www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5039202
Para todos los públicos Maestros de la costura 2 - Programa 8 - ver ahora
Transcripción completa

Uno de vosotros abandonará este taller

para no volver jamás.

Un fuerte aplauso para ocho exaprendices

de la primera edición

que vienen a ayudaros durante la prueba.

Vámonos. -¿Qué le pasa a la cremallera?

Me la he cargado y son cortas.

(LARA) ¿Le sacaste los hilos? -Es que no los tenía.

Saray es nuestra flamante ganadora de hoy.

Muchas gracias.

El aprendiz que no continúa

es Alejandro.

Aprendices, estamos en el taller de Extreme Collection.

Tendréis que reproducir estas dos chaquetas de mujer.

A coser.

Toni, tú estás con el diseño.

Menudo lío tenía Amparito aquí, tío.

Para nosotros eres el mejor aprendiz de la prueba.

El ganador de esta prueba es el equipo verde.

Tienen que transformar una prenda femenina en masculina.

Por favor, qué agobio.

¡Boris Izaguirre!

Un "kilt". Mira, y saltaría.

El aprendiz que no continúa es... Saray.

(Zaz, "La vie en rose")

Buenas noches a todos.

Nuestros aprendices ya han confeccionado un tocado,

un bolso, un traje de baño e incluso un vestido de flamenca.

Es evidente que están preparados para cualquier reto.

Pero ¿están listos para manejar la emoción que va a desatar

la gran sorpresa que hemos preparado?

Es un secreto.

Que entren ya al taller.

(AMPARO) Hoy vengo a ganar.

Ya está bien de hacer las cosas mal.

Hoy voy a darlo todo y quiero ganar.

Buenas noches, aprendices.

A nosotros nos parece que fue ayer, ¿no?

Ayer. Cuando entrabais por primera vez

con esa cara de susto y han pasado ya dos meses.

Amparito, ¿para ti fue ayer

o ha pasado una vida desde que entraste?

Ay, no lo sé, yo es que me siento un poco como la tortuguita

del cuento de la liebre. Entonces, yo voy pasito a pasito.

Además, me despierto cosiendo y me voy a dormir cosiendo.

Estoy entrenando un montón para hacerlo bien.

Claro, como iba un poco mal, por no decir muy mal,

he tenido que entrenar mucho y... ¿Te ayuda Rosa?

Me ayudan mucho todos, en general. -La que más te aguanta soy yo.

Sí. Lara,

además de tu buena amistad con Isabel,

¿qué te llevas de "Maestros de la costura"?

Pues me llevo que he aprendido a sacar otra Lara

que es la que quiere ver mi marido.

Bajar los tonos en cuanto al maquillaje,

en mi vestimenta.

Aunque a él le guste que me vista sexi y tal,

pero he encontrado un sitio donde puedo ser realmente yo.

Es muy importante volver la vista atrás

y ver lo que habéis cambiado.

Hay que saber de dónde partíais y adónde habéis llegado.

Y lo más importante de todo,

hasta dónde podéis llegar con las herramientas que os estamos dando.

Pero hay una cosa que nunca debéis perder de vista:

el pasado.

Aunque imaginamos que si pensáis en la primera prenda que hicisteis

seguro que ahora la haríais totalmente diferente.

Aprendices,

seguro que estáis pensando:

"Menos mal que Caprile no vio

la primera prenda que hice,

porque seguro que me habría dado por todos lados".

Eso estaba pensando yo, menos mal que Caprile

no vio mis primeras creaciones, porque hubieses estado ahí...

Ni que fuera la bruja piruja. Con lupa.

Un poquillo. Bueno, hoy sí.

A ver, María, no hables solo por ti.

Porque yo tengo que confesaros

que este abrigo es lo primero que hice.

Sí, hombre. No me lo creo.

No te lo crees ni tú. ¿Te gusta, Caprile?

Mucho. ¿Quieres mirarle defectillos?

Es lindo, ¿no? Me gusta mucho.

Oye, que yo también tuve mi primera prenda, María.

Como todo el mundo, que nadie nace sabiendo coser.

Pero, Palomo, cuéntanos a María y a mí

la historia de este abrigo, para quién lo hiciste,

cuándo lo hiciste. Al terminar el primer año,

teníamos que hacer un pequeño proyectito.

Yo, como estaba en Londres, echaba mucho de menos

el folclore y la cosa española, dije:

"Palomo, va a ser 'Spain', porque echo de menos 'Spain'

y vamos a coger las cosas típica de mi tierra".

El bordado con mantón de manila, el fleco y tal,

pero llevándolo un poco a Londres, al estilo de Londres.

Un buen abrigo te hace falta siempre.

Y un poco así masculino-femenino,

que empecé a mezclar desde el principio.

Mira, este rojo sangre de toro, que es muy español.

He de decirte que yo veo muy masculino este abrigo.

Es que yo soy un tío muy masculino.

Eres un machote, Palomo.

(LARA) La prenda de Palomo es para caerse y desmayarse.

Es una auténtica maravilla, o sea, qué arte tiene.

Entonces, yo soy un poco afortunada,

porque Caprile nunca verá mi primera prenda.

Pero vosotros no vais a poder decir lo mismo.

Dios mío.

Uy...

Isabel, ¿te recuerda algo esta falda?

Sí, la hice para mi madre.

Me apunté a la escuela de moda en Holanda,

porque era un poquito una bala perdida.

De donde vengo yo, en el norte, el pueblo,

muchas vacas, poca moda. (RÍE)

Bueno, me inspiré en mi madre. Pero tu madre, qué atrevida, ¿no?

Con el estampado de leopardo.

Los principios de los 90 eran así.

Bueno, a ver qué más sorpresitas hay por ahí.

(AMPARO) Eso es de Lara. Guau.

Bueno, ¿de quién es este vestido de noche maravilloso?

Lara, para ser tu primera prenda, ¿no te viniste un poco arriba?

Bueno, a ver, es que divido mi vida en dos partes.

Mi primera prenda, en realidad, la hice con 11 años.

Y eso es cuando yo vine de Argentina.

Y cuando le pegué los apliques, Me lo iba colocando de tal manera

que tapase lo que tenía que tapar, pero sí, me vine arriba.

O sea, están cosidos estratégicamente.

Sí.

Bueno, vamos a seguir destapando, porque aquí tenemos para todos.

¿De quién es esta chaqueta? Pues esa chaqueta es de...

de mi mejor amiga hoy en día.

Es una chaqueta que hace 17 años hice.

Mi padre se derivó hacia la rama de la piel

y yo crecí en este oficio.

Dios, no me lo puedo creer.

Está la cazadora que hice hace 17 años.

Qué bien guardada ha estado, madre mía.

Como me la hagan volver a hacer, las voy a pasar mal.

Oh... (ROSA) Ay, por Dios, qué mono.

¿De quién es este vestidito tan pequeñito?

(RÍE) Tan... Tan monito.

(AMPARO) Es mío.

El primer vestido que hice sin mi yaya.

¿Cuántos años tenías cuando hiciste esto?

Pues no me acuerdo de cuántos años tenía yo,

pero lo hice para mi prima pequeña que tiene ahora 15

y le estaba bien, pues no sé.

Además, ¿os fijáis que en el estampado hay un zapato de tacón?

Sí, aquí.

¿Ves? Ya tenía mi esencia.

¿Quién ha hecho esta camisa?

(TONI) Yo.

Era para una boda, imagínate.

A mí me encanta, Toni, quiero una.

O sea, parece mía. No me la llegué a poner, ¿eh?

¿No te la pusiste? ¿Y por qué?

Cuando la acabé, hice una modificación en una americana,

le puse una solapa solo de leopardo

y me puse la americana. No me puse la camisa.

¿Y qué sientes al verla ahora aquí, en el taller?

Pues me acuerdo de cuando me puse con mi madre

Mi madre es peor que tú, Caprile. Cuando lo hacía mal, decía:

"Aquí te has equivocado. Descóselo y hazlo otra vez".

Mi madre hizo los ojales. No os engaño.

Cuando mi madre me empezó a enseñar me metía mucha caña.

Me ponía nervioso. Estaba todo el rato:

"Eso se hace así, eso se hace de la otra manera".

Pues ya solo quedas tú, Rosa.

¿Te acuerdas de la primera prenda que hiciste?

Sí, absolutamente.

La hice para mí y fue una Semana Santa.

Iban mis amigas muy monas con las falditas y las blusitas propias.

Yo no tenía y digo: "Voy a hacer algo mono".

Raquel, lo que se nota que no es una primera prenda

es el vestido tan ideal que llevas hoy.

Sí y no.

No es una primera prenda, pero es la primera prenda

que unos exaprendices han hecho para mí.

Esto lo han hecho Rives Brothers

o, lo que es lo mismo, Sergio y Vicente.

Los gemelos. Los gemelos.

Los gemelos. Estás increíble, Raquel.

(AMPARO) Qué guay. ¿Yo puedo hacer un vestido de niña tarta?

Con vuelito, un lazo gigante,

con una diademita a juego en el pelo...

Aprendices, ya habréis visto

que tenéis unos patrones en vuestra mesa de costura.

Son los patrones de la prenda que vais a confeccionar en este reto.

Como veréis, los patrones no se ajustan

a la medida de los maniquís.

Porque vuestras prendas las van a lucir modelos

de carne y hueso.

Así que ajustaos lo máximo posible a los patrones.

Debe ser una, digamos, actualización

de vuestra primera creación,

la que acabamos de ver en estos maniquís.

Tenéis que plasmar en ella

toda esta evolución de la que siempre hablamos,

tanto técnicamente como en la elección de tejidos, por supuesto.

En la mercería tenéis todo lo necesario, como siempre.

Palomo, podrías, en este reto,

reinterpretar ese abrigo maravilloso.

Si hago una versión un poquito más "light",

me puede llegar a hacer mucha ilusión.

Venga, ocupa tu puesto. ¿Ya, directamente?

Pues claro. Palomo pasea sus flecos

por el taller de "Maestros de la costura".

(AMPARO) Me parece superguay que Palomo,

bueno, Palomo, Caprile o María cosan,

porque así también saben la tensión que es estar ahí,

aunque ellos hagan cosas más magníficas que nosotros.

Aprendices, os recuerdo que tenéis que hacer una reinterpretación

de vuestras primeras prendas

y que tenéis que ajustar esas prendas, esa confección,

a los patrones que tenéis sobre la mesa.

Para reinterpretar esa prenda,

tenéis 120 minutos.

Y el tiempo de costura comienza en tres,

dos,

uno, a coser.

(AMPARO)

Ay. Perdón.

(AMPARO) Pantalón, cremallera, hilo...

(TONI)

Tengo hilos, tengo cremalleras, tengo...

Lo tengo todo, me lo llevo.

(ISABEL)

(ROSA)

¿Sabes? Son las medidas de mi hija.

¿Qué talla es la tuya? -No lo sé.

Y encima es de señor.

La prueba me parece una maravilla, la verdad.

Es muy bonito volver a encontrarse con aquellos trabajos

que hacíamos al principio de toda esta historia.

Es emocionante volver a enfrentarte a ellos

con el conocimiento adquirido después de todo el tiempo.

Me ha tocado el patrón de un vestido.

A ver qué tal. Estoy contento.

No me esperaba hacer las cosas que estoy haciendo.

Solo tienes que ver la camisa, que tardé tres días en hacerla.

Evolucionar, tengo que evolución, si no, mal.

(ROSA) Estoy contenta con esta prueba,

una prueba muy emotiva para mí. Mi evolución, a nivel personal,

ha sido brutal.

Después, a nivel costura, diseño y demás,

también noto mucha diferencia.

Vamos.

Ya está, Sergio. -Vale.

Vale, acabado. A ver esto cómo va.

Esto va delante, así que lo tengo que cortar así.

¿El hilo va doble? Es que no lo sé.

Oh, otra vez lo he hecho mal. ¿Seré tonta?

Oh, qué rabia. Ay, "concentration".

Maravilla.

Lorenzo, has hablado de tu primera prenda,

pero no has explicado cuál es.

Pues era un vestidito,

cuello a la caja, una manga cucharita,

en blanco estampado en azul

y aquí

en azul estampado en blanco.

Muy como de "Falcon Crest".

Pero antes de eso, mis primeros pinitos

fueron haciendo estuches para mí

y bolsos para el colegio, algún cojín.

Sobre todo, reciclando mucho pantalón vaquero.

Tengo siete hermanos, imagínate la de vaqueros que había en casa.

Tu primera prenda, ¿cuál fue? La verdad, no recuerdo muy bien,

porque yo cosía con mi madre desde pequeñita en casa.

También hacía en el colegio macramé.

Ahora que lo dices, yo hacía mis bolsos de macramé,

que esas son las primeras prendas. Luego he customizado

mis zapatillas en verano, pero es verdad

que la primera prenda seria que yo recuerde,

que me hice para mí,

fue cuando me apunté a corte y confección

en la escuela, y fue una camisa.

Creo recordar que se la vendí a mi tía Carmen,

que es modista. Vendiste tu primera prenda.

(AMPARO) Bueno, con esta tela me va a quedar extraño.

Yo no llevo pantalones nunca. Si al menos fuera de mujer,

le pongo mis lacitos, pero es que ni eso.

(LARA) Pues voy a hacer una camisa.

Y que salga, que salga lo que tengo en la mente

para que los jueces vean que hay una evolución

que hay un cambio.

Sería como un Lara 2.0.

(PALOMO)

Sergio, ¿qué haces tú? ¿Vestido? -Más complicado, chaqueta.

(ISABEL) Rosa, ese pliegue de la sardineta, ¿se corta ya?

-No, primero pega las dos vistas y después corta.

Ah, vale, igual que el bolsillo. "Thank you".

Al ver la primera falda que hice yo, pues, emoción.

Porque era para mi madre, porque en esa época

le tenía que agradecer a mi madre que ella viera en mí

que quizá yo podía dedicarme a la moda.

(SERGIO) Estoy haciendo una versión de aquella chaqueta.

Y en aquel entonces todavía estaba trabajando con mi padre,

con lo cual, un recuerdo muy grande.

Me quito los zapatos, que estoy ya...

hasta el moño de los tacones.

(TONI)

Es que este es el que va aquí.

Y este es el que va aquí.

Me he equivocado tres veces a la hora de cortar.

O sea, ha sido un despropósito hoy.

Entonces estoy un poco nervioso, la verdad.

¿No vendréis a ponerme nervioso? No, hombre, no.

No. Que estoy pasando más

que el Señor en la cruz.

¿No aciertas a enhebrar o qué? ¿Quieres que te lo enhebre?

Calla, se me ha desenhebrado la máquina.

Te la enhebro yo. Ven, te la voy a enhebrar.

A ver si va. Pues nada, eso, estoy haciendo una especie de...

como si fuera una chaqueta vaquera sin azulón

Voy, luego, a hacer aquí un montaje de...

Una composición. Qué bonito, Palomo.

Con flores y tal, que iré recortando

unas más chicas, otras más grandes.

Una especie de paisaje de Manila, voy a recortar...

¿Vas a poner flecos? Sí, fleco en el bajo.

Como tu abrigo. Claro, qué bonita es.

Qué bonito. Tiene buena pinta.

¿En Posadas eras así de creativo? Hombre, siempre he sido creativo.

Todo empezó con mi vecina, que era canaria,

entonces le encantaba el carnaval. Tenía dos hijas

que jugaban a las Barbies. Entonces, las hijas me criaron

y no tenía más remedio que jugar a las Barbies con ellas.

Qué pena. Qué pena, vaya por Dios.

Entonces, la forma de hacer disfraces me acercaba a la costura

y en casa tengo mil trajes de... de pequeño,

vestidos faralaes, de jipi. (RÍEN)

Me disfracé, con ocho años, de "drag queen".

Mi madre se lo pasaba bomba. ¿Es verdad que tu madre

esperaba una niña en vez de un niño?

Es verdad. Y me iba a poner Paloma, si lo hubiera sido.

Una cosa rarísima.

Venga, te digo que no llegas. Venga, lo tengo que unir todo.

Gracias por la visita.

(ISABEL) Aguja rota.

Lara. Hola.

Estás muy seria. No sé si este rencuentro con el pasado

te está sentando, bien, mal, regular. No lo tengo claro.

No, estoy concentrada. Está trabajando.

Sí. La camisa, ¿para quién es?

Sinceramente, esta camisa se la pondría a Mario Vaquerizo.

A él que le gusta un brillo y unas transparencias.

Mario está tan delgado que todo le sienta bien.

Y tengo una duda y por eso le estoy dando vueltas a la cabeza.

Cuéntanos. El cuello.

El pie de cuello. Mira.

Ah, vale. Lo tienes que hacer un sándwich.

¿Vale? Entonces, luego ya, cuando le das la vuelta,

ya te queda metido. Ah, genial.

Cuando he visto el vestido, he pensado

que realmente ese vestido llega a tu vida, o es tu primera prenda,

en un momento de tu vida en que empiezas a pensar

que tu sueño puede ser posible.

Es verdad que cuando llegué a España, fui más libre,

pude tomar las decisiones correctas,

el consejo de una noche de Topacio Fresh, que me dijo:

"Mira, cariño, si realmente

cómo te ves en la noche es lo que más te llena,

llévatelo al día". Y la verdad, sí. Yo empecé un 31 de octubre

que fue la primera hormona que me tomé

y de ahí ha cambiado mi vida.

Cuando llegué a España, pues, eh...

he sentido la libertad

y la decisión de poder hacer lo que realmente

he querido hacer toda mi vida.

Y estoy aquí, a las puertas de la semifinal,

y más feliz que una perdiz.

(AMPARO) ¿Cómo vas, Rosita? -Agobiada, tía.

Y no quiero hacerlo mal.

Esto tiene más piezas que un piano. Aprendices,

Se cumple la primera hora de la prueba.

Solo tenéis 60 minutos para terminar.

(AMPARO) Voy de culo. (SERGIO) Dios mío.

Pero de verdad, Raquel. ¿Tú también sufres, Palomo?

Tengo que quedar a la altura.

Hola, Sergio. Hola, ¿qué tal?

Hola.

¿Cómo vas a reinterpretar tu prenda?

Ahora vamos a hacer una versión un poco nueva, con unas solapas.

Quería ponerle las solapas y los vivos en otro tono

para que hiciera contraste.

Espero que no me dé problemas a la hora de coserlo.

Estás mezclando dos. Sí, esta y esta.

Este y este. Sí.

Sergio, ¿hoy es mucho más que una prueba

normal de "Maestros de la costura" para ti?

Sí, un poquito sí. Es volver a retomar otra vez

todos aquellos pasos que aprendí con mi padre.

Para mí, mi padre es un genio con ese punto de locura

y, bueno, es rendirle también un homenaje a él.

Yo estoy aquí con lo que él me ha enseñado.

Es una manera de querer darle las gracias a...

a mi padre.

"Maestros de la costura" me está renganchando otra vez

a todo aquello que dejé.

Además lo dejé de una manera muy... virulenta.

Ahora voy retomando cositas con muchas ganas,

la verdad, con muchas ganas y a la expectativa.

Yo creo que esto no me cuadra.

Es que me he rallado.

Lo he cosido mal, tío.

(AMPARO) No sé qué he hecho mal. La estoy liando.

Ay, tía. Yo tengo aquí tres metros de tela para fruncir, ¿sabes?

-Yo me acabo de perder. Tenía que haber hecho esta de aquí.

No sé qué he cosido mal.

He hecho la bragueta al revés, de mujer.

-Bueno, ¿no dicen "prendas unisex"?

Sirve para chico y chica.

(TONI)

(TONI RESOPLA)

(AMPARO) ¿Por qué no me cose?

Dale al 1, al 3, apágalo y enciéndelo.

Sí, ya voy, ya voy.

(TONI)

¿Qué pasa, Toni? Cuéntanos.

¿Te podemos ayudar en algo?

A ver. A ver.

Estás temblando. Tranquilízate.

¿Qué te pasa? Cuéntanos.

Pues no lo sé, estoy que no sé lo que estoy haciendo.

A ver, tranquilo. Respira, respira.

(TONI RESPIRA, RÍE)

Esto tiene buena pinta. Tranquilo, ya.

Ay... Va pasando, venga.

Tienes problema con las vistas. Sí.

Te estás agobiando. Se está complicando con eso.

Las cortamos, córtalas. Claro.

Me estoy equivocando en todo. Cada cosa que hago

la tengo que repetir dos veces. Cada vez me sale peor.

Me estoy poniendo cada vez más nervioso

y no puedo controlarlo, no sé qué me está pasando.

¿Por qué estás tan nervioso? Respeto mucho esta profesión.

Mi madre se ha roto la espalda en una máquina, y mi abuela.

Por respeto a las 12 000 personas que han entrado, ¿sabes?

O sea... Por eso me tomo esto muy en serio.

Y es que no gestiono bien mi... Tus recuerdos.

Y mis nervios, y con los años me he apaciguado, pero...

Nervios de hasta ponerme enfermo y todo, de verdad.

Voy a intentar hacer un vestido de la camisa

aquella que hice fatal. Es un vestido cruzado.

Cruzado, sí. De los que te gustan a ti.

Sí, me gusta. Te gusta este tipo de vestidos.

¿Sabes por qué? Porque haces así y se...

Ah. Se quita. (RÍE)

Porque se quitan con nada. Eso es.

Aprendices, atentos.

Para este viaje a los recuerdos

solo quedan 30 minutos.

(AMPARO) Rosa, quiero llorar. -Pues anda que yo...

La que he liado con el tul. -Yo no llego, no llego.

Amparo. Uf.

Amparito. Me quiero morir.

Un pantalón, me va a dar algo, me ha tocado un pantalón.

¿Y qué? Pues yo no llevo pantalones,

para empezar, los odio, los pantalones...

Prefiero quitarlos que ponerlos. Ah.

Ah. Ah.

Aquí, qué comentario más vulgar he dicho, por favor.

Hoy que venía con la actitud de ganar...

Si lo acabo, da gracias. Pues para eso has venido aquí.

Para retos, Amparito, porque para estar cómoda

ya estabas en casa. ¿Qué vas a hacer? Cuéntanos.

Tengo el boceto por aquí. La referencia es

tu primera prenda, un vestido de niña.

El vestidito para su prima. La llamo "mojete" desde pequeña.

¿Te sigue hablando? Sí, a mi hermano

lo llamo "apestoso", y a mi primo lo llamo "el guacho".

¿Cómo te llaman a ti? Yo soy "cara rata".

Mi padre es "osito", mi madre "marmota".

Osito, marmota... Osito es mejor.

Mira qué bien. No somos muy de decirnos

que nos queremos, pero nos queremos y estamos ahí,

que es lo importante.

¿Vives con tus padres, Amparito? No.

Vivo con Donatella, mi perrita preciosa,

que es una divinidad caída del cielo.

Donatella. Por Donatella Versace.

Lógicamente. Claro.

Está ahí, más bonita... Mírala, es un chihuahua adorable.

Monísima. De normal pesa dos kilos.

Ahora que está con mis padres pesará 40.

Mi padre la ceba.

Como no tienen nietos...

De aquí a que los tengan, se morirán de viejos.

Donatella se me va a poner como una vaca.

Me conoce. Cuando la llamo por teléfono, se vuelve loca.

Rosa. (ROSA) Ay.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

Agobiadísima. ¿Qué te pasa?

No has podido meter el abullonado como querías.

Ya está abullonado, pero... ¿Y el tul?

No lo he metido. ¿Por qué?

Esta tela pesaba muchísimo. Eran cuatro telas, que para fruncir

lo tenía que fruncir a mano. La máquina no me lo cogía.

Total, fuera el tul y empiezo desde cero.

A ver cómo queda eso. Ahora lo remataré mono.

Vale, la vista, lo voy a planchar.

En fin, he perdido mucho tiempo con el tul, la verdad.

Ahora quiero que me dé tiempo a rematar un poco mono lo demás.

Me he agobiado, la verdad.

Dios, Dios, Dios...

(AMPARO) Esto es broma, ¿no? No llego, no llego.

Buf...

Lo monto, no me queda bien. Lo desmonto...

Un desastre.

Encima, en el programa 8, voy a hacer todo el ridículo.

¿Qué pasa?

Respira, eh, tranquila.

Espera, eh...

Me he agobiado un poco. Vale.

Respira.

Eh, estás respirando. ¿Quieres un poquito de agua?

No, estoy bien. Déjame. Continúo, de verdad, Raquel.

Isabel, ¿qué tal?

Bien, voy, ahora me giro, ¿eh?

¿Qué tal, Isabel? Cuánto brillo, Isabel.

Es que viendo esta falda que hice para mi madre

en su día,

he tenido que hacer una versión nueva.

Me he inspirado en mi amigo Wilfred.

Que está en Suiza.

Como a él le va un brillo o un "animal print", pues toma.

Mi marido no es celoso, vamos. Creo que, de hecho, mi marido

ve la camisa en la tele y dice: "Esa es para Wilfred, ¿no?".

Segurísimo.

¿Dónde vas a poner esta flor tan "minimal"?

No lo sé aún, estaba mirando por si cabe aquí,

pero no sé si va a quedar. Cuidado con el fuelle.

Yo hago mis mezclas. Soy como la... la batidora.

Amparito, ¿qué pasa? Amparito, ¿qué hacemos?

¿Qué te pasa, Amparito? ¿Qué pasa?

Es que me van fatal los pantalones, es que...

¿Es la cremallera?

La cremallera, se me ha roto la aguja.

Bueno, la aguja la cambias ya, ya la tienes, venga.

Eso ya lo tienes. ¿Qué más? ¿Qué te pasa?

La cremallera me ha quedado como una caca de vaca.

Pero ¿por qué te agobias? Porque me agobio,

porque encima... es que hoy quería ganar.

Eso ya lo tienes. Hoy quería ganar,

porque siempre estoy quedándome la última y quería ganar

y demostrar que estoy aquí por algo. Ay, madre...

Venga, termina, Amparito, termina. Sí, sí.

Un botón, plancho una cosa y estamos.

Aprendices,

me da miedo deciros

que quedan diez minutos para terminar la prueba.

Dios. (AMPARO) Yo no llego.

¡Ah!

Hasta aquí, Mari Carmen. (ROSA) Mira, de verdad,

venga, Amparito, ve terminando. (TONI) Venga, Amparito.

Oh, me falta bordar.

(AMPARO) Qué cosa más bonita, Palomo, igualito que mi pantalón.

¿Y por qué no me llega?

(ROSA) ¿Qué te pasa? -No me llega la cinturilla.

No puede ser. -¡Ah, yo no he bordado!

¿Tú tampoco has bordado? -¿Eh?

-¿No has bordado? -No, no.

-Ostras, tía, yo tampoco. -Uy, a estas alturas.

Porque te he visto corriendo. Yo creo que ya estoy.

Yo creo que ya lo tengo.

Y no contéis conmigo para coser más,

en serio os lo digo, ¿eh? Que sí, que nos encanta.

He pasado más que el Señor en la cruz.

A ver ahora si ha quedado mona o no ha quedado mona.

Yo creo que sí. (AMPARO) No me digas.

Nada, suerte, compañero. (SERGIO) Gracias, igualmente, ¿eh?

Uy, qué bonito. Qué bonito.

Es como el abrigo.

¿Ves que tiene algo que ver? Vamos, y tanto.

Claro.

Qué bonito, Palomo.

Lo que pasa es que no la he hecho con forma de pecho ni nada.

Y es así, un poco reguleras, pero, bueno,

no he vivido una prueba con tanta intensidad...

No, ya. En toda mi vida.

Cuéntanos, ¿por qué? Pues no lo sé,

porque era una prenda difícil para el poco tiempo que tenemos.

Es verdad. Quería echarle un ratito

en poner las flores estas y que me quedasen monas.

Te ha quedado muy bonito. Precioso.

(ROSA) La etiqueta, ¿la tienes? (AMPARO) Yo sí.

Para una cosa que tengo...

Está peor esto que mi vestido.

(ISABEL) Ay, se me ha hecho un nudo ahora. Ah, no.

Este le está perfecto a mi hija, Clara.

Ya está, apriétalo.

(AMPARO) Pero hay que meterlo dentro. Vale, ya.

-Ay. ¿Está bien?

-Pues mira... Y yo, ¿cómo apaño esto?

Aprendices, último minuto de la prueba.

Último minuto.

(AMPARO) Pues ¿para qué más?

Qué estrés.

Y el tiempo termina

en diez,

nueve,

ocho,

siete,

seis,

cinco,

cuatro... (ROSA) Abróchalo.

Tres, dos. (AMPARO LLORA) No puedo.

Uno...

Tiempo.

(ROSA) No llores, Amparito.

Venga, no llores.

Venga ya, toma.

¿Por qué tienes ese disgusto?

¿No lo ves?

Lo veo, es un pantalón.

Jolín, en el programa que estamos y hago esta caca de vaca.

Porque es una caca de vaca.

Ay, madre, qué vergüenza.

(SERGIO) Vamos, Amparo. Aprendices,

como esta es una prueba especial,

hoy os voy a pedir que traigáis las prendas

y las coloquéis al lado de la primera prenda que hicisteis.

Y después, por favor, os vais al probador.

Este señor pesa un muerto, ¿eh?

(TONI SUSURRA) Ánimo, Amparito.

Es que está peor que la primera.

Amparito, con la bipolaridad, hale, venga.

(AMPARO) Está mejor la primera prenda que cosí que esta.

Es que qué vergüenza.

Normal que me ría. No sé si reír o llorar.

Estoy ya...

Pues eso, lamentable.

Ay, me habéis pillado mirando el móvil.

Es que no dejo de encontrar cosas sobre el programa

que me dejan con la boca abierta.

¿A que vosotros tampoco queréis perdéroslas?

No tenéis por qué. Seguidnos en @MaestrosCostura

y las encontraréis.

Me he quedado de un a gusto... (RÍE)

Madre mía. Anda, anda, anda.

Estás como una cabra, Amparito. -Venga, Amparo.

Amparo... -Es igual, no pasa nada.

No te agobies, tía. No te... No te agobies.

Ahora tenemos que conocer a las personas

que van a lucir las prendas de los aprendices.

Son muy especiales para ellos.

Estamos seguros de que va a ser una grata sorpresa.

Voy a buscar a los aprendices. Claro.

Por favor. Claro, a buscarlos.

Estamos esperando. Qué nervios.

¿Y a ti qué te ha pasado? -Nada, me he puesto nervioso.

-Te ha quedado muy bonito.

¿Me acompañáis? Claro.

(LARA) He quedado satisfecha, porque es mi primera camisa.

Si hubiese tenido más tiempo,

hubiese pulido algunas cositas, algunos detalles y tal.

Estoy contenta, pero, bueno, como esto nunca se sabe,

a ver qué dicen los jueces.

Aprendices, ya está todo preparado para que comience el desfile.

Que pase el primer modelo.

Ay, mi chica, qué bonita.

Mira mi pelo. -Estás guapísima.

Mamá, estás guapísima.

Eres una campeona.

-¿Y qué? ¿Bien? -Qué guapa estás, mamá.

-¿Has visto qué moderna me estoy poniendo?

Bueno, Rosa, es una gotita de agua.

Vamos. Es que eres tú.

Es lo mejor que me podíais poner hoy por delante, a mi hija,

mi pequeñita. Es muy buena, es todo corazón, Paula.

Me ha ayudado a emprender el taller que hemos montado humildemente.

Han sido el motor de mi vida, mis hijas.

Si no hubiera sido por ellas, no habría tenido tanta ilusión,

ni tantas ganas salir y hacer lo que he hecho.

Parece mentira que estés aquí, estoy soñando.

Paula, ¿cómo ves a tu madre?

Con un brillo en los ojos, hacía tiempo que no la veía así.

Muy guapa, con el pelo largo.

Es que está guapísima.

Es normal, porque está viviendo un sueño

que hace tiempo que quería. Y la verdad es que...

supercontenta, y yo, también feliz de verla así.

Después de todo, el pelo le está creciendo.

Está superguapa. -Siempre está preguntándome:

"El pelo, ¿cómo lo tienes?". Mira cómo lo tengo.

Cuando está lacio, puedo echarme el flequillo para atrás.

Damos paso al segundo modelo.

Guau.

(LARA) Tantas...

Echándote de menos.

La echas a ella también de menos, ¿no?

Claro, ¿no?

Imagínate todos los días con este torbellino al lado

y de repente se va, desaparece y no sabes nada.

Y no sé.

Me alegro mucho de verte. -Y yo.

Mi amor, no llores.

No he engordado, ¿no?

Es que me tiene con la comida... -No, estás espectacular.

Muy bien.

Te voy a decir una cosa, Lara. Sí.

Está claro y es evidente lo muchísimo que te quiere,

porque ponerse esta camisa sin ser su estilo...

es demostrar mucho amor.

Pues esto no lo hubiese logrado ni siquiera en la boda.

De repente ahora se me pone estos brillos

y es como que ya está, apaguemos y vámonos.

No, yo sé lo que me quiere y él sabe lo que yo le quiero.

Y desde que le he conocido solo me han pasado cosas buenas.

¿Cómo os conocisteis? ¿Cómo os enamorasteis?

Eh... Virtualmente, él me mandó un mensaje

y ahí empezamos a hablar.

Él venía de un viaje y me dijo que me iba a traer un regalo

y me trajo un queso de tetilla.

Y me conquistó por el estómago.

Muy buena forma de conquistar.

Al mes y medio nos fuimos a vivir juntos.

Y al año y dos meses nos hemos casado.

Estoy más asombrada de que te hayas puesto esa camisa

a que estés aquí.

Pero ole, ole.

Ya tiene mérito, ¿eh? Ya tiene mérito.

Todo por verte.

Siguiente modelo.

(TONI) ¿Cómo estás? -Pues anda que tú.

Se te ve superguapo por la tele.

Qué bien te queda. -Un poco Picapiedra.

Nada.

-Te va lo moderno, ¿eh?

Toni, con lo que has sufrido hoy con ese vestido,

¿qué significa para ti que sea ella quien lo lleve hoy?

Somos tres hermanos y nos llevamos genial los tres,

pero con mi hermana, pues, estos últimos años me une

algo muy especial.

Y hemos pasado momentos muy duros, pero, bueno...

Ella es la que siempre me dice que valgo mucho,

que me lo tengo que creer más y estoy aquí por ella.

Imagínate, estás aquí por ti.

¿Cómo no iba a llegar hasta donde ha llegado?

Solamente con su esencia y porque tiene un corazón enorme.

Creo que eso se ve, traspasa.

O sea, es todo corazón. Toni, en un momento de su vida,

lo dejó todo, yo tuve mi segunda hija,

que es Irai, con una enfermedad superrara.

Solamente hay 130 casos en el mundo.

Y Toni, pues eso, sin pedirlo,

se plantó allí, dejó su trabajo

y se inventó una vida nueva para estar a mi lado

y al lado de mi hija.

Estuvo haciendo terapia a mi hija, de fisio,

y haciéndome terapia a mí como hermano.

Y estoy superorgullosa

de mi hija y de mi hermano.

Para mí lo es todo.

Como para no estarlo.

Estamos superorgullosos de ti y...

No nos hacía falta que entrar para estar orgullosos.

Es él el que no se lo cree, pero que no se te suba a la cabeza.

No. -A ver si ahora hay que bajarlo.

Siguiente modelo.

(Ladridos)

Es un aplauso esto.

Donatella.

Nena, ven con la mamá.

Ay, ay, ¿quién es mi princesita?

Ay, ay, ay...

Pero, bueno, Amparito, tu padre primero.

Es igual.

-Ay, mi pitbull.

Ay, papá.

Ay. Qué horroroso estás, pobrecito.

A ver, Amparito, que ha entrado tu padre

con esos pantalones.

Y has tardado 50 segundos en hacerle caso por Donatella.

Es que yo, realmente, con quien más vivo es con Donatella.

Claro, a quien echo más de menos es a Donatella.

Con mi... A ver, papá, que yo te quiero. (RÍE)

Hombre, ya lo sé, hija.

Estamos acostumbrados ya.

Nosotros es que somos un poco también así.

Nos queremos de esta manera.

Tienes que querer mucho a tu hija para ponerte ese pantalón.

Pues está muy bonito, para mí, yo lo veo muy bien.

-¿Y lo bonitos que me han quedado los bolsillos?

-Sí. -Es que algo me ha quedado bien.

-Te ha quedado todo muy bien. -Bueno...

-Te ha faltado acabarlo.

Te ha faltado acabarlo, pero te ha quedado maravilloso.

Amparito, ¿a quién le has hecho más ropa?

¿A Donatella o a tu padre? A Donatella.

Tiene algunos hechos por mí, tiene alguno de fallera y tal.

Le podías haber puesto un "outfit". -No.

Qué pantaloncitos me has hecho.

-Discretitos, para ir a trabajar todos los días.

Luego le haces más caso a Donatella que a mí.

No tiene guasa ni nada esto.

Siguiente modelo.

La verdad, la chaqueta te sienta genial,

Pilar. Bueno...

Tengo bien cogidas las medidas.

Pilar, ¿cuántas veces te pidió Sergio

que te casases con él?

Exactamente tres.

Qué dura, Pilar. (SERGIO RÍE) Sí.

Y la tercera vez, pues, me llevó a un sitio maravilloso

en el Pirineo.

Ahí, perdidos en una carretera, unos jardines

preciosos.

Claro, le tuve que decir que sí.

-A la tercera va la vencida. -A la tercera, sí.

-Como su nombre dice, para mí, Pilar es mi pilar.

Es mi pilar base, entonces...

para mí es mucho, para mí es...

Es todo.

Sergio, creo...

que hay una personita que quiere verte.

Ay, qué cosa, que me muero, por favor.

¿Qué tal estás, preciosa? -Bien.

¿Estás bien?

Oye, ¿tienes vergüenza?

Oye, no tendrás vergüenza.

¿Qué te pasa? Sonríe.

Yo te quiero contar, Inés, que papá está en el colegio.

Que estos son sus compañeros de clase.

Mira, son mis compis. Y ellos son

sus profesores.

Es que yo estoy en primero de primaria.

¿Has visto? Igual que tu padre. Estamos en el mismo curso.

¿Te lo puedes creer?

¿Tú te lo crees?

Yo primero.

(SERGIO) Mi niña, pues, es lo más grande que...

(PILAR Y SERGIO) Que hemos hecho. -Vamos, el día de hoy

lo voy a tener en la retina,

vamos, hasta el día que muera.

Bueno, Isabel, que pase el siguiente modelo.

(ISABEL) Esa camisa... Por Dios.

Ay, por Dios.

Te quiero. -Yo también.

¿Cómo estás? -Bien, ¿y tú? Guapo.

¿Qué te has puesto?

Es un poco Palomo, la camisa, y todo, ¿no?

Escucha, lo primero que he pensado es que la había hecho él.

No, ha sido tu mujer. Ya, ya he visto.

Pues bien hecho, entonces, ¿no? Carlos,

creo que tienes algún mensaje para ella.

Sí. Bueno, tengo unas cartas de las niñas.

"Hola, mami. 20 veces Mimi".

"Espero que llegues a la final".

"Desde que te fuiste te echo mucho de menos".

Qué bonito, Isabel.

Sí.

Bueno, tengo una sorpresa para ti. -¿Sí?

Sí. -¿Qué sorpresa?

Después de estar 22 años juntos, lo hemos hablado muchas veces...

No.

No...

Sí, definitivamente sí.

Tengo un anillo.

Qué fuerte.

Eso es muy...

Es muy jevi esto, cariño.

Es lo que tocaba, ¿no?

Tu cuñada.

Yo te ayudo con el vestido. -Sí, sí.

Nunca me canso de sorprenderos.

Porque hay más sorpresas.

Que pase el siguiente modelo.

¡Es mi madre!

Qué gracioso.

Pero ¿qué haces tú aquí?

¿Qué haces aquí? Qué guapa, Dios mío.

¿Qué tal? Qué guapa, madre, por Dios.

¿Cómo estás? Mira.

¿Cómo no me has dicho que ibas a venir?

Era sorpresa, era sorpresa.

Evidentemente. Hace dos meses que no te veo.

No me harto de llorar, desde luego.

Uy, qué bonita.

¿Te gusta? Sí.

¿Sabes de quién es? Sí, claro. (RÍE)

La prueba está en lo que lleva puesto.

Ahora ¿cómo recuerdas esos primeros momentos de Palomo

pidiéndote vestirse de "drag queen" o...?

¿Cómo lo recuerdas? No, de manera muy natural.

No sé, desde pequeño

estaba inspirado, siempre quería cosas diferentes

y yo lo viví de una forma natural dejándole fluir.

Me exigía mucho. Mientras estudiase y sacase todo...

Evidentemente, evidentemente tenía unos objetivos que cumplir.

¿Cuándo te das cuenta tú

de que tu hijo es alguien

que va a hacer cosas grandes, especiales?

Bueno, ya sabes que yo soy la fría, la que digo: "Oye, oye,

no te pongas así, que tampoco es para tanto".

Hombre, cuando veo sus desfiles y cuando veo sus cosas,

interiormente sé y veo lo que ha hecho, ¿no?

Que es una obra que pasará a la historia por él.

Pero tranquilo, que esto... la vida es muy larga

y el trabajo no puede cesar en ningún momento.

Manoli, pero por ahora va por muy buen camino.

Ya, pero para nosotros está siendo muy durito.

¿Eh? No te creas que esto es fácil. Pero para eso están los padres.

Sí, pero ofú... Y ahora yo te pido

que me valores o me puntúes a Alejandro Palomo.

Profesionalmente es buenísimo.

Es buenísimo, además es creativo, es un genio.

Aunque soy su madre y a lo mejor no debería decirlo,

pero sí. Me voy a poner colorado.

Mira, Manoli, pruébate

la chaqueta que nos ha hecho Palomo en esta prueba.

Tu madre siempre está guapa. Y el hijo vistió a la madre.

Madre, qué guapa.

Espectacular. (AMPARO) Divina.

(ROSA) Maravillosa, divina, como todo lo que hace él.

Te queda monísima, te favorece mucho.

Tiene un color estupendo. Me la ha hecho en un ratillo ahí.

Sabía que te iba a gustar, madre. Está estupenda, ¿eh?

Mañana voy al colegio con esto.

Manoli, ¿cuándo vamos a Posadas? Cuando queráis.

Otra vez. Ahí tengo una admiradora.

Hombre, la Pesqui. La Pesqui.

Ay, que te lo digo yo. (RÍE)

Manoli, dile a todos en Posadas que los echamos de menos

y que volveremos pronto.

Hasta luego, suerte, hasta luego. Adiós, madre.

No he conocido jamás a una mujer más trabajadora que mi madre

y más constante y más luchadora.

Y eso es el valor más fuerte que me ha transmitido.

Aprendices, en este reto

queríamos que reflejarais en vuestras prendas

todo lo que habéis evolucionado en estas semanas en el taller.

Estamos muy contentos de comprobar que lo que os hemos ido enseñando

no ha caído en saco roto. Y nos encanta podéroslo decir

delante de vuestra familia.

Hemos hecho una clasificación de vuestras seis prendas.

En el cuarto lugar, una prenda

que le ha costado mucho trabajo al costurero.

Estaba hoy un poco más nervioso de la cuenta,

pero, a pesar de ello, es una prenda correcta

aunque tiene algún defectillo.

Toni,

el próximo ya se lo haces como Dios manda.

Este tiene la sisa demasiado grande

y este cordoncito así, como de mochila,

te ha quedado un poco... pueblerino, pero, bueno,

tu hermana está guapísima. Bueno, a ella todo le sienta bien.

Y eso no hay quien lo niegue.

He tenido muchos problemas. Me he puesto muy nervioso.

Me ha costado muchísimo remontar. Al final eso es lo importante.

No tirar la toalla. Ya, la toalla no la tiro nunca.

Se tiene que creer todo esto

y aprovechar el momento que la vida trae cosas malas,

pero esto es una cosa muy buena. -Ya.

El tercer puesto es para Isabel.

Isabel, para ser tu primera camisa masculina

está bien ejecutada. Está bien cortada,

están bien integrados los puños, el cuello,

tiene una buena caída.

Para ser tu primera camisa no está mal.

Vale, gracias.

(JUAN) Ya sabes que puedes con lo que quieras.

Sobre todo, que Alisha, Ainhoa y Mimi te ven en la final,

Entonces, si no llegas a la final, no vengas a casa, directamente.

Vale, "Achtung".

El segundo puesto

es para un aprendiz que ha cosido en este reto

llevado un poco por la nostalgia.

Sergio.

Gracias, muchas gracias de verdad.

Has hecho la prenda más complicada.

Se nota la mano que tienes con la piel,

porque la has tratado fenomenalmente.

Y además, esta solapa y este cuello

están perfectamente plantados.

¿Ves como era buena inspiración? Es verdad.

Hoy lo he entendido todo. Ahora lo entendemos.

(PILAR) Ahora que ya le has cogido la marcha otra vez a esto,

lo primero, el pantalón de piel.

-¿Otra vez con el pantalón? -Pues ya lo sabes.

Venga, vale. -Te lo llevo pidiendo 13 años.

Alguna vez tendré que tener suerte.

En quinto lugar, un aprendiz que ha hecho una actualización

correcta de su primera prenda.

Le ha conseguido dar un aire setentero.

Ha elegido bien los materiales.

Y ese aprendiz es Lara.

Gracias.

Has trabajado mucho la transformación,

pero los acabados dejan un poco que desear.

De aquí para abajo todo esto le pinga.

Ya, ya, ya sé. Esto no está bien resuelto.

No me has hecho el ojal aquí.

Se ve que él está enamoradísimo.

¿A que sí? Hombre, debería, ¿no?

Pues ya está, eso es lo importante.

Me apetece hacérsela en negra.

Aunque le gusta tal cual, dice.

Como se nota que me quiere, porque le gusta tal cual.

El primer aprendiz en este reto

ha conseguido una gran actualización,

lo que demuestra claramente una evolución tanto en la costura

como a nivel personal.

La mejor ha sido... Rosa.

Muchas gracias.

A ella, mi mejor obra.

La verdad, Rosa, el vestido está muy bien hecho,

tiene buena caída

y los acabados son más que correctos,

teniendo en cuenta el poco tiempo que habéis tenido.

A Paula le sienta fenomenal.

Parece que lo has hecho sobre su cuerpo.

Cogí la medida enseguida. Digo, esta medida coincide...

Pensaba que era la otra. Ah, ¿sí?

Digo, estas son de mis niñas, las medidas.

Enhorabuena, Rosa, has hecho un gran trabajo.

Muchas gracias, gracias, lo he disfrutado.

Es fácil que le quede bien el vestido con este tipazo.

Estaba muy fácil que le luzca bonito.

Así me han dado el primer premio.

Y estaba claro, Amparito, que el último puesto era para ti,

porque no te ha dado tiempo a terminar el pantalón.

Todos sabemos que has hecho trabajos excelentes aquí,

pero casi estaba mejor el primer vestido

que le hiciste a tu prima,

que el pantalón que has hecho ahora,

después de dos meses en el taller de "Maestros de la costura".

Lo he pasado muy mal, me he puesto muy nerviosa.

No he sabido gestionarme.

Y... he empezado mal

y he empezado a retroalimentarme con la caca que estaba haciendo

y ya no, no, no. Solo he hecho que llorar.

Ya, Amparito, la verdad, no tiene...

ni pies ni cabeza lo que has hecho.

Te has dedicado a unir las franjas de tela

para construir las perneras del pantalón,

pero ni la cremallera está bien puesta,

ni la cinturilla está rematada, por no hablar

de que no tiene botón.

Pero, bueno, Amparito, los bolsillos

están correctos. Qué bien me han quedado.

Papá, este pantalón ha sido un desastre, un circo,

pero no pasa nada. El siguiente, te haré uno más aseado,

más normalito.

Por lo menos, un poquito más de mi estilo,

más serio, no tan vanguardista.

Rosa, enhorabuena por ser la primera clasificada.

A todos los familiares, gracias por haber venido a nuestro taller.

A los aprendices, nos vamos a la prueba por equipos.

Aterrizamos en Ibiza,

una ciudad famosa por su forma de vivir

y, sobre todo, por su forma de vestir.

La moda, el calzado y los complementos

que se hacen en la isla

forman parte de la llamada moda "adlib",

a la que dan vida

una treintena de diseñadores afincados en la isla,

que, a través de sus telas ligeras bordadas artesanalmente,

transmiten la esencia y la forma de vivir

que todos los ibicencos llevan dentro.

Aprendices, bienvenidos a esta maravillosa prueba por equipos

en pleno Mediterráneo.

Y coincidiréis conmigo en que es pisar la isla

y te cargas de una poderosísima energía positiva.

Aunque creo que la sonrisa que veo en vuestras caras

tiene también que ver con otra carga positiva

que no tiene tanto que ver con el Mediterráneo

y sí con la visita de vuestros familiares.

¿Cómo os ha sentado? (LARA) Genial.

Con resaca todavía de lloros, pero...

Ay, esa Inés... Madre mía.

Ay, cosita.

Madre mía, qué niña.

Toni, ¿cómo te ha sentado ver a tu hermana?

Muy bien, genial. Me ha tranquilizado un poco.

Me ha dicho que me tengo que tranquilizar y... muy bien.

Ver a mi hermana para mí es lo más grande.

¿Tú lo has asimilado ya? No, aún no, yo...

Cada rato me miro la mano y digo: "No me lo creo".

Es muy fuerte. Guau, guau.

Aparte, me ha contado que son tres diamantes por las tres niñas.

Bueno, la verdad es que estoy flipando.

Me ha dado esto una energía brutal. Asimilando aún.

¿Qué creéis? ¿Le costó a Amparito más despedirse de su padre

o de Donatella? De Donatella.

A ella de Donatella, a mí de su padre,

que me dejó fascinada. Me encantó su padre.

Nos enamoramos de Federico un poco.

Mi padre es muy guay.

Además, es que el pobre hombre con esos pantalones

y todo orgulloso diciendo...

Es que estaba horripilante. Eso solo lo hace un padre.

Por una hija. Se hubiera puesto el vestido

si hubiera hecho falta. Sí, ya me dijo

que se quería poner el vestido de Rosa.

Majísimo.

Nos alegramos de corazón de que os haya sentado bien,

porque sabemos lo difícil que es

afrontar la recta final de un programa de esta exigencia.

Pero hoy es un día especial.

Los mejores de la prueba de hoy

irán directos a la semifinal de "Maestros de la costura".

Buf.

Yo voy a tope. Tengo que ser semifinalista,

bueno, semifinalista no, finalista o duelista.

Así que a por todas.

El movimiento jipi se instaló en la isla

alrededor de los años 60

y fusionó su forma de vestir

con la indumentaria tradicional de aquí,

dando lugar a un estilo que es conocido mundialmente.

Hablamos de los clásicos vestidos ibicencos,

pero también de las espardeñas,

los sombreros de paja, los complementos,

las camisolas de hombre.

Yo creo que es literalmente imposible veranear en esta isla

y no acabar vistiendo con ese estilo tan peculiar.

Y es lo que conocemos como moda "adlib".

Si hay alguien que está especialmente orgulloso

de que esa moda traspase las fronteras ibicencas

es la vicepresidenta segunda y consellera de Industria

del Consell Insular d'Eivissa, Marta Díaz.

Marta, bienvenida. Qué guapa.

Eh, haciendo gala.

Aquí, la moda "adlib". Bueno, y todos, y tú, todos.

Todos de moda "adlib". Estoy muy contenta.

A todo el mundo le sienta bien llegar a Ibiza

y vestir con la moda "adlib". La verdad es que sí.

Siempre digo que la moda "adlib" sienta bien a todo el mundo. (RÍE)

Yo creo que es importante que expliquemos

que durante todos estos años de desarrollo

se ha convertido en algo poderoso en la industria

y qué es la moda "adlib". El concepto se crea...

Hubo una gran embajadora que fue una princesa,

Smilja Mihailovitch, que lanzó el concepto.

Viene del latín "ad libitum", que significa "en libertad".

Y es una moda libre y basada en las tradiciones.

Ahora tenemos más o menos 30 diseñadores

que se dedican... englobados en "adlib".

Efectivamente, hay desde diseñadores de ropa,

hay de joyas,

Tenemos, por ejemplo, las joyas Elisa Pomar,

que también las lleva ella, las lleva Palomo.

Llevo yo aquí. Y luego tenemos moda de hombre

como lleva Lorenzo o la camisa que lleva también Palomo,

Toni Bonet, vintage. Sí.

Charo Ruiz, Virginia Aval, ¿no? Cabe todo.

Cuando nos han explicado todo el talento que hay en Ibiza,

no me lo imaginaba. Sé que aquí hay firmas importantes,

pero no imaginaba que había tanto. Me ha sorprendido mucho.

Marta Díaz, has venido y nos has traído más sol todavía.

Muchísimas gracias. A vosotros.

Gracias, Marta. Gracias.

Gracias.

Bueno, insisto en que estamos a las puertas

de la semifinal de "Maestros de la costura".

Y para alcanzar ese lugar,

que yo creo que es muy definitivo,

¿qué van a tener que hacer los aprendices?

Como es lógico, la prueba de hoy consistirá...

Caprile, ¿me ayudas? Hombre, claro.

Pues consistirá en...

efectivamente, en reproducir estos dos vestidos

de la prestigiosa diseñadora de moda "adlib" Charo Ruiz.

Qué bonitos son. Preciosos.

Como os decía Palomo,

debéis hacer una réplica de estos vestidos.

Solo el vestido

que se adapte perfectamente al cuerpo de la mujer

y mantenga vivo el espíritu de la isla

se salvará de la prueba de expulsión.

Son vestidos realizados

con incrustaciones de guipur.

Hay que ser muy meticuloso,

muy perfeccionista,

para trabajar con este material.

Que son ya palabras mayores de la costura.

Vuestro nivel va en aumento,

por tanto, las pruebas tienen que aumentar la dificultad.

A las puertas de la semifinal, Rosa, como primera clasificada,

tú serás quién decida quiénes serán los jefes de taller.

Los jefes de taller. Sí.

Muy bien.

Me gustaría que fueran dos compañeros que nunca lo han sido.

Toni y Sergio.

Me gusta, me gusta. Ya tocaba, sí.

¿Cómo os tomáis esa decisión? Toni y Sergio.

Bien, la verdad, me apetece también ser jefe de equipo.

A ver cómo se me da.

Sergio. Buf.

Ahora, con mucho nervio. Ya, pero... ya tocaba

un poquito. Sí, tocaba, tocaba.

(ROSA) Es el programa 8. Yo he sido jefa de equipo tres veces.

Me he sometido a esa presión, es una responsabilidad grande.

Y Sergio y Toni, no. Que lo hagan hoy.

La tarea más ingrata es...

para el peor pantalón, iba a decir,

de la historia de "Maestros de la costura",

pero no sería cierto, pero uno de los peores.

Amparito, puedes elegir dónde irás tú,

pero además tienes que decidir dónde iréis todos.

Vale, yo quiero ir con Rosa y con Toni.

Bien. Oye, de verdad, has tardado,

no sé, tres segundos. Sí.

¿Has soñado con tu equipo o qué? En realidad,

si vamos a expulsión es lo peor que puedo hacer,

porque son...

Me muero si me voy, pero me muero si se van,

pero quiero trabajar con ellos y es lo que me apetece.

Lo que tengo claro es que, si puedo elegir, con Lara no voy a ir.

Es como muy tigresa y es...

Y...

A mí me agobia.

Seguimos con decisiones importantes.

Y vuelve el turno a Rosa.

Por ser la primera clasificada, elegirás

el vestido que va a realizar tu equipo.

Como ves, cada uno está identificado con un color,

por lo tanto, el vestido

os vestirá de verde o naranja como formación.

Escojo el verde.

Como siempre, verde esperanza, además, me encanta el vestido.

Bueno, definimos equipos. Por tanto, Rosa, Toni y Amparito,

con Toni como jefe de taller

y Sergio, como jefe de taller, acompañado por Lara y por Isabel.

Y hasta aquí ha brillado el sol y hemos tenido buen rollo.

Ahora ¿qué pasa? ¿Va a llover?

No, pero, bueno, sí. Sí, se avecina una tormenta.

Bueno... Un tsunami.

Se avecina una tormenta

porque a las puertas de la semifinal,

Rosa, tú tendrás el poder, casi, de una superheroína,

porque en un momento de la prueba podrás...

congelar a tus adversarios.

Ah, qué bien.

En el momento en el que tú decidas

pararán de trabajar durante 20 minutos.

Muy bien.

(SERGIO) Ostras, la ventaja que tiene

me parece un poco "hardcore".

Es decir, tener 20 minutos menos en una prenda

eh, uf,

es... es...

es duro.

Pues todo esto

va a ocurrir

en el taller de Charo Ruiz.

Tendréis 120 minutos para confeccionarlos.

Todos os deseamos muchísima suerte.

Recordad en cada minuto de la costura de hoy

que os jugáis la semifinal de "Maestros de la costura".

Suerte a todos.

(TONI) Tengo una sensación agridulce,

porque quiero llegar a la semifinal y como jefe de taller

tengo a mi mejor amigo del programa.

Lo siento mucho por él, pero lo voy a hacer mejor que él.

Aprendices,

la prueba comienza en tres, dos, uno, a coser.

Vale, chicas. -Vamos, va.

A ver, un momento.

Tranquilas, ¿vale? Cualquier cosa, si nos estancamos,

lo decimos tranquilamente y nos cambiamos.

Vamos a dividir el vestido en dos partes.

La parte de arriba la hacemos tú y yo, Amparito.

Vale. -Y tú, la falda.

Me parece bien. -Cuando cortes las piezas,

las remallo yo. -Ah, vale.

¿Vale? Y... Y nada, que tenemos que hacerlo.

Vamos a darnos un abrazo. -Vale.

Va, que llegamos a la semifinal. (ROSA) Va, la tela.

Primero, vete tú a por todas las puntillitas, las eliges.

De momento, vete a por las... -A por la tela.

Las telas. -Y empezamos a cortar.

¿Vale? Isabel, telas. -Vale.

Cualquier cosa... Sobre todo, despacio

y cualquier cosa, me preguntáis. -Vale.

-Aquí al lado. Creo que es esta.

Tengo la tela.

Es igual. -¿Ya la tienes? Vale. Espera.

Esto lo tenemos... -Lo tenemos, vale.

Medio chupado.

Esta aquí.

Delantero, delantero y delantero. -¿Están los tramos?

Sí, ese es el tramo 1.

(TONI) Quito esto de aquí.

Y tú, abajo.

Voy a cortar un trozo y lo nivelo.

(AMPARITO) Vale. -Venga.

Mira a ver cuánto es el segundo tramo.

Que estáis sin hacer nada. -Pero este tramo...

Tienes que cortar dos, ¿no? -Claro.

Para realizar un vestido ibicenco como el de la prueba necesitamos

tejido de algodón y tiras bordadas de guipur.

Comenzamos uniendo las piezas del pecho

que fruncimos ligeramente para crear volumen.

Creamos, con tiras de guipur,

la base del delantero y la espalda del cuerpo

y añadimos las piezas del pecho.

Para realizar el delantero de la falda,

cosemos a las piezas de tejido liso

una tira bordada

y la fruncimos por la parte superior

antes de unirlas entre sí.

Hacemos lo mismo con las piezas de la espalda.

Cosemos el cuerpo y la falda

tanto del delantero como de la espalda

y en cada costura superponemos una puntilla.

Luego unimos estas piezas por los costados

aplicando una cremallera en lateral.

Para finalizar añadimos los tirantes.

Lara. -Dime, amor.

Un trozo y vete a la remalladora. Contrólala, a ver cómo está.

Vale.

Venga, pórtate bien.

Ojo, que os marco con... -Sí.

Con amarillo. -Con amarillo, vale.

Para que no se vea mucho. -"Okay".

Para confeccionar un caftán como el de la prueba,

como es simétrico,

cortamos el patrón con el tejido doble y al hilo.

Cosemos las piezas del delantero intercalando tiras bordadas.

Hacemos lo mismo con las piezas de la espalda.

Unimos delantero y espalda por los costados y por los hombros.

Para finalizar

añadimos una tira de tejido a la altura de la cintura

por el interior del vestido

para crear un túnel por el que introducir un cordoncillo

con el que ceñir el caftán haciendo una lazada.

(TONI) Amparito, ¿cómo vas?

Vale, mira, tengo cortada ya...

Me falta esto que es... Bueno, el forro ya está,

estoy con los pechos, que tienen que hacer así

para que cuadren las costuras, y estoy ahí.

Esto es ya el delantero, la espalda

que va con esto. Si quieres ir uniendo...

Vale. -O cortas esto y...

No, córtalo tú, así no te lías. -Vale.

¿Vale? -Vale.

-Pues me llevo el delantero. -Vale, llévatelo.

Faltarán los picos, que los estoy haciendo.

Voy un poco lenta porque me da miedo que no me cuadre.

Hay una historia muy bonita del blanco ibicenco.

Hubo un momento en el que los barcos,

no sé, algo sucedió,

que estuvieron una larga temporada sin recibir tintes.

Entonces, tuvieron que apañarse con el color natural

del algodón, que era el blanco.

Y de ahí, pues, surgió esta tendencia

que asociamos con Ibiza de la prenda blanca

maravillosa que refleja el sol,

pero que, por lo visto, nació de eso.

Mira qué bien le ha salido la jugada.

Qué bien. Eso de los tintes nos apasiona.

El porqué de los colores, esas historias, Caprile,

no sabes lo que te las agradezco, porque me fascinan.

Estos trajes, que parecen muy sencillos,

tienen un patronaje complicado con muchas piezas.

Sobre una confección impecable. Tiene que ser impecable,

limpia, hay que estar lavándose las manos constantemente,

porque son tejidos blancos, muy delicados.

Estas telas, tanto el voile como los guipures,

cuánto más los tocan más pierden la gracia,

más pierden su cuerpo.

Y lo que peor puede salir es un vestido blanco

de estos sobados. Manoseados.

Toni, ¿cómo estás de jefe de taller?

Yo qué sé, igual que si no estuviera.

Somos todos... -Ya, pero es una responsabilidad.

¿La notas o no? -Ya.

Noto la responsabilidad de la prueba, tía,

de que podemos ir a las semifinales.

Pero nos has organizado bien el trabajo.

A cada una nos has dado lo que sabemos,

lo que sabes que se nos da... -A cada una, lo suyo.

Ay... (RÍE)

De verdad, Toni, siempre pensando en lo mismo.

En lo único. -Estos hombres...

Me faltan por cortar en tela las mangas y el volante.

¿Vale? -Vale.

Pues dale y así cosemos los tres ahí.

Lo tenemos todo ahí. -Tendré que plantearos

lo de la plancha. ¿Vale? Yo, hoy no coso.

¿Qué? -Hoy intentaré no coser.

Guau.

Hoy eres nuestro jefe. -Hoy soy el jefe.

Serás un buenísimo jefe, estoy segura.

El jefe, mejor siempre viendo las cosas y...

y mandando desde fuera. -Claro.

Se puede hacer desde la máquina, pero es más complicado.

He decidido no meterme esta vez en esta prueba

en la máquina de coser, porque tanto Lara como Isabel

cosen muy bien y prefería estar en la parte de atrás.

Qué bonito coser esto.

Toni, le veo una pintaza estupenda. -¿Sí?

A ver si somos capaces de sacarlo. -Hombre, lo que no podamos,

después de estar ayer con los familiares...

Hoy estamos de subidón total.

Qué guapa tu hija, ¿eh? -Qué mona.

Paula, Paula es... Vamos. -¿Y está estudiando tu hija?

Sí, Paula ya termina este año Psicología.

Ah, qué guay. Tiene novio, ¿no?

No, ahora ya no. -Ah, ¿no? Anda...

Toni, ¿te imaginas de yerno?

Ah... -Muy bien, nos llevaríamos genial.

Charo, no podíamos venir a tu taller

y no hablar contigo de lo que es la moda "adlib",

pero, sobre todo, de cuál es la clave

para encontrar el vestido

que represente a Ibiza allá por donde vaya.

Pues mira, la clave, una de... una de ellas, ¿no?,

es el blanco.

Es el color por excelencia, el rey del verano.

Es luminoso, porque es realmente muy luminoso.

Mira cómo estás tú. Y cómo estás tú.

Y cómo estoy yo, o sea, bien de blanco.

Hoy he querido también que esté con nosotros

una de tus costureras que creo que lleva contigo

no te voy a decir desde siempre, pero casi.

Bueno, sí, empezó conmigo. Claro, empezó contigo.

Sí, empezó conmigo. ¿Dónde está Margarita?

Ven, Margarita. Mira qué guapa. De blanco también.

Si me llegas a venir de rojo, me rompes el discurso.

Encantada de conocerte. Igualmente.

Margarita, yo veo los vestidos y, aparentemente,

me puede parecer que son más sencillos que otros,

pero no, quien entiende me dice, que tienen dificultad. ¿Por qué?

Sí, tienen dificultad, son trabajosos.

¿Cuál es la mayor dificultad? El pecho.

Y del caftán, los guipures

que queden bien puestos.

Pero estos niños están muy preparados.

Están preparados para hacerlo, pero también están nerviosos.

Por tanto... Hay que tranquilizarlos.

Creo que les puede venir bien un poquito de ayuda.

Sí, creo que sí. Me gustaría

que fueseis con los jueces a hacer una visita

y a ver, les podéis echar, no una mano,

pero algún consejito podéis dar. Algo les vamos a decir.

¿Os apetece? Sí, sí.

Os acompaño para que podáis verlos. Vamos por aquí.

Isa, Lara, ¿cómo vais? (ISABEL) Bien.

Tengo más para ti, toma. -Toma, tengo el centro.

(CHARO) Hola. ¿Qué tal, Isabel?

Hola. -Hola, ¿qué tal?

Mira, te voy a presentar a Charo, que es Charo Ruiz,

y Margarita, que es la oficiala que empezó contigo.

¿Puedo pedir un consejo? Porque esta pieza

bueno, la estoy descosiendo. -Deshaciendo.

Deshaciendo, sí, a ver.

Espera que corto y te enseño,

porque creo que lo he cosido al revés.

Esto no es así, es así, ¿no? -Sí.

Es así, y esta empalma con la otra pieza, ¿no?

Sí. Lo has hecho al revés.

Lo he hecho al revés.

Me parece que lo del anillo, lo de casarte,

te ha venido fatal, te ha descolocado.

Sí. (RÍE)

¿Te has mirado bien la muestra?

Hace bien ir mirando el modelo, a ver si uno lo cose bien.

Seguramente lo harán bien.

Que se está jugando el paso a la semifinal, Charo.

Lo harán bien. -Pues entonces...

Esos modelos... -No hay que ponerse nerviosa.

Y mirar muy bien cada paso que damos.

Está un poco nerviosa.

Está un poco nerviosa porque...

¡Ah! Ah, bueno, ¿te casas? -Sí.

Claro. Después de 22 años de novios.

Por favor, qué maravilla. Pues a este paso,

creo que esto también te va a costar 22 años hacerlo.

Entonces estará bien hecho, si tarda 22 años.

Sí, eso espero.

Bueno, nos vamos a ir a ver al equipo verde.

Nada, mucho éxito. -Gracias.

Sobre todo, tranquilidad. -Vale, gracias.

Y cuidar muy bien la prenda. -Gracias. Vale.

Toni, creo que ya está. -Me cago en mi tía.

A ver, es que está hipertenso esto.

Hola. -Hola, buenas.

Buenas. Mira, Toni.

Hola, ¿qué tal? Margarita

Mucho gusto. -¿Qué tal?

Mucho mejor, sí. Es la oficiala de Charo Ruiz,

que es Charo Ruiz.

¿Qué le quieres decir a Amparito?

No, que la máquina le funcione bien.

Le das un poquitín aquí. -Vale.

-Sí. -Mil gracias, Margarita.

-De nada.

¿Qué estaba haciendo mal?

El hilo de la máquina se ve

que estaba demasiado apretado.

En este tipo de creaciones,

controlar la tensión de los hilos es fundamental.

Claro. Te recuerdo que estamos cosiendo

por un lado un voile de algodón y por otro lado un guipur.

Sí, me doy cuenta.

Ah, menos mal que te das cuenta, Amparito.

¿Puedes o no? -Sí.

-Y esa puntilla no es nada fácil de juntar por las bolitas esas.

-Van bastante adelantados, no lo veo mal.

Sobre todo ella, va adelantadísima.

Ay, Caprile, que me metes una caña...

Tú, ahí centrada, bien centradita.

Y nada más, porque si no te centras...

Sois demasiado buenas.

No se puede ayudar tanto. Una pequeña ayudita.

Pero muchas gracias por todo. Y, sobre todo, gracias, Charo,

por dejarnos trabajar en este taller maravilloso.

Para mí ha sido un placer teneros a todos vosotros,

tener a estos chicos y a estas chicas maravillosas.

Y aquí estamos, ¿no, Margarita?, para lo que haga falta.

Bueno, vamos a dejarlos trabajar que les queda todavía, ¿eh?

Estupendo. -Así trabajarán más tranquilos.

(TONI) Venga, Amparito, tú puedes.

Ay, Dios.

Sergio. -Cuéntame.

-Mira, esto es grasa, tío, no se me quita.

Ya sé, pero no hay otra cosa para marcar.

-Es que me da mucha rabia, es que se ve mogollón.

O la tenemos que cortar otra vez.

No vamos a gastar más tela por eso. Tú sigue con lo tuyo.

Sigue con lo tuyo, lo debato yo.

Tendría que ponerme guantes, no quiero mancharlo.

Cómo frunce esta máquina, qué gusto.

Qué fruncido más bonito, todo por igual.

Vale, esto así. Me estoy poniendo nerviosa con los pechos.

Mira, ya te pasa como a mí. -Quiero esta patilla, por favor.

Uy, parece que voy en la moto.

Sisa, sisa. -Qué bien cose, por favor.

Con lo cual, esto va así.

Sergio. ¿Qué tal?

¿Cómo vais? Aquí estamos.

Haciendo el puzle. Lo lleváis bien.

Yo creo que sí, lo que pasa es que hay que...

A ver, el puzle no es tan fácil como parece.

Jefe de taller, cómo me gusta llamarte jefe de taller.

¿Cómo lo llevas? Tiene planta.

Hombre, lo llevo. Es buen jefe de taller.

Sí, sí. -Creo que lo llevo bien.

Lo llevo bien, cada uno estamos repartiéndonos las tareas.

Y además,

voy a ser valiente y no me voy a poner en la máquina de coser.

Guau, ¿de verdad? No me pongo en la máquina.

¿Estarás mandando? A no ser que no tenga más remedio

que me... -Esto lo encontré ahí.

No vale, no es nada. -¿No vale?

No, este no es nada. ¿Y estas manchas amarillas?

¿Qué ha pasado con la tiza?

Pues que son tizas de... plásticas, no son de jaboncillo normales.

Bueno, me da igual, eso me da absolutamente igual.

Sergio, o sea, esto es una guarrada.

Me da igual, como si la tiza es de pizarra de colegio.

¿Sabes? Está aquí en medio. Lara, ¿tú pagarías un traje

todo manchado de amarillo? No.

Tú, precisamente tú. No, no.

No.

Repetimos esta, cariño.

Venga, pero... Vamos. ¿Qué pensabas,

que no lo íbamos a ver,

el amarillo? Es una pieza.

Voy y lo remallo rápido. -No es una, son varias.

Una aquí, otra aquí.

A ver qué decide el jefe de taller.

Vamos a ver qué decide el jefe de taller.

Sergio, yo lo repetiría, lo remallo rápido.

Si lo repetimos, no nos va a dar tiempo.

Mientras está reposando, lo voy cosiendo, remallando.

Exacto, sí, yo voy cosiendo. -¿Qué opináis?

Esto son las mangas que van después.

Lo hacemos entre los tres, ¿qué opináis?

Yo repetiría... -Eso manchado, hay que repetir.

Sí. -Eso está feo.

(SERGIO) Venga, va, me pongo a cortarlo otra vez.

(ISABEL) Sí, dame para juntar. Habéis decidido que repetís.

Eh... No queda otra.

Venga, tienen mucho trabajo. Vamos a dejarlos trabajar.

(LARA) Sergio, arriba, no pasa nada, cariño.

Venga, lo hacemos rapidito. -Sí.

Cuidad. -Junta todo eso para allá

y lo cortamos. -Antes de que me dé un vahído.

Y... -Cara mala.

Toma, sécate un poquito. -No quiero secarme.

Vamos.

Por favor, Sergio.

¿Este hay que repetirlo? -Todas.

No, todas no. -Todas.

Ni una mancha, hasta donde lleguemos, pero ni una mancha.

(LARA) Qué mala pata que tengamos que volver a cortar

todos los patrones,

pero, bueno, hay que seguir los consejos de los jueces

¿De qué nos vale llegar con una prenda ejecutada a la perfección

y manchada? Así que a cortar de nuevo.

Toni, el otro equipo ha manchado la tela.

Pero han pintado el patrón.

Vaya, pues eso no se quita. En una tela blanca es...

No sale, ya lo entregas manchado.

Tengo problemas con esto.

Es que yo no he pintado el patrón, simplemente he cortado.

sobre el patrón, directamente, a sangre.

(AMPARO) Vamos bien, si encima el otro equipo...

Amparito, no te fijes en el otro equipo y...

y estate a lo que tienes que estar.

Me la pela lo que hagan, lo importante es hacerlo bien.

Te he oído, Amparo. (TONI) Ya está, a lo tuyo.

Cada uno que se apañe con lo suyo, que ya bastante tenemos.

A mí también me la va a pelar. Abierta la guerra,

pero gorda, además.

A partir de ahora, Amparito me la va a traer al pairo.

Porque no es manera. Yo, si compito,

no me río de las desgracias del equipo contrario.

Cuidado que se va... -No te preocupes.

Ya haré el puzle otra vez. -Tranquilo.

Necesito que estés tranquilo. -No te preocupes por mí.

No, sí me preocupo, cariño. Toma.

Vete ayudando si quieres a... -¿A qué?

La tela del delantero. -Se la acaba de llevar Isabel.

para coser. -Mira a ver si están manchadas.

-La ha revisado, sí. Esa no está manchada.

No, esta no está manchada. -Perfecto.

Esa está "okay". -No está manchada.

Esta no. -Vale.

Aprendices, habéis consumido la mitad del tiempo.

Solo quedan 60 minutos para terminar.

Vamos a ver cómo van, sí.

¿Vienes conmigo, Toni? -Asómate tú.

Voy a ver. -Es tu privilegio.

Él está cortando. Vamos a esperar un poco más.

¿Esperas? Unos 20 minutos más.

(LARA) Al loro, nos lo quitan en nada.

(ISABEL) Sí, sí.

Muy guay, muy bien.

(ROSA) Imagínate si estuvieras en este equipo.

Qué bien sería también.

Yo ya he demostrado una vez que no lo he utilizado.

Y nos echamos encima. No me pareció correcto.

Esto es una competición.

Hemos tenido que repetir todas las piezas.

Ya tienen ventaja de sobra.

Es un beneficio para nosotros, no perjuicio vuestro.

(LARA) Rosa va a utilizar su ventaja estratégicamente

en el momento en que más nos perjudique.

Seguramente, la he visto muy decidida

a decir que lo iba a utilizar.

Buenas, Toni, ¿qué tal? Buenas.

Cuéntame, ¿qué tal de jefe de taller?

La verdad, muy bien. Con Rosa y Amparito me entiendo bien

y tenemos mucha comunicación y bastante bien, la verdad.

¿Qué tal el manejo de los guipures?

Estoy un poco preocupado. Estoy hilvanando

para que no se me vaya. Soy de hilvanar, me encanta.

Por favor, aquí, sobre todo, limpieza.

Sí. Delicadeza, pulcritud.

Las manos bien limpitas, no sobar demasiado...

Veo bastante buen rollo en el equipo.

Por favor, Toni, estate pendiente de Amparito.

Me da miedo, que lleva tres horas. Llevo una hora cuadrándolo.

Vale, vale. Bueno, una hora... no.

Te quiero decir, tiene que quedar aseado,

si no me cuadra, queda un desastre. Aseado, está claro.

Un circo. Que los pechos... Hoy tenéis que bordar la prueba.

Por supuesto.

Dadle duro. Toni, confío mucho en tu...

mandato.

Dale... Tranquiliza a... -¿A Sergio?

Sí, pero... yo ya le he dejado, porque...

Chicas, chicas, tranquilas. (ISABEL) Vale, yo estoy bien.

No os preocupéis. Vamos, seguid adelante.

-Vale, ya está. -Se repite y punto. No pasa nada.

Es una pieza nada más. -Solo hay que acelerar un poco más.

-Es una pieza. -Vale.

Bueno, en el equipo naranja, no entiendo lo que han hecho

y cómo han cometido el error, han marcado con jaboncillo amarillo.

Han ensuciado todo el tejido, todo.

Y, vamos, yo, a ojo, por lo que utilizo en mi taller,

estamos hablando de... por lo menos 200 euros se han ido.

Palomo, ¿qué tal el equipo verde?

Pues el equipo verde, hombre, un poco mejor.

Los veo demasiado relajados.

Me da mucho miedo que no lleguen. A este paso no llegan.

El vestido es complicado. Son los dos, ¿eh?

Los dos. Son muy complicados.

He visto a Toni, eso me ha gustado,

ha estado hilvanando los trozos de guipur juntos

para que no se le movieran. En fin, lo están haciendo con...

con muy buena gana y con... Con buena mano.

Y con buena mano. El equipo está funcionando y da gusto.

Vamos a ver qué pasa.

Chicas, daos un puntito más de vida, vamos.

Sí, sí.

Lara, hay que descoser este.

¿El qué? -Hay uno que lo has... ¡Ah!

No. -Sí, está mal puesto.

Va, sigue con eso, sigue con eso.

Una lástima.

Aprendices,

quedan 40 minutos para terminar la prueba.

Raquel, ya quiero solicitar los 20 minutos.

¿Justo ahora, Rosa? Sí.

Vale, vuelve al trabajo. Se lo comunico.

Por favor, ¿me estáis escuchando? Lara, Sergio, ¿me escucháis?

Sí. ¿Sí? ¿Isabel?

En este momento,

queda congelado vuestro trabajo. Dejad de coser.

Arrancan los 20 minutos de parón.

Ven aquí. -Cuidado con esto.

Vale, yo estoy bien. -Venga.

Estoy bien. -Escuchad. Visualizad.

Esa pieza que hay ahí, mira.

En esta parte de aquí. -Esta fina va aquí.

La pones igual.

Venga, chicas, tenemos que aprovechar los 20 minutos.

No nos relajemos, porque a veces estos beneficios

juegan en nuestra contra. Tengo que poner la cremallera.

Toni, ¿la pongo yo? -Sí, ponla, "porfa".

-Venga. -¿La falda ya está?

Claro. -Muy bien.

¿Habéis oído qué ha dicho Amparito? -No.

No sé qué historias ha dicho de algo... algo feo, ¿no?

No, eso es cuando yo digo que se juega sucio.

Si Amparito quiere jugar sucio, vamos a jugar todos, tranquila.

A partir de ahora la miraremos de otra manera.

Son los juegos del hambre.

Voy a quedarme delgadísima para mi boda.

El que ríe el último ríe mejor.

Venga. (TONI) ¿Qué?

¿Vamos bien? -Vamos bien, vamos bien.

Venga, los pechos, a ponerlos. (AMPARO) Los tienes aquí.

(TONI) Esto, ¿cómo va? -Estos dos son sisas.

La sisa de un lado y la del otro,

con lo cual esto es un pecho y esto, el otro.

No, espérate.

No, tía, el orden es muy importante, colega.

Espérate, ya lo sé. -Te lo digo siempre.

Ya lo sé. -Es que si no,

ya no sabemos qué pieza es cuál. -Espérate.

Hazme caso. -Has perdido el patrón.

¿Dónde está el otro patrón, compañera?

Uno aquí y el otro... Estaban aquí juntos.

Ya, tía, pero...

Ay, Dios mío.

Esto es un pecho y está bien hecho.

Esto es un pecho y está del revés.

¿Cuál está del revés? -Ese, este está bien.

Toma, descóselo y dame el otro. -Toma, este ya está. Así.

Habrá que remallar el medio.

Visto que está juguetón el equipo de al lado

y nos quieren... pues, dar por algún lado,

podríamos ir a visitarlos, a ver si los ponemos nerviosos

y jugamos con ello. Hacemos una huelga sentada por el medio.

Vamos a ver cómo van. -Vale.

Me siento en una máquina y no... -Prefiero darle vueltas a esto.

Ustedes vayan a mirarlos. Yo no puedo.

¿No puedes mirarlos? Yo sí. Voy a mirarlos a la cara.

Vale, mira tú, porque también quiero tener claras las cosas

que me tengo que llevar para no descentrarme.

¿Qué tal vais? -Muy bien.

Vais bien, ¿no? A gusto. -Pues sí.

Ya veo que estáis a gusto. -No nos queremos relajar.

Me ha parecido oír antes un comentario un poco feo,

Amparo, Rosa, no sé. -¿De qué?

He dicho que me la pelaba cómo fuerais vosotros,

mientras fuéramos bien. -Ah, vale, eso es compañerismo.

Lo demás son tonterías. -Ha sido porque han dicho:

"Se le ha ensuciado". -A mí no me disgustaría

que al equipo contrario le pasara algo malo.

No, que no me la... Lo estás entendiendo mal.

Me parece estupendo, pero a mí... -Lo que quiero decir...

Me preocuparía también... -Me da igual que lo hagáis...

Escúchame. -No es que me dé igual...

Escúchame. -No quiero que lo hagáis

ni bien ni mal, quiero que lo hagamos mejor.

Cuando tengas la educación de saber escuchar,

me llamas, me lo dices y vengo y dialogo contigo.

Mientras tanto, no me merece la pena.

Amparo, comentarios desafortunados no hacen falta tampoco.

Te lo he dicho. Pero bueno, no os desconcentréis.

Vamos a lo nuestro y ya está. -Sí, eso puede ser también...

(SERGIO) Amparito, aparte de no querer escucharme,

creo que ella es así. Me puedes criticar,

me puedes decir, pero luego déjame que te conteste.

Si luego quieren volver a contestarme, adelante,

pero nunca pisar a una persona, eso no es educación.

Pues nada. -¿Cómo va?

A gusto me he quedado con Amparito.

Una persona que no tiene educación para saber escuchar

no merece la pena hablar con ella, con lo cual, me parece bien.

Tienes que pensar...

Tienes que pensar que Amparito tiene un coeficiente intelectual

de un pajarito. -Muy alto.

0,25. -Muy alto.

No hay que descalificar a las personas.

(TONI) A lo nuestro. No escuchéis nada, por favor.

Cántate algo, Amparito, "porfa".

Venga, id terminando. Nosotros, a lo nuestro.

Es que me han interpre... Me han malin...

(TONI) Da igual, pasa. -Totalmente.

-Se acabó la historia, tía, ¿vale? -Vale.

No hablemos más del tema. -Después lo hablamos.

Vale. -Luego ya se habla y se arregla.

Vale, esto va por aquí. -Ahora acabar y se acabó.

Creo que Sergio estaba nervioso y lo ha pagado conmigo,

porque ha entendido lo que le ha parecido oportuno

y me la ha liado parda. Yo me he quedado...

Pues bueno.

El cuerpo, ¿me podéis dar la parte de abajo?

¿Toni? -Está hecho ya.

Está ahí. -Falta la gomilla.

Falta la goma. (AMPARO) Falta la gomilla.

¿Qué pasa aquí? (ROSA) Venga, por Dios, de verdad.

Bueno, tranquila, tía, tranquila.

Y el tiempo de congelación termina en...

cinco, cuatro,

tres, dos,

uno, a coser. ¡Bingo!

Quedan 20 minutos, aprovechadlos. Nada está perdido todavía.

Vamos, Sergio.

Venga, Isabel.

Nada está perdido, pero tenéis que exprimir

cada segundo de lo que queda. Lo haremos.

Van a saber quiénes somos.

Escucha, con esta no sé qué se cose.

Últimos 20 minutos para todos de prueba.

¿No coses? -No, porque tiene un aparato,

no vaya a fastidiar la moto.

Amparito, ¿este pecho está cortado igual?

Se supone que estaban bien. -La cremallera está en la derecha.

En la izquierda. -Esto no cuadra.

Vale, vale. -Ay, Amparito...

No sé cómo ha cortado los pechos, no cuadra esto.

Amparito no...

no está dando pie con bola desde que ha venido Sergio

y ha estado hablando con ella.

Lo puedo entender, está un poco descentrada.

A ver si la podemos remontar.

Lara, Lara. -Sí, sí.

Llévate esto, corta el bajo. -¿Qué?

Mira, aquí, pespunte a cada lado. -Sí.

Hasta aquí. -Sí.

Abierto, no cosas nada aún. -Vale.

A cada lado, porque tiene que pasar lo otro.

-Vale, vale. -¿Vale?

Voy yo midiendo mientras

para el bajo.

Ay, ¿dónde está el principio? Joder...

Aquí hay un principio.

¿Coso los bieses yo o tú? -Dame, lo coso yo.

¿Eh? -Haz tú esto.

Vale. -Acábalo bien, "porfa".

Equipo verde, ¿cómo lo lleváis? ¿Qué tal?

Ahí vamos. Pero ¿tenéis problemas o qué?

No, pienso que llegaremos, justos.

¿Qué ha pasado con el pecho del vestido?

Bueno, nos habíamos equivocado al montar el forro.

Hemos tenido que volver a montarlos.

¿Estás teniendo problemas con los pechos, Toni?

Siempre tengo problemas con ellos. Vaya, ¿y eso?

Mira, no sé. (RÍE) La verdad, Toni,

es que vais justos de tiempo. Sí, nos hemos confiado un poco.

¿La parte de arriba? ¿Cómo va? -Ya está.

Por favor, la cremallera. -Ya están, ya están los pechos.

Chicos, de verdad, poneos las pilas.

Poneos las pilas. Tenéis muy poco tiempo.

Poneos las pilas. Toni.

Vale. Métele caña.

Esta es tu prueba, eres jefe de equipo, Toni.

Vale.

(AMPARO) Patilla de cremallera.

Ya tengo la cintura.

(ISABEL) Vale.

Y escúchame, el bajo del otro lado lo tiene Sergio.

Sí, lo tiene Sergio. Haz rápido el bajo.

Aquí, esto. -Trae.

Venga, que falta tiempo.

Ya lo sé, ya. -Como una teta, a ver.

Tiene que ir así.

Hasta aquí, y luego esta es la que va hacia detrás.

¿Qué tal, Sergio? He visto que habéis cambiado de estrategia.

Al final te has sentado.

Al final me siento en la máquina de coser para ir más rápido.

¿Cómo vais de tiempo? Bueno...

(ISABEL) Mal. Mal, ¿no?

Bastante mal. -Mal, pero hay que hacerlo.

No hay otra. Ahora ¿qué hacéis?

Cuéntame. Estamos cerrando los hombros.

Nos queda todavía el costado, la pieza central

Eso es el escote, imagino. Sí, nos queda todavía...

Os falta la manga. La manga está mitad cosida,

para aprovechar tiempo. -Pero nos queda, nos queda.

¿Cómo se han pasado esos 20 minutos parados?

Creo que hemos aprovechado esos 20 minutos

para plantear bien cómo íbamos a seguir trabajando.

Nena, toma la aguja, porque hay que coser...

Sabes lo que te digo, ¿no? Hay que unirlo

y después, ponerle las bolitas. -Las bolitas, lo último.

Venga. Os dejo los últimos minutos.

Dadle duro a esto. Sí.

Ayúdame a juntarlo. -La pieza central, ¿la tienes?

Desde el centro son 35 centímetros donde se cierra.

Realmente desde aquí. Vale, aquí, ya la tengo.

Córtame estos hilos, Sergio. -No, hombre, no.

Espera. -Escucha, el centro es este.

A ver, baja, ahí sí.

Aquí, vale. -Esto es, ya lo tienes.

Hasta ahí.

Rosa, ¿qué te queda?

La cremallera y los pechos. -Estoy con la cremallera.

Vamos, chicas, venga.

Venga, los pechos, por favor. ¿Quién los tiene?

(TONI) Yo.

-Por favor, dadme los pechos. Amparo, dame los pechos, por favor.

(TONI) Venga, va.

¿Y el otro pecho? -Está aquí, toma.

Cuidado. Espera, cuidado, hay un alfiler por ahí.

(AMPARO) Jolín.

Eh... El encaje va abajo. -Corta. Dame la tijera, tijera.

Aquí. -La tijera.

Vamos del otro lado. -Del otro lado.

Aprendices, dos últimos minutos de la prueba.

Va, va, va. (ROSA) Qué sufrimiento.

(TONI) Tranqui.

Vale, ya le quitamos los hilos fuera.

Venga, vamos. -Corre.

Corre, Amparo, ya. -Corre.

Ay, mierda.

No ponemos la puntilla. Ábrelo. Ábrelo, ábrelo.

¿Está cerrado? -¿Dónde está la puntilla de flores?

Dame esto. -Yo voy por aquí.

Pero déjame coser atrás, que no está de atrás.

Le ponemos esto en el maniquí. Por favor.

Deja que cosa eso. Espera. Deja que cosa eso,

lo ponemos en el maniquí. -Lara, no puedo con esto.

Vale, vale. -Es que no puedo, jolín.

Agarra las tirantas, Amparo. Aligera.

Vale. -Por favor.

Agarra aquí, que subo la cremallera.

Vale, para, para. -No, hay que llegar hasta aquí.

Venga. -Para.

Ponlo y ponemos esto. -Tiene que estar en el maniquí

o no tenemos nada. -El imperdible estaba aquí.

¿Tienes una aguja? -Sí, Amparito.

-Dámela.

Toma. -No me avisas que hay una aguja.

Estabas enhebrando tú una, tía. -Sí, pero ya no la...

Macho. -Dale una puntadita aquí.

He perdido la aguja. Dame. -Toma.

Venga, por favor. Es que, tío, pero... Aquí.

Dale una puntadita. -No tengo.

De verdad, haz algo, hija. -Espérate, ¿aquí hay otra? No.

No hay más.

Corre, ponlo. -La aguja que te he dado.

Tengo, tengo.

La puntadita, ¿dónde? -Empieza desde aquí,

porque hay que... La prueba termina en diez,

nueve,

ocho, siete... Quita las agujas.

Seis, cinco... Amparito, alfileres.

Cuatro, tres... (TONI) Mierda.

Dos, uno, tiempo.

(SERGIO) Déjalo así. -Déjalo.

Nos han faltado cinco minutos.

(ROSA) El veredicto, no sé cuál puede ser.

Los jueces, nunca sabes por dónde pueden tirar.

Estoy contenta con el trabajo realizado.

Es la primera vez que trabajo con ese guipur exquisito

y esa tela tan delicada.

Aprendices, no sé cómo estaréis vosotros,

pero yo estoy temblando porque en este veredicto

vamos a conocer el nombre

de los primeros semifinalistas de "Maestros de la costura".

Suerte a los seis. Adelante, jueces.

Aprendices,

esta era una prueba

con un nivel de complejidad altísimo.

Así que ante todo deciros

que estamos muy orgullosos de vosotros

porque los dos equipos habéis sido capaces

de entregar una prenda terminada.

Pero exigíamos un trabajo muy minucioso

y nos vamos a fijar muchísimo en el detalle.

Equipo verde, a simple vista

vuestro vestido tiene muy buena pinta,

pero es verdad que hay defectos que no podemos pasar por alto.

Este acabado de la espalda no es lo que os pedíamos.

Los tirantes están un poco desnivelados.

Y luego, aquí hay un pequeño agujero.

Eso es culpa mía.

¿Has cosido tú los guipures de la espalda?

Y este, ¿qué ha pasado? No me he dado cuenta.

¿Se ha quedado descosido? Ajá. No lo he visto.

Y una pregunta que yo tengo para el equipo verde.

¿Echáis de menos a Saray?

(ROSA) La echo de menos, claro. -Ya sé por dónde va.

Por la amistad. Tú sabes adónde voy, Toni.

Sí. ¿Por qué sabes por dónde voy?

Por el monstruo del lago Ness. Más o menos.

Porque este ya no es el monstruo del lago Ness,

Es el monstruo del mar Mediterráneo, que es más grande.

Amparito no creo que lo haya puesto, porque...

He sido yo. Ha estado con las cazuelas

y los pechos. He sido yo.

Has sido tú, Rosa.

Rosa, a las puertas de la semifinal

no me puedes justificar esta cremallera.

En vuestro caso, equipo naranja,

el vestido también está más bien regular.

El vestido sigue teniendo manchas amarillas.

Y luego, el cordón que había en la cintura...

(SERGIO) No nos ha dado tiempo. No ha dado tiempo y esto...

Y este caftán, pues, no se puede ajustar a la silueta

de la persona que lo lleve.

Os ha faltado planchado. Sí.

En fin... (SERGIO) Nos ha faltado tiempo

a la hora de... 20 minutos menos

y luego recortar otra vez las piezas

por el fallo que he tenido de lo del jaboncillo.

El jaboncillo. Nos ha faltado tiempo.

Bueno, habéis sabido casar bien los encuentros,

que es un detalle que valoramos mucho.

Yo, sinceramente, creo que habéis jugado mal vuestras cartas.

Sergio,

en nuestra opinión, pensamos

que no has sido un buen líder.

Tu decisión de desentenderte de las máquinas

cuando además el coser a máquina

pensamos que es tu especialidad,

creemos que esa decisión

no ha sido muy acertada. Lo que sí que tenía claro

es que quería hacer el puzle y llevar las piezas,

porque era complicado,

sabiendo que ellas dos cosen también muy bien.

Prefería que estuvieran en la máquina

e ir pasándoles las piezas y que me las devolvieran

para ir casándolas y luego poder coserlas.

Eso me parece fenomenal,

pero creo que sabiendo que teníais un poco menos de tiempo...

podías haber distribuido mejor las tareas.

Podías haberte puesto a coser tú desde el principio,

porque había máquinas de coser para todos.

Posiblemente haya sido un error.

Una mala organización.

Isabel, ¿qué os ha parecido? Estoy contenta con él, la verdad.

¿Y tú, Lara? La única situación

que él ha llevado un poquito a la histeria,

que se descolocó un poco, fue en el momento

que tuvimos que repetir las piezas y nos escuchó a nosotras

que lo teníamos que repetir y entonces nos dio...

como que nos dio nuestro lugar. Una cosa buena

es que a pesar de haber tenido estas complicaciones,

habéis remontado y habéis presentado una prenda,

que yo por un momento he pensado que no podríamos verla.

Sergio, no solo te estrenabas tú como jefe de taller,

sino que Toni también. En tu caso, Toni,

nos ha parecido que has mantenido la calma en todo momento.

Viendo tu estado de nervios de la prueba anterior,

la verdad es que no teníamos ni idea

de cómo ibas a llevar la presión de ser jefe.

Sinceramente, lo has bordado.

Gracias. Toni,

y cuando tu gran amigo Sergio se ha acercado

a meteros un poquito de caña, es que ni te has inmutado.

No iba conmigo la cosa.

Entiendo que un momento así, de...

el momento en caliente, bueno, Sergio ha venido

y ha reaccionado de una manera,

ha recriminado a Amparito su actitud.

¿Te has enfadado mucho, Sergio? Sí.

¿Te ha sabido mal? Sí.

Cuando has dicho que crees que faltaba compañerismo,

¿lo decías solo por Amparito

o lo decías por el grupo verde al completo?

El asunto que yo he tenido ha sido con Amparito.

Me ha sentado mal que no me dejara hablar.

Quería seguir hablando y ha empezado a hablar, a hablar

y oye, lo siento mucho, me voy fuera.

Sergio, ¿no era un poco una estrategia para distraerlos

porque estaban trabajando? Pues posiblemente también.

Ah. Quiero decir, no, vamos a ver.

Ellos nos han quitado 20 minutos con las normas del juego

y si tengo la posibilidad de ir a hablar con alguien

y se puede descentrar... -Nos ha quedado claro

que habéis venido a meternos caña porque era vuestra estrategia.

Eso acabáis de decir. Pues ya está.

Bueno, vamos a dejarlo aquí.

Esto son rencillas vuestras personales.

Y vamos a centrarnos en la prueba, en este reto.

¿De acuerdo?

Así que tengo el placer de comunicaros

que por haber presentado

un trabajo, un traje

más completo, más rematado,

más minucioso, más lleno de detalles

que era lo que pedíamos, detalles,

los semifinalistas de la segunda edición

de "Maestros de la costura"

son los aprendices del equipo...

verde.

(AMPARO) Ay, qué alegría.

El mejor jefe de equipo que he tenido.

(AMPARO) Estoy supercontenta, superemocionada

y superflipando de llegar a semifinal.

Y... y... yo creo que mi madre y mi padre van a flipar.

Sois los primeros semifinalistas de la segunda edición

de "Maestros de la costura".

¿Cómo os sentís? Felices, yo muy feliz.

Muy feliz.

Muy contento. -Qué alegría.

(TONI) No me imaginaba llegar tan lejos, estoy muy contento.

No me gusta celebrarlo, porque la alegría de unos

es la tristeza de otros y me da un poco de cosa.

Pero estoy muy contento.

Enhorabuena a los tres. Muchas gracias.

Bienvenidos a la semifinal.

Y, equipo naranja, uno de vosotros tres

va a abandonar "Maestros de la costura"

con el sabor amargo de quedarse a las puertas de la semifinal.

Pero todavía queda una importante oportunidad para que eso no pase.

Y es la prueba de expulsión en la que nos veremos.

(LARA) La prueba de expulsión la afronto con mucha tristeza.

Porque creo que ni Isabel, ni Sergio ni yo

nos merecemos ir.

Así de claro.

Creo que han pasado a la semifinal

personas que...

no están al nivel de nosotros tres.

Los aprendices regresan al taller después de una noche agridulce

Primero recibieron la inyección de energía

con la visita de sus familiares y después

regresaron a la realidad en la prueba por equipos.

Tres de ellos

se juegan su continuidad en "Maestros de la costura".

¿Hacemos que pasen ya al taller?

Ah, la famosa americana, Toni.

Hola, Amparito. Olé.

Qué guapa, Rosa. Gracias.

Guau, Lara. Guau.

Cierta inspiración... Sí, en ti.

Qué bonito. Aprendices,

mandiles blancos,

casi os he visto correr por el pasillo

para agarraros a esa barandilla de la semifinal.

Claro, venimos entusiasmados. Felicidades a los tres.

Gracias. -Gracias.

Sergio, ¿estás satisfecho con tu trabajo

al frente del equipo naranja? A ver, satisfecho...

no puedo estarlo al 100%, puesto que perdimos la prueba.

A lo mejor fue un error

el que yo no me pusiera en la máquina a coser.

Con lo cual, eso se paga.

¿Te crees las explicaciones de Amparito a su desafortunada frase?

Me puedo molestar más o menos en ese momento

por la situación generada y por lo que tú oyes en voz alta,

pero no hay problema entre Amparito y yo

ni creo que lo vaya a haber. -Sergio malinterpretó mis palabras,

pero creo que ya se ha dado cuenta y que no pasa nada.

Que somos amigos como si nada.

Toni, ¿por qué te molestó tanto

que Sergio entrara a hablar con Amparito

en esos 20 minutos congelados?

No me puedes decir que te ha enfadado un comentario

cuando luego me dices que es una estrategia.

¿En qué quedamos? ¿Te ha sentado mal o es una estrategia?

¿Y cómo están los ánimos entre los afectados?

Somos adultos. Cada uno ha jugado como ha sabido jugar

y ya está, no hay ningún tipo de problema.

(TONI) Lo he hablado con él

y él me ha reconocido que a lo mejor no estuvo acertado.

Bueno, es un concurso y cada uno utiliza

las herramientas que tiene

para intentar llegar al siguiente programa.

¿Te das cuenta de la que has liado?

Sí. (TONI) Amparito, es verdad,

que es un amor, que no lo dice con intención,

pero cada vez que abre la boca sube el pan.

Lara, a ti te ha sentado mal que Rosa utilizase

la ventaja de los 20 minutos. Sí, creo que lo dejé muy claro

en la prueba de Valencia.

A mí me gusta jugar con las mismas condiciones.

Porque no se arriesgaba nada.

Ella no se jugaba expulsión en ese momento

y no benefició a su equipo.

Eso lo vi mal, lo hablamos en su momento.

¿Tú no la hubieses utilizado

sabiendo que os estabas jugando el paso a la semifinal?

Sí la hubiese utilizado, pero no de la manera que la usó Rosa.

Diría: "Pues quito 20 minutos al principio

o quito 20 minutos al final".

-Lo utilicé cuando creí conveniente, Lara.

El otro equipo no ha recibido bien que seamos semifinalistas.

No me han felicitado. Sergio sí se acercó,

pero Isabel y Lara no me han felicitado.

Tanto que se habla de competición sana,

donde has ganado, enhorabuena, ¿no?

Por cierto, Lara, creo que ya tienes un encargo

para hacer un vestido de novia, ¿no?

No es encargo, es ayudante.

Ahora digo, te voy a hacer, cariño, el de después.

Vale, acepto. -Cuando haya "party",

ese te hago yo.

Esto va a ser rapidísimo. No vamos a tardar mucho.

Una semana antes

nos pondremos con el vestido.

Como si fuese una prueba de "Maestros de la costura".

Lara, Isabel, Sergio,

ahora comienza vuestra lucha

por un puesto en la semifinal de "Maestros de la costura".

Y comienza con un término, "athleisure".

¿Sabéis de qué hablo? Ni idea.

Esta tendencia se basa en adoptar las prendas

y los "looks" propios del gimnasio en el estilo diario.

Caprile, "athleisure", ¿sí o no?

Pero llega el sábado por la mañana

y bajarás a comprar el periódico o el pan

o lo que sea y llevarás, entiendo, unas deportivas,

un pantalón cómodo. Sí, pero vamos, ropa vieja,

que ya no usas, un pantalón viejo con una camisa.

"Athleisure"... Y tus chanclas, pues bien cómodo.

Caprile, esta tendencia no ha llegado solo a la calle,

también a las pasarelas. Las marcas deportivas

han aprovechado para sacar colecciones

de ediciones limitadas con diseñadores

como Stella McCartney, Alexander McQueen, etc.

Estos diseñadores han conseguido que las prendas para entrenar

sean una tendencia para ir al trabajo

y hasta para salir por la noche. Claro, vamos.

Iremos a la oficina vestidos de futbolistas, a este paso, vamos.

La mejor forma de que podáis entender

las intenciones de esta prueba

es dar la bienvenida a dos invitados muy especiales.

La cuatro veces campeona de España

y una vez campeona de Europa de yoga

y además maestra de "celebrities" como Lady Gaga o Penélope Cruz.

O María Escoté.

Y María Escoté.

Y nuestro segundo invitado,

el fundador y presidente de Ecoalf.

Keila Velón y Javier Goyeneche.

Bienvenidos. Keila, Bienvenida.

Qué guapo.

Javier. ¿Cómo estás?

Me parece brutal el tema de vamos a limpiar los mares

y vamos a generar moda de la basura esa.

El concepto es brutal.

Keila, a ti te digo "athleisure"

y prácticamente te digo tu vida, ¿no?

¿Cuánto tiempo pasas vestida con ropa deportiva

adaptada al mundo de la calle? Todo el día.

Deseo que me inviten a una fiesta para ponerme un poco de rímel.

¿Cuál es la mejor prenda o las mejores prendas

para poder practicar? Creo que lo básico

es estar cómodo

y luego creo que también tienes que sentirte favorecida.

Javier ya nos acompañó

en la primera edición de "Maestros de la costura"

y regresa porque fue realmente impactante

conocer la procedencia de esos tejidos

sostenibles, 100% sostenibles, porque a día de hoy

seguís siendo la única compañía del mundo

que confecciona todo con tejidos 100% sostenibles.

Creo que sí, que hagamos todo sí. Hay muchas marcas

que tienen colecciones cápsula dentro de la colección grande.

Que todo sea sostenible creemos que sí.

Javier, hace ya tres años pusiste en marcha el proyecto

"Upcycling the oceans". Cuéntanos un poco

cómo nació este proyecto y qué habéis conseguido hasta ahora.

El proyecto nace por accidente, porque un día,

reciclábamos redes de pesca y un pescador un día en un puerto

me dijo: "Tendrías que salir a pescar conmigo

y darte cuenta de la cantidad de basura que atrapan las redes".

Me ayudó a convencer a tres amigos pescadores

para que me dejaran poner un contenedor en sus barcos

y toda la basura atrapada en las redes

en vez de volverla a tirar al mar, la bajaran a tierra.

Hoy en día ya son más de 3000 pescadores en España

que lo hacen a diario de una forma desinteresada.

Es un proyecto enorme. Este año, creo que llevamos

casi 300 toneladas sacadas del fondo del mar.

Por ti, Javier,

hago desinteresadamente lo que haga falta, hijo mío.

Hasta bajar al fondo del mar.

Los datos son alarmantes. Cada minuto de cada día

de los 365 días del año se arrojan en el mundo

15 toneladas de residuos plásticos al mar.

Eso significa que en 2050

habrá más plástico en los océanos que peces.

Todos deberíamos involucrarnos en la lucha

por salvar nuestros océanos.

Y Javier ha venido a proponeros

que le ayudéis a dar una nueva vida a materiales de desecho

como estos.

(AMPARO)

Ay, qué bonito el de algas.

(AMPARO) Es como algas. No, "es como" no, son algas.

(AMPARO) Ostras. Huele a mar. Huele a miso "soup".

Qué arte, por favor, esto sí es una obra de arte.

Me ha encantado el vestido de las ruedas.

Lo he visto y he dicho: "Mi padre tiene mil ruedas en casa,

esto me lo hago yo en un plis".

Javier, ¿nos explicas un poco cómo se llega

de estos materiales de desecho que invaden nuestros océanos

a los tejidos que utilizáis en Ecoalf?

Bueno, estos son los primeros prototipos

de lo que estamos haciendo, como el "mat" para hacer yoga,

que está hecho con las algas

que terminan en las orillas de las playas.

Es un material espectacular,

que usamos también en las suelas de las zapatillas.

Este es un material que sale 100% de las botellas de plástico

que encontramos en el mar. Las botellas son poliéster

y las convertimos en escama, en polímero, en hilo y en tejido.

Esta "flipflop" sale de los neumáticos usados.

Está pegado por calor, no tiene pegamento ni coagulante.

Los del fondo están hechos con redes de pesca.

¿De qué manera podemos transformar el mundo cada uno en casa?

Bueno, creo que esto viene muchísimo por educación.

Mi hijo pequeño, Alvarito, tenía seis años

y estábamos en una playa en Menorca

y el señor de al lado y su familia se levantó

y dejó botellas de plástico y latas de aluminio.

Mi hijo se levantó, que era un enano así, y le dijo:

"No lo dejes, porque al final lo recogerá mi padre".

Dijo: "¿A qué se dedica?". Y dijo: "Mi padre recoge basura".

Ellos enseguida entienden que esto tiene un valor

y que no puedes ir tirando las cosas.

Creo que pasa mucho por la educación.

(ISABEL) Le agradezco no sé cuánto al programa

que realmente aporta también su granito de arena

de promover algo así, que es moda también,

para que sea sostenible. Es que es tan importante todo,

cada cosita, si todo el mundo hiciera un poquito,

es que podemos.

Javier, venías con un encargo para nuestros aprendices.

¿En qué consiste?

La nueva colección de yoga que vamos a lanzar está casi terminada,

pero estamos a tiempo de incorporar

si nos gustara, el mejor de los diseños que veamos aquí

y que más encaje con la filosofía de Ecoalf.

Nos gustaría hacerlo parte de nuestra colección

y además que hubiera una remuneración

para aquel que fuera el ganador.

Tela.

Esto es una oportunidad que muchos diseñadores consagrados

querrían tener. (LARA) Me muero aquí.

Y, vamos,

a tope, porque me fascinaría poder hacer un diseño

que le guste a Javier.

Aprendices, como os vemos un poco abrumados por la responsabilidad,

os vamos a dar alguna pequeña pista

para que veáis la línea que hace Ecoalf.

¿De acuerdo?

(ROSA)

(LARA) Cuando me compro la ropa,

es para ir al gimnasio el primer día, hacerme el "selfie"

y colgarlo en las redes sociales como la que entrena todo el año.

Keila, ¿qué te parece lo que acabamos de ver?

Muy bonito.

Parece además... No es que lo parezca, es que lo llevo,

Ella es la quinta modelo. Está muy cómodo.

De verdad lo digo, sin costuras.

Muy agradable.

¿Vosotros creéis que nosotros

en "Maestros de la costura", teniendo a la campeona de España

y a la campeona de Europa,

no vamos a aprovechar que está aquí y reducir un poco el estrés?

¿Lo harías por nosotros? Vale.

Colócate que te puedan ver. Me quito los zapatos.

¿Nosotros podemos reproducirlo? Yo con tacones no lo voy a hacer.

Nos los quitamos. Tú, venga, tú.

Yo, solo de verla poner la esterilla,

ya me entran sudores, Palomo. (RÍEN)

¿Qué quieres que te diga? Voy a hacer

triángulo, Trikonasana.

Qué bonito es cuando está bien hecho.

Sí, y fácil. Es maravilloso.

Ahora voy a hacer una de suelo.

Gracias, querida.

(ISABEL) Si tenemos que hacer eso,

lo que hace Keila, creo que más de una

Toni tiene que salir al rescate, el imperdible, ¡Toni!

Sácanos de esto.

Isabel, ¿tienes ya alguna idea para que tu propuesta

sea la elegida por Javier? Sí, me emociona esta prueba,

porque yo también estoy con mis hijos en la playa

siempre buscando basura, que mi hija mayor dice:

"Mamá, qué vergüenza".

Digo: "No, vergüenza es lo que somos nosotros como seres humanos

que no sabemos adaptarnos a este mundo.

Somos el único animal que no está en armonía con la naturaleza.

Sergio, ¿qué piensas sobre la prueba?

¿Tienes ya alguna idea en tu cabeza?

¿Cómo la estás planteando? Puedo tener alguna.

Ahora a ver si sabemos ejecutarla.

Aprendices, tenéis que crear

vuestros propios diseños,

pero, ya os lo digo,

a Javier no le vale cualquier cosa.

Tiene que ser un diseño que le impresione.

Y, además, lo vais a tener que hacer a la medida

de las modelos. (JAVIER) Estoy deseando ver

el talento de este año. Seguro que haréis

cosas muy bonitas. Deseando verlo. Todo nuestro apoyo

y todo el ánimo.

Ojalá que sea el mío.

Que soñar es gratis, de momento.

Pero ojalá, yo cruzo los dedos.

Aprendices, hay que bocetar.

Tenéis una única oportunidad para ir al bodegón

y una única oportunidad para entrar en la mercería.

Debéis firmar las prendas.

Y tenéis la oportunidad de probarlas con vuestras modelos.

Ya sabéis, siempre de uno en uno en ese probador.

Os recuerdo a todos que estáis literalmente

con un pie en la semifinal de "Maestros de la costura".

En esta ocasión el imperdible puede ser

lo que os haga vivir ese sueño o no vivirlo.

Tenéis 90 minutos de tiempo.

Arranca la prueba en tres, dos, uno, a coser.

(LARA) Ahora te tomo medidas. Voy a por la tela.

Vale.

No sé muy bien aún, pero luego lo cambiaré.

(ROSA)

Bueno, me pondría y me pondría, pero...

(ISABEL)

(ROSA) A ver qué hace Isabel.

Qué bonito ese color. Ese con negro, ideal.

Ya está cortado, me ahorro tiempo.

(TONI) Es una prueba de expulsión bastante dura.

Hay un nivelazo.

Los tres cosen muy bien, cada uno tiene su fuerte.

Creo que va a ser bastante difícil para los jueces.

Espalda, cinturilla...

Muy bien. -Un poquito.

Cógeselo, que no llega.

(LARA) He cogido elástico de color

para darle un toque mío y de color y voy a hacer un mono.

¿Cómo se empezaba? Se hacía un nudo.

Al final acabo haciendo punto y pareceré una abuela.

84.

Este también sería chulo con ese cuello ahí.

Tenía una asignatura de punto en la universidad.

Mira, de verdad, cuatro cosas que tienes que hacer

y las haces mal. Expulsión inmediata.

A ver esto qué es.

Lo más importante

para confeccionar ropa para practicar yoga

es elegir tejidos elásticos que aporten confort y comodidad.

El patrón del pantalón no lleva costura en el costado

para hacerlo lo más cómodo posible.

Se unen todas las piezas de la pernera

con costuras en zigzag

para conservar la elasticidad del tejido.

Una vez cosidas las dos perneras,

las doblamos y las unimos por la caja

y cerramos el pantalón.

Finalizamos introduciendo una goma en la cintura

para ajustarla.

Para realizar la camiseta

cosemos las piezas del delantero y la espalda

también con costura en zigzag.

Tapamos la costura de la espalda con una tirilla.

Unimos delantero y espalda por los costados.

Finalizamos aplicando una tirilla que remata la sisa

y arma los tirantes.

Javier, ¿qué quiere decir Ecoalf?

"Eco" sé de dónde viene, pero el "alf"...

"Alf" es por mis dos hijos, por Alfredo y por Álvaro.

En realidad, siempre hablamos de que lo que hacemos

son tejidos para las nuevas generaciones.

Por tanto, es un homenaje a mis dos hijos.

(AMPARO)

Es para yoga, no para una fiesta.

Ecoalf nace con la vocación de crear una marca de moda

que fuera realmente sostenible y, por tanto, el reciclaje

era una opción si eras capaz de crear

una generación de producto reciclado

con la misma calidad de diseño que los mejores no reciclados.

Es demostrar que no hay que cavar más hondo para sacar petróleo,

sino que puedes transformar la basura en materia prima.

Y esto se ha hecho a través de un equipo humano espectacular,

mucho trabajo y mucha inversión en innovación.

El premio final de esta prueba, vamos, voy a por ello.

Es lo que tengo en mente, antes de salvarme, voy a por ello.

A Sergio siempre lo veo lento, lo veo muy lento.

Explícanos a todos B Corp,

esta distinción, este reconocimiento

que es la primera vez que se da en España.

Es un certificado que es más un movimiento.

Y es la primera compañía española, en España, a la que se da

en el mundo de la moda. Para mí es bonito,

porque, como dicen ellos, aquí no queremos medir

las mejores compañías del mundo, sino las mejores para el mundo.

(SERGIO) Empiezo la prueba y empiezo con mal pie.

La verdad, me estoy bloqueando y no sé por dónde tirar.

Esta prueba me motiva más, pero también...

no me quiero ir, todavía no me quiero ir.

Quiero llegar a la final.

Raquel, ¿te puedo pedir el imperdible?

¿Quieres el imperdible, Sergio? Sí, sí.

¿Quién quieres que te eche una mano?

Cualquiera de los tres, ¿qué más da?

Tienes que elegir tú,

porque sabes que podrían decirte que no.

Bueno, se lo pido a Amparito. -¿Qué?

Amparito,

¿Me pide a mí el imperdible? Este hombre está borracho.

Amparito, si no confías en ti misma, mal vamos.

Sí, sí, yo, lo que...

Amparito, eres la que más éxito tiene con los imperdibles.

Lo hago muy bien, si salvé a Pedro.

Después de salvar a Pedro, ¿no puedo salvar a Sergio?

Vamos, es que parezco la Virgen de Lourdes.

Tienes 20 minutos para ayudar a Sergio.

Vale. Adelante.

¿Qué necesitas? -Que me orientes.

Uy, que me mato. ¿Qué quieres hacer?

Que me orientes. -¿En qué sentido? ¿En color?

En todo, ven.

Amparito no tenía ganas ni de que la llamaran,

por no hacer nada. -No tengo claro qué hacer.

Y menos con esto, cómo coserlo.

Toni, según ha dicho "quiero el imperdible",

iba a ir a buscarte, porque hace una o dos semanas

esto es lo que hubiera pasado. Y... Amparito.

No lo he entendido. Quizá Amparito tiene más idea

en este tipo de ropa que yo, por eso la ha pedido.

Igual es para hacer las paces, para congratularse con ella.

Quiero hacer una lágrima. -Vale.

Lo que no sé... Tú, técnicamente, cosiendo, sí que sabes.

-Yo, eso lo dejaría para el final.

No sea que no te dé tiempo a hacer lo demás.

Esto es el lado. El "front".

(AMPARO) Yo lo haría doble, como si fuera reversible.

¿Me entiendes? Entonces, cuando lo giras,

está bonito por un lado y por el otro.

Es que cosido y vuelto se ahorra los bieses también.

Le pone una tirantita y reversible es un diseño muy mono.

Delantero.

Uy, qué lío tengo ya. Keila, ya sabemos todos

que has llegado muy alto en el mundo del yoga,

pero cuéntanos cómo empezaste. Yo tenía un problema,

que no sabía resolverlo. Entonces, iba a un sicólogo

y tampoco conseguía resolverlo.

Hasta que un amigo me recomendó hace bikram

y dije: "Pruebo cualquier cosa". Y fue en un día

ya notar los beneficios tan fuertes que dije: "Guau".

Amparito, necesito que me lo expliques, porque esto...

¿Qué pasa? -Pues que no...

Estoy bloqueado en el tema de la confección.

Es algo que no he tocado, con lo cual me veo un poco perdido.

Necesito que alguien me refresque la teoría para poder continuar.

Tienes que unir juntos, juntos como si fuera un forro.

O sea, los coso directamente a zigzag así.

Tienes que coser uno con otro y luego lo unes

este con este, lo unes así y entonces ya lo giras.

¿Lo entiendes? -Pero ¿cómo...?

Vale, yo uno a zigzag.

Yo remallada, pero si quieres a zigzag, a zigzag.

Es que...

Corta si quieres y te pongo la remalladora.

Corta, corta tú. -Corto.

Todas las "celebrities" que pasan por Madrid

Lady Gaga, Andy Murray, Paulina Rubio,

María Escoté... (RÍEN)

Todas pasan por ti, porque parece que haces magia.

Cuéntame cómo surge esto y por qué

y cómo te has convertido en tal referente.

Simplemente el yoga me cambió la vida.

El yoga ha pasado por mí y soy capaz de transmitirlo.

Quizá sea por esa razón, porque a mí me ha cambiado.

Y luego, que hablas de Lady Gaga y demás,

sí, personas, porque en el fondo da igual lo que ganas,

quién eres, a quién te dedicas, en el fondo es tu cuerpo

trabajando a su máxima potencia,

y tu mente.

Ay, Dios mío.

No sé si me he liado con esto.

Isabel. Sí.

Cuéntanos un poco. Te presentamos a Keila primero.

Encantada. Isabel. Sí.

Pues, eh... bueno, he cambiado todo el patrón

y tal, estoy cambiando las costuras, para ir quitando.

Quiero crear un poco el movimiento de las algas

con un poco de forma así, que estiliza más a la mujer.

Ajá. Espero que me salga todo bien.

Isabel, estoy preocupado por una cosa.

He visto que tienes ahí corchetes y cremalleras.

Lo cogí por si acaso, porque pensaba por un momento en un mono,

pero nada, he quitado costuras y quiero crear con las dos piezas

un movimiento y, como es de yoga, claro,

te rozas por el suelo y por todos lados

cuantas menos cremalleras y corchetes y tal...

Cualquier cosa que te haga estar incómoda

o pendiente de otra cosa que no sea en lo que hay que estar...

Total, total. -No es buena idea.

¿Cómo llevas que estás a un paso de la semifinal, Isabel?

Mal. Bueno, mal en el sentido de...

Hablas con una campeona de España y Europa.

Por eso, transmíteme esa energía. Isabel, me preocupa un poco

el tiempo, ¿eh? Sí, esto es rojo.

Te dejamos para que trabajes. No queremos que vaya mal

porque no lo tengas terminado. Vale.

Espalda, negro.

Lara está cosiendo con la remalladora directamente.

Vale, esto ahí.

El tiempo del imperdible termina en cinco,

cuatro, tres,

dos, uno,

tiempo. Amparito. Acuérdate de bordar.

Ven aquí. Siento no ayudarte más.

Ven aquí, aquí.

¿Qué tal? Ha sido superrápido.

Pues 20 minutos. El tiempo, cerca de una semifinal, vuela.

Me ha desatascado un poco en el tema de remallarlo

de hacerlo doble, de intentar... Entonces, ya

bueno, por lo menos me desatasco

de este atasco

que tengo en estos momentos y ya sigo adelante.

Hay tanta pieza pequeña...

He perdido una pieza. -¿Cómo lo lleva?

Aquí, esto es. No, tampoco.

¿Dónde está?

Lo único bueno es que la confección de Sergio estará perfecta.

A ver si lo acaba.

Vale, top delante.

(TONI)

Eso no le deja...

La verdad, el ambiente que hemos vivido

desde que llegamos de Ibiza, lamentable.

(TONI)

(TONI)

(ROSA)

(TONI)

Es que tu valoración, no sé qué, picándolo, picándolo...

(AMPARO) Lara es más lista que el hambre.

Sabe muy bien cómo manipular al personal

para conseguir lo que quiere.

En este caso ha desestabilizado totalmente a Sergio.

(ROSA) También, una estrategia para quitarse...

o desmotivar un poco a un compañero en expulsión.

Vamos, Sergio.

¿Cómo vas, Sergito?

Cariño, ¿cómo vas? -Bien.

¿Bien? Vale.

(TONI)

De verdad, yo no ganaré, pero ganad uno de vosotros.

Lara. Hola.

Hola. -Hola, ¿qué tal?

Javier, Lara. Muy bien, concentradísima.

¿Qué vas a hacer? Voy a hacer un mono.

Lo que quiero hacer es que sea parte de su piel

y entonces a la hora de poder hacer todos los movimientos

no tenga esa molestia que le puede ocasionar

si se levanta el top o el pantalón se baja.

Estás primando la comodidad y la funcionalidad sobre el diseño.

No, el diseño también, también. ¿Cuáles serían los colores?

Predomina el negro con toque gris.

Y el amarillo. El amarillo lo quiero poner

para que sea ese toque que le dé un poco de vidilla.

¿No es un poco abeja Maya esta combinación de colores?

Eh...

También tengo lacito negro. No sé, yo pregunto.

A ver, si vamos con estos dos colores, también sería un taxi.

Pero le estoy poniendo un toque de gris.

No sé, Caprile, hoy no es el día, "please".

Me encanta que tenga la creatividad totalmente libre.

O sea, creo que tienes que hacer lo que te... lo que te salga

y... y... Vamos a dejarte, Lara.

Lo más importante es el diseño, la espalda, cómo... ¿eh? Ánimo.

Uf. Eh...

No, nada, porque es que... Caprile viene y me dice cosas

y no sé si tomármelo para un lado o para el otro.

No digo nada, he hecho un apunte. Hay más jueces en el programa.

Sí. Igual esto me lo dice en otro momento

y me lo tomo diferente.

Somos tres rivales muy a la par

Y hoy la persona que la fastidie un poquito,

pues, se va.

(AMPARO) Parece que Sergio lo lleva mejor.

Lo veo tan lento a Sergio...

Va, Sergio, que tiene buena pinta, continúa.

(ISABEL) Ay, la cinturilla.

Aprendices, solo os queda media hora para terminar.

La primera hora de la prueba ya no volverá.

Sergio. ¿Qué tal?

A ver, ¿qué estás haciendo?

Tenía una idea, pero te digo que al bloquearme anteriormente,

simplemente intentar acabar.

Y ahora a ver si me da tiempo a hacer el pantalón.

¿Del pantalón no tienes nada? No tengo nada todavía.

¿No has empezado? No.

A ver si puedo retomarlo un poco y combinarlo también.

La idea de combinar tejidos es muy bonita.

Sí, la idea está bien, quería hacerlo con cuello

y hacerle algo así como una lágrima.

Ten cuidado con el cuello, porque al final si pones un cuello

muy... para hacer yoga o deporte en general, te puede agobiar.

Habrá gente que pueda tener unas anginas

o tenga frío, yo qué sé,

cualquier cosa de estas y quiera un cuello alto.

Para mí es algo totalmente desconocido.

No te obsesiones. Me han dicho que coses fenomenal.

A ver, sí. Intentaremos acabar esto como podamos.

Céntrate en el diseño, que sea muy bonito.

Luego, coser te saldrá fenomenal.

A mí me pasa, hay prendas con las que no estoy familiarizada.

Te ha pasado hoy, pero es más sencillo que una americana.

Sabes hacer lo más difícil. Hace una americana perfecta.

Eso sí que es difícil. -Intento acabar

y hacer el pantalón y las mallas. No te bloquees.

Encuentra la manera. Vale.

Voy a que se lo pruebe la modelo a ver cómo le queda

y me pongo con el pantalón. Venga, Sergio, suerte.

Gracias.

Esta es la parte de atrás.

(AMPARO)

No sé cómo será el top.

(SERGIO) Te estira mucho. -No, está bien.

Es cómodo.

No voy a coger la máquina. -¿Por qué no?

Para que vean que si yo no coso no sale la prenda.

Digo... -Tú eres tonto, vamos.

-Digo, no has cosido y la prenda no ha salido.

Es lo que estabas buscando.

Es verdad que la gente verá que no coses y no ha salido

pero va en tu contra, irás a expulsión.

Y luego... -Va con dos fuertes.

Y luego, si los jueces te dicen justamente lo que estás haciendo,

no te puedes quejar.

Cuando vienes con las cosas planeadas, te pasa eso.

Te equivocas.

Parece que las otras tampoco van tan adelantadas.

(AMPARO)

Amparito. ¡Por fin!

Más vale tarde que nunca. Aquí tienes

tu libro "Maestros de la costura. Manual imprescindible

para confeccionar tu propia ropa". Los mejores patrones del programa,

pero también todo lo necesario

para confeccionar las prendas que tú quieras.

Y con apoyo de fotos para que no te pierdas.

Superbién explicado. ¿A que sí?

Te he hecho esperar, ¿eh? Sí, ¿eh?

Toma, anda, ya es tuyo. Gracias.

(LARA) Vale, y esto ¿cómo lo hago?

Vale.

Vale, le voy a dar otra puntada. Venga, se lo hago rápido.

Me sabe mal que me haya cogido, porque yo no tenía idea de esto.

Aprendices, últimos cinco minutos para terminar la prueba.

Vale, vale, bien, bien.

Recordad que la prenda tiene que estar en la modelo.

(TONI) Vamos, Sergio, vamos.

Que no se vaya Sergio que me da un...

No creo.

-No se puede ir. (ROSA) No se puede ir.

¿Te es cómodo? -Sí.

Ese nudo ahí para hacer yoga y gimnasia, ¿eso qué es?

Ponte allí, corre, corre.

Te lo dejo aquí. Pruébatelo, si te está bien,

te lo quedas ya puesto.

Ya tiene el pantalón terminado.

Espera, voy a atártelo al cuello.

¿Está bien? A ver.

Ven, vamos, vamos.

Así, estás divina. Venga.

La sisa, veo que le tira mucho la sisa a la chica.

(AMPARO) Sergio, tú puedes, no te preocupes.

Vas por buen camino.

Esta parte de aquí es del cuello de atrás, de la espalda.

(LARA) No puedo ni enhebrar la aguja de los nervios.

No, no se lo ha hecho.

Es la primera vez que hago algo de esto.

(AMPARO) Es muy básico y muy bien, muy de los 80.

Pero ¿qué hay que hacer? Una prenda correcta, mona,

limpita, bien acabadita.

(ISABEL) A ver qué le hago.

Acabo de cortar el tirante para hacer un nudo,

pero eso queda fatal, es que en yoga

no se lleva un nudo en el cuello,

que se van balanceando por todas partes.

¿Te puedes aguantar el pecho e ir a la máquina?

Aún me da tiempo aquí...

a hacer una lagrimilla.

(TONI)

(AMPARO)

(LARA) En la parte de la espalda, al tener las gomas,

me queda ahí como un poquito de pliegue,

aunque le he hecho una pinza,

pero eso no lo voy a poder solucionar.

Último minuto, último minuto para todos.

No da tiempo, mecachis.

(ISABEL) Me estoy cosiendo el dedo.

-Yo creo que está. -Espera que te lo suba.

(ISABEL) Ponte de pie para que vea si hay hilos.

Bueno, niña, que sea lo que Dios quiera.

(SERGIO) Yo no sé coser esto.

Yo hago americanas.

Diez, nueve,

ocho, siete,

seis, cinco,

cuatro, tres,

dos, uno, tiempo.

Jueces, Javier,

podéis pasar por las mesas para ver el trabajo.

Keila se queda conmigo.

Me parece que hay mucho talento aquí, en 90 minutos.

Creo que es un trabajazo. -Muchas gracias.

Ha sido muy emocionante sentir las palabras

para quien estaba diseñando.

Cuando lo hemos ido a ver, pasaba como que no llegabas al pantalón.

Al final el pantalón... -Sí, hemos llegado.

Lo has sacado adelante.

Creo que te has bloqueado más con la parte de arriba.

Sí. -La idea de combinar

los dos tejidos era bonita también y más difícil.

(SERGIO) He tenido mi primer bloqueo

en el programa 8 y, casualmente,

no sé qué va a pasar, pero...

soy consciente de que estoy en el filo de la navaja.

Me parece muy bonito también. Enhorabuena.

Has hecho un trabajo impresionante en 90 minutos.

Te has inspirado en las algas. -Sí, en las olas del mar.

Y este tejido viene de ahí.

-Has hecho un movimiento muy bonito.

Buen trabajo.

(ISABEL) Mi corazoncito da un vuelco.

Y me aplaudo a mí misma.

La verdad, supercontenta.

La verdad, si él te lo valora así,

es que... es superagradecido.

Realizada la visita,

¿has decidido algo, Javier?

Lo primero, dar la enhorabuena a los tres.

Es un milagro en 90 minutos lo que habéis hecho.

Muchas gracias por el cariño con que habéis hecho la prueba

y la creatividad.

Ya le he transmitido al jurado cuál es mi favorito.

Atesoráis el secreto vosotros. Está hecho.

Está guardado.

Bueno, entonces, será el jurado quien os lo comunique.

Os pido ahora un fuerte aplauso para Javier Goyeneche.

Y también para Keila.

Javier, Keila, volved pronto a "Maestros de la costura".

(LARA) Yo pensaba que iban a decir ahora mismo

cuál era el modelo estrella

y no, se va

y todavía queda lo amargo,

entre medio lo dulce,

o sea que, vamos, que esto todavía no acaba.

Aprendices, comienza la valoración de los jueces.

Lara, aquí veo ideas que tienen más que ver con la moda

que con la práctica del yoga.

Normalmente se practica con unos tirantes más finitos,

más suaves, más flexibles. Era la duda que tenía.

Lara, el diseño es muy bonito, pero la ejecución

está un poco más flojita.

Ya vamos buscando esos detalles que marcan la diferencia

y hay cositas que tú sabes que no están bien.

Esta espalda... Sí.

Es que sobra, habría que haber retenido de alguna manera.

El escote está completamente desbocado.

Ahí, como he tenido que hacer el patrón de la parte de atrás

se me ha ido, pues, la medida, y es verdad

que al ponerle elástico y tal,

me ha quedado así.

Hablando de patrones,

has introducido la idea de los elásticos

pero hay poca modificación.

Y luego te has complicado mucho

haciendo estas costuras aquí, no están alineadas.

Se me fue ahí. Es que estaba a todo gas con la remalladora

y se me ha resbalado.

Normalmente, buscas que haya las menos costuras posibles,

los menos trozos posibles para que no se te puedan clavar,

pero una cosa es la idea

y otra muy diferente es la ejecución.

(LARA) Con tiempo de pensar, obviamente, las costuras

las haría de otra manera, pero si...

pierdes un segundo en pensar, igual te quedas con la prenda

a medio acabar, y entonces he ido a todo gas.

Pero sí, hay errores que se ven

y que yo ya los sabía.

Sergio, tengo que decirte

que te has equivocado totalmente con los tejidos.

Fíjate en el pantalón.

Sí.

Es flojo y te digo que esto,

en cuanto has practicado yoga un día

lo pones en la lavadora y al día siguiente es un moco.

Mira cómo queda por detrás, no sujeta nada.

Es un tejido con poco cuerpo.

Para hacer detalles, para acabados,

pero no para hacer el pantalón entero.

Indudablemente es un error garrafal.

No puedo pasar por alto

que las costuras, del trasero particularmente,

pero en general están mal hechas. Estas también

gritan a espanto.

Esa costura del trasero debería resaltar un poco el glúteo

y lo que hace precisamente es que te hagas fijar en él

pero por lo mal que está la costura.

Para el cuello has cogido este canalé

y te ha quedado como que te tira. Sí, sí.

He tenido un bloqueo y con la prisa de quererlo acabar,

al menos para dejarla vestida.

Indudablemente esos fallos, soy consciente de todos.

Antes de probárselo, intentaba estirar un poco el elástico

a ver si, como en alguna tela, puede ceder un poquito

para que le subiera, pero... Sergio, me gustaría saber

si la ayuda de Amparito realmente te ha servido para algo.

El problema al quedarme bloqueado

era saber cómo coser este tipo de tejido.

Me ha dicho "cóselo al revés, con la remalladora", tal

y ahí he salido del atasco,

que bastante atascado estaba, por lo menos para acabarlo.

Que ha sido una confusión de tejidos...

Gracias, Sergio. A vosotros.

Hoy la he pifiado y soy consciente de ello.

La he pifiado, me he bloqueado y no he sabido salir del atasco.

Soy consciente de que esos errores se pagan.

Isabel, lo primero

felicitarte por tu valentía,

porque te has arriesgado a modificar el patrón

y la verdad, te ha salido muy bien.

Me gusta mucho que la gente se dé cuenta

de que hay que cambiar este mundo. Me inspiré un poquito

en las ondas del mar, que tan contaminado está.

Y que realmente esta prenda,

que está hecha de un tejido que viene rescatado

de todos los residuos del mar, por eso me he arriesgado,

porque quería hacerlo del corazón.

Me parece, Isabel, superbién resuelto.

Además, ese tipo de detalles son los que hacen que la prenda

se eleve, hable un poco, cuente una historia.

Y eso es lo que nos emociona y lo que nos encanta.

Isabel, lo que has hecho genial es la combinación de tejidos.

Esta es la muestra

de cómo se tiene que usar un canalé combinado con una licra

para una prenda deportiva. El canalé está de adorno

y la licra, para sujetar y ajustar.

Gracias.

Otra cosa, que me has hecho muy feliz,

lo digo por todos, en el programa 8

es que es la única que ha usado la recubridora.

Felicidades. Muchas gracias.

Gracias a vosotros.

Es la costura que va en las camisetas, debajo.

Ah, esto doble. -¿Ves que lleva doble y esto?

Anda.

No sé si necesitáis charlar, deliberar.

Sí, un poquito. Un poquito.

Venid con nosotros.

A los aprendices os pido a todos, esperadnos en el probador.

Enhorabuena.

Gracias. Oh, "my God".

(AMPARO) Solo espero que no se vaya, por favor.

Que no se vaya Sergio, es lo que me faltaba.

Por favor, que no se vaya.

Gracias por elegirme. Ha sido muy bonito.

Nada, tonta.

El mono de Lara, la verdad, no está nada mal hoy.

La verdad es... La confección es un poco regulera,

estas costuras no me terminan de cuadrar aquí.

Pero como diseño es bonito. Ajá.

En 90 minutos no te da tiempo a pensar cómo ejecutarlo

y vas a todo gas.

Ay, Señor...

Sergio, yo creo que realmente... Se ha bloqueado.

Se ha bloqueado.

Y es verdad que el tema de hacer la malla con el canalé

es algo que no funciona. María, y un cuello alto

para hacer deporte no lo entiendo.

Para el yoga no es lo más adecuado.

Pero también ha sabido salir desde el bloqueo

y ha sabido terminar el "look" que hemos pensado

que no lo íbamos a tener. Según él, gracias a Amparito.

Es que de ropa de gimnasia mucha idea no tengo, no.

(SERGIO) Vaya, mecachis. (RÍE)

Es que... -Sí, pues Toni creo que tampoco.

¿Qué? -De gimnasia, ni idea.

El "look" de Isabel hoy ha sido toda una sorpresa.

Sí, es ideal.

Diseño, bien ejecutado, la gama cromática correctísima.

Favorecedor. Y la transformación,

sobre todo, la transformación del patrón.

Ha hecho un gran trabajo. Nada fácil la transformación.

Hay algún defectillo, pero para todo el riesgo que ha asumido...

Y lo bien que ha cosido los dos tejidos juntos.

Sí, los dos tejidos.

Me alegro mucho por ti.

Además, habéis hecho bien viniéndoos arriba y luchando.

Creo que algo claro... Está bastante claro.

Hoy sí. Yo creo que también.

Creo que la cosa está entre Lara y yo, indudablemente.

O Lara o yo, uno se va, otro se queda.

¿Preparados?

Vamos.

Acércate, Lara, por favor.

Lara, la idea no está mal,

pero te has ido a lo sencillo.

Ya estamos fijándonos en los detalles

y hay muchos detalles que no están bien resueltos.

Y son este tipo de remates los que arruinan

un buen diseño, como es el tuyo.

Eso lo sé. Y creo,

porque te conozco un poco, que estás de acuerdo conmigo,

¿es así o no? Sí, totalmente.

Ahora, te digo sinceramente, o sea, viéndolo

lo ejecutaría de otra manera

como que le he dado vuelta a la prenda.

Claro, en ese momento es como que tiras

y es lo que pasa.

Ahora mi preocupación es no irme.

Yo espero el milagro, pero...

no lo sé.

Sergio, por favor,

acércate.

Te has bloqueado, Sergio. Sí.

Lo que no entiendo es que no has hecho caso

a lo que te ha dicho Amparito.

No has hecho las prendas reversibles, ¿por qué?

¿Ha sido por orgullo? No, en serio,

por orgullo no ha sido.

Simplemente, del colapso que tenía

he intentado sacar la prenda como he podido.

Y no... De verdad, no he podido más.

No entiendo cómo un pedazo de sastre

de repente se asusta cual niño pequeño

frente a una licra y a un punto.

No es un campo que pueda dominar

y en el que me pueda sentir cómodo.

Estaba realmente incómodo.

No es una prenda que sea familiar para mí.

A pesar de que parece que es fácil, para mí es complicado.

Por favor, acércate, Isabel.

Isabel,

te has complicado muchísimo la vida

alterando este patrón. ¿Tú serías capaz de decirme

cuántas piececitas has cortado y cosido

para este atuendo de hoy? Ni idea ya.

Llega un momento en que digo: "¿En qué berenjenal me he metido?".

Pero me ha salido. Pues sí, Isabel,

se nota que te has identificado con la prueba desde el principio

y creo que al final hasta has llegado a disfrutarla,

o al menos eso se veía. Sí, sí.

Muchas gracias, Isabel. Gracias.

Ha valido mucho la pena haber arriesgado tanto.

Pensé por un momento que no llegaba a coserlo,

y...

menos mal que lo he hecho.

Aprendices, sabemos que los tres queréis llegar a la semifinal.

Por eso nos ha costado muchísimo tomar esta decisión.

No me importaría que se fuera Lara,

porque sé que si se fuera,

el ambiente en el taller sería mejor.

El aprendiz que no continúa

en el taller de "Maestros de la costura"

es...

Sergio.

Sí, eres muy grande, tío, de verdad.

Has sido un buen maestro también para nosotros.

Ay...

El tren me ha llevado hasta aquí y aquí...

aquí está la estación, la parada, pues bueno.

Ahora no puedes parar, Sergio.

No, no pararemos. Demostrando lo que has demostrado.

No pararemos, no te preocupes.

Tengo detrás todavía a gente que...

bueno, detrás y delante, mi hija, sobre todo, mi hija.

Solo con ese pequeño bombón que tengo,

pues, hace tirar muros, con lo cual...

Y nos tienes a nosotros y a ellos,

que no han parado de decirte desde el primer día

lo bien que coses. La verdad, es un verdadero honor

y un auténtico placer

el poderos tener cerca, conoceros, de verdad que...

gracias a los tres.

Para nosotros también, Sergio, ha sido un placer tenerte,

verte trabajar y, sobre todo, verte evolucionar

de la forma que has evolucionado. Qué serio estás, Lorenzo.

Bueno, que siento mucho que Sergio no llegue a la final,

porque creo saber que el objetivo de Sergio

pasando por este taller era

darle una mejor vida a su hija, que vino a vernos.

Don Lorenzo,

todo llega, por falta de lucha no va a ser.

No puedes abandonar, porque has nacido para esto,

de verdad. Bueno, pues...

eso espero.

Mi objetivo siempre ha sido el poder abrirme hueco,

darle una estabilidad a mi familia.

Ni busco fama, ni busco fotos, ni busco...

Lo único que quiero es darles la estabilidad que no he tenido.

Es que ahora tengo...

que pedirles que nos revelen ese secreto,

el secreto que les ha dejado Javier Goyeneche.

Porque necesitamos un nombre. Javier Goyeneche

se ha quedado muy impresionado por vuestros trabajos

y no ha sido capaz de elegir.

Nos dice...

que os comunique que no hay un diseño ganador.

Hay dos diseños ganadores

y son los de Isabel y Lara.

(ISABEL CHILLA) -No me lo esperaba.

Tía, tía, no me lo creo.

Soy incapaz de elegir, entonces he decidido extender el premio

a las dos, que es lo más justo, cuando no puedes elegir.

Me sentiría mal eligiendo a una frente a la otra.

Toma. -Ay, nena.

Pues gracias a Javier. La verdad, no me lo creo.

Vuestros dos diseños formarán parte

de la colección de una de las marcas

más importantes de este país.

Estarán a la venta dentro de esa colección dedicada al yoga.

El vestido de novia lo haremos juntas,

el "qualf" lo hacemos juntas, estamos en la semifinal juntas.

Bueno, tía... -Por pedir que no sea.

Exactamente. -El duelo, juntas.

Claro que sí, guapi. -Aunque seamos amigas...

Somos rivales.

(SERGIO) Palomo.

Qué maravilla tenerte, Sergio.

Gracias a ti. A seguir.

A no parar, ¿eh?

Ahora no sueltes la aguja. Confiamos mucho en ti.

Nos hace mucha ilusión verte, de verdad.

(SERGIO) Estos programas han sido un regalo para mí.

"Maestros de la costura", hasta el programa número 8

ha completado parte de mi sueño. Ahora es...

conforme vaya avanzando, seguiré cumpliendo,

gracias a "Maestros", mi sueño.

(TONI)

Venga, ánimo, campeón, maestro.

Has sido nuestro maestro.

(SERGIO) Madre mía.

Tú ya eres maestro.

No lo sé, tienes tres maestros aquí.

Qué pena.

No sabía que habías estado enseñando en casa.

Sí, sí. ¿Les dabas clases?

No, clases no, pero había pequeñas cosas que no sabían.

Creo que el mundo de la sastrería y la confección

se está perdiendo en España y es una verdadera pena.

Pues por eso sería una pena

que un sastre como tú no continuara con esto.

Estaremos... No dejes de coser.

Estaremos en la lucha. Te voy a pedir

que dejes el alfiletero,

el mandil, por favor, cierres tu costurero.

Dejo el mandil, cierro el costurero.

Y que cojas tu máquina de coser

para que no dejes de coser ya nunca más.

Eso espero.

Sergio abandona en este momento

el taller de "Maestros de la costura".

Gracias, Sergio.

Hasta luego.

Ahora que te vas, tengo ganas de llegar a la final.

Hasta ahora era "bueno, adonde llegue, llego".

Haré todo lo posible, bueno, casi todo lo posible.

Pues ya sabes, valor y al toro.

Rosa, Toni, Amparito, Lara e Isabel

son los semifinalistas

de la segunda edición de "Maestros de la costura".

La semana próxima se enfrentarán a tres pruebas muy exigentes

si quieren estar en la final. Y vosotros, ¿qué? ¿No os animáis?

Coser y cantar, todo es empezar.

Te quedas solo con las mujeres. -Estoy bien acompañado.

Muy bien acompañado. -Bendito tú eres

entre todas las mujeres. -Y lo que te queda.

Como la de mi abuela.

Esto es broma, ¿no?

Qué bonito será hoy.

Un fallo puede ser fatal,

porque ya estáis en la semifinal de "Maestros de la costura".

¡Ay! Por favor.

Ya empezamos con estreses.

(ISABEL) ¡Ay, ay!

No me va.

Yo no me reiría tanto, Amparito.

Necesitamos que te centres y que seas más constante.

(AMPARO) Lara, te gusta el drama.

Quiero cruzarme la calle y olvidarme de que lo he mirado.

Bienvenidos al taller de Ulises Mérida.

Nuestro amigo, Juan Vidal.

"Las chicas del cable".

(AMPARO) Me encanta.

No he visto la serie, pero la voy a ver.

Ay, Toni, Toni...

¿Cuándo se ha visto en otra igual?

Un fuerte aplauso para Juan Avellaneda.

Uy, qué guapo.

El aprendiz que no continúa

en "Maestros de la costura" es...

Maestros de la costura 2 - Programa 8

06 mar 2019

En la primera prueba los aprendices demostrarán todo lo aprendido actualizando la primera prenda que realizaron, cuando descubrieron su pasión por la aguja. Alejandro Palomo también reinterpretará su primer abrigo. La prueba terminará con el reencuentro de los aprendices con sus familiares

Esta semana aterrizarán en Ibiza, donde descubrirán el origen de la moda Adlib: nombre que recibe las prendas, el calzado y los complementos creados en la isla. Por equipos, reproducirán dos vestidos de la diseñadora Charo Ruiz realizadas con guipur, un tejido de encaje muy complicado

En la última prueba, aprenderán qué es el athleisure. Javier Goyeneche, fundador y presidente de Ecoalf, hablará de la moda sostenible. Los aprendices deberán realizar una prenda de yoga con materiales sostenibles siguiendo los consejos de Keila Velón, cuatro veces campeona de España de yoga.

 

ver más sobre "Maestros de la costura 2 - Programa 8" ver menos sobre "Maestros de la costura 2 - Programa 8"
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 168 programas de Maestros de la costura 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Melina

    Por favor no pongan en el encabezado a quien echaron en el programa cuando lo suban a internet, a los que tenemos que verlo después nos revientan el final!!!!

    12 mar 2019
  2. Nenuca

    Me encanta el programa. Pero me parece que le dan demasiado Bombo a Lara. Mucha sensiblería con esta chica. Todos tienen vidas y problemas . Y parece que esta sea la Princesa del programa. Rosa si que es una heroina y no le dan tantos minutos!!!!

    12 mar 2019
  3. Ana

    Sergio, se te va a echar de menos muchísimo. Una gran persona y un excelente sastre. Como espectadora te deseo todo lo mejor y espero que se cumplan tus deseos.

    09 mar 2019
  4. Guillermo

    Me encanta el programa! Lo sigo por internet desde México. Soy súper fan de Amparito, Rosa y Tony, espero que triunfen. No entiendo tanto favoritismo a Lara.

    08 mar 2019
  5. Maribel

    Me encanta este programa estoy super enganchada ole ole

    08 mar 2019
  6. Mary

    Por que se le dio ventaja a Amparo para que eligiera el grupo, cuando fue la peor evaluada con el pantalón. ?????? No sabe coser y siempre la ayudan.

    08 mar 2019
  7. Trulli

    Me encanta Lara! Es artista de verdad. Merece estar en el concurso.. Quien deja Amparito dentro del programa semana tras semana. Ella no hace nada bien

    07 mar 2019
  8. Esther Colon

    Me encanta su programa

    07 mar 2019
  9. Esther Colon

    Saludos Desde PR

    07 mar 2019
  10. Isabel

    Es injusto que se haya ido Sergio siempre salvan a la Lara qué es una persona muy venenosa y cizañera

    07 mar 2019