www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3058842
No recomendado para menores de 12 años Los archivos del Ministerio - Capítulo 5 - ver ahora
Transcripción completa

(Música tétrica)

Hemos visto con frecuencia

que la opinión general, de la calle,

sobre muchos de los temas que tratamos aquí,

suele ser una opinión equivocada,

una opinión a veces sin fundamento,

carente de información.

(Sintonía)

El tiempo no es lineal, sino que es un poco...,

funciona en paralelos un poco

y todo está en un mismo instante,

pero a la vez son instantes diferentes.

-Hay una película que se llama "Time after time", de Meyer,

que aquí se tradujo como "Los pasajeros del tiempo",

en la que Wells perseguía a Jack "El destripador"

por 1990.

Es una película que, en ese sentido, a nivel de diálogo, de personajes,

de choque con la cultura nueva,

es un modelo para nosotros.

(Música épica)

-La verdad es que fue agradable y divertido

enfrentarse al reto de los años 80.

Espero volver a poder recrear otro capítulo así.

Había muchísima figuración vestida de los 80, maravillosa.

Cuando tienes figuración que se vuelca de esa manera,

es increíble.

Y había gente que incluso había vivido esa época,

había vivido esos conciertos, y estaba allí y fue muy divertido.

Los años 80 eran la bomba.

Eran la bomba para gente de Nueva York, de París, de Londres,

que venían aquí porque no conocían una ciudad así,

porque de repente vivimos en muy pocos años

todo lo que se nos había prohibido durante décadas.

Cualquiera que ahora pudiera viajar allí

y pudiera viajar a través del Ministerio,

se quedaría pasmado

de cómo en muchos aspectos hemos ido para atrás.

(RIENDO) ¡Años 80, allá voy!

# Píntate el pelo de azul.

# Llámame a las 9, por favor...

¡No puede ser!

Gracias, Señor. Gracias por estos alimentos.

Llevo una pinta bastante extraña,

que es con esos pitillos, las camperas y la chupa.

Perfecto.

Y el pelo así, en plan.... Es demasiado.

Y hubo mucha risa. Fue un capítulo muy divertido de hacer, la verdad.

Tenemos una anécdota muy buena con Alonso de los 80.

Un día... Claro, él va vestido de heavy,

con ese pelo maravilloso al viento,

y un día íbamos a comer, estábamos en unos exteriores,

a un restaurante que estaba a la vuelta

y entonces, el pobre Nacho,

que iba con todo ese pelo "amatojado"... A la vuelta de comer

íbamos hablando tan tranquilos, hablando entre nosotros,

y de repente pasó un señor, se le quedó mirando

y le dijo: "¡Olé!".

"¡Olé!

Qué huevos, qué narices, hay que tener para ir así."

Él no sabía ni que era un actor ni que estaba...

Y le llamó la atención, sí.

Está muy gracioso y creo que le queda muy bien.

Le sienta muy bien ser heavy. (RÍE)

Es el primer capítulo donde vemos

a nuestros protagonistas

estar en un piso esperando a hacer una misión,

lo que hay detrás de la misión.

Siempre hemos visto

yendo hacia algún sitio a...

recuperar algo o a salvar a alguien,

pero en este capítulo están esperando.

Se ve el día a día, la parte más cotidiana

de las misiones.

No todo es la parte más arriesgada, la parte de más aventura,

la parte de más acción, sino que hay mucho tiempo de espera,

como en un rodaje también,

mucho tiempo de espera, de matar el tiempo, de esperar órdenes...

Creo que además son muy divertidas esas escenas. Estamos jugando

al fútbol con una pelotita, imagínate el aburrimiento

que pueden llegar a tener. Pero, bueno,

a lo mejor es la primera vez desde hace muchísimos años

que Alonso se pone a jugar a algo

y creo que eso también para él es interesante.

(SE ENFADA)

(RÍE)

Aquí dentro tienes que meterla, Alonso.

(SE DESESPERA)

¡No metes una! (RÍE)

¡Gol! ¿Eso es gol?

Eso es gol.

Y sí que se trabaja un pelín más la relación entre ellos.

Y es verdad que esos ratos en el piso,

esos tiempos muertos, les ayudan a conocerse,

les ayudan a pasar ese rato,

que hace que conozcas más a la persona.

La trama de Julián es una trama que se mantiene,

también es parte de un hilo conductor.

Es una trama general de la serie, no es una trama capitular,

aparte de que tenga sus tramas capitulares, lógicamente,

las misiones, etcétera,

pero siempre está por ahí pululando

el tema de Maite

y el conflicto que lleva dentro Julián.

Cuanta más familiaridad generamos

y cuanta más confianza tenemos unos en otros, y más nos queremos,

más instinto maternal y de protección tenemos entre nosotros.

Y creo que Amelia quiere proteger a Julián porque sabe que está

en una época delicada.

Ella también ha tenido una experiencia de cosas...,

misiones en las que se mezclan sus temas personales,

su propia familia...

Sabe que puede estar pasándolo mal, tener un momento delicado,

y que se le puede ocurrir salir por cualquier lado.

Y quiere protegerlo.

La sensación de grupo, de que su familia

está entre Amelia y Julián, y lo otro

es otra cosa.

Entonces yo creo que eso es lo que a él más empieza

a preocuparle, el cuidarle, y ya se pone en el lugar de Julián.

Ya no es la negativa de "Hay que hacer lo que nos ordenan", sino:

"Bueno, ¿por qué este hombre no está tan de acuerdo?".

Y creo que entiende, o intenta entender, un poco más a la persona.

(Sintonía "Sabadabadá")

(Risas)

TV: Gracias también a este centenar de niños...

-Nacho está maravilloso:

esa cara encandilada cuando está viendo un programa infantil,

esa cara cuando ve a Tino Casal. Claro, es que...

el planteamiento es muy interesante: ¿qué cara pondría

un soldado de los Tercios de Flandes del siglo XVI

viendo a Tino Casal?

Creo que ya ha aprendido a disimular un poco

para que no lo llamen

"El flipao" o...

Entonces ya el tío mide muy bien con qué alucina, qué demuestra

y con qué intenta disimular.

Cuando por ejemplo ve la información meteorológica y dice:

"¿Ya saben el tiempo que va a hacer mañana?".

"¡Qué me estás contando! ¿Ya sabemos el día que va a hacer?

No, esto ya no sé si...". Pero...

yo creo que lo asume, hay un cierto grado de decir: "Bueno,

¿qué le voy a hacer?".

(Televisión)

¿Están diciendo el tiempo que va a hacer mañana?

Ésa es la gracia, sí.

Parece cosa de brujería.

Son de esos rodajes complicados, la verdad,

en espacios muy grandes.

Nosotros no rodamos en un aeropuerto real,

rodamos en un centro comercial que no funciona como tal.

Ya el espacio era extraño.

Hay que controlar todo mucho y, efectivamente,

está rodado de una forma muy dinámica por Abigail.

Con Abigail ya habíamos rodado anteriormente, claro.

No era la primera vez y ya sabíamos todos cómo trabajábamos,

ya llevábamos mucho rodaje.

Para el actor en concreto es un poco tedioso, porque...

se hace un travelling con unos personajes, se tarda,

tú esperas, te toca tu cachito...

Estás esperando tu cachito y al final sólo pasas caminando.

Las cámaras, dónde se colocaban, los travellings...,

todo adquiría un tamaño mayor.

Y una de las cosas más divertidas de esa parte

era que todas las secuencias eran como muy...

de película de acción,

de toda la banda entrando junta en un sitio.

Es gracioso hacer esas cosas.

Se conoce poco de Velázquez.

El tipo viene de una familia muy humilde de Sevilla

y se pasa toda la vida tratando de conseguir la Cruz de Santiago

para ser noble. Tenía mucha ambición.

-¡La de cuadros que se quedarán sin pintar si muero ahora!

Los museos no serán lo mismo. -Eres un ególatra.

-Velázquez es un hombre completamente desubicado.

Viene de donde viene, de su época, y se encuentra con esa barbaridad.

-Él se entera de que es uno de los mejores pintores,

de los más valorados del mundo, si no el que más.

-¡Pero puede pasar a la posteridad de la mano de mi arte!

-Pero yo no quiero pasar a la posteridad,

yo sólo quiero tomar el té en paz.

-Está en los museos más prestigiosos del mundo,

Dalí le imita en el bigote...

Entonces, todo esto hace que a él se le suba un poco a la cabeza.

Es el personaje un poquito...

cómico, como pasado de época,

que quiere retocar todo, que quiere cuidar su obra.

¡Están restaurando mal mis obras, están demasiado iluminadas!

Parecen una serie española de TV. -¡Bueno, pues se aguanta!

A mí me fascina un momento en el que...

En el capítulo 1 se está buscando reconstruir los hechos de algo

y se va a hacer algo así como una foto robot.

Esa foto robot la hace un señor al que se le ve

detrás de un caballete y no se le reconoce.

Y cuando el personaje que interpreta Rodolfo

ve el dibujo que está haciendo,

se queda asombrado y le dice a Salvador:

"Qué bueno es este tío, ¿no?".

Y Salvador le contesta, textualmente...

¡No va a ser bueno el "jodío"! Es Velázquez.

"¡No va a ser bueno el jodío! Es Velázquez."

Es decir,

estos señores se traen a Velázquez desde el pasado

para que haga fotos robot, entre otras cosas.

-Yo soy el pintor más grande del mundo...

y me tienen aquí, en un rincón, haciendo...

retratos robot.

Y me ningunean de una manera...

Me anticipé al Impresionismo. ¡Soy el gran Diego Velázquez!

¡Y yo el jefe del Ministerio!

Tienen un caso con Picasso

y con el Guernica, y a mí no me quieren dejar ir.

-Perdone un momento. -Su secretario...

-¿Cómo se lo tengo que decir? -Su secretario...

-¡"Su secretario" ni leches! ¿Cómo se lo tengo que decir?

-Al menos me podría...

-Ya sé que quiere conocer a Picasso, pero no.

-Entonces ahí estamos todo el día a la gresca.

-¡Le prohíbo que escriba cartas al director de ningún diario!

-"¡Que me dejes!"

¿Ni entrevistas especializadas? -Tampoco.

-Es como... "Matrimoniadas".

-¡Como vuelva a insistir, le mando a Altamira a pintar bisontes!

-¡No lo entiendo! -¿No lo entiende?

-Ha surgido una relación bastante cachonda, divertida.

Me lo paso muy bien con él.

-¡No se lo volveré a repetir!

-Amado, que es el director de casting,

ha hecho un trabajo fabuloso

que a nosotros nos ha ayudado un montón,

porque ha elegido a personajes que se parecen muchísimo

a los históricos.

Con el que más hemos disfrutado ha sido con Velázquez

porque yo creo que es el que más cambio tiene de verle

de persona normal a personaje.

Lo que hacemos un poco con la fotografía de esa época

de ese personaje

y las características que tienen ellos,

pues es intentar igualar dando luz o con sombras,

poniendo pelo, quitando...

-Es la peluca que hemos usado para Velázquez.

Usábamos parte de su pelo

y luego, bueno, con la peluca...

-Me la ponen aquí, a la mitad,

usan el flequillillo que tengo,

y la verdad es que parece muy real. Vamos, es de pelo natural.

Me hicieron como una especie de permanente para ver a Picasso, (RÍE)

para cambiar un poco el rollo.

El mismo pelo, la misma peluca, pero...

con rizos. (RÍE)

-Y, la verdad, es que el resultado ha sido bastante bueno.

-En este capítulo

finalmente Velázquez consigue su gran objetivo,

que hemos visto desde el capítulo 1,

que es conocer a Picasso, que es su ídolo.

-Me parece una genialidad de los guionistas y de sus creadores

que hagan a Velázquez un gran admirador de Picasso.

Por ejemplo, sí desprecia un poco más a Dalí,

que le parece como un moderno y un esnob.

TÉCNICO: Vale, vale. -Cuadro.

-Ahora eres tú el que estás dando la cara.

-¡Acción!

(RÍEN)

-Aunque está todo el guión,

en este caso Abigail Schaaff yo creo que ha hecho

una pequeña joyita del capítulo 5.

Lo ves y dices: "¿Cómo puedo hacer para, con los recursos que tengo,

poder contar esta historia?".

Personajes.

-Es el Picasso de joven, es un Picasso

vital, enérgico y, sobre todo, apasionado de lo que hace,

de la pintura y del arte.

Y muy fan de las pinturas de Goya y de Velázquez.

-Con pequeños toques cómicos, entiendes las dos personalidades

de Velázquez y de Picasso,

y Julián Villagrán está magnífico

sintiéndose alagado por un joven Picasso.

-Realmente lo que me puso nervioso fue cuando me dijeron:

"Tu partenaire, 'Velázquez', es Julián Villagrán". Y dices:

"¡Leches! Esto ya es otra cosa".

-Cuando le pregunta a Picasso...

¿Qué le gusta más de El Prado?

-Goya, sin duda.

-Y es como: "¡Me cago en el...

puto Goya de los cojones!".

-Tiene una capacidad increíble de mostrar el horror humano.

-Pero después dice: "No, no, y Velázquez". Y digo: "Ah, bueno".

-Velázquez es el mejor. -El mejor.

Ese Velázquez sí que era un genio.

"El Guernica es la respuesta de Picasso al bombardeo

que la aviación alemana realizó sobre la villa vasca

el 26 de abril de 1937,

un lunes, día de mercado.

El ataque duró desde las 16:00 hasta las 19:30.

Durante esas horas no dejaron de sonar las alarmas del pueblo.

No sólo se lanzaron bombas, también desde aviones ligeros

se disparaba con ametralladora a quienes intentaban huir.

Murieron alrededor de 300 personas

y el pueblo quedó completamente destruido.

Picasso conoció la masacre a través de las impactantes fotografías

publicadas en el diario francés L'Humanité el 28 de mayo.

También hay quien ha observado parecido entre el Guernica

y las escenas de bombardeo de la película "Adiós a las armas",

dirigida por Frank Borzage en 1932

y que Picasso pudo haber visto por aquellas fechas.

Esas imágenes en blanco y negro

fueron el resorte que necesitaba el pintor

para cumplir con un encargo

que el gobierno de la República le había hecho ya en enero:

pintar un cuadro para el pabellón español

de la Exposición Internacional de París

que atrajera la atención de Europa sobre la Guerra Civil.

El gobierno español

le pagó a cambio 150.000 francos en concepto de gastos.

Gracias a ese recibo,

el Guernica es hoy propiedad de los españoles."

-El recibo del Guernica.

Es un cuadro de Picasso.

Quizás sea el más importante de todo el siglo XX.

¿El recibo? ¿Qué pasa? ¿Que lo quieren devolver?

Se habrá pasado la garantía. Anda que no lleva años en España...

El Guernica es el símbolo

de la vuelta a la democracia en España,

y tuvo una gestión y tiene una historia curiosísima.

Unos dicen que hubo un documento, un contrato; otros dicen que no.

Pablo vio que era un asunto del Ministerio,

es decir, esa especie de duda

era muy del Ministerio del Tiempo.

¿Y si falsificamos el recibo del Guernica?

Mira, eso es muy español.

Sigue en boga la picaresca, ¿no?

Elevada a la categoría de arte, se lo aseguro.

-No lo veo fácil, Amelia,

los americanos tienen a especialistas que analizarán todo.

Walcott es un agente

que viaja a través del tiempo

con otro procedimiento

que utilizan las patrullas.

Es un personaje a veces siniestro,

a veces tierno,

y, evidentemente, sacrificado.

Es una de las piezas que machaca el Ministerio.

-Hombre, es que tiene que ser un hombre muy...

práctico, muy pragmático, bastante frío.

Es el antagonista total,

pero es realmente malo. (RÍE)

-Forcejea un poco cuando te coja la barbilla, Jimmy.

Forcejea un poquito cuando te coge la barbilla, como al principio.

-Resisto más. -Eso es. Venga.

-Y...

¡acción!

-Una vez más, Walcott,

¿dónde están los documentos que faltan en la valija?

-Están intentando sacar de Walcott

la verdad: para quién trabaja,

dónde están los recibos del Guernica

y cómo viaja en el tiempo.

Y Walcott no se va a rendir de ninguna manera.

-Sólo una pregunta más.

-No, no trabajo para el gobierno americano.

-No, tranquilo, no se trata de eso. Es una pregunta muy sencilla.

¿En qué año estamos?

-1981.

-Mire bien la fecha.

-2015.

Pero, claro, hay un momento ahí... En ese momento

se da cuenta de que él no es

el único viajero del tiempo.

Y es muy fuerte.

-¡Cortamos!

-Y una gozada trabajar con Jaime y con Juan.

Un regalo.

La complicación fue realmente buscar las localizaciones

porque con Torquemada nos íbamos a sitios que tú puedes...

falsear, pero Madrid en los 80 es Madrid.

-Es una de las grandes complejidades,

conseguir no ver nada que se salga de la época que se está rodando.

El director de arte decía: "De aquí hasta aquí, no podéis ver más".

Eso, ya de partida,

te va a marcar mucho cómo puedes contarlo.

-Los años 80 en Carabanchel, da igual. Antes salías de un barrio

y no había pivotes, farolas,

una serie de cosas que ahora hay por todos los sitios.

En Madrid, al final...

es un martirio rodar.

Estudiamos un poco la época, partimos del guión

y, en base a eso, le buscamos un "look".

-La premisa de USER es que...

siempre que haya un efecto, tenemos que estar en el rodaje.

Cuando ruedas efectos digitales, es tener muy claro

dónde va a ir la cámara, el movimiento del actor,

y hacerlo.

Suele suceder que es mucho más fácil girar la cámara 15 grados

que de repente montar un despliegue de medios

o de diferentes posiciones de un montón de gente

para hacer los efectos.

-El capítulo 5 los dos grandes retos que tiene, por un lado,

es la construcción del aeropuerto en el año 80,

puesto que el aeropuerto que está ahora mismo, Barajas,

obviamente está modernizado y los aviones no son los mismos,

los vehículos no son los mismos;

y, por otro lado, está la reconstrucción

de la sala donde se guarda el cuadro del Guernica.

Nosotros estábamos mirando a un chroma verde, (RÍE)

que lo hace todo más complicado,

pero yo ya he visto muchas veces el Guernica,

con lo cual lo tenía muy memorizado.

Rodamos los personajes con chroma

y hemos utilizado una imagen en alta resolución del Guernica,

el cual lo hemos puesto en el fondo, en una pared,

hemos recreado el suelo

y hemos movido la cámara exactamente igual que en el rodaje.

Somos los padres de Rodolfo, de Julián.

Somos una pareja enamorada,

rockera, gamberra, rebelde

y... "ochentera". (RÍE)

-Mucho más rockeros que Julián, somos unos golfos del carajo:

nos gustan nuestras cañas, los bares, vivir el barrio...

Todavía ando en moto, estoy tatuado,

llevo camisetas que dejan ver los hombros y los brazos,...

ELLA: Pendientes. -...y nos encanta.

¿Sí o no, cariño? ELLA: Sí.

-Julián es un pijo para nosotros, no ha aprendido nada de lo "bueno".

ELLA: Un poco flojo. -Exactamente, es un flojito.

La relación con los padres es muy buena, son muy...

liberales, digamos; muy abiertos, muy modernos,

con lo cual es una relación muy fácil.

-El capítulo 5 es un ejemplo de cómo

uno de nuestros protagonistas

no sólo hace que la historia de España siga siendo la misma,

sino que al mismo tiempo interviene en que su historia

siga siendo la misma.

Quiero orinar.

¡Se nota que en tu siglo no había discotecas!

Yo creo que Julián es un personaje que tiene

muy buena "pasta",

que tiene el sentido irónico de la vida de un superviviente,

pero también un punto muy egoísta.

Es que mi hijo tiene que ser egoísta.

Él tiene un amor basado en una serie de fundamentos en su vida

y entonces no quiere que la idea que tiene de su padre y de su madre

se desvirtúe.

-Para él el amor es

una cosa importantísima en la vida,

no puede entender que su padre

sea capaz de hacer una cosa así con su madre.

-Yo creo que nos pasaría a todos ante la posibilidad

de ver tu pasado más fuerte

e intentar reconstruirlo.

-¡Corta!

(RÍENDO) Perdona.

Escogemos decirles ciertas cosas y ciertas no a los actores.

No damos toda la información que ellos querrían tener

porque a veces creemos que no es necesaria

y, de hecho, ayuda al papel.

-Si te refieres a una relación que tuve,

pues... ELLA: ¿Perdón?

-Sí, tuve una historia, pero, vamos, una cosa que, nada, que acabó allí.

-En el caso de Cristina, su papel era

que no se tenía que enterar, no tenía que haber ni un atisbo

de que ella supiera que ese marido que tenía

estaba a punto de dejarla por otra mujer.

-¿Tú sabías esto?

-Todas las personas tenemos alguna vez alguna historia muy romántica...

-Yo no. -...que queda nada más que...

como un soneto de Lorca ahí, en nuestro corazón. Pero nada más.

Ah, ¿tú no? -No.

Pues no me han contado eso (IRÓNICO) "tus amigas".

-¡Corta, corta! -Exactamente.

TÉCNICO: ¡Corta!

-¡Cuadro! -Cuadro.

Y... ¡acción!

(Aporrea puerta)

¿Salís o tengo que entrar yo?

Es una trama tremendamente divertida porque viajamos a los años 80

y justo hay unos carteles donde pone "Concierto de Leño",

que es el grupo favorito del padre de Julián.

Julián de niño siempre ha escuchado a Leño en casa.

Qué mejor oportunidad te da el Ministerio

que poder hacer este tipo de cosas. Va al concierto de Leño

y, casualmente, en un momento muy gracioso, la verdad,

Julián está pidiendo una cerveza, hace así (RÍE)

y ve a su padre, ve a su padre de joven.

Esa secuencia en el concierto entre padre e hijo:

el padre no sabe que es su hijo y sí al revés.

Se creaba algo bonito y había una cierta complicidad entre ellos.

No obstante, seguro que para él ha sido motivo de aprendizaje

y espero que en futuros capítulos también...

se eche una canita al aire. ELLA: ¡Ay, Jesús!

(RÍEN)

NARRA: "La historia sitúa el nacimiento de la Movida madrileña

en la noche del 9 de febrero de 1980.

Se organizó un concierto de homenaje a Canito, el batería de Tos,

el grupo germen de Los Secretos,

quien había muerto en un accidente de tráfico.

Álvaro Urquijo recuerda que sonaban muy mal,

que la luz la tomaron prestada de Televisión Española,

que apenas tenían unas pocas guitarras, que todo era precario,

pero había ganas de hacer música y de vivir en libertad.

Tocaron Nacha Pop, Alaska y los Pegamoides,

Paraíso, Los Bólidos, Trastos,

Mario Tenia y los Solitarios, y Mermelada.

El concierto se grabó y se emitió en Popgrama, en TVE,

uno de los programas, junto con La Bola de Cristal o La Edad de Oro,

en los que empezaban a hacerse las cosas con otro estilo,

más divertido, más trasgresor.

Fructificaba lo que se había estado gestando

desde finales de los 70, en la llamada Nueva Ola madrileña,

una serie de grupos de estética punk

que sonaban en programas de radio clave

como Disco Grande, de Julio Ruiz,

o Dinamita, de Rafael Abitbol y Jesús Ordovás.

Fanzines dedicados a lo que entonces se llamaba El Rollo,

como "96 lágrimas" o "La pluma eléctrica",

fueron dando paso a revistas culturales

como "La luna" o "Madrid me mata".

Y había pintores como El Hortelano o Ceesepe,

fotógrafos como Alberto García-Alix,

cineastas como Pedro Almodóvar, Fernando Trueba o Iván Zulueta,

nombres ya clásicos de la cultura contemporánea de nuestro país.

En 1980

eran jóvenes con ganas de pasárselo bien por fin,

de cambiar la conversación engolada del franquismo por otra nueva:

más divertida y más libre."

En cada capítulo siempre...

aparecen localizaciones nuevas, diferentes épocas.

Tal vez, en cuanto a sonido directo,

pueda plantear también algún reto.

(Portazo)

-Si estamos en el siglo XIX, vamos a tener que "limpiar"

para que yo haya tráfico de ningún tipo.

En el capítulo 5, por ejemplo, suenan cotorras argentinas,

de las que está Madrid invadido,

y, claro, eso es un anacronismo que tenemos...

que solucionar.

Y aquí me traían mis padres cuando era pequeño.

A jugar y tal.

Entonces, bueno, tenemos que editarlo y...

arreglárnoslas...

para que suene... así.

Y aquí me traían mis padres cuando era pequeño.

A jugar y tal.

Nuestro objetivo siempre es...

salvar las secuencias con el sonido directo,

utilizando tomas alternativas, editando,

pero hacemos doblajes ya como último recurso.

Pues este tipo de secuencias...

se ruedan sin música,

los figurantes

hacen como que hablan, pero realmente no hablan.

De niño escuchaba a Leño en casa, era el grupo favorito de mi padre.

¿De quién?

¡Mi padre! Siempre me pregunté cómo hubiera sido un concierto suyo.

Mira, ventajas de trabajar en el Ministerio.

En primer lugar, nosotros...

añadimos ambiente de gente, de bullicio.

(Bullicio)

Por último, añadimos la música,

a la que le damos la sonoridad de...

una sala de conciertos.

(Música rock)

De niño escuchaba a Leño en casa, era el grupo favorito de mi padre.

¿De quién?

¡Mi padre!

La toma falsa en medio de la carrera: se me enreda la capa

y hago un aterrizaje forzoso

con una espada, un puñal, la pistola... Barrigazo.

Rodolfo tiene la broma de que soy como la "groupie"

de los personajes históricos. Yo prefiero llamarme musa, pero...

¡Por España!

Francesc Corella es el mejor malo que podemos tener.

He hecho una buena galería de hijoputas.

-La semana que viene vamos a viajar a tiempos de la picaresca

y vamos a ponerle cara a un personaje

al que quizá muchos espectadores no contaban con ver por aquí.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 5

Los archivos del Ministerio - Capítulo 5

23 mar 2015

En este capítulo viajamos con la patrulla a la movida madrileña, años  80, y se cuenta porqué Picasso pintó el Guernica y cómo volvió a Madrid en 1981. También conocemos a los actores que dan vida a los padres del personaje de Julián. Y Julián Villagrán cuenta cómo es Velázquez.

ver más sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 5" ver menos sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 5"

Los últimos 23 programas de Los archivos del Ministerio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios