Libros con uasabi La 2

Libros con uasabi

Domingos a las 13:00h

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3619357
Para todos los públicos Libros con uasabi - 29/05/16 - ver ahora
Transcripción completa

Este es el penúltimo programa

de la segunda tanda de "Libros con uasabi".

Lo he titulado En el ojo del tifón. Enseguida sabrán por qué. Empezamos.

Todo está en los libros. Todo está en los libros.

Todo, todo, todo está en los libros.

En el año literario español hay dos fechas señaladas:

el Día del Libro, que cobra especial significación en Barcelona

pero se ha extendido al resto de España;

y la Feria del Libro de Madrid,

que empieza a finales de mayo y dura hasta mediados de junio.

Tres semanas en las que decenas de miles de curiosos

se agolpan en el Paseo de Coches del Retiro,

y en las que una pléyade de escritores y pseudoescritores

acuden a firmar sus obras.

Estamos en ella. Hoy, 5 de junio, pasa su ecuador.

Al referirme, hace un momento, a quienes la visitan

no he dicho lectores, sino curiosos. Podría haber dicho espectadores.

La feria se ha ido transformando, poco a poco, en un espectáculo.

Con ello demuestra que es hija de su tiempo;

pues casi todo en el festivo mundo de hoy es espectáculo.

El último ensayo publicado en 2012 por Mario Vargas Llosa

se titulaba "La civilización del espectáculo".

Los hechos, lejos de quitarle la razón, se la han dado.

El mundo, entendido como espectáculo, va a más;

mientras la literatura, entendida no solo como entretenimiento

sino como espacio de reflexión, emoción y creación, va a menos.

Hay que estar ciego y sordo para negar que es así.

Asusta ver las listas de los libros más vendidos:

novelas rosas, históricas, negras, de vampiros,

de género, libros de autoayuda,

psicologismos de vía estrecha, recetarios de cocina.

Asusta comprobar que el Paseo de Coches del Retiro

se convierte estos días en pasarela de intrusos:

políticos, actores, presentadores de televisión, cantantes,

triunfadores virales que publican libros

generalmente escritos por otros que no son escritores.

Ellos firman, atraen a los curiosos y a los adolescentes,

y tienen largas colas ante las casetas.

Hay alguna excepción. Las excepciones son solo eso.

Perdonen que sea tan pesimista.

Firmé por primera vez en la Feria del Libro de Madrid en 1979

Desde entonces solo he faltado a ella en una ocasión, quizá en dos,

y en la de este año. Se acabó. No pienso volver a hacerlo.

No soy ni quiero ser una atracción de barraca de feria.

Solo soy y quiero ser un escritor.

Es posible que en una próxima feria, si llego a ella,

me convenzan para que cambie de opinión. Lo lamentaré.

El tifón se refiere a la cantidad de libros que se publican en España

y a los que, los lectores, por razones de reparto distributivo,

de atención y de información, no pueden dar abasto.

Todo el mundo está de acuerdo en que el exceso de títulos,

de baja calidad, es uno de los vectores

que nos lleva a la crisis de ventas y de lectura

a la que nos enfrentamos desde hace bastante tiempo.

Tampoco nosotros damos abasto. Hoy, prescindiendo de mi entrevista

con un escritor invitado, vamos a pasar a las recomendaciones.

Programa tras programa nos vemos obligados a ni siquiera mencionar

la mayor parte de los libros que traemos.

Saquémonos esa espina; guiemos a los espectadores por el laberinto

de los libros que se van a encontrar, o no, en la Feria.

Por orden intervendrán Ayanta, Anna Grau y Elia Rodríguez.

Verán que ahí tenemos una butaca vacía.

Entre los Caballeros de la Tabla Redonda, o en la propia Tabla,

se dejaba siempre un asiento vacío, reservado al que ha de llegar.

Se le llamaba el asiento peligroso. Al final del programa entenderán

por qué esa butaca estaba vacía. Ayanta: tu primer libro.

(BALBUCEA) Bien has dicho. La verdad es que da...

A mí siempre me da pereza estar atenta

a las novedades. Siempre espero que alguien me los recomiende

(BALBUCEA) antes que acometer la lectura;

excepto con algunos escritores que sé que no me van a defraudar.

Es el caso de Ian McEwan. Enseño la portada del libro.

Es su última novela, "La ley del menor", publicada en Anagrama.

McEwan es uno de los escritores vivos que prefiero.

Hemos leído un montón de obra suya, como fue "Expiación",

(BALBUCEA) esa novela... un tochazo.

Esas novelas que no puede uno dejar de leer, desde la 1. página;

o "Chesil Beach", o tantas otras.

Es uno de los tres grandes de la narrativa británica.

junto a Martin Amis y Julian Barnes.

Es uno de los que acredita que la narrativa británica

es más autoexigente. Para ser grande no vale escribir chorradas.

Las novelas de McEwan... es imposible que no te gusten.

Están tan bien armadas, son tan sabias, penetrantes,

que no conozco a nadie que le sea indiferente.

Llevo años intentando que le den el Premio Príncipe de Asturias,

del que soy jurado, y consigo yo y compañeros míos en el jurado

llevarlo hasta ser finalista; pero en el último momento lo paran.

(AG) ¿Por el sexo? ¿Por el tema políticamente incorrecto?

No, no. Porque hay otros autores que les gustan más.

McEwan tiene algo extraordinario. Por un lado, los elementos clásicos

del escritor de novela.

Por otra parte, la innovación más moderna.

Él está tratando unos temas absolutamente contemporáneos.

En "La ley del menor" habla de una pareja,

de una pareja de éxito de mediana edad, sin hijos.

Ella es jueza. Están en una crisis que, en principio, no parece tal.

Están en esa serenidad que esconde una crisis.

Lo que se llaman matrimonios zombis. Matrimonios zombis.

Él se enamora de una mujer más joven, como siempre,

y ella está demasiado absorbida por su trabajo para darse cuenta.

McEwan nunca va por una sola línea; a veces hay muchas líneas.

Se junta la situación laboral de esta mujer,

que se tiene que enfrentar a un caso muy complicado en el que se mezclan

la justicia y la fe. Muchas veces son dos elementos antitéticos

porque se tiene que enfrentar con un chico menor de edad,

Testigo de Jehová convencido, que desarrolla una leucemia curable

pero tanto él como sus padres deciden no realizar una transfusión.

Por lo tanto decide morir. Esta jueza tiene que hablar con él,

valorar la situación y firmar... una cosa que dice

que le van a hacer la transfusión puesto que es menor de edad.

A partir de ahí se genera una situación

en la que el chico se queda enamorado de esta mujer.

¿Le salva la mujer o no le salva? Son decisiones donde la moral,

la fe, la justicia, la política se mezcla;

al tiempo de la crisis de esa mujer. Una novela con un toque romántico.

McEwan muchas veces utiliza sabiamente esos elementos sin caer

en la cursilería, que te atrapa desde la primera página.

Como siempre, es Anagrama la que publica este tipo de novelas.

Lo hemos dicho en otras ocasiones.

Es una editorial que publica los textos más interesantes.

De la b a la g; de Barilli a Grau.

Cada vez que veo un libro de McEwan me recuerda una cosa.

En un restaurante me preguntaron "¿qué le ha parecido?".

Dije "asquerosamente perfecto". (A LA VEZ) (HABLAN)

(ER) -El traductor, ¿vendrá por ahí? Vamos a hablar de ellos,

que es importante. Esos grandes olvidados.

No podemos convertir el programa en la guía de teléfono.

(ER) El traductor es importante. (AB) -Jaime Zulaika.

-Me encanta que saques el tema.

Recomiendo un libro de Haruki Morakami: "El elefante desaparece",

publicado por Tusquets. Son relatos, hasta hace poco inéditos,

y traducidos, y sí que es importante,

por Fernando Cordobés y Yoko Ogihara.

Espero haberlo pronunciado bien. Lo has pronunciado bien.

Por hacerlo corto, este señor es el Cortázar japonés.

Los relatos me retrotraen mucho a ese clima inquietante de Cortázar;

de qué va a pasar, qué no va a pasar, qué subyace.

Una mezcla de cotidiano y mágico, sin dejar de ser nunca verosímil.

Lo que me ha divertido mucho, y esto es una pregunta al maestro...

Siempre digo que no sé qué pasa con la literatura, cultura japonesa.

La gente, o no las conoce y les tiene miedo; o si las conoce,

cree que nadie las conoce mejor que él o ella. Hay un punto

de monomanía. Todo lo que he oído a Dragó sobre la cultura japonesa

no tiene que ver con este libro:

las relaciones, el rol masculino, el femenino, cómo la sociedad...

Salen un montón de hombres que no tienen que ver...

Anna: te iba a hacer una observación cuando has dicho

que Murakami podría ser el Cortázar japonés.

Los críticos literarios japoneses, o lectores japoneses, dirían "no".

En todo caso, sería el Cortázar norteamericano.

La consideración que tiene él de cara a los japoneses

es que es un escritor más occidental que oriental.

No lo sienten como propio. Él era traductor del inglés

y se le reprocha, incluso Kenzaburo Oé, el premio Nobel de literatura,

que su estilo no es de literatura en japonés. Es inglés.

Él ambienta sus historias en Japón. Me describes un Woody Allen;

una persona de una cultura que los de su cultura le repudian

por raro, mestizo. Para muchos será de ciencia ficción.

No ambienta las historias en Murcia. (ER) -En Japón.

-A mí, Murakami un escritor inglés no me lo parece.

Me parece un escritor japonés. Otra cosa es que pase

lo que suele pasar. A Almodóvar, en España, lo consideramos

como un marciano; y en Italia consideran que es puro español.

Lo de menos es que sea japonés, inglés, norteamericano.

Es buenísimo. Estos cuentos son son la puñeta de buenos.

Elia. Va.

Hablo de ensayo. Es Remedios Zafra.

No es demasiado conocida pero es una escritora de ensayo muy joven.

Tiene varios premios relacionados con el ensayo.

Ha escrito una novela

recientemente, por Fórcola Ficciones.

El primer libro que voy a recomendar también es de Fórcola.

Ha sacado unas reediciones muy buenas de ficciones.

Es "(h)adas: Mujeres que crean, programan, prosumen, teclean".

No me des campanillazo. Prosumir es una mezcla

entre producir y consumir: "producer" y "consumer".

Es la mezcla entre lo que la mujer ha hecho a lo largo de la historia,

que ha ido produciendo para otros; y no consumiendo para ella,

siendo ese ángel de la guarda en las casas.

-Yo conozco cantidad de mujeres muy consumistas.

Por ahí no atacaría yo. -Me refiero a la historia.

El "shopping" es actividad femenina. No habla de eso.

(AG) -Seguramente va por otro lado pero me he quedado...

-En términos de esa necesidad de holgazanear,

de tener nuestros espacios. La mujer, a lo largo d la historia,

incluso de esas profesiones

en la liberación de la mujer eran mecanografía,

un trabajo demasiado mecanizado, que no tenía ámbito para crear.

Habla de casos como el de la hija de Lord Byron, Ada Byron,

que se cambió el nombre por Ada Lovelace.

Ella dijo "el lenguaje condiciona y a mí me está condicionando".

Lo mismo que Ayanta, que se ha puesto el de su madre.

Voy a mencionar a las dos; por eso lo he traído también.

Ella fue la que inventa, de alguna manera,

el lenguaje de la programación, lo que hoy es programar:

esos logaritmos de unos y ceros. Esta mujer, la hija de Lord Byron,

crea esto. ¿Os acordáis de Hedy Lamarr,

esa belleza que creó la tecnología "bluetooth"?

Son mujeres olvidadísimas. Habla de ella y las pugnas con su padre.

Era científica poeta, decía, para que no se metiera con ella.

Era difícil ser mujer, de manera peyorativa, y a la vez ser hija.

-Hablaba de ella, si no me equivoco, Ángela Vallvey

en su libro... -Puede ser.

¿Un capítulo dedicado a la hija de Byron? No.

(ER) Dedicado a la hija, no. Salía por algún lado.

-Mencionaba esa invención.

-Puede que Mary Somerville, sí. Fue matemática, astrónoma.

Le dieron el título honorífico de la Academia de Astronomía.

Ella se quejaba. Decía "admitidme como tal".

Es la historia de esas mujeres que prosumieron y crearon.

Me toca a mí, pero antes de recomendar mi primer libro;

Anna, después de la estocada de que todavía no soy Byron...

La próxima semana no voy a estar. Para ser Byron...

Él se fue a luchar con los independentistas griegos.

Yo no puedo irme a Messolonghi porque no hay una guerra en Grecia,

pero me voy a luchar a Siria.

La semana que viene estaré secuestrado y alguna de vosotras...

(ER) ¿Qué dices? Ha dicho que no soy como Byron.

¿Qué me falta para ser como él? (AG) Él se fue a Crimea.

Me voy a Siria a luchar.

Padre, lo que te falta es que no eres cojo.

(ER) -Tienes mala leche, como Byron.

Ser cojo se puede alcanzar en cualquier momento.

Quería recomendar, de Fórcola,

ese "cofanetto" que dicen en Italia, esta cajita, que me gusta mucho.

Cuando publiqué "Gárgoris y Habidis" lo publiqué así.

Es una idea con la cual me topé en mis años italianos.

Este "cofanetto" reúne tres libros.

Uno es un libro de Eduardo Martínez de Pisón

que se llama "La tierra de Julio Verne".

Los otros dos son dos novelas de Julio Verne;

dos novelas muy poco conocidas en España.

Una se llama "Claudius Bombarnac" y otra, "César Cascabel".

En ambos casos, Julio Verne cuenta las aventuras de grandes viajeros

que se mueven por lo que Pisón llama el Planeta Julio Verne.

Julio Verne es un escritor que edifica un planeta entero,

lleno de nombres; golfos; cabos; montañas; simas;

nombres propios, algunos inventados, algunos reales;

y configura un globo terráqueo, o extraterrestre, maravilloso.

Una pregunta: Julio Verne me parece uno de los más grandes escritores.

Crea este mundo tirando de su imaginación.

Esta mezcla de una geografía, como se nota en el libro, real

y a la vez imaginaria, es curiosa. Consigue que la realidad

parezca imaginaria, y que lo imaginario parezca real.

Siempre he tenido la sensación, y a lo mejor me equivoco,

de que las chicas no leíais a Julio Verne,

que era una lectura fundamentalmente masculina.

Cuando iba al cole... En mi cole no había chicas,

pero leíamos a Julio Verne y las chicas no hablabais de él.

(ER) Teníamos que tener los pies en la tierra.

Siempre has presumido de ser machota.

Una vez intenté escribir, cuando tenía cuatro años,

"20 000 leguas de viaje submarino". Lo había visto por la tele y pensé

que nadie se iba a dar cuenta. "Qué historia más buena".

No sabía que era de un autor famoso. Menos mal que mi madre me previno,

me puso en la senda y aprendí. Tenemos un traductor: Mauro Armiño.

El tema es que somos de otra generación.

(BALBUCEA) En generaciones posteriores a la tuya, padre,

las mujeres han leído a Julio Verne. Yo me acuerdo

que yo alternaba la lectura de Verne con Sálgari.

Sálgari, no. Retoma el acento italiano. Es Salgari.

Todo Salgari y todo Julio Verne. Verne, aparte de ser gran escritor,

es también un visionario. (ER) -Totalmente. Eso es lo bueno.

-"El viaje a la luna" anticipa todo lo que sucedió.

"El viaje a la luna" y tantas otras. Incluso el Sputnik,

las máquinas que se inventa, tienen mucho que ver

con las que se inventaron luego. Y el experimento del Doctor Ox.

La gente va a los bares y se oxigena.

Fue escritor y nació en una época en la que la ciencia no existía.

(ER) -Un visionario, como buen poeta y creador.

Retiro lo de las chicas. (AB) Siempre acabas retirándolo.

(ER) -Ofendes gratuitamente. (AB) -No es una ofensa.

Yo no leía libros que sí leían las chicas, como "Heidi".

Los chicos no leíamos "Heidi". (AB) ¿Leíais "Marco"?

-Yo leía "El Jabato", "Mortadelo y Filemón".

Me lo quitaron, porque llamé a todo el mundo recontramerluzo.

Es verdad que sí leía a "Celia"; los libros de Elena Fortún.

(AB) Y "Antoñita, la Fantástica". Es verdad.

(AB) Recomendaciones infantiles. (AG) -Y "Guillermo, el Travieso".

Eso era de chicos. Típico de chico.

(AB) Guillermo no me gustaba. (AG) A mí, sí. A mi hija,

que se lo doy a leer, le gusta. Que digas que Guillermo no te gusta

es casi motivo para que te desherede.

Padre, te doy la razón en lo de los chicos y las chicas.

(AG) -No es lo mismo leído por un niño criado con el franquismo

que uno que hace lo que le da la gana

(ER) -Ya estamos con los clasismos. (AG) -Mi hija de diez años disfruta.

Dice "ese niño travieso, tremendo". Llevamos 20 minutos largos

y casi no hemos hablado. Nos va a pasar lo de siempre.

Sois unas charlatanas. Hemos hablado de ensayo, de novela.

También había traído... Los junto, para que nos dé tiempo a todo.

Dos libros de cuentos, que sabemos que se venden menos

que las novelas. Son menos comerciales.

El de Murakami, de cuentos, está en la lista de los más vendidos.

Pero es Murakami. Es cierto que muchas veces no es así.

Se están publicando grandes libros de cuentos como estos dos.

(RÍE) Los dos de Anagrama, nuevamente.

"Hay vida en la Tierra". Te enviarán una cesta en Navidad.

"¿Hay vida en la Tierra?", de Juan Villoro.

Es un escritor y periodista mexicano que escribe unos cuentos

perfectamente construidos. Breves; algunos podrían ser microrrelatos.

Es un género que adoro, porque hay que tener una brillantez

y una inteligencia literaria para poder escribirlos.

Es un divertidísimo catálogo de la vida cotidiana,

con sus deseos, sus ilusiones y sus malos entendidos,

lo cual le añade mucho humor al asunto.

De Juan Villoro, "¿Hay vida en la Tierra?".

Este libro más finito, de Anagrama, es de Sara Mesa: "Mala letra".

Sara Mesa nos está dando muchas alegrías en los últimos años.

No la he leído, pero me la recomendó aquí Miguel Dalmau.

A mí me gusta. Tiene varias novelas. Una que se llama "Cicatriz"

y otros cuentos, otros relatos, como "La sobriedad del galápago"

y "No es fácil ser verde".

Para ser tan joven, porque nació a finales de los años 70...

Como yo. Sí. Igual que tú.

Tiene una producción, cada año, muy interesante.

Mala letra, ¿por qué? Ella era uno de los muchísimos niños

que cogían el lápiz, o el bolígrafo, mal

y era sometida a una presión en el colegio tremenda.

Jamás podía escribir y se ha convertido en escritora.

¿No habrás traído más libros de Anagrama?

No. Ya no son de Anagrama. Hago un juego de palabras

y de Anagrama paso a Anna Graus. Muy bien, padre.

-Me voy a pelear con los tres. Recomiendo una novela negra.

(AB) -No te pelearás. Simplemente no la habremos leído.

-"Soles negros". Es...

sorprendentemente buena. Creedme. Sé que ninguno de los tres

tenéis fe en la novela negra. No tengo nada contra Ignacio.

Simplemente, las novelas negras no me gustan.

Es una mezcla de novela negra e histórica. El protagonista

es un exdivisionario azul, el Capitán Andrade,

que reaparece convertido en teniente del SIAEM que investiga un crimen...

Ya escribió sobre la división azul. Una novela que fue llevada al cine.

Son una serie de novelas. Esta es la última.

Aquí investiga un crimen en la Extremadura profunda.

Os hablo de la época dura del franquismo: años 40, años 50.

(A LA VEZ) (HABLAN)

-Está bien escrito. El estilo es recio, potente. Parece un "western".

(BALBUCEA) Engancha de la primera página a la última.

Me da rabia que haya que ir como pidiendo perdón,

como diciendo "no es una novela negra que transciende el género".

Sí transciende. La novela negra se agazapa mucho talento

que en otro tipo de novela le cuesta más ver la luz

por lo mal montado que está el sector editorial

y por la presión sobre los autores.

Transcurre bajo unos cauces de indulgencia que permite al autor

laborar tranquilo, crecer. Esto es un novelón.

Os compadezco por perderos. Espero que la audiencia sea más lista.

Nacho envía a Anna Grau un queso de Cabrales. Elia.

Cabrales es muy fuerte. Suele invitar a queso de Cabrales

y a otros quesos; excelentestodos de la región asturiana.

Vamos con Fórcola. El de antes era Páginas de Espuma.

Fórcola nos gusta. Está muy bien.

"La Menina ante el espejo. Visita al Museo 3.0".

Fernando, que no es en pro del arte contemporáneo, no se trata de eso.

(TODOS) (RÍEN)

He visto 3.0 y digo "me da un campanillazo o me echa".

De lo que habla Luis Bagué Quílez es de la necesidad de ver en pintura

la écfrasis; analizar lo que es la imagen como poesía.

Habla de Las Meninas y ese juego con los espejos,

que aún no se sabe, y lo que puede haber en torno a Velázquez.

Habla de la hipersensibilidad que tenemos, y que ha supuesto

una pérdida de visión. Fijaos qué aporía, que diría Derrida.

Es una contradicción. Hipersensibles ante la imagen y el estímulo

pero totalmente faltos de visión.

Habla, muy breve lo intento explicar porque es muy interesante,

de Paolo Uccello, del Renacimiento, amigo de Donatello.

Era amante de la perspectiva de Ícaro. Explico el porqué.

Lo tacha como el primer pintor surrealista. Es verdad.

Un hombre del que dice "tan pobre como famoso".

Fijaos. Hoy sería contradictorio. El pobre no es famoso.

Hoy en día el famoso tiene que ser rico.

Este hombre era un enamorado de la perspectiva.

Habla de Ícaro porque dice que él, como Ícaro, quiso subir tanto,

que es lo que tiene que hacer el artista casi de manera temeraria,

que lo compara con un cuadro de Brueghel, contemporáneo suyo,

en el que Ícaro ha caído al mar, se le ven solo las piernas

y nadie le hace caso. El campesino sigue a lo suyo...

Es un cuadro premonitorio de lo que hoy en día pasa:

el artista está crucificado y nadie entiende esa temeridad de alzarse.

Como este, muchos análisis los que hace Luis Bagué.

He cogido este de Uccello y Brueghel pero los hace sobre más.

Parmigianito, que era otro... (AB) -Parmigianino.

Nito, no. Nino Parmigianino, que era parmesanito.

Mazzola, creo que era el nombre. Los Barilli viene de Parma.

Me toca. Genial.

Voy a recomendar otro autor japonés.

En este momento estamos siendo invadidos por obras de Tanizaki.

Ya no pagan derechos de autor y se precipitan a publicarlos.

Tanizaki me parece el más grande de los escritores japoneses;

más que Mishima, Oé, Kawabata, Soseki, Abe.

Con respeto a estos, que figuran en la lista de mis favoritos.

Tanizaki tiene esta mezcla de refinamiento oriental y crueldad

extraordinaria. Es un dandi, literatura tipo Oscar Wilde,

literatura decadentista. Nos da aquí "El club de los gourmets".

Nos cuenta la historia de cinco japoneses,

de cinco sibaritas, entregados a los placeres de las mujeres,

de la buena mesa y del juego.

(BALBUCEA) Es un libro donde hay un erotismo casi canibálico.

Como "El imperio de los sentidos". Aquella película...

¿Canibálico? ¿No es un campanillazo? No. ¿Por qué?

Me ha sonado raro. No tienes derecho a campanillazos.

Se mezcla este erotismo... Recordáis "El imperio de los sentidos".

Es del año 76, y se produce en ese momento una oleada

en el cine europeo...

Por ejemplo, "Portero de noche" de Liliana Cavani.

Tiene que ver con "La grande bouffe", de Marco Ferreri;

con "El último tango en París"; con Passolini.

Todas esas películas son de los años 70. Es curioso.

Luego entra un puritanismo y esa corriente desaparece.

Aquí se mezcla, en este libro magnífico...

Publicado por Gallo Nero.

Se mezcla lo sublime y lo trágico.

Todo condimentado con la brevedad del placer. Recomendable.

Tenía que pasar la palabra a Ayanta y te la paso a ti, Anna.

Lo espontáneo siempre sale mejor. Padre traidor.

Algo has dicho antes que no me ha gustado. Ya me acordaré.

(RÍE) Que no me gusta Guillermo... (RÍE) Eso; lo de Guillermo.

Este libro es una novedad y no lo es.

Es un viejo amigo del programa, Fernando Marías. Un caballero.

Doy fe de que haces una crítica a sus libros y la encaja muy bien.

"La luz prodigiosa" es una novela que escribió hace 25 años.

Ahora edita Turpial en una colección llamada Ópera prima,

donde alternan reediciones de obras conocidas con noveles.

En esta edición apareció Isabel Fuentes y "Un gen fuera de la ley".

"La luz prodigiosa" es una novela de Fernando Marías

muy curiosa de leer y de releer por él ahora

que especula sobre la posibilidad de que Lorca no muriera

al principio de la Guerra Civil, sino que sobreviviera

(BALBUCEA) y un narrador de este libro se lo encuentre.

No digo más por no hacer "spoiler". (ER) -Con amnesias, ¿no?

(AB) -Como Elvis Presley. -Es una novela que escribe cuando...

Fernando Marías... lucha por ser un cineasta y no le acaba de salir.

Él puso mucha fe en esta novela. Era un jovencísimo Fernando Marías.

Es una novela muy curiosa ahora,

tanto para los que han podido seguir la obra de Fernando Marías

como el posterior devenir de las Españas. Un libro...

entre ingenuo y sabio, muy recomendable, curioso.

Me parece genial la idea de Turpial de alternar óperas primas

con óperas añejas, dándose un empujón mutuamente.

Luz prodigiosa la que desparramáis en este programa.

¿Cómo era el libro de Fernando, el del padre?

(A LA VEZ) "La isla del padre". (AB) -Le entrevistamos.

Uno de los primeros programas.

Qué tema tan difícil; y qué bien lo hace.

Ayanta: has sido perdonada. (TODOS) (RÍEN)

-He sido perdonada por mi luz prodigiosa.

Tengo aquí un libro curioso.

Es de Eva Blanch: "Corazón Amarillo Sangre Azul".

Esta vez no es en Anagrama, sino con la editorial Tusquets.

Me gustan los cotilleos literarios. (ER) -Tengo ganas de leer ese.

-Como a todos los que nos dedicamos a esto.

Al principio de la andadura de "Libros con uasabi" tuvimos

a Milena Busquets con... "También esto pasará".

"También esto pasará"; en el que relataba lo que...

Un libro autobiográfico en el que se relataba qué le pasaba

a ella al morir su madre, la conocida editora Esther Tusquets.

¿Escribirás un libro cuando se muera tu padre?

No te quepa duda. -Cuando se sobreponga a la pena.

(RÍE) -Será mi obra maestra.

Das por hecho que voy a morir antes que tú.

(ER) -Por ley natural, se entiende. Evidentemente. Cómo sois.

(AB) -Me habéis dejado... (RÍE) Humor negro. Sigue.

(BALBUCEA) Eva Blanch trabajó con Esther Tusquets.

(BALBUCEA) Esther Tusquets siempre ha dado mucho que hablar.

En el entorno literario, fuera de él, ella como escritora.

A pesar de que hablaba muy poco porque era muy lacónica.

(AB) Debía de ser una mujer de armas tomar.

Las versiones son completamente diferentes,

con puntos en común en el carácter fuerte.

Eva Blanch es la mujer de la hija del hijo...

-¿Es catalana? -Creo que sí.

-Es Eva Blanc. -Lo digo para que no nos caiga...

Lo iba a decir. No siendo yo catalán tiene mérito.

Como es italiana, se lo perdonamos. Es medio italiana.

He dicho Salgari, Sálgari... Eva Blanc.

No puedo hacer la crítica del libro porque me interrumpís.

-¿Cómo has dicho Uccello? ¿A que no lo decimos igual?

Yo sí, porque hablo italiano perfectamente.

(A LA VEZ) (HABLAN)

Que no haya conversaciones cruzadas. Habla del libro de Eva Blanch.

(BALBUCEA) Eva Blanch es...

era la mujer del hijo de Esther Tusquets.

Ha estado muchos años en contacto con ella.

Refleja los últimos años de la escritora

que, como cuentan todos, debieron de ser bastante difíciles.

(BALBUCEA) Habla de muchos otros que pertenecen a este círculo:

Óscar Tusquets, el hijo; Milena; Ana María Moix; Pere Gimferrer.

"Pera" Gimferrer. (AG) Ni Pere ni "Pera"...

Más cerca lo que he dicho yo. (ER) Estamos a esto.

-Para todos aquellos que quieran saber cositas,

este libro es ideal. Aunque los nombres están cambiados

es muy fácil saber que se habla de ellos.

Es un homenaje a Esther con sus luces y sus sombras.

Casi más interesantes las sombras que las luces.

Curiosamente, es muy diferente al de Milena.

Son dos libros que se pueden conjugar muy bien.

A mí me ha gustado más el de Milena.

Solo te pido que cuando me muera, que me moriré antes que tú,

en el libro que escribas sobre mí haya solo luces, no sombras.

Pero las sombras son... Bromeo.

Son, como tú dices, la sal y la pimienta de la vida.

-No os muráis ninguno y escribís los dos.

(AB) -Mucho mejor. (ER) -Gracias, Anna.

Mira qué libro tan bonito.

Jesús Marchamalo tiene este libro: "Tocar los libros".

Es una nueva edición. Fantástico escritor y persona.

Le tengo un aprecio formidable. Es de estos libros que... qué bien,

qué bonito todo lo que dice. Es el libro como objeto y ámbito.

Cómo los escritores colocan sus libros; bibliotecas;

cómo dice libros "esguardamillados", que lo decía Dámaso Alonso

cuando dejaba libros. No los dejaba porque se los devolvían

como este: pintarrajeado, hecho de todo.

Habla de diferentes bibliotecas, como la de Delibes o Lezama Lima,

que ordenaban los títulos por editoriales,

algo que me parece un esfuerzo terrible;

o la de Félix de Azúa o Julián Marías,

que lo hacen por el año de nacimiento del escritor.

También cuenta algunas anécdotas,

como cuando Juan Carlos Onetti le pagó a una niña

para que le ordenara la estantería y, cuando llegó,

Joyce, Rulfo, Le Carré, Juan Ramón, Borges, Cortázar

estaban en el mismo espacio. Los había agrupado por el nombre

de cada escritor; y él quería por apellidos.

Qué sincronía. Me encontré hace pocos días a Marchamalo

y le dije que tenía que venir. Pensé traerlo al programa de hoy.

Luego dije "no; ya somos cuatro. Encima de que no me dejan hablar,

si te traigo, no puedo abrir la boca".

(AG) Fernando, el Mudo. Todos los libros que tengo ahí.

Una vez más, no podré hablar de ellos.

Lo escribe fantásticamente bien. Me gusta mucho porque dice

que Azorín decía que desconfiaras de una biblioteca ordenada.

-Estoy de acuerdo. Y de los libros que no están sobados.

-En esto la gente opina. (BALBUCEA) El orden...

Eres tal cual es tu biblioteca.

Lo que has leído, lo que quisiste leer

y lo que al final has leído. Yo creo que es bonito.

-Tener una biblioteca desordenada es como no tenerla.

-No creas. -Es tener un jardín o una selva.

(AB) -No encuentras nada. (AG) -Te aventuras.

-José Luis Cuerda se deshizo de su biblioteca. Tú imagínate

que dices "quemo los libros". No puedo.

Él tampoco, pero dijo "me armo de valor y lo hago".

No puedo porque tengo demasiados. Se vería desde la luna la pila.

Eso sería un holocausto, no un sacrificio.

¿Me toca ya, Elia? Por favor. Venga, sí. Pues ya está.

El presentador y director, fiel a sus ángeles y a sus demonios,

volverá a publicar un libro

que tiene que ver con la literatura japonesa.

(AG) Dirás recomendar.

¿Qué he dicho? (A LA VEZ) Publicar.

Ya me gustaría, si fuese editor, publicar un libro como este.

La edición de Círculo de Tiza es exquisita,

con unas ilustraciones exquisitas.

Con el título "El paisaje del alma. Japón"

reúne dos textos maravillosos. Uno es de Rudyard Kipling.

El otro es de Inazo Nitobe.

1853. El comodoro Perry rompe el bloqueo secular de Japón

fondeando sus naves negras delante del puerto de Uraga.

1868. Llega Mutsuhito, el nuevo emperador, al poder

y empieza la restauración Meiji, que modernizará todo Japón.

1889. Se promulga la primera Constitución japonesa.

1892 o 1893. Un joven escritor,

Rudyard Kipling, emprende un viaje

desde la India enviado por un periódico, "The Pioneer".

Iba a publicar "De mar a mar". Cuenta sus impresiones de Japón

y de EE. UU. Este libro recoge

la parte que dedicó a Japón. Es verdaderamente extraordinario.

Kipling llega a Japón cuando Japón está abriéndose al mundo exterior;

en un período de transmutación; como una crisálida que echa a volar.

La segunda parte del libro está escrita por Inazo Nitobe.

Era un joven economista japonés que estudiaba en Bonn.

Intenta explicar a la gente que conocía en Alemania,

y a la mujer con la que se iba a casar,

cuál es el alma de Japón, los valores morales;

que proceden todos del código de los samuráis.

Es lo que sostiene, permea la sociedad japonesa.

Esta mezcla de la visión occidental y la visión oriental

en un momento tan crucial, para Japón y el mundo, como este

contribuye a crear este libro que aconsejo.

(AB) ¿Te gustaría reencarnarte en Kipling?

Sí... Kipling creo que murió cuando yo nací.

En el 36. No estoy seguro de si murió en el 36.

(ER) Un tránsito hubo ahí.

A lo mejor pone aquí cuándo murió. A lo mejor digo una barbaridad.

Sí, señor. Murió en 1936. (AG) ¿Qué mes?

No lo pone. Como soy de octubre,

lo mismo dio tiempo. (AB) Hay 9 meses para reencarnarse.

Ayanta, acabas de entrar en posesión de la herencia,

sugiriendo que soy su reencarnación.

(ER) La diosa Fortuna te sonríe. Te paso otra vez la palabra.

(AG) ¡Ayanta Kipling! Eso está bien. Déjate de Barilli.

Ya que no puedo ser Lord Byron, seré Kipling.

Por primera vez, porque no lo he hecho nunca

en ninguna de las dos temporadas que ya contamos,

voy a poner un libro en el cohete. Lo voy a enviar al espacio.

¡Qué sorpresa! Tú, que eres la franciscana del programa.

Yérguete. Me yergo.

(ER) -¿Por qué lo envías? -Ahora cuento por qué lo envío.

Está en Román y Bueno editores.

Se titula "Resérvame el vals", de Zelda Fitzgerald.

¿Quién es ella? Fue la esposa de Scott Fitzgerald.

Esa pareja famosísima que, durante muchos años,

estuvieron en lo más alto de la alta sociedad de la época.

Inspiró muchos libros de Scott, desde "El gran Gatsby"...

Esta mujer, que era muy guapa, talentosa, aunque nunca desarrolló

sus talentos. Su talento era ser la mujer de Scott Fitzgerald.

Esto lo hacía estupendamente, lo cual no era fácil.

¿Estupendamente bien? Durante un tiempo.

Lo condujo a una situación límite. Se condujeron el uno al otro.

Dos alcohólicos. La cosa se fue degradando,

ella acabó viviendo... enloqueciendo.

Murió en un incendio, ¿no? En un sanatorio.

Le diagnosticaron esquizofrenia. Murió durante un incendio

en un sanatorio. Los últimos años de su vida no salió de allí.

En una de estas entradas y salidas del sanatorio,

escribió este libro porque deseaba demostrar

que ella también tenía algo que contar.

Scott, que por aquel entonces estaban en proceso de separación,

al leer el libro se indignó. Consideró que le había plagiado

un material que él estaba manejando para escribir "Suave es la noche".

Este libro está corregido por Scott Fitzgerald

pero tuvo una reacción muy violenta y que nada bueno dice de él.

Este libro, leído ahora,

(BALBUCEA) tiene la copia del estilo de Scott Fitzgerald,

que fue un escritor maravilloso... Sobrevalorado, en mi opinión.

¿Tú crees? (AG) -"El gran Gatsby" vale.

-"Suave es la noche" es maravilloso. Me gustó muchísimo.

Pero este libro no vale gran cosa.

Aparte de la curiosidad literaria... Hace poco se publicó

la correspondencia entre Scott y su hija.

(AB) Lo colocamos en el cohete. (ER) -Fernando: ¿recogemos esto?

Eres tú quien ha colocado... (ER) Tú mandaste al cohete el libro.

En circunstancias especiales. (ER) Explica. Fue por la faja.

No envié ese libro porque no lo había leído. Fue por la faja.

(ER) Ponía "un fenómeno internacional" antes de publicarse.

Era "un fenómeno editorial" antes de publicarse.

Dejé claro que no criticaba el libro sino la faja.

He hecho un esfuerzo ímprobo. Me ha gustado.

Cristina Campos lo narra muy bien. Es una historia casi de cine.

Describe muy bien los paisajes y las personalidades.

"Pan de limón con semillas de amapola".

He leído novela, que no es lo mío, y me ha gustado.

-Ella nos escribió un correo con sentido del humor.

Hablando de aquello que yo había hecho con la faja.

(AG) Las fajas te las embuten los editores... Te quedas atónita.

Ella era inocente. (AB) Siempre lo son.

Como son inocentes cuando hay portadas.

No. Cuando publico un libro, cuido todo:

la solapa, la contraportada, la faja. Todo.

(A LA VEZ) (HABLAN)

(AG) -A los demás nos fajan y nos tenemos que aguantar.

Yo he estado en una radio y me han preguntado:

"¿esto de que has escrito una novela que funda el neofeminismo?".

Yo, mirando con ojos asesinos y diciendo "ahora, ¿qué digo?".

No es porque no se atrevan a fajarse conmigo.

Es porque de los escarmentados nacen los avisados.

Sé que como no estés encima de todo, te acaban haciendo pirula.

Con lo que ha dicho Anna, esta es la recomendación muy breve.

(AG) -¿Te toca a ti? Eres una espabilada.

Salvando el libro que estaba ahí... No vale; pero bueno.

¿A quién le toca? Jovencitas...

Bueno, yo... Me toca a mí. Digo "jovencitas" porque me toca.

Después de Ayanta me toca a mí. Ha saltado.

Jovencitas, ¿qué os dice el nombre de José María Pemán?

(ER) El himno de España, ¿no? (AB) -Sí, el himno de España.

(ER) -Me ha venido a la cabeza eso. Esto es una operación rescate.

El libro ha sido publicado por Almuzara. Se titula "Andalucía".

Es una especie de guía por Andalucía, muy literaria,

donde José María Pemán, y enseguida diré quién fue,

va recorriendo Andalucía y habla de su historia, arte, costumbres,

folclore y de todo lo andaluz. Algo parecido

a lo que, por los mismos años, hizo Dionisio Ridruejo,

autor de una espléndida guía de Castilla la Vieja.

(ER) Pemán era buen cronista. Pemán, durante 40 o 50 años,

fue el escritor más conocido de España.

Dramaturgo; espléndido articulista; creó una figura, El Séneca,

que fue llevada a televisión, hubo series protagonizadas por El Séneca.

Como autor de teatro tuvo éxitos extraordinarios. Fue poeta.

Tuvo el problema de ser franquista. Pasó bajo la guadaña.

Es de los autores trasquilados con el cambio de tercio de régimen.

Es de tal injusticia que por sus ideas políticas,

muy parecidas a las de Manuel Machado,

que es un autor que revolotea constantemente en este libro.

Es de un sectarismo brutal que este gran escritor,

que tuvo generosidad con los escritores perseguidos,

con los exiliados; en estos momentos

vosotras prácticamente no supierais decir nada de Pemán.

Así que operación rescate. (ER) Yo sí lo conocía.

(AG) -Yo lo conozco pero no lo he leído.

(ER) -Y la figura de José M Pemán. ¿Os suena El Séneca?

Era este personaje que creó del pueblo andaluz, senequista.

-Es el típico ejemplo de autor amputado de la cultura.

De eso podemos hablar en otros programas.

De cómo, de repente, unos autores desaparecen.

Los descatalogan y llega un momento en que estás bombardeado por otros.

(BALBUCEA) El poder literario hoy no es quemar libros.

Es hacerlos aparecer o desaparecer de la chistera.

Un autor bueno lo puedes hacer desaparecer, y desaparece.

Anna: como articulista, este es un articulista del nivel de Pla,

de Chaves Nogales, de César González Ruano,

del nivel de... Miquelarena, de Julio Camba.

Con lo de descatalogar los libros,

yo descubrí a Zweig con 30 años porque no había podido leerlo antes.

No soy una asidua de librerías de viejo.

¿A quién le toca? Esto es como el minuto final

de los partidos de baloncesto. La que se apodere de la pelota.

A mí. Yo me he enamorado. ¿Te has enamorado?

De Círculo de Tiza. Tus admiradores se quedan desolados.

Círculo de Tiza es una editorial joven, cuida mucho y asume riesgos.

Igual que rescata joyas, como esa,

aquí es una novela de una joven autora española: Nuria Labari.

Es más fácil conocerla como periodista. Trabajó en El Mundo

y allí cubrió el atentado del 11-M. Es el marco de esta novela.

"Cosas que brillan cuando están rotas". Es una novela de ficción

ambientada en los días del 11-M. No es una novela política,

no es sobre terroristas, no es sobre el atentado.

Se encarrilaría más en un filón literario

que los americanos, los anglosajones han explotado bien.

Son novelas de Don DeLillo, Paul Auster, Colum McCann

que orbitan alrededor del 11-S sin hablar directamente del 11-S.

Esta es una novela de una autora muy joven. Nació en el 79

y además trabaja, hace otras cosas. No sé de dónde saca tiempo

para escribir las maravillas que escribe.

Es una novela de amor, pero no solo de amor.

A lo mejor me he identificado mucho porque me encuentro en una...

Te hace pensar "¿dónde estabas tú el 11 de marzo de 2004?".

Yo también era periodista y tuve que cubrir, de algún modo,

las consecuencias del atentado; y mi situación personal

era diametralmente opuesta a la que vive la protagonista.

Es una novela diáfana, sabia, luminosa y...

yo me he enamorado de Nuria Labari. Amo a Nuria Labari.

Yo no saco tiempo, por culpa vuestra,

para hablar de estos libros que se me quedan en el tintero.

Los voy a mencionar por bemoles. Uno de ellos es

quizá el mejor libro del año, aunque apareció el año anterior.

(AB) Te repites. Lo habíamos recomendado.

Manuel Arroyo: "Pisando ceniza".

Otro día hablaremos de Gary Snyder y "La práctica de lo salvaje".

Hombre que inspiró "Los vagabundos del Dharma", de Kerouac;

uno de los grandes nombres de la generación jipi;

y que nos da una defensa del lado animal del hombre.

Leonardo Da Vinci decía "salvaje es quien se salva".

De los demás libros, hablaré. Ahora tengo que hablar de uno,

explicar el porqué del asiento peligroso.

Estamos en el año de Cervantes. Voy a colocar en él este libro,

bastante conocido, que se llama "D. Quijote de la Mancha".

Lo coloco en el asiento reservado

al caballero que ha de venir, en este caso D. Miguel de Cervantes

o D. Quijote de la Mancha, al mismo tiempo que leo,

siempre terminamos este programa leyendo un poema,

un pequeño poemita, casi infantil, de Gloria Fuertes.

El poemita dice:

"estaba el señor D. Libro sentadito en su sillón ,

con un ojo pasaba la hoja con el otro ve televisión.

Estaba el señor D. Libro aburrido en su sillón,

esperando a que viniera (a leerlo) algún pequeño lector.

D. Libro era un tío sabio que sabía de Luna y de Sol,

que sabía de tierras y mares, de historias y de aves,

de peces de todo color.

Estaba el señor D. Libro tiritando de frío en su sillón,

vino un niño, lo cogió en sus manos y el Libro entró en calor".

Del viejo, el consejo: lean, que es lo que hacemos aquí.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Libros con uasabi - 29/05/16

Libros con uasabi - 29/05/16

29 may 2016

Autor y personaje son aquí la misma persona. Literatura egográfica a manos llenas. No cabe llegar más lejos por ese camino y en ese ruedo. El autor cita de frente al lector y le ofrece la taleguilla. Novela suicida, novela harakiri, novela carnívora, novela autófaga...

ver más sobre "Libros con uasabi - 29/05/16" ver menos sobre "Libros con uasabi - 29/05/16"
Programas completos (42)

Los últimos 43 programas de Libros con uasabi

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios