La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

4341838 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - Cyborgs entre nosotros - ver ahora
Transcripción completa

no me siento más cercano a las máquinas o a los robots.

Me siento mucho más cerca de la naturaleza

y de otras especies animales.

que convertirnos en tecnología nos alejará de la naturaleza,

pero para mí es justo lo contrario.

Ahora puedo conectar más con el mundo natural

porque percibo los rayos ultravioletas y los infrarrojos.

Me siento más cerca de otras especies animales, como los insectos,

porque también tengo una antena.

me puedo conectar con el espacio a través de internet.

me ha permitido establecer una conexión con la realidad,

con la tierra y con el espacio, que antes no tenía.

El objetivo a muy largo plazo es ser 100% artificiales

y abandonar del planeta, ¿no?

De entrada, porque hemos excedido la capacidad de carga de la Tierra,

pero también porque nos podríamos diseñar a nosotros mismos

para ser mucho más eficientes y causar menos impacto,

y a partir de aquí viajar por el espacio

y ver todo lo que hay por ver.

Yo me considero un cíborg, un organismo cibernético.

Durante muchos años fui programador

y el implante que llevo dentro de mi cuerpo es un ordenador.

Ahora que lo tengo dentro,

me encantaría programarlo y descubrir todo lo que es capaz de hacer.

Desde que los humanos inventaron los chips informáticos,

hemos soñado en conectarnos con ellos.

Actualmente ya se están implantando dispositivos electrónicos

para tratar algunas enfermedades.

Pero llegará un día en el que la tecnología

nos permitirá mucho más que simplemente volver a la normalidad.

Nos mejorará, dándonos más fuerza, nuevos sentidos

y quizás, incluso, más inteligencia.

Nos convertirá en cíborgs.

ya hay pioneros que se aventuran a experimentar con sí mismos.

Los científicos son más prudentes,

en aumentar las capacidades del cuerpo humano.

Creo que dentro de cien años

ni siquiera reconoceremos el cuerpo humano.

La visión que hoy tenemos tan asentada

sobre lo que es el cuerpo

parecerá limitada y estancada e ignorante.

El hecho de incorporar tecnología robótica en nuestro cuerpo

hará que los humanos estemos mucho más capacitados para el futuro.

Seremos muy diferentes de cómo somos ahora.

Por eso nos referimos a ello como al Humano 2.0.

Creo que nuestra tecnología está empezando a entrar en nosotros

con total fluidez

y que nosotros estamos empezando a penetrar en la tecnología

del mismo modo.

Creo que la fusión del mundo sintético y artificial

con el orgánico es el futuro.

En 1960, en los albores de la era espacial,

dos científicos norteamericanos acuñaron un nuevo concepto:

cíborg, contracción de organismo cibernético.

El término definía a un humano aumentado

que incorpora tecnología en su cuerpo para poder sobrevivir en el espacio.

se popularizó cuando la revista “Life”

habló de ello en un artículo ilustrado por Fred Freeman,

un artista especializado en el tema de la exploración espacial.

Pero en realidad, la NASA y otras agencias espaciales

tomaron la dirección contraria

y crearon entornos cerrados adaptados a los humanos:

la cápsula y el traje espacial.

ningún cíborg ha salido al espacio exterior,

pero en la Tierra ya empieza a haber personas

que incorporan tecnología al cuerpo para mejorar sus capacidades.

Este brazo me lo siento mío,

como cuando tenía el otro, el de verdad.

Siento su peso y es más como una parte de mi cuerpo.

Magnus Niska, un camionero sueco, perdió el brazo hace trece años.

¿Por qué motivo se lo amputaron? It's a tumour from the beginning...

Tenía un tumor. I would like to see your limb.

Me gustaría verlo.

Magnus lleva el brazo biónico más avanzado del mundo.

Está osteointegrado, implantado en el esqueleto.

unos electrodos conectados a los nervios y a los músculos,

que reciben un estímulo eléctrico cuando toca un objeto,

dándole así la sensación de tacto.

Puede sentir en tres puntos diferentes

porque tenemos tres contactos diferentes alrededor del nervio.

En función del punto de contacto,

él sentirá que lo estamos tocando en una parte u otra de la mano.

Max Ortiz Catalan, un ingeniero mexicano,

es el creador del brazo de Magnus,

que le implantaron hace cuatro años.

¿Puedes mostrarnos algunas de las tareas que te permite hacer?

This is too slippery, this... Resbala demasiado.

It's hard to engage even for me... Incluso a mí me cuesta enroscarla.

Max y Magnus están en Suiza para participar en la primera Cibatlón,

una competición organizada por la Universidad Politécnica de Zúrich

para promover la innovación en tecnologías

que mejoran la vida de las personas con discapacidades.

Algunos medios la han bautizado como los primeros Juegos Olímpicos cíborg.

La Cibatlón pone de relieve

la importancia creciente

de la investigación y la industria biónicas.

Participan en ella equipos de diferentes países

que compiten en varias disciplinas:

exoesqueletos motorizados,

brazos motorizados,

piernas motorizadas,

sillas de ruedas motorizadas e interfaces cerebro-ordenador

para jugar a videojuegos con la mente.

Las pruebas reproducen tareas sencillas de la vida cotidiana.

Todos estos dispositivos están diseñados especialmente

para que sus usuarios recuperen alguna de las capacidades físicas

que han perdido.

Pero algunos científicos ya imaginan cómo utilizar la tecnología

para ir más allá de la recuperación y mejorar el ser humano.

El futuro de la biónica, la interacción humano máquina,

la fusión del diseño con nuestra fisiología.

No puedo imaginarme este futuro sin la biónica.

El futuro del deporte sería tan aburrido.

¿Te limitas a rebajar el tiempo en otra fracción de segundo

en una carrera?

Muchos brazos biónicos permiten una rotación de la muñeca de 360.

Este giro completo puede parecer poca cosa,

pero es el ejemplo perfecto

de cómo la tecnología está superando los límites de la recuperación

para aportar funciones adicionales.

Estas prótesis tienen muchísima fuerza.

Cuando estás en el laboratorio y haces las primeras pruebas,

nunca debes poner la mano porque... te la pueden aplastar.

Magnus es un cíborg auténtico porque tiene el brazo implantado,

un caso único en el campo de la biónica.

Ahora bien, existe otra tecnología

que ha convertido a 300.000 personas de todo el mundo en cíborgs:

los implantes cocleares,

que permiten a los sordos recuperar el oído.

Enno Park es programador y vive en Berlín.

Perdió el oído cuando tenía 20 años.

Ahora lleva dos implantes cocleares y vuelve a percibir sonidos.

El implante coclear tiene dos partes.

Una no se ve desde fuera porque la tengo dentro de mi cuerpo.

La otra la llevo como si fuera un audífono,

con la diferencia de esta especie de bobina,

que va adherida magnéticamente a la parte posterior de la cabeza.

Bajo la piel está el otro imán, el receptor,

y las dirige hacia el nervio auditivo.

Mediante este estímulo eléctrico, mi cerebro genera el mismo patrón.

Este nuevo oído es un poco diferente del oído natural.

Es muy y muy difícil de explicar.

Todo suena un poco enlatado,

un poco como si fuera tecno, con un ruido de fondo constante.

esta sensación extraña va desapareciendo.

Te acostumbras a oír de otra manera,

como cuando llevas gafas de sol

y te acostumbras a que los colores cambian.

Estos implantes presentan algunos inconvenientes,

como por ejemplo riesgos quirúrgicos,

una gama de frecuencias limitada,

escasa calidad de sonido en determinadas circunstancias

y la necesidad de cambiar a menudo las baterías.

el paciente ya experimenta cierto grado de mejora.

Una de las cosas que más me gustan de este implante,

y quizás sonará ridículo de entrada, es que lo puedo desconectar.

Me lo quito y entonces me quedo sordo de esta oreja.

Vaya, que soy un buen candidato para comprar el típico piso barato

a pie de autopista.

Un extremo de este cable se introduce en el implante.

El otro es una clavija normal y corriente

que puedo conectar a cualquier dispositivo de audio.

Así puedo oír el teléfono, o la minicadena,

o cualquier cosa a la que me conecte.

De hecho, cuando alguien me llama,

se comunica directamente con mi cerebro.

De momento utilizo principalmente dos programas:

uno es más para el día a día

y el otro es especial para entornos extremadamente ruidosos.

Está muy bien porque en una discoteca con la música muy alta

puedo oír y entender mejor una conversación

que los oyentes normales, que tienen que gritarse al oído.

Aunque haya mucho ruido y los bajos hagan bum, bum, bum.

Funciona de fábula.

Durante muchos años fui programador

y el implante que llevo dentro de mi cuerpo es un ordenador.

Ahora que lo tengo dentro,

me encantaría programarlo

y descubrir todo lo que es capaz de hacer.

Si me permite oír sonidos muy bajos,

si de repente puedo percibir otras frecuencias,

como los ultrasonidos.

comprobar si el mundo suena diferente,

si además de escuchar a los pájaros

también pudiera oír a los murciélagos.

Si comparamos a los humanos con cualquier otra especie animal,

tienen una percepción de la realidad muy limitada.

puedo percibir un nivel que va más allá de la vista.

Por ejemplo, me permite detectar los ultravioletas.

Si estoy aquí y veo una flor con una abeja encima,

como puedo percibir los ultravioletas,

sé que la abeja ha venido por eso, por los ultravioletas.

Me llamo Neil Harbisson y soy un cíborg.

Así es como me siento.

Desde los once años que sé que soy acromatópsico,

solo veo en blanco y negro.

Fue entonces cuando se me despertó la curiosidad por el color.

Aunque no veas los colores, no puedes ignorar que existen.

Tenía ganas de percibirlos de alguna manera,

no porque pensara que verlo todo en blanco y negro fuera negativo,

sino porque todo el mundo los utilizaba y hablaba de ellos,

y yo notaba que me quedaba fuera de este ámbito social de la vida.

La antena, básicamente,

capta las frecuencias de la luz que hay delante de mí

y las envía a un chip que tengo en la cabeza.

Este chip convierte las frecuencias de la luz en vibraciones

y estas me llegan al oído en forma de notas.

No es que yo decida el sonido de cada color,

sino que escucho su propia frecuencia.

Cuando voy andando por la calle, encuentro música por todas partes.

Los buzones amarillos son un sol,

los árboles son un la,

algunos edificios pueden sonar como un do sostenido,

otros como un la bemol.

También cuando oigo sonidos,

los puedo relacionar con un color o un objeto.

La mayoría de teléfonos suenan verde.

Hay gente que cree que somos blancos y negros,

porque todos somos de diferentes tonalidades de naranja.

Con los años va cambiando lo que la gente piensa que es la antena.

En el 2004, pensaban que era una luz para leer,

en el 2006 decían que si era un micrófono.

En el 2008 creían que era un teléfono Bluetooth.

En el 2010 la asociaban más bien a una cámara GoPro,

pensaban que los grababa.

En el 2012 la relacionaban con las Google Glass

y ahora, lo último que me ha preguntado un niño

es si llevo una especie de palo selfi clavado en la cabeza.

La antena da pie a interactuar mucho con la gente.

No hay día en el que no hable con algún desconocido

para explicarle lo que es.

Quizás hace unos quince o veinte años, la gente decía:

“Se está acabando la batería del móvil”,

pero ahora la mayoría dice: “Se me está acabando la batería”.

al afirmar que se te está acabando la batería

de que ya estamos psicológicamente unidos a la tecnología

a muchos niveles diferentes.

Cuando me implanté el primer imán en el dedo,

me vino como una oleada de inspiración.

Gracias a esta potenciación,

notas cosas que ni sabías que existían.

De repente, es como si abrieras los ojos.

Y te dices a ti mismo:

“Estoy ciego, estoy mucho más ciego de lo que pensaba”.

A mi alrededor pasan cosas,

en el espacio hay un montón de patrones

con los que interactúo constantemente,

pero no dispongo del hardware para experimentarlo.

Tim Cannon vive cerca de Pittsburgh.

Cuando era niño, en los ochenta,

la ciudad sufrió una profunda desindustrialización,

en parte causada por la robotización de las industrias

del acero y la electrónica,

que suprimió muchos puestos de trabajo.

De pequeño, recuerdo que se hablaba a menudo de los robots,

que habían desbancado a muchos trabajadores

de las fábricas de acero.

Era un tema muy candente y yo pensaba:

“¿Y no sería una buena cosa que nosotros pudiéramos ser tan fuertes,

que nosotros fuéramos los robots?”.

Ahora Tim es biohacker

y con otros compañeros ha fundado un grupo de biohacking

llamado Grindhouse Wetware.

Ahora mismo, tengo software funcionando bajo mi piel.

Lo encuentro genial,

que podría añadirle cualquier tipo de sensor

podría detectar y leer cosas en mi entorno.

Y si, encima, le añades Bluetooth,

entonces la conexión con el mundo digital

todavía es más potente.

Son cosas que están a punto de pasar.

Aquí tengo implantado mi Northstar.

Es solo una luz.

Y también tengo un chip aquí.

Me parece que tengo guardadas las coordenadas de mi casa,

por lo tanto, puedo pasar el móvil por encima

y se me abre el mapa de casa.

En este dedo tengo un imán,

que me permite sentir campos electromagnéticos

y cosas por el estilo.

Tengo otro imán en el trago

que puede bombardearse con tonos y sonidos.

Es bastante interesante,

puedo escuchar música a través de él si me acerco el aparato.

El Circadia lo llevaba implantado justo aquí.

Hace unos años, Tim se implantó el Circadia.

Este dispositivo biomédico

enviaba su temperatura corporal a internet mediante Bluetooth.

Era un proyecto de código abierto

y Tim lo diseñó para que el usuario pudiera tener el control absoluto

de cómo se recogían y se utilizaban los datos.

El Circadia era un prototipo para demostrar la viabilidad del concepto.

una vez comprobado el éxito, se lo quitó.

La simple demostración de que una cosa así es factible

tendría que causar un gran impacto.

Pero la gente solo decía; “¡Mira qué grande es!”.

De hecho, aprendimos mucho, de aquella experiencia,

y también que lo teníamos que hacer más pequeño.

Cuanto más pequeño, mejor.

Nosotros trabajamos fuera del contexto

de los laboratorios oficiales.

Nuestros héroes son gente como William Gibson

y otros con ese tipo de estética futurista ciberpunk,

como Blade Runner y otros por el estilo.

Nosotros nos criamos con eso,

y en lugar de mostrar esas cosas como

“Uy, no, que eso es cosa de científicos”,

veíamos imágenes en las que todo eso pasaba en talleres escondidos

o en sótanos,

con pandas de amigos haciéndoselo unos a otros,

porque realmente lo tenían al alcance.

Y ese es el futuro que nos interesaría ver.

Eso es exactamente lo que ocurrió con la revolución de los PC.

En el momento en el que fueron accesibles,

se vivió una explosión en innovaciones de todo tipo

y eso es lo que nos gustaría que pasara también con el biohacking,

una explosión de innovación

que tenga lugar fuera de los contextos formales

para dejar fluir toda la creatividad de la mente humana.

Tim, Neil y Enno no están solos.

personas y organizaciones ajenas a las instituciones científicas

investigan cómo fusionar varias tecnologías

con el cuerpo humano.

Prótesis de brazos con impresión 3D.

Chips de radiofrecuencia que permiten al usuario acceder a un edificio,

iniciar sesión en un ordenador

o incluso efectuar pagos solo con un gesto de la mano.

Estos dispositivos se promueven en fiestas de implantes

en todo el mundo,

desde Suecia hasta Australia.

Interfaces cerebro-ordenador

para monitorizar la actividad cerebral

y controlar dispositivos con la mente.

Kits para la estimulación transcraneal con corriente continua,

una técnica para hacer pasar electricidad a través del cerebro

mediante electrodos externos.

Se supone que mejora la alerta,

e incrementa la capacidad de aprendizaje.

Amateurs y científicos

comparten el interés por aumentar las capacidades cognitivas

a través de dispositivos externos.

Pero hay una frontera que solo puede cruzarse

en laboratorios y hospitales:

penetrar en el cerebro.

La estimulación cerebral profunda

es una técnica que se utiliza desde los años noventa

para tratar trastornos de movimiento,

como la enfermedad de Parkinson,

en casos en los que el paciente no responde a la medicación.

La estimulación cerebral profunda es como un marcapasos cerebral.

Se implantan dos electrodos en las profundidades del cerebro,

que se encargan de estimular una determinada área.

Los electrodos envían corriente eléctrica

para corregir descargas neuronales anormales

relacionadas con la actividad motora.

La enfermedad de Parkinson es un trastorno neurológico progresivo

que afecta al sistema nervioso central.

Algunos de los síntomas son temblor, rigidez, agarrotamiento,

problemas para andar y, en algunos casos,

incluso la pérdida del habla.

Cuando los médicos activan los implantes,

los síntomas desaparecen milagrosamente.

Actualmente se está estudiando el uso de esta técnica

en más de 40 áreas del cerebro y para 30 trastornos diferentes

que afectan a buena parte de la población,

como por ejemplo el dolor crónico, la obesidad y la depresión.

A pesar de su éxito milagroso,

la técnica presenta ciertas limitaciones.

El sistema es bastante voluminoso

y pasados unos años de la operación,

la efectividad empieza a desvanecerse y vuelven los síntomas,

como si los pacientes despertaran de un sueño.

Hay otros implantes cerebrales

diseñados para controlar prótesis robóticas con la mente.

Estas interfaces cerebro-ordenador

todavía van conectadas con cables

y solo se utilizan en ensayos clínicos

con animales y humanos,

como este de la Universidad de Pittsburgh.

Es así como Jan Scheuermann

pudo comer chocolate con un brazo robótico

solo utilizando el pensamiento.

Michel Maharbiz y Jose Carmena

están trabajando en implantes mucho más pequeños,

un sistema al que denominan “polvo neuronal”.

Estos implantes, de menos de un milímetro de tamaño,

porque se activan mediante un sistema remoto.

Podrían utilizarse para sustituir a los implantes

para controlar miembros robóticos

o para la estimulación cerebral profunda

o para monitorizar y regular

la actividad de cualquier órgano del cuerpo.

Así pues poder disponer de un objeto que durante 20 o 30 años

modulará la actividad de nuestros órganos.

Es algo que cambiará por completo las reglas del juego.

¿Cuándo va a estar esta tecnología ahí?

que no es una función de escalón, de un día ¡Pum!

vas a tener eso disponible ahí.

Pues en cinco o diez años

el paso de lo que es el ensayo clínico

a rutina de implantar estos pacientes,

y a partir de ahí serán mejoras.

Como ocurrió con el implante coclear.

en el que podemos empezar a imaginarnos,

de aquí a diez o quince años,

la existencia de una gran cantidad de objetos diminutos

que nos informarán permanentemente

del estado de nuestro sistema nervioso,

o de algunos órganos internos.

Y posiblemente reenviarán información de forma limitada

a esos sistemas.

la frontera que podemos esperar para los próximos 40 años.

El cerebro sigue siendo un misterio.

Si algún día los científicos

consiguen elaborar un mapa del cerebro con toda su complejidad,

la posibilidad de mejorar la condición humana

será cada vez más real.

En teoría,

tendremos la capacidad de diseñarnos a nosotros mismos

sin prácticamente ninguna limitación.

Pero, ¿podría nuestro cerebro adaptarse a ello?

¿Podríamos tener cinco o seis extremidades?

¿Las podríamos controlar realmente?

¿Hay espacio suficiente en el cerebro

para dar cabida a estos miembros adicionales?

Es un reto,

pero según nuestras últimas investigaciones,

la respuesta es que sí,

que el ser humano es capaz de hacerlo.

Los experimentos con animales

que los implantes cerebrales pueden reparar y mejorar

incluso crear nuevos.

Podrás tener radar, infrarrojos...

En mi opinión esto son problemas que ya se han solventado.

¿Telepatía? ¿por qué no?

No creo que estas cosas estén fuera de nuestro alcance.

Podría ser una experiencia curiosa,

lo que es un poco impredecible es por supuesto, digamos,

que el daño que causaría en otras modalidades,

pero creo que sería menos de lo que nos pensamos.

Paul Verschure, de la Universitat Pompeu Fabra de Barcelona,

está trabajando en un chip cerebral para pacientes con Alzheimer

que podría servir de copia de seguridad

para los recuerdos.

Habría la posibilidad de leer algunas áreas del cerebro,

donde estaría almacenada cierta memoria,

se podría copiar a un dispositivo externo.

Así, si la parte cerebral de aquel recuerdo se deteriorara,

tendríamos una especie de copia de seguridad.

Es una hipótesis un poco de la ciencia-ficción,

¿pero lo veo factible? Mi respuesta es sí.

En el futuro veremos cosas increíbles,

de eso no cabe la menor duda.

Pero la sociedad tendrá que adaptarse a los nuevos desafíos y exigencias

que plantean los cíborgs.

Los miembros de Grindhouse Wetware

ya se están enfrentado a problemas

para los que la sociedad no está preparada.

Jess, una de las integrantes del grupo,

quiere implantarse un imán en el dedo.

Lo hará en un estudio de tatuajes,

que es donde se realizan la mayoría de implantes

en los Estados Unidos.

Buena parte de estas prácticas rozan la ilegalidad,

dependiendo de la normativa de cada estado.

El uso del bisturí y de cualquier tipo de anestesia

puede clasificarse como práctica médica.

Técnicamente podría considerarse que,

si no tiene la licencia correspondiente,

está agrediendo a la persona que recibe el implante.

Me encantaría saber de cuántas formas distintas

podríamos utilizar estos imanes implantados

para percibir sentidos nuevos a nuestro alrededor.

Los miembros de Grindhouse

hacen reuniones periódicas por internet

con otros biohackers de todo el mundo para compartir proyectos e ideas.

Y la operación... pues duró unas horas.

Esto es mi cabeza, mirando abajo,

me quitaron pelo.

Entonces reducimos la piel

para evitar posibles infecciones,

En el 2014, me hicieron cuatro perforaciones en el cráneo,

para hacerme cuatro entradas:

una es para la vibración,

para lo que vibra dentro de mis huesos,

son para implantes que sirven para sujetar toda la estructura,

y la última, la cuarta,

es para la conexión a internet, el Bluetooth,

que me permite conectarme a cualquier dispositivo externo.

Encontrar a alguien dispuesto a hacerme el implante fue todo un reto.

Tuve que reunirme con un comité de bioética

y convencerlos.

Me dijeron que no, que no era ético, por tres razones.

Una, que no corregía nada, sino que creaba un sentido nuevo.

Dos, que no tenían ninguna certeza

sobre el peligro que suponía llevar este nuevo implante en la cabeza.

Y la tercera razón

tenía que ver con la imagen que daría el hospital

si alguien salía de allá con una antena en la cabeza.

No les pareció serio...

Y bien, estas fueron las tres razones.

Tuve que buscar un médico que accediera a hacerlo anónimamente

y cuando lo encontré, me operó.

Para los cíborgs entre nosotros

cada día trae un nuevo roce con reglas sociales

que no se adaptan a su condición.

A Neil suelen negarle acceso a los cines,

porque los propietarios piensan que puede grabar la película

con su antena.

De todas maneras,

en ocasiones se logran victorias muy significativas.

Neil tuvo que discutir con la oficina británica de pasaportes

por la foto que lo identificaba.

Insistí en que no lo tenían que considerar como un dispositivo

sino como una parte del cuerpo.

y me dejaron salir en la foto del pasaporte

con la antena.

Así, Neil se convirtió en el primer cíborg del mundo

reconocido oficialmente por un gobierno.

Yo no llevo una antena:

la antena es una parte de mi cuerpo.

No es un dispositivo portátil, es parte de mí,

que es diferente.

No utilizo ni llevo tecnología: soy tecnología.

A menudo, esta parte de mi cuerpo provoca carcajadas,

porque cuando la gente ve a alguien con una antena por la calle

le parece gracioso,

pero muchas veces también recibo insultos

o me llaman “alien” o “teletubbie”, la lista de apodos es muy larga.

Hay otros que se lo toman muy en serio y se ofenden

porque creen que estoy haciendo algo ilegal.

Creen que va contra Dios, contra la humanidad,

que es inmoral,

y piensan que deberían matarme.

En 2010, Moon Ribas y yo creamos la Fundación Cyborg.

sus sentidos y su percepción de la realidad.

Por eso decidimos fundar una organización internacional,

para ayudar a toda esta gente a crearse sus sentidos.

La idea es ponerlos en contacto con gente del mundo de la tecnología

y ayudarles a encontrar un médico

dispuesto a hacerles el implante.

Es muy importante, ahora al principio,

compartamos el máximo de información que sea posible

en estas experimentaciones.

Enno Park también ha fundado una organización cíborg,

Cyborgs e.V.,

para promover los derechos de los cíborgs

y hacer presión política.

y de los últimos desarrollos tecnológicos.

Ahora hace tiempo que no voy al audiólogo.

Él es el único que me puede configurar los implantes cocleares.

Yo le explico qué suena bien, qué se puede mejorar,

y él me lo intenta ajustar mejor

con toda una serie de parámetros detallados.

Él se alegra de verme tan interesado, pero no puede hacer nada.

porque seguramente él mismo tendría problemas.

y tengo que dejar que lo haga él.

En el 2016, invitado por el grupo de trabajo de los Verdes sobre robótica,

Enno compareció ante el Parlamento Europeo

en una audiencia pública

sobre la ética de fusionar el hombre con las máquinas.

reclamó su derecho a controlar el implante.

Los derechos de los cíborgs

plantearán muchas cuestiones de cara al futuro:

¿estas tecnologías deben ser restringidas

o estar al alcance de todo el mundo?

¿Y si alguien piratea un implante?

¿La policía podría confiscar implantes y aparatos?

La Comisión Europea intenta dar respuesta

a algunas de estas preguntas

a través del proyecto NERRI,

que asume que la mejora humana será un hecho.

Organizan actos en toda Europa

para establecer un diálogo entre usuarios potenciales,

científicos y legisladores.

Donde debaten sobre las implicaciones éticas

de estas tecnologías.

Algunos de los encuentros tienen lugar en institutos,

como en este de Dinamarca.

En internet ya se encuentran aparatos de mejora,

como por ejemplo este estimulador cerebral externo

que supuestamente aumenta las capacidades mentales.

comprueba la capacidad de estos estimuladores cerebrales

para inducir corriente eléctrica dentro del cráneo.

utiliza un micrófono parabólico

para experimentar cómo sería tener un oído superdesarrollado

y, a partir de aquí,

reflexionan sobre los efectos positivos y negativos

que tendría sobre sus interacciones sociales.

propone una visión superdesarrollada,

donde los alumnos solo ven lo que otro compañero les envía

mediante la cámara del móvil.

Es una recreación de futuros implantes

donde la señal visual

de cualquier cámara o dispositivo externo.

En los próximos 100 años,

tendremos biohackers

como los que salen en muchas películas

de ciencia ficción,

a quienes la gente recurre

para mejorar su cuerpo de una manera u otra?

¿Ocurrirá esto?

que todo esto pasará,

pero hace falta regularlo.

Los dirigentes políticos ya llegan tarde.

No miran en absoluto hacia el futuro.

En Francia, como en otros lugares,

los políticos solo piensan a 15 días vista.

y Silicon Valley piensa a 1.000 años vista.

En la meca de la tecnología,

un movimiento llamado transhumanismo

ha llevado al límite

la idea de que la tecnología,

puede solucionar todos los problemas de la humanidad.

de los principales emprendedores de Silicon Valley.

no solo comparten esta visión

de potenciar nuestras habilidades físicas,

intelectuales y psicológicas,

están convencidos de que puede incluso puede superarse la muerte.

Su desenfrenado optimismo tecnológico,

hace que lo vean viable de aquí a un par de décadas,

a pesar de que la mayoría de científicos

discrepan con estas expectativas.

los líderes de las empresas más grandes de Silicon Valley

han abrazado las ideas trasnhumanistas,

y ya están invirtiendo millones en investigación

sobre el alargamiento de la vida.

Zoltan Istvan es el primer transhumanista

que ha salido a la palestra política.

Fundó el Partido Transhumanista

y se presentó como candidato

a las últimas elecciones presidenciales de Estados Unidos.

Tendría que haber derechos

para aquellos futuristas

que quieren hacerse cosas en el cuerpo

con la tecnología,

y también para seres futuros como inteligencias artificiales

que quizás algún día tendrán conciencia.

y una persona controvertida porque hablo de transhumanismo.

Quiero perder mi condición humana y convertirme en máquina.

El futuro no es la biología.

La biología es débil, es como los dinosaurios.

No es efectiva.

Si quisieras crear un ser humano perfecto,

no lo harías con la biología.

No crearías una máquina que necesitara comer, beber

o ir al lavabo.

Todo esto son imperfecciones del sistema

a la hora de crear un ente fuerte, perfecto, semidivino.

Un ente a quien... nada le haga daño,

que no sienta el sufrimiento ni el dolor.

Zoltan Istvan recorrió el país de San Francisco a Washington

en un autobús de más de 12 metros de largo en forma de ataúd,

para difundir el mensaje de los transhumanistas,

de que la tecnología del siglo XXI podrá derrotar a la muerte

en los próximos 25 años,

si los ciudadanos y los gobiernos le apoyan.

Tenía que hacer algo extravagante para captar la atención de la gente.

Un ataúd de doce metros que pasa por la calle

es digno de observar.

llegamos a millones y millones de personas.

Les decíamos: “¡Mirad este ataúd!

¡Si no utilizáis la tecnología transhumanista

acabaréis todos en este ataúd!”.

Algunas de las paradas de la ruta fueron cementerios,

la Iglesia de la Vida Perpetua,

manifestaciones populares...

...laboratorios de robótica,

unas instalaciones de criogenia

y una feria de biohackers en la que Zoltan se implantó un chip.

La campaña sorprendió a todo el mundo

y los medios se hicieron eco de ella

hasta el punto que fue uno de los candidatos alternativos

a las elecciones presidenciales que más dio que hablar.

El viaje acabó en Washington,

donde estuvo a punto de ser detenido

por intentar colgar

la Carta de Derechos de los Transhumanos

en la pared del Capitolio.

hace referencia a la libertad morfológica,

el derecho a cambiar o mejorar el cuerpo humano.

La Carta de Derechos de los Transhumanos

no solo es para los humanos,

para los seres que crearemos en los próximos 20, 30 y 40 años.

Como candidato a la presidencia,

insisto en que la gente pueda escoger

si quiere mejorarse o no.

no aceptar la tecnología

quiere decir dar un paso atrás en tu trayectoria

o incluso en tu capacidad para subsistir, tú y tu familia.

Por lo tanto,

se tendrá que optar por esta mejora,

la necesitaremos porque será

la única manera de mantenernos al frente de la sociedad.

Zoltan admite que no tenía ninguna posibilidad de ganar las elecciones.

en introducir el transhumanismo en la agenda política.

No recibió apoyo económico

de ninguna empresa de Silicon Valley

y casi todos los gastos de la campaña los financió de su propio bolsillo.

Hoy en día,

los partidos políticos que se declaran transhumanistas

son totalmente marginales.

Y sus miembros son un poco estrafalarios y “raritos”.

Pero creo que en el futuro

la oposición entre la derecha y la izquierda

se transformará progresivamente

y que la oposición real en el 2050

será entre los bioconservadores y los transhumanistas,

y que las antiguas oposiciones políticas, desaparecerán.

En todo caso será un hombre nuevo, un hombre 2.0,

como dice Ray Kurzweil,

Pero este hombre 2.0 ya no será exactamente un hombre.

Magnus se ha clasificado para la final de brazos robóticos,

que está a punto de empezar.

Cuando veo la película Iron Man

me entran ganas de construir un traje como aquel,

solo porque es emocionante.

Quiero decir, es un reto tecnológico.

Lo intentaremos

solo porque sabemos que podemos.

Y esto es lo que pasará.

desde el punto de vista de la ingeniería

y más todavía de la ciencia, por supuesto.

Me encantaría tener un pequeño módulo en mi cerebro

que me ayudara a recordar los nombres de las personas,

porque me cuesta mucho retenerlos,

y después cuando me las vuelvo a encontrar,

ya no sé cómo se llaman.

Tengo mis dudas de que llegue a verlo.

Pero en caso que sí, sería fantástico.

Yo creo que la mayoría de humanos quieren ser exploradores pacíficos,

e interactuar con otras cosas interesantes.

Pero la nave con la que viajamos ahora,

es decir, el cuerpo humano,

no está diseñada para eso,

no está diseñada para tener una moral,

no está diseñada para vivir suficiente tiempo.

para responder a las necesidades de nuestro futuro,

por qué no tendríamos que cambiar de nave.

Magnus ha acabado primero,

pero la victoria se la lleva Bob Radocy,

que gana por puntos.

Bob lleva el único brazo no robotizado de la competición.

Su prótesis no implantada

se activa con un simple cable metálico

accionado con el movimiento del cuerpo.

En el 2020 se celebrará una segunda Cibatlón.

Quizás entonces,

Max y Magnus, con su brazo biónico, subirán a lo alto del podio.

¿A dónde iremos a parar con esta tecnología?

¿Realmente es el futuro?

¿Llevaré algo así en la cabeza para calcular más rápido?

Si analizamos el sistema educativo actual,

con sus deficiencias,

queda muy claro que no hemos sabido sacar todo el jugo

a nuestra capacidad cerebral.

Por lo tanto, quizás tendríamos que empezar

por este tipo de planteamientos

implantémonos tecnología en el cerebro”.

Espero que entre todos consigamos cambiar este concepto negativo

que tiene la palabra cíborg...

Creo que, poco a poco, ya va cambiando

y la gente está empezando a ver que convertirse en un cíborg

no es algo de lo que burlarse, ni algo de ciencia ficción.

Es algo totalmente real y positivo

que nos ayudará a explorar el espacio y también a explorar nuestro planeta.

fin

La noche temática - Cyborgs entre nosotros

55:36 02 dic 2017

Exoesqueletos, brazos y piernas motorizadas e interfaces cerebro-ordenador para dar órdenes con la mente. Son dispositivos que están diseñados especialmente para que sus usuarios recuperen alguna de las capacidades que han perdido.
Actualmente ya se están implantando dispositivos electrónicos para tratar algunas enfermedades, pero llegará un día en el que la tecnología mejorará al ser humano, le dará más fuerza, nuevos sentidos, e incluso quizá más inteligencia. Los científicos son más prudentes, pero hay algunos que sueñan con aumentar las capacidades del cuerpo humano.
Los derechos de los cyborgs plantearán muchas cuestiones de cara al futuro. Estas tecnologías ¿deben ser restringidas o estar al alcance de todo el mundo? ¿Y si alguien piratea un implante? ¿La policía podría confiscar implantes y aparatos?

Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

Exoesqueletos, brazos y piernas motorizadas e interfaces cerebro-ordenador para dar órdenes con la mente. Son dispositivos que están diseñados especialmente para que sus usuarios recuperen alguna de las capacidades que han perdido.
Actualmente ya se están implantando dispositivos electrónicos para tratar algunas enfermedades, pero llegará un día en el que la tecnología mejorará al ser humano, le dará más fuerza, nuevos sentidos, e incluso quizá más inteligencia. Los científicos son más prudentes, pero hay algunos que sueñan con aumentar las capacidades del cuerpo humano.
Los derechos de los cyborgs plantearán muchas cuestiones de cara al futuro. Estas tecnologías ¿deben ser restringidas o estar al alcance de todo el mundo? ¿Y si alguien piratea un implante? ¿La policía podría confiscar implantes y aparatos?

Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

ver más sobre "La noche temática - Cyborgs entre nosotros" ver menos sobre "La noche temática - Cyborgs entre nosotros"

Los últimos 587 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • ¿Por qué hacemos clic?

    ¿Por qué hacemos clic?

    46:36 pasado sábado

    46:36 pasado sábado Se está llevando a cabo el mayor experimento psicológico de todos los tiempos: cada día, un billón de personas son analizadas en la red. Pero, ¿qué determina la conducta de compra? Las grandes firmas buscan psicólogos. Es la persuasión online. Ahora los creadores de estas técnicas de seducción digital, entre ellos exempleados de Google, están discutiendo la introducción de un código ético. ¿Qué quieren decir, cuando son los propios conductores de los experimentos los que están pidiendo que se restrinja su poder y sus posibilidades? Contenido disponible hasta el 24 de diciembre de 2017.

  • Anuncios hasta en la sopa

    Anuncios hasta en la sopa

    53:52 pasado sábado

    53:52 pasado sábado En la nueva era de la publicidad, los mejores ingenieros sustituyen a los ejecutivos tradicionales. La tecnología y los algoritmos matemáticos programan una vigilancia precisa y específica. Sin ningún tipo de regulación, las compañías son libres de recopilar los datos personales de cualquier persona que acceda a internet. Información personal para diseñar anuncios que influyan en el consumidor cuando más predispuesto está a gastar. Cada vez que se enciende el móvil, cada web que se visita, cada sensor que se atraviesa… Son elementos que recopilan información sobre el consumidor. Sin embargo, parece que la gente se hace cada vez más a la idea de que no tiene privacidad. Un hecho que parece suscitar, en el fondo, muy poca resistencia. Contenido disponible hasta el 24 de diciembre de 2017.

  • 58:56 02 dic 2017 El desarrollo acelerado de la tecnología puede convertirse en un problema para el empleo. ¿Qué pasará con las personas que han sido reemplazadas por máquinas y algoritmos? Hay economistas que han empezado a estudiar el impacto exacto que puede tener la automatización en el mercado laboral y la respuesta es sobrecogedora. A través de un estudio se hace una lista de todos los empleos que serán automatizados de aquí a veinte años. La conclusión es que el 47% del mercado laboral estadounidense está listo para ser automatizado. El desarrollo tecnológico conlleva un problema inherente, y es que cada nueva revolución tecnológica implica una necesidad menor de trabajadores. A día de hoy, las compañías que más valor generan emplean a una fracción de los trabajadores de los que empleaban hace tan sólo una generación. Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

  • Cyborgs entre nosotros

    Cyborgs entre nosotros

    55:36 02 dic 2017

    55:36 02 dic 2017 Exoesqueletos, brazos y piernas motorizadas e interfaces cerebro-ordenador para dar órdenes con la mente. Son dispositivos que están diseñados especialmente para que sus usuarios recuperen alguna de las capacidades que han perdido. Actualmente ya se están implantando dispositivos electrónicos para tratar algunas enfermedades, pero llegará un día en el que la tecnología mejorará al ser humano, le dará más fuerza, nuevos sentidos, e incluso quizá más inteligencia. Los científicos son más prudentes, pero hay algunos que sueñan con aumentar las capacidades del cuerpo humano. Los derechos de los cyborgs plantearán muchas cuestiones de cara al futuro. Estas tecnologías ¿deben ser restringidas o estar al alcance de todo el mundo? ¿Y si alguien piratea un implante? ¿La policía podría confiscar implantes y aparatos? Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

  • 59:31 18 nov 2017 Documental musical estilo Bollywood que tiene lugar en una escuela en Dharavi, Mumbai, India, donde se encuentra el slum o barrio de chabolas más grande de Asia. El documental combina imágenes de la vida cotidiana de los niños, con canciones que reflejan sus esperanzas y sueños. Mary tiene catorce años vive con sus padres y dos hermanas en la acera de una calle muy transitada. Tienen un refugio rudimentario y todos duermen en el suelo, a veces con ratas corriendo por encima de ellos. Mary y los demás personajes tienen sus sueños y ambiciones, y creen que los pueden lograr a través de la educación. Contenido disponible hasta el 18 de diciembre de 2017.

  • 55:18 14 jun 2014 Ricard Sicre luchó en el bando de los republicanos durante la Guerra Civil española. Tras vivir exiliado en Francia y posteriormente en Inglaterra, en 1942 se traslada a Estados Unidos. Allí trabaja como espía para los servicios de inteligencia militar, interviene durante la II Guerra Mundial en varias operaciones de espionaje relacionadas con España como la Operación Banana. Al finalizar la II Guerra Mundial Ricard Sicre se convierte en uno de los máximos representantes de los intereses de Estados Unidos en la España de la dictadura franquista. Además acumuló una gran fortuna personal, gracias a las exportaciones americanas.

  • ¡Que vienen Los Beatles!

    ¡Que vienen Los Beatles!

    58:21 10 ago 2013

    58:21 10 ago 2013 Documental que aborda la visita de los Beatles a España en el verano de 1965 (del 1 al 4 de julio) y analiza el entorno y las repercusiones sociales que enmarcaron sus actuaciones en Madrid y Barcelona. Junto a las imágenes históricas de la visita, se incluyen los testimonios de personas que por su profesión o afición musical vivieron de cerca los hechos, entre otros, los críticos José Ramón Pardo y Carlos Tena o los cantantes, Micky, Massiel y Miguel Ríos. Histórico de emisiones:27/10/2012

  • 1:00 05 dic 2017 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “¿Por qué hacemos clic?”, una producción holandesa de 2016 dirigida por Martijn Kieft, de 52 minutos de duración y producida por VPRO. Se está llevando a cabo el mayor experimento psicológico de todos los tiempos, y todos participamos en él. Cada día, un billón de personas somos analizadas en la red. Pero, ¿qué determina nuestra conducta de compra? ¿Qué ingeniosos trucos consiguen que hagamos clic en los anuncios indeseados de las webs, que llenemos nuestras cestas al máximo, permanezcamos en sitios webs el mayor tiempo posible, o votemos por un candidato en particular? Las grandes firmas buscan psicólogos. Es la persuasión online. @@FOTO[4344865] El viejo mundo del marketing y la publicidad, que utiliza carteles, vallas publicitarias y anuncios televisivos para persuadirnos, ha sido sustituido por un entorno completamente nuevo. Se denominan a sí mismo persuasores online. No hablan de trucos de ventas, sino de tasas de conversión, tiempo empleado, clics y hábitos. Un mundo lleno de hábiles operadores, que han aprendido mucho en los últimos años acerca de cómo funciona nuestro cerebro y, por tanto, de la facilidad con que podemos ser persuadidos para cliquear. Todos quieren ser capaces de conseguir que la gente compre cosas. Eso se llama persuasión. En el mundo de la publicidad ahora todo gira en torno a la persuasión. Esta es la rama del marketing de la psicología comercial. Según los expertos, podemos ser influenciados con mucha facilidad. Las ventanas emergentes que nos parecen muy fastidiosas, cuando navegamos por la red, producen en su mayor parte resultados positivos. Entre un diez y un quince por ciento más de personas compran un producto o reservan una habitación en un hotel cuando están presentes las fastidiosas ventanas emergentes.

  • 4:36 24 oct 2017 El documental que cierra esta Noche Temática se titula “El fraude de la fruta falsa”, una producción francesa de 2015, de 52 minutos de duración, dirigido por Eric Edward Wastiaux, producido por Pernel Media Production. Zumo de fruta, yogures, mermeladas, galletas, compota y frambuesas congeladas. Asegurarnos de comer suficiente fruta es esencial para llevar una dieta sana. Y cada vez son más personas las que recurren a productos basados ​​en frutas para completar esta dieta. Productos deliciosos pero que no son equivalentes a la fruta y la verdura clásica, es el fenómeno de la fruta falsa.

  • 3:28 24 oct 2017 El documental que inicia esta Noche Temática se titula “La comida preparada: ¿qué esconde?”, una producción francesa de 2011, de 52 minutos de duración, dirigido por Isabelle Doumenc, producido por Camicas Productions. En un mundo donde cada minuto cuenta, las comidas preparadas disfrutan de un éxito escalofriante. En caja de cartón, plástico o lata. Cada vez las consumimos más.

  • 1:49 16 jun 2017 Comenzamos la emisión con un documental de nacionalidad francesa dirigido por Benoit Laborde. Con una duración de 52 minutos, está coproducido por Arte France, French Connection Films, Codex Now, y Amopix. A través de un exhaustivo estudio del cerebro de los atletas de élite se ha observado que el entrenamiento físico intensivo modifica su corteza cerebral, lo que les da una mayor rapidez y precisión. Los automatismos adquiridos durante una vida de entrenamiento intensivo trazan en el cerebro de los atletas configuraciones neuronales únicas y específicas de su disciplina.

  • 6:52 14 feb 2017 “El silencio de los corderos”, con Anthony Hopkins, fue el lanzamiento a la fama de Hannibal Lecter, el Caníbal. Es la adaptación a la pantalla de la segunda novela de Thomas Harris, publicada en 1988. Harris era entonces un joven periodista que trabajaba en Nueva York, sobre todo, en las secciones de sucesos de varias revistas...

  • 4:41 14 feb 2017 Después de estrenarse en 1966 “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Norman Bates se convierte en el asesino de referencia en el cine. Es el tipo de personaje que se convierte en alguien muy familiar, y que el público jamás podrá olvidar.  Ed Gein, un agricultor de los alrededores de Wisconsin fue la principal inspiración de Robert Bloch para crear el personaje de Norman Bates en su novela en 1959.

  • 6:42 02 ene 2017 Continuamos la emisión con un documental francés del año 2015. Con una duración de 55 minutos, está dirigido por Tania Goldenberg y producido por Let’s Pix. Conocido en todo el mundo por sus famosas pinturas de las latas de sopa Campbell o los retratos de Marilyn Monroe, Andy Warhol es una persona compleja, influenciada por las tradiciones familiares, la cultura popular y la religión. Son los orígenes del artista, hijo de emigrantes eslovacos asentados en Pittsburg en los años 30.

  • 6:18 02 ene 2017 Comenzamos nuestra emisión con un documental inglés del año 2013. Con una duración de 60 minutos, está dirigido por Francis Whately y producido por la BBC. David Bowie ha cautivado con su música durante generaciones. En su carrera musical hay momentos muy representativos marcados por grandes éxitos como Ziggy Stardust, el extraterrestre, uno de sus personajes más famosos.

  • 5:32 24 oct 2016 Apostar por una comida sana puede traernos muchos beneficios. Las dietas derivadas de nuestros antepasados, incluyendo una dieta basada en plantas, pueden ser nuestra opción más saludable. Mientras, es fundamental erradicar ideas erróneas enfocadas a comercializar productos ya que una mala nutrición da lugar a hábitos alimenticios dañinos.

  • 5:36 24 oct 2016 El consumo de carne aumenta cada vez más, sin embargo el planeta está cerca del límite en su capacidad de producción. El ganado ya acapara el 30% de las tierras habitables y absorbe el 70% de nuestros recursos hídricos. El monocultivo de soja transgénica destinada a alimentar al ganado devasta América del Sur por el uso de pesticidas y por la deforestación que supone

  • 9:36 17 oct 2016 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “Defender nuestros senos”, una producción francesa de 2015 dirigida por Coline Tison, de 52 minutos de duración y coproducida por Les Bons Clients y La Jolie Prod. Pero cómo podemos evitar el exceso de diagnóstico. ¿Cómo podemos distinguir entre un cáncer que va a evolucionar y uno que no?

  • 8:57 17 oct 2016 La Noche Temática inicia su emisión con el documental “La vida secreta de los pechos”, una producción australiana de 2013 dirigida por Ili Baré, de 52 minutos de duración y producida por Genepool Productions. En una sola generación, los senos han experimentado una serie de cambios sin precedentes. Son más grandes, se desarrollan antes, aparecen también en hombres y sufren más enfermedades. Los científicos creen que las mamas pueden ser portadoras de residuos tóxicos ocultos, que pueden poner en peligro a las madres y a los niños que succionan de ellas. ¿Son las sustancias químicas las causantes del aumento de senos, la pubertad precoz o la ginecomastia de los hombres?

  • 3:54 02 sep 2015 Así empieza Expediente Ántrax, un documental que nos sumerge uno de los casos más complejos del FBI, la investigación del envío de sobres con ántrax a políticos y medios de comunicación de EE.UU durante el otoño de 2001.  Una investigación con miles de interrogatorios, docenas de agentes y un gasto de millones de dólares. Estreno el 2 de noviembre en La Noche Temática. 

Mostrando 1 de 30 Ver más