+Cotas La 1

+Cotas

Sábados a las 09.30 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4964743
Para todos los públicos +Cotas - Programa 1 - ver ahora
Transcripción completa

El autor de "El libro de la selva", Rudyard Kipling, decía

que sin un caballo, un perro y un amigo, el hombre moriría.

Ámbar es una preciosa poni

a la que una enfermedad le cambió la vida.

Nos acercaremos a su historia

y a la de otras especies que pasarán por este plató

a lo largo de los próximos días.

Este es el programa de los animales.

Si te gustan, es tu programa.

Soy Macarena Berlín. Bienvenidos a "Mascotas".

(Sintonía del programa)

Y nuestro equipo está compuesto por amantes de los animales.

El monologuista más salvaje, Ismael Beiro.

¿Cómo estás? El veterinario Carlos Rodríguez.

Y la actriz más camaleónica, Elisa Mouliaá.

Hola.

Bienvenidos, bienvenida.

¿Cómo estáis?

Qué casa más bonita tienes. La casa de los animales.

No le llamaría plató, sino casa. Está muy bonito.

Vamos a estar muy a gusto

y vamos a conocer historias conmovedoras y sorprendentes.

Ismael, tienes una perrita, Mona. Sí, una perra.

Mestiza, entre bóxer y labrador.

La adopté en una protectora.

Y voy a aprovechar para deciros que adoptéis.

Le daréis un buen hogar y una educación preciosa.

No vayas a comprarlo, adopta y adopta.

No me canso de decirlo.

Carlos, 30 años llevas dedicado a esta profesión.

Sí, sí. Veterinario.

Ahí estamos, 30 años. Has salvado muchas vidas.

Lo he intentado, y seguiré.

Lo que me está encantando es este sitio

y todo lo que vamos a hacer. Es tu casa.

Tú tienes una preciosa dálmata.

Yo tengo una dálmata preciosa que se llama Luna.

Tiene 10 años, está un poco sorda. ¿Eh?

Un poquito sorda, gorda, sorda. Bueno.

Tú también tienes animales. Yo tengo un teckel, Blues.

Un perro salchicha. Algún día lo traeré.

Te pega todo. Tráelo.

Claro que sí. Vamos al adelanto de contenidos.

¿Qué vamos a ver hoy?

Vamos a empezar a lo grande, con salvadores.

Cada semana os vamos a traer...

Vamos a tener animales que nos salvan la vida,

nos protegen, nos cuidan.

Como el caso de Jordan. ¿Quién es Jordan?

Un pastor alemán que colabora con la Policía Nacional

detectando explosivos.

Hoy, nos hará una demostración.

Vamos a poner un explosivo, y quizá...

Confiemos en Jordan para continuar el programa.

No sabemos si tomarte en serio.

Digo yo que será un sucedáneo de explosivo.

Un "susedáneo" de explosivo.

Carlos, ¿quién es Pluto? ¿A mí me lo preguntas?

Sí. ¿Clavando tu...?

Pluto es un animal.

Es un perro que tiene un caso muy particular.

Y, como cada semana veréis, Isra,

nuestro pedazo de rehabilitador canino,

nos enseñará muchos casos, muchos problemas:

agresividad, todo tipo de cosas. Este es Pluto.

(Ladridos)

Chist.

Vale, suéltale. -Esto me pasa todos los días.

Isra, en todos los programas, tendrá dificultades,

pero conseguirá solucionarlo.

Elisa. Además, vamos a entrar

en las casas de los famosos que, como nosotros,

adoran a sus mascotas.

Y van a abrir las puertas a Susana, nuestra reportera.

Y hoy conoceremos a la Pepa,

que es una perrita encantadora que da el cante.

Chihuahua.

Así como su dueño que también lo da en esta cadena cada semana.

A ver si averiguáis quién es.

Vamos a continuación a asomarnos a la ternura y a la simpatía

de los animales que hay en Internet. "Animaladas".

Ismael. Pues como tú bien decías...,

Cuenta. no voy a navegar,

voy a zambullirme en Internet

para traeros a unos animales con un estilo propio de natación,

así como Michael Phelps.

Sí. Perfecto.

Y Esther Williams. Estos grandes nadadores.

Fijaos en estos animales. Mira cómo...

El salto del golden. ¿Eso era un golden?

Era un golden. Y el salto del pekinés.

Con toda la carrerilla. ¡Adiós!

Me encanta cómo planea. El estilo es...

Los perros nadan mejor que los humanos.

Hombre, mejor que tú y yo seguro.

Hay un perro que se llama perro de agua español.

Perro de agua español. Mirad el estilo de esa preciosidad.

Y la cara al llegar a la orilla. Os voy a contar una anécdota.

Mi perra se tira a nadar al llegar a la bahía de Cádiz,

pero cree que tiene dos kilómetros y que puede llegar al otro lado.

El momento baño, el relax del baño.

Qué alegría. Me vendría bien esto ahora mismo.

Estos perros lo están disfrutando. Mirad la cara de relajación.

Y luego dicen que a los animales, incluso a los gatos...

No vamos a desvelar nada, igual contamos luego algo.

En algunas gasolineras, hay habitáculos...

Cintas de Camela. Exacto.

Cintas de Camela y de Los Chichos.

Pero hay habitáculos para poder lavar a tu mascota.

Yo la llevo mucho allí.

Le pones tu cadena, que la tiene también la máquina,

y queda perfecto. Qué teckels. Mira estos teckels.

Son perros salchicha, ¿no? Teckels.

Este es como el tuyo, ¿no? Es como mi Blues.

Como Blues. Blues.

Como mi Blues.

Mira. Para ella es un jacuzzi. Me parece maravillosa.

Es como el baño relajante del final del día.

Con el patito. Después de todas las obligaciones.

Y los trozos de zanahoria. Le faltan velas y música relajante.

Tal cual. A esa preciosidad.

Elisa, los tuyos son muy presumidos también.

Tal cual, sí. Después de bañarse, toca arreglarse para salir.

Mirad estas mascotas. Ay, por Dios.

Este es el Hombre de Negro. Qué coqueta.

Y con las gafitas y todo.

Mira. Y esta me encanta.

Este animal está tan acostumbrado a este tipo de corte de pelo

que se queda tan tranquilo. ¿Cómo se llama?

Esto es un bichón maltés.

Ah, ¿no es...? Con cara de circunstancia.

¿No es una mezcla de pomerania? Metido en una piña.

También podría ser un pomerania. Tienen un corte similar.

Con el cepillo de dientes.

Hay como cepillos específicos.

Sí. Es bueno no utilizar el tuyo. Me sorprende su estado de relax.

Mira, mira, mira. Eso estaría bien. Mira.

En la mandibulita. Cuando voy a la peluquería,

ahora que está de moda el masaje en la cabeza,

me quedo frito. Así me levanto con otro peinado.

Y la mona vestida de seda. Esto no me gusta.

Esto no mola. No estamos muy de acuerdo.

Hay determinados animales que deberían estar en su tierra,

no en la nuestra. Eso es.

Esto es un cepillado normal, está acostumbrado.

La mano la mueve el propietario.

¿Cómo es posible...?

No sé si está disfrutando o no se está resistiendo.

¿Les gusta a los animales que les cepillemos y acariciemos?

No les gusta muchas cosas, que aprenderemos en el programa,

pero que les hagamos este tipo de rutinas higiénicas,

si les acostumbramos desde pequeños, no pasa nada.

Este tiene la respuesta en su cara y en su comunicación no verbal.

Yo creo que está viendo la bañera. Mi perro hace igual.

Se queda mirando la bañera y dice: "Están abriendo el grifo;

eso me va a tocar a mí". Blues no lo soporta,

se da la vuelta.

Yo me tengo que duchar con la perra.

Tengo que meterme con ella y poner toallas en el suelo

porque empieza a revolcarse.

Normal. ¿Por qué es típico?

Para desprenderse del agua.

Tú tienes toallita bonita y tal.

El perro se acaba de bañar en un río

y no dice: "¿Me traes una toalla?", se sacude.

Hasta aquí "Animaladas".

Luego veremos más, no os preocupéis.

Quiero presentaros a otra persona que va a ser imprescindible aquí.

Él es un rehabilitador canino.

Es una persona que trabaja con las emociones,

no solo con las de los animales, también de sus dueños.

Por favor, que entre Isra Pérez.

Pasa, que está abierto. Hola. Hola.

Y viene con su compañera inseparable.

Sí. Con Lana. Hola, Lana.

No sé dónde iba. Esta es Lana.

Isra, por cierto, ¿cuántos años tiene Lana?

Va a hacer 10 años ya.

¿10 años ya? Sí.

¿Y qué relación tenéis?

Pues Lana es mi compañera, mi compañera de viaje

en esto que es vivir.

Así que ahí estamos, aprendiendo juntos.

Aprendiendo juntos.

Tú eres un comunicador de perros.

Te comunicas con ellos mejor que nadie.

Los entiendes, sabes lo que les hace falta,

lo que necesitan. Y lo explico a sus humanos.

Muchas veces, les falta la información

para saber abordar los temas.

Cada día conoceremos a un animal con un problema o con un conflicto

muchas veces incluso que arrastra por cosas que ha vivido.

Sí. ¿Quién es Pluto?

¿Qué le pasa? Vais a conocer a Pluto.

Es un perro que tiene relaciones conflictivas con otros perros.

Si queréis, lo vemos.

(Ladridos)

Chist.

Vale, suéltale. -Me pasa todos los días.

Dice que le pasa todos los días. Me da miedo Pluto.

Está muy enfadado. Casi te ha mordido.

Tiene un problema de agresividad muy fuerte.

Problema de agresividad. Sí, es muy agresivo.

Ese es el diagnóstico. No sé si te ha mordido.

No me ha mordido. Lo intentó, pero...

Siempre, la seguridad ante todo.

La mía, la del perro, la del amo y la de...

la gente que está alrededor.

Los nervios de Pluto, la agresividad de Pluto

están colmando la paciencia de Patricia.

Nos lo cuenta.

Este es Pluto y lleva como unos 8 años con nosotros.

Le encontramos porque buscábamos un perro.

Era un regalo para mi madre, y dije: "Me encanta este perro".

Nos contaron que le habían llevado ahí

porque estaba en una casa,

en un jardín, atado, sin comer.

Solo le daban comida y bebida, sin sacarle.

Pues estaba un poco maltratado.

Yo me encargo de sacarle, así que sufro directamente...

su mal comportamiento en la calle.

Depende de con qué perro, se pone como agresivo.

Se lanza hacia él como para intentar morderle...,

y suele ser con machos mayores que él.

Yo creo que se ha acomodado a nosotros

y, al salir, sobre todo, con correa,

porque nos gustaría dejarlo suelto en la calle

y no lo podemos hacer porque a saber a quién se enfrenta.

Creo que le tenemos en una burbuja.

Le cogimos desamparado, nos daba pena.

Es como: "Que no le vuelva a pasar".

Hemos contactado con Israel

porque nos gustaría poder sacarle sin correa,

no tener esas situaciones de enfrentamiento

entre Pluto y otro perro, que no llegue a más.

A ver si consigue que salga tranquilo,

que no lo pase mal él tampoco.

Venga, vamos a conocer a Israel.

Enseguida Pluto conocerá a Israel.

Hemos visto cómo esta pequeñez muerde a un bóxer que se acerca.

Sí. Además, eso es superpeligroso.

Tanto para el perro... Porque tiene las de perder.

Pluto tendría las de perder. Le triplica en tamaño.

Imagínate que el otro reacciona. ¿Tan agresivo es?

Muy agresivo. No es consciente del tamaño.

Los perros no son muy conscientes del tamaño del otro perro.

Tienen una gran autoestima. Más que eso, se dejan llevar más

por la energía que le transmite el otro perro.

Entonces, suele pasar que cuando un perro muerde a otro,

el humano, cuando ve un perro más grande,

se activa él y activa al perro.

Para realizar un diagnóstico,

Isra necesita una primera valoración.

Vamos a ver esa primera visita.

Vámonos.

Vámonos.

Vamos.

Sí, vamos.

Sí. Pero no te portes mal, ¿eh?

No ladres.

Y no te pongas nervioso. Ya, ya.

Venga.

Vamos, Pluto, a la calle.

Espera, Patricia. -Hola.

¿Qué tal? -¿Qué tal?

Este es Pluto. -Sí.

Vamos a empezar a sacarle a la calle más tranquilos.

Vamos a reclamar el espacio de la puerta,

porque veo que sale muy nervioso y tú solo funcionas

como si fueras el ancla del extremo de la correa.

Déjamelo.

Él no puede salir antes que tú. -Vale.

-Así controlas el paseo desde el minuto uno.

Esperamos que se relaje. Mira el rabo.

¿Ves como baja? Las orejas para atrás.

Aunque gimotee, no importa, es ansiedad por salir a la calle.

Así, la correa no va a ser un artilugio que le ponga nervioso.

Solo va a ser la conversación. La correa será

como si fuese el Whatsapp con tu perro, la conversación,

no lo que usas para que no se escape.

Lo puedes hacer con tu cuerpo, o solo con la mano.

Lo importante es que salga tranquilo y después de ti.

El momento del paseo debe ser...

para disfrutar de tu perro, no el de...

Ahora que está tranquilo, vamos a pasear

y a buscar perros.

Y me cuentas el problema de la agresividad.

-Nunca le había visto tan tranquilo.

Esto va a ser la primera piedra. -Vale.

Dice Patricia: "Nunca lo había visto tan tranquilo".

Por favor, una nota de color: la cara que ponía el pobre

escuchando las explicaciones. Sí, Pluto estaba ya...

tranquilo.

Cuando llegué, me encontré a un perro sin límites.

Pluto controlaba la salida,

controlaba el paseo, controlaba cuándo salir.

Era Pluto el que controlaba todo,

le faltaban muchos límites para poder vivir tranquilo.

No tenía un humano de referente. Patricia tiene ahí responsabilidad.

Tiene que poner esos límites. Sí. Creo que Patricia

se dejaba llevar demasiado por la pena.

Creo que cualquier relación no puede basarse en la pena,

ni con tu perro ni entre humanos.

Vamos a ver cómo se desarrolló el paseo.

Vale.

¿Qué le pasa? ¿Por qué se pone así? -Un perro.

Nos hemos encontrado con un perro. -Le pasa siempre.

-Sí, sí, sí.

(Ladridos)

Chist.

Vale, suéltale. -Me pasa todos los días.

Tenemos que controlar el paseo desde el principio.

Tenemos que intentar que no se active así.

Porque sacarle de esa zona es superdifícil.

Mira, le voy a tumbar de lado, en una posición de calma.

No de sumisión, que sería boca arriba.

La pata de atrás... Sigue nervioso.

Y la cabeza levantada. -Sí.

Esperamos. Está más tranquilo. -Sí.

Llevamos su cerebro hacia la calma desde una posición física.

Cuando notemos que se va relajando...

Con mis manos,

solo le sujeto y le doy mucha calma.

Vale. -Para que el perro cambie,

tienes que cambiar tú.

No puedes proyectar calma sin estar calmada.

¿Okey?

Nos relajamos.

Y esperamos.

Empieza a funcionar su nariz. Fíjate en la trufa.

Está oliendo desde lejos. Antes, funcionaban sus ojos...

-Va antes por ojos que por olfato.

-Le devolvemos su cerebro a estado perro.

Su cerebro empieza a funcionar con nariz antes que con ojos.

Vale. -Mantenemos la posición.

Y esperamos.

Pase, pase con decisión.

(Ladridos)

Y esperamos.

Vale. -¿Vale?

Se estaba poniendo demasiado nervioso,

y no queremos que sea una pelea. -No.

Esperamos.

La primera toma de contacto ha sido buena.

A ver, algo muy interesante, lo de la nariz,

lo de recuperar su cerebro de perro.

Lo que le pasaba a Pluto es

que estaba en alerta. Sí.

Solo funcionaba con los ojos y con los oídos.

Así que pensé que lo mejor sería llevar su cuerpo

a una posición de calma en la que entrase su cerebro,

y siempre activando su nariz,

para que...

para despertar su interés y su instinto.

Por eso, en lugar de ponerle, cojo a Lana,

boca arriba, que sería una posición de sumisión

porque él estaría exponiendo su parte más vulnerable,

tumbado de lado. Ah, de lado.

Para que él no se sienta amenazado. Eso es.

De hecho, no le agarro fuerte. Fíjate con Lana.

A Lana no le está gustando. Porque se me cae.

Dice: "Yo soy buena". Claro.

Les pones en esa posición y se van relajando.

Sin hacer fuerza, no le presionas contra el suelo.

Es superimportante.

Lana, gracias.

Gracias por dejar que lo mostremos con tu cuerpo.

Lo cierto es que Pluto tiene varios problemas.

Isra busca soluciones. Sí.

Y Patricia forma parte de las mismas.

Es importante que en la correa no haya tensión.

Si hay tensión, paramos y cambiamos la dirección.

Que no vaya tirando.

Siempre lateral, nunca hacia atrás.

Si él tira hacia adelante y tú hacia atrás,

su cerebro sigue enfocado en lo que está pensando.

Si el perro tira, le cambias el sentido.

-Vale, vale.

-Si está relajada la correa, seguimos caminando.

A ver.

Los paseos al principio igual son menos largos, pero más productivos.

Claro. -Ahora que no hay perros, llévalo.

Probemos lo de la correa. -Vale.

Quiero que camines con decisión. -Vale.

Si ves que te adelanta,

aumentas la tensión... Eso es. Para.

Y seguimos. -Proseguimos, vale.

La mano siempre relajada, no dobles el codo.

Otra vez, para. Eso es.

Y seguimos. -Vale.

¿Pluto se ha comportado así siempre?

-Sí. Ha ido aumentando, pero sí.

Desde el principio. -Sí.

El problema que me suelo encontrar es

que utilizamos psicología humana en perros.

Y el perro no lo entiende.

Hay que utilizar psicología canina en perros.

Con tu mejor intención, le has dado muchísimo amor.

Claro, no sabíamos. -Pero le han faltado los límites.

La relación del perro tiene que basarse

en el respeto, la confianza y el liderazgo.

En esos tres pilares tan importantes.

Si falla cualquiera de los tres pilares,

el perro va a estar desequilibrado, no va a vivir en paz.

La correa es importantísima. Es importantísimo.

Es la comunicación directa que tienes con el perro.

Mucho más que hablarle, que gritarle,

que cualquier otra cosa. La correa es la comunicación.

Te pongo un ejemplo. Sí.

Levántate. A ver.

Tú y yo vamos paseando de la mano. Sí.

Tú quieres ir hacia allá a ver un escaparate.

Y yo tiro hacia otro lado. Aquí hay tensión.

Mucha tensión. Pero sigues pensando en tu escaparate.

Y yo sigo tirando para acá. Ahí estamos luchando,

tú contra mí.

Pero si tú miras el escaparate

y yo te empujo lateralmente, casi te caes.

Tienes fuerza. Tengo mucha fuerza.

Casi te caes. Entonces, tu cerebro se preocupa mucho más...

se preocupa más de no caerte... Sí.

que de seguir pensando en lo que estás haciendo.

Esas décimas de segundo son las que tenemos para reconducirlo.

Vale, vale.

Bueno, Patricia tiene muchísimo que trabajar, sin duda.

Vamos a ver cómo se le ha dado el paseo.

Patri, mira, ahí tenemos otro perro.

Sí. -Quiero que te fijes en Pluto.

Se le suben las orejas, empieza a activarse.

Vamos a hacer que funcione su nariz, no sus ojos.

Ahora está el perro... Ahí.

Perfecto, a tu altura. -Vale.

Vamos a ponerle en posición de calma para que se relaje.

Con cuidado. Eso es. Le tumbas de lado.

Le vas a transmitir la calma que quieres ver en él.

¿Ves cómo está el otro perro? -Sí.

Cada vez más tranquilo.

Su correa está tranquila, está pendiente de ella.

Seamos conscientes de que podemos controlar a nuestro perro,

pero, a veces, su reacción está provocada...

Por nosotros. -Por nosotros y por otro perro,

que está descontrolado.

Esa es la parte que no podemos gestionar todavía.

Tienes que preocuparte del tuyo. ¿Puedes acercarte?

Eso es. Mira. Paramos ahí.

Mira. Para ahí.

Para. Eso es. Que no se... Eso es.

Esperamos.

Muy bien. Déjame a mí. -Vale.

Le tumbamos de lado.

Le voy a poner de espaldas para obligarle a que use su nariz.

Vale. -¿Vale?

No los ojos. -Se va calmando antes.

Sí. -Eso es.

Fíjate que no hago nada de presión, siempre superrelajado.

Vale. -El otro perro está relajado.

Quiere acercarse, pero no le vamos a dejar

que meta la trufa dentro de Pluto.

Con esta buena sensación que tiene el perro,

le pedimos que pase.

Y seguimos relajados.

Ahora, superrelajados, cogemos aire.

Sueltas.

Coges la correa.

Y con muchísima decisión, te levantas y caminamos.

En cuanto pase el otro perro por detrás, te levantas

y, con confianza, caminas. -Con decisión.

-Relájate. Las manos muy relajadas.

Eso es, relajada, relajada, relajada.

Mira su trufa cómo va funcionando. Relájate.

Muy bien. Muy bien.

Muy bien.

Y ahora, nos levantamos y vamos con decisión.

Lo has hecho perfecto.

He visto cómo has reaccionado.

No te has puesto nerviosa, has mantenido la calma.

Y te has basado en los tres pilares que decíamos:

respeto, confianza y liderazgo.

Es importante que recuerdes que en la constancia está el éxito.

Muchas gracias, y de parte de Pluto también.

Respeto, confianza y liderazgo.

Lo ha conseguido, el perro ha pasado por delante.

Ha pasado por delante.

Ya consideraba que Pluto sabía autogestionarse perfectamente

y podíamos probar un escalón más de su rehabilitación.

Que en vez de que pasasen por detrás y tener que olfatearlos,

que pasasen por delante y los viese.

Me pregunto si Patricia va a tener siempre que utilizar

esa técnica de rehabilitación. Sí.

Tumbar a Pluto si pasa un perro. No, no, qué va.

Eso es solo al principio.

Unos días, hasta que Pluto entienda que tiene que autogestionarse.

En el momento en el que Pluto no reacciona,

pasas al lado de otro perro y no pasa nada.

Isra les ha cambiado la vida a Pluto y a Patricia.

Al menos, sus paseos.

Muchas gracias a todo el equipo de "Mascotas"

y, sobre todo, a Isra por lo que nos ha enseñado.

Pluto está más tranquilo.

Y ya no tenemos miedo a salir a la calle,

a encontrarnos con otros perros.

Hacemos todas las técnicas que nos habéis enseñado.

¿Veis cómo está?

Y nada, que la constancia es la clave del éxito.

Muchísimas gracias de parte de los dos.

Ahora se porta muy bien.

Los animales, que nos dan tantas lecciones.

Sí. Podías compartir esas lecciones

que tú aprendes con todos nosotros, con la gente que está en casa.

Cada día, dejarnos una lección vital.

Pues mira, con Pluto,

si lo reflexionamos, llevaban 8 años resignados a esa situación.

Estaban sufriendo por esa situación.

Si tuviese que resumirlo, sería: "La resignación genera sufrimiento".

Pero el conocimiento genera asimilación de las situaciones.

Y es cuando realmente puede empezar el cambio.

Con eso nos quedamos.

Isra, muchísimas gracias. A ti.

Vamos a aprender mucho, sin duda, con Isra y todos sus protagonistas.

Y a continuación, vamos a desmontar mitos.

Planteamos cuestiones

cuya respuesta nos puede sorprender.

Susana. ¿Qué tal?

Muchísimas gracias por venir.

Tú sales a la calle. Sí.

Nosotros saldremos cada semana a la calle,

preguntaremos lo que has comentado, los falsos mitos,

que además tenemos muchísimos.

Y agradecer a todas las personas que están con nosotros

en los próximos programas.

Hoy, hemos planteado el primer mito.

Y hemos salido a la calle.

Y hemos dicho: "¿Los perros deberían bañarse muy a menudo?".

Yo, como mucho, le baño dos veces al año.

La paso toallas todos los días, la peino.

Pero desde luego, yo no la baño.

Y ella es feliz y yo también.

Por lo que tengo entendido, no es bueno

porque le quitas la vitamina de la piel.

Y, al final, les irrita eso.

Yo le baño cada cuatro o cinco meses aproximadamente.

Ventilan por la boca, pero, quieras o no, sudan.

Ese olor a perro hay que quitárselo.

¿Cada cuánto baña al suyo? -Yo, cada 20 o 22 días.

Dicen que no, que no hay que bañarlos tan a menudo.

-¿Cada cuánto lo baña usted?

-Yo, cada 15 días o así.

-Depende del perro.

Y también de su pelo.

Con una vez al mes es más que suficiente.

Porque también puede sufrir la piel

de alergias, o les desproteges.

Tienen su propia grasa,

su propia defensa.

No es bueno, pero hay que bañarlos.

¿Cada cuánto lo baña usted? -Yo, cada dos meses o por ahí.

-Cuanto menos se les bañe, mejor.

Porque se les quita la capa que tienen de protección.

Susana, la reportera del programa, es una amante de los animales.

Tienes en casa familia numerosa. Tengo un zoo.

No se puede decir zoo, pero casi. Casi.

Aquí os presento a Tommy. Tommy.

Es precioso. Tommy es...

Bueno, es super-Tommy.

Ponle aquí, que se vea el tamaño. Tiene un poco de sobrepeso.

Carlos me va a reñir, me va a decir que está gordito.

No, no, gordito no está, está obeso.

Bueno, está cachas. No, gordo.

A ver, seamos sinceros.

Está un poco cachas.

Quiero que nos cuentes la personalidad que tiene.

Porque está criado entre perros y se cree un perro.

Sí. ¿Esto es posible, Carlos?

Yo te explico. Oye, es precioso. Está cachas.

En mi gimnasio, los he visto parecidos.

Son dos gatos dentro de uno.

Sí, pero mira.

A Tommy lo encontramos en un contenedor.

Era un bebé totalmente desvalido.

Lo hemos cuidado mucho y se aprovecha de nosotros.

Somos muchos en familia y nos llora a cada uno

en una hora determinada y cada uno le pone su comida.

Así que come 50 000 veces.

Y tiene sus horarios para socializar con sus amigos.

Por la noche. Exactamente.

Solo hace sociedad nocturna. Muy bien.

Me sale la parte veterinaria.

Has dicho: "Come 50 000 veces". Y está fuerte, ¿no?

Sí, porque lo que le damos nosotros es fortaleza.

Entonces, está cachas.

Él sale por la noche.

Y cuando ha tenido su fiesta,

por la mañana se queda en la puerta esperando a que le abráis.

A las 6.00, que somos muy madrugadores,

abrimos la puerta y ya lo ves.

Porque él es incapaz de saltar. Sí.

Podría saltar, pero ¿para qué? Segundo dato importante.

Una vez presentado a Tommy,

retomamos el tema del baño.

Los perros, los gatos,

¿debemos bañarlos, Carlos? Sí.

Debemos bañarlos siempre y cuando haga falta.

Es decir, no cuando a nosotros nos apetezca.

Esto no es un amigo que va en el metro

y que puede desprender olores, es un gato.

Si está sucio, si se ha ensuciado,

sí le debemos bañar, igual que a un perro.

Pero no por rutina.

Muchas veces, si aumentamos el número de baños, olerá peor.

¿Cuántas veces habéis bañado...? Huele peor.

Y dices: "Huele a perro mojado".

Y huele a tocino. A tocino.

Porque sus glándulas producen lo que le acabamos de quitar.

Si quisiéramos bañar al delgado, apolíneo y ebúrneo animal,

gordo como un trullo...,

Oye, por favor. Te lo voy a seguir diciendo.

Tiene que adelgazar. Me sabe muy mal.

Vamos a bañar a dos gatos. Te está escuchando.

Claro, por eso, por eso.

¿Le habéis bañado alguna vez? Meterlo en el agua, no,

porque tiene miedo. Te cuento.

Te cuento, por si tiene miedo.

Lo primero que hay que hacer para bañar a un perro o un gato es

cepillarle y retirarle el pelo muerto.

El pelo que le sobra.

Retirar siempre.

Porque si bañamos a un animal con el pelo muerto que le sobra,

conseguiremos que al meterlo en el agua,

se haga un gurruño de nudos simple y llanamente.

Podemos comprobar...

Tenemos aquí una piscinita con muy poca agüita.

Y lo que hay que hacer... No sé si te va a hacer gracia.

Es la primera vez. Confío plenamente en ti y en él.

Yo no. Puede montar aquí yo qué sé.

Es muy simple. Estamos en manos de un profesional.

Tenemos que ponernos cerca del agua.

Y lo que no tenemos que hacer, como hace mucha gente,

es tirarle directamente. No, claro.

Le mojamos las patitas. No pretendo bañarlo.

Quiero enseñar lo que hay que hacer para acostumbrarlo.

Muy bien. Le mojamos.

Le mojamos otra patita. Quiero que lo veáis.

No, no se está resistiendo.

La verdad es que está muy tranquilo.

Le hacemos esto. No está haciendo ninguna cosa.

Miradle la cara. No está cabreado.

Le hemos mojado las patitas. Por hoy es suficiente.

Vale. Antes de que se asuste y se pueda traumatizar.

Le secamos sus patitas.

Y otro día, le mojaremos las de delante.

Otro día, le mojaremos el cuerpo.

Y mientras tanto, podemos utilizar champús en seco.

Hay cientos de productos que pueden ayudarnos.

¿Se puede bañar a un gato? Sí. ¿Se debe bañar? Cuando esté sucio.

Pero no cuando nos apetezca.

Si no, huelen mal.

¿Y a un perro? Absolutamente igual.

El perro procede del lobo, y no he visto a muchos lobos

con un cepillo dándose en la espalda en un río.

Los perros se deben bañar cuando se ensucian,

no cuando nos apetece.

Lo más importante y lo que mejor les viene es cepillo.

Cepillado, a pelo y a contrapelo.

Muy bien. Tommy, tienes un maullido precioso.

Y un cuerpazo... Un cuerpazo que quita el sentido.

Vamos a volver a asomarnos a Internet.

Porque hay mascotas que son mucho más famosas que sus dueños

y que tienen más seguidores que nuestras celebrities.

Tienen más seguidores que tú. Quédate con este nombre.

Jiffpom. Jiffpom.

¿Qué es Jiffpom? Pues no lo sé.

¿Es un perro? Es un perro.

Ah, es un pomerania. Lo estamos viendo.

En Instagram, solo tiene más de 8,9 millones de seguidores.

Y entre todas sus redes sociales, más de 20 millones.

Esto sí que es un personaje. Vaya personaje.

Esto es un influencer. Viene de Los Ángeles.

Y tiene cuatro años.

Además, tiene dos récords.

Es el perro del mundo que corre más rápido a dos piernas.

Pero las traseras o las delanteras. Dos récords Guinness.

En las piernas traseras.

Se pone a correr y es el más rápido del mundo.

Además, Elisa, él practica...

Ah, bueno, hace skate,

sabe dar la mano, hace reverencias, imita.

Es que lo tiene todo. Hace surf, de todo.

Incluso Katy Perry... Se dice "Kate Perry", ¿no?

Sí, Katy Perry. La cantante.

La sacó en un videoclip, en "Dark Horse".

Es verdad. Que es "El Caballo Oscuro".

Ajá. Ahí lo sacó en el 2014.

Es uno de los protagonistas.

Él roba un objeto y sale corriendo.

Y aquí lo vemos. Se hace el rollito de primavera.

Se tapa haciendo la croqueta. Ha aprendido.

Mira, haciendo la croqueta. Pero es que es bonito.

Probablemente, hará que sus dueños tengan

un porcentaje económico importante cada vez que hace algo así.

Sus dueños viven del perro. ¿Del perro?

Viven del perro.

Bueno, eso no se sabe. Atentos.

Récord Guinness de andar con las patas traseras.

Tienes dos récords Guinness: haciendo el pino

y andando sobre sus patas. Míralo ahí.

En el gimnasio, hace lo que hacen sus dueños.

¿Ves? Estirando.

Ahí con las patitas, haciendo el pino...

Y esa sentadilla también.

Bueno, él admira las sentadillas. Dice: "No voy a dar vueltas,

pero te voy a dar la mano". Choca la pata.

Y ahí está haciendo flexiones también.

Jiffpom. Jiffpom.

Creo que es "pom" por pomerania, que es la raza.

Mira cómo corre a dos patas.

Si veo a alguien con un mando a distancia

mirando al perro, diría: "Claro, es un autómata".

Es raro ver a un perro con todas estas habilidades.

Y se relaciona con las nuevas tecnologías,

como buen perro de su tiempo.

¿Me decís que este es el perro que más seguidores tiene?

Del mundo. Del mundo.

Más de 20 millones de seguidores entre todas sus redes sociales.

Entre todas.

Todas las celebrities que trabajan en esta cadena

no suman el número de seguidores que tiene este perrito.

Qué buen dato ese.

Se me ha escurrido ahora.

Cómprate un pomerania y échate a dormir.

Es mejor que ser influencer.

Totalmente de acuerdo. Además, es muy romántico.

Coge una rosa, y estará esperando a alguien para decirle...

A lo mejor entra y te la trae. Sería genial.

Cuesta más traer a Jiffpom aquí... Ya sabe volar y todo.

que mi hipoteca en todo un año. Seguro, seguro.

Lo cierto es que recuperaremos imágenes

de los perros más famosos del mundo,

los que más nos enternecen, los que más nos divierten.

Este perro es famoso por su ternura,

pero hay otros que son famosos por su valentía.

Quiero que veáis unas imágenes.

Imágenes que vamos a recuperar.

Perros heroicos.

Voy a pedir a Carlos que me acompañe para valorarlas.

Estas, por ejemplo. Os pido que os fijéis

en el niño que está paseando en su triciclo

y, de repente, se ve atacado por un perro.

Pero fijaos quién ha salido al rescate. Un gato.

Su propio gato. El perro no lo conoce de nada.

El niño no había hecho nada.

No había molestado al perro. ¿Por qué ataca al niño,

si está en su triciclo? Pues mira.

¿Y por qué el gato tiene ese instinto de protección?

Todos tienen instinto de protección de sus cosas.

El gato considera que el niño es de su entorno,

que es de su familia, y sale a defenderlo.

Lo que es verdaderamente raro, y habría que controlarlo,

es la actuación de ese perro atacando a un niño.

El niño va

en una bicicleta, el niño va en bicicleta,

y eso puede llamar la atención al perro.

Por un instinto de caza, depredación o seguimiento.

Suele pasar en perros que no están bien socializados,

que no entienden qué es una bici y atacan.

Además, va a la pierna.

¿De acuerdo? Y el gato, que estaría en la casa,

ha dicho: "A mi dueño, ni de broma" y le libera.

Algo que me parece fantástico. Fantástico, sin duda.

Siguiente vídeo.

Da igual si estamos en peligro o no porque este perro ha considerado

que su dueño se estaba ahogando y se ha lanzado a por él.

Da igual que no estemos en peligro, el perro nos pondrá en peligro.

Está muerto de risa.

Pero fíjate cómo lo saca del agua, de la mano, con un cuidado.

No se lo piensa. El perro, por lo que sea,

ha considerado que su dueño lleva demasiado tiempo en el agua

y ha dicho: "Este se está ahogando".

Le ha hecho la raya en el pelo, seguro que alguna herida,

pero demuestra que quiere ayudarle.

Le coge de la mano, seguro que sin apretarle y le ayuda.

Esto es típico en los perros terranova.

Si tienes un perro terranova, es difícil bañarte.

Tiene que ver con la raza. Veremos mucho

en los próximos episodios de nuestro programa.

Y protegidos nos sentimos con Jordan,

especialmente, porque hay explosivos

en este plató, y no nos referimos al veterinario.

Gracias. Jordan es un pastor alemán

que pertenece a la Policía Nacional.

Está especializado en buscar explosivos.

Viene con su adiestrador, con Pedro Yagüe.

Adelante los dos. Bienvenidos. Ay, por favor.

Qué guapo es. Hola, Jordan. Un placer.

Pedro, gracias por venir. Siempre me pregunto

si yo puedo saludar a Jordan, si puedo hacerle una carantoña.

Como con cualquier animal, hay que preguntar primero.

Pero si no está trabajando, sí.

Si me encuentro contigo en un aeropuerto, no debo.

No, porque el perro está trabajando

y tiene que estar concentrado en el trabajo.

Hemos escondido material explosivo en este plató,

en el plató de "Mascotas". Me pregunto si estamos en peligro.

No hay peligro. ¿Seguro?

Que aquí hay muchas vidas humanas y no humanas.

Ha sido un "no" con derrape. No.

"No".

No suele haber peligro. Bien.

¿Cómo se enseña a un perro como Jordan

a encontrar material explosivo,

que supongo que huele menos que estupefacientes?

No lo sé. Sí, son olores distintos.

Pues con mucho trabajo, y cogerlo desde pequeño.

Y enseñarle al perro que es un juego.

Para él, la búsqueda de explosivos es un juego.

Aprenden jugando. Sí.

Queremos que quede muy claro.

Perdona. Porque se juega con cariño.

Un inciso. Mucha gente piensa que a los perros de búsqueda

se les da ese producto luego como premio: drogas,

que a los perros se les droga.

En este caso, sería complicado,

porque solo detectaría el explosivo una vez porque explotaría.

No se les da de premio aquello que buscan.

Ilustra mucho el ejemplo que acabas de dar.

Ha quedado claro para siempre. Clarísimo.

¿Cuánto tardó Jordan en aprender? Él todavía está aprendiendo.

Está todavía aprendiendo.

Los perros aprenden durante toda su vida.

Empezar a trabajar, empezó a trabajar con dos años.

Yo le cogí con 1,5 años. ¿Cuántos tiene?

Tiene ahora mismo 8,5 años.

Qué tío más grande. Ya está en plena...

A punto de la jubilación.

Me gustaría que recordáramos algo que ocurrió

en una gran ciudad como es Madrid en pleno centro

hace como un par de navidades.

¿Qué ocurrió? Una operación policial importante.

Bueno... En la que Jordan estuvo implicado.

Jordan estaba trabajando una tarde

y nos avisaron de que habían dejado un coche en la Gran Vía.

En la Gran Vía de Madrid, la arteria principal.

Habían cortado la Gran Vía entera

ante el peligro de que portara algún explosivo.

Y tuvieron que actuar los perros. Actuó Jordan.

Se aseguró de que en el coche no había nada

y se pudo retirar el vehículo.

Pero la Gran Vía estuvo cortada varias horas.

En casa, os vais a quedar con la boca abierta,

como nosotros aquí.

Vamos a realizar un ejercicio con Jordan.

Os pido que imaginéis que, en estos momentos,

podría estar a punto de salvar muchas vidas.

Porque esa es una emoción real que vivís continuamente

y nos gustaría mostrarlo aquí.

Hay material explosivo de baja potencia en el plató.

Jordan y Pedro lo van a encontrar. Vamos a ver.

¿Cómo sabremos que lo ha encontrado?

Cuando localiza...

Cuando huele los olores para los que está adiestrado,

se sienta y me mira. Se sienta.

Pidiéndome el premio.

Jordan, Pedro, cuando queráis.

Adelante. Vamos a trabajar.

Qué fuerte. Vamos a trabajar.

No sé a qué lado ponerme. Yo me pego a ti.

Por si pasa algo, que yo tape.

Muy bien. Mira. Olisquea una maleta.

Lo que es importante decirle a todos nuestros amigos es

que los perros marcan lo que buscan de distinta forma.

En el caso de Jordan, como son explosivos, no rasca,

como es en el caso de drogas. Ah, qué bueno.

Cada marcaje es de una forma.

Como son explosivos, se sienta, no va a darle golpecitos.

Porque podría provocar incluso la detonación.

Exacto. Cada tipo de aviso, cada tipo de perro

hace un tipo de señal.

Muy bien, gordo.

Me encanta la tranquilidad que tiene.

A la gente le puede transmitir esa misma tranquilidad.

En un momento de tensión,

esto estaría acordonado en estos momentos.

Las personas que están trabajando en este plató,

que seremos unos 60 o 70...

Mira, gordo.

Mira.

A ver, por aquí.

Gordo, vamos a buscarlo.

¿Lo alucinante sabes qué es?

Saber que lo que está recibiendo el animal ahora mismo son

pequeñas partículas que entran en su nariz.

Y alguna partícula que él reconoce como parte de un explosivo es

lo que va a marcar. Parece que lo tiene.

Parece que lo está encontrando. Búscalo.

¡Ole! Muy bien.

Eso es marca. Ole, gordo.

Muy bien. Muy bien.

¡Bravo, Jordan! ¡Ole! Eso es.

Muy bien.

Y ahí está el explosivo.

Yo vuelvo luego, ¿eh?

¿Qué te parece? Pedro.

Muchísimas gracias, Jordan. Gracias por vuestro trabajo

y gracias por la generosidad de haber venido.

Te pediremos que vuelvas. Encantado de volver.

Hasta luego, pareja.

Este programa tiene vocación de servicio,

y le dedicaremos unos minutos a aquellas asociaciones

que protegen y acompañan a los animales.

Es el caso de REYCA,

que le salvó la vida a Ámbar.

Muchas gracias a los dos, a Antonio y a Marina.

Antonio, ¿a qué os dedicáis?

Pues lo dice la palabra, a rescatar caballos.

Rescatar caballos.

Recuperarlos y darlos en adopción.

¿Qué le pasó a Ámbar?

"Ámbar, pues nada, se enfosó".

"Una laminitis".

Un problema en las pezuñas.

¿Una enfermedad en los cascos? Sí.

"No podía andar".

"Entonces, se quedó engarrotada".

"Nos la trajeron y la hemos recuperado".

Es una maravilla.

Lo habitual es pensar que hay gente que se dedica

a salvar perros, gatitos.

Pero recordad que, cuando pasamos la tremenda crisis,

muchos animales équidos,

muchos caballos, todo tipo de mulos, caballos,

fueron abandonados a su suerte y se quedaron sin alimentación.

Es importante que nuestros amigos sepan

que estos animales también requieren

gente que les adopte o que se haga cargo de ellos.

Además, son muy delicados y requieren cuidados especiales.

Un sitio grande.

Correcto. Y comida, mucha.

Un caballo come mucho.

¿Qué tipo de poni es Ámbar?

Es poni ce.

Poni ce. Sí, es la altura que tiene.

En la clasificación. Eso es.

Por la altura que tiene, es mediana.

Los hay más chiquititos. Y Marina es...

su madre adoptiva, su cuidadora. ¿Por qué adoptaste...

a esta preciosa poni? Yo la tenía apadrinada.

Me hacía un poco cargo de ella, pero no era como mi yegua.

No era como tu yegua.

¿Por qué? Claro, porque apadrinar es como...

que tú tienes al caballo y te haces cargo de él,

pero sigue siendo de la protectora.

Y un día, me dijeron mis padres que si quería adoptar,

porque ya llevaba bastante tiempo yendo allí,

y cuando me dijeron que qué caballo quería adoptar, sabía que era ella.

Ya te gustaba ella. Os habíais enamorado ya.

¿Qué tiempo dedicas al animal?

Imagino que habrás dejado un poco el móvil.

Sí, claro.

Los fines de semana los dedico especialmente a ella.

A lo mejor, he dejado...

no de salir,

pero sí de quedar con amigos y tal por estar con ella.

Porque sé que es una obligación

y debo responsabilizarme de ella.

Es una de las cosas más importantes que deben saber los que nos ven.

Tener un animal, un perro o un gato, es una responsabilidad.

Tener un caballo es una responsabilidad

no más grande por el tamaño,

pero requiere unos cuidados importantes.

¿Qué necesidades tenéis que cubrir en REYCA?

Creo que acogéis también a equinos que son mayores.

Sí.

Que no sirven para la monta.

Que tienen menos protectores.

Eso es. Sí, se adoptan peor

porque son más mayorcitos.

Pero la idea es que los quieran también

por ser viejecitos. Por supuesto.

Claro.

Y que los cojan de compañía.

Darles una vida digna. No solo para montar.

Y los caballos son terapéuticos. Sí, mucho, mucho.

Yo ya llevo un rato agarrado al animal.

Sacarle a pasear es un encanto.

Antonio, Marina, muchísimas gracias.

Mucha suerte.

Nos hacemos eco de esta asociación que le ha salvado la vida a Ámbar.

Por cierto, cómo es de bonita, de tranquila y de noble.

Y de un animal grande

a uno pequeño.

Pepa es una chihuahua que tiene tanto talento como su dueño.

¿Sabes a quién nos referimos?

A ver si adivinas a quién pertenece.

¡Un chihuahua! Mira qué bonita es.

Por favor, si es como mi Roco.

Es una maravilla. Se llama Pepa.

Pepa. ¿Peppa Pig? Tienes que adivinarlo.

Es muy fácil. En Instagram, tiene muchos seguidores.

Yo qué sé.

¿Me vas a hacer un "Saber y ganar" ahora?

Susana, démosle una pista.

Como ha dicho Macarena, es una "star".

Una "star" de las redes.

Lo sabe todo el mundo. Menos yo.

La excepción confirma la regla. Lo tienes que acertar.

¿Es un ser humano?

¿De dos patas? De cuatro.

No lo sé. ¿De quién es?

Venga, vamos a averiguarlo.

Con él ha estado Susana.

Vamos, Pepa. Mira quién es.

¡Hombre! -Susana.

-¡Pepa! ¿Qué tal?

Pues mira, aquí está. -Un beso. ¿Cómo estás?

Muy bien. ¿Y tú? -Muchas gracias.

La famosa Pepa. -La gran Pepa.

"Gran" por personalidad, porque por tamaño ya ves que...

¿Este es el parque donde la paseas? -Es uno de ellos.

Aquí la puedo soltar luego.

Y ella corre arriba y abajo y se encuentra con otros perros.

-Claro. Oye, me sorprende mucho

el hecho de que la has creado y la has hecho famosa.

Fue ella la que nos dijo a Sara y a mí

que quería una cuenta de Instagram, y se la hicimos.

¿Qué rincón de la casa es el preferido?

Tiene su rincón, que es su cuna,

pero la mayoría de las veces no duerme ahí.

Duerme en el sofá, en una manta que le tenemos puesta,

o se va a un cojín que le tenemos en una habitación

porque le encanta el sol. -Sí, sí, sí.

O viene a nuestra cama.

Pero no se viene por la noche, sino de madrugada, cuando quiere.

Como no puede saltar,

araña un poco el canapé. -Te avisa.

Y hace ruiditos.

Ya la vemos, y a nuestros pies.

-¿Qué te parece si la dejamos suelta,

libre? -Te lo iba a pedir yo.

-La veo como muy presionada a la pobre.

Y ella quiere irse por ahí. -Está a gusto así.

Te seguimos a ti, Pepa.

Al bolso, al bolso. Venga.

Que nos vamos.

Ahora sí. Vamos a desayunar.

Qué educada está que se sube en el transportín.

Y es tan pequeñita que está superorganizada.

Es una preciosidad total y absoluta.

¿Cómo llega a su vida? Pues mira.

Roberto, que es muy romántico

y le gusta hacer regalos, se la regaló a Sara, su esposa,

en una Navidad y, a partir de ahí, forma parte de su vida.

Debe tener un estómago así de chiquitito,

pero es de muy buen comer.

Te voy a llevar a desayunar porque supongo que querrás café.

La verdad es que sí. -Y mi Pepa, una tostada.

Ella desayuna conmigo. Hola, ¿qué tal?

¿Qué queréis tomar? -Yo, un agua.

Un cafelito con leche

y media tostada con tomate y jamón york.

El jamón será para ella.

En casa, lleva... va a hacer cuatro años.

Para nosotros es un miembro más de la familia.

Es cierto. Al final, se convierte...

en un ser querido.

Pepa llegó a nuestras vidas y nos enamoró.

El corazón es más grande que ella.

Pesa 1,3 kilos. Debería pesar 1,2 kilos.

Porque ha estado de vacaciones y, en vacaciones, se ha pasado.

Con los helados. No.

Mi Pepa come pienso del veterinario,

que es un pienso saciante.

Para que se llene antes y no tenga esa ansiedad

que tienen los perros por comer. -Mira qué contenta.

Ella ya sabe lo que le espera.

Mira, hagamos la prueba.

Un trocito pequeñito.

Pero mira. Pepa.

Mira cómo se relame.

Sí. -¿Ves?

Esto le encanta.

-¿A quién se parece más?

-Tiene esa bondad y esa humildad que tiene mi mujer.

Y tiene también ese carácter

de siempre buscar el juego y la diversión,

como pueda tener mi niña.

Y es una persona...

un animal fiel, como puedo ser yo.

Carlos se ríe cuando ha dicho: "Es una persona".

Humanizamos a los perros. Lo de la persona sale y ya está.

Pero eso de "le doy solo una pizquita de jamón york"...

Roberto, quiero decirte una cosa.

Has dicho lo de su estómago.

Con el trozo que le has dado, ha comido ya.

Ya ha comido. Pero si era muy pequeñito.

¿Y cómo es el estómago de un chihuahua?

Así tenemos a algunos animales en casa.

Y no miro a nadie. Se refiere a Tommy.

Sí, sí. La lleva a todas partes.

Sí. Yo le preguntaba...

por las vacaciones, por los viajes,

porque él trabaja, se mueve.

Y todas las veces que puede se la lleva.

Además, es muy educada. Sí.

Y al ampliar la familia, con la llegada de Lola,

de la niña de Roberto,

parece que la Pepa se comporta como una hermana mayor.

Creo que hasta con celos incluidos.

Hemos tenido mucha suerte,

porque los chihuahuas son de carácter fuerte.

Sí. Pero no ladra ni nada. -Ella no.

Pero no es porque nosotros seamos educadores especiales de nada,

sino porque tuvimos esa suerte y Pepa es muy noble.

No ladra a menos que se cruce con un perro grandote.

Creo que piensa que es más grande. -Has tenido a tu bebé.

Y ahora, es el centro tu hija.

¿Qué ha pasado con ella? ¿Lo ha entendido?

¿Se ha comportado? -Cogió celos.

Y era una actitud rara.

No le hacía nada a la niña, ni le gruñía,

pero es cierto que ya no estaba tan apegada a nosotros.

Y sí que la notamos más triste. A día de hoy,

me enamoro cuando las veo jugar como hermanas.

Lola la coge de la oreja, del rabo, y ella trata de huirle.

Pero como Lola, cuando está comiendo,

ya sabe quién es Pepa, mira

y algo que tiene de comida se lo tira.

Entonces, ya es su comadre casi.

Amigas hasta la muerte.

Roberto, me gustaría que, después de este rato tan agradable

y de conocer a la famosísima instagramer que es Pepa,

pudieras tú despedir el programa.

Vamos a aprovechar para animar

a todos los que amáis a los animales como nosotros

a que veáis este programa, "Mascotas",

donde cuidan y quieren mucho a nuestras mascotas.

Y, sobre todo, aprovechamos también

para hablar de la adopción siempre y responsable.

Adopción, responsabilidad para con nuestros animales.

Muchísimas gracias, Roberto,

por dejarnos compartir un espacio con Pepa.

Y gracias a ti. ¡Viva la Pepa! ¡Viva la Pepa!

Viva la Pepa.

Ya se están haciendo con la casa.

La quiero para mí. Y Roberto, que es fantástico.

Estoy enamorado de este señor. Lo bien que lo hace todo.

Presenta bien, es buen chaval, está todo el día corriendo.

Bueno, chicos. Eres la encargada

cada semana de buscar en el Archivo de RTVE

y traernos joyas para que miremos hacia atrás.

Para ver cómo ha cambiado nuestra sensibilidad

y nuestra mirada hacia los animales.

Y para ver cómo debíamos aprender a tratar a los animales.

Y he encontrado algo muy curioso de los años 70,

un espacio como el nuestro de mascotas de famosos.

Pero en los años 70.

Se llamaba "Zooloco".

No.

Y formaba parte de un programa que era siempre en domingo

y duraba seis horas. ¿Seis horas?

¿Cómo te llamas? -Alfonso José Moreno Naranjo.

Alfonso José que nos trae... -Una lechuza.

-Una lechuza corneja, porque tiene dos especies de cuernecitos.

Sí. -¿Cómo se llama tu lechuza?

Manolo. -¿Manolo?

Es un lechuzo entonces, ¿eh?

Es muy bonito, y tiene unos ojos interesantes.

Gracias. Por segunda vez, nos visita un ocelote.

¿Cómo te llamas? -Mayoline.

¿Y cómo has conseguido este ocelote?

¿Quién te lo ha regalado?

Jackie. -Una amiga tuya inglesa.

Sí. -¿Sí?

Ya os dijimos que los ocelotes pueden ser peligrosos,

por ejemplo, para los roedores que ellos cazan

en los bosques americanos donde viven, por la noche.

Porque es un animal que caza por la noche.

Corren peligro esos pequeños animales.

Pero para el ser humano, incluso cuando el ocelote...

Muy curioso ver estos programas antiguos,

en blanco y negro, con esa voz de la presentadora.

Hay animales que nunca traeríamos en el siglo XXI a un plató,

por respeto.

Pero qué bien la mirada de la presentadora.

¿Cuántos años tenías? Veías este programa.

Estoy flipando. ¿Recuerdas la canción?

# Zoo, zoo loco. # Zoo, zoo loco.

# Es un reino de animales

# que nació en Prado del Rey. # Madre mía, qué viejo eres.

# Ay, qué alegría # cuando al zoo loco yo voy #.

Perdóname, es uno de los culpables de que yo sea veterinario.

Exacto. Yo tendría 18 años.

Yo tenía...

32, 32. Venga, Elisa, más imágenes.

Esos bichos no se pueden tener en casa ahora.

No se pueden tener. El nodo era

lo único que tenían los españoles de aquellos años

para viajar más allá.

En aquella crisis que sufrían, ellos podían,

gracias a estas imágenes que el nodo ponía,

viajar más allá e ir a África

y encontrar animales salvajes en libertad.

Entonces, encontramos leones en la sabana...

Era la manera de viajar que teníamos.

Era su manera de salir de España. De conocer el resto del mundo.

Claro. Esto es en África.

Pero ahora, mira, estamos viendo huskies de Siberia.

Qué bonitos. Muchísimos huskies.

Los huskies son típicos de Siberia.

Eran superresistentes, ¿no?

Los huskies son animales que vienen de zonas frías

y que por su pelaje...

Tienen dos tipos de pelo: pelo y subpelo.

¿A qué te refieres? ¿Me estás tomando el pelo?

No. Pelo, que es el que vemos desde fuera,

y tienen una capa más pequeña por abajo de pelo

que es lo que hace el mogollón. Estos son de la India.

Entonces, podían ver sus culturas, podían ver los trajes.

Eso parece una cacería. Esto es una cacería, como veis.

India, Inglaterra,

cacería, zorro. Colonialismos.

Cada semana os iré trayendo imágenes de este tipo,

buceando en el Archivo de RTVE. Tengo una duda.

Y encontrando imágenes curiosas.

Turno de preguntas. ¿Qué duda tienes, Ismael?

La tenía. Ya no la tienes.

Se me ha ido de la cabeza. Qué bien.

No te preocupes. Para todas las dudas,

tenemos un espacio que se llama "Mascoconsejos",

donde aprendemos a cuidar de nuestros mejores amigos.

Inauguramos este espacio con los elementos

que hacen la vida más divertida a nuestras mascotas.

Hablamos de juguetes para animales.

Juguetes hay muchos.

Empezamos con los que son para perros,

como esta vaquita.

(Pitido)

Es mi preferida. O este peluche.

(Pitido)

Que les encanta. ¿Cuál es el problema?

Que siempre que lo muerden, hacen ruido,

así que son los dueños

los que se acaban cansando de los juguetes.

Tenemos los especiales para gatos.

Les encanta que juguemos con un hilo colgando.

Y ellos lo intentan coger.

Los gatos son muy especiales:

a veces, jugarán y otras, se irán.

Luego tenemos aquellos para roedores como cobayas o chinchillas.

Lo que hacen es mordisquear

y así se entretienen por la jaula.

Y por último, los pájaros.

¿Cuál es el problema con ellos? Que son muy listos.

Entonces, siempre que nos vayamos,

tenemos que dejarles preparado un juguete en la jaula.

Si no, empezarán con problemas de comportamiento.

La mayoría de los juguetes son tan simples

como colgarlos de la jaula,

y ellos se van colgando y lo van mordiendo, picando.

¿Cuál es el problema?

Que lo destrozan y debemos comprarles otro.

¿Qué importancia tiene un juguete?

¿Para fortalecer las relaciones?

¿Para mejorar las relaciones entre humano y can?

Os voy a ir presentando juegos muy rápidos.

Manita. Pareces un médico. Me pones el guante.

¿Quieres jugar con tu gato?

Qué monada. Mira qué cosa.

Puedes jugar a otras cosas, pero es para jugar con el gato.

El gato está abajo y hará...

Esto es muy simple. Y haces así.

A los gatos les encantan esos juegos de agilidad.

Para darles con la patita.

¿Serpiente? Es una serpiente dura.

Y aquí le introducimos...

Ayúdame, Isma. Eso te pega a ti, Isma.

Mirad, los premios

los metemos en la ranurita... Sí.

Y se lo tiramos al perro para que juegue.

¿Y qué hace el perro?

Mordisquea, busca el premio y se entretiene.

Y luego, tenemos aquí la elegancia absoluta

que son los juegos interactivos, para que piense.

Esto sería un poco rollo trilero. Isma se está comiendo una galleta.

Que aproveche. Te digo una cosa: están buenas.

Pero no lo hagan en casa, niños y niñas.

Le ponemos a nuestro perro este juego delante.

Sí. Tenemos un premio.

Lo que es importante es que le guste y huela suficiente.

Sí huele.

Lo que haríamos sería algo tan simple

como elegir el sitio donde queremos guardárselo.

Hay cosas para que tiren, para que se muevan, para que abran.

Y tienen que buscarlo.

Le ponemos el premio, se lo dejamos en el suelo

y el perro empieza a buscar, a buscar.

Y hay grados de dificultad.

Luego te lo regalo. No, pero me refiero...

¿Un gato también podría hacer estos juegos?

Has estado muy bien. A pesar de tu edad, estás muy bien.

Dame otro premio. ¿Veis esto?

No es para tomar chupitos en casa, que hay gente que lo ha utilizado.

Cogemos uno chiquitín, ¿lo veis?

Cojo uno de estos, le quito la tapa que tapa.

Lo podía haber hecho antes.

Echo el premio, lo tapo.

Puedo llenar todos los envases.

Y entonces, mi gato, que es muy inteligente,

le pongo esto delante y hace...

Ha caído el premio y lo come.

¿Me he explicado?

Pero es él el que debe motivarse a buscar el premio.

¿Y el de las bolas? Este es el trilero máster.

Este es el trilero máster, que pones un premio

debajo de uno de ellos o de dos de ellos

y tiene que buscarlo.

Da con el morro. Fortaleces relación

con este tipo de juegos. Estos son juguetes interactivos.

No te puedes comer lo que traigamos para los animales.

Tiene que quedar claro en el primer programa.

Los niños lo pueden hacer esto, que se lo comen todo.

Es un juego para perros y gatos.

Juguetes interactivos, para que piensen.

No le hagas ni caso a esa pregunta.

Fuera de los típicos animales, perros y gatos,

¿qué otros animales podrían jugar? Hay para todos: loros, hámsteres...

Para todo tipo de animales.

Habrá que mirar la personalidad de nuestro animal de compañía,

por si le van o no. Y empezar poco a poco.

Vamos a sonreír más. "Animaladas".

Seguimos buceando en la red.

No te lo vas a creer, pero... Me lo voy a creer.

¿Te lo vas a creer?

Con tanto premio, como que tengo... Acidez.

No acidez, sino que me han entrado...

como ganas de comer. ¿No te pasa a ti?

Te han abierto el apetito. Ese ruidito que hay.

Me han entrado ganas de comer.

Os voy a enseñar a unos animales que también tienen apetito.

Esto es un limón, que se juega mucho en casa.

Aquellos padres con niños pequeños.

Como los bebés, la cara que ponen. Fijaos en esta pobre madre.

Tiene no sé cuántos cachorros ahí.

Todos moviendo el rabo. 1, 2, 3, 4, 5...

Una camada de mínimo cinco cachorros.

Un cruasán. Así me lo he querido comer siempre,

de un solo bocado, como esta señora vaca.

De un solo bocado. Vaca.

Hala. Ay, qué estilazo.

Este pobre dice: "Tengo la lengua larga, pero no tanto".

Pero lo intenta. Es un teckel de pelo largo.

Dale un rato y se lo cogerá con la pata.

Y este dice: "¿No me dan de comer? Pues yo como aire".

"Si no me dan de comer, ladro".

Esto me encanta. Esto es brutal.

Esto va con el mismo rollo que hemos visto de los juguetes.

Es el siguiente aparato que le voy a comprar a mi perrita,

para que llegue: "Voy a comer".

La brocheta que se está metiendo entre pecho y espalda.

Tiene un pañal, ¿no? Le das y te sale una lasaña.

Es un cachorrito, igual está aprendiendo...

O es un adulto con problemas de incontinencia.

O un animal adulto. Va a ser un cachorrito.

Un cerdito... Con un pincho moruno.

¿Qué más habéis encontrado?

Pues yo he encontrado perros que tiran de la cadena

y van al baño, y mascotas que son muy limpitas.

¿Como los humanos?

Ya me gustaría a mí que lo hicieran mis mascotas.

Me encanta. Recojo regalitos por toda la casa.

Los días de lluvia, que tienes que sacar a tu perra,

si fueran... Que da un poco de pereza.

¿Eso es real? Sí, sí.

Si queréis, un día os enseño cómo se le puede enseñar al gato

a utilizar el inodoro sin necesitar arena.

¿Cuántos meses se necesitan...? No, no.

Si se hace bien, en una semana o diez días...,

Ah, ¿sí? se puede conseguir.

24 horas al día, ¿no?

Me recuerda al hombre en sí, que siempre se apoya en la pared.

Esto también se hace en perros... Y baja la tapa.

Baja la tapa. Y tira de la cisterna.

Cadena no veo, pero cisterna sí.

Hay muchos amigos míos que no son tan limpios.

Mira, mira, mira. Muchos humanos deberían aprender.

No es una leyenda urbana.

Siempre he oído: "Mi gato hace pis en...".

Lleva un proceso de aprendizaje sencillo.

Lleva un proceso de aprendizaje sencillo.

Ponte así, como si fueras la taza del váter.

Con perdón. No te preocupes.

La taza está abierta. Hay unos cacharros que pongo

encima de la taza... Sí.

y tiene como punteaditos para ir quitando trozos.

Le echo la arena encima.

Y lo considera una bandeja.

Cuando ya lo considera una bandeja de arena,

quito el central y sigo echando arena.

Sigue haciéndolo, quito el siguiente.

Hasta que llega un día en que no hay ya arena

y lo hace desde el borde. Es superrápido y efectivo.

Pero él o ella lo relacionará con su arenero siempre.

Equipo, por hoy hemos terminado.

Pero seguiremos... ¿Así de rápido?

aprendiendo de los animales,

queriéndolos, acompañándolos y respetándolos.

Por favor, la familia

del programa "Mascotas".

Bueno, bueno. Vamos a despedirnos.

Mira a quién tenemos aquí. Gracias.

Jordan. Gracias por vuestra atención.

Antes has mirado a cámara. Hasta la semana que viene.

(TODOS) ¡Adiós!

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Programa 1

+Cotas - Programa 1

02 feb 2019

En el primer programa, los espectadores podrán conocer a Jordan, un perro de la Policía Nacional que detectará un explosivo escondido en el plató.

Un equipo del programa visitará en su casa al presentador de TVE Roberto Leal, quien presentará a su perra Pepa.

El rehabilitador de ‘+Cotas’ se enfrentará a Pluto, un perro de sólo 5 kg, con agresividad hacia otros perros, y se enfrenta a perros de más de 40 kg. Israel Pérez dará algunas pautas para este tipo de comportamientos.

Los espectadores también podrán conocer a JiffPom, un pomerania con más de 20 millones de seguidores en su cuenta de Instagram. Y en el apartado ‘Falsos mitos’ se dará repuesta a esta pregunta: ¿Crees que hay que lavar a nuestras mascotas a menudo?

ver más sobre "+Cotas - Programa 1" ver menos sobre "+Cotas - Programa 1"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 12 programas de +Cotas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Programa 10 Completo 1:08:50 22% 06 abr 2019
    Programa 10 06 abr 2019 Conoceremos a Titánic y Charlott, dos perros de agua que tienen un instinto especial en el agua que les hace ser muy valiosos en un salvamento. En este programa todos los detalles de cómo llevan a c...
  • Programa 9 Completo 59:04 14% 30 mar 2019
    Programa 9 30 mar 2019 El plató de +Cotas va a ser el escenario de una búsqueda muy especial. Hemos escondido unas armas falsas y Demon, un perro especialista en esta modalidad va a intentar encontrarlas. No hay...
  • Programa 8 Completo 58:23 11% 23 mar 2019
    Programa 8 23 mar 2019 Se intentará rehabilitar a Wifi, una perra con un alto grado de agresividad. Viendo el programa conocerás la respuesta a una pregunta ¿Los animales se enamoran? En nuestra sección de F...
  • Programa 7 Completo 1:03:48 12% 16 mar 2019
    Programa 7 16 mar 2019 Bagheera y Duque van a visitar nuestro plató para demostrarnos la capacidad que tienen de defender los perros a los seres humanos si han seguido un buen entrenamiento. Viviremos en directo cómo resp...
  • Programa 6 Completo 55:32 10% 10 mar 2019
    Programa 6 10 mar 2019 En el programa de hoy,Isra Pérez se enfrentará al reto de rehabilitar a Bebé, un American Stanford ciego que debido a esta minusvalía tiene problemas de agresividad con perros y person...
  • Programa 5 Completo 58:38 12% 03 mar 2019
    Programa 5 03 mar 2019 Conoceremos a Greta, una perra con problemas de agresividad, pero solo con los hombres, y veremos cómo nuestro conductista, Israel Pérez, consigue ayudarla a superar su problema de conducta. Visitar...
  • Programa 4 Completo 1:05:05 14% 23 feb 2019
    Programa 4 23 feb 2019 Hoy nos vamos a adentrar en un hospital veterinario para todas las especies, "El Bosque", y además de estar abierto todos los días del año y a todas horas destaca porque atiende sin...
  • Cuándo y cómo bañar a tus gatos Fragmento 3:00 11% 20 feb 2019
    Cuándo y cómo bañar a tus gatos 20 feb 2019 ¿Cuándo debo bañar a mi gato? ¿Cómo debería hacerlo para evitar que me arañe? Lo vemos en el primer programa de '+Cotas'. 
  • Programa 3 Completo 1:02:25 15% 16 feb 2019
    Programa 3 16 feb 2019 Tendremos a Max, un perro adiestrado para ayudar a discapacitados en las tareas básicas de su casa que nos hará un acting espectacular. Conoceremos al gato influencer, Venus, con más de 1 mil...
  • The Doger Café Para descargar: Botón derecho y seleccionar la opción "Guardar enlace como..." o "Guardar destino como..." Completo 5:37 8% 12 feb 2019
    The Doger Café 12 feb 2019 The Doger Café es una cafetería con perros que ha abierto sus puertas en Madrid, un proyecto amplio, en colaboración con diferentes protectoras de animales. Se dirige a quienes buscan mascota...
  • Programa 2 Completo 59:16 17% 09 feb 2019
    Programa 2 09 feb 2019 Nos acompañarán durante el programa 2 huronas abandonadas que han encontrado un nuevo hogar, Brisa y Luna. Isra Pérez nos mostrará los problemas de Trasto, un perro de la raza american...
  • Programa 1 Completo 1:01:34 27% 02 feb 2019
    Programa 1 02 feb 2019 En el primer programa, los espectadores podrán conocer a Jordan, un perro de la Policía Nacional que detectará un explosivo escondido en el plató. Un equipo del programa visitar&aacut...

Añadir comentario ↓

  1. Albert Pisa

    Hola, el programa me encanta y está muy bien. Tenemos un pequeño problema con mi perro y no sabemos si nos podéis ayudar. Gracias

    09 abr 2019
  2. María

    Hola, he visto todos los programas emitidos hasta el momento y me parecen muy completos e interesantes. Carlos Rodríguez está genial, como siempre en todas partes. Solo hay algo que me incomoda y es el vestuario que le ponen a Elisa Mouliaá: lleva siempre unas faldas tan cortas que la pobre pasa casi todo el tiempo intentado que no se le vea más de lo necesario. Es algo que me distrae negativamente y no creo que ella esté cómoda (yo no lo estoy viéndola). Me gustaría que llevara algo más práctico y no estuviera todo el tiempo pendiente de su falda. Como colaboradora me encanta. Un saludo

    29 mar 2019
  3. Rosa Santiago Martínez R Santiago R Santiago arroba fomento.es

    Buenas noches. Me encanta el programa y me gustaría saber si podrían ayudarme con mi gata porque es muy miedosa. Gracias

    09 feb 2019
  4. Rosa Santiago Martínez

    Me encanta el programa. Me gustaría saber si pueden darme algún consejo para mi gata, a la que hace 7 años recogí de un refugio y es muy miedosa. De tal forma que cuando viene alguien a casa se esconde y no sale hasta que se marcha. Gracias

    09 feb 2019