www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.7.3/js
3771541
Para todos los públicos La mitad invisible - Muerte de un ciclista. J. A. Bardem - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE.

Hoy me fijo en las bicicletas y los ciclistas.

Y lo hago porque la película

"Muerte de un ciclista" de Juan Antonio Bardem

utiliza este detalle

para diseccionar la moral de la España de la posguerra.

La censura la calificó como gravemente peligrosa

por su historia de amor adúltero,

pero tuvo un gran reconocimiento internacional.

1955 fue un año convulso en el mundo.

Se jubila Winston Churchill y muere Albert Einstein.

Hoy "Muerte de un ciclista" nos sigue maravillando con la estética

y el atrevimiento de Bardem.

En la sensación,

en la emoción que provoca el arte,

siempre hay una mitad invisible que explica muchos porqués.

Me pongo al volante,

debo tener cuidado con otros vehículos,

coches, motos, bicicletas,

las "bicis" qué peligro.

Mejor me paro.

Esta carretera secundaria cercana a Madrid me servirá.

Hay una recta parecida,

un cambio de rasante,

poca circulación,

la película "Muerte de un ciclista" empieza con un atropello fatal.

Lo que me secundó a mi de esa idea era precisamente

que alguien, un hombre y una mujer, atropellan a otro ser humano,

a un ciclista en la carretera.

No lo socorren,

y no lo socorren no porque no fuesen compasivos y caritativos

si no porque la relación que ellos tenían,

la sociedad burguesa de ese tiempo, pues les iba a castigar,

quiero decir, iban a perder su estatus cada uno de ellos.

-Aún está vivo.

Juan,...

Juan.

Tengo miedo.

¿Por qué? Nadie nos ha visto.

¿Estás seguro?

Yo quería contar las relaciones entre los seres humanos

en esa sociedad española del año 55.

-¿Me llamarás? -Claro.

Amor, amor, amor...

¿Y aquí cuándo se cena?

María José vuelve a casa, a su matrimonio, a su vida.

Por no perder todo eso,

ni ella ni Juan van a confesar la verdad sobre el accidente.

Sobre que son amantes.

Aunque parece que su amigo Rafa sabe algo.

-¿Cómo se llama? -Chantaje.

Te he visto,

hora cinco y media,

lugar, carretera de Francia,

vehículo Fiat,

velocidad 90 por hora.

He quedado con María Bardem, la hija pequeña del director

en la Filmoteca Española.

Aquí guardan el legado que dejó a su muerte en el 2002, a los 80 años.

Hay fotos del rodaje de "Muerte de un ciclista"

y de otros momentos de su vida.

Así era Juan Antonio de niño y estos son su padre y su madre,

también actores.

Ellos insistieron en que estudiara Ingeniería y lo hizo,

pero pronto se decantó por el cine.

Estudió en la primera escuela oficial en Madrid

y empezó con algunos guiones.

Después en "Cómicos", una de sus primeras películas,

probó también como actor de reparto.

Mis leales servidores, ¿qué hacéis? ¿No hay nadie que me defienda?

Este era Bardem a los 32 añitos.

Pero actuar no le interesó.

La de los Bardem es pues una familia de cine de larga tradición.

Su hermana Pilar y sus sobrinos

y también sus tres hijos e hija trabajan en el cine o la televisión.

Otra buena foto es con su amigo Luis García Berlanga,

con quien dirigió la mítica "Bienvenido, Míster Marshall".

Viva el tronío,

este gran pueblo con poderío.

María es script de profesión,

de hecho empezó de meritoria con su padre

en la película "El Puente".

Le emociona ver el material de rodaje de "Muerte de un ciclista",

para ella inédito.

Estos son los decorados,

estos son los planos como bien dice aquí,

y los protagonistas, María José, Juan, Miguel, Matilde,

los personajes secundarios,

la figuración.

Este guión está numerado a la francesa,

que es como numeran los americanos también.

Cuando dan la claqueta, dirían 55, uno.

No dicen secuencias.

Porque aquí no hay secuencias, solamente hay planos.

En 1955 ella no había nacido

pero sabe mucho sobre el trabajo de su padre

en aquellos años tan oscuros para un antifranquista como Bardem.

Era un directora muy querido en Europa, mucho más que aquí.

Aquí era un rojo y se libraba como podía.

Hombre, también ves los premios del sindicato en el NODO

y ahí se le ve de lejos.

El primer premio de películas de largometraje

correspondió a "Murió hace 15 años", realizada por Rafael Gil.

El segundo premio correspondió a "Cómicos" de Bardem.

Los premios estos que daban todos los franquistas,

que se los llevaba Sáenz de Heredia como siempre o Rafael Gil,

pero fuera tenía mucho tirón,

de hecho cuando hizo "Calle Mayor" que le detuvieron,

le metieron en la cárcel por nada y se paró el rodaje, claro.

Y fuera tuvo una repercusión alucinante en los periódicos,

pero claro España era un búnker, entonces no entraba,

entonces, bueno, por lo que sea, le soltaron enseguida

y la película se reanudó y se terminó.

Siempre vivió muy apasionadamente el mundo del cine,

el cine era su vida ¿no?

pero claro, nosotros teníamos otra vida

y durante mucho tiempo mi padre fue un padre ausente,

entonces mi madre estaba sola

y bueno estaba con nosotros que éramos cuatro.

Era géminis, tenía el lado superbrillante y supersociable

y luego tenía el lado oscuro.

Era muy divertido contando, era muy buen narrador

y como se ven en las películas

que sabía muy bien narrar también en la vida normal,

en la vida diaria,

entonces, era divertido estar con él, era muy cabezota

y aunque él era comunista

y bueno, marxista, leninista y progresista

pero de la época,

tenía una cierta herencia machista, como no.

Hablando de herencias tenemos el NODO.

A menudo la hemeroteca más oscura del siglo XX.

La del año 1955 registró la entrada de España en la ONU,

la muerte del escritor Ortega y Gasset

y el adiós a dos grandes científicos, Fleming y Einstein.

El mundo estaba muy revuelto y frío.

También en ese año, el 55, en la España falangista

triunfaba "Marcelino pan y vino".

En el Festival de Cannes aplaudieron la "Muerte de un ciclista" de Bardem

pero aquí todos embobados con este niño, Marcelino.

Eso no lo es todo en la vida.

¿Por qué?

Porque en el amor, el dinero lo es todo.

Un capítulo importante de "Muerte de un ciclista"

es el de los actores protagonistas.

A la chica, Juan Antonio Bardem la encontró en Italia,

en esta película de Antonioni.

El dinero es importante,

entre tú y el rico le he escogido a él.

Y no hay nada que hacer.

Él no quiere a nadie, pero lo compra todo, incluso me compró a mí.

Viendo a Lucía en "Crónica de un amor"

pues uno se enamoraba, todo el mundo se enamoraba de Lucía,

Lucía era perfecta.

Que ella no es de origen aristocrático ni mucho menos

pero tiene una clase y da una sensación de estar en el poder

y era bellísima en ese momento.

Bueno, ahora sigue siendo bella, pero los años pasan para todos.

Bardem era un personaje increíble,

era de una simpatía arrolladora,

de una vitalidad

y siempre se reía a grandes carcajadas,

conectamos enseguida.

Y fue divertidísimo.

Lo único que no me perdonó nunca que me liara después con el torero.

Eso no lo aguantó, no lo tragó hasta el final.

Y me tomaba el pelo,

me tocaban la "Carmen"

y toda la troupe cantando: "toreador..." por la mañana,

era un pitorreo.

La señora le espera para cenar.

Alberto Closas fue un Juan magnífico.

Ahora sé que el nombre de pila de Bardem era como un fetiche

y todos los protagonistas de sus películas se llaman Juan,

como si de un álter ego de tratara.

Con este papel Alberto Closas volvía del exilio

y debutaba en el cine español.

"Muerte de un ciclista" para mí representó muchas cosas

no solamente en el terreno profesional,

sino en el terreno personal y en el terreno político, digamos.

Yo era un refugiado español, que con mucha suerte

y con la generosidad de los argentinos,

me abrieron las puertas, no a mí solo, sino a todo el mundo,

y "Muerte de un ciclista" significó para mí la vuelta a España

y no solo la vuelta a España físicamente y como ciudadano español

sino como mi debut, como profesional en España

puesto que yo estaba trabajando en Argentina.

y para mí venir a España entonces

significaba como una especia de reválida.

Closas pasó con nota su interpretación,

pero la mejoró seguro el montaje.

Hablo de la peli con Teresa Font,

una de las mejores montadoras del cine español.

La ganadora de un Goya por "Días contados" nos acoge en su casa

ahora también su estudio de montaje digital.

Teresa me confirma que en esto, las féminas aún son mayoría.

Le gusta muchísimo el montaje de la película de Bardem

y me cuenta detalles de su trabajo.

El montador tiene que ser una persona supuestamente lo bastante fría

como para ser capaz de desechar un plano

que ha costado horrores rodar, carísimo,

porque ralentiza, porque no funciona

y aprovechar lo mejor para sacar la mejor película posible.

La solución, el próximo número.

Cambio de transiciones como esta, tanto de sonido como de imagen,

entusiasman a Teresa.

Cree que Madame Ocho, la montadora de Bardem

hizo un trabajo genial,

muy efectista y muy moderno para el año 55.

Para un montador, que te llegue un director con esos encuadres,

esa planificación tan estupenda, debía ser un placer,

la oportunidad de montar secuencias como las del flamenco

donde tienes que intercalar planos picados,

de forma que afecta psicológicamente, que tengas una tensión dramática

sobre qué va a pasar,

se está chivando, está contando que son amantes,

en fin, te da oportunidades buenísimas.

Estos son momentos clave de la película.

El marido de María José puede enterarse de su historia con Juan,

los amantes homicidas están en peligro,

la hipocresía personas y social se hace muy evidente.

Música flamenca

¿Ves? Este es un cambio. Ahora aquí viene un cambio de estos.

-Solo objetos personales. -¿Algún amante?

Amante y ¡clac! el amante.

Demuestra muchos detalles

con los que Bardem apoya sus mensajes de denuncia moral y social.

Aquí vemos los tres niños del mundo obrero, de la corrala,

el hijo del ciclista muerto

y de ahí, lo enfatiza,

a tres niños ricos en la boda.

Es que hay tantas cosas que decir.

Mirad esto, desde el punto de vista sonoro.

Mirad la tensión que crea y esto es del director.

En la tensión de la situación poner esta nota todo el tiempo.

-¿Y es un secreto?

-¿Es un secreto? -No, dilo.

-¿De verdad quieres venir? -No.

(Ven tú).

Y ahora, ven, ¿ves? le llama

y de esto al amante, ¿no?

Todo esto, ahora viene un juego del montaje en paralelo

con ganas de crearnos un conflicto al público

de que pensemos un poquito.

Primer plano...

el humo

y es el humo del tabaco del marido.

Es genial, este cambio al Hipódromo por sonido es muy moderno.

Este cambio está súper bien.

Tengo curiosidad por ver cómo es hoy

el lugar donde se rodaron estas escenas.

El hipódromo de La Zarzuela de Madrid

ha sido remodelado al cumplir 75 años,

pero aún se reconoce la magnífica cubierta

de la tribuna de Eduardo Torroja.

¡Un aplauso para Emperador!

Bardem utiliza el Hipódromo para exhibir a los protagonistas

en un ambiente clasista y muy hipócrita.

Viendo este fantástico espacio, creo que los remordimientos de Juan

y la indiferencia de María José, por haber atropellado a un hombre,

resultan aún más penosos.

Hoy es un espacio público que se llena en primavera y otoño

con las carreras de caballos a precios populares.

El Hipódromo de La Zarzuela sigue siendo un lugar espectacular,

lo que pasa es que ha cambiado mucho,

porque bueno, ya no viene la misma gente,

ahora no son solo burgueses,

sino que cualquier persona puede venir a disfrutar de las carreras.

Toda la gente que conoce bien la película

recuerda del Hipódromo este diálogo tan revelador.

-¿No me escuchas? -Sí, sí, claro.

Este campeonato de canasta que te digo va a ser muy divertido.

Es a beneficio de no sé qué.

De los niños pobres, de los niños tontos, de los niños algo,

pero va a estar muy bien.

El tono de denuncia social que Bardem imprime a la película

también es muy potente en esta escena.

No hay nadie.

Juan, cada vez con más remordimientos,

decide visitar a la familia del ciclista muerto.

Habla con una vecina que lleva en brazos a su hijo pequeño.

Soy periodista.

¡Ay, bah!, ¿la va a sacar en los papeles?

Pues sí.

Ahora sé que la actriz era la madre de Bardem,

Matilde Muñoz Sampredro.

En fin, conforme se acerca el desenlace de la historia

es más evidente que las tijeras de la censura

están obcecadas con la moral.

¡Fuera, fuera, fuera!

Esta es otra escena muy recordada.

Es la primera manifestación universitaria

que se ve en una película de la dictadura.

Juan tiene un conflicto con una alumna

y sus compañeros protestan en solidaridad con ella

y Juan que sabe que es profesor por enchufe, se hunde un poco más.

Ni sé, ni me importa, si tienen razón o no.

Mi misión es cuidar el orden.

Para saber más cosas sobre este momento del cine español

voy hasta la Universidad pública Carlos III en Getafe.

Hay mucho que decir

sobre cómo aguantaban los cineastas opositores al régimen

en los durísimos años de la posguerra.

En la Facultad de Comunicación he quedado con el profesor, crítico

y escritor de cine, Casimiro Torreiro.

Yo creo que "Muerte de un ciclista" es una de las películas fundamentales

de lo que podemos llamar

la consolidación de un cine de la disidencia,

no un cine de oposición, porque hubiera sido imposible,

porque no hubiera pasado por las comisiones de censura

y no hubieran dejado rodar las películas.

La censura del cine en España fue ante todo censura de lápiz rojo,

el problema que tuvo Bardem con los finales de la película,

que rodó 11 finales, decía él,

-por lo menos me lo dijo a mí en una entrevista que le hice-,

once finales distintos, a ver cuál le gustaba a la censura,

desde luego no el que él quería,

pero sí es cierto que consolidó una manera de mirar,

crítica a la realidad,

que le dio, insisto, categoría internacional.

En el ranquin internacional, junto con "Viridiana" de Buñuel,

"Muerte de un ciclista" figura entre los 30 títulos más importantes

del cine europeo.

Casimiro Torreiro propone a sus alumnos

entre los que me ha permitido colarme,

hablar un poco sobre uno de los grandes temas de la película,

la culpa.

Es más normal que la peli se ubique en el adulterio,

porque me imagino que es donde habría más chicha

por el tema de las clases y demás

pero si la tengo que hacer yo ahora, probablemente me centre en...

¡Jo, lo he dicho muy rápido!

Quizás me centre también en el adulterio

pero probablemente tenga en cuanta la familia del...

del ciclista.

Películas que para mí son claves y deberían ser entendidas,

la verdad que a ellos les resbala muchísimo.

No deja de ser lo lógico.

Cada generación va construyendo sus gustos

un poco sobre los detritus de las generaciones anteriores,

por lo tanto es hasta cierto punto normal.

Observando la actividad en este vestíbulo universitario,

me puedo imaginar a estos chicos y chicas

como los futuros guionistas, periodistas, realizadores,

productores de cine, televisión, anuncios, youtubers.

Comentamos con Casimiro que hay más tecnología que nunca

pero necesitamos tanto o más el debate intelectual,

conocimiento, más pensamiento, eso es la Universidad, ¿no?

De no contarte que Italia estaba saliendo de la guerra.

Por eso también le pregunto

por las famosas conversaciones en la Universidad de Salamanca

sobre cine.

Cincuenta y cinco en el año de las conversaciones de Salamanca.

Las conversaciones en Salamanca constituyen el primer momento

en que disidentes, incluso opositores al franquismo,

se encuentran con franquistas para discutir

que es el cine español

y de ahí sale el célebre diagnóstico de Bardem

que es una demolición del cine español,

pero también es la primera vez que se habla de la censura.

A ver si yo recuerdo.

Tengo que decirlo de carrerilla,

el cine español es, hablando del 55,

es políticamente ineficaz,

intelectualmente ínfimo,

estéticamente nulo, socialmente falso,

e industrialmente raquítico.

El diagnóstico demoledor de Bardem impactó mucho en su momento

y Bardem lo repetiría una y otra vez a lo largo de su vida.

Porque no le faltaba razón.

Las películas folclóricas

copaban las pantallas de los cines de barrio del país.

Triunfaban los musicales

y Antonio Molina cantaba sus penurias en la mina.

En el fono de la mina grabé tu nombre con mi barrena.

Aaaaaaaaaaaaah...

¡Uy, me ahogo!

El debate de cine en Salamanca no se volvió a repetir.

Los directores y productores desobedientes al régimen

trabajaban con muchas dificultades.

Paseo por la Gran Vía madrileña

donde se estrenó "Muerte de un ciclista" en 1955

y voy pensando en un productor de entonces, Eduardo Ducay.

Desafortunadamente ya no está entre nosotros.

Aquí estaba.

Cuando le visitamos hace unos meses me enseñó orgulloso

la mítica revista de cine "Objetivo".

¿Se utilizaba esta revista como crítica a ese cine?

También hablamos del Goya que premió su producción

del "Bosque animado" de José Luis Cuerda

Una película a la que le tenía mucho cariño.

