www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3611449
No recomendado para menores de 12 años Las claves de El Caso - Capítulo 10 - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Ni se quite usted el abrigo que tenemos caso.

Rodrigo de malas pulgas. Muy bien. Hasta luego.

Hasta luego.

Corte, es una recisión quirúrgica, hecho post morte.

Coño, el misterio de la mano cortada.

Yo sólo quería que su espíritu encontrara la paz, en el más allá.

La marquesa no estaba loca, había montado un albergue para nazis.

Vamos a dar otro pelotazo editorial.

Venga... Venga.

El caso que publicamos la semana pasada me trae a la memoria

un terrible suceso que yo leí cuando todavía no trabajaba

en este periódico.

En él se involucraba una mujer muy peculiar

y a las más altas esferas del poder.

Hoy, conocido como el misterio de la mano cortada.

Acompáñenos unos minutillos para saber qué pasó

y cuáles fueron las claves.

El misterio de la mano cortada aparece en las páginas de "El Caso"

en enero de 1954.

Espeluznante.

Es uno de los casos más espeluznantes que ha reflejado el diario

en toda su historia.

Suena el teléfono, un periodista se levanta, se dirige a la pared,...

Es Luis que les advierte que en su casa

están ocurriendo sucesos muy extraños

Acaba de morir su hermana Margot

y su madre, la marquesa Ruiz de Lihory,

se ha cerrado en su habitación con ella, y no deja entrar a nadie.

La está velando.

Y los hermanos piensan que algo extraño está ocurriendo.

-Quiero estar con mi niña. Marchaos de aquí.

Cuando por fin accedió a que los familiares entraran,

se encontraron con el ataúd ya sellado y cerrado

y sólo pudieron acompañar al ataúd hasta el cementerio.

-El caso de la mano cortada se desata judicial y policialmente

con la denuncia del hijo de la marquesa.

Princesa, número 72, en el centro de Madrid.

Cuando llegaron los periodistas, vieron que estaba ya la policía.

"No pueden pasar". "¿Y quién está al mando de esto?".

"El inspector Sebastián Fernández Rivas".

Dice el periodista al otro: "Cojonudo, para arriba".

Y es que ese señor era muy amigo de "El Caso",

incluso colaboraba en "El Caso", con el pseudónimo de "Seferi".

"Oye, bien, vais a pasar pero con discreción,

como que sois de la comitiva nuestra.

Hacer fotos y de todo, pero no molestéis mucho".

-En el resto de la casa, se encuentran con algo muy inquietante.

Muchos animales disecados, cabezas de perros sumergidas en alcohol,

vísceras de animales,...

La policía descubrió que la marquesa era un personaje bastante inquietante

Muy amante de los animales, tenía 17 perros en casa,

loros, gatos, y al parecer, tenía la costumbre de disecarles

cuando habían muerto, y de conservar parte de su anatomía,

que consideraba que para ella eran importantes

y que conservaban el espíritu del animal.

Y el hallazgo más escabroso

es que en una lechera encuentran una mano cortada.

Cuando exhumaron el cadáver, encontraron que a Margot

le faltaba una mano, le faltaban los ojos,

que le faltaba parte de la lengua,...

Todo esto creó una gran conmoción en la opinión pública.

Nadie se explicaba como una madre podía hacer eso con su hija.

Empezaron a circular todo tipo de teorías.

Y efectivamente, aparece una mano en una lechera muy bonita

encima de una repisa, y luego, aparecen también en formol,

parte de la lengua y los ojos.

-Los periodistas de "El Caso", cuando salieron a la calle, en Princesa,

frotándose las manos,

por la magnífica exclusiva que habían conseguido,

sobre todo por las fotos.

Sacaron unos primero planos impresionantes.

Hacía un año que "El Caso" estaba en la calle.

Eugenio Suárez se encontró con un suceso que pensaba

que iba a tener mucha repercusión, y así fue.

Nobleza, lujo, dinero, una profanación de cadáver.

Dice: de esto vamos a vender cantidad

Y ni corto, ni perezoso, es cuando dijeron:

Esto va en portada.

-Pero presentó a censura previa una portada

en la que aparecía la foto de la mano dentro de la lechera.

El censor, por supuesto, le dijo que de ningún modo podía aparecer

una foto tan escabrosa como portada.

La censura no nos deja publicar esta foto.

No me jodas...

¿Y qué hacemos?

-Eugenio, que se veía con el tiempo al cuello,

para sacar el número a rotativas, improvisó.

-"Tráeme una holandesa".

Y puso: "El misterio de la mano cortada".

Pero así, con esas seis simples palabras, se hizo una plancha

que fue la portada mítica, vamos a decirlo, de "El Caso".

Las ventas de "El Caso" se dispararon a límites insospechados.

Y mira que la portada era un dibujo.

Hubo que tirar una segunda edición.

No había más papel.

Vendimos tantos ejemplares

que tuvimos que sacar una segunda edición.

Es más, algún avispado quiosquero del barrio de Tetuán

se acercó a Fuencarral, para comprar ejemplares

y adquirirlos a 2 pesetas, y revenderlos a 5 pesetas.

Fue la única ocasión en la prensa nacional

en la que ha habido reventa de ejemplares.

Quizás, el censor le hizo un favor a "El Caso",

al quitar la foto esta y dejar esta portada tan misteriosa.

Esto impactó muchísimo, sobre todo a la sociedad madrileña.

A la mañana siguiente, las calles aparecieron abarrotadas, las aceras,

de lecheras que la gente tiró.

Les causó tal impacto ver aquello, que ya jamás volvieron a utilizar

ese tipo de lecheras.

Las lanzaron fuera. ¿Qué había pasado?

El matrimonio, la marquesa con su esposo, fueron llevados a comisaria,

y lo primero que decía ella: "Que me pongan con el Pardo,

que me pongan con el Pardo, quiero hablar con el jefe del estado,

quiero hablar con el jefe del estado" ¿Esta quién es?

-La marquesa era una persona muy peculiar.

Había sido espía, una de las primeras abogadas del país,

artista, actriz en Hollywood, era millonaria,

y amiga personal de Franco,

al que le había salvado un par de veces la vida.

Primero, avisándole de que le estaban preparando una emboscada

en el norte de África.

-La otra ocasión fue en combate, recibió un balazo,

y le voló un testículo, tuvo una gran hemorragia,

y como también tenía varios cursos de medicina,

le hizo un torniquete, le ayudó a que se cortara la hemorragia,

y sobre todo a que se produjera la temida infección.

Franco la compensó nombrándole "Capitán del ejército español".

Franco estuvo siempre agradecido con ella,

y quizá, por eso, este caso no tuvo demasiado recorrido judicial.

Lo cierto es que "El Caso" iba a enmarañarse mucho más a continuación.

El caso no había acabado aquí.

La prensa siguió interesándose por el misterio de la mano cortada,

y descubrieron que la marquesa tenía una casa en Albacete,

que popularmente,

la zona era conocida como "la casa de los fantasmas".

-Este lugar adquirió todavía más... provocó más inquietud,

más interés, curiosidad general,

cuando veían que había dos personas abajo, altas, rubias, nórdicas,...

-Se descubrió que estos hombres altos, rubios, eran seguramente

médicos, científicos, nazis, huidos,

y que estaban escondiéndose en la casa de la marquesa.

-En efecto, eran científicos nazis, un capitán y un coronel

que están allá trabajando, bajo la protección del gobierno español.

Nazis en Madrid... Pero esto es la recaraba.

Aparicio... Lo veo, lo veo.

Con esto, hago la portada del siglo.

-Todo con un secretismo absoluto.

Estamos hablando en una época en que España era un sitio de paso,

o hasta de establecimiento definitivo de muchos nazis que huían de Berlín

tras la caída del tercer reich.

Mediante la ruta de las ratas, aquí entraron muchos.

A nivel internacional,

se pidió la extradición de muchos de estos nazis y tal,

pero vamos, por parte del régimen, no se contestó a ninguno,

siguieron todos aquí.

-Se hablaba de que en el sótano de la casa había todo un laboratorio

en el que se podían hacer todo tipo de experimentos.

Y que estos experimentos se hacían con animales.

De ahí, que aparecieran tantos animales disecados,

tantas vísceras esparcidas por toda la casa,...

Y quizá también con humanos.

-Es una barbaridad.

Incluso, se llegó a comentar que Josef Mengele,

el famoso asesino, el doctor muerte, estuvo en esos sótanos.

-"El Caso" se hizo eco de esta historia

y empezó a hablar de la presencia de nazis ocultos en el país.

Al parecer, a alguien no le interesaba

que se hablara de nazis ocultos en nuestro país,

y muchos menos relacionados con una amiga íntima de Franco.

Pero este asunto no acababa aquí, aún quedaba un giro bastante llamativo.

El tema se complica de otra forma, pero quizá beneficiosamente,

o hasta organizado, por el régimen.

En aquellos años, aparecían en los medios de comunicación,

noticias relacionadas con los ummitas,

unos extraterrestres que, al parecer, estaban visitando nuestro país.

-Hubo gente, seguidores del tema ovni, ufólogos,

que empezaron a recibir cartas, llamadas y demás,

donde les contaban importantes avances tecnológicos.

-Y fue uno de ellos, un padre sevillano,

un párroco sevillano creyente del mundo de los ovnis y de los ummitas,

el que recibió una carta en el que se advertía

de que esos hombres siniestros y misteriosos

que deambulaban por Albacete, por la casa de la marquesa de Lihory,

no eran médicos nazis, alemanes,

sino que, en realidad, eran dos extraterrestres.

-Al régimen, le vino bien, porque estos dos científicos nazis

habían sido sustituidos por investigadores de otro planeta.

-Bueno, todo eso ya le dio un giro al caso, absolutamente esperpéntico.

-Y es ya de las primeras veces que los extraterrestres

entran en contacto con el diario "El Caso".

Relación que se alargará en el tiempo, y será muy intensa.

-Pero lo cierto es que fue una hipótesis que tuvo su recorrido,

y hubo mucha gente que creyó que, efectivamente,

se trataba de extraterrestres.

Años más tarde, la marquesa volvió a dar una entrevista al "Caso",

y publicó un especial en varios números sobre el asunto.

Yo le conozco a usted. Nunca olvido una cara.

Sí, yo tampoco puedo olvidar aquella trágica noche en su casa, marquesa.

Las explicaciones que dio al "Caso" la marquesa de Lihory,

bueno, creaban más inquietud todavía, porque ella era una madre

que, simplemente, quería conservar alguna parte de su hija

para mantenerla en el recuerdo.

-Insisto, un personaje que yo creo que se le fue un poco la cabeza.

-En definitiva, un grave trastorno mental.

En verdad, un delirio.

Yo sólo quería que su espíritu encontrara la paz en el más allá.

-Yo creo que lo que hace es producto de su delirio.

Ella intenta, de alguna manera, retener la vida o la conexión

o la esencia de su hija, a través de un ritual, un ritual terrible.

Si hacemos ahora un poco neo flash back

sobre la detención de la marquesa y de su marido,

pues prácticamente no pasó nada, porque fueron puestos en libertad.

Era amiga personal del caudillo,

y al poco tiempo salió del hospital penitenciario.

Y cuando llegó al juicio,

se demostró por parte de la fiscalía y tal,

que no había habido intención de profanar el cadáver.

La marquesa, durante toda su vida, había recorrido todo el mundo,

había hecho una vida muy mundana,

y cuando la avisaron 4 meses antes del fallecimiento de la hija,

de que se encontraba muy mal, sintió remordimientos,

vino disparada a Albacete, donde estaba,

se la trajo a Madrid, con los mejores médicos,

no se separó de su cama en los 4 meses.

Cuando murió, dijo: mi hija era una santa.

El abogado expuso la excusa, el motivo,

de que nuestras iglesias están llenas de reliquias.

Es más, el jefe del estado tiene en su dormitorio

el brazo incorrupto de Santa Teresa, y nunca viaja sin él.

Si lo puede hacer el jefe del estado, ¿por qué esta pobre madre,

que tanto quería a su hija, no podía tenerlo?

Franco le estuvo muy agradecido siempre a la marquesa,

y quizá por eso, cumplió una pena muy corta, en el psiquiátrico,

y simplemente tuvo que pagar una multa de 2.000 pesetas.

Y estuvo pronto libre.

-La historia permanece viva en el recuerdo de los madrileños,

pero sobre todo, en la de los niños que todavía cantan eso de:

"En la calle de la princesa, vive una vieja marquesa,

con su hija Margot a la que la mano cortó.

Moraleja, moraleja, esconde la mano que viene la vieja".

(Todos): Esconde la mano que viene la vieja.

Ah, viene de ahí...

Un caso espeluznante, ¿verdad?

Se mezcla lo macabro, lo enigmático, la locura,...

Pobrecito del que le tocara cubrirlo.

Y ahora, sigan con nosotros en un nuevo caso.

Presten atención, y no pierdan de vista ninguna pista.

¿Quieres ganar el libro del 60 aniversario de "El Caso"?

Por Juan Rada, descúbrelo en el capítulo de hoy,

y responde:

Entra en la web de las claves de "El Caso",

y accede a contenido extra y premios especiales.

Subtitulación realizada por Mercedes Escudero.

  • Capítulo 10

Las claves de El Caso - Capítulo 10

17 may 2016

El programa repasa los sucesos que han inspirado la serie El Caso. Crónica de sucesos, y también otros casos, que forman parte de la historia negra de este país.

ver más sobre "Las claves de El Caso - Capítulo 10" ver menos sobre "Las claves de El Caso - Capítulo 10"
Programas completos (13)

Los últimos 14 programas de Las claves de El Caso

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios