La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

5481895 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - La línea tenebrosa - ver ahora
Transcripción completa

"¿Es esta una visión realista de aquí a diez años

y entiende por qué asusta un poco a la gente?".

"Por supuesto".

"Existe lo que yo llamo 'la línea tenebrosa',

y la política de Google en muchos de estos temas

es llegar hasta esa línea, pero sin cruzarla".

"Yo diría que implantar cosas en tu cerebro

rebasa la línea tenebrosa".

"¿El miedo en particular?". -"Sí".

"Al menos por el momento".

(Sintonía "La moche temática")

A finales del siglo XX,

dos titanes de la industria de Silicon Valley:

Steve Jobs y Bill Gates,

hicieron una promesa que cambiaría para siempre

nuestra forma de percibir el mundo.

Se extiende por todo el planeta como una súper autopista

y se llama Internet.

Y, de repente, es parte de un entramado de personas,

programas, archivos e ideas.

Los ordenadores personales e Internet llevaron a la humanidad

a la era de la información,

sentando las bases de la innovación sin límites.

A principios del siglo XXI,

se produciría una nueva revolución.

Una nueva generación de jóvenes genios

hizo una nueva promesa

que iría más allá de los sueños más disparatados.

La idea consiste en tomar toda la información del mundo

y hacer que sea accesible y útil para todos.

Información ilimitada, inteligencia artificial...

Máquinas que sepan qué queremos

y atiendan todas nuestras necesidades.

La tecnología estaría más allá de nuestra imaginación.

Sería casi como magia.

Sin embargo, el concepto sería tan simple como una sola palabra:

buscar.

Así nació Google

y menos de una década después, Facebook.

Hicieron una nueva promesa a la humanidad.

Lo que me parece muy interesante acerca de Google y Facebook,

es que se fundaron en universidades estadounidenses.

En la Universidad de Stanford, Larry Page y Sergey Brin,

decidieron que querían crear el motor de búsqueda

por excelencia para Internet.

En el otro extremo del país, Mark Zuckerberg,

que estudiaba en Harvard,

decidió que quería crear una plataforma de redes sociales,

básicamente para conocer chicas y hacer amigos.

Y así nació Facebook.

Nunca te imaginas que vas a crear una empresa así

porque solo éramos estudiantes.

Solo desarrollábamos esas cosas porque nos parecía que era guay.

Todo giraba en torno a promesas, en torno a un futuro brillante.

Todo se centraba en la libre circulación de información,

pero también había un cierto idealismo detrás.

Creo que en una empresa como Google tenemos el potencial

de ser determinantes de forma positiva en el mundo,

y creo que también tenemos una obligación

como consecuencia de ello.

Facebook y Google se crearon en base a una gran idea

y a grandes ideales,

pero por desgracia había también un lado muy oscuro.

El objetivo con el que empezamos no era crear una comunidad online,

sino algo así como un espejo para la comunidad real

que existía en la vida real.

Google gestiona el 65 % de todas las búsquedas en Internet

de los Estados Unidos

e incluso más en el extranjero.

En los primeros tiempos, Google era solo un motor de búsqueda

y ese motor de búsqueda, inicialmente,

era solo un índice de lo que había en Internet.

Internet era bastante pequeño en aquel entonces.

Tenían un índice mejor que otros que ya funcionaban.

El suyo no fue el primer motor de búsqueda.

Page dijo que el objetivo de Google

era hacer que la gente pudiera entrar y salir de Google

en la web abierta lo más rápido posible,

y tuvieron mucho éxito en ese cometido.

El éxito de Google condujo en muchos sentidos

al éxito de la cuota abierta

y al crecimiento explosivo de "startups",

y empresas de innovación durante ese período.

Google había desarrollado una tecnología increíble

llamada Page Rank,

que desvelaba lo que se conocía como el algoritmo Backrub,

y estaba muy por delante de servicios como Yahoo o Altavista.

Rápidamente, se convirtió en el ganador en ese terreno

solo por su base tecnológica.

Lo que hace Page Rank es rastrear Internet

en lugar de ser un servicio de directorio como era Yahoo.

Coge fotos de páginas web,

analiza los enlaces entre esas páginas

y los utiliza para formular hipótesis o crear relevancia.

De manera, que si estás buscando información sobre Abraham Lincoln

y encuentras un montón de enlaces en la web

que apuntan a una página en particular,

eso implica que esa página es la más relevante.

Luego tuvieron que dilucidar: "¿Cómo hacemos dinero con esto?".

"Tenemos un índice. ¿Cómo podemos ganar dinero?".

Bueno, pues dieron con la forma de hacerlo, es bastante simple.

Lo único que había que hacer

era rastrear las búsquedas de personas.

Nuestro historial de búsqueda es muy, muy informativo.

Esa información dirá inmediatamente si somos republicanos o demócratas;

si nos gusta más una marca de cereales que otra;

si somos gays o heterosexuales.

Dirá miles de cosas acerca de una persona

a lo largo del tiempo porque pueden ver las páginas web que visitas.

¿Y qué páginas visita?

¿Visita una página porno?

¿Una página de compras?

¿Una página para aprender a fabricar bombas?

Esa información la generan

una especie de ladrillos de construcción

con los que se construye un perfil tuyo.

Y ese perfil es real, detallado,

superespecífico y nunca desaparece.

Google ha duplicado con creces sus ganancias en el último año

con la venta de publicidad en Internet,

pero dado que Microsoft y Yahoo

también se están centrando en sus usuarios,

la suerte puede cambiar muy pronto.

Ese fue realmente el primer mecanismo a gran escala de publicidad dirigida.

Por ejemplo: si quiero vender paraguas,

Google puede decirte exactamente quién está buscando paraguas

porque tiene tu historial de búsqueda. Lo saben.

Así que podría conectar a los fabricantes de paraguas

con la gente que busca paraguas,

básicamente, enviándote anuncios dirigidos.

Ahí es donde Google obtiene más del 90 % de sus ingresos.

Si nos fijamos en cómo estructuraron la empresa,

se hizo de manera que sus fundadores siempre tuviesen acciones de control

y siempre determinarían la dirección y el futuro de la empresa.

Cualquier otro inversor que comprase acciones de la compañía

lo haría simplemente para ganar dinero,

así que había un idealismo que, según ellos, les motivaba

y su lema corporativo era: "No seas malvado".

El eslogan "No seas malvado" surgió durante una reunión,

creo que en 2003, si no recuerdo mal.

Los asistentes planteaban cuáles son los valores de Google

y uno de los ingenieros invitados dijo:

"Podríamos resumirlo todo diciendo 'no seas malvado'".

Algo muy interesante acerca del lema "No seas malvado"

es que nunca definieron lo que era el mal

explicaron qué significaba, pero la gente se aferró a ello

y en cierto sentido lo adoptó

porque nadie quiere que se le asocie con una empresa malvada.

Así que la gente le dio al término malvado su propio significado.

E incluso su página web te indica que no estás siendo manipulado

y, de alguna manera, transmitían la idea

de que se trataba de una interfaz limpia, sencilla,

confiable y honesta

y que la compañía que la había creado no operaba de forma

manifiestamente malvada.

La página de inicio no tenía anuncios, por ejemplo,

lo que dice mucho.

Y así. todos en esa fase inicial de entusiasmo,

estaban más preocupados por explorar las posibilidades de la tecnología

que por los costes potenciales de esa tecnología.

Fue siempre como algo generoso.

Te vamos a dar estas excelentes herramientas,

te vamos a dar todas estas cosas que puedes utilizar.

Y entonces Google...

Entonces Google empezó a decir:

"No, en realidad, vamos a guardar tus datos

y vamos a organizar la sociedad".

Sabemos cómo mejorar y optimizar el mundo.

Surgieron un par de tendencias

que creo que sacaron a Google de su trayectoria

y lo convirtieron en el lugar que conectaba a las personas

con la mejor información en la web para usar Internet.

Una de ellas fue el nacimiento de los teléfonos inteligentes.

Steve Jobs dio a conocer el iPhone y la otra fue el auge de Facebook.

La gran cantidad de tiempo que los usuarios pasaban

en un sitio web como Facebook,

se convirtió en una métrica realmente importante para los anunciantes.

Así que Google respondió, básicamente,

desviándose de su espíritu original para convertirse en una página

donde se intentaba que la gente permaneciera en Google.

Entonces, comenzaron a expandirse muy rápidamente hacia otras áreas.

Recibían mucha información de personas

que usaban su motor de búsqueda.

Pero si la gente iba directamente a una página web,

eso no era bueno,

porque, en ese caso, Google no sabía qué pasaba,

así que desarrollaron un navegador

que, actualmente, es el más utilizado en todo el mundo:

Chrome.

Al hacer que las personas usasen Chrome,

podían recopilar información sobre cada página web que visitasen

tanto utilizando como sin utilizar su motor de búsqueda.

Pero, por supuesto, incluso eso no era suficiente,

porque, actualmente, la gente hace muchas cosas

en sus dispositivos móviles y ordenadores sin usar su navegador.

Y ellos quieren saber qué hace la gente,

incluso cuando no está online.

Así que Google desarrolló un sistema operativo

que se llama Android,

que es el sistema operativo que más se utiliza

en todos los dispositivos móviles.

Y Android registra lo que estamos haciendo,

incluso cuando no estamos online.

Tan pronto como te conectas a Internet,

Android sube a Google un historial completo de las páginas

que has visitado ese día, entre otras muchas cosas.

Se trata de una progresión de vigilancia

en la que Google se ha implicado desde el principio.

Cuando Google desarrolla una nueva herramienta para que la usemos,

no lo hace para facilitarnos la vida,

sino para obtener otra fuente de información sobre nosotros.

Se trata en todos los casos de servicios gratuitos,

pero, obviamente, no lo son,

porque esas complicadas máquinas enormes no son gratuitas.

La interacción con esas máquinas está diseñada para generar ingresos.

Y eso es esencialmente Google Docs.

Y eso es esencialmente Google Maps.

Y, literalmente, las más de 100 plataformas diferentes

que controlan actualmente Google.

Las compañías que utilizan el modelo de negocio de vigilancia

y las dos más grandes son: Google y Facebook.

No te venden nada, te venden a ti.

Nosotros somos el producto.

Lo que Google te va a decir es: "Somos muy transparentes".

"Mirad el acuerdo de usuario".

Todo el mundo sabe que si vas a buscar en Google,

y te vamos a dar acceso a información gratuita,

necesitamos que nos paguen, así que vamos a coger tus datos.

El problema es que la mayoría de la gente no cree o no quiere creer

que esos datos se van a utilizar para manipularte.

Aunque son plataformas diferentes,

Facebook y Google tienen en común las matemáticas.

Se basan en las matemáticas y en la capacidad de recopilar datos.

Al inscribirte creas un perfil sobre ti

respondiendo algunas preguntas,

proporcionando información como tu rama o especialidad universitaria.

Información de contacto: como números de teléfono,

nombres de usuario... Todo lo que quieras contar.

Tus intereses: qué libros te gustan, qué películas...

Y, sobre todo, quiénes son tus amigos.

Los fundadores de estas empresas eran principalmente matemáticos

que entendían que recopilando esa información

no solo se podía monetizar y venderla a los anunciantes,

sino que se podía controlar y dirigir a las personas

en la dirección que quisieras que fuera.

Básicamente, un algoritmo descifra

cómo deberían reaccionar ciertas cosas.

Por ejemplo, le proporcionas ciertos datos.

En el caso de Google introducirían una consulta

y, entonces, ciertas fórmulas matemáticas deciden

qué información se te debe mostrar.

Los algoritmos se utilizan

a lo largo de todo el proceso de tu vida cotidiana.

Todo desde motores de búsqueda hasta cómo conducir un coche.

Las variables que tú decidas y cuando hay un factor humano

decidiendo cuáles serán esas variables.

Eso determinará el resultado.

Quiero que imaginaréis que entráis en una sala.

Una sala de control con un montón de gente

y un centenar de personas inclinadas sobre sus escritorios

con pequeños diales.

Y esa sala de control es la que dará forma a los pensamientos

y sentimientos de mil millones de personas.

Esto puede que suene a ciencia ficción,

pero esa es ya la realidad hoy en día.

Nuestros supuestos éticos están integrados en el software,

pero nuestros supuestos no éticos están también integrados en él.

Así que sea lo que sea que motive a Google,

estará integrado en los procesos automatizados

que filtran nuestros datos.

Yo trabajé en una de esas salas de control.

Era especialista en ética del diseño en Google,

donde estudié cómo dirigir éticamente los pensamientos de las personas,

porque lo que no se dice es que unas cuantas personas

que trabajan en empresas de tecnología

a través de sus elecciones

están dirigiendo lo que mil millones de personas piensan hoy.

Básicamente, Google es un algoritmo de compresión gigantesco

y lo que hace un algoritmo de compresión es analizar

un entorno muy complejo y simplificarlo,

y eso es lo que queremos.

Cuando escribes un término en un motor de búsqueda

quieres que te filtren todas las posibilidades

para encontrar la que mejor se adecúe a tus objetivos.

Así que Google simplifica el mundo

y te presenta esa simplificación,

que es lo mismo que hacen tus sistemas perceptivos,

así que, básicamente, lo que hacemos es construir

una máquina perceptiva gigante,

que será la intermediaria entre nosotros y el mundo complejo.

El problema con eso es que sean cuales sean las suposiciones

con las que opera Google,

serán los filtros que determinarán cómo se simplifica

y se presenta el mundo.

Cuando quieres encantar una palabra o a una persona,

¿lo buscas en Google?

Desde luego es rápido,

¿pero estás obteniendo las mejores respuestas a tus preguntas?

El algoritmo que utilizan

para mostrarnos los resultados de búsqueda

fue escrito con el propósito preciso de hacer dos cosas,

y eso lo convierte en inherentemente parcial.

Y esas dos cosas son, en primer lugar, el filtrado.

Es decir, que el algoritmo tiene que mirar

todas las diferentes páginas web que tiene en su índice,

y tiene miles de millones, y tiene que hacer una selección.

Digamos que tecleo:

"¿Cuál es la mejor comida para perros?".

Tiene que buscar todas las comidas para perro

que tenga en su base de datos

y todas las páginas web asociadas con esas comidas de perro.

Eso es el filtrado,

pero luego hay que colocarlas unas antes que otras

y esa es la ordenación.

Por tanto, el filtrado no es imparcial,

porque ¿por qué eligió esas páginas web

en vez de los otros 14 000 millones?

Y luego la ordenación tampoco es imparcial porque...

¿por qué puso a Purina primero y a otra compañía en segundo lugar?

Sería inservible para nosotros si fuera imparcial,

y eso es, precisamente, lo que queremos.

Queremos que sea parcial.

Así que el problema surge, obviamente,

cuando no se trata de comida para perros,

sino cuando se trata de cosas como las elecciones.

Voy a presentar mi candidatura a la presidencia de los EE. UU.

Porque si hacemos preguntas sobre temas como la inmigración

o sobre los candidatos...

bueno, de nuevo ese algoritmo hará esas dos cosas.

Hará el filtrado,

que consistirá en una selección

entre miles de millones de páginas web...

y luego las pondrá en orden.

Siempre favorecerá una comida para perros sobre otra.

Un servicio de música online sobre otro.

Un servicio de compra sobre otro y un candidato sobre otro.

El algoritmo de búsqueda de Google

está compuesto de varios centenares de señales

que intentamos ensamblar

para proporcionar los mejores resultados para cada usuario.

Solo el año pasado realizamos más de 500 cambios en nuestro algoritmo.

Según algunos cálculos, cambiamos nuestro algoritmo

casi todos los días dos veces.

Es posible que estén utilizando algoritmos imparciales,

pero no están usando algoritmos imparciales

para cosas como buscar contenido inaceptable en Twitter,

en YouTube o en Facebook.

Esos no son imparciales en absoluto.

Están construidos específicamente para desechar todo lo que es malo.

Quienes tengan los mejores técnicos,

lo mejores ordenadores y el mejor ancho de banda

serán más poderosos que los demás.

Y el ejemplo perfecto es Google,

que usa el mismo Internet y los mismos datos que nosotros

y, sin embargo, ha conseguido construir una empresa gigante

cuyo cometido es establecer qué enlaces podemos ver,

algo que tiene un impacto increíble,

ya que tienen los ordenadores más grandes,

y los mejores científicos y más acceso.

Como plataforma digital,

creemos que estamos en la vanguardia de los problemas

con los que la sociedad está lidiando en un momento dado,

dónde trazar la línea de la libertad de expresión y cosas así.

La cuestión es: ¿Qué es bueno y qué es malo

según el juicio de quién?

Y eso es especialmente relevante,

ya que estos sistemas tienen unos criterios de filtrado.

Nos niegan o nos permiten acceder a la información

antes de que veamos y pensemos,

así que ni siquiera sabemos qué está ocurriendo en la trastienda.

Las personas que diseñan estos sistemas

están construyendo una mente inconsciente, gigantesca,

que nos filtra el mundo,

y cada vez estará más sincronizada con nuestros deseos

de una manera que beneficiará a los propósitos

de quienes construyen esas máquinas.

Lo que estos algoritmos hacen básicamente

es crear burbujas sobre nosotros porque el algoritmo aprende.

¿Esto es lo que le interesa a Peter Schweizer?

¿Y qué me muestra cuando me conecto?

Me muestra más cosas sobre mí mismo.

Acota tu visión de alguna manera.

Canaliza mi visión, me conduce hacia una visión del mundo,

y puede que no sea la visión de Facebook,

sino la que hará que Facebook gane la mayor cantidad de dinero posible.

Intentan que nos convirtamos en adictos

y lo hacen, básicamente, utilizando nuestros datos.

El problema con eso es que solo ves lo que ya sabes,

y eso no es bueno.

También necesitas ver lo que no sabes,

porque de lo contrario no puedes aprender.

Facebook se está defendiendo

de varias acusaciones de sesgo político.

Un artículo publicado el lunes en Gizmodo

decía que los trabajadores de Facebook habían eliminado

las noticias de carácter conservador de su sección de tendencias.

Y eso crea una dinámica terrible cuando se trata del consumo

de información en las noticias,

porque nos lleva a ver el mundo de una manera muy pequeña y limitada.

Hace que sea más fácil controlarnos y manipularnos.

Lo realmente preocupante de Google y Facebook

es que no sabes lo que no sabes,

y si bien Internet ofrece una gran transparencia,

ya que tienes acceso a todo tipo de información,

la cuestión es que, básicamente,

tienes dos vigilantes: Facebook y Google,

que controlan todo a los que tenemos acceso.

Las agencias de noticias tienen que ser conscientes

de que sus páginas de inicio son cada vez menos importantes.

La gente utiliza Facebook o Twitter como sus páginas de inicio.

Esos son los portales que les dan acceso al mundo de la información.

Google y Facebook comenzaron como compañías de Internet,

pero se han transformado en compañías de medios,

en proveedores de telecomunicaciones

y, al menos, en los Estados Unidos, las empresas de medios,

los periódicos y los proveedores de telecomunicaciones

están regulados,

mientras que las empresas de Internet como Google o Facebook no lo están.

Hay estudios que dicen que los individuos esperan

que las noticias los encuentren a ellos.

Cuando empezamos, lo primero que rechazamos en nuestra compañía

fue que a los "milennials" no les interesan las noticias.

No tenía ningún sentido.

Todo el mundo quiere estar informado. -Claro.

Simplemente están ocupados y necesitas crear noticias

con un formato diferente que encaje en sus vidas.

Hay tanta... desinformación activa...

Y se empaqueta muy bien

y tiene el mismo aspecto

cuando la ves en una página de Facebook.

Podemos perder mucho de lo que hemos ganado

en lo que concierne a las libertades democráticas,

las economías de mercado y la prosperidad...

Cosas que ya dábamos por sentado.

Google y Facebook han anunciado que van a prohibir

que las páginas de noticias falsas usen sus redes publicitarias.

Ambas están siendo investigadas por presentar noticias falsas

durante las elecciones presidenciales.

Las noticias falsas ya ni siquiera son una descripción de nada.

Es un arma. Se lanza al aire.

Si hay una noticia real que a alguien no le gusta,

simplemente, se descarta como noticia falsa

para intentar hacer que desaparezca,

y se está usando indebidamente.

Se usa como una forma de desechar pruebas objetivas de algo

que ha sucedido.

En este momento, en las noticias,

hay mucha preocupación con respecto a las denominadas noticias falsas.

Hay tres razones por las que no deberíamos

preocuparnos por las noticias falsas.

Las noticias falsas son competitivas.

Tú puedes colocar noticias falsas sobre mí

y yo puedo colocar noticias falsas sobre ti.

Es totalmente competitivo.

Siempre ha habido noticias falsas,

anuncios de televisión falsos y vallas publicitarias falsas.

Siempre ha existido y siempre existirá.

En segundo lugar, es que puedes verlas.

Son visibles.

De hecho, puedes verlas con tus propios ojos

y el hecho de que puedas verlas

significa que tú mismo puedes posicionarte respecto a ellas.

También sabemos que hay un elemento humano,

porque habitualmente las noticias falsas incluyen el nombre del autor,

y puedes, simplemente, decidir ignorarlas.

En general, la mayoría de las noticias,

como la mayoría de los anuncios, en realidad no los lee nadie.

Si se las colocas delante de los ojos,

lo más seguro es que la gente pase de largo.

La tercera razón por la que las noticias falsas

no son realmente un problema

es por algo llamado sesgo de confirmación.

Prestamos atención y realmente creemos en ciertas cosas;

si apoyan aquello en lo que ya creemos.

Así que si ves una noticia falsa

que dice que Hillary Clinton es el diablo,

pero amas a Hillary Clinton no te lo vas a creer.

Vas a decir: "Eso es absurdo".

Pero si piensas que Hillary Clinton es el diablo,

vas a decir: "Sí, lo sabía".

Por tanto, realmente no se cambian las opiniones de la gente

con noticias falsas en absoluto,

simplemente apoyan las creencias que la gente ya tiene.

El verdadero problema es que estas nuevas formas

de influencia, uno: no son competitivas;

dos: las personas no pueden verlas;

y tres: no están sujetas al sesgo de confirmación.

Si no puedes ver algo,

el sesgo de confirmación no puede activarse,

así que hoy día estamos en un mundo en el que nuestras opiniones,

creencias, actitudes, preferencias de votación,

las compras,

están siendo empujadas de una manera u otra todos los días

por unas fuerzas que no podemos ver.

El problema de la manipulación de las noticias y la información

es el secreto.

Es lo que Google y Facebook hacen de forma habitual:

al suprimir noticias, al dirigirnos hacia unas noticias

en lugar de mostrarnos las que estamos buscando.

Esa es la verdadera manipulación.

Las noticias falsas son el cebo que quieren que persigamos,

pero no son relevantes para los problemas

a los que nos enfrentamos hoy.

Usamos Google profusamente.

La persona promedio hace múltiples consultas por día

y con el tiempo no te das cuenta

de que eso está ejerciendo un impacto en ti.

Y ya sabemos que la gente no comprueba necesariamente

la verdad de las cosas.

Confían en los medios de comunicación convencionales.

Confían en empresas como Google

para obtener respuestas sobre el mundo

sin intentar, necesariamente, averiguar si algo es cierto.

Facebook se ha convertido en la principal fuente de noticias

para los estadounidenses.

¿Pero y si estuvieran sesgando el flujo de noticias

hacia una causa u otra, o hacia un candidato u otro?

¿Habría alguna forma de saberlo?

Por supuesto que no.

No sabemos cuáles son los objetivos de Facebook.

De hecho, Facebook tampoco lo sabe

porque será la suma total de todas las personas

que están trabajando en esos algoritmos.

Un informante, alguien que trabajaba para Facebook,

hizo unas declaraciones el año pasado

y dijo: "Fui uno de los comisarios de noticias en Facebook".

"Unos cuantos nos reuníamos todos los días

y nos dedicábamos a eliminar noticias de la fuente informativa

que fuesen demasiado conservadoras

y, de vez en cuando, introducíamos alguna noticia

que considerábamos que era genial".

Mark Zuckerberg, fundador de Facebook,

dice que está comprometido a dar voz a todos.

Responde así a algunas acusaciones de que Facebook elimina

los puntos de vista conservadores

desde su sección de "trending topics".

Pueden suprimir ciertos resultados

en base a lo que piensan que deberías ver

o en función de lo que tus seguidores están presentando.

Un nuevo informe afirma que,

según un antiguo empleado de Facebook,

la mega empresa de medios sociales,

a veces ignora lo que es realmente tendencia

entre sus mil millones de usuarios

si la noticia proviene de una fuente informativa conservadora

o si se trata de un tema que despierta interés

entre los conservadores.

Facebook manipula constantemente a sus usuarios.

Lo hace mediante las cosas que inserta en las noticias

o mediante el tipo de publicaciones que permite que sus usuarios vean,

y el hecho de que decidiese hacer experimentos psicológicos

con sus usuarios es algo que mucha gente necesita entender.

Y lo hacía basándose en cosas que la gente publicaba.

Su objetivo era ver cómo reaccionarían otras personas.

Lo que publican tus amigos de Facebook,

puede tener un efecto directo en tu estado de ánimo.

Cuantas más publicaciones negativas veas,

más negativo puede llegar a ser.

Digamos, por ejemplo, que alguien quiere publicar algo

de una fuente informativa de carácter negativo.

Quiere ver cómo reaccionarán sus usuarios

a través de sus gustos, sus declaraciones,

sus publicaciones,

y lo mostrará personas que tal vez ya son propensas a la depresión

o que tal vez tienen otros problemas en sus vidas.

Y eso pueden averiguarlo basándose en sus gustos, en sus conexiones,

y lo que querían hacer era coger esa información y luego usarla,

básicamente, lanzándola contra sus usuarios,

de manera que estos pudiesen ver diferentes cosas

que podrían afectar a su estado de ánimo

y a la forma en que interaccionan con los demás.

Y eso es algo muy poco ético.

Parece ser que a algunos jóvenes las noticias les afectaron tanto

que llegaron incluso a autolesionarse

por culpa de lo que vieron en Facebook,

y todo debido a esos experimentos.

El problema es que en Facebook no tenemos ningún estatus.

No somos ciudadanos de Facebook, no tenemos derecho de voto.

No es una democracia,

es un proceso en el que no podemos intervenir.

No podemos poner en manos de una única empresa

el desarrollo de nuestro futuro digital.

Existe lo que yo llamo "la línea tenebrosa",

y la política de Google en muchos de estos temas

es llegar hasta esa línea, pero sin cruzarla.

Google cruza "la línea tenebrosa" todos los días.

Y no sólo cruza la línea tenebrosa,

sino que la ubicación de dicha línea cambia constantemente.

Tenebroso es una palabra muy interesante.

Es una palabra que connota miedo.

Podía haber dicho peligroso o poco ético.

Hay muchas palabras que habrían encajado en el contexto,

pero dijo tenebroso.

Tenebroso es algo que te estremece,

que te persigue, que te acecha con intenciones perversas.

Esa es la definición de tenebroso.

No creo que lo que consideramos una persona ética diría:

"Voy a llegar hasta la línea tenebrosa

y a detenerme ahí".

Más bien diría:

"¿Qué tal si nos mantenemos lo bastante alejados

de la línea tenebrosa para evitar un comportamiento

siquiera pseudotenebroso?

Porque algo tenebroso tiene una muy mala connotación.

Un atracador tenebroso es peor que un atracador a secas.

El atracador quiere tu dinero;

a saber qué quiere un atracador tenebroso.

Seguro que algo más que tu dinero.

Le damos a Google mucha información.

Le consultamos las cosas más privadas, enfermedades

y patologías de nuestros familiares.

Buscamos cosas de las que puede que nuestra pareja o nuestra mujer

no deberían enterarse.

Le decimos a Google más cosas de las que le diríamos a un familiar,

a nuestra pareja o a un amigo muy cercano.

Google tiene tanta información sobre nosotros que da miedo.

En el caso de Google,

estamos estudiando tres formas muy potentes

que tienen de influir en la opinión de la gente.

El fenómeno que descubrimos hace algunos años,

al que llamamos SEME

o Efecto de Manipulación del Motor de Búsqueda,

es un efecto de lista.

Ese efecto produce una lista en algunos aspectos

de nuestro funcionamiento cognitivo.

El elemento que encabeza una lista es más fácil de recordar.

Por ejemplo, el SEME es un ejemplo de efecto de lista,

pero con una diferencia:

es el único efecto de lista que está respaldado

por un régimen diario de condicionamiento operativo

que nos indica que el elemento que aparece en la parte superior

de la lista en los resultados de búsqueda es mejor

que el que aparece en un lugar inferior.

Hemos llegado a un punto

en el que menos del 5 % de las personas hacen clic

más allá de la página uno.

Porque las cosas que figuran en la página uno

y, normalmente, en la parte superior son las mejores.

La mayoría de las búsquedas que realizamos

son simples búsquedas rutinarias, como por ejemplo:

¿Cuál es la capital de Kansas?

Y en esas búsquedas simples, una y otra vez,

la respuesta correcta figura en la parte superior.

Es algo que aprendemos y comprobamos una y otra vez.

Hasta que llega el día en que buscamos algo

de lo que realmente no estamos seguros,

como por ejemplo: ¿Dónde podría ir de vacaciones?

¿Qué coche debería comprarme?

¿A qué candidato debería votar?

Entonces, realizamos nuestra pequeña búsqueda,

vemos los resultados, ¿y qué deducimos?

Que lo que está en la parte superior es mejor.

Es más cierto.

Por eso es tan fácil utilizar los resultados de búsqueda

para cambiar la opinión de la gente.

Este fenómeno es mucho más inquietante y aterrador

que el de las noticias falsas, porque es invisible.

Se produce una manipulación, pero la gente no lo ve

y no un sistema competitivo, porque, para empezar,

Google a todos los efectos no tiene competidores.

Controla el 90 % de las búsquedas en casi todo el mundo.

Y Google te mostrará una sola lista en un determinado orden,

lo que influye poderosamente en las personas

basándose en sus opiniones, creencias, etcétera.

Lo segundo que hacen es lo que podríamos definir

como autorrelleno.

Si buscamos a un candidato político, pongamos al congresista John Smith.

Escribimos congresista John Smith

y nos van dando varias opciones a modo de predicción

de lo que podríamos estar buscando.

Si obtenemos cuatro sugerencias de búsqueda positivas

para un candidato, imaginen lo que ocurre:

interviene el SEME,

y las personas susceptibles de cambiar de opinión,

cambian de opinión,

porque es muy probable que hagan clic

en una de las sugerencias que aparece en los resultados de búsqueda

que, obviamente, favorecen a ese candidato.

Y eso nos conducirá a las páginas web

que favorecen a ese candidato.

Sin embargo, ahora sabemos que basta con que aparezca

un solo resultado negativo en la lista

para bloquear completamente el cambio de opinión,

debido a un fenómeno llamado "sesgo de negatividad".

Un solo resultado negativo consigue en algunos grupos demográficos

de 10 a 15 veces más clics

como elemento neutralizador de la lista.

Resulta que Google está manipulando nuestras opiniones

desde la primera letra que escribimos en la barra de búsqueda.

Se trata de un medio de manipulación increíblemente poderoso y simple.

Si tienes una empresa con un motor de búsqueda

y deseas apoyar a un candidato o una causa

o un determinado producto o empresa,

basta con eliminar los resultados negativos

en las sugerencias de búsqueda.

Con el tiempo, personas de toda condición

cambiarán de opinión en la dirección hacia la cual se les quiere orientar,

pero no se suprimen los resultados negativos

del otro candidato, de la otra causa o del otro producto.

Y en tercer lugar, a menudo, Google te proporciona una caja aparte

donde se muestran los resultados de la búsqueda,

pero está debajo de la principal, que es la que te da la respuesta.

Cuando realizamos una búsqueda local,

que son, casualmente, las que más realizamos en Google,

hasta un 40 % del total,

los resultados no están tan claros.

Si buscamos un pediatra en Scranton, Pensilvania,

lo que sucede es que Google desplaza la información basada

en la meritocracia orgánica hacia la parte inferior de la página

y coloca su caja de respuesta en la parte superior.

Pero lo que nos ofrece es su propio conjunto restringido

de información basado en su propio entorno aislado

del que es propietario,

donde solo se recogen las opiniones que Google ha recopilado

a lo largo de los años.

Los usuarios están acostumbrados a asumir que lo que está

en la parte superior es lo mejor,

pero, en este caso, lo que ven es lo que Google quiere que vean.

Lo que hace Google es intervenir directamente en el proceso,

algo que perjudica directamente al consumidor.

Porque la madre que busca un pediatra en Scranton para su hijo

no encontrará el mejor valorado,

según el propio algoritmo de Google.

Recibirá la información que Google considera prioritaria

y eso está produciendo resultados terribles

en el mundo fuera de la red.

Google tiene a su disposición en su propio buscador,

al menos, tres formas diferentes de influir en nuestra opinión

y las está utilizando.

Estamos hablando de una sola empresa que tiene el poder de modificar

la opinión de, literalmente, miles de millones de personas

sin que tengan la menor conciencia de lo que están haciendo.

Permítanme una pregunta directa

que tiene que ver con la privacidad y la información.

Todos llevamos un teléfono que, técnicamente, está siempre conectado,

y tenemos a Google que, básicamente, tal vez sepa

lo que voy a pedir antes incluso de que lo pida.

Completa mis solicitudes de búsqueda

y sabe todo lo que pasa en mi casa.

¿Debería preocuparme por todo lo que saben de mí?

Es una pregunta que nos hacen desde hace ya más de una década

y nuestra respuesta es siempre la misma:

tú controlas la información que tenemos de ti.

De hecho, puedes borrarla.

También puedes buscar de forma anónima

y puedes elegir no darnos esa información,

pero si nos la das, podemos brindarte mejores servicios.

Nuestros sistemas informáticos recopilan los datos automáticamente,

pero también nos olvidamos después de un tiempo,

y ya hemos explicado por qué y cómo.

Google quiere que tengas privacidad con todo el mundo,

menos con ellos.

Lo primero que deberíamos hacer todos es dejar de usar Gmail.

Google almacena y analiza todos los correos que escribimos

y todos nuestros correos entrantes,

también los que proceden de otros servicios de correo electrónico.

Lo rastrea todo.

No solo los mensajes de correo electrónico que escribimos,

sino también los borradores de esos correos disparatados

que decidimos no enviar.

Y la información de Gmail se incluye en nuestro perfil personal

y se convierte en otra fuente de información

para enviar anuncios focalizados a la gente.

Los gigantes tecnológicos están cada vez más

en el punto de mira de políticos, reguladores y expertos,

tanto de izquierdas como de derechas,

preocupados por su creciente poder.

Los tildan incluso de monopolios y la tensión no deja de crecer.

Sin embargo, su papel no se está viendo mermado en absoluto.

Sin ir más lejos, nosotros también hemos colaborado con Facebook,

Google y otras nuevas empresas de medios.

Periodistas con los que me comunico regularmente

sobre estos temas de la revista "Time",

"The Guardian", "The Hill",

y una lista interminable están utilizando Gmail.

Y no solo eso,

sino que sus empresas utilizan alguna variante de Gmail.

Sus correos se ejecutan a través de los servidores de Google.

Todas sus comunicaciones entrantes y salientes

están siendo monitorizadas por Google.

Esto también ocurre en las principales universidades.

Cualquiera que haya estudiado en la Universidad de California,

a partir de cierta fecha,

está utilizando Gmail sea consciente o no.

Se descubrió que Google estaba, de hecho, analizando

los emails de los estudiantes con fines no educativos

y cuáles eran esos fines no educativos.

Todavía no lo sabemos a día de hoy,

porque Google sigue sin aclarar qué hizo con esa información.

Ni siquiera han confirmado que esos datos fueran eliminados.

El gran desafío vino cuando descubrí que Google

estaba analizando los emails de nuestros estudiantes

con fines publicitarios y otros fines no educativos.

Me dirigí a las autoridades

e intenté que prohibieran esas prácticas,

pero cuando me dirigí a la Cámara de Representantes del Estado,

¿quién estaba allí haciendo lobby para evitar el uso de unas normas

de privacidad más estrictas para nuestros hijos?

Representantes de Google y de Facebook.

Parece bastante evidente que muchas partes de nuestra vida

están influenciadas por Google.

Pero hay un problema:

el gobierno federal funciona con Google.

De modo que si la gente espera

que el gobierno federal regule Google,

debe tener en cuenta que ellos mismos utilizan Google Docs.

Están utilizando las herramientas de Google

y en algunas casos, incluso, están vinculados a Gmail.

Así que Google se ha fusionado con nuestro gobierno federal

de muchas maneras.

La motivación del Gobierno para usar esas herramientas

fue que Google ya lo había hecho.

Funcionaban bastante bien, así que pensaron:

"Bueno, solo usaremos Google Docs en algunas agencias gubernamentales

o Google Cloud para algunas cosas".

Pero carecen de experiencia

para establecer las barreras de seguridad necesarias

y cuando se produce una brecha intentan ocultárselo a los medios

para evitar que se sepa que existen enormes riesgos en la seguridad.

Algunos miembros del Congreso piden

que se abra una investigación a Google

por rastrear en secreto a los usuarios de iPhone en Internet

e incluso a los usuarios que pensaban

que habían bloqueado este tipo de vigilancia.

Es una conducta que surge una y otra vez.

Recuerden lo que pasó con Google Street View.

Google pagará siete millones de dólares

por haber recopilando datos en sus coches de Street View

a través de redes wifi no seguras.

Los coches, equipados con antenas y software de código abierto,

recopilaban información de identificación de red Data Friend

y carga útil,

que luego transmitían a través de redes inalámbricas no seguras

mientras los coches circulaban.

Es una buena herramienta para turistas

o gente que añora su lugar de origen,

pero Kevin Bankston, gran defensor de la privacidad,

dice que Google es demasiado invasivo.

Hay muchas personas en la web a las que esto les asusta.

Les resulta incómodo y desagradable.

Y de no ser por el hecho de que los pillaron infraganti

y los multaron, no les habría pasado nada.

Y eso que intentaron encubrir algunas de las cosas

que estaban haciendo.

El nuevo Google Home Mini tiene un problema grave

y aún no ha salido a la venta.

La compañía repartió algunos entre la prensa

para que los probaran y un periodista descubrió

que su dispositivo había grabado todo lo que escuchaba

y lo había subido a la red.

Cada vez más gente usa estos dispositivos en sus hogares,

pero tienen que ser conscientes de dos cosas:

en primer lugar, siempre está encendido y escuchando,

de modo que recopila gran cantidad de datos sobre los usuarios.

Y en segundo lugar, solo te ofrece una respuesta.

De acuerdo, Google.

¿Qué altura tiene un tiranosaurio?

"Esto es un resumen de la página web 'humblets.nationalgeographic.com'".

"Las muestras fósiles muestran que el tiranosaurio medía

unos doce metros de largo".

Deberíamos ser conscientes del sesgo de información

que se está introduciendo,

porque cada vez hay más gente usando estos dispositivos,

incluso los niños,

y ellos no tienen la capacidad de discernir

lo que es una información sesgada.

Según la Fundación Frontera Electrónica,

los colegios recopilan nombres, fechas de nacimiento,

historiales de navegación y datos de ubicación de los niños

sin las protecciones de privacidad adecuadas.

Fueron a los colegios y ofrecieron las aplicaciones educativas de Google

sin coste alguno,

pero no dijeron que estaban recopilando información

de nuestros hijos en secreto

y la estaban usando para la elaboración de perfiles.

No sabemos qué piensan hacer con esa información.

Podría usarse en contra de los niños cuando vayan a la universidad,

en una entrevista de trabajo, cuando quieran contratar un seguro

o cuando vayan a realizar una compra online.

Recopilan toda esa información y la usan como un arma potencial

contra nuestros propios hijos.

¿Y saben lo que ocurrió? Nada.

Cuando la Comisión Federal de Comercio

y el Departamento de Educación se enteraron,

no tomaron ninguna medida.

Google desarrolló un programa de doctorado en Stanford.

Ellos se ven a sí mismos un poco como académicos natos.

De hecho, su campus parece un campus universitario.

Google financia con grandes sumas de dinero a instituciones académicas

y a particulares en todo el mundo.

Encontramos cerca de 300 artículos financiados

directa o indirectamente por Google

que apoyaban las posiciones políticas de Google.

Les encanta decir: "Oigan, contamos con el apoyo

de los expertos académicos más importantes del país".

Pero lo que no le dicen al público es que realmente están financiando

a esos supuestos expertos o académicos independientes.

Cuando Eric Schmidt testificó ante el Congreso sobre si Google

era o no un monopolio, se apoyó en un estudio académico

para reforzar sus argumentos, pero no dijo que el informe

estaba financiado por Google.

"¿Le preocupa que su compañía haya estado, y cito,

ejerciendo un enorme poder para dirigir el tráfico de Internet,

perjudicando con ello a muchas pequeñas empresas rurales?".

"Las pequeñas empresas, buenas y trabajadoras,

suben y bajan en los rankings,

pero es que estamos en el negocio de los rankings,

así que por cada perdedor hay un ganador".

"Puedo decir con satisfacción

que la gran mayoría de las pequeñas empresas

están muy bien atendidas por nuestro enfoque

y, como dije antes al senador Klobuchar,

nuestro sistema promueve y beneficia a las pequeñas empresas

por encima de otras más grandes,

puesto que les otorga una repercusión y un papel

que de otro modo no tendrían

gracias a la forma en que funcionan los algoritmos".

Google tiene listas negras

y la más grande que tienen se llama lista de cuarentena.

Supongo que muy pocas personas han oído hablar de esta lista.

Y, sin embargo, puedo asegurarles

que no solo es una herramienta de censura,

sino que es, con diferencia, la lista más grande y peligrosa

que guarda Google con el fin de controlar la información.

La lista de cuarentena es una lista de páginas web

que Google no quiere que visitemos.

¿Contiene la lista unas mil páginas web?

No, la lista contiene millones de páginas web.

Google tiene el poder de bloquear el acceso a cualquier página web,

ya que no existe ninguna legislación al respecto.

No existe ningún tipo de supervisión ni grupo de asesoramiento.

No hay nada.

Nadie se da cuenta de lo que Google está haciendo.

Hubo un día en particular en el que Google desconectó Internet

durante 40 minutos.

"The Guardian" publicó la noticia y Google no lo negó.

En Japón desconectó la mitad de Internet

y una vez más lo reconoció.

Estamos hablando de una empresa con un poder enorme.

¿Pero quién le ha dado a Google...

la potestad de desconectar Internet?

¿En qué cabeza cabe eso?

"El uso de teléfonos inteligentes es tan grande que se han convertido

en la herramienta clave de la información".

"¿Cómo obtiene la gente la información?".

"¿En qué cree y en qué no?".

"Será el proyecto para la próxima década".

Estamos entrando cada vez más en una era donde la gente dice:

"Necesitamos cuidar más nuestros entornos digitales

y cuidar mejor nuestro yo digital".

Debemos ser conscientes de lo que estamos introduciendo

en nuestros ordenadores

y ser conscientes de lo que nuestros ordenadores

están introduciendo en nosotros.

Compartimos información con ellos cada vez más delicada.

La cantidad de datos que tenían sobre nosotros hace 15 años

era relativamente pequeña.

Ahora es increíblemente compleja y nada cae en el olvido.

"Señor Zuckerberg, recuerdo muy bien su primera visita

a Capitol Hill en 2010".

"Habló usted con el grupo de trabajo

de alta tecnología del Senado Republicano".

"Entonces dijo que Facebook siempre sería gratuito".

"¿Es ese todavía su objetivo?".

Senador, sí, siempre habrá una versión de Facebook gratuita.

"Nuestra misión es tratar de ayudar al mundo entero a conectarse

y a que esté más unido".

"Para ello creemos que debemos ofrecer

un servicio asequible para todos y ese es nuestro compromiso".

"¿Y cómo se sostiene un modelo de negocio

en el que los usuarios no pagan por su servicio?".

"Publicamos anuncios".

"Entiendo".

Al final nada es gratuito.

Especialmente cuando se trata de los medios sociales e Internet.

Toda la economía de Internet se basa en la vigilancia

y eso es algo en lo que tenemos que pensar con detenimiento.

¿Es un modelo de negocio sostenible que protege nuestra privacidad,

a nuestras familias y a nuestros hijos de cara al futuro?

Lo que tenemos que pensar es cómo podemos seguir conservando

este entorno poco regulado y poco intervenido,

pero que al mismo tiempo proporcione a la gente

toda la información que necesita para saber qué se está haciendo

con sus datos y si dan o no su consentimiento.

Debemos hacer hincapié en la transparencia,

en la privacidad y en jugar todos con las mismas reglas

para que la gente entienda lo que está pasando

y pueda decidir algo que, de momento, no está del todo claro.

Es evidente que los legisladores no van lo bastante rápido

para adaptarse al ritmo del mundo tecnológico.

Siempre van cinco años por detrás y eso equivale casi a un siglo,

lo que nos separa de la época victoriana.

Me parece que sería mejor en todos los sentidos

que hubiera múltiples motores de búsqueda compitiendo entre sí

y que hubiera múltiples Facebook.

Al menos así nos enfrentaríamos a diferentes problemas éticos

en vez de a un solo problema totalitario

como el que tenemos ahora.

Mi preocupación es que no creo que mucha gente en el gobierno

entienda plenamente la magnitud del problema.

Ni siquiera creo que entiendan realmente a qué se enfrentan.

Hablamos de unos cambios tecnológicos realmente profundos.

Todo sucediendo de forma paralela.

No tenemos ni idea de cuáles serán las consecuencias.

Mi preocupación fundamental es que estas máquinas

nos reflejen éticamente.

Es algo que debería darnos miedo,

porque no creo que nuestros principios éticos

estén particularmente en orden.

Eso significa que magnificarán lo que somos,

suponiendo que lo que estamos construyendo sea algo bueno.

Y yo dudo mucho que sea así,

porque será un reflejo de nosotros mismos.

Si tienen este tipo de poder,

entonces la democracia es una ilusión.

La elección libre y justa no existe.

Debemos tomar numerosas medidas de seguridad para asegurarnos

no solo de que no ejerzan ese poder,

sino de que no puedan ejercerlo.

Internet nos pertenece a todos.

Mo pertenece a Google ni a Facebook.

Tenemos pruebas empíricas de que Google está participando

en sesgos de autoservicio de una manera que perjudica

directamente a los consumidores.

Como sociedad, como democracia,

cada vez que se produce una concentración de poder

como la que existe hoy en el sector de la información,

deberíamos preocuparnos

porque ahora son realmente más poderosos que los gobiernos.

Son una especie de legisladores privados

sin ninguna responsabilidad democrática.

Yo no puedo creer en un sistema en el que el poder

está alejado de la gente.

Estamos hablando de algunas personas bastante arrogantes,

en mi opinión, que se consideran a sí mismas

como una especie de dioses

que quieren tener el control total de la humanidad.

Son, básicamente, máquinas de control mental,

y unas máquinas de control mental

que son, realmente, eficaces controlando mentes.

Cada vez va a ser más difícil luchar contra ellos

y debemos hacerlo lo antes posible.

Cuanta más cuerda les demos antes nos ahorcarán a todos.

"No creo que nuestra especie pueda sobrevivir

a menos que solucionemos esto".

"No podemos vivir en una sociedad en la que si dos personas

desean comunicarse,

la única forma de hacerlo sea a través de un tercero,

cuya intención es manipularlos".

La noción tradicional de totalitarismo descansaba

sobre la premisa o la idea de que un gobierno trataría de lograr

un control total sobre nuestra vida,

y lo haría usando el poder y músculo del gobierno

para imponerse por la fuerza.

Pues bien, hoy tenemos una fuerza totalitaria en el mundo

que representan estas grandes empresas tecnológicas.

¿Pero cuál es la diferencia?

No han usado tropas de asalto,

no han usado...

No han usado la detención de presos políticos para conseguirlo.

Todos nos hemos prestado a hacerlo voluntariamente.

Firmamos voluntariamente ese acuerdo

y hoy en día vivimos en un mundo en el que estos gigantes tecnológicos

tienen un nivel de control y una habilidad para manipularnos,

que Stalin, Mao, Hitler y Mussolini

solo podrían haber soñado.

Su poder es inmenso y estamos confiando

en que estas grandes empresas tecnológicas

tomen la decisión buena y correcta por nosotros.

Yo, por mi parte, no estoy dispuesto a depositar ese poder

en manos de esos individuos.

"Entre tanto, si las compañías no cambian

eliminad vuestras cuentas, ¿de acuerdo?

(Aplausos)

La noche temática - La línea tenebrosa

55:19 11 ene 2020

La privacidad en las redes sociales e Internet es frágil. Los datos personales de los usuarios son muy valiosos y codiciados. Son el objetivo para Facebook o Google. Estos gigantes manipulan a la sociedad de una manera muy sutil pero a la vez poderosa. Existe una fina línea tenebrosa entre lo permitido y lo inaceptable. Google cruza esa línea todos los días. Y no sólo cruza la línea tenebrosa, sino que la ubicación de dicha línea cambia constantemente.

Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2020.

La privacidad en las redes sociales e Internet es frágil. Los datos personales de los usuarios son muy valiosos y codiciados. Son el objetivo para Facebook o Google. Estos gigantes manipulan a la sociedad de una manera muy sutil pero a la vez poderosa. Existe una fina línea tenebrosa entre lo permitido y lo inaceptable. Google cruza esa línea todos los días. Y no sólo cruza la línea tenebrosa, sino que la ubicación de dicha línea cambia constantemente.

Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2020.

ver más sobre "La noche temática - La línea tenebrosa" ver menos sobre "La noche temática - La línea tenebrosa"

Los últimos 671 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 3:15 ayer El 27 de enero de 1945 tuvo lugar la liberación del campo de concentración y exterminio nazi de Auschwitz. Mientras miles de judíos perdían la vida en las cámaras de gas, los aliados deliberaban en Londres y Washington sobre un plan muy poco conocido: bombardear el campo. Alimentada por las drogas la megalomanía de Hitler no conocía límites. Se distribuían a gran escala estimulantes, como las anfetaminas, tanto entre los civiles como entre los militares. Las élites del estado nazi estaban convencidas de la eficacia de las drogas en el futuro del Tercer Reich. Cuando se cumplen 75 años de la liberación de Auschwitz, La Noche Temática, nos acerca a las adicciones de Hitler y al plan secreto trazado por los aliados.

  • Sin aliento

    Sin aliento

    57:27 ayer

    57:27 ayer La inhalación de fibras de amianto causa asbestosis, cáncer de pulmón y mesotelioma. Desde 1997 el consumo de amianto en la India se cuadriplicó. Mientras las fábricas cerraban en Europa por la prohibición del amianto, otras se abrían en la India aprovechando la falta de regulación. Contenido disponible hasta el 2 de febrero de 2020.

  • Hay algo en el aire

    Hay algo en el aire

    49:49 pasado sábado

    49:49 pasado sábado La contaminación del aire causa una gran variedad de enfermedades respiratorias, aunque no son las únicas. Una exposición breve al aire contaminado puede producir cambios en nuestro ADN. Las partículas ultrafinas pueden viajar directamente desde la nariz a nuestro cerebro... Contenido disponible hasta el 2 de febrero de 2020.

  • 3:26 12 ene 2020 La contaminación del aire está matando a decenas de miles de personas cada día en todo el mundo. La polución es el mayor asesino en todos los lugares, incluso en aquellos donde pensamos que estamos a salvo. Un ejemplo lo encontramos en la inhalación de fibras de amianto. A pesar de que hoy en día conocemos las consecuencias de su producción, esta industria sigue poniendo en peligro la vida de los trabajadores y consumidores de todo el mundo. La Noche Temática, analiza qué hay en el aire que respiramos y cuáles son sus efectos sobre nuestro cuerpo

  • Sígueme

    Sígueme

    49:21 12 ene 2020

    49:21 12 ene 2020 Instagram, la red social que comparte imágenes, pertenece a Facebook desde 2014. Se ha convertido en un negocio con mil millones de usuarios. Cuantos más seguidores y "likes" tengas, más popular eres. Política que actualmente se está replanteando para eliminar el número de "likes" en las publicaciones. Los bots son herramientas que hacen ganar seguidores ficticios sin esfuerzo alguno, pagando por ello. Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2020.

  • La línea tenebrosa

    La línea tenebrosa

    55:19 11 ene 2020

    55:19 11 ene 2020 La privacidad en las redes sociales e Internet es frágil. Los datos personales de los usuarios son muy valiosos y codiciados. Son el objetivo para Facebook o Google. Estos gigantes manipulan a la sociedad de una manera muy sutil pero a la vez poderosa. Existe una fina línea tenebrosa entre lo permitido y lo inaceptable. Google cruza esa línea todos los días. Y no sólo cruza la línea tenebrosa, sino que la ubicación de dicha línea cambia constantemente. Contenido disponible hasta el 26 de enero de 2020.

  • 4:05 05 ene 2020 Google y Facebook son dos de las grandes compañías tecnológicas a las que recurrimos diariamente. Compartimos información con ellos cada vez más delicada y nada cae en el olvido. ¿Sabemos realmente como manejan nuestros datos? ¿Somos conscientes de lo que introducimos en nuestros dispositivos digitales? Instagram, una de las mayores redes sociales para compartir imágenes es un negocio en el que conseguir el mayor número de seguidores es el principal objetivo. Pero, ¿cómo funciona en realidad? ¿Quién gana y quién pierde?

  • 3:14 22 dic 2019 Charles Chaplin, siempre rebosante de ironía, supo entretener al público con sus películas a la vez que criticaba las injusticias sociales. Edgar Hoover, jefe del FBI, lideró durante décadas una caza implacable contra él, a quien acusó de simpatías comunistas. A principios de los años 30, en plena crisis de mediana edad y con el temor a la irrupción del cine sonoro, Chaplin hace una escapada a Bali, allí se le abrirá un nuevo mundo de sensaciones. La Noche Temática en el 130 aniversario del nacimiento de Charles Chaplin, se acerca a uno de los cineastas más reconocidos mundialmente.

  • 3:03 15 dic 2019 La Condesa descalza, Pandora inquieta, Ava Gardner rechazó con todas sus fuerzas el baluarte de la normalidad y se convirtió en una pesadilla para los magnates de la Metro- Goldwyn –Mayer. Fue el gran amor de Frank Sinatra, por ella se divorció de su mujer y montó un escándalo en la América puritana de la época. Otra mujer apasionada por sus ideales fue Hedy Lamarr actriz e inventora. La conocemos como la estrella de Hollywood que tuvo una vida plagada de escándalos, pero ahora la redescubrimos como inventora. La Noche Temática nos acerca a estas dos grandes estrellas que brillaron más allá del cine.

  • 3:17 08 dic 2019 Dinero, poder, codicia. En las últimas décadas, el consumismo y la necesidad continua de tener más y más, se ha convertido en parte cotidiana de nuestras vidas. En un círculo vicioso en el que la ambición se convierte en adicción. El ansia de la sociedad por ser ricos es cada día mayor. ¿Cómo hemos llegado hasta aquí? ¿Qué patologías ha creado? ¿Será el altruismo la salida a esta vorágine? Esta Noche Temática nos acerca a los límites de la codicia humana.

  • 2:31 02 dic 2019 El cambio climático es mucho más que el derretimiento de los casquetes polares. Es clima extremo, sequía, tormentas de arena y polvo, aumento del nivel del mar, migración de las poblaciones, enfrentamientos entre países y terrorismo. El calentamiento global acelera la inestabilidad en el mundo y provoca conflictos en las regiones más volátiles. Una amenaza creciente para la seguridad y paz mundial. Esta 'Noche temática', nos acerca a las catastróficas consecuencias del calentamiento global.

  • 4:25 24 nov 2019 Las máquinas inteligentes están cada vez más presentes en nuestro día a día. Ejecutando combinaciones de algoritmos adquieren capacidades de un ser humano. Sistemas que piensan y actúan racionalmente como nosotros. ¿Debería preocuparnos que la inteligencia artificial pueda tomar el control de nuestra vida?, Amazon ha revolucionado la economía global y el flujo de productos con el empleo de la inteligencia artificial. Es la llamada compra inteligente. ¿Pero realmente lo es? La Noche Temática nos sumerge en el mundo de la inteligencia artificial y su control de nuestros datos personales

  • 4:59 17 nov 2019 En verano de 2017, la administración de Donald Trump inició una política muy controvertida. Separar a las familias de inmigrantes en la frontera. Un año más tarde la noticia sacudió al mundo. ¿Qué ocurrió con estas familias? ¿Cómo llega la política de inmigración en Estados Unidos a este punto? Muchos de los menores de Centro América que logran cruzar la frontera acaban explotados laboralmente, hablamos de una red de trata de personas. Con motivo de la Semana Concienciados con la Infancia, La Noche Temática pone al descubierto los viajes y testimonios de quienes fueron separados de sus padres

  • 3:30 10 nov 2019 Grasas, carbohidratos o proteínas ya no son la clave en las nuevas investigaciones en torno a la alimentación. Se está poniendo de relieve una nueva forma de ver la nutrición. Cómo se preparan y consumen los alimentos es lo que los hace más o menos saludables. El sobrepeso como consecuencia de una mala alimentación afecta en China a 100 millones de personas. ¿Cómo ha pasado China de ser un país hambriento a principios del siglo XXI a tener una de las tasas de obesidad más altas del mundo? La Noche Temática nos muestra otra manera de comer más sano y mejor.

  • 3:33 03 nov 2019 El 9 de noviembre de 1989 caía el Muro de Berlín, símbolo de la división de Alemania tras la Segunda Guerra Mundial. La historia del Muro y el sufrimiento provocado por él adquiere un peso especial en la calle Bernauer, frontera entre el este y el oeste. Aquí es donde se tomaron las fotografías de personas saltando por las ventanas, aquí es donde se excavaron túneles y donde murió gente; aquí es donde se demolió la iglesia de la Reconciliación. Durante la Guerra Fría, desde Londres se emitía un programa de radio en la BBC en el que se leían las cartas enviadas desde Alemania del Este. Una vía de escape para quiénes sufrían la represión. Con motivo del 30 aniversario de la caída del Muro de Berlín, La Noche Temática se acerca a la historia del Muro y de sus habitantes.

  • 3:36 27 oct 2019 En 1928 se descubrió la penicilina, el nuevo salvavidas contra las epidemias de aquella época. Pero el abuso de los antibióticos desde entonces está haciendo que se vuelvan menos eficaces para combatir bacterias cada vez más fuertes. Se estima que más del 70 por ciento de los gérmenes agresivos ya son resistentes. ¿Existen otras terapias que los puedan sustituir? Hace ya 100 años que se descubrieron los bacteriófagos. n misterioso Un virus que mata las bacterias. Se están utilizando en ensayos clínicos en todo el mundo y siguen fascinando a los científicos.

  • 3:40 26 oct 2019

  • 3:26 20 oct 2019 En 1929 la mayor crisis económica del siglo XX estalla bruscamente en Nueva York y pone fin a la euforia de los años 20. Desplome de Wall Street, fortunas perdidas en un día. El pánico se extiende a todo el mundo. El crack de 1929 parece el ejemplo de todos los excesos: especulación, créditos demasiado fáciles, inflación y sobreendeudamiento ¿Qué sucedió para que Estados Unidos subiera tan deprisa después de la primera Guerra Mundial y cayera de forma tan repentina? Con motivo del 90 aniversario del “Gran Crack”, La Noche Temática, recuerda el gran desastre financiero que sacudió el siglo XX.

  • 2:33 13 oct 2019 Los pechos siempre han fascinado a la humanidad. Son símbolos del sexo, de la nutrición, de la fertilidad. Pero los senos están cambiando y nadie sabe por qué. Las operaciones de mama, tanto en hombres como mujeres, no siempre son por cuestiones estéticas. La probabilidad de padecer un cáncer de mama es mucho más alta ahora que en generaciones anteriores. En los últimos 30 años la política de detección precoz ha sido la prioridad pero ahora algunos investigadores cuestionan estos programas. Con motivo del día mundial contra el cáncer de mama esta Noche Temática incluye los siguientes títulos: “La vida secreta de los pechos” y “Defender nuestros senos”.

  • 3:35 06 oct 2019 Casi 200 millones de niñas y mujeres están hoy desaparecidas en el mundo. Secuestradas, vendidas y utilizadas como esclavas sexuales, más que nunca se ha generado un lucrativo negocio en torno a las mujeres como mercancía. En países como Corea del Sur, China, India y Vietnam las mujeres son las principales víctimas de las políticas de planificación familiar. Los expertos temen que en otras regiones de África y el mundo árabe ocurra lo mismo, porque también en estos países prefieren tener hijos varones. Con motivo del Día Internacional de la Niña, La Noche Temática nos acerca a las mujeres víctimas de la planificación familiar.  

Mostrando 1 de 34 Ver más