Lazos de sangre La 1

Lazos de sangre

Jueves a las 22.40 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4690800
Lazos de sangre - La saga de Chipiona - ver ahora
Transcripción completa

(JOSÉ MARÍA ÍÑIGO) ¿Te gustaría morir en un escenario?

(ROCÍO JURADO) Simplemente, no me gustaría morir.

-Pedro y Rocío se querían como dos tortolitos.

(ROCÍO CARRASCO) Puedes ser muy bueno en cualquier cosa que hagas,

pero si no eres persona, no sirve de nada.

Eso lo he aprendido de los dos: de mi padre y de mi madre.

-Solo decirte que nunca le gustó a nadie de la familia Jurado.

¡A nadie!

(JESÚS MARIÑAS) Cuando Fidel entra en su vida,

Rocío Carrasco se crea una vida aparte

de la que había llevado hasta entonces.

(AMADOR MOHEDANO) Tranquila, sin grandes angustias

y rodeada de los suyos.

(ORTEGA CANO) Ella nunca dijo que se iba a ir, nunca; ni pensó en ello.

-Me hubiera gustado, de verdad, juntar a la familia.

Estáis perdiendo un tiempo maravilloso,

estáis perdiendo un tiempo de ser familia.

Rocío Jurado fue la matriarca,

y Chipiona el principio y el fin de su saga: los Mohedano.

Hay un antes, con Rocío presente,

y, luego, un después, cuando fallece.

-Ella nunca dijo que se iba a ir, fue muy valiente.

Ortega Cano nos abre su corazón.

Muchas veces hablo con ella.

Todavía herido por la ausencia de Rocío.

Y le digo, cuando estoy mal, que me eche una mano.

El viudo de Rocío Jurado habla de una saga que se rompe

tras perder su mayor sostén.

La situación de Rocío Carrasco con toda su familia,

sobre todo con los Mohedano, es casi inexistente.

Descubrimos a una Rocío Carrasco inédita;

una infancia marcada por las ausencias de su madre.

Y lloraba, y lloraba, y lloraba, y lloraba;

hasta que un día no lloré más.

Entonces, un día no lloré y ese día lloró ella.

Una hija cuyos amores han terminado de separarlos.

Una ceremonia bastante tensa, a Rocío le costó trabajo

hablar con los padres de Antonio David.

Localizamos al primer novio de la chipionera.

El gran amor de Rocío Jurado. -Vernetta.

-El valenciano. -Fue Enrique Vernetta.

Vive en una residencia de ancianos

y guarda sus recuerdos como si fueran un tesoro.

Mi relación con ella fue antes de ser artista y no nos vio nadie.

Te quiero, chipionera.

Una artista que marcó una época con su transgresión y sensualidad.

Me parece que fue un mito erótico maravilloso.

-Siempre me he confesado juradista.

(CANTA) #No sé por qué me has tomado a tu forma...#.

(CANTA) #Sin contar conmigo y mi manera de ser#.

Su recuerdo es eterno.

Cuando me veo en el vídeo cantando con la Jurado,

para mí eso está dentro de mi currículum

como una de las cosas más importantes.

Los que estuvieron cerca de Rocío nos descubren a la mujer

que hay detrás del mito.

¿Hoy vienes en plan soviético, en plan de Chipiona, en plan fino?

¿Cómo vienes esta noche?

Entonces, salía de la Chipiona y podía pasar de todo.

¿Qué define a una gran saga?

Sin duda; la pasión, las disputas, la emoción,

el amor, las rupturas, las traiciones, los desengaños...

La vida, en definitiva; lo mismo que define a un artista.

Y si alguien ha merecido alguna vez ese apelativo,

esa fue la más grande.

¡Viva la virgen de Regla! (TODOS) ¡Viva!

¡Viva la virgen de Chipiona! (TODOS) ¡Viva!

¡Viva la Madre de Dios! (TODOS) ¡Viva!

Rocío Jurado fue siempre una mujer de y para los suyos;

cada año desde su casa en Chipiona, localidad que universalizó,

su saga mostraba, no solo devoción y respeto a su virgen,

también, una unión inquebrantable.

El balcón de Chipiona para Rocío Jurado era todo:

era su unidad, lo consiguió, esa familia unida.

La chipionera era una mujer de su casa, hacía gala de ello,

y disfrutaba rodeada de los suyos, como recuerda

el que fue su último amor: el torero Ortega Cano.

Yo le decía que era un pavo real,

abría sus alas y acogía a todo el mundo.

Le gustaba la convivencia en casa, la felicidad de los demás...

-Me gusta estar en mi casa, me gusta estar con mi hija

y cuando tengo más tiempo libre me gusta estar en Chipiona,

darme un bañito, si es posible, o simplemente pasear por la orilla.

Todo clan tiene momentos que marcan

el principio del fin de su historia

porque ¿qué habría sido de la saga si el 1 de junio de 2006

Amador Mohedano no hubiese tenido que dar la fatal noticia?

A las cinco y cuarto ha dejado de respirar.

Tranquila y sin grandes angustias.

Y... en fin... rodeada, como ella quería, de los suyos.

-Para mí fue muy fuerte...

seguir... sin Rocío. Eso fue... tremendo.

-Muy buenas tardes, miles de personas;

casi toda Chipiona y alrededores han despedido a Rocío Jurado.

("SALVE ROCIERA") #Olé, olé, olé, olé, olé...

#Olé, olé, olé, olé, olé...#.

Esta "Salve rociera" ha sido el momento más emocionante.

El otro, este aplauso espontáneo a la salida del féretro

a hombros de José Ortega Cano y Amador Mohedano,

hermano de la cantante.

-Fue impresionante, todas las calles colapsadas de gente

hasta llegar a Chipiona.

Me acuerdo de la cara de todos los artistas

que allí estuvieron: Julio Iglesias, la Pantoja...

Todos habían perdido parte de su familia.

-Hasta el último momento ha querido luchar.

-Ha sido un corazón enorme.

-Llevo lo que me regaló por Navidades.

Una amiga maravillosa.

-Es una pena muy grande.

-A mí me dio mucha, mucha pena el final de Rocío Jurado, mucha.

-Se le echa de menos todos los días

porque es una madre, al fin y al cabo.

Tengo a mi padre que ha hecho de madre,

pero... una madre es una madre.

-¿Qué pasa después de la vida de Rocío Jurado?

Hay un vacío que no lo va a cuidar nadie

y, luego, en la familia, ya ni te cuento,

porque esa familia es de todo, menos familia.

El efecto dominó que acabaría con la saga

se inicia en Chipiona, pero va más allá:

una pieza golpea a otra y todas van cayendo,

a cada cual con más estruendo.

Lo que en su día fue una armonía pasa a convertirse en una sucesión

de notas estridentes que llenan programas y portadas de revistas.

Hay un antes y un después; hay un antes, con Rocío presente,

y, luego, un después, cuando fallece.

Si levantara la cabeza para ella sería una tristeza

esa hija a la que dio todo y quiso pero que la hizo sufrir muchísimo,

que esté en las circunstancias en las que está.

-Deja de ir a Chipiona, ella que era habitual,

el día de la virgen de Regla, que para ellos era una cita

imprescindible, además, muy familiar.

No puedo perdonar que a mi hermana, que la ha criado, no le hable.

Fíjate, puedo perdonar que a mí...

Que conmigo tenga alguna rencilla o alguna cosa. Vale, bueno...

-Intentar tener a todo el mundo bien,

que es muy difícil, pero intentarlo, por lo menos.

(CANTA) #¿Qué no daría yo por empezar de nuevo?#.

-La situación de Rocío Carrasco con su familia, los Mohedano,

es una situación casi inexistente.

Todo esto viene a raíz de la herencia,

una herencia que dejó Rocío Jurado repartida entre los suyos.

Cuando el arte de la más grande se tradujo en cifras,

en propiedades, en derechos de autor;

la saga Mohedano vivió uno de sus peores momentos.

Cuando se leyó el testamento

con Rociíto, Amador, Gloria... y el albacea,

hubo insultos, descalificaciones, incluso, se llegó a demandas.

La persona que provocó el conflicto sería Rocío Carrasco

que dijo: "Eso es, prácticamente, para mí",

un patrimonio que está valorado en más de siete millones de euros.

-Con la herencia hubo problemas pero no para que sea...

Algo tan duradero y que no haya más conversación.

-Amador, ahora mismo, vive de lo que le dejó su hermana.

-Rocío Carrasco, que ha sido siempre una niña muy noble,

debería de sortear fichas y decir: "vamos a llevarnos bien".

Muchas de las cosas que han pasado, no deberían haber pasado.

El fin de la saga, tras los desacuerdos por la herencia,

se hizo evidente en una boda:

la de Rocío Carrasco con Fidel Albiac.

La gran incógnita era saber qué miembros iban a ir,

si con este motivo iba a haber un acercamiento,

pero ni sus hijos, ni sus tíos...

Nadie estuvo en esa boda, ni siquiera, Ortega Cano.

Y lo que es más grave, seguramente, tampoco sus hermanos

José Fernando y Gloria Camila.

En todas las sagas hay un amigo confidente de la familia;

en la de los Mohedano es el doctor Mariscal.

Me hubiera gustado, de verdad, juntar a la familia.

Estáis perdiendo un tiempo maravilloso,

estáis perdiendo un tiempo de ser familia;

erais como una piña, donde todos caminabais por el mismo sendero,

donde todos erais felices casi con las mismas cosas,

donde no había ningún problema de nada.

Ahora, resulta que hay problemas en todo.

La saga Mohedano cerraba así un ciclo que se inició

con el despegue como artistas de Rocío Jurado

y finalizó con su propia muerte.

(CANTA) #...marinero,

#para cruzar los mares#.

Hoy, aún no seguimos preguntando qué habría sido de esta saga

de no haber fallecido Rocío Jurado.

Para dar respuesta a esa pregunta, hay que responder a otras.

(CANCIÓN) #Como una ola tu amor llegó a mi vida#.

¿Quién era esa mujer que llegó a ser llamada la más grande?

¿Quién era esa mujer que en su última entrevista

se preguntaba: "¿He hecho lo correcto?"?

Nací en Chipiona, Cádiz.

Mi primera actuación como profesional

y de la mano de Pastora Imperio y Gitanillo de Triana,

de inolvidable recuerdo.

El 18 de septiembre de 1944 el mundo escucha por primera vez

en forma de llanto de recién nacida a la mujer que estaba llamada a ser

la mejor voz de la copla.

La relación de Rocío Jurado con la música surge con 4 o 5 años.

Una de sus abuelas tenía una tienda en su pueblo natal,

se subía encima de una mesa o lo que fuera y se ponía a cantar.

-Siempre veíamos que... sobresalía de todo lo que había

en aquella época.

(CANTA) #En mí tengo desvaríos...#.

-Canta Rocío Jurado, fandanguillos de Huelva.

(CANTA) #Te quiero tanto, que me matas#.

(PÚBLICO) ¡Ole!

Tantos concursos ganó que se le llamó la niña de los premios.

Fue otro concurso el que la llevó a tomar una decisión drástica:

O artista o nada.

En Madrid había un concurso de televisión

para artistas noveles y, entonces, decidí presentarme.

Le pedí permiso a mi familia y no me dejó.

-Mi padre decía que de artista en la casa, nadie.

-Entonces, me declaré en huelga de hambre.

Estuve una semana sin comer, para ellos,

porque yo comía a escondidas, y entonces...

Así fue como los convencí para que me dejaran venir.

-Pero, después, él mismo,

cuando la escuchaba cantar en algún sitio,

le decía a sus amigos, decía: "Como esta... no nace otra".

-Se vinieron a Madrid a una pensión y en un pucherito hacían una sopita

la madre y ella; la madre una viuda muy joven

y ella, realmente, muy cría, tendría 16 o 17 años.

En Madrid Pastora Imperio la escuchó cantar y sin perder

ni un minuto le ofrece un trabajo en su tablao; el Duende.

Su sueldo de 300 pesetas al mes sirve para que su familia

se pueda trasladar a su lado.

Creo que Rocío ha sido una luchadora

porque era una época de guerra y posguerra.

Salir de su Chipiona natal y conquistar el mundo

como lo conquistó, pues... su trabajo le costó, seguro.

Que una mujer saliese adelante cantando cuando esto, siempre,

era un mundo más de hombres...

-Rocío Jurado era inmensa, inmensa.

La más grande, lo han dicho siempre: la más grande.

Aquella niña que, asustada pero decidida,

llegó años atrás a Madrid de la mano de su madre,

podía decir que había hecho lo más difícil: cumplir un sueño.

Ahora, convertida en una mujer era momento de encontrar el amor.

Y lo encontró. La saga crecía.

Reaparece después del percance que le ha alejado

cierto tiempo del cuadrilátero.

(Vítores)

-¡Vencedor por puntos Pedro Carrasco!

(Vítores y aplausos)

Que te dejó k.o. a primera vista.

-Yo me mareé, tuve un desmayo y cuando me desperté lo vi.

Al abrir los ojos encontró el rostro de Pedro Carrasco

que había ido a interesarse por su estado.

El flechazo surgió en ese mismo instante.

Era un chico guapo y las chicas iban siempre detrás de él.

Había que estar detrás: "Hay que cuidarse que hay pelea".

(CANTA) #Señores,

#si acaso, fui una robacorazones#.

-Hicimos siete campeonatos de Europa, tres del mundo.

(CANTA) #Señores,

#yo solo vi a un valiente con agallas

#porque cuando me conoció

#él no tiró la toalla#.

Pedro Carrasco, además de campeón mundial de peso ligero,

era una celebridad para la sociedad española de aquel entonces,

por eso el romance entre la cantante y el deportista

se convirtió en uno de los eventos sociales más importante.

El pueblo de la novia se lanzó a la calle para ver a la pareja;

Rocío tuvo que entrar en la iglesia a hombros.

-Había tanta gente que no se podía entrar

ni a la iglesia ni al banquete.

(Música de órgano)

-Rocío empezó a gritar: "Que me soltéis, que me soltéis,

que no me caso, que yo no aguanto esto".

Y estuvieron a punto de suspender la boda

por la histeria que le dio a Rocío.

-Finalizada la ceremonia religiosa, los novios repartieron

una gran tarta entre el público.

(CANTA) #Como yo te amo,

#como yo te amo,

#olvídate#.

-Creo que Pedro Carrasco significa en su vida, primero:

dos personas iguales, dos animales eróticos;

un chico que era boxeador pero que era sexi,

mucho más inteligente de lo que la gente cree.

Tras un año de matrimonio llega una hija tan deseada como querida:

Rocío Carrasco Mohedano; la saga seguía creciendo.

(CANCIÓN) #Yo te amo en la distancia y en el tiempo,

#yo te amo con mi alma y con mi carne#.

-¿Verdad que vas a ser artista si tú quieres?

-Rocío Carrasco, la hoy polémica Rocío Carrasco.

Pedro adoraba a esa niña y Rocío, también.

-Oye, Rocío, te voy a leer un cuento

de Navidad pero me gustaría que las dos se lo dedicáramos

a los niños de España, ¿vale? -Vale.

-Nueva York es una ciudad muy grande, tiene rascacielos

y calles muy anchas.

Nueva York, París, Londres, México...

Los continuos viajes de Rocío Jurado

obligaban a la artista a separarse de su pequeña hija.

Si era tan esperada, Rocío Carrasco,

¿por qué luego, de alguna manera, tuvo esa infancia,

que lo siento, lo siento, yo la veía desgraciada?

Desgraciada porque les echaba mucho de menos.

-Y lloraba, y lloraba, y lloraba, y lloraba;

hasta que un día no lloré más porque me di cuenta

de que llorase o no llorase, volver no iba a volver;

se iba a ir de todas formas.

Entonces, un día no lloré y ese día lloró ella.

-Con la hija, con Rocío hija, he tenido muy buena relación

pero estas personas son animalitos heridos

que hay que entenderlos.

Con 37 años Rocío Jurado se queda embarazada otra vez

pero la pérdida de ese hijo la lleva a una profunda depresión.

No puedo, no he podido, de verdad, tener otro hijo. O sea, nosotros,

aunque cueste mucho decirlo, aunque parezca mentira,

las mujeres que nos dedicamos a esta profesión,

por eso hay menos ídolos mujeres, hay muchos más ídolos hombres,

tenemos que programar los hijos. Es una cosa muy triste

pero es así.

Tras trece años, el matrimonio de Rocío Jurado y Pedro Carrasco

llegó a su fin, dejando a su hija destrozada.

Cuando se divorciaron, no lo pasó bien.

Ningún niño lo pasa bien al divorciarse sus padres

y menos en esa circunstancia,

donde siempre se había sentido un poco abandonada.

La saga pasaba por su primera gran crisis.

Creo que ya está bien de inventarse falsas noticias.

-Recuerdo estar en su casa, en entrevistas,

y la esperabas allí en el cuarto con el fotógrafo.

Entonces, se oían chillidos:

"Pedro..." y algunas palabras malsonantes.

Una supuesta infidelidad por parte de Pedro Carrasco

precipitó los acontecimientos y lo que era una familia ejemplar

pasó a convertirse en protagonista involuntaria

de una de las canciones de Rocío Jurado.

(CANTA) #Se nos rompió el amor de tanto usarlo#.

-En una de estas, parece ser que a la vuelta de un viaje

fuera de España de Rocío Jurado, lo pescó.

-¿Eres partidaria del divorcio? -También, sí.

-No me digas. -Rotundamente, soy partidaria.

-¿Lo sabe Pedro? -Hombre, claro que lo sabe.

-Dime si es verdad o mentira que tu hija Rocío,

que tiene ya trece años, un día dibujó dos corazones

y os dijo a los dos:

"Así os quiero ver".

-Sí, sí es verdad.

-¿Te sigues emocionando al hablarlo?

-De mi hija. Cuando entra mi hija, ya...

-Ahí pierdes los nervios. -Pero estoy bien.

-Tiene mucha fuerza y saldrá adelante.

La separación de Rocío la vivió España entera.

(CANTA) #Y me encuentro, noche a noche,

#en el punto de partida#.

Una forma de curar las heridas de Rocío Carrasco

ante el divorcio de sus padres, fue concederle

todos sus deseos y cumplir todas sus ilusiones

por irreales que estas fueran.

Rocío cerraba los ojos

y le daba lo que la niña pidiese.

Pero cosas tan sencillas como, de pronto,

está pensando en que su hija va a ser una top model.

He pasado muchos nervios, porque Rocío es una niña.

No se dedica a esto. Es un hobby.

Y salir a una pasarela, que se le ha puesto

a la niña en el coco salir y no le he podido decir que no.

Yo le dije: "Es imposible. Esto es una carrera muy seria".

Yo cubría la colección de París y de Italia para el periódico.

Las veía cómo trabajaban.

Le dije: "No te creas que es muy fácil".

Y ella decía: "Da igual. ¿Qué dices, que mi hija no sirve?"

A ti se te va a exigir siempre más que a las demás.

Esto lo sabes, ¿no? -Claro que lo sé.

¿Y lo llevas con resignación?

No. Lo llevo con normalidad.

"Pero yo tengo mucho dinero y con dinero se consigue todo.

Si yo quiero que sea modelo, lo será".

Con apenas 18 años, Rocío Carrasco decide abandonar

su casa materna para irse a vivir con Antonio David,

un joven guardia civil que pronto se convertiría

en nuevo integrante de la saga,

pero no con el beneplácito de todos.

Nunca le gustó a nadie de la familia Jurado. A nadie.

Se fue de su casa con su madre suplicándole de rodillas,

por favor, que no se fuera de casa.

A mí me hubiese gustado que se hubiese casado

más tarde, más adelante.

Bueno, esta es una foto que tiene historia,

porque es la primera vez que David, el primer marido

de Rociíto, fue a El Rocío.

Tras un año de convivencia, la pareja pasa por el altar

sin la algarabía con la que lo hicieron sus padres.

Pero casi con la misma repercusión mediática.

Aunque, frente al altar, no fueron solo dos,

fueron tres, porque Rocío ya estaba embarazada.

Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre.

Una ceremonia bastante tensa, con bastantes nervios.

-Sí, quiero. -A Rocío le costó trabajo hablar

con los padres de Antonio David.

Y luego, tan deslumbrada estaba Rocío,

que se fueron a vivir a Barcelona,

a las afueras de Barcelona,

donde él fue destinado como guardia civil,

guardia civil corriente y moliente.

Yo recuerdo a esa abuela con la niña,

con Rocío, en ese balcón de Chipiona,

y con David, con el pequeñito,

que como tuvo problemas al nacer, Rocío estaba pendiente,

hablaba con los médicos.

Esa niña, la Ro, pequeñita, tan mona y tan guapa,

dormía con la abuela en el hotel.

Estaba loca con sus nietos. Y el otro, el Davidito,

que es para comérselo

porque se sabe todas las canciones de la madre. Vamos, de la abuela.

Porque ella decía que sus nietos tenían que ser felices.

Y lo que no podía ser, era en una relación tan agresiva

como fue luego la de Antonio David y Rocío Carrasco.

Una inesperada noticia llegó para socavar aún más,

no solo los cimientos de la relación,

también el poco crédito que le quedaba ya

a Antonio David dentro de la saga.

Y cuando, con otro compañero, se quedan con el importe

de una multa que habían puesto de 20 000 pesetas de entonces.

¡Que me dejes ya! -¿Y tú qué vas a hacer?

Tanta foto, coño.

A mí no me da la gana de que nadie me vea

como un chisme. Yo soy una artista.

Una artista que se veía arrastrada

hacia el lado más oscuro de la prensa,

hasta entonces, amable con su familia,

por culpa de una mala decisión de un miembro de su propia saga

y que estuvo a punto de destruirla.

¡Sois destructores!

Rocío llama al director general de la Guardia Civil

y logra que a Antonio David no lo echen de la Guardia Civil,

lo que hubiera sido provechoso para ellos.

En aquellos momentos, Rocío Jurado se agarró a una mano

que estaría junto a ella para siempre.

Una mano, un amor enfundado en traje de luces.

(CANTA) #Como una ola.

#Tu amor creció como una ola.#

¿Cómo se conocen Rocío Jurado y Ortega Cano?

Yo un día la vi a ella en la calle Serrano.

La vi con su madre

paseando, viendo escaparates.

Tenía 18 o 19 años José Ortega Cano.

Pero el torero de Cartagena no era todavía una figura.

Estuve a punto de pedirle un autógrafo, de decirle algo.

No se atreve a acercarse.

No me atreví. No me atreví.

Ella, cuando se lo decía, me decía:

"¿Por qué no me pegaste un jalón entonces?"

Pero no. No fui capaz.

Ella tenía el corazón en aquel momento destrozado.

Y en esas, aparece Ortega Cano en un consultorio de un médico.

Y, bueno, vino nuestro encuentro cuando el doctor Mariscal

me estaba a mí cuidando de un percance en la pierna

y me dijo: "Oye, tú que eres muy aficionado,

¿mañana sabes quién viene aquí?"

Y me dice: "Oye, preséntamela, que yo no la conozco.

Yo soy muy adicto. Es que me encanta cómo canta".

Digo: "Bueno, espérate".

Lo vi en persona.

Sin saber primero que era él.

Luego, cuando me dijo el doctor Mariscal:

"Es Ortega Cano", dije: "El que dice mi hermano".

Y, desde ese momento, nos quedamos ahí impresionados.

A ella la pincharon en el brazo y no sintió el pinchazo

como otras veces, me decía.

Ya lo conocí y la verdad es que me echó una miradita

que me enganchó.

Es un torero. Es una figura.

Ella es una cantante. Se juntaba todo.

Era un poquito aquello de una copla.

Y no entendías que Rocío, que era una mujerona,

se hubiera enamorado de ese hombre.

Pero cuando les conocías, lo entendías.

De alguna manera, no me sienta bien,

porque hay mucha gente que opina sin conocimiento.

Pero, bueno, el 99% de las personas saben

que Rocío y yo éramos una pareja totalmente enamorada.

Yo solo sé que ya, en 1993,

hacemos "La Lola se va a los puertos".

Vuelvo a ser jefe de prensa de esa película de Rocío Jurado.

Y José Ortega Cano ya es un hombre celoso. ¡Uh!

Hay una escena de cama de ella y Jesús, del actor protagonista,

y él hace que ella lleva una faja

para que no pueda parecer que está desnuda.

(CANTA) #Ortega Cano

y arena.#

#Yo a Cartagena lo digo, ¡viva!#

Ella estaba deseando cantarme un pasodoble.

#Y la arena.#

#Vaya faena.#

Me emocioné mucho. Me emocioné.

Porque yo de ella era muy admirador de siempre.

Era muy admirador. Y, entonces, a mí me parecía

que aquello era un sueño.

Decía: "Vamos a ver.

¿Estoy dormido y estoy soñando?"

#Mi aroma se derramó#.

El sueño del torero se había hecho realidad,

como también se había cumplido su deseo tantos años guardado.

El matador casado con la más grande.

La boda fue un acontecimiento social.

Era 17 de febrero de 1995 y Yerbabuena volvía a vestirse

de gala para recibir al nuevo miembro de la saga.

Fue muy bonito. Fue una boda que echamos el resto.

Porque tengo que decir que ahí no hubo ninguna exclusiva.

Nervios, alegría, emoción, ganas de llorar. De todo.

Y ahí estaba toda la prensa.

Y, también, aquello llevó un costo bastante fuerte, ¿no?

Aunque los regalos también eran buenos.

Fue una boda que no se celebró hasta que Rocío no consiguió

la nulidad eclesiástica de su matrimonio

con Pedro Carrasco. Y como en aquella ceremonia,

se volvió a reunir a lo más granado de la sociedad.

Sí, quiero.

Rocío, ¿quieres recibir a José como esposo?

Sí, quiero.

Antes de que la pareja pronunciase esas palabras,

Ortega Cano descubrió que alguien de la saga

pretendía convertir en negocio aquella boda sin exclusivas.

Yo tuve un enfrentamiento difícil con Mohedano

porque nos pidió... no me acuerdo,

como dos millones de pesetas para poder tener acceso

a los videos de dentro de la capilla.

Y, entonces, llamé a José y le dije:

"Oye, tu cuñado está intentando sacar dinero de este tema".

"Déjamelo, que ahora llamo yo".

Le llamó y se acabó la historia.

Sí. Mereció la pena. Fue una boda magnífica.

Lo más importante es que había gente

de todas las clases sociales.

Y ahí todo el mundo estaba sentado de la misma manera.

Fue una boda espectacular.

Fue de esas bodas... vamos, de esas bodas

que hacen vender revistas, programas de corazón

y habría telediarios incluso.

Estaban todos los toreros, corazón. Todos.

Todos. Y cuando te digo todos, es todos.

Supone una alegría muy grande. -Que disfrutemos mucho.

Que sean felicísimos, como ellos se merecen.

La felicidad de la pareja estuvo a punto de truncarse

antes de tiempo por una cornada.

Se difundió la falsa noticia de la muerte de Ortega Cano.

Fue muy duro. Era la primera vez que venía

mi madre a América a verme torear.

Mi madre y Rocío se quedaron en casa

y oyeron en la radio del taxi en el que iban,

que José Ortega Cano acababa de fallecer en ese momento.

Imagínate qué noticia y qué fuerte.

Ella era muy aficionada al mundo de los toros.

Pero, claro, cuando yo empecé a torear,

ya dejó de ir a los toros.

Se quedaba en los hoteles y lo que hacía para calmar

su estado de nervios, era meterse en la ducha

todo el tiempo que yo estaba delante del toro.

Con Rocío Jurado alejada de los ruedos

y con Ortega Cano planteándose alejarse también,

era el momento para que nuevos miembros

llegasen a la saga familiar.

Porque, como ella misma se preguntaba...

¿Qué mujer no quiere darle un hijo

al hombre al que ama?

A mí me gustaría mucho darle un hijo a José.

Estaba en Los Ángeles y tuvo allí un problema.

Me llamó en ese momento. A ella le hacía mucha ilusión

tener un hijo mío.

Pero no pudo porque ya tenía años.

Hubo un aborto. Lo perdió. Y no pudo tenerlo.

Pero ella entendía perfectamente que José quisiera tener hijos.

Ante la imposibilidad de tener un hijo de ambos

de forma natural, la pareja opta por la adopción.

Estuvimos dos años y pico de papeleo y de todo eso.

Había la posibilidad de un par de hermanos, chico y chica.

Y nada, me dijo: "A ti te parecerá bien, ¿no?"

Fue muy bonito, muy bonito cuando aparecieron los dos,

guapísimos. La primera noche nos dieron una noche de cuidado.

La primera noche, sobre todo, Gloria, qué manera de llorar.

Yo no he visto a Rocío más ilusionada.

Hablaba por teléfono con ella y me decía:

"Aquí estoy, bañando a estos niños

que se creen que están en el Oeste".

(CANTA) #Mis dos niños

#se duermen.#

#Benditos sean.#

Hacía los deberes con los niños, cosa que no hizo con su hija.

Rocío Carrasco pasa de ser hija única,

a hermana mayor de dos niños y futuros herederos.

¿Cómo se tomó ella la llegada de sus dos nuevos hermanos?

Pues ella reaccionó muy bien.

Yo creo que mal, por la edad que tenía.

Y porque, de pronto, tú vives como una reina,

eres la reina de tu casa, la reina de tu madre,

de todos los que están alrededor, y, de pronto, aparecen dos niños.

Pues me imagino que pensaría lo que hubiéramos pensado todos.

¿Qué hace mi madre con dos niños a su edad?

El haberme cogido como su propia hija de sangre

y el haberme inculcado educación y el saber estar.

De lo poco que he estado con ella,

pero su generosidad, sobre todo, y su cariño.

Desde que llegó a España, tuvo problemas.

-La niña no, pero el niño era muy difícil.

-La situación suya ha sido tremenda.

Ha estado en la cárcel. Ha tenido adicciones.

Pero este niño, sus padres,

Ortega y Rocío, se ocuparon mucho de él.

Rocío Jurado ya no era aquella niña

que llegó buscando el éxito a la capital.

Era una artista, madre de tres hijos

y casada dos veces. Pero durante toda su vida

tuvo en mente a un hombre que la marcó.

Porque, realmente, ¿quién fue el gran amor de la chipionera?

El gran amor de Rocío...

-Vernetta. -El valenciano.

Yo creo que fue Enrique Vernetta.

Enrique García Vernetta, empresario valenciano

que además de guardar en su cartera

unas fotos inéditas de Rocío, también guarda un secreto a voces:

haber sido el verdadero amor de la más grande.

Estas fotos las llevo siempre en la cartera.

Me las dio Rocío antes de ser artista.

Y no las ha visto nadie.

Conocí a Rocío Jurado en el teatro Apolo de Valencia.

Después de la función, coincidimos en una cafetería

a la que iban los artistas y cambiamos los teléfonos.

Y de ahí, empezó casi casi nuestro enlace, nuestro amor.

Es una de las personas que más quiero,

porque fue mi primer amor.

Se ha hablado muchas veces, sobre todo,

en las revistas del corazón,

de si Rocío Jurado hubiera estado dispuesta

a todo casándose con Enrique García Vernetta.

Si no nos casamos fue porque yo era muy joven.

Las sagas, como la vida, tienen momentos

en los que en un segundo todo cambia.

Uno de esos momentos lo vivió Enrique en primera persona.

Cojo el coche, entra y en el coche me iba contando

que su matrimonio era un desastre.

Total, que llegamos al aeropuerto y dice: "Para el coche".

Paro el coche. Ella coge y desconecta el motor.

Y me dice: "Da la vuelta que nos vamos".

Y yo no tuve... "Rocío, tienes una hija, un marido,

unos músicos. Vete con tu familia".

Pudo haber salido corriendo, como en las películas americanas,

pero, afortunadamente, no lo hizo.

Y digo yo para mí: "Fui un imbécil y un cobarde".

(CANTA) #Ámame otra vez.#

#Ámame otra vez

#con las mismas fuerzas

#de la primera vez.#

#Amanece.#

Te quiero, chipionera.

#Lo siento, mi amor.#

#Hace tiempo que no siento nada al hacerlo contigo.#

Rocío Jurado cambió la forma de ver a la mujer sobre las tablas.

Y mucho antes de que otras lo hicieran,

ella se empoderó diciendo cosas

en sus canciones que, hasta entonces,

solo les estaba permitido decir a los hombres.

(CANTA) #No me dices nada.#

Lo que ocurre, es que nunca se había cantado.

Y lo había cantado, si se ha cantado, un hombre.

Pero nunca lo había cantado una mujer.

No se hablaba de feminismo.

A principios de la carrera de Rocío,

no utilizábamos esos términos.

Porque la mujer... Además, la mujer, en la copla,

el papel que tenía, era tremendamente antifeminista.

Hombre, soy feminista. No soy detractora del hombre,

para nada. Soy defensora de los derechos de la mujer,

que es diferente.

Ella sí sabía que era, por lo menos, igual

o superior que el hombre.

Cuando a ella le tocaba ser protagonista,

ella era la protagonista. Y cuando me tocaba a mí,

ella se ponía en su sitio.

Su presencia en el escenario era tan rotunda,

tan sensual y tan demoledora,

que creó una nueva forma de ver la copla,

donde la mujer tomaba las riendas.

(CANTA) #Porque de tu amor

#aún no estoy llena.#

#Ámame otra vez.#

#Ámame otra vez.#

(TOCA LA GUITARRA)

Yo fui guitarrista de ella.

Y después tuve la gran suerte de componerle el disco.

Ella puso un modernismo en la copla que no existía.

Y se puso a su aire y rompió las normas.

A mí, sobre todo, lo que me gustaba de Rocío,

era la voz. Era un metal muy particular.

Ella quería ser distinta y lo consiguió.

¿Y cómo lo consiguió? Primero, dejándose la mantilla.

Salir con el pelo largo y "roneando"

y trajes de noche preciosos, marcando todo

y cantando flamenco, eso no lo había hecho nadie.

Entonces, Rocío recurrió

a aquel escotazo.

(CANTA) #Tengo el cuerpo empapado.#

Que casi se le salía el pecho.

#Soy de tierra caliente.#

Y la esposa de un ministro del gobierno de Franco

llamó inmediatamente a la dirección de Televisión Española

cuando se emitía el programa

y dijo que eso era una vergüenza.

¿Me puede decir su talla de sujetador?

¿Por qué te lo voy a decir?

Vamos. El único sujetador que me importa, es el mental.

Que era el que tú te tenías que poner

para no hacerme esas preguntas.

(Aplausos)

(CANTA) #100 voces en mi garganta

#gritándome que te quiero.#

Odio la censura. Tú me vas a decir a mí

que unos tíos que obligan a una artista

que tenía un pecho maravilloso a ponerse claveles

y son tonterías. Al final, las artistas salen

adelante por encima de la censura y de los claveles.

(CANTA) #Ven. Vamos a mirarnos cara a cara.#

El atrevimiento en el vestuario por parte de la chipionera

trajo de cabeza a la censura.

Que si un chal, que si una flor.

Todo era poco para intentar tapar la exuberancia de Rocío Jurado.

Yo creo que era un animal sensual, absolutamente increíble.

Rocío Jurado destellaba electricidad.

Es que esta señorita pone demasiada pasión en sus canciones.

Lo decía a modo de censura. Podría usted decirle

que se frenara un poco. -¿Pero cómo voy a frenarme

en un tema, por ejemplo, que diga:

(CANTA) #Estas ansias locas

#que yo estoy sintiendo

#de ser tuya, muy tuya, muy tuya.#

Cómo voy a poner ahí freno.

Cuando hicimos unos años después "Fotogramas" donde escribía,

entrevistamos a Rocío y le pedimos que se pusiera sexy

y nos dejó flipados. -Creo que mi destape

ha sido más artístico que corporal.

Yo pienso que el destape

es mucho más importante si es mental.

Rocío se adelantaba a los tiempos.

(CANTA) #Cuchillo, espada,

#espero tu puñalada, mátame.#

-Rocío, cuando pasó aquello de la sábana en vez de un traje

de cola, pues se puso una sábana.

(CANTA) #El anillo.#

Ya fueran sábanas o conjuntos de más de 5000 euros,

Rocío Jurado jamás repitió un traje sobre el escenario.

Y buena culpa de ello la tiene Antonio Ardón,

su diseñador de cabecera.

La conocí en 1985, me la presentó su manager

en Andalucía y me dice: "¿Eres muy caro?",

y digo: "No sé". Me inspiraba en ella,

en su forma de andar, su físico, en todo, incluso empecé a hacerle

los diseños con su carita y cuando le llevaba algún diseño

y no llevaba la cara, me decía: "Este no es para mí, ¿no?"

Le tenía que poner su cara.

Era muy coqueta, le encantaba probarse,

le encantaba poner posturas probándose y esas cosas.

(CANTA) #Cariño, ay, entraña,

#en tus ojitos me quiero ver.

#Yo soy la novia de España,

#mi vida por tu querer.#

Yo trabajé con Rocío, si alguien me solicitaba

mi trabajo de otras conocidas, ella decía: "Oye, que no, ¿no?"

Reinventó la imagen que se tenía hasta entonces

de las folclóricas y con alguna estrella del escenario

estuvo hasta un año sin hablarse.

Ser la más grande se cobraba su precio.

(CANTA) #Como yo te amo,

#como yo te amo,

#convéncete,

#convéncete,

#nadie te amará,

#nadie te amará,

#nadie porque yo.# El tema "Como yo te amo"

formaba parte del disco "Señora" compuesto por Manuel Alejandro

en exclusiva para la cantante.

Pero alguien lo grabó e interpretó en Latinoamérica

después que saliese el disco en España.

Cuando Rocío cruzó el charco todos conocían la canción,

pero en otra voz, la de Raphael.

(CANTA) #Yo te amo a puro grito y en silencio, yo.#

Se enfadó tanto con Raphael que estuvo año y pico

sin darse la mano.

(CANTA) #Con mi alma y con mi carne, yo te amo...#

-Pero luego, Raphael, muy cuco empezó a...

"Rocío, pero tú estas cosas...", Y ya digo Rocío Jurado

no era rencorosa, se abrazó a Raphael

y aquí paz y después gloria.

-A Raphael lo amo

con las fuerzas de los mares,

con el ímpetu del viento,

en la distancia y en el tiempo.

Como el niño a su mañana porque me gustaría tener

muchos mañanas con Raphael y Natalia.

A ver, artísticamente, se las vio con todas.

Para mí Rocío sí es la voz, Pantoja la elegancia

en el escenario, Lola el torbellino de colores.

Es la fuerza, la potencia, es la... y es, sobre todo,

la continuidad, fue Rocío y lo fue Lola.

No creo que a ellas les pesaran los elogios.

Siempre me he confesado juradista.

(CANTA) #No cuentas con nadie,

#no quieres a nadie,

#vives en un mundo que no hay nadie en él.

#Yo no quiero nada,

#yo solo te ofrezco, agua limpia y fresca

#que no quieres beber.

#Pues déjala correr.#

Rocío Jurado fue, no solo la más grande

sino también la más completa

porque cantaba de todo.

Lucía en el escenario como ninguna otra,

nadie ha lucido ni ha llenado un escenario como Rocío.

Fue una gran artista,

sí, y de una extraordinaria fuerza.

La Rocío cantante era muy distinta de la Rocío matriarca de una saga

con altibajos, tanto fuera como dentro de los escenarios

necesitaba un apoyo y lo tenía con su representante

que, además, era su debilidad, su hermano pequeño.

En el caso del amor que sentía por su hermano Amador

era tremendo. -Era el hermano querido,

el hermano pequeño a quien su madre se encargó

y le dijo: "Ocúpate siempre de tu hermano",

para que no se fuera por caminos que no tenía que irse.

Cuando estaba a punto de casarse y apareció Amador con una chica

que había conocido, estaba embarazada, Rosa Benito,

no sabes la que se montó en la casa.

Porque estaba a punto de casarse Amador.

Rocío dijo: "Mi hermano, mi hermano

se ha enamorado de esta chica y que haga lo que sea".

Rosa Benito se unía a la saga con el beneplácito de Rocío

y recibiendo su apoyo incondicional.

Rocío Jurado lo que era, absolutamente, matriarcal

y la relación, por ejemplo, con su hermano, con Amador,

la relación con Rosa Benito que era su peluquera,

pero, realmente, creo y estoy convencida que lo que ella

quería era no solo proteger afectivamente,

sino proteger, económicamente.

Amador no solo era el hermano representante de la artista,

era quien cerraba contratos, concertaba entrevistas

y filmaba reportajes.

Antes que a nadie Almodóvar le ofreció

"Tacones Lejanos" a Rocío Jurado.

Se lo ofreció primero a Rocío

cantar los temas porque Pedro quería

que la diva, que era Marisa,

fuera, realmente, que cantara como una diva de la canción.

Pero Rocío Jurado se cree que será la protagonista

de la película y cuando se le dice que solo se usará

su voz, ella no entendía muy bien esa historia,

y también porque Amador estaba por medio,

pidió muchos millones

por cantar las dos canciones que luego, hicieron la carrera

y la vida y el éxito mundial que fue Luz Casal.

(CANTA) #Cuando llores

#también piensa en mí.#

Pero que sepáis que pudo haberla cantado la jurado.

Rocío Jurado sabía quién era su hermano,

sabía, perfectamente, quien era él, quién era

si, a veces, pagaba algunas cosas y otras no.

-Más que trincar, trapicheaba.

Amador trapicheaba, pasarte una factura

de 150 000 pesetas por un peinado, pero sin embargo, luego,

siempre que le he pedido una entrevista con Rocío

me la ha concedido.

Seguramente, habremos conocido tras la muerte de Rocío Jurado,

al Amador Mohedano que su hermana no quería que conociéramos.

Pero el papel de Amador en la saga lo ocupó Fidel Albiac

en la gestión de algunos eventos.

Rocío Carrasco presionaba para darle a su pareja

un lugar en la familia y Jurado tuvo que ceder.

La relación de Rocío Jurado con Fidel, en un primer momento,

no fue la ideal, es más, tenían muchas suspicacias

sobre la nueva pareja de su hija.

Fidel se sacó la carrera de Derecho estando ya con Rocío,

precisamente, para poder llevarla y ordenar lo que era todo

el patrimonio de Rocío.

Cuando Fidel entra en su vida,

Rocío Carrasco pega un giro de 360 grados.

La llegada de Fidel a la vida de los Mohedano

ya había sido muy traumática con un accidente de tráfico

que casi acaba con su vida y con la de la joven Rocío.

Rocío Jurado siempre contaba que vivió el peor susto de su vida

cuando un día en Hierbabuena llegó la Guardia Civil

y lo primero que pensó por las caras que traían

es que su hija falleció.

Yo hubiese dado, en muchos momentos, la vida

por mi hija porque no sufriera las cosas que ha sufrido.

La saga se ramifica, crece y la mal vista relación

entre Fidel y Rocío por parte de la familia

se consolida con el paso del tiempo.

Pero cuando los hijos de Antonio David y Rocío Carrasco

tienen edad de decidir, se van a vivir con su padre.

Que dos hijos se vayan de tu casa para irse con su padre,

es verdad que su padre como padre, no se le puede poner un pero,

como padre, como marido de Rocío es otra cosa diferente.

-Me parece tristísima la historia, al final, de esa niña que tiene ya

19 años y no tiene relación con su madre.

Y a partir de ahí si además el padre, en ese caso,

Antonio David, no facilita las cosas.

Eso tiene que solucionarse y tiene que haber un entendimiento.

Hay unos niños que necesitan estar con su madre

y una madre que necesita estar con los niños.

-Desde luego, de lo que estoy segura

es que Rocío Carrasco no es una muñequita

que se pueda abducir.

Los problemas de la saga se amplían con cada nueva rama

que llena el árbol genealógico.

Mientras, Rocío Jurado, tal vez tras horas de escenarios,

aviones, públicos, aplausos y risas, solo, tal vez,

necesita alejarse de lo que la rodea fuera y dentro

de casa y estar sola.

(CANTA) #Sola, necesito estar sola,

#sola yo

#con mis penas.#

Estábamos en mi casa y le digo: "Rocío, mira qué canción",

ya estaba el disco elegido y me puse a cantarla

y me dice: "Esta canción es mi vida",

se metió por ahí y la vi llorando de verdad

y se grabó y ahí está la canción, "Sola".

(CANTA) #Sola,

#sola.#

Se sentía sola, se sentía sola porque no creo

que no le llegaban a la altura de su sensibilidad

la mayoría de las personas que tenía a su alrededor.

Ahora pregunto yo, ¿cómo me veis de verdad, de verdad?

-Necesito una hora para explicarme. -¿En mentira o en verdad?

Decid la verdad, ahora las tres.

-Ese momento parece tan bonito, tan mágico, tan valiente,

porque...

hay momentos en que uno necesita saber seguro que le dirán

la verdad que es muy raro porque en general

la gente te hace la pelota.

Buenas noches, Rocío Jurado. -Buenas, Mercedes, cómo estás.

-Yo bien, ¿cómo vienes en plan soviético

o en plan de Chipiona, en plan fino, cómo vienes hoy?

Tengo ganas de saberlo. -Como tú quieras.

-Empezaba las entrevistas hablando un castellano perfecto,

pronunciando todas las eses y cuando conseguías que al final

se serenara y relajara entonces, salía la de "Shipiona"

y ahí podía pasar de todo.

Que luego, soy una mujer muy sencilla.

Creo que soy, simplemente,

un ser humano.

(CANTA) #Ayúdame,

#ayúdame,

#ayúdame, Señor, a caminar.#

Por encima de la rompedora folclórica estaba la mujer

y esa mujer se enfrentaría a la misma enfermedad

que le arrebató a su madre años atrás.

Rocío Jurado asumió con dignidad, valentía y fuerza

desde el primer día en que le dijeron...

Tienes un tumor...

malo.

Tienes un cáncer.

Yo no sabía que había esa rueda de prensa,

me enteré en el momento que se organizaba para empezar.

Y, entonces, hay que quitarlo de inmediato.

Y...

de verdad, aquel momento fue increíble.

-Uf, muy fuerte.

Muy fuerte, muy emotivo. -Ahí demostró

mucho más la categoría que tenía como persona

porque hay que ser muy valiente para decir lo que dijo

y afrontarlo de la manera que lo afrontó.

Y no soltó una lágrima, quienes llorábamos éramos nosotros.

Ortega Cano llevó muy mal la enfermedad de Rocío Jurado,

muy mal, lloraba, él lloraba, veía que se iba, pues, eso, Rocío

y él pensaba que tenía que haberle dado

muchos años de vida para haberla hecho más feliz.

-Desde que se enteró que estaba enferma,

Rocío quiso muchísimo más a Ortega Cano.

Y estoy seguro que cuando se fue, le quería con locura.

Yo hice un viaje antes con un médico para hablar

con un especialista y hablé con ella y le dije:

"Rocío, me hablaron que hay

muchas posibilidades de afrontar esto

y de tirar para adelante".

Y así fuimos, fuimos con esa moral.

La familia tuvo, bueno, fe ciega en Houston

en pensar que el cáncer de Rocío Jurado, los americanos

iban a poder hacer lo que ellos

querían que era salvarle la vida.

Esto es el...

el último rocío de Rocío Jurado.

Porque ya tiene una carita que no es la normal.

-La cuidó su familia, básicamente, e igual que ella

nunca pudo ver a Rosa Benito, a raíz de la tremenda enfermedad

por la que nos dejó,

adoró a Rosa Benito por lo bien que se portó

cuando estuvieron eh Houston. -Recuerdo cómo quedaba

con Amador, que hablábamos, que nos íbamos a tomar algo

porque estaba 24 horas sobre 24 allí en el hospital,

en Monte Príncipe, también Rosa, también Rocío hija.

(Aplausos)

Gracias, gracias.

Que Dios os bendiga.

Sí, muy contenta de veros.

No sabéis cuánto.

-Rocío, ¿vas a ir a Hierbabuena? -Un beso, Rocío.

-¿Vas a ir a Hierbabuena, Rocío?

-Pronto, cuando esté algo más fuerte.

-Gracias, guapa. -¡Eres muy grande!

-Ella nunca dijo que...

que se iba a ir, nunca, ni pensó en ello.

Lo pensaría, pero no lo dijo nunca.

No lo dijo nunca, fue muy valiente.

(Campanadas)

En ese Dios que movió el corazón y el alma de Rocío

y que ella lo proclamó no, solamente, con la palabra

sino que también, haciendo tanto bien.

(Ovación)

(CANTA RAPHAEL) #A que no te vas,

#a que sigues aguantando aquí a mi lado

#no te tengas que aguantar.#

Una última gala en Televisión Española,

antes de su partida, celebró en esta casa

su vuelta a los escenarios.

Una vuelta, inesperadamente, efímera, pero necesaria.

Rocío seguía siendo la más grande.

(CANTA) #A que no te vas,

#a que no te vas.

#A que no te vas.

#A que no te vas.#

Y ella estaba bastante malita y, bueno, ahí quien sí estuvo

fue Rosario, su sobrina, que estuvieron cantando juntas.

Creo que fue un broche o un agradecimiento

por parte de Rocío a su hermano Amador

en representación de su hija Rosario.

(CANTAN) #Que no tiene corazón.#

A veces había que parar la gala,

había que parar por cómo estaba.

(CANTAN) #Cerramos nuestros ojos y pensamos:

#se nos rompió el amor

#de tanto usarlo.#

Por cómo vomitaba, por cómo se le veía

la enfermedad que tenía, había que cortar y, sin embargo,

a los 10 minutos se levantaba y seguía cantando.

(CANTAN) #Y me encuentro noche a noche

#en el punto de partida.#

(Ovación)

Yo a Rocío Jurado la quería muchísimo,

era una artista insuperable, también muy grande, la más grande,

una voz que no habrá otra en este país

y para mí, cantar la canción que cantó con mi madre,

cantarla con ella, cuando yo sabía que estaba mala,

pues para mí fue un honor enorme.

(CANTAN) #Con sabor a despedida.

#Y hemos probado

#el sabor agridulce de la vida.#

(Aplausos)

Cuando me veo en el vídeo cantando con la Jurado,

pues para mí eso está dentro de mi currículo

como una de las cosas más importantes.

(CANTA) #Qué no daría yo

#por empezar de nuevo.

#A pasear...

#la arena de una playa blanca.

#Qué no daría yo

#por escuchar de nuevo.#

-Muchas veces hablo con ella y le digo cuando estoy mal

que me eche una manita y lo noto, eh, lo noto,

que de pronto me cambian las cosas y me vengo arriba.

-¿Te gustaría morir en un escenario?

-Simplemente... no me gustaría morir.

La saga Mohedano tocaba a su fin.

Las disputas, el testamento, el museo de la artista

y, sobre todo, el vacío dejado por Rocío marcaban el compás final

de una melodía que en su día llenó teatros,

tal vez sin darse cuenta que la más grande lo fue tanto

que el mismo día de su muerte se volvió inmortal.

(CANTA) #Ahora es tarde, señora,

ahora es muy tarde, señora,

ahora nadie puede apartarlo de mí.

Ahora nadie puede apartarlo...

de mí.

(Gran ovación)

Yo como, únicamente,

os puede amar

Rocío...

Jurado.

(Ovación)

  • La saga de Chipiona

Lazos de sangre - La saga de Chipiona

09 ago 2018

'Lazos de Sangre' se adentra en la saga de Chipiona, la de los Mohedano Jurado, a través de testimonios únicos y más sentidos que nunca. José Ortega Cano recuerda cómo se enamoró y llegó a enamorar a "la más grande", y cómo su boda estuvo a punto de suspenderse, el miedo de Rocío a los toros y confiesa que todavía habla con la que fue su mujer. Su admiración y su cariño hacia ella son infinitos.

Entrevistas a quienes conocen bien a la saga: artistas compañeros como Lolita, Joan Manuel Serrat, Diana Navarro; personas que compartieron momentos muy íntimos, como el doctor que presentó a Rocío y Ortega; el entrenador de Pedro Carrasco cuando el boxeador conoció a la cantante; el modisto que marcó el estilo de Rocío, o su primer novio, con quien estuvo a punto de fugarse. Entre todos conocemos un poco más de cerca a Rocío Carrasco y sus vivencias con Antonio David y Fidel Albiac. El programa retrata las relaciones entre los miembros de la saga a través de periodistas como Mercedes Milá, Jesús Mariñas, Carlos Ferrando y Paloma Barrientos, entre otros.

ver más sobre "Lazos de sangre - La saga de Chipiona" ver menos sobre "Lazos de sangre - La saga de Chipiona"
Programas completos (7)
Clips

Los últimos 69 programas de Lazos de sangre

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. María

    ¡Menuda cacho voz tenía la tía! Olé, olé y olé.

    10 ago 2018