1715987
Programas para todos los públicos
cerrar cerrar

Subtítulos de Los misterios de Laura - Capítulo 6 - Laura y el misterio del cadáver anunciado

-Vaya, te has comprado un anillo. -No, qué va, es un regalo. -Se llama Ismael. Tiene 45, divorciado, simpatiquísimo. -¿Esto es una cita a ciegas? -Ismael. -Laura. -¿A qué te dedicas? -Soy contable. -¿Tú también eres contable? -¿Contable? -No me delates. -Te da miedo salir con él. -Maite, no voy a quedar con él. Hola. -Hola. -Se te ha caído la... -La lencería. Si la pierdo, me da algo. -A mí sí que me da algo. -¡Qué rápido me desnudas! -¿Qué tienes ahí? -Nada. Me corté afeitando. -Pensaba irme a tomar unas cañas para quitarme de encima el día,... ...¿te apuntas? -Me apuntaría,... ...pero han venido los amigos a buscarme. -¡Anda, "El patito feo"! -Nos gusta más Spiderman. Ese cuento es una mierda. -Y sé que eres despistada, cariñosa y divertida. Y siento que puedo confiar en ti. -Esto va de mal en peor. La bola de nieve ya es muy difícil de parar. No sé qué hacer. -Yo quiero volver con Laura, en eso siempre he sido sincero. -Me da que no eres el único que tiene cosas que ocultar. -Mi ex marido, un amigo. Un amigo, mi ex marido. -Me da igual quien seas, o te sientas tú o te siento yo. -Inténtalo. -Te vas a sentar... -Pero ¿quién te crees que eres? -¿Y tú quién coño eres? -¡Soy policía! -¡Soy policía! (IMITAN DISPAROS) Oye, ¿por qué estáis los dos en una cama? -Para que no tengas que hacer dos camas. -Papá nos dijo que teníamos que ayudarte. -Si me queréis ayudar, recoged los juguetes al volver del colegio. -No podemos, estamos muy cansados. -¡Ay, cansados! Están cansadísimos. Buenas noches. ¡Ah! ¡Ay! -Mamá, ¿estás bien? -¡Huy! Sí, sí. ¿Veis lo que os decía de ordenar los juguetes? ¿Por qué habéis apagado la luz? -No está apagada, está encendida. -¿No nos ves? -Sí, sí os veo un poquito. ¿Por qué no vais al salón y me traéis el móvil? -Bueno, ¿cómo vas? ¿Ves mejor? -Sí, mucho. Ya veo bultos, Maite. Todo borroso, pero bultos. La radiografía está bien. Al final... ...la ceguera es sólo un efecto secundario de la conmoción. -¿Estás segura de que no quieres ir a casa? -De verdad. Es que los niños se asustaron mucho, Maite. Ahora con las gotas enseguida veré. -¿Dónde estabas, bonita? Ahora trabajas aquí y no estás dando un palo al agua. -¿Qué quieres que haga si una amiga ciega me llama pidiéndome ayuda? -Ya te vale, guapa. Invéntate otra excusa otro día. -¿Por qué trabajas aquí? -Es sólo algo temporal. Yo necesito dinero y Victoria una camarera urgentemente. -Ah. Pues nada, podemos apostar a ver cuánto aguantas. Dios mío, ahora veo menos todavía. Maite. ¡Maite! ¡Maite! -¿Cómo se te ocurre citarme aquí? -¿Qué más da el lugar? Tienes que matarla ya mismo. -Baja la voz, que nos van a oír todos. No podemos planear un asesinato a gritos. -Mira, es ella, la de la foto. -¿No crees que es una pobre chica? ¿Y si todo es casualidad? -Ella es culpable. (SUSURRANDO) -Maite. ¡Maite! -¿Seguro que es ella? -Sí. Lo escuché en las grabaciones. Cambié las posiciones, el contacto. -Maite, cuatro cafés ya. -Entiendo, quieres que pague por lo que hizo. -No aguanto más, no puedo seguir así. Vale. Justo cuando empiezan a disparar, será asesinada. Lo haré entonces. Ésta es la última vez que nos vemos antes de que la mate. -Maite. Maite, ¿dónde estás? -¿Qué? ¿Qué pasa? -Los de aquella mesa estaban hablando de matar a alguien. -¿Qué dices? -¿No hay nada allí que puede identificarlos? -No, no han dejado nada. -¿Qué está pasando? -¿Te acuerdas de los que estaban allí sentados? -Ni idea. No me acuerdo ni de cuándo pidieron. -Espera, había uno que llevaba una sudadera con la capucha puesta. -Tenéis que estar muy atentas por si vuelven. Va a ser muy difícil identificarlos. Estaban hablando de una foto que tenían,... ...de matar a la chica de la foto. -¿Qué dices? -¿Una foto? No, estaban mirando la portada de este periódico. -¿Qué hay aquí? -Mujeres, cuatro. -Dios mío, una de estas cuatro mujeres va a ser asesinada. -Yo soy el del pelo azul largo. -¿Y tú cuál eres? -El de los bigotes. -¿El de arriba? -Sí, el rojo ese que mola mazo. -El de arriba es amarillo. Ah, el de abajo. ¿Y tú cuál eres? -El amarillo. -Hola, enanos. -Hola, papi. -¿Y Laura? -Está con Maite, pero está bien. Está esperando a que se le pase. -Pues muchas gracias. Ya me quedo con los niños. -No, si quiero ver cómo está. Esperaré a que vuelva. -Eh, ¿qué estáis haciendo? -Jugando a la videoconsola que nos trajo el tío Martín. -¿Y el camión que os regalé? -Era con él que se resbaló mamá. -Ah. Pues nada, juego yo con vosotros. -Déjaselo a ver. -Déjame el mando. ¿Qué hay que hacer? -Tienes que saltar sin caerte. -Ah, ¡buah! A ver. -¡No, te has quemado! -No sabe. -¡Mamá! -Laura, ¿estás bien? -Sí, perfectamente. (AMBOS) -Hola, mami. -Ay, hola, cariños míos. -¿Ya no estás ciega? -No, ya no estoy ciega. Estoy perfectamente. Gracias. -Pues nada, cuéntanos, ¿qué te dijo el médico? -Eso no es lo importante, lo importante es lo que... ...acabo de escuchar en el bar de Victoria. Entré allí y escuché una conversación. Eran dos personas... Bueno, no lo vi muy bien,... ...porque veía borroso todavía, pero lo escuché. Hablaban de cometer un asesinato. Querían... Querían matar a una de estas cuatro mujeres. -¿Ésta no es Ivana la tenista? -Una cosita. ¿El médico no te habló de efectos secundarios,... ...alucinaciones, visiones raras? -¿Qué visiones, Jacobo? No lo vi, lo escuché. -¿Quieres tumbarte un rato? -¿Queréis dejar de tratarme como si estuviera loca? Os digo que lo escuché perfectamente. Creo que por ir allí y cerciorarnos de que todo está bien,... ...no perdemos nada. -Estamos tranquilos en comisaría. Si Laura dice que vio lo que escuchó, la creo. -No voy a dejar que vayas por ahí metiéndole miedo a la gente... ...o haciendo preguntas sobre una conversación que no oíste bien. Mira, que no. -¿No vas a dejar investigar a mamá? -Venga, está bien. A ver qué sacáis en claro. Pero no hagáis mucho ruido, ¿vale? -No. -Ivana Rivas. Es la número uno en España. -Qué miedo. Te mete un raquetazo y te abre la cabeza. -Ya lo creo. Entrena 20 horas diarias. Típicas jugadas rápidas, siempre está en la red presionando. -En la red, ¿no? ¿Qué más? -Hace años que nadie le hacía sombra,... ...hasta el año pasado que apareció Vanesa López,... ...una joven desconocida. Apareció de la nada. -Y con casi nada encima. ¿Y estas fotos? -Es una estrella mediática. Son campañas de ropa interior. Igual la conoces. -Ah, no. -La marca. Bueno, si el domingo llegan las dos a la final y... ...gana Vanesa, le quita el número 1. -Eso si no pasa algo y el partido no llega a producirse. ¿Sabes en qué hotel se aloja? -Sí. Te lo he apuntado aquí. -Gracias. -Laura, quería hablarte de algo que hice y no sé si hice bien. -¿Qué pasa? -Es Martín. Desde hace semanas sale con una chica, no sé si lo sabías. -Sí, una rubia muy puesta; no tenía ni idea, los vi un día de lejos. -Yo también los vi. El caso es que le pregunté a Martín y se lo cayó. Es la primera vez que no me habla de sus ligues. Me extrañó. -Sí, no es de los que se calla eso. -Pues por eso hice lo que hice, pero es que no sé si hice bien. Apunté la matrícula del coche de ella e investigué,... ...pero no hallé nada. -¿Qué esperabas hallar? -Algo, pero nada, no hay datos sobre el coche ni sobre su dueño. -¿Y si es robado el coche? -No, porque no hay denuncias. Y cada vez que intento acceder a los datos del vehículo,... ...me deniegan el acceso. -¡Qué raro! -Esa mujer oculta algo. Espero que lo vea antes de meterse en un lío. -¿Te pongo el pincho de tortilla de todos los días? -No, hoy me apetece otra cosa. Déjame tiempo para pensarlo. -Vale. ¿Y usted? ¿El cafelito sí? -Sí, pero voy a esperar a que me lo ponga la nueva. -Maite, te quería comentar una cosa. Quieres llegar a todo y al final te quedas a medias. Así que las mesas y los clientes para mí. -Si les pones a parir. -No es para tanto. Y llama a la panadería por lo del reparto,... ...que todos los días llegan tarde. -Lo hice. Y somos los primeros de la ruta. -¿Cómo lo has conseguido? Yo llevo semanas y nada. -Porque lo importante no era el mensaje, sino el mensajero. -¿Te refieres a la ropa? Como vas tan exagerada... Esto no es un bar de carretera. -Oye, he estado pensando y... Podríamos reorganizar la zona de los licores para tener espacio... ...y traer zumos y concentrados para cócteles. -¿Cócteles? ¿Aquí? ¿Crees que la gente viene por eso? -Pero que ayer hice tres veces más de caja. Les hinché a cócteles sólo con lo que tenías. Y podrías cambiar la iluminación, y los pinchos... -Sí, ¿y qué más? O sea, vienes y, en dos días,... ...vas a desbaratar lo que me costó años organizar. Muy bonito. ¿Y lo siguiente? Echarme, como soy tan imprescindible... -Perdona, es que era importante. -Era ella, ¿no? -Sí, es la otra. Tengo que confesarte algo. Trabajo en otra comisaría con otra compañera y me gusta más que tú. -¿También te da collejas cuando te portas mal? ¿Por qué no me hablas de la rubia del todoterreno? -¿Cómo sabes el coche que tiene? ¿No se puede tener un secreto aquí? -Quizá tenga un secreto ella, no tú. -¿Por qué lo dices? -Cuevas y yo... Que conste que lo hicimos para ayudarte, ¿eh? Quisimos saber sobre ella, por cotillear. Investigamos su matrícula y todos los datos son reservados. Sólo te digo que tengas cuidado. -¿Se puede saber por qué te metes en mi vida? Por primera vez das rodeos y no me gusta. No estoy acostumbrada. -O no estás acostumbrada a verme contento y eso no te gusta. -¿Les ayudo en algo? -Sí, somos policías. Buscamos a Ivana Rivas. ¿Sabe dónde está? -Se ha ido a entrenar. Lo que no sé es dónde. -Perdone, les he oído. ¿Buscan a Ivana? Puedo acompañarles. -¿Quién es? -Marta Cambra. Soy periodista deportiva. Cubro los partidos de Ivana y los de Vanesa, su rival. ¿Sucede algo? -Nada, cuestiones de seguridad. -Si cubre los partidos a lo mejor nos podía contar algo de Ivana. -¿Algo? Sólo vive para el tenis. Se levanta para entrenar y se... ...acuesta pronto para entrenar mejor. Vive sola y no sale. Lleva así años. -¿Sabe dónde entrena? -Sí, claro. Ahora iba para allá. ¿Vamos? -Sí. -Bien delante. Acelera la raqueta al final. Acelérala. Bien delante, Ivana. Muy bien. Bien delante. Bien delante. Bien. Dale. Acelera, Ivana, la raqueta. -¿Qué te pasa? -Un hueso que no termina de soldar. -¿Hace mucho que cubres deportes? -A Ivana un año, justo cuando empezó a perder algunos partidos. -Vale. Espera un momento. -No puedo. -¡Joder! -¿Qué hacen aquí? -Somos policías. Queríamos hacerles unas preguntas. -¿Y ella? A Ivana no le gusta tener periodistas cerca. -Nos ha traído hasta aquí. -Y aprovecha para colarse. Fuera. -Bueno. Tenía que intentarlo. Nos vemos. -Diez minutos y acabamos. Concentración, venga. ¡Joder! Está bien. ¿Qué quieren? -No queríamos interrumpirla. Podemos esperar. -No puedo entrenar con ustedes. Me desconcentran, ¿entienden? -Siempre que hay un gran evento... ...revisamos la seguridad. -¿Se sintió últimamente amenazada? ¿Tiene algún enemigo conocido? ¿Qué pasa? -Nada. Nada. -¿Por qué no dejas que lo cuente? -Si le damos importancia se sale con la suya. -¿Podemos hablar? -Alguien, un psicópata, está obsesionado con Ivana. Llevan meses enviándole anónimos; No es nada preocupante,... ...suele ser habitual. Pero ahora es diferente. -¿Por qué? -Me llegaron esta mañana. -Parece que la vigila constantemente. -Sí, lo sé. Y lo peor es que anoche cambié de habitación... ...sin decírselo a nadie y, sin embargo, esa persona lo sabía. -¿Por qué no lo denunció antes? A veces estos seguidores tan fanáticos son muy peligrosos. -Quiero concentrarme en el torneo, no quiero que nada me distraiga. ¿Le interesa también la factura de mi desayuno? -Estoy pensando hacer régimen, y viendo lo que come quizá me anime. -Podría probar entrenar diez horas al día. -Ahora voy a hacerle preguntas que quizá le pongan algo nerviosa. Pero usted confíe en mí. ¿Hizo alguna grabación últimamente? -¿Cómo qué? -Algo como televisión o radio... Una canción. -No. -No suele conceder entrevistas. ¿Por qué? -A veces los acosadores estudian... ...estas grabaciones para conocer el comportamiento de sus presas. ¿Tienen previsto algún evento donde se vayan a producir disparos? -No. Pero ¿sabe qué ha conseguido? Lo que no ha logrado ese loco:... ponerme de los nervios. Por favor, váyanse. Si no tienen nada en concreto, váyanse. -Llámenos. -Quita. Déjame. -Oye, Martín, ¿por qué nos mentiría Ivana? -¿Nos mintió? -Dijo que no estaba preocupada, pero se llena de tranquilizantes. Y la mesa la tenía llena de tilas. ¿Y a qué hora pidió el desayuno? A las 06:00, es señal de que no duerme bien. -Actúa como si no le afectara. -Y le afecta y está de los nervios. Perdón por meterme, pero me gustaría hablar. -Claro, por Dios, siéntese. -No les hablé claro esta mañana para no asustar más a Ivana. Pero las amenazas de ese fan son muy serias. -¿Por qué lo dice? -Siempre reviso su correspondencia y no sólo envía fotos. También le escribe cosas. Se las oculté a Ivana, pero vean. -Las analizaremos para ver si hay huellas dactilares. -Y no sólo van dirigidas a Ivana, también me los mandan a mí. También soy su objetivo. -¿A usted? ¿Y a usted por qué? -Igual me culpan de los partidos que ha perdido Ivana últimamente. Desde que la entreno no le ha ido muy bien que digamos. -La prensa dice que le falla el saque. -El saque no es lo importante. Trabajo su fondo en la pista. Sacar fuerte no te hace ganar partidos. Pero cada vez peor, pero de aquí. -Es muy maniática. -¿Maniática? Es un catálogo lleno de traumas psicológicos, por no hablar... ...de lo supersticiosa que es. Entra a pista siempre con el pie... ...derecho, retoca el cordaje cada. tres juegos, no juega en días 13... -¿Y siempre ha sido así? -Sí, y se acentuó cuando murió su hermano en un accidente de coche. Él iba con una chica. Ella se salvó, pero... -¿Y desde entonces toma los tranquilizantes? -Iba a terapia dos veces por semanas al psicólogo. No digan nada de esto. Si la prensa se entera, la machacaría. -No, no se preocupe, pero extreme las precauciones. Y procure no quedarse a solas. -No, tengo a un guardaespaldas... ...para que nos siga a todas partes, como ese fan loco. Hasta luego. -Espérame dentro y tomamos algo juntos. -Recuerda que luego vamos al hospital infantil. -¿Por qué me llevas a compromisos como ése? ¿Para eso te pago? Vete tú, a ver si allí encuentras novio, que falta te hace. Y no vuelvas a organizar cosas con niños, que me pone nerviosa. Quien con niños se acuesta... -Pero eso no lo cumple usted. ¿Ese chico es mayor de edad? -¿Y a usted qué le importa? ¿Quién se ha creído que es? -Policías. Estamos controlando... ...la seguridad del torneo, queríamos hacerle una pregunta. ¿Le han amenazado hace poco? -Claro, esa zorra de Ivana,... ...cada vez que me ve. El dinosaurio no soporta que... ...el joven se meta en las pistas. -¿Ivana le ha hecho algo? -No exactamente, pero tendría que ver cómo me mira. Y no porque... ...le vaya a quitar el título, es desde que me lié con su hermano. -¿El que murió en el accidente? -Ivana estaba obsesionada con él. Eran huérfanos y sólo se tenían el uno al otro. -¿No iría usted en el coche con él? -No, Ivana consiguió que... ...lo dejáramos y comenzó a salir con otra. ¿Algo más? -Sí. ¿Esto es conejo? -¿Cómo? -Mire, si está en peligro o recibe algún tipo de amenaza, llámenos. -¿No quiere un autógrafo? -No se moleste, hasta hoy... ...yo no sabía quién era usted. -Si es ésta a la que se quieren cargar, lo llevamos claro. Cualquiera que pase dos minutos con ella la debe odiar a muerte. -¿Por qué me miras así? -Porque es la primera vez que... ...nos encontramos en un sitio con tanta gente y con tanta luz. -Es raro. Pues de eso quería hablarte. Ya me he cansado de este rollo a escondidas. He tomado una decisión. -¿Vas a dejarme? -No. Voy a dejar a mi marido. -¿Qué? -Que voy a dejar a mi marido. -¿Por mí? -No. Por mí. Pero supongo que has tenido algo que ver, claro. -¿No te estarás precipitando? Una decisión así hay que... pensársela. -No. Lo he pensado mucho, es lo mejor. ¿Qué te pasa? -Nada. Me había acostumbrado a vernos a escondidas y tenía su morbo. -Ya. Y tomar decisiones y tomarse la vida en serio no tiene morbo. -No, no. Tú haz lo que tengas que hacer. -Martín, mi matrimonio no va bien. Has aparecido tú en el momento... ...más crítico y lo he visto claro, pero tú no tienes nada que ver,... ...es mi historia. Haz el favor de pedir. Va. -¡Toma, coche pequeñajo! -¿No os cansáis de jugar a este jueguecito? -No. -¿Queréis que nos vayamos al parque a jugar con la pelota? -¿Nosotros tres? Ahora no. Si nos pasamos esta pantalla,... ...aparecerá el duende del juego y nos traerá puntos y regalos. -No, el duende no va a aparecer. -¿Por qué? -Porque lo he investigado. En la comisaría tenemos ordenadores... ...y he descubierto su dirección. He llamado al duende... ...y me ha dicho que iba a estar en la comisaría y quiere conoceros. Aunque es un tipo muy ocupado. (AMBOS) -¿Cuándo? -Pues en un rato nos vamos a mi despacho. Seguid jugando, que tengo que hacer unas llamadas de trabajo. -No queremos, queremos ir a comisaría a conocer al duende. -Pues genial, seguid jugando que voy a llamarle. -¡Bien! -Lydia, me tienes hacer un favor. Sí, me tienes que cubrir una cosa. -¿Cómo que se termina "Desheredada"? No puede ser. ¡Dios mío! No me lo creo. Eso tiene que ser un bulo. -Inspectora Lebrel. -¿Nos conocemos? -Sí, la vi en la puerta del hotel. Soy Miriam García, represento a Vanesa. -Sí. Siéntese, por favor. Debe usted trabajar un montón, porque Vanesa es toda una estrella. -Sí, en eso la hemos convertido. Lástima que la fama le llegara... ...tan rápido y tan joven. No sabe bien cómo nos trata. -¿La trata muy mal? ¿Y usted cómo lo lleva? -Me paga bien. Y es un filón publicitario. No sabe lo que... ...se gana con la publicidad. -No sé nada de anuncios, yo hago zapping. Estoy harta de que me corten "Desheredada". -No sabe cómo es la publicidad. Hace un mes, me negué a firmar... ...con una marca de zapatillas deportivas, se lo tomaron fatal. -¿Fatal? -Me llaman de madrugada y dice... ...un publicista que me meta las zapatillas por donde me quepa. -¿Era eso lo que venía a contarme? -No. La verdad es que no. Al decir esto me siento un poco... un poco chivata. Pero eso que le dijo Vanesa sobre Ivana, que la odia, es verdad. Este domingo, Vanesa le puede quitar el título por primera vez. -Primero tendría que llegar a la final. -Llegarán las dos, créame. En este torneo no tienen rivales. Y si las dos juegan esa final y Vanesa la gana,... ...Ivana no va a poder soportarlo. -¿Usted cree que haría cualquier cosa por conseguirlo? -Puede que sí. Además, está muy nerviosa. Ayer la oí en la habitación de su hotel,... ...hablaba por el móvil a voz en grito. No pegó ojo, paseándose de arriba a abajo. Esa chica no tiene la conciencia tranquila. Está maquinando algo. -Tenemos a las cuatro candidatas. Ivana, la tenista maniática;... ...Vanesa, la megapija; Paula, la entrenadora de Ivana... ...y Miriam, la representante de Vanesa. -Y encontrar quién las quiere matar será imposible. -Por eso tenemos que centrarnos en quién puede ser la que muera. -Eso que escuchaste de la conversación de los disparos,... ...¿qué puede ser? -No sé. Sólo me viene el desfile... ...de las fuerzas armadas. -O un paintball. -¿Qué? -Donde los pijos disparan pintura. -No, he estado comprobando los actos y no hay nada de eso. Y luego la grabación en la que una de ellas confiesa algo. ¡Dios mío, no entiendo nada! -Pues no sois los únicos. Yo no entiendo este revuelo con el torneo. -¿Habéis anulado todos los actos públicos? -Venía a deciros que dejéis de molestar a todos los del torneo. -¿Cómo molestar? -La organización se ha quejado. Dicen que les pones nerviosos. -Queremos evitar que alguien muera. -Amenazan con trasladar el campeonato a otra ciudad. -Lo estamos haciendo con cuidado. No hemos hablado de una amenaza. -Todo seguirá según lo previsto. Las tenistas van a hacer... ...todas las apariciones públicas programadas. -Estoy encantada de ver cómo seguís teniendo confianza en nosotros. A pesar de los casos que resolvemos. -Laura, tengo plena confianza, pero cada vez que de tu cabeza... ...sale una intuición, la cabeza que piden es la mía. -Déjame un minutito. No, no, no. -¿Qué haces? ¿Pasa algo? -No. Vicente, estoy haciendo algo literal. Estoy dando carpetazo al asunto de las tenistas. -¿Qué? -¿Te puedo decir algo? Sin que se lo digas a nadie. No siempre puedo tener razón. Ser buen policía también es ver... ...que uno se equivoca. No fijarse en seguir la intuición. -Laura, la intuición es lo más importante. Cuando era pequeño veíamos "Starsky y Hutch" y... ..."Canción triste de Hill Street". Yo decía: "Tú eres como ésos". Oye, seguí mi intuición y mira, mira hasta dónde he llegado. -Cuevas, llevamos un rato esperando el bocadillo. ¿Crees que se puede trabajar con el estómago vacío? -No, perdona. Iba a bajar ahora a por ellos. Los subo enseguida. ¿Cuándo se cometerá el asesinato? -El posible asesinato. No, sé. Dijeron algo de un tal Fer o Fernando. Que tenían que aprovechar los disparos y el barullo. -Pues entonces habrá que marcar todos los actos en los que... ...intervengan periodistas y fotógrafos. -¿Por qué? -Por los disparos, los flashes. -¡Es ahora! Ivana promociona una nueva línea de relojes deportivos. Es el único acto público que tiene con fotógrafos... ...en toda la semana. Cuevas, tú y yo tenemos que... ...hablar más a menudo. ¡Cuevas! Vente. -Aquí no está el duende. -Aquí no está. -Oye, cuidado con los enchufes. -¿No está? -No. -¡Vaya! Entonces es que... ...se ha ido, pero me ha dicho que os dejaba una pista. -¿Por qué no vais a mi despacho a ver si encontráis algo? Pero no me revolváis las cosas, ¿eh? -¡Mira quién está aquí! -Oye, Martín. Es mi día libre. Me gustaría pasarlo con los gemelos. Bastante me ha costado... ...arrancarles de la consola que les has regalado. No te metas. -Sólo quería ayudar. ¿Qué se supone que tengo que hacer la próxima... ...vez que estén asustados? -Llamar a su padre y dejar que... ...se ocupe de ellos. ¿Qué te parece? ¿Bien? -¡La carta del duende! ¡Bien! -¿Habéis encontrado algo? -Una carta del duende. -Una chuchería. -¿Una carta del duende? A ver qué pone. "Si a mí me queréis encontrar, de la bruja hay que ir al bar." -¿Qué significa? -¿Conocéis alguna bruja que tenga un bar? -Victoria. -Está en el bar de Victoria. -¡Vamos allá! -¡Claro, vamos! Gracias. ¡Vamos, vamos! (AMBOS)-Maite, ¿has visto al duende? -Ay, pues no sé. Un momento. ¿Es un tipo bajito y vestido de verde? ¿Sí? Pues alguien así ha venido hace un rato y ha traído... ¿Qué era? ¿Dónde estaba? A ver... Aquí está, sí, señor. ¡Aquí está! -¡A ver qué pone! ¡A ver qué pone! ¿Qué tiene caballos, pero no es un carro? ¿Qué ayuda a papá a trabajar, pero no es una persona? -¿Una pistola? -¿Una pistola? -A ver, ¿qué ayuda a papá a trabajar y tiene ventanas? -¡Mamá! -Bueno, a ver. ¿Qué lleva papá a trabajar? (AMBOS) -¡El coche! -¡Bien! -¡Adiós! -No estaba así de cansado desde las pruebas de acceso a la policía. -Así sabrás cómo se siente Laura cada día. -¡Enanos! -¡Vaya! Qué escondido lo tenía Victoria. -¡Eh! No corráis tanto que se me va a salir el corazón. -Has asustado al duende. -¿A qué duende? -El que está en tu coche. -¡La madre que lo parió! ¿Tan mal está la crisis que tiene que robar coches... ...a plena luz del día? -¡No estoy haciendo nada! -Lo que estás haciendo, gilipollas, es robarle el coche a un madero. -¡Joder! -Ya sé que es pequeño y verde, pero éste no es el duende. -Sí, con muchas ganas de jugar mañana la final y de ganar. Como siempre. -¿Qué quieren? -Somos policías, tenemos que entrar. Es importante. -Identificación. -No hay tiempo para eso, señor. ¡Ivana! ¡Que no suba! -Somos policías, déjenos pasar. -¡Sin identificación...! -Vanesa acaba de ganar... ...su semifinal, 6-1, 6-1. -¡Bien! La final que todos quieren. Va a ser un espectáculo. -La placa, Cuevas, la placa. -No sé qué he hecho con mi placa ahora. -Déjenos pasar. -Sin identificación no entra nadie. (Disparo) -Hola. ¿Está bien? -Sí, pero ¿qué ha pasado? -Han intentado matarla. -¿Qué? -Pero afortunadamente... -¿Qué pasa ahí dentro? -Félix y Jacobo intentan... ...capear el temporal. Las tenistas y la organización... ...la han montado. Piden responsabilidades. -Pero si tratábamos de salvarles la vida. ¿Les salvas la vida y te denuncian? -Dicen que si sabíamos algo... ...en concreto de las amenazas, teníamos que haberlo contado. Y tienen razón, Martín. Una chica inocente ha muerto... ...y yo he tenido la culpa. -Si no hubieses estado allí,... ...habría muerto otra persona. O habría sido Ivana en lugar de la periodista. -Martín. ¡Martín, ven rápido! -¿Qué pasa? -¿Lo hueles? -¿Qué? -El perfume. -Huele a perfume de mujer. -¡Ay! La persona que estaba... ...en el bar, la que encargó el asesinato, ¡usaba este mismo perfume! El asesino es una de estas cuatro mujeres. -¿Estás segura? -Es el mismo perfume que olía... ...en el bar de Victoria. -Laura, puede ser casualidad. Vale, vale. O sea, tenemos una víctima,... ...tres candidatas a matarla, el perfume de mujer, pero... ...no tenemos ningún móvil. -Eso es porque hasta ahora... ...las hemos estado viendo como víctimas. A ver qué averiguamos tratándolas como asesinas. -Cuevas, ¿hay algún problema con los ordenadores? No puedo entrar en muchos de los archivos. -No, problema ninguno. Es que estoy instalando... ...las actualizaciones. He formateado discos duros, pero... -Necesito entrar en uno de mis archivos y no hay manera. ¿No podías haber esperado para actualizar? -Si hubiera esperado no serían actualizaciones, serían reliquias. A ver si te puedo echar una mano. ¿Qué estás buscando? -Pedí copias a los juzgados de todos los casos en que... ...las pruebas presentadas por esta comisaría habían sido... ...determinantes para la sentencia. -¿Eh? -Mira por "archivos juzgados". -¿Por casualidad no tendrás alguna copia en otro lugar? -No. -Es que para formatear he tenido... ...que borrar algunos archivos. Ése fue el primero que... -¿Qué? Le dije a Félix que tendría ese informe para... ...la reunión con el Ayuntamiento. -Te ayudo a meterlos de nuevo. Entre los dos iremos rápido. Lo tendremos enseguida. -Pero nos pasaremos aquí, por lo menos, dos días. Además, tengo una cita en un restaurante hawaiano carísimo. -Bueno, dime dónde están los archivos y empiezo ya mismo. -En unas cajas de cartón en la sala de archivos. -¿En unas cajas de cartón llenas de fotocopias? ¿Sabes a qué hora pasa el camión de la basura? -En diez minutos, ¿por qué? -Por nada. -Apuesto por Vanesa. Daría lo que fuera por el número uno. -Desde luego, con esta noticia tendrán carnaza para tiempo. Fíjate en todos los torneos que había cubierto. Te pasas la vida trabajando y, al final, pasas a ser... ...una noticia de tu periódico. -Si no andamos con cuidado,... ...Ivana será la próxima en tener su propio artículo. -Necesitamos un par de agentes para que la vigilen. -Eh... Voy a preguntar si las chicas han llegado. (Llorar) -Toma. -Gracias. -¡Qué a gustito se queda una después de llorar! -Pues sí. Es patético. -No, yo en los baños públicos lloro mejor que en ningún otro sitio. Siempre hay alguien que te mira como si supiera por lo que... ...estás pasando. Y te sientes menos sola. -Ni siquiera tengo un motivo original para llorar. -¡Hombres! Ya sé que se dice que no vale la pena llorar por ellos,... ...pero yo creo que es el único buen motivo para llorar. Sí, porque los demás problemas tienen solución,... ...pero con los hombres nunca acabas de arreglar nada. Están muy locos. Pero son muy monos. -Eso es lo que me temo, que esto ya no tiene arreglo,... ...pero no sé cómo voy a seguir. -A veces la mejor manera es soltar lastre. Al principio duele, pero después te sientes bien. -Lo sé, eso es lo que tengo que hacer. Debería dejar de verle. Y lo haría si no fuera por su hijo. Gracias. -¿Dónde estabas? Están en el funeral de la periodista. Vamos, tengo la dirección. ¿Qué te pasa? -A mí nada. Vamos al funeral. Vamos a olerlas a las cuatro. De verdad que sentimos muchísimo lo que le ha pasado a su hija. Intentamos evitarlo, pero... -Sé lo que pasó. Ustedes no tuvieron la culpa. Fue la fatalidad. Siempre la dichosa fatalidad. -¿Por qué dice eso? -Llevaba un año sin levantar cabeza. Primero lo del accidente y luego la clínica. -Es verdad, nos lo dijo. -Ayer ni siquiera tenía que estar en la fiesta esa. No le habían dado ni acreditación. Y por cabezota... -Nos han dicho que las tenistas han estado aquí. -Sí. Muy majas las chicas. Ahí hay una. -¿Sabe quién es el hombre con el que habla? -Es el psicólogo de mi niña, un encanto. Intentó ayudar a mi hija todo lo que pudo. Gracias. Gracias. -Sólo cinco minutos más. -Eso dijiste hace un cuarto de hora. Este sitio es deprimente. La gente no para de llorar. -Es un funeral. ¡Qué quieres que haga! -¿Por qué estamos aquí? No es culpa mía que haya muerto. -Pero sí es culpa tuya que la gente no te soporte. Y la gente no te soporta, no compran lo que anuncias. Necesitamos buena publicidad. Pon cara de pena. -Oiga, por favor, un poco de respeto. Fuera de aquí. -¡Qué triste que tengas que hacer esto para salir en las revistas! -Cuido mi negocio, eso es todo. -Lo que tenéis que cuidar es vuestra educación... ...y tener un poquito más de respeto. -Verás el respeto que te tengo a ti mañana en el partido. -Chicas, ¡qué sorpresa que hayáis venido! -Era lo mínimo que podíamos hacer. -Nosotras nos vamos. Tenemos que preparar el partido de mañana. -Yo creo que deberíamos suspenderlo en señal de luto. -A ti te vendría de perlas. Si lo suspenden, ¿qué, sigues de primera una semana más? ¿Qué hace? -Me encanta su perfume. -Es el que ponen en las cestas de bienvenida para los clientes. -¡Ah! -Quédeselo. -¿De verdad? -Todas usan el mismo perfume. -Pero sólo una quiere matar a Ivana. Y tenemos menos de un día para descubrirlo. -¿Qué? ¿Qué te parece? Como te has quedado sin restaurante hawaiano por mi culpa,... ...te lo he traído aquí. Y lo mejor de todo: pizza hawaiana. Es de un sitio buenísimo de aquí abajo que las hacen... -Apaga la musiquita y enciende el ordenador. Vamos a trabajar. Cuanto antes empecemos, antes acabamos. -Claro. -Llegaron del funeral muy enfadadas. Venían gritando. Luego han entrado en la habitación y la cosa se ha puesto muy mal. Yo no sabía qué hacer. -Está bien. Gracias por llamar. -¿Ivana? -Me preguntaba cuándo apareceríais. -¿Qué ha pasado? Nos han dicho que estaban oyendo una pelea. -Si hubiera sido una pelea, habría algo más que... ...un par de sillas caídas y un cuadro roto. Ha sido una pequeña bronca. -¿Con su entrenadora? -Sí. Le dije que debíamos intentar suspender el partido de mañana,... ...pero no se lo tomó bien. -Pensaba que estaría a favor. Su vida corre peligro. No es ninguna broma. -Si se suspende el torneo, perdemos 300.000 euros de la final. -O sea, que lo que corre peligro es su cuenta bancaria. -¿Algo más? -No, no, parece que todo está en calma. La dejamos tranquila. -Dos agentes de paisano la acompañarán hasta mañana. -No necesito más guardaespaldas. Gracias. -¿Seguro? -Sí. -Vamos. A mí esto me suena raro. Deberíamos hablar con Paula. -Eso es lo que vamos a hacer. -Su habitación está allí. -No, no está en su habitación. El minibar abierto y varias botellitas vacías. Estaba claro que no le eran suficiente. Hola. -Si han venido a detenerme por haber roto los cuadros... ...de la habitación, adelante,... ...pero el que los pintó se merece la cárcel más que yo. -Venimos de hablar con Ivana. Está muy preocupada por usted. -¡Es buena! Tómense una copa. Anda, invito yo, por simpáticos. -Tiene que comprender que suspender el torneo es lo más sensato. -Ya, y tirar 300.000 euros por el váter también. -Ivana va a despedirla, ¿verdad? Discutían por eso, no por el dinero. -Graciosa y lista. Se merece dos copas. -No tan lista, lo he leído en la agenda. Usted no quería que ella centrara su entrenamiento en su saque. Eso es justo lo que va a hacer a partir del lunes. -Usted se queda sin trabajo. Es un buen motivo para quitarse a alguien del medio. -Así de jodida es la vida. Ivana me va a retirar,... ...a no ser que alguien la retire a ella primero. -Al final no se ha dado mal el día. La caja está casi llena. Hoy casi no te he visto, ¡como no has salido de la cocina! -Tampoco me necesitas, ¿no? -Es actor. -¿Qué? -Seguro que ya lo sabes; si no, no guardarías recortes suyos. -¿Se puede saber de qué estás hablando? -De las fotos. De las fotos de este chico. -¿Y tú qué haces enredando en mis cosas? -No estaba enredando, fui a echar mano y se cayeron. Sólo quería decirte que tengo una amiga que lo conoce. No sabía que te gustaran tan jovencitos. -¿Qué dices? -Bueno, que si quieres y estás interesada,... ...le podría pedir a mi amiga... -Es mi hijo. Y no te metas en mi vida. -Jacobo no suele quedarse con los niños el fin de semana, ¿no? -No. No sé qué pasa. Está un poco raro últimamente. No quiere despegarse de ellos. -¿Comemos un poco de plátano? -Claro. (Teléfono) -Bueno, volvamos al caso. Faltan diez horas para el partido y no tenemos al asesino. ¿Por dónde empezamos? -Yo debería empezar por pedirte perdón. Sea lo que sea que haya entre esa chica y tú no es asunto mío. Me he metido donde no me llaman, y lo siento. -¿Te ha sentado mal la comida? No cambias de opinión así como así. -Creo que es deformación profesional. Hago de policía cuando sólo tengo que ser una amiga. Si estás bien con ella, continúa con ella. No te la quites de encima como haces con todas. Sienta la cabeza. -Tus consejos llegan tarde. -¿Por qué? -Porque quiere dejar a su marido. -¿Y? -Una cosa es sentar la cabeza... ...y otra cosa es perderla. Ya no tengo edad para eso. Esa chica no es para mí. -Total, que sin consultarme a mí nos mudamos. Yo no tendría mucha edad. Tendría 10, 12 años como mucho. Me llevé un berrinche... Claro, mudarnos de ciudad implicaba cambiar de colegio. Tenía mis amigos en el otro colegio, mi vida organizada... Ahora otra vez a empezar a hacer amigos... Porque los niños al principio no te aceptan. No me costó adaptarme a otra ciudad,... ...sino adaptarme a otro colegio. Los niños no te aceptan. Y adaptarse... -Cuevas, ¿crees que he venido aquí porque la acústica es mejor? -Creí que lo pasábamos bien. -Hace dos años recibí un tiro en el hombro. La herida se infectó y casi pierdo el brazo. Recuerdo eso con más cariño que las últimas horas contigo. -Trabajar toda la noche no es el mejor plan,... ...pero mira el lado positivo. -Llevas dos horas hablando... ...sin parar contándome tu vida y sólo has llegado a los 11 años. ¿Dónde está lo positivo de eso? -Quería que nos conociéramos mejor. -Ahí está. -¿El qué? -Lo positivo del asunto, que no nos conocemos. Sigamos así y a lo mejor puedo borrar de mi memoria esta noche. -Dejémoslo ya, por favor. -Algo se nos escapa. Tenemos a tres sospechosas,... ...pero sólo Vanesa y Paula tienen motivos para querer matar a Ivana. -Mejor para nosotros. Descartamos a Miriam. -No, demasiado fácil. -A veces las cosas son fáciles, no hace falta complicarlas. Nos debería preocupar es esto. Debemos saber quién pasó estas... ...fotos por debajo de la puerta. -¿Cómo por debajo de la puerta? ¿Me estás diciendo que se las metieron en su habitación? -Sí. Me lo dijo el de recepción. Se ve que Paula bajó inmediatamente a quejarse. -No me extraña. ¿No lo ves? Ivana acababa de cambiarse de habitación. No podía saberlo nadie. -¿Estás diciendo que alguien... ...del hotel filtró la información? -No te estoy diciendo que... ...el acosador se dio cuenta de una manera más sencilla. Lo oyó porque su habitación está justo debajo. "Además, está muy nerviosa. Ayer la oí en la habitación de su hotel. Hablaba por el móvil, gritando. No pegó ojo en toda la noche, paseándose." -¿A la representante de Vanesa le gusta Ivana? -No, creo que intentaba ponerla nerviosa. -Una ayuda extra para que su pupila gane el torneo. -Ya tenemos a las tres con móvil. -Estamos peor que antes. Hemos pasado de dos sospechosas a tres sospechosas. -No, Martín, poco a poco vamos encajando el puzle. ¿Hacemos otro café? -Se acabó. Hemos terminado. -Hemos terminado. -¿Qué? -Y sólo nos ha llevado ocho horas. -Bueno, no ha sido para tanto. ¿A que no lo hemos pasado tan mal? Lydia, nuestra primera noche juntos. -La próxima vez que me disparen... ...me consolaré pensando que hay algo peor. -Faltan nuestros DNI. Lydia, hay que meter los DNI. -Tengo media hora para ir a casa a desayunar, ducharme y volver. Si me haces perder un solo segundo de ese tiempo, te pego un tiro y... ...lo hago parecer un suicidio. -Vale, los busco yo. -¡Vamos dentro, rápido! (GRITAN) -Pero... ¡Veo doble! ¿Qué son estos dos melones que me atacan? -¿Qué hacéis aquí? -Hola, mamá. -¿No pasabas el fin de semana con ellos? -Han querido volver antes. -Pero ¿ha pasado algo? -No, un malentendido jugando. -¿Estás bien? -Sí. -Niños, a la habitación a llevar las mochilas. -¿Qué es ese libro? -Es una biografía de Ivana. Lo teníamos en la documentación y no le había hecho ni caso. -¿No llega a los 30 y ya tiene una biografía? -No han parado de pasarle cosas malas últimamente. Primero muere su hermano en un accidente,... ...después pierde a su mejor amigo por cáncer. -¿Y aun así siguió compitiendo? -A punto ha estado de no hacerlo. Hace poco tuvo una lesión de rodilla y casi se retira. No han parado de pasarle desgracias desde hace un año... hasta ahora. (Móvil) -¿Sí? Dime, Félix. ¿Cómo? Sí, estoy con ellos. Ahora vamos. Venga. -¿Qué ha pasado? -Ha aparecido otro cadáver. Hola. Félix... ¿Qué hay, chicos? El guardaespaldas protegía a Ivana. ¿Quién protegía al guardaespaldas? -¿Cuándo ha sido? -Sólo sabemos que lleva aquí... ...varias horas y que le dispararon a poca distancia. -Entonces es posible que conociera a su asesino. -Es posible. -¿Dónde está Ivana? -Comenzando su partido. -¿No suspenden la final? -No. -Tendrá un arma apuntándole a la cabeza. Vayamos antes de que empiecen. ¿Te ocupas tú? -Me ocupo. -Vamos. -¡Estás robando una prueba! -No robo, lo cojo. -Deja que lo vea. -¡Me puede servir! -Siete años de mala suerte. Vamos. ¿Qué buscas? -La portada que vio el asesino el día del bar. -¿Las foto de las tenistas? ¿Por qué? -Martín, hemos mirado en la dirección equivocada. -¡Vamos! -¡Ivana! -¿Qué hacen aquí? (JADEA) -Venimos a... venimos a... -Tenemos que hablar con ustedes. Es importante. -¿Qué tontería es ésta? Han venido para cargarse el partido, ¿verdad? Sé que corro riesgos si salgo a jugar, pero no dejaré de hacerlo. -No, no, nadie va a correr peligro hoy. Ninguna de ustedes. No, el asesino ya se cobró a su víctima hace un par de días. -Hace dos días fue cuando murió la periodista. -Esa mujer murió por accidente en lugar de Ivana. -Eso es lo que nos hizo creer el asesino. La periodista sólo fue una víctima colateral. -Esa mujer no era nadie, ¿quién iba a querer matarla? -Una persona que había estado soportando su presencia... ...durante los últimos años. -Esto tiene que ser una broma. La bala iba dirigida a Ivana. -Ivana no era la víctima, al contrario, fue ella... ...quien dio la orden de disparar. -¿Qué? -Siempre pensé que Ferr era un hombre, sin embargo,... ...era la señal para el disparo. "Cuando empiecen a disparar... ...mire a Ferr, será la señal, lo haré entonces." El asesino tenía que esperar a que Ivana colocase la bolsa... ...de tal forma que él pudiese leer el nombre. Ése era el momento en el que ella se iba a agachar. Marta ni siquiera tenía acreditación,... ...usted se encargó de que pudiese estar en ese evento. -Si apenas conocía a esa mujer. Supongo que no hablan en serio. -Después de que muriera su periódico publicó... ...un artículo sobre ella, en él incluía los últimos torneos... ...que había estado cubriendo en los últimos años. -Si lo miran con atención, verán que corresponde... ...con los torneos de Ivana de un modo peculiar. -Sí, cada vez que ella cubría un partido suyo,... ...usted perdía. -Y están diciendo que el único móvil es esto. -Estamos diciendo que Ivana ordenó matar a esa mujer... ...porque pensaba que le traía mala suerte. -Para ella la mala suerte es casi una enfermedad. -La presencia de Marta en el torneo la estaba volviendo loca, ¿no? Desayunaba a las seis de la mañana, señal de que apenas dormía... ...a pesar de los tranquilizantes y tilas que se tomaba. Sin embargo, tras el crimen las tilas desaparecieron. Y usted podía dormir tan bien que se permitía el lujo... ...de levantarse tres horas más tarde de lo habitual. -Me gustará ver cómo le explican a un juez que he matado... ...a alguien sólo por ser gafe. -En eso tiene razón,... ...la mala suerte no es un móvil de mucho peso,... ...pero la venganza, sí. -¿La venganza? -Verá, su pupila siempre ha sido maniática, pero se convirtió... ...en una enfermedad después de que su hermano muriera... ...en un accidente de coche hace un año. -¿Y qué tiene que ver la periodista en todo esto? -Su hermano no conducía solo, ¿verdad? Iba con Marta. ¿Qué te pasa? -Un hueso que no terminó de soldar. -Llevaba un año sin levantar cabeza,... ...primero lo del accidente y luego la clínica. -Él y Marta se conocieron en uno de mis torneos. Salieron juntos una temporada hasta que ella estrelló el coche. -El psicólogo que saludó en el funeral las trataba a las dos. -Es el psicólogo de mi niña, un encanto de hombre. -Fue allí donde descubrió la verdad, que era Marta... ...quien conducía, pero se cambió de asiento para hacer creer... ...a todo el mundo que era su hermano el que conducía. -Ésa era la grabación de la que hablaban en el bar. -Ella iba borracha. Mató a mi hermano. -Y desde entonces no pudo soportar su presencia. Sus manías eran el modo que usted tenía para manifestar el odio... ...que sentía hacia ella. -Y la mató antes de la final,... ...no podía arriesgarse a perder el número uno. -¿Qué hay de la persona que disparó? -¿El guardaespaldas? Lo hemos encontrado muerto esta mañana. No podía dejar ningún cabo suelto. -Tenemos un coche esperándola en la puerta de atrás. -No. Prefiero salir por la puerta principal. Hasta mañana sigo siendo la número uno. Buen partido. -¡Una pregunta! -¡Ivana, una pregunta! ¡Ivana, por favor! -Hay algo que no me has contado. -¿El qué? -En el bar oíste que iban a matar a la chica de la foto,... ...pero la periodista no sale en la foto. -Para ser la chica de la foto no hace falta salir en ella. -¡Ivana! -¡Una pregunta! -Buen trabajo. Ya sé que no te digo esto muy a menudo. -¿Me vas a contar lo que ha pasado con los críos? -Nada, un malentendido con un juego. Se creen que he metido en la cárcel al duende de los regalos... ...y ahora me tienen miedo. -Jacobo, ¿por qué no te limitas... ...a jugar al fútbol con ellos? -Me apetecía hacer algo diferente. Contigo se lo pasan muy bien, conmigo se ponen firmes y nada más. -Conmigo se lo pasan bien y cuando se pasan de la raya,... ...los pongo firmes. Debes aprender a hacer las dos cosas. -Tú lo tienes más fácil, estás todo el día con ellos. Yo cada vez los veo menos. -La puerta de casa está abierta... ...para cuando quieras. -Pero no es sólo eso,... ...no sólo quiero verlos de visita. -¿Qué quieres decir? -No quiero que los niños crezcan sin conocer a su padre. -Es una pena, ¿verdad? -¿El qué? -30 años, millonaria, número uno y todo a la basura... ...por culpa de la mala suerte. -La mala suerte es que no... ...le dijeran que la mala suerte no existe. -Bonita frase. ¿Galleta de la fortuna o calendario de mesa? (Móvil) -Cógelo, anda. Cógelo que llevas esquivándolo toda la mañana. -Dime. Sí, en la oficina. No, estoy trabajando. Dime lo que sea, es igual. ¿Estás segura? ¿Has hecho todos los pasos? Vale. Oye, mira, luego te llamo, ¿vale? Venga. -¿Todo bien? -¿Sabes? Tenías razón, la mala suerte no existe,... ...cada uno tiene lo que se merece. Sandra está embarazada. (NIÑOS) -¡Mamá! -Pero ¿qué hacéis aquí? -Aquí te los traigo, de vacaciones y alborotados. ¿Tú qué? Las empiezas mañana, ¿no? -Ay, no sé, Maite, mañana me pilla muy lejos. Déjame disfrutar del presente. Oye, ¿qué hacemos? ¿Adónde nos vamos? A jugar con pingüinos y con patos. -Al parque. -Al parque de atracciones. (RÍE) Eso vamos a hacer. ¿Dónde está el fiambre? -No sé cuántas veces... ...se lo tengo que repetir, no está aquí. -Mantiene que la noche del crimen estaba en su habitación. -¿Dónde iba a estar si no? -¿Vio algo raro cuando mataron a su sobrina? -No vi ni oí nada. -Su mujer es sospechosa. -Perder a la reina es un golpe duro, pero si el rey sigue vivo... -No pensará que lo mató alguno de nosotros. -Hay que contemplar todas las posibilidades. ¿Se ha sentido últimamente amenazada? -No maté a mi hermano y mucho menos por dinero. -Yo nunca pensaría una cosa así. -La lógica dice que uno de ellos... ...miente. -Y la experiencia... ...que seguramente mientan todos. No, Kárpov, eso no se hace. -Cuando le pidas al juez la orden de detención, ¿le vas a decir... ...que tu testigo de cargo es eso que copula con tu pierna? -¡Se me ha roto mi mejor falda y casi me abro la cabeza! Por favor, no me cabrees más. ¿Por qué quiso intoxicar el plato de Ignacio en el Loro Azul... ...la noche en que murió? Inspectora Lebrel. -¿Estás grabando esto? Corta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • C.6 - Misterio cadáver anunciado

Los misterios de Laura - Capítulo 6 - Laura y el misterio del cadáver anunciado

11 mar 2013

Laura pierde la visión durante unas horas tras sufir un accidente doméstico. Durante su recuperación, escucha una conversación en el bar de Victoria que le resulta muy sospechosa... Alguien está organizando un asesinato.

Histórico de emisiones:

31/08/2009

ver más sobre "Los misterios de Laura - Capítulo 6 - Laura y el misterio del cadáver anunciado" ver menos sobre "Los misterios de Laura - Capítulo 6 - Laura y el misterio del cadáver anunciado"

Los últimos 127 programas de Los misterios de Laura

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios