+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5423541
Para todos los públicos +Cotas - Programa 17 - ver ahora
Transcripción completa

Si pensamos en los animales más famosos de la literatura,

recordamos al burro Platero, el zorro del Principito,

la ballena Moby Dick o el caballo Rocinante del Quijote.

Lluvia y Blanquita son madre e hija.

La recién llegada apenas tiene unas semanas de vida,

pero ya es protagonista del programa de hoy.

Bienvenidos y bienvenidas a "+Cotas".

(Música de cabecera)

Adelante, el equipo del programa. Sandra Daviú, Ismael Beiro

y el veterinario del programa, Carlos Rodríguez.

Bienvenidas, bienvenidos.

Es muy chiquitina. Qué cosa más preciosa.

20 días tienen. ¿Y se asustan?

Es muy cariñosa, ¿eh?

Sí y a la mamá, que luego tenemos los bebés

y no hacemos caso a la mamá. Una cosa importante:

aunque veáis a estos animales tan pequeños...

Lluvia, fijaros, es "adoreibol". Dices: "Me la llevo para casa".

No. Esos son animales domesticados, pero no deben considerarse

domésticos.

La pequeña Lluvia todavía está mamando de su madre,

así que es muy probable que la veamos

a lo largo de este programa. Muchas gracias a las dos por venir.

Te las llevas tú, Ismael.

Me las voy a llevar a un sitio más cómodo.

Se quedan con nosotros todo el programa.

A ver cómo lo haces con Lluvia. Vente, Lluvia.

Lluvia sigue a su madre. Lluvia sigue a mamá.

Adiós, Lluvia.

Vamos a ir adelantando alguno de los contenidos

del programa. Sandra, ¿qué te parece?

Pues sí, porque hoy vamos a conocer a Emperatriz.

¿Emperatriz es la maravillosa mascota de quién?

De la artista y modelo Ivonne Reyes.

Forman un equipo...

Os presento a Sisí Reyes Torres.

Sisí, saluda que tienes que salir "fashion".

Cierra la boca, por favor, Sisí.

¡Está en Instagram!

-Tú eres todo un éxito. -Es un amor.

Momento "story" de las tres.

-¿Sisí entiende el inglés? -Sí.

-Tú se lo dices muy yanqui. -Sai, Sai.

(HABLA EN INGLÉS)

(HABLA EN INGLÉS)

-Bueno es que ella es muy glamurosa. -¿Sabes lo que le encanta?

Los mantras estos que dan tranquilidad, la energía...

-¿A ella le pones mantra? -Claro.

"Sai Sai", lo que viene siendo Sisí la emperatriz.

Mismamente. Exacto.

En unos minutos conocemos más a fondo a esta mascota.

Y a Ivonne, claro.

Carlos, ¿y cuántas mascotas tiene Irene?

Fíjate, yo quería deciros a todos los que nos estáis viendo

es que los niños solemos pedir a los padres: "Quiero un perro",

"Quiero un gatito", "Quiero un animal".

Generalmente, nos negamos, es una cosa consensuada,

pero negarse puede llevar a una situación como la de Irene.

150 animales en casa. Eso sí, para adopción.

-Se les ve contentos. -Sí, están contentos.

Pero necesitan un hogar. No queremos que se queden ahí

para siempre. Esto es un hotel de lujo,

pero con el tiempo, es una cárcel.

Es uno de nuestros veteranos.

Era de los más viejos que teníamos.

¿Cuántos años tenía al adoptarlo?

-12. -¿Esto es un triunfo?

¿Adoptar a un perro de 12 años?

Son las típicas adopciones que celebramos eternamente.

Una auténtica maravilla.

La adopción de animales senior, viejetes,

es una de las mejores decisiones que se puede tomar en la vida.

Me encanta porque se les llama "abuelos".

Cuando lo veo en las redes digo: "Qué pena no tener

una casa más grande para adoptarlos a todos".

"Este abuelito con 10 años..." Me los quedaba.

Tienen todo aprendido, no como los cachorros

que hay que enseñarles todo. Pensad en eso.

Nos hemos fijado también en un recién llegado. En un lémur.

Sí, yo le digo "lemur", fíjate. Es lémur, ¿no?

Te valen los dos.

El lémur más grande del mundo. ¿Sabes cómo se llama?

El lemurazo. El lemurazo.

El lémur más grande del mundo que es Lemur Rufus.

Así, Lémur Rufus se llama.

¿Lémur Rufus? Bueno, el nombre científico.

Qué maravilla. ¿Dónde nace o dónde lo tenemos?

En un sitio maravilloso y fantástico,

donde se les cuida muy bien, que es Faunia.

Y lo vemos.

Lo más curioso de los lémures

es que solo tiene un día fértil al año.

Cuando viven en grupo, se sincronizan las hembras

para tener todas las crías a la misma vez.

Se crea una especie de guardería de lémures.

-Qué listos son. -Todas las madres cuidan

a todas las crías.

-¿Son las únicas crías en España? -Las únicas.

De rufo rojo son las únicas que hay.

-Cómo le gusta la cámara. -Son muy, muy curiosos.

Un poco más y se queda la cámara. Este lémur vale para presentador.

(RÍE) Y tanto, y tanto.

Bueno, todo esto y mucho más en el programa de hoy

que empieza con "Animaladas".

(Música de cabecera)

Sandra, esa mirada, esa actitud roba el corazón.

Por favor, son maravillosos. Este, mira, aquí, mi primo,

que está intentando lo que viene siendo un hurto,

porque son menos de 400 euros.

Y esto, por favor. No me diréis que no son tiernas estas imágenes.

Las crías tan pequeñas son maravillosas.

Y preparo biberones cada día. Igualito.

Esta es una de las cosas que tenemos que tener en cuenta.

La gente dice: "No se puede enseñar a un perro hasta los tres meses",

no, desde pequeño. ¿Sí?

¿Tienen capacidad de aprendizaje? El arbolito desde pequeñito.

¡Es un oso! Es moni... ¿Y este?

Mira qué feliz está y qué contento, y qué tranquilo.

Lo que decimos muchas veces. Está empollando

Está... Por favor. ¿Esto qué es?

No sé, pero se está pegando un bostezo...

Es un perezoso, ¿no? Está tan feliz ahí.

Tiene carita de perezoso. Mira el búho.

Se deja acariciar con cariño, con cuidado.

Hay que hacer las cosas con mucho cariño y cuidado,

que son muy pequeñitos. Para sociabilizarlos.

Importante, desde pequeño, la socialización

con todo tipo de animales. Estos dos ya ni te cuento.

Una siesta a las 16:00.

Pues nos metemos en la hamaca y ahí "triquitrí", venga.

(RÍE) ¿Y este?

Cara de gato mojado. Mojado, pero encantado, ¿eh?

Está bien, tranquilo, contento... Aquí tienes al Pérez.

El oso Pérez-oso. (RÍE) ¿Y este?

"Me voy a caer porque me estoy durmiendo",

pero no.

¿Y este en el teclado? Que dice: "Dale al Control".

Hablando de control, me ha recordado

como si fuera un estudio de radio.

Un pez que quería ser locutor y está en su programa y dice:

"Salimos al aire", y se murió.

(RÍE) Es malísimo. Bueno, esto es un hurón.

Una pregunta. Tú sabes que te queremos mucho,

te admiramos, pero ¿es una creación propia

o realmente lo viste en algún sitio?

Es malísimo. Así que es creación propia.

¡Mira esta imagen! Ahora seguís, pero esta me encanta.

Es un pomeranian en una rumba.

Sí, en un rumba, bueno, un aparato de estos para aspirar,

y fíjate, ahí estamos. Subido tan tranquilo.

Está grabando la segunda de "La guerra de las galaxias"

en perro. Está tan feliz.

Pues hablando de carreras, Sandra, yo tengo un vecino

que tiene dos patos y el otro día me dice:

"Eché los dos patos a correr y quedaron empatados".

Luego veremos más imágenes tiernas e intentaremos obviar los chistes.

En nuestro planeta, alrededor de 5200 especies

se encuentran en peligro de extinción.

Afortunadamente, existen lugares donde los lémures,

los osos hormigueros, los pandas o los curiosos canguros wallabies

nacen y crecen en entornos protegidos

que reproducen su hábitat natural.

María Pérez ha visitado uno de ellos.

La caza indiscriminada, la destrucción de su hábitat

o su uso como mascota son algunas de las causas

que pueden hacer que una especie desaparezca.

En Faunia y en el zoo de Madrid ayudan a preservar

algunas de las especies en peligro de extinción

como ellos, los lémures.

Vamos a conocer a los últimos en llegar.

-Buenos días, María José. -Hola, María, ¿qué tal?

-La hora del aperitivo, ¿no? -Sí.

Los wallabies de roca están ahora comiendo tranquilitos.

-¿De dónde vienen estos animales? -De Australia.

¿Por qué están amenazados?

Tienen diferentes causas de amenazas.

Sobre todo, el tema, como siempre, de la deforestación,

también la falta de alimento, atropellos...

-¿Y han nacido en el zoo? -Esta ha nacido esta primavera

y otra, que es un poquito más mayor, que también ha nacido este año.

Y ahora están fuera del marsupio. Ya un poquito independientes.

Comen la rama...

La pequeña todavía sigue lactante,

pero sí que ya han empezado a incorporar la rama, las hojitas...

Les dejamos comiendo, ¿no? Ahí, tranquilos.

Vamos a conocer a la última incorporación

aquí al parque que es una cría de oso hormiguero,

que está por allí con la mamá.

-¿Qué tal, María? -Muy bien.

Desde el primer día, ellas trepan y se colocan en la base de la cola.

Se agarran ahí y son transportadas por la madre por donde vaya ella.

-Ah, ¿sí? -Lo hacen por camuflaje

y también para hacer que la madre parezca más grande

y así ahuyenta a los depredadores que pueda tener.

-No se independiza nunca. -No, no.

¿Es muy difícil que un oso hormiguero

traiga descendencia? -Hombre es complicado.

Tienen una tasa de reproducción muy baja.

Tienen uno y hay que conseguir que todas las condiciones

que tenemos, la instalación, la dieta, el grupo,

sean idóneas para que ellos estén tranquilos

y puedan reproducirse.

Si se sienten inseguros, incómodos, ¿no procrean?

Si están estresados, muchas veces lo primero que se elimina

es la reproducción.

-Son como vuestros hijos, casi. -Casi, casi.

A veces pasamos más tiempo aquí que...

-Que en casa. -Que en casa, sí.

-Hasta luego. -Adiós.

Te presento a la hembra de panda gigante

del zoo de Madrid que se llama Hua Zui Ba,

que significa boca floreada.

Y ahí está Boca Floreada comiendo bien de bambú.

Y en espera porque puede estar preñada.

No lo sabemos con certeza, pero yo creo que la veterinaria

te lo puede explicar mejor.

Podemos casi confirmarlo. Hacemos análisis hormonales.

Ella está entrenada a que podamos tomar

una muestra de orina de forma voluntaria.

Lo hace en un botecito, así, de lejos.

Entonces, eso nos da los valores hormonales

que si hay gestación, observaríamos unos aumentos en la progesterona.

Según se acerca el momento, hacen comportamiento de hacer nido.

Intenta recopilar un poco de cañas de bambú

o de sustrato, así que, justo hoy, nos toca cubrir

los resultados de esta semana, a ver si pueden ser compatibles

con que esté gestante.

Voy al laboratorio para preparar todo.

-Te acompañamos, ¿no? -Vale.

Como veis aquí, esta es la línea de progesterona,

la hormona que mantiene la gestación,

y va subiendo.

Tiene que ir subiendo hasta valores de 90 o 100

y luego ya, justo antes del parto, es la bajada.

Esta es la muestra de hoy

y vemos que la progesterona se mantenga en niveles altos.

Así que, de momento, estamos optimistas

porque es compatible con gestación.

-Cruzamos los dedos, ¿no? -Sí, por supuesto.

Habéis tenido muchos más partos en el zoo de Madrid.

-Cuatro. -Mira, esto es cómo nace.

Una cría que cabe en una mano con el pelo blanquito,

que se llama lanugo.

Su madre pesa 90 y tantos kg y las crías 100 g.

¿Qué más tenemos por aquí? ¿Más nacimientos?

Así nace una jirafa, ¿no?

Nos toca vigilar de noche y ponemos cámaras.

El parto se suele producir cuando están muy tranquilas.

-La madre naturaleza, ¿no? -Sí.

Es impresionante.

Mira, María, pues ahora estamos en el bosque africano de Faunia.

Estos son los lémures de cara blanca.

Este que vemos aquí encima es un macho.

Tenemos tres especies de lémures que son los de cara blanca,

los de cola anillada que vemos por ahí.

-El que está ahí, ¿no? -También conocidos como catta.

Y, luego, los que veremos ahora,

que son un poco las estrellas milagrosas de Faunia,

que son los lémures rufo rojos.

-Vamos a conocerlos. -Vamos.

-¿Qué tal? -Muy bien.

¿Cómo estás, Cristina?

Echando un vistacillo a los pequeños.

Como veis, se mueven ya fenomenal.

Nacieron a finales de abril y esta es su mamá.

-Se llama Roberta. -Hola, Roberta.

Ella sola saca a las crías para adelante.

-Muy buena madre. -Muy buena.

El padre también ayuda, pero el padre, sobre todo,

-protege. -Cómo le gusta la cámara.

Sí, son muy muy curiosos.

Tienen un añito, Son muy grandes, pero son...

(RÍEN)

Lo más curioso de los lémures

es que solo tienen un día fértil al año.

Cuando viven en grupo, se sincronizan las hembras

para tener todas las crías a la misma vez.

Se crea como una especie de guardería de lémures.

Y todas las madres cuidan a todas las crías.

-Son las únicas crías en España. -Las únicas.

De rufo rojo son las únicas que hay.

¿Es un orgullo tener estas criaturas aquí?

Esto es un orgullo. Es emocionante.

Además, ves una especie que está en peligro crítico.

El lémur rufo rojo está entre los 25 primates

más amenazados de las 600 especies que hay.

Y esto es bastante importante porque si estamos acabando

en el hábitat natural de los animales con ellos,

los zoos también tienen una labor muy importante

hoy en día que es como reservorio genético

del futuro. Y esto, la verdad, que ayuda bastante.

Deseamos que el embarazo de Boca Floreada

llegue a buen término.

Creemos conocer a nuestras mascotas, ¿verdad?

Pero ¿sabemos todo de ellas? Revisamos falsos mitos.

Revisamos falsos mitos.

Susana, Sayayin está un poco nervioso.

Está un poco nervioso porque no está acostumbrado...

Toma. Ve con el profesional. Aquí, aquí.

Y, además, tiene una historia que me gustaría explicaros.

Las manos del veterinario a veces reconfortan.

En ocasiones ponen muy nervioso, pero...

Además, tiene una historia triste, pero, a la vez, alegre

porque la familia...

Bueno, él tuvo una infección de orina importante.

Lo llevaron al hospital

y, como era un poquito cara la intervención,

allí lo abandonaron.

Con lo cual, se ha podido solucionar

y ahora está con la familia, con otra familia.

En una familia que sabe cuidarlo y acompañarlo.

Me fascinan las manos del veterinario

cómo controlan la situación.

Sí, pero, fíjate, él sabe que está en buenas manos.

¿Qué mitos cuestionamos? Tienen que ver con los felinos.

Ahora que está mirando fijamente a Carlos

y antes me miraba a mí. Mírame.

Mírame un poquito. Así.

Yo lo veo y me dicen que los siameses,

además de tener esa mirada que, a veces, no tienes claro

lo que piensan o lo que miran,

son bizcos.

Son bizcos y, bueno, yo digo que hemos salido a la calle

y hemos preguntado a usted qué piensa,

si puede ser que los siameses sean bizcos o no.

Yo es que a este lo veo perfecto, pero miren lo que preguntan.

¿Tú crees que todos los siameses son bizcos?

Pues es la primera vez que oigo esta frase.

Yo creo que no, que los siameses no son bizcos

y yo no he visto nunca a un gato que sea bizco.

¿Te has fijado bien?

Sí, me he fijado. En mi casa tenía a mi Canela

que se llamaba y no, no era bizca.

No,

porque yo tengo un siamés y no es bizco.

A lo mejor es la excepción porque alguno sí,

pero el mío no lo es, así que...

Yo creo que no hay gatos bizcos.

Espero que no. Por su bien.

¿Eso es algo aquí en España que vosotros decís o...?

No sé. Nunca he escuchado eso antes.

Yo soy de Canadá.

Es verdad que lo he oído mucho lo de: "Sí, siamés porque es bizco".

Y por los colores, claro.

Pero no. Yo creo que no.

Es la primera vez que lo oigo, la verdad.

Sí, es algo que no he oído nunca, así que no...

No lo sé. Yo creo que no. Dependerá también del gato.

Igual que no todas las personas son bizcas.

Dependerá del gato. Depende del gato.

Dependerá del gato. Yo os explico:

los siameses, los gatos siameses puramente siameses...

Esto no es un gato siamés de raza pura siamés.

Es lo que hemos llamado toda la gente que tiene gato

siameses.

Estos animales que tienen las puntas más oscuras,

el morrito, las orejas, las punta de las patas,

les denominamos siameses.

Pero el gato siamés puro, es tipo más egipcio.

Otra constitución de cara. Sayayin es mestizo.

Sí, pero nosotros a este tipo de gato

le llamamos siamés, aunque no sea la raza pura.

Y lo que sí queríamos contaros es que, antiguamente,

en la antigüedad, en el Egipto antiguo,

parece que se tenía la teoría de que estos gatos siameses,

los gatos que procedían de Siam, tenían los ojos bizcos

y la cola siempre rota como con nudos.

¿Y por qué era esta historia? Pues porque decían

que las grandes, importantes y ricas mujeres de la época

guardaban sus joyas

a recaudo de sus gatos siameses.

¿Y cómo lo hacían? Pues de dos formas.

Una: ponían sus joyas delante del gato

y el gato, de tanto mirar fijamente las joyas y cuidarlas,

acababa bizco. Esa era una de las teorías.

Y la de la cola rota es porque en la cola

guardaban sus anillos y, de tanto peso,

se acababa rompiendo. Ninguna de las dos cosas es cierta.

Es una leyenda como bien ha dicho el veterinario.

Susana, otro de los mitos que cuestionamos.

Este es muy habitual, sobre todo, en las casas con gatos.

Aprovechando que tenemos a este precioso siamés

muy tranquilo, por lo que se ve,

preguntamos: ¿los gatos expulsan...?

Ay, ay...

¿Los gatos expulsan bolas de pelo?

¿Expulsan bolas de pelo? Hemos salido a la calle

y también, ya dicho de paso, hemos preguntado.

Fenomenal.

¿Crees que siempre los gatos vomitan bolas de pelo?

Siempre no, por supuesto. De vez en cuando...

El cambio, por ejemplo, a verano, que cambian el pelo,

sí puede que sea más normal.

Sí puede pasar perfectamente que los gatos vomiten pelo.

Al limpiarse van acumulando acumulando

y al final tienen que echarlo, pero no es algo que hagan sí o sí.

No creo que se nada raro.

Mi gata lo hizo una vez y me asusté un montón.

La primera vez, parecía que se ahogaba

y yo ahí llorando. Digo: "Le pasa algo a la gata".

Claro, ellos se lavan solitos, entonces es normal

que algo de pelito se le quede en la lengua.

Pero, vamos, cuando lo detectan, lo echan.

O sea, que yo creo que no es muy habitual.

Yo creo que depende del gato y del pelo, sobre todo.

Es normal.

Se están lavando ellos continuamente.

Son muy limpios y arrastran alguna vez pelillos.

Sí, es normal que los gatos vomiten bolas de pelo.

Además, lo podemos ver en la película "Shrek",

que echan la bola también.

Mi gato nunca ha expulsado por la boca

ninguna bola de pelo ni nada.

O sea, desprende pelo, pero es normal.

Porque lo tienen muy largo, pero nunca ha vomitado

ni bolas de pelo ni nada.

Carlos, ¿escupen los gatos las bolas de pelo?

Hombre, primero hay que pensar

por qué se les forman las bolas dentro

y luego, evidentemente, cuando una bola se formó

en el interior, molesta

y el gato intenta no escupirla, sino vomitarla.

A mí me gustaría explicaros el tema de las bolas de pelo

de la forma más visual posible y se nos ha ocurrido una cosa

bastante sencilla.

Imaginemos que este maravilloso tubo,

véase tubo negro, es lo que es el aparato digestivo,

el esófago, ¿vale? Esto sería la parte del trayecto

que me va al estomaguito.

¿Qué pasa? Los gatos habitualmente...

¿Me puedes sujetar el esófago? Sí, voy.

Esto queda muy bien. No te ahogues ahora

porque no sabría qué hacer. Ponlo aquí.

Entonces, yo soy un gato muy limpio,

como son los gatos, y ellos se lamen y en el proceso...

No sé de dónde sacaría producción el pelo.

Mejor no preguntemos. No lo tocaré mucho.

Imaginaos que estoy lamiendo y lo que hago al lamer

es meter en mi aparato digestivo pelitos.

Si esto estuviera más abierto, sería la bomba.

(HABLAN A LA VEZ)

Estoy chupando y se está metiendo el pelo.

Evidentemente... Tapa esto, tapa esto.

No, no, tú tapa. Hazme caso. Ah, vale. Yo tapo.

Además del pelo, pues, evidentemente,

también va un poquito de saliva, bebo agua...

Y todo esto va haciendo lo que es un mondrongo dentro

que se llama bola de pelo. ¿Qué pasa?

Si el animal no come malta, si no le damos malta,

jarabe de malta, para que esto fluya

de una forma mejor, ¿qué nos va a pasar?

Que se nos hace una bola de pelo en el interior

y el gato, simple y llanamente, cuando está jorobado,

le veréis en casa que hace algo similar a...

(EMITE SONIDO GUTURAL)

Y acabará...

Ahí está la bola de pelo.

He aquí la bola de pelo. ¿Me he explicado?

Sí, sí. Simple y llanamente...

Qué pedagógico. Con claridad absoluta.

Bola de pelos. Se forma por el lamido,

se junta en el interior, se mezcla con la saliva, el agua,

se hace una bola y el gato intenta vomitar,

vomita y sale la bola de pelo.

Lo que alguno llamamos "ovni": "objeto vomitado no identificado".

Ha quedado claro.

En los próximos minutos nos vamos a fijar

en nuestro patrimonio ecuestre.

En pleno corazón de la ciudad de Jerez se encuentra situada

la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre,

un centro de belleza, de cultura,

de formación y de promoción de la equitación española

donde el caballo es el protagonista.

Susana, acabas de estar allí.

Acabo de estar allí, hemos disfrutado muchísimo,

y os invito a verlo.

Me encuentro en la Real Escuela de Doma Clásica.

Es la universidad del mundo del caballo,

fundada por Álvaro Domecq.

Y además, es un mundo maravilloso. Síganme.

Ignacio López, qué alegría de verte y de conocerte.

Buenos días.

Jinete y profesor, de los que saben de verdad.

Y bueno, nos encanta que nos hayas invitado a ver

pues todo este espectáculo, porque me lo tienes que explicar.

Pues mira, yo soy jinete-profesor, soy miembro del espectáculo,

y también soy profesor de los alumnos,

concretamente de segundo curso,

donde los estamos formando para que en un futuro

lleguen a ser grandes jinetes.

Esto es una carrera, al igual que otra cualquiera,

-¿Cuántos años son de carrera? -Damos un curso formativo

de cuatro años. Luego hay que seguir trabajando y mejorando.

¿Qué es más difícil, enseñar al alumno o al caballo?

Porque lo que veo yo ahora lo encuentro dificilísimo

y muchas, muchas horas.

Bueno, difícil es todo. Lo único que pasa es que aquí

se trabaja con pasión, tanto con los alumnos

como con los caballos.

Un caballo empieza desde los tres años

y su carrera deportiva puede terminar a los 18

19 años, incluso 20 años.

Vamos a ver los sitios mágicos.

Vamos a verlos.

Ahora vamos a ver un sitio, que es el guadarnés,

donde se conservan todas las sillas de montar,

todas las monturas y todos los arneses de los caballos.

Es un espacio donde intentamos que no haya humedad ninguna,

para la conservación del material y el cuero.

Te voy a presentar a Naipe, que es un caballo que saco yo

en el espectáculo.

-Hola. -Mira, fíjate.

¡Qué bonito es!

¿Tenía un problema en los huesos como deportista que es?

Porque ellos también sufren.

Gracias al equipo veterinario que tenemos y al trato

que se le ha dado en sí,

-se recuperó... -A bailar, como lo llamáis vosotros.

A salir en el espectáculo, y a ser un caballo

en donde, de alguna forma, sigue siendo una estrella.

Mira, un regalito. Porque soy yo, ¿eh?

A ver, se lo doy así, que me da un poquito de...

-Exacto. -Es que tiene unos dientecitos...

-¿Ves? Le he caído bien. -¿Quieres zanahoria?

Claro, como ve que somos iguales, que llevamos el mismo pelo,

pues ya está.

(Magia)

¡Chas! Así mismo se nos ha cambiado.

Se nos ha arreglado. ¿Han visto qué hombre tan guapo?

Es un traje rondeño, goyesco,

tradicional, del siglo XVIII.

Lo que sí me gustaría, Ignacio, es que nos dijeras y nos explicaras

cuando tú haces bailar al caballo,

-¿cómo se consigue bailarlo? -Se juega con la técnica.

Al principio con la comunicación.

El binomio tiene que ser como un matrimonio.

Tiene que haber una amistad. Esto sería una espalda adentro.

Lo haré ahora. Es un trabajo en tres pistas.

La pierna izquierda presiona, la derecha sujeta,

al igual que la rienda derecha sujeta

y la rienda izquierda mantiene la incurvación.

Incurvación a la derecha y apoyo a la derecha.

Cambio la incurvación, atraso la pierna derecha,

adelanto la izquierda

y apoyo el izquierdo.

-Ignacio, felicidades. -Muchísimas gracias.

Gracias por dejarnos entrar y por conocerte

y ¿qué le dirías a aquellas personas que les encantan los caballos

que lo querrían hacer por profesión?

¿Qué les aconsejarías?

Que toda aquella persona que tenga interés

en la formación profesional como jinete,

la Real Escuela ofrece unos servicios muy importantes.

Pues muchísimas gracias y te dejo porque él está como loco

-por bailar. -Gracias por venir.

Muchas gracias.

Muchísimas gracias a la Real Escuela

por su hospitalidad.

Eugenio, ¿usted es? Desbravador de caballos.

Desbravador de caballos.

Ayuda a preparar a los caballos para que sean montados.

Prepararlos para que se vuelvan mansos

y pueda montarlo cualquiera, por ejemplo, tú.

Por ejemplo, yo... Bueno... O, aquí, mi amigo.

Hombre, yo en Lluvia un poquito raro iba a quedar, ¿no?

"Desbravar". La palabra ya dice todo.

Es desbravar. Quitarle la parte brava, la parte fuerte

y llevarlos a la calma.

Lluvia está intentando morderme la mano.

No me quiere morder, pero piensa que tengo algo para ella.

¿Cuánto pesó al nacer? Uy, muy poquito.

No te lo podría decir, pero que pesara...

¿10 kg? Sí.

Te estás comiendo mi vestido. ¡Se está comiendo mi vestido!

¡Eh! (RÍE) No pasa nada.

¿Hasta qué edad, más o menos, mi prima está con mamá

diciéndole: "Mamá, dame de comer".

¿Cuánto tiempo está mamando, más o menos?

Ellos, en estado natural, un año. Un añito mamando.

Hasta que va a nacer el siguiente que suele ser al año.

Pero cuando los tienes así en eso, hasta los seis meses.

Escucha, y el paso de la leche ya a la comida, los cereales...

Comen enseguida. Ya comen desde pequeñitos.

A los 15 o 10 días ya están comiendo.

Igual que un bebé. Dale un cocido a los 15 días,

ya verás qué risa le entra.

Y otra cosa importante: el carácter de estos animales

de pequeño, se lo da la madre y se lo da el entorno.

Claro, el entorno. Conviene cuando nace

acariciarle mucho, tocarle, darle, porque todo lo que le acaricies

se lo quitas de luego extrañeza. Que, a lo mejor, vas a tocarle

sale corriendo, porque son unos animales

que parece que tienen electricidad cuando lo tocamos.

Sí, además, tan pequeñitos.

Lo mejor es, cuando nacen, empezar a tocarlos

desde el primer día muchísimo.

Y ellos lo ven y se quedan con esto, ¿entiendes?

Lo mismo que decimos en el caso de los perros y los gatos.

La socialización. El animalito tiene que conocer

a todos los individuos que hay por allí.

¿Y qué te iba a decir? De pequeñito, la leche de mamá

y empieza con ¿qué más cosas? Empiezan ella a abrir

para bajar la cabeza porque no llegan bien

y si hay...

Porque, normalmente, nacen siempre a principios de primavera.

Entonces, hay hierbecilla y van mordisqueando y eso.

Conviene que nazcan en su época. Todo tiene su época.

Usted dice que aprendió antes a montar a caballo

casi que a andar, ¿verdad?

Te pusieron en segunda fila encima de un caballo.

Mi padre se dedicaba a comprar y a vender caballos y yo,

como aquel que dice, aprendí antes a montar que a andar.

Empezó a crecer con ellos. Yo, como veterinario,

admiro a mis compañeros veterinarios de caballos.

Son animales grandes para el manejo.

¿A ti qué es lo peor que te ha pasado?

¿Un buen pisotón? ¿Una buena coz?

Pisotón... Me he llevado de todo.

Me han dado 30 puntos en la nariz.

Te puedo enseñar la foto para que te lo creas.

Pero ¿de una coz? No, herrando un caballo.

Pero tuve la culpa yo. Hay que reconocer las cosas.

Era la primera vez que la herraba. Le pinché un poco con el clavo,

el animal se asustó y, al levantarse, me hizo romana

y yo caí contra el suelo. Me destrozó la nariz.

La nariz la llevaba en la mano. Pero quedaste bien.

Yo te veo todavía para estrenar. ¿Quieres que saque la foto?

No. Luego nos la dejas y ya vemos.

Nos fiamos. Muchísimas gracias por venir.

¿Y tú, hija? ¿Qué dice esta preciosidad?

Van a estar con nosotros hasta el final del programa.

A continuación, ronda informativa.

Noticias protagonizadas por animales.

Ronda informativa que empieza en Canadá, Sandra.

Concretamente, en Toronto. Vemos a una mamá mapache

intentando recuperar a su cría que, como vemos, está intentando

ascender por el muro, pero le cuesta.

Pero, fijaos, en quién está sujetando

a la mamá mapache.

Otra cría que sí que ha conseguido escalar ese muro.

Es decir, es un trabajo en equipo para intentar rescatar y recuperar

a esa cría que se quedó un poquito rezagada.

Esto nos demuestra la intensidad que puede imprimir

una madre para salvar a una cría.

Pero lo gracioso es que a mamá la está agarrando

otra cría.

O sea, esto es trabajo en equipo, familia unida. Vamos, maravilloso.

Un tremendo ejemplo. Yo flipo porque hay un momento

que parece que se cae la cría y la madre la muerde

y tira para arriba.

Pero ¿y el otro cachorro? La otra cría es brutal, ¿eh?

Lo del otro no tiene nombre. Es una máquina.

El instinto de protección y de supervivencia.

Se estima que en Reino Unido hay unos 33 000 zorros urbanos.

¿Cómo llegan a las ciudades, Ismael?

Pues, mira, que a los ingleses les dio

por invadir los bosques para aumentar las ciudades.

Empezar a construir en los bosques comiéndose terreno

y, claro, los zorros tuvieron que buscarse la vida

y bajar a las ciudades. Concretamente, en Bristol.

Aquí lo vemos, en Bristol,

que los zorros no solo bajan de los bosques,

sino que, además, salen de los desagües.

¿Lo veis aquí? Como el zorro está dentro

y sale para afuera. ¡Dios!

Bueno, esto es una cría, pobrecita, que se habrá metido ahí despistada,

evidentemente.

Pero sí. Lo has explicado fantásticamente bien.

Para ti me parece francamente profesional.

Es que estoy aprendiendo, ¿verdad?

Mi compañero querido. Los animales llegan a las ciudades,

como bien explica nuestro compi,

porque nosotros somos los que invadimos su terreno,

no ellos el nuestro. Esto que quede muy claro.

Que siempre decimos: "Es que los jabalís llegan...".

"Se ha cruzado un zorro por la carretera".

Digo: "Perdona, el asfalto llegó después. El zorro ya estaba".

Estamos invadiendo nosotros su espacio.

Viajamos a África para ver el rescate

de una cría de elefante. Sí.

Hoy viajamos a la frontera entre Kenia y Tanzania.

Al parque de Amboseli.

Vamos a asistir al rescate de una cría de elefante

que, para combatir el calor, se metió en un estanque con agua.

Debido a la altura y al terreno arcilloso,

no podía salir, pero, como visteis,

unos hombres con cuerdas pudieron ponerla a salvo.

Justo en ese momento, llegó su madre para protegerla,

para darle cariño y, pues, para que no se vuelva otra vez

a meter dentro del estanque. Las elefantas son

de las madres más defensoras de la naturaleza.

Hemos visto, a lo largo de la historia,

muchísimos casos de gente que iba de viaje por África

o India, se acercaban a hacerse un selfi con la cría

y la madre podía acabar con la vida de los que se acercaban.

No es que sean malos, pero son tremendamente protectores.

Ya explicamos aquí que los selfis con animales salvajes

son innecesarios absolutamente. No rompamos su paz.

En los próximos minutos nos vamos a detener

en una asociación que lleva más de 25 años trabajando

para fomentar la tenencia responsable,

la empatía y respetar cualquier forma de vida animal.

Irene Herrero es la portavoz de ANAA,

la asociación nacional Amigos de los Animales.

María Pérez ha estado con ella.

Hola, gorditos. ¿Qué tal? Os toca salir al recreo.

Vamos.

-Buenos días, Irene. -Hola.

¿Tienen ganas de salir?

Hombre, míralos ahí. Están todos: "¡Sácame!".

-Vamos, chicos. -Hala, a jugar.

Venga, venga, venga.

Hola, ¡hola!

Tomás ha cogido el palo el primero.

Ven, vamos a jugar. Ven.

¿Sois una de las protectoras más antiguas de Madrid?

Somos las que más tiempo lleva. Desde el 92.

Hemos buscado familia a más de 30 000 animales.

-Que ya son. -Que ya son unos cuantos, sí.

-¿De dónde vienen? -Recibimos animales de toda España.

Este es Jackie.

-Hola. -Y este es Hugo.

Oye, tenían ganas de jugar y de jugar con nosotras.

Les falta mucho cariño. Están deseando estar con gente.

La mayoría vienen de la calle, se situaciones de abandono,

incluso de maltrato...

¿Cuánto tiempo pueden pasar aquí hasta la adopción?

La media puede ser unos tres meses,

pero no queremos que se queden para siempre.

Esto es un hotel de lujo, pero, al cabo del tiempo,

se convierte en una cárcel.

Ven aquí, Amelia. Ven aquí, dame el palito.

Una última vez y nos vamos, ¿eh? Venga, corre.

Brando.

Esto son los aposentos de Brando.

Sí. Brando y Cari, se llaman.

Hay que intentar atraer a la gente. Si le pones a un perro Killer,

imagínate, no quieren venir.

-¿Entramos a verles? -Venga.

Hola, Cari.

Él viene de un síndrome de Noé. De una persona

que acumulaba animales en muy malas condiciones.

Tenía muchísimo miedo cuando llegó porque era una perrita

que era atacada continuamente por sus compañeros.

Convivían siete pastores alemanes y cruces en un entorno superpequeño.

Después de mucho tiempo y terapia,

hemos conseguido que salga de su rincón,

porque estaba en un rincón contra la pared,

y, ahora, ya sale, da besitos...

Siempre mezclamos a los más tímidos con otros más sociables,

como Brando, que es un ejemplo de sociabilidad,

para que les enseñen que los humanos somos buenos

y que hacemos cosas chulis, ¿verdad, cari?

Tienen su parte exterior para tomar el sol

y estar al aire libre

y, luego, tienen su parte interior.

Tienen suelo radiante para el invierno.

-Se les ve contentos. -Sí, están contentos,

-pero necesitan un hogar. -Eso, sí.

Eso, todos.

¿Y esta qué zona es?

Es una zona reservada para paseos con correa

para que los voluntarios acostumbren a los perrillos

al manejo de una familia normal.

Tenemos escaleras para que aprendan a subir y bajar.

Tenemos que aumentar su adaptabilidad.

Hola.

-¿Qué pasa? -Sube superbién las escaleras.

Quería que las subiera con ella y yo las subo también.

-¿Tú eres voluntaria, Tania? -Sí.

¿Tú empezaste como voluntaria?

Empecé como voluntaria con 14 añitos, sí.

Mis padres no me dejaban tener perro y dije:

"Pues voy a tener 150".

¿Has visto cambiar mucho la conciencia, la adopción?

Nunca lo suficiente, eso está claro, pero sí, de 20 años para acá,

se nota muchísimo la diferencia, la sensibilidad de la gente,

la concienciación. Pero el problema es tan grande,

-que, de momento, es inabarcable. -¿Qué tiene esto que engancha?

Pues ellos. Ver que les puedes cambiar la vida,

puedes darles un futuro mejor y, luego, el problema tan grande

que hay detrás, Siempre hay algo que hacer.

Tú y yo seguro que tenemos algo que hacer.

-Hasta luego, chicas. -Vamos a currar.

Vamos a ver las gateras, si te parece.

La mayoría de ellos se dan en adopción fuera de España.

-¿Dónde se van? -A Alemania, sobre todo.

Y ¿en Alemania no hay protectoras?

Hay muchas protectoras, pero muchos menos animales

que necesitan ayuda. -Son gatos inmigrantes.

Sí, son gatos inmigrantes.

Mientras aquí no tengamos conciencia suficiente

de no abandonar y adoptar lo suficiente,

la verdad es que nos salva la vida.

¿Qué tienen de especial los animales?

Pues que no tienen maldad.

Te lo dan todo a cambio de muy poquito.

Son superleales.

A los que nos gustan tenemos esa perdición.

Es que mi vida sin perros y sin gatos

como que no estaría completa.

-Adiós, adiós. -Con cuidado.

Vamos a nuestra clínica, que tenemos aquí

a uno de los veteranos que lo adoptaron hace poquito

y le toca revisión. Vamos a verle y saludarle.

Venga.

-¿Cómo estás? -¡Hola!

Él es uno de nuestros veteranos que lo adoptaron Maite y su chico.

Era de los más viejitos que teníamos.

Es una de nuestras adopciones estrella.

-Esto es tercera edad, ¿no? -O cuarta o quinta.

¿Cuántos años tenía cuando lo adoptasteis?

-12. -¿Por qué un perro tan mayor?

Quería un perro muy tranquilo

que se adaptara a nuestro carácter

y lo encontré todo en él. No me importaba su edad.

-Estáis contentos con él, ¿no? -Totalmente.

La gente no quiere abuelitos, pero son los que mejor se portan.

No dan guerra y lo tienen todo aprendido ya.

¿Esto es un triunfo? ¿Adoptar a un perro de 12 años?

Son las típicas adopciones que celebramos eternamente.

¡Qué bien! ¿Y tú estás feliz?

Pues mírale el brillo que tiene.

Se le ve más como... que ha llegado a su sitio.

Qué bonito que ha llegado a su sitio.

Carlos, en ANAA son muy estrictos con el proceso de adopción.

Fíjate, son estrictos, pero a mí, todavía,

me parecen poco estrictos. Lo digo de broma.

Es una de las asociaciones que lleva más tiempo en este país

y hacen un trabajo excelente.

La adopción tiene que ser tremendamente responsable.

¿Por qué? Por una sencilla razón.

Estos animales ya lo han pasado mal una vez,

por eso están ahí. Con lo cual, la adopción,

la búsqueda de una nueva familia, tiene que ser muy muy controlada.

Y en ANAA, como en muchísimas entidades

de protección, lo supervisan todo. Hay mucha gente

que incluso se llega a cabrear y dice: "¿Qué pasa?

¿No me queréis dar el perro?". No, es que queremos saber

qué va a pasar.

A mí me sorprendió cuando fui a adoptar

a mi perrita a una protectora de Palencia

y me hacen un test, yo lo relleno y digo:

"Pero es que vengo a adoptarlo". Mira quién está aquí.

Aquí está mi amigo.

Para que disfrutéis un poco de su compañía.

¿Qué pasa, fiera?

A continuación, "mascoconsejos".

Carlos, hoy ponemos la tecnología al servicio de los perros

y sus amos. Nos ayuda Like.

Total. ¿Tú has visto qué cosa más bonita

de basset hound? Estos animales... Hola, ¿qué pasa?

Por favor, las patas delanteras. Muestra a cámara esas patas

que yo me las como. ¡Qué patas tiene!

Ten en cuenta que, para mantener este cuerpo alargado,

tiene que tener una base de sustentación importante.

Necesita mucha ayuda. Fijaos, os traigo tres productos

que no os podéis despistar de ninguno de ellos.

Primero. ¿Veis esto? Es un petral de los que se ponen habitualmente

en el cuerpecito del animal.

Y diréis: "¿Y esto qué aporta a los demás petrales?".

Esto está hecho de un tejido, queridos amigos, especial.

¿Qué hacemos con esto? Queremos refrescar a nuestro perro,

fíjate qué cosa tan sencilla, vamos a un grifo,

algo muy complicado, lo mojamos bien mojadito,

o sea, empapamos el producto, empapamos el petral,

lo escurrimos mayormente, ¿vale?, y se lo ponemos a nuestro perro.

Y regula la temperatura del cuerpecito.

Efectivamente. ¡Anda!

Este tejido regula y mantiene la temperatura.

Es una verdadera pasada.

Es como si tú te coges una camisa, una camiseta, una prendita,

la humedeces, te la pones y dices: "Me doy un paseíto fresco".

Pregunto, que no sé si es buena opción o no.

Veo que tiene aquí como bolsillitos.

¿Se podría poner hielo? No.

Hombre, por poner, le puedes poner un piso.

Pero que fastidiaría al animal, ¿no?

No. Simple y llanamente, mojadito. Húmedo.

Este sería uno de los productos.

Otro. La tecnología invade nuestras vidas y hogares

y hay partes que son muy entretenidas y muy divertidas.

Esto ¿qué decís? ¿Parece un muñeco?

No. Es una "webcam", simple y llanamente.

Pero es una "webcam" especialmente pensada

para actividades con perros.

La tecnología nos abruma y podemos meter

un controlador en nuestra casa para estarle viendo

y hay otro que les manda juguetitos,

le lanzan premios... Yo tengo un amigo

que, cuando cenas con él, en la mesa tiene el móvil

con las imágenes que está registrando en casa

del perro dando vueltas, durmiendo en la puerta...

Con el mando a distancia viendo a la mascota así...

Y el perro diciéndole: "Tú sal más. Déjame tranquilo.

Diviértete con tus amigos".

Y, por último y no menos importante,

tengo una cosa pequeñita que decís: "¿Qué es eso?".

Todos estamos acostumbrados, a día de hoy, a llevar

algún tipo de reloj que nos controla

determinadas cosas, pero esta aplicación, este sistema,

este aparatito glorioso, lo que hace es controlar

dónde está nuestro animal. ¿Geolocaliza?

Geolocaliza y, además, una de las cosas que más me gusta

es que nos puede marcar entornos.

Imaginaos que estamos en casa, vivimos en una casa con jardín

y queremos que el perro esté controlado

porque sale al exterior y no sabemos si se irá más lejos.

Pues este aparatito puede estar conectado a la wifi de casa

y, si se va demasiado lejos

y la wifi se desconecta, nos avisa a nuestra aplicación.

Anda, qué práctico. Hay cosas que tenemos que tenerlas

en nuestro animal de compañía.

Hay muchas veces que podemos evitar pérdidas.

Podemos evitar muchísimas cosas

y, además, con aplicaciones como esta,

podemos conseguir... Ismael, por favor.

Deja al bicho. Tápate tú, tápate tú.

Qué orejas más largas tiene.

Entiendo que debe de tener un tipo de mecanismo

que no se puede...

Hola, Susana. Vengo a informarme de esto.

Porque a mi invitada de hoy le iría de coña.

A la mascota de mi invitada, claro está.

O a tu invitada. A tu invitada también.

También porque está relacionada.

A todos nos vendría muy bien eso.

Lo que os quiero decir, para terminar,

es que este tipo de productos nos ayuda, sobre todo,

a disfrutar más de nuestro amigo y a tener la seguridad

de que nunca nos dará un susto.

¿No les molesta? No, si esto va al collar.

¿Ves?, tiene un velcrito, una cosa muy simple,

y podemos adaptarlo a cualquier tipo de collar.

Como pulsera, si es en un dedo, sí.

No lo intentéis. Susana, cuéntanos, ¿a qué mascota célebre

nos vas a presentar?

Déjamelo que se lo pongo al perro.

Me habían dicho que no había crecido

y estaba muerta de ilusión. Lo que le faltaba a tu marido,

localizarte. Sí, solamente falta eso.

Bueno, hablando de famosos

y de un espacio que nos encanta en este programa,

hemos estado con Ivonne Reyes.

Y, además de enérgica, que ya me supera a mí...

ya te digo yo,

además de guapa, además de simpática,

tiene una mascota, pero superdivertida,

superglamurosa y, además, muy educada.

Nos paseamos en el parque con ella.

Vamos al encuentro de una mujer

super superguapa que a estas horas

es la única que estará guapa.

-¡Ivonne! -¡Ey! Susanita.

-Qué guapa estás. -Y tú también, ¿cómo estás?

Decía que eres de las mujeres que a primera hora de la mañana

estás fabulosa.

Yo creo que tienes un congelador en casa

que yo lo quiero.

No tienes que presentar a esta preciosidad.

Con una preciosidad va otra preciosidad.

-Mirad, qué monada. -Os presento a Sisí Reyes Torres.

Sisí, saluda que tienes que salir "fashion".

Cierra la boca, por favor, Sisí.

No, bueno...

¿Cuántos años tiene?

Tiene tres años hace muchos años.

Es que como es una artista.

-Como la madre. -Es como la madre.

Artista.

Es, sencillamente, mantenerse en el tiempo.

Entonces, también está en la cámara hiperbárica.

También.

Me la tengo que comprar.

Nos levantamos, nos pasamos el hielito por la cara,

el agua fría al final para sacar el brillo,

el hacer deporte...

-¿Cómo entró en tu vida? -Una persona que entonces

era mi maquillador me dice que si le puedo hacer un gran favor.

Se iba de viaje fuera de España

unos meses y tal vez se le alargaba.

Que si me podía encargar de Sisí, que a mi hijo le iba a encantar.

Yo le dije que mi hijo iba a entrar en momento "in love",

entonces al final le dije:

"Va a ser difícil que te la lleves",

y dice: "Bueno, si se encariña y la quiere tener más tiempo,

pues te la dejo allí y solamente déjame que la visite

de vez en cuando".

Llegamos a ese acuerdo.

-¿Se encarga tu hijo al final? -Es él quien se encarga más.

Para los niños, para que cojan responsabilidad,

es muy bueno porque de alguna manera

va desarrollando el amor,

ese matiz de responsabilidad de sacarles,

de estar pendiente.

Y tú eres muy de "story".

Mira, mira.

Momento "story" de las tres. (RÍE)

¡Está en Instagram!

Sí. (RÍE)

Mi hijo, que se le ocurrió abrirle un Instagram.

Tiene seguidores y le estamos buscando...

Bueno, no tiene, está soltera, como la madre. (RÍE)

El día que tengas una pareja,

espero enterarme,

-le tendrás que decir... -Y yo también. (RÍE)

Le tendrás que explicar que tienes una Sisí en casa

y que también hay que cuidarla.

Sí. Una vez entra en tu vida,

sabes que es un "pack" completo. -Claro.

Hay que adaptarse y hay que amar a los animales.

¿Sisí entiende el inglés?

-Porque tú como lo dices muy yanqui. -Sai, Sai.

-Sai, Sai. -Sí, espanglish, espanglish.

Sisí. (HABLA INGLÉS)

(HABLA INGLÉS)

-¡Ay, sí! -Oy, qué bien.

(HABLA INGLÉS)

-¿Qué te ha aportado a ti? -Muchísimo.

Una compañía increíble,

me ha desarrollado más la paciencia bendita.

(MEDITA)

¿Sabes lo que le encanta?

Los mantras, estos que te dan tranquilidad, la energía...

-¿A ella tú le pones mantras? -Claro.

Pero también le gusta Fonsi.

Por ejemplo: "Ey, Fonsi", y viene corriendo.

Cuando escucha reguetón. (RÍE)

¿El reguetón le gusta?

Le gusta el reguetón, viene y se pone alrededor.

¿Qué proyectos tenemos?

Bueno, ahora estoy organizando un "stand-up",

que es una especie de monólogo.

Se hace un recorrido por todos los programas de televisión,

se interactúa con el público;

también impartiendo unos talleres,

se llama "Tu puesta en escena"

y es para también, de alguna manera,

recobrar esa seguridad que uno tiene

de a través de las experiencias, que a veces creemos

que no sabemos nada

y sabemos muchas más cosas,

y se trata de empoderarnos, ¿no?

Sisí, ¡tápate la boca! No puedes bostezar de cara a cámara.

Es que claro, la pobre... Uy, ¿ves?

Y encima...

"No way!"

O sea, ¿yo qué te dije?

Lo hemos ensayado, lo hemos hablado.

Oye, que te está broncando la jefa.

Anoche tuvisteis una reunión, ¿no?

-Ya, pero se está cargando todo. -Se le ha olvidado, pobre.

Ella es natural.

Ella es natural como la vida misma en todo.

Ella me enseña a ser más natural, ¿verdad, Sisí?

A todas las personas que le gustan las mascotas,

por favor tomen conciencia. Hay que tener tiempo,

cuidarles, mimarles

y hacerlos parte de la familia.

Pues con esta razón nos vamos a hacer un selfi.

Un selfi maravilloso, espérate.

-Sai, Sai. -A ver, Saisa.

Saisa, una...

Que esto lo ve todo el mundo, ¿eh?

Bravo, comentádsela.

Bueno, bueno.

Nos pasamos la mañana riendo.

Riendo y haciendo fotos.

Me encanta porque dice:

"Es espanglish", y tú lo de toda la vida:

¡Eh! Venga, vamos que nos vamos.

Claro. Da igual, es ella.

Superdivertido. ¿Y está como Like? Por si acaso.

Una pregunta, Carlos.

Una pregunta que te quiero decir.

Me has dicho que yo no podía llevarlo,

pero veo que tú no te lo quitas. ¿Te ha gustado?

¿Sabes qué pasa? Como me puedo geolocalizar en cualquier sitio,

como siempre estáis: "¿Dónde está Carlos?".

Pues ya no. Para no perderte por la vida.

Es una buena idea, claro.

Bueno, muchísimas gracias

a Ivonne y a Sisí por su simpatía.

Los perros forman parte de la historia de nuestro cine

y televisión en documentales, en películas, en anuncios.

Son protagonistas casi siempre del momento más entrañable.

Sandra, has encontrado huellas en el archivo de RTVE.

Huellas y huellas profundas y de hace tiempo, tiempo.

Año 1943.

Vamos a ver la primera actuación estelar de un perro

en una película.

Porque es un perro un tanto asustadizo,

que de repente, lo que consigue es que los actores

ganen 20 duros de esa época en una apuesta.

Vais a ver la imagen y lo entenderéis.

¿Creéis que llegaremos a rodar?

Yo creo que no hay tiempo.

Preguntádselo al director.

Ardavín, ¿nos desmaquillamos o tú crees que rodaremos?

Sí, hombre. Te aseguro que antes de dos minutos rodáis.

Te apuesto 20 duros a que no rodamos.

Apostado

Bueno, ¡silencio!

¡Silencio!

¡Motor!

¡Cámara!

Abande... El abanderado, 91, 2.

¡No ocurrirá si somos hombres!

(GRITA)

¿Veis cómo yo tenía razón?

Venga, los 20 duros.

(RÍE)

Venga, los 20 duros, ¿eh?

Oye, 20 duros era una pasta. Hombre, en los años 40.

Mucho dinero.

Y en el 84, que a mí me daban 20 duros

y aguantaba todo el fin de semana.

Esto me recuerda que aún no hemos hablado de ñus.

¿Sabes dónde viven los ñus?

Ay, ay, ay.

No. En Ñu York.

En New York.

(RÍE) Bueno.

Esta era una película que se llamaba "El abanderado".

Vamos a pasar a lo siguiente

porque después de este chiste

es mejor que sigamos viendo imágenes

que tenían a perros, a canes, como protagonistas.

No sé si os acordaréis, porque esto es más reciente,

en los años 80 hubo una perra

que se llamaba Pipín, ¿la recordáis?

¡Hombre! Claro.

Que cogía la maleta.

Ay, ahí le has dado, Carlos. Ahí le has dado.

Qué lloros con Pipín, qué llantos.

Era una campaña de TVE

para hablar del mal uso ¿no?

Del abuso de la televisión,

del tiempo que pasábamos delante de la tele.

Y Pipín era maravillosa, era esta.

Vamos a verla.

Era una perra, atención,

tenía su propio estudio de grabación

y ¿sabéis cuánto ganaba al día por rodaje?

No queremos saberlo. En los 80 ¿cuánto?

600 euros, es decir, 100 mil pesetas.

Oye... ¿600 euros?

600 euros al día.

Madre mía. ¿El perro?

Sí, el perro. Ya estoy enseñando a mi perrita

a hacer anuncios. Pues venga.

Hacía anuncios maravillosos

y, como decimos, anuncios que nos acordamos

los de aquella época.

Y cómo impactó esa campaña, además concienció.

Claro. Solo por la expresión que tenía

esa criatura maravillosa.

Claro, pasaba por delante con el patinete,

cogía la maleta y se iba,

la verdad es que era una perra maravillosa.

Además, tenía una expresión muy viva en la cara.

Era estupenda.

Bueno, de Pipín pasamos a una cosa más reciente.

Estamos hablando del año 2011.

No sé si habéis visto "The artist".

"The artist" como diría Ivonne. "Yes".

Pues había un perro que se llamaba Uggie

y atención porque tiene

sus huellitas en el teatro chino de Hollywood.

Qué me estás contando. Oy.

"The artist" se llevó cinco Oscars.

Él no se llevó ninguno, pero, vamos,

triunfó lo más grande. Se puede llevar la palma perruna.

Sí, claro, palm de Cannes.

Del festival de Cannes. Es como la palma de Cannes,

pero para los actores perrunos.

Sí, pero en esa celebración, que es maravilloso,

estuvieron descendientes de Lassie y de Rin Tin Tin.

(RÍE) ¿En serio? Qué bonito.

Oye, que es verdad, Carlos.

No, que me sorprende.

No te rías, que ellos realizan sus trabajos.

Si me parece fantástico,

pero que estas cosas las hacemos para nosotros.

Al perro le da igual poner la huellita.

Tengo una duda.

Cuando gana una palma perruna,

¿se le sube el caché al perro-actor?

(RÍE) Pues lo desconocemos,

pero se lo vamos a preguntar a Quentin Tarantino,

cuando venga a "+Cotas" la próxima temporada

que seguro va a estar encantado de pasarse por aquí

y presentarnos a su perrita

que interpretó a la mascota de Brad Pitt

en su película, "Érase una vez en Hollywood".

¿Tú sabes una anécdota de Quentin Tarantino?

¿Sabes una anécdota de Tarantino? No, pero...

No, pero la vas a contar.

Me lo encontré y me dijo: "¿Qué le dice un león a otro"?

"Ten cuidado con la cebra hoy, que está rayada".

(RÍE) (RÍE)

Esto podría ser una animalada,

pero ¿qué pasa cuando las mascotas se quedan solas en casa?

Adelante "Animaladas".

Ismael, ¿esto qué es?

¿Última tendencia en interiorismo?

¿Es un profesional decorando? Lo que tendrá dentro el cojín.

¿De qué estará relleno para que diga:

"Ahora que se ha ido"?

Oye, pero qué barbaridad.

A mí me recuerda a la mía.

Me recuerda mucho a mi perrita.

Cuando llego me encuentro hasta el sofá cambiado.

Perdóname, si le pones justo encima de la nevera lo que le gusta

pues estás provocando.

Y los cojines, ¿por qué esa obsesión?

Yo me preparé un bocadillo con papel albal y todo,

lo dejé en la encimera,

fui al baño, volví y no estaba ni el papel albal.

Se tragó el papel albal. Me encanta.

Ese está buscando a otro que estaba dentro del cajón.

Estaba dentro del cajón. Son maravillosos.

Los perros pueden llegar a sorprendernos

abriendo cajones, la nevera;

los gatos tres cuartos de los mismo,

les gusta más un armario que a este un chiste.

La segunda versión de los cajones.

He abierto el de abajo, el de arriba y aparezco aquí.

¿Por qué lo hacen, Carlos? Es búsqueda,

buscar también un lugar de refugio, de buen rollo,

los gatos les encanta meterse en cajas,

meterse en armarios, abrir puertas,

localizar cosas.

Les gusta la búsqueda.

Y si encima es basura y huele lo de dentro,

pues ya fiesta. "Ahora que no está

y no me va a llamar la atención, pues"...

Efectivamente. Y los rollos de papel higiénico,

¿qué sentido tienen?

Pues no sé, habría que hablar con el que lo desbroza.

Bueno, pero como sabes tanto, digo yo que a lo mejor...

Yo nunca he hablado con un perro o un gato dándole al papel,

pero es evidentemente un juego. Ellos le dan un golpe al papel,

eso empieza a rodar y caer papel, "chupa".

Eso también lo hacen los niños, tiran y tiran.

¡Fiesta! La medida de seguridad que opté

fue cerrar las puertas y dejarle

la cocina y el pasillo,

pero es que ha aprendido a abrirlas.

Se pone de pie y la abre.

Vamos a ir despidiendo porque Like se está durmiendo.

Hasta aquí el programa de hoy. Recordemos siempre el cuidado

y la tenencia responsable de mascotas.

Promovamos el respeto por los animales,

y alimentemos la empatía hacia ellos,

así como el respeto de sus derechos.

Gracias por prestarnos tu atención. ¡Hasta pronto!

¿Y cuántos años tiene más o menos?

Nació en 2003.

¿16?

¿No?

-16. -A ver, a ver. (RÍE)

Tres cabezas.

-Ahí. -Una, dos, tres.

Hay que mover el cuello, ahora se lleva así.

Yo voy por la calle y veo.

Acabaremos en el fisio todas.

-Hola, ¿qué tal? -¿Cómo estás?

Te he dejado ahí y te he hecho la cobra.

# Si no te sientes guay,

# es porque a tu autoestima le faltan "likes". #

Le puedo hacer un nudo.

Yo creo que lo pierden,

yo no cuento.

Esta se cree que es su hermano. Del mismo color.

Y los gatos del... ¡ay!

(RÍE)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 17

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

+Cotas - Programa 17

26 oct 2019

En el capítulo de hoy: Disfrutamos de un paseo con "Emperatriz", la mascota de la actriz y modelo Ivonne Reyes. ¿Sabéis cuál es el lémur más grande del mundo? Te mostraremos un ejemplar en nuestra visita a Faunia. Son los gatos siameses bizcos y escupen bolas de pelo?.

ver más sobre "+Cotas - Programa 17" ver menos sobre "+Cotas - Programa 17"
Programas completos (20)
Clips

Los últimos 24 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios