La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

3158578 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - Bancarizar la Naturaleza - ver ahora
Transcripción completa

¿Y si los mercados económicos y financieros

pudieran salvar el planeta?

Usamos la naturaleza porque es valiosa,

pero la perdemos porque es gratis.

-Si invertimos dinero en proteger la naturaleza,

conseguiremos retornos financieros muy elevados.

Economistas, banqueros, fondos de inversión y financieros,

se muestran cada vez más interesados en la crisis medioambiental.

Afirman que pueden salvar el planeta a su manera,

con dinero.

¿Cuánto cuesta realmente la playa que visitas cada año?

¿Y el bosque por el que tanto te gusta pasear?

¿Cuál es el valor de una planta? ¿De un mamífero? ¿De un insecto?

¿No te parece una combinación completamente antinatural?

La financiarización es igual a la violación de la Tierra.

(Música de suspense)

Especies y bosques en peligro

son tratados como productos financieros.

¿Pueden los mercados tener éxito allí,

donde la política, hasta ahora ha fracasado?

Pero ¿cuál es el riesgo? ¿Y a qué precio?

Yo te escribo el reto al que nos enfrentamos

como la invisibilidad económica de la naturaleza.

Con ello, quiero decir que, lo que la naturaleza nos proporciona,

no se negocia en los mercados.

Ya sea el aire puro o el agua dulce,

o bien la polinización de los árboles frutales por las abejas.

¿Alguna vez te ha enviado su factura una abeja?

Miles de millones de trabajadoras trabajando sin descanso,

en silencio y sin cobrar.

Durante milenios, nadie reconoció ni su valor,

ni el trabajo que realizaban.

Ha sido necesaria una tragedia, para que, finalmente,

reconozcamos su valor económico.

En EE UU ha desaparecido una gran parte de la población

de abejas silvestres.

Lo mismo ocurre en Europa.

Hay cientos de personas que poseen un gran número de abejas.

Las guardan el colmenas y,

cuando los agricultores quieren polinizar sus cultivos,

llaman a esas empresas especializadas en polinización.

Hay una tarifa por alquilar esas abejas durante una semana

para que polinicen los cultivos.

¿Y si mañana desaparecieran todas las abejas?

¿Y si tuviéramos que reemplazarlas por seres humanos,

y, por lo tanto, pagarles?

El trabajo polinizador de las abejas es económicamente invisible,

pero se calcula que su valor total asciende

a 200 000 millones de dólares.

Casi el 8 % del valor de toda la producción agrícola de la tierra.

Ahora que sabemos que valen 200 000 millones de dólares,

miramos a las abejas de una forma diferente, ¿verdad?

Inmediatamente, les prestamos más atención.

Hay mucha riqueza en una colmena

y los humanos no nos habíamos dado cuenta de ello.

Pero ¿y si la solución ya existiera?

Solo necesitamos poner un precio

a todo lo que la naturaleza nos proporciona.

La polinización, el placer de pasear por un parque,

el aire puro...

¿Que cuánto valdría eso?

¡Vaya! Es una buena pregunta.

(DUDA)

-¿Cuánto valdría eso?

No se le puede poner precio. -No, no se puede...

-Es imposible, no tiene precio.

-Yo quiero que la naturaleza sea gratis.

Estaba ahí antes que nosotros.

Deberíamos protegerla y eso no debería tener

nada que ver con el dinero.

Ahora el trabajo de la naturaleza se mide por su precio.

La abundancia de aire puro, de agua y de especies animales

no tiene ningún interés para los mercados.

Los mercados odian las cosas que son abundantes y gratuitas.

Pero la ecuación está empezando a cambiar.

Nuestro sistema económico se creó en otra época, hace siglos.

Cuando lo que era valioso, lo que era escaso,

era el capital y el trabajo.

Fue a eso a lo que le pusimos precio.

Los recursos naturales, los ecosistemas,

el aire puro y el agua dulce, había de sobra,

por eso no le pusimos precio.

La naturaleza es el dorado del siglo XXI.

Un nuevo sector económico con promesas de inmensos beneficios

para los inversores.

Bancos, financieras, empresas y Estados,

acuden atraídos por los beneficios.

Todos saben que, en un planeta muerto, nadie podrá hacer negocios.

Se trata de una ley económica básica: la oferta y la demanda.

De hecho, el valor que ahora le damos a los recursos naturales

y medioambientales es cero.

Pero eso tendrá que cambiar,

ya que la oferta de recursos naturales sigue reduciéndose,

y la demanda, es decir, la población, continúa creciendo.

Aplicar la ley de la oferta y la demanda

a los recursos naturales y a las especies es algo nuevo.

Hasta ahora, prácticamente a nadie se le había ocurrido

introducir la vida en la maquinaria económica.

Los seres humanos existimos por millones de años,

pero este proceso de destrucción de la naturaleza

se ha dado solamente los últimos 150 años.

En otras palabras,

no son los seres humanos los que están destruyendo la naturaleza,

es un sistema económico.

La población mundial se ha multiplicado por seis

desde la revolución industrial.

El consumo de agua se ha multiplicado por tres.

La cantidad de carbono en la atmósfera se ha duplicado.

La temperatura global se ha elevado.

Y la mitad de la selva del mundo ha desaparecido.

Nuestra huella ecológica se intensifica.

Para satisfacer nuestras necesidades, estamos usando

los recursos equivalentes a los de un planeta y medio.

Si continuamos a este ritmo, en el año 2030

necesitaremos dos planetas y en el año 2050,

dos planetas y medio.

¿Qué pasa si hay muchos menos árboles?

¿Si no existe el agua dulce que necesitamos,

donde y cuando la necesitamos?

¿Si no hay aire puro donde lo deseamos y donde lo necesitamos?

Cuanto más escaso, más valioso será.

Entonces comenzaremos a ponerle precio a su destrucción.

Y nosotros creemos que hay oportunidades

en esa transición, que podemos beneficiarnos de esa transición.

Por otra parte, el negocio ya ha empezado.

A unos 150 kilómetros, al este de Los Ángeles,

vive una mosca.

Probablemente, la mosca más cara del mundo.

Ahí está. Ahí va.

Justo ahí, volando. Es una de ellas.

Ahí viene otra vez.

¿La ves ahí arriba?

Hace un siglo, vivían en un territorio

de unos 100 km cuadrados.

Su hábitat coincide básicamente con el de las formaciones de dunas.

Durante el siglo XX, el 95 % de su hábitat fue destruido

o transformado para otros usos.

Solo una pequeña parte de ese 5 % conserva poblaciones

importantes de este escaso insecto.

La mosca amante de las flores de las arenas de Deli.

El Condado de Colton experimentó un gran desarrollo económico

y las empresas engulleron gradualmente las dunas.

Mientras, la llamada mosca amante de las flores de las arenas de Deli,

se convertía en la primera mosca americana que entraba en la lista

de especies amenazadas.

Para protegerla, en 1993,

el Estado prohibió cualquier actividad comercial en su hábitat.

El crecimiento en Colton cayó a cero y todo por un insecto.

-Los ciudadanos quieren trabajo, quieren comercios,

quieren que se instalen aquí más empresas.

Ahora mismo tienen prohibido instalarse en la ciudad.

De repente, la mosca pasó a ser odiada por toda la población,

pero la desgracia de unos es la fortuna de otros.

Es una especie escasa en un territorio reducido,

y, por tanto, una excelente inversión financiera.

Podemos crear mucho valor para nuestros accionistas

y también crear una oportunidad biológica para su conservación,

a través de un banco de mitigación.

El precio de nuestra última venta fue de 250 000 dólares el acre.

Un banco vio una oportunidad aquí. Un banco de mitigación.

Alguien comprendió que se podía ganar dinero

gracias a estos pequeños insectos.

Compró una parte del hábitat de esta mosca y luego no hizo nada.

Solo dejar vivir en paz al insecto mientras vendía participaciones.

Si una empresa quería instalarse en el área donde vive la mosca,

el Estado se lo impedirá, pero si compra acciones,

el emprendedor compensa el impacto de su actividad,

invirtiendo en la protección del insecto, asegurándose así

el derecho a instalar su empresa.

El banco ya ha ganado 20 millones de dólares de esa manera.

El libre mercado tiende a encontrar el equilibrio

entre la conservación necesaria y el valor seguro,

permitiendo que el desarrollo continúe.

¿Un banco que gana dinero protegiendo especies?

Parece una situación en la que todos ganan, ¿verdad?

Pero para los vecinos, el banco sigue siendo una mosca en la sopa.

La mosca está ganando la guerra.

Por culpa de las moscas,

hemos perdido millones y millones de dólares, años y años de tiempo.

No podemos reemplazar lo que hemos perdido.

Sería más barato pagar a la gente para que saliera a matar esas moscas

que mitigar...

Es broma, es broma, pero es verdad...

Es verdad, es verdad.

Así que...

(Claxon, campana)

En EE UU la protección de las especies

está en manos de estos nuevos banqueros.

Empresas, inmobiliarias, constructoras de carreteras,

cualquiera cuya actividad ponga en peligro la fauna salvaje,

tiene que pagar a estos bancos.

Protegen una extensión de más de un millón de acres.

Venden bonos de humedales, bonos de cactus,

bonos de perritos de la pradera, e incluso bonos de lagartos.

Wildlands es el mayor banco de mitigación del oeste de EE UU.

Nuestros ingresos superan los 40 millones de dólares

al año en ventas por mitigación.

Protegemos a la serpiente gigante, el salmón, la trucha arcoíris,

algunos peces, el gavilán de Swainson,

el mochuelo de madriguera, la tortuga del desierto,

el escarabajo longicornio...

Nuestros clientes conocen las soluciones que podemos ofrecer.

Un cliente acude a nosotros y nos dice:

"Estoy construyendo un centro comercial que afecta a un humedal

o afecta al mochuelo de madriguera,

¿tienen algo que nos ayude a cumplir los requisitos?".

Nosotros buscamos en nuestro inventario y le presentamos

una tarifa por la solución.

Después intercambiamos esos créditos con él.

Es una especie de operación intangible.

Y le proporcionamos una exención de responsabilidad.

Un certificado de buenas prácticas.

Pero ¿cómo deciden esos bancos invertir en la protección

de una especie en lugar de invertir en otra?

¿Y qué sucede con aquellas especies amenazadas

que viven en zonas de EE UU donde no hay nadie?

Donde no hay desarrollo económico y, por lo tanto,

nadie quiere comprar bonos.

La elección entre dos especies amenazadas siempre dependerá

de lo que el mercado demande.

Comprar espacios naturales, protegerlos...

Poder usar un modelo de negocio para conseguir la sostenibilidad

de la naturaleza, es una oportunidad extraordinaria.

Si no tuviéramos beneficios, no tendríamos dinero suficiente

para reinvertir en futuros proyectos.

Las leyes del mercado aplicadas a las especies

en peligro de extinción.

Sorprendente, ¿verdad?

¿Cómo podemos dejar que los bancos decidan qué especies

merecen ser salvadas y cuáles no?

Cuáles merecen vivir y cuáles han de morir

en el altar del beneficio.

(Aullidos)

Si entras en speciesbanking.com seguramente encontrarás

unos 700 bancos diferentes.

Pueden llegar a mover hasta 4000 millones de dólares al año

en transacciones.

El mercado de especies amenazadas es incipiente.

Hoy todos los bancos de mitigación están registrados.

¿Quieren saber cuál protege a la perlita californiana,

a la salamandra tigre o al gavilán de Swainson?

Con tan solo un clic aparece la especie amenazada

con el número de bonos emitidos.

Va a haber especies de la biodiversidad

que sean más lucrativas.

Por lo tanto, van a tener mayor flujo de inversión.

Mientras otras especies de plantas o de animales

que no sean tan atractivas, van a tener menos flujo de inversión.

Por lo tanto, estas van a ser privilegiadas,

mientras que estas van a correr a desaparecer.

-Hola, me llamo John.

Trabajo para una compañía, una gran compañía.

Una compañía que aún no sabe que depende de la naturaleza.

Por eso he organizado una reunión.

Una reunión importante para hablar del capital natural.

Es una nueva idea para impulsar nuestros negocios.

¿Has oído hablar del capital natural, verdad?

Bien. ¿Qué es el capital natural?

-El capital natural es el capital que ha creado la naturaleza,

no nosotros.

El sistema climático es capital natural y los árboles,

porque eliminan el dióxido de carbono de la atmósfera y producen oxígeno.

La biodiversidad es una forma de capital natural.

-Por ejemplo, un zapato.

Este es de piel, que procede de las vacas.

Para que crezca una vaca, se necesita hierba,

lo cual supone mucha tierra y mucha agua.

-Proporciona el agua dulce que necesitamos.

Los alimentos sanos que necesitamos, la naturaleza mediante los bosques

nos proporciona protección ante las tormentas y las inundaciones.

Es a eso lo que yo llamo la riqueza natural.

Si hablamos como los académicos, a todo aquello que la naturaleza

hace por nosotros lo llamamos servicios ecosistémicos.

Así que la naturaleza se ha convertido

en un auténtico negocio.

Tiene su propio capital y ofrece sus servicios a los consumidores.

Sin la lluvia de los bosques tropicales del Amazonas

no existiría la economía agrícola de Sudamérica.

Un servicio, cuyo valor se ha calculado

en 240 000 millones de dólares.

La pérdida total de valor cada año

era de casi entre 2 y 4 billones de dólares estadounidenses.

Esa pérdida de valor es casi la misma que la sufrida

durante la crisis financiera de 2008,

que fue de unos cinco billones de dólares.

Pero esas pérdidas son invisibles porque no contabilizamos el capital

cuando desaparecen los bosques, cuando los humedales se secan.

No contabilizamos las pérdidas porque no contabilizamos los ingresos.

Los activos son invisibles y es el mismo problema.

La invisibilidad económica de la naturaleza.

-La naturaleza no se produce para ser vendida.

Muchos objetos son producidos específicamente para ser vendidos.

Es su destino, por así decirlo.

La naturaleza no se produce para ser vendida.

No es un bien económico como otros.

La naturaleza no tiene un valor económico intrínseco.

Que sea necesario hacer visible, que sea necesario revelar

y que sería revelado por el mercado.

Eso es lo que oímos a los que quieren la mercantilización

de los servicios ecosistémicos, la comercialización de la naturaleza.

La idea de que existe una especie de valor intrínseco,

olvidado por todos, invisible y que es necesario hacer visible.

-A algunas personas les incomoda la idea de poner precio

a la naturaleza.

Sienten que, de alguna forma,

su valor es intrínsecamente incalculable.

Y que, vincular el móvil del beneficio,

asociado a la codicia, con un fenómeno natural,

es algo que no está bien hacer.

Yo creo que eso es falta de visión.

Pero algunos no tienen problemas de falta de visión.

Y han elegido su bando,

el de la denominada eficiencia económica.

El "Ecosystem Marketplace" es una empresa sin ánimo de lucro

que publica informes económicos medioambientales.

Su importancia es mayor cada año que pasa.

La idea era crear un "bloomberg" de los mercados medioambientales,

en el que estuvieran disponibles los datos de todas

las transacciones de una forma pública,

transparente y creíble, porque eso estimula los mercados.

Por eso creamos lo que nosotros llamamos la matriz.

Refleja los 24 tipos diferentes de instrumentos financieros.

La matriz es la biblia de los mercados

de los servicios ecosistémicos.

Mercados de biodiversidad, de agua, de carbono,

de turismo verde y de recursos genéticos.

El "Ecosystem Marketplace" inventó la matriz

para mostrar el crecimiento potencial de esto.

Por ejemplo, el 10 % anual de los mercados de biodiversidad

y el 55 % del mercado de carbono.

Lo que estamos viendo, y es muy emocionante,

es que está empezando a comprenderse en otros lugares.

China, Brasil, México, Perú...

Se empieza a observar un verdadero interés por estos instrumentos

de compensación, relacionados con la legislación

sobre biodiversidad.

Esta selva de Borneo está valorada en 34 millones de dólares.

El Estado se la cedió a un fondo de inversión

que creó el mayor banco de mitigación del mundo.

Su propósito es obtener beneficios vendiendo sus bonos a clientes

como fondos de pensiones y compañías aseguradoras.

-No queda mucho bosque.

El que queda, no está en muy buenas condiciones.

Puede que sean solo 80 000 hectáreas de buenas tierras bajas

o bosque primario con grandes árboles que no han sido talados.

Por eso es tan importante proteger estos bosques.

Porque aquí viven las especies más icónicas de este bosque tropical.

Aquí es donde crecen los árboles frutales,

por lo que es aquí donde viven los orangutanes y los elefantes.

Borneo es la tercera isla más grande del mundo.

Sus bosques tienen casi 150 millones de años de antigüedad

y hace un siglo cubrían toda la isla.

En la actualidad, solo queda una tercera parte de ese bosque.

Malua Biobank es una reserva forestal de 34 000 hectáreas

en el Borneo Malayo.

La peculiaridad de este proyecto es que intenta dar

un enfoque comercial y no benéfico, a la conservación de la naturaleza.

Intenta monetizar el valor ecológico del bosque.

Las plantaciones de aceite de palma han sustituido al bosque primario.

Ahora la isla es un océano del monocultivo.

La catástrofe ecológica es completa.

A este ritmo, los últimos orangutanes habrán desaparecido

a finales de esta década.

Malua ha convertido este valor ecológico en valor monetario.

En vez de que no valga absolutamente nada,

de que el orangután no valga absolutamente nada,

que no tenga ningún valor,

la compañía productora de aceite de palma

tendría que pagar ese precio para poder destruirlo y cultivar.

El banco Malua vende sus bonos a productores de aceite de palma

y a otras compañías procesadoras de alimentos de todo el mundo

que usan ese aceite en sus productos.

¿Obligar a quienes destruyen el bosque primario

a pagar por esa destrucción salvará a los grandes monos?

Entonces...

Esta es una lógica muy perversa.

Porque quiere decir que el que tiene plata

puede comprar los bonos y destruir la naturaleza.

Los certificados de biodiversidad son permisos para contaminar,

son permisos para destruir la naturaleza.

Por eso este mecanismo es perverso.

Pavan Sukhdev, la referencia mundial del capital natural afirma

que no hay nada malo en poner precio a la naturaleza

y que eso no significa convertirla en una mercancía.

Simplemente, espera conseguir que así los Estados

tomen conciencia de sus riquezas ecológicas

y que las compañías sean más responsables.

Pavan comenzó su carrera en el Deutsche Bank.

¿Puede un banquero cambiar su naturaleza?

Soy banquero.

Comprendo la diferencia entre precio y valor.

Y también comprendo que la naturaleza tiene un valor inmenso.

Que, simplemente, no hemos aprendido a valorar.

En un banco contemplas tanto el riesgo como la oportunidad,

respecto a estos temas.

Yo creo que todos empiezan a reconocer la importancia

de los recursos naturales.

Bancos como J.P. Morgan, Chase y Merrill Lynch,

Bank of America...

Todos los grandes bancos son entidades que invierten

en empresas que tienen un efecto positivo o negativo

sobre la biodiversidad.

De hecho, son una pieza muy importante de nuestra coalición.

¿Así que son ellos quienes están detrás del "Ecosystem Marketplace"?

¿Quienes están interesados en estos mercados?

¿En su potencial?

¿Y quienes se sientan en sus juntas y comités?

Sus nombres nos traen algunos recuerdos.

Si observamos el desarrollo de los mercados de la biodiversidad,

encontraremos actores muy conocidos.

Especialmente bancos.

Y lo más curioso, y lo que más miedo da al mismo tiempo,

es que, a menudo, son los mismos bancos

que también estuvieron implicados muy activamente

en las operaciones financieras que condujeron

a la última gran crisis financiera.

Los bancos, por supuesto, no hacen eso porque...

lleven en sus corazones la protección de la naturaleza.

Lo hacen porque ven un negocio ahí.

Quieren ser ellos quienes controlen las plataformas de negociación.

El Gobierno de EE UU impuso una multa récord

de 17 000 millones de dólares al banco de América Merrill Lynch,

por sus actividades ligadas a la crisis

de las hipotecas subprime.

J.P. Morgan Chase, el banco más grande de EE UU,

tuvo que pagar una multa de 13 000 millones de dólares

por los mismos cargos.

SiteGround, salvado de la banca rota por el mismo Gobierno,

pagó cientos de millones para eludir los procedimiento judiciales

iniciados por sus clientes afectados.

Incluso encontramos compañías fundadas por antiguos empleados

de Goldman Sachs.

El mismo banco que consiguió miles de millones de beneficio

especulando durante la crisis.

¿Puede un leopardo cambiar de piel?

Durante décadas y décadas hemos tratado de salvar la biodiversidad,

los bosques y otras cosas por la bondad de nuestros corazones.

Solo por el hecho de que sabemos que eso es lo que debemos hacer

y hemos fracasado miserablemente.

Reto a cualquiera del movimiento ecológico acerca de eso.

-Podría pensarse incluso que ellos son los malos.

Y es posible que hayan sido los malos en el pasado,

pero a veces eran los malos porque cometían errores,

porque no sabían lo que hacían, pero tal vez sea posible

convertir al malo o a alguien que simplemente

no sabía lo que hacía, en un aliado.

Porque, si lo logramos, conseguiremos hacer mucho más.

Mark fue el jefe de una de las agencias

de protección medioambiental más importante de EE UU.

Sus afirmaciones resultan sorprendentes, ¿verdad?

Mi experiencia en Goldman Sachs fue realmente buena.

Trabajé en banca de inversión tradicional durante más de 20 años.

Y mi último trabajo, antes de unirme a The Nature Conservancy,

fue hacer un esfuerzo medioambiental por la empresa.

Ecologistas y banqueros.

Esas son las nuevas caras de la conservación de la naturaleza.

La banca ecológica apunta a los políticos con su arma económica.

Proteger el medio ambiente es un nuevo negocio.

Grandes regiones del planeta ya están contaminadas.

Hay que coger el dinero allí donde pueda encontrarse.

Cuando financias la biodiversidad

puedes buscar, lógicamente, fondos públicos.

Pero al final, son muchos los que lo solicitan.

Y hay muchas necesidades que cubrir con esos fondos públicos.

De forma que es casi tan importante que uses fondos privados.

Y por eso comenzó a emerger la innovadora lógica

de este mecanismo financiero.

-En Bruselas, la capital europea de los lobbies,

hay entre 15 000 y 50 000 lobistas.

Y la mayoría de ellos trabajan para corporaciones.

El Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible

es un grupo de 200 compañías, muchas de ellas

con un pésimo historial de problemas medioambientales.

Como Riotinto, Shell, BP, etc.

El Consejo fue creado en 1992,

con el propósito de influir en la primera cumbre de Río.

-Creo que nos movemos lentamente, pero sin pausa,

hacia una situación en la que seremos socios

en igualdad de condiciones en la discusión.

Quizá hoy esté expresando una esperanza más que una realidad,

pero sin duda es la tendencia que observo.

Solo si consideramos socios en igualdad de condiciones

en este debate a empresas y gobiernos,

podremos encontrar las soluciones

y las escalas de las soluciones que el mundo necesita.

(Jazz)

La apuesta resulta un éxito.

En la última Cumbre de la Tierra,

Naciones Unidas extiende la alfombra roja para las compañías privadas.

Las grandes corporaciones se dan cita en un hotel de lujo en Río.

Petroleras, químicas, gigantes del acero...

Todas ellas acusadas regularmente

de prácticas dañinas para el medio ambiente.

Eso significa que tenemos que explorar,

en el mejor sentido de gestión, los riesgos y las oportunidades,

tenemos que entender nuestro ecosistema.

-Ese es el compromiso de Nestlé contra la deforestación.

Creo que somos la primera gran compañía que adopta ese compromiso.

-Para nosotros está muy claro que el área en el que tenemos que pensar

es en la de la biodiversidad y los ecosistemas.

La compañía Dow Chemical fue una de las fabricantes del agente naranja,

un herbicida usado en la Guerra de Vietnam que causó miles de víctimas.

También estuvo relacionada con la catástrofe de Nepal en la India,

en la que una fábrica explotó en 1984

liberando 40 toneladas de productos químicos

que mataron a 10 000 personas y provocaron lesiones a 300 000.

Las mismas compañías que pertenecen a este grupo,

en su actividad diaria real en el lobby ante los gobiernos,

presionan exactamente para lo contrario.

Presionan para conseguir políticas que beneficien intereses comerciales.

Que no afecten a sus actividades,

que no les obliguen a hacer cambies estructurales.

Que puedan seguir teniendo un impacto devastador

sobre las comunidades y sobre el medio ambiente.

-Queremos mantener esta colaboración con el sector empresarial.

Porque, sin ella, no tenemos prácticamente

ninguna posibilidad real de tener éxito.

Solo han sido necesarios 20 años

para que el banquero, el político y el empresario,

una trinidad simbólica,

comenzaran a hablar en armonía acerca del medio ambiente.

La historia económica de la posguerra ha sido muy emocionante,

porque ha sido testigo de la aparición

de las corporaciones multinacionales.

Y parte de esa aparición y parte de ese éxito

se ha debido a la desregulación

y a las innovaciones en el comercio y los mercados de capitales.

-Básicamente, creo que no hablo de intereses medioambientales,

hablo de la necesidad de una nueva política industrial.

De forma que no se trata del crecimiento verde,

sino del crecimiento.

Punto, gracias.

(Aplausos)

(Música suave)

Las Naciones Unidas, las corporaciones empresariales,

los banquero y los políticos, ¿son aliados?

¿Existe una conspiración internacional contra la naturaleza?

¿Y si esta alianza fuera la única manera de salvar el planeta?

A todos nos gustaría creer en este nuevo mundo feliz.

Creer que los bancos

y las corporaciones empresariales han cambiado.

¿Es una metamorfosis o tan solo un lavado de cara verde?

Soy una persona ambiciosa, como observará.

Creo que podemos conseguirlo,

cambiar las reglas del juego.

Estoy deseando ver los próximos 10 años,

porque cambiarán completamente la forma en que dirigimos la economía.

Conseguiremos el equilibrio entre el éxito financiero o económico

y el éxito natural, medioambiental y social.

Y si conseguimos eso,

la visión de 9 000 millones de personas

viviendo bien dentro de las fronteras de nuestro planeta,

se convertirá en una realidad,

por que así es como medimos

la forma en la que nuestra economía se comporta.

Sin duda, la promesa de beneficios adicionales,

junto con el deseo de mejorar su imagen,

ha animado a algunas empresas

a comprometerse en la protección del medio ambiente.

VALE es una gigantesca empresa minera,

miembro del Consejo Empresarial Mundial para Desarrollo Sostenible.

La empresa está presente en 38 países diferentes.

Su tren es toda una institución en Brasil.

Desde el corazón del Amazonas, hasta el océano Atlántico,

a lo largo de casi 1000 kilómetros, la compañía transporta pasajeros.

Y 100 millones de toneladas de hierro al año.

Consciente del impacto ecológico que causa,

la compañía decidió reforestar ciertas áreas del Amazonas.

Ya ha reforestado 100 000 acres de terreno

y panea reforestar 400 000 acres más en el futuro.

Y el ganador del premio Ojo Público 2012 es...

VALE, de Brasil.

El ganador del vigésimo premio Ojo Público.

(Aplausos)

A pesar de eso, en 2012,

VALE recibió el premio Ojo Público,

el galardón a la irresponsabilidad corporativa.

Con estas nominaciones se han identificado

algunos de los peores ejemplos de irresponsabilidad corporativa

en los últimos años.

Lo que se necesita no es solo el reconocimiento de lo que está mal,

en sus prácticas laborales y medioambientales,

sino las mejoras sistémicas.

Espero que estos premios

sirvan para denunciar algunas de las peores prácticas

para el medio ambiente en el mundo actual.

(GRITAN)

¿Qué había hecho VALE para merecer semejante premio?

¿Qué había hecho para provocar la creación

de una organización internacional de víctimas,

mientras gastaba más de mil millones de dólares al año

en promover el desarrollo sostenible?

A lo largo de esta vía de ferrocarril hay, entre otras cosas,

5 fábricas que trabajan 24 horas al día

transformando el mineral de hierro en hierro fundido.

Escupiendo en el proceso un olor nauseabundo y emisiones tóxicas.

Y, justo debajo, hay una aldea.

Este es el polvo que cae de las fábricas todos los días.

No sé cómo mantener la casa limpia.

Intentamos limpiar,

he limpiado esta mañana, por ejemplo, y ya está así.

Mi madre, que nunca ha fumado,

tiene los pulmones completamente de esta forma.

Si nos quedamos aquí, este es nuestro futuro, la muerte.

-Mi esposa tenía buena salud

y después de mudarnos aquí, tres años después,

tuvo un cáncer de mama.

Ingresó en el hospital para ser operada y le extirparon el pecho.

El doctor nos preguntó si vivíamos cerca de una acería

donde hubiera contaminación, le contestamos que sí.

En el corazón del Amazonas,

la multinacional explota la mina de hierro más importante del planeta.

Y aunque VALE plante árboles voluntariamente

para compensar su impacto,

también sabe cómo convertir sus buenas obras

en lucrativas acciones que vende en los mercados.

Estas inversiones le permite estar registrada

en el índice de desarrollo sostenible del mercado bursátil.

Sin embargo, aunque afirme estar reforestando el bosque amazónico,

VALE solo planta una especie de árbol.

El eucalipto.

(Música)

Mira, aquí vemos que el suelo es muy pobre.

Y que la tierra está muy compactada.

Para que pueda haber vida, el suelo tiene que ser poroso.

Porque, ¿cuál es el principal propósito del suelo? Almacenar agua.

Si no almacena agua,

el proceso biológico del suelo no se produce.

Los microorganismos no pueden hacer su trabajo.

Todo este proceso que tiene lugar aquí

desembocará en lo que nosotros llamamos "El desierto".

"El desierto verde".

En 30 años todas las tierras con eucalipto serán un yermo.

Hasta entonces, los mercados financieros

habrán recompensado a VALE por su inversión verde.

Finalmente, la multinacional obtendrá aún mayores beneficios

vendiendo sus árboles para biocarburantes.

Disfrazar un nuevo cultivo como milenaria selva tropical amazónica

es una de las grandes decepciones de la economía verde.

Una mentira que consiste en afirmar

que los mercados pueden proteger la biodiversidad.

Los mercados de biodiversidad no son en absoluto una nueva invención.

Hay otros tipos de mercados de la naturaleza

en los que podemos fijarnos para ver cómo funcionan.

Y quién gana y quién pierde cuando esos mercados entran en acción.

(Gritos)

En diciembre de 1997,

la mayoría de los países firmaron el Protocolo de Kioto.

Todos reconocían así los riesgos derivados del cambio climático

y se comprometían a reducir sus emisiones

de gases de efecto invernadero.

También crearon mecanismos financieros

para que compensaran su impacto sobre el medio ambiente.

Es por ello por lo que las compañías occidentales

comenzaron a invertir en la protección de la naturaleza

o a plantar bosques en naciones en desarrollo.

Desde pequeñas empresas, a gigantescas multinacionales.

Uganda ha traído algunas de estas inversiones en carbón.

Para obtener el volumen y la cantidad de carbono que tenemos

hay que medir los árboles.

El diámetro, la altura...

Después introduces esos valores en la fórmula

para saber la cantidad de carbono que tenemos.

Estos hombres tienen una profesión que no existía

antes de la firma del Protocolo de Kioto sobre el cambio climático.

Son cazadores de carbono.

La altura del 2 es 20,6.

Cada tonelada de CO2 almacenada en los árboles

equivale a un bono de carbono.

26,8.

Bonos que esta empresa alemana ofrece al mercado internacional.

En Uganda, en las 5000 hectáreas que hemos plantado árboles,

hay almacenadas un millón de toneladas de carbono,

equivalente a la cantidad de CO2 producida por 100 000 personas

en Europa Central en un año.

-Al principio, cuando llegaron,

se presentaron ante nosotros como unos buenos vecinos.

Pero ¿de verdad se necesita un Kalashnikov para expulsar al vecino?

¿Podemos seguir considerándolos nuestros vecinos?

-Nos falta comida, los niños pasan todo el día con el estómago vacío.

Ya no podemos pagar los gastos de la escuela,

solo pedimos que nos dejen cultivar en los bosques.

En el pasado, las tierras de esta plantación eran usadas,

a menudo ilegalmente, por los aldeanos.

En un país tan pobre, la gente solo produce los suficiente para comer,

vender en el mercado o alimentar a su ganado.

Pero todo cambió con la llegada de Global Groups.

(Música)

Vacante de agente de seguridad de bosques.

El trabajo consiste en asegurar que la plantación forestal

no resultará dañada por el pastoreo ilegal.

Habilidades y cualificación,

entrenamiento en vigilancia y manejo de armas, incluidas artes marciales.

(Murmullo)

Esta es la principal solución

ofrecida por los políticos internacionales

y los mercados para proteger el planeta.

Los países desarrollados pagan por plantar árboles,

en lugar de cambiar sus métodos.

Pero ¿para qué debería usarse la tierra?

¿Para vivir y cultivar alimentos o para plantar árboles?

Con el fin de proteger los bosques en varios lugares de África,

los campesinos fueron expulsados y sus casas reducidas a ceniza.

En Honduras, decenas de campesinos han muerto

protestando contra esas expulsiones.

¿Cómo pueden valer más los árboles que las personas?

(Música)

Pero, de momento,

nada puede frenar la furiosa embestida del toro de Wall Street.

Rara vez se piensa en aquellos a quien pisotea

cuando encuentra nuevos sectores en los que ganar dinero.

Hay que tener claro que el que invierta en esos certificados,

no va a invertir en esos certificados,

por un buen corazón.

Va a invertir para obtener una ganancia.

¿Y cómo va a obtener esa ganancia?

¿Cómo va a hacer que ese certificado valga cada vez más?

Eso es lo que va a generar un mecanismo especulativo,

por eso es insostenible.

-Hablan de la especulación como si fuera algo malo, ¿verdad?

Y yo no veo la especulación como algo necesariamente malo siempre.

Básicamente, en la especulación,

es gente que asume riesgos.

Y esperamos que la gente que asume esos riesgos

pueda asumirlos si no obtienen resultados.

Ya hemos visto inversiones de millones de dólares

en proyectos para proteger los bosques.

¿Por qué? Porque la gente espera poder ganar dinero

vendiendo los créditos de carbono en el futuro.

No ganan dinero ahora,

la mayoría no gana dinero ahora, están especulando.

-A lo largo de mi vida he visto muchas crisis de mercados bursátiles.

¿Podrían estos mercados medioambientales vivir esas crisis?

Sí, podría ocurrir, y de hecho, recientemente hemos vivido una.

Porque el precio del carbono en los mercados

se ha desplomado desde los 30 dólares por tonelada a menos de 3.

¿Cómo podemos confiar nuestro futuro a un mercado

que a veces reconoce el valor de la naturaleza y a veces no?

Merrill Lynch y el Banco Mundial han anunciado un plan

para lanzar los bonos verdes del Banco Mundial.

Los principales bancos y empresas han emitido los bonos verdes,

un producto de inversión inventado por el Banco Mundial.

Ya han emitido decenas de miles de millones de bonos

con el objetivo, afirman,

de que las finanzas trabajen para salvar el medio ambiente.

¿Qué garantía hay de que las así llamadas "Finanzas verdes"

sean beneficiosas para el planeta?

La probabilidad de que los bancos,

los operadores de mercados,

diseñen el hardware y el software de este nuevo mercado

de forma que el beneficie a ellos en lugar de beneficiar a la naturaleza,

sería la misma que en el caso de la crisis financiera de 2008-2009.

Esos productos derivados,

los productos financieros que fueron comercializados con rapidez,

no ayudaron a los propietarios de casas

a financiar con seguridad su hogares.

No, se diseñaron y se usaron

para aumentar los beneficios de los bancos.

Aquí fue donde comenzó la crisis financiera.

Los bancos se aprovecharon del sueño de tener una casa en propiedad.

En EE UU, usaron la promesa de esa ilusión

para atraer a familias modestas con economías precarias.

Cuando las familias no fueron capaces

de seguir pagando sus préstamos,

el castillo de naipes se derrumbó,

provocando la crisis de las hipotecas subprime

que dejó en la calle a millones de estadounidenses.

El mundo se hundió en una crisis social.

Ya hemos visto las consecuencias de la financialización.

Hemos visto el colapso de Wall Street,

hemos sido testigos en todo el mundo de cómo ese dinero voraz,

que solo busca obtener más beneficios,

devasta economías, devasta ecosistemas,

devasta el planeta.

Ellos dicen que la razón por la que el planeta estaba siendo destruido

es que no tenía un precio,

lo único que necesitamos en un mapa.

Allí donde había un precio,

los minerales han sido extraídos,

la tierra ha sido violada,

pero donde había veneración y respeto,

la naturaleza pertenece íntegra.

La evidencia es muy muy clara.

El precio ha llevado a la degradación y la destrucción.

El precio y la financialización son una enfermedad que debemos derrotar,

es como un cáncer del planeta y de la mente humana.

(Música)

Pero ¿cuál es la conexión entre los bonos basura,

los especuladores y la vivienda

y los bosques, los insectos y los orangutanes?

En el pasado, cuando alguien quería comprar una propiedad,

iba al banco a solicitar un préstamo

y el banco evaluaba su capacidad para devolverlo.

Con la crisis financiera,

nos dimos cuenta de que las deudas ya no pertenecen solo a los bancos.

De hecho, se transforman en títulos que los inversores compran para,

acto seguido, dividirlos y combinarlos con otras deudas,

creando así derivados de mayor o menor riesgo

y por lo tanto, más o menos rentables,

que finalmente se venden en los marcados financieros.

Hasta que un día, demasiados propietarios

fueron incapaces de seguir pagando sus deudas,

provocando una avalancha de quiebras bancarias.

El mundo descubría así que algunos inversores

habían especulado con la incapacidad de los propietarios

para devolver sus préstamos.

No se necesita un esfuerzo de imaginación muy grande

para usar la misma lógica de dividir los bonos de biodiversidad.

Y dividir la biodiversidad de la misma forma y decir:

"Ahora puedes especular con...

la futura fecha de la extinción de esta especies".

(Gritos)

Estamos viendo propuestas importantes en EE UU,

para desarrollar a gran escala,

todo un sistema de productos derivados.

Que son productos de seguros para preservar las especies,

para preservar los hábitat.

Digamos que yo compro a una aseguradora un producto financiero,

que me permite asegurarme contra el riesgo

de que yo provoque la desaparición de una especie.

Bien, es título yo puedo revenderlo.

De forma que existe un mercado secundario

que no tiene nada que ver con el propósito inicial.

No importa que ese derivado esté ligado a las aves,

el arroz, el petróleo o a una acción.

La naturaleza del soporte inicial no tiene importancia,

lo importante es el rendimiento final.

Si es posible un retorno mayor especulando con,

¿cómo decirlo?, con la desaparición de una especie,

¿por qué no?

(Música)

Sí, las titulizaciones a veces son malas

y conducen a debacles financieras.

Esas son las malas, pero también pueden ser muy buenas.

Eso no significa que no deba haber titulizaciones,

sino que debemos hacerlo mejor.

Solo porque exista la posibilidad de que algo salga mal,

o de que a alguien no le guste,

¿debemos dejar de hacerlo?

Creo que eso sería un grave error.

Pero, si las cosas salieran mal,

¿cuáles serían las consecuencias esta vez?

¿Existe un nivel de riego aceptable?

Los fondos de inversión ya ofrecen carteras de especies.

Puedes elegir 50 bonos de orangutanes,

30 bonos de moscas, o 40 bonos de langosta.

La selva amazónica ya cotiza en el primer mercado verde de acciones.

Algunos dirán...

"Bueno, todo es una teoría de la conspiración, eso no va a pasar".

Ese no es el propósito de la valoración de la naturaleza,

nosotros no queremos eso.

Pero ¿cómo evitarán esa clase de desarrollo

cuando existan los métodos para empezar a especular?

Para empezar a vender biodiversidad.

Si creas las herramientas,

su uso se te escapará de las manos.

Está en juego nuestro futuro en el planeta.

¿Realmente podemos hipotecarlo y comerciar con él en los mercados?

Muchos bancos se han comprometido a proteger especies

solo durante 50 años,

justo el tiempo suficiente para obtener beneficios.

Pero eso es solo una mota de polvo por lo que a la Tierra se refiera.

La única forma de salir de esta crisis ambiental

es saliendo de una lógica de mercado,

donde es el mercado el que nos domina.

Y pasar a una lógica donde es la conciencia humana

la que que define y decide qué es lo más apropiado

para restaurar el equilibrio de la naturaleza.

(Música)

Tenemos que aprender a huir de la valoración de mercado,

en la que todo tiene un precio y nada tiene valor.

Y aprender que la naturaleza es valiosa,

y que no puede medirse su valor por el precio.

Y buscar otros caminos tal y como la humanidad

ha hecho durante la mayor parte de su historia.

No se ha relacionado con la naturaleza

por su valor a través del precio.

(Música)

El mundo de las finanzas jugó con las casas y los hogares de EE UU,

provocando una crisis mundial.

Solo unos pocos expertos anticiparon el peligro

de los mecanismos que creamos.

Ahora todos lo sabemos.

Se están aplicando las mismas recetas,

pero esta vez su juguete es la naturaleza.

¿Es una buena idea dejar el planeta en sus manos?

(Música suspense)

(Música créditos)

La noche temática - Bancarizar la Naturaleza

55:33 15 jul 2017

La protección de nuestro planeta se ha convertido en un gran negocio para compañías como Goldman Sachs y Merrill Lynch que compran grandes extensiones de tierra, llenas de especies en peligro de extinción para ser vendidas como "bonos". Compañías cuyas acciones destruyen el medio ambiente están ahora obligadas a pagar por ello comprando estos "bonos verdes", pero, ¿obligar a quienes destruyen el bosque a pagar por esa destrucción salvará la naturaleza? Nuevos mercados financieros han surgido, especializándose en este comercio. Muchos economistas respetados como Pavan Sukhdev, creen que la mejor manera de proteger la naturaleza es ponerle un precio. Pero otros temen que este mercado de la naturaleza podría llevar a las empresas a tener un interés financiero en la extinción de las especies.

Contenido disponible hasta el 30 de julio de 2017.

Histórico de emisiones:
06/06/2015

La protección de nuestro planeta se ha convertido en un gran negocio para compañías como Goldman Sachs y Merrill Lynch que compran grandes extensiones de tierra, llenas de especies en peligro de extinción para ser vendidas como "bonos". Compañías cuyas acciones destruyen el medio ambiente están ahora obligadas a pagar por ello comprando estos "bonos verdes", pero, ¿obligar a quienes destruyen el bosque a pagar por esa destrucción salvará la naturaleza? Nuevos mercados financieros han surgido, especializándose en este comercio. Muchos economistas respetados como Pavan Sukhdev, creen que la mejor manera de proteger la naturaleza es ponerle un precio. Pero otros temen que este mercado de la naturaleza podría llevar a las empresas a tener un interés financiero en la extinción de las especies.

Contenido disponible hasta el 30 de julio de 2017.

Histórico de emisiones:
06/06/2015

ver más sobre "La noche temática - Bancarizar la Naturaleza" ver menos sobre "La noche temática - Bancarizar la Naturaleza"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Lola Murcia

    Es mejor verlo en tv a la carta antes de que lo quiten

    09 jun 2015
  2. pedro moreno

    los repotajes de la noche tematica sobre el comercio de medio ambiente es muy interesante. ¿Queria saber cuando lo vuelven a emitir en esta semana si la contestación fuera afirmativa cuando lo vuelven a emitir por que canal ?.gracias A la espera de sus noticias.Atentamente

    08 jun 2015

Los últimos 554 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 52:50 pasado domingo Tres científicos belgas se embarcan en una ardua expedición para investigar sobre los orígenes del SIDA en la República Democrática del Congo y Camerún. Allí rescatan los restos de un archivo médico único. Miles de muestras de tejido conservadas en cera de parafina. Estas muestras arrojan una nueva y sorprendente luz sobre los orígenes del SIDA y proporcionan información vital para luchar contra futuras pandemias, como el Ébola. Contenido disponible hasta el 6 de agosto de 2017. Histórico de emisiones: 29/11/2014 05/12/2015

  • 52:19 pasado domingo En la historia han existido virus que han diezmado poblaciones enteras: la gripe española, la viruela, la peste... Pero la rapidez a la que se propagan los virus hoy en día no es comparable. ¿Estamos más preparados hoy para afrontar una epidemia? El documental analiza la amenaza invisible que suponen virus como el coronavirus MERS activo en Oriente Medio, el ébola o la gripe aviar en Asia. Contenido disponible hasta el 6 de agosto de 2017. Histórico de emisiones: 18/10/2014 16/05/2015

  • Invertir en la extinción

    Invertir en la extinción

    51:29 15 jul 2017

    51:29 15 jul 2017 El marfil de elefante y el cuerno de rinoceronte se han convertido en productos lucrativos. En la actualidad, un negocio de 20 millones de dólares al año, el más lucrativo después de las drogas y las armas y está en manos de poderosas, conectadas y fuertemente armadas organizaciones criminales internacionales. Las cifras son espeluznantes, África Central ha perdido el 65% de su población de elefantes en la última década. Un escenario similar es el que está viviendo la población de rinoceronte de Sudáfrica. Hasta 2007 fueron cazados menos de 50 rinocerontes al año. El año pasado más de 1.000. Como el número de animales disminuye los precios suben. Para los expertos, la extinción ya no es una consecuencia de la caza ilegal. Se ha convertido en su propósito. Contenido disponible hasta el 30 de julio de 2017. Histórico de emisiones: 06/06/2015

  • Bancarizar la Naturaleza

    Bancarizar la Naturaleza

    55:33 15 jul 2017

    55:33 15 jul 2017 La protección de nuestro planeta se ha convertido en un gran negocio para compañías como Goldman Sachs y Merrill Lynch que compran grandes extensiones de tierra, llenas de especies en peligro de extinción para ser vendidas como "bonos". Compañías cuyas acciones destruyen el medio ambiente están ahora obligadas a pagar por ello comprando estos "bonos verdes", pero, ¿obligar a quienes destruyen el bosque a pagar por esa destrucción salvará la naturaleza? Nuevos mercados financieros han surgido, especializándose en este comercio. Muchos economistas respetados como Pavan Sukhdev, creen que la mejor manera de proteger la naturaleza es ponerle un precio. Pero otros temen que este mercado de la naturaleza podría llevar a las empresas a tener un interés financiero en la extinción de las especies. Contenido disponible hasta el 30 de julio de 2017. Histórico de emisiones: 06/06/2015

  • 59:30 21 nov 2015 Documental musical estilo Bollywood que tiene lugar en una escuela en Dharavi, Mumbai, donde se encuentra el slum o barrio de chabolas más grande de Asia. El documental combina imágenes de la vida cotidiana de los niños, con canciones que reflejan sus esperanzas y sueños. Mary tiene catorce años vive con sus padres y dos hermanas en la acera de una calle muy transitada. Tienen un refugio rudimentario y todos duermen en el suelo, a veces con ratas corriendo por encima de ellos. Mary y los demás personajes tienen sus sueños y ambiciones, y creen que los pueden lograr a través de la educación. Contenido disponible hasta el 30 de octubre de 2018.

  • 55:18 14 jun 2014 Ricard Sicre luchó en el bando de los republicanos durante la Guerra Civil española. Tras vivir exiliado en Francia y posteriormente en Inglaterra, en 1942 se traslada a Estados Unidos. Allí trabaja como espía para los servicios de inteligencia militar, interviene durante la II Guerra Mundial en varias operaciones de espionaje relacionadas con España como la Operación Banana. Al finalizar la II Guerra Mundial Ricard Sicre se convierte en uno de los máximos representantes de los intereses de Estados Unidos en la España de la dictadura franquista. Además acumuló una gran fortuna personal, gracias a las exportaciones americanas.

  • ¡Que vienen Los Beatles!

    ¡Que vienen Los Beatles!

    58:21 10 ago 2013

    58:21 10 ago 2013 Documental que aborda la visita de los Beatles a España en el verano de 1965 (del 1 al 4 de julio) y analiza el entorno y las repercusiones sociales que enmarcaron sus actuaciones en Madrid y Barcelona. Junto a las imágenes históricas de la visita, se incluyen los testimonios de personas que por su profesión o afición musical vivieron de cerca los hechos, entre otros, los críticos José Ramón Pardo y Carlos Tena o los cantantes, Micky, Massiel y Miguel Ríos. Histórico de emisiones:27/10/2012

  • 1:49 16 jun 2017 Comenzamos la emisión con un documental de nacionalidad francesa dirigido por Benoit Laborde. Con una duración de 52 minutos, está coproducido por Arte France, French Connection Films, Codex Now, y Amopix. A través de un exhaustivo estudio del cerebro de los atletas de élite se ha observado que el entrenamiento físico intensivo modifica su corteza cerebral, lo que les da una mayor rapidez y precisión. Los automatismos adquiridos durante una vida de entrenamiento intensivo trazan en el cerebro de los atletas configuraciones neuronales únicas y específicas de su disciplina.

  • 6:52 14 feb 2017 “El silencio de los corderos”, con Anthony Hopkins, fue el lanzamiento a la fama de Hannibal Lecter, el Caníbal. Es la adaptación a la pantalla de la segunda novela de Thomas Harris, publicada en 1988. Harris era entonces un joven periodista que trabajaba en Nueva York, sobre todo, en las secciones de sucesos de varias revistas...

  • 4:41 14 feb 2017 Después de estrenarse en 1966 “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Norman Bates se convierte en el asesino de referencia en el cine. Es el tipo de personaje que se convierte en alguien muy familiar, y que el público jamás podrá olvidar.  Ed Gein, un agricultor de los alrededores de Wisconsin fue la principal inspiración de Robert Bloch para crear el personaje de Norman Bates en su novela en 1959.

  • 6:42 02 ene 2017 Continuamos la emisión con un documental francés del año 2015. Con una duración de 55 minutos, está dirigido por Tania Goldenberg y producido por Let’s Pix. Conocido en todo el mundo por sus famosas pinturas de las latas de sopa Campbell o los retratos de Marilyn Monroe, Andy Warhol es una persona compleja, influenciada por las tradiciones familiares, la cultura popular y la religión. Son los orígenes del artista, hijo de emigrantes eslovacos asentados en Pittsburg en los años 30.

  • 6:18 02 ene 2017 Comenzamos nuestra emisión con un documental inglés del año 2013. Con una duración de 60 minutos, está dirigido por Francis Whately y producido por la BBC. David Bowie ha cautivado con su música durante generaciones. En su carrera musical hay momentos muy representativos marcados por grandes éxitos como Ziggy Stardust, el extraterrestre, uno de sus personajes más famosos.

  • 5:32 24 oct 2016 Apostar por una comida sana puede traernos muchos beneficios. Las dietas derivadas de nuestros antepasados, incluyendo una dieta basada en plantas, pueden ser nuestra opción más saludable. Mientras, es fundamental erradicar ideas erróneas enfocadas a comercializar productos ya que una mala nutrición da lugar a hábitos alimenticios dañinos.

  • 5:36 24 oct 2016 El consumo de carne aumenta cada vez más, sin embargo el planeta está cerca del límite en su capacidad de producción. El ganado ya acapara el 30% de las tierras habitables y absorbe el 70% de nuestros recursos hídricos. El monocultivo de soja transgénica destinada a alimentar al ganado devasta América del Sur por el uso de pesticidas y por la deforestación que supone

  • 9:36 17 oct 2016 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “Defender nuestros senos”, una producción francesa de 2015 dirigida por Coline Tison, de 52 minutos de duración y coproducida por Les Bons Clients y La Jolie Prod. Pero cómo podemos evitar el exceso de diagnóstico. ¿Cómo podemos distinguir entre un cáncer que va a evolucionar y uno que no?

Mostrando 1 de 37 Ver más