Maneras de educar La 1

Maneras de educar

Sábado a las 10.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4440578
Para todos los públicos Maneras de educar - Ramón y Cajal, Madrid - ver ahora
Transcripción completa

(Burak Yeter "Tuesday")

¿Quién dijo que la educación tenía que ser algo aburrido?

Conmigo descubriréis que no es así.

Porque me voy a recorrer España

y os voy a enseñar colegios innovadores.

Bienvenidos a "Maneras de educar", con James van Der Lus.

(Burak Yeter "Tuesday")

Soy maestro de primaria y youtuber.

Y esta cámara me va a acompañar durante todo mi viaje.

(Sintonía "Maneras de educar")

("There's nothing holdin' me back")

Mariano, el director del Colegio Ramón y Cajal, de Madrid,

me ha traído al colegio

que dirige desde el año 1997.

Pero no es la primera vez que pisó este colegio.

No, no, no. La primera vez que yo vine aquí

fue en el año 61,

con ocho años y pantalón corto,

y todavía sigo.

Y, si quieres, tendré mucho gusto en enseñártelo y que lo veas.

Vamos allá. Vamos.

Te sigo.

Mi historia con respecto al Ramón y Cajal

es como la historia de un hermano mayor y un hermano pequeño.

Cuando el colegio se crea, lo fundó mi padre,

en los años 60 y 61.

Y yo he vivido en... en dependencias del colegio

en aquellos momentos.

Entonces, pues mi etapa escolar

estuvo vinculada al Ramón y Cajal en su totalidad.

Y bueno, pues a partir del año 97

accedo a lo que es la dirección.

Y sí, damos un giro

a lo que es la dirección,

pasando de una situación más antigua de dirección unipersonal

a la idea de un equipo, que es el que trabaja

y el que tiene que llevar a puerto todo esto.

En este colegio creen mucho en el bachillerato artístico.

Prueba de ello es lo que vamos a ver ahora.

(Of Monsters and Men "Little talks")

Alicia, estamos en primero de bachillerato artístico

y están haciendo su rostro. Dime cómo funciona este proceso.

Este es un proceso que empieza mucho antes,

empieza con un análisis

de su rostro haciendo dibujos de natural,

de manera que empiezan a analizar, empiezan a ver de otra manera.

Empiezan a olvidarse de los que saben

o de lo que creían que sabían

y empiezan a ver de verdad,

a mirar direcciones, a mirar proporciones.

A partir de esos dibujos, hacen una estructura

y, posteriormente, empiezan a trabajar el barro.

Lo importante no será cómo quede la cabeza final,

sino todo lo que aprenden mientras la hacen.

Bueno, Alicia, te dejo que sigas asesorando a estos chicos.

Me gustaría preguntarte si puedo quedarme

a ver cómo trabajan. Claro. Disfruta.

Ellos te contarán mejor qué les está pasando ahora.

Vale. Nos vemos ahora.

Hasta ahora.

A ver.

Me bloqueo un poco en los labios,

porque tengo aquí una forma muy extraña

y en los dibujos no...

no me centré tanto en esa parte, pero bueno.

Sí, porque veo dibujos fantásticos.

Sí, bueno. Qué chulo.

Pues te dejo trabajando. Gracias. De nada.

Hasta luego.

A ver.

Menuda obra de arte. ¿En serio? Muchas gracias.

Se te da muy bien. ¿Cómo se llama?

Francisco Fechoso.

Como tú. Sí.

¿Verdad que es curioso? Sí.

Escúchame, esto se te da muy bien, veo que lo tienes muy evolucionado.

¿Cuánto llevas en esto?

Llevamos unas semanas con ello, pero no es fácil.

Porque primero hay que plantear

la cara. No es fácil,

sobre todo por los labios. La nariz me costó,

porque tiene ciertos puntos

que hay que resaltar y son puntos muy sutiles.

Y no son fáciles de plasmar.

Todavía tendría que retocarlo.

Haciendo este busto, te tienes que haber mirado

muchísimo al espejo últimamente. Hemos hecho

muchos dibujos. Es indispensable.

Mirarse los rasgos

en cada movimiento, en cada paso.

Porque cada vez que se modifica

el busto, se modifica la expresión.

O sea, que podía estropearse.

Guay, te está saliendo chulísimo.

Muchas gracias. Te dejo trabajando.

Gracias. Adiós, Francisco.

A mí lo que más me gusta del cole

es "sciences",

porque hacemos muchas proyectos.

Lo que más me gusta del cole

es la relación que tenemos los alumnos con los profesores.

Lo que más me gusta del cole es que trabajemos

con compañías solidarias.

La relación que se establece con antiguos alumnos

y las oportunidades laborales.

Lo que más me gusta del cole

son las excursiones que hacemos a los museos.

La relación con los alumnos.

Somos como una familia y todos aprendemos de todos.

Lo que más me gusta del colegio es que la educación sea en inglés

y den importancia al resto de idiomas,

que den alemán, chino, francés...

Y lo que menos me gusta del colegio es que tengan poco sitio para jugar.

Tienen pocos campos de fútbol, de baloncesto. Están lejos.

Lo que cambiaría sería poner más horas de biología.

Poder adaptar un parking para el profesorado,

ya que es complicado aparcar.

Que volviera música y teatro a secundaria.

Y lo que menos me gusta

es técnicas de relajación.

Lo que menos me gusta

es que haya poquito material lúdico en los patios.

Que a partir de quinto tuviéramos más natación.

Vamos a ver ahora una actividad donde alumnos de quinto

trabajan conjuntamente con otros de segundo.

De hecho, son sus tutores.

(HOMBRE) Buenos días, chicos.

(ALGUNOS) Buenos días. -¿Qué tal?

(MUCHOS) Bien. -¿Bien?

Qué guay poder trabajar con compis de otros cursos, eh.

(ALGUNOS) Sí.

Bueno, tenéis encima de la mesa

la fichita que tienen que completar los niños de...

segundo. Y los alumnos de...

(MUCHOS) Quinto. -Les vais a...

Ayudar. -¿Con qué?

Con el iPad. -Con el iPad.

Porque los de segundo no tienen iPad. -Todavía no tenemos.

Todavía en clase. -En clase.

Y nos vais a ayudar. Bien.

Vamos a indagar sobre países.

Pero, si os dais cuenta,

¿en la parte de arriba qué país os ha tocado?

-No lo pone. -No lo pone. ¿Por qué?

Porque os lo vamos repartir a suerte.

Hay un sorteo ahora. Lo que salga

en el papelito, ¿vale?

Entonces, vamos a buscar información

y a completar la ficha.

¿De acuerdo? -Sí.

(PROFESOR) Ponemos el "timer".

Os vamos a dar 20 minutos.

Pues el tiempo empieza...

Ya. -Ya.

Hola, grupo.

(ALGUNOS) Hola. ¿Cómo va?

Muy bien.

A ver, contadme. ¿Quién son los tutores?

Nosotros. -Nosotros.

¿Cómo os llamáis?

Yo, Teresa. -Y yo, Nicolás.

¿Y os gusta hacer de tutores?

A mí sí. (NICOLÁS) Sí.

Y a mí.

Hay uno más estricto que el otro, ¿verdad?

(AMBOS) Sí.

Yo. ¿Quién es? ¿Tú?

Sí. Yo creo que soy yo.

Tú estricto y tú un poco más blanda.

Sí, un poco más. Vale.

Y decidme, ¿qué tal va la actividad?

Bastante bien. (NICOLÁS) Sí.

Estamos dando el país que nos ha tocado.

Y vosotros sois los que estáis aprendiendo, ¿no?

Sí. ¿Y qué tal? ¿Os gusta?

Sí. ¿Lo están haciendo bien de tutores?

Sí. Bueno, chicos,

os dejo trabajando y voy a ver otra mesa, ¿vale?

Adiós. ¿Vamos?

Hola, equipo. ¿Cómo estáis?

Hola. -¿Qué tal?

Trabajáis muchísimo.

¿Cómo os llamáis?

Yo, Claudia. -Alba.

¿Y quién es la tutora?

Esther, o sea, yo.

Tu tutora de quinto, Esther,

pero la tutora que te toca, Claudia. ¿Y qué tal?

¿Te gusta ser tutora? Sí.

¿Cómo te sientes?

Pues no sé.

Es que no sé cómo explicarlo. Me gusta

porque puedes como ayudar a los demás a hacer algo que les cuesta.

Muy bien. Una responsabilidad.

Sí. (PROFESOR) Muy bien.

¿La estás ayudando mucho?

Sí.

¿Qué tal lo hace Alba?

Bien. -¿Bien? ¿Sí?

Sí. Gracias.

Os dejamos con el trabajo. Muchas gracias.

A seguir. Hasta ahora.

Lo que hace especial al Ramón y Cajal

es la insatisfacción continua.

De mí dicen que yo soy una persona eternamente insatisfecha,

y es verdad. Creo que las cosas

siempre se pueden hacer mejor. Empezamos a salir,

a viajar, a movernos mucho,

pues por Italia, por Finlandia,

por EE. UU, dentro de España, por supuesto.

Entramos en contacto con otros centros

para ver cómo se está trabajando

o qué es lo que hay.

Y vimos la posibilidad

de empezar con un planteamiento diferente de colegio,

que empezamos con él hace ahora 13 años.

¿Qué tal, Víctor? -Muy bien, ¿y tú, papá?

Bien. Estaba aquí, pensando.

¿Con cuántos años entraste en el colegio?

Pues con tres años, en primero de infantil.

¿Cuántos años? ¿15 años aquí? (VÍCTOR) 15 años, sí.

Bueno, tú también conoces este colegio, ¿no?

Sí. La verdad es que he estado algunas veces

y hay una gran diferencia

en cómo es el colegio

a cómo era el colegio que yo conocí en mi época de estudiante.

De entrada, antes en las clases todos los pupitres

estaban mirando al profesor.

Todos pendientes de lo que decía el profesor.

Y ahora, lo que he visto es que bueno,

en las clases los asientos están en círculo,

es como mucho más participativo, se fomenta más el trabajo en equipo.

Porque vosotros trabajo en equipo no hacíais, ¿no?

(LUIS) Poco.

El trabajo en equipo era poco. En casos concretos,

en alguna asignatura,

pero fundamentalmente era un tema muy individualista

de adquirir conocimientos que transmitía el profesor.

Te preguntaba la lección, tú salías

y el profesor te decía: "A ver, La reconquista".

Entonces, tú tenías que contar La reconquista.

Y era un poco, claro, no te podías equivocar.

Como te equivocaras, se liaba.

Yo recuerdo que hacía un profesor que nos hacía

el peinado de la vieja.

Era una cosa curiosa. O sea, tú estabas sentado,

él llegaba,

te cogía de aquí, de la patilla y empezaba a tirar para arriba.

Tú tenías que irte levantando, hasta que no podías más.

Y claro, esto dolía.

El peinado de la vieja. (VÍCTOR) ¿Nadie decía nada?

(LUIS) Nada. Es que si ibas a casa y decías: "Me han hecho el peinado",

encima tu padre te daba unos azotes para que otra vez

te comportaras mejor. (VÍCTOR) Sí han cambiado las cosas.

(LUIS RÍE)

Si os equivocáis ahora, ¿qué pasa?

Ahora quieren que te equivoques, porque de los errores se aprende más.

Eso es cierto. Uno aprende cuando se equivoca.

Y es importante aprender del error.

¿Y el tema de deberes ahora?

Os mandan también. Yo te veo por las tardes.

Nos mandan deberes, pero sobre todo presentaciones.

Trabajos en equipo, realizar las presentaciones,

además documentarnos, elaborar informes,

de una manera más lúdica.

Sí, la verdad es que en mi época era estudiar y hacer ejercicios.

Muchísimos ejercicios de matemáticas.

Todas las tardes ahí. Y había que sacar

algún huequecito para poder ver un poco la tele.

Y ahora lo que veo es que la tele la ves menos.

Sí, ahora, en vez de ver la tele, estamos con el iPad viendo series

o programas. Tenemos más facilidad,

porque los programas en la tele se emiten a cierta hora

y entonces, en el iPad lo vemos cuando tenemos los huecos.

En mi época, o lo veías en directo u olvídate de verlo.

Hola, Patricia. ¿Cómo estás? Hola. Bien.

¿En qué clase estamos?

Estamos en una clase de química de cuarto de la ESO.

Vale. ¿Y cómo vamos a trabajar?

Pues mira, hoy vamos a utilizar un programa que se llama Khoot,

que son preguntas y respuestas múltiples

en las que tienen que...

unas pueden ser más rápidas,

otras más lentas, pero tienen que trabajar en equipo

y contestar con sus iPad. Mi pregunta:

¿Cómo funciona la actividad?

Es decir, tú les haces una pregunta, ellos responden.

Responden, pero no por turnos, sino el que primero acierte

es el que gana.

Permite ver cuántos fallos hay,

si todos han acertado. Con lo cual, puedes dar un "feedback"

de si van por buen camino o no.

Y de esta manera más dinámica, ¿crees que sacan mejores resultados?

No sé si mejores resultados o no, pero que les gusta más, sí.

Los ves más motivados. Sí, eso sí.

A mí me recuerda esto un poco

a un concurso de televisión. Parecido, parecido, sí.

Haces un poco de teatro con ellos. ¿Y qué, te divierte?

Hombre, mola. Importante pasárselo bien.

Por encima de todo. Si no disfrutas, malo.

La mejor manera de aprender es probarlo.

Si nos acompañas, ¿te sientas con un equipo?

¿Ahí, en ese hueco? Sí, ahí, con las chicas.

Pues empezamos.

Genial. Gracias.

Vale, chicos, empezamos.

Vamos a jugar

por equipos. Calcula la masa molar

que le corresponde a la molécula

del dióxido de nitrógeno.

Ainhoa, la fórmula dióxido de nitrógeno.

Venga, calcula el número de moles que hay

en 50 gramos de argón.

Hombre, pleno. Un aplauso.

Toda la clase.

Pleno.

Pues vamos a hacer un juego silábico. ¿Te apetece?

Vale, genial. Te voy a enseñar un material.

¿Tú sabes qué es esto? Goma Eva.

Muy bien.

Y más fácil. ¿Esto? Un tapón.

Muy bien. Toma, uno para ti. Y también tienes aquí un...

Rotulador. Rotulador, muy bien.

Y yo también me voy a coger otro tapón y otro rotulador.

Vale, mira. Ponemos el tapón aquí encima.

¿Sí? Y hacemos un círculo cada uno. ¿Preparado?

Uno, dos y tres.

No es una carrera, eh.

No es una carrera.

En serio, eh.

No hay carrera.

No es una carrera.

No lo es.

No hay que ser competitivos.

Vale. Por el otro lado, por el otro lateral.

Le doy un poco circular.

Así.

Vamos a poner encima del tapón la sílaba que tú quieras.

En mi círculo se me ha ocurrido que voy a escribir "pa".

"P",

"A".

¿Y tú?

"La". Vale, genial.

Muy bien, tenemos "pala"

o "lapa".

Pero podríamos hacer más círculos, ¿verdad? Venga.

Y mientras vamos pegando, vamos pensando qué sílabas pondremos,

que es un poco lo complicado. Porque las sílabas

es cómo dividimos las palabras.

Pon goma.

"M"

y "A".

Genial. Mira, ya tenemos "pa".

"La".

"To".

"Ma". "Ma".

Y aquí tenemos... "Za".

Ahora viene lo complicado. Cogemos un tapón y al centro.

Ayúdame.

Y tú haces esa parte del círculo y yo hago esta. ¿Sí?

Genial. Muy bien.

Estupendo, muy bien. Ahora tenemos un total de...

Nueve círculos.

Bien. Cuentas más rápido

que yo, eh. Pues vamos a poner unas flechas, mira.

Desde el centro

vamos a poner una flecha al exterior más o menos recta.

Vamos a hacer esto con todos los círculos desde el centro, ¿vale?

Súper, vale.

Escoge una sílaba, la que tú quieras.

"La". Vale.

Vamos a intentar montar palabras con "la".

Por ejemplo,

lata. ¿Sí?

Bien, una.

Lapa. Lapa.

Genial. Lapa.

Colócala aquí. Lapa. Vamos a hacerlo

un poco más difícil

y vamos a conseguir una palabra de tres sílabas.

"Ma". "Ma". Vale. La colocamos aquí.

¿Cuál se te ocurre?

Aquí. Toma.

¡Toma! Choca, muy bien.

Vale. ¿Qué más podemos poner por aquí?

Toma... te.

Jolín, es un genio.

Este juego se te da genial. Tomate. Muy bien. Choca otra vez.

(Elmer Bernstein "Main title")

Con este vehículo que me ha prestado el director

he venido hasta el otro edificio Ramón y Cajal,

para conocer a los alumnos de infantil.

(Danny Elfman "Rebuilding")

Hola, Marina, ¿cómo estás?

Hola, bien. ¿Qué actividad vamos a hacer ahora?

Ahora estoy con los alumnos de cinco y seis años de infantil

y vamos a hacer una actividad en la pizarra digital.

La llamamos la "Magic word" y son actividades de fonemas en inglés.

Vamos a escuchar algún fonema, vamos a hacer lectura,

un poquito de escritura.

Y previamente a ello vamos a hacer un poco la rutina

de nuestro día a día. Y dime,

¿cómo te sientes con niños de esta edad?

Me encanta, me encanta. Son niños... es una edad

que en el área de inglés puedes lograr

un poquito de comunicación con ellos.

Es una edad que hay que tener paciencia, pero muy bien.

A ver cómo funciona la actividad.

¿Te importa si me cuelo

y me pongo en un rinconcito? Sí, sí.

Bienvenido. Gracias.

"Hello. Good morning".

(ALGUNOS) "Good morning".

(Conversación en inglés)

Tengo una pregunta. "Tell me".

Dime.

Son muy pequeños

y ya estás trabajando lo más importante,

días de la semana, meses y emociones.

"Yes". Sí. Cuéntame.

¿Es importante empezar con las emociones?

Sí. Tienen que saber ponerle nombre

a las emociones.

Que a lo mejor saben que están tristes,

pero dicen que están contentos. O su cara refleja

que están contentos. Deben saber

los nombres de las emociones

y pues actuar en base a ello.

He visto que ha salido un niño y para deletrear una palabra

hasta utilizado

lenguaje de signos. Sí. Porque ahora

te voy a enseñar el método

que utilizamos

para... para la lectoescritura en inglés.

"Okey. Let's it".

(HABLA EN INGLÉS)

(Conversación en inglés)

(MARIANO) Para mí lo que es fundamental

es que sientas y vivas lo que estás haciendo.

O sea, yo creo que no se debe nunca

transmitir algo aprendido,

algo de manual,

algo para decir...

lo que podíamos entender como vender el colegio.

Yo creo que soy totalmente enemigo de eso. Me reúno con padres

que quieren matricular a sus hijos, me reúno con todos ellos

y les digo: "No les voy a hablar de cómo es el colegio,

porque ahora estamos en unos momentos

en los que todos los coles damos el mismo mensaje".

Entonces digo:

"Si han visitado cinco colegios antes, les han dicho lo mismo".

"Lo único que quiero es que vean

y que ustedes intenten percibir cómo trabajamos nosotros".

Pero sobre todo lo que hay, para mí lo fundamental es que cuando hablas

o estás exponiendo algo, que te salga de dentro.

No intentes venderlo. Creo que eso me parece fundamental

dentro de este... sobre todo de este...

de un sector tan sensible como puede ser este.

Lo que más me gusta del cole es educación física,

porque jugamos mucho con el profesor.

Lo que más me gusta es las aulas de indagación.

Es la enseñanza de idiomas,

como chino, alemán.

Es que trabajamos mucho en equipo y que es un colegio muy vivo,

donde los alumnos se mueven

y experimentan mediante el movimiento.

Es que haya todos los viernes pizza.

Es la ilusión y la alegría

que demuestran mis compañeros día a día en cada una de las clases.

Lo que más me gusta es que trabajemos con iPad.

Y lo que menos, es que salgamos tan tarde. Me gusta jugar fuera.

Lo que trataría de mejorar son las instalaciones deportivas.

Y algo que me gustaría mejorar

son las horas de trabajo con secundaria

para poder aprender más de ellos y seguir trabajando.

Lo que menos me gusta

es que no haya mandarina en el cole.

Acabo de ver a un chico de tercero de la ESO

corriendo por los pasillos con un xilófono.

Se ha metido en esta clase de aquí.

Buenas. Hola ¿qué tal?

¿Ricardo? Sí, James.

El profe de música. Encantado.

Bueno, profe... Eo, eo.

El profe de música, ¿verdad? Sí.

Bueno, profe de música

o de conservatorio. Bueno, también.

Tienes montada una buena. Se hace lo que se puede.

La verdad que sí,

que tenemos buen material y buenos alumnos.

Cuéntame. ¿Cómo hay tantos instrumentos

y qué estáis trabajando?

Bueno, lo que se trata,

lo que intento es que todos los alumnos,

sepan o no sepan tocar instrumento,

que toquen el mayor número posible de instrumentos.

Si sabe tocar la batería, la toca.

Pero si no sabe, tiene la posibilidad.

No solo por no saber va a tocar poco. Y las canciones

van variando también. Y las canciones

empezamos por canciones populares,

que suelen ser más fáciles,

y luego les dejo a ellos que elijan.

Esto... esto es totalmente innovador. No pongo lo que yo quiero.

Tienen que aprender.

Y la mejor forma de aprender es que toquen lo que les gusta.

Yo escucho lo que a mí me gusta, aunque luego escuche más cosas.

Entonces, entre todos deciden una canción

o dos y la preparamos.

Y seguro que de los temas que eligen algunos te sorprenden.

Sí, claro. Porque hay temas que yo no es que esté desactualizado,

pero temas que yo no escucharía si no me lo dijeran.

¿Qué canción podemos tocar al final de curso?

"What about us", de Pink. Por ejemplo.

(PROFESOR) ¿Y otra?

"There's nothing holding me back", de Shawn Mendes.

Pues, como ves, la selección es...

esas las tendría que escuchar, no sé cuáles son.

Yo tampoco. O sea que... Así que nada, pero bueno,

se trata de que aprendan

y que aprendan con la música que ellos quieren y demandan.

Está cambiando mucho el concepto de la asignatura de música.

¿Pero cómo crees que se ve?

¿Cómo la tiene en cuenta la educación?

Yo creo que la tenían que tener más en cuenta.

Aquí, en este cole, por fortuna,

está muy bien.

Pero, en general, le debíamos de dar un poco más de vida

a la música y al artista. Yo siempre digo,

se lo digo a ellos, a los padres, a todos:

"Vosotros cuando vais en el coche, os ponéis música

o la radio, vais escuchando algo".

Hay música, desde que te levantas hasta por la noche.

Entonces, hay que ponerlo más, hay que fomentarlo.

Y no solo matemáticas, lengua, que es superimportante.

Pero hacer un parón y hacer algo más lúdico,

que viene bien para todo, lo veo supernecesario.

Me ha encantado tu explicación, la verdad.

Muchas gracias. Me encantaría

ver el resultado de tu clase. ¿Me siento?

Claro, vamos a intentarlo. ¿Sí?

A ver qué te parece. Me pongo por ahí.

Muy bien. Vale.

un, dos, tres y...

Tres y...

Mucho más rápido. Y...

Más rápido.

Y acabamos.

(MARIANO) El día a día es maravilloso.

El trabajo con los alumnos. Yo tengo 64 años.

O sea, no soy ningún niño, ¿no?

Sigo disfrutando

normalmente de lo que es el aula.

Yo tengo unos recuerdos maravillosos

de hace 40 años y tengo recuerdos maravillosos de hace tres días.

Cuando veo y paso por el patio o paso

por los pasillos y oyes: "Hola, Mariano",

"Adiós, Mariano", "Hasta luego, Mariano",

creo que si m dijeran: "Don Mariano", me habría retirado".

("Branderburg concerto No.2")

El futuro está en manos de los maestros. Esto está escrito

en una placa que hay al entrar en este colegio.

Menuda responsabilidad tenemos. Ahora, ser maestro ya no es

solo un tema de vocación,

ahora es un trabajo que va cambiando.

Y es que hace 20 años,

la educación era algo distinto a lo que conocemos hoy.

Y va a seguir cambiando cada año. Y es que cada día nos esforzamos

para hacerlo un poquito mejor

y para sacar y exprimir el máximo potencial de nuestros alumnos,

respetando su individualidad.

Hablando con Mariano, nos ha comentado

que los maestros ya no vienen solo a enseñar,

ahora también vienen a aprender

y a aprender enseñando.

Y este es uno de los secretos que tiene este colegio

para sacar tan buenos resultados.

Y es que cuando los maestros cogemos estas estrategias

y las utilizamos, conseguimos un gran poder.

Pero no nos olvidemos de que un gran poder

implica una gran responsabilidad.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Ramón y Cajal, Madrid

Maneras de educar - Ramón y Cajal, Madrid

27 ene 2018

El profesor y experto en innovación educativa James Van der Lust visitará las escuelas más transgresoras de nuestro país. Ramón y Cajal Madrid.

El colegio Ramón y Cajal se creó en 1961 por parte de José Luis Sanz Sánchez, y desde entonces su propia familia ha sido la encargada de gestionarlo y mantenerlo al día. Se trata de un centro educativo privado laico que imparte todos los niveles de enseñanza hasta la Universidad. Con casi 1.500 alumnos en sus aulas, este colegio acumula grandes resultados en las pruebas externas que se realizan en la Comunidad de Madrid así como en la Selectividad gracias a un modelo propio de aprendizaje.

ver más sobre "Maneras de educar - Ramón y Cajal, Madrid" ver menos sobre "Maneras de educar - Ramón y Cajal, Madrid"
Programas completos (24)

Los últimos 24 programas de Maneras de educar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios