+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4992744
Para todos los públicos +Cotas - Programa 3 - ver ahora
Transcripción completa

Dice una enseñanza budista que cuando el hombre se apiade

de todas las criaturas vivientes,

solo entonces será noble.

Desafortunadamente, en el mundo falta mucha nobleza,

pero en "Mascotas" esperamos que cambie pronto.

Os voy a presentar a Atenea.

Atenea es una gatita apta para personas con alergia.

Enseguida la conocemos. Bienvenidos.

Hola. Siempre llevo prisa.

¿Qué vamos a tener en el programa?

Pues no lo sé.

A ver.

Vamos a tener Max, un perro que ayuda a personas con discapacidad.

Abre y cierra cajones, enciende las luces,

coge el teléfono... No os lo perdáis.

Son pequeños, pero son guerreros.

Nuestra amiga Estela tiene seis pomeranias

que le hacen la vida verdaderamente difícil.

(LADRAN)

¡Oye, ya! ¡Venga!

¡Ya está bien!

Cómo será el tema, que tienen que salir en dos tandas a la calle.

Estela no es capaz de sacarlos en grupo de seis, tres y tres.

Pero nuestro amigo Isra nos ayudará a saber

quiénes son los culpables o el culpable.

Hoy estarán presentes los gatos.

Vamos a contar con Venus.

¿Quién es Venus? Un gato, un instagramer,

un influencer, ¡Qué bonito!

que tiene más de un millón y medio de seguidores.

Y seguramente no ha cogido un teléfono nunca.

Luego lo veremos, porque tiene una cara, o dos, como podéis ver.

Para caras la tuya, Ismael. Bueno, no me conoces bien.

(RÍE)

Y la de nuestros protagonistas de Internet.

Dentro "Animaladas".

Ismael, cuéntanos, qué tenemos en "Animaladas".

En "Animaladas" tenemos ladrones pequeños, grandes, de guante blanco,

que roban con el pico, con la cola, con la pata...

Cualquier táctica es buena para que se queden con lo que quieren.

Por ejemplo, este gato. No, hurón.

¡Es un hurón!

Es un gato disfrazado de hurón. No contradigas a la presentadora.

¿No lo ves? Yo estoy aquí para aprender.

Esto sucede mucho en la Rivera Maya.

Hay por allí mapaches,

llegan a los restaurantes y hacen estas cosas.

La verdad es que corren raro. Parece que están escocidos.

El gato, en vez de decir: "Me voy a comer al ratón", dice:

"Vamos a compartir la comida".

Pero mira quién manda en el fondo.

¡Toma ya!

Se lo va llevando. Poco a poco, se lo va llevando.

Qué bueno. Me parece una pasada. Eh...

Dime.

Esto es un loro. Cotorra.

Esta sí que es una asociación extraña.

Siempre me confundo entre cotorra y loro.

Es cuestión de años. Ese sí es un hurón.

Como podéis ver, quiere llevarse la comida del niño,

porque lo que le dan al chaval está muy rico.

Me encanta la confianza de los padres.

Mi hija se lleva el pienso de la perra.

Y luego, parece un hámster. ¿Te has planteado darle de comer?

He pensado en comprar comida para niños.

Si les das de comer no pasa eso.

Los mapaches son de los animales más interesados

en obtener alimentos de otros sitios.

Pero son muy educados. Sí, cada uno coge su trozo.

En el restaurante, esperan a que les des la comida y se van.

¿Qué queréis que hagan? Ellos no tienen intercambio económico.

Tendrán que llevarse las cosas.

Mira el ave.

Esa me encanta.

¡Ay, por favor! ¡Se lleva la alfombra!

La alfombra. Esto sí que es un chorizo.

En Cádiz, las palomas entran en los bares,

se llevan un trozo de pan y se van.

Muy educadamente.

A mí me pasó una vez, una gaviota en Australia,

estaba a punto de comerme un bocadillo,

y la gaviota me mangó el bocadillo entero.

No sé cómo lo hizo, pero se lo llevó.

No me tocó las manos.

Suerte que no te hizo daño. No hice mucha resistencia.

Para que luego digan que los animales no son listos.

Yo quiero que se resuelva un misterio.

Dios.

El misterio del gato y el pepino,

que es igual a la ecuación gato-resorte.

¿Qué les pasa a los gatos con los pepinos?

Esto es tremendamente sencillo.

No le gusta mucho. Mira, mira, mira.

Al animal no le ha dado un infarto porque tiene el corazón potente.

Pero es que salen pitando.

Como si tuviese un muelle. Como un cohete.

Si estás en casa y, de repente, aparece un señor con bigote,

medio desnudo, te asustarías.

¿Con qué lo confunden?

Ellos ven algo en su territorio que no estaba antes.

Claro.

De repente ven algo que puede inducirles

a pensar en una serpiente.

Me ha encantado: "Ven algo en su territorio que no estaba antes".

Hay que decir que los gatos se estresan muchísimo con esto.

Pido, por favor, que se intente no hacer, no mucho.

Si os queréis divertir con esto, ver los vídeos que hay en Internet,

mejor que hacérselo a vuestro gato, porque igual se da con la encimera.

Es, simplemente, un reflejo de protección.

El animal ve algo que no ve antes, se asusta,

porque además tiene una forma de un posible predador.

Pero cualquiera nos asustamos si aparece...

Pero no se mueve.

Nos asustamos si aparece alguien de repente.

Pero los gatos pegan un salto.

En nuestro caso, gritaríamos.

¡Un pepino! ¡Un pepino!

Si te pone alguien en casa un modelo de estos

para poner la ropa, que no me sale el nombre.

Un maniquí. Bien, gracias.

Si nos ponen un maniquí detrás y te das la vuelta,

te llevas un susto, porque crees que te puede hacer algo.

Ellos es como si vieran algún tipo de ofidio, serpiente o similar,

y se asustan mucho. Normal.

Hay que recordar que los animales de compañía no son juguetes,

que merecen un trato digno

y que cualquiera de estos comportamientos que acabamos de ver

puede dejarle secuelas graves. ¿Verdad que sí, Isra?

Vamos, Lana. Hola, Lana.

¡Hola! ¡Hola, chiquitina! ¿Qué tal?

Hola, chiquitina. ¿Cómo estás?

Muy bien. Vaya reto el de esta semana.

Seis perros, no uno. Seis. ¿Qué es lo que ha pasado?

Era una situación complicada.

Creo que los perros, a las familias, tienen que unirlas,

y en este caso, la estaba separando.

El paseo tenía que ser por partes.

Vemos un adelanto.

(LADRAN)

¡Oye, ya! ¡Venga!

¡Ya está bien!

¡Venga!

Isra, son pomerania. Seis tiene,

Estela, su dueña, en casa.

¿Cómo se puede organizar con este desmadre?

Pues era un jaleo.

Los paseos eran en tandas.

Su marido va con uno, ella con otros.

Se cruzan con perros y es un jaleo,

dentro de casa es un jaleo...

Escuchamos a Estela.

Los perritos se llaman Lyon, Conan,

Cleopatra, Milka, Misón y Estrellita.

Y los tengo desde hace ocho años.

Los que tienen el problema son, sobre todo,

Cleopatra, Milka y Estrellita.

Mayoritariamente es pánico a los perros.

Por la calle es muy incómodo ir con ellos a pasear.

Y si están todos juntos, muchísimo peor.

Milka, si se acerca algún perro, va a atacar.

Intenta defender como sea a sus hermanas.

Estrella, es pánico.

Empieza a llorar como una loca,

como si la hubiesen mordido.

Y Cleopatra es continuo, ladrar continuo.

Digamos que sería la jefa, la que domina, la que manda.

Sobre todo, mi marido no quiere pasear conmigo por las noches.

Saca tres y yo saco tres.

Directamente, él se va por una parte y yo me tengo que ir por otra.

O sea, estamos... separados.

Va a venir Isra, y os va a poner las pilas a todos.

¿Eh?

Me encanta, Estela dice: "Va a venir Isra. Vosotras veréis".

Me sorprende que se sepa el nombre de todos los perros,

que se pueda organizar...

Era muy complicado.

Intenté aprenderme los nombres en el momento,

pero se movían tanto que era imposible.

Era imposible.

Vamos a ver cómo fue ese primer encuentro.

No puedo esperar más.

(LADRAN)

¡Oye, ya!

¡Venga!

Estela.

-Hola, ¿qué tal?

Hola.

-Vamos a diagnosticar cuál está creando realmente este conflicto,

cuál es el que empieza, el que tiene la energía más alta.

-Vale.

-Vamos a salir a la calle a pasearlos de dos en dos.

Te fijas que este se te está subiendo.

Aquel también se te está subiendo.

Este grande está a sus cosas.

Aquella también evita conflictos.

Vamos a empezar por sacar a pasear

a esta y a esta.

-Vale.

-¿Vale? -Vale.

(LADRAN)

¡Cleo! ¡Cleo!

-Fíjate en la actitud. ¿Lo notas?

Vemos perros ahí delante

y ella se pone de pie.

Es como que quiere ir ella primera,

porque tú no estás controlando la situación.

No estás ejerciendo un liderazgo tranquilo.

No eres su referente.

Si no hay un referente, ella, entre estas dos,

está activándose.

Vamos.

Para que yo me aclare,

estabas buscando, digamos, la oveja negra,

la cabecilla de la manada, la que genera esta situación.

Claro. Y sorprendentemente no es un perro.

No. O dos, ya lo veremos.

El problema era que cuando nos agachábamos

a ponerles los collares, ya se le estaban subiendo.

No respetaban el espacio, no tenían a Estela como un referente.

Eso podía generar un problema.

Dentro del síntoma, que era que los perros tenían esa actitud,

teníamos que saber quién empezaba para poder atajarlo.

¿A qué te refieres cuando dices

que Estela no está siendo un referente?

Porque ella no está controlando, ni siquiera, la salida del paseo.

Entras a casa,

abordan los perros.

Ella les dice que pare, no paran. Nos agachamos, se la suben encima.

Salvo algunos que están haciendo sus cosas, esperando,

muchos se le estaban subiendo ya.

Deja que recuperemos un momento muy interesante,

cuando una de las perritas se pone a dos patas, amenazante.

Es que tú fíjate.

Mira. Impresiona.

Vemos un perro delante y la perra ya se está poniendo...

Su actitud, fíjate. Está controlando ella el paseo.

Amenazante, para avisar al otro perro: "Ojo, que soy una bestia".

O comérselo. ¡O comérselo!

Su actitud era ir a por el perro.

Para encontrar al responsable, lo que hizo Isra

fue pasearlos de dos en dos. Lo vemos.

Ahora estamos valorando a estos dos.

Lo que te decía con la otra. ¿Ves cómo se pone?

Si la corriges, debes ser firme, desde aquí.

Que realmente tu energía le transmita que tiene que calmarse.

Ella está adelantada en el paseo.

Ya no estás controlándolo tú.

(LADRAN)

Mira lo que está pasando ahora.

Vemos un perro y esta es la que está ladrando muchísimo.

Aquella se va detrás de ti. No quiere problemas.

Esta, sin embargo, va hacia delante, quiere seguir avanzando.

Tú tiras del arnés y ella tira más del arnés.

Es un perro de un kilo y medio que cree que pesa 80.

Si yo me acerco o tú te acercas,

la perra nos tiene de referencia,

y deja de ladrar.

¿Ves como se queda calmada?

¿Qué tal esto?

-La gloria. -Así mucho mejor, ¿verdad?

Me encanta la autoestima de estas criaturas.

Pesan un kilo y medio y creen que pesan 80.

Sí, al perro le da igual el tamaño del que tiene delante.

Si es un perro de 60 kilos, a esta le daba lo mismo.

Quería seguir avanzando, avanzando.

Por eso intentaba explicar a Estela

que es muy importante que su actitud, su cuerpo,

su emoción y su mente digan lo mismo.

Baja.

Ponte de pie. A ver.

Yo también me creo que mido más y que peso más.

Ojo.

Si tu actitud es caída, Sí.

aunque estás diciendo: "Ven, ven",

no me lo transmites.

Claro.

Hombros para atrás, cabeza arriba.

Tengo que empoderarme.

Claro, una coherencia entre lo que sientes,

lo que quieres que pase,

lo que estás pensando y tu cuerpo.

Es lenguaje no verbal, que los perros intuyen.

Es lo que más interpretan, el lenguaje no verbal.

En el momento que nos agachamos, tranquilos, pero firmes,

el perro se acerca y deja de ladrar.

Necesitaba un referente.

Llega el momento de pasear a los machos. A ver qué ocurrió.

Ahora estamos valorando a los dos chicos de tu manada.

Como puedes observar,

él tiene un poco de exceso de energía.

Es normal. Pero ¿ves cómo retrocede?

-Sí. -No quiere controlar el paseo.

Y este va perfecto.

Su correa relajada...

Creo que es el más tranquilo de todos los que tienes.

Lo único que hace es que quiere avanzar,

pero porque quiere ir más rápido.

Es grande y necesita quemar más energía igual.

Pero la correa va perfecta, el paseo lo controlas tú.

Con ellos dos sí ejerces un buen liderazgo.

Lo haces muy bien. -Gracias.

Vamos a soltarlos a todos juntos, a ver cómo se comportan.

Fíjate, la perra está suelta, pero no se separa de tu perímetro.

Incluso cuando nos acercamos o está viniendo gente,

ladra, pero se viene contigo.

Está buscando un referente.

Fijaos en esta.

Está jugando, disfrutando...

No está haciendo nada, está tranquila.

Y ellos tres ya empiezan en modo juego.

Ya se están buscando para jugar... Lo están haciendo muy bien.

Me pregunto por qué Estela lidera bien a los machos

y no a las hembras.

¿Ahí qué ha pasado?

No tiene nada que ver con el sexo del perro.

Los machos que tiene son más tranquilos que dos de las hembras,

que estaban un poco más alteradas.

Vamos a ver quién o quiénes son los alborotadores de la manada.

Estela, las que están empezando todo este jaleo,

las que tienen exceso de energía y falta de liderazgo,

son ella y ella.

Vamos a trabajar con la inseguridad

de esta y de esta.

Cuando estamos relajados y somos unos referentes para el perro,

fíjate cómo va ella.

¿Cómo la notas? -Más tranquila.

-Pero porque yo estoy siendo muy tranquilo.

No la estoy gritando, no la estoy alterando,

no la estoy hablando como la hablas tú.

Los perros son perros, no son personas.

Debemos dejar de humanizarles, porque eso no les viene nada bien

para su equilibrio mental, físico y emocional.

Quiero que pruebes una cosa.

Coge las correas.

Muy relajada. Coges aire.

Respiras.

Y quiero que vengas caminando conmigo.

Tranquila.

¿Notas cambio? -Sí.

-¿Cómo te sientes ahora?

-Mucho mejor. ¡Ya ves!

-Ves que vamos con las dos más conflictivas.

En cuanto tú te has relajado y has creado una referencia

real para ellas y tranquila, las perras se relajan.

Eres tú la que les estaba provocando todo eso.

Y en ti estaba la solución.

Lo hemos entendido.

El lenguaje no verbal, la actitud. Sí.

Pero ¿a qué te refieres con lo de no humanizar a los perros?

Que creo, sinceramente, que hacemos todos los que tenemos

animales de compañía, los humanizamos.

Yo creo que es muy importante no humanizarlos porque no son humanos.

Entonces, cuando humanizamos al perro,

le hablamos como si fuese un peluche,

como si fuese, no sé...

(VOZ AGUDA) "Venga, vámonos bonito. Ven aquí".

El perro se queda mirándote, como diciendo: "¿Qué pasa aquí?".

Se desconcierta. Claro.

Fíjate en una cosa. En el momento que soltamos a los perros,

Sí.

ellos se comportan de forma completamente diferente.

Empiezan a estar mucho más tranquilos.

Ahí es cuando me di cuenta de que el problema y la solución

no estaba en los perros, estaba en Estela.

Estaba en Estela. Estaba en la líder de la manada.

En su líder, un referente que tienen que tener, siempre tranquilo.

Bien, ya hemos visto que con Isra ha ido todo más o menos bien.

El gran reto es saber si Estela puede pasear tranquilamente

con sus perros.

Quiero que vayas introduciendo perros en el paseo.

Igual, sigue calmada y caminando.

Mirando al frente, con decisión.

Eso es, muy bien.

Llevas ya cuatro. ¿Qué tal?

Y vamos paseando muy tranquilos.

Sin ladrar, sin escuchar ladridos...

¿Qué te parece?

-Jo, un sueño.

-Como ahora estás muy tranquila, te saco de tu zona de confort.

Seguimos metiendo perros.

¿Estás preparada para meter otro? -Sí.

-Yo también te veo.

Tienes a toda tu manada junta,

tranquila, y estás controlando tú el paseo.

Esto es lo que queríamos.

Es lo que queríamos conseguir. ¿Cómo te sientes ahora?

-Jo, fenomenal.

-Mira, todos los perros detrás de ti.

Ellos te siguen a ti, estás siendo una líder para ellos.

Y sin ladrar.

Ahora Estela está disfrutando del paseo.

Esto es una manada firme, tranquila y unida, como una piña.

Ya tienes las herramientas para trabajar el paseo,

sabes cómo controlar a los perros, cómo controlarte tú,

les estás dando su tiempo para que se autogestionen,

y los estás haciendo perfectamente.

Tienes toda tu manada siguiéndote. Eres su líder, eres su referente.

Lo has hecho muy bien, así que os dejo disfrutar del paseo.

-Muchas gracias. -Así es como hay que pasear.

¡Qué bonito, Isra! ¡Enhorabuena! Me encanta.

Me ha gustado mucho lo que le has dicho de la manada.

Esto es una manada firme, ágil... Tranquila, claro.

Equilibrada y toda junta. Iban andando como una piña.

Tengo una imagen de ella alejándose con los perros,

que me emocionaba verlo. Era como: "Dios..."

Pues a ella, ni te cuento lo que le emocionaba,

que era su primer paseo en armonía con su familia.

Y cruzándose con perros, con gente,

y los perros la seguían a ella. Su actitud era tranquila,

decidida y sabiendo que estaba controlando la situación.

Le queda mucho trabajo por hacer en casa.

Pero por fin puede pasear con sus perros y con su marido.

Quiero dar las gracias al programa "Mascotas",

en especial a Isra,

porque mirad cómo están de tranquilos ahora.

Da gusto pasear con ellos.

No tiran en los paseos,

obedecen mucho más, no ladran...

Y la verdad es que da gusto,

da gusto estar con ellos así.

Y muchas gracias.

Esta es la parte más bonita del trabajo.

Sí, es genial.

Los animales nos dan muchas lecciones de vida.

Déjanos una lección vital que nos sirva.

En este caso, la lección que hemos aprendido

es que cualquier cambio empieza por ti.

Aunque veas el problema en los demás,

primero, mírate tú, cambia tú y tú vas a proyectar ese cambio.

Gracias. Eres el mejor.

Hasta la semana que viene. Gracias.

Ahora, lo que vamos a hacer es revisar un falso mito.

El falso mito que vamos a revisar, en torno a los perros,

tiene que ver con la manera en la que perciben el mundo.

¿Qué hemos preguntado?

Es que es una de las preguntas que más intriga tenemos.

De hecho, ¿cómo me veis vestida?

Yo, de blanco y negro. Para empezar, guapísima.

Pero de color, blanco y negro. Blanco y negro.

Sí.

Yo me preparo para que mis perritos me vean con claridad.

¿O no? O quizá...

No me digas que eliges tus looks para tus perros.

Esto me parece lo mejor.

Yo elijo blanco y negro porque sé que cuando entre,

además de esos abrazos de los que hemos hablado,

me van a ver con claridad.

Pero quizá no es tan claridad, porque igual nos ven en color.

Hemos preguntado en la calle: "¿Sus perros cómo los ven?

¿En blanco y negro o en color?".

Yo creo que ella no me ve solo en blanco y negro.

Tampoco sé en qué colores me ve, pero no creo que me vea

en blanco y negro, me parece soso. ¿Cómo me ves?

Le compro pelotitas y juguetes de diferentes colores.

Y yo he observado que por el olor

es por lo que seguía,

pero por el color no he observado ninguna diferencia.

Reacciona más a ruidos que a colores, es de lo que me he dado cuenta.

No le he visto motivado por ningún color, la verdad.

No sé si me ve en verde, en naranja, tiene dudas...

No te puedo aclarar. Yo no lo diferencio.

Yo sé que no ven solo en blanco y negro porque lo he leído.

Yo sé que me ven con algún color.

Siempre he entendido que los perros ven una serie de colores

y no otros. Pero no sé si eso es así o no.

Los perros ven en color, pero no la gama de colores de los humanos.

Es una gama que tira más a verde.

Carlos, y la respuesta de cómo nos ven los perros y los gatos,

¿nos ven en blanco y negro?

Este último señor es una maravilla, lo ha dicho perfectamente.

Os traigo dos maravillosos ojos de dos distintos tamaños

para explicaros el tema.

Es muy fácil.

Este ojito pequeño es de una persona, podría ser el mío.

Y si le damos la vuelta, vemos la gama de colores que utilizamos:

rojo, verde y azul. ¿De acuerdo?

Nosotros utilizamos esas tres gamas de colores

para ver el mundo.

Sin embargo, nuestras mascotas, ojo más grande...

Por ejemplo, Atenea, estaría viendo...

Azul y amarillo.

Azul y amarillo. Azul y amarillo.

Esa es la gama en la que se mueven.

¿Hoy, mis perros no me verían?

Sí te verían, pero las tonalidades que reflejen amarillo y azul.

Esos labios intensos, carnosos, no los distinguirían bien.

¡Vaya! Tampoco les hace mucha falta.

Claro. Si te pintaras los morros de azul,

el perro diría: "Mira cómo se le mueve la boca".

Ellos ven en una gama de colores.

Las mascotas tienen unas necesidades diferentes a las nuestras.

Un gato necesita más controlar la visión

en longitudes largas, en movimiento...

Cosas que a nosotros no nos preocupan.

Vamos a ilustrarlo con un ejemplo.

En casa, van a ver a continuación cómo nos estaría viendo un perro.

Así, de esta manera es como está viendo la imagen.

¿De verdad?

Sí. Tampoco es tan raro, es diferente.

Y ahora, un gato.

Un gato que en estos momentos estuviese viendo la pantalla,

nos vería de esta forma. Efectivamente.

Qué curioso.

Es simplemente que en la evolución de los animales

han ido dejando que los conos y los bastones...

Los conos y los bastones para apoyarse no.

Los conos y los bastones son dos tipos de células

que tenemos dentro del ojo.

Los conos son para los colores,

y los bastones, para no olvidarnos,

para el tema de la oscuridad.

Los gatos y los perros tienen menos conos,

porque necesitan menos colores,

pero tienen muchos más bastones que los seres humanos

porque ellos sí necesitan ver en la oscuridad.

Esa es la gran diferencia.

Ellos tienen más capacidades en unas cosas,

y nosotros, algunas más que ellos.

Pero vemos perfectamente y ellos se adaptan.

Atenea, ¿nos ves guapos? Nos ve fantásticos.

Además, se porta estupendamente. Es muy buena.

Es un amor. Es muy buena y muy noble.

Eso os puedo decir a nivel de visión de los gatos.

Es totalmente diferente, no es ni mejor ni peor que la nuestra.

Está adaptada a sus necesidades, sobre todo, a la caza.

Ahora no tienen que hacerlo en casa porque les ponemos alimento.

Pero si viven en libertad,

les hace falta esa visión en longitud y movimiento.

Me encanta Atenea, porque es como el gato de Alicia.

La verdad es que somos muy perreros, pero Elisa, ¿te gustan los gatos?

A mí me encantan los gatos, los perros, todo.

A mí, las gatas.

¿Las gatas? Me gustan las gatas.

Por ejemplo.

Una gata que traigo, que tiene más de un millón y medio de seguidores.

Yo creo que esta gata nunca ha cogido el móvil,

pero la dueña vio que es tan peculiar...

Venustwofacecat se llama. El gato de las dos caras.

Exacto.

Yo lo hubiese llamado Doctor Jekill y Mister Hyde.

Es precioso. No, no.

Además, sus hermanos son normales.

Como cualquier gato, ¿no?

Yo le preguntaba antes al veterinario, a Carlos:

"¿Es normal que salga algo así?".

Y me decía: "Eso es el azar.

Yo le intentaba...

Bueno, tiene que tener alguna explicación científica.

Un ojo de cada color. Exacto, Elisa.

Es impresionante.

Si fuera hijo de un negro y una blanca, sería,

en vez de un mulato, un "mugato".

Un "mugato". Es un "mugato".

Yo llegué a pensar que, a lo mejor, la madre tuvo un embrión

con dos gatos, se fusionaron y salió la mitad negro y la mitad...

No vamos a entrar en eso, porque a saber qué has estado pensando.

He estado investigando. Lo cierto es que es preciosa.

Aquí la vemos como cualquier gato, porque le gusta que le acaricien.

¿A quién no le gustan?

Por un lado le gusta y por el otro no.

Por un lado es dulce y por otro es arisco.

Es increíble, millón y medio de seguidores.

Si sumamos todos los seguidores que tenemos nosotros aquí,

no llegamos ni a la mitad de este gato.

Aquí lo vemos jugando con el pececito.

Esto es muy curioso, porque imagínate, yo qué sé...

¿Cómo le llamarías tú? ¿Escaramuza?

No sé qué nombre le pondría,

pero lo cierto es que me gustaría tener un gato así

y me gustaría saber si el resto de los gatos

se relaciona con normalidad con ella.

Pero esa entrevista tendremos que dejarla para otro día.

Si fuera ser humano, con una cara se enfadaría y con otra sonreiría.

A Mónica Naranjo, con su pelo a dos colores,

le fue muy en una etapa.

O sea, que a esta gata le está yendo muy bien.

Los animales que nos emocionan, no solo por su aspecto físico,

también por sus actitudes, por sus habilidades,

algunos son héroes.

Ya sabéis que nos gusta mucho hacernos eco de esos animales

que ayudan y que nos salvan la vida.

Fijaos en estas imágenes.

Tenemos que hacer referencia al cuerpo de bomberos,

concretamente a estos de Córdoba, que salvan la vida de un perro

que queda inconsciente tras un incendio.

En las imágenes no se percibe muy bien,

pero van a hacer todo lo posible por reanimarlo.

Mira, aquí sale el perro inconsciente.

Carlos, ¿cómo se reanima un perro que sale en esas circunstancias?

Aquí, los héroes son los bomberos.

Afortunadamente,

la mayoría de los bomberos de España

tienen una formación también por parte de veterinarios

que les indican cómo actuar en estos casos.

A un animal que está sin respiración,

que ha inhalado mucho humo,

lo primero, lo fundamental es sacarle cuanto antes

e intentar ponerle la máscara de oxígeno,

que es lo que ellos hacen.

Y también, dependiendo de si tienen o no

respiración, pulso, latido,

habrá que empezar a hacer una serie de actuaciones de reanimación,

igual que con las personas.

Estamos viendo a bomberos de Baracaldo

que tratan de devolverle la vida a otro perro que casi se asfixia,

precisamente por lo mismo, por inhalar humo.

Vemos que le ponen una mascarilla. ¿Qué están haciendo?

Le están poniendo oxígeno directamente.

Es importante que el animal esté apoyado sobre un lateral,

no con el esternón en el suelo.

Y sobre todo, es lo que están haciendo,

darle un soporte de gas, de oxígeno, de aire limpio,

y acudir a una clínica veterinaria cuanto antes,

porque ese animal tendrá también un problema pulmonar,

porque de todo lo que ha inhalado hay una reacción del pulmón

y hay que poner unos tratamientos.

Estamos viendo la cara de su dueña, de preocupación.

Tú sabes muy bien lo que es preocuparte.

Yo lo he vivido en primera persona. Has vivido algo como esto.

Sí. Un fallo eléctrico en la campana de la cocina

provocó que saliera ardiendo mi casa.

Con la suerte de que el conserje, en ese momento,

salió de la caseta en la que está habitualmente, mira para arriba

y ve que hay, en la urbanización, una ventana de la que sale humo.

Me llama y me dice: "Tu casa está ardiendo".

Y le digo: "Llama a los bomberos".

Cuando llegué, estaban los bomberos a punto de tirar la puerta,

llegué con la llave y digo: "Por favor, la perra está dentro".

¿Tu perrita estaba dentro?

En la cocina, porque la dejábamos ahí.

Digo: "Está en la cocina".

Entra y dice: "No está en la cocina".

Digo: "Está debajo de la mesa del salón".

Sale el bombero con la perra, que es un mestizo

entre bóxer y labrador y me dice: "Esto es un ternero".

La saca y, de repente...

¡El bombero, qué oportuno!

La perra había inhalado todos los polímeros,

las pinturas, con lo que está fabricada la cocina

Todo sustancias tóxicas.

Con la lengua negra, los ojos blancos,

y estaba como si le hubiese dado un infarto, convulsionando.

Se quitó la máscara, se la puso. ¡El bombero!

Y otro le echaba agua. Agua.

Y le digo: "Hay un veterinario en la esquina".

Y ves al bombero llevándola corriendo al veterinario.

No se cortó en ponerle su máscara a la perra.

Fue una de las razones por las que se salvó la perra.

Son maravillosos, y hablo de los bomberos de Madrid.

La perra está fenomenal.

Tiene más energía, que es lo que me preocupa.

Ahora dice: "Lo que me quede lo voy a vivir a tope".

O sea, dice: "He estado a punto de morirme".

Lo más importante es la actuación rápida.

Tenemos que hacer lo que hizo él, dejar a los profesionales,

porque hay gente que intenta salvar a su perro o a su gato y al final...

No me dejaron entrar. Normal.

Te dicen: "No entres, por si hay alguna situación desagradable".

Yo, en la puerta, y uno empujándome para fuera.

Y yo queriendo entrar.

Nuestro aplauso simbólico,

nuestro reconocimiento al Cuerpo de Bomberos.

Quiero que vais estas imágenes,

que también son muy conmovedoras y han dado la vuelta al mundo.

Es un perro que intenta despertar a su dueño

que acaba de perder el conocimiento.

Fijaos cómo lo manipula, le da con las patas,

trata de llamar su atención,

de animarlo con las patas, con el hocico...

Carlos, el perro es, sin duda, el mejor amigo del hombre.

Sí, totalmente.

Esto es parte de un comportamiento innato que tienen los perros,

principalmente las hembras,

que es reanimar a los cachorros cuando nacen.

Si habéis visto el nacimiento de algún cachorrito de gato o de perro,

veréis que la madre, para estimular la respiración

del cachorro recién nacido,

le lame la nariz, la boca, le hace movimientos, masajes...

Es un poco lo que está haciendo el animal de forma instintiva.

Sabe que la persona no está bien y está intentando,

con ese lamido, con esas patitas, con lo que puede, que reaccione.

Pareciera que le está diciendo: "No me puedes hacer esto.

Despierta. No juegues conmigo. No me hace ninguna gracia".

Es algo que hemos visto, tanto en este caso,

que es un animal con una persona,

como en animales que sufren atropellamientos,

dos animales abandonados,

y el atropellado es ayudado por el otro.

El instinto de supervivencia no se para por el instinto de ayuda.

¿El perro piensa en que le puede pasar algo a él?

No, piensa en que tiene que ayudar al otro.

Eso es lo maravilloso de estos seres, que nos sorprenden.

Siempre nos sorprenden.

Ser solidario, ayudar a los demás debería ser obligatorio,

y hay animales que lo hacen. Vamos a conocer a Max, un labrador

que ayuda a las personas con discapacidad.

En estos momentos está abriendo la puerta del plató

de "Mascotas". Bienvenidos.

Hola. Muy buenas.

Con su adiestrador, con Víctor.

Muchas gracias a los dos por venir.

¿Qué tal, Víctor?

¿Qué habilidades tiene Max?

Max es un perro que se preparó para un persona

con movilidad reducida.

Lo que hace es abrir, cerrar puertas,

recoger cajones...

O sea, abrir y sacarte las cosas.

Los cierra incluso.

¿Que cierra los cajones? Sí.

¿No sacará la ropa? Sí.

Saca la ropa. Lo que necesites.

¿Estáis oyendo? Es espectacular.

Además de todo eso, saca la lavadora,

no es muy funcional, pero hay personas que lo necesitan.

Te abre la lavadora, te recoge la ropa.

No la cuelga, pero...

¡Solo faltaría! Se puede enseñar.

Con la pincilla entre los dientes. Eso es.

Coge el teléfono, tanto el móvil como el fijo,

recoge lo que se caiga al suelo...

Tenemos perros que son capaces de tirar de la silla de ruedas

cuando la persona no puede dar más velocidad.

Lo estamos viendo en imagen.

¿Cómo le muestras qué tiene que hacer?

¿Cómo le das una orden para indicarle cuál es tu necesidad?

Una vez enseñado, el perro lo que tiene es ganas de agradar.

Entonces, simplemente,

el perro es, quizás, de los animales que más observa.

Entonces, sabe nuestros gestos.

Tú, al gestualizar que te encienda la luz, ya está entendiendo...

Mira cómo coge el teléfono. Sí, sí.

Es alucinante.

Yo me lo voy a llevar para casa al acabar el programa.

Lo de ropa me ha interesado mucho, lo de la lavadora.

Plancha no, ¿no? Plancha no.

Pero porque quema, por seguridad. Exacto.

Si hubiera algún método, lo haría.

Recordamos que Max acompaña a personas con movilidad reducida.

Es capaz de hacer todas estas cosas.

Víctor le ha enseñado cómo hacerlo, y nos encantaría que nos ilustraras

con un ejemplo, que viéramos lo que es capaz de hacer.

Pues vamos a ello. ¿Qué podría hacer por nosotros?

Vamos, Max.

Vamos a que abra el armario. Vamos allá.

Max, sienta.

Muy bien. Abre.

Venga, abre. Vaya por Dios.

Se ha caído en el enganche.

Le ayudamos un poquito.

Está en un plató de televisión, que no es su ambiente.

No está preparado.

Estos animales que ayudan, que asisten,

tienen una serie de cuestiones, como esa pelota con un cuerda,

para facilitarle el trabajo.

Es un tirador.

Muy bien. Coge.

Muy bien.

Ha recogido la chaqueta.

Muy bien. Muy bien.

Y además, la más conjuntada.

Cierra.

Sí, la más apropiada para el día,

para la temperatura.

Y ahora, ¿qué haces para premiarlo?

A Max le premio con comida, pero porque es un poco mercenario.

Normalmente, este perro trabaja por empatía,

ganas de agradar.

Con un simple "muy bien", estar encantado.

El perro no tiene por qué trabajar por comida.

Enseñarle sí, trabajar no.

Ahora, por ejemplo, tenemos el teléfono en la mesa.

Lo que hacen estos perros en situaciones de compromiso,

si una persona se ha caído al suelo...

A ver, por ejemplo.

Me voy a caer yo al suelo. No te hagas daño.

A ver.

Max, coge.

Muy bien.

No... Coge.

Y me lo trae.

Hasta que no se lo ha puesto en la mano.

Marcando, ¿no? ¿Lo del marcaje?

¿El marcaje?

¿Se podría hacer con el teléfono? Sí, eso es.

Ah, que no es broma.

No, no, no.

Hay teléfonos que están preparados

con un 1 y un 2 muy grandes.

Si el perro ve que tú eres capaz... En epilepsia, por ejemplo,

se utiliza mucho. O que traiga la medicación incluso.

Traer la medicación.

Y podría encender y apagar la luz nos has dicho.

Sí, pero antes de eso os iba a enseñar,

que por ejemplo, una persona en silla de ruedas o movilidad reducida,

va caminando por la calle y se le caen las llaves.

El perro, automáticamente...

Venga, Max.

Muy bien. Fíjate.

Se me han vuelto a caer.

Max.

Ay, bravo, Max. Todas las veces que haga falta.

De hecho, tenemos perros entrenados que paran...

La persona no se entera de que se le cae algo,

el perro se queda bloqueando la silla hasta recoger...

Y lo de la luz, que me tiene muy intrigada.

Sobre todo con lo que ha subido la luz.

Hágase la luz. Me parece fundamental.

Es importantísimo que apaguen la luz,

ya que en silla de ruedas no llegamos al interruptor,

por estar alto y demás.

Max, ven por aquí.

Max, luz.

Max.

Max.

Ha visto a otro perro. Sí.

Claro, deciros que entre bambalinas tenemos un montón de animales.

Apaga.

Ahora, muy bien. Eso es.

Bravo. Muy bien, Maximiliano.

Muy bien, Max. Qué pasada.

Eso es.

Esto es un poquito todo, las funciones que hace,

y la puerta la abre y la cierra. Sí, porque habéis entrado.

¿También puede abrir la puerta por el otro lado?

Empuja con las patas. Vamos a verlo.

Max, ven aquí.

Vamos, ven.

Max, abre.

Muy bien.

Eso es.

Muy bien, Max. Muy bien.

La fuerza no la puede hacer del todo, el muelle tiene que estar blandito.

El pomo no está preparado. Eso es.

Víctor, muchas gracias. Enhorabuena.

Un placer.

Gracias, Max, por hacer nuestra vida más bonita.

Ha visto un perro y dice: "Me voy con él".

Un placer. Hasta luego.

Carlos, a veces, creo que me estás tomando el pelo.

No. Lo del teléfono decías.

Lo del teléfono. No, lo pueden hacer.

Pienso que me tomas el pelo.

Hola, chicas. Hola.

Hola.

Sabes que...

Ay, qué cosa, por favor. Es preciosa.

Un pincel.

¿Puedo subirlo a la mesa para que lo veamos todos?

Claro. A ver si se deja.

Claro, imaginaos el desconcierto de algunos animales

cuando suben a la mesa.

Hola, cariño.

Un día más, y en los próximos minutos, queremos hacernos eco

de esas asociaciones que protegen a los animales

que son víctimas del abuso, de malos tratos

y del abandono.

Esta preciosidad de galga, tan bonita, tan elegante

y con esta mirada tan noble se llama Neus.

Neus. Y vive en el Olivar.

¿A qué os dedicáis?

ACUNR es una protectora, donde lo que hacemos

es que rescatamos y ayudamos a animales que están abandonados

o son cedidos por sus propietarios porque ya no los pueden cuidar.

Y lo que hacemos allí es que les ayudamos a que se curen

tanto físicamente como las heridas del alma,

porque muchos de ellos vienen con muchas heridas,

de malos tratos y de la mala vida que han llevado.

Por ejemplo, Neus.

De hecho, no lleva esto por casualidad.

Eso es. ¿Qué le pasó?

Neus fue, junto con 14 galgos,

encontrada en la Cañada Real.

Ellos estaban en unos cubículos llenos de basura,

sin comida, sin agua, llenos de cacas,

de orines...

Neus fue una de las que nos dieron en custodia

en el primer momento, porque su estado de salud era malísimo.

Ella tenía una fractura, por eso no controla...

los esfínteres. los esfínteres.

Y bueno, ahora la veis y está estupendísima.

Está estupenda,

y además tiene una cuidadora, una mujer generosa, Marta,

que ha decidido adoptarla.

Adoptar a una perrita con incontinencia,

y además, me imagino que adaptándose a la situación,

pero con algún trauma.

Es muy generoso por tu parte.

Neus vino...

La verdad es que es de los pocos galgos que vienen,

pasando un trauma así, y no vienen con el trauma dentro,

sino que te lo ponen fácil.

Lo que quiere decir es que hay muchos animales que cuando llegan,

los recoge una entidad de protección,

y luego resulta que van a una casa de acogida,

y al animal le cuesta muchísimo pasar ese primer trance.

El periodo de adaptación. Le cuesta mucho.

Ten en cuenta que lo han pasado muy mal.

Este animal ha sufrido un golpe, de la forma que sea.

Tiene una alteración física que le molesta,

pero dices que en este caso ha sido...

Neus llegó a casa, se subió en el sofá,

dijo: "Esta es mi familia".

Y en casa se quedó.

Te miró y dijo: "Esta me gusta. Esta es para mí o para más nadie".

Y una cosa... Son muy listos.

Una cosa importante, aprovechando que tenemos un galgo aquí,

y no nos hartaremos de decirlo.

El galgo español es una raza española,

y parece que es la más maltratada que tenemos en España.

Es un excelente animal de compañía,

y como ha dicho su propietaria, son mantas zamoranas.

Tú dale un sofá. La gente cree que tiene que estar corriendo

y no hace falta que corran todo el rato. Hay que sacarles,

pero son animales perfectos para el hogar.

Y no para maltratarles y hacerles la puñeta.

No, desde luego. Bonita.

Marta, Alma, Neus, muchas gracias a las tres.

Gracias a vosotros por darnos visibilidad...

Un placer.

y por hacer ver que muchos perros están buscando familia.

Enhorabuena. Estaremos muy pendientes de vuestra asociación.

Muchas gracias. -Gracias.

Carlos, dicen que los perros se parecen a sus dueños.

Quiero que veas a una perrita, se llama Duna,

que está emparentada con los Obama.

Pero se parece mucho a su dueña,

porque es igual de bonita e igual de elegante.

Su ama es actriz, es escritora,

es modelo...

Susana, ¿damos alguna pista más?

Es que yo creo que... Yo no.

A mí no me puedes preguntar. No se te puede dar todo.

Me impresiona que sea familia de los Obama.

Sí, eso sí te lo puedo garantizar. ¿El perro o la persona?

El perro. Ah, el perro.

La persona, a lo mejor, tuvo... Familia perruna de Obama.

Sí, totalmente.

Susana, ¿quién es?

La famosa es Mónica Pont. ¡Mónica Pont!

Mónica Pont. Fuimos a su casa

y nos trató de maravilla.

(LADRA)

¿Quién es?

A ver, ¿quién es?

Hola, Susana. ¿Qué tal?

No te asustes. Ven aquí. Ven.

-¿Puedo pasar? -Sí, pasa.

Duna, siéntate, siéntate.

Ven.

Tranquila, que no hace nada. Siéntate.

Ahora, tócala. Para que ella vea que eres amiga.

-¿La cabeza? -Sí.

-Hola, Duna. -Ya está.

Duna, te presentamos a Susana.

¿Ves? Ya te ha aceptado como parte de la manada.

Dame la pelota. "Give me the ball".

"Give me the ball".

"Give me the ball".

¡Guau!

¿Le tiramos? -Sí.

-Un, dos, tres. ¡Uh!

Entendemos que la perra es bilingüe. Ahora lo de Obama cobra más sentido.

Es absolutamente bilingüe.

Habla español, habla inglés,

y además es muy yanqui.

Qué maravilla.

Se parece mogollón a Ismael, por el pelo.

¿A Ismael? ¿En serio?

Ahora va más repeinado.

Ya, pero tiene un aire a Ismael a las ocho de la tarde.

Eso sí.

Al principio, te recibió de manera un poco hostil,

pero enseguida se acostumbró.

Hay que pasar unos filtros, y está bien que te lo digan,

porque entras un poco con miedo. A ver si se te lanza y yo que sé.

Pero ella lo tiene todo

muy controlado. Muy adiestrada, muy agradable

y muy educada.

Y como decíamos, está emparentada con residentes,

mejor dicho, exresidentes de la Casa Blanca.

Modelo, escritora, actriz...

Yo creo que ya lo tienes todo.

-No, bueno, a ver...

Yo siempre digo que primero soy madre.

Lo que más me gusta es identificarme como madre,

y luego, todo lo demás.

-Eres amante de los animales. -Me encantan.

Desde pequeñita he tenido perros. -¿Es tu hija?

-Sí, yo soy mamá aquí. -Claro.

Te voy a contar un poco de dónde viene Duna

y por qué está aquí, por qué forma parte de esta familia.

Hace cinco años, yo me voy de viaje a Nueva York, con mi hijo.

Y el día anterior a coger el avión, digo:

"Javier, te voy a llevar a Lexington Avenue, que es una calle

donde está una de las tiendas de animales más gigantes que hay,

que se llama American Kennels".

Es como la tienda de los celebrities,

que van ahí a adquirir sus mascotas.

Entonces, Javier se enamoró

del hermanito de Duna.

Pero ese negro estaba ya vendido.

Ese negro estaba vendido al expresidente,

en ese momento era presidente, Obama.

Y no me la pudieron vender porque...

Me dijeron: "Si te interesa mucho, tenemos la hermanita.

No la tenemos aquí, pero te la podemos localizar".

¿Qué ocurrió?

Que tuve a mi hijo, que me dio la vara,

no sé si durante un mes,

que quería ese perro, que no quería otro perro.

Total, que vino Duna de Estados Unidos, que me la mandaron a España.

Ella entiende tres idiomas.

Yo la he entrenado en inglés, porque el inglés tiene una cosa,

que es corto.

"Ball", "Give me the ball". Te trae la pelota.

Catalán, porque soy catalana y es mi lengua materna.

El castellano y el inglés.

Yo la he adiestrado con un palo.

Mi hermano hacía ver que se ahogaba,

y: "Go, go. Save, save".

Y ella, se lanzaba con el palo, rodeaba a mi hermana

hasta que mi hermana se agarraba al palo y volvía a la orilla.

Y superfácil.

Es muy sensible y muy lista, porque sabe hacer muchas cosas.

Muchas cosas.

Y además, muy fácil.

A mí me dio una clases, que quizá luego lo veremos,

y la verdad es que yo soy bastante mala,

pero conseguí que me hiciera caso.

Hay perritos que se adiestran con más facilidad.

Educabilidad lo llamamos los profesionales.

Educabilidad.

No es una cuestión de inteligencia, ni de que son más o menos que otros.

Son más o menos educables. Tienen mayor o menor facilidad.

Me quedé sorprendida por el tema de Obama,

porque es hermana de Bo.

Creo que nos has traído una foto, para que veamos el parecido.

Sí, tenemos esta foto.

Es la misma camada.

Es la misma camada, es su hermano,

y además,

parece ser que bueno, solo falta que algún día se encuentren.

Teniendo en cuenta que Mónica Pont es súper,

probablemente cualquier día se encuentren.

Podrían competir en habilidades,

porque lo cierto es que la de Mónica tiene muchas.

Ha llegado el momento, Mónica.

-El momento del entrenamiento.

-Nos tienes que demostrar lo que nos has explicado.

-Duna.

"Stay, sit, sit".

Ahora, dame una patita.

Bien.

La otra patita, las dos.

"Stay".

Una patita.

La otra.

Un premio.

"Sit".

"Sit".

"Down. Down".

"Roll".

Otro premio.

"Sit".

Pata, pata.

"Down".

"Down".

"Roll". Muy bien.

"Roll". Salta.

"Roll". Salta.

¡Muy bien!

"Stay", Duna. "Stay".

"Stay".

Mira que le gusta esta chuche.

Pues me mira hasta que le diga la palabra mágica.

Mira cómo mira la chuche.

"Go".

(RÍE)

Adiós.

Es tremendo, porque es una perrita que,

en cualquier situación es capaz de entender lo que está haciendo,

aunque no esté acostumbrada.

Ejemplo, la habitación, ella tiene su alfombra

exactamente igual que su colcha.

Y entonces, no la deja subir de vez en cuando.

Pero cuando le dices: "Sube", primero se lo piensa,

a ver si va a ser una trampa.

¡Pero bueno! Jo, macho, de verdad.

Qué susto me has dado. Así no se puede.

Tengo un vídeo de Mónica Pont.

Ya. ¡Tenéis unas manías!

Podéis entrar de otra forma.

Le he dicho: "Hoy no lo hagas", y tenía que venir a hacerlo.

Os veo tan concentrados que digo:

"A ver si es verdad que están ahí..."

A ver si vamos a tener que adiestrar a los humanos.

Sí. A Isma hay que adiestrarle.

Bueno, qué bonita es Duna,

pero quiero que todo el mundo vea este precioso animal,

aunque un poco más amenazante,

que he encontrado en los vídeos de TVE.

Este león quiere tanto a su dueño y se muestra con él tan amable,

que incluso se lo comería vivo.

Pero no, muestra caracteres de gran docilidad,

y obedece con disciplina todas sus órdenes.

El melenudo se llama Nerón,

pero a pesar de su terrible nombre y de su tremenda apariencia,

hace todo lo que le mandan.

Es una pasada.

Imagínate que llegan tus amigos a tu casa,

que tú tienes un campito,

y aparece el león con la cesta en la boca.

Estoy de acuerdo en lo de la tremenda apariencia,

pero no en lo de que hace todo lo que le dicen.

No le queda más remedio.

Les adiestran de tal manera.

Les van dando, con comida...

Bueno, un león puede comer muchísimo.

Un león se puede comer su peso de una sentada

porque tienen que aprovechar los momentos en los que hay caza.

Estas imágenes, ahora mismo, cada vez son más raras,

aunque todavía ha habido, hace poco tiempo,

en la historia reciente de España, determinados personajes

que cohabitaban con tigres, etcétera.

¿Qué fue de Currupipi?

Currupipi creo que falleció, no sé por qué causa,

pero ha habido otras personas...

Vemos imágenes del circo,

donde muchos animales eran adiestrados

para ser un espectáculo para la gente, para los niños.

Hoy en día, cada vez se hace menos,

pero aun así, no se ha negado,

no se ha ilegalizado la práctica de...

Todavía, todavía.

España es uno de los pocos países de la Unión Europea

donde todavía se permite que haya circos con animales.

No hay una ley integral. Va por comunidades autónomas.

Somos un país de autonomías, y no todas las autonomías

ni todas las poblaciones tienen las mismas legislaciones.

Lo que sí nos alegra es que son muchísimos los pueblos,

las ciudades, que ya se han declarado

libres de circos con animales.

Debería ser una cosa de Estado, no de autonomías.

Los animales están para otras cosas,

y no para ese tipo de ¿entretenimiento?

No sé qué opinaría el caballo.

A mí si me pone encima Inma e Isra para que corra con ellos encima,

no me apetecería.

No, no, no. No hace falta que lo demostréis.

Dame tiempo.

Bastante hemos tenido.

Gracias, Elisa.

Es una mirada al pasado para recordar

cómo ha cambiado la sensibilidad

y pensando, deseando, que pronto cambie más.

Vamos a apuntar algunas ideas interesantes con "Masco-consejos".

Si alguien tiene dudas,

se pregunta si los perros, si los gatos son golosos,

la respuesta es que sí, ¿verdad?

Golosos en el sentido de nuestro goloseo,

del tema del azúcar y tal, bueno, les gustan cosas distintas.

Vamos a ver qué cosas les gustan.

Hoy vamos a hablar de chuches para perros.

Os he traído una amplia variedad.

Vamos a empezar por estas.

Son de distintos tamaños para distintos perros.

Para los perros pequeños hay estas con huesos pequeños.

Para perros más grandes, estas que tienen forma de animales.

Y unas especiales, son estas, que al morderlas tienen dentro

otro tipo de sabor que les gusta mucho.

Y os he traído estas. ¿Por qué tienen distinto color?

Porque son de distintos sabores.

Hay a perros que les gustan más las de salmón, a otros de pollo...

Según el color, cambia el sabor.

¿Estas qué tienen de bueno?

Que si nuestro perro está un poco gordo,

le partimos un cachito y no se la damos entera.

Y por último, os traigo estás.

Estas son especiales para limpiar la boca.

Para los perros que no se dejan lavar la boca,

tenemos estas chucherías.

Le damos un par, dos, tres veces a la semana,

y con eso conseguimos prevenir la aparición de problemas dentales.

Perfecta explicación de nuestro compañero.

Hay tantos tipos de chucherías, que podríamos pasarnos días

por las tiendas de mascotas.

Os recomiendo que busquemos alguna

que nos haya recomendado algún profesional.

El sobrepeso es clave.

Dicen que el azúcar les deja diabéticos.

Eso es algo que se dice.

Yo tenía un caniche al que mi abuelo le daba caramelos de estos de menta,

hasta que el caniche dejó de ver.

Vamos a ver, Nosotros no sabíamos.

por partes, el azúcar les puede afectar a la vista,

les puede provocar alteraciones, tipo diabetes,

pero tampoco es habitual.

Tengo una duda sobre la golosina.

Si cae en manos de niños pequeños,

Buena pregunta.

¿qué ocurriría?

Esa para ti. ¿Qué?

¿Que me la coma? ¿Que nos la comamos?

Para ti el San Jacobo.

No pasa nada entiendo.

Ismael. Está buenísimo.

¿Está bueno? Está bueno.

Pues trae. ¡Que lo he cogido!

Nadie lo ha visto.

Elisa, repítelo, por favor.

Te juro que... A ver.

No, tira.

Está buenísimo. Sabe a golosina.

Sabe a pan con golosina.

Principalmente... ¿Tiene gluten?

¿Tiene gluten? Soy celiaca.

¿Esto es más económico que las chuches de las tiendas?

No, son para animales. Me veo en el cine con...

De todas maneras, un momento, vamos a rebobinar.

La pregunta de Ismael tiene muchísimo sentido.

No pasa nada si un niño se lo come, pero niños y niñas,

no vayamos ahora corriendo

a comernos las chucherías de nuestros animales.

Al igual que en casa nos gestionan la cantidad de chuches que comemos,

tampoco nos vamos a comer las de nuestros compañeros.

Me veo compartiendo chucherías. Las de perro están buenísimas.

No me ha gustado nada. Está malísimo.

Las de gato tienen siempre más proteínas.

Siento hablar con la boca llena, pero no puedo parar.

Coge la de gato porque se la vamos a dar a Atenea.

A ver.

Que la veíamos al comienzo del programa.

La veíamos al comienzo del programa y se ha portado muy bien.

Hola, Patricia. Hola, ¿qué tal?

Hablábamos de la curiosidad de Atenea, que aparte de ser preciosa,

es como la gata del cuento de Alicia, buena y noble,

es una gata apta para alérgicos.

Porque tú, que eres su dueña, tienes alergia al pelo de gato.

Yo tengo alergia. Nunca he podido tener ni perros ni gatos,

porque la alergia, no puedes convivir con ellos.

Es un moqueo, lagrimeo, pérdida de voz...

La gente que tenga alergia y que nos esté oliendo,

sabe de lo que... No oliendo, oyendo.

Yo soy muy alérgica también.

Y con Atenea, la curiosidad es que mi hija Berta me pidió,

bueno, a mí no,

a los Reyes Magos que me quitaran la alergia

y que... ¡Ay! ¿En serio?

No quería un gato, quería que me quitaran la alergia

para poder tener un gato. Sabía cuál era el inconveniente.

Fue a la parte... interesante. Sí.

¿Y cómo descubres que ella no te produce alergia?

Buscando por Internet que también hay perros, había gatos.

Es una gata siberiana. La raza es gata siberiana.

Sí.

Hay varias razas de perros y de gatos

que tienen esa propiedad

de no generar tanta alergia a los humanos.

La alergia que genera un gato puede ser por su piel y su pelo

o lo que se queda residente en su piel y su pelo.

Si vamos a una obra, se llena de polvo el gato

y tenemos alergia al polvo,

nos provocará alergia el polvo no el gato.

En general, la gente se piensa que la alergia es al pelo,

pero no es el pelo, es la proteína que tiene la saliva.

Esa proteína, los gatos se limpian,

entonces te queda en la saliva, en la orina, en la caspita que tiene.

Los gatos siberianos tienen menos cantidad.

Tienen mucha menos proteína alérgica que tiene el resto,

en la saliva,

y eso hace que... Bueno, yo duermo con Atenea,

o Atenea conmigo, porque la casa es suya.

En el bosque siberiano, en el bosque de noruega, hay otro que también.

En el caso de los perros, pues los perros de agua,

tanto el español como el portugués, que los de Obama son portugueses.

Decidió Portugal.

Son animales que no nos provocan alergia prácticamente.

Patricia, estás tan feliz con Atenea que va a tener una compañera.

Viene otra gatita de la misma raza a casa.

Es hermana de padre y de madre, pero de la siguiente camada.

Un año de diferencia se van a llevar.

Atenea tiene ahora un año y un poco, año y medio,

y la gatita que vamos a tener...

¿Tienes nombre ya? Sí, se va a llamar Mine.

Mine, precioso nombre.

Que es amor en antiguo alemán.

Y bueno, tiene cuatro mesecitos.

Es un cachorrito, y espero que sean amigas.

Es una cuestión de tiempo. Es cuestión de tiempo.

Te pediremos que nos lo cuentes. Gracias, Patricia.

Gracias a vosotros.

Gracias, preciosa.

Venga, abrimos capítulo de "Animaladas".

Y en "Animaladas", Ismael, Elisa.

No sabes lo que te traigo.

Todos conocemos la frase de: "La música amansa a las fieras".

Sí, se supone que funciona.

En los siguiente vídeos veréis

animales que se pueden presentar al casting de "OT".

¡Mira el redoble que hace!

Es el Stephen Copeland de los perros.

No sé si quiere tocar o que se calle el otro.

Y aquí tenemos...

Esto es una serie, por ejemplo, aquí tenemos a perro López.

En el siguiente tenemos a Elton Can. Bueno, este no.

¡Ay, qué bonito!

¿Cómo se llama este instrumento? Banjo.

Que yo soy veterinario. Y músico.

Eres veterinario y músico.

Esto me parece una aberración absoluta.

Porque no entona, ¿no?

No, porque un oso no está para hacer el mono.

Y un mono tampoco está para hacer el mono.

Fíjate, como decía antes, Elton Can.

Este es buenísimo.

Dog López.

# Fuera, vete de mi casa. #

Total.

¿Este qué hace? Eso ha sonado a algo.

¡Ole! Y canta, ¿eh?

Canta al mismo tiempo que toca la guitarra.

Le pone sentimiento. Sí.

¿Ves? Con esto no puedo. Lo siento.

Bueno, pero toca la armónica mejor que yo.

Está soplando el aire que respira por su trompa.

Más o menos como este. ¡Con la nariz!

Yo le permitiría a este señor que se lo...

Que se lo metiera por otro orificio. Bueno, también.

Bartolo tenía una flauta con agujero solo.

Y este es ACDC.

Aquí vemos a John, tocando la guitarra eléctrica.

Estoy flipando.

Sobre todo por la sensibilidad musical.

Es que entra a tiempo el tío. Claro, entra a tiempo.

Ha arrancado a tiempo. Es increíble.

¿Eso son animales haciendo ejercicio?

Son animales haciendo ejercicio.

Si tú veías rollo... Mirad ahora.

Aquí vemos a Indiana Can buscando el arca perdida.

Con la bola.

La carita de velocidad.

Y a cámara lenta. Me encanta cómo lo graban.

Cara de susto. Sí, dice: "Ese bolón..."

No sabes si reírte o llevarte las manos en la cabeza.

Esto es "Humor amarillo", ¿no?

Esto puede ser una competición en un circuito cerrado.

Una yincana.

Este mapache, yo no soy periodista, pero tenía sobrepeso, ¿no?

Mira, este es el hámster disc-jockey.

Este va a tardar media hora en volver en sí,

cuando pare el cacharro. Este también.

Adiós, muy buenas.

Antes veíamos los...

Mira, mira, el famoso salto del tigre, pero con nutria.

Total.

¿Y este cachorro tan bonito?

Un pastor alemán... Hay que llevarlo al oculista.

Me gusta cuando ponen las imágenes a cámara lenta son muy interesantes.

Es pequeñito y...

Una cosa importante.

¿Os habéis quedado con la imagen del perro intentando coger la bola?

Sí.

A los perros, acordaos de lo que hemos hablado,

les es muchos más complicado ver de cerca que de lejos.

Por eso, si les llega un objeto y no lo han controlado bien,

no lo cogen. Ven peor de cerca.

Muy interesante. Ven mejor de lejos.

Por eso no pueden coger las pelotas.

Para eso es "Animaladas", para eso es este programa,

para recordar que nos hacen la vida más bonita

y para no olvidar que tenemos que respetar

y cuidar a los animales.

Los invitados e invitadas de hoy, los de cuatro patas y los de dos,

que se pongan para hacernos la foto.

Muchas gracias por haber venido.

No le gusta. No tiene hambre.

Gracias por prestarnos vuestra atención.

Hasta la semana que viene. ¡Adiós!

Hasta luego. Adiós.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 3

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

+Cotas - Programa 3

16 feb 2019

Tendremos a Max, un perro adiestrado para ayudar a discapacitados en las tareas básicas de su casa que nos hará un acting espectacular. Conoceremos al gato influencer, Venus, con más de 1 millón de seguidores en Instagram. Nuestro reeducado se enfrentará a una manada de Pomerania que no dejan vivir tranquila a su dueña. Destaparemos un nuevo Falso Mito, ¿Ven los perros en Blanco y Negro o en color? En la sección de Héroes, veremos entre otros como un perro salva a su dueña. Tenemos a Duna, la perrita de Mónica Pont y que está emparentada con el perro de Obama, expresidente de los USA. Y como siempre nuestras divertidas secciones de animaladas, influencers y nuestro habitual vistazo a los archivos de TVE en Masco.

ver más sobre "+Cotas - Programa 3" ver menos sobre "+Cotas - Programa 3"
Programas completos (20)
Clips

Los últimos 24 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Fernando corbella Prieto

    Hola tengo un labrador en casa hace caso pero en la calle se vuelve loco con las personas para que lo acarien y no sabe jugar con otros perros me animo comentado que es imperativo gracias

    23 feb 2019