Maneras de educar La 1

Maneras de educar

Sábado a las 10.00 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4395534
Para todos los públicos Maneras de educar - Colegio Padre Piquer, Madrid - ver ahora
Transcripción completa

¿Quién dijo que la educación era aburrida?

Conmigo descubriréis que esto no es así.

Me voy a recorrer España y os voy a enseñar colegios innovadores.

Bienvenidos a "Maneras de educar" con James Van der Lust.

Soy maestro de primaria y "youtuber"

y esta cámara me va a acompañar durante todo mi viaje.

(Sintonía "Maneras de educar")

(Timbre)

(Guitarra eléctrica)

(Risas)

Aquí, el corazón financiero de Madrid

y aquí abajo, una realidad distinta.

Estamos en el Padre Piquer, más de 1000 alumnos

y un 54 % de inmigración

representado en 36 culturas distintas,

pero se han empeñado en acabar con el absentismo escolar

y lo están consiguiendo.

Seguimos teniendo un norte y un sur

en nuestra propia capital de España,

en la que el norte nos ve constantemente, ¿no?

Nos mira todos los días desde ahí.

No sé qué verán,

no sé si verán con sus ojos las necesidades del mundo,

pero está claro que a menos de 300 metros,

conviven muy cerca las grandes estructuras económicas

de nuestro país

y la situación es de conflicto

y de diversidad

y de necesidad que tenemos.

Ya cada uno lo que quiera mirar en estas situaciones, ¿no?

Hay gente que prefiere pasar por los alrededores

y mirar para otro lado,

pero hay una parte grandísima de este mundo

que incluso en ciudades como Madrid

o en sitios como este, tiene que pensar todos los días

no si los niños van a llegar con tareas o si van bien en lengua,

sino qué les doy de cenar

y cómo voy a pagar la luz o el agua

y esa es la situación que muchas familias de este colegio viven.

Cualquier alumno extranjero que aterrice en el Padre Piquer

va a tener que pasar por el aula enlace

donde va a tener nueve meses para aprender castellano.

Vamos a ver si lo consiguen.

Hola, Montse. ¿Cómo estás?

Muy bien. ¿Y tú qué tal?

Visitando tu aula enlace.

Te los presento. Genial.

Vale.

Kyli, ¿qué tal?

¿Te quieres presentar?

Soy chino.

-¿Cuánto llevas en España?

Seis meses. -¿Y en el cole?

Cuatro semanas. -Muy bien.

Salomé.

Hola, me llamo Salomé, tengo 14 años,

soy de Georgia.

¿Cuánto tiempo llevas en España?

Dos meses. -¿Y en el cole?

En el cole, tres semanas. -Tres semanas.

De estos chicos que estamos conociendo,

hay algunas historias bastante humanas, muy reales, ¿no?

Todas las historias de los niños que vienen son humanas

y son difíciles de entender.

Los papás lo hacen todo con la mejor intención,

traen a los niños para darles un futuro mejor,

pero es difícil para ellos. No se les pide opinión,

se les trae y ya está.

Es todo nuevo, es un cole nuevo, un idioma nuevo,

el conocer amigos nuevos,

dejar en sus países de origen todo lo que habían vivido

y luego, claro, encontrarse con esto es complicado

y además, tienen que aprender un idioma en nueve meses.

Aquí pueden estar como máximo nueve meses

y tienen que adquirir un nivel de competencia lingüística suficiente

como para tener éxito en sus grupos,

no es solo aprender un idioma para manejarse, eso lo consiguen,

sino lo que se les exige fuera que es complicado.

Cuando llegan, que muchos de ellos no quieren,

no vendrán muy contentos. No.

Hay de todo, algunos vienen muy mentalizados

y vienen contentos, les apetece estar aquí y disfrutan

y hay otros niños que están enfadados, no es algo personal,

están enfadados con el mundo por su situación,

porque no se les pide permiso, echan de menos

y no hay una fórmula mágica para atender eso.

Yo por lo menos no la tengo.

Lo que a mí sí me funciona es dosis infinitas de paciencia

y dosis infinitas de cariño.

Después la cosa se va tranquilizando.

Le voy a preguntar a ellos. Perfecto.

Adelante. Nos vemos ahora.

Gracias. Hasta ahora.

Hola, ¿qué tal? Muy bien.

Gracias. ¿Cómo te llamas?

Obrie. ¿Y de dónde eres?

Soy de Filipinas.

¿Cuánto tiempo hace que llegaste?

Eh... Llevo en España casi un año

y aquí, en el cole, ocho meses.

¿Tú cómo te llamas? Yo me llamo Jared.

Jared, ¿de dónde vienes? De Filipinas.

¿También? Sí.

¿Viniste con tus padres, tus padres estaban aquí?

Estaban aquí, pero yo, con mi madre.

Ha ido a vacaciones.

Es decir, tú estabas en Filipinas. Sí.

¿Y tu papá? Aquí.

Con mi madre. Aquí.

¿Cuántos años hacía que no lo veías?

10 años más o menos.

Cuando estabas en Filipinas, ¿le echabas de menos?

Sí, claro.

Y ahora te pasa al revés,

echas de menos Filipinas. Sí.

Sí, a mi familia en Filipinas, mis abuelos, mis primos...

¿Tú cómo te llamas? Me llamo Mac.

¿De dónde eres? De Filipinas.

¿También? Sí.

(RÍE)

¿Qué es lo que más os gusta de España?

¡Tortilla y mi profe Montse!

Pues mira, hoy, Sofía, mira qué te he preparado, pasa tú.

Esta es tu silla.

Esta es la mía.

¿Vale? A ver.

¿Te ayudo? Sí.

Un salto.

¡Huy! Muy bien.

Aquí. Mira qué te he traído,

un plato.

Para que pongamos las cositas. Y un...

Huevo. Vale.

Mira, vamos a hacer un huevo frito.

¿Cómo?

Lo vamos a cocer sin fuego.

Sin fuego.

¡Genial! ¿Te atreves? Sí.

Vamos a coger un poco de alcohol y tenemos que echarlo aquí.

¿Ves cómo lo echo? ¿Sí?

Sí. ¿Te atreves tú?

Eh... ¿Me quieres ayudar?

Mira, coge la botella.

¡Así, más!

Más. ¿Así, mucho?

Un poco más.

Sí. ¡Muy bien, estupendo!

Déjame la botella.

La vamos a dejar aquí.

Pondré el huevo dentro

para que se convierta en un huevo frito.

¿Preparada? Sí.

Vale.

¡Mira qué bonito ha quedado!

Muy bien. Lo vamos a dejar aquí

y vamos a esperar a que se convierta solo. ¡Ah!

¿Qué ha pasado?

Que se ha vuelto como el huevo frito.

Se ha... ¡Convertido en huevo frito!

¡Ah, sorpresa!

Mira.

¡Ah!

¡Huevo frito!

¡No me lo puedo creer!

Yo tampoco. ¿Este huevo nos lo vamos a comer?

¡Ah! No. No, no, no.

¿Y por qué no? Dímelo tú.

Porque... Porque era un...

...experimento... Experimento.

...y no es comestible.

¿Sabes qué podemos hacer? ¿Qué?

Podríamos ir y cocer un huevo de verdad

o unos espaguetis. ¿Qué te gusta más?

Hum... ¿Qué prefieres?

Los espaguetis.

¿Hacemos unos espaguetis? ¡Sí!

¡Vamos allá!

Sígueme. A ver.

No me siento aquí porque... Te sigo.

A ver.

Hola, buenas.

Prestadme atención, vamos a explicar lo que vais a hacer hoy.

Vais a simular que estáis haciendo la instalación en una comunidad,

la instalación de televisión

y vais a hacer el ajuste de los amplificadores.

Vamos a coger tres canales de televisión,

los vais a ajustar a un amplificador

y vais a controlar los niveles.

Yo voy a ir pasándome por cada mesa

y voy a ver cómo lo vais haciendo.

¿Cómo lo has hecho?

Hemos cogido el cable coaxial a la antena,

la hemos conectado al amplificador

y estamos midiendo los niveles con el medidor de señal.

Bueno.

¿Qué significa este grado dentro del Padre Piquer?

Se les da la oportunidad

de reengancharse con el sistema educativo

porque han venido flojeando con notas de cuarto de la ESO

y entonces tienen la oportunidad

de continuar, hacer un grado superior

que les daría acceso a la universidad

y tienen una oportunidad de incorporarse al mundo profesional

con una titulación técnica específica que les va a dar trabajo

de forma segura, ¿no?

En el mundo de las telecomunicaciones,

de las instalaciones...

Me encantaría preguntaros

porque con este FP vais a tener trabajo seguro.

Yo tenía pensado irme de ERASMUS, pero prefiero quedarme

para trabajar y ayudar en casa

y prepararme más el inglés.

Siempre hemos estado muy pegados de dinero

y en el Padre Piquer puedo tener más...

Tenemos muchas ayudas, muchas becas

y me gustaría devolverles todo lo que han hecho mis padres por mí,

de todo lo que me han estado apoyando

y todo lo que me han conseguido con poco dinero.

En otros institutos, siempre lo he estado pasando muy mal

y aquí es donde me ayudaron a salir adelante

y a volver a ser quien yo era.

¿Sientes que aquí tienes un futuro?

Sí.

Desde que entré, en ese año,

me sentí otra persona y más relajada.

Yo por ejemplo, no sé qué hacer el año que viene,

si irme a las prácticas, al extranjero o seguir,

he decidido quedarme, tengo trabajo y tengo que ayudar en casa,

somos 14 hermanos.

Todos tenemos que ayudar.

Me había planteado hacer magisterio, grado superior

e intentar irme dentro de dos años cuando acabe

a esta oportunidad, irme al extranjero,

aprender inglés y saber en verdad cómo se trabaja.

Aquí aprendes un oficio. Sí

y cosas que te sirven realmente para la vida

como cómo colocar una bombilla

o si se te rompe algún aparato electrónico,

saber arreglarlo.

Soy un chico que no le gusta estudiar de libro,

me gustan las prácticas.

Si tengo que estudiar mucho de libro,

al final no lo hago.

¿Cómo terminaste aquí?

Yo he sido antiguo alumno, he estado desde la EGB,

el bachillerato...

Muchos compañeros han sido profesores míos

y sí que me di cuenta

que el centro Padre Piquer tiene alma, ¿no?

Entonces la reconoces cuando estás fuera, cuando estás en otro sitio

y cuando vuelves y dices: "Esto tiene un sentido".

Ese alma se ha ido pasando de profesores a alumnos.

Algo de mí hay de los profesores que me atendieron

y que me ayudaron y ahora tengo la oportunidad

de dejarlo en ellos, en los alumnos.

Vamos a ver el canal de Televisión Española, canal 58.

Vemos qué tal lo recibimos.

Una potencia de 77.

Y pon la imagen, a ver qué emiten ahora.

¿Lo has conseguido? Sí.

A ver.

¡Guau, menudo aparato!

Me quedo viendo Televisión Española.

Lo que más me gusta de Padre Piquer son varios factores,

el primero es que me gusta mucho la metodología de trabajo

que es el trabajo cooperativo.

Los estudios. -La manera de enseñar.

La ilusión que se respira por todas partes.

Mis amigos. -Los iPad.

Las obras cooperativas. -Que hay diversidad de gente.

Que hay buen rollo entre alumnos y profesores.

Lo que menos me gusta son

las asignaturas obligatorias que no son importantes.

Que hubiese más tutorías. -Que solo hay un baño.

Debería haber más por los pasillos.

Que educación física no fuera obligatoria.

Que hubiese como una hora para hacer deberes en general

con ayuda de los profesores.

Me gustaría ver en el instituto un área verde.

Lo que no me gusta, pues nada.

Estoy muy satisfecha con lo que tengo.

Hace casi 20 años tuvimos que responder a una pregunta

que surgía en nuestro colegio, en las aulas

y que nos surgía a todos como docentes.

¿A quién le doy clase hoy?

Nuestra filosofía de cambio educativo es esta pregunta, ¿no?

No son grandes principios metodológicos,

didácticos o filosóficos,

sino una pregunta.

¿A quién le doy clase?

Empezamos a imaginar un proyecto

que hoy en día es una realidad

y que logra

que estos niños y que estas niñas

que en unas situaciones de enseñanza tradicional están

fuera del sistema educativo,

puedan soñar, bueno, con...

Que puedan soñar con un futuro

y en hacer lo que ellos quieran hacer.

A partir de ahí,

es un proyecto sobre todo muy inclusivo,

un proyecto que le da las oportunidades educativas

a cada uno de los niños,

con indicadores que no están en PISA,

el indicador para nosotros más importante es

que los niños vienen al colegio, vienen contentos,

las clases están llenas

y bueno, que algo ha cambiado.

Aquí hay un 40 % de niños que viven a una hora o más

de distancia de su casa.

Pues venir a Piquer a una hora de transporte

es un elemento indicador de calidad

que seguramente no lo encontremos en las matemáticas,

pero lo encontremos en las ganas de aprender,

las ganas de venir al colegio.

Mamá, ¿cómo eras tu cole?

Ay, bueno, qué te digo.

Yo estudiaba en un colegio que ojo el nombre,

te vas a sorprender,

es Colegio Experimental de Señoritas Simón Bolívar.

Experimental. -Experimental.

Y pues imagínate.

El uniforme, la falda tenía que llegar al tobillo.

Joder, vaya falda. -Imagínate cómo era.

Y teníamos la parte de delante del colegio,

eran dos patios, una casa dividida en dos

y estaba dividida por el bar,

por el quiosco... -La cantina.

-...o la cantina como tú la llamas de los niños

y ya cuando salía al recreo,

era la fila de las niñas y de los niños

y ahí pues veías que compartías el cole con niños.

¿A qué hora empezabas las clases?

Entraba a las 7:15 de la mañana y estaba ahí.

Lo bueno que vivía cerca.

¿Qué relación tenías con tus padres y los profesores?

Con los profesores era muy serio.

Muy estricto.

Buenos días.

Pedías ayuda y te decían: "Pero tienes el libro, aprende".

O sea, no había esa colaboración que hay ahora, que tienes tú.

Ahora te ayudan. -Te ayudan, te dicen:

"Puedes hacer esto".

¿Y los festivales del instituto cómo eran?

Ahí se llamaban las "kermesse" bailables

que es como hacen aquí...

Los festivales. -Los festivales.

Sí. -Mis padres, mi padre sobre todo,

que no le gusta que estemos fuera y tal,

siempre me dejaba una hora, me iba a recoger.

Entonces no disfrutabas, no es como ahora.

Las fiestas, sí. -Yo te digo:

"Qué bien lo has pasado". -Sí.

Y eso, era muy estricto, antes era eso.

Igual lo de la televisión, que a veces te digo:

"Corta un poco la televisión".

Antes era un privilegio, un regalo para mí

que me dejen ver la televisión.

Cuando estaba en el cole, veía "Barrio Sésamo",

también veía el programa este que te enseñan cantando,

que te enseñan con dibujitos del cuerpo humano, ¿cómo es?

"Érase una vez". -"Érase una vez".

Eso, también aprendíamos con eso.

Pues la televisión veo poco, juego a la Play a veces

y voy a entrenar, los findes salgo con mis amigos

y eso, voy a dar una vuelta por la calle,

a los centros comerciales, a hacer vida social.

Laura, "please".

Dos personas tienen que hacer de matrimonio

y tenemos que adivinar si el matrimonio es real o es falso.

"Yes, this is good".

"So we need a husband".

"Husband?".

"Volunteers?".

David and...

I.

-"Okay, thank you".

(Aplausos)

¿Qué decimos si preguntan cómo nos conocimos?

Un día, dime una fecha. -El 10 de octubre, hala.

Vale. ¿Dónde?

En un parque.

Y la primera cita.

A saber.

Un restaurante. -Vale, un restaurante.

¿Tu cumpleaños cuándo es? -Fechas reales, 6 de octubre.

El mío, 21 de agosto. -Vale.

"Remember we have...

...'when', 'where, 'how long'...

...'what'...

...so any question?".

"When is her birthday?" -"Very good!".

"When is her birthday?"

"When did you meet?".

-"When did you meet?".

-"Miranda, come in, please".

"Hello, how are you?".

"Nice to see you again".

"They are police officers

and they're going to ask you a few questions about your couple".

"Where did you meet?". -"In a park".

-"Okay. Next".

"When is his birthday?". -Eh... "Six of october".

"The six of october. Good",

"Where was your first date?". -"In a restaurant

the ten of october".

-"Okay, thank you very much, Miranda".

"Please, tell David to come in".

"Okay". -"Thank you".

"Good morning, how are your?". -"I'm fine".

"They are police officer

and they're going to ask you a few questions".

"When did you meet?".

"In the park".

"When?". -¡Ah! Cuándo.

"When". -Eh...

"Ten of october".

"When is her birthday?".

"Twenty-one of august".

"Twenty-first of august her birthday".

"Where was your first date?".

"In the restaurant".

"Any other question?".

"Thank you for your cooperation".

"Bye bye".

-El cumpleaños es diferente, todo lo demás está bien.

"So it's a real couple".

-"Come in, please".

"So welcome again".

"The answers are correct".

-"A true couple!".

(Aplausos)

Aquí encontramos el salón de actos

y al lado estaba la antigua cafetería

que ha sido transformada

en un aula donde actualmente se hace formación profesional.

Vamos a abrir una nueva puerta al futuro.

Vamos a empezar recordando los materiales que necesitamos

para hacer una cama.

-Bajera. -Bajera.

¿Por qué orden me lo estáis diciendo?

-Como lo vamos a colocar.

Nos vamos a dividir en dos grupos,

las dos primeras filas vamos a la cama del fondo

y las dos últimas filas vamos a esa cama.

En Piquer, la formación profesional es absolutamente básico.

Plantear posibilidades no solamente laborales,

sino incluso de estudios de grado medio, superior o universitarios

a nuestros alumnos, que eso esté en su itinerario personal, de vida

es fundamental, es fundamental, ¿no?

La gente se acuerda de la formación profesional en momentos de crisis,

entonces todo el mundo habla de lo importante que es la FP,

lo importante que es la dual para salir de la crisis,

para mejorar nuestra empleabilidad, etcétera, etcétera.

La formación profesional es necesaria

estemos en el momento en el que estemos de nuestra historia,

de nuestra industria y de nuestra educación.

Yo, de hecho, creo que la formación profesional debería estar presente

en todos los colegios

vayan luego a hacer los niños lo que vayan a hacer.

De Padre Piquer me gustan las extraescolares.

Mis compañeros, su forma de ser.

Los profesores, la enseñanza y la humanidad que hay aquí.

Lo que más me gusta en Padre Piquer es aula de enlace.

Es que hay muy buena relación entre profesores y compañeros.

Algo que me parece bastante importante es que en este colegio

no solo se enseña la parte académica,

también se inculcan unos valores éticos, morales y culturales.

Estoy encantada con el Padre Piquer, mi hijo está feliz,

los profesores son encantadores, muy cercanos,

te ayudan mucho

y bueno, cambiaría...

Yo qué sé, que las instalaciones mejores un poquillo,

pero del resto estoy muy contenta

con todo el equipo educativo.

Me gustaría cambiar las mates.

Que no sean tan duros en educación física.

Y lo que quería cambiar son las ciencias sociales.

Lo que me gustaría cambiar es...

...el inglés.

Los profes tienen demasiadas cosas,

no les queda tiempo para disfrutar todo lo que quisieran.

Que haya conversación en inglés.

Lo que quiero cambiar es un día más sin cole.

Que hicieran un pabellón.

Que estos niños

en las situaciones más difíciles que uno se pueda imaginar

son capaces de demostrarle al mundo que todos tenemos un sitio

y que nuestras cifras de fracaso escolar,

pues poco a poco vamos demostrando...

...que el contexto socioeconómico, cultural o religioso

o de género o de procedencia de los niños

no tiene por qué ser

algo que denote fracaso escolar,

sino que realmente en una escuela real e inclusiva

y en la que todos los niños tienen las mismas oportunidades es

la gran alegría y lo gratificante

que tiene el duro día a día de Piquer, que es durísimo,

pero que es gratificante

porque lleva a soñar con un futuro digno

a muchos de nuestros chicos.

Hace años, en este mismo colegio,

los profesores cuando abrían las aulas, encontraban pocos alumnos.

El absentismo escolar era muy alto

y se preguntaban: "¿A quién le voy a dar clase?".

Estos mismos profesores han trabajado muy duro

y muchas veces llevándose problemas a casa

para cambiar la realidad y hoy en día, cuando abres una clase,

te encuentras alumnos sonrientes que se lo pasan bien aprendiendo.

Esto lo han conseguido en el Padre Piquer,

por eso se ha convertido

en un colegio de inclusión de referencia a nivel mundial

porque cuando había problemas, no miraron hacia otro lado.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Colegio Padre Piquer, Madrid

Maneras de educar - Colegio Padre Piquer, Madrid

30 dic 2017

El profesor y experto en innovación educativa James Van der Lust visita las escuelas más transgresoras de nuestro país. Hoy Colegio Padre Piquer, Madrid. No trabajan con libros. Todo son proyectos. Y proyectos con resultados positivos contra el absentismo escolar. 1.100 alumnos aprox. El Padre Piquer es un centro que cuenta con estudiantes de más 35 nacionalidades, lenguas y culturas diferentes y que mayoritariamente provienen de un contexto social de clase media baja. Estas peculiaridades nos obligan a trabajar con un modelo pedagógico basado en una atención individualizada que mejore el rendimiento escolar, reduzca el absentismo y el fracaso escolar, pero no olvide el éxito personal y social del alumnado.

ver más sobre "Maneras de educar - Colegio Padre Piquer, Madrid" ver menos sobre "Maneras de educar - Colegio Padre Piquer, Madrid"
Programas completos (23)

Los últimos 23 programas de Maneras de educar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Isaita

    Me parece un programa rompedor, innovador, distinto. Otro punto de vista de lo que debería ser la educación, lejos de los objetivos curriculares estrictos de muchos y muchos colegios. Que se vea algo distinto es maravilloso. Que lástima que no se ponga en un horario más amable. Tanto maestros como padres aprenderíamos muchísimo. Está visto desde una mirada constructivo. Un profesor así es el que me gustaría que mi hijo tuviera: motivador, cercano, con normas necesarias para aplicar, pero también con respeto al alumno y a su ritmo de aprendizaje. Para mí es la base de una educación de calidad de verdad. Un profesor que se implica, que va de la mano del alumno, a su ritmo, que no establece una línea ni etiqueta a un niño, que sale de los objetivos para estimular las cabezas, que permite que los niños se hagan preguntas, duden... La forma de educar en los centros debe cambiar, tiene que cambiar. Y este programa demuestra que poco a poco, muy poco a poco lamentablemente, se va por el buen camino. Gracias.

    05 feb 2018