+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5402466
Para todos los públicos +Cotas - Programa 15 - ver ahora
Transcripción completa

como un grano de arena o el huevo de un pájaro.

Escribió el poeta Walt Whitman que una hoja de hierba no es menor

que el camino recorrido por las estrellas

y que la hormiga es perfecta,

como un grano de arena o el huevo de un pájaro.

A Whitman le encantaban los gecos.

Este se llama Jojo.

Son los únicos lagartos con cuerdas vocales

y que gorjean para comunicarse con sus semejantes.

Eso es justo lo que vamos a hacer:

comunicarnos con todos vosotros y todas vosotras.

(Sintonía "+Cotas")

Que entre la familia.

Sandra Daviú, Ismael Beiro... Hola.

...y el veterinario Carlos Rodríguez.

Te admiro. Has dicho: "Goco, geco, gorgojear". Todo en la misma frase.

¿Qué dices?

Bueno, para eso me pagan. Estamos hablando de cosas.

Qué me cuesta pasar la semana sin "+Cotas".

Total. Qué lástima.

No te preocupes.

Tienes todo el programa para sorprendernos con tus gracias.

Y con mis chistes. Que traigo buenísimos.

Ya, ya, bueno. Que se viene arriba.

Sandra, adelántanos algún contenido, por favor.

Bueno, sabéis que nos encanta rebuscar en el archivo de RTVE.

Y, hoy, vamos a ver y a conocer

y a recordar animales que no pudimos

ni podremos olvidar en la vida. ¿Os acordáis de Imperioso?

Hombre... Sí.

Bueno, pues Imperioso era este.

Este es el Imperioso famoso.

Padre de 40 o 50 hijos reconocidos todos los años.

Esto es la esencia de la pureza.

Bueno, además, he de decir que Jesús Gil,

presidente del Atlético de Madrid, decía que hablaba con Imperioso

y le preguntaba sobre los fichajes y las destituciones del equipo.

No, si por hablarle... Otra cosa es que le escuchara.

(Risas)

Digo yo. Carlos, ¿qué más?

Pues ganaron alguna que otra liga. Sí.

¿En aquella época? Gracias al caballo.

Yo lo que quiero deciros es que es una cosa muy simple.

Nuestros reporteros han ido acompañando

a nuestros compañeros veterinarios

de una clínica especializada en animales exóticos.

Vais a alucinar. Porque en una clínica de estas características

puede pasar cualquier cosa.

Estoy muy preocupada.

Es que para mí es como si fuera un miembro de mi familia.

Soy una mamá cobaya casi.

Ismael.

Después, visitaremos, hoy tenemos la suerte de visitar

a Samantha Vallejo-Nájera,

que es la flamante jueza de este programa,

que yo soy fan, que es "Máster Chef".

Y nos abre su casa para que conozcamos a su mascota.

Yo tengo profesora de gimnasia, que viene los jueves.

Viene conmigo a la clase. (SUSANA) ¿Sí?

-No se la pierde.

Hay que decir que no se comieron el coco para ponerle el nombre.

¿Sabéis cómo se llama? ¿Cómo?

Chef.

Ah, muy apropiado. Como si a mi mascota

le llamo Cotas.

Estaría bien. Sí.

Enseguida nos asomamos

a este y a otros contenidos.

Antes, una sonrisa con Animaladas.

El entrenamiento, la constancia, la perseverancia

son necesarias para alcanzar metas.

Todos y todas necesitamos disciplina para crecer, Sandra.

Y no solo nosotros, los humanos, sino también los animales,

que llegan a hacer cosas que os van a arrancar una sonrisa.

Vamos a empezar a ver a todos esos animales.

Ahí los tenemos.

Que son capaces de hacer cosas realmente sorprendentes.

Entiendo, Carlos, que con un entrenamiento...

Ahí vamos a ver como se...

Vamos a escuchar.

Están así. Mira, mira.

Ah, está agradeciendo. Claro.

Está bendiciendo la mesa antes.

Y espérate, ella le dice algo y, entonces, el perro sabe

perfectamente que es momento de comer.

Pero estaba bendiciendo la mesa. No, no. Me parece fantástico.

Y estos también esperan totalmente colocados.

Les va a poner los cacitos. Ordenaditos.

Y ya verás como todos son supereducados.

¡Oh! Se están quietos.

Y luego, saben que cuando han hecho lo que tienen que hacer...

Pero eso a base de entrenamiento. Con mis animales, imposible.

No, no, no. No es imposible con ningún animal.

Esto es una cuestión de darle un premio

a la acción correcta. Fijaos en este.

Mira, mira. Porque este me flipa.

Cómo consigue en la cuerda esta ponerse... Mira, mira, mira.

¡Madre mía! ¿Es increíble o no?

No. Yo no me imagino eso. En cordeles de un patio a otro.

Mira, mira, mirad a este. Mira, mira.

Mira cómo trepa. Es una de las actividades

que se hace para entrenar perros de rescate.

Parkour. Parkour para perros.

Y mira esto. Esto es juego y entretenimiento.

Cualquier cosa la podemos llegar a conseguir de buena forma,

sin presionar al animal y sin intentar quedar bien con amiguetes.

Mira la habilidad del oso. Siempre jugando.

Exacto. Contexto de juego.

Juego, premio. Este es más instinto natural.

Brutal. El trepar, bueno...

Esto... Mira, mira, mira. (RÍE)

¿Este es un elefante marino o un león marino?

Yo creía que era yo, pero más o menos.

Bueno, es verdad, podrías ser tú en Zooloco.

Estas habilidades tienen mucho que ver

con la capacidad del animal, cono su naturaleza.

Sí. No todos pueden hacer lo mismo.

Todos los animales tienen una capacidad de aprendizaje.

Todos, todas las especies. Pero igual no es la que queremos.

Enseñarle a una oruga un "sit" o un "ven conmigo al lado",

pues es complicado. Y esas son maneras muy asiáticas.

Totalmente. Comiendo.

No sé de qué hablan, pero... Lo importante es que

no les hagamos la puñeta. Que sea siempre diversión, como veis.

Pero esto pasa en los niños pequeños.

Cuando les enseñas algo, que se diviertan.

Si se lo impones... Y mira el de las flexiones.

Esto me ha recordado un chiste. Estabas tardando, querido Ismael.

Son dos gallinas... Han pasado dos minutos.

¿Qué le dice una gallina policía a otra gallina policía?

Sorpréndenos. Necesitamos apoyo.

(ALGUNOS RÍEN)

Ismael... (RÍE)

Más animaladas, por favor.

A ver si olvidamos... ¿Puedo salir?

...este primer chiste. No de chistes.

"Porfa". Bueno.

Puedes salir. Vamos con la siguiente.

Fijaos bien en la habilidad de este perro,

que menos fregar y cocinar y planchar,

sabe hacer de todo. A ver.

Yo me he enamorado. Os digo:

si este perro supiera cocinar, yo intentaría quedarme con él.

Mira qué expresión.

Recoge el dinero del suelo. Mete monedas en el bote.

Cierra la puerta. Bien.

Aquí, fijaos además. Mira, mira, mira esta. (RÍE)

Es supergraciosa. Haciendo el pino.

Caminando a dos patas. Y la habilidad de meterse...

Exacto. Sí. Es muy típico en...

Es muy de boxeo. (RÍE) Mira, mira.

Patina.

Va en monopatín. Se sube al skate.

Incluso patina.

Por lo menos, tiene seis o siete habilidades más que yo fijo.

Escúchame. Las que quedan.

Eso lo puedo hacer yo. Mira cómo cruza las piernas.

Y el humano no tiene nada mejor que hacer que grabar a su perro

todas estas monerías. Pero escucha.

Este tipo de animales, los Border collie,

que soy muy... muy enteros para desarrollar actividades,

es que les encanta. Todo esto que hace este animal

para él es... Jopé. Cómo mete...

Se mete en un cesto. Cada vez más pequeñito.

Sí. Y ahora... y ahora ya un cubilete de jugar al parchís.

Es precioso. ¿Los perros se aburren

si no hacen nada? Sí.

¿Y es bueno que se aburran? Vamos a ver.

Como hemos dicho... Mete las anillas.

...es fundamental que tenga momento de estar tocándose la nariz.

O querrá estar siempre hacer cosas. Claro.

Pero les encanta. Y, dependiendo de la raza,

necesitan más o menos actividad. Fijaos la habilidad,

que hace de todo. Y dice... Creía que cogía la guitarra.

Yo también. Ya flipo, tío.

Lo que le faltaba.

Pero mira, apoyando las patitas en sus pies.

Necesitan estimulación, pero todo en equilibrio.

También con un tiempo para ellos de descanso y recogimiento.

Además, hay una cosa fundamental, Macarena.

Que es: al perro hay que educarle y hacerle estos juegos

en determinados momentos del día,

no cuando nos apetezca,

sino cuando veamos que el animal está "dispuestete".

Hay momentos que está descansado. No le digas que suba la escalera.

La habilidad que tiene subiendo las escaleras. Apaga la luz y dice:

"Ya he terminado. Me voy a dormir". A dormir.

Hasta ciento y pico funciones puede hacer un perro.

Ciento y pico funciones. Más que yo.

Sí.

Ya estabas tardando. No cuenta chistes como tú.

Me ha recordado un chiste. ¡Jo!

Luego, luego, luego.

Luego nos acercaremos a más animaladas.

Anda, cuéntalo.

Como ha dicho... Qué buena eres, Macarena.

Qué buena eres. ¿Sabes qué pasa?

Me quedo con la intriga.

Digo: "¿Será el bueno, después de 30?".

Ciento y pico de habilidades me recuerda al chiste del ciempiés.

Un ciempiés que va por el campo y tropieza con una piedra,

tropieza con una piedra, tropieza con una piedra...

Cien pies.

No era este el bueno. (RÍE)

En fin, tenemos paciencia. Casi lo consigues.

Y no es de los peores, ¿eh? Pues los niños se ríen.

Falsos Mitos, adelante.

Una de las leyendas que ha ido tomando forma con los años,

uno de los mitos urbanos, Susana... Hola.

...es que si a los gatos, hola, les cortas los bigotes,

pierden el sentido del equilibrio.

Pues justamente, además,

Eso es lo que yo la semana pasada pensé.

Bueno, que sepáis que es Tango.

Ven conmigo. Bueno, parece que te conoce mucho.

Un poquito. Pero escúchame una cosa.

Te voy a decir ahora. Un momento, Susana.

En la temporada pasada,

el señor veterinario llamó obeso a Tango,

hiriendo la sensibilidad del gato

y de su dueña Susana. No.

De... de Tommy. Del suyo.

Ah, fue de Tommy. Sí.

Claro. Por eso yo lo quería comentar.

Porque, la temporada pasada,

ustedes se acordarán de Tommy, que era precioso. Y es precioso.

Está estupendo.

Es precioso. Y me dijo...

El señor Carlos me dijo:

"Es un poco orondo". Precioso.

¿Vale? Creí que había perdido peso.

No, no. Perdón.

Esto no olvido así como así.

Y, entonces, yo creo, perdóname,

me he saltado el guión, pero bueno,

él no está tampoco... (RÍE)

...muy así. A ver, perdóname.

Cuidado, las cosas...

Yo no voy a negar que este animal,

uno de los seis que conviven soportándome,

que esté hinchadito. Está hinchado, pero está en un proceso.

Ahora se llama eso.

Al margen de lo que comenta Macarena,

nosotros cada semana

salimos a la calle, investigamos, experimentamos.

Y una de las cosas que me tenía como un poco trastornada

era si le cortábamos los bigotitos, pobrecitos, a los gatos,

podían perder el equilibrio.

Ustedes no se imaginan las respuestas tan divertidas,

tan curiosas, tan originales. Fíjense, fíjense.

Mira qué monada. Estamos en la "gatoteca".

Y vamos a preguntar.

Estos bigotitos tan monos que tienen, crees que si los pierden,

¿también pierden el equilibrio? -Sí. Tengo entendido

que sí que son muy importantes para ellos,

para su sentido del equilibrio y demás.

Pero no sabría decir si, si los pierden, pierden el equilibrio.

Yo creo que no.

Porque si a una persona que tiene barba se la quitan,

pues no pierde el equilibrio. Igual los animales.

Eso pasa. Yo lo he visto, además.

Cuando era más pequeño,

he visto a niños hacer trastadas con los animales. Y se desorientan.

Yo no lo he hecho.

Conste que yo tenía gato y lo cuidaba mucho.

Yo creo que sí, la verdad.

Pienso que es una parte muy importante para ellos y sí,

pienso que sí.

Los bigotes sirven para el equilibrio.

Creo que no. A mi gata muchas veces se le han caído bigotes

y sigue teniendo el mismo equilibrio que al principio.

Ay, mira qué coleguita.

Aquí.

Este es supermono, ¿eh?

No te gustan. Carlos Rodríguez, veterinario.

Dígamelo. Si le cortamos los ga...

los bigotes a los gatos, ¿pierden el equilibrio?

Pobrecillos. Lo que sí me gustaría

es explicaros a todos lo que son los bigotes del gato.

Los bigotes del gato son pelos. Son pelos táctiles.

Pelos táctiles. ¿Qué quiere decir esto?

Pues que tienen una función. Si miramos la carita de Tango,

vemos su "bigotetes" aquí, ¿vale?

Si os fijáis, si yo los toco, tienen una reactividad. ¿Por qué?

Porque son pelos sensibles.

Pero ¿son pelos raros? ¿Son pelos extraños? No.

Son pelos normales y corrientes.

¿Te puedo pedir un favor? Lo que tú quieras.

¿Me das un churro? Te doy un churro.

Gracias. Son cosas que... Y una porra.

Tenemos un churro. ¿Veis? Un churro.

Esto es lo que utilizamos los que no sabemos nadar.

Imaginaos que esto es un pelo.

Un pelo como cualquiera de los que tiene mi querido gato.

Un pelo.

Es normal. ¿Me puedes dar más churros?

Sí, hombre. Bien, gracias.

Será por pedir... No, no. Pero más, más churros.

Más, más. Venga churros.

Es que estoy de ofer... Más pelos.

Estoy de oferta hoy. De oferta.

Pues si me das dos churros más, ya hacemos una fiesta.

Pero, entonces, ¿los churros representan

los pelos de los bigotes? Efectivamente.

Los pelos del bigote del gato, los pelos táctiles,

son, en realidad, una aglomeración de pelos normales

que forman una cosa, que es el pelo táctil.

Que es esto.

¿Me he explicado?

Esto es el pelo del bigote, el pelo táctil.

¿Os queda clarito?

Estos pelitos que vemos, fijaos, no solamente están en los bigotes.

También están encima de las cejas. Ah.

En algunas partes de detrás de las patitas.

¿Y para qué sirven estos pelos?

Para cuando van caminando por la noche,

esos pequeños movimientos del aire

y de otros posibles animales los perciben.

Ah. Pero perder el equilibrio

porque le cortemos los bigotes sensitivos o vibrisas, jamás.

Vamos, no pasa nada. Hombre, no se los cortéis.

No hace falta. ¿Conviene cortarle?

No, no, no. ¿Para qué?

Para nada. Son unos pelos que están ahí estupendamente colocados,

que hacen su función, que no pasa nada si se cortan.

Pero no enredéis cortándole los bigotes al gato,

porque no le hace falta ni cortarlos ni dejarlos.

Nada más estar como está.

Más que nada era para retocar las puntas.

No, no, no. ¿Queda claro el concepto de los pelos,

de las vibrisas?

Este es el concepto.

Esto son tus pelos del bigote, Tango.

Gracias, Carlos. Pobrecillo.

Gracias, Susana. Ay, ay, ay.

Bonito. Actualmente nos dejamos acompañar

por animales o insectos que no son habituales en casa.

Lagartos, arañas, cacatúas... Nuestra compañera Noelia Rubial

ha estado siguiendo la actividad frenética

de una clínica de animales exóticos.

Casi el 40 % de los hogares españoles

convive con, al menos, un animal de compañía.

Y aunque los perros y los gatos son los más comunes,

existen muchas otras especies que también adquirimos como mascotas.

Hablamos de los animales exóticos.

¿Qué cuidados necesitan?

¿Acaso todos pueden vivir en nuestras casas?

¿Están de moda? Hoy, resolvemos todas estas dudas.

Hola. -Buenas.

Javier y Pablo. -Sí.

¿Qué tal? Sois veterinarios especializados en animales exóticos.

Sí. -Correcto.

(NOELIA) ¿Con quién estáis? -Estamos con Copito,

que es la... La adoptamos, ¿vale?,

de una familia que no podía hacerse cargo.

Y bueno, estamos tratándola, porque tiene picaje,

se arranca las plumitas. Y aquí está.

(JAVIER) La especialidad de Pablo es más en reptiles y en aves

y la mía, en mamíferos. Todo lo que no es

perro y gato. O sea, todos los reptiles,

todas las aves, roedores, conejos,

hurones y demás.

Es decir, cada animal tiene un cuidado específico.

Es importante que lo conozcamos,

porque si no, enfermará. (NOELIA) ¿Qué animales exóticos

la gente no debería tener en sus casas?

(PABLO) Especies invasoras.

Entonces, esas especies son ilegales mantenerlas

y, sobre todo, reproducirlas.

Otro caso son animales potencialmente peligrosos.

La serpiente de gran tamaño, que puede llegar a ser peligrosa,

pues se prohíbe su tenencia.

(JAVIER) Un tigre o un león.

¿Y la gente tiene un león en sus casas?

Eh... Sí, nos lo encontramos, ¿vale? La gente, evidentemente,

en un piso, no. Pero personas que tienen una parcela,

pues pueden tener un gran felino.

Pero bueno, eso son cosas raras. Si queréis,

os invitamos a pasar un día con nosotros

y os enseñamos el día a día. -Perfecto. Vamos.

¿Quién es ella? -Se llama Morla.

Está muy quieta.

Hace días que no hace caca.

Y me gustaría ver si la podían revisar.

Tuvo una retención de huevos,

pues me gustaría ver si tenemos el mismo problema.

Me interesa hacerle una radiografía en la podremos ver

si hay algún huevo o alguna lesión interna.

¿Qué es lo que le puede pasar a la tortuga?

Como ahora estamos con cambios de temperatura,

le tenemos que recomendar que la suba

para que digiera mejor y elimine toda esa caquita que tiene dentro.

(NOELIA) ¿Con quién estamos ahora mismo?

Pues estamos con Zeta,

que en su desarrollo inicial,

pues no le pusieron las lámparas especiales que necesitan

con luz solar y calor.

Y al desarrollarse, pues todos los huesos

fueron fracturando y por eso tiene la columna vertebral

como un jorobado. (NOELIA) Ya.

¿Tiene dolores? -Esa es la gran pregunta.

En principio, creemos que está bien.

Mientras él esté comiendo, esté defecando

y con sus revisiones, pues no habría problema.

Hola, Javi. No paráis en todo el día.

No paramos. Es así.

Mira, pues estas son Ares y Sia. (NOELIA) Sí.

Son unas cobayitas.

Y bueno, Ares está teniendo problemas de cistitis.

Está teniendo las orinas un poco rojas, con sangre.

Y entonces, vamos a hacerle una ecografía

para ver qué hay en la vejiga,

si hay cálculos o hay alguna otra cosa que nos esté ahí, molestando.

Estamos viendo como hay ligeros engrosamientos de la pared

y unas zonas blancas pegadas, ¿vale?

Eso podrían ser ulceraciones de la mucosa.

Estoy muy preocupada. Es que para mí es como si fuera de mi familia.

Yo digo que soy una mamá cobaya casi.

Así que sí, estamos muy preocupados, porque lleva muchos días malita.

Y dependiendo de lo que veamos en la ecografía,

pondremos un tratamiento u otro.

(NOELIA) Ahora estamos en la consulta de un pez.

-Se llama Blue. (NOELIA) ¿Qué le pasa?

Le ha salido una lesión, que es tumoral,

en una de las branquias.

Entonces, estamos ahora diagnosticando qué tipo de tumor es.

Vamos a ponerle tratamiento, si se puede.

O si hay que operar, operaremos. -¿Cómo operáis un pez?

Lo que hay que hacer es sacarlo fuera del agua

y le colocamos... A nosotros nos ponen un tubo con oxígeno,

a ellos les ponemos un tubo con agua,

para que le pase el agua y filtren las branquias.

Pero hay que hacerlo fuera del agua.

(NOELIA) Javier, ¿qué vamos a ver ahora?

Pues Lechuga, que es como se llama la lechuza,

está en residencia.

Estas alas necesitan volar.

Entonces, para que no se le atrofien los músculos,

todos los días le hacemos vuelos,

para que cuando su dueño venga a por ella,

esté en perfecta forma.

(NOELIA) Está en rehabilitación, por así decirlo.

(JAVIER) Este ave no está porque no le ha pasado nada.

En rehabilitación vamos a ver ahora a un águila

que tuvo una fractura. Y a esa sí hay que hacerle rehabilitación.

Aquí tenemos a Guajira,

que es un águila de Harris.

Que tuvo una fractura.

Todavía no termina de hacer los movimientos bien.

Con el láser haremos que eso se regenere mejor,

los tendones que pasan por la patita.

Y entonces, vamos a hacer que todo eso mejore.

(NOELIA) ¿Y le da miedo? (JAVIER) No le gusta. No duele.

No se nota.

Chicos, aquí os dejo, que continuéis con las consultas.

Pues muchísimas gracias. -A vosotros.

Gracias. -Hasta luego.

Nos acompaña en plató Copito,

una cacatúa, con su veterinario,

un veterinario especializado en animales exóticos.

Javier Fernández. ¿Qué tal? Buenos días.

Muchísimas gracias por venir. Qué bonito.

Ay, por Dios. ¿Se puede acariciar?

Bueno, está un poco nerviosa. No le gusta.

Si no le gusta, no la voy a forzar.

No, ¿verdad? ¿Sí?

¿O no? Compañero, qué pasada, tío.

Estaba hablando. Sí. Le ha contestado totalmente.

Javier... Oye, ¿qué tipo de cacatúa es?

Es... Porque hay muchos tipos.

Sí. Ven.

Ay, qué guapa. Ven. Le estoy preguntado,

si no te importa. (RÍE)

Cacatúa. Es una cacatúa

de las islas Salomón, ¿vale?

Y todos los animales que tenemos en la clínica

han sido adoptados.

Y entonces, las cacatúas decir aquí que son animales

que no deberían ser mascotas. Aquí la vemos muy divertida,

muy graciosa, pero necesitan unos requisitos psicológicos

en casa que es imposible dárselos. Viven en compañía.

Mírala, si es que ella... De hecho, Javier,

ella siente, está de acuerdo con todo.

Sí, ¿verdad? ¿Sí? A ella la teníais en la clínica

porque dos familias no podían cuidarla como tenían que...

Claro. Correcto, sí. ...como tenía que ser. 5 años.

5 añitos tiene. Y 70 que viven.

¿70 es la expectativa de vida

de una cacatúa? Sí.

Es un bebé ahora. Esto es un bebé.

Hay que penarlo muy mucho, ¿eh?, a la hora de...

Es una de las cosas

que tenemos que tener muy claras.

Hay un veterinario especializado en animales exóticos

y nos está diciendo algo que es tremendamente importante:

no se deben tener animales determinados en casa.

Porque le vemos, es un animal precioso, maravilloso,

pero tiene unos requerimientos

de entretenimiento. Necesita mucho estímulo, ¿vedad?

Me decías en alguna ocasión. Hay animales,

y eso nos lo podrá decir el compañero,

que llegan a autolesionarse.

Bueno, de hecho, Copito, si os fijáis aquí,

tiene una pequeña zona que no tiene plumas.

Sí. Le falta plumilla. Porque cuando se aburre,

le da por quitarse las plumas.

Se autolesiona. Pero ha llegado a estar peor.

Cuando la conocimos... ¿La ponemos aquí para que la vean?

Sí. Para que vean esta preciosidad.

Adiós. Bueno.

De momento, vamos a esperar que baje.

Sí, bajará. Bajará.

¿Bajará por ti? Sí.

¿Siempre vuelve? (RIENDO) Sí.

Como El Almendro.

¿Qué entendemos por veterinario de animales exóticos?

Pues... ¿Cuáles son animales exóticos?

Los animales exóticos son todos aquellos

que no son perros y gatos, por así decirlo.

Todas las aves, todos los reptiles

y luego, pues los pequeños mamíferos,

como conejos, hurones, cobayas, chinchillas y demás.

Javier, me pregunto si atiendes arácnidos.

Sí. Insectos también.

¿Y te gusta atender arácnidos? (RÍE)

A ver, dentro de la clínica no es mi especialidad.

Se lo dejo a mis compañeros. Pero si me toca, me ha tocado.

Efectivamente. ¿De esas que tienen pelos?

Sí. Copito, ahora bajas, ¿eh?

Copito. Copito, ya que te has ido,

guarda silencio. Vemos a Copito.

Que está... Genial.

Ha levantado la cresta. Una cosa importante,

como habéis podido ver, que no tiene el vuelo cortado.

Hay mucha gente que les corta el vuelo,

que no pasa nada. Se le cortan las plumas para que estén en casa,

pero de una forma más fácil, para que no hagan esto.

Pero si tienes un ave, es porque vuela. Si no, no tengas.

Ten otro animal que no vuele.

O si no, un ave de hojalata. Claro.

Decorativa. Efectivamente.

No hace falta tener un ser vivo. Efectivamente.

Hay una cosa que le... que le... Todos los animales, las especies,

tienen comportamientos y formas de conversar, de comunicarse.

Esos movimientos rituales

¿qué suelen indicar? Es un poco que está encelada.

Un poco. Y además, está encelada conmigo y con mi socio Pablo.

Y son a los únicos de la clínica... Que tiene mucho apego.

Sí. Muchísimo apego.

E incluso que les gusta, ¿sabes? Sí.

Que tienen una relacioncilla. Ella querría tenerla.

Ella quería relaciones. (RÍE) Sí.

(RÍE) No vamos a engañaros. Sí.

Le gustaría. Hasta ahí llega el vínculo.

Javier Fernández, gracias. Nada.

A vosotros. Hasta pronto.

Me estaba contando Javier, el veterinario,

que podemos estar tranquilos y tranquilas,

porque Copito se está acicalando y eso significa que está relajada.

Vamos a estar muy pendientes... Total.

...de ella y esperar a que baje.

Y es posible que en casa la escuchen.

Bueno, hoy, en "+Cotas", le hemos pedido al veterinario,

a Carlos,

que nos muestre como enseñar a nuestro gato

a utilizar el inodoro. Sabemos que puede hacerse.

Yo nunca lo he visto.

¿Cómo se enseña a un gato, en este caso, a Tango...

Nuestro Tanguito. Mira.

...a utilizar el inodoro como los humanos?

Voy a tener que utilizar el inodoro.

No yo, Dios me libre.

Pero fijaos. Todo el mundo, más o menos, tiene un inodoro

de similares características. ¿Cómo podemos enseñar

a nuestro gato para que utilice la taza del váter?

Bueno, tenemos una taza del váter,

evidentemente.

Y tenemos una serie de complementos

que venden en tiendas especializadas.

Ah. Que es para educar al gato.

Fijaos qué cosa más simple.

Nosotros ponemos. Acoplamos. Esta no es exactamente la talla,

el tamaño adecuado, pero nos sirve para explicarlo.

Veis que esto es absolutamente cerrado, tiene tres colores.

¿Y nosotros qué tenemos que hacer?

Pues como si fuera una bandeja de arena,

¿de acuerdo? Ajá.

Echamos la arena tranquilamente en esa zona.

Nosotros lo dejamos colocadito.

Y dejamos al gato que fluya, que su vida fluya.

Ven, Tanguete, mi amor. (RÍE)

Que su vida fluya.

Entonces, si al animal le quitamos su bandeja de arena

y el gato conoce un nuevo recinto en casa,

pues acabará utilizándolo. Adiós, Tango.

No, no te preocupes. Se va con Copito.

Imaginaos que ha subido,

ya se ha acostumbrado a utilizar la bandeja de arena,

esta bandeja de arena, y dejamos que haga sus necesidades

una semana, diez días. ¿Y qué hacemos cuando llega ese momento?

Pues algo muy fácil.

Cogemos la arena,

evidentemente, la vaciamos. Intento hacerlo rápido.

Y quitamos la primera capa de la cebolla.

¿Nos damos cuenta?

Un agujero.

Lo volvemos a poner en su sitio

Y echamos la arena en lo que nos queda de recinto.

Ah, hay que ir poco a poco. Efectivamente.

Madre mía. Capa a capa.

Porque así, el gato sigue diciendo:

"Ahí tengo mi arena". ¿Verdad? Tango, otra vez.

Tango se puede subir tranquilamente.

Utilizar... Tranquilamente.

(RÍE) Ahora mismo, no lo va a hacer.

Pero se ponen. No te gusta la idea.

Utilizan la bandejita.

Otra semanita de uso. ¿Y si te pasa eso,

que lo metes y se baja?

¿Lo retienes? No, no, no. No, por Dios.

No quiero decir que al gato haya que ponerle encima.

Lo dejamos puesto y el gato lo utiliza cuando le dé la gana.

Claro. Cuando le den las ganas,

mejor dicho. Se deja libre y ya...

Hombre, claro.

Y que aprenda, dependerá del gato.

Efectivamente. De cada uno.

La tapa levantada, veterinario. Claro. Claro.

Nosotros volvemos a quitar la arenita.

Cuando se ha ido acostumbrando.

Quitamos la siguiente... (RÍE) Totalmente de acuerdo.

Claro que hay que tenerla.

Ponemos la última.

Exclusivo. Llenamos la arenita

en el bordecito correspondiente,

con más delicadeza, evidentemente.

El gato volverá a utilizarlo. Y, sorprendentemente,

aunque no os lo podáis creer,

hay miles, cientos de miles de vídeos en Internet,

el gato, al final... Adiós. Hala.

Decidirá... Que no será.

...que no le hace falta absolutamente nada.

Y veréis que vuestro gato, ya incluso quitándole

el último aditamento...

Y diréis: "¿En esto tan fino hace pis y caca?".

Y le sobra espacio.

Pero, sin arena, parece realmente difícil.

Yo no me lo creo. Bueno,

que tú no te lo creas... No, pero mira.

Yo puedo quererte, pero... Que sí, hombre.

¿Me he explicado?

Poquito a poco. Muy bien.

Poquito a poco. Una cosa.

Es un chiste acerca de gatos. Mira.

Un chiste... Muy rápido.

...en este decorado no sé si soy capaz de tolerarlo.

Un tipo que entra... Yo me voy.

Un tipo que entra... Yo te escucho, venga, Isma.

Vale, vale. Venga, va.

A ver. Un señor que entra en un banco

con un gato en la mano. Dice: "El dinero o aprieto el gatillo".

Anda, vete al pedo. (RÍE)

Nunca mejor dicho, Carlos. Nunca mejor dicho.

Ismael, deja eso y dame un abrazo.

Pero deja eso. No sé qué vamos a hacer contigo, de verdad.

Los tengo peores, te lo he dicho.

¿Los perros? Como de terapia.

¿Los perros pueden?

Podemos explicarlo otro día. El inodoro.

Es más complejo. Lo pueden hacer.

Pero simple y llanamente, hombre, tenemos que tener perros

de un tamaño que puedan llegar con sus órganos genitales arriba.

Lo estamos viendo en pantalla. Ahí lo tenéis.

Y apuntan. Hombre.

Y este es ya... Este tira de la cadena.

Este es muy educado. Los hay que tiran.

Va al lateralcillo. "Cataclac". Perfectamente.

Queridos amigos que nos estáis viendo,

todos podemos usar bien el baño. (RÍE)

Acertemos dentro y tiremos de la cadena.

Todos. Gran consejo.

Lo suscribo. Un aplauso para Carlos. Bravo.

Gracias, gracias. Fantástico.

Yo lo intento todos los días.

Los animales comparten planeta con nosotros.

Sus vidas también forman parte de la actualidad informativa.

Comenzamos "+Codiario".

Mientras esperamos que Copito baje de las alturas,

damos la bienvenida a Israel Pérez, que se incorpora al "+Codiario".

La primera información nos lleva a Alemania, Sandra.

Sí. Concretamente, a la ciudad de Benshem, al sur de Frankfurt.

Los bomberos reciben una llamada que les comunica

que un conejo se quedó atrapado en la tapa de una alcantarilla.

Un camión, como veis, con una dotación,

intentan rescatar al conejo.

De hecho, lo consiguen.

Pero, atención, porque un conejo no.

No era un conejo.

Era una rata. ¡Ah!

¿Una rata? Una rata, pero fíjate qué tamaño.

La confundieron por el tamaño. Se pensó que era un conejo.

Y no, señores, era una rata.

¿Quién llamó por teléfono diciendo que era un conejo?

Pues uno que tenía, como yo, miopía o algo así.

Qué vamos a hacer. Quería un selfie la rata.

Tendría "duofía". No, no.

Oye, muy rápido, muy rápido. Un chiste.

¡No, no! ¡No, no, no!

No, Isma, por Dios. Es rapidito.

(Risas)

Una... una rata. (RÍE)

Una ratita está esperando en una esquina.

Una ratita esperando en una esquina

y aparece un perro y le dice: "Ratita, ratita, ¿qué haces aquí?".

"Esperando un ratito". (TODOS RÍEN)

A ver, estaba esperando a su novio. Que sí, que sí.

Hombre, este tiene gracia. Pobre. Ismael.

Buenísimo. Vamos a decir que tiene gracia.

(RÍE) Esperando a su novio.

Olvidemos lo que ha ocurrido en estos momentos.

Ismael, contigo viajamos a Montana, a los EE. UU. Sin chistes.

Sí, sí. En los EE. UU, Montana,

te voy a decir un chiste, pero después.

En Montana, 12 grados bajo cero. Sí.

¿Qué hacen los dueños? Van jugando con sus mascotas.

Y se acaban los juegos y una persona se sube en el coche,

da marcha atrás sin percibir... Ay, ay, ay.

...que aparece un cachorrito. De repente, viene la madre

y la rescata. Porque una madre es una madre.

Sí, señor. Ay, mira.

Olé, ella también aplaude. Muy bien.

Copito. Copito asiente con la cabeza,

excitadísima. (RÍE) Sí.

Israel, tú nos traes la imagen más emotiva de hoy,

que nos llega desde Moscú. Sí.

Esta es la escena. Moscú.

Enero. Pleno invierno. Imaginaos el frío que hace.

Pues Masa,

esta gata, encuentra en el pasillo de una escalera de vecinos

un bebé abandonado de apenas seis semanas.

¿Un bebé humano? Sí.

¡Oh! De apenas seis semanas de vida.

Permaneció junto a él, dándole calor.

Qué pequeño. Y maullando para llamar la atención

de alguno de los vecinos. Por fin lo consiguió.

Vino una ambulancia y el bebé pudo salvar la vida.

Qué pasada. Pero fijaos el instinto de protección

tanto en esta noticia, que una gata ve a un bebé,

que no tiene nada que ver con...

Además, este gato no habría visto un bebé en su vida.

Pero le sale el instinto y se queda con él.

Y en el anterior caso, o sea, la madre o un animal adulto

cómo va a toda bala a sacar al cachorrito de la línea de tiro

del... del todoterreno. Una madre es una madre.

Lo harías por Tanguito. Perdóname.

Él por Lana y nosotros por Copito, que estamos preocupados.

Copito, por cierto. Copito.

Copito, ¿cómo vas?

¿Quieres bajar? No.

¿Cómo se llama a una cacatúa?

Para dentro. (IMITA A UNA CACATÚA)

(ALGUNOS RÍEN) Oye, es...

¿Y si le ponemos algo ahí?

No. Se está acicalando. Está contenta.

Si está feliz. Mientras esté bien, oye,

pues déjala, ¿no? Una cosa.

A estos animales... Está supervisada por la mirada

de su veterinario. Y además, es que cuanto más alto,

están más felices. Porque controlan todo.

Eso les encanta. A las aves de jaula les mola estar encima.

Tiene calorcito.

Está más encantada... Si le subimos un poco de fruta,

se tira toda la jornada. Se queda.

Venga, encargado de subirla.

Hasta aquí "+Codiario".

Seguiremos informando.

A continuación, unos consejos útiles para cuidar las mascotas.

Carlos, los consejos de hoy van dirigidos a roedores.

Tenemos dos ejemplares ratas. Son hembras.

"Yes". Tina y Winnie.

No sé quién es quién. Esta es Winnie.

Esta es Winnie. Sí.

Esta es Tina. (RÍE)

He estado bien.

He llegado a la capacidad.

Fijaos. Y eso no es un sombrero para Isma.

No, no, no.

Esto son ratas comunes, absolutamente comunes.

Las mismas que podemos encontrar, como en el caso de antes,

atascadas y que la gente cree que es un conejo.

Las de la calle. Efectivamente.

Y diréis: "Qué cosa más repugnante". No.

No.

Estos animales son absolutamente entrañables,

inteligentes.

Como animales de compañía son fantásticos.

Hay que conocer sus cuidados.

Y, por supuesto, no vamos a ir a una...

No vamos a ir a una alcantarilla.

Ismael, ¿estás... estás ofreciendo a Copito a Tina?

No. Lo quiero socializar.

¿Quieres que sean amigos? Claro.

¿Quieres que sean amigas?

Bueno, afortunadamente, no está muy interesada.

Sandra, a ti te gusta socializar.

No, no. Sandra no, pobrecita. Hay gente

que no le gusta. Me da un poco...

Te da impresión, ¿no, Sandra? Sí.

Yo nunca había cogido una ratita.

Es como un hámster o una cobaya. Igual.

Decías que son entrañables. No me gustan los hámster.

¿Qué le voy a hacer? Mira.

Son animales tranquilos. Insisto, muy inteligentes.

Y como animales de compañía son muy adecuados.

Mira, mira. Vamos a los objetos para ellas.

Parece Ratatouille. ¿Adecuados?

¿De compañía? Mira, son animales

que pueden vivir en recintos controlados,

son animales que no requieren cuidados exhaustivos,

salir tres veces al día.

Pero sí requieren una alimentación adecuada para ellos,

un entorno adecuado para ellos y los complementos.

¿Por ejemplo? Por ejemplo, estos animales

pueden salir por el hogar, siempre con supervisión.

Si dejamos a dos ratas a su libre albedrío,

igual quieren hacer un agujero. Cosa normal.

Pero les podemos tener... Hay cestitas, igual que hay camitas

para los gatos, para los perros, también para estos animales.

Que le podrían gustar o no.

¿Qué te parece eso?

Está inspeccionando, ¿no? Nos ha fastidiado.

(RÍE) Dice: "A ver dónde me has metido".

Es como si me pones una cama con dosel

y estaría encantado. (RÍE)

Sería una de las opciones.

Otra de las opciones complementos,

en las jaulas donde tenemos a los animalitos, a las ratas,

hay complementos así, que diréis: "Parece un barco, pero moderno".

Una especie de comedero. Es correcto.

Muy bien. Hombre..

Aparte de chistes, nivelazo. A tu lado...

¿Veis? Esa un comedero para no tirar la comida

en la jaula. Que haya mucha gente

que con roedores directamente echan la comida

encima del lecho absorbente.

Hombre, si lo echamos en un comedero, va a estar mejor.

Porque si quiere hacer caca y pis en un lado...

Luego decimos que son sucios. No.

Es que tenemos que mantener una higiene los humanos.

Y lo último que os quiero enseñar ya

es el... el culmen de los culmen. El no va más es esto ya, ¿no?

¿Puedes cogerlo así? Parque de atracciones.

Veis que tiene ganchitos. Lo colgamos en la parte de arriba

de la jaula. Sí.

¿Lo veis? ¿Puedes hacer de parte de arriba?

Gracias. Vale para todo. (RÍE)

Siempre está dispuesto. Que tenga estabilidad.

Exacto. Una cosa así.

Bueno, el rollo es que nosotros con esto...

Cuidado con la niña. No, no.

Cuidado, por favor. Tendríamos dentro de la jaula

una posibilidad de que lo utilizara como su hamaca.

No le gusta mucho. ¿No le gusta? Sí que le gusta.

Te aseguro que si tienen esto en la jaula...

¡Ay!

...se pasan unos ratos ahí fantásticos.

(RÍE) Yo también lo haría.

Se la pasan bárbara.

Si yo tuviera esto en mi casa... Bueno,

a ti no te pueden poner eso. Ni sofá.

Mi mando a distancia. Con lo cual, complementos,

accesorios para pequeños roedores de todo tipo existen en el mercado.

Lo que es importante es que sean adecuados para el animal.

No compréis chorradas, pero sí cosas que les vengan bien.

Como es el caso.

Hay que motivarlos,

estimularlos... Se acaba de hacer se acaba de hacer caquita.

Estáis aquí y... Hola, Susana.

Y no me habéis invitado. Bienvenida.

Pero si esta es tu casa, ya lo sabes.

Sinceramente, es monísima. ¿Has cogido una rata?

Cualquiera de estos le iría muy bien a Chef.

A Chef. Sí.

Ya sabemos quién es Chef. Claro.

¿Sí? ¿Todo el mundo sabe? Bueno,

algo nos ha adelantado Isma. Lo adelanté yo.

Ya sabes que... Pues yo os lo voy a explicar.

Chef es un siamés maravilloso,

absoluto, de Samantha Vallejo Nájera,

que nos hemos paseado. Porque Vds. ya saben

que yo soy muy cotilla.

Me paseo por los parques, me paseo por la casa.

Miramos, comprobamos.

Muy curiosa, Susana. Eres muy curiosa.

Te gustan los animales, las personas, todo.

Yo soy "cotillona". El caso es que me lo he pasado

maravillosamente bien.

Un buen cotilleo... El siamés tuvimos muy buen rollo.

Tenemos un momento de intimidad. Ay, ay.

Ay, ay. Muy bonito.

De verdad te lo digo. Se ha hecho pis.

Sí. La niña se ha paseado por todo el pecho...

Me ha marcado. ...del rehabilitador canino.

Sí, sí. Y le ha dejado un pipí.

Hay veces que no hacen falta los objetos para que las ratas

estén en casa. Disculpa la...

(SUSANA) Nada, nada. Vosotros a lo vuestro.

Yo me voy a lo mío.

Bueno, pues nada, que nos hemos paseado.

El gato es maravilloso, un siamés.

Y, además, muy obediente.

Sí, sí. Fíjense.

Mirad, mirad.

Estamos protegidos.

Hola. -Samantha, ¿qué tal?

¿Cómo estás? -Pues bien.

Muchísimas gracias. -Bienvenida a mi casa.

Muchas gracias. Bienvenida a "+Cotas".

Oye, me tienes que explicar una cosa.

Esto me ha dejado impresionada.

Bueno, esto lo compré en un mercado en Cuzco,

en el pasillo de la santería.

Y son amuletos.

Oye, ¿y el protagonista de esta película?

Te tengo que decir que la "prota" no eres tú.

Lo siento. -Es mi gato.

Es tu gato.

Porque, además, es precioso. Y queremos que nos lo presentes.

Se llama Chef.

Callejero. -Entiendo el por qué.

Vamos a buscarlo. -Entiendo.

Ahora te cuento. -Vale.

Chef. -Pero si te hace caso.

Chef. (SILBA) -Míralo, qué contento está.

A ver si viene. -No le gustan mucho las visitas.

¿No? -No.

Ha visto algo.

Míralo.

Míralo. Aquí. Aquí está Chef. -Ya lo tenemos.

Míralo. -El gran protagonista.

El gran protagonista. Chef.

¿Desde cuándo lo tienes?

Lo tenemos desde hace cuatro años. -Sí.

(SAMANTHA) Con una camada de campo de gatos callejeros.

(SUSANA) Muy bien.

(SAMANTHA) Blanco, por el Real Madrid.

(SUSANA) Muy bien.

Y le pusimos Chef pues porque... -No podía ser de otra manera.

Mi hijo se llama Roscón, el gato, Chef.

Todo muy relacionado con la cocina. Y es un animal que convive muy bien

en un piso. No hay que sacarlo, son limpios y ordenados.

Eso. -A mí me encantan los gatos.

Mira, mírale.

Sí, ahora está... -Está conmigo porque estoy aquí.

Yo tengo profesora de gimnasia, que viene aquí los jueves.

Siempre viene conmigo a la clase. -¿Ah, sí?

Siempre. No se la pierde.

Cuando yo llego, está conmigo. Cuando me meto en la cama, conmigo.

-¿Donde duerme él?

(SAMANTHA) Él duerme aquí, suelto por la casa.

Vive en Madrid y veranea en Menorca.

Y se convierte del gato más fino

de un piso de Madrid aquí, superlimpísimo...

Al más silvestre. -Sí.

Silvestre.

Caza ratones, grillos... -De todo.

De todo.

Estamos en Menorca y trae... Todos los días trae un regalo.

Lo tendrás todo limpio. -Sí.

¿Qué te parece? ¿Desayunamos?

Sí. Pero nos llevamos al gato. -Sí.

(SAMANTHA) Que le encanta el jamón. Mira, le he puesto a Chef,

como es protagonista... -Claro.

...le he puesto un bol con jamón. -Mira qué gracia. ¿Le encanta?

Sí. Le encanta. -¿Se lo come tal cual?

Siéntate. Sí. -Me siento.

Es un gato. Se come ratones en verano,

¿no le voy a dar jamón picadito? -Claro.

No me lo como ni yo picadito.

Bueno, tienes fresa... Tienes fruta. Aquí, con fresitas.

Te tengo... te tengo que decir que no sé cocinar.

Me da vergüenza. -¿Nada?

Un huevo frito me sale bien. -¿Sí?

Sí.

¿Y qué te ha aportado Chef?

Pues a mí me da paz.

Está muy bien para todos que aprendamos a compartir nuestra vida

con un animal, a tenerle, cuidarle,

quererle, mimarle... Es uno más de la familia, al final.

No le gusta que le toqueteen. No es un gato de acariciar.

(SUSANA) Yo tengo que decir

que me ha pegado un mordisquillo. -Sí, sí. Le gusta.

Muerde y araña un poquito, depende de los días.

Hay mucha gente a la que ha mordido y mucha gente que no quiere.

Mucha gente que me hace encerrarle. (SUSANA) ¿Ah, sí?

(SAMANTHA) Sí.

Por ejemplo, cuando viajas, que te vas a Menorca...,

le sacas su billete. -Sí, claro.

Viaja en la cabina, en el avión. -Lo llevas en la cabina.

Pero ¿eso lo dejan?

Sí, sí. En la cabina pueden viajar,

me parece, dos o tres mascotas en cada vuelo.

Coges tu billete. Depende del tamaño.

Chef es pequeñito, pues entonces...

¿Y qué lo llevas, en una bolsa? -Mochila. Su maleta de viaje.

(SUSANA) ¿Lo llevas tú? (SAMANTHA) Sí, yo.

Yo con él. -Bueno.

Él me hace posados, yo le hago fotos.

Me encanta la fotografía.

Siempre me ha gustado. Me gustan los bodegones.

Y es que él es un puro bodegón. Se tumba en el sofá y no normal.

Se tumba con una pierna así... Siempre está...

Es un superposturitas.

Tiene su Instagram el gato.

¿Tiene Instagram? -Cuenta.

Se llama Chef Máster Cat.

Pues nos despedimos con él. ¿Lo buscamos? Venga, va.

Chef. -Vamos a buscar.

Que sé que contigo es muy obediente.

Vamos a saber por dónde para.

Yo creo que cuando mira por la ventana, se acuerda de Menorca.

Yo creo que es un sentimental.

Y está preparado para ver "Máster Chef".

Claro. -Él ve "Máster Chef" conmigo.

(SUSANA) ¿No me digas? (SAMANTHA) Le encanta. Sí.

(SUSANA) A ver si nos despedimos y que se despida

de la cámara también.

¡Ay! (SUSANA) Sí.

Que nada, que a ti no te... A mí, sí, a mí, sí.

Míralo. -Claro.

Qué ojazos tiene. -Di "adiós".

Adiós. -Pues nada,

nos despedimos desde aquí, con Chef y con Samantha.

¡Bravo!

¡Bravo! ¡Bravo!

Samantha Vallejo Nájera, muchísimas gracias.

Una aportación en referencia... Aplaudió Copito.

Copito. Está aplaudiendo.

¿Cómo vas? Le ha gustado Chef.

¿Vas bien? ¿Estás bien? Muy bien.

Le ha encantado.

¡Bravo, bravo, Copito! Copito.

A ver si baja. Te estamos esperando.

Parece que no. Una aportación en referencia

a si se puede o no volar con una mascota.

Hay límite de peso. Depende las compañías.

Exacto. Para viajar con mascota en avión

lo que hay que hacer es preguntar a la línea aérea del viaje

cuáles son sus normativas.

Generalmente, en cabina puede viajar un animal.

En algunos casos, dos.

Pero, generalmente, es un animal y de menos de un peso concreto.

El animal más el recipiente donde vaya.

Me ha recordado a un chiste. Lo de los animales en cabina.

Mira que me da pena.

La cacatúa y el gato. Pobre Chef.

Muy rápido. Al abuelo

que nunca se había familiarizado con un móvil con cámara

le regalan uno con cámara.

Y el tío sale y se pone a hacerle fotos al perro,

fotos al gato, fotos al "archivo"... Al...

Foto al "archivo". No, fotos al chivo.

Al chivo. Al chivo.

Fotos al perro, fotos al gato, fotos al chivo,

fotos a la cacatúa, fotos a la oveja,

foto otra vez al perro. Y en un momento pone "memoria llena".

"Borrar archivo".

Dice: "¿Al chivo? Es el que mejor me ha salido".

(RÍE) Vamos a aplaudirle, porque si no...

No, no. Es que...

Soy fan, soy fan de Ismael.

Vamos a necesitar ayuda

en este programa. Acarícialo.

Susana, muchísimas gracias. A vosotros.

La próxima semana, en otra casa. Hombre.

Hay personas que en un determinado momento

se replantean su forma de vida y deciden cambiarla.

Dolores Pérez puso en marcha una ONG para salvar,

curar, proteger a caballos desahuciados, abandonados

o incluso víctimas de accidentes.

María Pérez ha visitado

el santuario de caballos Winston en Ávila.

Dolo, buenos días. -Hola, María.

¿Qué tal? -Muy bien.

¿Quién te acompaña? (DOLO) Geisa.

(MARÍA) Geisa. (DOLO) Estamos en Navas del Marqués.

(MARÍA) Ajá. (DOLO) En Ávila.

Donde tenemos, pues parte de... de nuestra...

grandísima familia.

La familia equina. -Equina.

Estos caballos ¿de dónde vienen?

(DOLO) Vienen de subastas. Hoy han terminado.

Caballos han venido de accidentes de tráfico.

También está el caso de un caballo, de una yeguada muy buena.

Se hizo un corte en la pata.

Lo iban a llevar al matadero. Nadie quiere un Ferrari mal.

(MARÍA) ¿Son caballos que nadie quiere?

(DOLO) Nadie quiere. (MARÍA) Y vienen aquí.

Sí. -A tu santuario.

Desde pequeña siempre mi ilusión había sido tener un caballo.

Y bueno, pues cuando nos vinimos de Madrid mi marido y yo

con nuestros hijos a vivir aquí, al pueblo,

mi marido me hizo la gracia de comprarme un caballo

con la intención de que yo le montara.

Pero Winston me enseñó que no era lo que quería.

¿Winston se llamaba? -Sí.

Y yo disfrutaba más, pues dándole de comer,

cepillándole... (MARÍA) Atendiéndole.

Viendo cómo se relacionaba con los demás caballos.

Él murió

y fue esa la causa de...

de dedicarnos a esto,

pues todo lo que nos había enseñado poder ayudar a otros caballos.

(The Rolling Stones "Wild Horses")

Ella es Carla.

¿Qué tal? -Hola.

Soy veterinaria, pero especializada solo en odontología de caballos.

(MARÍA) Tenéis la sala de espera llena.

Sí. -(MARÍA RÍE)

Ahora le estoy revistando un poco como está por fuera,

la musculatura. (MARÍA) Ajá.

¿Son animales muy delicados?

Hombre, sí, lo que pasa que a ellos les crecen los dientes toda la vida.

¿Ah, sí? -Y entonces, les molestan.

Aquí tiene los incisivos,

los dientes con los que cortan la comida.

Luego, aquí tienen otro diente, que es el colmillo,

pero que lo tienen los machos.

En este caso, no lo tiene. Es hembra.

(MARÍA) ¿Qué es todo eso? -Las muelas.

(MARÍA) Les llega hasta las orejas. -Acaban debajo del ojo.

Entonces, las muelas van creciendo todo el tiempo

y entonces, la parte de fuera

son unas puntas que se clavan contra la piel.

Y hay que limarlas. -Claro.

Eso es lo que hay que limar periódicamente.

¿Qué tengo que hacer? -Mira. Pon tu mano así.

Mete la mano para dentro y toca las muelas,

la parte de fuera de las muelas. Entre las muelas y la piel.

¿Notas cómo pincha, que corta? -Sí.

¡Ostras! -Claro.

Eso son las puntas.

(MARÍA) Pobrecito mío.

Por eso hay que hacérselo periódicamente

para que no le moleste.

Intento venir los días que puedo y así colaboro con ellos.

Y mira, yo adoro mi trabajo.

(DOLO) Servicio de podología. (MARÍA) La pedicura.

(DOLO Y MARÍA RÍEN)

Ella se llama Maribel. -¿Qué tal?

Hola. Buenos días.

¿Y por ahí? -Esta señorita se llama Ada.

¿Qué ata? -Madre e hija.

Madre e hija podólogas de caballos. -Sí, sí.

Y esta preciosidad se llama Tatu. -Tatu, ¿cómo estás?

(DOLO) Los cascos, pues al igual que nuestras uñas,

porque los cascos no dejan de ser uñas...,

crecen durante toda su vida. (MARÍA) Ajá.

Tatu, cariño. No, no, no, no. No te pongas cabezón, chiquitín.

(MARÍA) No le gusta mucho.

(DOLO RÍE)

Una de las cosas básicas es la paciencia.

Tienes que tener mucha. (MARÍA) Tiempo.

¿Que tardamos una hora? Una hora.

¿Que tardamos diez minutos? Diez minutos.

Pero tenemos que ir a su ritmo y no agobiarle.

Y, chicas, ¿por qué se hace esto? ¿Por amor a los caballos?

(VETERINARIA) Por amor a los caballos.

(MARÍA) Y están mejor que en brazos.

(ALGUNAS RÍEN) (DOLO) Imagínate nosotras.

Yo, en otra vida, quiero ser caballo de este santuario.

Yo también.

Me pido, me pido.

Qué bueno.

Muchísimas gracias a Dolores, que no solo

tiene paciencia, a ella y a sus compañeras,

sino que, además, tienen una sensibilidad y una bondad inmensa.

¿Qué diferencia hay, Carlos, entre Santuario...?

¿Y protectora?

Y protectora. Pues, vamos a ver,

en principio se podría definir de muchas formas,

pero una entidad de protección también es un santuario.

Pero un santuario es un lugar

donde los animales que allí residen...

Es el lugar donde van a vivir hasta que se los lleve

quien se los tenga que llevar al otro barrio.

Es un sitio de estancia definitiva.

No se pretende ni que se adopten,

ni que se vayan en ningún otro lugar.

Se pretende que esos animales que han tenido una mala vida

encuentren una casa definitiva.

Esto se hace mucho en tema de equinos, de caballos,

en tema de animales de granja recuperados,

cerdos, vacas, cabras, ovejas, patos...

Hay muchos santuarios en este país

que hacen una labor increíble

y que no reciben ninguna ayuda,

como es el caso habitual tanto de los santuarios

como de las protectoras. Podemos adoptar un caballo.

Tú puedes ayudar a ese santuario al mantenimiento.

De muchas maneras. Hay mil formas.

Y yo os lo recomiendo. Yo tengo mi santuario al que ayudo.

Hay unos cuantos en España

que están haciendo una labor maravillosa.

Porque si esos animales no los recogiera esta gente,

¿dónde estarían?

¿Eh? ¿Puedes ir a visitarles,

hacer una visita? Sí,sí. Por supuesto.

De hecho, estos santuarios lo que pretenden

es educar a la gente, no solo a los pequeños.

Que parece que siempre decimos educar a los niños.

Yo creo que más a los mayores... Más a los adultos.

...en estos temas. Es verdad.

Y casi todos tienen visitas programadas y educación.

El presente de los animales. Y a continuación,

vamos a mirar por el retrovisor de nuestra historia

con Sandra Daviú y las imágenes de la videoteca de RTVE.

Ay, de verdad que me encanta.

Porque hoy os traigo a Imperioso.

¿Os acordáis de Imperioso, el caballo de Jesús Gil?

Pobre Imperioso. No era un caballo cualquiera,

era de Jesús Gil, presidente del Atlético.

Era un caballo que él decía que hablaba con él

y que le asesoraba con los fichajes, con las destituciones.

Fijaos que en un partido del Atlético de Madrid

contra el Ajax de Ámsterdam de Champions

tenían que operar a Imperioso y Jesús Gil llamó 16 veces

al cirujano para saber cómo estaba Imperioso.

Y Radomir Antić, que era el entrenador dijo:

"Es que le interesa más el caballo que el equipo".

(OFF HOMBRE) "Don Jesús Gil y Gil,

presidente del Atlético de Madrid,

¿qué es para usted un caballo?".

Pues para mí un caballo

es el sustituto

de la bondad

que debía de haber en los seres racionales.

Sobre todo, fíjate, este es el Imperioso famoso,

padre de 40 o 50 hijos reconocidos todos los años.

Pues este es la bondad de lo irracional.

Es incapaz de hacer daño. Si le tira alguien,

espera otra vez, no te da puñaladas por la espalda.

Esto es la esencia de la pureza.

Es lo mejor que puedes encontrar.

Y esto en el reino racional, pues tú sabes que no existe.

Hay muchas puñaladas traperas.

Hay mucha gente rara, mucho reprimido,

mucho acongojado.

Cuando vengo intoxicado,

me vengo al reino animal de estos seres

y me encuentro como una persona distinta.

Imperioso sobrevivió dos años y medio a la muerte de Jesús Gil.

Bueno, otro de los animales míticos y que todos recordaremos:

Currupipi. Dios.

Ahora vamos con él, vamos a ver a Currupipi.

¿Qué pasa, figura?

Bueno, ese era el antes y el después, ¿no?

Cuando era más pequeño. Es verdad que creó mucha polémica.

No, no. Si esto no es una cuestión de polémicas.

Estás enfadado. No, no, no. Enfadado no.

Indignado. Me parece que hay cosas

que son estúpidas, simplemente estúpidas. A ver.

Un tigre. O sea, tigres, leones... Sí, hay canciones divertidas.

Pero un tigre es un ser que tiene que vivir en su entorno,

en el suyo, no en el entorno de un personaje

que se crea el César de Roma.

Aquí los animales son un símbolo del exceso, del despilfarro,

de una España del despilfarro. No, no.

Del despilfarro y de la ostentación.

Ha habido muchos seres, presuntamente racionales,

muy presuntamente racionales en este país,

que se han visto acompañados de tigres.

No voy a decir sus nombres, aquí ya hemos dicho uno.

Pero busquemos nombres de otras personas que han tenido tigres

y nos daremos cuenta de qué tipo de personas conviven con tigres.

Pero la culpa es del zoológico que se lo donó.

Efectivamente. Bueno,

rápidamente una adivinanza. No, no.

No, no. ¿No?

Deja a Sandra. Que no avanzo, que no avanzo.

Currupipi sabéis, además, cómo terminó.

Disecado en... Sí, sí, muy bonito.

...en el pabellón de Ambiciones. Y además, dicen las malas lenguas

o gente que a lo mejor lo sabe

que había personas que utilizaban las patitas de Currupipi

para colgar las chaquetas. Es una cosa bastante desagradable.

Qué desagradable. Pues eso.

Bueno, vamos a conocer a nuestro siguiente protagonista.

Hemos hablado en las distintas ocasiones

de los cerdos vietnamitas que, claro, nos los venden

y no nos avisan que luego se convierten en cerdos como Max,

el de George Clooney, que pesaba, llegó a pesar más de 130 kilos.

Madre mía.

(OFF MUJER) "Max, el más famoso cerdo vietnamita de Hollywood,

se convirtió en la relación más fiel y duradera de George Clooney".

"Nada menos que durante 18 años".

"Fue un regalo que el actor le hizo a su pareja Kelly Preston,

hoy esposa de John Travolta,

en 1988".

"Cuando rompieron, él obtuvo la custodia".

"Y sufrió tanto cuando murió,

que no quiso sustituirlo".

A ver, esta fue la causa...

Lo que debía comer Max. Sí.

¿Ciento treinta kilos has dicho? Sí.

Y fue un problema, porque se puso muy de moda.

George Clooney, una estrella.

La gente empezó a comprar cerdos vietnamitas

como si tú pudieras tener en tu casa un cerdo vietnamita.

George Clooney seguramente en su pedazo de mansión,

pues incluso podría tenerlo. Que no es animal de compañía.

Yo quise comprar uno. Hizo mucho daño.

Tú te diste un golpe. Sí, sí. Yo...

Lo sabemos. Dije: "Mamá, quiero un cerdo".

Y dice: "Con tu padre tenemos bastante".

(RÍE) Rápido, un chiste.

Una adivinanza. Una adivinanza rápida.

Ismael. ¿Qué?

De verdad... Si mi padre lo tolera...

¿Qué hacemos contigo? Una adivinanza.

Se abre el telón y se ve un león y una cama.

¿De qué animal estamos hablando? (RÍE)

No. ¿Camaleón?

Bien. Bien.

Ese era para mí. Venga, va, pasa, pasa.

Vamos a por el siguiente. Dime, dime.

Lo de los cerdos, por favor,

es otro animal que no es animal de compañía.

¿Que pueden convivir entre nosotros? Sin duda.

Pero no, de verdad.

Es verdad que George Clooney le tenía mucho cariño. Lo salvó

de morir en un... en un terremoto que hubo en Los Ángeles.

Bueno, el siguiente.

¿Sabéis esto que decimos de los cerdos vietnamitas?

Lo que le pasó a Eugenia Martínez de Irujo.

Fue a comprar un cerdito vietnamita

y no le avisaron de cómo iba a terminar siendo el cerdo.

(MUJER) Di: "Hola. Beicon".

(OFF HOMBRE) "Hay que reconocerle sentido del humor

a Eugenia Martínez de Irujo al poner nombre a sus mascotas".

"Después del cerdo Beicon, llega la cerdita Panceta,

una más en casa".

"Seguro que se hace famosa, igual que su compañero,

que causó sensación en Internet porque a la hija de la Duquesa

le dijeron que era un minicerdo...,

pero de mini nada".

¡Oh!

¡Madre de Dios! Es más grande que ella.

(RÍE) Un sofá de cerdo.

Es como eso de cuando lo pides... Un submarino.

Cuando lo pides y cuando te llega. Eso.

Lo que no sabéis es que Beicon tuvo una hija

que le llamaron Tostada.

Ah, sí, venga, ya. (RÍE)

Ismael, de verdad... Esta cosecha... Es impresionante

esta imagen. Fijaos en lo que ocupa.

Es como ella. No, no. Es tres veces ella.

Si parece un pez globo. No te pases.

No. Hombre, perdóname. 130 kilos. Esa mujer ¿qué pesará?

¿Sesenta? No, no. Es...

Esto me recuerda el campeonato que hubo, no sé si recordáis,

el campeonato que hubo de peces en el océano.

¿No será otro chite? Es otro.

No, no, no, no, no.

Alguien tiene que cortar esto. Animaladas.

De acuerdo. Se viene arriba.

En la segunda parte de Animaladas, creo que hay bastantes perros,

un gato y hasta una oveja. Y ningún chiste.

Nada, nada, nada. Vamos a ver una oveja

que tiene el rol cambiado. Voy a explicar por qué.

Una oveja que ella se cree perro y empieza a botar como los perros,

lo veréis, e incluso pastorea

en busca de los... Aquí la vemos. Está votando como un perro.

Y pastorea a sus propias compañeras.

¿Sabes? Le dice al perrito: "Acompáñame, que soy de tu raza".

Y, ahora, aparece. Tiene complejo de oveja pastora.

No, no. Exacto. Y aparece otra oveja.

¿Ves? Se va como a pastorear. Qué estilazo. Me encanta.

Y una de las amigas se va hacia ella y le dice:

"Perdona, ¿qué hierba has comido tú hoy?".

Sí. "La hierba que has comido tú hoy,

porque no veas tú". (RÍE)

Carlos, ¿pero imita al perro? No, no.

A ver, este tipo de salto en las ovejas y en las cabras,

en este tipo de animales, es muy habitual.

El salto casi a cuatro patas.

Es muy divertido y tiene el significado de que están contentas.

Jugando al corre, que te pillo. Claro, están en la gloria bendita.

Y su colega perro, pues está tan alegre como el animal.

Y la otra es una rancia.

Sí. La otra pasa por ahí y...

La otra está diciendo: "Vámonos ya, que queremos comer".

Aquí hay que cortarle traje hasta a la oveja.

No, pero es que fíjate. No, pero mírala.

Pasa como... La oveja es una rancia.

Yo, mira... Hala.

Os metería el chiste... No.

Pero no lo voy a meter. La frase:

"La oveja es una rancia. La otra es una rancia".

Cómo pasaba por ahí.

Bueno, no voy a meter el chiste. No.

Pero sí os voy a contar un chiste. El que os estaba contando.

Un campeonato en el mar, ¿vale? Todos los peces.

¿Cuál es el último pez que llega? El delfín.

Bien, bien. Ese es de toda la vida, tío.

Es más viejo que tú y yo. Se lo cuento

a los niños en casa. Vale.

Ese me ha hecho un poquito de gracia.

El delfín. Me ha hecho un poquito de gracia.

Bueno, gustar, gustar, tampoco tanto. Pero un poquito me ha hecho.

Propongo algo: que Isma siga contándolos

en su casa, a sus hijos.

Y seguimos nosotros con el programa. Bueno...

Oye, fijaos esto. Te quiero, Isma. Animales que hacen cosas

también, vamos, como los humanos. Ya.

En el columpio. Es verdad que...

Esto, Carlos, no nos gusta. Es para hacer una gracia.

No nos divierte. Vamos a ver.

Siempre lo mismo.

Si el animal positivamente, de buen rollo,

le apetece hacer algo con un premio

y es algo que no le fuerza, algo antinatural,

no pasa nada. El que la pasa bárbara es Tango.

Hombre, Tango, perdóname... Ssuperagusto viendo el programa.

Qué habilidad este perro jugando al billar.

Algo habrán ayudado. Sí, hombre. No, pero es que...

No, no. Estas cosas no son lesivas, ¿no?

Es decir... No, no, no.

Vamos a ver, a este animal le mola ver

cómo se mueven las bolas de billar. Mira este.

Este está encantado. A este lo que no le mola

es que le bajen. O sea, perdóname. A mí también me gustaría.

A mí eso me encanta. Mira, este está viendo "+Cotas".

Está con su mando a distancia: "Va a empezar +Cotas".

Y este... Se parece a alguien del programa.

Al veterinario. Yo mismo.

Mírale, ahí está. (RÍE)

Y este, vamos, este... Esperando un mojito.

Es un Tango de la vida. Tango, un primo tuyo.

Está como tú. Mira, mira, este...

Mira la partitura, ¿eh? Ojo, que lee la partitura y todo.

Por ahí. ¿Pero hace ese sonido el perro?

Y el ritmo que tiene. Claro.

A ver qué hace el oso. Tocaba bien, Carlos.

Copito sigue en las alturas.

Empezamos el programa con el lagarto geco

y nos despedimos con todo el equipo.

No es obligatorio querer a los animales,

pero sí respetarlos.

Gracias por prestarnos tu atención.

Hasta pronto. Adiós.

(RIENDO) Copito. Dice: "Déjame en paz". Él no está...

(JAVIER) Está tan feliz ahí. No acostumbra a volar alto igual.

Tan alto no. Claro.

# Bella niña, sal al balcón. # Se puede llevar tres horas ahí.

Si cantamos mal, igual... (GORGOTEA) Baja, baja.

-Todos fuera de plató, "porfa".

No. Si ya... -(SILBA)

Vente.

Ven, ven, mi amor.

(SILBA) -Sí.

Venga, que tú sabes.

-¿Qué hacemos?

Nada. Pues en cuanto me vea arriba...

-Te digo una cosa.

Y si nos vamos de aquí la mayoría, ¿te hará más caso?

No. -¿El que haya mucha gente no te...?

Le da un poco igual.

Copito a su bola ahí. Se va a cagar en tu cabeza, Sandra. (RÍE)

Bonito. Sí, bonito.

-Y por fin recuperada la cacatúa.

Hola. -¿Cómo bailamos en casa? ¿Así?

-No le guardas rencor después de lo que te ha hecho.

No, no, no, no. -(RÍE)

Porque estábamos muy asustados, ¿verdad?

Porque no sabía bajar. Lo que le pasaba es que no sabía bajar.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 15

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

+Cotas - Programa 15

05 oct 2019

Nos acompaña durante el programa de hoy Copito, una cacatúa que dará mucho que hablar. Os mostramos cómo enseñar a nuestros gatos a hacer pipí en el wáter. Damos solución a otro mito, ¿los gatos pierden el equilibrio si se les cortan los bigotes? Conocemos a Chef, el gato de Samantha Vallejo Nájera.

ver más sobre "+Cotas - Programa 15" ver menos sobre "+Cotas - Programa 15"
Programas completos (20)
Clips

Los últimos 24 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios