La Sala La 2

La Sala

Sábado a la 01.15 horas (Madrugada del domingo)

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4719599
La Sala. Guggenheim - Marc Chagall - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

El Museo Guggenheim Bilbao presenta:

"Chagall. Los años decisivos, 1911-1919".

Una selección de más de 80 pinturas y dibujos realizados

por este artista inclasificable

en los inicios de su trayectoria pictórica.

La exposición se adentra en la atmósfera vital e histórica

en la que Chagall gestó su arte inconfundible y singular.

Es una exposición organizada conjuntamente

con el Museo de Basilea.

Es la primera que el museo hace dedicada a este artista

tan importante del siglo XX, Marc Chagall.

Creo que es una exposición muy interesante porque revela

un Chagall en parte muy desconocido,

en una etapa inicial de su carrera,

pero donde ya se puede apreciar el estilo que fue fraguando.

Un estilo que tiene elementos absolutamente personales,

pero que incorpora porque bebe de los movimientos y vanguardias

que se desarrollaban en París en esos momentos.

Absorbiendo pero sin adscribirse a ninguno de esos movimientos,

y gestando un estilo tan inimitable y especial

como el suyo, que en esta exposición

se puede ver bien reflejado.

Marc Chagall durante este periodo

va absorbiendo todo lo que sucede a su alrededor,

y lo va transformando con su lenguaje particular.

Vemos unos pequeños dibujos

que marcan la Primera Guerra Mundial en 1914,

que fue un periodo muy duro porque quedó atrapado en Rusia.

Vemos la influencia que tuvo la Revolución Rusa

donde tuvo su impronta

como comisario de las artes en la región de Vitebsk.

Y en esta exposición, la gente va a descubrir un Chagall profundo

que nos está contando sus propias historias, su vida,

todo lo que sucede en su pequeña aldea judía

y la política de la época,

siempre con esa mirada tan característica de él.

(Música)

Nacido en 1887, en la pequeña localidad de Vitebsk,

ubicada en la antigua Rusia,

Marc Chagall creció en el seno de una familia judía jasídica.

En estas comunidades, centradas en el comercio y la artesanía,

el idioma empleado era el yidis,

y el acceso a la cultura y al arte estaba limitado,

ya que las políticas privaban de sus derechos a los judíos.

Aun así, Chagall consiguió ingresar en la escuela rusa de su ciudad,

lo que significó derribar dos barreras;

la del idioma y la de la cultura,

ya que allí sopesó por primera vez la posibilidad de ser artista.

Era una época donde los judíos en Rusia tenían muy pocos derechos.

Vivían en comunidades muy cerradas.

Sin embargo, Chagall consigue que sus padres aceptasen

que él quería ser artista.

Con la poca capacidad que tenía su familia,

recibió apoyo, y su madre le llevó a la escuela de Yehudá Pen.

Y allí es donde empezó.

Consiguió ir a San Petersburgo y el apoyo de una ilustración judía

que estaba surgiendo en las grandes ciudades,

sobre todo con el apoyo de Maxim Vinaver, abogado

y primer representante judío en la Duma en 1905.

Y consiguió ir a la escuela de Léon Bakst.

Pero claro, su objetivo era París, porque era el lugar

donde se reunían todos los artistas del mundo,

y se desarrollaban los cambios más importantes.

Léon Bakst le animó para que fuera a París

y Maxim Vinaver le ayudó económicamente.

(Música)

En 1911, Marc Chagall viaja a París

y se instala en la Escuela de Arte La Ruche, o la Colmena,

donde convive con artistas de todo el mundo.

Allí, conoce al valedor de su obra,

el poeta y crítico Guillaume Apollinaire.

Pronto se traslada a la comunidad de La Ruche,

en un edificio que se había hecho

para una de las ferias internacionales

que cuenta con 140 estudios.

Va a trabajar a este estudio donde pagaban poco los artistas.

En ese centro había artistas como Modigliani, los Delaunay,

y conoce a Apollinaire.

Muchos artistas que llegaban a París paraban en este enjambre

al que llamaban la Colmena.

Hoy funciona como espacio para estudios para artistas.

Y trabajaban y colaboraban entre ellos.

(Música)

Eso fue importante para Chagall porque llegó a París

sin saber una palabra de francés,

ahí encontró una comunidad en torno al poeta Blaise Cendrars,

que había vivido en San Petersburgo y hablaba ruso;

Sonia Delaunay, o Sonia Terk, que le ayudaron a relacionarse,

pero sobre todo el gran valedor en aquella época nada más llegar

fue Guillaume Apollinaire.

Apollinaire vio en Chagall algo que hasta entonces no había visto,

porque liberaba los colores de una manera muy particular,

y tenía un lenguaje que era muy diferente a lo que se hacía.

En París, Chagall experimenta con los colores,

las formas abstractas y geométricas y el movimiento.

Esa nueva realidad se funde con los recuerdos y experiencias

que trae de su aldea de Vítebsk.

Influenciado por los ismos de la época,

el artista comienza a narrar su propia historia

a través de una amalgama de estilos

que él transforma de manera personal.

Para él supone un cambio abismal, encontrarse con las vanguardias,

con el cubismo, el orfismo

y empezar a adaptarlo a su arte.

(Música)

El lienzo "París a través de la ventana",

de 1913, pintado desde su estudio de La Ruche,

es un claro ejemplo de este periodo

en el que su percepción la ciudad

y lo que allí acontece, se mezcla con recuerdos de su ciudad natal.

Y en esta primera sala es lo que vamos a ver,

en "La habitación amarilla" de 1911

o "El marchante de bestias", o de obras tan significativas

como "París a través de la ventana",

o "El soldado bebe", vemos como Chagall afronta

esa situación en París, como nos cuenta historias reales.

Nos está relatando en el centro de París

algo que ha sucedido en su aldea de Vítebsk en 1905.

(Música)

(Música)

París dibujó su perfil como artista reconocido,

en parte gracias al apoyo de Apollinaire.

Chagall, de hecho, dedicó al poeta "Homenaje a Apollinaire",

en la que podemos leer su nombre

junto al de otros miembros de la vanguardia parisina.

"Homenaje a Apollinaire" es una obra que hace referencia

a cuatro personas que fueron importantes en su vida.

Pero también nos habla de cuestiones religiosas

como la génesis o referencias al orfismo de los Delaunay.

Es un compendio de todo lo sucedido en París.

Está todo resumido en esta obra.

(Música)

En 1914, Chagall consigue su primera exposición en Berlín,

en la galería Der Sturm de Herwarth Walden.

Unos días después de la inauguración,

y tras una estancia de tres años en París,

Marc Chagall vuelve a su ciudad natal

para asistir a la boda de su hermana.

Unos días después de inaugurar en Berlín,

decide volver a casa para tres meses.

Esos tres meses eran para asistir a la boda de su hermana

y para conseguir casarse con Bella Rosenfeld,

que era su gran amor, su novia.

Como ya estuvo en París, y había medio triunfado,

había tenido exposiciones,

eso suponía que la familia de Bella,

que era mucho más rica que la suya, le iba a aceptar.

Regresa y una semana después de estar en casa,

estalla la Primera Guerra Mundial.

El estallido de la Primera Guerra Mundial

obliga a Chagall a permanecer en Rusia hasta 1922.

El artista, se reencuentra entonces con su pasado, su cultura,

y su trayectoria se ve afectada

por el contexto histórico de la época.

Durante este periodo, el artista refleja en su obra

los estragos de la guerra y la nueva Rusia que surge

tras la Revolución de Octubre.

Podemos ver un Chagall que dibuja un soldado herido

con una tinta negra, una tinta china,

al tiempo que vemos un retrato familiar

de su mujer y su hija Ida tomando unas fresas

en una escena cotidiana de un lenguaje muy contenido.

O vemos a su mujer, Bella, flotando en el aire

el día del cumpleaños de Chagall.

Es una época donde Chagall repiensa su lenguaje.

Se plantea cómo presentar esos temas

que era la vida que sucedía a su alrededor.

Son imágenes totalmente fantasiosas

pero muy reales, y eso es algo muy importante

al hablar de la obra de Chagall.

La obra de Chagall no es naíf ni tampoco onírica.

Lo que está contando son realidades que él ha vivido.

Pero nos las está contando en sus tiempos y de su manera.

Con la manera en la que él lo quiere transmitir.

Creo que la frase que utiliza y es muy importante es

"inconscientemente consciente" de lo que está haciendo.

Y además también, para él, el arte es un estado del alma.

Por eso los colores representan lo que las personas o animales

le transmiten a su alma.

(Música)

Durante la Primera Guerra Mundial,

un gran número de judíos son desplazados por la Rusia zarista,

acusados de colaboracionismo.

En este ambiente de confrontación, Chagall,

vuelve a los temas relacionados con su identidad, el folclore

y la etnografía de su pueblo.

Con motivo de la Primera Guerra Mundial,

millones de judíos fueron desplazados

de las zonas limítrofes de la contienda,

acusados por el zar de colaborar con el enemigo,

y eso hace que Chagall en cierta manera revise

esos temas sobre el judaísmo

desde el punto de vista cultural.

Él era laico, no era un artista practicante para nada.

Sin embargo, lo entendía como una cuestión cultural.

En esta última sala, él retoma muchos temas relacionados

con la religión judía.

Pero son temas en los cuales él capta la realidad.

Contrata, por ejemplo, no a modelos,

pero sí a personajes que circulan por la calle en su entorno

y les viste con los ropajes característicos de la oración

para poder pintarles,

o retrata fiestas como el Sucot.

Pero siempre desde un punto de vista laico en cierta manera.

Durante la guerra, algunos de sus conocidos

le dieron por muerto.

Entre ellos, su galerista berlinés,

que vendió a coleccionistas privados

gran parte de las obras que el artista depositó

en Der Sturm, en 1914.

Esto le llevó a volver a pintar algunas obras que no localizaba.

O a crear varias versiones de las que más le interesaban,

como "Judío en blanco y negro", del que hoy existen tres versiones.

Esta pintura pertenece al grupo de los conocidos como "Rabinos",

que se puede ver en esta sala en distintos colores.

El origen de estos "Rabinos" viene de tiempo atrás,

cuando él ve por primera vez las obras de Rembrandt

"El viejo judío" o "El hombre de rojo",

y empieza a realizar estos cuatro retratos de rabinos

mientras está atrapado en Rusia esos ocho años.

Empieza con "El rabino en blanco y negro",

pero va evolucionando hasta "El rabino en rojo brillante"

y se ve perfectamente esa fuerza de la obra.

Y es lo interesante de la obra de Chagall.

Y estas obras, además, hemos conseguido reunirlas

por segunda vez en la historia, porque tres pertenecen

a la colección Im Obersteg, depositadas en Kunstmuseum Basel,

y la cuarta quedó en Rusia desde 1919.

Por primera vez se han reunido y es una maravilla

poder contemplarlas y ver las diferencias entre ellas.

(Música)

El color es un componente importante en la obra de Chagall.

A través de ellos, transmitía distintas emociones.

El tratamiento del color es muy interesante porque es

una de las características de Chagall más destacadas.

Es uno de los mejores coloristas de la historia,

y desde su primera estancia en San Petersburgo con Léon Bakst,

vemos cómo empieza a liberar el color en su obra.

Y hay determinadas etapas donde el color sobrepasa

las figuras y además les da unas interpretaciones

que no son realistas.

Son colores que tienen un componente emocional.

Cuando él se retrata con su mujer Bella con el azul,

que es el autorretrato "Los amantes en azul",

claramente ese azul tiene un componente emocional.

Está trasmitiendo la relación entre ellos.

O cuando pinta "El rabino en verde",

lo pinta porque esa figura

le transmite emocionalmente esos colores.

El color va más allá de lo que pensamos.

Y el hecho de que los colores no se correspondan con la realidad

en la mayoría de sus obras,

viene marcado porque tienen un componente más emocional

de lo que tienen igual en otras obras.

(Música)

En esta época, Chagall crea la Escuela de Arte del Pueblo,

e invita a artistas como Lissitzky y Malévich

a formar parte del cuerpo docente.

Sus diferencias artísticas hicieron

que se desvinculase del proyecto y abandonase Vitebsk

para volver a París, cerrando este decisivo periodo de su vida.

Esta exposición nos invita a adentrarnos

en el mundo de Marc Chagall.

Un universo de apariencia sencilla,

pero que encierra una realidad muy compleja.

Esta exposición muestra dos piezas de Javier Téllez,

realizadas en 2014.

Las dos piezas son "Bourbaki Panorama"

y "Shadowplay (El teatro de sombras)",

dos piezas que están conectadas, son independientes,

pero tienen un diálogo muy fuerte,

en particular por la presencia de un objeto,

que es una escultura de Giacometti.

"Bourbaki Panorama" es una circulación

dentro de esta pintura mural de 360 grados, que es el panorama

que se encuentra en Lucerna, en Suiza,

y que describe de una manera muy inmersiva el éxodo

de 80.000 soldados franceses

tras una derrota militar en el siglo XIX.

Y en ese contexto, este grupo de actores circulan

y van empujando esta escultura de Giacometti, "La mano",

evocando la visión de un brazo amputado por explosión.

En el caso del "Teatro de sombras" nos lleva a la caverna de Platón,

nos lleva muy lejos en la historia humana.

Lo que este grupo de colaboradores hace es narrar

sus vicisitudes personales a través de una serie

de pequeños "sketches" o fábulas simbólicas

en las cuales vemos escenas

de la existencia conflictiva

de esos momentos traumáticos en la vida de los refugiados.

Me interesó organizar conjuntos de personas

que usualmente viven a los márgenes de la sociedad,

personas con discapacidad mental, invidentes o inmigrantes

que están segregados, por ejemplo, en Europa.

Esto tiene que ver con mi propia biografía.

Yo crecí hijo de dos psiquiatras, intelectuales,

en contacto diario con personas con enfermedad mental.

De alguna manera, en mi trabajo empecé a incluirlos

en la representación a tal punto que empecé a trabajar con ellos,

a crear guiones en cada película en colaboración.

(Música)

Las obras, de alguna forma, abordan

el papel, la existencia del refugiado,

su relación con la cultura, herencia cultural, relatos,

las narraciones que de alguna forma configuran

nuestro espacio cultural, también museístico,

y esta subjetividad del refugiado, del exiliado,

en un estado de cierta alarma

y de cierta segregación, y cómo se mueve en ese espacio.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Marc Chagall

La Sala. Guggenheim - Marc Chagall

01 sep 2018

Nos adentramos en el mundo de Marc Chagall, un universo de apariencia sencilla que encierra una realidad compleja. El programa incluye una agenda actualizada y un mini reportaje sobre el artista Javier Téllez.

ver más sobre "La Sala. Guggenheim - Marc Chagall" ver menos sobre "La Sala. Guggenheim - Marc Chagall"
Programas completos (68)

Los últimos 75 programas de La Sala

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios