www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.1.0/js
3012907
No recomendado para menores de 12 años Los archivos del Ministerio - Capítulo 1º - ver ahora reproducir video 34.51 min
Transcripción completa

Hola, yo soy Julián. Encantado.

Amelia.

Encantado.

Ah, que eres de otra época, ¿no?

Sí.

Vale.

(Música)

Nuestro secreto es este ministerio.

¿Y qué ministerio es éste?

El Ministerio del Tiempo.

Sígame.

La idea del Ministerio del Tiempo surge

como concepto hace muchísimos años,

hace casi quince años,

porque tanto Pablo Olivares, mi hermano, como yo,

somos grandes fans

de la ciencia ficción, del género fantástico,

y de la literatura fantástica.

Para mí es un género que me encanta. Me parece

que es el género que hace soñar al espectador realmente.

Cuando me ofrecieron el proyecto y empecé a contarles

que iba a hacer esta serie, siempre les contaba:

"Es sobre viajes en el tiempo,

una brigada que hace viajes en el tiempo y tal".

Siempre todo el mundo se quedaba un poco desconcertado:

"¿Pero viajes en el tiempo cómo?".

Primero recibí una llamada de Javier,

eso fue lo que más me atrajo de entrada,

me llegaron los guiones y aluciné.

Me gustaron mucho.

es un ministerio clandestino, pero, sin embargo, es...

el día a día de la gente, no dejan de ser funcionarios

y pasa uno vestido de romano con cara de aburrido:

"¡Me han bajado el sueldo! 'Mecagüen' la...!".

Este tipo de cosa cotidiana

creo que funciona muy bien para la serie.

Se crea una dinámica más de "normalidad".

Y eso es lo bonito, que aparezca también que es un trabajo más.

Le da realismo.

Pero ¿cómo es que nos quitan la extra de Navidad?

-Nos hacía gracia la idea del día a día de un ministerio

y al mismo tiempo confrontarlo con el concepto tan fantástico

como viajar por el tiempo. Hay Ministerio de Economía,

Ministerio de Agricultura, Ministerio de lo que sea,

¿por qué no hacer un Ministerio del Tiempo secreto, oculto?

Me sedujo todo, es un lujo estar aquí,

porque están los mejores del país, sinceramente.

Es una pasada.

Cuando me enviaron el guión me quedé tonto.

-Me quedé alucinado.

Que cuenten conmigo en un proyecto

de estas características... Me siento muy orgullosa.

Hacía tiempo que no había visto una cosa tan novedosa.

"¡Vamos a tirarnos de cabeza a este proyecto como sea!"

Tanto el personaje como la historia

y las historias que ocurren en cada capítulo son fascinantes.

No sueles tener oportunidad de hacer una historia de este tipo.

Yo pienso que ésta es una serie que...

marca un hecho diferencial en la televisión.

-No, no, no.

-Capítulo 1, 21-1, primera. -Marca.

¡Acción, Rodolfo!

Vamos.

Hemos crecido con ese género de aventuras,

con ese género de Indiana Jones que a todos nos hizo soñar,

"La guerra de las galaxias".

Es una serie muy de acción, muy de ciencia ficción,

de situaciones que se salen de la realidad,

pero dentro de una naturalidad cotidiana.

Somos españoles, ¿no? Improvisen.

Tiene mucho sentido del humor, tiene componentes dramáticos.

Los personajes sufren de una manera, pero...

no estamos enseñándolo todo, sino que, bueno,

nos guardamos nuestras cositas.

-Es ciencia ficción, es historia...

-Siempre hemos sido grandes fans de autores como Philip K. Dick,

Asimov, Wells, muy distintos,

pero sobre todo hay una novela que nos marca mucho

y que yo creo que es el origen, en realidad, de esta serie:

"Las puertas de Anubis", de Tim Powers.

Aquí trabajan funcionarios españoles de distintas épocas

con la misión de que la historia no cambie.

Nuestros funcionarios viajan a la época

donde se produce una alteración del tiempo y la corrigen.

Y luego, evidentemente, ha habido series

que han tratado el tema del tiempo,

pero cuando la gente dice: "¿Doctor Who a la española?"...

No tiene mucho que ver con el concepto de viaje por el tiempo,

no se viaja al futuro, no hay alienígenas, otros planetas...

Es la historia de España, el futuro es el día de hoy

y, a partir de ahí, para atrás. No tiene nada que ver.

-¡Acción, cámara!

¡Acción!

-El capítulo 1, por supuesto, es el "capítulo 1",

es arrancar un "proyectazo" como éste.

¿Cómo le explicas al público que hay uno del Tercio de Flandes

que se convierte en un agente del Ministerio del Tiempo

y que se dedica a viajar de puerta en puerta

para resolver problemas?

O una chica como Aura Garrido,

en el papel de Amelia,

primera alumna de la Universidad de Barcelona,

allá por 1880,

y, de repente, se ve en el Madrid de 2015

y tiene misiones como ir a salvar a El Empecinado.

-Una serie es una novela.

Puedes novelar una historia. Son películas de 10, 20 horas,

y el personaje tiene un desarrollo

que yo creo que ayuda mucho.

-¡Vale, corta!

Julián Martínez es paramédico,

trabaja con una ambulancia, tipo Samur.

Vive un drama muy fuerte, perdió a su novia en un accidente,

a su mujer.

Y, bueno, desde ese momento, pues no tiene nada que perder.

No le da mucho valor a su vida

y eso para el Ministerio es muy útil.

Él no quiere entrar en el Ministerio en un principio,

pero, o entra en el Ministerio o lo encierran en un psiquiátrico.

Entonces, entre las dos opciones, decide ser "libre".

Yo creo que reclutamos siempre...

Hay unas bases que tenemos siempre presentes para reclutar.

Primero, necesitamos gente que no tenga un arraigo especial.

En el caso de Julián, ha perdido a su mujer,

no le importa la vida. Es una persona valiente y arriesgada

hasta la inconsciencia. Después de su mujer, no le importa nada.

Casado con su novia del instituto, fallecida hace 3 años

en un accidente de tráfico. El causante se dio a la fuga.

¿Es ella?

Desde entonces, sufre cuadros de depresión

con tendencias autodestructivas, pero se niega a ser tratado.

-El personaje de Rodolfo Sancho son los ojos del espectador,

porque él es del 2015, como el espectador.

-¡Acción!

El espectador se asombra cuando se asombra mi personaje.

¿Esto qué es?

Don Alonso de Entrerríos.

Julián al principio a Alonso lo pone muy nervioso. Muy nervioso.

Todas las referencias a "Terminator"

y a "Mortadelo y Filemón"... Es como: "A éste no lo entiendo".

¿Sabes cuando hablas con una persona de tu misma lengua

y no te estás entendiendo? A Julián y a Alonso les pasa esto.

Trabajar con Diego es un placer porque aprendo todo el rato.

Es un actor que tiene unas tablas inmensas

y es maravilloso, aparte de por la confianza que establece,

lo divertido que es,

que en las condiciones más difíciles de rodaje

siempre te saca una sonrisa y hace que te relajes.

Es un placer aprender a su lado.

Muchas gracias. Qué bonito. Me gusta mucho.

(RÍE)

Rodolfo nos parecía que tenía que ser Julián

y queríamos que siguiera estando en la cadena.

No queríamos que se fuera.

Y además nos parecía que él podía ser ese Julián,

esa persona del presente,

una persona de Carabanchel,

alguien que a través de sus ojos

nos sirviera para entrar en el Ministerio.

La influencia de Orlando Furioso en Lope de Vega es clara

en el tema de la locura.

¡Tonterías!

Rodamonte o el propio Orlando son tomados como modelo.

¿Me deja continuar con la clase?

La mujer de mi personaje...

Tienes que estar muy despierta, ella es una mujer muy despierta.

Entonces, te obliga, te fuerza, a estar todo el rato

muy "mental", como...

absorbiendo todo lo que sucede a tu alrededor

y estar muy atenta a lo que va a sucediendo.

Y, sobre todo, a... Yo soy muy emocional, en realidad,

y ella es mucho más de analizar las situaciones.

Ya está El Empecinado.

¿Quién?

Tú sí sabes quién es, ¿no?

Sí, sí, pero cuéntaselo tú mejor.

Es una tipa que sabe muchísimo de historia. Entonces,

cuando estamos en misiones,

puede aportar datos que a lo mejor los otros no tienen.

Interpretar a alguien que es más inteligente que tú

y que sabe hacer cosas mejor que tú siempre es un reto.

Pero tú eres muy inteligente, tú sabes... de todo.

No sé yo.

Con lo cual, tienes que decir textos que tú no sabes

sobre cosas que no conoces,

como si para ti fuese lo más normal del mundo

y lo tuvieses en la cabeza todo el rato, como la receta

de un huevo frito, vamos. (RÍE)

¿Cuál es la receta de un huevo frito?

Poner aceite... (RÍE)

Y echarlo en la sartén.

De alguna manera, Irene decide captar a Amelia.

Es ella quien va a captarla.

Sabe que es

una mujer sensible, perceptiva, capaz de tomar decisiones,

inteligente, buena,

pero que necesita más de lo que su tiempo puede darle.

Es muy avanzada para su tiempo,

de quien sabemos que no le importaría nada

deshacerse del pasado

para vivir nuevas experiencias.

-Es una heroína de su época,

de las primeras mujeres que va a la universidad.

La Fonda del Oso. No está lejos. A caballo llegáis en media hora.

¿No pretenderéis que la dama monte a caballo?

Sé montar a caballo.

Pues lo siento, pero yo no.

Los compañeros de Amelia aportan todo lo que ella no ha tenido,

que básicamente es experiencia en la vida.

Y eso es lo más valioso que encuentran sus compañeros,

que ambas son personas muy vividas,

muy prácticas, muy de acción,

y le ponen el contrapunto

a lo mental que tiene Amelia.

Me encanta como hablas,

como un caballero de los de antes.

-Alonso es un soldado de los Tercios de Flandes.

Es una persona, pues eso, que está acostumbrada

a batallar, a pelear, a luchar codo a codo con sus compañeros

y un poco resume todas las características

de este tipo de soldados.

Los Tercios se caracterizaban por ser

soldados muy leales,

muy sanguinarios también.

Pero, bueno, tenían como valores

la dignidad, la honra,

la disciplina...

Cuando una dama dice "no", es no, aquí y en París.

¿Qué parte de no llamar la atención no ha quedado clara?

Dos franceses son muy pocos para un español.

Está acostumbrado a estar en sitios inhóspitos,

a la batalla,

y en los momentos de acción es un personaje muy válido, claro.

Necesitamos un soldado que en un momento dado sepa pelear,

y lo cogemos en un punto extremo:

no puede tener arraigo a la vida, es un condenado a muerte.

La alternativa es "O te condenas a muerte o vienes con nosotros".

Le va a costar trabajar con mujeres.

Sus valores son antiguos, pero eso tiene su lado bueno.

Su sentido del honor y de la palabra ya no se encuentran.

Vive otra sociedad, otros valores,

y no está acostumbrado a que las mujeres manden.

No entiende la democracia, no la ha vivido.

¿Quieren impedir que España gane la Guerra de la Independencia?

Exacto. ¿Se imaginan lo que pasaría si lo consiguieran?

-Perdonen vuestras mercedes, ¿qué independencia?

-La nuestra.

-A Alonso le ponen muy nervioso todos los comentarios acerca de:

"España es un desastre".

Entonces, no entiende

que nos echemos tierra encima

y que estemos todo el rato criticándonos.

Y eso lo lleva muy mal porque él realmente

ha vivido en un época en la que, pues eso,

"el sol no se ponía" en nuestro imperio.

Es algo que le choca muchísimo.

(NARRADORA) "El 18 de octubre de 1807"

"las tropas napoleónicas" "entran en España."

"Se suponía que venían" "sólo de paso a Portugal"

"para trocear el país" "y repartírselo con España."

"Así que Manuel Godoy"

"dejó el camino libre" "al ejército invasor."

"Porque, conociendo a Napoleón," "¿de verdad creían"

"que no aprovecharía para" "invadir toda la península?"

"En efecto, fueron conquistando" "las ciudades una a una."

"Encima, el plan incluía" "quitar al rey Borbón"

"y colocar a una dinastía nueva"

"encabezada por su propio" "hermano, José Bonaparte,"

"más conocido" "como "Pepe Botella"."

"Claro, Napoleón pensaba"

"que España aceptaría"

"convertirse" "en provincia de París"

"con tal de implantar aquí" "los ideales revolucionarios"

"de libertad, igualdad" "y fraternidad."

Defienden España oficiales, gente que se había retirado,

campesinos, bandoleros...

Y los afrancesados, curiosamente,

son los que organizan

la Constitución de Cádiz y todo esto.

-Guerra de la Independencia. Historia, en la segunda planta.

-"Guerra de la Independencia". Vale, empezamos.

-Benito es un afrancesado

y entonces cree que las tropas napoleónicas,

en este caso Thibaut,

va a traer todo lo bueno de la Revolución Francesa a España,

pero parecer ser que no es así del todo.

(NARRADORA) "En España" "los franceses desplegaron"

"250.000 soldados."

"¿De qué iba a comer" "toda esa tropa?"

"De lo que diera la tierra, que" "pertenecía a otras personas."

"Ultrajados y ofendidos,"

"los españoles se unieron para" "luchar contra el "français"."

"¿Pero a favor de qué luchaban?"

"¿Por Dios, la patria y el rey," "como siempre,"

"o por una España libre"

"sustentada en" "los valores revolucionarios?"

"Todos lucharon por España,"

"pero a los liberales" "los llamaron "afrancesados""

"y tras la guerra los acusaron" "de traidores a la patria."

¿Se puede viajar al futuro?

No, el tiempo es el que es.

Entonces, al poder viajar al pasado,

se podría mejorar nuestro presente.

Eso sería peligroso.

Nuestra historia puede que no sea la mejor posible,

pero podría ser peor.

Por eso necesitamos su ayuda.

Yo creo que la fuerza de la historia, de los guiones,

es lo que ha hecho ir uniendo a un equipo que decía:

-"En esto tengo que estar". -Una serie que no es de época,

sino que es de todas las épocas

y había que reconstruir todas las épocas.

A mí cuando me cuenta eso, se me ponen los ojos como platos.

-Cuando lees la primera vez en tu casa, en el mes de mayo,

los guiones y te hablan

del acueducto de Segovia,

piensas: "Joder, qué imaginación que tiene esta gente.

Qué maravilla, ya veremos luego cómo queda".

-El principio fue un momento extremadamente creativo.

Nos juntamos el director de fotografía con el de arte,

los productores, todos en la mesa, con nuestros diseñadores.

Entonces empezamos un poco a intentar plasmar

-qué iba a ser el Ministerio... -Ubicarlo, cómo funciona,

por dónde llegas, cómo apareces

en ese pozo infinito con unas escaleras

que van dando hacia diferentes túneles

llenos de puertas que te conectan con el pasado.

-Esto es un poco los primeros bocetos de todo esto.

-Cuando ya decidimos que el Ministerio era subterráneo...

Esto era un poco la bajada al "averno", digamos,

con sus pasarelas que iban hacia las puertas.

-Julio Torrecilla

ha hecho una labor increíble

con unos medios que no son excesivos.

-Las entradas a la escalera.

El despacho de Salvador.

El despacho de este señor... Yo creo que todos los Ministerios

son un poco como que se ha acumulado el trabajo

y que es un poco chatarrero.

-Una serie con estos ingredientes no es lo habitual.

Rodar género fantástico

con un punto de comedia,

pero con un enfoque totalmente diferente a la comedia

que se viene haciendo en este país

y la posibilidad de que cada capítulo de la serie

sea una historia diferente.

Bueno, en este género de aventuras siempre hay humor.

Piensas en Indiana Jones, en los momentos más dramáticos

que puede tener Indiana Jones...

No sufres realmente.

Pasamos en un momento del drama a la acción más tremenda,

pero, por encima de todo, es alta comedia.

Como en "Terminator", ¿no?

El humor lo da la situación

y eso es el gran logro de los guiones de Pablo y Javier.

Tú sueltas tu frase de una forma neutra,

sin intentar contar un chiste, sin intentar hacer gracia,

y entra igual.

El punto cómico lo tiene Rodolfo Sancho

y yo estoy alucinado.

No sé si estoy en condiciones de decir lo mismo.

Vale, dispara para la esponja y sería... ¡Acción, Nacho!

(Disparo)

Tú imagínate

que yo necesito hacer una foto robot tuya.

Puedo hacer dos cosas. Mandarte a un fotógrafo

o, si tengo...

uno de los pinceles importantes de la Historia del Arte

en el mundo entero,

le digo: "Diego, por favor, hazme una foto de esta chica".

Y va Diego Velázquez y te lo hace.

Es muy bueno.

¡No va a ser bueno el "jodío!" Es Velázquez.

Claro, él de repente llega a esta época

todo el mundo le llama por un nombre que no es el suyo,

hasta que al final dice: "¿Quién narices era este Alatriste?".

Y en la escena en La Casa del Libro se hace,

no sabemos cómo, con el libro.

Primero le sorprende mucho, pero luego, cuando llega a su casa,

él lee el libro y piensa: "Oye, pues qué bien, ¿no?

Qué bien que me hayan confundido con éste".

-Te vas a una cárcel del siglo XVI y ves un reloj

o vas a una universidad del 1880 y sacas un móvil.

(Ruido de tráfico)

-Claro, yo me planteo: "Hostia, un tipo de esta época,

¿con qué alucinaría?".

Y, claro, se para en un semáforo, ve una moto y dice:

"¿Esto qué es? ¿Un caballo con ruedas

que hace un ruido infernal? Pues yo quiero uno".

-La primera dificultad que al menos yo veía es que...

son personajes que no han visto nunca la Gran Vía de Madrid

tal y como es ahora. ¿Cómo reaccionaban a todo eso,

a esos coches, a esa forma de vestir?

Y luego, claro, descubrir esas armas

que no hay que ir cargándolas,

sino que puedes disparar más de un disparo...

Sí, sí, se le abre el cielo.

Dice: "Bueno, cojo estas armas, me voy a mi tiempo y soy...

el que más dispara, vamos".

-Que te hieran y, de repente, estés en una cama

de aquella época,

pero con toda la parafernalia

y todos los instrumentos de hoy por hoy en un hospital.

Con el Samur ahí. Era como raro. (RÍE)

Qué vergüenza, Dios mío.

A mí me pasa lo mismo. En cuanto cambio de época,

se me descontrola la regla.

-A mí me parece que si hay un canal

en el que se pueden contar este tipo de cosas especialmente,

o que se deben contar este tipo de cosas,

y ellos mismos me las piden, es en Televisión Española.

La ciencia ficción es un género muy poco habitual

en la ficción española

y aquí estábamos buscando algo diferente,

aparte del género,

el hecho de que la serie nos permitía movernos

en un campo que a TVE le va muy bien,

que es el campo de la época, de la historia.

Y esto es algo que siempre repite Javier Olivares:

ésta no es una serie de época, es una serie de "épocas".

-A mí una de las cosas que más me ha gustado ha sido que tratan

al espectador como adulto, no se le da todo "mascadito".

-La ficción en este país

está avanzando a toda velocidad.

Hay canales que se atreven a dar otra vuelta de tuerca,

empiezan a romper tabúes,

empiezas a poder colocar las cámaras de otra forma,

empiezas a poder rodar de otra forma...

-La premisa con la que vino Marc a contarnos la serie,

sobre todo era que...

el punto de inflexión que él quería generar con esta serie

era el de hacer cine para televisión.

-Nosotros hacemos una parte, en este caso el pozo, por ejemplo.

Construimos una parte del pozo

y todo lo demás, o sea, toda la integración digital,

es a partir de los cromas.

Y ellos tienen ese fondo para construir absolutamente todo.

-Uno de los grandes espacios del Ministerio es el claustro.

Para crear este claustro, lo que hicimos fue

partir de esta imagen,

en la que tenemos un ciclorama "chroma",

y, a partir de aquí, lo que hicimos fue reconstruir en 3D

el resto del claustro.

-Tú alternas elementos reales

con elementos de "chroma".

Te da la posibilidad de estar mirando a tus compañeros,

de estar en la escena.

Te olvidas de que el fondo es verde

y luego sí que, como espectador, flipas.

-Muchas de las cosas que nos ha tocado hacer en la serie ha sido

borrar elementos anacrónicos como, por ejemplo,

las luces de la universidad.

-Tiene que haber una comunión perfecta entre los departamentos

porque si no es imposible llevar a cabo una serie como ésta.

-No los escogimos porque vienen del cine,

sino porque son buenos.

-Aquí siempre han habido buenos técnicos, buenísimos.

Es una cuestión de que te dejen hacerlo,

es una de las cosas que más me gustan en la serie.

De repente, ha sido como: "¡Adelante!".

Hay alarde técnico, hay alarde de todo, de lo que quieras,

pero es una superproducción.

No he rodado en "chroma", quiero la hoja de reclamaciones.

Una de las cosas más bonitas que tiene esta serie es que...

te presenta pinceladas de otras épocas

y a mí, por lo menos como espectadora, en cierto modo,

cuando lo iba leyendo me daban ganas

de empezar a buscar información sobre esas épocas,

y aparte de que lo necesitase como actriz.

Te despierta mucho

la curiosidad sobre cómo vivían, qué les sucedía,

quiénes eran esos personajes históricos de los que se habla

y aprender un poco sobre las cosas que nos van contando.

Aprovechen ustedes cualquier motivo para sublevarse.

-Pero... que todo el mundo sepa que no vamos contra el rey

ni contra la reina.

No vamos ya ni siquiera contra Godoy,

nuestro enemigo es... Napoleón.

(NARRADORA) "¿Qué opciones" "tenía un "patriota" en 1808?"

"¿Unirse a un ejército" "que ni era capaz"

"de dar de comer" "a sus soldados?"

"No." "Si alguien ganó aquella guerra"

"fue un ejército informal:" "la guerrilla."

"Sus líderes eran propietarios" "de tierras saqueadas"

"y su tropa," "los campesinos locales,"

"que luchaban codo a codo" "con sus parientes y amigos."

"Hubo alrededor" "de 600 cuadrillas,"

"poco más de 50.000 hombres" "sin uniforme"

"que atacaron a los franceses" "en ese campo de batalla"

"que tan bien conocían:" "sus propias tierras."

-¡Vamos a por ellos!

-Pues El Empecinado básicamente era un "crack", (RÍE)

ese tipo de hombre que se va haciendo.

Sin darte cuenta te has metido en un "fregado"

y encima tienes a 6.000 tíos mirándote,

que con los ojos te dicen: "¿Y ahora adónde vamos?".

Y tú tienes que decir: "Pues no lo tengo muy claro, pero...

la 'patata' me dice que por allí".

-Todo lo he repartido entre los vecinos de los pueblos.

-¿Con qué derecho? Esas presas no eran tuyas.

-Yo no me he aprovechado de ellas, mi general,

se lo pueden atestiguar los alcaldes.

Nunca he temido hacer mal.

-Es la historia de los héroes, que de repente se convierten

en bandera o en cabecillas

de movimientos que acaban cambiando la historia.

¿Le puedo ayudar en algo, señorita?

Hicimos una aproximación buena tanto Marc como los de vestuario

como el equipo de maquillaje para dar ese aspecto.

¿Y si El Empecinado levantase la cabeza y dijese:

"Éste no ha hecho mal de mí"? (RÍE)

Espero que así sea.

-Sin duda y sería faltar a nuestra historia,

en una serie como ésta no lo podemos hacer,

el pasado de buena parte de la audiencia

está ligado a las series de Televisión Española.

Si viajamos a la Guerra de la Independencia,

estamos en una taberna de la época

y hay alguien que se llama Curro Jiménez,

pues estamos hablando de nuestra historia

y todo el mundo sabe que estaba ese personaje.

-Necesito sus nombres.

Me obligan.

Amelia Folch.

Alonso de Entrerríos.

Curro Jiménez.

(Sintonía de "Curro Jiménez")

Sí, es un homenaje, un homenaje a mi padre.

Un homenaje tanto de Pablo y de Javier Olivares,

que en sus inicios trabajaron mucho con mi padre también.

Un homenaje por parte de TVE, con la que...

tantas series hizo.

Y, por supuesto, un homenaje mío hacia él.

¿Cómo murió tu esposa?

Mañana,

23 de octubre de 2012, poco antes del mediodía.

Atropellada por un coche.

Me dijeron: "Tú estás muerta". Y digo: "Empezamos bien".

"Entonces, ¿no salgo?"

No salgo.

Y, claro, lo de viajar... funciona.

Da mucho juego.

Es una serie de viajes por el tiempo

y la gran historia de amor viaja en el tiempo.

Es la historia de Julián, del personaje de Rodolfo Sancho,

que perdió a su mujer tres años atrás

y que tiene una dependencia emotiva

sobre esa relación perfecta que tenía.

Hace trampas para...

El Ministerio es la posibilidad

de recuperar algo que ha perdido.

Ese continuo intentar recuperar ese pasado que ha perdido

me parece que es una historia de amor...

distinta, que no se basa en tópicos.

-¡Corta!

-Tú, cuando se te muere alguien,

recuerdas lo mejor de la persona.

Y cuando el espectador sabe que la persona está muerta,

todo sube mucho más.

Pero yo creo en relaciones buenas también,

no quiero pensar que sólo es porque ya se muere.

Yo creo en el amor

que, cuando lo encuentras, todo es fácil.

Maite es el gran amor de Julián.

Julián es, obviamente, un hombre de una mujer.

Y si no llega a ser por la desgracia que sufren,

hubiesen estado siempre juntos.

Date cuenta que somos seres humanos solos.

El Ministerio no te permite tener mucho lazo afectivo.

Por eso capta a Julián.

En el primer capítulo ya se ve cómo ha perdido a su chica

y para él la vida no tiene sentido.

Cuando a Irene la captan, está en el mismo punto.

Eso es una caja de sorpresas maravillosa en la serie

que te traslada a otras épocas y que,

bueno, te da cierta esperanza en el ser humano también,

porque la vida siempre puede volver a interesarte.

¡Cuadro!

Vale. ¡Acción!

Hace unos días pensaba que nada merecía la pena.

Y, cuando me obligaron a trabajar en el Ministerio,

creí que era una locura.

No fuiste el único.

Sin embargo, ahora sé que me ha dado la vida.

Buenas noches.

Buenas noches.

Cuando tú te mueres, no sabes que te vas a morir.

A mí me gustaba mucho la idea,

que creo que por guión ya estaba,

de que tú no sabes que te vas a morir

y tú estás contenta, positiva, como siempre.

Y, bueno, si tiene que arreglar algo, es práctica,

pues lo arregla y ya está,

pero con... (GESTO)

-Recuerdo que a mi hermano, cuando le diagnosticaron la ELA,

que fue un impacto terrible, fue cuando empezábamos "Isabel".

Y me dijo una frase que ahora la puedo decir porque ya no está,

antes me daba vergüenza decirla, que era:

"Como guionista, he hecho morir con dignidad a tantos personajes

que espero hacer lo mismo conmigo".

Entonces, cuando de repente la gente dice:

"La muerte de Enrique IV en 'Isabel',

en el último capítulo,

es la mejor muerte que he visto en una serie de televisión".

Era la primera muerte que escribía mi hermano

sabiendo que estaba condenado a muerte.

-¿Majestad? ¡Majestad!

-Y en el "Ministerio del Tiempo" hay una especie de despedida...

suya del mundo

y despedida de lo que él quería.

Era como una especie de...

Hay capítulos, como el 1; como el de Lope de Vega, el 2,

que son verdaderamente...

testamentos positivos

de alguien que está haciendo su último guión.

Y sí, en este caso hay algo muy, muy personal,

y yo creo que le da a la serie

un valor que cualquier otra serie no tendría para mí.

Te quiero, Maite.

"Te quiero más que a nada" "en este mundo."

Quiero que no se te olvide, Maite.

"Que no se te olvide nunca."

Tú y yo tendríamos que discutir más a menudo.

("MAITE") ¿Quién no quisiera ir al pasado

para reencontrarse con gente que ya no está

y a la que quiere, y hablar con ella?

Claro, es muy fuerte. Es muy fuerte.

Es que cualquier ser humano que esté viendo la serie

entiende lo que estamos diciendo.

Tienes la posibilidad de ver a tus seres queridos,

de volver a hablar con ellos,

y de intentar retomar

el punto donde cambió tu vida.

A mí me gustaría poder viajar en el tiempo

para poder seguir hablando con mi hermano.

-"Making of", Víctor Clavijo, o sea, yo mismo: 1.

("ALONSO") El 2 a mí me parece un capítulo brillante.

Lope de Vega tiene harto a Julián porque es un crápula.

Todo el rato le está hablando en verso y mareándole...

Lope es un hombre bastante seductor,

con lo cual creo que es bastante obvio que ante un hombre

seductor, atractivo y al que Amelia admira, (RÍE)

pues...

La misión es lo de menos.

Se convierte en lo de menos. (RÍE)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 1

Los archivos del Ministerio - Capítulo 1

24 feb 2015

Los actores Rodolfo Sancho, Aura Garrido y Nacho Fresneda hablan de sus personajes en la serie EL MINISTERIO DEL TIEMPO. También se entrevista al creador, Javier Olivares, y al director, Marc Vigil. La patrulla viaja a la España de la guerra de Independencia y el Empecinado.

ver más sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 1" ver menos sobre "Los archivos del Ministerio - Capítulo 1"

Los últimos 23 programas de Los archivos del Ministerio

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios