www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5001879
Para todos los públicos Maestros de la costura 2 - Programa 6 - ver ahora
Transcripción completa

¿Cómo diría? Refrescante.

Asier, bienvenido a "Maestros de la costura".

La prueba tiene que ver con la moda baño.

Debéis elegir un elemento que le vais...

a quitar a vuestro compañero. La máquina de coser.

Oh. Madre de Dios.

Me da igual cómo vayas a la playa, esto es un desfile de baño.

El número 1 en esta prueba es para ti, Amparito.

Hemos trasladado nuestro taller al Museo del Ferrocarril.

Lo primero que deberéis hacer es...

replicar esta "bomber".

Que pasen los exaprendices, por favor.

Uno de vosotros tendrá la oportunidad

de regresar a "Maestros de la costura".

El equipo que ha hecho un mejor trabajo

es el equipo naranja.

María Escoté hará y deconstruirá un chándal

en "Maestros de la costura".

El aprendiz que no continúa es...

Anastasia.

(Zaz, "La vie en rose")

Buenas noches.

Cada semana, nuestros aprendices nos demuestran

que la pasión que sienten por la costura

puede con cualquier dificultad.

En esta ocasión se tendrán que enfrentar

a una prueba muy compleja,

pero en la que también podrán lucirse

si son capaces de aprovechar la oportunidad.

Que entren ya los aprendices.

Mucho ahí hay.

(ALEJANDRO) Diez maniquís.

(LARA) Se me han bajado hasta las botas ya.

Dios mío, ya la sexta semana, y estoy muy agradecida.

Creo que voy en camino al objetivo con el que entré,

y muy concentrada y muy yo.

Bienvenidos, aprendices.

Amparito.

¿Estás mejor después del disgusto de la marcha de Anastasia?

Bueno, nos tenemos que ir todos y...

le tocó a Anastasia la semana pasada.

Ahora solo queda aguantar. Toni.

Cada semana que logras mantenerte en "Maestros de la costura"

como que vas cumpliendo con regalos que nos vas dando.

Hoy es el turno de la falda.

Sí, claro. ¿Sí? A ver, ¿la podemos ver?

Es que no la hemos visto.

Esta es tu falda. Esta es mi falda.

Hala. Está hecha por ti, ¿no?

Sí. Yo, normalmente me pongo falda,

pero cuando me la pongo, me la pongo con botas militares,

calcetines, una estética un poco más...

más punki.

Enseguida os hablaremos de la prueba, pero antes

quiero recordaros que estáis ya en una semana

en la que hay que dar lo mejor

y hay que buscar la excelencia.

Por eso, en todas las pruebas

ellos están eligiendo al mejor.

Y el mejor de hoy tendrá además

el mandil dorado.

Ah, qué bonito.

Qué mono. El que gane hoy la prueba

y se ponga ese mandil tendrá la inmunidad

total hasta el siguiente programa.

Por eso, aprendices,

imaginaréis que esperamos un trabajo impecable en esta prueba

a la altura de esta gran recompensa.

(AMPARO) Qué guay esa inmunidad.

Aunque soy la reina del pódium.

Igualmente voy a acabar salvada.

Queremos presentaros a alguien.

Es uno de los máximos exponentes de la elegancia

de la moda nacional.

Entre sus clientas está la reina Letizia

y muchas aristócratas.

Este diseñador español

tiene un corte de alta costura,

como se puede ver.

Os pido un fuerte aplauso para Marcos Luengo.

Marcos, bienvenido.

Raquel.

Qué placer tenerte aquí, en "Maestros de la costura" por fin.

(ALEJANDRO) Si nos piden hacer algo

al nivel de Marcos Luengo,

significa que tenemos que hacer la catedral de Burgos.

Me gustaría que Marcos Luengo os explicase cómo empezó todo.

Hace unos años, mi mujer y yo decidimos

que queríamos dar un vuelco a nuestra vida.

Empezamos haciendo bolsos,

que nos parecía más sencillo, porque no tenían talla.

Y ahí empezó todo. Y, Marcos,

ahora tienes talleres en Oviedo y en Madrid.

Tus clientas, cuéntame un poco sobre ellas.

Creo que tengo un tipo de clienta que es aquel tipo de mujer

segura de sí misma, que busca calidad,

que no necesita demostrar lo que se ha gastado.

La verdad, tengo muchísimas arquitectas entre mis clientas.

Ah, fíjate. Siempre me dicen:

"Es que estudias mucho los volúmenes".

Aprendices, el trabajo que Marcos Luengo realiza en su taller

es totalmente artesanal.

Y artesanía y tradición tienen muchísimo que ver

en este primer reto de la noche.

¿Me acompañáis a verlo? Vamos, qué ganas de ver.

Yo te ayudo con este. (RÍE) Sí.

Porque madre mía... (ALEJANDRO SUSURRA) ¿Qué será?

(ROSA) ¿Abrigos y chaquetones?

Ah, regionales.

(AMPARO) Salido de un cuadro de Goya.

Ay, Dios mío de mi vida.

Aprendices, este es el traje goyesco,

el traje de majo.

En estos trajes goyescos,

tiene su origen el traje de luces,

el traje de torear.

Y lo que da el carácter

al traje de majo, a todos los trajes castizos en general,

son los madroños.

María, este te toca a ti más de cerca.

(ROSA) Catalán.

Este es el traje típico

de Cataluña.

Se trata del llamado

traje de hereu.

Tiene un elemento reconocible

e icónico, que es la barretina.

(AMPARO) Aquel es de fallera seguro, que tiene vuelo.

Hala, qué bonito este, Dios mío.

Flipa. (ALEJANDRO) Un poco bandolero.

Este lo quiero para mí.

(AMPARO) Ah, para ir, claro, montaba a caballo.

Este es el traje rico de arriero

típico de la localidad

de Castuera, en Badajoz.

Qué bonito es.

Es divino.

(AMPARO)

"Voilà".

Este es el traje típico

de Las Palmas de Gran Canaria.

En Canarias, existe

una potente industria del bordado

y del deshilado.

(ALEJANDRO) Qué bonita la falda.

(AMPARO) Ole. Amparito.

Yo, que soy fallera desde que nací. Qué pasada, Amparito.

Este es el traje tradicional de la Comunidad Valenciana,

erróneamente llamado "de fallera",

porque ya se utilizaba antes

de que aparecieran las Fallas.

Sí, es el traje de valenciana,

pero de fallera para Fallas.

Bueno, hala...

Guau.

(RÍE) Esto no lo supero ni yo, ¿eh?

Aprendices, este es el traje de Vistas de la Alberca,

de Salamanca.

Se usaba como medio de exhibición

de la riqueza familiar.

Originariamente, era un vestido de novia.

Espectacular.

Destaca por la gran cantidad de joyería que lo cubre,

que está cargada de simbología religiosa,

y elementos de protección contra el mal de ojo.

(ISABEL) Llevo algunos tatuados contra el mal de ojo

y creo mucho en estas cosas,

con lo cual, la verdad, me gusta mucho ese traje.

(MARCOS) Qué bonito también. Es increíble.

(MARCOS) ¿Asturias?

Este es el traje típico de Vigo.

La pieza más característica

es esta especie de mantelete

que se cruza,

que se llama "dengue".

(ROSA) Es una maravilla.

Qué bonito.

Ale...

Aprendices, este es el traje típico

de Toledo.

Como en todos los trajes regionales

hay dos tipos de trajes:

el de fiesta y el de faena.

Este, claramente, es el de faena.

Son piezas enteras de fieltro

y han conseguido reducir todo este volumen a la cintura

que es un punto "smocking"

muy, muy, muy primitivo.

Pero muy bonito.

Muy bonito.

(LARA) Me están entrando los siete males.

Como me hagan hacer una réplica, eh... es que me muero.

O sea, ¿qué hago?

Los trajes regionales,

desde hace décadas, vienen inspirando a creadores

como Balenciaga, Lacroix,

Galiano, Saint Laurent. Aparte de Balenciaga,

muchos españoles también. Total, total.

Manuel Piña, Francis Montesinos,

Victorio y Lucchino, Elio Berhanyen.

Aprendices, en este reto tendréis que hacer

una reinterpretación del traje regional

para que se pueda llevar hoy en día,

pero, eso sí, sin que pierda su esencia.

Podréis utilizar todo lo que tenéis en la mercería,

tejidos,

abalorios, pasamanería, accesorios, todo.

¿Por qué no nos acercamos con María

a ver todo lo que hay en la mercería?

Por favor. Tengo una curiosidad tremenda.

Que como tú, Palomo, es una auténtica pasada.

Qué maravilla. No sé si diría eso.

Bueno, a lo mejor él diría... ¿Cómo dices?

"Amazing". "Amazing, amazing", eso.

(AMPARO) A ver qué hay en la mercería.

Un brocado de fallera, me muero.

Tengo que hacer un traje de valenciana.

Hombre, hay cosas preciosas.

Algún tejido complicado veo, un poco trampa.

Sí. Esta vez...

Es el fieltro. El fieltro.

Y luego, este punto, a ver... Ese punto es muy bonito.

Es precioso, pero hay que saberlo trabajar.

Hay que saberlo trabajar. Ya sabemos.

Y los terciopelos, esto es difícil de trabajar.

Me encanta este. Ese es precioso.

Es precioso. (ALEJANDRO) A ver qué nos toca.

(ROSA) Será por sorteo, ¿no?

Todas las fornituras y pasamanerías

son perfectas para esta prueba, pero a mí me gustaría

que se salgan de esto y si queremos un "look" de moda

me da miedo que con esto se nos vaya demasiado...

¿A folclórico? Exacto.

(ROSA) A ver qué toca. Pero el de cuero es...

(ALEJANDRO) Cualquiera es complejo. (ROSA) Viendo los trajes,

cualquiera se puede actualizar de cualquier manera.

No me importa el que sea, menos el de cuero.

No queremos dar muchas pistas, pero sí un poquito de inspiración.

Porque en la primera edición hubo alguien que se enfrentó

a una prueba muy similar a esta con otros objetivos

y triunfó.

Os pido un fuerte aplauso

para la ganadora

de la primera edición de "Maestros de la costura

Alicia Cao.

(SERGIO) Madre mía, Alicia aprendió con su madre, ¿no?

El menda aprendió con su padre.

Ella, ganadora el año pasado.

Este año, ¿quién va a ganar?

El menda.

Bueno, Alicia, la verdad es que nos alegra

a los tres muchísimo verte aquí.

Y yo, sobre todo, estoy maravillado

con lo que llevas puesto. Imagino que te lo has hecho tú.

Por favor, gírate, que lo vea Caprile.

Es divino. Es precioso

y está magníficamente bien hecho, vamos.

Muchas gracias. Te doy la enhorabuena.

Gracias. Vamos, y me felicito

a nosotros tres por la parte que nos toca,

por supuesto.

Cuéntanos, ¿dónde estás?, ¿qué estás haciendo?

He montado un taller un poco humilde para hacer algunos encargos

y empezar a crear con ayuda de todo lo que estoy aprendiendo

en el máster que se me otorgó aquí y tratando de diseñar.

¿Y qué te pareció ver tu colección cápsula

en El Corte Inglés? Bueno, me pareció un reto

tener que diseñar para prêt-à-porter,

pero lo que disfruté muchísimo fue el proceso.

Las costureras de El Corte Inglés me decían: "Hasta aquí"

y luego "lo siento", porque con toda la pedrería

que intentaba meter y demás, decía que era

la colección de las ninfas o de las... las hadas.

Mira, a la vista está. Es verdad.

(ALICIA) El máster que conseguí gracias al premio

también me está abriendo la mente a... con respecto al diseño,

y a mí me ha cambiado la vida completamente.

Aprendices,

ahora solo queda saber quién va a actualizar cada uno de los trajes.

Alejandro, a ti ¿cuál te gusta más para este reto?

El goyesco. Y a ti, Isabel,

¿cuál es el que menos te apetece interpretar?

Quizás el primero que ha elegido Alejandro, porque veo muchas cosas.

El goyesco, el que menos.

¿Por dónde saldrá esto?

No os creeréis que estando un mandil dorado en juego

vamos a dejaros elegir.

Sergio, tú fuiste el mejor

en la prueba por equipos de la semana pasada.

Pues hoy tienes una ventaja

impresionante frente a tus compañeros.

Bien. Dinos ya

qué traje quieres reinterpretar tú.

El último. El último, el de Toledo.

Ajá. Muy bien.

Y ahora,

¿qué traje le das, por ejemplo, a Saray?

A Saray le vamos a dar

el de Canarias.

El traje de Canarias para Saray. Me parece muy bien.

Muy buen traje.

A Toni. Hombre, a Toni...

vamos a darle el de tu tierra. -Muchas gracias.

A Amparito.

Amparito no va a llevar el de fallera.

Oh... -Vamos a darle el de cuero,

el de Badajoz. (AMPARO) ¿El de cuero? Hala.

Sergio ha jugado bien sus bazas.

Creo que nos ha dado a todos un poco el dedo en la llaga.

De ese mandil, vamos,

no me toca ni la hebilla.

A Lara.

(SERGIO) A Lara le vamos a dar el de Vigo, sí.

El del dengue. Ese es.

A Rosa. A Rosa, el madrileño.

(RÍE) Vamos a darle... -¿El goyesco?

(RÍE) El goyesco. El goyesco, el castizo.

Qué majo, Sergio, que eres, hijo. Venga, te faltan dos.

Isabel y Alejandro.

A ver, el de Valencia se lo voy a dar a Alejandro.

(SERGIO) A Isabel le dejo todo el joyerío,

el que lleva todo joyas.

Ah, vale.

Me da el traje de Alberca, ¡yuju!

Yo ni sé dónde está.

Estoy más perdida en el mapa que nadie.

Aprendices,

os recuerdo que solo podréis entrar

una única vez en mercería

y para todo ello solo tenéis 120 minutos.

Madre mía, colega.

Y el tiempo comienza en tres, dos, uno,

a coser.

Hijo de mi alma.

¿No hay ningún ante?

¿No hay otra polipiel?

(ISABEL) Jolín, qué difícil.

Este encaje... Este.

Creo que ya está.

Vamos, salgo de aquí.

¿Qué?

A gustito aquí, ¿no?

¿Os pongo una mesita para trabajar en la mercería?

Venga. (ISABEL) Casi, casi.

Chicos, hay que coser. Lo digo en serio, no es broma.

(AMPARO) Tengo hilo, tengo cremallera.

Desalojen.

(ISABEL) Necesito un trocín de tela para el fajín.

Nada, Isabel, me pongo cómoda aquí.

Vale, ponte cómoda, cariño. Me siento aquí.

No quiero olvidarme de nada. Voy a poner este.

Queda bonito con todo. ¿Qué ha pasado?

¿Te has organizado mal o por qué...?

No, no me he organizado mal.

Es que yo este traje no lo conocía, soy guiri.

Ay, ¿tengo todo, tengo todo? Qué nervios.

Uy.

Para vosotros, ¿qué es lo más complicado

de esta prueba? Pues yo creo

que mantengan el código de estas piezas tradicionales,

que mantengan la esencia

llevándolo a algo más moderno y más ponible.

Lo que me daría miedo es que sea muy evidente,

que siga viendo un traje regional,

porque no hablamos de réplicas, sino de inspiración.

En este caso, los "look minimal" para mí son los más difíciles.

Inspirarte, que sea reconocible, pero no sea evidente, no es fácil.

Entonces, quizás el de hereu es el más complicado para ti.

En mi caso, totalmente, es el que menos me inspira.

En comparación a la inspiración del resto de "looks",

lo que te ofrece el de hereu... Tienes menos elementos.

Tienes menos elementos.

Yo intentaría buscar cuál es la identidad,

el alma de cada uno de los vestidos

y a partir de esa identidad de lo que hay en el fondo

crear un nuevo modelo. A mí me ponéis esta prueba

y echo a correr y digo: "Ahí os quedáis", porque jo...

¿Cuál hubieses escogido, Alicia? Habría escogido el de fallera

no por la forma, sino por los tejidos.

Por la gama cromática. Sí.

Vale, falda.

Vale.

Hay muchísima competitividad en el taller.

Intentaré por todos los medios coger el mandil dorado.

Soy la que más tiempo ha estado en expulsión

y esta semana me libro.

Daría lo que hiciera falta por el mandil dorado.

Sergio ha intentado perjudicarme un poquito.

Pero muchas veces intentando perjudicar se puede...

perjudicar a sí mismo.

El que realmente lo tiene muy facilito

es el de Gran Canaria. El de la Alberca,

hay una colección de Givenchy, de Riccardo Tisci,

que está inspirada en eso, que tiene mil cadenas,

con mil cruces colgando y todo esto.

(MARCOS) Es soberbio ese ejemplar.

Ahora le gente se pone el bolso de Hermès

y antes se ponía estas cosas.

Era para demostrar el poderío que tenía.

Hola, Sergio. Hola, ¿qué tal?

¿Qué estás haciendo? Mira, estaba haciendo...

la faldita, pero quería hacérsela un poquito más larga,

como un vestido de noche.

El corpiño, la parte de delante, se la haremos negra.

Vale, haces cuerpo negro con delantal negro y falda roja.

Eso es. ¿Para qué ocasión

está pensado el vestido, Sergio?

No sé, un cóctel de fiesta por la noche.

¿Cómo lo ves, Marcos? Yo lo veo bien.

Entiendo lo que quiere hacer, esperaremos a verlo acabado.

El resultado. Sabes que algunos

de tus compañeros te van a estar esperando

después de lo que ha pasado hoy. Lo tenía más o menos claro.

Al único que le he facilitado las cosas ha sido a Toni.

Yo no lo tengo tan claro eso, de que sea más fácil.

Bueno... Sergio, te quiero decir

que está bien, creo en ti, lo sabes,

pero es verdad que son dos tejidos y dos colores complicados.

No nos vayamos a un vestido de vampiresa.

Sí, sí. Estás en el límite, contrólalo.

Vale. Yo soy un currante, pero además de siempre.

Entonces, ¿qué mejor que coger el traje de currela,

como aquel que dice,

y adaptarlo a un traje de fiesta? ¿Por qué no?

Jesús, qué calor.

Saray, ven, te presento a Alicia. Hola, Alicia, ¿qué tal?

Que algo se pegue. Uy, mira, ojalá.

Encantada. -Igualmente.

Te sigo en Instagram. Cuéntame qué estás haciendo.

¿Qué has planteado? Pues mira,

he planteado una faldita

que tenga un poco de frunce con una rajita detrás.

¿Vale? Que valga lo mismo... que te la puedas poner con un tacón

para incluso una boda, un poco más informal.

Y un top con tirantitas finas

que sea cortito y que se vea la barriguita.

¿Todo de la misma tela, Saray? Sí, de la misma tela está por ver.

He traído también terciopelo negro.

Si veo que queda muy cargado, pongo el terciopelo.

A ver si no me duelen los ojos luego al mirarlo.

No, por Dios. Ten cuidado en estas gomas gordas,

esta tela ahí metida, que quede bien,

que quede una cinturilla limpia, que quede un top limpio,

que no sea un pingajito. Vale.

Una cinturilla limpia, ahora que lo dices,

te veo con ese verde a lunares,

mira qué bonito te quedaría un mandil dorado ahí.

Te bailo una sevillana y todo como me pongan el mandil dorado.

Bueno, a lo mejor así bailamos una sevillana,

tú también eres andaluz. Yo también soy andaluz.

Entonces, podemos bailar un poco. Se me da regular.

¿Tú bailarías con Saray?

No tiene que ser exactamente hoy, pero vete preparando,

porque tú bailas aquí... Me lo preparo

para la tercera edición de "Maestros".

Ah, no, que yo no estaré. Venga.

(SARAY) Hoy estáis viendo a una nueva Saray.

Yo, a partir de la repesca, me he propuesto

tranquilizarme para hacer las cosas lo mejor que puedo

dentro de lo que sé.

Vale.

Toni. Ah, hola.

Te presento a Marcos Luengo. Encantado.

Queremos saber qué estás haciendo. Lo que voy a hacer es:

como el hereu antes era el primer hijo varón de cada familia

lo voy a hacer en femenino.

Quiero hacer algo así de noche,

respetando lo que son las telas.

Quiero hacer una abertura aquí

y poner esto a modo de retina, sin mangas, que venga por detrás.

No sé si me dará tiempo, pero la idea es esa.

Te estaba viendo antes desde arriba la destreza,

que te veo en la mesa.

Me da la impresión de estar en mi taller con las chicas

que llevan 20 o 30 años de experiencia.

Seguro que alguien te ha... -Mi madre y mi abuela.

¿Ves? Por eso, lo has mamado, porque se nota,

se ve cómo manejas la mesa.

(TONI) Que venga Marcos Luengo me parece genial.

Me dice cosas que me hacen sentir bien.

Eso me ha trastocado, no estoy acostumbrado a que me adulen.

Me ha subido el ego, la verdad.

(AMPARO) Buenas. -Hola, ¿qué tal?

Amparito lunarcitos, te está quitando Saray el sitio

en este taller. Qué va.

¿Qué estás haciendo, Amparito? Mira, te lo pinto en jaboncillo.

¿Cómo me vas a pintar eso en jaboncillo?

Quien tiene arte, tiene arte para todo.

Mira, quiero hacer un vestido largo, entallado,

con una abertura aquí,

porque representa un poco las perneras que lleva,

en polipiel. Yo creo que puede tener un toque.

Enséñalo, si está ahí. Sí.

Es más fácil que lo veamos. Es que está...

Esto, aún falta por terminar, pero más o menos está marcadito.

Entonces, va así.

La polipiel es que no va conmigo,

es muy tiesa, muy...

Me gustan las telas tiesas,

pero no tiene vida, es como...

Amparito, ¿te has enterado de lo que ha hecho Sergio?

Sí. ¿Qué ha hecho?

Pues enmarronarme.

Amparo, que te oigo. -Lo que pasa es que ha dicho:

"Lo estás haciendo muy bien, pues hala, continúa, guapa".

¿Sí? Hombre.

-Es un reto. (SERGIO) Amparo, que te oigo.

No tengo ningún problema.

Además, la ilusión que me hacía hacer el de fallera.

He sido fallera mayor dos veces, fallera mayor infantil y todo.

Te invito a mi falla. -Con la gracia que tienes,

le vas a poner más cosas, ¿no?

El vestido es "minimal", al lado tuyo.

Claro, completamente. -Es verdad.

Le pondré una lazada roja. -Ah, vale.

Ah. Eso no lo has contado.

Lleva un fajín. -Claro, claro.

Te faltaba el lacito. Si no, me echáis de menos.

Claro.

109.

¿Cómo va, Lara? -Bien.

Necesito terminar la base para decorarlo.

-Vale. Bueno, sin prisa, "con prisa y sin pausa".

¿Cómo se dice aquí eso?

Ay, aprendices.

¿Y ahora? Solo quedan 45 minutos.

(ROSA) ¿Cómo? (ALEJANDRO) ¿En serio?

Me muero.

(ROSA)

Ay, Dios, una cinturilla.

¿Vas bien con eso, Lara? -Sí.

Lara, discúlpanos, te hemos pillado en este momento.

No era nuestra intención. Hola.

-¿Qué tal? Mucho gusto.

Estoy haciendo un vestido

de terciopelo negro, que sea como un vestido...

-Cruzado. -Más serio,

porque quiero probar otras cosas.

¿Tienes clara la relación

entre el vestido original y lo que quieres hacer?

¿Hay una historia entre medias? Lo pienso llevar un poco

a un vestido de noche, pero... Sí, un cóctel.

Claro, no discotequero. Y luego, arriba,

el dengue lo quiero hacer en rojo, más sutil,

en plan si quiere se lo quita, se lo puede poner.

El planteamiento me parece muy bien.

Muy bien. Poniéndole el dengue a cualquier prenda

ya tendrá la esencia de ese traje de Vigo.

Vale, espero estar a la altura y que te guste.

-Seguro que sí.

(LARA) Le quiero dar el toque dengue arriba,

para que la mujer pueda llegar

un poquito tapada y que haga el...

¡Tras!

Si quieres participar desde casa

de todo lo que está ocurriendo en este taller,

puedes hacerlo fácilmente, tranquilo desde tu sofá.

Busca @MaestrosCostura en redes sociales

y encuentra un montón de claves

de la prueba que están disputando los aprendices.

Venga, conéctate ya.

(TONI) Me estoy liando.

Lo tengo ya acabado y me estoy liando más que... que...

¿Este dónde va? El pecho.

(TONI) Quiero hacer un cuello

que dé toda la vuelta y venga por detrás.

De pequeño veía mucho "MacGyver".

(RÍE) He visto que no tenía entretela,

no me he acordado de coger,

y he pensado: "Cojo papel, lo pongo, le doy cuerpo"

y yo qué sé.

Aprendices, a nuestra particular fiesta regional le quedan

30 minutos nada más.

(TONI) No llego.

Fiesta de chicas, yuju. Hola, ¿qué hay, Alicia, guapísima?

Encantada. -Yo también encantadísima de verte.

Muchas gracias. ¿Tienes el boceto por ahí, Rosa?

Sí, me ha tocado el tema... goyesco.

Bueno, la chaquetilla goyesca la he interpretado en...

así, con la espalda al aire, la falda y me queda el fajín.

-Mucha transformación, no es nada básico.

Sí, mucha transformación, además, no he cogido el patrón base.

Digo, a medida del maniquí. ¿Qué te ha parecido

la decisión de Sergio? ¿Ha sido una decisión estratégica?

No lo creo, prefiero pensar que no va a perjudicarme.

No era de mis favoritos,

pero realmente de joyería goyesca en Málaga a Sevilla...

Es familiar para mí. Hombre, totalmente.

Al final me ha favorecido. Sergio ha sido estratega.

Hemos venido a concursar. Una cosa es que tenga cariño

a mis compañeros y otra cosa es que quiero competir y ganar.

Vamos a ver, costadillo aquí.

Me estoy agobiando y mucho.

Isabel, ya sabemos que estás apuradilla.

Hola, guapa. -¿Qué tal?

Cuéntanos. ¿Puedo ver tu boceto? Es lo que más me gusta,

ver los bocetos. Sí, a ver.

Mira, yo no soy muy buena dibujando.

Hay que empezar a hacer buenos bocetos.

Tengo una falda hecha, muy trabajada.

Ahora haré la parte de arriba con un montón de joyas

y espero que me salga. Isabel tiene discotecas.

¿Sí? -Cuatro.

A ella le gusta brillar. Sí.

Vamos, a ti, un mandil así, por ejemplo...

Dorado, me viene de perlas. Cuando lo he visto, digo:

"Por fin uno que me queda bien con el 'outfit'".

Lo demás me rompe el "outfit". Este me quedaría divino.

Ponte las pilas, Isabel. Estoy en ello.

Esto tiene buena pinta. Vale.

Y te ha tocado un muy buen "look".

(ISABEL) Yo sigo visualizándome el mandil dorado.

Pido al universo, miro las fotos

de mis hijos y mi marido.

Por favor, inspira a mami,

que está más perdida que una perdiz.

Cariño, por favor, mándame esos poderes.

No.

Esto...

Piensa en algo, piensa en algo, piensa en algo...

Alejandro, ¿qué tal? Hola, encantado.

Hola. -Te sigo en Instagram.

Ay... ¿Puedo coger tu boceto, Alejandro?

Sí. Y me explicas qué haces.

Lo he transformado en un vestido más en plan cóctel.

Mi idea era que mantuviera el corte, pero...

como tiene que ser ponible para ahora,

ponle que la chica va de valenciana todo el día

disfrutando de las Fallas de Valencia

y por la tarde-noche se pone este vestidito.

¿No te parece, Alejandro, que asignarte el de valenciana...

(ALICIA Y MARÍA RÍEN) -No sé si él ha pensado

que me favorece, porque cree que se me puede dar bien

o ha intentado...

jugar para quedar él en mejor puesto

y conseguir el mandil dorado.

Sergio me ha dado uno de los más difíciles,

porque, evidentemente, su estrategia es quitarse

a los más fuertes cuanto antes

mejor, más fácil lo tiene.

María, cuéntales lo que está haciendo Alejandro.

Creo que Alejandro se ha ido por los cerros de Úbeda,

se ha ido completamente.

Es verdad que está haciendo un vestido de noche de fiesta

que puede funcionar perfectamente como vestido de fiesta,

pero creo que se aleja mucho de la esencia de su traje regional.

Creo que realmente no ha entendido la prueba.

Me parece buena idea que sea la misma forma,

llevándolo a un traje de noche, pero ha perdido...

No tiene ni volúmenes, ni tejidos, ni colores.

Él lo defiende diciendo que una valenciana

después de ponerse su traje, por la noche puede ir de fiesta con él

pero no tiene que ver con... Pero con ese

y con lo que a ella le dé la gana. Por otro lado,

Rosa creo que está haciendo un buen trabajo.

Falta ver el resultado.

Me da miedo que sea goyesco de más.

No sé si lo ha hecho demasiado literal.

Vamos a verlo.

Pero tiene muy buena pinta. Y luego, Isabel,

la falda tiene bastante trabajo y le falta bastante, no sé si llega.

Pero realmente creo que es una buena interpretación

del "look" de la Alberca.

Estoy preocupado con Saray, no sé si le dará mucha gracia.

Con esa tela tan gorda, la falda tiene una cinturilla rizada,

una acumulación de tela aquí que no es nada favorecida,

pero ha cambiado la parte de arriba

y ha puesto un top de terciopelo más ajustadito, más femenino.

Al menos, caso ha hecho.

Creo que a Marcos le ha gustado especialmente,

creo, ¿eh?, por las visitas,

que Toni haya llevado lo masculino a lo femenino.

(MARCOS) Me ha gustado mucho.

Porque creo que en esta prueba lo que se debería buscar

sería abstraer lo que es la esencia del vestido

y convertirlo en algo que tenga esa identidad,

pero que no tenga nada que ver.

Él, por lo que yo vi hasta el momento,

está haciendo algo que reúne esas características,

me parece a mí, vamos. También Lara está llevando...

está haciendo una cosa realmente diferente, digamos.

Tiene el vestido tradicional de Vigo,

que ella ha cogido el terciopelo como base,

como inspiración directa de ese vestido,

pero está haciendo un minivestido asimétrico.

Ha centrado la atención del vestido

en un vestido cruzado como un dengue.

Lo ha interpretado de una forma muy inteligente.

Porque el concepto del vestido es ese.

No sé qué voy a hacer. Qué locura.

Que salga lo que tenga que salir.

Aprendices.

(ISABEL) No, no, no. Quedan...

diez minutos para terminar.

No llego.

(LARA) No, no, no, no.

(AMPARO) Sergio, me voy a acordar de esto.

(SERGIO) Podía haber sido más malo.

Al único que he querido beneficiar es a Toni.

Y aun con todo, creo que he sido justo con todos.

Me van a valorar la peor. Me muero.

Disparate, va, disparate.

Un disparate voy a entregar hoy.

(AMPARO) Ni en Sybilla lo he pasado tan mal.

No podía ser más difícil, no.

El vestidito de canaria, todo mono.

La goyesca, me daba igual, pero piel...

Cágate, lorito.

Aprendices, el tiempo vuela.

Último minuto de la prueba.

¿En serio?

Lo que no esté puesto en el maniquí no será juzgado.

Un minuto.

No sé ni cómo va esto ya.

¡Ah!

Corre, Alejandro, ponlo. -No cabe.

Hala, venga.

Se le puede quitar la cabeza, ¿no?

¿Cómo va esto? Así.

Está al revés.

No va, ¿eh?

Ah, pues, menuda rosca, colega.

Como trates así a las clientas... (SERGIO) No fastidies.

Aguja e hilo, aguja e hilo...

Fatal, fatal.

El tiempo termina en diez,

nueve, ocho,

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres, dos, uno,

tiempo.

(TONI) Vaya mierda.

(ROSA) Amparito, ¿bien? -Fatal.

No había cosido nunca polipiel. -¿No cose?

Si hubiera sido manca, peor.

¿Estás bien? -Sí, pero no puede ponerlo,

no pude acabarlo bien y... -Tranquilo.

Sergio, me voy a acordar de ti mucho.

Aprendices, llega el momento de la valoración.

Como siempre, no queremos

hacerlos pasar por ese mal rato a los invitados.

Por tanto, os pido un fuerte aplauso

para Marcos Luengo y para Alicia Cao.

(ALICIA) Hasta luego. (MARCOS) Adiós. Gracias.

Y ahora sí, traed vuestros maniquís

y colocaos aquí para ser valorados.

(ROSA) Estoy muy contenta con el resultado.

Creo que voy a conseguir el mandil dorado.

A ver si puedo conseguirlo.

Rosa, por favor, acerca tu maniquí.

Rosa, explícanos qué es esto.

He usado el terciopelo de la chaqueta goyesca

y le he hecho el cuerpo a la chica simulando la camisa blanca.

Y la falda, del color del traje con el fajín a juego.

¿Qué te ha pasado en esta prueba? ¿Te encuentras bien?

Sí. ¿Sí?

Muy contenta, además.

Pues, Rosa, nosotros vemos que...

como que algo te pasa y, sinceramente, pues,

no sabemos qué es.

Rosa, por aquí, todo esto, el volantito me encanta,

el cuello es fantástico, vas bajando, uh....

¿Qué es este fajín ahí de repente que le has puesto?

Con lo mono que es el top.

¿Por qué has puesto esto? Incluso esto tiene más sentido.

Incluso esto es más bonito.

Bueno, por asemejarlo un poco al modelo inicial.

Es que... Ese es el error, Rosa.

El colorido y el fajín también complementando...

Ahí está el error.

Has querido asemejarlo demasiado al goyesco.

Sí. Se te ha ido por ahí.

Además, me parece que no hay demasiada relación

entre el top y la falda, siendo un vestido.

La falda no está bien hecha, Rosa.

Mira. Sí, el centro.

Pues le busqué el centro. Ya, ya, pero con los centros

tenéis todos un problema. Aparte, si esto termina aquí,

hija mía, esto que venga aquí también, ¿no?

Y tiene un sentido.

Y luego que destroces uno de los tejidos más bonitos

que había en la mercería para hacer esto

Hombre, yo estaba contenta con el trabajo, te digo.

Chica, lo que sí me satisface

es la seguridad que tienes en ti misma, Rosa.

En defender esto y en estar tan segura de ti.

Creo que hay un buen comienzo y un muy mal final.

No ha terminado siendo un producto bonito, con gusto.

(ROSA) Creo que he interpretado bien el traje regional

conforme han pedido.

Lo veo ideal, perfecto, vamos.

Toni, preséntanos, por favor,

tu reinterpretación del hereu. Qué sexi.

Toni, colócalo y enséñanos tu vestido, por favor.

No sé si esto va por aquí.

Menos mal que eres fisio, Toni.

Chico, no lo llegas a ser...

Las tiras, por dentro iban, pero, bueno, es igual.

No, vamos a ponerlo. Ponlo, acábalo de poner.

Esto va así, pero no está... Vale, ahora, ¿y el lazo?

El lazo era para acabar el bies y tenía que llegar aquí, pero...

¿No lo puedes poner, que lo vea? Esto va por aquí.

Algo así.

Más o menos. Algo así era.

Más o menos iba así.

Primero, pedir disculpas por haber entregado esto.

No está a la altura de la prueba y lo siento.

A ver, dedícate una tarde a los maniquís.

Para ti debe ser un paciente, tranquilo, delicadeza

y consigues ponerlo. Mira ahora. Es importante.

Te has quedado sin poner la prenda.

Te hemos dejado recolocarla

porque la pusiste en el maniquí a tiempo,

si no, te habrías quedado sin valorar.

¿Y este ruido? (TONI) Eso es papel,

porque no tenía entretela y le he puesto papel.

Bueno, mira, lo has solucionado. Muy original.

Uy, a ver la espalda. La espalda va abierta.

Uy, ¿y esto? Mira, María.

A ver, qué raja, sexi. Toni, ¿y esa abertura?

Para darle un poco de color.

De color, sí, sí, vamos, menuda heredera.

A ver, Toni, eres de los pocos que ha entendido la prueba,

inspiración.

La idea es buena.

Porque tener inspiración del hereu, que es muy "minimal",

no tenía detalles importantes, no tiene fornituras,

realmente, a la hora de trabajar y de inspirarte

era de los más difíciles. Te ha faltado tiempo.

Porque estaba confiado.

Tenía el cuerpo montado y estaba tranquilo.

Lo que pasa es que luego ya no me salían las cosas

y lo he hecho de cualquier manera, el cuello,

para llegar a tiempo y para entregar algo.

La ejecución es muy mejorable. Ya lo sé.

Me voy a mi sitio. Gracias.

Simplificar lo que ya está simple es bastante complicado.

Ahora me siento mal.

Me gusta hacer las cosas bien en todos los ámbitos de mi vida.

Amparito, los jueces van a valorar ahora

tu reinterpretación del traje de Castuera.

A ver, Amparito Taconcitos,

explícanos tu homenaje a Castuera, Badajoz.

A ver, yo he intentado

hacer un vestido de noche así... De noche terrorífica.

Que, bueno, aún ha quedado mejor de lo que podía esperar.

Ah... Ah...

Amparito, ¿has estado alguna vez en Extremadura?

No. Donde Pocahontas

sí sueles pasar los veranos, ¿no?

Es verdad, le he dado un rollo Pocahontas,

pero soy muy Disney,

porque a mí me encantan las princesas.

Tampoco es tan mala idea, es un traje entalladito

con su abertura en el medio para andar tranquilamente,

que se vea un poquito la cacha.

Como si te metes dentro de un tronco,

de un árbol, eso es el concepto.

Entonces, esto ¿para qué lo ves? ¿Para qué te lo pondrías?

Para ir en canoa.

# Río abajo lo veré, na, na... #

No me acuerdo de más. (RÍE)

A ver, esta reinterpretación, este vestido...

No, lo he pasado fatal, a lo más estilo Sybilla.

Es un poco arg, para gustos, los colores, como se dice.

Pero yendo por aquí... ¡Oh! ¡Ah!

Anda, Amparito. De eso no me había dado cuenta.

Un alfiler. ¡Un alfiler!

Con lo fatal que me ha salido, el alfiler es lo de menos.

También es verdad. Un alfiler.

Te quiero decir. A ver, Amparito, ¿qué quieres?

¿Matarnos, hacernos vudú?

¿Matarnos a disgustos con este tronco de vestido de hoy?

Que no, es que ha sido un mal día. Un mal día lo tiene cualquiera.

No os preocupéis, a la próxima ya lo hago bien.

Que si parecía un árbol,

que si parecía de Pocahontas,

que si era de Halloween...

Ese vestido sirve para todo

y luego se quejan.

Saray, por favor, es tu turno, adelante.

A ver, Saray,

explícame, ¿tú te pondrías esto?

Yo sí. ¿En qué situación?

Pues lo mismo te lo puedes poner con unos buenos tacones negros,

unos buenos pendientes, una raya en medio y un pelo tirante para atrás

que le pones una camiseta básica, vas con bambas y monísima.

Como el fajín lleva terciopelo,

he querido hacer la parte de arriba de terciopelo.

A ver, dentro de lo que cabe, tus prendas están...

bien reinterpretadas.

Has entendido bien el concepto de la prueba.

Y puede tener cierta gracia,

cierta, pero tengo que decirte...

Pero esto,

esta cinturilla con este mondongo de tela aquí

no le sienta bien a nadie

Iba a hacer un volante gigante

e iba a fruncirlo y lo iba a añadir a una cinturilla,

pero como estoy haciendo volantes, no quiero hacer siempre lo obvio.

A mí me gustaría que te plantearas en serio

dejar atrás ya el "crop top" en tu andadura.

Nos ha quedado claro que lo dominas y ya, hasta aquí.

(SARAY) Pese a lo que me digan, estoy satisfecha con mi diseño.

Es un diseño que yo me pondría. Entonces, yo con eso soy feliz.

Alejandro, por favor,

preséntanos tu reinterpretación del traje de valenciana.

Alejandro,

¿tienes que hacer alguna declaración

al pueblo valenciano?

Me he planteado la historia

de que la chica que lleva el traje de fallera

luego se va a tomar una copita con sus amigas

y le he dado un toque sobrio.

Te pedíamos una reinterpretación del traje valenciano

no de un dominó veneciano.

Nos da rabia, porque desde un punto de vista técnico

está bien resuelto.

Y el momento "retal cortado"... Eso es por si tenía frío.

El 18 de marzo, hombre, puede refrescar.

A ver, Alejandro, fuera de bromas,

te lo decía por si querías pedir disculpas,

porque, sinceramente, teniendo ese pedazo de ejemplar,

hacer esto como reinterpretación

nos parece un auténtico sacrilegio.

De todos los tejidos que tenías en la mercería

has ido a elegir los más alejados de la inspiración

que te estábamos pidiendo. Y te lo voy a demostrar.

Es que era tan tú esta prueba, Alejandro...

Ya, pero por huir de mí, he dicho: "Voy a coger algo superbásico".

Por eso me he ido al negro y blanco.

Alejandro, terciopelo negro, esta sedilla blanca,

esto es antivalenciano. No quiero que huyas de ti.

Por lo que te digo, por no coger... por huir del estampado,

que siempre suelo usar. Mira lo que podrías haber hecho.

Mira, desde el más obvio. Tú, que sabes ejecutar.

El más obvio, que es un espolín. Esta es increíble.

Podías jugar con los dos colores. Que es maravillosa, de verdad.

Lo siento.

Yo pido disculpas al pueblo valenciano,

pero he querido darle una vuelta de tuerca tan grande,

que la tuerca se me ha pasado un poquito.

Isabel, adelante, por favor

con tu versión del traje de la Alberca.

Isabel, ¿para qué persona

o para qué ocasión

es tu creación?

Quería hacer un traje un poco con inspiración

para una actriz española que salió en la entrega de los Goya

y quería llevar algo en representación de su tierra

con trajes así. A ver, Isabel,

como no pones centro a las prendas,

está todo un poquito descentrado.

Os pasa a la mayoría, ¿eh?

Y es una pena porque no hay simetría.

Me faltó tiempo. Me puse muy nerviosa

en el último momento con esto.

Me parece fenomenal que te falte tiempo, pero...

marcar un centro es que es medio minuto al principio.

Y ya vas sobre segura.

La inspiración está muy bien. Vale.

Los materiales están muy bien elegidos.

Toda la gama de color, el volumen, ese volumen trapezoidal.

La falda es muy bonita. Bueno, se ve una clara inspiración

sin ser un "look" folclórico.

La verdad, has salido de tu zona de confort

y te ha salido muy bien. Muy bien.

¿Quién iba a decir que la guiri del taller

iba a salir tan bien en esta prueba?

Lara, por favor,

¿nos traes tu reinterpretación del traje de Vigo?

Con sinceridad, ¿tú te pondrías un vestido así?

El de abajo, sí

y esto me lo colocaría de otra manera.

Esto es el vestido de abajo, que lo he hecho con cruzado

y desnivelado.

A ver, Lara, no hace falta que nos convenzas.

Felicidades, porque esto es justo lo que te estábamos pidiendo.

Esto es tu salida del armario de la zona de confort.

Tanto Marcos Luengo como Alicia te han felicitado.

Y nosotros también tenemos que hacerlo,

porque nos ha encantado.

Tiene un drapeado divino, la mar de elegante.

Está relativamente bien terminado.

Has metido tus hombreras.

Me parece que lo has entendido bien.

El resultado es magnífico.

Muy bien, enhorabuena por hoy. (LARA) Guau.

Muchas gracias.

La verdad, estoy supercontenta con la valoración.

Ya me siento con el mandil dorado,

aunque no sé si lo tendré, pero ya estoy feliz.

Sergio, adelante.

Me da miedo hacerte esta pregunta, pero voy a ser valiente.

¿En quién te has inspirado?

(RÍE) ¿En quién te has inspirado para hacer este vestido?

Buf, si caigo en la historia de mi mujer, mal rollo, ¿no?

No. La verdad,

he pensado en una mujer que pudiera llevar un traje,

a lo mejor, a un cóctel fiesta

pero me he quedado muy a años luz

y además me he aturullado bastante.

Aquí, lo que veo es una campesina

llegando tarde a la fiesta de Halloween.

Con lo bien que coses.

El primer problemilla es que quería hacer la falda mucho más larga,

pero he cortado la tela ahí y me ha quedado pequeña.

Quería hacer la cinturilla con el elástico,

pero para entallárselo aquí tenía que hacer muchas pinzas.

Aquí hay un problema de diseño importantísimo.

¿Cómo, eligiendo tú, has podido hacer esto, Sergio?

El que parte y reparte se lleva, en este caso,

la peor parte. (SERGIO) La peor parte.

Te has cargado el traje toledano. Si pudiera reconducirlo

y tuviera otras dos horas, seguramente

intentaría por lo menos salvarlo. Es un problema de diseño.

Si cogéis estos tejidos elásticos, "stretch",

por favor, no nos hagáis pinzas.

Te doy un consejo de hermano mayor.

Yo, de momento,

daría un rodeo por la provincia de Toledo.

No te acerques mucho por allí. Otra cosa te voy a decir, Sergio.

Menos mal que los maniquís son seres inertes

y no tienen un sindicato, porque si no...

Le has metido un puñetazo.

Yo no sabía que esto iba a rosca.

A rosca.

La próxima vez no me vuelve a pasar.

Ya hemos aprendido una cosa más.

Dichosa rosca.

Antes de retirarnos a la deliberación

os quiero hacer notar que nos ha costado

muchísimo preparar esta prueba.

Y, sinceramente, este resultado

no deja de sorprendernos.

(ALEJANDRO) Cada vez está más difícil,

cada vez estamos los mejores y a partir de ahora

voy a hacer en lo que yo me manejo bien,

porque si innovo,

innovo en algo que me gusta

y que está dentro de mi estilo.

Qué chulo, Lara. (AMPARO) Te ha quedado muy bonito.

(SARAY) Lara, el tuyo...

El suyo está superbién.

Menos mal que Lara hoy nos ha dado un poco de alegría.

Pues sí. Es un trabajo bastante decente,

bastante bonito. Sí, y ha entendido muy bien

lo que queríamos. Ha hecho un vestido de fiesta

inspirado en un traje regional. De los pocos,

de los pocos que han entendido la prueba.

Hoy no ha sido nuestro día de suerte.

Isabel, oye, si llega una actriz charra

que quiere rendir homenaje a su tierra, y fenomenal.

Sobre todo, ver a esta nueva Isabel.

Ver que Isabel es capaz de hacer otro tipo de vestido

que no sea a lo que nos tiene acostumbrados.

Bastante elegante, sofisticado. Más austera, más elegante.

(TONI) ¿Este te gustaba a ti? -Sí.

-Muy chulo este. -No he cogido esa tela

por hacer algo diferente.

Alejandro, entender, no ha entendido nada.

Alejandro no ha entendido la prueba.

Y se supone que este chico hace teatro,

que tiene que reinterpretar y mezclar y...

(TONI) Me ha quedado fatal. -No pasa nada.

El mío es de Pocahontas. -Pero el tuyo está bien.

Qué va.

¿Y de... Pocahontas?

Menos mal que Amparito se lo toma con humor,

pero esto hoy está que no hay por dónde cogerlo.

Me parece atroz.

Pero, bueno, al lado de este... Insisto.

Al lado de este no sé yo si esto es un traje de alta costura.

Es que en el traje de Sergio

por primera vez vemos hasta mala confección.

Lo tenemos claro, ¿no? Lo tenemos.

Lo tenemos, sí, hombre. Vamos.

Venga.

El traje se ha quedado a mitad.

No he podido completar lo que tenía en la cabeza.

Un cisco.

En ese reto

vamos a destacar

las dos peores

y las dos mejores confecciones.

En el puesto número 7, una reinterpretación

que se ha quedado muy lejos de ser lo que pedíamos.

No vemos por ningún lado, pero por ningún lado.

el traje en el que teóricamente tenía que inspirarse.

Alejandro, el séptimo puesto es para ti.

(ALEJANDRO) Estoy de acuerdo. Creo que a veces quieres

rizar demasiado el rizo.

Y al final, pues, mira lo que sucede.

(ALEJANDRO) He quedado en penúltimo lugar,

pero, la verdad, no me siento mal

porque si hubiese hecho más mi estilo,

habría sido totalmente diferente.

He querido huir tanto que me he perdido.

En el último puesto

un aprendiz que partía en la primera posición.

Sergio, el último puesto es para ti.

No me han mandado a Cuenca, pero casi. Hombre, duele.

Duele porque yo creo que...

no he sabido expresar lo que tenía en la cabeza.

El aspirante que ha estado a punto de llevarse el mandil dorado,

porque se ha quedado muy cerquita

y nos ha gustado muchísimo su trabajo,

eres tú, Isabel. Gracias.

Seguís sin coger los centros, por ejemplo, y en esta ocasión

lo has pagado caro.

Ya. Espero que la próxima vez

no cometas estos fallos tan tontos

que te hacen no llegar a donde tendrías que haber llegado.

(ISABEL) A esta altura del programa me he dado cuenta

de que un par de milímetros en algo así

me puede llevar al segundo puesto.

Pero aprenderé de esto y bien.

El aprendiz

que ha hecho el mejor trabajo en este reto

y por tanto se lleva el mandil dorado

que le da inmunidad durante toda la semana

es...

Lara.

Muchas gracias.

Gracias.

Creo que desde el primer día estaba esperando

el uno.

Y...

Hoy encima viene con premio. No puedo estar más contenta.

Y muchísimas gracias.

¡Ay! No me lo puedo creer.

De verdad, no me lo puedo creer.

O sea, me lo voy a pasar por todos lados

para que me dé suerte.

Y puede sonar un poco ambicioso, pero buscaba el uno

y...

mi marido va a estar muy orgulloso de mí.

Enhorabuena, como te ha dicho Caprile.

Vas a tener que trabajar en la prueba por equipos,

pero hagas lo que hagas tú estás salvada.

Y a los demás,

procurad no volver de esa prueba por equipos

con un mandil negro. Mucha suerte a todos.

Para la prueba por equipos nos trasladamos a Valencia

donde se encuentra el atelier de la diseñadora española

Adriana Iglesias.

Su seña de identidad es que toda su ropa

está confeccionada en seda 100% natural.

De hecho, es considerada la maga de este tejido

que es uno de los más difíciles de trabajar en costura.

En el taller de Adriana Iglesias nuestros aprendices

se enfrentarán a una prueba de elevada complejidad

solo apta para verdaderos y genuinos maestros de la costura.

Aprendices, nos hemos trasladado a Valencia

porque nos hacía mucha ilusión que conocierais el taller

de una diseñadora que admiramos mucho.

Estamos en el palacete del vizconde de Valdesoto.

Y aquí crea su universo

Adriana Iglesias.

De la que vas vestida hoy, que te sienta el traje de maravilla.

Estás guapísima, alegre y divina.

Adriana Iglesias, adelante, por favor.

Bienvenida.

Gracias.

Queríamos que fuera ella quien os explicara

por qué en un momento de su vida decide dar un giro radical

y pasar del mundo de las telecomunicaciones

al mundo de la moda.

La verdad, acabé en telecomunicaciones

un poco porque parecía que era lo que se esperaba de mí.

Iba bien en el cole, me gustaban las mates

y era como la carrera que tenía más salida.

Pero no me movía nada por dentro. En la moda

siento que puedo expresar lo que tengo dentro

y encima disfruto de lo que hago, dentro de que es duro

alzar un negocio y hacer esto,

pero luego los éxitos, no sé, me saben a gloria, claro.

Eliges lanzarte a ese mundo nuevo

y encuentras en la seda tu camino. Sí.

Que tampoco es un camino fácil. ¿Por qué?

La seda en sí misma me resulta un tejido...

superfemenino,

tiene una caída que es sensual, digamos.

Además, el hecho de llevarla

te hace sentir muy femenina, esa suavidad, cómo te acaricia.

Es lo que más define el tipo de mujer

que yo imagino y quiero vestir.

Adriana, tú eres la maga en esta fibra.

Por eso estamos en Valencia.

Te pido que nos acompañes luego. Perfecto.

Para ayudar a nuestros aprendices. Luego hablaremos contigo.

Hecho. Adriana, muchísimas gracias.

Gracias.

Aprendices, llevamos ya seis programas.

Y si estáis aquí es porque creemos

que estáis perfectamente capacitados

para realizar prendas que, aparentemente,

son muy sencillas,

pero que no lo son tanto.

Como por ejemplo...

Pues...

Este maravilloso vestido...

(ISABEL) Precioso. De Adriana Iglesias.

(ISABEL) Guau, me encanta.

Este vestido, que ha sido creado por Adriana Iglesias,

se ha hecho con la técnica del "moulage".

Sergio, ¿tú sabes lo que es el "moulage"?

¿Sabes de qué hablo? Es trabajar sobre el maniquí

con la propia tela. Efectivamente. Y tú, Amparito,

¿habías trabajado alguna vez la técnica del "moulage"?

Eh... Sí, en clase yo di una asignatura de "moulage".

Pues a ver si hoy florece eso. ¿Aprobaste la asignatura?

La de tercero suspendí y me tocó sacarla a la segunda.

El "moulage" consiste en diseñar con la tela

directamente en el maniquí. O sea, trabajamos sin patrones,

con alfileres, tijeras, cortes y, sobre todo, mucha imaginación

y un poquito de gusto, que siempre pido yo.

Estáis alucinando con el vestido, ¿verdad?

Muchísimo. -Me encanta.

Pues en eso consiste la prueba de hoy.

Tenéis que hacer un vestido de seda con la técnica del "moulage"

partiendo de cero, sin patrones. Lo bueno que tiene esta técnica

es que estás improvisando sobre el maniquí.

¿Con qué cara os quedáis, aprendices?

Me parece muy emocionante construir sobre un maniquí.

Me encanta. Te encanta.

Y tú estás acostumbrado, ¿no? Cuando he hecho algo así,

ha sido para ropa, a lo mejor, griega, de ese tipo.

Toni, ¿alguna vez has trabajado sobre maniquí?

No. ¿De verdad?

¿Nunca te has planteado...? Pero ¿tú crees, de verdad, María,

que Toni ha trabajado con maniquí? Bueno, es que...

Con el trato tan... Con el trato que les da.

Tan brusco que tiene. No, a ver, es verdad.

Una cosa es vestirla y otra es planteárselo.

No sé, me parece curioso. No, nunca.

He creado una asociación de maniquís damnificados por Toni.

(RÍE) Y Sergio. Y Sergio, no te olvides.

Bueno, Sergio es el vocal de la asociación.

(TONI) Con los maniquís soy bastante tosco, sí.

Me cuesta trabajar con ellos.

Como es una cosa inerte,

lo trato de cualquier manera.

Ese momento de tú y el maniquí a solas

y ver todo lo que puedes llegar a conseguir

que no te habías podido imaginar me parece mágico, de verdad.

Es que os brillan los ojos. Sí.

Cuando habláis de modelar, os brillan los ojos

y a ti también. A mí no me brillan tanto los ojos.

A ti te encanta. Os ponéis muy románticos,

que esto parece una canción de Pimpinela

y no una prueba de modelaje. Le encanta modelar.

Nunca como en esta prueba es importantísimo

los aspectos técnicos.

Por favor, marcad los centros, los centros.

El centro va a ser el eje de vuestro modelaje.

Y marcad muy bien

la contra, el hilo y el bies.

Que todo es maravilloso, nos brillan los ojos,

se nos acelera el corazón, pero...

si está mal planteado, os puede dar un infarto.

Hoy, la formación de equipos también será como esa fibra...

no vamos a decir maliciosa, pero sí con trampa, como la seda.

Lara, fuiste la mejor en la primera prueba,

por eso llevas un mandil dorado, por esa razón

pase lo que pase, hagas lo que hagas,

no estarás en la prueba de expulsión

y estarás con nosotros la próxima semana.

Y vas a ser jefa de taller.

Vale, tenía ganas.

Y quiero que el equipo que me toque, pues, gane.

Y tienes una ventaja más.

Puedes elegir al jefe o jefa de taller rival.

¿Quién será?

Alejandro.

Creo que él fue el que dijo que tenía más experiencia

en modelar y tal y quiero un reto. ¿Para ti es un regalo

o te están mandando una bomba directamente?

No tengo experiencia en hacer vestidos de modelaje.

He hecho ropa griega en una ocasión.

Pero yo lo acepto e intentaré hacerlo lo mejor posible.

Lara, estas son las opciones que tienes.

Por ser la primera, por llevar ese mandil dorado,

puedes elegir directamente los tres nombres

de los aprendices que te van a acompañar.

Vale. O...

cederle a Alejandro ese privilegio,

es decir, que él elija a los tres y tú quedarte

con la ventaja

que hay dentro de ese sobre.

Piénsalo bien, puedes elegir trabajar con el equipo que deseas

o puedes elegir una ventaja muy importante.

Para que esto no parezca que en realidad

lo que le he hecho a Alejandro ha sido para fastidiarlo,

le dejo que elija él y ya está.

Yo me quedo con eso maravilloso que debe de haber ahí dentro

y ya está, arriesgando a que...

igual me quedo sin...

Isabel.

Lara te ha cedido ese privilegio.

Tengo el corazón a mil. Es tuyo.

¿Quién trabajará hoy contigo la técnica del "moulage"?

Isa,

Sergio y Toni.

(LARA) No pasa nada. -Lo haremos de perlas.

Bueno, sí que pasa, sí que pasa. ¿Y qué pasa?

Yo le he dado un privilegio

y él sabe que me gusta trabajar con Isabel

y ha sido la primera que ha elegido.

Muchas gracias. Ya está. Es mi privilegio,

porque creo que ella se maneja bien con los vestidos

y trabaja en mi equipo por eso, no porque sea tu amiga.

No, al final mi equipo... Mira, tenemos a Amparito,

que ella lo tiene dominado, porque ha hecho clases...

Bueno... (AMPARO) Tengo la teoría.

Si ellos hacen la práctica, puedo explicárselo.

Amparito suspendió, te recuerdo. No, y tengo a Rosa,

que... que tiene muy claro el bies.

Así que tal. Y ella, pues, venga, que nos haga reír un poquito.

Oye...

(LARA RÍE)

No, venga, que me gusta ser un equipo de mujeres.

Saray, ¿te quitamos ese puñalito que te ha clavado en la espalda?

No, no. (ALEJANDRO) ¿Te lo quito?

No, no creo que lo haya hecho por mal.

No, porque no ha hablado y no sé lo que aportará al grupo,

pero aporta, ¿eh?

(LARA RÍE) -Sabes que sí.

(ALEJANDRO) Lo que Lara le ha comentado a Saray

es tiro la piedra y escondo la mano.

Te insulto y luego digo:

"Ay, que es bromita, te quiero mucho",

o sea, está fuera de lugar totalmente, es de instituto.

Saray puede aportar muchísimo aparte de divertir,

como dice ella.

Y esta es la ventaja por la que te lo has jugado todo.

Sí.

En la prueba por equipos, tendréis el privilegio

de quitar durante 15 minutos

los alfileres al equipo rival.

Vale.

La ventaja es tuya. Sí.

Y la puedes aplicar en los primeros 30 minutos de la prueba.

Ajá. Os queda elegir

el color de los equipos. Empezará Lara

por ser la primera clasificada en la prueba anterior.

¿Con qué color competirá tu equipo?

Con el naranja. Naranja para el equipo de Lara,

verde para el equipo de Alejandro.

Vais a tener 90 minutos

para el "moulage".

Lara y Alejandro, tenéis 20 segundos...

¿Ahora mismo? Ahora mismo

sin consultar con vuestros compañeros

para decidir ya con qué tejido vais a trabajar de esa cesta.

Y el tiempo comienza en...

tres, dos, uno, ahora.

(ROSA) Ese, bien, precioso.

(LARA) La tela, no sé

si la he elegido bien,

pero es la que me ha dicho: "Llévame contigo".

Ay...

Cinco, cuatro, tres, dos,

uno, Alejandro elige, tiempo.

(ISABEL) No me gusta demasiado la tela que ha cogido Alejandro.

Preferiría que hubiese cogido

la blanca con esas flores tan preciosas.

Aparte, la nuestra tiene elastano, un poquito,

pero se puede cambiar también creo a la hora de...

de hacer plisados y cosas así.

No es mi favorita, pero es lo que nos ha tocado.

Mucha suerte porque el tiempo comienza

en tres, dos, uno, a coser.

(AMPARO) Vamos a darle.

Bueno. -Espera, me quito la chaqueta.

Uy. -A ver.

Isabel y yo nos vamos a encargar del diseño

y del drapeado en el maniquí. Sergio y Toni,

buscad agujas para coser e hilvanadlas

para luego coger el drapeado y que no se nos pierdan las pinzas.

Os dejaré principalmente en las máquinas, ¿vale?

(SERGIO) Vale. (ALEJANDRO) Se me ocurre

que hagamos el vestido de un solo hombro.

Vale, "okay". -Y a partir del hombro

drapeamos toda la parte del pecho

como mucho hasta debajo de la cadera

y de ahí ya sacamos una falda de capa.

Lo que necesito es hacer un base

y quiero que lo haga tú, Rosa. -Vale, yo hago el base.

Vale, el vestido va a ser cruzado

sujeto aquí y por dentro sujeto

para que de aquí salga el faldón.

Saray, necesito dos tiras. -Vale.

Largas, más o menos también de este ancho.

(ROSA) 10, 12 centímetros. -Claro, para que eso sea

lo que lleve ahí y en la otra punta.

(SARAY) Vale. -Eso necesito que me hagas tú.

Amparito, yo necesito que vayamos ahí mirando y tal.

Para realizar un vestido como el de la prueba

hay que utilizar la técnica del "moulage"

modelando la tela directamente sobre el maniquí.

Comenzamos colocando una pieza de tela

y la sujetamos con alfileres.

Marcamos el escote doblando el tejido.

Fruncimos el borde derecho del tejido.

El resto lo recogemos en la espalda.

Hilvanamos los frunces y retiramos los alfileres.

De la misma manera realizamos el otro lado del vestido

cruzando un delantero sobre otro

y frunciendo a la altura de la cadera.

Cortamos por los costados e hilvanamos las costuras

para entallar el vestido

Para realizar la espalda,

las piezas han de coincidir en el centro.

Se corta el sobrante del tejido y se hilvana.

El vestido se finaliza colocando una tira al bies

para sujetar el escote

y cosiendo todas las costuras a máquina.

(ISABEL) Aguanta aquí.

Solo drapeamos la parte de arriba, no la parte de abajo.

Para hacer un traje de...

-Esto... -Una mierda.

(ISABEL) Vosotros, si tenéis algo que opinar,

decidlo también, ¿eh, chicos? -Prefiero que decidamos tú y yo.

Cuatro personas pensando sobre el diseño,

nos volvemos locos. -El marrón para mí.

Alejandro peca en eso, que es muy prepotente.

Así que buen jefe de taller, en mi punto de vista no lo es.

Porque si me va bien a mí,

el aplauso va para él,

pero si va mal, la culpa es mía.

(ROSA) ¿Quieres que te haga el base o vamos haciendo el drapeado?

No, haz el base directo, el base liso.

El base solo es para trabajar por encima.

Muy bien. -Vale.

(ROSA)

Que esté derechito. -¿Lo vas pinchando al maniquí

y después vamos...? -Sí, sí.

El problema que tenemos es que Amparito

dice que sabe porque ha dado dos años de clase,

y, la verdad, ahora mismo, no sé si por los nervios

o no sé por qué no lo demuestra mucho.

Porque hemos empezado a hacer un cuerpo base

cuando deberíamos haber hecho directamente sobre el maniquí.

Esta prueba, la verdad, me hace muchísima ilusión

porque si en algo me considero experto, en algo, en algo,

es precisamente en modelaje,

que es lo que hago normalmente en el taller.

Es una técnica preciosa, porque es como esculpir,

es como bocetar en tres dimensiones.

Bueno, si os parece, me gustaría hacer una pequeñísima,

pequeñísima demostración del retor,

que es con lo que normalmente lo hacemos,

porque luego es más fácil dibujar el patrón en él

y es con lo que aprendemos, con retor.

¿Me dais permiso? Tú, a modelar.

Nos encanta verte. Y nosotros, a disfrutar.

Nos encanta verte modelar.

Va a ser una cosita muy sencilla

inspirada vagamente en el modelazo de Adriana.

Tengo ya preparado el retor

en el que me he marcado los tres ejes,

el hilo, la contra y el bies.

Si me vas dando los alfileres...

Muchas gracias, María. De nada.

Yo, feliz.

Voy a utilizar, para el escote, la dirección del hilo

para que no se nos desboque

Mira, pone un alfiler aquí, María.

Y se trata de ir

construyendo

pliegues bonitos. Un Caprile-Escoté.

Qué maravilla, ¿eh? No, yo estoy aquí de aprendiz.

No te confundas. Yo también.

A ver, ahora, si me dejas el lapicero...

Ahora se trata de ir marcando

lo más fielmente posible el contorno

para cuando luego lo despleguemos en plano,

el trozo de retor, tengamos ya la silueta del patrón.

Aquí daríamos un piquete, entre comillas

para que al desmontarlo del maniquí,

al abrir el patrón, tengamos todas las referencias.

¿Ves? Aquí.

Se ve muy bien el dibujo.

Y aquí, todos estos drapeados,

que tendríamos que marcar concienzudamente con lapicero

para, a la hora de desplegar el patrón en la mesa,

no se pierda para luego pasarlo al tejido

y volverlo a cerrar.

Pero... (ISABEL) Échame una mano aquí.

Vale, ahora veo mejor. Espera. Primero aquí, del hombro.

La fijamos aquí.

-Podemos drapear la cintura. -Sí, ahora lo hacemos.

-Claro, me gusta más. -¿El qué?

Que drapeemos aquí en vez de que este drapeado llegue al final.

Ahora drapearemos. Tú ponte en este lado, cógete este lado.

Vas cogiendo así.

Y así vamos drapeando sobre ella

y empieza los pliegues debajo del pecho.

Va a quedar bien así.

Hola, Lara. No lo tienes que cerrar.

Hazme caso un momentito.

Sabes que en el caso de que quieras utilizar la ventaja

tiene que ser dentro de los primeros 30.

Sí. ¿Qué quieres hacer?

Ya lo tenía muy claro desde el minuto número 1.

Y es... Que no les quito nada.

Que trabajen como estamos trabajando nosotras.

No quiero tener ninguna ventaja.

Y no es por el mandil. sino ya es a nivel personal.

Quiero trabajar de igual a igual y con las mismas ventajas

y con las mismas desventajas.

Entonces, que utilicen todos los alfileres que quieran.

Me estás diciendo que has renunciado

a elegir el equipo que deseabas en busca de una ventaja,

pero como esa ventaja no te satisface,

no la vas a utilizar. No, porque soy así.

Lo que no sé es qué le parece a tu equipo que tomes esa decisión.

No sé.

Amparito. Yo la habría gastado, pero...

¿Les habrías quitado los alfileres?

Si es una ventaja que nos han dado, yo sí.

Rosa, ¿tú qué habrías hecho?

Hombre, yo la habría utilizado. Si eso nos favorece a nosotros

y podemos adelantar un poco, lo habría utilizado.

Respeto la decisión de Lara. Si lo cree conveniente así,

jugamos con iguales condiciones. Saray.

Hola. ¿Sabes que Lara ha decidido

no utilizar la ventaja? Ah.

¿No lo sabías? No, no.

¿Qué te parece su decisión? Ella tendrá su motivo, claro.

¿Tú la habrías utilizado? Yo creo que sí, yo sí.

Las que estamos en el equipo de Lara salimos perjudicadas

por su decisión de no utilizar la ventaja.

Veremos a ver si al final de la prueba

no haberla utilizado

ha sido una buena decisión o no. Eso nos lo dirá el "moulage".

Venga. (ROSA) Vale, a ver.

¿Así de estrecho lo quieres? -Ay.

Ten cuidado, no te pinches. -Júntalo

y voy intentando cortar aquí, porque aquí hay demasiado pliegue,

para mi gusto. ¿Qué tal vais?

Es difícil, ¿eh? ¿De verdad?

No me había dado cuenta, Isabel. Ya, ya. No, ¿no?

¿Dónde están los centros, los ejes?

El hilo, el contrahílo. Está al bies cortado.

Está al bies cortado, porque lo dices tú.

Sí, hemos hecho un triángulo y hemos cortado totalmente al bies.

Vale, pero ¿dónde está marcado ahí?

¿Has pasado un hilván, una marca en el hilo o algo

para mantener el bies puro mientras haces tu trabajo?

Pregunto.

El eje es justo esta raya, estamos manteniendo...

Porque me lo dices tú.

Como habéis cogido el tejido con elastano,

no te sé reconocer el bies, porque de todas maneras

cede en cualquiera de las direcciones.

Y a partir de ahí estáis haciendo ¿qué?

Crear un top drapeado de un lado.

Y estos pliegues, ¿cómo los vais a resolver?

Mi idea es hilvanarlo para luego poner una cremallera

en lo drapeado.

Vale, ojo, a ver la cremallera.

Si en vez del monstruo del lago Ness,

tenemos "Parque jurásico III".

Ya, ya.

Y especímenes sin calificar. Efectivamente.

En vías de clasificación, fósiles desconocidos.

Sí. Voy a cortar esto, Alejandro, porque molesta a la hora de...

-Vale. Suerte.

Gracias. La vais a necesitar.

Exacto. -Gracias, Lorenzo.

Saray, no te me vayas. -Dime.

Porque veo a Rosa que está aquí... -Dime.

Nada, necesito que me cosan esta parte de atrás.

Venga, dame.

Entonces, a esta base, hay que meterle las pinzas.

Y a esta también. -También.

Igualadas todas. -¿Coso esto o coso eso?

Déjale una abertura. -Necesito que me cosan

Todo esto. -Vale.

El largo. -Vale.

Y me lo traen. (ROSA) Vamos a la máquina.

Sigue de aquí para acá. -Sí.

(LARA) Esto queda así. -No.

(ROSA) Ahí y aquí. -Mira, esta parte

la pongo aquí de momento. -Vale.

Aprendices. ¿Qué?

¿Me escucháis desde las dos salas?

(ISABEL) Sí. (LARA) Sí.

Se acaban de cumplir los primeros 30 minutos de la prueba.

(AMPARO) Vamos fatal.

Os queda una hora para trabajar. Ya no nos quitan los alfileres.

-Es verdad, no nos los quitan. -Oh.

Gracias, Lara.

(ALEJANDRO) Te quiere tu amiga. -Sí.

A mí no, a ti sí. -Qué suerte habéis tenido.

Equipo verde.

Han pasado 30 minutos, lo que quiere decir

que Lara no ha querido utilizar su ventaja

contra vuestro equipo. Porque está Isa.

¿Alguien imagina por qué? ¡Te quiero, Lara!

¿Creéis que solo ha sido por Isa? Por supuesto.

Lara ha renunciado a quitarnos los alfileres

porque está Isabel en nuestro equipo.

Si no fuera así, hubiera usado los alfileres para perjudicarme,

porque ella lo que quiere es que me echen.

Sea como fuere, ya no os puede quitar los alfileres.

Mira, me ha salido una rima. (SERGIO) Bien, bien.

¿Cómo vais, chicas? (SARAY) Ya vamos a terminar.

-¿Tenéis el delantero al menos? -¿Qué?

¿Tenéis alguna pieza?

Lleva la falda, Saray. -No está cosida,

¿cómo la voy a llevar? -Uy, por Dios.

-Cósela.

(TONI) No me gusta cómo queda ahí. No lo fuerces,

deja la caída del tejido y lo coges más abajo.

¿Sabes? Es que lo estás forzando. -Rápido, lo tenemos bien.

-Ya, pero la seda tiene caída

y tú lo fuerzas hacia arriba, deja que tenga la caída del vestido.

68. (TONI) Está quedando feísimo ahí.

O sea, tienes una seda y lo estás apelotonando aquí arriba.

No, es la idea del principio, de drapear eso.

Isa lo ha hecho así. -No me mola eso ahí.

Vas contra la seda, digo yo.

(ALEJANDRO)

(TONI) Está haciendo una cosa horrorosa,

algo horroroso con la seda.

Y yo, gusto creo que tengo.

Solo hay que ver a mis exmujeres.

Son muy guapas todas, ¿sabes?

Por dentro y por fuera.

O sea, gusto tengo y mucho además.

¿Podemos bajar el maniquí, que no llego?

O me subo encima de algo.

Vente a la mesa, que no llego.

Es que soy bajita, cari. -Vale.

¿Me puedes mirar esto? Yo voy hilvanando eso.

Amparito. -¿Qué quieres?

Estando ahí arriba me... -Vale, me bajo abajo, me da igual

estar arriba que abajo, pero si querías que te pasara el hilván

o lo hago desde arriba o no llego, porque soy un gnomo.

No hay más.

¿Qué te falta? ¿Las tiras?

¿Qué? -¿Qué vas a hacer ahora?

Los lazos. -¿Se puede saber qué hacéis

que aún estáis con eso? -Estaba el pecho arrugado, Isa.

Ya, pero tiene que... Es drapeado, ¿no?

Sí, pero... -Ya, pero si tienes una seda,

no puedes poner un gurruño aquí. -Quedaba feo.

(ISABEL) Cortamos este lado. -¿Qué quieres que te corte?

Que vamos a... No, espera. ¿Qué tal por aquí, equipo verde?

Aquí estamos cortando. -Muchas manos en la masa.

Aquí vamos. Muchas manos en la sopa...

Sí. No recuerdo lo que sigue.

Esto, redondo así.

Recordad que queremos que trabajéis mucho sobre el maniquí.

Isabel, ven aquí conmigo, porfa. ¿Dónde vas a unir?

¿Dónde va a estar la costura? Ahora te digo.

No acabo de entenderlo bien. Aquí viene una costura.

Aquí, con la cremallera. Sí, la de la falda y el cuerpo,

me refiero, eso. Isabel y Alejandro,

lo que queremos es que os dejéis llevar por la seda,

que la escuchéis.

No que forcéis a la seda, sino que vosotros

vayáis al son de la seda.

La función principal la estamos perdiendo.

Dime, Toni. No, yo no digo nada.

Pero ¿tú entiendes lo que te quiero decir?

Perfectamente. ¿Estás de acuerdo?

Totalmente. La seda tiene una caída que se tiene que respetar.

De eso trataba la prueba. Llega un momento

que estáis estirando, estirando, estirando

y estoy viendo un cuerpo al bies sin más.

O sea... Lo he dicho antes.

Que te escuchen. Empezad a escuchar a Toni.

No pasa nada, es un equipo y ya está.

A Toni y a quien dé nuevas ideas, me refiero.

De verdad, sed conscientes de la prueba en que estamos.

Miramos cómo dejamos la falda y... -La falda la tengo controlada.

Que se la lleven a coser.

No tiene sentido, tienen que ir juntos.

Pero vamos con esto, porque aquí estamos tardando la de Dios.

Quiero que esto quede un poquito blusita.

Mira.

(LARA) Hola, Caprile. ¿Qué tal vais?

(AMPARO) Es el cuerpo base.

Ah, cuerpo base, ¿para qué? Para utilizarlo de base.

Ah...

En clase me enseñaron a hacerlo así.

A que tenía que coger un cuerpo y sobre el cuerpo trabajar.

¿Podéis dar la vuelta, por favor, al maniquí

para que vea algo de lo que estáis haciendo?

De momento, solo veo trapos, trapo va, trapo viene,

para aquí, para allá.

Parece la niña de "El exorcista".

¿Sinceramente piensas que estás haciendo modelaje?

Sinceramente.

Mírame a los ojos. Yo no lo habría hecho...

Con esa mirada tuya de mujer fatal de los años 50.

Yo no lo habría hecho así.

¿No lo habrías hecho así? ¿Cómo lo habrías hecho?

Yo no lo habría hecho así, porque me gusta de otra manera

y de otro... Yo no hablo del gusto.

Ya sabemos que tú tienes tu gusto. Te hablo de la técnica.

La técnica igual... ¿Esto es lo que te enseñaron?

A nosotros nos enseñaron

el trabajar bajo el maniquí para modelar encima.

Claro, cada uno tiene su gusto, sus historias.

y le apetece hacer una cosa. No estamos hablando de gustos.

Estamos hablando de una técnica muy concreta

que es el modelaje, que tiene su receta.

No es cuestión de si me gusta la tortilla de patatas o no,

La tortilla de patatas se hace de una manera,

ya está, no hay más discusión.

Yo lo habría hecho de otra manera, pero no pasa nada.

Yo, mira, para terminar, porque total...

Lo único que os digo es que lo que estáis haciendo

no es "moulage", no es modelaje.

Ahí os dejo.

Vosotras sabréis.

(LARA) No sé qué hacer, tía.

O sea... Es que...

-¿Me dejas hacer la espalda como me dé la gana?

-Vale. -Bien.

¿Y esto de delante?

Lo de delante. Venga, Amparito.

Lo de delante...

Vengo muy enfadado, chicos. ¿Qué pasa?

Ahí no están haciendo ni "moulage" ni modelaje

ni nada de nada. El equipo verde

también es bastante preocupante.

Tampoco se terminan de... Es verdad que los veo

más sueltos en el maniquí y creo que han entendido un poco más,

pero creo que yo, si hubiese sido ellos,

me habría retirado y habría dejado hacer ese trabajo a Toni.

Porque Toni, de ese grupo, es el que más ha entendido la prueba.

Oye, ¿cómo va la espalda? -Esto que has hecho no lo entiendo.

-¿El qué? -Este no lo entiendo.

Oye. -¿Cuál?

Este, este. -Este es así...

¿Me lo llevo y remallo lo de abajo? Y hago algo.

Esto estaba también al hilo. -Chicos, ¿me llevo esto

y remallo lo de abajo? -Sí, sí.

¿Esta es la parte de arriba? -Sí, remállalo.

Este hilván lo quito.

(LARA) Era para probar. -Esto, al final es distinto.

¿A qué se debe este cambio? -Pues que Caprile...

Ha venido Caprile y tenemos que seguir sus consejos.

¿Cómo lo vais a organizar? -Ahora la misma función,

nada más que el frente lo aplicaremos de otra manera

¿Me van entendiendo? (AMPARO) Sí.

(ROSA) No, pero hago lo que me digas, Lara.

-Yo te guío, Rosa. -Pero es que no lo veo.

No lo veo. (AMPARO) Vamos fatal.

(LARA) Sí, ahora esto aquí.

Un nudo, y al otro lado lo mismo. -Necesitamos una cinturilla.

No lo entiendes, espera. Dame tejido que esto...

Ay.

Vete corriendo y me la juntas. (TONI) ¿Para un lazo?

Sí, júntame esto con esto. -Esto, en la costura

iría después del hilván, después del hilván,

las dos costuras, que te coja el mismo ancho.

Y ya tienes uno hecho. Ahí lo metes más para dentro

para hacer la costurilla. Amparito ha oído campanas

y no sabe dónde, pobrecita mía.

(ISABEL) Voy yo cosiendo esto con Toni ya.

Ya lo tengo en la cabeza. -Me lo llevo yo ahora.

Queda poco tiempo. -Debe de quedar nada.

Venga, porque de verdad, esto es expulsión inmediata.

Venga, vamos para dentro, vamos.

A ver, Rosa, te voy explicando.

Voy a por el maniquí. -¿Te sientas tú?

No, tú cose, tú cose. -Venga.

Venga.

Dame. Dime, ve diciéndome. -Vale.

Tienes que coser esto

tienes que coserlo ahí. -Este mogollón dices, ¿no?

Sí.

(AMPARO) Vale.

Chicos, traigo el maniquí. (TONI) Vale.

(ISABEL) ¿Cómo lo tenéis? Esto vamos a hacerlo en dos partes.

La blusita... -¿Qué hacemos con el costado?

¿Eh? -El costado, ¿qué hacemos?

Unirlo, que se quede como una blusita.

Lo cosemos.

Vamos a hacer, costa también dos tiras más

y hacemos como un lazo aquí. -No da tiempo.

Sí da tiempo. (SERGIO) Dame tela.

Dame de ahí que sobre. -Corta dos tiras.

-De aquí. -De abajo, de abajo.

-¿Cuánto? -15 centímetros cada una.

¿15 centímetros o 3 o 4?

20... 16 centímetros. (ALEJANDRO) Míralo ahí.

No, no, de esto no.

Tráeme la tela de ahí. -Pero aquí hay un corte ya.

Lo que sobre. -Esto está cortado.

Sí, tráeme la tela.

Si no, no lo vamos a salvar.

Voy. -Madre de Dios.

He decidido, sin consultar con el equipo,

que me sabe mal, poner una cinturilla con un lazo

porque no da tiempo de poner una cremallera

y aparte como el drapeado no está...

hecho como yo quería,

no le veía ya sentido ponerle

una cremallera.

¿Qué dos tiras quieres que te haga?

¿De cuánto? -Vale.

Solo 16, dos tiras y las juntas.

Con esto vamos bien. Ahí está el top.

Unir el costado, unir el costado cosiendo.

Dame.

Vale, quita. -No lo puedo hacer yo todo.

Aprendices, atentos.

Quedan 20 minutos de la prueba. Vale.

(ISABEL) Madre mía.

Raquel, voy a tener pesadillas contigo.

Si nos explicáis las cosas, podemos ir más a la máquina.

Si no sabemos cómo queréis hacer las cosas...

(ISABEL) No lo sabemos hasta ahora. 20 minutos.

No tiene que ver con vosotros. -Ya.

El tiempo vuela. (TONI) No he hecho nada

en toda la prueba. -Ya, pero...

-Me parece perfecto, pero... -Ya.

Si hablamos entre nosotros, nos podemos repartir el trabajo.

Estoy de acuerdo contigo. A ver. ¿Me dejáis poner la falda

y así veis lo que es la idea? -Sí.

(LARA) Tenme ahí. -Yo te lo aguanto.

-Deja eso. -Pero está sin acabar.

¿Para qué quieres cortarlo si no está acabado?

Venga, a ver. (LARA) Bueno, chica.

Chiquilla, claro, es que... es que... vamos.

(ROSA) Esta costura tiene que ir en el hombro.

Dejamos un poco fuera para la sisa.

Vale, y esto, vamos a descoser, bueno, da igual.

-No, no. -Esto está ahí.

Venga, quitad.

Agárrame el vestido. -Aquí lo tengo.

Saquen eso de en medio, alfileres, todo.

La seda es una fibra muy difícil que se escurre,

que se mueve, que casi danza.

Nada mejor que unas manos expertas para explicarnos cómo tratarla.

Por eso voy a pedir de nuevo a Adriana Iglesias que me acompañe.

Adriana, por favor. Vienes con Inma Gómez, adelante.

Encantada.

Igualmente.

¿Podríamos decir, Adriana,

que Inma es quien hace tus sueños realidad?

Las manos expertas, sí.

Lo intento, lo intento.

Es la jefa de confección y lleva conmigo

desde el primer día, desde que empecé en mi casa.

¿Le pones límites a Adriana? No suelo ponerle límites.

No le pongo límites. La verdad, que no.

Ella pide y le digo que sí. Tú le dices que sí.

Estados Unidos es el próximo objetivo.

Sí, estamos ya.

Estas colecciones tan coloridas, mediterráneas,

veraniegas y demás, pues, tienen muy buena acogida.

¿Vemos qué hacen los aprendices? Acompañadme.

Vale, dame el top, déjamelo a mí, porque...

Es que... Cuidado. -Dame todo, dame todo.

Me estoy poniendo nerviosa. -No puede ser que lo hagas todo.

Porque somos cuatro personas y me estoy tocando las pelotas.

He hecho la falda. -Explícalo, colega.

Sí. -Explícalo, de verdad te digo.

Tengo en la cabeza cómo quiero hacerlo.

No estoy haciendo nada en toda la prueba, nada.

¿Sabes? Tienes que delegar, estamos en un equipo.

Y cuando haces eso, estás menospreciando a tu compañero.

Yo tengo alumnos de prácticas en el hospital

y no me pongo: "Quita, que no tienes ni idea".

No, te lo explico, ¿sabes?

No están aquí para explicármelo, pero somos un equipo.

Cuando hagas cosas sola, haz lo que te salga de allá.

Pero estamos en un equipo y si no confías

en que puedo dar un pespunte, entonces, no sé qué hacemos.

(ALEJANDRO) Podríamos buscarle...

algún drapeado diferente, que no solo sea así,

sino que tenga...

¿Sabes qué te quiero decir?

Ahora me preguntas. -No, digo, si te parece.

No sé qué queréis hacer, sé que es una falda y un top.

Esa es la información que tengo.

Lo hemos decidido en el último momento.

Perfecto, perfecto. También habíamos decidido

que íbamos a coser Sergio y yo y estás cosiendo tú, ¿sabes?

Hola. Vienen Adriana Iglesias

e Inma. (SERGIO) Estira de aquí.

Que trabaja en los talleres. No desaprovechéis la oportunidad

de tener a una maga en el manejo de la seda.

Bueno. La tenéis aquí, es Inma.

Estamos haciendo una blusa de un hombro, con un lazo,

Debajo, la falda tiene el sobremontado

también con un lazo. -Que tenga un toque diferente.

Que no sea una falda... -No, ¿qué haces ahora, tío?

Lisa, así, tal cual. -Sí, tal cual,

que haga un ondulado y que se abra al andar.

Lo lleva muy cruzado, muy aquí, muy detrás.

¿Muy atrás? La podemos abrir más. -Sí, que al caminar

se mueva un poco. -Sí, así mejor

Así. -Así.

(ALEJANDRO) Así, que sea una pierna la que al andar se abra.

¿Os convence más así? (INMA) Sí.

Es el movimiento. (ISABEL) Pon el pespunte aquí.

(TONI) Lo que me digáis. -Mira, aquí.

¿Y tú, Toni? Estoy de Pedrito hoy.

Enséñale a Inma y a Adriana lo que estás haciendo.

¿Qué vas a hacer? Ah, no lo sé.

No me han explicado la prueba. Me dicen "cose" y coso.

Es el nivel que llevamos hoy.

¿Cómo? No me he enterado de esto.

Lo siento. No te han explicado la prueba.

Nada, hoy soy el Pedro del grupo. No participas en el diseño,

no te dejan coser, entonces, ¿para qué estoy aquí?

Un equipo es conversación, dialecto, "feedback",

y aquí, pues, no lo hay, no hay nada.

Es el estrés, la presión. -Ya, perdón.

No, no. No sé qué están haciendo.

En principio hacíamos un vestido, ahora son dos piezas.

No sé cómo va la cosa. En fin, no pasa nada.

¿Esto de aquí? -Sí.

El gurruño ese, ¿lo coso así?

(ISABEL) Eso es de... A ver, que se ha pillado...

Una pinza que pondréis ahí. -Sí, pero como va todo fruncido

y arrugado. -Ah, vale.

O sea, lo coso así.

Isabel, ¿no habéis contado con Toni?

Sí... ¿Sabes lo que era difícil? -En un grupo hay que delegar.

Somos cuatro. -Ya.

Hay que delegar. No me habéis dejado hacer nada.

No, va bien, solo te estoy guiando. -Cóselo tú.

No es una buena noticia

que le tendremos que comunicar a los jueces,

desde luego se lo tengo que contar,

que una persona del equipo

haya estado aquí sin saber bien lo que hacía.

Entiendo la frustración, porque si no sabes,

si vas a ciegas, ¿qué vas a coser?

Tampoco ahora sabes lo que tienes que hacer en la máquina.

Me tengo que ir al otro equipo.

Pero ha sido sorprendente saber que esto estaba pasando.

Vamos. (TONI) Gracias.

(SERGIO) Gracias. -Suerte.

No, eso es lo negro de debajo, ten cuidado.

(SARAY) ¿Esto se corta? -Sí.

Corta esto del tirón. Id cortando ya esto.

(SARAY) Aguanta, Amparín. -Ya está.

Venga, ahora el otro. Lara, tengo aquí

a Inma y a Adriana. Hola.

Aprovechad, por favor, la oportunidad para consultar

lo que necesitéis y, bueno, contadles qué habéis hecho

Pues hemos drapeado desde los hombros

hasta aquí, hasta el centro,

hemos hecho una falda, luego, debajo del drapeado,

lleva una base que va unida con la espalda.

Lo de ponerlo sobre una base, ¿por qué es?

Eh... Porque a mí, en "moulage", cuando fui a clase,

me dijeron que era recomendable que a la hora de sujetar drapeados

lo hiciéramos sobre una base.

¿Vestido entero o dos piezas? -Vestido entero.

¿Lleva cremallera o algo? -No.

¿Entra tal cual? -Es que va abierto entero.

Es que va abierto entero. Quiero que nos quede claro.

¿Esas bases no se suelen hacer en la seda?

¿En qué se hacen y por qué?

La prueba, como concepto, como estaba planteada,

de hacer un vestido sobre el maniquí

y aprovechar la técnica "moulage", no es necesario

hacer una base y montar el "moulage" sobre la seda.

Otra cosa es que luego esto, lo veremos luego montado,

sea el forro del vestido o no lo sé,

pero se haría directamente sobre el maniquí

aprovechando las caídas y con eso, sin patrón,

lo vas marcando de manera que es lo que luego confeccionas.

Quería preguntarte... Han hecho como un montaje

no sé si lo hicieron en la mesa. -No, el montaje

el montaje lo hemos hecho en el maniquí.

-Encima de la... -Claro.

-Lo que no sé es el proceso, cómo lo habrán hecho,

pero no es necesario. -Te lo explico.

La falda la hemos cortado en la mesa, como media falda.

Una vez trabajado en el cuerpo,

lo hemos hilvanado para poder sacar la pieza.

Vale, vamos a ver cómo queda. Vámonos.

Venga, gracias. Gracias.

(INMA) Suerte. (LARA) No debe de quedar mucho.

Y no llegamos.

A mí no me ha quedado demasiado claro lo del equipo naranja.

¿A vosotras tampoco? No nos ha convencido.

¿Por qué no os ha convencido? Porque daban muchas explicaciones

sin decir nada claro. Hemos preguntado cositas

y no nos han respondido.

Creo que es que no han hecho la técnica "moulage".

La realidad es que ni la base era necesaria.

-No, no lo vemos. No, no.

Entonces, han explicado como han podido

para justificar por qué estaban en la mesa y no en el maniquí.

Pero no cuadra. -No cuadra.

Y en el equipo verde, ¿cómo veis las cosas?

(INMA) Mejor, por lo menos se puede poner.

Han estado descordinados,

porque no se han comunicado entre ellos.

Pero, bueno, al menos es cierto... -Creo que dos solamente

han hecho el vestido. -Te cubre tus partes esto,

el otro no. -El otro no.

Tienes que ponerte un vestido debajo.

Bueno, mil gracias por participar, por ayudarlos.

A vosotros. Gracias, Adriana.

Os acompaño en vuestra casa, pero os acompaño yo.

Estáis en vuestra casa. Por aquí.

Ay...

Vale, esto aquí.

Va a caer la costura en un lado.

Espera.

¿Sabes qué te digo? Mira, me pongo así aquí.

(ALEJANDRO) Toni, la cinturilla que está atada al lazo

la puedes drapear, si quieres. -Esto voy a hacer.

¿Te parece correcto? -No.

Vale, pues ya está, es el resumen de la prueba.

Aprendices,

no quiero acordarme de prendas en la máquina

que no llegan a ninguna parte. Último minuto de la prueba.

Último minuto. Venga, ya está.

(ALEJANDRO) Colócalo.

¿Cómo ponemos esta ahora?

Átalo y ya está. -No, mételo para dentro.

Que esto lo he vivido ya.

(ISABEL) Mételo para dentro.

(LARA) Corta ese hilo.

(ROSA) Venga, ponedlo. (SARAY) Cuello, cuello.

A mano, a mano el dobladillo. Id poniéndolo ya.

Rosa, tú eres más alta. -Trae.

(AMPARO) Esto hay que coserlo.

(SARAY) Venga, cóselo.

Chicos, cuidado, cuidado.

Córtame el hilo aquí. Voy a rematar aquí.

Y el tiempo termina en cinco... Corta.

Cuatro,

tres,

dos, uno,

tiempo. Ya está.

Tiempo. Eh, Rosa.

(TONI) No hay compañerismo ninguno.

Con eso no puedo convivir y estoy al límite.

Aprendices, siento deciros que los tres

estamos realmente enfadados

con el resultado de los dos equipos.

Lara, ¿nos puedes contar

qué has hecho, qué es esto?

Es un estilo bata, porque no es un vestido.

¿Una bata?

¿Desde el principio habíais decidido hacer una bata?

No. -No, iba a ser un vestido.

¿Qué ha sucedido? Porque esto es de todo menos un vestido.

(LARA) Pues a lo último hemos cambiado

para darle un poco de volumen.

Entonces, lo hemos unido al medio

en vez de estar cruzado, que era la idea principal.

Hoy se trataba de hacer un vestido, una creación,

un dos piezas, algo, algo bonito

aplicando las técnicas del modelaje.

Es esculpir directamente sobre el maniquí.

Con ese traje, aprendices, no se puede ni salir a la calle,

a no ser que quieras ir medio desnuda, claro.

Es que mira, esto no tapa nada, esto ya lo llevarías al aire.

Y si lo abres, pues, ya estás en cueros por completo.

Rosa, ¿esto te lo pondrías? No.

Tendría que llevar algo debajo.

Como, por ejemplo, otro vestido. Sí, correcto, un vestido.

No una ropa interior. No, un vestido.

Lo más grave de todo es que aquí no hay "moulage".

Aquí hay una base de un vestido que podemos ver,

con un boñigo fruncido, llamémoslo fruncido,

puesto en los hombros, dejando caer,

ato, cierro y acabo como puedo.

Estos cortes, estos acabados, ¿qué queréis que hagamos con esto?

Explicadme.

Sin rematar, cortado a tajo, ni siquiera bien cortado,

porque si es un tajo limpio, correcto, recto,

me callo, pero esto...

¿Quién ha hecho esto?

Lo corté yo.

Pero no nos dio tiempo a... Pulirlo.

Sí, eso. Habéis pasado de todo.

Habéis hecho una base como habéis querido

Y aquí lo que menos hay es lo que os pedíamos,

dejad que la seda cayese y fluyese de una forma natural

y a raíz de ahí vosotras trabajaseis,

como el vestido que hemos puesto de muestra.

Amparito, ¿esto has aprendido en tus clases de "moulage"?

No, nos enseñaron a usar un cuerpo base

y a partir de ahí empezar a trabajar y drapear.

Lo del cuerpo base es para hacer otro tipo de drapeado,

algo más fino, delicado, que tengas que ir atacando,

pero para hacer una especie de volumen de pecho aquí,

ya lo tienes. Además, ese drapeado ahí

de todo menos favorecedor, nadie quiere tener aquí

encima de lo que tiene más tela y más sobrantes.

Sobre todo, eso no es un "moulage", no es lo que pedíamos.

Por resumir, yo no me puedo creer

que teniendo esto de ejemplo

hayáis llegado a ese resultado. Lo siento, pero no lo admito.

En la sexta semana del taller de "Maestros de la costura"

no lo admito.

Lara, ¿tú tienes de verdad, de verdad, de verdad,

la conciencia tranquila?

Sobre todo, sobre las decisiones que has tomado hoy.

¿Por el tema del alfiler?

Según nosotros has tomado una decisión

en contra de tu equipo

para favorecer a tus amigos del equipo contrario.

A tu amiga.

Para nada.

Eh...

En ningún momento he pensado

en fastidiar a las chicas.

No lo he hecho por Isabel.

Me he olvidado por completo de que llevaba el mandil dorado.

Y me quedo tranquila solamente

porque ha sido una decisión que he tomado yo

y mis compañeras no estaban de acuerdo.

Pero la decisión ha sido mía

y no ha sido ni para favorecer

ni para... eh...

llevar a nadie a expulsión.

Lo he hecho porque quería trabajar en iguales condiciones, nada más.

Esos 15 minutos estaban en tus manos

para favorecer a tu equipo, no a ti o a tu amiga, Isabel.

A tu equipo.

También te digo que me gustaría escuchar a tus compañeras.

Tienes unas compañeras mudas.

Yo sí, por supuesto, lo habría cogido,

porque al final esto es un concurso y si tienes una herramienta

que nos dais, yo la utilizaría. -Yo también.

Y yo. Se lo hemos dicho. Lara, una jefa de equipo

lo que debe hacer es llevar a su equipo a la victoria.

Equipo verde,

habéis empezado bastante unidos,

pero a mitad de la prueba, más o menos,

habéis dado un giro enorme a vuestra organización de equipo.

Y cuando no se trabaja en equipo dentro de un equipo,

eso se refleja en el resultado,

que es este resultado.

Un vestido, bueno, un dos piezas mal acabado.

Y con muchos defectitos.

A ver, Isabel, como jefa de equipo...

Ay, no, el jefe de equipo era Alejandro.

Ah.

A ver, Alejandro,

¿cómo es posible que las personas que están cosiendo

no tengan ni idea de lo que tienen entre manos?

A ver, el diseño inicial, yo había planteado

que lo hiciéramos Isa y yo, pero el tema del drapeado

se nos ha complicado bastante. -Hemos estado una hora

haciendo un top y cada vez me lo descosías.

Lo descosías, quitabas el alfiler, las cosas como son, Alejandro.

Sí, tú a mí también.

Hemos ido uno detrás del otro quitando alfileres.

Ya, la culpa mía. -Yo hacía el delantero de uno...

Y los convidados de piedra, ¿qué dicen?

¿Qué vamos a decir?

Ellos no tienen la culpa.

Hemos perdido mucho tiempo en el top

y ellos no podían hacer nada.

¿Por qué no ha hecho uno el cuerpo y el otro la falda?

Luego me he puesto también. Te dejé un rato

y me he puesto con Sergio en la falda.

Isabel, espera, eso es otro tema.

¿Qué es eso de "tú, yo, tú, yo, tú, yo"?

¿Y tus otros dos compañeros? Toni estaba con las máquinas.

Yo pasaba por aquí hoy. -Ya, no, ya.

No fue intencionadamente.

Sí, ha faltado mucha comunicación. El trabajo en equipo hoy

ha sido desastroso, triste. (ISABEL) Lo admito.

Perfecto. Nunca he visto nada igual.

Isabel, te has dejado llevar por el egocentrismo.

Lo que habéis hecho con Sergio y Toni no tiene nombre, Isabel.

(ISABEL) Me da igual que me echen la bronca si no he cosido bien

o que no hemos trabajado bien en equipo, me da igual,

pero sobre eso de que yo soy egoísta, no.

Porque yo siempre y de los ocho que estamos hoy aquí

siempre pienso en los demás, siempre.

No me gusta ver mal a nadie

ni me gusta pisar a nadie.

Alejandro, tú, por supuesto, no has ejercido

como jefe de taller, sinceramente.

Sí, se me ha venido encima totalmente.

Os pido disculpas.

No ha sido para nada intencionado.

Toni, ¿te han dado paso, te han dejado opinar?

Qué va. ¿Has podido decir algo?

Bueno, decir sí; que me escucharan o me hicieran caso, no.

¿Por qué? ¿Os creéis mejores que Toni y Sergio?

Para nada. -En ningún momento.

(TONI) Para mí, cuando dicen "bies",

cojo la tela, a lo mejor, la pongo así, al bies,

y empiezo a trabajar aquí.

Dejo la caída de la tela, porque para eso es una seda.

No cojo, lo pongo aquí y me pongo a estirar.

Pienso, ¿eh? No he trabajado nunca con seda.

Lo tenía claro. Cuando he entrado, era el único que tenía claro

y os lo he dicho y os he pedido por favor que dejaseis opinar

y trabajar a Toni en ese momento. Y no le habéis hecho ni caso.

Totalmente. Era el único

que había entendido la prueba. Creéis que él sabe menos,

su opinión cuenta menos que la vuestra.

Yo sentía que no quedaba tiempo

y era casi: "Vamos a hacer lo que hay".

"Lo hacemos Isabel y yo que sabemos y lo salvamos,

porque Toni no tiene ni idea". No, no era eso...

¿Por qué ese mismo "vamos a hacerlo"

no has dicho "Toni, lo estás entendiendo, entra tú"?

Claro, pero era como empezar de cero.

Yo sentía que no nos daba tiempo, ha sido solo por eso.

En ningún momento, creo que ni Isa ni yo hemos infravalorado a nadie,

simplemente el tiempo, la presión,

lo que conlleva la prueba, que es supercomplicada,

ha surgido todo así

y no se le ha dado, a lo mejor, trabajo, porque...

no teníamos las piezas para darle el trabajo.

No estaba hecho.

En ningún momento infravaloramos

la profesionalidad o el trabajo de nadie, para nada.

En resumen,

la decepción

y enfado que tenemos los tres es

tan monumental como este palacio.

Por todo esto,

la decisión

en esta prueba ha sido

complicada, difícil.

Los tres hemos decidido que el equipo verde

es...

el que tiene un resultado

mínimamente más cercano

a lo que pedíamos y al universo

de Adriana Iglesias, mínimamente.

Dicho esto, el equipo naranja vais a expulsión.

Lara, tus decisiones y tu trabajo

y tu falta de liderazgo

han llevado a tu equipo a la prueba de expulsión.

Lo siento por ellas. Tú, como máxima responsable,

de este pequeño desastre, de este pequeño gran desastre,

debes acompañar a tu equipo a la prueba de expulsión.

Pero como somos personas de palabra,

Lara sigue inmune,

pero vas a pasar

por la prueba de expulsión por lo menos en solidaridad

con el desastre que has logrado para tus tres compañeras.

Queda algo más.

Hemos decidido que también van a acompañaros a las cuatro

dos personas

que necesitan

una prueba de humildad.

Isabel y Alejandro

también van a ir a la prueba de expulsión

con la diferencia de que vosotros dos

no sois inmunes como Lara, no tenéis el mandil dorado.

(ISABEL) Voy a la prueba de expulsión, pero...

a ver lo que voy a hacer, porque ahora mismo

estoy muy disgustada y no estoy nada contenta

que me han reñido

cuando realmente quería darlo todo por el equipo.

Toni, Sergio,

enhorabuena, estaréis una semana más en "Maestros de la costura".

y vais a tener de Adriana Iglesias una "master class"

solo para vosotros de la seda.

Gracias. -Gracias.

Y a todos los demás

os vemos en la prueba de expulsión.

Hola, Adriana. -Hola, chicos, bienvenidos.

Bienvenidos a la "master class". Acompañadme.

Sentaos, por favor.

¿Qué os gustaría saber?

Sobre todo a mí me preocupa cómo distinguir una seda buena

de una mala. -La seda, cuando se quema,

huele fatal, es como si se quemara pelo,

o se quemara algo natural, pero se deshace, desaparece.

Por ejemplo, esto es seda natural.

Si lo quemamos, desaparece. Huele, no sé si lo oléis,

pero no se queda nada aquí.

Es como si hubierais cortado la tela ahí.

Cuando quemas una que no es seda,

esta seda que a lo mejor a la vista dices: "Pues es seda",

se queda como plastificado, no huele mal ni nada.

¿Veis el borde? (AMBOS) Sí.

Es como plástico. -Queda como plástico.

Realmente es un plástico. (TONI) Me ha sorprendido

la forma de distinguir

una seda buena de una mala.

Eso de quemar y ver el residuo que deja, el olor,

no me lo esperaba.

Chicos, os dejo con Ana, una de nuestras patronistas,

que os explicará la técnica del "moulage".

Estaré por aquí, voy a hacer unas cosillas.

Vale, gracias. Bueno, chicos, encantada.

Voy a explicar un poquito en qué consiste

la técnica de "moulage" o drapeado.

Lo primero que vamos a ver un poco es cómo se comporta la seda,

su caída, el bies, el hilo...

y cómo cae el peso sobre el maniquí.

Tenemos...

que esta lado, por donde está el orillo,

este es el hilo, el hilo recto.

Por aquí es donde más sólida es la tela,

donde más resistente es,

por eso siempre se suele usar el hilo,

porque la caída es recta y muy estilizada, muy elegante.

¿Veis que cae totalmente...

perpendicular al suelo?

Los aprendices regresan después de haberse enfrentado a una prueba

muy complicada con una de las fibras más difíciles,

la seda.

El resultado ha quedado muy lejos de las expectativas de los jueces.

Están decepcionados.

Me atrevería a decir incluso que enfadados.

Vamos a ver cómo vienen los unos

y los otros.

(AMPARO) Venimos revolucionados

a la prueba.

La prueba por equipos fue...

un despropósito.

Y está todo el mundo...

Aprendices, es una prueba de expulsión un poquito particular

por la desigualdad que vemos en número

entre lo que hay en los puestos de trabajo

y lo que hay en la barandilla, solamente con Sergio y con Toni.

Estáis salvados, permanecéis aquí una semana más,

pero nos interesa saber en qué situación estáis

con vuestros compañeros después de esa prueba

y cómo os sentís estando ahí.

Creo que intento tratar a todo el mundo bien,

pero cuando me menosprecian así,

yo tengo mucho carácter y hasta ahora no ha salido.

Y llega un punto ya que... -Lo siento muchísimo.

En ningún momento mis intenciones iban por ahí.

Me duele que me hayan visto así,

porque realmente mi intención no era para nada esa.

Es una cosa que me duele. -En esta aventura estamos juntos.

O caminamos todos del mismo lado o mal podemos ir.

Lara, ahora que ves a todo tu equipo en la cuerda floja,

¿te sientes responsable? La verdad, ahora mismo

estoy un poco asimilando el desastre que he hecho.

Al escuchar a mis compañeras que decían

que sí hubiesen utilizado la ventaja,

ahí entendí realmente que estoy en un concurso

y tengo que empezar a pensar

que en realidad mi familia es la que me espera fuera,

cuando sea el momento,

y ponerme firme en el objetivo

que tengo. Que es...

Es llegar a la final y, obviamente, llevarte el premio.

Alejandro, ¿por qué crees que Lara te hizo capitán del otro equipo?

Creo que ella quiere que yo... me vaya del programa.

Hay algo que no le gusta, supongo,

y no me quiere aquí, lo tengo clarísimo.

Yo siento que Lara quiere que me vaya, porque lo siento,

pero además hay compañeros que me lo han dicho:

"Lara quiere que te vayas".

(LARA) Yo creo que me caracterizo por decir las cosas de frente.

Si pensase así, se lo habría dicho.

Yo siempre digo que a veces

las personas que se dedican a la profesión de ser actores

al final terminan inventándose

o llevando una historia paralela a la real

Él está todo el tiempo pensando en cómo va,

que por qué,

si a uno le dicen "bien", si a uno le dicen "mal".

Y tal, entonces, creo que él la historia que se ha imaginado

es totalmente diferente a la real.

(ALEJANDRO) Me parece un poco feo para el gremio de los actores.

A un actor que haya escuchado eso no le hará gracia.

A lo mejor ella está diciendo

el reflejo de lo que ella es o ella hace.

Cuando Alejandro ha dicho que le están haciendo la vida imposible

para que se vaya, eso lo he visto y se lo están haciendo.

(SARAY) ¿De verdad? -Sí, Anastasia tenía cosas malas,

pero sí que es verdad que se le hizo, por parte de Lara,

cosas muy feas, Anastasia ya estaba descompuesta.

Ahora me da la sensación de que hacen lo mismo con Alejandro.

(ALEJANDRO) Ella necesita tener una cabeza de turco.

Cuando cortan la cabeza, el siguiente.

Viene aquí, lo disimula,

pero luego va cortando cabezas radical.

Lo tenía que decir ya. -Me parece

que te estás equivocando a lo grande.

Amparito, saltas cuando no tienes que saltar.

-No me estoy equivocando y más de uno lo sabe.

Ni Lara ni nadie hace la vida imposible a nadie.

Yo soy la primera que soy defensora, y mucho,

de animales, también de personas.

Delante de mí nadie va a hacerle "bullying",

antes yo lo voy a defender.

Yo, la verdad, estoy un poco flipando

con lo que acaba de decir Amparito.

Me parece que son palabras muy fuertes.

Si piensas que le estamos haciendo la vida imposible a Alejandro,

es porque vosotros dos pasáis mucho tiempo hablando juntos.

Entonces, normal que la historia o la fábula que él se imagine

te la cuente a ti y tú te la creas.

(TONI) Hay muchos egos aquí que no se gestionan bien.

A medida que pasan los programas,

hay más nervios, más tensión.

La gente ya no puede disimular cómo es.

Y entonces salen

los verdaderos concursantes que hay aquí.

En fin, creo que es momento de empezar

con lo que venimos aquí a hacer realmente

y dejarnos de chorraditas. Muy bien, Palomo.

Vamos a lo nuestro.

No le habéis quitado ojo a ese enorme bodegón

que tenemos preparado para esta prueba.

¿Lo enseñamos, Caprile? Hombre, por supuesto.

Madre mía.

(SARAY) Un montón de ropa es lo mejor del mundo,

igual que en las rebajas,

que te vuelves loca.

Empiezas a coger el montón de dos euros.

Te metes, a ver qué encuentras, siempre encuentras algo mono.

Este contenedor está lleno de ropa usada.

A todos nosotros

nos gusta estrenar cada temporada ropa nueva,

pero hay millones, millones de prendas en todo el mundo

que merecen una segunda vida,

que deben tener una segunda vida.

Y que sepáis que yo soy un gran consumidor

de ropa de segunda mano.

Es una tendencia que cada vez suma más adeptos por dos razones.

Una: ahorro de dinero.

Dos: uso responsable de los residuos textiles

para beneficiar al planeta.

Para que os hagáis una idea, un español, de media,

tira al año nueve kilos de ropa.

En nuestro país,

solo se reutiliza entre el 10 y el 20% de las prendas.

En otros países, la ropa vintage, de segunda mano, es "supercool"

y aquí es como: "Uy, ¿te has comprado eso en el mercadillo?".

Y yo: "Sí,

me ha costado 50 céntimos esta blusa, ¿no es monísima?".

Aprendices, el último reto de la noche

consiste en crear

un vestido de cóctel

con lo que encontréis en este contenedor.

Pues yo prefiero tomarme el cóctel, vamos a ver.

Pero voy a rebuscar en este contenedor

como si no hubiera mañana

y a ver qué saco de ahí para hacer un vestido de cóctel.

Este vestido de cóctel está hecho con ropa de segunda mano.

¿Qué os parece?

Muy bonito.

Aquí está el origen de ese maravilloso vestido de cóctel.

Qué pasada.

Os vamos a ayudar un poco.

No queremos que trabajéis en abstracto,

sino que tengáis un referente. Son dos mujeres

con mucha personalidad,

de las mejores "influencers" de este país.

Suman cientos de miles de seguidores.

Os pido un fuerte aplauso para Belén Hostalet

y Miranda Makaroff.

Bienvenidas.

Ay, me encanta, con lo que me gustan las "influencers",

me vuelve loca ese rollo.

Estoy encantada, por Dios.

Además qué guapas son las muchachas.

Yo las miro y lo entiendo todo.

Yo, para subir 500 seguidores,

tengo que hacer el pino puente.

Hacer el pino puente me parece fantástico,

como una opción. Mira, me lo voy a apuntar.

Veo capaz a Miranda, al final del programa,

de hacerlo aquí. -Sí, sí.

Lo vería perfectamente. -También lo veo.

Solo con ese vestidazo espectacular que llevas hoy

yo lo tendría facilísimo, hacerte un fotón y ya está.

Este vestido

lo he perseguido desde el día

que vi el desfile de Ágata Ruiz de la Prada

y dije: "Lo quiero llevar en 'Maestros'".

Es precioso, te queda genial. Belén y Miranda

tienen una cosa en común, y es que las dos tienen muchísimo ángel.

Pero son completamente diferentes. Y vais a tener que crear

un vestido para una de ellas.

Me gustaría que los orientaseis un poco.

Soy una persona a la que le gusta mucho la sencillez,

pero a la vez elegancia, me gusta mucho la combinación de telas,

pues piel, algodón,

una inspiración bastante como de amazona,

botas "cowboy", todo como sencillo, pero a la vez cañero.

Dejaos un poco guiar por ahí. -Yo diría

que utilicéis vuestra imaginación sin límites

que a mí me encanta disfrazarme cada día de mi vida.

Me gusta un poco ir hecha un cuadrete,

pero como un cuadro de colgar, un Picasso.

Hacedme un Picasso.

Me motiva que sea para una de las dos,

pero es verdad que te limita un poco.

Si no le gusta, no le gusta. Es más complicado.

Aquí tengo seis pesos en forma de plancha.

Hay tres bases rojas y tres bases azules.

No es muy difícil la asociación.

Saray, serás tú la primera. Por favor, ven y elige

una de las planchas.

Venga.

Ah, le harás un vestido a Belén. Alejandro, adelante.

Oh.

Llévatela, que es para ti.

Isabel.

Es supertú.

Me encanta ella.

A ver qué te ha tocado.

Miranda.

Lara.

Hola. -Hola.

A ver qué te ha tocado, Lara.

Esta. Miranda Makaroff.

Adelante.

Amparito.

Miranda Makaroff.

Por tanto, Rosa, ven a hacer los honores.

Creo que esto a ti te viene bien,

porque yo miro a Belén y te veo más a ti.

Yo también. -Está claro, ¿no?

Pues Rosa hará un vestido para Belén.

Para mí es una prueba de expulsión superimportante,

porque es mi primera prueba de expulsión

y tengo que demostrar a todos que estoy aquí

porque me lo merezco.

A mí me está apeteciendo muchísimo hacer esta prueba.

Ya empezamos. Ya estamos.

Te voy a enseñar... Ya le he echado el ojillo a lo que había

en un "pispús" una cosa que se me ha ocurrido.

Te puede quedar un traje de cóctel precioso.

Mira, pues así, tal...

Guau.

Parece mentira, en dos segundos. -Ya, ya.

Te podría hacer algo así

con un par de prendas a las que he echado el ojo

mientras destapábamos. Pues nada, Lorenzo,

ya tienes la mitad del camino recorrido.

Bueno, lo que voy a decir, como ellos van a crear algo

para estas dos bellezas,

yo te lo voy a hacer a ti, Raquel. ¡Ay!

Digo, me quedo sola aquí. Es nuestra musa, ¿o no?

A lo tonto a lo tonto, me estoy llevando dos Capriles,

un Palomo, un María Escoté, cada edición, oye.

A tu puesto. Lorenzo Caprile me hará

un vestido de cóctel a partir de ropa de segunda mano.

Que noten cómo trabajamos nosotros,

la tensión con que trabajamos.

Muy bien, venga, Caprile,

a coser también con nosotros.

Aprendices, Lorenzo Caprile,

tenéis 90 minutos para realizar esta prueba.

Podéis ir una vez, solo una, al contenedor,

una vez, solo una, a la mercería.

Bocetad en primer lugar, qué queréis hacer,

cómo será vuestro vestido para conocer realmente

cuáles son vuestras necesidades.

Es imprescindible la etiqueta con vuestras iniciales.

Y sabéis que tenéis a vuestra disposición el imperdible.

Y la prueba comienza en tres, dos, uno,

a coser.

Uy, estoy viendo dos cosas que me encantan.

Pero meteos.

¿No los podemos ayudar a encontrar prendas? Molaría mucho.

No me quitéis cosas, ¿eh? Uy, perdón, Lorenzo.

No me quitéis cosas.

(AMPARO) ¿No hay pelo? -Alejandro, no me quites,

quieres lo mismo que yo. -Me lo quitan de las manos.

(SARAY) ¡A "leuro", a "leuro"!

(LARA) Ay, Dios.

Recordad que os pedimos un vestido de cóctel.

A ver si se os va la olla. (ISABEL) Qué difícil.

(ROSA) No es fácil.

Esto no me gusta nada.

(AMPARO) De lo que yo quería no hay.

(SERGIO)

(ISABEL) Guau.

Mazo, me encanta.

¿Te puedo sacar un poco de tu zona de confort?

-Sí, claro. -Vale.

-Ay, guau, todo negro.

Esto, esto, los hilos, fundamental.

Voy a coger colores así y ahora lo miro.

(SERGIO)

Caprile ya está, ¿eh?

¿Te lo llevas? -Lo tengo en la mano.

Ah, vale. -A ver si después...

No, me da igual. -No, llévatelo.

Tienen mucho conflicto entre ellos.

(ISABEL)

(TONI)

¿Nos podemos tirar dentro? Sería genial.

Métete, Miranda. Yo me meto.

Va, va, va. Vamos, Miranda.

Pero vamos a hacer como si fuera una piscina.

¡Ah! ¡Uy!

He cogido tejido en tonos naturales,

porque, claro, a Belén le gusta el tema así, un poco Oeste,

"cowboy" y demás. Yo no sé mucho de eso,

pero acoplaré, dentro de mi estilo, un punto de fleco y del Oeste.

Estoy haciendo una especie de traje camisero,

uniendo dos camisas de caballero negras

pueden ser de segunda mano, pero, en fin,

las que tengas en el armario que no uses.

Y va a quedar un camiserín así, de cóctel,

creo que gracioso, muy vistoso.

¿Por qué no cogéis lo que usaríais para hacer un vestido?

Estoy en ello, ¿qué te crees? Venga.

Estos se entallan con las pinzas.

Estoy haciendo un vestido que me quedará monísimo de la muerte,

inspirado en Miranda, que creo que me va al pelo,

porque una de mis canciones favoritas está dedicada a ella.

(RÍE A CARCAJADAS)

Lady Gaga, Lady Gaga.

No quería romperlo.

Uy, me encanta esto, le echaré luego una foto.

¿Me lo puedo apartar? En serio, me encanta.

Es lo más.

(LARA) En esa prueba, quiero intentar sorprender de nuevo,

o sea, quiero terminar hoy con el mandil dorado

sabiendo que me lo merezco.

Y arriba...

Me va a faltar.

Estoy revisando las prendas que he cogido

y me faltan largos para lo que quiero hacer.

Veremos cómo encajo el vestido.

Voy a hacer un vestido de popelín entero

con los hombros fuera,

porque las mujeres son muy sexis con los hombros fuera.

Ella es delgada y le quedará mono. Con su volante aquí.

Le voy a poner mi volante, porque cuando no pongo volantes

la cosa me va mal.

Belén, esta también es mona para ti.

Sí, muy bonita. Sí, con un "jean".

(SERGIO)

(ALEJANDRO) Esta tensión que está habiendo con el tema de Lara

lo he escuchado, lo he visto,

pero ahora mismo me voy a olvidar de eso

y a hacerlo lo mejor posible.

No me dejaré influenciar por lo que está pasando

para hacer mal la prueba.

Amparito creo que hoy ha echado mucha leña al fuego

y no me ha gustado nada.

Por mí se puede ir por la jugarreta que ha hecho.

Alejandro y Lara,

sabía que iban a chocar desde el primer día que los vi.

Lo que tengan son cosas suyas,

pero que iban a chocar era evidente.

Estaba clarísimo, más a tarde o más temprano,

pero iba a acabar pasando lo que ha pasado.

No sé si lo que he dicho beneficiará o no a Alejandro,

pero creo que tenía que decirlo.

He sentido que tenía que hacerlo,

porque muchas cosas no se ven.

-¿Por qué no se concentran más en hacer lo que tienen que hacer aquí

que estar buscando donde no hay?

¿Qué haríais con lo que habéis cogido? María.

Yo me he ido al color, que es lo que me mueve.

He cogido esto de base, me parece perfecto, un acolchadito,

de base. Una bata de guatiné.

Exacto, de toda la vida. Y luego haría un "patchwork"

de tiras, de no sé, y haría un vestido.

Y un poco de lurex, porque a mí me gusta

meter combinación de tejidos, un poquito de lurex.

Solo con los dibujitos ya sería chulo.

¿Para qué le mete flecos ahí?

Méteselos donde no haya dibujos.

Miranda, ¿tú qué harías? A ver, me he contradicho un poco

con todas mis teorías, ¿sabes?

Todo blanco, pero he pensado en hacerme un "look"

directamente con las piezas que he encontrado.

Belén, ¿qué harías? Me he dejado guiar, como María,

por la gama de colores que me gusta que estoy llevando ahora,

que es muy colores neutros,

pero me encanta el momento de combinar colores

que pueden ser más de toda la vida con los tonos pastel

y combinaciones como es la citronella, el lavanda,

el azul baby.

Y junto es que me parece la caña.

Amparito, no se trata de poner adornos, ¿eh?

Ya lo sé.

Estoy poniendo flecos así

para que quede bonito y salado.

Miranda va a parecer Salomé en Eurovisión.

Oh, oh, Alejandro con la...

bordadora, problema. -Ay, se ha partido el hilo.

Coñazo.

(TONI)

Siento deciros que es para mí.

Jolín, qué preciosidad. Tiene una pinta...

¿Qué pinta ni qué pinto? De maestro, ¿eh?

Todavía no se ve nada. Hoy estás, Lorenzo...

Pues sí, pues sí. ¿Qué te pasa? Cuéntanos.

Se le habrá pegado la tensión del taller.

No, es que... ¿Qué te pasa? Cuéntanos.

Pues sí, porque la prueba anterior, María, pues no.

Ver cómo destrozaban tejidos maravillosos de seda natural...

Te dolía. Pues me dolía.

Y es verdad que influye en el trabajo, porque...

tenía clarísimo mi tal y me está saliendo bien,

pero no estoy concentrado. ¿Quieres que me quede

de asistente? Sí, niña, pediré el imperdible.

Y vengo y te hilvano. Porque estoy de mal humor.

Lorenzo, venga. Si te sobra un poquito,

un retalito, hazme un algo, anda. Vale. Eres tan pequeñita...

Con un retalito me haces un minitop.

Nada. Un "crop top", que te gusta a ti.

Eso, un "croqueta top".

Hasta luego.

Mira lo que está haciendo.

Voy a haceros un regalo.

Qué bien. -Guau.

Es el libro de "Maestros de la costura",

imprescindible para confeccionar tu propia ropa

por si os da por poneros a coser.

(MIRANDA) No estaría mal. Está lleno de ideas,

de patrones, para hacer desde un vestido de fiesta,

ropa de niño o incluso unos tejanos.

Le digo a Miranda que se lo estudie bien

que la próxima vez que venga se tiene que poner a coser.

Sí, nos encantaría. No sé si me veo capacitada.

A la tercera va la vencida. Miranda, estoy segura de que sí.

(SERGIO)

Aprendices, Caprile,

se cumplen

45 minutos de la prueba.

Habéis consumido la mitad del tiempo que tenéis

para mostrar ese vestido de cóctel.

(ROSA) Me veo agobiada con la cremallera.

No puedo descoser la costura.

No me cabe en el maniquí,

para colmo, el vestido. Me estoy atrasando muchísimo.

(SARAY) Raquel, una cosita.

Voy a pedir el imperdible. Quieres el imperdible de oro.

Sí, porque no me da tiempo a terminar y no me la juego.

¿Quién quieres que te ayude? Quiero a Toni.

He escogido a Toni para que demuestre que me puede ayudar

a salir de una prueba.

Y si ya paso y no me voy,

todavía le daré más con un canto en los dientes a la gente.

Toni, ¿ayudas a Saray? Y tanto.

¿Sí? Sí.

Sabéis que son 20 minutos de costura.

¿De acuerdo? Ahí tienes el imperdible de oro.

Son 20 minutos de ayuda. Aprovechadla.

Mira, Toni. -¿Qué quieres que haga?

El vestido es palabra de honor por la parte de delante

y ahora me falta bordar,

me falta ponerle la parte de aquí, a ver cómo lo ves.

Quiero la opinión tuya,

porque la opinión de fuera es muy importante para mí.

(ROSA) Cuando la he visto pedir el imperdible,

tal y como iba de atrasada,

no hubiera estado de más que lo hubiera pedido yo.

Alejandro. Hola.

¿Qué tal? ¿Cómo vas, Alejandro? Cuéntanos un poco la idea.

Como te he visto que tienes un toque roquero,

pero te gusta elegante,

no demasiado escotado por arriba, pero sí por abajo,

estoy haciendo una falda corta.

Luego le quiero cruzar los flequitos

para darle el toque vaquero y hago una especie de top

de... "Camouflage".

Sí. -Veo que vas por buen camino.

Gracias. -Así que nada, tú sigue, que fluya.

(TONI) He pensado una cosa. -Sí, sí, dime cosas.

Que estás 20 minutos nada más.

Los flecos, a ver cómo lo utilizas para que te quede fino.

Porque esto es lo que va dentro de la costura.

Esto no es que esté aquí... No se debe ver.

Muy bonito no es.

¿Qué te parece ponerle algo de encaje aquí?

-Sí, sí, me mola.

¿Y no crees que...

que te hace un flaco favor Amparito hablando en tu nombre?

Ella siente eso, lo que pasa es que es muy expresiva.

Y exagera un poco las cosas. Alejandro, ¿te han tratado mal?

No, simplemente siento que no congenio con ella.

Yo intento acercarme,

pero siento que ella no se siente a gusto conmigo.

Eso me incomoda. ¿Qué es? ¿Enemistad o rivalidad?

Creo que es rivalidad.

-Sea lo que sea, no dejes que nada te pare.

No. -Positivismo, optimismo.

Y prueba. Gracias.

A seguir con el buen trabajo. Y vestido bonito, fino, elegante.

Muchas gracias.

Estos encajes los podemos poner aquí así.

Vale. -Para que destaquen

las pinzas que has puesto. -Vale.

Buenas. -Hola.

Uy, cuidado. Cuidado.

¿Qué locura nos estás haciendo hoy, Amparito? Cuéntanos.

Yo he pensado que fueras una estrella en Tanzania.

Ah, me encanta. ¿Por qué?

Porque mi videoclip favorito habla de una Miranda

que es una pelirroja rara que se está enamorando,

y que quiere ser artista en Tanzania.

Estos flecos que has colocado en los hombros

que no termino de entender. Claro, quería que quedara

estilo kimono un poco, pero ese rollo entallado, no sé.

Amparito, la que has liado.

Que no sé qué consecuencias tendrá.

Soy una persona que, por suerte o por desgracia,

no tengo mucho filtro. -Me pasa igual que a ti.

Entonces, la lío parda, pero lo digo con el corazón.

Te arden las palabras en el cuerpo.

Sí. ¿Te arrepientes un poco

o lo asumes y para adelante? Me arrepiento un poco

de cómo lo he dicho, pero no de lo que he dicho.

Gracias, Amparo. A vosotros.

Gracias. Suerte.

¿Te molesto? -No, no, no.

Voy haciendo lo que puedo. -Vale.

(ALEJANDRO) Me queda disimular los flecos,

que voy a poner un cordón de cuero,

y rematar por dentro la pieza para que esté limpia,

bien remallado todo,

pero voy seguro y tranquilo.

Esto va adelante, lo voy a terminar perfecto.

Lara. Hola.

Cuéntanos qué quieres hacer

para que Miranda salga de su zona de confort.

Veo que eres muy colorida y tal. Yo también lo soy,

pero aquí me están bajando un poquito...

Que baje los escalones, porque yo también me lo pongo todo.

Lo quería hacer un poco elegante y he jugado un poco

con esos volúmenes y esa ambigüedad de chica-chico.

Me gusta eso. -Quería poner después

unos toquecitos, que he buscado un brilli-brilli,

que siempre... Yo... Yo...

Lara, quiero hablar contigo de una cosa, ponte en la mesa.

¿No os habrá metido un poco en un lío a los dos Amparito?

Ella es la segunda vez que se mete en algo

que en realidad no existe. Me parecen palabras muy fuertes

y, sinceramente, me ha hecho recordar cosas que no tengo ganas.

Sabes lo que es que te hagan la vida imposible.

Total, pero no pasa nada.

Esto que ven

es a base de todo eso. Esto me lo llevo a mi colegio.

Hacer la vida imposible es tener miedo de entrar al aula,

es tener miedo de salir del colegio.

Entonces, yo creo que la vida imposible...

lleva otras cosas, entonces, hay que vivirlo para saberlo.

Jamás en mi vida le haría daño gratuito a una persona.

Cuando se dicen estas palabras,

hay que ponerse un puntito en la boca.

Y pensar, pensar lo que estás diciendo,

porque no es agradable.

Alejandro tendrá sus razones por las cuales dice que...

yo quiero que se vaya.

Ojalá que él venga y me lo diga si realmente ha escuchado de mí eso.

Demasiada tierra me han tirado,

demasiadas cosas he tenido que pasar en la vida

como para ponerme a perder el tiempo

aquí, en esta oportunidad que se me está dando.

Dale al Swarovski, que tenemos ganas de ver un poco de brillo.

Mirando igual se traga el negro, pero si tiene alegría.

Sí, sí. Gracias.

Vale, coso contigo. -Venga, va.

Lo siento mucho,

se ha terminado el tiempo. Lo siento, Saray.

Me llevo a Toni. Me has ayudado un montón.

He trabajado muy bien con él.

Me ha gustado la combinación.

Muy bien, tío.

(ISABEL) ¡Oh!

(SERGIO)

(ISABEL) Se me ha salido la cremallera.

Momento de más mala suerte en toda mi vida.

Es una cremallera invisible y es imposible meter el carrito.

No sé cómo solucionar esto.

Aprendices,

y también Caprile,

quedan solo 20 minutos para terminar la prueba.

(TONI) Saray, te da tiempo. Qué concentración.

20 minutos.

(ROSA) ¿20 minutos? Tengo el vestido a medio hacer.

No podré poner adornos. La sisa no la tengo terminada.

Los volantes me han quedado chicos.

Dios mío, que Dios me ayude.

¿Qué tal, Isabel? Ahora mismo un poco mal,

porque se me acaba de romper la cremallera.

Al cerrarla, la saqué. ¿Cómo lo vas a solucionar?

No lo sé aún.

Es que no sé cómo la chica se lo va a poner.

Sin cremallera se le va a ver hasta el culo.

Te estoy haciendo un vestido un poco así.

Falta poner unos decorados que traje aquí.

Te quería poner en el hombro encaje rosa.

y tenía aquí una faldita y quería aprovecharlo

para poner lo de debajo. -Me encanta esta textura.

A ver si llego, Dios mío.

Me he puesto nerviosa con la cremallera,

con lo que me encantas tú, tus cuadros.

Gracias. -Me "reflipan".

Te he visto y he dicho: "Guau, ella es increíble, los pendientes,

el pelo, me encanta". Ya, pero queremos soluciones.

Yo creo que... Esta es mi actitud.

Respira y piensa que te va a salir. -Sí, pero bueno, bien, bien.

Isabel, que el tiempo vuela. Suerte.

Ya, estoy en ello.

Hay corchetes, me va a costar tiempo coserlos a mano.

Sé que estoy en la cuerda floja y, bueno,

A ver lo que pasa hoy.

(SERGIO)

Ojo.

Amparito.

Hola, Rosa. Hola, ¿qué tal?

Tened cuidado con la ropa.

¿Qué tal, Belén? Encantada. -¿Qué tal? ¿Cómo vas?

Bien, me he atascado porque he montado el vestido desde cero.

Tenía que haber aprovechado... Ahí lo tengo.

He querido hacer... -¿Esto es boceto?

Sí, es un poco así, con mangas capeadas,

años 20, pero ponerte algún flequito,

algún adorno así, un poco más lujoso.

para que puedas ir a un cóctel. Intentaba poner abajo también

un volante de capa mezclando camel beis igual,

pero no me dará tiempo, con lo cual tiraré del fleco.

¿Vas justa de tiempo? Voy justa.

Me he atascado con la cremallera, me ha...

Las cremalleras hoy están jugando malas pasadas.

El día mundial de la cremallera. Rosa, te he visto

guardando distancia con lo ocurrido.

Aquí, lo que pasa es que hay muchos caracteres diferentes,

mucho nervio, mucho... Ya es el sexto programa,

Lo vivimos todos con intensidad. Pues gracias.

Venga, Rosa, a coser. Que vaya muy bien.

Vísteme despacio que tengo prisa, Isa, vamos.

(TONI) Tranquila. -Tranquila.

(RAQUEL Y MARÍA) Saray. -Hola, ¿qué tal?

Te presentamos a Belén. Encantada, cariño.

Cuéntanos tu diseño, que tiene muy buena pinta.

Te he ido viendo desde lejos y me tiene loca.

¡Ay, Dios mío! ¿Qué es? Cuéntanos, Saray.

Mira, es un vestido de popelín blanco

porque quería que fuera tipo cóctel pero de rollo Ibiza.

Le he metido un volante abajo para darle mi toque,

porque soy muy flamenca. -Ya se te nota el arte.

Ibiza y los volantes funcionan perfectamente.

Totalmente. ¿Tenías clarísimo

que hoy era el día para pedir el imperdible?

No lo tenía claro, pero tengo claro

que voy a hacer todos los recursos que pueda,

aunque me vaya la semana que viene, pero para mí una semana más

es como si hubiera ganado la copa de Champions.

Creo que hoy lo del imperdible

también tiene un poco que ver con que querías,

vamos a decir, arreglar otras cosas.

Sí, también.

Quería que se valorara a Toni, porque tiene mucho talento

y tiene mucha imaginación.

Creo que la unión entre él y yo es una bomba.

Yo soy superflamenca, andaluza, y él es superpunki.

Hacemos una combinación superguay y puede en un futuro dar mucho bombo.

Venga, a coser, a coser. Saray.

Gracias. Gracias.

Aún no ha bordado Isa, por Dios.

Yo ya he terminado.

Qué buena pinta tiene eso.

Oh... (BELÉN) Qué sexi.

(MIRANDA) Guau, vampiresa. Qué bonito.

A mis brazos.

Caprile, qué maravilla con dos camisas,

que dices que es lo que has cogido.

Es divino, y lo veo muy contemporáneo también,

muy moderno. ¿Me estás llamando antiguo?

Nosotros sabemos que vas de antiguo, pero que en realidad

eres más moderno que nosotros.

Aprendices, atención, recta final de la prueba,

dos minutos para terminar. Vamos sobre el maniquí.

No puede ser.

(TONI) Saray ya lo tiene.

(AMPARO) Vísteme despacio que tengo prisa.

(ALEJANDRO) Uy, me llevo el fleco.

Ay...

Venga, últimos retoques,

que se termina el tiempo.

Vamos, con energía.

Porque el tiempo termina. Corre, Isabel.

En nueve,

ocho,

siete, seis,

cinco, cuatro,

tres,

dos, uno,

tiempo.

Los vestidos son...

para Miranda y para Belén. ¿Os queréis probar alguno?

Por supuesto, faltaría más. ¿Y qué os queréis probar?

Me hace especial ilusión probarme el de Saray.

(MIRANDA) Bien, ¡un aplauso!

A mí me hace mucha ilusión que a una tía como tú

le guste...

Muchas gracias, me llega aquí.

Miranda, ¿qué te quieres poner?

Pues a ver, lo que me pasa es que empatizo con Amparito,

porque veo que le pasan las mismas cosas que a mí,

y entonces no sé,

digo, igual me pruebo el de Amparito

y eso. (RÍE) -Gracias.

Me muero. Miranda dice que ha empatizado conmigo,

que le pasa lo mismo que a mí. En el fondo somos iguales.

Guau.

Ole. Uy, con las botas, qué bonito.

Qué "lookazo". Es total, ¿eh?

Es total.

Madre mía, que le queda estupendo, por Dios.

No me imaginaba que le quedara así.

Mírala, si está guapísima.

¿Os haríais una foto para vuestras redes sociales

diciendo que son vestido de alumnos de "Maestros"?

Hombre, por supuesto.

-Por supuesto.

Como mínimo, que me etiquete, ¿no?

Ahí, ahí, ahí está. Así, ¿no?

Te voy a hacer un fotón.

Uy, aquí mola.

Saray, vamos a petar las redes.

Ay, de verdad...

(AMPARO) Mis amigas me dicen: "Hazte 'influencer',

si cualquier día a coger el pan vas monísima

y te puedes hacer fotos".

A veces le decía a mi madre: "Hazme una foto",

pero me saca... o me corta un pie o me corta una cabeza

o son borrosas, un desastre.

Eso de ser "influencer" me parece muy frío.

Mil gracias por haber venido, por ser tan cariñosas,

tan generosas.

Tú ya sabes que eres fija en "Maestros de la costura".

Qué bien. Mientras estemos nosotros,

tú vendrás. Me siento en familia.

Tú, Belén, desde hoy también. Genial.

Mil gracias a las dos.

Adiós.

Anda que si le cuento a mi prima que he hecho

un vestido monísimo para una "influencer"

con una funda de almohada y una camisa, vamos,

se pone las manos en la cabeza.

Aprendices, va a comenzar la valoración.

Y yo quiero pediros que me dejéis ponerme el Caprile.

Es el momento perfecto. ¿Me lo puedo poner?

Es una maravilla tenerla

como compañera, como amiga

y como modelo para...

para algunos de los trajes

que salen de mi taller.

Es un privilegio.

Alejandro, trae tu maniquí al centro, por favor.

Alejandro, ¿qué tipo de cóctel sería el idóneo para ese vestido?

Yo me imagino un cóctel de gente joven.

Me he basado en lo que ha dicho que le gusta,

el tema americano, del Oeste,

y los tonos "camel", que era lo que le gustaba.

Tu vena teatral te lleva siempre a hacer disfraces.

Este tiene ahí un aire un poco de india,

pero está muy bien acabado.

Hoy has escuchado.

Entré al principio en tu puesto de costura,

te hablé de los flecos y has pulido todo con el bies de cuero,

que es totalmente inesperado. En vez de coser flecos

con un pespunte, como habéis hecho hasta ahora,

aquí se ve un trabajo mucho más maduro y más pulido.

Hay una gama cromática ordenada, bonita.

Creo que es muy Alejandro, pero con ese orden

y esa novedad que pedíamos en ti.

Otras veces no entendéis bien para quién estáis trabajando

y en esta prueba lo has comprendido perfectamente.

Me ha costado semanas. Pero por fin.

Por fin. Ha salido ese Alejandro

que estamos esperando ver. Sigue por este camino.

Muchas gracias.

Saray, lo de dejar las mangas del revés,

¿lo has hecho adrede o ha sido casualidad?

Es la parte de arriba de una camisa

y la puse al revés y cuando lo tenía todo marcado,

me di cuenta, pero a la hora de ponerle esto

vi que quedaba bastante bien y dije: "No voy a desmontar",

porque me gustaba.

Todo depende de cómo se mire.

Deberías saber que la apertura... Es aquí abajo.

Suele ser detrás, pero, por ejemplo, David Delfín

hizo de un descuido así una virtud.

Los puños de la camisa del revés terminaron por convertirse

en una se las señas de identidad de su marca.

Lo que más me gusta

es un poco ese mundo de lencería victoriana,

creo que van un poco por ahí los tiros.

(SARAY) Sí. Un toque de Oeste,

un poco, salvando las distancias, Ralph Laurent,

pero no está bien acabado.

A mí, Saray, tu trabajo de esta prueba me ha encantado.

Lo has entendido muy bien. Has cogido la esencia de Belén

y su estilo, a la vez es muy Saray.

O sea, está todo. Gracias, Saray. Gracias a ti,

es importante tu palabra. De verdad.

(SARAY) Yo, una tía normal,

no tengo estudios de costura

y que al final se haya visto

que soy una persona creativa

y se haya demostrado,

aunque sea un poquito,

me emociona mucho.

Y lo van a ver millones de personas.

Lara, con sinceridad,

¿cómo crees que vamos a valorar tu trabajo?

Hay algunos errores horrores, pero... eh...

Voy a empezar por lo malo. Vale.

Esta cremallera es demasiado grande

para un vestido de cóctel como este.

Es una cremallera basta.

Eso lo sé.

Ahí acaba toda la crítica.

Es el trabajo con más clase

que has hecho en tu andadura por este taller.

Gracias. Lara, es increíble.

Sin jugarte nada.

Has hecho una transformación original, elegante, impecable.

Estás saliendo, la verdad, del traje farandulero

al que estamos acostumbrados y estás encontrando

la comodidad, el confort, como te hemos dicho,

en el sitio donde no estabas acostumbrada.

Nos apasiona ver que nuestro trabajo sirve de algo

y que entiendes lo que te decimos. Escuchar, escucho bastante

y los consejos que me dan y las críticas también

me llegan bastante. Lo que me has dicho

en la prueba de equipo, que era un vestido indecente,

pues, intentar darle... darle un vuelco

y nada, ha salido esto hoy. Es un traje de cóctel

sofisticadísimo, vamos, digno de Joan Crawford

en "Dinastía"

Sí. Muchas gracias.

A ver, Isabel, yo, viendo esto, tengo una duda

contigo y con tu vestido.

¿A qué tipo de cócteles acudes tú?

He tenido un contratiempo, una mala suerte,

pero quería poner abajo una falda de tul azul

y quería en el hombro poner unas piedras

y el encaje también ponerlo y llevar un vestido muy colorido,

¿Qué ha pasado con la falda de tul? ¿Por qué no está?

La cremallera se me rompió. ¿Qué tiene que ver?

Cosiendo esto a mano y cerrando como podía, se me fue el tiempo.

En la cremallera has tenido un percance,

lo has solucionado bien, cosa que valoramos,

capacidad de resolver problemas y de ser resolutiva.

Dices, bueno, por lo menos está perfectamente acabado,

pero no lo está. No está, lo sé.

Un vestido de cóctel tiene que ser

elegante, con un mínimo de glamur.

Respetar un código estético.

No lo veo ni de Miranda ni de Mirinda.

Sinceramente te lo digo. Lo acepto.

Ahí tienes cosas más monas. Podías haber hecho

una combinación de rosas y a lo mejor te habría quedado

algo más Miranda, más mono. Cuando se me rompió la cremallera,

me he venido abajo.

Sé de lo que soy capaz y...

mucho más, pero...

no estoy teniendo mi mejor semana. No.

Gracias, Isabel. Gracias, Isabel.

(ISABEL) Son muchas semanas aquí, lejos de los míos.

Y realmente me hacen falta

un poquito también.

Rosa, has transformado una falda pantalón

en un vestido cóctel y eso tiene un mérito innegable,

pero lo que me preocupa eres tú,

que te vemos muy abajo esta semana.

No estás arriesgando, como que no estás tan ilusionada.

No sé. He empezado de cero

con una falda pantalón y hacerlo desde cero,

Me he complicado muchísimo.

Tendría que haber aprovechado la prenda y ajustarla.

El tiempo que he dedicado a la transformación

no me ha permitido hacerle otras cosas,

de volantes, de capas, y meter más colorido con los tejidos.

Pero falta de ilusión, para nada. No queremos que eso falte.

Y estaba el ambiente enrarecido. Pero no.

Yo aquí no veo a esa Rosa León del principio

de la que me declaré fan, no la veo por ningún sitio.

El acabado, Rosa, es un poco de rosa marchita.

Sí, sí. Mira las pinzas.

No están iguales.

Todo asimétrico. Sí, lo sé.

Y el... Sí, sí.

Y estas mangas, la confección deja mucho que desear.

Lo sé, lo sé.

Después de la valoración, estoy hundida en la miseria.

Porque el tema se complica.

Amparito, dime con sinceridad,

qué es lo mejor y lo peor de tu vestido.

Para mí, lo mejor es que he sabido captar la esencia de Miranda

en los colores, los estampados.

Lo peor, igual debería haber modificado más el patrón.

He modificado las mangas, el cuello y cosas de la falda,

pero no he hecho una transformación real del patrón.

Aunque a ella le quedase fenomenal,

Amparito, este no es un buen trabajo.

El acabado no está nada limpio.

Le falta orden. Y para mí, María,

tampoco es un vestido de cóctel. Que Miranda lo usaba en un cóctel,

te lo digo, bien arreglada, ella es capaz de todo

y estaría monísima.

Pero así, en una percha o en un maniquí,

esto, a mí, cóctel, cóctel, no me da.

Me da lavadero de coches, eso es lo que me da.

Exactamente. El tema del fleco para tapar

cositas mal hechas o sucias, un poquito,

es algo muy recurrido. No, te juro que no ha sido

para tapar cosas mal hechas, sino para llenar,

porque me gustaba el toque de los rojos con los rosas,

esa mezcla que ella ha dicho que quería, que le gustaba,

ese vestido un poco cuadro, un poco diferente.

Ha dicho cuadro de colgar.

Pero el modelo es muy chachi.

He quedado vistoso, alegre, tal.

Es una lástima que no...

No está del todo bien cosido, no,

pero ves ese vestido y ves a Miranda.

Vamos a ver cómo le queda el vestido a Raquel.

Es verdad, tu vestido. Qué ganas.

Qué ganas. Qué ganas.

No lo he probado,

no le he tomado las medidas.

En fin, pues...

Espero que le quede bien, por la cuenta que me trae.

¡Uh! Guau...

Hala. Guau, guau, guau.

Qué guapa. (ALEJANDRO) Joder.

Guau.

Guapísima, Raquel. Estás divina, ¿eh?

Precioso, Caprile, muy bonito.

Ellos necesitan su tiempo para el veredicto.

No sé si necesitáis alguna prenda para poder trabajar.

(LOS TRES) Sí. A todos los demás

os pido por favor que esperéis en el probador.

Gracias.

(LARA) No llores. (ISABEL) No, no, no.

Aquí...

todo pende de un hilo,

nunca mejor dicho.

Yo creo que Isabel hoy

no ha tenido para nada su mejor día,

con lo bien acostumbrados que nos tiene.

Sin duda. Vestidos bonitos, trabajos buenos.

Ni es el estilo de Miranda, ni se lo pondría

ni es un buen trabajo. Todo lo contrario ha sido Lara,

que ha brillado. Ha hecho un trabajo magnífico,

no tenía por qué, porque no se jugaba la eliminación.

Tenía el mandil dorado. Y ha hecho un gran trabajo.

Se nota que nos escucha, toma nota de todo

y ha venido aquí a aprender y a evolucionar.

No la veo florecer, a esta Rosa. Está un poco sobria hoy.

Esto no tiene vida ninguna. Está... Vamos...

Lo que le pasa normalmente en las pruebas de expulsión

que se crece, hoy no ha sido para nada eso.

Hoy ha decrecido.

(AMPARO) Qué mal se pasa, por favor.

(ALEJANDRO) Pues sí. -Soy a la que peor le han dicho.

Bueno, y esto, yo no tengo nombre. Para esto no tengo palabras.

Lo ha transformado, pero sin sentido, no es cóctel,

Está mal hecho, creo que ha puesto el fleco para tapar.

Está fatal, es un... Yo no la entiendo.

Un remolino de flecos, pero no nos olvidemos de Isabel,

que aquí una cosa importante es que a Miranda le ha gustado.

Sí. Y se lo ha querido poner.

Eso se lo pone Miranda con unos buenos complementos.

Lo defiende igual que este. Está al mismo nivel de horror.

Totalmente. Lo siento.

Aquel, al menos, es un poquito más divertido.

Tú, en cuanto ves un fleco de colorinchi, te vuelves loco.

Pues no. Para el nivel de Isabel

me parece más grave que eso. Yo, hay cosas...

Esto no es ni un vestido, Palomo. Es que mira.

Eso no lo voy a pasar. Mira por aquí.

No está ni cosido.

(AMPARO)

(ALEJANDRO) No creas nada.

A alguna conclusión tenemos que llegar.

Tenemos que tomar una decisión sí o sí.

Espero no tener que irme a la calle.

No sé si me veo, no me quiero ver, porque si me veo, me voy.

Voy a visualizar que me quedo

para ver si así

me quedo.

Ay, que ya viene.

¿Preparados?

Vamos.

Ahora toca saber cuál es el nombre del aprendiz

que debe abandonar este taller.

Por favor, Rosa, acércate.

La mejor prueba

de que has comprendido perfectamente

en qué consistía este reto

es que le has dado un giro

de 180 grados a esa falda pantalón que has cogido del contenedor.

Es una pena que esta transformación sorprendente

no la hayas acompañado de una confección impecable.

Lo sé. Desde un punto de vista técnico,

pues, no lo has resuelto bien.

No, cada uno sabemos lo que hacemos y a veces están bien las cosas,

estás contenta, y otras veces, podría haber estado mejor.

Rosa, acércate, por favor.

Amparito, por favor, ven aquí.

Has entendido el espíritu de Miranda

y has hecho una transformación,

pero no has hecho un vestido de cóctel.

Tu suerte ha sido que Miranda ha defendido bien el trabajo.

Pero dime la verdad, ¿estás contenta con este trabajo?

Yo estoy contenta a nivel estético sí.

Es verdad que acabados, podía haberlos mejorado,

pero con más tiempo

posiblemente sería muy parecido a lo que es.

Un vestido de cóctel para ti ¿es así?

Es verdad que a lo mejor no me ha quedado todo lo cóctel que debería,

pero me ha quedado yeyé.

Lo que llevas puesto es mucho más cóctel que esto.

Posiblemente.

Yo sabía que iban a descubrir mi vestido.

Después de las críticas que me habían dado...

Que me voy a casa, cari.

Lara, por favor.

(ISABEL) Ay, Dios.

Lara, tú no te jugabas nada en este reto,

porque el mandil dorado te daba la inmunidad.

A pesar de la tensión con que ha comenzado la prueba,

o precisamente por eso,

te hemos visto centrarte completamente

en la costura de tu traje.

Te creces, Lara, ante las situaciones más difíciles.

En esta prueba nos has mostrado

que se puede hacer una transformación impresionante.

Es una pena que no sea siempre así.

¿De qué depende esto?

Como lo he dicho antes, en la prueba de equipo,

me ha ayudado a centrarme

en el objetivo con el que llegué.

Es una forma de demostrarme y demostraros a vosotros

que he venido a lo que he venido y a nada más.

Mejor que me pase ahora

para poder tener aún las ideas más claras

y seguir en el objetivo que tengo, que es llegar a la final

y hacerme con el maniquí de oro.

Isabel, acércate.

Isabel, estoy un pelín enfadado,

porque cuando me he acercado al contenedor,

he visto un tres cuartos en tejido vaquero

que he estado a punto de coger para mí,

no para transformar, para mí.

Lo has cogido tú

y esto es lo que has hecho.

Desde luego, qué transformado está.

Yo diría, destrozado está.

Es que ni siquiera

es un vestido bonito, Isabel.

Y, desde luego, completamente ajeno

al estilo de Miranda Makaroff.

Y de mi estilo también.

Creo que ahí he metido la pata.

No voy a defender lo que yo tampoco...

no estoy de acuerdo con ello.

Isabel, acércate, por favor.

(ROSA)

Venga, tranquilita.

Lara, tu vestido ha sido el mejor en este reto.

Puedes volver a tu puesto de costura.

Gracias. Enhorabuena.

Estás una semana más en "Maestros de la costura".

(LARA) Al final de esta noche tan larga,

sí que me merecía el mandil dorado.

Ay, menos mal.

Ánimo, ¿vale?

Hay otra aprendiz que tampoco merece estar en la cuerda floja.

Esa aprendiz es...

Rosa.

Puedes volver a tu sitio.

Muchas gracias. Suerte, ánimo.

(ROSA) No quiero por nada del mundo que se vaya Amparito.

No sé qué haría sin ella.

Mi patito todo el día al lado...

No puedo estar sin ella, me muero de la pena.

Amparito, Isabel, una de las dos

se juega la expulsión esta noche.

Y tengo que deciros que tenemos muchas dudas

y no queremos equivocarnos.

Después de haber deliberado y discutido los tres,

tenemos la necesidad

de consultar con dirección.

Vamos a ir los tres jueces un momentito a la salita.

No nos ponemos de acuerdo. ¿No?

No. No.

Esta vez no.

(AMPARO) Consultar con dirección.

Eso suena muy extraño.

Qué agobio.

¿Me puedo sentar, Raquel? Estoy mareada del agobio.

Estoy bien,

pero como estoy hiperventilando, me está entrando...

Lo que tienes que hacer es respirar bien, ¿vale?

Me levanto... No te sientes.

Sí, me levanto en cuanto eso, estoy muy agobiada ahora mismo.

No pasa nada.

En este momento estoy deseando que por favor, por favor,

que me quede yo, porque mi ilusión

y mis ganas de estar aquí son enormes.

No es una representación de mí este vestido

y me fastidia mucho irme por...

un cuadro como este.

Va, Isabel.

Bueno, que sea lo que Dios quiera. -Sí.

Después de hablar con dirección,

y por primera vez en la historia de "Maestros de la costura"

hemos decidido

que Amparito

e Isabel

permanezcan una semana más

en el taller de "Maestros de la costura".

(ISABEL) No me lo creo.

¿Queréis decirles algo?

(ISABEL) Lo agradezco muchísimo.

Esto no es una representación de lo que me gustaría hacer.

Espero no defraudarlos por esta decisión.

Yo estoy patidifusa.

Qué miedo,

porque igual la semana que viene

se van dos de golpe, si se han quedado dos...

Aprovechad la oportunidad que os dan los jueces,

porque ambas permanecéis una semana más,

por lo tanto, regresad a vuestros puestos de costura.

Estoy superfeliz, me quedo, y voy a darlo todo y más

y haré reír.

No quiero salir de aquí con lágrimas.

Quiero que aquí todo el mundo sea feliz y con una sonrisa.

Que es gratis, lo demás se paga.

Aquí, a lo tonto, a lo tonto, voy a por el séptimo.

Y he pasado una prueba de expulsión.

Así que a quien me infravalore

que se lo haga mirar,

porque voy a dar mucha guerra.

Aprendices, tomad nota te todo lo que ha pasado.

Ya sabéis que la línea que separa la permanencia de la expulsión

es muy fina.

Tres nuevos retos os esperan a todos en la siguiente semana.

Y vosotros, en casa, ¿qué? ¿No os animáis?

Coged aguja e hilo, porque ya sabéis

que coser y cantar todo es empezar.

Uno de vosotros abandonará

este taller en esta primera prueba

para no volver nunca jamás.

Madre mía.

Me he quedado a gusto.

Aprendices, estamos en el taller de Extreme Collection.

¡Oh! Me encanta.

Vamos a duplicar

el número de aprendices del taller

Qué guay. -Amparito, písale.

Vámonos.

# Es mi Huelva por la ría una copla que se baña.

Toma, qué arte tiene. # ...de isla Matalascañas. #

Flores, flores, queremos flores.

Parad un momento todos.

Nos desviamos del contenido de "Maestros de la costura".

Boris Izaguirre.

Por favor...

Esas mangas son como servilletas de la caseta de la feria

puestas aquí.

Rosa, ¿me haces caso?

Y tú habla con respeto.

Necesito unas tijeras para cortar la tensión.

Maestros de la costura 2 - Programa 6

20 feb 2019

La competición de ‘Maestros de la Costura’ pasa el ecuador y los jueces buscan la excelencia en cada trabajo. Los aprendices tendrán actualizar trajes regionales para que puedan ser usados hoy en día, sin que pierdan su esencia original. Para animarles a demostrar todo su potencial, los jueces otorgarán al mejor de la prueba el mandil dorado, que da la inmunidad esta semana.
El diseñador Marcos Luengo, máximo exponente de la elegancia de la moda nacional, y Alicia Cao, ganadora de la primera edición de ‘Maestros de la Costura’, les asesorarán en esta prueba.
En Valencia, se enfrentarán a una de las pruebas más difíciles de esta edición. Visitarán el Palacete del Vizconde de Valdesoto, donde se encuentra el atelier de Adriana Iglesias, que decidió hacerse diseñadora de moda con 32 años y ahora confecciona ropa en seda 100% natural, uno de los tejidos más complicados que existen. Los aprendices confeccionarán un vestido de seda con la técnica del moulage, que consiste en diseñar directamente sobre el maniquí y sin patrones, solo con alfileres, cortes, pliegues e imaginación.
Al taller de ‘Maestros de la Costura’ llegará un contenedor lleno de ropa usada. El jurado concienciará a los aprendices de la importancia de un consumo responsable y respetuoso con el medio ambiente, porque cada español desecha nueve kilos de ropa al año.

 

ver más sobre "Maestros de la costura 2 - Programa 6 " ver menos sobre "Maestros de la costura 2 - Programa 6 "
Programas completos (10)
Clips

Los últimos 167 programas de Maestros de la costura 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Teresa

    Me parece Sálvame en version RTVE, los jueces y la presentadora hacen preguntas muy personales a los concursantes, las cuales parecen que van a crear muchísima más tensión entre ellos, luego, el cachondeo que tienen los jueces entre ellos no me parece nada serio, y ya añadiendo la gran cantidad de excepciones que hacen en este programa... creo que lo hacen más por el salseo que por otra cosa. No veo que los jueces, siendo maestros de la moda, enseñen nada a los concursantes más que juzgarlos de manera dura, y queriéndoles hacer pasar pena y ponerles en ridículo. Despues de cada prueba, se debería hacer una pequeña master class de cómo hacer las cosas bien y así no repetir el mismo fallo

    08 mar 2019
  2. Alicia Romo

    Soy argentina, sigo el programa, vivo en Madrid. Me parece que Lara vino a pisar cabezas. No me gusta la manera con la que critica a su compañero. Lara no eres buena concursante. Alejandro lastima que no pudiste demostrar todo tu talento.

    05 mar 2019
  3. cae

    Desgraciadamente, se está más pendiente de lo personal que de la costura. Si fuera sano y divertido, genial. Pero no lo es. Yo sólo cambiaría eso. Y no atacar tanto a los concursantes, sino ser más constructivos. Gracias por el programa.

    02 mar 2019
  4. cae

    Desgraciadamente, maestros y presentadores están más atentos de lo personal que de lo profesional. Positividad y diversión sana ;)

    02 mar 2019
  5. Angel

    Ayer dieron Maestros de la Costura 2 Programa 7, y sin embargo hoy todavía no está colgado en la página de maestros de la costura. El año pasado lo hacíais muy rápido. Sin embargo este año tardáis días. Una pena. Buen programa

    27 feb 2019
  6. Alfredo Emilio

    Soy de Argentina y me gustaría que gane Tony

    25 feb 2019
  7. Marcela

    Soy Argentina y desde el primer programa me di cuenta q Lara es de lo peor... es una lastima q se haya ido Anastasia, es la unica q veia realmente talentosa!

    24 feb 2019
  8. Adriana

    Lara es manipuladora, no me gusta para nada.

    23 feb 2019
  9. Marta

    En costura somos capaces de distinguir si algo es una chapuza o es bonito en base a un criterio y a un buen gusto. Por eso os consideran profesionales. Pero en la música todo vale. Pues no. La canción de Brisa Fenoa es una tomadura de pelo, como el chándal de Anastasia o el tocado de Pedrito. Una canción que dura tres minutos y medio de estribillo ridículo ("con destino pa'arriba ..y nunca mires pa'abajo"), que es un aburrimiento, ¿donde está la composición? A mi en los chiringuitos me gustaría escuchar música de ahora pero buena música, y no toda esta manipulación infumable. ¡Basta ya!

    23 feb 2019
  10. Cledy

    A pesar de ser argentina, creo que Lara es un elemento divisorio y conflictivo en el programa. Mi deseo es que gane Toni aunque no domine totalmente lacostura.

    23 feb 2019