Los conciertos de Radio 3 en La 2 La 2

Los conciertos de Radio 3 en La 2

De lunes a jueves de madrugada

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4268578
No recomendado para menores de 12 años Los conciertos de Radio 3 - Marinah - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

¿Dime quién, dime quién? Caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo.

Hola, somos Marinah y la Afrolailo Social Club,

vamos a traer rumba, timba, conciencia

y musicalidad a vuestras vidas.

¡Dímelo, dímelo, dímelo!

-Al tiempo que nos amamos. -Díselo, Marinah.

(Música)

-Afrolailo.

-Que nadie seque tu llanto al llorar,

y que tiemble la tierra cuando escuche tu tambor.

Dale con el cuero al mayoral,

mil caballos salvajes van galopando hacia el sol.

-¡A galope, Afrolailo!

-Se impuso la banalidad del mal, que nos dejó sin tierra

y sin aire para respirar.

¿Quién tiró la piedra? Rompamos la baraja.

No tenemos precio, porque no tenemos...

Caballito, caballito, galopa, galopa.

-¡A galope, a galope!

-Mil caballos salvajes galopan, galopan, galopan.

Caballito, caballito, galopa, galopa.

-¡A galope, Afrolailo!

Mil caballos salvajes galopan, galopan, galopan.

Galopa, galopa. -¡Caballo!

-Galopa, galopa.

¡Galopa, galopa, galopa, galopa!

¡Galopa, galopa, galopa, galopa! -¡A caballo!

¡Galopa, galopa, galopa, galopa! -¡Yepa, yepa, yepa!

¡Seguigui!

-Dicen los de arriba que no bailen los de abajo.

-¿Qué estás diciendo, muchacho?

-Dicen los de abajo que la fiesta ya empezó.

-Ya está sonando el tambor, ¿tú lo oyes?

-Dicen los de arriba que vuelvan pa'l trabajo.

-¡Pa'l trabajo, qué va!

-Dicen los de abajo que la fiesta ya empezó.

-¡Ya, ya, ya está sonando el tambor, ya está sonando!

-Lo sabes tó pero no sabes ná, así que sigue bailando.

Si la vida no suena a carnaval, deja que te eleve este canto.

Fuera lo malo, y lo bueno llegará, hay que seguir bailando,

-¡Síganlo, síganlo, síganlo, síganlo!

-La que se caiga se vuelva a levantar,

hay que seguir caminando.

-¡Vamos!

-A Tucumán.

-Ya está sonando el tambor, y sublevados responden,

se escucha el grito de luz, y donde quiera que te metas,

no vas a poder escapar de esta conga.

Me quedé con la libreta repleta de letras que son una bomba.

Galopando, a caballo, como un rayo lanzado por Chango,

despertando, ya tú sabes, a todo el caserío con mi voz.

Afrolailo, para arriba, para abajo,

para la izquierda, para la derecha.

Para tu cuerpo, y para que abras esa mente estrecha.

(TARAREA)

Lo sabes tó pero no sabes ná, así que sigue bailando.

-¡Síguelo, síguelo!

-Si la vida no suena a carnaval, deja que te eleve este canto.

-¡Elévate, elévate! -Fuera lo malo, lo bueno llegará,

hay que seguir bailando. -¡Síguelo, síguelo!

-La que se caiga, se vuelva a levantar,

hay que seguir caminando. -¡Camina!

-¡Ay!

Yo te he querido más que a ninguna.

Sin equipaje fui pa' allá,

seguí de cerca tus movimientos,

sin poner la vista atrás.

Yo te he querido más que a ninguna,

y en lo nuestro no hay azar.

Y un hilo rojo que cose mi alma,

al botón de tu gabán.

Te quiero tanto, tanto te quiero,

y tú no me quieres ya.

Sigo bailando, sigo mi duelo, ¿quién apagará el volcán?

-¡Díselo!

-¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

Es el amor a veces juego, y a ti te tocó ganar.

Lágrimas negras, azules besos, añoranza de cristal.

Mi corazón, mi alma y mis huesos no se cansan de esperar.

Te quiero tanto, tanto te quiero. -¡Díselo!

-¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

-¡Vamos! -¡Vamos!

-¡Rompe, rompe, rompe, rompe el cuero!

-Y el amor se fue, el amor llegó,

camina libre el corazón.

La luna llena, ¿quién me sacará a bailar?,

¿quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¿Quién apagará el volcán?

¡Agua!

Dímelo, dímelo.

Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dímelo.

-Al tiempo que nos amamos. -Al tiempo.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dímelo.

-Al tiempo que nos amamos. -Díselo, Marinah.

Aquí no hay dos sin tres, vengo del más allá,

he saludado a mis muertos, y he vuelto a resucitar.

En este mundo hay que hacer algo grande,

toda la caballería preparada, ande o no ande.

Héroes y heroínas de la cotidianidad,

hombres y mujeres esclavas del capital.

¿Dónde está la fuerza, dónde está el poder?

¿Dónde está la inocencia que se fue?

Mira, yo tengo lo que necesitas:

solo cambia lo que te hace infeliz,

y lo que te quede de pie, es lo que te sirve para vivir.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dime quién.

Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Caminando. -Díselo.

-Hoy amanecí con deseos de andar,

cansado de esperar por un despertar.

Cual marinero que se hace a la mar,

no aguardaré a ver un futuro que en mis manos está.

A dónde voy no lo sé, ando buscando tal vez

liberar el estrés, este complejo de pez.

Es tan difícil la sensatez, en una época distorsionada,

que los días se van, uno no sabe lo grande, el pan de cada día.

Lo sabía ya mucho, se le fue en el tranvía,

hoy pretenden echarte a andar con energía.

Vagones cargados de sudor, sobre los rieles de una revolución.

¿Dónde está el verbo sagrado de tantos enfermos

que no tiene conjugación?

-¿Quién puso el candado? ¿Quién cerró la puerta?

-Dímelo, dime quién, dime quién, dime quién.

-¿Quién nos mete adentro? ¿Quién nos deja afuera?

-Que no me deje fuera ni la rumba, ni el tambor.

-¿Quién prendió la llama? ¿Quién prendió la mecha?

-Afrolailo fue el que me encendió.

-¿Quién paró la rumba? ¿Quién paró la fiesta?

Dímelo, dímelo, dímelo.

Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dímelo, dímelo.

-Al tiempo que nos amamos. -En ese tiempo.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dímelo. ¿Quién?

-Al tiempo que nos amamos. -¡Sí, sí, sí!

-Mira, andamos buscando la razón de ser,

la razón de caminar soñando. -Oye, siempre, siempre.

-Mira, llegamos buscando la razón de ser,

la razón de caminar soñando. -¡Pa'lante siempre!

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Dímelo, dímelo, dímelo, ya.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Caminante, no hay camino.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

-Caminando, caminando.

-Dime quién, dime quién, caminando nos vamos.

Díselo, papá. -¡Agua!

-¡Agua!

-¡Agua, agua!

-Dime quién, dime quién.

Dime quién, dime quién, dime quién.

-¡Díselo, díselo, díselo, díselo!

-Dime quién, dime quién. -¡Díselo, díselo, díselo!

-Dime quién, dime quién.

-¿Cómo, cómo, cómo?

-Dime quién, dime quién.

Bam, bam, bam.

-Oye, no quiero llanto.

No quiero llanto, esto es Afrolailo. ¡Vamos!

-Llorona,

ríe, llorona. ¡Agua!

Llorona,

ríe llorona.

Ha de venir aquella estrella,

la que acompaña mi caminar firme y serena.

Ha de venir aquella estrella,

la que acompaña mi caminar firme y serena,

eres pa' mí dulce espera.

Los barcos se van pa' la mar,

y yo me quedo contigo.

Firmamento de estrellas, techo roto que al mirar,

nos devuelve este compás, y nos pone un poco en paz,

con lo soñado y lo vivido.

Promesas puestas en sal,

se ríe la llorona de su suerte y su destino,

celebrando la vida con una copa de vino, cantando para recordar.

Si la comparsa se va,

prende la vela, ponle flores a tu altar.

Si la comparsa se va,

abre la puerta, ponle flores a tu altar, y ríe, llorona.

Ríe, llorona.

Llorona.

Ríe, llorona.

¡Vamos ya, Carlitos!

¡Vamos! -¡Agua!

¡Ritmo, fuego!

-Los amigos de verdad siempre están a la vereda.

Y cuando piensas que no están,

acompañarán tus penas, llorona. -¡Vamos!

Ríe, llorona.

Llorona.

Ríe, llorona.

Ríe, que ya yo lloré.

Ríe, que ya yo lloré, llorona.

Ríe, que ya yo lloré.

Ríe, que ya yo lloré, llorona.

-Ríe, que ya yo lloré.

-No me llores, niña, no me llores más.

-Ríe, que ya yo lloré. -Que las penas se van cantando.

-Ríe, que ya yo lloré. -Que las penas se van bailando.

-Ríe, que ya yo lloré. -No me llores, no me llores más.

-Ríe, que ya yo lloré. -Llorona, llorona, llorona.

-Ríe, que ya yo lloré. -Llorona, llorona, llorona.

-Ríe, que ya yo lloré. -No me llores, no me llores más.

-Ríe, que ya yo lloré. -Vamos allá, Manu, más alto.

-¡Rómpelo, rómpelo, rómpelo!

-¡Agua!

¡Agua!

-¡Agua! -¡Rómpelo!

-¡Agua!

¡Agua!

-Ríe, que ya yo lloré.

Ríe, que ya yo lloré.

Ríe, que ya yo lloré, llorona.

Ríe, que ya yo lloré. ¡Agua!

Ríe, ríe. -No quiero llanto mami, no quiero.

-No llores más.

¡Agua!

Hazlo guapo, Juanito.

-¡Agua!

-Me sobra la razón pa' gobernarme,

dame un lápiz, que yo escriba la trama.

Me sobran voluntades que no aporten amor y luz a mi vida,

pa' volver a levantarme.

Despierta, porque la vida no acaba,

haz que madruguen tus sueños cuando llegue la mañana.

Déjame bailar, déjame sentir, déjame soñar.

Déjame bailar, déjame sentir, déjame soñar.

Sácala, saca la luz, saca la luz que tú tienes.

Saca la luz, que no se apague la candela.

Sácala, saca la luz, saca la luz que tú tienes.

Saca la luz, que no se apague la candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

¡Saca!

Guarda la lluvia su silencio,

como guarda su belleza una flor.

Y yo guardo tu recuerdo,

como tesoro escondido dentro de mi corazón.

Déjame bailar, déjame sentir, déjame soñar.

Déjame bailar, déjame sentir, déjame soñar.

Sácala, saca la luz, saca la luz que tú tienes.

Saca la luz, que no se apague la candela.

Sácala, saca la luz, saca la luz que tú tienes.

Saca la luz, que no se apague la candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

Saca la luz, candela.

¡Goza!

¡Vamos!

Candela.

Candela.

Candela.

Candela.

Aquí control, radares obturados,

localiza el ritmo, que vuela muy alto,

va como un torbellino, aquí en la cama, bailando con su vecino.

Con toda normalidad, bájame de la realidad,

la puerta de tumbao, arrasando por donde va.

No precisa cobertura, y se cambia de acera

cuando viene de frente la madera.

Y así grita mi gente, un sentido diferente.

Que repita mi gente, la rumba, el sonido que te tumba.

Así grita mi gente, un sentido diferente.

Que repita mi gente, la rumba, el sonido que te...

Mira cómo baila.

Mira cómo baila este ritmo vacilón.

Mira cómo baila...

Mira cómo baila este ritmo vacilón.

Mira cómo baila...

Mira cómo baila este ritmo vacilón.

Mira cómo baila...

Mira cómo baila este ritmo vacilón.

Candela.

Candela.

Candela.

Candela.

¡Agua!

¡Agua!

¡Candela!

  • Marinah

Los conciertos de Radio 3 - Marinah

23 oct 2017

La conoces perfectamente. En sus tiempos de Ojos de Brujo la llamaban "la canillas". Ahora sigue su carrera en solitario con una banda de lujo y un directo de altos vuelos.

ver más sobre "Los conciertos de Radio 3 - Marinah" ver menos sobre "Los conciertos de Radio 3 - Marinah"
Programas completos (1445)

Los últimos 1.479 programas de Los conciertos de Radio 3 en La 2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios