Malaka La 1

Malaka

Lunes a las 22.40 horas

Malaka
Lunes a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5399126
No recomendado para menores de 16 años Malaka - Capítulo 5: El secreto de Kali - ver ahora
Transcripción completa

¿Sabes la de pasta que podríamos sacar de la mierda esta?

¡Quien se mueva, le reviento la cabeza!

¡Quietos!

Lo suficiente pa' que no tengas que volver a Marruecos.

Se trata del único hachís aditivo que se conoce,

con una pureza y concentración de THC nunca vista.

Pa' estudiar los efectos del oro solo hay que ver a Álvaro Vergara.

Los efectos son que Alvarito se ha abierto

la cabeza en el calabozo.

Con la aparición en escena del Emanuel este,

tu situación ha mejorado bastante.

Te juro por mis muertos que en cuanto salga

lo voy a dejar. Vale.

Dame un poco, tío. Tranquilízate.

Quédate conmigo. Vamos, vamos.

Puto oro de los huevos otra vez. No se puede mover

ni una mijilla en la calle. Ve al barrio y lo controlas.

Me han dicho que tu gente vende oro.

¿Quién eres para venir a pedir explicaciones?

¿Has aprendido a mear sin el Gato?

¿Significa algo esto para usted?

-Mira. -Señorita Noelia.

Mala.

Polen, ¿dónde está el oro?

¿Sabes dónde está el último que me tocó la cara?

Ya mismo tienes una prueba que te puede hacer rico,

y venga a cagarla.

Nunca está cuando lo necesito. Mi madre lo tuvo que echar.

Lo conozco de toda la vida, puede ser un capullo,

se parte el pecho por ti.

Quiero verlo, Andrés, quiero ver al niño.

Amor, son las 11:30 de la noche,

sabes... Pues enciendes la luz

y me lo enseñas.

Parece una buena pelea pa' olvidarse de mencionarla.

A veces discutíamos, como todo el mundo.

Si has tenido algo que ver,

te juro que te mato con mis propias manos.

Dame una puta razón pa' no llamar al Gato.

Que yo me encargo, Tota.

Esa droga no puede salir a la calle,

bajo ningún concepto.

(LLORA) No, por favor.

¿Por qué tiene una foto del Rachid?

(GRITA) ¡Es su tío, os va a matar a tos', hijos de puta!

¡Hijos de puta!

(Arcada)

(Arcada)

(Barullo)

-Tira pa' cá'. -Venga, dale, dale.

(RÍEN)

(Golpes)

¡Vamos, señores! Nos dejamos de selfies,

de charladitas y vamos saliendo, ¡venga! ¡Vamos!

(Palmadas)

Venga, va...

(Música)

¿Qué hace?

-¿Qué pasa tío?

-Tienes sangre, tienes sangre. -¿Estás bien, tío?

-¿Estás bien?

-Perico, Perico...

(Música)

(Sirenas)

(Música)

(Agua)

Darío.

¿Eh?

¿Qué hay ahí?

Aquí... (RESOPLA)

La zona de secado y... material de laboratorio.

Aquí hay un nivel que flipa.

Po' ya sabemos de dónde sacaba el dinero extra el capataz.

¿Moyano?

No, hombre, no, que esto es cosa de profesionales, hombre.

Ese hombre, como mucho, vigilaba.

(Música)

Le ponen música,

a las plantas.

Entonces no era Moyano. (ASIENTE)

A lo mejor Noelia descubrió el tinglao'

y se la quitaron de en medio.

Puede ser.

(Teléfono)

¿Y qué hacemos?

¿Hablamos con la jueza? No, no, no. No, hombre, no.

Si Sarabia y Castañeda están implicados,

le van a cargar el muerto a Moyano, que no puede rechistar.

Hay que llamarla. Vamos a ver...

na' más sabemos nosotros que está esto aquí,

vamos a usarlo a nuestro favor,

chapamos hasta que tengamos pruebas definitivas.

Tenemos esto.

(Música)

Esta etiqueta marca

dónde vi por primera vez a Álvaro escarbando.

Parece que ya tenemos tarea pa' to' el mundo.

Venga vamos. Vamos.

Ahora os alcanzo, que tengo un meneo.

¿Cómo? ¿Pero tú no vienes con nosotros?

¿Qué tienes que hacer más importante que esto?

El entrenador de Perico, ¿vale?

Ha tenido un problema.

A mí mi hijo sí mi importa.

Tú eres gilipollas.

Qué gilipollas.

(Vibración)

(Vibración)

Dime, Germán.

No, por supuesto.

Claro.

Máxima prioridad, claro que sí. (ASIENTE)

Venga, que todo va a ir bien.

(RÍE)

Tu puta madre, cabrón.

(Golpe)

¿Se puede saber qué pasa con Perico?

-Está nervioso con la prueba. -Con la prueba no, Salomé,

con la prueba no. El niño está perdiendo los papeles.

¿Tenéis algún problema en casa?

Podéis contar conmigo pa' lo que queráis.

Me podéis contar lo que sea.

¿Qué pasa, míster? ¿Cómo está el...?

¿Qué haces tú aquí?

Lo raro es que hayas venido tú.

-Os he llamado yo. A los dos.

Porque es importante que habléis con Perico.

¿Qué ha pasado?

Tu hijo le ha dado un bofetón a un compañero

y se ha largado del entrenamiento.

¿Cómo que se ha largado del entrenamiento?

Darío, que le ha partido la boca a un compañero sin venir a cuento.

(TITUBEA) No pasa na', yo... Dejármelo a mí, ya hablo yo con él.

Tú y yo. Los dos vamos a ir a hablar con él.

Tenéis que meterse en la cabeza que se ha pasado, lo siento mucho

pero lo tengo que sacar del equipo. ¿Perdona?

Un momentito.

No vas a sacar a nadie de ningún lado de nada,

por lo menos hasta que pase la prueba.

Luego como si lo pones de recogepelotas,

pero coño estamos... La prueba...

to' el mundo encima del niño con la puta prueba.

Chiquilla, Salo. ¿Y nos preguntamos qué le pasa?

Pero, pero, Salo... Darío.

(CARRASPEA) Perico,

haz el favor de llamar a tu madre, que la tienes preocupada.

Hombre... Rachid, ¿qué tal?

(DICE ALGO INCOMPRENSIBLE) "Salam aleikum". ¿Son tuyas?

Sí. Farid, Inia.

Yo soy el Gato. Tenemos que hablar.

-Papá, vamos a llegar tarde.

-Papá, vamos a llegar tarde. -Venga.

Déjalo, en otro momento.

(Música)

(SUSPIRA)

¿Estás bien? ¿Pasa algo? Na', cosas de chavea.

¿Y tú? He notado a Rachid raro, ¿pasa algo en el barrio?

¿Eh?

No.

To' controlado.

Venga, vámonos.

(Música)

-Joe'. -Illo, relaja.

No veas qué mala cara tienes, ¿estás malito o qué?

Tú sí que estás malito... Quita, que me voy a dormir.

¿A esta hora?

Espera. He venido a enseñarte algo, cojones.

Oro.

Del bueno.

-(SUSURRA) Hostias. -Una mijilla rebajado na' más,

pero ¿tú sabes la pasta que le podemos sacar a esto?

¿Eh?

Ahora...

si tú y yo vamos a ser socios...

no podemos tener secretos.

(Cacareo)

¿Que cocinaste el chocolate, Barra?

Deja de llorar, maricona, te voy a dar una hostia...

que la que te han dado va a ser chica.

Lo rebajé un poco pa' venderlo, coño.

Me dijiste que era mu' potente pa' moverlo y yo po'...

po' yo te quería demostrar que yo era capaz.

Me quedó niquelado.

De verdad, socio.

Un polen así naranjita to' guapo.

Cinco ladrillos,

¿tú sabes lo que se estira el oro ese?

Me quedé dormido.

De repente, llamaron a la puerta y creía que eras tú, cojones.

Yo estaba to' frito y cuando abro la puerta: ¡bin!

Un porrazo en to' la cara y ya que no vi na'.

¿Dónde estaba el chocolate?

No sé, ahí, en la mesa. Pero cómo se te ocurre abrir

la puerta con el chocolate en la puta mesa.

¿Tú estás tonto o qué te pasa, colega?

¡Tráeme la cuña!

Lo siento, es que estoy todavía...

tú sabes, que...

es como si me hubieran movido el "celebro" por dentro, ¿sabes?

Es que no lo sé. ¡Yo sí que no lo sé, Barra!

¡Yo sí que no lo sé, Barra, colega!

¿Qué quieres hacer con tu puta vida, colega?

To' el día colocado.

¿Tú estás viendo a este?

¿Tú lo ves? Po' es mi hermano, yo por este mato.

De chico era el mejor,

el mejor que había jugando al fútbol.

¡Si se lo quería llevar el Barcelona, colega!

Pero claro, llegó ciego perdido, que no veía ni la pelota,

con una moña de vino dulce que es pa' meterte así.

(LLORA) ¡Me cago en mi puta madre! ¡Isra, la cuña, que me meo!

Me cago en Dios. ¡Me cago en tu puta madre, Barra!

(GRITA) ¡Que ya voy! ¡Joe'!

¿No te habrás creído una polla la historia, no?

Estoy hasta los huevos de este barrio, no puedo más.

Na' más quiero que mi chavea aproveche

la oportunidad que tiene y que se vaya por ahí, donde sea,

que no acabe...

¿eh? Que no acabe como yo.

(CARRASPEA)

Escucha...

vamos a dar un palo,

un palo gordo,

¿me estás escuchando?

El puto cofre del tesoro.

Y lo vamos a hacer tú y yo,

porque sé que tú no me vas a fallar.

Y mi sobrino y su novia han desaparecido.

Por eso me preocupo, porque es solo un niño.

"Lo entiendo.

¿Y qué quieres que haga?"

Hablar con el Gato.

"Controla. Monzón tiene que saber algo.

Imposible. Darío está haciendo ahora cosas mucho más importantes para mí.

Yune es el hijo de mi hermana.

Sangre de mi sangre,

¿y eso no es importante para ti?"

(GRITA EN OTRO IDIOMA)

"Relájate, Rachid.

Veré lo que puedo hacer,

pero ni se te ocurra mover un dedo."

¿Me oyes?

(Música)

(Motor)

(Música)

¿Lo sabía tu padre?

Al principio, se cogió un disgusto que no veas,

es que yo estoy sola y...

iba a ser un cachondeo en to' el pueblo.

¿Dónde está el padre?

Se ha quitado de en medio.

Que no quiere tener hijos dice.

El hijo la gran puta.

Bueno, una hija embarazada y un hijo autista.

Dos buenas razones para hacerse un seguro de vida.

¿Mi padre tenía un seguro de vida? Sí.

Y tu hermano y tú sois los beneficiarios.

Bueno, si su muerte no ha sido voluntaria, claro.

¿Por qué se sacrificaría por sus hijos un maltratador?

Oiga, no, por ahí no.

He visto la denuncia que le puso tu madre.

¿Sabes qué relación tenía tu padre con Noelia Castañeda?

Me está hablando de mi padre,

que está muerto. Si piensa que tiene que ver

con la muerte de esa niña...

Mire,

desde que murió mi madre, él se ha volcado con tos' nosotros,

cuando me ingresaron fue el único que se preocupó, el único,

estuvo to' el tiempo pegado a la cama,

mientras estuve ingresada en la clínica.

¿Y cuándo fue eso?

Eh... el viernes, el sábado y el domingo de la semana pasada.

(Música)

Bingo.

Gracias, Rocío. De nada.

(Vibración)

(Teléfono)

¿Qué pasa, gorda?

¿Cómo?

¿Cómo que todavía no ha aparecido?

Le he dicho que no se preocupe,

tampoco quiero que se ponga como un loco a buscarlo,

ni que llame a la patrulla.

Está bien.

Voy a ir buscarlo, ¿vale?

Lo encontraré.

Tú sigue llamando.

(Puerta)

(Música)

Perico, cariño, ¿cómo estás?

Llama, por favor, solo queremos saber que estás bien.

Confirmado.

El día que mataron a Noelia, Pascual Moyano estaba

en una clínica en Sevilla con su hija.

Así que el pobre hombre no...

No...

de pobre hombre nada,

que tenía varias denuncias por maltrato.

"Pobre hombre"... ¿Ah, sí?

Todo el mundo esconde cosas. (SUSPIRA)

Al menos el hombre, al final, ha dado la vida por su hija.

Ya.

Pero a veces el daño es tan grande...

que ni con eso basta.

¿Qué miras?

¿Qué? Na', na'.

Ahí está, ahí está.

(Música)

Vamos. ¡Vamos! ¡Corre!

(Música)

Necesito el titular del vehículo...

4392, Hotel Fox...

Charlie. Charlie.

"Recibido."

Es un coche de pudientes, eso son 40.000 pavos de coche.

Sin extras.

"Vehículo oficial, parque móvil del Ayuntamiento

asignado a Irene Casares, Concejalía de Urbanismo."

(Radio)

Y otra vez, mandad refuerzos por favor.

Nacional 340, El Faro, la Cala de Mijas.

"Recibido."

(Música)

Voy a llamar a Nines,

pa' decirle que hoy tampoco voy a ir a dormir.

Seguro que nos dan las tantas.

¿Sabes que esto es zona de narcos, no?

Necesito que mires a quién pertenece una propiedad,

te mando la ubicación.

(RESOPLA) Qué movida, tío.

-¿Y dónde lo has...? -Eso se queda pa' mí.

Pero te digo yo que encontrarlos no los encuentras.

¿Y Monzón?

Na' más enterarse que el chavea

era sobrino del Rachid se quitó de en medio. Mamón.

-Pero fue él quien se lo llevó a la Tota, ¿no?

Entonces no hay que rayarse.

El único que tiene un problema es Monzón.

(Golpes)

Malo, ¿estás ahí?

Illo, ¿este qué coño hace aquí?

-Hostia puta. -Joder, que lo había llamado

pa' un negocio, no sabía na' de lo tuyo.

Haz algo que la liamos, me cago en...

(CHISTA) Cállate y sígueme el rollo.

¡Pasa, Rachid!

Vente, ven, que me vienes "perfe".

Mira, León, lo que tengo.

Siéntate.

(Música)

(Vibración)

Que se quedan ellos vigilando.

Cualquier cosa nos avisan, si la concejala sale o lo que sea.

Así que vámonos.

La jueza me ha mandado un mensaje

Preguntando que en qué andamos.

Te lo dije.

¿Y te pregunta a ti?

Hombre...

¿Quién consiguió la orden de registro? Yo, ¿no?

Tenemos que contárselo.

¿Y por qué no te tomas algo con ella?

Y así ganamos tiempo.

Y vemos dónde nos lleva todo esto.

¿Eh?

Tú le has dicho a tu mujer que no vas a dormir en tu casa.

No tienes tú guasa ni na'.

Bueno, ¿te interesa el naranjito o no?

Es chulo el nombre, naranjito.

Puede. Lo hablo con Nabil.

(RESOPLA)

Qué putada, tío, ser siempre un segundón.

Estoy buscando a mi sobrino.

Se llama Yune.

Es buen chaval.

Pues entonces, yo no lo conozco.

Pero dicen en la calle que vieron a Monzón metiéndolo en un coche.

A él y a su novia.

¿O no?

Si sabes algo, habla,

pero no me toquéis los cojones.

-Mira, Rachid, que yo te llamo para hacer negocios.

¿Tú vienes aquí a contarme tus penas?

Que aquí problemas tenemos todos, ¿eh?

Mira, toma.

Coge una bellotilla.

Le das un tiento, sin compromiso ninguno.

Una cosa más.

Si le vas a dar un recado a Monzón,

yo sé cómo hacer para que le llegue alto y claro.

(CARRASPEA)

Perdona, Ruth.

Perdona.

Nada.

Nada, una cosilla del curro, perdona, tía.

Oye, ¿y eso de venir a un gallego hoy?

Bueno, el marisco es la bomba, ¿no?

La verdad es que sí.

¿Tú has estado alguna vez en Galicia?

Sí. ¡Ah!

Una vez, de viaje de fin de curso.

Que nos daba igual estar allí que en Alcorcón, vamos.

-Hola, "boas noites".

Boas noites. Boas noites.

¿Tú quieres café?

Sí, por favor, cortito.

Un sobra para ella y para mí, uno solo.

¿Cómo se pide un sombra en Galicia?

Pues pedimos un café con mucha "leite", "carallo".

¿Cómo si no?

Qué tontería.

¿Y en Madrid cómo se pide? ¿Cómo se pide en Madrid?

Pues un café con leche corto de café.

(RÍE)

Es que aquí nos complicamos la vida con el café...

Totalmente.

Voy al baño. Vale.

Suerte.

Pelopo, ahora.

Venga.

(Móvil)

(CARRASPEA)

(Vibración móvil)

¿Qué tal?

Ha ido bien la cosa.

(RÍE) Muy bien, me alegro.

Oye, ¿nos tomamos una copita por ahí ahora o qué?

No puedo.

Mañana tengo muchísimo curro. Ah...

Yo en verdad, también, pero bueno,

hay más días que ollas, ¿no? Totalmente.

Pues ya está.

Para luego.

Gracias. Gracias.

Seguro que no te ha seguido nadie, ¿no?

¡Que no, coño!

¡Joder, Barra!

Aquí no te puedes traer a una chati, ¿eh?

-Venga, dame eso y en paz.

Escucha,

sin rencores, ¿eh?

Que tiene que parecer real, tú sabes.

No veas el chocolate que te curraste el otro día, tío.

Nos lo quitan de las manos.

El Gato no sospecha na'.

Yo creo que no.

-Pues si sospecha, mejor.

Fíjate lo que te digo.

¿Mejor para quién?

(GRITA)

¡Socorro!

¡Socorro!

Tiene más cojones que la puta esa.

-¡Métela en el coche rápido! -¡Socorro!

¡Venga!

-¡Hijo de puta!

(GRITA)

(GRITA)

¡Quieto, hijo puta!

¡Suelta el bate, cabrón!

¡Enséñame la cara!

¡Enseñadme la cara!

¡Shhh!

¡La cara!

¡La cara, hijo de puta!

(Motor)

Cariño.

-Cariño, ¿estás bien? -Estoy bien, estoy bien.

¿A quién llamas?

A la Policía.

-No...

No.

María, te explico.

Ma... María te lo explico.

Un tonto polla del trabajo.

Más guapo, más listo,

más alto y más to'.

Seguro que tiene hasta pollón. (RÍE)

Y no te creas tú que se esconde, por la cara.

Pero ¿estás al 100% seguro?

No tengo pruebas irrefutables, señoría, pero...

Pero a mí me da que... No, no, no...

Tu famosa intuición.

O sea, que no lo habéis hablado.

¿Y qué quieres que le diga?

Perdona, cari, cariño.

¿Tú te estás follando al tonto polla ese de tu trabajo?

Lo digo para que reformes la casa,

para no darme con los cuernos en el dintel de la puerta.

¿Quieres que le diga eso? Eso es lo que quieres saber, ¿no?

Sí.

Tú te imaginas, Cristina, qué hubiera sido de nosotros si...

(RÍE)

No...

No, no, no...

Eso no tenía que haber pasado, Joaquín, no estuvo bien.

¿Por qué?

Si te pensabas que esta noche ibas a echar

una canita al aire por despecho...

que tu amiga la intuición te está fallando.

Bueno, tú me dijiste que estabas soltera, ¿no?

(RÍE) ¡Pero fue un vacile, Quino!

Que... pero bueno por los viejos tiempos

que yo también me sé divertir.

¿Te estás divirtiendo? No. No, ya no.

Y se hace tarde además. (ASIENTE)

(CARRASPEA) Sí.

(TOSE) ¿Le dices a tu amiga que mañana quiero el informe

a las 10:00 en mi despacho?

Por supuesto, señoría.

Lo que me pediste de Irene Casares.

A ver.

¿Y qué hay del propietario de la mansión de la costa?

No...

Flipa.

(Voces)

Papá, hostias.

Es que pensaba que estabas trabajando.

Papá.

¿Qué haces? ¿Qué haces?

¿Qué haces, papá?

-(TOSE) -¿Quieres soltarlo?

Papá, ¿lo quieres soltar, joder?

-¡Quino! -¡Papá, que lo sueltes!

-¡Suelta al niño! -¡Que lo sueltes!

-¡Que lo sueltes, coño! ¡Suéltalo!

-¿Tú eres imbécil o qué coño te pasa?

-(LLORA)

-Inés, para casa.

-¡A casa con tu hermana! -¡No lo toques, coño!

(LLORA)

Esto no va a seguir así.

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Voces y risas)

¡Quietos!¡Manos arriba!

-¡Manos a la cabeza!

Las manos a la cabeza, que yo lo vea.

(Música)

Oye, oye, oye, oye...

que yo quería ver esa.

(RÍEN)

Salo.

¿Qué?

¿Cómo que todavía no ha aparecido?

Voy a buscarlo.

(Música)

(Puerta)

(SUSPIRA)

(Música)

(Vibración)

¿Qué pasa, Pelopo?

"Illo, la pescadita pega duro, eh."

Pero ha mordido el anzuelo hasta el fondo. (RÍE)

Ya tenemos vía libre.

Hija de puta.

"Oye, que mi contacto de la costa está loco por ver el oro ese."

¿Dónde nos vemos pa' hacerlo? "Illo, no corras tanto, Pelopo."

Dile a tus colegas que se esperen.

Estoy arreglando un temilla y...

luego lo vemos, ¿vale? Venga, tú "estate" pendiente ahí.

(Música)

(BESA)

(HACE CARANTOÑAS)

Y te hago cosquillas... (BESA)

(RESPIRA AGITADAMENTE)

(Teléfono)

Buenos días, Blancaflor.

Buenos días.

¿Qué tal la casa? ¿Alguna novedad?

La trocha sigue en la puerta,

y el objetivo dentro.

Coño, qué fiesta, ¿no?

¿Y has visto a Darío? Ha pasado hace un momento,

pero iba como a su bola.

Se acaba de ir.

Gracias, pero voy a necesitar un litro.

¡Darío!

¿Has dormido con la ropa puesta? No he dormido, ¿qué pasa?

¿Te acuerdas que tenemos un caso a medias?

Hemos encontrado un lingote en una caleta,

y fue a recogerlo la concejala,

la seguimos... No tengo la cabeza pa' esto.

Hay que hablar con la jueza ya. He redactado el informe.

¿De verdad no puede esperar? No podemos esperar, Darío.

¿Qué te pasa, tío? He perdido a mi hijo, ¿vale?

No sé dónde coño está.

Vengo de hablar con las patrulleras a ver si...

Me cago en su puta madre, dónde estará el niño este.

(RESOPLA) Bueno, no es tan niño, Darío, es...

estará bien, es un adolescente, y los adolescentes...

quieren llamar la atención.

La de veces que me escapé yo con esa edad.

¿Y dónde coño ibas?

Siempre iba a los mismos sitios, donde...

me sentía a gusto sola.

¿Sabes que me la estoy jugando por ti, verdad?

Me gustaría discutir mi porcentaje en el negocio del río.

Cuando encuentres al hijo de puta que ha matado a Noelia.

No mezclemos las cosas, Germán, coño.

Sé que estás pasando por un mal momento...

-No tienes ni idea de lo que estoy pasando,

porque tu hijo está vivo,

aunque sea un inútil.

Germán...

Me he metido en mierda

para conseguirte audio y fotos de todos tus rivales,

si te llevas el proyecto es gracias a mí.

Lo que pido es justo.

-¿Justo?

(Golpe)

¿Tú te atreves a hablarme a mí de justicia?

Dame eso, anda.

¡Y lárgate de mi casa!

(Música)

(Pasos)

Vámonos pa' casa, anda, Perico.

¿Qué haces? ¿Qué haces con esto?

¿Qué haces con esto? ¡Pero Perico! ¡Perico!

¡Perico!

(Gaviotas)

¡Perico!

¿Quién te ha vendido esto?

¿Quién? No me lo ha vendido,

me lo han regalado. (GRITA) ¿Quién, coño?

Uno de tus coleguitas, el gaditano ese.

Cago en su puta madre.

Vamos a ver, Perico, eh, vamos a ver.

Vamos a relajarnos.

¿No te das cuenta que lo vas a echar a perder, gilipollas?

¿Estás tonto o qué?

¿Te hace gracia? (GRITA) ¡Eh!

¿Te hace gracia? ¡Darío!

¿Tú me vas a decir, mentiroso?

To' te importa una puta mierda. ¿Qué dices?

¡Tranquilo! To' es tu culpa.

¡Tranquilo! ¿Tú quién coño eres pa'...?

Perico, Perico...

Perico...

¡Perico!

Perico, por favor. Ya está, Darío.

Por favor. Ya.

(LLORA) Ya, tranquilo.

Yo lo llevo a casa.

(BALBUCEA)

(SUSURRA) Te quiero. Te quiero.

Perdona.

(Música)

Toma.

(Música)

Gracias.

De nada.

Oye, tu padre...

no es mal tipo.

(Radio)

"Blanca.

Están saliendo de la casa."

Retenedlos hasta que yo llegue, por favor.

"Recibido."

(Música)

Nunca más.

(Música)

Hola, cielo.

(TOSE)

¿Tienes algo que decirme?

Vale, porque yo sí tengo algo que decirte.

Quino,

creo que no te gusta tu trabajo.

Creo... creo que te sientes mayor,

y creo que no te enteras de nada de lo que pasa en casa.

No entiendes nada.

No tienes ni puta idea.

Creo que estás muerto de miedo.

Y por todo esto,

estás bebiendo.

Otra vez, Quino.

Otra vez.

Yo tampoco pensaba que la vida...

sería esto.

Pero, no sé, intento...

intento...

cambiar.

Aprendo.

Me adapto.

Porque sé que tengo mucho por delante.

Y porque sé que esta vida...

que en esta vida hay que ser valientes, Quino.

Hay que ser valientes.

Así que te lo voy a volver a preguntar:

¿tienes algo que decirme?

Pregúntamelo, Quino.

Pregúntamelo.

¿Te has follado a tu compañero de trabajo?

No. No me lo he follado.

¿Quieres saber si me gustaría?

Pues sí.

Me encantaría.

¿Quieres saber si lo voy a hacer?

No, probablemente no.

Ya se me pasará.

He decidido no callarme las cosas,

aunque duelan.

Ya lo hice una vez,

cuando supe que te estabas follando a la de los juzgados,

Fue hace mucho tiempo.

(SUSPIRA)

Pero todavía me estoy arrepintiendo.

Así que, Quino,

las cartas están sobre la mesa.

Tú sabrás cómo quieres jugar la partida.

(Pasos)

-Para un poco. -Es lo único que quita el dolor.

-No haberte dejado pegar como un puto maricón.

-Y mira esto.

Tiene cojones, el muy cabrón,

y con un crucifijo en el cuello.

Ya entiendo por qué ese cabrón no ha movido un puto dedo.

Él manda como un rey en el talego,

y nosotros obedecemos como maricones.

-Es la verdad, Rachid.

¿Acaso ha hecho algo por Yune y su novia?

Calla la boca.

Y haz más té, que es pa' lo único que sirves.

(HABLA EN OTRO IDIOMA)

(Música)

(CHISTA)

(SILBA)

¿Todo bien?

(SUSPIRA)

Al final no salimos de pobres...

Lo del cofre del tesoro, olvídalo.

Pues de puta madre. Perdona.

Comisario, ¿tiene un minuto?

Tú dirás.

La persona que está detrás de la producción, la distribución

y la venta del oro es Germán Castañeda.

Hemos encontrado una plantación, con un laboratorio y... bueno,

y una remesa por distribuir en una de sus propiedades,

la de la Finca de los Montes.

¿Y habéis entrado sin orden de registro?

Se la pedimos directamente a la jueza.

Mire, esta droga no puede seguir llegando a las calles,

Ya lo dijo usted.

Y esto podría estar relacionado con el asesinato de Noelia.

Así que le toca elegir,

o ponerse la medalla por la incautación del alijo,

o dejar que actúe la jueza y quedar como un incompetente.

¿Por qué vienes a mí ahora, Arjona?

¿Por qué no vas otra vez a la jueza

y así terminas de mearte en mi puta cara?

Comisario...

a ninguno de los dos nos interesa que caiga la bomba

sobre este despacho.

Porque a mí no me interesan los negocios

que usted pueda tener con cierto empresario.

Y sé que a usted le da igual lo que hago por mi cuenta.

Cada uno hace y deja hacer.

Eso ha sido lo bueno desde el principio, ¿no?

Buenos días.

(Sirena)

Buenos días. De buenos, nada.

Le hemos dado la documentación que nos han pedido y aquí seguimos.

Tremendo.

Ya me encargo de la señora Casares.

Gracias.

Soy la inspectora Gámez.

Eh... a ver...

Mire, lo único que me interesa es el hachís dorado

que han estado fumando en esa fiesta.

No sé de qué habla.

Registre el coche si quiere a ver qué encuentra.

O mejor, atrévase a hacerme un análisis de sangre.

No necesito ni una cosa ni otra.

Con esto es suficiente.

Esto no significa nada.

No.

Pero basta para acabar con su carrera.

Vámonos.

Lo único que necesito saber es cómo llegó hasta la droga

y quién le dio la dirección.

¡Policía! -¡Policía, quietos!

-¡Quieto todo el mundo! -Revisadlo todo.

-Vamos, vamos, vamos. -Despejado.

-¿Quién es? -¡Policía!

¡Arriba las manos! -¿Pero qué significa eso?

-¡Cállate!

Quiero fotografías de todo.

¡Que no quede nada! Quiero este sitio patas arriba.

-González, analiza esto.

Eres una rata.

Una rata, eso es lo que eres. una puta madre...

Eras tú.

(Música)

Que sea la última vez que te lo llevas a la playa.

Esto se merece un puto brindis.

(GRITA)

¿Tú qué haces aquí?

Hay un chaval con parálisis cerebral

por tu mierda de droga.

O me das mi "tajá" o te juro que te echo encima al Gato.

A partir de ahora, Gato, ten cuidado por los callejones.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 5: El secreto de Kali

Malaka - Capítulo 5: El secreto de Kali

30 sep 2019

Traicionado y solo, Darío tendrá que tomar la decisión más arriesgada de su vida si quiere salvar a los suyos, mientras Blanca y Quino descubren la conexión entre el misterioso Oro y ciertas personalidades de las más altas esferas, entre ellos el padre de Noelia, Germán Castañeda.

ver más sobre "Malaka - Capítulo 5: El secreto de Kali" ver menos sobre "Malaka - Capítulo 5: El secreto de Kali"
Programas completos (6)
Clips

Los últimos 29 programas de Malaka

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios