La noche temática
­ ­ ­ ­

La noche temática

Los sábados en la 23:00 h.

Síguelo también en directo en RTVE.es

Dirigido por: Cecilia Fernández

La Noche Temática comenzó su andadura en La 2 de TVE en octubre de 1995. A lo largo de su trayectoria, el programa ha conseguido unos índices de audiencia muy por encima de la media de la cadena y una aceptación por parte del telespectador que se ha mantenido prácticamente inalterable en el transcurso de los años.

La Noche Temática utiliza un formato poco habitual en la programación de las televisiones generalistas. Un formato interesante y distinto, abordar un mismo asunto desde distintas ópticas en una combinación de documentales, apoyado en ocasiones con largometrajes. Un espacio abierto a todos los conocimientos, que explora todas las corrientes de ideas, abierto a la innovación y al cambio.

Los contenidos de los documentales de La Noche Temática facilitan una mirada a los acontecimientos que han marcado el último siglo y a los asuntos que marcan las tendencias del actual. El programa invita cada semana al telespectador a perfeccionar sus conocimientos, a analizar los más importantes acontecimientos de la historia, a profundizar en los temas sociales, a conocer a fondo personajes relevantes, a descubrir otros horizontes y a entender otras culturas.

El equipo del programa utiliza una gran parte de sus recursos e infraestructuras en la búsqueda de las mejores piezas documentales que existen en el mercado mundial para proponer al espectador tanto obras originales como obras de patrimonio, nuevos talentos y valores seguros, formas sorprendentes y formas clásicas.

Este contenido solo está disponible para España y Andorra por restricciones de derechos.

4341858 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
No recomendado para menores de 12 años La noche temática - La automatización del empleo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Las máquinas son cada vez mejores.

-Hoy las máquinas pueden hacer cosas

que solo pensábamos poder hacer los humanos.

-Cuando nos planteamos la complejidad de los problemas

que puede resolver la inteligencia artificial,

no parece haber límites.

-Si tienes un trabajo que compite con actividades

que puedan ser realizadas por una máquina,

te costará mucho ganarte la vida.

-La automatización es inevitable.

Los trabajadores serán reemplazados por máquinas.

¿Quién se beneficiará?

-Habrá mucha gente que se quedará sin trabajo. ¿Qué se hará con ellos?

¿Cómo se les compensará?

-¿Veremos una transición lo bastante gradual

entre los antiguos y los nuevos trabajos,

o será tan brusca que nos costará reponernos del impacto?

(Música)

Nos encontramos en Newburgh, Nueva York,

en el barrio de Washington Heights,

más concretamente en el Valle de Hudson,

a una hora y media, más o menos, de Nueva York.

Antiguamente, era una próspera ciudad industrial.

Hoy hay cantidad de edificios vacíos y mucha gente pobre y desempleada.

Antes la ciudad estaba más poblada, los edificios estaban más llenos,

las fábricas estaban llenas.

Y se puede ver en qué estado se encuentra ahora todo,

el estado de deterioro en el que se encuentra.

En todo Newburgh había edificios como este,

que eran fábricas de cajas, de bolsos...

Pequeñas fábricas que surtían la ciudad de empleos

que hoy han desaparecido.

La gente en esta ciudad

había emigrado del sur para conseguir empleo.

Pero, cuando llegaron, los empleos empezaron a desaparecer.

(Música)

Algunas fábricas se trasladaron a China o México

porque podían producir más barato.

También a otros estados de EE. UU.

Los empleos se esfumaron de un día para otro.

(Música)

Hace no tanto tiempo, antes de que se instaurasen

la globalización y las externalizaciones,

había miles de personas trabajando en Newburgh.

En la actualidad, la mayoría de esos empleos se ha volatilizado.

Y Newburgh está lejos de ser una excepción.

Desde finales del siglo pasado,

el mismo destino se ha abatido sobre todas las ciudades,

pequeñas o grandes, del mundo occidental.

Millones de empleos del sector industrial

han emigrado a países de Europa del este o Asia,

donde los salarios son inferiores.

(Música)

Sin embargo, al otro lado del río Hudson, no lejos de Newburgh,

podría estar ocurriendo algo todavía más devastador

para el futuro del empleo.

Este es un Baxter y trabaja en la fábrica.

Este robot lleva unas 8000 horas trabajando

sin dar ningún problema.

El truco está en la integración.

Baxter se tiene que comunicar con otro robot embalador,

con la máquina moldeadora, la coloreadora,

y la cinta transportadora.

El equipo consta de varias piezas

que se han de coordinar para efectuar el trabajo.

Antes teníamos dos empleados, ahora tenemos uno solo por turno.

Es el siguiente paso

en una evolución que comenzó hace ya tiempo,

pero que parece haber entrado en una nueva fase más acelerada,

la automatización.

Algunos trabajos ahora están automatizados,

por lo que son mucho más fáciles.

Antes los teníamos que hacer a mano,

como en la otra máquina que habéis visto.

Ahora es Baxter el que embala las piezas.

Yo solo las tengo que embolsar.

-Así es como se hacía antes

el embalaje de los vasos para medicamentos.

Un empleado los coge y forma pilas de 40 vasos.

Y luego las envuelve con una bolsa de plástico.

Como podéis ver, es una operación que requiere cierto trabajo.

Pensamos que así todo el mundo se centrará en lo importante.

Porque sabemos que nuestros empleos pueden no ser para siempre.

Manteniendo nuestro grado de exigencia,

podremos competir con los chinos, los mexicanos o cualquiera.

(Música)

Las máquinas han escapado de sus jaulas

y ahora están entre nosotros.

El Hospital Camino es famoso por sus innovaciones

y su uso de la tecnología.

En el nuevo edificio introdujimos la noción de robots de transporte.

El robot debería abrir la puerta automáticamente.

-"Abre la puerta a TAC, por favor".

-Es un robot farmacéutico

y está tratando de acceder a la farmacia,

que es una zona restringida.

Primero, avisa al personal que se encuentra dentro.

El personal sabe así que el robot está aquí

y que tienen que abrirle la puerta.

El coste de la sanidad es tan alto,

que nuestro deber como profesionales sanitarios

es reducirlo al mínimo posible.

Y una forma de hacerlo es con la tecnología.

La automatización puede entrañar grandes beneficios.

Esta es una de las soluciones

de almacenamiento de artículos al por menor más eficiente del mundo.

Esto es un sistema automatizado de obtención de pedidos.

Hemos dividido el suelo en cuadrículas

para que los robots se puedan desplazar

siguiendo un patrón cuadrado.

Lo que hacen es buscar los artículos que necesitamos

para satisfacer los pedidos de nuestros clientes.

Cuando un cliente hace un pedido en alguna parte del mundo,

los artículos que comprende su pedido

han de ser localizados y transportados.

Tenemos cerca de 200 robots

que, probablemente, sean equivalentes a unas 600 o 800 personas,

o incluso 1000.

Es un sistema muy eficiente.

Nuestra productividad se ha multiplicado por 4 o 5

con respecto al trabajo manual.

(Música)

Está claro que, a día de hoy,

la tecnología es capaz de desempeñar cada vez más tareas en nuestro lugar.

-Las máquinas son cada vez mejores.

Si tienes un trabajo que compite con actividades

que pueden ser realizadas por una máquina,

te costará mucho ganarte la vida.

Nadie quiere competir con un robot.

-La automatización quiere decir

que lo que antes hacían los humanos hoy lo hacen máquinas,

robots

y códigos.

-Hay un enorme incentivo para hacerlo,

pero, al mismo tiempo, quiere decir que habrá trabajos

que ya no estarán disponibles para las personas.

(Música)

Al lado de estas fábricas robotizadas,

cada vez son más las personas que acuden en masa

a este tipo de lugares, los servicios de empleo,

con la esperanza de encontrar trabajo.

Solo busco trabajos a tiempo completo, con seguro médico.

Todo depende de las necesidades de cada uno.

-En los 90 se perdieron miles y miles de empleos

en la industria de los seguros.

Se nos conocía como el archivador del país.

Y se supone que la oficina de Correos de Hartford

era la más concurrida de todo EE. UU.

porque la industria de los seguros era una actividad basada en el papel.

Son trabajos que ya no existen porque ahora todo se hace online,

por ordenador.

-Hola, me llamo Bob.

-Rachel, encantada. -Por aquí, por favor.

(Música)

Bueno, como te dije, me llamo Bob.

Déjame despejar esto.

Buscas asesoramiento

para desarrollarte profesionalmente, ¿verdad?

-Sí. -Bien.

-Tengo 26 años.

He estudiado en la universidad, pero aún no me he graduado,

me queda un año y medio.

Ahora prefiero centrarme en trabajar. Siempre puedo retomar mis estudios.

-Normalmente, ¿cómo haces para buscar trabajo?

-Lo primero que hago es poner al día mi currículum.

La mayoría de los empleos requiere una licenciatura

o cualquier título en un campo específico,

o en cualquier otro relacionado con ese trabajo,

por lo que será más difícil de conseguir.

Actualmente, una licenciatura equivale a un diploma universitario.

Todo depende del trabajo que busques.

Estoy abierta a todas las posibilidades.

-Vale, te buscaremos algo.

(Música)

Le encanta Baxter

porque Baxter se encarga de dos de las máquinas

y él solo tiene que accionar una. Algún día tendremos tres Baxters

y Amador se podrá quedar mirando y despreocuparse de todo.

Cuando salga la última generación de Baxters,

podrán aprender más sobre el proceso e ir corrigiendo sobre la marcha

cualquier problema que vaya surgiendo.

Se encargará más de planificar los materiales

y gestionar la maquinaria, que de las tareas manuales,

para asegurarse de que funciona con los parámetros adecuados.

-Prácticamente, todas las compañías de robótica

dicen que no piensan reemplazar a los trabajadores.

A ninguna compañía le interesa decir algo así.

Aunque la automatización no implique destruir empleos ahora mismo,

probablemente, sí se estanque la creación de empleos en el futuro.

Veremos que cada vez se generarán menos puestos para las personas.

Así que hay que saber separar, digamos,

la realidad del marketing.

(Música)

Por lo general, a las compañías no les gusta hablar

de que sus empleados se van a quedar sin trabajo.

En vez de eso, prefieren hacer hincapié

en el hecho de que están reentrenando a su personal.

Pero eso puede resultar difícil.

Porque las máquinas de antes

podían ser manejadas por trabajadores poco cualificados,

mientras que las de hoy requieren una formación más avanzada.

Y esa transición va a ser difícil de llevar a cabo.

-También se dice que, si gracias a los robots,

las fábricas se vuelven más competitivas en EE. UU.

y en los países más desarrollados,

algunas fábricas podrían volver de China,

pero no habría muchos empleos

porque estarían plenamente automatizados.

(Música)

Hay economistas que han empezado a estudiar el impacto exacto

que puede tener la automatización en el mercado laboral,

y su respuesta es sobrecogedora.

Aquí tengo un estudio que ha desarrollado un listado

de todos los empleos que serán automatizados de aquí a 20 años.

La conclusión es que el 47 % del mercado laboral estadounidense

está listo para ser automatizado.

No quiere decir que esos trabajos vayan a desaparecer necesariamente.

Solo que la tecnología permite automatizarlos.

(Música)

La mitad de los trabajos que existen en la actualidad

son susceptibles de ser automatizados

en los próximos 20 años.

Algunos tienen muy pocas probabilidades,

mientras que, en otros casos,

la probabilidad de que lo sean es de casi el 100 por 100.

Los trabajos que tengan que ver con la suciedad,

monótonos o peligrosos,

van a desaparecer con toda seguridad.

Amazon, por ejemplo,

lleva un tiempo automatizando sus almacenes.

El siguiente paso será

que también habrá robots empaquetado los artículos.

Hola, Francisco. ¿Qué tal va todo?

¿Estás listo para el concurso de Amazon?

-En el concurso de reparto de Amazon

unos robots compiten

cogiendo objetos de una estantería

y colocándolos en cajas.

-En Amazon celebraron un concurso de reparto,

pero ningún robot le llegó a la suela de los zapatos

a los repartidores humanos,

aunque, evidentemente, con el tiempo y los avances tecnológicos,

la cosa cambiará.

-Llevará entre 5 y 10 años.

(Música)

Los humanos y las máquinas

han tenido una relación de amor complicada desde el principio.

A la gente siempre le ha preocupado el desempleo tecnológico.

Hace casi 200 años, en Inglaterra,

los luditas destrozaban los telares mecánicos

preocupados porque les quitaran el trabajo.

-Los artesanos de la tejeduría estaban preocupados

porque su mismo trabajo se podía realizar mucho más rápido

con una máquina.

Y eso les causaba una honda preocupación.

Se preguntaban qué iba a ser de sus oficios.

Los artesanos eran un grupo importante,

pero no la mayoría de la sociedad.

Hoy, cuando hablamos de cómo las máquinas

le van a arrebatar su trabajo

a la inmensa mayoría de los trabajadores adultos,

el grado de preocupación es muy diferente

del que podía haber en 1800.

-Uno de los aspectos fundamentales

es que la gente siempre piensa que el efecto de la tecnología

sea el de eliminar los empleos, cuando a menudo no es el caso.

Por ejemplo, una de las tecnologías clave de la Revolución Industrial

fue el telar mecánico,

o sea, la automatización de la tejeduría.

A lo largo del siglo XIX,

el tiempo que empleaba un tejedor en producir una yarda de tela,

quedó dividido por 50.

Dicho de otro modo,

la tecnología automatizó el 98 % del trabajo.

Y, sin embargo, a lo largo de ese siglo,

el número de empleos en la industria textil aumentó.

Porque, gracias a la mayor productividad,

el precio de las telas bajó, se volvió mucho más asequible

y la demanda creció tan rápido,

que el número total de empleos en la industria aumentó,

aunque el tiempo que tardaba un tejedor en producir una yarda de tela

hubiera descendido drásticamente.

-Ha habido debate tras debate

sobre el hecho de que la automatización

iba a eliminar un montón de trabajos

y los humanos nos quedaríamos sin nada que hacer.

Pero la realidad es que, en las sociedades capitalistas,

observamos a las personas

y siempre inventamos industrias nuevas

en base a esas observaciones.

Por ejemplo, el sector de servicios ha crecido.

Mc Donalds emplea a cientos de miles de personas.

La gente no salía tanto a cenar cuando no existía Mc Donalds.

Es un ejemplo de trabajo nuevo

que se basa en algo que ya se hacía en las casas

y ahora muchos trabajadores cobran un sueldo por hacerlo.

(Música)

Ese miedo a que las máquinas sustituyan a los trabajadores

existe desde hace 200 años.

Y siempre ha sido una falsa alarma.

Pero yo creo que esta vez es diferente.

Naturalmente, hay gente que se muestra escéptica con lo que digo.

-Las tareas concretas que ejecuta un mozo de almacén

sí es un trabajo que va a desaparecer.

Pero todo el proceso logístico

y toda la mano de obra que implica transportar un producto a un cliente,

no van a desaparecer por culpa de la tecnología,

a menos que la tecnología sea capaz de desempeñar todas las tareas

que realiza un trabajador humano.

Siempre que queden tareas sustanciales por desempeñar

veremos un aumento de la demanda que compensará los empleos perdidos.

Tal vez lleguemos a ese punto, pero, de momento,

no veo ningún trabajo del que se pueda afirmar sin reservas:

"Todas las tareas que implica este trabajo,

se van a ver automatizadas".

-La razón por la que esta vez podría ser diferente

es que la tecnología se está volviendo sumamente potente.

Cuando nos planteamos el grado de complejidad

de los problemas que puede resolver la inteligencia artificial,

no parece haber ningún límite,

según los expertos en informática.

Esta es una de las señales de que el desarrollo tecnológico

ha alcanzado un nivel en el que pueden producirse

cambios más importantes de lo que piensan muchos escépticos.

¿Cree que se saldrá con la suya

con su coche automático, míster Bond?

Este es el botón de apagado de emergencia que...

Venga, lo voy a apagar.

Es el botón de apagado de emergencia que usamos en el circuito

cuando el coche está conduciendo sin conductor.

Llevo desde 1992

trabajando en el campo de los vehículos automatizados.

En aquel entonces, si querías controlar un coche,

tenías que añadirle tus propios motores

para manipular los cables del acelerador.

Tu propio sistema hidráulico para pisar el freno.

Y olvídate de cambiar las marchas.

Hoy, en cambio, los coches que salen de las fábricas

son, básicamente, plataformas para la automatización.

Hemos llegado a un punto en el que es posible que un coche se conduzca solo

en un entorno relativamente sencillo.

Si conseguimos reducir la velocidad a la hora de aparcar,

problema resuelto.

Y si nos planteásemos restringir las autopistas a un solo carril,

es algo que podría hacer un coche automático.

Nuestra meta es desarrollar un coche que sea capaz de conducir

aún mejor que el mejor conductor humano.

(Música)

No hace mucho se veía como algo imposible

el que un coche pudiese operar por su cuenta

en un entorno tan complejo como una ciudad.

Hoy la pregunta no es si es posible

que las calles se llenen un día de coches autoconducidos,

sino cuándo.

Mucha gente cree que conducir un coche es un reto extraordinario

y que no lo veremos en un futuro inmediato,

pero las tecnologías evolucionan a un ritmo sorprendente.

Los desarrollos suelen ser sorprendentes,

en términos de lo rápido que se mueve todo.

Muchas de las tareas que antiguamente

nos parecían imposibles de automatizar,

son automatizarles o lo serán pronto.

Incluso cosas que asociamos con el puro esfuerzo mental,

como escribir un texto.

Estamos en la sala de redacción de "Los Angeles Times",

donde cientos de personas trabajan para publicar un periódico impreso.

Y una web que se actualiza las 24 horas.

También hay un equipo de reporteros y programadores informáticos

que trabajan para transformar datos estructurados en noticias,

en historias.

-Hay un par de compañías que están automatizando el periodismo.

Cada segundo, más o menos,

se publica una noticia generada a través de un proceso automático.

puede rivalizar con lo que podría escribir un ser humano.

-Esta noticia ha sido redactada enteramente por un ordenador.

(LEE) "Registrado un terremoto leve de magnitud 3,5,

en la mañana del domingo, a 18 km de Fort Bragg,

según el servicio geológico de EE. UU.

Esta información proviene

del servicio de notificaciones de terremotos

del servicio geológico de EE. UU."

Este texto ha sido creado por un algoritmo.

¿Cuál ha sido la magnitud del terremoto?

¿Cuándo y dónde se produjo?

Esa misma frase puede crearse en referencia a cualquier terremoto

a los pocos segundos de producirse,

lo que nos permite publicar la noticia

y obtener casi al instante la base misma de la información.

(Música)

La lista de profesiones susceptibles de ser automatizadas

incluye porciones cada vez más amplias del mercado laboral.

Lo que más me sorprende es que,

gran parte de los trabajos del sector de los servicios,

están ya listos para ser automatizados.

-Hola, Julie. -Hola, Marie.

Llegas justo a tiempo.

-Muchos de los llamados trabajos de cuello blanco

se pueden automatizar.

Trabajos consistentes en buscar información

o realizar una misma tarea repetitiva con un ordenador,

cualquier tipo de análisis estandarizado

como informes, etc., o la contabilidad.

Y también en el ámbito legal.

Antes los abogados tenía que estudiar montones de documentos

para determinar cuáles eran relevantes para un proceso judicial.

Ahora todo eso se hace a través de algoritmos.

Ya no vale esa idea de sacarse un título universitario

y acabar sentado en un escritorio delante de un ordenador.

Es una idea que lleva tiempo arraigada en la sabiduría popular,

pero, ahora, muchos de esos trabajos pueden correr peligro.

-Los ordenadores se están volviendo increíblemente rápidos

e inteligentes.

Y eso va a eliminar todos los empleos que tienen que ver con los hechos.

-La tecnología más importante que impulsará este cambio

es la capacidad de aprender de las máquinas, tener buenas algoritmos,

poder procesar toneladas de datos y aprender de ellos.

-Hoy, las máquinas son tan rápidas e inteligentes,

y aprenden tantas cosas,

que tenemos que asumir que son capaces de hacer cosas

que solo pensábamos poder hacer los humanos.

-Hay programas informáticos capaces de reconocer imágenes

al nivel de los seres humanos.

Pueden traducir idiomas en tiempo real

y muchas cosas asombrosas, dignas de la ciencia ficción.

(Música)

Antes, una persona examinaba los rayos X o las resonancias magnéticas.

Ahora lo hace una máquina.

-El algoritmo de aprendizaje de una máquina se perfecciona con el tiempo.

Es capaz de asumir cada vez más tareas.

El proceso se va haciendo cada vez más automático.

-Ya se pueden ver aplicaciones en muchos campos.

Como, por ejemplo, en el desarrollo de la Bolsa,

en las predicciones meteorológicas...

-La capacidad de aprender de las máquinas

se podría extender al mundo entero,

y podría tener efectos traumáticos

cuando lo adopten las grandes empresas

y las máquinas asuman cada vez más trabajo.

(Música)

Dentro de 20 años no creo, pero dentro de 50 es posible.

Creo que todo el proceso de automatización

es algo que va a llevar mucho más tiempo.

Pero habrá un efecto de demanda.

Cuando los coches sin conductor sean más baratos,

empezarán a extenderse.

(Música)

Está claro que hay un sector de la población que conduce

y que se dedica solo a eso, cuyo trabajo podría peligrar,

pero la gente que conduce también hace otras cosas.

¿Puede un coche coger tus maletas y meterlas en el maletero?

Quizá no.

-Es cierto que, de momento,

no estamos viendo un gran impacto sobre el mercado laboral,

pero tenemos que proyectarnos en el futuro

y preguntarnos qué impacto tendrá.

La mayoría de estas tecnologías todavía está en pañales.

El ejemplo más evidente es el de los coches sin conductor,

que, de momento, no se están usando,

pero sabemos que es una tecnología emergente.

Llegará un día en el que desbancará a los taxistas, transportistas y demás.

Y esto podría suceder muy rápido.

(Música)

Los alarmistas,

aquellos que creen que esta vez nos enfrentamos a algo nuevo,

aseguran que los escépticos no entienden el poder exponencial

de la tecnología.

Nos cuesta mucho entender la función exponencial

porque los humanos somos lineales.

Nosotros funcionamos así y la tecnología así.

-La mayor carencia de la mente humana

es su incapacidad de entender la función exponencial.

-La función exponencial deriva de la ley de Moore,

que afirma que, cada 18 meses,

la tecnología duplica su capacidad y baja de precio.

-Las funciones exponenciales crecen muy despacio

y la gente se pregunta: "¿Por qué no avanza todo más rápido?"

-Cuando los chips duplicaban su potencia,

la diferencia no era tan grande. -Hasta que llega un momento

en el que la función exponencial despega de verdad.

-Ahora mismo, duplicamos el número de transacciones.

De 1000 millones hemos pasado a 2000, es una diferencia enorme.

-Y nos sorprendemos con lo rápido que se mueve todo.

-A este ritmo, para el año 2025,

un ordenador tendrá la misma capacidad que un cerebro humano.

Para 2050,

tendrá la misma capacidad que todos los cerebros del mundo.

Apenas nos hacemos una idea de lo potentes que serán.

-Yo diría que, entre los expertos, es probable que esté ganando terreno

la idea de que la tecnología va a crear desempleo

más que en cualquier otro período desde los años 50.

Creo que hay más gente que duda del desempleo tecnológico

que gente que cree en él.

Pero, probablemente, haya más gente que cree hoy en él

que en ningún otro período desde los años 50.

-Es una cuestión

que no se ha debatido aún lo suficiente,

pero que despierta un interés creciente.

En parte, por la aceleración de la tecnología.

Y en parte, porque parece que va a afectar a la clase media.

Cuando los empleos de cuello blanco, bien remunerados,

que tienen que ver con procesar información,

sean reemplazados por programas informáticos,

la situación será más grave.

-No cabe duda de que estamos viendo todo el tiempo

cómo se automatizan los trabajos.

La gran pregunta es si habrá nuevos empleos

para reemplazar los antiguos.

¿Veremos una transición lo bastante gradual

entre los antiguos y los nuevos trabajos,

como para que la gente pueda volver a formarse

y comenzar una nueva carrera,

o será tan brusca que nos costará reponernos del impacto?

-Se crearán nuevos empleos,

pero tenemos que aceptar que no sabemos cómo van a ser.

Hoy existen trabajos que no existían hace 10 años.

Los expertos en redes sociales

ostentan cargos que ni sus propios jefes son capaces de pronunciar.

(Música)

La pregunta es cuánto tardaremos en inventar nuevos trabajos

para reemplazar los antiguos.

Y los datos de los que disponemos

sugieren que los salarios medios son más bajos hoy que hace 20 años.

Y que la proporción de empleos por habitante

es más baja hoy que hace 20 años.

Partiendo de esos datos, creo que no se nos da tan bien

crear puestos de trabajo como destruirlos.

El desarrollo tecnológico conlleva un problema inherente,

y es que cada nueva revolución tecnológica

implica una necesidad menor de trabajadores.

A día de hoy, las compañías que más valor generan,

emplean a una fracción de los trabajadores

a los que empleaban hace tan solo una generación.

Hay cierto tipo de tecnologías

que permiten efectuar un gran volumen de trabajo sin mucho personal.

Y ese es uno de los aspectos más fundamentales de los ordenadores.

Porque los programas informáticos pueden repetirse una y otra vez.

Google es un buen ejemplo.

Con un número relativamente reducido de trabajadores

puede ofrecer sus servicios, en este caso, búsquedas por Internet,

a una cantidad ingente de clientes.

-Es cierto que esas empresas tan cotizadas,

las empresas tecnológicas, no tienen muchos empleados.

Cuentan con plantillas muy reducidas,

pero que pueden crear un gran valor en el mercado

sin necesidad de tener a miles de empleados

produciendo cosas en una fábrica.

A medida que se aceleran los desarrollos tecnológicos,

se vuelve cada vez más difícil

predecir en qué campo se crearán los trabajos del futuro.

A los jóvenes les diría que una carrera segura

es el campo de la sanidad.

Sobre todo, los enfermeros y los médicos,

que tratan directamente con los pacientes.

Son profesiones seguras, hasta donde podemos predecir.

-Los trabajos del futuro residirán en dos ámbitos.

Primero, la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

Y segundo, las humanidades, la educación y la creatividad.

-Vemos que hay muchas categorías profesionales

que se están extinguiendo y otras que están creciendo.

Es lo que los economistas conocen como elasticidad de la demanda.

Las profesiones que crecen

son aquellas que requieren una competencia interpersonal,

como el coaching, la creatividad y la emprendeduría.

-Una de las cosas más divertidas que hago ahora es diseñar juguetes.

Creo que es lo que más disfruto.

Y todo viene dentro de esta pequeña maleta.

Es muy fácil de transportar.

Buen chico, bravo.

Antes tenía un trabajo fijo en una empresa de marketing.

No era uno de esos trabajos de levantarte por las mañanas

y decirte: "¡Dios mío, tengo que ir a trabajar!"

No estaba mal, pero llegó la recesión y me despidieron.

Pensé: "No pasa nada, encontraré otro trabajo sin problemas.

Se me da bien adaptarme las cosas".

La verdad es que nunca tuve ningún problema

hasta que, al cabo de unas dos o tres semanas,

me vi yendo a entrevistas para trabajos

que ofrecían la mitad de mi sueldo y compitiendo con 300 candidatos.

Y comprendí que, probablemente, no me fueran a coger,

porque la cosa se alargó unos seis meses.

Fue un periodo aterrador.

¿Vas a dejar de gimotear? ¿Seguro?

-Creo que, en el futuro, buscar trabajo

consistirá en sentarse a pensar qué se nos da bien hacer,

qué nos gusta hacer

y cómo nos podemos ganar la vida haciéndolo.

-Me dije: "Si la cosa sigue así,

voy a acabar teniendo que pedir ayuda al Estado".

Sabía que, cuanto más tiempo pasara en el paro,

más me costaría encontrar algo.

Que cuanto más durase aquello, peor se iba a poner la cosa.

Así que me dije: "¿Qué es lo que más me gustaría hacer?"

La respuesta fue: "Me encantaría crear cosas y tengo buenas ideas".

Así que llamé a un par de personas.

Una de las llamadas fue a una cadena de teletiendas

y a la mañana siguiente me llamaron para decirme:

"Pensamos que tienes mucho talento

y que deberías crear tu propia línea de productos.

¿Puedes pasarte a vernos?"

-Lo que estamos vendo cada vez más

es una fusión entre el trabajo y el ocio.

Gente que, por ejemplo, hace skate o alpinismo,

y luego encuentra la manera de ganarse la vida con ello.

Y creo que, para mucha gente, esa es la clave.

-La mayor parte de mi vida

he estado trabajando para una empresa.

En 2011 me despidieron.

Y lo cierto es que fue un alivio

porque no me llevaba nada bien con mi jefe.

Cuando me convocó en su despacho para darme el finiquito,

pensé: "Genial".

Muchas gracias, que tengas un buen día.

Y vi mi despido como un nuevo comienzo.

Hay quien no ve las máquinas como un problema.

En un mundo con menos trabajos permanentes,

cada vez más gente recurre al autoempleo

y la tecnología puede ser su aliada.

A comienzos de 2012, empecé a conducir un taxi.

Llevaba poco tiempo haciéndolo

cuando vi un anuncio de una compañía llamada Sidecar.

Sidecar es una aplicación de móvil que te permite llamar a un conductor,

que pasa a recogerte y te lleva a donde quieras.

Estoy esperando una llamada.

Puede que me llamen mientras estamos hablando.

Puede encender la app de Uber.

-Uber es la punta de lanza

de lo que algunos llaman economía a la carta.

Uber ha creado la manera de que la gente de a pie

cobre por llevar clientes en su coche.

Ha creado muchos, muchos miles de trabajos flexibles a tiempo parcial,

lo cual, es positivo.

Pero también ha creado toda una categoría de trabajadores

que carecen de la red de Seguridad Social básica

a la que estamos acostumbrados

en la mayoría de los países desarrollados.

-Debo decir que los días en los que no siento

que las cosas me están yendo tan bien como querría,

recuerdo que no tengo que rendirle cuentas a un jefe

que controla mi futuro y mis ingresos.

Es algo que me gusta recordar de vez en cuando.

Me gusta mucho la independencia. Me encanta.

-Era mi sueño.

Siempre me había gustado escribir, dibujar y crear cosas,

pero nunca me había planteado que se pudiera ganar una la vida así.

Me decía que acabaría teniendo un trabajo normal y corriente,

y esto no pasaría de ser un hobby.

Nunca pensé que acabaría dedicándome

a hacer lo que más me gusta en el mundo.

Me parece asombroso que sea posible.

Ahora hasta tengo empleados. Somos un gran equipo.

Así que es un sueño hecho realidad.

-Antes trabajábamos para una empresa durante muchos años.

Nos jubilábamos y vivíamos de nuestra pensión.

Todo eso está cambiando.

-En este nuevo milenio, estamos en una situación

en la que una tercera parte de los trabajadores estadounidenses

trabaja de freelance.

Y se espera que, para el año 2020, el fenómeno afecte al 40 %.

Es un cambio dramático del paradigma laboral de nuestro país.

-¿Es algo bueno o malo?

Ambas cosas.

Depende de la situación de cada uno.

Es algo bueno si tienes clientes

y trabajas en algo por decisión propia.

Pero si te autoempleas solo para llegar a fin de mes,

es mucho más estresante.

(Música)

Uno de los principales desafíos del futuro

será el de crear unas condiciones viables

para todos aquellos que, por la razón que sea,

no estén hechos para ser emprendedores.

Antes ganaba más de 100 000 al año.

Tenía casa y coches.

Mi vida era un éxito.

Cuando la economía se vino abajo,

me vi de repente en el paro, por primera vez en muchos años.

Estamos en Pausa Para Comer, en Nueva Jersey.

Cuando este establecimiento abrió sus puertas en los años 80,

era un comedor que ayudaba a los indigentes y los drogadictos

a salir del paso.

Hoy la imagen es muy diferente.

Viene gente que tiene dos o tres trabajos.

Gente que tiene un sueldo fijo.

Y el motivo por el que vienen es que, bueno, no ganan lo suficiente.

Si ganas 7 u 8 dólares con 50 por hora,

es normal que necesites dos o tres trabajos

para mantenerte a flote. -Marchando.

-Acababa de comprarme un Chevrolet un nuevo de 2012,

pero tuve un accidente.

Me dieron siniestro total y no tenía seguro.

Así que perdí unos 13 000 .

Ahora mismo, estoy intentando levantar cabeza.

-El subempleo se da cuando no trabajas las suficientes horas

y no ganas lo suficiente como para sobrevivir.

No es un concepto nuevo en muchos lugares del mundo,

pero en un país tan rico como EE. UU. es un tanto desconcertante

darse cuenta de que uno puede trabajar,

a lo mejor, a tiempo completo o más,

y aún así no ser capaz de mantener a su familia.

-En EE. UU. han aceptado una situación

en la que, en general, hay menos gente empleada en el mercado.

Y con peores sueldos.

-Antes, cuando era consultor, no me preocupaba el dinero.

Si quería llevar a mi familia al cine, lo hacía y punto.

No había que darle más vueltas.

Ahora me lo tengo que pensar bien.

Si quiero cenar fuera, tengo que recortar otro gasto.

Y aunque trabajo aquí, también soy un cliente más.

Y de no ser por este tipo de lugares,

no tendría nada que llevarme a la boca.

-Pausa Para Comer empezó siendo un comedor popular.

Es un fenómeno conocido como el de los trabajadores pobres,

una situación en la que las personas tienen trabajo,

pero, aún así, no llegan a fin de mes.

Es una situación que no se da solo en EE. UU,

sino también, cada vez más, en países desarrollados de Europa.

También existe en Europa.

En países como Italia y Francia

hay muchos de estos trabajadores pobres.

Sobre todo, en la economía sumergida.

Incluso en Alemania.

Están apareciendo salarios muy bajos en el mercado laboral.

-Cada vez que hay una crisis,

ya tenga que ver con el paro juvenil

o con la situación de los inmigrantes,

se presentan los salarios bajos

como una solución al problema.

En EE. UU. ya salta a la vista el impacto de esa estrategia.

La gente necesita dos y, a veces, hasta tres trabajos

solo para llegar a fin de mes.

-Hola, ¿qué tal todo? ¿Bien?

Es un problema que ha de ser estudiado y analizado

con algo de compasión.

¿Qué vamos a hacer con la gente que ha perdido su trabajo

por culpa de la tecnología?

Porque la propia economía es incapaz de sustentarlos

y las empresas tienen que despedirlos.

En última instancia,

es una situación en la que la población

no es capaz de satisfacer sus necesidades más básicas.

Es un círculo vicioso.

Para que la gente pueda vivir de su trabajo,

los salarios han de ser mayores.

Pero ese es, precisamente,

el motivo de que los empleadores recurran a la automatización.

En EE. UU.,

dado que los salarios son más bajos,

hay menos incentivos para la automatización,

en comparación con Escandinavia.

Subiendo el salario mínimo,

estaríamos aumentando los incentivos para la automatización.

¿Qué sucederá cuando la automatización surta pleno efecto?

Los alarmistas prevén un futuro sombrío,

con tasas de desempleo masivas

y una brecha cada vez más pronunciada

entre los que tienen trabajo y los que no.

Va a ser un problema crítico.

Podríamos hallarnos al borde de un maremoto económico

que podría someter a las sociedades a una presión terrible.

Habrá protestas en masa, agitación social...

Estaremos destruyendo la economía

porque, ¿quién va a comprar los bienes y servicios

que produce la economía,

si la mitad de la población no tiene trabajo?

Es muy importante que la gente empiece a plantearse

lo que pueden suponer la inteligencia artificial y la robótica

para nuestra economía.

Y que fomentemos un debate

sobre las posibles soluciones a los problemas que se crearán.

Una estrategia consistiría

en regular determinadas aplicaciones de la tecnología

en un esfuerzo por impedir la automatización del empleo.

Una alternativa a la automatización generalizada

podría ser una política que regule la automatización,

de tal forma, que no automaticemos tanto como podríamos,

o, por lo menos, que automaticemos siguiendo una serie de pautas,

un determinado calendario.

La idea es que la tecnología

nos da la opción de automatizar ciertas actividades,

pero no es una opción obligatoria.

Históricamente hablando,

defender a toda costa los empleos contra la automatización

nunca ha sido una causa muy viable.

En el sindicalismo moderno hay un deseo de trabajar con la tecnología.

Pero a la vez está el deseo de proteger los empleos,

y a veces son cosas contradictorias.

Un buen ejemplo son los periódicos.

Los trabajadores de las imprentas han prolongado una tecnología

que se habría extinguido, de no ser por los sindicatos.

No parece probable que las empresas individuales o las naciones

opten por limitar la automatización

a través de una serie de normas y regulaciones

a modo de estrategia para salvar empleos.

Sí, cabe esperar que toda compañía,

ya sea una corporación, un ejército o un gobierno,

use la tecnología para reducir los costes,

aumentar la eficiencia, rendir más

y tener una relación mejor con sus clientes.

-Ese es precisamente el problema.

Que un país no puede frenar la automatización

con tal de salvar los empleos.

El efecto sería justo lo opuesto.

Se perdería competitividad

y los empleos desaparecerían aún más rápido.

(Música)

Si nos vemos en una situación en la que desaparecen muchos empleos,

puede que la única solución

sea aceptar que no todo el mundo va a poder conseguir trabajo.

Ahora mismo, la principal fuente de ingresos de la ciudadanía

Si el número de empleos disponible disminuye,

habrá un montón de gente que se quedará sin trabajo.

¿Qué se hace al respecto? ¿Cómo se les compensa?

¿Cómo sobreviven?

tendremos que plantear un sistema de renta garantizada,

donde todo el mundo pueda acceder a unos ingresos garantizados,

tenga trabajo o no.

Ya hay varios países

dispuestos a explorar diferentes formas de ingreso ciudadano

o renta básica,

una compensación financiera garantizada para todos.

La pregunta más evidente es qué ocurre cuando, de pronto,

la gente empieza a cobrar sin condiciones.

(Música)

Cuando se fomenta un sistema

que le pone las cosas en bandeja a su población,

puede tener un efecto destructivo.

La gente no es feliz quedándose en casa sin hacer nada

y sacándole dinero al Estado.

Pero, si existe esa posibilidad, se dirán: "Bueno, ¿por qué no?"

-No genera ningún incentivo para que la gente cree cosas.

Desde luego, no es un incentivo para alguien como yo

que se desvive para ganar dinero

y poder dar trabajo y un sueldo a los demás.

¿Qué incentivo tendríamos para seguir haciendo algo así

si hay gente que cobra por no hacer nada?

-En muchos países hay un fuerte apoyo al salario mínimo,

pero no a la renta básica.

Se presupone que es necesario que todo el mundo trabaje

para producir las cosas que necesitamos como sociedad.

Y no es así.

Podemos producir esas cosas con menos mano de obra

o menos horas de trabajo.

(Música)

Si las máquinas pueden ejecutar cada vez más tareas

y aumentar la productividad de manera constante,

la pregunta es si, realmente, es necesario

que todo el mundo trabaje tanto.

La automatización

es el mayor progreso

en la historia de la humanidad.

(Música)

La productividad es la medida de lo que producimos

en relación con el número de horas que trabajamos.

Es una cifra que se ha multiplicado numerosas veces

a lo largo de la historia,

lo que ha permitido mejorar las condiciones de trabajo

y los salarios.

(Música)

La semana laboral se ha ido reduciendo por etapas

hasta 40 horas.

Y las vacaciones pagadas han pasado de ser de tan solo cuatro días

hasta cinco semanas en muchos países occidentales.

A lo largo del siglo pasado,

la productividad se ha multiplicado por 20.

Uno de los economistas más importantes del siglo pasado,

John Maynard Keynes,

predijo que, para el año 2000,

los avances tecnológicos permitirían reducir la semana laboral

a tan solo 15 horas, de forma que, cada cual,

podría dedicar su tiempo libre al ocio.

Pero como todos sabemos, eso no llegó a producirse.

En los años 80 ocurrió algo.

La productividad volvió a duplicarse,

pero los salarios y la semana laboral no cambiaron.

El problema

es que no nos hemos beneficiado de esto

creando más libertad para la gente.

(Música)

Hace seis años este terreno era un vertedero legal,

hasta que la comunidad local invitó a unos activistas

contra el cambio climático a ocuparlo.

(Música)

Hay quien se niega a esperar

a que se cumpla la profecía keynesiana

de una vida con más tiempo libre.

A la sombra del aeropuerto de Heathrow, en Londres,

esta gente vive como si ese futuro sin trabajo yo hubiera llegado.

Sí, el aeropuerto de Heathrow está por ahí, a menos de 1 km.

Hace dos años me licencié en arte.

Vivía en el centro de Londres.

Trabajaba a tiempo completo de recepcionista, y lo odiaba.

Sabía que no era la vida que quería vivir.

Quería sentir que estaba haciendo algo más

en la lucha global por el medio ambiente.

Entonces, descubrí este sitio.

Empecé a venir los fines de semana y algunas tardes,

y me decía: "Se acabó, lo dejo todo.

Este trabajo me pone enferma, no veo la luz del sol,

tengo que salir al aire libre", y dejé mi trabajo y me vine aquí.

Está muy oscuro por aquí.

Llevo un poco más de un año viviendo aquí.

Trabajo una mañana por semana.

Ni siquiera un día entero por semana.

Y con eso me costeo todo lo que he decidido que necesito.

Así que no cobro ninguna prestación social,

no le pido nada al Estado.

Mi coste de vida total es de unas 70 libras al mes.

-Hay opiniones muy divididas en torno a la renta básica.

Hay quien dice que la gente va a dejar de trabajar.

Y otros, en cambio,

creen que la gente se va a volver más creativa.

Pero son opiniones basadas en especulaciones.

Yo digo: "Probémoslo, a ver qué pasa".

-¡Vaya! Veo que llega una visita guiada.

Esta es una de las pizarras donde organizamos lo que hacemos juntos

cuando trabajamos de forma comunal.

Aunque la mayoría de las tareas han sido borradas,

supongo que, bien porque ya están hechas,

o porque ha habido que posponerlas por el mal tiempo.

Existe la idea de que la gente en paro es muy vaga,

de que son gorrones, esa clase de cosas.

Aquí no lo creemos.

Nuestro estilo de vida nos permite vivir en contacto con la naturaleza,

en contacto con la tierra,

ensuciarnos las manos...

Algo fantástico para el sistema inmune.

Recogemos troncos y virutas de madera,

trabajamos, pero no cobramos un sueldo.

(Música)

Una cosa está clara.

Nos tenemos que preparar para un futuro

en el que vamos a convivir con las máquinas, nos guste o no.

(Música)

Y puede que tengamos que hacerlo mucho antes de lo que pensábamos.

(Música)

Ahora mismo estamos en un punto

en el que hay, por lo menos, 20 tecnologías a punto de despegar.

Desde la nanotecnología hasta la computación en la nube.

-Tarde o temprano, esas tecnologías desarrollarán todo su potencial

y empezarán a tener un impacto en todas las industrias

y ocupaciones tradicionales,

que ahora emplean a millones de personas.

Tendrá un impacto traumático.

-No se debate lo suficiente.

Los científicos tienen la responsabilidad de informarnos

de lo poderosa que se está volviendo la tecnología.

A largo plazo nos podríamos enfrentar a una situación

en la que tendríamos que replantearnos

toda nuestra organización social.

Cuando empiecen a desaparecer trabajos

por culpa de la automatización,

tendremos que encontrar nuevas soluciones.

¿Seguirá la renta siendo proporcional al trabajo en el futuro?

-Los políticos tienen que plantearse

qué impuestos hacer pagar a las empresas.

Si un robot es el que desempeña un trabajo,

¿a quién se le cobran los impuestos?

-Si una compañía

decidiera, por ejemplo,

sustituir a 100 empleados por robots,

entonces,

dejaría de haber una base imponible viable.

(Música)

En última instancia, la solución a estos desafíos

depende de las concepciones políticas de cada uno.

Y de la concepción que tenemos de la gente,

de lo que motiva sus acciones.

La automatización es una realidad inevitable.

Los trabajadores serán reemplazados por máquinas.

Y la consecuencia es que aumentará la riqueza de la sociedad,

ya que haremos más cosas con menos mano de obra y en menos tiempo.

La pregunta es quién se va a beneficiar de ello.

Hay que plantear soluciones como la renta básica

o reducir la semana laboral,

de tal forma que todo el mundo trabaje menos por el mismo sueldo.

¿Queremos vivir en una sociedad

donde las fábricas se vacían y los empleos desaparecen,

y todos los beneficios van a parar al 1 % más rico?

¿O queremos vivir en un mundo donde la abundancia,

que es posible gracias a la tecnología,

se reparta entre todos

y podamos tener más tiempo libre, ser más libres y vivir mejor?

(Música)

En sí misma, la tecnología no es una cosa buena ni mala.

Es una herramienta y hoy esa herramienta es más poderosa

de lo que ha sido nunca en la historia.

Así que depende de nosotros cómo decidimos usarla.

-Tengo claro que, dentro de unos 20 años,

veremos una sociedad muy diferente de la actual.

El aspecto de la sociedad del futuro

depende, en gran medida, de las decisiones que tomemos ahora.

Por eso es tan importante debatir estos asuntos.

Porque podríamos optar por dar rienda suelta a la automatización

sin someterla a ningún control y cruzar los dedos,

y esperar que todo se resuelva solo

de la manera que nos haga más felices.

Puede que pase, pero puede que no.

-¿Si soy fácil o difícil de conocer?

Fácil de conocer, muy fácil de conocer.

La tecnología es clave en el mercado laboral ahora mismo.

De momento, no estoy demasiado preocupada.

Creo que, si encuentro ahora un trabajo,

lo podré conservar durante muchos años

antes de que un robot o lo que sea venga a cambiar el sistema.

(Música)

No soy tan joven, así que no me van a despedir, no.

Me veo jubilándome aquí.

Me encanta mi trabajo.

-Yo ganaba mucho dinero

ayudando a compañías a ganar aún más dinero, y era infeliz.

Tardaba tres horas en ir y volver a Nueva York.

No tenía tiempo para mí mismo.

Y sentía que mi trabajo me estaba absorbiendo el alma.

Ahora me encuentro mejor emocionalmente

porque sé que, con mi trabajo, estoy ayudando a los demás.

(Música)

Creo que, cuando nos liberemos de la esclavitud del trabajo

a tiempo completo y del consumo para trabajar solo a tiempo parcial,

le podremos dedicar más tiempo a nuestros amigos,

a nuestra familia, a nuestros vecinos,

a cuidarnos y cuidar de los demás.

Así es como veo yo el futuro.

(Música)

Hay que adaptarse, porque hemos progresado demasiado

como para volver a sentarnos alrededor de una hoguera a charlar.

¿Qué hacemos entonces? Tenemos que seguir progresando.

Ese es el sentido de la vida, ¿no? Progresar constantemente.

(Música)

Steve, ¿lo quieres accionar?

Cogerá la pinza de la cinta y la colocará en mi mano.

(Música)

Deberíamos haberlo previsto en el software.

Lo vamos a reprogramar.

(Música)

La noche temática - La automatización del empleo

58:56 02 dic 2017

El desarrollo acelerado de la tecnología puede convertirse en un problema para el empleo. ¿Qué pasará con las personas que han sido reemplazadas por máquinas y algoritmos?
Hay economistas que han empezado a estudiar el impacto exacto que puede tener la automatización en el mercado laboral y la respuesta es sobrecogedora. A través de un estudio se hace una lista de todos los empleos que serán automatizados de aquí a veinte años. La conclusión es que el 47% del mercado laboral estadounidense está listo para ser automatizado.
El desarrollo tecnológico conlleva un problema inherente, y es que cada nueva revolución tecnológica implica una necesidad menor de trabajadores. A día de hoy, las compañías que más valor generan emplean a una fracción de los trabajadores de los que empleaban hace tan sólo una generación.

Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

El desarrollo acelerado de la tecnología puede convertirse en un problema para el empleo. ¿Qué pasará con las personas que han sido reemplazadas por máquinas y algoritmos?
Hay economistas que han empezado a estudiar el impacto exacto que puede tener la automatización en el mercado laboral y la respuesta es sobrecogedora. A través de un estudio se hace una lista de todos los empleos que serán automatizados de aquí a veinte años. La conclusión es que el 47% del mercado laboral estadounidense está listo para ser automatizado.
El desarrollo tecnológico conlleva un problema inherente, y es que cada nueva revolución tecnológica implica una necesidad menor de trabajadores. A día de hoy, las compañías que más valor generan emplean a una fracción de los trabajadores de los que empleaban hace tan sólo una generación.

Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

ver más sobre "La noche temática - La automatización del empleo" ver menos sobre "La noche temática - La automatización del empleo"

Los últimos 587 documentales de La noche temática

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • ¿Por qué hacemos clic?

    ¿Por qué hacemos clic?

    46:36 pasado sábado

    46:36 pasado sábado Se está llevando a cabo el mayor experimento psicológico de todos los tiempos: cada día, un billón de personas son analizadas en la red. Pero, ¿qué determina la conducta de compra? Las grandes firmas buscan psicólogos. Es la persuasión online. Ahora los creadores de estas técnicas de seducción digital, entre ellos exempleados de Google, están discutiendo la introducción de un código ético. ¿Qué quieren decir, cuando son los propios conductores de los experimentos los que están pidiendo que se restrinja su poder y sus posibilidades? Contenido disponible hasta el 24 de diciembre de 2017.

  • Anuncios hasta en la sopa

    Anuncios hasta en la sopa

    53:52 pasado sábado

    53:52 pasado sábado En la nueva era de la publicidad, los mejores ingenieros sustituyen a los ejecutivos tradicionales. La tecnología y los algoritmos matemáticos programan una vigilancia precisa y específica. Sin ningún tipo de regulación, las compañías son libres de recopilar los datos personales de cualquier persona que acceda a internet. Información personal para diseñar anuncios que influyan en el consumidor cuando más predispuesto está a gastar. Cada vez que se enciende el móvil, cada web que se visita, cada sensor que se atraviesa… Son elementos que recopilan información sobre el consumidor. Sin embargo, parece que la gente se hace cada vez más a la idea de que no tiene privacidad. Un hecho que parece suscitar, en el fondo, muy poca resistencia. Contenido disponible hasta el 24 de diciembre de 2017.

  • 58:56 02 dic 2017 El desarrollo acelerado de la tecnología puede convertirse en un problema para el empleo. ¿Qué pasará con las personas que han sido reemplazadas por máquinas y algoritmos? Hay economistas que han empezado a estudiar el impacto exacto que puede tener la automatización en el mercado laboral y la respuesta es sobrecogedora. A través de un estudio se hace una lista de todos los empleos que serán automatizados de aquí a veinte años. La conclusión es que el 47% del mercado laboral estadounidense está listo para ser automatizado. El desarrollo tecnológico conlleva un problema inherente, y es que cada nueva revolución tecnológica implica una necesidad menor de trabajadores. A día de hoy, las compañías que más valor generan emplean a una fracción de los trabajadores de los que empleaban hace tan sólo una generación. Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

  • Cyborgs entre nosotros

    Cyborgs entre nosotros

    55:36 02 dic 2017

    55:36 02 dic 2017 Exoesqueletos, brazos y piernas motorizadas e interfaces cerebro-ordenador para dar órdenes con la mente. Son dispositivos que están diseñados especialmente para que sus usuarios recuperen alguna de las capacidades que han perdido. Actualmente ya se están implantando dispositivos electrónicos para tratar algunas enfermedades, pero llegará un día en el que la tecnología mejorará al ser humano, le dará más fuerza, nuevos sentidos, e incluso quizá más inteligencia. Los científicos son más prudentes, pero hay algunos que sueñan con aumentar las capacidades del cuerpo humano. Los derechos de los cyborgs plantearán muchas cuestiones de cara al futuro. Estas tecnologías ¿deben ser restringidas o estar al alcance de todo el mundo? ¿Y si alguien piratea un implante? ¿La policía podría confiscar implantes y aparatos? Contenido disponible hasta el 17 de diciembre de 2017.

  • 59:31 18 nov 2017 Documental musical estilo Bollywood que tiene lugar en una escuela en Dharavi, Mumbai, India, donde se encuentra el slum o barrio de chabolas más grande de Asia. El documental combina imágenes de la vida cotidiana de los niños, con canciones que reflejan sus esperanzas y sueños. Mary tiene catorce años vive con sus padres y dos hermanas en la acera de una calle muy transitada. Tienen un refugio rudimentario y todos duermen en el suelo, a veces con ratas corriendo por encima de ellos. Mary y los demás personajes tienen sus sueños y ambiciones, y creen que los pueden lograr a través de la educación. Contenido disponible hasta el 18 de diciembre de 2017.

  • 55:18 14 jun 2014 Ricard Sicre luchó en el bando de los republicanos durante la Guerra Civil española. Tras vivir exiliado en Francia y posteriormente en Inglaterra, en 1942 se traslada a Estados Unidos. Allí trabaja como espía para los servicios de inteligencia militar, interviene durante la II Guerra Mundial en varias operaciones de espionaje relacionadas con España como la Operación Banana. Al finalizar la II Guerra Mundial Ricard Sicre se convierte en uno de los máximos representantes de los intereses de Estados Unidos en la España de la dictadura franquista. Además acumuló una gran fortuna personal, gracias a las exportaciones americanas.

  • ¡Que vienen Los Beatles!

    ¡Que vienen Los Beatles!

    58:21 10 ago 2013

    58:21 10 ago 2013 Documental que aborda la visita de los Beatles a España en el verano de 1965 (del 1 al 4 de julio) y analiza el entorno y las repercusiones sociales que enmarcaron sus actuaciones en Madrid y Barcelona. Junto a las imágenes históricas de la visita, se incluyen los testimonios de personas que por su profesión o afición musical vivieron de cerca los hechos, entre otros, los críticos José Ramón Pardo y Carlos Tena o los cantantes, Micky, Massiel y Miguel Ríos. Histórico de emisiones:27/10/2012

  • 1:00 05 dic 2017 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “¿Por qué hacemos clic?”, una producción holandesa de 2016 dirigida por Martijn Kieft, de 52 minutos de duración y producida por VPRO. Se está llevando a cabo el mayor experimento psicológico de todos los tiempos, y todos participamos en él. Cada día, un billón de personas somos analizadas en la red. Pero, ¿qué determina nuestra conducta de compra? ¿Qué ingeniosos trucos consiguen que hagamos clic en los anuncios indeseados de las webs, que llenemos nuestras cestas al máximo, permanezcamos en sitios webs el mayor tiempo posible, o votemos por un candidato en particular? Las grandes firmas buscan psicólogos. Es la persuasión online. @@FOTO[4344865] El viejo mundo del marketing y la publicidad, que utiliza carteles, vallas publicitarias y anuncios televisivos para persuadirnos, ha sido sustituido por un entorno completamente nuevo. Se denominan a sí mismo persuasores online. No hablan de trucos de ventas, sino de tasas de conversión, tiempo empleado, clics y hábitos. Un mundo lleno de hábiles operadores, que han aprendido mucho en los últimos años acerca de cómo funciona nuestro cerebro y, por tanto, de la facilidad con que podemos ser persuadidos para cliquear. Todos quieren ser capaces de conseguir que la gente compre cosas. Eso se llama persuasión. En el mundo de la publicidad ahora todo gira en torno a la persuasión. Esta es la rama del marketing de la psicología comercial. Según los expertos, podemos ser influenciados con mucha facilidad. Las ventanas emergentes que nos parecen muy fastidiosas, cuando navegamos por la red, producen en su mayor parte resultados positivos. Entre un diez y un quince por ciento más de personas compran un producto o reservan una habitación en un hotel cuando están presentes las fastidiosas ventanas emergentes.

  • 4:36 24 oct 2017 El documental que cierra esta Noche Temática se titula “El fraude de la fruta falsa”, una producción francesa de 2015, de 52 minutos de duración, dirigido por Eric Edward Wastiaux, producido por Pernel Media Production. Zumo de fruta, yogures, mermeladas, galletas, compota y frambuesas congeladas. Asegurarnos de comer suficiente fruta es esencial para llevar una dieta sana. Y cada vez son más personas las que recurren a productos basados ​​en frutas para completar esta dieta. Productos deliciosos pero que no son equivalentes a la fruta y la verdura clásica, es el fenómeno de la fruta falsa.

  • 3:28 24 oct 2017 El documental que inicia esta Noche Temática se titula “La comida preparada: ¿qué esconde?”, una producción francesa de 2011, de 52 minutos de duración, dirigido por Isabelle Doumenc, producido por Camicas Productions. En un mundo donde cada minuto cuenta, las comidas preparadas disfrutan de un éxito escalofriante. En caja de cartón, plástico o lata. Cada vez las consumimos más.

  • 1:49 16 jun 2017 Comenzamos la emisión con un documental de nacionalidad francesa dirigido por Benoit Laborde. Con una duración de 52 minutos, está coproducido por Arte France, French Connection Films, Codex Now, y Amopix. A través de un exhaustivo estudio del cerebro de los atletas de élite se ha observado que el entrenamiento físico intensivo modifica su corteza cerebral, lo que les da una mayor rapidez y precisión. Los automatismos adquiridos durante una vida de entrenamiento intensivo trazan en el cerebro de los atletas configuraciones neuronales únicas y específicas de su disciplina.

  • 6:52 14 feb 2017 “El silencio de los corderos”, con Anthony Hopkins, fue el lanzamiento a la fama de Hannibal Lecter, el Caníbal. Es la adaptación a la pantalla de la segunda novela de Thomas Harris, publicada en 1988. Harris era entonces un joven periodista que trabajaba en Nueva York, sobre todo, en las secciones de sucesos de varias revistas...

  • 4:41 14 feb 2017 Después de estrenarse en 1966 “Psicosis” de Alfred Hitchcock, Norman Bates se convierte en el asesino de referencia en el cine. Es el tipo de personaje que se convierte en alguien muy familiar, y que el público jamás podrá olvidar.  Ed Gein, un agricultor de los alrededores de Wisconsin fue la principal inspiración de Robert Bloch para crear el personaje de Norman Bates en su novela en 1959.

  • 6:42 02 ene 2017 Continuamos la emisión con un documental francés del año 2015. Con una duración de 55 minutos, está dirigido por Tania Goldenberg y producido por Let’s Pix. Conocido en todo el mundo por sus famosas pinturas de las latas de sopa Campbell o los retratos de Marilyn Monroe, Andy Warhol es una persona compleja, influenciada por las tradiciones familiares, la cultura popular y la religión. Son los orígenes del artista, hijo de emigrantes eslovacos asentados en Pittsburg en los años 30.

  • 6:18 02 ene 2017 Comenzamos nuestra emisión con un documental inglés del año 2013. Con una duración de 60 minutos, está dirigido por Francis Whately y producido por la BBC. David Bowie ha cautivado con su música durante generaciones. En su carrera musical hay momentos muy representativos marcados por grandes éxitos como Ziggy Stardust, el extraterrestre, uno de sus personajes más famosos.

  • 5:32 24 oct 2016 Apostar por una comida sana puede traernos muchos beneficios. Las dietas derivadas de nuestros antepasados, incluyendo una dieta basada en plantas, pueden ser nuestra opción más saludable. Mientras, es fundamental erradicar ideas erróneas enfocadas a comercializar productos ya que una mala nutrición da lugar a hábitos alimenticios dañinos.

  • 5:36 24 oct 2016 El consumo de carne aumenta cada vez más, sin embargo el planeta está cerca del límite en su capacidad de producción. El ganado ya acapara el 30% de las tierras habitables y absorbe el 70% de nuestros recursos hídricos. El monocultivo de soja transgénica destinada a alimentar al ganado devasta América del Sur por el uso de pesticidas y por la deforestación que supone

  • 9:36 17 oct 2016 La Noche Temática continúa su emisión con el documental “Defender nuestros senos”, una producción francesa de 2015 dirigida por Coline Tison, de 52 minutos de duración y coproducida por Les Bons Clients y La Jolie Prod. Pero cómo podemos evitar el exceso de diagnóstico. ¿Cómo podemos distinguir entre un cáncer que va a evolucionar y uno que no?

  • 8:57 17 oct 2016 La Noche Temática inicia su emisión con el documental “La vida secreta de los pechos”, una producción australiana de 2013 dirigida por Ili Baré, de 52 minutos de duración y producida por Genepool Productions. En una sola generación, los senos han experimentado una serie de cambios sin precedentes. Son más grandes, se desarrollan antes, aparecen también en hombres y sufren más enfermedades. Los científicos creen que las mamas pueden ser portadoras de residuos tóxicos ocultos, que pueden poner en peligro a las madres y a los niños que succionan de ellas. ¿Son las sustancias químicas las causantes del aumento de senos, la pubertad precoz o la ginecomastia de los hombres?

  • 3:54 02 sep 2015 Así empieza Expediente Ántrax, un documental que nos sumerge uno de los casos más complejos del FBI, la investigación del envío de sobres con ántrax a políticos y medios de comunicación de EE.UU durante el otoño de 2001.  Una investigación con miles de interrogatorios, docenas de agentes y un gasto de millones de dólares. Estreno el 2 de noviembre en La Noche Temática. 

Mostrando 1 de 30 Ver más