www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5458181
Lab24 - Domesticando el atún rojo y Salto en la red - ver ahora
Transcripción completa

"Es madrugada, a finales del mes de noviembre,

y en la pequeña población de Llivia, en el pirineo catalán,

inician la vendimia.

Temperatura de varios grados bajo cero,

para recoger las uvas a mano, racimo a racimo, congeladas.

Al instante se depositarán en la prensa con sus cristales.

Se produce entonces un proceso químico natural

cuyo resultado es la extracción de un zumo

muy concentrado de la uva

que dará lugar al vino de hielo, rico en azúcares y aromático.

Una joya enológica."

En España son muy pocos quienes se atreven

con este método extremo, pero cada vez más se avanza

en el desarrollo de la viticultura de altura.

Un desafío impulsado por el cambio climático

del que les hablaremos en el tercer reportaje

del programa de hoy.

Convertir el atún rojo en un alimento aún más saludable,

explorar lo que nos espera con el desarrollo de internet

son los otros temas que les queremos ofrecer.

Bienvenidos a Lab24.

"Salvar al atún rojo de la sobrepesca

y convertirlo con el tiempo en un alimento aún más saludable.

Son objetivos en que trabaja en Centro Oceanográfico de Murcia,

tras una década de investigación, los científicos

están a punto de conseguir cerrar el ciclo reproductivo en cautividad.

El proyecto se desarrolla en sus instalaciones

en la costa de Mazarrón,

con los tanques de mayor tamaño del mundo

dedicados al cultivo de peces.

El centro fue declarado el año pasado

infraestructura cientificotécnica y singular.

Desde sus inicios en 1969, internet no ha dejado de evolucionar

y de transformar nuestra vida cotidiana.

La llegada del 5G supone una nueva revolución

en la red de redes que abre nuevas posibilidades

en ámbitos como la salud, la economía o elentretenimiento.

Aparatos que dialogan entre ellos

para darnos servicios más eficientes,

bases de datos más seguras,

almacenamiento biológico de la información

o nuevas gafas de realidad virtual.

Son algunas de las claves

del reinventado internet del siglo XXI.

En el litoral de Murcia, en las instalaciones

del Instituto Español de Oceanografía,

están consiguiendo que el atún rojo del Atlántico

complete todo su ciclo reproductivo en cautividad.

Un proyecto pionero en todo el mundo.

La nueva especie que resulte de este cultivo

tendrá un tamaño menor y su carne acumulará

menos mercurio que los ejemplares silvestres.

Es un reportaje de Joan Mercet.

"Hace poco más de 10 años empezaron aquí,

en la costa de Mazarrón los pasos decididos

para salvar al atún rojo del Atlántico.

Un especie esquimal de la demanda insaciable

de los mercados de todo el mundo."

Cada vez hay más demanda de atún por muchas razones.

Porque el pescado, en general, es cardiosaludable;

lleva los famosos omega 3 que nos ayudan a mantener la salud.

Pero también no engorda, y desde el punto de vista estético,

también el consumo de pescado y de atún rojo

ha aumentado enormemente, y no solo Japón,

sino ha habido otras zonas del planeta

que se han añadido, dijéramos, a estos consumidores de atún rojo.

Por ejemplo, Estado Unidos y Europa.

"La sobrepesca situaba la especie al borde del colapso

y una comisión europea, ICCATT, adoptó medidas urgentes."

Se implementó un plan de recuperación

que llevaba asociado una limitación enorme

de la cantidad de atunes que se pueden sacar del mar.

"Llegó en paralelo el momento de pensar en criar

atún rojo de acuicultura; domesticar una especie salvaje.

Con apoyo europeo, el centro oceanográfico de Murcia

consiguió cerrar el ciclo vital de la especie

en cautividad en 2016.

Cerrar el ciclo en una especie de cautividad

es obtener puestas de individuos

que a su vez han nacido en cautividad.

Fue el caso y estábamos muy contentos,

fue un hito a nivel mundial, pero el mar tiene lo que tiene.

Y es que en diciembre de ese año, en Murcia,

hubo uno de los temporales más grandes que se recuerdan,

esta jaula donde teníamos estos peces se rompió,

y los atunes se liberaron.

Y realmente, bueno, fue un golpe muy fuerte

porque perdimos seis años de trabajo.

Pero evidentemente, el conocimiento no se pierde

y era volver a empezar pero no desde "'t' igual a cero"

sinoera empezar, dijéramos, con un conocimiento ya

de cómo hacer las cosas.

"Las instalaciones en Mazarrón se diseñaron específicamente

para reproducir atún rojo en cautividad

esquivando los peligros del mar.

La parte más espectacular son sus dos enormes tanques

que albergan a los reproductores."

Son tanques que tienen

alrededor de 20, 22 metros de diámetro

y 9, 10 metros de profundidad,

lo que era una capacidad, cada uno de ellos,

de 3.000 metros cúbicos.

Son los tanques más grandes que existen hoy en día en el mundo

para cultivo de peces.

"Desde su puesta en marcha,

han desarrollado proyectos científicos

para mejorar todos los aspectos de una idea

que nunca pierden de vista."

Nuestro objetivo es la domesticación del atún rojo.

Es un objetivo a largo plazo.

Pero realmente todos los proyectos de investigación que tenemos

coinciden de una manera o de otra en esta idea.

"Volver a domesticar el atún rojo.

Como hicieron antes desde el mar, pero ahora controlando

desde estas completas e inseguras instalaciones

cada detalle de la vida del pez."

Lo que queremos es dar un paso más adelante

y tener bastante más control del proceso,

poder controlar la temperatura, la luz, la calidad del agua

para conseguir puestas durante distintas épocas del año

y que nos permita tener alevines disponibles

para investigar en el futuro para las empresas

durante todo el año.

"Además de mejor control, pueden acelerar el proceso de cría."

Cuatro años tiene en la naturaleza

alrededor de 40 kilos y aquí estamos consiguiendo

ganarle un año a ese periodo de engorde.

De tal manera que al final del tercer año de vida

van a llegar a los 40 kilos.

¿Por qué se lo ganamos? Fundamentalmente porque mantenemos

la temperatura controlada durante el invierno

y no le dejamos que baje por debajo de 16 grados.

Cuando la temperatura baja por debajo de 16 grados

el atún come bastante menos

y por tanto su crecimiento se enlentece mucho.

"Como resultado, está de nuevo a la vista repetir el éxito

de cerrar el ciclo vital de la especie."

Los atunes más antiguos que tenemos tienen dos años y algunos meses

y en junio del año que viene cumplirán tres años.

El atún madura en la naturaleza al cuarto año.

Pero aquí crecen muchísimo más rápido

porque en invierno les calentamos un poco el agua

y comen todos los días, no tienen que esforzarse en comer.

Y la madurez es un equilibro, un balance entre edad y tamaño.

Y entonces, confiamos, de hecho, bueno, en Japón

con el atún rojo del Pacífico,

lo han conseguido, la madurez un año antes,

y nosotros esperamos y confiamos

que le año que viene por el mes de junio seamos capaces

de cerrar el ciclo en cautividad en esta instalación.

"En tanques grandes, el "stock" de juveniles

de menor tamaño come hasta siete u ocho veces al día.

Conforme van creciendo, las tomas disminuyen

a dos comidas diarias; eso sí, dignas de la mejor pescadería."

Y ahora mismo estamos dando una mezcla de lacha,

que es sardinella, boquerón, arenque y caballa.

De tal manera que todos sus requerimientos

estén cubiertos con la alimentación que les damos.

"La alimentación es la clave y estaba entre los objetivos

de principales programas científicos

activados en este centro oceanográfico.

Para cien se desarrolla en colaboración con empresa pesquera

a cuatro años vista; 2016, 2020.

Busca mejorar la calidad de las larvas

y ver cómo a partir de ahí puede mejorar también

el rendimiento en la fase de engorde

y en la calidad final de la carne del túnido.

El otro programa, Nutrituna, persigue optimizar

la producción de larvas y juveniles."

Nutrituna pone el foco en temas de nutrición

y Para cien pone el foco en temas, digamos, relacionados

con las condiciones más zootécnicas de cultivo en el mar y tal.

Pero todos tienen un nexo en común.

Si yo mejoro la nutrición de los atunes juveniles,

mejoro la calidad de los peces que pongo en la jaula

y por tanto voy a mejorar resultados del engorde.

Lo importante realmente era aumentar la supervivencia

y entonces hemos ido probando toda una serie de enriquecedores,

de alimentos y demás precisamente en esa línea.

"En acuicultura el concepto trazabilidad,

seguir la evolución de un producto en cada una de sus etapas,

lo aplican también a la alimentación del atún.

Lo consigue produciendo en las instalaciones del centro

todo el ciclo alimenticio completo."

Tenemos que crear la cadena trófica.

Y los atunes son carnívoros y por tanto si queremos criar

a un carnívoro como si fuera un lobo, tenemos que criar ovejas

pero a estas ovejas para criarlas,

tenemos que darles de comer y tendríamos que criar coles.

Entonces, el equivalente a nuestras coles son las microalgas,

el equivalente a nuestra oveja es el zooplancton

y nuestro logo son las larvas de atún rojo.

"Un fin último es poner una especie nueva en el mercado.

En nuestra mesa un atún rojo de menor tamaño

que además será más saludable; es decir, con menos mercurio,

un metal pesado que está en la naturaleza, en los mares

y que los peces acumulan a lo largo de su vida

en mayor cantidad cuanto más arriba están en la cadena trófica.

Los de mayor tamaño, como el atún o el pez espada, se encuentran

entre los que más mercurio acumulan."

En objetivo de la acuicultura podría ser hacer peces

que tuvieran entre dos y tres años,

los cual significa peces que tengan entre 10, 15

y un máximo de 30 kilos.

A eso me refiero con un producto nuevo

porque es un tamaño nuevo realmente en el mercado.

Ahí tenemos que jugar o que conseguir dos cosas:

primero, la calidad organoléptica, la calidad bioquímica,

la cantidad de grasa que tiene el pescado

de ácidos grasos poliinsaturados,

sea la adecuada y ahí tenemos bastante que decir

puesto que podemos controlar la alimentación.

Y otro tema muy importante en el que queremos hacer

de incidencia en este proyecto,

es en la cantidad de mercurio que acumula el atún.

El hecho de que nosotros podamos vender o producir peces

con menos tamaño va a hacer

que ya lleven mucha menos cantidad de mercurio

porque son menos años alimentándose.

Y además, podemos de alguna manera controlar la calidad,

la cantidad de mercurio que tiene el alimento que les damos.

"Estas instalaciones; los dos tanques mayores,

más otros dos de menor tamaño

y la compleja maquinaria e instrumental

que hacen posible su funcionamiento fueron declaradas en 2018

infraestructura cientificotécnica y singular.

Los cuatro tanques contienen

unos siete millones de litros de agua

que recirculan cada día hasta en un 95 %."

Lo que tenemos es un sistema de recirculación

mediante filtros biológicos, una instalación de un "skimmer"

que es un fraccionador de proteínas.

Tenemos capacidad para exteriorizar el agua o desinfectarla

y eso nos permite mantener una calidad de agua constante

e independientemente de lo que pase en el mar.

Aportamos un poquito de agua de mar,

alrededor de un 5 % de agua nueva cada día,

pero todo el resto del agua la recirculamos y reutilizamos.

"Unas 25 personas trabajan en esta ICTS

entre investigadores, técnicos y personales auxiliar.

Como Amanda y María José

que infundan un par de horas al día los trajes de neopreno."

Cogemos muestras biológicas, ya sea de algas que salen

o peces muertos.

Ya está, simplemente nos equipamos con botellas y demás,

y para abajo.

"Como ICTS, la instalación

amplió las colaboraciones científicas

con otras instituciones en proyectos de agricultura

de atún de ciclo cerrado.

Uno de los más destacados es el llamado Acustuna,

que combina técnicas biométricas y acústicas

para estimar la biomasa de los peces.

El investigador de la Universidad Politécnica

de Valencia, Víctor Espinosa, trasladó aquí su experiencia

testada ya en jaulas de engorde en el mar."

Vimos que si filmábamos los atunes desde un aspecto central,

es decir, desde abajo, podríamos recortar su silueta

contra el cielo en la superficie del mar.

Gracias a esa técnica,

se podía aislar en las imágenes muy bien la silueta del atún,

y tomar medidas de sus características.

Al trasladarnos aquí, a los tanques de Mazaleón,

nos encontramos que el techo tiene iluminación artificial,

que va cambiando la iluminación a lo largo del día,

y tuvimos que instalar unas lonas

para uniformizar el campo visual

y reproducir esas condiciones que teníamos

de iluminación uniforme en el mar.

Actualmente, estamos tomando medidas de los atunes de este tanque,

que tienen un determinado tamaño, caracterizado ópticamente,

y grabamos cuál es la respuesta acústica

que tenemos con una ecosonda.

"El proyecto ha entrado en su fase final y ha logrado

que el sistema de monotorización desde ángulos ventrales,

laterales y genitales, capture imágenes 3D y registre

de forma automatizada la correspondencia

de valores acústicos y valores ópticos."

Es estereoscópico, que imita la visión humana,

y permite estudiar en tres dimensiones una escena.

Puede saber a qué distancia está un objeto

y su orientación en el espacio.

Y además aquí también podéis ver, debajo,

lo que es un ecograma, un registro

de los ecos, de las ecosondas científicas

que tenemos mirando de manera sincronizada

conjuntamente con las cámaras.

"Más allá de su aplicación en acuicultura,

el estudio será una herramienta para evaluar

el buen estado de las poblaciones en libertad.

La ciencia que aquí se produce apunta en buena parte

a la producción comercial a gran escala de atún rojo.

Pero sus aportaciones a un mayor conocimiento

de los ecosistemas marinos

sientan tan bien las bases de un consumo de pescado

más sostenible."

Independientemente de que salga al mercado atún

de ciclo cerrado o de acuicultura integral,

también llegue al mercado atún de pesca,

que la pesca va a seguir estando,

pero de una forma sostenible, de forma que los caladeros

se puedan explotar y nuestras generaciones venideras

obviamente puedan seguir comiendo pescado procedente del mar.

Dentro de 25 años, la población mundial

será de algo más de 8.000 millones de personas.

Se calcula que el número de aparatos conectados

para entonces a la red de datos ascenderá a más de 64 billones;

unos 12 dispositivos por persona.

Tecnologías que moverán cantidades enormes de dinero

que se sustentan en el internet del siglo XXI.

El reportaje de Felipe Querol nos da algunas

de las pistas de ese desarrollo.

"La quinta generación de red inalámbrica

nos conectará a dispositivos con un tiempo de respuesta

casi imperceptible

gracias a la suma de diferentes tecnologías.

Entramos en el llamado 'internet de las cosas'.

En la sede de Indea localizamos un núcleo

de vanguardia en la innovación del internet del siglo XXI.

Aquí, Indea Network y su laboratorio creativo 5Tonic,

contaron desde su inicio con colaboración de Telefónica I+D."

Internet hasta ahora ha conectado las máquinas.

Después las personas y ahora conectará las cosas.

"Conectados a objetos y servicios que dialogarán entre ellos.

Gafas de realidad virtual, coches o electrodomésticos,

serán aparatos interconectados.

En internet de las cosas entra en nuestra vida cotidiana."

Generarán cantidad ingente de datos

que tendrán que ser procesadas de una manera muy inteligente.

El internet del futuro desarrollará nuevas capas

de inteligencia que permitan procesar estos datos

del internet de las cosas allá donde se generan

y que se procesen con algoritmos de inteligencia artificial,

de tal manera que las redes ya no serán

solamente redes de trasmisión, sino que serán

redes de computación que sean capaces de procesar

una señal de video y entender que hay un atasco en la ciudad.

Que sean capaces de procesar el tiempo real

de manera muy rápida, una señal de un sensor de salud

y que generen una alarma para avisar al hospital

de que hay un problema;

que sean capaces de gestionar la seguridad

en un entorno empresarial monitorizando máquinas

para que robots ejecuten las tareas

para las que están programadas y que paren en el momento

que se necesite.

"El 5G va más allá de la comunicación.

Podemos ofrecer una conferencia con nuestro holograma en Valencia

mientras estamos en otro sitio.

Es, como apuntábamos, una herramienta para proporcionar

infinidad de servicios."

Pero ahora, con 5G, la red incorpora los servicios.

Un gran centro de cálculo distribuido

y la gente ya no quiere a través de la red hablar

con otro terminal; lo que quiere es que la red le dé cierto servicio.

Quiero que me funcionen los juegos o que me controlen mis robots.

O que cuando hay problema de tráfico,

me avisen para que vaya a otro sitio.

Luego, la red cambia mucho de concepto.

Ya no es, como digo, mero elemento de transporte

de información extremo a extremo,

sino que buscamos que la red nos ofrezca en sí misma

un enorme rango de servicios privados

y profesionales.

"Como en tantas innovaciones, el mundo empresarial

se adelanta al entorno doméstico

en incorporar tecnología de vanguardia.

A caballo entre robots industriales y los vehículos guiados

por control remoto,

la automatización de determinados trabajos

pasa también por el número cinco."

Este sistema lo que hace es transportar desde un palé

unos 300 kilos, que son los más pequeños,

hasta pueden coger un ala de un Airbus

y trasladarla ellos solos por las fábricas.

Y lo que vamos a buscar es que con 5G,

en lugar de estar controlados en el local cada uno en sí mismos,

con lo cual tienen poca inteligencia

porque solo tienen información que ellos pueden captar

y la inteligencia que puedes montar en cada GEO individual,

trasladar todo eso al borde de la red, se llama "edge".

De tal forma que tienes visión de todos ellos conjuntamente

y sabes lo que están haciendo todos a la vez.

Y eso te da mucha más información y te permite coordinarlos.

"Información que se procesa en microcentros de datos

de los propios dispositivos formando así

una nube local; la niebla."

El concepto de niebla es que se pueda utilizar

la computación muy cerca del usuario

en dispositivos pequeños como si fueran una nube.

"En el campo de la salud el 5G está destinado

a salvar vidas mejorando la inmediatez

al coordinar los auxilios."

El recortar ahí un minuto, dos minutos,

tres minutos, que es lo que buscamos,

y que además sea más fiable que es muy importante.

Este sistema lo que harías es automáticamente

avisar desde el coche, cuando tiene un accidente,

o desde un dispositivo que tú lleves no invasivo, una pulsera,

o puede ser una camiseta inteligente,

un collar, un "necklace",

avisa cuando se ha producido esa circunstancia

de emergencia, dónde estás ubicado,

quién eres, cuál es tu condición médica,

cuáles son los datos que han disparado esta alarma

y eso automáticamente genera que te envíen una ambulancia,

que se prepare una plaza en un hospital

y que todo esto sea automatizado más rápido

y con una información más veraz.

Saben dónde estás, qué es lo que te pasa,

tu edad, tus condiciones físicas,

todo esto con total garantía de privacidad,

porque solo puede ser utilizado para eso.

"La privacidad, efectivamente, es uno de los temas que preocupan

frente a la luz de información expuesta.

Por ello, la ley de protección de datos

aclara derechos y obligaciones."

Un proveedor tiene que decir claramente

por qué necesita unos datos del usuario

y para qué lo utiliza.

Y luego, el usuario, por ejemplo, puede preguntar

exactamente qué tipo de información tiene una empresa sobre él.

Y puede pedir que todos los datos sea borrados.

Y borrados de verdad.

"Su labor, precisamente, consiste en salvaguardar al usuario."

Vamos a tener un internet que sea más seguro

por las técnicas de seguridad que estamos trabajando,

seguridad y criptografía,

y también que sea más fiable.

Que todos los servicios sean más fiables.

"La idea es que las tecnologías al servicio de nuestra información,

movilidad o salud, se incorporen a nuestra cotidianidad

de forma fluida."

Lo que buscamos ahora son formas más naturales.

Dispositivos mucho menos invasivos.

Por ejemplo, gafas de realidad virtual.

En unas gafas el sistema te va a proyectar,

por ejemplo, las indicaciones de cómo llegar a algún sitio.

O te va a dar alarma de que llegas tarde .

O te sale un mensaje que has recibido

de algo importante que quieres recibir.

O una llamada telefónica.

Y tú, de una forma, como digo, muy natural,

por control de voz o parpadeando por movimientos de los ojos,

vas a poder descolgar o ignorarla o lo que sea.

"Seguimos explorando desde el orden de la red,

en el denominado "excomputing", los datos se procesan

en dispositivos inteligentes más cercanos sin pasar por la nube.

Ruta más corta significa más rapidez y menos puntos de fallo.

Lo ordenadores cercanos se usarían de forma pactada, por ejemplo.

El premio nacional de informática 2019

propone ese uso; eso sí, con algún tipo de contraprestación."

Imaginemos que yo necesito procesar mis datos

y el ordenador que yo tengo en mi casa

no tiene suficiente capacidad de computo.

Puedo, a lo mejor, utilizar el ordenador de mis vecinos

para realizar ese proceso a cambio de algún tipo

de servicio en el futuro que yo les dé.

A lo mejor a cambio de un micropago.

Sigue utilizando cadenas de bloque,

capaces de desplegar sistemas de micropago,

podemos introducir toda una economía

de yo te doy almacenamiento en mi disco,

yo te doy capacidad de computo en mi ordenador,

a cambio de que tú en el futuro hagas lo mismo por mí

o me hagas un micropago en una moneda

que nosotros acordemos.

"Ls respuesta está en bases de datos,

protegidas con seguridad.

La clave para manejar millones de datos

de forma segura es el "blockchain"."

Esta tecnología lo que permite es dejar registro

que no se puede modificar "a posteriori"

de cosas que han pasado.

Por ejemplo, se podría utilizar

para hacer que el registro de la propiedad

estuviera en un sitio electrónico

y todo el mundo lo pudiera consultar.

De hecho, sobre ese registro, lo que han hecho ha sido

montar monedas y montar un sistema financiero casi paralelo.

"Monedas virtuales, una estructura de criptomonedas

de gran utilidad tanto para consolidar información

como para intercambio de divisas."

La tecnología de "blockchain" y de cadena de bloques,

sobre todo en Bitcoin y Ethereum,

que son las dos tecnologías o las dos criptomonedas

o "blockchain" más populares,

están ahora mismo consumiendo muchísima energía.

Para mantener el sistema funcionando,

se está utilizando una cantidad de energía comparable

al consumo de un pequeño país, tipo Austria, Dinamarca.

"Surge un problema, la computación de monedas virtuales

necesita una cantidad de energía muy elevada.

Además, estas cadenas de bloque,

se albergan sobre todo en centros de datos

que al procesar información de infinidad de dispositivos

necesitan una refrigeración muy potente.

Una solución posible: trasladarlos a países fríos."

Islandia, porque Islandia al tener geotermia,

tiene generación de energía barata,

y a su vez, al tener un entorno de temperatura más fría,

también la refrigeración es más barata.

Otro experimento que se ha hecho:

Google ha desplegado centros de datos bajo el agua.

El tener un centro de datos debajo del agua

hace que la refrigeración es prácticamente gratis.

"Almacenar gigantescas cantidades de datos

ha obligado a copiar mecanismos que ya existen en la naturaleza.

Eso significa, por ejemplo, que internet se abre

a otras fórmulas de almacenamiento."

Están experimentando con sistemas de almacenamiento biológico

donde se utilizan cadenas de ADN para almacenar información.

Cuando hablas de cadenas de ADN,

estamos trabajando a unas escalas tan pequeñas

que vamos a tener capacidad de almacenamiento gigantesco.

Tienes que tener en cuenta que cada una de nuestras células

almacena toda nuestra cadena de ADN.

La cantidad de información que tiene una cadena de ADN

de una persona es enorme.

"Una ingente cantidad de información

que en el mundo del internet de las cosas

se podrá transferir a través de nuevos sistemas.

Hablamos de transmitir datos a gran velocidad

a través de la luz LED;

visible, de código abierto y de bajo coste.

Un buen ejemplo, la comunicación entre vehículos."

Básicamente lo que nosotros hacemos es cambiar una bahía biofísica,

que en este caso es la intensidad de la luz,

y haciéndola de una manera inteligente,

somos capaces de meter información dentro de la luz.

La idea es que las bombillas parpadean muy rápido,

como si fuera un código morse con luz,

y el ojo humano no es capaz de verlo.

Pero sí que es capaz de verlo una máquina.

Lo hemos hecho de tal manera

que las máquinas se puedan comunicar entre ellas por luz.

Los vehículos tienen luces todo alrededor.

Básicamente lo que son capaces de hacer es

meter datos dentro de la luz que tienen estos vehículos,

puede ser en la parte frontal de un coche en la iluminación,

para hablar con el resto de vehículos.

"El internet del siglo XXI no se limita

a la interacción entre las personas y cosas.

Accedemos a la red de forma intuitiva,

natural y más rápida.

Incorporando inteligencia artificial se abren posibilidades.

Controlar los objetos de casa a través de nuestros pensamientos.

La red entenderá nuestras necesidades

y ofrecerá un sinfín de servicios de forma inteligente

en un abrir y cerrar de ojos."

El calentamiento global y su impacto sobre el clima

podría mermar de manera importante

la superficie para el cultivo de la vid en pocas décadas.

Especialmente en la ribera del Mediterráneo.

En este contexto avanza la viticultura de altura,

el cultivo de la vid en zonas de montaña.

Su reintroducción el lugares como el valle de la Cerdaña

en el pirineo de Girona,

sirve de laboratorio para la investigación en enología.

Los vinos que se obtienen ofrecen características singulares.

Es un reportaje de Lourdes Ballarín y Jordi Cristòfol.

"Un viñedo a 1225 metros de altitud.

Una localización inusual para este cultivo

pero junto con escasa humedad relativa

y las más de 3.000 horas de sol anuales

que se dan en la zona permiten elaborar con sus frutos

un vino blanco singular; el vino de hielo.

Para los impulsores del proyecto, es una manera

de conjugar sus dos pasiones; el vino y la montaña.

Conscientes a su vez de los efectos

del calentamiento global del planeta."

Por el cambio climático nos encontramos

que claro, las zonas habituales

de cultivo de vid acumulan unos calores extremos

que haces que, hasta este año me ha pasado en otras vides

más del sur de Cataluña,

que han cerrado, se han cerrado y hasta escupen la uva

de tanto calor para evitar su muerte.

Entonces, cuando sube, evitan estos calores tan extremos.

"La finca ocupa media hectárea

y cuenta con redes protectoras contra el granizo.

También más frecuente, aseguran, debido al cambio climático."

Estas grandes masas de aire caliente

que se acumulan en otras zonas, suben, chocan con las rías,

y en un momento te puede destrozar el cultivo.

"Para combatir las plagas les va de maravilla

la sequedad del aire y también..."

Buscar nuestros aliados que en este momento

en este ejército de mariquitas pequeñitas,

que en invierno las tenemos aquí en el porche,

pues se ponen en un rinconcito.

Y en verano pues salen y como tienen comida,

nosotros no les ponemos fitosanitarios.

"La vendimia toca en noviembre, más tarde de lo habitual.

Y la hacen con la uva congelada de forma natural."

Pues esperamos una noche de helada,

y cuando se hiela, ¿qué pasa?

Se llena primero la parte acuosa,

la parte del agua, entonces lo recogemos

y en seguida lo prensamos en el mismo momento.

Estos cristales nos hacen dos cosas:

rompen la piel y sale la parte más jugosa,

más dulce de la uva,

y hace que la parte acuosa esté congelada

y no entra en lo que será nuestro mostro de vinificación.

"Novedades en ubicación, en técnicas de cultivo

y también en elaboración y envase.

Aportaciones que suponen además nuevas oportunidades

para la economía de montaña.

La viticultura de altura es ya una realidad."

La iniciativa agraria que acabamos de ver

contribuye también a la sostenibilidad del planeta.

Como la cada vez más urgente preservación

de los bosques.

Alrededor de 1.600 millones de personas

dependen de ellos y albergan la mayoría de las especies;

terrestres, de animales, plantas e insectos.

Si confían que al ciencia nos puede ofrecer un mundo mejor,

les esperamos en "Lab 24".

Gracias por seguirnos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Domesticando el atún rojo y Salto en la red

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Lab24 - Domesticando el atún rojo y Salto en la red

03 dic 2019

En el Centro Oceanográfico de Murcia (IEO) están consiguiendo que el atún rojo del Atlántico complete todo su ciclo reproductivo en cautividad, un proyecto pionero en el mundo. La nueva especie será más pequeña y acumulará menos mercurio. En el segundo reportaje nos acercamos a Internet del siglo XXI, que arroja cifras astronómicas en todos los sentidos. En un par de décadas habrá 64 millones de aparatos conectados, unos 12 dispositivos por persona. Y otro de los desafíos de este siglo: adaptar la agricultura al cambio climático. El vino de hielo se cultiva en alta montaña, se vendimia fuera de plazo y a menudo sobre la nieve.

ver más sobre "Lab24 - Domesticando el atún rojo y Salto en la red " ver menos sobre "Lab24 - Domesticando el atún rojo y Salto en la red "
Programas completos (106)

Los últimos 405 programas de Lab24

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos