Malaka La 1

Malaka

Lunes a las 22.40 horas

Malaka
Lunes a las 22.40 horas  
www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5384462
No recomendado para menores de 16 años Malaka - Capítulo 2: Vivir dentro de una piedra - ver ahora
Transcripción completa

Este es el proyecto que tanto nos ilusiona,

y que la ciudad de Málaga lleva tanto tiempo soñando.

Para dar los detalles sobre el mismo

voy a dar paso a Germán Castañeda, constructor responsable de la obra.

(Aplausos)

-Gracias, Irene.

Buenos días, y gracias por vuestra asistencia.

El Guadalmedina es una cicatriz que parte en dos a la ciudad,

que separa los barrios ricos de los barrios humildes.

Una herida que hoy vamos a empezar a coser

gracias al consenso de las instituciones

y del empeño de este equipo de gobierno

en convertir a Málaga en una ciudad con futuro.

Bueno, vamos ahora con las cifras del proyecto.

El proyecto consta de tres fases fundamentales.

La primera fase...

La primera fase...

Es Noelia.

¿Necesita algo más de mí? No, por el momento no.

Es mejor que descanse.

¿Quiere que llame a alguien para que le recoja?

No, solo quiero salir de aquí. Le acompaño.

Cuidado. ¡Que me deje, joder!

Lo siento, pero...

Déjeme solo, por favor.

(JADEAN)

¿Puedo saber por qué vives en una casa de abuela?

Porque era la casa de mi abuela.

Y yo no soy mucho de redecorar, la verdad.

Nada.

(Teléfono)

Una tal Blanca.

Es la quinta vez. ¿No vas a contestar?

Ahora después...

Ahora... Después...

Eso no tiene ningún sentido.

Bueno que, ¿vamos o qué?

¿Cómo te has hecho esto? ¿El qué?

Esto... Ah.

Perdón.

Venga, vamos, que te invito a desayunar.

Ahora después...

(Música)

Debieron atarla a un peso para hundirla.

Una chapuza.

A simple vista no hay síntomas de agresión sexual.

Presenta una herida inciso punzante en la nuca de 7 centímetros,

y un fuerte golpe en el parietal derecho con objeto romo.

Ambas potencialmente letales.

La mataron y la tiraron al mar.

Todavía no podemos descartar el ahogamiento.

Hay que ver si hay agua en los pulmones.

¿Sabe aproximadamente cuánto tiempo estuvo sumergida?

Yo diría que unos tres días.

Y, ¿se defendió del agresor?

Es posible.

Hay restos orgánicos bajo sus uñas.

Las fotos.

Si me disculpa.

Tengo que proceder con la autopsia.

Muchas gracias.

(Música)

Y ahora dime la verdad, ¿cómo te has hecho eso en la cara?

Trabajando, ya te lo he dicho. Ya.

¿En aduana habéis escuchado algo de un hachís

que le llaman el "oro"?

¿El oro? El oro...

No. No me suena.

Pero por el puerto dudo que estén metiendo algo.

Lo normal es que lo cuelen por tierra desde Cádiz.

He llamado a Algeciras y La Línea, allí no saben nada.

Eso es lo que haces cuando no estás trabajando...

Seguir trabajando.

Yo soy poli 24 horas al día.

Pues no tienes pinta de eso.

¿A sí? ¿De qué tengo pinta?

De chulo de barrio.

Me voy.

Hasta luego.

Ya te vale, Gato, con la picoleta.

No te pongas celosa, mujer.

(Música)

100 hamburguesas de un euro.

-A ver, Tota, a los nigerianos hay que darles un escarmiento.

Se cargaron al Fali, ¿no vamos a responder?

Lo de ir de gallito

con la boca llena de churretes, te viene grande.

Tú, chitón, desde que llegaste solo has traído el bajío.

¿Sabes qué hacía yo con los negros?

Mira, niño, los negros nos están esperando.

Hay que tener más cabeza que cojones.

Y a ti cabeza no te falta.

Ya los trincaremos.

Yo lo que te estoy diciendo... ¡Qué te calles!

Dicen que tardarán una hora. ¿Lo cancelo?

¿Tú de dónde has sacado al tonto lava este?

Aire, julai... ¡Zumbando pero ya!

Él no tiene la culpa.

Todo esto era tarea del Fali.

¿Ves cómo hay que calentarle el hocico a los conguitos?

De verdad que me tenéis hasta el mismísimo coño.

¡La próxima vez que yo venga aquí a gastarme los dineros de la paga

y me hagáis esperar,

me voy a llevar los ceniceros, os voy a dejar el local temblando!

¿Qué miras?

(RÍEN)

Tú te vas a quedar aquí de palique con tu novio.

Y como dentro de una hora no estén las hamburguesas en casa,

te va a faltar cielo pa' dar trecha.

No vas a encontrar boquete donde meterte.

¡Vamos!

Qué hija de la gran puta ha sido siempre.

Perdona, mamá.

-Tu hermana se equivoca.

Los negros van a comer por los pies.

Toma, anda, relaja, paquete.

-¿Salen ya las hamburguesas

o me voy a tener que cagar en todo lo que se menea?

Lo grabó la cámara de un chalet vecino hace una semana.

No hay sonido.

(Música)

Ponlo otra vez, por favor.

(Música)

Buenos días, caballero.

¿Podría usted decirme qué ha pasado ahí?

Yo no hablo con maderos.

¿Esos, esos?

Esos son unos hijos de puta

y una mancha de cabrones subvencionados

que nada más sabéis vivir del cuento.

No sabéis hacer la O con un canuto,

me cago en la leche... Calla, hombre.

Perdone que me ponga así, vengo con la sangre quemá'.

Me llamo Antonio.

Rafael.

Rafael, mire usted, resulta que se ha perdido mi sobrino.

En casa estamos en un sin vivir.

Hemos llamado a la policía, ¿usted sabe qué nos dicen?

¿Qué?

Que hasta que no pasen no sé cuántas horas,

que no van a buscar al niño.

Y les he dicho:

"¿El niño tiene que estar muerto para empezar a buscarlo?".

Total, mi hermana está desquiciaíta.

Me ha dicho: "Antonio, mira, date una vueltecita por el puerto,

que al niño le gustan los barcos, a ver si le ha visto alguien".

Este es mi Alvarito.

Estamos muy preocupados por él.

Y con razón, ¿no? No me diga eso, por Dios.

¿No sabe que ha aparecido una muchacha muerta en la bocana?

Pues esa es la novia del chaval.

Ese chiquillo está más perdido que el barco del arroz.

Sale a navegar 'to morao', ya no hay respeto a la mar.

Lo raro es que esto no haya pasado antes.

Bueno, suerte.

Muchas gracias, Rafael.

Quiero al responsable de esta salvajada ya.

Quiero un rastreo de las actividades de la víctima.

Novio, amistades, familiares...

Todos sus movimientos en las redes.

No, no tenía redes sociales.

Noelia Castañeda era bastante peculiar.

No tenía ni Twitter, ni Instagram, nada.

Lo único que hemos encontrado ha sido en Internet es un blog

que lleva inactivo desde el 2015.

Y hace seis meses que cerró la cuenta bancaria.

¿Entonces, qué hacemos?

-Trabajo de campo puro y duro.

Mientras llega la autopsia, quiero que nos metamos en la vida

de esta pobre criatura y lo quiero todo.

Ya estamos tardando.

Gámez...

¿Algo más?

El padre, quizás.

He estado escarbando en las cuentas

y debe más dinero del que tiene.

¿Eso es todo? No.

Tenemos unas grabaciones

de la cámara de seguridad de un vecino.

Se ve a Noelia discutiendo con la asistente de Castañeda.

¿Olga de la Coba? (ASIENTE)

He mandado las imágenes a la lectura de labios.

Bien hecho.

Ponle vigilancia y que no la pierdan de vista.

Muy bien. Oye...

¿y el prenda de tu compañero?

Hablando con los del puerto.

(Música)

Ya ves si desafina el corneta, ¿no?

Que va, eso es la caja que va dormida.

Mira, escucha.

El corneta.

Bueno, lo que te estaba diciendo,

si viene alguien con una china de oro otra vez,

pidiendo oro, lo que sea de oro, ¿vale?

Como si lo tienes que atar,

tú lo retienes y me llamas, ¿estamos?

Sí, canijo, no te preocupes.

Coño, pues sí que desafina el hijo puta.

Te lo estoy diciendo, cojones.

¿Qué hace esta aquí?

¿Esta quién es? Mi compañera.

¿Estás bien?

¿Qué haces aquí? ¿Ha pasado algo, o qué?

Que Noelia no estaba de fiesta.

(Música)

El caso es que se informa a la Policía

de que Álvaro estaba metido dentro de un crimen.

Pues, me quitan el caso.

¿Está soso el gazpachuelo?

No, no, está perfecto.

Es que me he tomado unas tapas con Miguel y estoy empachá'.

Con Miguel... ¿Es un...?

¿Es un compañero nuevo?

Sí. ¿No te había hablado de él?

No. ¿No?

Miguel Garrido, un tío muy apañao'.

Licenciado en Historia del Arte, y claro,

de lo suyo no encuentra nada.

Historia del Arte, pues ya se sabe, ¿no?

Historia del Arte...

Quino, no hagas tonterías, ¿eh?

Si por ley se lo tienes que dar a la Policía, es lo que hay.

Más vale perder a un cliente que perder la licencia.

No está la cosa para que te quedes en paro.

Nines, ¿qué te parece si nos vamos esta noche a cenar al japo?

Hace mucho tiempo que no nos damos un homenaje.

Tengo una reunión en la asociación de mujeres.

Tres veces te lo he dicho, yo me voy a echar una siesta.

El cuerpo se soltó del lastre

y las corrientes lo arrastraron hasta el puerto.

Total, que no saben ni dónde la tiraron ni dónde la mataron.

¿Y la autopsia?

Espero que esté mañana.

¿Cómo definiría su relación con Noelia?

¿Por qué me pregunta eso?

Por saber si se llevaban bien, o había algún tipo de roce.

Es difícil recordar cosas malas cuando solo hace unas horas...

Ya me comprenden.

¿Alguna discusión reciente?

No.

Noelia y yo nos llevábamos bien.

¿Han cambiado algo de su habitación?

Nada.

¿Qué? ¿Hay algo?

Una postal de Berlín.

A ver...

Está sin firmar.

¿Tenía conocidos en Berlín?

Hay arena de la playa.

-Iba a nadar cada tarde.

-Olga, no queda whisky.

A Noe nunca le interesaron los negocios.

Ella no era...

No era como nosotros.

¿A qué se refiere?

A los 19 años la enviamos a estudiar a Londres

a una Business School.

No resultó una experiencia agradable.

¿Por algún motivo en concreto?

¿Comida, el idioma?

Una mezcla.

Hubo que traerla de vuelta.

En mi opinión, estaba deprimida.

-Esa mierda no era para ella.

Señor Castañeda,

¿tiene algún enemigo en los negocios?

Alguno no...

Muchos.

Ya, pero ¿alguien en concreto que quisiera hacerle daño?

¿Qué insinúa? ¿Que la han matado por mi culpa?

Hasta entre ratas hay un código.

Ni eso sois capaces de entenderlo.

Será mejor que os vayáis.

Caballero, lo que mi compañera quiere decir...

¡Largo de aquí he dicho!

¡Que te los lleves!

-Lo lamento, estamos destrozados.

Volveremos en otro momento.

¡No quiero veros hasta que no encontréis al hijo puta

que ha matado a mi niña!

No veas lo que tiene que ser perder a un hijo.

Le pasa algo al Perico y me vuelvo loco.

¿Tú eres madre? Sí.

Esto es de un centro de yoga.

Y esto parece que se lo escribió alguien muy de su palo...

Amigo a secas con roce, ni idea.

"Ya falta poco, el cielo siempre vuelve a brillar.

Contenta de volver a encontrarme pronto contigo."

A ver qué dicen los de Caligrafía.

¿Y estos dos qué te parecen? Ya te digo que follar, follan.

Y mentir, mienten. Por lo menos ella.

¿Por qué no has sacado lo de la grabación?

Esa tía es muy lista, es mejor ir con pies de plomo.

Además, hay límites. Primero que entierren a Noelia.

(Teléfono)

Gámez...

Comisario, está en manos libres, voy con Arjona.

Le acompaño en el sentimiento.

Escuchadme, tenemos a la última persona

con la que habló Noelia desde su móvil,

un tal Enmanuel Manfredi que hace "couching", o algo así.

Apuntad: Calle Palma, 23.

¿Me está diciendo que mi hijo es sospechoso?

A ver, esa no es la cuestión.

Le estoy diciendo que tengo que abandonar el caso

y avisar a las autoridades.

Tiene que encontrar a Álvaro. ¡Pues no puedo, señora!

No puedo.

Y tengo asuntos más importantes de los que ocuparme.

Le he pagado, señor Romero.

Y sigo pagándole.

Le digo que esa no es la cuestión.

Un par de días más, es todo lo que le pido.

Un par de días.

Vale. Lo haré.

Que sepa que me la juego por usted.

Muchas gracias.

(Música)

¿Qué pasa?

Venía yo a hacerme una trencita de esas de mierda.

La última, ¿quién es?

-¿Qué pasa? ¿Qué quieres?

-Fíjate, la bandera de Andalucía.

¿No veas qué guapo, no?

¿Vosotros qué sois, de Almería o qué?

-Es bandera de Nigeria, gilipollas.

-Será de dónde me salga a mí de los cojones, Denzel Washington.

El cliente siempre tiene la razón.

Tú, venga, la pasta.

Venga, coño. Venga.

Quietecito, ¿eh?

Esa no, coño, la que tenéis ahí dentro,

porque aquí vendéis algo más que laca, ¿verdad?

Venga, tira, conguito.

Ojito, que por mi colega el Fali que te rajo. Venga.

(Música)

En el ambiente profesional es importante saber...

Hola. Hola.

Disculpa, ¿dónde vais?

-Repitan conmigo: Asertividad. (TODOS) -Asertividad.

¡Fuerte! ¡Asertividad! -¡Asertividad!

¿Sentís cómo se os llena el cuerpo de energía?

-¡Asertividad!

-Muy bien, vale.

Bravo, bravo.

Ofú, colega, lo que me faltaba, un argentino.

Cerrá la puerta cuando salgas.

-¿Todo bien? -Sí.

Bueno, ¿qué?

Noelia asistió a un curso de teatro terapéutico

que yo impartía hace un año.

¿No ha vuelto a hablar con ella?

Creo que no.

¿Está bien? ¿Le pasó algo a la mina.?

Está muerta.

¿Cómo ha sido?

Muerde el rollo que no es ni argentino.

A ver...

Enmanuel Manfredi lo utilizó solo para el coaching.

El argentino siempre funciona mejor.

Yo me llamo, Manuel. Manuel Molina.

Pues empezamos regular, Manuel Molina.

La conocí en un grupo de desintoxicación.

Yo era su tutor, y nos hicimos muy amigos.

¿Noelia tenía problemas con las drogas?

No, con el juego.

Se enganchó en Londres.

Gastaba tanto en el hipódromo que su padre

tuvo que traérsela de vuelta.

Y ya luego aquí se lio con las apuestas online,

pero por suerte pudimos curarla.

No me puedo creer que haya pasado esto.

Tu última conversación con Noelia no fue hace un año.

Sino 11 días.

¿Vas a refrescar la memoria, Manuel?

Me llamó para que le devolviera un libro que me había prestado.

O sea, que te has visto con ella.

Apenas un minuto ese día, yo le di el libro y ya está.

¿Y esa prisa?

Venía con un chico que la estaba esperando.

¿Un chico, qué chico? ¿Su novio, su amigo, su amante?

Ni idea. ¿Cómo que ni idea?

Ni idea, pero me acuerdo del coche porque llamaba la atención.

Era un escarabajo verde pistacho.

Y espera, me dijo...

¿Cómo se llamaba el chavalito? ¿Cómo era?

Álvaro, Álvaro.

¿Cómo te lo voy a dejar por 20?

Si yo voy al centro y te lo vendo por 80.

-¿Qué me cuentas?

¿Tú me ves a mí cara de guiri?

Guiri no, pero de gilipollas sí que te veo, hijo.

Venga, que ahora te la traigo, hijo, relaja un poquito.

(Música)

¡Hola! -¿Qué pasa?

(Música)

-¿Qué pasa, niña? ¿Has encontrado curro o qué?

-Sí, de ejecutiva en una multinacional.

-De ejecutiva dice...

Tranquila, mujer, cuando el Perico fiche por el Manchester

nos va a sacar de pobres.

A ver si es verdad, no sé dónde llegaremos.

-Ya te digo.

Los chavales no tienen ni para medio pollo, una ruina.

-Aquí te vas a quedar, yo me voy. -Venga, chula, suerte.

Buenas. Muchas gracias, hombre.

Estamos cobrando un eurillo, caballero.

Coño, un euro,

no sabía yo que estabais sindicados.

Gracias.

Buenas tardes, señores.

¿Vosotros sois amigos de Álvaro, verdad?

Bueno, colegas más bien.

¿Por?

Mi nombre es Ildefonso,

Ildefonso de Sotogrande, de Romero,

soy abogado de la señora Petra Vergara, la madre de Álvaro.

La señora Vergara está sumamente preocupada por su hijo,

ya que este lleva varios días sin aparecer por su domicilio.

Así que, cualquier información que pudieran darme

acerca de su paradero sería decisiva a la hora de encontrarlo,

sobre todo si tenemos en cuenta

que la vida de Álvaro puede correr peligro.

No.

Vale, pues llegados a este punto,

tengo que decirles que según la última disposición del BOJA,

yo puedo... ¿De qué?

Del BOJA, el Boletín Oficial de la Junta Andalucía, bueno,

pues según la última disposición

del Boletín Oficial de la Junta Andalucía,

si a Álvaro le ocurriera algo,

puedo meteros un paquete que os vais a cagar en las bragas.

Puedo acusaros de omisión de socorro,

con el agravante de inducción a consumo de estupefacientes.

¿Qué os parece?

Señor, nosotros no tomamos movidas de esas.

Solamente cerveza.

Vale, entonces no os importará que os haga la prueba, ¿no?

Estas tiras tienen un potente reactivo,

que al mínimo contacto con la piel

puede detectar cualquier tipo de sustancias

que hayáis podido consumir en estas tres últimas semanas.

Hachís, marihuana, cocaína, heroína,

metilendioximetanfetamina...

MDMA...

Quetamina...

Bueno, hasta un café que hayáis tomado.

A pillar, Álvaro se ha ido a pillar.

Gracias.

Hijo de puta.

Me voy a cagar en la madre que lo parió.

¡Taxi!

(Música)

5... 1, 2, 3, 4, 5...

Al segurito.

-Ahí va, toma ahí... 3. ¡Muerta!

-Quillo, ¿esto qué coño es?

¿Me has dicho que me ibas a vender oro?

¿Eso es oro? -¿Qué has dicho?

-¿Me vas a decir que eso es oro? -¿Qué he dicho de qué?

No te he dicho nada. -¿Qué has dicho?

Oro. Oro, colega, el polen dorado.

-Como que oro ni ná, ¿a ti qué te pasa? ¿Tú que te crees?

-¿Qué haces? -¿Qué oro ni oro?

¿Qué oro ni oro? -¿Qué haces?

Como dijo Jesucristo, mi paz os dejo, y mi paz os doy.

¿Quién es este flipao'?

Me llamo Samuel, y tu amigo tiene razón.

Soy un flipao', soy un flipao' en el amor a Dios Nuestro Señor.

Como dijo Juan en el Capítulo 4, versículo 19:

"Nosotros amamos a Dios, porque él nos amó primero".

¡Aleluya!

No temas, hermano, porque yo estoy contigo.

No te desalientes porque yo soy tu Dios,

y ciertamente te ayudaré

y te sostendré con la diestra de mi justicia.

Vete, vete. Tengo agarrao' a este.

Los ángeles de la guarda...

Vámonos, vámonos, vámonos.

Aleluya.

(Música)

Arjona, te juro que te dejo conducir los próximos diez años,

pero quita eso, por Dios.

¿Qué te ha parecido nuestro primo Enmanuel?

Más falso que Judas.

Ya ves, pero este no ha sido,

este es un cobarde como todos los que reniegan

de dónde provienen.

¿Y qué pasa, que no hay cobardes-asesinos?

Hombre, yo nada más que digo que para quitar una vida

hace falta un poco de valentía.

Cualquiera puede apretar un gatillo.

Ya, de eso sabes tu bastante.

¿A ti qué te pasa? ¿Y a ti?

¿No te han llevado al psicólogo después de matar al tío ese?

Ah, que es verdad. Que me estuviste investigando.

Hombre, pues claro. Muerde el rollo.

Te ponen de compañera a una tía con gatillo fácil,

por lo menos, saber que no es una psicópata.

Pues si hubieses mirado bien y supieras leer,

cosa que dudo, habrás visto que el caso se archivó.

Ni siquiera se me abrió expediente.

Le podías haber pegado un tirito más abajo.

Que tenía un cuchillo en el cuello de la mujer.

Iba a matarla.

Un tiro en la pierna no garantizaba la seguridad.

Yo nunca he tenido que disparar mi arma.

Pero otras sí, ¿no?

Yo soy mejor poli de lo que tú te crees.

O es que te llevas demasiado bien con los malos.

Mira, yo me bajo aquí que tengo una emergencia.

Suerte con tus chanchullos.

¿Qué?

Tú intenta no pegarle un tiro a nadie, anda.

¿Y esa? ¿Para qué te tiene que contratar mi madre, tío?

Está toda zumbá. ¿Eh, o no?

Está como una cabra. Tú dile que no me has visto.

Yo se lo digo.

Era para allá. No, ese, el verde.

Vámonos que esta gente nos va a reventar al final...

Escúchame. ¿Quieres que te invite a comer?

Escúchame que te tengo que contar algo.

Pero primero tómate esto. ¿Esto qué es?

Esto es para que te tranquilices, y tómate un traguito de esto.

Toma. Bebe.

Escúchame...

Es acerca de Noelia. ¿Qué?

Noelia, ¿qué le pasa? ¿Tú de que conoces a Noelia?

Noelia está muerta. Una polla.

Está muerta, Álvaro.

Ya está. Tranquilo.

Tío, tío...

Espera, espera. Tranquilo, tranquilo.

Quédate conmigo, quédate conmigo. Me muero, me muero...

Tío...

Tío para, para, para...

Ten cuidado...

Para, para, para.

Ya está.

Para, para, para.

No, no, no... Ven conmigo...

Entra en el coche.

No, yo me voy. Entra en el coche, joder.

(Música)

(Música)

Niña, ven pa' cá' que esto está ya está merengue.

Toma cosita buena.

Y esto para ti.

No te lo quites que te lo quito yo.

Tota, han traído esto para ti.

Dejo a mi hermano contigo y lo siguiente que pasa es esto.

Joder, Tota, te juro que yo no sabía

lo que iba a hacer el chaval.

Putos negros, y encima me traen el cacho de carne a mi casa.

Me voy a cagar en toda su puta raza,

y de paso me voy a cagar en el majarón de mi hermano,

que no piensa ni a tiros.

Déjame a mí, que yo te lo arreglo.

No, no quiero más follones.

Voy a tener que hacer lo que hago siempre, llamar al Gato.

Niña, trae el móvil.

Y corre a por hielo.

¿Yo qué te dije?

Como si lo tienes que atornillar al suelo, ¿no?

¿Por qué dejas que se vaya?

De repente apareció un tío todo reventado de la cabeza...

-Ten, dame el euro. Dale un euro.

Te voy a dar un nabo. ¡Y luego vino la Policía!

¿La Policía, Barra? ¿La Policía?

¿Y yo qué soy: tornero fresador soy yo, o qué, coño?

Policía... ¡Pues entonces!

Ya no te fío, o me das el euro... -¡Dale un euro!

Toma el puto euro ya, coño.

Yo qué sé, me puse muy nervioso y cuando me cosqué pues...

el subnormal ese ya se había llevado al niñato.

Ya está, no pasa nada.

Ven aquí, ¿cómo era el chaval?

Acuérdate, ¿cómo era? Pues un pijo.

¿Un pijo?

¡Dime algo más, colega!

Pues llevaba un coche... Un escarabajo verde.

¿Cómo has dicho que era el coche?

Era un coche de color verde maricón.

(Teléfono)

¿Quién coño es ahora?

¿Qué pasa?

¿Una oreja?

Es que siempre estás entrenando o liado con tus cosas.

-Yo paso un montón de tiempo contigo.

-Vamos a ver, Felipe,

soy la recepcionista del gimnasio,

ir allí a entrenar no es estar tiempo conmigo.

-Bueno, ya, pero...

-Prométeme que vas a pasar tiempo conmigo.

-Te lo prometo.

-Como este día.

-Como este día.

Ofú, viejo, ¿tú no estabas entrenando?

María, me lo tienes que prestar una mijilla.

Perdona.

-¿En serio?

(Teléfono)

¿Sí? ¿Eh? ¿Qué pasa?

Tengo un testigo que ha visto

un coche igualito que el que estamos buscando,

en mi barrio, fíjate tú, hace una hora.

Avisa a Tráfico y a las patrullas.

Vale, me toca.

Han llegado los resultados de la autopsia.

Además de gran cantidad de THC en sangre,

había restos de semen en el estómago de Noelia.

¿Cómo que semen?

Pues eso es que no tragó agua, o sea, que...

Que estaba muerta cuando la tiraron al mar.

Joder coño, sexo y drogas,

aquí nada más que falta el rock'n'roll.

Y hay otra cosa, a ver, he investigado a Manfredi,

aquí al amigo se le olvidó mencionar un detallito.

Una exalumna le denunció por acoso sexual,

la exalumna tenía 18 años.

¡La concha de su madre!

Oye, compañera, de puta madre.

¿Quillo, qué?

Te cuento por el camino.

(Música)

"Salam aleikum."

"Aleikum Salam."

Amodou, es muy tarde,

y tengo más hambre que el perrillo de un ciego,

así que vamos a llevarnos bien, ¿vale?

Empezó él, Gato.

Que ya lo sé que es más tonto que un bocado en la polla,

pero me lo tengo que llevar.

Paso.

O me lo llevo o tenemos un problema.

(Música)

Te debo una.

(Música)

"Salam aleikum." "Aleikum Salam."

-No sabía que hablaras moro, con lo tonto que eres.

¿Tú te quieres quedar aquí otro ratito?

A ver si te hacen otro piercing.

Anda, anda, vamos.

Inspectora, el mail de la Policía de Chile.

Pasa.

Anda, sé bueno y hazme un resumen.

Se le acusa de proxenetismo en 2006, una prenda.

Estuvo implicado en una red de prostitución de lujo

en Santiago y Buenos Aires.

Pero mira qué suerte, quedó libre de todos los cargos.

Muy bien.

Entendido.

¿Nada más?

Buenas noches, Enrique.

Ya te puedes ir a descansar.

Buenas noches.

Gracias.

¡Ay, coño! Cállate ya.

Toma, aquí está tu oreja, para que te la cosas,

que tenía que habérsela echado a los perros.

Gracias, Gato, te debo una. No, Tota, no.

Es que la cosa no va así, ¿sabe?

Yo le debo ahora una a los negros que no veas.

Entonces, tú me debes por lo menos, tres.

Niño, ponle alioli a una hamburguesa

que el Gato se va a quedar a cenar. Y mi amigo, ¿tú tienes hambre, no?

Vamos a echarlo.

Claro, es que estamos en la hora.

¿Sabes qué pasa? Que yo no como porquerías de esta.

¿Por qué no me preparas una tortillita liá', eh?

De huevos camperos...

Niño, vete a por huevos.

Pero que sean camperos.

Pero yo ahora dónde coño voy a...

Ojú, Dios mío.

¿Y este?

Este no será... Nines, Nines...

Nines, déjame que te lo explique. Déjame que te lo explique, ¿no?

Es Álvaro Vergara,

lo he traído aquí porque tampoco tenía otra opción.

Te parecerá muy raro, pero...

Ya me olía yo algo cuando he visto el coche ese

aparcado ahí en la calle. Tranquilízate, amor mío.

No, amor mío ni leches. ¿Dónde están tus hijas?

Están arriba estudiando.

¿Y a ti te parece normal meter en casa un tío

que puede ser peligroso?

¿A ti ese tío te parece peligroso?

Te prometo que mañana lo saco de aquí. A primera hora.

Haz lo que te dé la gana.

Yo voy a cenar arriba con las niñas,

no se te ocurra subir

hasta que no saques a ese de nuestra casa.

(Música)

"Cansado, sobre todo, de estar siempre conmigo,

de hallarme cada día, cuando termina el sueño, allí,

donde me encuentre.

Con las mismas narices y con las mismas piernas,

como si no deseara esperar la rompiente con un cutis de playa.

Ofrecer al rocío dos senos de magnolias,

acariciar la tierra con un vientre de oruga,

y vivir unos meses adentro de una piedra."

(Teléfono)

Cariño, ¿cómo estás, mi amor?

Hola, ¿qué tal? Bien.

Oye, he visto la noticia de la chica muerta, Noelia.

Sí, con eso estaba.

Cuando me pediste información era sobre su padre, ¿verdad?

¿Has ido a ver a tu padre?

En teoría hoy te instalas en su casa, ¿verdad?

Sí, pero...

Cariño, es normal que estés nerviosa, ¿vale?

Quiero decir, que lo entiendo.

Lo hablamos mejor mañana, ¿vale?

No quiero hablar ahora.

Vale, vale.

Si no quieres hablar, pues hablamos mañana.

Venga.

Bien, bien Perico. ¡Bien, Perico!

Hombre, qué detalle, has venido. Ya están terminando.

Es que no veas la hora de jugar los chavales, también.

¿Qué te ha pasado en la cara?

El trabajo, Salo, ¿qué va a pasar?

Un mogollón que ha habido...

No pasa nada, no te preocupes.

Trabajo.

¿Quieres comer algo?

No, ya he picado yo antes por ahí.

Estoy bien.

Mira, mira, bien, bien. Qué monstruo.

¿No ha venido tu pareja?

No sé si estáis ese punto...

Ibra...

Ibra, eso es, eso es. ¿No ha venido, no?

No, no ha podido.

Una pena.

Un tío estupendo, ¿eh? Sí.

Me cae muy bien, no te lo he dicho antes, pero...

¡Bien, Perico, bueno ahí!

Periquito, chupón,

que vamos a comprar una pelota para ti solo.

¿Qué le pasa a este? ¿Qué te pasa a ti, majareta?

Que no se puede ir de estrellita, siendo un manta.

Estrellita va a decir... Darío...

Es que no veas cómo se pone Paco también.

No le hagas caso.

Cómo se pone Paco, sus muertos con su puta madre.

Se ve que hoy no ha venido el negro, ¿no?

¡Me cago en tu puta madre!

¿Qué? ¿Qué?

¿Qué te pasa a ti? ¿Qué quieres?

¿Qué pasa ahora?

¿Qué te pasa a ti, maricona?

Darío, Darío.

¡Me cago en tu puta madre!

(Música)

Salo, perdona.

Déjame, ¡que me dejes!

Perdona.

(Música)

¿Qué?

(Música)

(Música)

Hola.

Hola.

(Música)

¿Sabes quién soy?

(Música)

¿Papá?

¿Sabes quién soy?

(Música)

¿Qué, una mala noche?

Terrible.

¿Y la tuya?

Peor.

(Emisora)

(Música)

Ahí está el coche.

(Teléfono)

Álvaro.

Álvaro, despierta, que ha llamado tu madre ya cuatro veces.

Voy a hacer café.

(Llaman a la puerta)

¿Quién es?

¿Quién es? Policía.

Un momento.

El inspector Arjona y la inspectora Gámez.

¿Es suyo el coche verde que está aparcado en la puerta?

No, no es mío.

Creo que deberían pasar.

¡Álvaro!

¡Álvaro!

(Música)

¿Para, para, para cabrón!

(Música)

¡Va, va, va!

(Música)

Yo no he hecho nada.

(Música)

Jesús Pacheco.

Para servirte.

(GRITAN)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 2: Vivir dentro de una piedra

Malaka - Capítulo 2: Vivir dentro de una piedra

09 sep 2019

La desaparición de Noelia es el punto de partida de ‘Malaka’. La joven, solitaria, amante del misticismo oriental y de la naturaleza, es hija de Germán Castañeda, un importante empresario de la zona. Las indagaciones sobre su desaparición desvelan conexiones y secretos inesperados. El oro, una nueva droga en forma de lingote dorado, desata la guerra entre las bandas que manejan el tráfico de drogas.
Tras quince años sin poner un pie en su ciudad natal, la inspectora Blanca Gámez regresa a Málaga para empezar a trabajar bajo las órdenes del comisario Esteban Sarabia, un viejo amigo de su padre. A Blanca se le asigna un compañero: Darío Arjona, que acaba de reincorporarse al cuerpo tras unas semanas de suspensión por comportamiento indebido.

ver más sobre "Malaka - Capítulo 2: Vivir dentro de una piedra" ver menos sobre "Malaka - Capítulo 2: Vivir dentro de una piedra"
Programas completos (3)

Los últimos 19 programas de Malaka

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios