La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

5456937 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - El mundo según Amazon - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Pensé: “Este tío está borracho”.

Venir hasta aquí y comprar un rancho para lanzar un cohete.

No tenía duda

de que se había pimplado con whisky de garrafón.

Está claro que se lo puede permitir.

Eso y cualquier otra cosa que se le ocurra.

Contando desde 16 kilómetros a las afueras del pueblo

hasta la autopista 62-180

hay más de 70 kilómetros

en los que hay terrenos suyos a ambos lados de la calzada.

No dejan que se filtre ninguna información.

Esta es la entrada,

pero a menos que tengas la llave no podrás pasar.

Diez, nueve, ocho, siete, seis...

A simple vista

parece un tipo de lo más normal,

pero en cuanto empiezas a hablar con él

te das cuenta

de que es un tío con las ideas claras

y que sabe lo que hace.

Cinco, cuatro, tres, ¡preparados!, dos, uno...

El primero milmillonario es Jeff Bezos

fundador y director de Amazon.

La fortuna del fundador de Amazon

supera los 100 mil millones de dólares.

Utilizo mis recursos

para desarrollar una importante infraestructura pesada,

con el fin de que la próxima generación

pueda beneficiarse de una dinámica explosión empresarial en el espacio.

¿Continúa habiendo espacio en la tierra

para satisfacer la ambición de Jeff Bezos?

Amazon, la tienda más grande del planeta,

envía 158 paquetes por segundo, cinco mil millones al año.

Jeff Bezos, su CEO, tiene una obsesión:

vender de todo, rápido y en todo el mundo

y satisfacer inmediatamente hasta el más mínimo deseo de sus clientes.

En la actualidad

tiene cerca de 300 millones distribuidos por todo el mundo.

La multinacional revoluciona el comercio y patrón de consumo.

Ha llegado incluso a reducir el tiempo y el espacio.

¿Cómo es posible que Amazon

se esté haciendo con el control del planeta?

¿Qué puede querer Jeff Bezos que no tenga ya?

¿Qué futuro nos quiere imponer la multinacional...

y a qué precio?

La historia empieza en 1994 a las afueras de Seattle.

Jeff Bezos,

un treintañero procedente del mundo de las finanzas,

crea Amazon en el garaje de esta casa.

Soy Jeff Bezos

¿Y cuál es su cargo?

Soy el fundador de Amazon.com.

¿De dónde sacó la idea de Amazon.com?

Bueno, hace tres año trabajaba en Nueva York

para un fondo de inversiones

y me enteré de que el uso de la Red avanzaba a un ritmo de 2300% al año,

así que decidí buscar un plan de negocio

que me permitiera sacar beneficio de ese crecimiento.

Al principio solamente son tres personas.

Una de las cosas que estaban pasando en Seattle por aquel entonces

era el grunge:

Nirvana, Pearl Jam y música por el estilo.

Es decir,

todo el mundo iba con camisa de leñador.

Paul Davis fue el informático

que desarrolló la primera página web de Amazon.

Amazon nació casi en las afueras,

muy lejos del centro de la ciudad

y de cualquier tipo de actividad que estuviera teniendo lugar.

De los tres,

dos nos dedicábamos a fondo a codificar

y Jeff se concentraba en desarrollar

la parte más empresarial de la nueva empresa.

No había la energía típica que hay en las start-up, la de:

“¿Qué objetivo nos marcamos hoy?

Dios mío,

como no lo consigamos hoy se nos va a ir todo al garete”.

Nosotros trabajábamos de manera metódica

y todo lo rápido que buenamente podíamos.

Cuando llegaban unos libros,

alguien los empaquetaba y los enviaba.

Al principio de todo, cuando éramos solo tres,

eso lo hacía Jeff o bien su mujer, Mackenzie,

que trabajó a tiempo parcial con nosotros,

o a veces lo hacía yo

si no era urgente que yo hiciera otra cosa.

Estamos hablando de una época

en la que igual enviábamos menos de veinte libros al día.

Jeff es, sin lugar a dudas, un tío muy inteligente,

lleno de energía

y con una visión muy clara de lo que quería conseguir.

Y además tenía mucha confianza.

No me refiero a que tuviera confianza en él mismo

y en que Amazon fuera a salir adelante,

sino que confiaba en que aquello era lo que tenía que hacer.

Veinticinco años más tarde,

Amazon ya no envía 20 paquetes al día,

sino 14 millones,

tiene 250 almacenes

y hace entregas en los cinco continentes.

El éxito de Amazon ha atraído la atención de Stacy Mitchell

directora del Instituto para la Autonomía Local,

un organismo que investiga

acerca del desarrollo de la economía de los Estados Unidos.

Stacy sigue desde hace diez años

cada uno de los pasos que da este mastodonte que es Amazon.

Amazon es una especie de fuerza invisible

que extiende sus tentáculos

en muchos aspectos de nuestra economía.

No hay ningún campo en el que no esté intentando entrar.

Ya es el distribuidor más importante de ropa

en los Estados Unidos

y también la fabrica.

Librerías, tiendas de juguetes, de electrónica...

No nos hemos dado cuenta de su crecimiento

porque los medios no nos han informado.

A excepción de algunos lugares concretos,

Amazon no tiene una presencia física.

Amazon crece tan rápido

que está creando muchos puestos de trabajo,

pero al mismo tiempo destruye otros.

Hemos comprobado que

por cada puesto de trabajo creado por Amazon,

otros dos se destruyen en negocios que ya existían.

En los últimos diez años

hemos perdido 85.000 pequeñas empresas independientes

y 35.000 fábricas pequeñas y medianas.

Amazon no es la única responsable de estas pérdidas,

pero sí es la principal.

Stacy Mitchell investiga

acerca de la estrategia de conquista de Amazon.

La empresa ha lanzado recientemente un servicio local

para urbanitas con falta de tiempo:

la entrega de comida y productos de ultramarinos en menos de dos horas.

Para realizar entregas con tanta rapidez

han sustituido almacenes de gran tamaño

por otros más pequeños en las ciudades.

Perdone, tengo curiosidad.

¿Este es un centro de distribución de Amazon?

Sí.

¿Cuántos pisos hay?

Once o doce.

Once o doce, ¡mi madre! ¿Entran y salen muchos camiones?

Sí.

Qué interesante.

Y es para hacer entregas en el barrio, ¿no?

Sí.

Entiendo.

¿Y ven ustedes mucha variedad de producto?

Sí, pero principalmente comida y productos para la casa.

Comida y productos para casa.

Qué curioso.

¿Y cuánto llevan aquí?

Un tiempo ya.

Gracias.

Digamos que hay un cierto equilibrio.

Amazon parece dudar

entre hacerse con el control del mundo poco a poco

y hacerlo rápidamente pero sin que sea muy visible,

para que la gente no se asuste.

De alguna manera el proceso ya está en marcha

y los miembros de la sociedad no sabemos revertirlo.

Es más difícil

hacerlo ahora que hace diez años,

pero entonces no vimos la que se avecinaba.

Amazon controla en este momento

la mitad del comercio digital en los Estados Unidos.

La empresa es la número uno de venta

en línea de ropa, electrónica, libros, DVD,

productos de cuidado personal y de belleza.

Además ofrece vídeos bajo demanda, música online,

videojuegos, almacenamiento de datos, seguros y medicamentos.

Amazon también personifica

una determinada visión progresista y liberal

de los Estados Unidos.

Su adquisición de Whole Foods

líder de productos orgánicos de alta gama,

es un claro ejemplo de ello.

Jeff Bezos tiene un perfil complejo:

destacado CEO e inversor,

en 2013 adquirió y relanzó el Washington Post,

uno de los periódicos más prestigiosos de los Estados Unidos,

con sesgo a la izquierda

y claramente contrario a Donald Trump.

Paso a paso,

el imperio Amazon

extiende su dominio por todo el mundo.

Amazon representa en este momento

la transformación de la economía de los Estados Unidos.

Cuando yo llegué a Wall Street

se solía decir

que lo que era bueno para General Motors

era bueno para los Estados Unidos.

Hoy se dice lo mismo para Amazon

porque sus actividades

están profundamente vinculadas con la economía de los Estados Unidos

y la economía mundial.

Amazon controla el mercado,

que sin embargo

ya no es un mercado

sino más bien un coto privado en el que Amazon dicta las reglas,

establece quién estará mejor posicionado,

qué empresas estarán mejor situadas, quién puede vender y cómo,

quién puede comunicarse con sus consumidores,

de qué manera

y cuál es el precio que tiene que pagar para participar.

Cuando uno analiza Amazon

lo que hace es analizar su rendimiento financiero.

Antes se decía:

si camina como un pato y se comporta como un pato,

entonces es un pato.

Pues bien,

Amazon parece un monopolio,

comercia como un monopolio, gana dinero como un monopolio,

se comporta como un monopolio...

Podríamos decir

que se trata de un monopolio

en el sentido más tradicional de la palabra.

“Monopolio”, aunque empiece por “mono”

no quiere decir que solo haya una empresa.

La verdadera definición de monopolio es

“tener la capacidad de controlar las reglas

según las cuales

otros actores pueden acceder al mercado”,

significa

que una empresa tiene el poder de decidir qué es lo que pasa.

Y Amazon tiene ese poder,

Amazon se ha convertido en el guarda de seguridad.

Y su estrategia pasa en gran medida

por ser la gran plataforma de comercio digital

para todo el mundo.

Amazon va conquistando un territorio tras otro

por todo el mundo.

Tras los Estados Unidos,

Jeff Bezos se ha hecho con el control de Europa, de Japón,

de Canadá, de Brasil,

de Australia...

Hoy, la empresa se juega su batalla decisiva en La India.

Amazon llega a este país en 2013

con la idea de controlar un mercado

estimado en 100 mil millones de dólares.

Conquistar o fracasar.

Perdone, ¿este es el número 4?

Da la vuelta,

gira a la derecha y luego a la izquierda.

Gracias.

Amazon ha sido capaz

de hacerse con los mercados más importantes de todo el mundo,

tanto en Europa como en los Estados Unidos y en Asia,

dejando a un lado a China.

El único mercado que le queda por conquistar

es la India.

Por un lado

porque es el único campo de batalla que todavía está abierto

y por el otro,

porque se trata de uno muy amplio.

¿Quién es?

Traigo un paquete de Amazon.

Buenos días, señora.

Ponga eso como tope.

No pasa nada si se queda abierta.

La India es el país

con el crecimiento económico más rápido del mundo,

un 7% en 2017.

Gracias. Que tenga buen día.

En los últimos años,

cerca de 200 millones de indios

han pasado a formar parte de una clase media

que está conectada a Internet y que tiene curiosidad por consumir.

A consecuencia de ello,

el sector del comercio electrónico indio

crece cada año entre un 30 y un 50 por ciento.

Amazon no es la única marca

que intenta sacar provecho de este crecimiento.

Jeff Bezos compite con Flipkart

el número uno en la India

que fue fundado por dos antiguos empleados

y Paytm

una empresa de nueva creación

financiada por el gigante chino Ali Baba.

Las tres libran una batalla comercial

de miles de millones de dólares.

El primer año,

Jeff Bezos invirtió 2 000 millones de dólares

en la India

y otros 2 000 al año siguiente.

Con el fin de ganar una mayor cuota de mercado,

Amazon ya ha invertido, con pérdidas,

5.000 millones en el país.

Esas tres empresas están armadas hasta los dientes:

tienen mucho dinero, mucha munición

y los trabajadores que hay que tener,

así que ninguna se va a hundir a corto plazo.

La batalla se va complicando con el paso del tiempo,

hasta tal punto

que estas tres multinacionales

tienen que hacer frente a reacciones nacionalistas muy fuertes

en la India.

Sucede lo mismo en la Vieja Delhi,

el barrio comerciante de la capital de la India.

Aquí,

las estructuras comerciales no varían desde hace siglos.

No hemos protestado, no le hemos pegado a nadie.

¿Qué se supone que tenemos que hacer,

rodear las casas de los ministros?

¿Por qué tenemos que llegar a eso?

Señor Rajiv, tranquilícese.

Estamos aquí para debatir entre amigos.

Me gustaría escuchar qué opina todo el mundo.

Quince hombres enfadados se sientan a la mesa.

Se trata

de los principales comerciantes de la Vieja Delhi.

Todos ellos tienen varias tiendas en el barrio

y están en primera línea de batalla frente a Amazon.

Recordad cuando en el colegio

nos enseñaron cómo había sido la colonización de la India.

Todos aprendimos muy bien qué sucedió.

Llegaron los ingleses

con el pretexto de que querían hacer negocios

y poco a poco fueron invadiendo toda la India.

Los puestos de las abarrotadas calles de la Vieja Delhi

han servido de sustento

para varias generaciones de comerciantes.

Satyendra Jain

lleva 30 años siendo una voz autorizada

en lo que respecta a la economía local.

Mi padre también era comerciante

y se ocupaba de este negocio antes que yo.

Cuando me pasó el testigo, al principio me ayudó,

pero ahora

trabajo por mi cuenta junto con mi hijo.

Por ahora los clientes siguen viniendo.

No sabría dar una cantidad exacta

de cuántos clientes se han pasado por aquí

hoy o ayer,

pero no dejan de venir y el negocio sigue adelante.

Al menos

hasta que esas empresas nos hagan desaparecer.

Los comerciantes de la Vieja Delhi están inquietos,

pero tienen un importante activo para frenar el auge de Amazon:

constituyen la base electoral del BJP,

el partido que ostenta el poder en la India desde 2014.

Su líder, Narendra Modi el primer ministro,

promueve un nacionalismo exacerbado

y defiende una visión perfeccionista de la economía.

Resultó elegido principalmente

gracias a los votos de los comerciantes,

razón por la que ahora el asesor económico del partido

insiste en la protección de los intereses de estos.

No autorizaremos ningún tipo de competencia desleal

por parte de Amazon.

Tendremos en cuenta los intereses de los fabricantes

y los de los pequeños comercios

y también tendremos en cuenta las preferencias de los consumidores

a la hora de recibir un mejor servicio.

Restringiremos

la capacidad de inversión de las empresas extranjeras.

Si respetan las reglas

referentes a la obligación de vender en la India

el 30% de los productos fabricados aquí

y las indicaciones sobre

cómo devolver sus beneficios al país de origen,

se les permitirá establecerse aquí.

Si no se cumplen esas reglas, no.

El gobierno de la India

ha presentado recientemente un borrador de ley

que podría limitar notablemente el margen de maniobra de Amazon,

impidiéndole tirar los precios.

Desde entonces,

Jeff Bezos ha tenido que librar un juego diplomático

y se reúne habitualmente con Narendra Modi,

el primer ministro.

Es una cuestión capital para Amazon,

y el peso de su inversión

desvela hasta qué punto otorgan importancia al mercado de la India.

Un posible fracaso afectaría negativamente a Amazon

en todo el mundo.

Para Amazon no es una cuestión regional,

sino una cuestión mundial.

Con el fin de contrarrestar a los estadounidenses,

los comerciantes de la Vieja Delhi

se proponen que el gobierno no se olvide de ellos.

Nuestros comercios corren peligro,

porque esas grandes empresas

pueden pasarse los próximos cinco o diez años perdiendo dinero,

pero tienen los bolsillos muy profundos

y pueden soportar grandes pérdidas.

Por eso vienen a la India.

Pasa igual en todo el mundo:

llegan y crean su propio mercado, su monopolio.

Es una gran guerra comercial.

Todas estas empresas extranjeras

son capaces de vender en la India

a un precio por debajo del coste de fabricación.

Pueden sobrevivir haciendo eso durante cinco o siete años,

mientras que nosotros

somos incapaces de seguir adelante al cabo de cinco meses.

Este autobús recorrerá todo el país

para alertar a los demás comerciantes

y a la población

de la amenaza que se cierne sobre la India.

Un poco de arroz.

Arroz y flores para todo el mundo.

En 2018,

Amazon hizo pública su intención

de invertir 2000 millones de dólares más en el país.

Sus transacciones se han traducido

en una pérdida de 883 millones de dólares.

La estrategia global de Jeff Bezos

para adquirir cuota de mercado

pasa principalmente por invertir mucho dinero aun teniendo pérdidas.

A pesar de este arriesgado plan,

el jefe de Amazon

ha logrado conservar la confianza de los mercados financieros.

El valor de las acciones de Amazon no deja de aumentar.

En los últimos cuatro años,

su precio se ha multiplicado por cinco.

Amazon perdió 3.000 millones de dólares

durante sus seis primeros años de actividad.

Vendía libros, pero tenía pérdidas.

Pero al final ha salido bien

y hoy Amazon es el principal distribuidor de libros

y controla más de la mitad del mercado.

Y es algo que Amazon ha ido calcando

en cada uno de los sectores en los que ha entrado.

Sus competidores no reciben tanto apoyo de Wall Street

y no pueden permitirse vender y tener pérdidas.

Quiebran y Amazon ocupa su lugar.

Solo Amazon puede perder dinero de esa manera.

A la hora de estudiar a una empresa,

uno de los aspectos que hay que analizar

es la credibilidad de sus directivos.

Jeff Bezos pasó un tiempo en Wall Street,

en un gran fondo de inversión,

así que

conoce de manera intuitiva lo que buscan los inversores

y les instruye acerca de los plazos de tiempo.

Los analistas no solo quieren saber cuánto dinero van a ganar,

sino también cuándo lo van a ganar.

Esto permite construir mejor modelos financieros.

Jeff Bezos

habla perfectamente el idioma de los mercados financieros.

Jeff Bezos ha prestado mucha atención

a la manera de comunicar sus operaciones en Wall Street.

Repite a menudo la idea de que Amazon

tiene una “estrategia a largo plazo”

y que no se centra en el corto plazo,

que lo que está intentando crear es algo muy grande y a largo plazo.

Los inversores de Wall Street han asimilado esa idea

y han apoyado a la empresa

incluso en aquellos años

en los que Amazon perdía mucho dinero o ganaba muy poco.

Wall Street también le dio su apoyo entonces.

Jeff Bezos ha sabido imponer una visión a largo plazo

en una economía centrada en la rentabilidad a corto plazo.

Gracias a la confianza de Wall Street,

Jeff Bezos ha conseguido

que todos los productos de todo el mundo

estén disponibles en un clic.

Este ideal de accesibilidad nació hace 50 años en San Francisco,

la capital de la contracultura estadounidense.

Las cuatro grandes tecnológicas, las llamadas GAFA:

Google, Apple, Facebook y Amazon,

son las inesperadas herederas de los hippies californianos.

Un clic. Así de fácil.

Presiona el dedo corazón con el pulgar y chasquéalos.

Muy fácil.

Encontrarás pijamas de gatitos para adulto,

las instrucciones de una máquina de escribir,

jeringuillas y monederos, tarjetones y libros de autoayuda.

Muy fácil.

Puedes conseguir todo lo que se te ocurra.

Te lo llevarán a casa.

Chasquea los dedos

y te preguntarás toda la vida por qué lo has hecho.

En los años 60,

miles de jóvenes estadounidenses se dan cita en California

para manifestar su rechazo a la sociedad industrial,

a la guerra de Vietnam y a la bomba atómica.

Deciden regresar a la tierra y vivir en comunidad

basándose en nuevos principios.

Este será el movimiento de las comunas.

Estaban contra la tecnología que imperaba entonces,

contra las bombas y contra la industria pesada,

pero les encantaba el LSD, los automóviles,

las furgonetas de Volkswagen...

Les encantaban

los productos de consumo de la sociedad industrial.

Lo que querían era

utilizar esos productos de consumo y darles un nuevo uso,

convertirlos en los cimientos de un nuevo tipo de sociedad.

Una sociedad basada en experiencias compartidas,

en la ambición personal y en el consumo.

Para ellos,

el consumo constituiría

los cimientos de una sociedad centrada en la realización personal.

El fanzine Whole Earth Catalog acompañó a este movimiento.

Esta publicación la inventó Steward Brand

un antiguo estudiante de biología que tocaba todos los palos.

Su objetivo era que los miembros de las comunas

encontraran todo lo que necesitaban para desarrollarse

y para ello

les indicaba dónde podían adquirirlo.

Es todo muy extraño.

Esas personas van a construir granjas,

pero ¿qué tipo de herramientas emplearían? ¡Libros!

La razón es que lo que desean los miembros de las comunas

no era material para agricultura, sino herramientas de concienciación:

querían cambiar su mentalidad.

Este catálogo es clave para la contracultura

y para el movimiento de las comunas de finales de los 60,

pero también lo es para Sillicon Valley.

Descubrieron este mundo

y empezaron a reimaginar los ordenadores

como esas herramientas prometidas por el catálogo.

Cuando yo era joven

había una revista increíble llamada Whole Earth Catalog,

que fue una de las biblias de mi generación.

Era idealista

y estaba repleta de herramientas y de conceptos fascinantes.

En la contraportada de su último número

aparecía una frase:

“No pierdas la curiosidad, no pierdas la ilusión”.

Aquel era su mensaje de despedida:

“No pierdas la curiosidad, no pierdas la ilusión”.

Y desde entonces siempre me lo he repetido.

El objetivo del catálogo

era darte herramientas

para acceder a bienes que transformarían tu vida.

Buscaba, como reza su título,

darte acceso a todos los bienes del mundo.

Amazon intenta en muchos sentidos

ser la llave

para que puedas tener acceso a todo aquello que quieras adquirir.

Por su estructura, por sus interconexiones,

por el hecho de ser un sistema de información global

para enviarte productos que mejoren tu vida,

Amazon es el catálogo, solo que digital.

¿Es posible que Amazon haya globalizado

los ideales del Whole Earth Catalog

gracias a Internet?

En la actualidad Steward Brand, su fundador,

tiene un amigo tremendamente rico, Jeff Bezos.

Ambos hombres comparten una idea:

la importancia de la visión a largo plazo,

e incluso tienen un proyecto en común para promoverla.

En el corazón del desierto de Texas,

en un pozo de 150 metros de profundidad

horadado en el interior de una montaña,

se está construyendo un reloj de proporciones descomunales.

Se espera que dure 10.000 años

y suene una vez al día

para animarnos a pensar a largo plazo.

Ponerlo en marcha

ha requerido la inversión de 42 millones de dólares

por parte de Jeff Bezos.

Pero hasta ahí llegan las afinidades entre los hippies y Wall Street.

Jeff Bezos es un libertario

que aboga por un Estado reducido a su mínima expresión

y destaca la importancia de ser libres

para lanzar iniciativas empresariales

con la menor cantidad posible de leyes y normas.

Amazon ha dado carpetazo

a la visión social de la década de los 60.

La esperanza de un mundo mejor

a través del consumo y de los sistemas interconectados

se ha esfumado.

Al menos

a ojos de los consumidores de Amazon

y se ha esfumado

a la vez que

las librerías físicas

y las tiendas locales de ultramarinos,

¡esfumado!

Creo que a Amazon

no le preocupa en absoluto

que se mantenga un mundo civilizado, y es una pena.

Creo que ha recogido

uno de los elementos clave del Catálogo

pero se ha olvidado

de la visión social que lo sostenía y es una pena.

Me llamo Alexander Schreiber.

Vivo en Leipzig donde me he criado.

Tengo 41 años

y llevo casi siete años trabajando para Amazon

aquí en Leipzig.

A lo largo de estos años he ocupado distintos puestos

y gracias a eso

hoy puedo trabajar

en cualquiera de las cuatro grandes secciones del almacén:

recepción, almacenamiento, recogida y embalaje.

Antes de entrar en Amazon,

Alexander era soldado en el Ejército de Alemania.

En el almacén

ha tenido que hacer frente a una cultura de trabajo implacable

según la cual

los empleados son tratados como robots.

En Amazon primero se da forma al puesto de trabajo

y luego

se encaja en él al asalariado,

como si fuera una pieza del rompecabezas,

no al revés.

Yo diría que lo que es complicado no es tanto la tarea en sí,

por ejemplo

almacenar un producto, buscarlo o embalarlo,

sino que la dificultad radica en la repetición de la tarea.

Lo difícil es repetirlo 500 veces al día,

10.000 veces por semana

o incluso 500.000 veces al año

y mantenerse en una buena condición física y mental

mientras lo haces

siempre con la misma precisión y la misma calidad.

Tienes un escáner que te indica hacia dónde tienes que ir.

Tienes que moverte siguiendo las órdenes del ordenador

y de los escáneres.

Los instructores te enseñan a llevar a cabo

lo que se conoce como “secuencias de movimientos”:

esto lo haces con esta mano,

luego lo pasas a la otra y lo dejas,

y tienes que seguir todos esos movimientos precisos.

Lo que es novedoso

es que no solo tienes que trabajar como si fueras una máquina

sino que, además, las máquinas te controlan

y eso da miedo.

Si no logras seguir el ritmo que te impone la empresa,

directamente te echan.

Te dicen:

“Si no te gusta trabajar aquí, márchate.

No queremos trabajadores infelices”.

Si la tarea se lleva a cabo 500.000 veces al año

es difícil no desarrollar

un “síndrome del trabajador aburrido”.

Los síntomas

son exactamente los mismos que los del trabajador quemado,

solo que estos son resultado

de la falta de una adecuada estimulación intelectual.

Esas son las grandes dificultades para un empleado.

Un hombre detectó hace mucho tiempo

que Amazon se encaminaba

hacia una deshumanización del trabajo.

Por esa misma razón,

Paul Davis, el primer programador de Amazon,

trabajó poco más de un año para Amazon.

Tengo la impresión

de que a la empresa

no le importaban mucho sus trabajadores.

¿Qué más daba si alguien estaba quemado?

Total,

¡ya habría otra persona esperando para ocupar su puesto,

para disfrutar de una empresa moderna en Seattle!

Esa era mi sensación,

que a la empresa le daba igual

y que a Jeff Bezos le daba igual.

Él pensaba que su trabajo

pasaba por sacar el máximo provecho de cada uno de sus trabajadores

y que si haciendo eso ellos se quemaban,

pues vaya, se habían quemado.

¡Acercaos! ¡Escuchadme!

Los sindicatos apoyan

la huelga en Alemania el día del Black Friday.

Bienvenidos a este día de huelga contra Amazon.

Hoy estamos aquí gracias a Alex. Un aplauso para él.

Gracias a todos los que me habéis ayudado.

¡Sois muchos! ¡Muchas gracias!

Jeff Bezos tiene que hacer frente a estados europeos fuertes

en los que la protección social es muy importante

y donde los asalariados tienen derecho a defenderse.

Verdi, el principal sindicato alemán,

lleva cinco años organizando huelgas

en los 11 almacenes que tiene Amazon en el país.

¿Te has inscrito en la huelga?

Necesito tu número de teléfono y tu dirección de correo.

Ya lo he hecho.

Muy bien.

Los trabajadores reclaman principalmente

un aumento del salario.

Gracias a los movimientos sociales,

los empleados del almacén de Leipzig

han conseguido que Jeff Bezos

les suba el sueldo un 11,2% en 5 años.

Abril de 2018.

El importante grupo mediático alemán Axel Springer

entregará a Jeff Bezos su premio anual

“a la persona más innovadora del año”.

El sindicato Verdi

ha hecho un llamamiento a trabajadores de toda Europa

para venir a protestar aquí.

Al lado de los alemanes encontramos polacos, italianos y franceses.

En total, más de mil.

¡Eh, pobretones,

pedid por Amazon la comida de vuestros perros!

Un poco más centrados, por favor.

Tranquilos, por favor.

Bienvenido a Berlín.

Gracias. Un placer.

Amazon da trabajo en la actualidad a 566.000 personas en todo el mundo.

Probablemente nadie haya creado tantos puestos de empleo

en los últimos años.

Al mismo tiempo

recibe numerosas críticas de sindicatos y medios de comunicación

por pagar salarios bajos

y por condiciones laborales poco adecuadas.

¿Cómo afronta esas acusaciones?

Cuando uno empieza algo nuevo o innovador

ha de estar preparado para ser un incomprendido.

Quien sea incapaz de aceptar esa incomprensión,

que no haga nada nuevo, ¡es mi consejo!

No nos apretaremos el cinturón, ¡cerraremos el puño!

Estoy muy orgulloso de nuestras condiciones laborales

y de los salarios que pagamos.

¡Por más que le pese a Jeff Bezos, aquí estamos!

En Alemania damos trabajo a 16.000 personas

y su salario está bastante por encima que otros puestos comparables.

Exigimos salarios y beneficios

que nos permitan trabajar menos y vivir mejor.

Mantenemos una comunicación óptima con nuestros empleados

y por eso no creo que necesitemos que un sindicato ejerza de intermediario.

¡Solidaridad con Alemania, Polonia y España

y con todos los trabajadores de Amazon!

¡Adiós!

Enhorabuena por todo lo que ha conseguido.

Muy amable.

Un placer.

Muchas gracias.

Gracias a todos.

Amazon alcanzó un volumen de negocio de 178 mil millones de dólares

en 2017.

La multinacional aplasta a todos sus competidores

en el sector de la venta por internet.

Pero Amazon también es número uno en otro sector

en el que no se envían paquetes ni mercancías,

sino que es un sector estratégico.

Se trata de la nube,

un servicio de almacenamiento de datos en línea.

Estos se recogen físicamente en centros de datos,

inmensos edificios llenos de servidores informáticos.

Hay que ser artista y un poco friqui

para creer que la nube es algo interesante.

Como Ingrid Burrington

que lleva tres años analizando para una revista estadounidense

la división menos conocida de Amazon,

AWS,

la plataforma de servicios de informática en la nube de Amazon.

En cuanto empiezas a investigar

te das cuenta de que hay un gran número de servicios

en Internet

que fundamentan alguna parte de su infraestructura técnica

en la infraestructura de Amazon.

Cuando reservas un vuelo con Expedia

lo estás haciendo con un cliente de Amazon Web Services

cuando lees el New York Times

o el Vogue,

ellos también usan el servicio AWS de Amazon.

La tercera parte de la información disponible en la nube

se guarda en los servidores de Amazon.

Por miedo a los piratas,

la empresa mantiene un perfil discreto

y no revela la ubicación de dichos centros de datos.

Ingrid Burrington

conecta todas las pistas que encuentra en internet

para adivinar su dirección.

Los centros de datos

tienen que obtener autorizaciones para instalar generadores diesel,

por ejemplo,

o para lograr una reducción de impuestos.

Las autoridades

cuelgan estos documentos en alguna página

y no siempre es fácil encontrarlos,

pero si buscas ficheros PDF

que contengan determinadas palabras clave

puedes conseguir que Google haga ese trabajo por ti.

Este es un documento

que nos llega del Departamento de Medio Ambiente

del estado de Virginia.

Autoriza al gestor de un centro de datos

del norte del estado

a instalar un generador diesel de emergencia

en su edificio.

Si seguimos leyendo el permiso

encontramos la dirección fiscal

y la autorización para construir

y poner en marcha un generador diesel en esa dirección,

que es donde está el centro de datos.

Es casi como la búsqueda del tesoro, solo que mucho menos divertida.

La caza del tesoro lleva hoy a Ingrid hasta Virginia.

En ese estado ha descubierto cinco centros de datos de Amazon.

El 70% de lo que sucede en Internet a diario

pasa por Virginia del Norte.

Especialmente las conexiones transatlánticas:

si te conectas a internet desde el otro lado del Atlántico

a un servidor ubicado en los Estados Unidos.

Entonces es muy probable

que tu conexión pase por Virginia del Norte.

Gire a la derecha y llegará a su destino.

Ya estoy en mi destino.

¡Cállate, ordenador!

¡Bienvenidos a la nube!

Este es su aspecto.

Líneas sencillas, no parece una nube.

Amazon posee 120 centros de datos como este

distribuidos por todo el mundo.

En 2017,

Amazon Web Services

representaba el 12%

de la cifra total de negocios de Amazon

pero el 60% de sus beneficios.

Se tiene la percepción de que Amazon es un centro de comercio electrónico,

pero es un error pensar que es solo eso.

Es una empresa que aspira

a controlar la infraestructura subyacente de nuestra economía.

Quiere ser la plataforma en la que tenga lugar la compraventa,

la interfaz entre compradores y vendedores.

Gracias a Amazon Web Services

se ha convertido en un actor clave de la nube

e invierte cada vez más en la logística

y en el envío de paquetes.

A lo largo de la historia

no hemos visto nada similar a Amazon,

lo que significa que es algo totalmente novedoso.

De alguna forma

podríamos compararlo con la llegada del ferrocarril,

en el sentido de que

el resto de las empresas

necesitan acceder a ese servicio para poder entrar en el mercado.

Tiene una posición increíblemente poderosa.

Creo que a día de hoy

Amazon no tiene ningún competidor que pueda rivalizar con ellos.

Creo que lo único que podría detener a Amazon

sería la intervención del gobierno.

Consciente de los riesgos,

Amazon se esfuerza cada vez más

en mimar su relación con los distintos gobiernos.

En los últimos 17 años

se han disparado sus gastos en grupos de presión:

en los Estados Unidos

han pasado de 492.000 dólares en el año 2000

a 13 millones en el año 2017.

En Europa eso significa al menos dos millones de euros.

¿Utilizará Jeff Bezos ese dinero

para hacer frente a una Europa cada vez menos conciliadora?

La Comisión Europea decide atacar a la empresa

por primera vez en 2017.

Margrethe Vestager Comisaria de competencia,

sanciona los acuerdos fiscales de Amazon.

Hoy, la comisión ha adoptado una decisión

que reconoce

la ilegalidad de los beneficios fiscales de Amazon

en virtud de la legislación europea.

Una resolución tributaria acordada por Luxemburgo

ha permitido a Amazon reducir sus impuestos

durante más de 8 años,

entre mayo de 2006 y junio de 2014.

No es algo justificable.

Ahora Amazon deberá devolver el beneficio fiscal,

que asciende un valor aproximado de 250 millones de euros,

más intereses.

Amazon ha pagado los 250 millones,

pero Luxemburgo ha apelado esta decisión.

Esto demuestra

que no todos los estados apoyan el enfoque de la comisaria

ni otras medidas que promueven la equidad tributaria.

La particularidad de Amazon,

y esto lo sabemos desde el caso de los impuestos,

es que ese tipo de empresas

no necesariamente genera beneficios pero crea valor.

Crea valor en la Bolsa

pero en su actividad no se generan beneficios.

Es decir

que la gente gana dinero comprando y vendiendo acciones

y no a consecuencia de la actividad en sí.

Y una de las razones por las cuales

estamos tan a favor de instaurar un impuesto digital europeo

es para estar seguros de que se mantiene el orden,

porque las empresas digitales pagan una media de 9% de impuestos

mientras que las empresas de otro tipo

pagan una media de 23%.

Europa intenta imponer un nuevo impuesto

que afecta especialmente a las cuatro grandes, las GAFA,

entre las que se incluye Amazon.

Este nuevo impuesto

actuaría sobre su cifra de negocios y no sobre sus beneficios.

La razón es que

estos gigantes

siempre concentran sus beneficios

en países con un bajo tipo impositivo.

Francia se ha quedado sola defendiendo esta medida.

En la foto de familia

con la que se celebran los 20 años del Eurogrupo,

intenta poner buena cara

pero sabe perfectamente que ha perdido.

Bruno Le Maire

necesitaba un acuerdo europeo por unanimidad

pero se ha topado con la negativa de Irlanda

y de los países nórdicos

y con un educado “no” de Alemania, que desea un acuerdo más amplio.

En resumen, toca esperar.

Europa tiene las manos atadas para gravar con impuestos a Amazon.

Pero Margrethe Vestager

no ha tardado en buscar una alternativa.

Ahora nos estamos centrando en el uso de los datos.

Porque obviamente es algo positivo

que alguien pequeño

que quiere meter cabeza en el comercio digital

entre en la esfera de Amazon,

ya que Amazon ofrece servicio de entrega de paquetes,

opciones de pago...

Muchas opciones para empezar con buen pie.

Pero el problema surge

si los datos que ellos recogen por analizar tu actividad

los utilizan precisamente para controlar tu negocio.

Hemos enviado 1.500 formularios

a comerciantes de Alemania y Francia.

Nos están empezando a llegar sus respuestas

y las estamos analizando.

Obviamente

nunca hablaríamos tan abiertamente de esto

si no tuviéramos razones de peso para pensar que algo no va bien.

En Europa, como en los Estados Unidos,

el dominio de Amazon preocupa a los proveedores.

Hemos hablado con fabricantes de juguetes,

de ropa, de zapatos,

con empresas de todo tipo

y han hablado de buen grado con nosotros

porque no pueden hacerlo públicamente,

ya que eso les supondría represalias.

Saben que Amazon podría aplastarlos

si alzan la voz y cuentan lo que está pasando.

Amazon es su cliente más importante y su competidor más importante,

es la plataforma sobre la que tienen que operar

y que acoge a otros vendedores.

Amazon les influye en todos los sentidos.

Ahora Amazon les ganaría un pulso

porque es como si echara el pulso con varios brazos a la vez.

Amazon podría utilizar cualquiera de esos brazos

para debilitarlos

y conseguir la mayor cantidad posible de sus ingresos.

Todos hemos recibido una llamada de atención.

Sabemos que la tecnología es fascinante

y que puede permitirnos hacer grandes cosas,

pero todo tiene una cara no tan positiva:

la amenaza a nuestras democracias,

la amenaza a nuestra manera de hacer negocios

y la amenaza a que se nos respete a nosotros,

los consumidores.

Necesitamos recuperar el control de todo eso.

¿Logrará la política

controlar la apisonadora que es Amazon?

¿Conseguirán las normativas y leyes que tanto horrorizaron a Jeff Bezos

contener el grado de influencia de la multinacional?

¿Qué sucede cuando los propios gobiernos

se convierten en clientes de Amazon?

En el verano de 2017,

Jeff Bezos tuiteó una fotografía

en la que aparecía acompañado del General Mattis,

entonces Ministro de Defensa de Donald Trump.

Una reunión muy oportuna:

el Pentágono prepara una gigantesca licitación.

Nombre en código: JEDI

Desde entonces,

el pequeño y acomodado mundo del poder

y de los grupos de presión de Washington

se impregna de rumores.

Uno de los grandes expertos de este universo es John Weiler.

Dirige un grupo de presión

que asesora al gobierno

en materia de estrategias tecnológicas.

El gobierno de los Estados Unidos

compra cerca de 200.000 millones de dólares

de tecnología informática al año.

Es el mercado más importante del mundo

y el más rico.

Nadie compra más.

JEDI es un contrato

que ha sido concebido bajo el paraguas

del secretario del Ministerio de Defensa,

el General Mattis,

para sustituir la anterior infraestructura informática

del ministerio.

Es decir,

que toda la información del ministerio,

tanto si hace referencia a recursos humanos,

operaciones, sistemas de armamentos

o a la preparación de guerras,

está almacenada en esos viejos ordenadores

y todo eso es lo que entraría en ese contrato JEDI.

Pasar a la nube comercial nos permitirá alcanzar

nuestros objetivos operativos y financieros

con total seguridad.

El contrato JEDI

es un buen ejemplo de esta estrategia.

Ese contrato ha sido valorado en 10.000 millones de dólares

durante un plazo de diez años.

Y además,

al contrario de lo que se hace habitualmente,

el Ministerio ha anunciado

que atribuiría la totalidad del contrato a una única empresa.

Algo insólito.

Verano de 2018.

Los dos competidores más destacados de Amazon

para llevarse el contrato JEDI tiran la toalla:

Oracle e IBM.

Critican el hecho de que

el lenguaje de la licitación parece favorecer a una sola empresa

a la cual no citan.

... nos preocupa el hecho de que esta licitación

parece dirigida a un proveedor determinado,...

Según John Weiler,

en el entorno de la Secretaría de Defensa

hubo tráfico de influencias.

Entraron dos personas a trabajar en el Pentágono,

a un nivel muy alto,

como director de gabinete del General Mattis

y subdirector de gabinete.

Antes habían trabajado para Amazon en un grupo de presión.

Una de esas personas es Sally Donnelly

y la otra, Tony Demartino, su socio.

Antes de unirse al Pentágono,

Donnelly y Demartino

habían dirigido una empresa de lobby

contratada por Amazon

para lograr establecerse en Washington.

¿Habrán seguido ayudando a su antiguo cliente

tras empezar sus funciones dentro de la Secretaría de Defensa

o bien

no se trata más que de sucias acusaciones

que agitan de vez en cuanto a la capital estadounidense?

Ninguno ha querido respondernos.

Sin embargo la cuestión es tan candente

que dos congresistas estadounidenses

han solicitado formalmente

que se abra una investigación sobre esta licitación.

Hemos sabido

que varias personas que han ostentado, u ostentan,

altos cargos en el departamento

tienen fuertes vínculos con el adjudicatario en cuestión.

El Ministerio de Defensa

sigue insistiendo en una estructura contractual

que va en contra de las buenas prácticas.

Si Amazon gana la licitación,

esta empresa privada

guardará los datos más confidenciales

del gobierno de la primera potencia mundial.

Uno de sus clientes desde 2014 es la CIA.

Así es el mundo según Amazon,

un mundo en el que

una única empresa controla

la distribución de todos nuestros productos cotidianos,

las infraestructuras de nuestra economía

pero también

los datos que dan pie a las guerras.

Cuando compro algo por Amazon,

cuando recibo un paquete

o cuando mis amigos reciben un paquete,

siempre pienso:

“Sí, ¡genial!, ¡qué gran trabajo hemos hecho!”.

Pero si lo veo

desde el punto de vista de un ciudadano,

me hago muchas más preguntas

y ya no sé si estoy tan orgulloso.

La mayor parte del tiempo creo que siento lo contrario,

me pregunto si he contribuido a crear algo

que no hace el mundo mejor.

La cuestión es:

¿quién decide el futuro de nuestro país?,

¿nosotros o Amazon?

Esa es la cuestión.

Esa pregunta no tiene hueco a orillas del Pacífico, en Seattle.

Porque aquí Amazon

ya está imponiendo su visión del mundo del mañana.

A simple vista parece un mundo ideal.

La empresa tiene aquí su sede,

en el inmueble llamado “Day 1”.

A sus pies,

el nuevo edificio que Jeff Bezos mandó construir,

una serie de bolas de cristal

en cuyo interior hay plantas tropicales,

una especie de biotopo 2.0

a donde los empleados de Amazon

van a trabajar en armonía

con una naturaleza domesticada y controlada.

Cerca del 20% del centro de la ciudad de Seattle

está ocupado por Amazon.

En los últimos ocho años,

un total de 40.000 nuevos ejecutivos de todo el mundo

se han unido a las filas del gran gigante estadounidense.

Muchos son jóvenes,

están bien o muy bien pagados,

se aprovechan del “estilo de vida Amazon”

y disfrutan en primicia

de muchas de las innovaciones de la empresa:

... terminales de entrega

en los que recoger los paquetes a cualquier hora

o Amazon Go, supermercados sin cajeros.

El cliente entra

con su teléfono inteligente

y el ordenador carga la compra

automáticamente en su cuenta.

Estos nuevos empleados se alojan en inmuebles de lujo.

Gracias a Amazon,

Seattle se ha convertido

en una de las ciudades preferidas

de los mandos de las empresas estadounidenses.

Pero cae la noche

y Seattle muestra una realidad totalmente distinta.

Desde la llegada de Amazon,

con sus contrataciones en masa de mandos importantes,

los precios de los alquileres en Seattle

han subido una media de 10% al año.

Los más pobres

no tienen suficiente dinero para pagarse un alojamiento,

incluso aunque tengan trabajo.

En Seattle,

el 30% de los sintecho son asalariados.

Buenas tardes.

Ayer firmé un documento

para declarar el estado de emergencia civil

como respuesta a la crisis de los sintecho en nuestra ciudad.

Hoy, firmo el decreto 1-1-8-5-5-4,

que autoriza al desbloqueo de fondos de emergencia

para hacer frente a dicha crisis.

En el ayuntamiento, la concejala más joven de Seattle,

Teresa Mosqueda,

ha convertido la lucha

por un alojamiento digno en la prioridad de su mandato.

Hemos registrado un aumento del 600% en el número de sintecho

y la cantidad de personas que viven en su autocaravana

se ha duplicado.

La crisis de pobreza es palpable.

En Seattle

tenemos un índice de personas sin hogar

que es más elevado que en ciudades como Los Ángeles

y eso nos obliga a actuar.

Una media de mil personas llega cada semana a esta región.

Como no estamos aumentando el parque de viviendas

aumenta el precio del alojamiento

y quien antes podía pagarse un alquiler

ahora a menudo termina en la calle

o marchándose de Seattle.

Esa es una parte del problema,

la falta de nuevas viviendas a precios asequibles,

al alcance de todos.

Primavera de 2018.

El ayuntamiento propone la creación de un nuevo impuesto:

las grandes empresas de la ciudad,

deberán pagar 500 dólares por empleado al año

para financiar la construcción de viviendas de protección oficial.

En un principio

el impuesto debería recaudar un total de 75 millones de dólares,

lo que ya era una gota de agua

con respecto al océano que eran las necesidades reales.

Hemos terminado con 47 millones,

la cantidad aceptada por Amazon.

La propuesta fue aprobada por unanimidad,

por el pleno municipal y fue firmada por el Alcalde.

Y tan solo 24 horas después de que Amazon

y otras grandes corporaciones

aceptaran el impuesto de 275 dólares por empleado

durante cinco años,

cambiaron de idea,

prestaron apoyo económico a la oposición

y lanzaron una campaña para socavar la propuesta.

¡No al impuesto, sobre los empleos! ¡No al impuesto, sobre los empleos!

Amazon inicia una lucha de poder

para que el ayuntamiento recule.

La empresa financia una campaña de opinión,

oficialmente en pro de la defensa del empleo,

e impulsa una petición

para reclamar la retirada del proyecto impositivo.

Seattle se divide.

Los ciudadanos salen a la calle para manifestarse por la equidad social.

¡No al acuerdo con Bezos! ¡No al acuerdo con Bezos!

Amazon gana la batalla en la calle.

Su petición consigue cerca de 45 000 firmas

y el 12 de junio de 2018

el pleno municipal de Seattle decide convocar una nueva votación

sobre el impuesto

frente a partidarios de ambos bandos.

Estamos dispuestos a luchar,

la vivienda es un derecho fundamental.

Los de rojo contra los de verde,

los que están a favor

contra los que están en contra del impuesto.

En cuestión de minutos

el ayuntamiento decide dar marcha atrás

sobre su política de ayuda a los sintecho.

Tan solo dos consejeros, uno de ellos Teresa Mosqueda,

votan contra la derogación del impuesto.

Mosqueda ha votado en contra.

O’Brien, a favor.

Siete a favor, 2 en contra.

Se ha votado y anulado el impuesto.

Tres meses más tarde,

Jeff Bezos anuncia el lanzamiento de su propia política de alojamiento:

un fondo privado dotado de dos mil millones de dólares

para ayudar a las familias más desfavorecidas de todo el país.

Mi objetivo es que las políticas públicas

las desarrollen aquellas personas que han resultado elegidas

y no se guíen por los caprichos de un CEO

o de una multinacional que un día decide donar dinero.

Creo que es una llamada de atención a todo el país.

Debemos ser capaces de gobernar con integridad

y asegurar la protección de los más vulnerables.

Necesitamos que las políticas públicas

estén en manos

de los que han sido elegidos para tal fin.

El ayuntamiento de Seattle abre sus puertas todas las noches

para acoger a quien no tiene adonde ir, a los sintecho.

Subtitulado por: María Victoria CEREZO OLIVARES.

La noche temática - El mundo según Amazon

01:10:45 30 nov 2019

Amazon es la multinacional dirigida por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos. ¿Cómo funciona este imperio oculto? Un modelo que forma a los empleados como robots, con cada movimiento que realizan estructurado en un patrón matemático para ser lo más productivo posible.

Contenido disponible hasta el 15 de diciembre de 2019.

Amazon es la multinacional dirigida por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos. ¿Cómo funciona este imperio oculto? Un modelo que forma a los empleados como robots, con cada movimiento que realizan estructurado en un patrón matemático para ser lo más productivo posible.

Contenido disponible hasta el 15 de diciembre de 2019.

ver más sobre "La noche temática - El mundo según Amazon" ver menos sobre "La noche temática - El mundo según Amazon"

Los últimos 667 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 1:01:06 hoy ¿Cómo interactúa el cambio climático con otros problemas preexistentes? ¿Qué relación tiene el cambio climático con el surgimiento de grupos radicalizados como el ISIS, el conflicto en Siria y la crisis de refugiados en Europa? Las consecuencias pronosticadas de un calentamiento global, ya son una realidad. Contenido disponible hasta el 22 de diciembre de 2019. Histórico de emisiones: 17/02/2018

  • 2:31 pasado lunes El cambio climático es mucho más que el derretimiento de los casquetes polares. Es clima extremo, sequía, tormentas de arena y polvo, aumento del nivel del mar, migración de las poblaciones, enfrentamientos entre países y terrorismo. El calentamiento global acelera la inestabilidad en el mundo y provoca conflictos en las regiones más volátiles. Una amenaza creciente para la seguridad y paz mundial. Esta 'Noche temática', nos acerca a las catastróficas consecuencias del calentamiento global.

  • 1:00:02 30 nov 2019 La inteligencia artificial está creando un enorme mercado a su alrededor, clave para muchos sectores de la economía como en transporte, banca, seguros, justicia. En el campo de la salud, los finlandeses la están empleando para crear tratamientos personalizados y evaluar a pacientes en coma. Contenido disponible hasta el 15 de diciembre de 2019.

  • El mundo según Amazon

    El mundo según Amazon

    1:10:45 30 nov 2019

    1:10:45 30 nov 2019 Amazon es la multinacional dirigida por el hombre más rico del mundo, Jeff Bezos. ¿Cómo funciona este imperio oculto? Un modelo que forma a los empleados como robots, con cada movimiento que realizan estructurado en un patrón matemático para ser lo más productivo posible. Contenido disponible hasta el 15 de diciembre de 2019.

  • 4:25 24 nov 2019 Las máquinas inteligentes están cada vez más presentes en nuestro día a día. Ejecutando combinaciones de algoritmos adquieren capacidades de un ser humano. Sistemas que piensan y actúan racionalmente como nosotros. ¿Debería preocuparnos que la inteligencia artificial pueda tomar el control de nuestra vida?, Amazon ha revolucionado la economía global y el flujo de productos con el empleo de la inteligencia artificial. Es la llamada compra inteligente. ¿Pero realmente lo es? La Noche Temática nos sumerge en el mundo de la inteligencia artificial y su control de nuestros datos personales

  • 52:00 24 nov 2019 Muchos adolescentes que logran cruzar la frontera de Estados Unidos se ven forzados a trabajar en condiciones de explotación laboral. Viajan de Centro América a Estados Unidos y numerosas compañías se benefician del trabajo de estos menores indocumentados. Un grupo de adolescentes que viajaron desde Guatemala se vieron obligados a trabajar en una granja avícola en Ohio. Este caso destapó el problema de la trata de personas. Contenido disponible hasta el 8 de diciembre de 2019.

  • 51:53 23 nov 2019 En 2018 una noticia impactó al mundo, cientos de niños inmigrantes eran separados de sus padres en la frontera de Estados Unidos. Era la consecuencia de la política de tolerancia cero de Trump contra la entrada ilegal al país. ¿Qué les ocurrió a los casi 3000 niños y bebés separados de sus padres? Contenido disponible hasta el 8 de diciembre de 2019.

  • 4:59 17 nov 2019 En verano de 2017, la administración de Donald Trump inició una política muy controvertida. Separar a las familias de inmigrantes en la frontera. Un año más tarde la noticia sacudió al mundo. ¿Qué ocurrió con estas familias? ¿Cómo llega la política de inmigración en Estados Unidos a este punto? Muchos de los menores de Centro América que logran cruzar la frontera acaban explotados laboralmente, hablamos de una red de trata de personas. Con motivo de la Semana Concienciados con la Infancia, La Noche Temática pone al descubierto los viajes y testimonios de quienes fueron separados de sus padres

  • 3:30 10 nov 2019 Grasas, carbohidratos o proteínas ya no son la clave en las nuevas investigaciones en torno a la alimentación. Se está poniendo de relieve una nueva forma de ver la nutrición. Cómo se preparan y consumen los alimentos es lo que los hace más o menos saludables. El sobrepeso como consecuencia de una mala alimentación afecta en China a 100 millones de personas. ¿Cómo ha pasado China de ser un país hambriento a principios del siglo XXI a tener una de las tasas de obesidad más altas del mundo? La Noche Temática nos muestra otra manera de comer más sano y mejor.

  • 3:33 03 nov 2019 El 9 de noviembre de 1989 caía el Muro de Berlín, símbolo de la división de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. La historia del Muro y el sufrimiento provocado por él adquiere un peso especial en la calle Bernauer, frontera entre el este y el oeste. Aquí es donde se tomaron las fotografías de personas saltando por las ventanas, aquí es donde se excavaron túneles y donde murió gente; aquí es donde se demolió la iglesia de la Reconciliación. Durante la Guerra Fría, desde Londres se emitía un programa de radio en la BBC en el que se leían las cartas enviadas desde Alemania del Este. Una vía de escape para quiénes sufrían la represión. Con motivo del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, La Noche Temática se acerca a la historia del Muro y de sus habitantes.

  • 3:36 27 oct 2019 En 1928 se descubrió la penicilina, el nuevo salvavidas contra las epidemias de aquella época. Pero el abuso de los antibióticos desde entonces está haciendo que se vuelvan menos eficaces para combatir bacterias cada vez más fuertes. Se estima que más del 70 por ciento de los gérmenes agresivos ya son resistentes. ¿Existen otras terapias que los puedan sustituir? Hace ya 100 años que se descubrieron los bacteriófagos. n misterioso Un virus que mata las bacterias. Se están utilizando en ensayos clínicos en todo el mundo y siguen fascinando a los científicos.

  • 3:40 26 oct 2019

  • 3:26 20 oct 2019 En 1929 la mayor crisis económica del siglo XX estalla bruscamente en Nueva York y pone fin a la euforia de los años 20. Desplome de Wall Street, fortunas perdidas en un día. El pánico se extiende a todo el mundo. El crack de 1929 parece el ejemplo de todos los excesos: especulación, créditos demasiado fáciles, inflación y sobreendeudamiento ¿Qué sucedió para que Estados Unidos subiera tan deprisa después de la primera Guerra Mundial y cayera de forma tan repentina? Con motivo del 90 aniversario del “Gran Crack”, La Noche Temática, recuerda el gran desastre financiero que sacudió el siglo XX.

  • 2:33 13 oct 2019 Los pechos siempre han fascinado a la humanidad. Son símbolos del sexo, de la nutrición, de la fertilidad. Pero los senos están cambiando y nadie sabe por qué. Las operaciones de mama, tanto en hombres como mujeres, no siempre son por cuestiones estéticas. La probabilidad de padecer un cáncer de mama es mucho más alta ahora que en generaciones anteriores. En los últimos 30 años la política de detección precoz ha sido la prioridad pero ahora algunos investigadores cuestionan estos programas. Con motivo del día mundial contra el cáncer de mama esta Noche Temática incluye los siguientes títulos: “La vida secreta de los pechos” y “Defender nuestros senos”.

  • 3:35 06 oct 2019 Casi 200 millones de niñas y mujeres están hoy desaparecidas en el mundo. Secuestradas, vendidas y utilizadas como esclavas sexuales, más que nunca se ha generado un lucrativo negocio en torno a las mujeres como mercancía. En países como Corea del Sur, China, India y Vietnam las mujeres son las principales víctimas de las políticas de planificación familiar. Los expertos temen que en otras regiones de África y el mundo árabe ocurra lo mismo, porque también en estos países prefieren tener hijos varones. Con motivo del Día Internacional de la Niña, La Noche Temática nos acerca a las mujeres víctimas de la planificación familiar.  

  • 3:19 29 sep 2019 La mafia italoamericana, la Cosa Nostra: una organización criminal regida por la omertá, la ley del silencio. Heredera de la tradición de la mafia siciliana, cuenta con sus propios códigos de honor, ceremonia de iniciación y un pacto de sangre. Es modelo a seguir por criminales en todo el mundo. ¿Cómo una isla en el Mediterráneo, Sicilia, dio a luz a la mafia más increíble de la historia contemporánea? La Noche Temática conocemos los vínculos entre la Cosa Nostra estadounidense y la siciliana, dos organizaciones que hicieron del crimen una leyenda.

  • 3:42 22 sep 2019 En 1947, Robert Capa junto con otros fotógrafos fundan la Agencia de Fotografía Magnum, contribuyendo a plasmar la historia del mundo, entre ellas la del cine. Fotos icónicas que mezclan ficción y realidad en un mismo plano. Creaciones artísticas hechas con pasión. Robert Capa y Gerda Taro o Man Ray y Lee Miller forjaron sus propias historias de amor en torno al arte de la fotografía. De sus encuentros románticos nacen obras que reflejan los vaivenes de sus relaciones y de la época que vivieron. La Noche Temática rinde tributo a la pasión por la fotografía.

  • 3:17 15 sep 2019 A simple vista son inapreciables, pero la mayoría de neutrons productos y objetos cotidianos están llenos de contaminantes químicos dañinos. El fluor, considerado hasta ahora benigno, puede ser muy perjudicial para el organismo. Lo encontramos en casi todas partes, incluso en sartenes, mochilas o zapatos. Pesticidas o parabenos son también sustancias que alteran nuestro sistema hormonal, los llamados disruptores endocrinos. ¿Por qué no están regulados por ley? ¿Cómo podemos protegernos de todos ellos? La Noche Temática analiza cómo nos afectan las sustancias químicas presentes en nuestro día a día.

  • 2:32 08 sep 2019 Llevamos décadas luchando contra un mundo invisible y microscópico que nos rodea. Nos vacunamos, ingerimos antibióticos, desinfectamos, esterilizamos. En nuestra sociedad, la guerra contra los microbios se agrava, y nuestra vida se vuelve cada vez más antiséptica. Utilizando estas medidas higiénicas, hemos conseguido reducir la mortalidad infantil y la propagación de enfermedades infecciosas. Pero, ¿deberíamos combatir contra todos los microbios sin distinción? ¿Representan todos una amenaza para la humanidad? La Noche Temática nos acerca a los beneficios de nuestro universo microscópico. Esta Noche Temática incluye los siguientes títulos: “Hacer de tripas corazón” y “Un mundo sin microbios”.

  • La buena mesa - Avance

    La buena mesa - Avance

    2:41 01 sep 2019

    2:41 01 sep 2019 Dedicamos una parte importante de nuestra vida a comer. La mayoría con el objetivo de comer de manera saludable y apetecible. En el año 2050 habrá 2.000 millones de bocas más que alimentar en la tierra, en total 9.000. La carne es uno de los alimentos estrella, pero ¿Quedarán suficientes recursos productivos para cubrir su insaciable demanda? Puede que sea el momento de introducir un cambio en nuestras dietas, con nuevas y más saludables alternativas. La Noche Temática nos enseña cómo alimentarnos mejor y cuál es el futuro de la alimentación.

Mostrando 1 de 34 Ver más