En casa hemos probado platos de Emil.

Las sopas chinas que hace, superdiuréticas están fenomenal.

Nos pasamos la noche yendo al baño todas corriendo.

Y... bueno, hay otras cosas que no nos gustan mucho.

Y muchísimo picante todo el rato.

O sea, es un plato jorobado, es un plato difícil,

pero me gusta la idea, coño.

(Música)

(RÍE)

Este dice: "Yo me pondré el delantal negro,

pero a ti te picará el alma". (RÍEN)

Está bien, porque el equilibrio entre el sabor del curri

y el punto a frutos rojos no está mal, lo que pasa es...

pica; un curri debe picar, pero ha puesto para aburrir.

Te lo comes todo y vas a la UCI.

Atún con faja de pimiento rojo,

ensalada de lombarda, granada y carabinero.

¿Te importaría desarrollarnos lo de la faja, por favor?

Yo tampoco lo he entendido, pero...

Faja es... eh... Tampoco es tan complicado, ¿eh?

Faja... La que tú llevas siempre.

Yo estoy muy confundida. Yo nada.

Voy a hacer una lista. También es posible

que sea la única que utilice faja.

(RÍEN)

(MILA) No necesito faja.

Tengo tipo Danone con tropezones.

La faja le vendría bien a él, que tiene un barrigón...

que vaya tela.

Bueno.

Buf.

Pasado no.

Manipulación de elementos mal manipulados y mal tratados.

Se lo han cargado, vamos.

Un crimen en toda regla.

(Música)

Un "colás".

Creo que el del atún con faja se ha calentado.

De más. Imagino que es una persona

a la que la cocina tradicional se le da bien,

pero que la más moderna se le escapa.

Combinaciones graciosas he visto. Pimiento, granada, no sé qué.

Marmitako de atún. Qué atrevimiento.

Sí.

Pero está bien el punto de rojo que le ha puesto.

Sutil. Sí, el marmitako sabe lo que es.

Gracias. Con un vasco aquí delante.

De nada. (RÍE)

No sabe a nada.

Le falta sabor.

Ay, es una pena, se queda a medio camino.

Es un quiero y no puedo. No está acabado del todo.

No.

La idea es buena, le falta un poco de experiencia,

pero la idea es buena.

Eh... Quien lo ha hecho tiene ciertas maneras.

(MATEO) Lo de "tiene maneras pero le falta"

me lo llevan diciendo desde el programa uno.

Me agobio, porque...

veo que lo intento, que estudio,

que pruebo cosas,

pero luego no fructifica.

Pepe, Samantha, Jordi.

No es por nada, pero aquí los dos chefs,

Dani y Diego, os han desobedecido durante la cocción, ¿eh?

¿Y eso? Se han chivado.

Allá os las aviéis.

Dejamos el chiringuito en buenas manos

y esto es una romería, ¿o cómo? Para un día que venimos

había que liarla un poco, porque si no, no nos ibais a dejar hacer nada.

Os entró un calentón. Tú decías que eran chefs serios.

Lo son, lo son. Decía al principio.

Bueno, de vez en cuando.

No sé si los hemos ayudado más o menos, al final.

A alguno lo hemos metido en un lío, más que otra cosa.

La intención era buena. ¿Más tranquilos vosotros con ellos

que con nosotros? (TODOS) Sí.

¿Lo preferís? Oye, nos quedamos sin trabajo.

Dani, Diego, esta es vuestra casa. Podéis volver cuando queráis.

Gracias. Gracias por haber venido

a MasterChef de nuevo y suerte con vuestros proyectos.

(AMBOS) Muchas gracias.

-Gracias. -Bueno, amigos, un placer.

Gracias.

Volved pronto, ¿eh?

Gracias.

Gracias por venir. Chao.

-Adiós. -Adiós, chicos.

(MATEO) He estado muy a gusto con Diego y Dani,

pero nuestros jueces son nuestros jueces

y a pesar de la caña que nos dan ellos nos deben juzgar.

Bueno, aspirantes, el primer plato

del que os queremos hablar

es el taco de atún con las gambas en cebiche de frutos rojos.

Yo sé quién lo ha hecho.

Lo has hecho tú, Cristina, primero porque sé que te encanta

el cebiche y has intentado hacer un gran plato.

Este era aguachile, no cebiche. ¿Aguachile o aguachirri?

Aguachile. Era un aguachirri.

Está potente y no quería mataros. Está potente, pero te ha faltado

incorporarlo como es debido. Sí.

Una cosa tenemos clara. 90 minutos para hacer un gran plato

y ha resultado un plato sin sentido que lo único que merece

es esto.

Por favor, todo tuyo.

(Música)

Sienta muy bien.

El marmitako de atún nos ha parecido buena idea,

cuando lo hemos visto llegar y creo que a la salsa le ha faltado

sabor,

potencia, poderío y madurez.

Diciendo esto me imagino

que el plato era de Mateo.

Sí.

Tengo un regalito para ti.

Lo siento. Nada.

Pero queremos más, Mateo. Lo sé. Gracias.

Bueno, el siguiente plato que nos toca valorar

es el...

No me ha quedado clara la vestimenta, era...

un atún en... Con faja

de pimiento. Con faja.

Creo que... ¿No sabes qué es una faja, Pepe?

Sí. Creo que tienes un problema con la vestimenta.

Sí, seguro. Hace mucho tiempo, en España,

cuando metías un pescado, una carne, lo albardabas en una...

no sé, en una berza, se decía "en camisa de".

Una camisa de berza.

Entiendo que a lo mejor, Milagrosa, estás en una edad

como Samantha ya... Muy avanzada.

En la que la faja, pues... Sí, viene bien.

Es una prenda un poco más llevadera, ¿no?

Están de moda las fajas. Que la camisa.

¿No? Pues sí.

Por eso la has llamado así. Sí.

Te cambio la faja por el delantal. Venga, dámelo.

¿Te parece? Siempre no me tocará el blanco.

(RÍE)

Póntelo, qué bien te queda. A ver, me pongo una faja.

Cíñetelo para que no se caiga. Eso es.

¿Has visto qué delgada me hace?

(RÍE)

(MILA) La fuerza no la voy a perder, ni la ilusión,

hasta que no esté montada en el AVE caminito de Jerez.

Está claro que quedan solo dos platos, ¿no es así, jurado?

Que son los dos mejores.

Aunque solamente uno va a ser el que se lleve el delantal blanco.

Vamos a hablar primero del curri.

Andamos despistados, ¿no?, quién podría ser.

Algo me decía que era de Emil.

El plato nos ha parecido interesante.

Conceptualmente, muy interesante. Gracias, chef.

Quitando el kilo y cuarto de guindilla que llevaría tu curri,

que todavía tengo la lengua muerta.

(EMIL) De picante nada.

Son demasiado suaves.

No pica nada.

Y hay otro plato que también ha estado

a esa altura, el plato del cabracho.

Es un plato más barroco, pero está muy bien acabado.

Un plato que, si se pule

y se piensa, hubiese sido un platazo, seguro.

Gracias. Tengo que aprender más y practicar más

y si me esfuerzo más, puedo llegar.

Vicky, Emil, los platos están parejos,

cada uno en dos estilos totalmente diferentes,

pero... creemos que el merecedor...

es...

(Música)

Vicky.

(Música)

Gracias.

Gracias. Gracias.

Mi apuesta por arriesgar ha tenido su recompensa.

y, bueno, creo que voy a intentar seguir arriesgando

porque la cocina de casa se ha quedado un poco atrás.

Me tengo que dejar de tonterías y debo tirarme a la piscina.

Vicky, enhorabuena, porque no solo te llevas la satisfacción

de haber sido el mejor plato,

sino que te llevas el único delantal blanco de este reto.

Gracias.

(EMIL) A Vicky la felicito por haber sacado el primer puesto.

Personalmente, a mí me parece que conceptualmente

ni era rojo ni expresaba el rojo.

Era un mejunje de cosas bien cocinadas

y que saben bien.

Emil, Mateo, Milagrosa, Cristina,

los cuatro estaréis en la prueba de eliminación.

Antes de que llegue ese momento, todavía nos queda una prueba

que nos traslada directamente a la Edad media.

(CRISTINA TARAREA)

(Música)

A tan solo 35 kilómetros de Segovia se encuentra Pedraza.

Ubicada en lo alto de una colina y completamente amurallada,

es una de las villas medievales mejor conservadas de España.

Declarada conjunto monumental desde 1951.

Sus calles empedradas se llenan de luces

en la famosa Noche de las Velas,

que tiene lugar cada año por estas fechas

y que culmina en la plaza mayor

con el espectacular concierto de las velas.

(Música)

Aspirantes, bienvenidos.

Como veis, nos encontramos frente al castillo de Pedraza,

fortaleza del siglo XIII

y uno de los símbolos más destacados

de esta solemne ciudad segoviana.

Hasta ahora la competición ha sido un camino de rosas,

pero atención, porque eso se ha acabado.

Vaya. Hoy, la mecánica del concurso

será distinta. No habrá prueba por equipos,

sino que se trabajará individualmente.

Pero no seréis vosotros quienes lo hagáis.

Vaya. -Ya estamos.

En esta prueba, los que cocinarán serán otros,

los rivales más duros a los que jamás podríais enfrentaros.

(Música)

Mira qué serios, qué caritas. (RÍEN)

-Pero ¿qué pasa? -Hola, chicos.

-¿Qué pasa? -¡Hola!

-Guapa. -Eh.

Dani, hola. -Qué alegría.

-¿Qué pasa aquí? -Huy, qué serios.

-Qué serios. -Ay, qué serios.

(VICKY) Me he quedado sorprendida de ver a mis compañeros.

Muy contenta, sobre todo de ver a Lorena,

era la que más me apetecía ver.

Ex aspirantes, bienvenidos de nuevo a la competición.

Hola. -Gracias.

Churra, te veo muy guapa. Hola. Muchísimas gracias.

Cristóbal, crack.

¿Nos has echado de menos?

He echado en falta a los auténticos cracks, de verdad.

Muchísimo, muchísimo. Me fui con mal sabor de boca

y quiero demostrar que sirvo para esto.

Tengo muchas ganas de volver a entrar, muchas, muchas.

Si estáis aquí,

es porque este jurado cree en las segundas oportunidades.

Pero las oportunidades no se dan, se ganan.

Voy a dar todo de mí, vamos, Lorena a tope.

Pelearéis no por una plaza en MasterChef,

sino por dos. Hostia.

-¡Vamos, vamos!

Y esto es así, porque Gonzalo

abandonó el concurso en el programa anterior,

dejando vacante su plaza.

(VICKY) Ahora entran dos más y dices: "No".

O sea, otra vez tienes que ponerte a... subir escalones.

(EMIL) Es lo mismo.

Al final, para ganar el programa, tienes que eliminar a 14.

Pues ya está, que vayan pasando.

Esos dos que logren vencer en cocinas

después de una lucha encarnizada

ganarán esto.

(Música)

(MATEO) Yo he pasado más que muchos.

Me he ganado estar aquí, en el puesto que estoy.

Entonces, lo veo un poco injusto.

Lo que significa el regreso a las cocinas de MasterChef.

como aspirantes de pleno derecho en las mismas condiciones

que el resto de compañeros.

(JORGE) Me parece bien, porque estoy en la parte de fuera

y lo veo fenomenal, pero entendería que estuvieran fastidiados

los que tienen delantal negro.

Vamos a pediros que cocinéis

lo primero que debe conocer un buen chef.

La tradición.

Dulces caseros,

cargados de cultura y sabor.

(JORGE) No puede haber otra cosa, o sea, que postres.

Joder, ¿por qué me hacen esto? O sea...

Estando en Pedraza, que es tierra de cordero y cochinillo...

Eh... Mi tierra.

Magdalenas franciscanas.

Polvorones de las clarisas.

Pestiños.

Huesos de santo.

Rosquillas de anís.

Trufas de chocolate.

Hojaldrinas.

Torrijas.

Y empiñonados.

Nueve elaboraciones tradicionales realizadas por religiosas

y que hoy tendréis que reproducir a la perfección.

Porque MasterChef quiere hacer un sentido homenaje

a todas aquellas religiosas que desde siempre han dedicado su vida

a la elaboración de dulces artesanales

y a las amas de casa, que son las únicas,

que se atreven a intentar reproducirlos.

En definitiva, 80 comensales que conocen

el secreto del amor por las cosas bien hechas.

(CRISTÓBAL) Buf, 80 comensales,

Bueno, a darle a las manos y a currar como los bestias,

lo que he hecho siempre, pero quiero entrar.

Vais a elegir en el orden inverso en el que abandonasteis el programa

La última aspirante en ser eliminada de MasterChef fue Marina.

Rosquillas de anís. Muy bien.

Cristóbal, por favor.

Huesos de santo. Muy bien.

Celia, por favor. Magdalenas franciscanas.

Muy bien. Lorena. Mi elección es torrijas.

(MARINA) Luego veo que lo más fácil son las torrijas.

Soy tonta del bote, porque tenía que haber hecho torrijas.

En Semana Santa hacemos en casa todas las amas de casa.

Jorge, eres el siguiente.

Cochinillo.

(JORGE) Pestiños. (ASPIRANTES RÍEN)

(JORGE) Pestiños, no los he hecho en mi vida.

No sé cómo va a salir.

Miguel Ángel. La trufa.

(CHURRA) De lo que me queda no sé hacer nada.

Iba viendo cómo la gente iba eligiendo

y justo elegían lo que mejor me salía.

Y a mí me quedaba justo lo que no quería.

Empiñonado.

Muy bien. ¿Cómo se hace el empiñonado?

-Ni idea. (CHURRA) Elegí justamente

una cosa que no hice nunca

porque la vi mona y los piñones me gustaron, nada más.

Daniel.

Voy a elegir los polvorones de las clarisas.

Lola, hojaldrinas.

(LOLA) Fui la primera que salí y ha sido la que la gente no quería.

¿Lo tienes todo en contra? No las he hecho nunca,

pero igual me salen buenas. Pues lo tienes todo en contra.

Pues ya está. (EMIL) Lola estaba muy flojilla.

A no ser que haya superentrenado en estas semanas,

lo tiene bastante difícil para entrar.

Tendréis que elaborar 80 raciones de cada dulce

Lo haréis divididos en dos turnos,

dependiendo del tiempo de reposo que requiera cada dulce.

190 minutos para los dulces que necesitan que la masa repose

y 100 para aquellos que los dulces no requieran reposo.

Aspirantes, vosotros veréis el cocinado de vuestros compañeros

desde la barrera, pero podréis entrar en cocina a ayudar

a un ex aspirante en el momento que queráis.

¡Bien! -Vale.

Solo podréis ayudar a uno de los nueve.

O no ayudar a nadie en absoluto.

Yo paso, ¿eh? No voy a ayudar a nadie.

¿Cómo voy a ayudar a uno con el que voy a luchar?

Somos competidores, no tengo que ayudar a nadie.

Al contrario, quiero que se vayan y quedarme yo.

No voy a ayudar.

Os recuerdo que en el camión de nuestro proveedor de alimentos

tenéis los ingredientes necesarios

para elaborar cada una de vuestras creaciones.

Ex aspirantes, ¿preparados para volver a MasterChef?

(TODOS) ¡Sí, chef!

Pues a cocinas ahora.

(GRITAN) ¡Venga! ¡Vamos!

(Música)

Los primeros en entrar en cocinas serán Churra,

Miguel Ángel, Marina,

Lorena y Lola,

ya que han elegido dulces cuya masa necesita reposar

al menos 90 minutos.

Durante ese tiempo y solo cuando hayan limpiado su puesto de cocina,

acudirán a la sala de espera,

donde darán el relevo a Celia, Cristóbal, Jorge y Daniel,

los aspirantes cuyos dulces no necesitan reposar la masa.

Esta segunda oportunidad, ¿cómo lo ves, reina?

-Yo lo veo bien, porque han caído postres,

que es lo que más me gusta cocinar.

Y yo creo que... me va a salir bien. Confío en mí misma.

A ver qué pasa, ¿no?

Ellos entrarán en cocinas y amasarán, cocinarán,

emplatarán y limpiarán, todo seguido.

Cuando acaben, volverá a entrar el primer grupo a terminar sus dulces.

Venga, Lorena. -Vamos, Loren, guapa.

¿Qué tal, Lorena? Hola, ¿qué tal?

¿Qué tal? Bienvenida. Bien, gracias.

¿Qué tal se te da el postre? Torrijas he hecho anteriormente.

Hice hace poco con crema pastelera.

¿Quién piensas que te va a ayudar de los aspirantes que tenemos?

Pues puede que Vicky.

A lo mejor quiere estar conmigo, para intimar un poco

y estar juntas un poco, claro, tanto tiempo sin vernos...

Y reírnos un rato.

-Voy a ver qué hacen.

Voy a ver qué hacen.

Tú vas muy bien, tú también.

Miguel Ángel, te veo que no necesitas ayuda.

¿Cómo vas? (EMIL) Jolín.

Cris se pone a ayudar a Marina, no lo entiendo.

No lo entiendo. -A veces me sacaba de quicio,

pero es mi compi de cuarto y me ha mirado

con ojos de cordero degollado y me he perdido.

Digo: "Venga, va, la ayudo".

-Yo sé cocinar y es que ahora, de cara a España,

parece que soy una inútil.

Tú sabes que para mí, el peor problema que tenía era mi enemigo.

Era Gonzalo. -Sí.

-Me ha desequilibrado mucho, me ha hecho estar nerviosa

y no estar disfrutando de las cosas. -Marina, no te quejes,

que tienes buena ayudante. -La mejor, esto es una amiga.

-No, todavía se pega. Tienes que darle bien de brazo.

Esa receta que va a hacer, las rosquillas de anís,

eh... me la sé.

¿Cuál es la receta para unas buenas rosquillas?

Batimos los huevos bien batidos y añadimos la leche,

añadimos el anís y el azúcar.

Y luego, harina y levadura.

Lo amasamos bien, bien y lo dejamos reposar.

Una vez reposado, espolvoreamos harina

para dar forma a las rosquillas que freiremos

en abundante aceite de oliva, 180 grados aproximadamente.

Una vez estén bien escurridas, espolvoreamos con azúcar.

"Hello", hola. Hola.

Qué a gustito se está aquí. Sí.

Mateo, gran experto en dulces,

me imagino que hoy harás una actuación estelar aquí.

Es que, claro, puedo entrar y a lo mejor, no sé,

puedo confundirlos a la hora de hacer las cosas.

Vas de bueno tú, me he dado cuenta de que vas siempre de bueno.

Te digo que no. Es una estrategia interna buena.

Hala, no, no me digas eso.

No soy así, no. Soy una persona que siempre

intenta ayudar en lo que puede y siempre está disponible para todos.

Hoy no sé qué me ha pasado.

-¿Solamente eres tú la que me ayudas a mí?

Ellos tienen miedo. Hay miedo, ¿verdad?

-Eh... No sé. -Hay miedo.

-¿Creéis que van a ayudar o qué? -Yo no sé qué decirte.

-Yo creo que sí. -Creo que sí.

-A Churra seguro la ayudarán. -Deberían enrollarse un poco.

-No es justo que unos tengan ayuda y otros no.

-Bien, Churra, venga. -Háblalo con el jurado.

-A ayudarme a hacer bolas tenéis que venir.

¿Qué tal, Churra?

Te veo guapa, Churra. Qué simpático eres.

¿Te han sentado bien estos días fuera de MasterChef?

Yo ya era famosa antes, ahora imagínate.

No doy dos pasos que no estén: "Churra, Churra".

Bueno, aquello es un crac. ¿Qué te parece?

¿Me hará falta un poco más de...? Eh... Creo que le falta un poquitín

de algo. ¿Le falta almendra?

No te creas que mucho. Una chispa más, ¿sí?

Una chispa. Con la empiñonada lo tengo bastante difícil.

Pero vamos a intentarlo a ver qué pasa. Yo lo voy a dar todo.

-Que esto duele...

-Tú puedes, Lola. -Qué bien se ven los toros

desde la barrera.

No hay dolor. Me esperaba que no fuera nadie a salir

a ayudarme, la verdad. Esto es un concurso, no somos amigos.

Quieren el mismo premio que yo. Si yo estuviera en su lugar,

no saldría, que se apañen como puedan.

¿Es duro ser la primera eliminada de MasterChef?

Mucho. No pude demostrar cómo yo cocino.

Pero yo... Hoy te veo suelta, tranquilita.

Hoy estoy feliz porque estoy aquí.

Estoy tranquila.

Y voy a darlo todo.

Bueno, hojaldrinas; la receta, harina, mantequilla,

vino blanco, zumo de naranja, ralladura de naranja.

Horneamos a 220, 20 minutos, después de dejar reposar

un buen rato y lo terminamos con azúcar glasé.

Fácil, sencillo y muy rico.

Miguel Ángel, ¿cómo llevas la masa? Cuéntame.

Ya está hecha, reposando. ¿Ya está?

Debería estar más emulsionado, tiene que tener un color brillante.

No debería quedar... ¿Ves cómo?

Se veía como... la grasita o algo, era de la nata.

Te quedará aterronado, en vez de quedarte brillante,

como debe quedar una trufa. ¿Lo repito?

No me da tiempo.

He tomado la decisión y he dicho: "Se queda como está".

Estaban buenas de sabor. Si es la actitud que traes...

¿Otra vez a repetir todo?

Ya, vamos a dejarlo reposar. Muy bien.

La receta de las trufas de chocolate.

En un bol, chocolate picado, y por otro lado tenemos leche,

que infusionaremos con azúcar

y esto se lo vamos a echar al chocolate.

Removemos hasta que quede una textura lisa.

No la de Miguel Ángel, que no está lisa.

Tan sencillo como eso. Dejarlo enfriar

y luego lo espolvoreamos con azúcar lustre o glas

o en cacao en polvo, lo que más nos guste.

Ocho minutos y dejamos de amasar, ¿oído?

¡Oído, chef! -Oído, chef.

-Se me pega, Cris, aún. Mira.

¿Cómo ves a los ex aspirantes?

Lola está con ganas. Le ha metido ralladura de naranja para aburrir,

a naranja sabrán las hojaldrinas. Ajá.

Falta que sepa terminarlas bien, no es fácil, no.

Ya, puedes hacerlo mejor o hacerlo peor,

pero debes traer actitud y veo a Miguel Ángel

y me da pena verlo.

Está muerto, ¿no? Le da igual.

Frío. No hay por dónde resucitarlo.

Bueno, voy a limpiar, qué leches.

-Me sangra el dedo mogollón. No para.

-¿Qué te pasa? Te has comido media uña.

Te has comido hasta los lazos de... del pañuelo.

(Música)

Cinco, cuatro,

tres, dos, uno.

A la sala de espera, dejamos reposar la masa.

Entra el otro grupo, venga.

¡Vamos!

-Vamos al lío. -Suerte.

-Vámonos.

-Venga, chavales. -Va, va.

-Vamos, bien, venga, chicos.

-Suerte. -Vamos.

-Churri. -Al solito, qué lujo.

-Vamos, chavales.

-Venga, va.

-Ánimo. -Venga, chicos.

(Música)

-¿Por qué nadie ha entrado a ayudaros, más que a mí Cristina?

-A ver, por ejemplo, Emil es un estratega

y no vendrá a ayudarnos, ni de coña, vamos.

-Yo no hubiera ayudado. -Ha habido dos estrategas.

Mateo, que ha pensado, porque Mateo va a ganar total,

es muy estratega, Mateo y Emil. -Y Vicky.

Lo mismo estamos equivocados, igual nos llevamos una sorpresa.

-Eh. Hola, chef.

Hola, Cristóbal. Buenas, chef.

Te veo con ganas, motivado. Pero muchas ganas de volver

al programa. ¿Y con esperanzas y demás?

Tengo ganas, todas las esperanzas del mundo, y toda la fe.

Me fui con mal sabor de boca. Un amigo entre los concursantes.

Mi Emil es mi master.

¿Crees que tu master te echará una manita?

Creo que será bueno. Lo creo y lo espero,

porque quiero agarrarme al tren este otra vez.

¿Y si ayuda a otro? Hombre, me jodería un poco,

hablando malamente, porque hemos echado muchos ratos.

-Hola, Jorge. Vengo a ver si quieres una mano.

Te puedo echar un cable en lo que quieras.

-¿En serio? -Totalmente.

-Si él le ha echado una mano a... a Jorge,

en su conciencia le queda.

-Qué ilusión que estés aquí. -Un placer, tío.

-Con Cristóbal me llevo muy bien, pero con Jorge, mejor.

Creo que tiene un alma de chef más afín a mi punto de vista

de lo que debe ser un chef que no Cristóbal.

Te he echado de menos en la casa, porque ya sabes que...

al final me he quedado con las cavernarias.

El único que ayuda es Emil. Yo ya he ayudado.

Tú has ayudado, pero aquí tengo a tres... eh...

Están viéndose en la final, están muy competitivos.

Os vais a sacar los ojos entre vosotros al final.

Vaya la que nos ha jugado Emil.

Emil, fíjate, es muy artista, sí.

Sí, es muy artista. Es un zorro.

Sabe... Tocino rancio sabe ser. Es un auténtico master.

Y al que más quiere le caen por todos lados.

-Míralo, tiene un cabreo... que nadie lo ha ayudado.

¿Alguna vez habías hecho huesos? No.

Ninguna vez. Tiene que quedar como si fuera... pizza, ¿no?

Pero que tenga... que se pueda trabajar

y se puedan... Que se pueda trabajar, claro.

Qué bueno eres. Qué bueno eres.

Eres un crack. Un auténtico crack.

Cómo lo sabes.

Hacemos la receta de los huesos de San Espelio.

Vamos a mezclar la leche con la ralladura de limón

y un chorrito de aceite de oliva.

Ahí vamos incorporando poco a poco azúcar y harina

hasta que tengamos una masa lisa y esponjosa.

Vamos a estirarla en forma de palillo.

Con un cuchillo afilado lo cortamos.

Lo freímos en abundante aceite de oliva

y luego lo espolvoreamos, cuando estén fríos, con azúcar glas.

Jorge, qué bien estás, ¿eh?

-No me saltan las lágrimas porque estoy cocinando

para no contaminar. -No puedes hablar.

Veo que la ayuda funciona, Jorge.

Te veo "on fire", ¿eh? Pero vamos.

Como en 12 minutos no lo tengas, ni "fire" ni leches.

Date caña. Venga.

Pestiños, receta fácil. Tenemos jerez seco,

aceite de oliva, calentamos los dos

y los mezclamos en un bol donde añadiremos la harina

y trabajaremos hasta formar una masa homogénea.

A esa mezcla le añadiremos un poquito de anís.

Estiraremos fino, cortaremos con un molde

y freiremos en aceite de oliva precalentado a 180 grados.

Terminada la fritura regaremos con una buena miel.

Pestiños riquísimos.

¿Cómo vas, Dani?

-Aquí estamos, preparando la masa.

¿Qué tal, Daniel? ¿Cómo estamos?

¿Cómo llevas el postre? Nunca había hecho polvorones.

Los he comido muchas veces de pequeño.

Imagino, se te nota. Siendo vallisoletano,

los postres castellanos... Sí.

Por conseguir ese delantal blanco estoy dispuesto a darlo todo,

a dejarme la piel y a por todas a por el delantal.

Hay cosas que te costarán menos trabajo

que entrar a las cocinas de MasterChef y es reciclar.

Pues vamos a por ello. ¿Cuántas veces he dicho

que cuando se vacía un bote de cristal

hay que echarlo, por favor, al contenedor?

Mira, Celia a dos manos. Esa es Celia, a dos manos ahí.

-Esas magdalenas. -¡Qué máquina!

Celia, te has espabilado, ¿eh?

(CELIA) Es la última oportunidad para volver a MasterChef

y he estado a tope

y poniendo conciencia en lo que hacía,

procurando no distraerme.

Celia. ¿Qué pasa?

Te veo que te brillan los ojitos.

Ay, Jordi, que me estás poniendo nerviosísima.

A lo mejor él quiere algo conmigo.

Me vas a volver a enamorar. ¿Sí?

Pues ojalá que sí.

¿Por qué entretienes a mis concursantes?

Cuenta la receta, por favor. Rápido.

Unos huevos, los montamos bien con un poquito de azúcar.

Añadimos una mantequilla en pomada o un poco fundida.

Añadimos harina y pasas hasta formar una masa lisa.

Esa masa la colocamos en los moldes

y cocinamos en el horno precalentado a 180, 200 grados

unos diez, doce minutos hasta que estén doraditas y bien ricas.

(CELIA) Creo estar a la altura de MasterChef

y que puedo dar un montón y hacer cosas muy buenas en la cocina.

Esto ya está, lo mezclo ahí un poquito y ya está.

Le voy echando el huevo poco a poco. ¿Esto qué es?

Harina mezclada con... No, es una tirita

que se te acaba de caer. Mecachis.

Vale, vale, vale.

Madre mía, menos mal que la he pillado.

Al vuelo. Imagínate eso metido en el horno.

Madre mía.

Ya podía no haberse dado cuenta y haberla visto yo después.

El tiempo está concluido. Ya no se puede amasar más.

Solamente meter en el horno o freír el que lo necesite.

¿Entendido? (VARIOS) Sí, chef.

Quiero ver las magdalenas que he visto...

No sé si las vas a ver. Lo que sí que no veremos

es una tirita que le cayó en la masa.

¿Una tirita? ¿No se había puesto un guante?

Sin guante, ha cocinado así porque es jipi.

Una cosa es ser jipi y otra, un guarro.

Está poniendo las magdalenas, en vez de en manga pastelera,

que es un momento... -Con una cuchara.

-¿Qué dices? -80, tienes que poner manga.

-Qué bien huele.

-Son los polvorones de Dani lo que huele.

-Cómo huele. (DANI) ¿Huelen bien?

Me alegro, me alegro. -Huele que alimenta.

-Muy bien, así.

-Los había puesto muy juntos y algunos se han pegado.

Voy a hacer una tanda extrarrápida.

Buf, he pasado apuros, he pasado apuros.

No estaban todo lo bonitos que podían estar.

Bueno, al final, el sabor es lo que cuenta

y espero que les guste a nuestro jurado.

El amigo Daniel ha hecho unos polvorones...

Se ha lucido el hombre. Ahora está poniendo

tres capas de azúcar glas. A ver si con la capa lo tapa,

pero entiendo que va a ser complicado.

Me tienen mosqueada las magdalenas. -¿Por qué?

-Porque no sé si se van a llegar a hacer

en 13 minutos, tío.

-Ponlo aquí con esta bandejita. Aquí, por favor.

-Emil parece nuevo.

-(RÍEN)

-O sea, parece nuevo, ¿eh? Porque hay una cosa muy lógica

y no la estás pensando. -Calladitas están más guapas.

Estoy de ayudante, nena. No me confundas ahora.

-Hay en el horno mil rejillas. -Ah, y ponerla encima y...

-No, untarlo y dejarlo.

-Qué listas son, ¿eh? Desde fuera se ve todo muy bien.

Aspirantes, en dos minutos empezamos a emplatar, ¿oído?

(TODOS) Oído, chef.

Esto yo me lo imaginaba más golosón. Esto está sosito.

Me falta anís, me falta fuerza.

Creo que el postre estaba muy bien. Yo estoy satisfecho.

Pase lo que pase, ha sido un placer cocinar con Jorge otra vez.

Un plato excelente.

Aspirantes, en 12 minutos todo emplatado, todo limpio,

impecable, ¿oído? (TODOS) Sí, chef.

Venga, todo fuera del horno y ya emplatado, por favor.

(SILBA)

Poco horno, la masa no la has montado bien.

Esto no sube ni con dinamita.

No ha dicho ni que está bueno ni que está malo.

No me quiero aventurar a pensar en negativo

porque no me llevaría a ninguna parte.

Lo de Celia es un despropósito, no ha subido...

¿Por eso le ha puesto la tirita a la masa?

¿Se le ha cortado? Ahora habría que ponerle la tirita,

pero en la boca para que estuviera callada.

Porque vaya desastre que nos ha hecho de magdalenas.

Está superbueno. Yo las he probado y me han gustado.

Otra cosa es que sea suficiente para volver a entrar en el programa.

No ha venido nadie a ayudar, ¿te has dado cuenta?

-No. -(RÍEN)

-Madre mía. -Cómo está el tema, ¿eh?

-Al final, he preferido no tener a nadie a mi lado

porque me he valido y me he bastado y estoy contento con el resultado

con el que he terminado hoy. Quedan 30 segundos.

Daniel, también va por ti, ¿eh?

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno... Manos arriba.

(Aplausos)

Daniel, manos arriba, Daniel.

Perdón. Se te ha perdido la práctica, ¿no?

Sí. Que sepas que esto

lo voy a tener que limpiar yo por tu culpa.

Con lo mona que voy con abrigo de Caperucita Roja.

Voy a tener que empezar a limpiar.

(HABLAN TODOS A LA VEZ)

¿Qué le pasa a las magdalenas? -Uy, las magdalenas...

-Bien, Cristóbal.

-¿Qué tal, tío? -Bueno.

-Muy bien. -Me alegro.

-¿Qué tal, bien?

-Venga, hasta luego.

Aspirantes, tenéis 40 minutos para terminar vuestros postres.

¿Oído? No voy a poder.

-Sí, chef. Una vez que llegue el minuto 40,

automáticamente hay que emplatar y limpiar las cocinas, ¿vale?

Oído.

-Bien, ¿no? -Creo que es el mejor postre

que me ha salido nunca. -¿Sí?

-(RÍEN)

-A ver, es una competición. Ellos ya vienen preparados,

no necesitan que nadie les ayude. -Ya, eso es un cuento tuyo.

(HABLAN A LA VEZ)

-Yo lo he hecho siempre por mi colega.

Ni bueno ni hostias, por mi colega. Punto.

-Hemos estado conviviendo con él dos meses y pico

y no ha ayudado nunca mucho. No sé a qué viene esto

de querer ayudar a los compañeros. -Tú tanto amiga que es

y la dejas sola ahí. -Churra no necesita a nadie, sabe.

-Sí, ya, ya. -Sabe cocinar.

-En mi opinión, a veces es mejor tener enemigos declarados

que amigos de ese tipo, ¿sabes?

Que sí, muy buena onda, pero en el momento

en que tienen que demostrártelo, no te lo demuestran.

-No se me pegan mucho los piñones. ¿Qué muñequitos son estos?

Son esos piñones que me tocaron. No se quedan pegados.

No se quedan muy pegados, la verdad. -Échale una mano.

Ah, queréis que la ayude yo, ¿y vosotros, zánganos?

Vaya compañerismo. Que entre Churra, la mayor.

Cómo se han tirado todos a ayudarte, ¿eh?

Ya lo vi lo que me quieren. Eh, Mateo, hubiese sido un detalle.

"Yo a la abuela de 'Masterchef'...". Pues sí.

Si puede, te pone la pierna.

Yo, es mi opinión, entiendo vuestra postura

y no voy a discutir. -Yo prefiero que no me ayuden, ¿eh?

-¿Ya estamos otra vez? Me cago en la puta.

-No veas como cascas. Lo que diga Emil me da igual.

Si quiere discutir, yo discuto, pero no voy a cambiar de idea.

Para llegar hasta aquí a nosotros no nos han ayudado.

-Yo lo he hecho por mí, porque prefiero que entre Jorge

a que entre otro porque me cae bien y otros no me caen tan bien.

¿Cómo están las amigas? Ahí estamos.

-Estamos rectificando un error garrafal.

Me he quedado corta de aceite. -Le acabamos de poner.

-Se le había olvidado el aceite, que lleva un litro nada más.

Se le había olvidado el aceite y aquello no... no tal.

Sabíais que la masa ya no se podía tocar, ¿verdad?

Hemos rectificado el error, es que si no, teníamos que tirarla.

A mí me da que os estáis ganando una rosca muy gorda.

No me diga eso, por favor. -Y ahora esta...

Venía ella tan relajada, se le ha quitado rápido.

Encima esta rosca parece una gamba a la gabardina.

Venga, Lorena. -Vamos, Lore.

¿Cómo lo llevas?

De momento bien. Llevas dos hechas.

Bueno, dos hechas no, aquí están friendo las demás.

¿Quieres volver sí o no? Sí, quiero volver.

¿Sí o no? ¡Sí!

Pues, tía, corre. Vamos. Vamos.

Bueno, aquí tenemos a la pareja de moda.

(CANTAN) "Una morena y una rubia".

Además es una cosa como de... De churreras.

-Vamos a poner un puesto aquí. -El puesto de las churreras.

La Marina y la Cristina. Mira qué bonito.

Oye, ¿va con azucarillo por encima? Sí.

Pues échaselo ya, nada más salir para que se pegue más.

Si no, no os va a dar tiempo. De aquí a una bandeja con azúcar.

Rápido, y quiero veros correr. ¿No se te ha ido un poco la mano

con la naranjita? Calculando cantidades era eso.

Calculando cantidades, ¿eh? Sí.

¿Y calculándolo probadito? ¿No tenemos boca?

Sí.

Lola lo tenía muy... ¿no? -Las hojaldrinas me parece

que es lo más complicado. -Es de las recetas más complicadas.

-El hojaldre siempre es muy delicado. Para hacer bien la masa del hojaldre

lo tiene difícil, sí. -Sí.

Bueno, date la vuelta, por favor. Te has rebozado en el cacao.

No. Te has sentado encima de las trufas.

Que no, no me he sentado. Habrá sido del viento.

¿El viento? Un pastelero se mancha el delantal.

O sea, estamos trabajando.

Haces así y luego te limpias así. Como la Trini, la de mi pueblo.

Claro, como eres del oficio te estás enterrando.

(RÍE) Me estoy metiendo ahí.

Mira cómo estoy de cacao, fino.

(RÍE) Hasta en las cejas tengo cacao, seguro.

¿Pero cómo se puede poner un tío haciendo una masa para sacar

80 bolas de trufa, ponerse de arriba a abajo

perdido de trufa? Un guarro, te lo juro.

Es que es increíble.

(TODOS) ¡Pepe, Pepe, Pepe!

Tu club de fans.

(TODOS) ¡Pepe, Pepe, Pepe!

Muy pronto, Pepe estará con ustedes, tiene muchas ganas

de darle un beso a todas. Las vas a besar a todas.

Y lo pienso hacer. Y con cariño.

(RÍE)

(TODOS) ¡Pepe, Pepe! ¡Pepe, Pepe!

Esas son.

Aspirantes, en cinco minutos dejamos de cocinar

y empezamos a emplatar, ¿oído? (TODOS) Oído, chef.

¿Esto qué es?

Estoy limpiando, estoy limpiando. Quieto, quieto, quieto.

Con esto tiene CSI para cuatro temporadas, desgraciado.

Si es que estoy limpiando. -A ver.

-Que se lo está comiendo todo y le van a faltar.

-¿Pero quieres dejar de comer? Que te van a faltar.

-Estoy probando. -Te has comido por lo menos seis ya.

-Pero no comas más. ¿Y estos torreznillos?

Es que no se me hacían. Son bastante liantes, ¿eh?

Y nunca los hice. A ver qué pasa. Tienes que decir que están muy ricos.

Hacía tiempo que no probaba algo así y te lo digo en serio.

Algo así de malo. Qué malo eres.

(RÍEN)

Vaya tela. Qué malo eres.

(RÍE)

¿Cómo lo llevas? Ahí voy.

Está acabándose el tiempo. ¿Cuántas llevamos?

Tengo que hacer solo 40 porque las voy a cortar por la mitad,

como son gorditas... Ah, el viejo truco.

Es que son muy gorditas, por eso.

Tienen una pinta...

Supercremoso, lleno de leche.

Son las mejores torrijas de "Masterchef".

Porque de hecho, son las únicas torrijas que había.

(RÍE)

Aspirantes, empezamos a emplatar, ya no se cocina más.

30... No sé cuántos llevo.

¿31? Bueno, pues va por ahí.

-Se le han caído un montón de cosas a Marina.

-No ha pasado nada porque había suficientes.

Ten cuidado, que la base tiene aquí una cosa que mira.

-Estaba un poquito abombado, es verdad que bailaba un poco.

(RÍE) Pero hay que darle un viaje para que se caiga.

-Te quiero, tía, te quiero. -Yo también.

-¿Qué, qué ha pasado? -De todo.

No creo que las rosquillas que hemos hecho la hagan entrar.

Había otros platos más potentes, eso es que es un rollo frito.

De churrera, vamos, las churreras del 67.

(RÍE)

(TODOS) ¡Pepe, Pepe, Pepe!

Qué guapas todas.

(TODOS) ¡Pepe, Pepe, Pepe!

¡Pepe, Pepe, Pepe!

Hermanas, gracias por ofrecernos el privilegio de contar

con su presencia. Sabemos que llevan una vida retirada

y han hecho un gran esfuerzo compartiendo su valioso tiempo

con nosotros. Gracias también a todas las amas de casa

que estáis hoy aquí. Sabemos que siempre atendéis

a los comensales. Pero hoy vais a ser vosotras

las que seáis tratadas como reinas. Esperamos que nuestros aspirantes

os regalen una merienda muy dulce y que os sepa a gloria bendita.

(Aplausos)

Bueno, señoras, ¿cómo vamos? Pues muy bien.

¿Todo bien?

¿La torrija?

Las torrijas han volado, ¿eh?

¿Pero qué es esto? ¿Qué haces aquí?

Encuentros en... Encuentros en Pedraza.

Ya estoy con el postre. Cómo os estáis poniendo, ¿eh?

Te has enterado que venían 100 mujeres y has venido corriendo.

En cuanto he podido. -Qué bueno.

-Vamos a ver, está bien dado el aire, pero está un poco sosa.

¿Sí? Para rosquilla frita.

Yo pienso, ¿eh? Nosotras de todo esto hacemos mucho.

Claro, hombre.

Uy, la magdalena. La mujer del alcalde,

que no se ha tomado la magdalena.

Que la lleva aquí escondida para que no se la vean.

¿Estaba malísima o qué? (RÍE) Mala.

Ay, madre, esta gente, que no sabe hacer magdalenas.

La magdalena... buen sabor, pero la presentación

no está... Lo que sabe la hermana Josefina.

¿Cómo se puede ver tan gordo en la tele y tan delgado aquí?

Porque la cámara no me trata bien. Fíjate lo delgado que estoy,

lo guapo que estoy, lo joven que estoy

y no lo aparento en la tele. Estás guapísimo.

¿Usted cree? Sí, sí.

Ya que estamos en confianza: ¿qué tiene Pepe que no tenga yo?

Yo estaba enamorada de ti el año pasado.

¿Ah, sí? La edad.

No me diga eso, que me ruborizo.

¿De dónde ha salido usted? Cuénteme. De San Pedro de Gaíllos somos.

¿De dónde sale esto? De antiguamente,

cuando íbamos a trillar.

Jolín. La sombrera está hecha

con paja de centeno. Ahora se lo ponen muchas jóvenes

para ir a la playa, cómo ha cambiado la cosa.

¿Has preguntado por los dulces o solo estás ligando?

(RÍEN) Tengo a mi público entregado.

Déjame, por favor, sal de aquí. Dígame usted qué le ven a él

que no me vean a mí. ¿Qué tiene Pepe que les gusta tanto?

Hombre, por favor, ¿no?

Es más guapo él. Hombre, ¿ves?

Una señora con buen gusto, claro.

Lo que pasa que tú estás ahora muy delgado.

¿Ah, sí? ¿Sabe lo que pasa?

Que no come dulces de estos el bobo, fíjese lo que se pierde.

Eres novio de la Eva González. ¿Cómo?

Ya me gustaría, señora. Vamos a hablar de dulces típicos.

Las torrijas buenísimas. -A mí todo, pero lo que más,

las torrijas. Lo que más las torrijas.

¿Alguna de ustedes probó una masa fría que llamamos huesos?

¿Les ha gustado también? Sí, también estaba bueno.

Muchísimas gracias a todas por aceptar la invitación

de "Masterchef" y degustar los dulces

de nuestros aspirantes. De verdad, que nos vamos

muy orgullosos de haber compartido con vosotras un rato tan bonito.

En las cocinas de "Masterchef" siempre decimos

que el mejor cocinero del mundo son nuestras madres,

nuestras abuelas, las que hacen grande la tradición.

Este ha sido nuestro pequeño homenaje,

no solo a la cocina de los conventos,

sino también a la tradición.

Muchas gracias por estar aquí, ha sido un placer.

Muchas gracias.

Exaspirantes, el jurado ya tiene un veredicto.

Vicky, tú eres la única que lleva el delantal blanco.

Así que te recuerdo que, pase lo que pase,

estás salvada de la prueba de eliminación.

El resto iréis directos a la prueba de eliminación

tal y como indica vuestro delantal negro.

Los dos exaspirantes repescados

se salvarán de la prueba de eliminación.

Y, lamentablemente, alguno de vosotros

lo único que nos habéis demostrado con vuestros dulces

es que no estáis a la altura de estar en "Masterchef".

Churra, tú elegiste los empiñonados. No me quedó otra.

Y, aunque has trabajado bien la masa, has tenido problemas

en el horneado. Es verdad.

No conocía el horno, la verdad. Y se me pasaron.

Parecían un poquito almendras garrapiñadas.

(RÍE)

Churra, yo sé que en Galicia eres muy famosa.

Y no queremos apartarte de tus fans. Muchas gracias, chef.

Vuelves a casa.

Gracias. Gracias, Churra.

Lola, tus hojaldrinas no han sido de lo peor.

Pero eran auténticos mazacotes que o los pasas

con un buen vaso de vino o eso te ahoga.

Lo tendré en cuenta, chef. Era el postre más difícil de hacer

y lo he superado. Por lo menos, para mi satisfacción,

cumplido.

Miguel Ángel, te aconsejé que dejaras brillante el chocolate

y no me hiciste caso.

Aquello era un despropósito. No estaba ligado como debería estar.

No entras en "Masterchef".

Vuelves a tu vida tranquila.

Muchas gracias.

Gracias.

Marina, tus rosquillas estaban sosas.

Así que, Marina y Cristina, yo que vosotras no abriría

el chiringuito por ahora. (RÍE)

La churrería no. Marina, claramente,

no entras en las cocinas de "Masterchef".

Gracias.

He jugado mi carta y me ha tocado la carta perdedora.

Quizá tenía que haberlo pensado mejor y haber hecho un postre más atractivo

para el paladar de los comensales.

Lorena. Sí.

Las torrijas estaban jugosísimas.

Que no es fácil, y en su justo punto de leche y canela.

Además, han volado en un instante.

Sí, ya lo he visto.

-Es mucho más goloso comerse una torrija

que una triste rosquilla.

Lorena, has venido pisando fuerte.

Vuelves a las cocinas de "Masterchef".

(GRITAN)

(Aplausos)

Estoy pletórica, con un subidón que no me lo creo ni yo misma.

¡Me encanta esta plaza!

-Me hubiera gustado que en vez de Lorena

hubiera sido yo, ¿qué quieres que te diga?

Yo jamás hubiera hecho media torrija, me parece feísimo

cortar una torrija en dos.

Jorge, tú has tenido la inestimable ayuda de Emil.

Tus pestiños tenían una pinta increíble.

Pero luego, la masa no era ligera, se ha quedado cruda al freír

y estaban muy empalagosos.

Creo que estaba muy bien la textura, ha suflado muy bien.

Se ha hinchado, estaba crujiente, melosa.

Jorge, las ciencias y las moléculas necesitan una mente tan lúcida

como la tuya. (RÍEN)

No puedes entrar en "Masterchef".

Vale.

Quería agradecer públicamente la ayuda a Emil.

Se ha portado como un caballero y...

(Aplausos)

-¡Grande, Emil!

Fantástico, Jorge. Gracias, Emil. Vuelves a tu casa.

(RÍEN)

-Me llevo un gran recuerdo de "Masterchef",

mucho más agradable que el día de mi eliminación.

Estoy supercontento.

Cristóbal, de nuevo hemos visto esa potencia tuya.

Esa energía.

Y con esa energía y un poquito de limón

has hecho un dulce que estaba muy rico.

Cristóbal.

Lo has hecho de maravilla. El otro delantal es tuyo.

¡Vamos, vamos!

Gracias.

Muchísimas gracias.

Muchísimas gracias.

¡Ole, ole y ole!

Hoy sí que soy un auténtico crack.

(Aplausos)

¡Ole, ole, ole!

-Pero crack, crack. ¿Cómo que no?

-Qué guay.

Son los que mejor han cocinado. Bueno, para mí por lo menos

y para el jurado también. Creo que ha sido una buena repesca

y estoy totalmente de acuerdo.

Vamos.

Bienvenida, bienvenida. Bienvenidos.

Gracias. -Gracias.

A ver... Gracias, chef.

Muchísimas gracias.

Que lo disfrutéis. Ole.

-Gracias. -Que tiemblen mis compañeros ahora.

Que Cristóbal ha vuelto.

(GRITAN)

(HABLAN TODOS A LA VEZ)

¡Oh!

Exaspirantes, ha sido un placer volver a veros.

Pero, lamentablemente, tendréis que seguir la competición

desde casa. Lo siento. Gracias.

-Tampoco está mal, ¿eh?

(RÍE)

No está nada mal.

Lorena, Cristóbal, Vicky, enhorabuena porque vosotros tres

estáis salvados de la prueba de eliminación.

Gracias, muchísimas gracias. -Qué guay.

A los demás, ya sabéis, os veo de nuevo

en las cocinas de "Masterchef". Donde uno de vosotros

las abandonará para siempre.

Aspirantes, bienvenidos de nuevo a las cocinas de "Masterchef".

Lorena, Cristóbal, volvéis a la competición.

Enhorabuena. (AMBOS) Gracias.

A ver, Cristóbal, cuéntame un poco qué has hecho

cuando has salido de las cocinas. Lo primero, ver a mi mujer,

a mi gente, a disfrutarlos después del tiempo

que he estado aquí. ¿Y tú, Lorena, qué has hecho?

Pues disfrutar de la familia, darme una juerga más que otra.

(RÍE) Anda, mírala ella.

La verdad es que sí. -Por fin han venido refuerzos, macho,

del mundo exterior. Porque antes estaba rodeado

de mujeres que reían frente al fuego mientras hacían pulseritas.

Todas ahí como...

Cristóbal, Lorena, tenéis una nueva oportunidad

en "Masterchef" para demostrar lo que valéis.

No la desaprovechéis. Para nada.

Podéis subir a la galería. (AMBOS) Gracias.

-Suerte. -Suerte, chicos.

-He vuelto para hacer una copia a la llave y quedarme aquí

y cerrar yo la puerta, apagar las luces y todo.

De aquí no me quiero ir. Vicky, tu plato rojo

fue el mejor en el primer reto de la noche.

Por eso estás salvada. Pero antes de subir a la galería,

tienes una última misión: debajo de cada caja

hay distintas posibilidades para cocinar.

Tú eres la que elegirás dónde cocinará

cada uno de tus compañeros.

Vale.

¿Dónde vas? A mirar lo que hay debajo.

Ah, no, mira la lista. (RÍE) ¡Ah!

Ya empezamos. Pues menuda responsabilidad.

-Es que pensaba que podía mirar para poner a unos lo más difícil

y a unos más fácil, ¿o no? ¿Ah, sí?

Sí. ¿Y a quién le pondrías

la más difícil?

A Emil. (RÍEN)

Sin paños calientes. ¿Y por qué?

Porque es muy listo y muy inteligente.

(RÍE) Y te lo quieres quitar del medio.

Y como sabe de todo, pues le pongo lo más difícil.

Anda, ¿y lo más fácil?

A Cristina. -A mí.

-Creo que de aquí es la que menos platos

ha tenido buenos y me gustaría que tuviera uno bueno.

Emil, qué más da lo que le ponga, pues le quito un peso

a mis compañeros y le doy lo más difícil.

Da igual, lo va a sacar bien.

-El clan de las cavernarias, con Vicky al frente,

tiene muy claro la estrategia. Van de buenecillas,

pero en el fondo son muy listas.

Y hoy se ha visto.

Venga, ¿dónde mandamos a Emil? Venga, Emil el último.

A la última cocina.

Gracias, Vicky.

-(RÍEN)

-Mateo, el primero.

Cristina, la tercera y Milagrosa, la segunda.

Yo siempre he dicho que quería que se fuera Emil

y ahora no quiero que se vaya porque creo que cocina muy bien

y me gustaría superarlo.

Aspirantes, debajo de la caja están los elementos

con los que vais a cocinar esta noche.

A la de tres quiero que levantéis la caja.

Una,

dos,

y tres.

Anda.

Hindú o mexicano.

Milagrosa, ¿qué hay en tu caja?

Pues creo que tengo que hacer una comida mexicana.

No sé si esto es un té moruno... Pero no creo que tengas que hacer

un té moruno. No lo sé.

Interprétalo.

Comida árabe.

(RESOPLA) -(RÍEN)

-Prefería una comida mexicana y luego un té para que baje

todo ese pique para abajo. Pero resulta que no.

Que la tetera era una comida árabe.

Las piernas me han temblado como si fueran las panacotas

que hicieron mis compañeros un día, pues igual.

Mateo, ¿en la tuya qué hay? Pues hay un budista

y tengo una tetera, o sea, que comida tailandesa y árabe.

¿Lo has hecho alguna vez? Pues hacerla no.

He visto hacer y tal y más o menos puedo manejarme

con lo que sé. Pero a ver qué pasa.

Cristina, no veo bien lo que tienes tú.

Pues un budita y un gorro mexicano. Uy, un gorro mexicano.

Qué bien te viene. Sí, a mí me gusta mucho.

La cocina mexicana sí es verdad que la conozco un poco

porque he vivido allí. Aunque me pasaba la vida

haciendo comida española para los mexicanos que venían a casa,

pero sí, en el de México tenía algo de ventaja.

Emil, ¿en tu caja qué había?

Tailandia y países árabes.

¿Cómo lo ves? Cuéntame.

La verdad es que me encanta la comida tailandesa

y Marruecos es como un segundo hogar para mí.

-Mira Emil qué contento está.

Aspirantes, en "Masterchef" hay que saber hacer de todo.

De los dulces más tradicionales a la cocina de otras culturas.

Vais a elaborar dos platos con el objeto que habéis encontrado

en esta caja. Thai, mexicano o árabe.

Cualquiera de ellas puede darnos la posibilidad

de vivir nuestro sueño.

Aspirantes, queremos encontrar en vuestros platos

el sabor de la gastronomía de un país.

Os proponemos tres: la cocina tailandesa,

una cocina ácida, picante, dulce, salada.

Con un ingrediente básico: el arroz. Sea frito, en sopas o en blanco.

La cocina árabe: en ella es fácil encontrar

la combinación de carne de cordero con vegetales

e infinidad de especias. Y por último, conocidísima,

la cocina mexicana. Reconocida por la UNESCO

como patrimonio inmaterial de la humanidad.

Donde también podemos encontrar tres ingredientes básicos:

chiles, maíz y frijoles.

En esta prueba, tenéis que hacernos viajar

a través de los sabores. Quiero cerrar los ojos

e imaginarme que estoy en Tailandia o en Marruecos o en una playa

del Caribe mexicano. Para que este viaje culinario

se acerque algo a lo que pide Samantha,

en el supermercado tenéis una mesa y los módulos centrales

llenos de productos que hasta en su país de origen

serían muy difíciles de encontrar.

Disponéis de 90 minutos para las dos elaboraciones.

¿Ha quedado claro? (TODOS) Sí, chef.

Pues los tres minutos para entrar en el supermercado

comienzan en tres, dos, uno, ¡ya!

Vamos, chicos, suerte.

-Sí, es ese.

Milagrosa está más perdida que el barco del arroz.

Último minuto.

¿Dónde está el cilantro?

No hay cilantro. Últimos 30 segundos.

¿Pero cómo no hay cilantro? Ah, aquí.

¿Y el tai? ¿Dónde está el tai?

Cinco, cuatro, tres,

dos, uno... A las cocinas. Cristina, lo siento mucho.

Emil, Emil. Lo has cogido fuera de tiempo.

Dos, uno... ¿Qué habré cogido? Lo has cogido fuera de tiempo.

¿Vale? Lo siento.

Joder, el pescado. Vale...

Vale, la sopa de pollo con tomate.

Pollo al curry, ok.

Quería haber hecho un pescado y cuando lo iba a coger,

han dicho "tres, dos, uno" y ya no he podido cogerlo.

Pero bueno, teniendo el pollo, pues pollo con curry.

-Ya, es que es muy listo Emil.

Te lo digo. Da igual lo que le pongas.

Para mí tiene un poco de problema a la hora de emplatar.

-Un poco de... con esto.

-Voy a hacer un curry amarillo de pollo.

Luego un tajine de cordero. No he cocinado los platos

que voy a preparar, pero sí que los he visto hacer

y los he probado. Así que, más o menos, me voy a guiar por eso.

Quiero ver tradición internacional y mucha especie,

mucho sabor y cosas diferentes. No cosas que te recuerden a un plato

que comas en tu casa todos los días. Queremos viajar.

Quiero estar en mi tumbona en el Caribe.

Y que me den bien de comer. No sueñes.

Cómo te calienta, ¿eh? (HABLAN A LA VEZ)

Qué rabia os da que vaya tanto al Caribe.

Cómo os molesta. Sí.

Las patitas, que dan buen caldo.

Madre mía.

Voy a hacer un curry verde de calamares.

Lo primero que he hecho es limpiar un calamar y congelarlo.

Porque lo voy a cortar superfino. Y el resto lo he puesto aquí

con un poco de pak choi, citronela, lima, picante,

un poco de cebolla, un poco de hinojo,

jengibre y un poco de setas. Luego voy a hacer una pasta de curry

con mucha guindilla, cebolla, ajo, un montón de especies.

El perejil, el cilantro, un poco de menta

y todo triturado. Luego lo pasaremos por la máquina

para dejar una pasta bien potente y eso será la base del sofrito.

Vamos.

-Está encantado él. -Está en su ambiente, en su salsa.

-Y sobre todo las especies, el picante, eso le chifla.

-Yo creo que va a bordar el plato seguro.

-Siempre lo borda, tía.

-El ajo.

Mila,

-Tengo ajetes para el humus.

-Vale, nada, nada.

-¿Qué hace Mila? ¿Qué es eso? -No sé, ¿es comida mexicana?

-Es que no entiendo. No sé qué es lo que hace.

-Regular porque no me ha dado tiempo a coger todos los ingredientes

que necesitaba y voy a ver qué sale.

Me falta el pimentón rojo, lo que voy a hacer es un humus.

Me faltaría la semilla de sésamo, que tampoco la he cogido.

Esto no es lo mío. Conozco algo de la cocina mexicana,

y de la árabe, pero de comerla, no de hacerla.

Y en la cocina mexicana voy a hacer la cochinilla

con picante, que aquí gusta mucho el picante,

y a ver cómo me sale. No la he hecho nunca tampoco.

Para mí. -Sí, sí.

-Voy a tirar la botellita.

Bueno, Cristina, qué seria, qué concentrada, qué gusto da verte.

¿Sí, no? Pues no te creas, no estoy yo muy...

Pero se supone que es tu día, ¿no? ¿Se supone?

Eso espero, espero que sí. Cuéntame un poquito,

¿qué receta para México, qué receta para Tailandia?

Receta para México: sopa de pollo y tomate

con tortillitas. El queso de soja, que se le pone partido en cachitos

encima de la sopita y un poquito de aguacate

cortadito también en trozos y así se sirve la sopa.

También he hecho una salsa de chipotle.

Esto tiene que picar un horror. No.

-Venga, sabrosura.

¿Y la tailandesa? La tailandesa va a ser

el pollo al curry con el arroz. ¿Te das cuenta que estás haciendo

dos platos de pollo? Sí, me he dado cuenta.

Viva el pollo, ¿eh? Sí, hoy toca pollo.

Aúpa el pollo y que tengas suerte. Aúpa el pollo,

espero que os guste y que pique. Que pique.

Espero que no me quede otra vez bloqueada

como me pasa cada día que estáis por aquí con las cámaras.

-Sí, lo mismo.

-¿Me dejas eso, Cristina? -¿El qué?

-Lo que pica. -¿Jalapeños?

-No, de esto tengo ya. -¿Este?

-Del rojo no tienes, ¿no? -No.

-Gracias.

-Bien, Mila, bien.

¿Vas bien o no? -(RÍE)

Bueno, a ver.

-No sé qué va a hacer Milagrosa, tía, no lo entiendo.

-Ah, cómo pica, tío.

-Buenas. ¿Qué tal, Mateo? ¿Qué haces?

Pues estoy haciendo un curry amarillo,

un pollo con curry amarillo. ¿Este plato a qué cocina pertenece?

A la tailandesa. ¿Y aquí qué vas a hacer

en la cocina árabe?

Voy a hacer un tajine de cordero. ¿Cómo se hace el tajine?

Para los que no sabemos. Con una base de verdura,

se sofríe, primero se dora la carne y sobre todo se acompaña

con comino, que es la especie principal.

Luego voy a hacer una guarnición con unas ciruelas, que le va bien.

-Las ciruelas todavía no las ha puesto.

Eso tarda un huevo. -Es que es lo que no entiendo.

¿Alguna guarnición aparte de las ciruelas?

Sí, bueno, se suele acompañar de garbanzos también.

Y el curry lo que quiero hacer es acompañarlo con unas judías.

Que no es lo típico, lo clásico, pero para dar un toque de hidrato.

Aspirantes, ya ha pasado la mitad de vuestro tiempo.

Os quedan 45 minutos.

¿Qué ha metido en el horno Milagrosa, en una olla?

¿Eh?

No entiendo lo que está haciendo.

¿Qué tal, Milagrosa? ¿Cómo lo llevas?

Pues me habéis dado... Esta comida para mí es nueva.

Hija mía... Ni hija ni madre.

Un guisito tuyo bueno de cordero. De cordero.

Vamos a ver, ¿no has comido nunca un guacamole bien hecho?

Sí, lo he comido bien hecho, pero cuando he llegado allí,

me han faltado ojos. Ojos.

Porque la mesa está hasta arriba. Ya lo sé.

La mente estaba en blanco.

¿Sabes lo que es en blanco? ¿Y eso que estás ahí...?

Los jalapeños para hacer guacamole. Pruébalo un poco.

Yo qué voy a probar esto, para que me ponga la boca como...

Déjame, que...

¿Cuál es el plato mexicano? ¿Guacamole?

No, la... ¿El plato mexicano cuál es?

La... como se llame... la cochinita.

La cochinita pibil. Ah, cochinita.

Carne de cerdo que se pone en hojas de plátano

y con jugo de naranja y varias especias, todo triturado,

que ella no lo ha triturado. -Me ha faltado un ingrediente

que no he cogido. Uno que es una pasta roja.

Para darle la chicha. O sea, que lo dejas a medias.

Pues sí. Oye, de la cocina árabe, cuéntame.

¿Qué vas a hacer? Un humus.

Voy a ponerlo con dátiles rellenos de humus.

¿No has metido aquí ninguna carne que hubieras guisado tú,

un ama de casa? Que no me ha dado tiempo

de coger nada, ¿no te has enterado? La carne la lleva en el mexicano.

Ya puedes cocinar rápido, que mira cómo corre el reloj.

Idos y me dejáis cocinar.

Hoy Milagrosa quería hacer un guacamole.

A mí el guacamole me encanta hacerlo y es facilísimo.

Se cogen aguacates que estén bien maduros,

se abren por la mitad y se hace un puré a tenedor.

Por otro lado, haces una mezcla de tomate peladito, cebolla,

muy picadita. Aliñas con zumo de limón,

de lima, mejor, si tienes. Y le echas mucho cilantro picado.

Es importantísimo el toque de cilantro.

A esa mezcla le añades un chorro de tabasco

si no tienes chile, si tienes chile, mejor.

Y que tenga chispa.

Aspirantes, lleváis cocinando una hora.

Os quedan 30 minutos por delante. Vamos, chicos.

-Va, chicos, va, va.

-Los mejores.

Bueno, Emil, te ha surgido un mundo entero, ¿eh?

El mundo thai es muy extenso.

Estoy haciendo un curry verde. Curry verde, qué rico.

Tú eres un puestecito en tema de especies y tal.

Debes cocinar en casa con la tablet ahí puesta

y la escuela online de "Masterchef".

Hay un curso genial de especias.

Siempre Internet ayuda mucho.

Y una copita de vino también.

¿Y la otra receta?

Muy sencilla, es para acompañar al curry, que va a ser

realmente "strong". Voy a hacer un humus

con pitas tostadas. ¿Tienes de todo para hacerlo?

Me falta el tahín de sésamo.

Y sigues con la intención de hacer un humus

sin tener tahína, que quizá es el alma del humus.

Pero voy a hacer un poco de pasta con las lentejas.

Que le va a dar un punto terroso, distinto, pero creo

que se le va a acercar al sésamo.

-Es que es más listo el Emil. Sabe todo, es que sabe.

Emil va a hacer una receta llamada humus,

una receta buenísima que tiene dos protagonistas.

Uno, indiscutible, la materia prima del humus,

que es un buen garbanzo cocido. Y el alma del humus

es la tahína. Indispensable, es una pasta de sésamo blanco.

Más o menos, por cada medio kilo de garbanzos, incorporaríamos

unas tres cucharadas, al gusto, más o menos, de tahína.

¿Qué nos faltaría añadir? Un poquito de ajo,

quizá el zumo de un limón y texturizarlo con un robot.

Que quede muy fino. Al final, extenderlo,

un buen chorretón de aceite y quizá la raspadura de un limón,

si nos apetece, o un perejil picado.

Está bueno.

-¿Tenéis canela alguno?

-Canela no tengo.

-Tengo comino.

-Ah, espera. Hay un poco aquí.

Si quieres, puedes venir a buscarla.

Este. -Vale. Vale, guay.

-¿Tú no tienes sésamo, no? -No.

-¿Tienes pimentón molido? -Sí.

-Bueno, ahora, cuando me haga falta. -Toma, pimentón.

-No, ahora cuando me haga falta. Aspirantes,

acabáis de entrar en los últimos 15 minutos.

Hay que ir emplatando.

Hoy queremos emplatados de alta cocina.

¿Oído? (TODOS) Oído, chef.

No queremos esos emplatados que nos hacéis siempre tan tristes.

(RÍE) ¿Por qué se ríe usted, Emil?

De mis tristes emplatados.

-A ver, soy una ama de casa, ¿cómo voy a tener un emplatado

de Estrella Michelin? -De alta cocina no es esto.

De alta cocina no es. De alta cocina, molaría, con un molde

hacer como una gota así o algo chulo, ¿a que sí?

Currárselo de alguna manera.

-Estoy de acuerdo en que una cosa bonita presentada

es muy bonita, pero hija, en casa, con tres hijos,

dos perros, cinco gatos, etcétera, no.

-¿Quién tiene unas hojas verdes para dejarme que no le valgan?

-Yo tengo cilantro. -No, para decorar.

¿Esto lo vas a utilizar? -Sí.

Pero vamos, una te puedes llevar.

-¿Me puedo llevar una? -Sí. No te lleves la más gorda.

Que te meto. -La que tú me digas.

-Déjame estas dos normales. -Una, una.

-De estas dos, la que quieras.

-Venga, daos prisa.

Aspirantes, solo quedan cinco minutos

para que comience la cata. Venga, espabilad.

-Qué buenos sois. -Vamos, chicos.

-Cómo huele, Emil, desde aquí.

-Pero muy bien. -Increíble.

-Ay, mierda, se me ha olvidado...

Mierda.

Se me ha ido la pinza, no sé con qué me he liado,

se me ha olvidado completamente. Los he intentado hacer.

-Venga, chicos, que queda poco tiempo.

(SUSURRA) Vamos, vamos.

Aspirantes, último minuto.

Vamos, últimos diez segundos.

Nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro,

tres, dos, uno... ¡Tiempo!

Manos arriba.

Mierda...

-Bien, chicos, bien.

-El curry estaba superrico. Muy rico.

Todo lo que quería hacer estaba ahí.

Entonces, si no les gusta, eso ya no está en mis manos.

Pero yo sé que el plato es un buen plato.

Si quieres aprender a cocinar desde cero o lo tuyo

es la cocina profesional,

entra en escuelamasterchef.com.

Una escuela de cocina online

con más de 160 cursos

donde podrás aprender todo lo que necesites saber

sobre cocina. Tenemos a los cocineros

más prestigiosos y algunos de nuestros "Masterchefs",

que te ayudaran a potenciar toda tu creatividad.

Entra en escuelamasterchef.com y prepárate para cocinar.

Aspirantes, el tiempo ha terminado.

Espero que honréis a nuestros jueces como se merecen.

El primero en deleitar a nuestro jurado será Mateo.

Adelante.

He querido hacer un tajine de cordero con humus.

Lleva una guarnición de ciruelas y eso es todo.

El emplatado te lo has currado, ¿eh?

No sé si ha sido irónico o...

Está bien, se reconoce el comino a saco

y la guarnición de humus para acompañar un tajine de cordero

me parece un poco extraño.

Pero no está mal.

Me alegro.

¿Y aquí? Cocina tailandesa,

he querido hacer un pollo con curry amarillo.

Lo veo un poco solitario este pollo.

Echo de menos el arroz. El arroz.

Sí.

Ven para acá, guapete.

Que el pollo se te da bien, lo sabemos.

Tercer plato de pollo que te vemos cocinar.

Vienes de concursar en concursos de pollo,

se te da bien. Y aquí, si me dicen que es un plato francés,

de parmentier con las costillitas, me lo creo.

Veo un humus, veo un cordero y una salsa que está muy rica.

Yo pienso que sé hacer las cosas, pero que me falta mucho tiempo.

¿Y te conformas con eso? No. Por eso estoy ahí,

intentando hacerlo lo mejor posible.

Tienes mano, podrás llegar lejos. Como estás ahora mismo,

como no te lo creas, no ganarás "Masterchef".

Gracias.

Apunta maneras, pero le falta tiempo.

El tiempo que te falta a ti.

Pero está bueno y encima hay estética.

Este es el camino.

Es una sensación gratificante porque te reconocen tu trabajo

y te animan a seguir adelante. Pero también hay que aceptarlo

con humildad.

Cristina, por favor.

Vamos allá.

Mexicano y tailandés.

Que se me ha...

A buenas horas, mangas verdes. Sí.

Esto se supone que es el plato... Este es el mexicano.

Mexicano.

Sí.

Tú dices que has estado en México viviendo.

Sí. ¿Y allí se hacía la sopa esta así?

Sí.

Yo creo que el tiempo que tú hayas gastado en México

no ha sido cocinando, está claro. No.

Ahí sí que tenía dinero, como dice mi madre, para servicio.

Amiga, tirada en la playa. Caribe, playitas buenas,

pero cocinar cocina mexicana...

¿Y esto se supone que es...? Pollo al curry con arroz.

Pollo al curry con arroz. Sí.

Soso, sin gracia, sin gusto.

Le falta todo.

Y ya no te digo la presentación, que has venido a limpiarme el plato.

"A ver si soy capaz de arreglar...". Muy tristes tus platos.

Lo siento.

Qué arte, qué estilazo. Nacho banderilla, aleta de tiburón.

¿Cómo lo llamas? No, no...

Después de 11 programas de "Masterchef", ¡ole!

Ole y ole.

Toda mi esperanza puesta en el plato tailandés.

Cristina, lo primero que no entiendo es por qué te ríes tanto.

De nervios, supongo.

Supongo que sabes que la sociedad tailandesa

es una de las más tolerantes del mundo.

Eso dicen. Quizá porque es la única

que podría llegar a tolerar esto que has hecho.

Tú sigue bien, ¿eh? Que yo ya me voy a mi casa

a abrazar a mi niña.

-Tomárselo todo a risa... Me parece que es por ahí

por donde su cocina flaquea.

Emil, vamos allá.

He hecho un curry verde con calamar y luego le he salteado unas setas.

Y "plas".

Muy bien, ¿y ahí qué tenemos?

Ahí tenemos un humus con garbanzos y lentejas.

No tenías tahína. Yo vengo, te lo digo,

y tú, cazurro, que eres más mula que nadie,

has dicho: "Yo voy a hacer humus igual".

Sí.

Y has logrado un muy buen humus y está superrico.

Gracias. Muy rico.

Muchas gracias.

Si es que eres un descarado, Emil.

¿Pero descarado o descarado?

No, descarado porque coges la receta,

la tradicional la cambias, la haces a tu rollo.

Pero tú sabes que esto está muy bueno.

Está bueno. Felicidades.

Muchas gracias.

Está rico. A mí me gusta el sabor ese ácido del limón,

yo soy súper de limón, de vinagre.

Me gusta que tenga chispa.

Espero que esté a la altura.

"Buah".

No me voy a enrollar más, ¿eh?

Chapó.

Muchas gracias, Samantha.

Pica un poco.

Pero poco, ¿eh?

Me encanta el picante.

Moderado. Yo creo que Emil

te acaba de llamar flojo.

(Risas)

¿Tú crees? Sí, sí, sí.

¿Me crees un flojo? No, europeo.

Muy europeo. -(RÍEN)

-Lo he dicho con cariño, no sé por qué se ríen.

¿Qué pasa, que porque no me pongo el pelo para un lado

y me dejo aquí un peluquín no puedo ser exótico y universal?

Pero vaya, amigo, el paladar lo tengo muy afilado.

Ya lo sé, ya.

Me guardo el pan para el siguiente plato, ¿te parece?

Vale.

Mira que me cuesta dar la razón a los aspirantes

y en este caso, te la voy a dar a ti, Vicky.

Tienes muchísima razón. Emil es muy listo y muy bueno.

Este plato está bueno.

Pero este plato es el mejor plato que se ha cocinado en "Masterchef",

seguro, de largo. Sé lo que hago.

(Aplausos)

¡Bravo, Emil!

¡Guapo! -Eso es un subidón.

-Eres un auténtico crack.

-Yo creo que Emil ha sacado los mejores platos de "Masterchef".

No este, sino todos. Es tan evidente que Emil

lo hace todo tan bien, que ya llega un momento en que dices:

"Mi única esperanza es que Emil un día la cague

para a ver si alguno de nosotros lo puede superar".

Milagrosa, cerramos la cata de hoy. (RÍE)

Gracias.

-El guacamole, que sería a juego con el otro mexicano,

y humus.

¿Eso es que sí?

Estoy viajando, espera. Ay, pues viaja, por favor.

(SABOREA)

El viaje, por lo menos, es largo.

Estos platos me iban a llevar al Líbano, a Playa del Carmen,

en México. ¿Y te han llevado adónde?

Y me ha llevado a un bar de carretera.

Vaya, hombre. De esos sin papel higiénico ni nada.

Ay, qué gracia. Esto es un desastre.

Qué le vamos a hacer.

Anda, al toro otro.

Que si no lo pruebas, no me voy a enfadar, ¿eh?

Que ya, con lo que ha dicho Samantha, creo que...

A lo mejor tú tienes otro paladar.

¿Este cuál es el plato?

El humus.

¿El árabe? Sí.

El motivo principal de la cocina árabe

es honrar al comensal. ¿Tú crees que esto es una honra

para mí? No lo sé porque no he cocinado

árabe nunca.

Buen bocado has cogido, ¿eh?

Esto no es una honra. Ni aquí ni en Marruecos

ni en la China popular.

Pues nada, haré papas con huevo.

Soso, sin gusto, sin aceite. Sin el limón que tiene que llevar.

Anda que no lleva limón. Pepe, anda que no lleva limón.

¿Tú has probado el de Emil? No.

Si tuvieras posibilidad, lo deberías de probar.

Seguramente estará mucho mejor, pero le he puesto limón.

Infinitamente mejor. Ya le diré que me dé la receta.

Sí, te lo pido por favor.

Esto es lo que tú llamas guacamole, ¿no es así?

¿Dónde está la sal? Soso como un demonio.

Probad. Lo he probado.

Pero a lo mejor mi paladar no es el tuyo.

Déjame que acabe, no me cortes, por favor.

Sal, gusto, no lo tiene.

Soso como un demonio.

Lo habrás probado, sí, pero tienes un problema

en el paladar. Seguramente.

Nada, esto es un batido de aguacate.

Vamos a probar la... ¿Qué es? Cochinita.

Yo no lo llamaría, en ningún caso, cochinita pibil.

No, a lo mejor no se llama así, yo lo he querido copiar.

Pero no digo que se llame.

También te voy a decir que estos dos

que tengo a mis espaldas tienen un paladar muy fino.

Y lo que me entristece es verte hablar con Pepe

tomándolo poco en serio.

No, no, eso no. Esa es mi percepción.

Yo siento lo que ha pasado, pero... Cuando el jurado habla,

el que está delante calla y escucha. Eso lo primero.

Porque tienes una pata fuera de aquí.

Lo sé.

Si por algún milagro no te vas, cambia el chip.

Sí, chef.

-Tengo todos los números para poderme ir a casa.

Pero bueno, esperemos a la última palabra.

Que esto nunca se sabe hasta el final.

Aspirantes, ya sabéis que ahora es el momento de que nuestro jurado

delibere para decidir quién de vosotros cuatro

tiene que abandonar las cocinas de "Masterchef".

Jueces, por favor.

Eva, yo creo que hoy no hace falta deliberar.

Lo tenemos muy claro.

Ay, madre mía...

Pues adelante.

Hay dos aspirantes que se merecen seguir aquí,

que han luchado por ello y lo han hecho muy bien.

Y dos aspirantes que no se merecen ese delantal

que llevan puesto.

Como siempre, en las expulsiones alguien se va triste.

Esta es distinta porque al fin uno se va feliz.

Bueno, Emil, no eres el único, nosotros también.

Porque al fin, en estas cocinas, hemos visto sabores

que valgan la pena.

Hemos visto cocinar.

Y por fin tenemos a un Rey León.

(RUGE)

Pero, amigo mío, también tenemos a un Simba.

(RÍEN)

Ese eres tú.

Emil sí es el Rey León y Mateo ahora mismo es Simba.

Pero bueno, que están los leoncitos que vienen por detrás

y van a intentar comerse a Mufasa, a Timón, a Pumba

y a todos los que nos echen. A Pumba y al que sea.

Mateo, Emil, enhorabuena a los dos porque seguís una semana más

cocinando en "Masterchef". Subid a la galería.

(Aplausos)

Soy pequeño pero aquí sigo.

El que haya pensado en un principio que no iba a durar nada,

pues nada, que se calle.

Y que se lo trague.

-Ay, mi niño.

Cristina, Milagrosa. Vosotras sois la otra cara

de la moneda. En esta prueba, habéis cocinado realmente mal.

¿Y sabéis lo que es peor? Vuestra actitud.

Una por pasota, de todo se ríe.

Y la otra por soberbia.

Algo que no esperábamos.

El aspirante que no merece seguir cocinando

en "Masterchef" es...

Milagrosa. (GRITA)

-Venga, cariño mío... -No me jodas.

-No me lo puedo creer.

-Os quiero a todos, ¿eh?

Os quiero a todos. -Mila, te queremos, que lo sepas.

Que tú eres una auténtica crack.

-(LLORA)

-Ahora vuelve a haber un poco de chispa.

El plan cavernario se ha roto un poco.

Ya no es el grupito de todos juntos alrededor del fuego

haciendo pulseritas y Emil con cara de ñu ahí en la esquina.

Boba.

Perdona, Jordi. ¿Pero de qué te disculpas?

Solo con que lo veas, ya estamos contentos.

¡Guapísima! -Te queremos.

-Para mí ha sido una experiencia que, con 51 años,

pues yo no pensé que iba a vivir.

Porque convivir con 15 personas que no conoces de nada,

que cada uno es de una manera, que cada uno cocina distinto.

La verdad es que me ha demostrado que puedo convivir

con muchos tipos de personas.

Ay, Milagrosa. (RÍEN)

Que me da mucha pena. No, pero estoy muy contenta.

Estoy muy contenta porque...

Solo hoy he metido la pata, pero ha habido días

que lo he hecho muy bien.

Me he bloqueado.

Y a lo mejor, la actitud no era la... No, yo creo que tú

tienes que estar muy orgullosa de tu paso por aquí.

Sí, lo estoy. Porque el momento más bonito

de "Masterchef" para mí esta temporada lo he vivido contigo.

Sí, con mi madre.

Porque esta última imagen que hemos visto de ti

no es Milagrosa.

No.

A mí me gustaría que todo el mundo supiese

que tú eres la alegría cuando entras en las cocinas.

Que siempre tienes una palabra buena para todo el equipo.

Y por eso me da tanta pena.

Me alegro por haber estado aquí, de verdad que me he sentido

muy arropada en muchos momentos

y solamente disculparme por lo de hoy.

-¡Grande, Mila!

(Aplausos)

-Ánimo, Milagrosa.

¿A quién vas a echar más de menos?

Bueno, a todos. Sobre todo a Vicky.

A Mateo, a Cristina.

¿Quieres que baje alguno?

Baja, Vicky.

-Venga, Vicky.

-Mi campeona, es la campeona.

¿Ganará Vicky "Masterchef"?

Yo voy a rezar porque gane.

Se lo merece.

-¿"Voy a rezar porque gane" ha dicho?

(RÍE)

-(LLORA) -Mi niña.

Que te quiero.

Venga, que tienes que ganar para que yo te vea.

Tienes que ganar para que yo te vea.

¿Cuánto la vas a echar de menos?

Hombre, un montón. Ha sido mi compañera de fatigas,

como dice ella.

Era la única persona que no quería que se fuera.

Me daba igual que se fuera quien fuera,

me daba igual. Me daba igual Mateo, que Cristina

o Emil, me daba igual. Pero Milagrosa no.

Pero bueno, da igual. Cuando acabe el programa,

ya quedaré con ella.

Pues yo te tengo que contar. Está Jerez revolucionada,

muy orgullosos de tu paso por el programa-

Eso espero, de verdad. Y de que hayas dejado

a una tierra tan bonita a la altura que la has dejado.

Puedes estar orgullosa. Gracias, Eva, de verdad.

Pues solo me queda darte cosas.

¿Ah, sí? Ya sabes que a mí me gusta mucho

regalar cosas. Bueno, a mí no, a nuestro supermercado patrocinador,

que te regala la compra del mes durante todo el año, aquí la tienes.

Y nuestro patrocinador de electrodomésticos,

que ya sabes que te va a dar todos los electrodomésticos

que has usado durante todo el programa.

El horno, la vitrocerámica, la licuadora, todo.

Qué bien. Quédate muy tranquila

y estate muy orgullosa de tu paso por "Masterchef".

Dame un beso muy grande. Gracias.

Gracias, guapa. -¡Guapa!

-¡Guapísima, Mila!

(Aplausos)

-Gracias. Hay que colgar ese delantal.

¡Guapa! -¡Guapa, Mila!

-Mila, grande.

-Yo, cuando empecé los castings de "Masterchef",

el sueño de cualquier persona que le guste la cocina como a mí.

Y bueno, ya estar donde estoy, llegar donde he llegado,

me voy orgullosa de lo que he hecho.

Muy orgullosa.

Pues hoy ha sido una noche de reencuentros,

pero también de dolorosas despedidas.

Milagrosa ha tenido que colgar su delantal,

pero estoy segura de que deja a sus compañeros

más motivados que nunca.

La final está cada vez más cerca.

Pero cada vez es más difícil llegar a ese momento.

Nosotros nos vamos, pero volvemos la semana que viene.

Mientras, ya saben lo que tienen que hacer, ¿verdad?

Ponerle sabor a la vida.

Es el momento de volver a luchar por el sueño de convertirse

en "Masterchef".

Esto tiene que parecerse lo más posible

a una cocina profesional.

No, tío... Venga, aspirantes.

El tiempo corre y vosotros para nada.

Venga, metedle caña.

Óscar Velasco.

Me recuerda más a un plato combinado

que a un plato de cocina, ¿no? No me ha gustado mucho.

Creo que no te aporta nada bueno. Este no es el camino.

Bienvenidos a Las Ventas, la catedral del mundo del toreo.

Cuánto grande en esta plaza, ¿eh? Madre mía.

Quiero un plato que merezca el aplauso de esta plaza.

Uy. -Esto es trabajo de chinos.

-Ya está, fuera, no perdamos más tiempo.

-Ya tenía que estar emplatado. -Pero ya.

-Se han quemado.

Hay una cosa que todavía no sabéis. Uno irá bien, otro irá muy justo

y uno de vosotros, o se da prisa o se irá a su casa.

  • Programa 11

MasterChef 2 - Programa 11 - 25/06/14

25 jun 2014

Llega a MasterChef la repesca, el momento más esperado por los exaspirantes y por la audiencia. ¿Quién recuperará sus sueños?Además, visitan el plató Diego Guerrero y Dani García para explicar la importancia del color y el aspecto de un plato en la alta cocina. Ellos ayudarán a los aspiranes en la  primera prueba del programa, ya que el jurado se va del plató. Esta noche la cata será a ciegas, es decir, sin saber qué aspirante ha preparado cada uno de los platos.  

ver más sobre "MasterChef 2 - Programa 11 - 25/06/14" ver menos sobre "MasterChef 2 - Programa 11 - 25/06/14"
Programas completos (15)
Clips

Los últimos 337 programas de MasterChef 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 15 - 23/07/14 Completo 3:07:37 100% 23 jul 2014
    Programa 15 - 23/07/14 23 jul 2014 Vuelve a ver la gran final de la segunda edición de MasterChef. Vicky y Mateo luchan por alzarse con el título que les acredita como cocinero profesional ante un jurado de excepción con Pepe Rodríguez, ...
  • Programa 14 - 16/07/14 Completo 2:11:37 100% 16 jul 2014
    Programa 14 - 16/07/14 16 jul 2014 La semifinal de MasterChef se presenta como uno de los programas más emocionantes. Por fin conoceremos el nombre de los dos aspirantes que se enfrentarán en el gran duelo final. Los otros dos ...
  • Programa 13 - 09/07/14 Completo 2:07:04 100% 09 jul 2014
    Programa 13 - 09/07/14 09 jul 2014 Estamos a un paso de la gran final de MasterChef y los cinco aspirantes se dejarán la piel en la cocina para conseguir una plaza. En este programa habrá varias sorpresas. La primera es Quique Dacosta, chef del re...
  • Programa 12 Completo 2:04:42 100% 02 jul 2014
    Programa 12 02 jul 2014 La historia, la tradición y el sabor son más protagonistas que nunca. Óscar Velasco, chef del restaurante Salceloni (Madrid) con dos estrellas Michelin, visita nuestras cocinas. Velasco trae un plato muy antiguo:...
  • Programa 11 Completo 2:08:19 100% 25 jun 2014
    Programa 11 25 jun 2014 Llega a MasterChef la repesca, el momento más esperado por los exaspirantes y por la audiencia. ¿Quién recuperará sus sueños?Además, visitan el plató Diego Guerrero y Dani García para explicar la importancia del ...
  • Programa 10 Completo 2:11:17 100% 18 jun 2014
    Programa 10 18 jun 2014 Las madres serán protagonistas de MasterChef esta semana. Los concursantes tendrán que cocinar un plato que les será familiar y para el que contarán con la inspiración de sus progenitoras. En juego esta...
  • Programa 9 Completo 2:12:02 100% 11 jun 2014
    Programa 9 11 jun 2014 Después de cocinar en un buque de la Armada Española, en un avión y a temperaturas bajo cero, los aspirantes se embarcan en un crucero que recorrerá el Mediterráneo, pero que no se equivoquen… ¡En MasterChe...
  • Programa 8 Completo 2:02:46 100% 04 jun 2014
    Programa 8 04 jun 2014 Crece la dificultad en ‘MasterChef’, que ha superado su ecuador. El jurado pondrá a prueba a los aspirantes haciéndoles cocinar un plato libre con el mismo ingrediente: el azafrán. Para conocer las pr...
  • Programa 7 Completo 1:58:26 100% 28 may 2014
    Programa 7 28 may 2014 Los aspirantes se enfrentan a una prueba de presión por parejas, relevándose en las cocinas cada seis minutos. Deberán dejar las diferencias a un lado y aprender a coordinarse y tomar decisiones conjuntas si quie...
  • Programa 6 Completo 2:05:26 100% 21 may 2014
    Programa 6 21 may 2014 Los aspirantes de MasterChef recibirán una sorpresa muy especial. Los más pequeños 'de cada casa' los visitarán en las cocinas para echarles una mano en la siguiente prueba. Se trata del postre preferid...
  • Programa 5 Completo 1:57:13 100% 14 may 2014
    Programa 5 14 may 2014 En la quinta entrega de MasterChef  los concursantes dan de comer a 35 actores y bailarines del musical de El Rey de León que se representa en Madrid en el Teatro Lope de Vega. Además los herm...
  • Programa 4 - 07/05/14 Completo 2:01:48 100% 07 may 2014
    Programa 4 - 07/05/14 07 may 2014 Churra no ha encontrado su sitio en las cocinas de MasterChef y ha sido la tercera eliminada del programa. La gallega ha sido incapaz de trabajar bajo presión, con tiempo límite y la presencia de los chefs, que a...
  • Programa 3 Completo 2:04:52 100% 30 abr 2014
    Programa 3 30 abr 2014 Daniel ha colgado el delantal de MasterChef  tras cometer el mismo error una y otra vez: ser más ambicioso de lo que puede asumir. Intenta hacer grandes platos pero el resultado final es un desprop...
  • Programa 2 - 23/04/14 Completo 2:13:04 100% 23 abr 2014
    Programa 2 - 23/04/14 23 abr 2014 MasterChef arranca más duro que nunca. Pocos aspirantes lograron superar el nivel de exigencia del programa y finalmente fue Lola la primera eliminada. "Mi problema es que me pueden los nervios y la presión", rec...
  • Programa 1 - 09/04/2014 Completo 2:03:06 100% 09 abr 2014
    Programa 1 - 09/04/2014 09 abr 2014 El jurado por fin eligió a los 15 mejores cocineros amateurs de España. Celia, Churra, Cristóbal, Cristina, Daniel, Emil, Gonzalo, Jorge, Lola, Lorena, Marina, Mateo, Miguel Ángel, Milagrosa y Vicky son los aspir...