Y recordó con orgullo como trajo de vuelta a España a Buñuel

para hacer "Viridiana".

A Bardem no le tenía tanto apego,

aunque le gustaba mucho "Muerte de un ciclista".

La moral católica, apostólica y romana

era un puntal de esa dictadura.

He averiguado donde se hizo esta escena clave

para la trama de "Muerte de un ciclista".

En la parroquia de San Marcos en Madrid,

Juan y María José se citan en pleno oficio

para ponerse al día sobre las habladurías de su adulterio

y sobre el homicidio del ciclista.

-Pero ¿por qué nos vemos aquí? -Juan, qué alegría, estamos salvados.

¿Y Rafa?

Miguel lo ha hecho inofensivo, ¿no te das cuenta?

Rafa no sabía nada.

Hoy la parroquia sigue casi igual,

con sus pinturas y tallas de Juan de Mena.

-¿Y de lo otro? -¿Qué otro?

¡Ah!, ¿el accidente? Nadie lo ha visto.

Pero a Juan ya le superan los remordimientos.

Se ha cansado de mentir, de fingir.

Lo veo claro, Bardem crea un ambiente cada vez más agobiante

para quienes desean ser y vivir con libertad.

Como le sucede al país mismo.

La protagonista en cambio es cada vez más pragmática.

-Yo te quiero Miguel, yo te quiero. -No, tú no me quieres.

Quieres lo que yo represento.

Todo esto.

Todo lo que te puedo dar.

Todo lo que te puedo quitar.

-¿Y si fuese todo mentira? -¿El qué?

Todo.

Si no te quisiera, si tampoco quisiera acompañarte,

si yo no fuese a la policía ahora contigo.

-Yo iría. -¿Sin mí?

De todos modos, yo iría.

Es curioso, este lugar es el más importante del mundo para nosotros.

¿Te das cuenta?

Siempre ha habido algo nuestro aquí.

Fue aquí mismo ¿no?

Sí.

Aquí mismo matamos a un hombre,

le dejamos morir porque nos estorbaba.

Dicen que todo maestro que se precie tiene discípulos que le adoran.

Sé que detrás de este timbre y de esta puerta

hay una pequeña productora barcelonesa, Bausan Films,

y un gran fan de la escuela de Bardem y del mundo Berlanga.

Eduard Cortés es un cineasta comprometido

que nos impresionó con su ópera prima "La vida de nadie".

Yo, una de las cosas que he aprendido de Bardem,

Yo, una de las cosas que he aprendido de Bardem,

o viendo las películas de Bardem

y especialmente "Muerte de un ciclista"

es lo cinematográfico, entre comillas,

que puede llegar a ser un tema social si se piensa,

si se trabaja muy bien

y se trabaja desde una mirada cinematográfica

que era la que tenía él.

Pero yo creo que en mi generación sí que hay toda una serie de directores

que yo creo que nos hemos nutrido mucho,

de esa sabiduría que tenía la mirada de directores como Bardem

y de películas evidentemente como "Muerte de un ciclista".

El último tema que ha tratado Cortés ha sido los desahucios

y se ha atrevido con un musical titulado "Cerca de tu casa".

Es su particular mirada sobre un drama social acuciante

y que protagoniza la cantante Silvia Pérez Cruz,

autora de la banda sonora.

Es indecente, es indecente,

gente sin casas, casas sin gente.

Yo ahora también pienso en un momento muy especial para mí de la película

o que me gusta mucho,

que es esas dos escenas que tiene con la estudiante,

la primera cuando lo va a ver,

que está en aquella sala de profesores

con aquella mesa inmensa

y está trabajada en planos y contraplanos con mucha profundidad,

marcando muchísimo la distancia entre las dos personajes

como si hubiera un mundo ahí que los separa, que es irreconciliable

y como después, la segunda vez,

después de la manifestación de estudiantes,

cuando él está teniendo esa revelación

que lo está acercando un poco

a lo que es el mundo del resto de mortales,

que no son los burgueses, etc.,

como con la estudiante, no solo no hay plano y contraplano

sino que están compartiendo el plano constantemente,

como uno se retira y desaparece el otro del cuadro,

pero luego el otro vuelve a entrar,

como una coreografía donde comparten plano constantemente,

como queriendo decir que se han anudado esos dos mundos, ¿no?

Este análisis también le gusta a la montadora Teresa Font

y con ella voy al final,

que como un bucle nos remite al principio de la película.

Los amantes serán castigados por desafiar la moral,

no por matar a un ciclista pobre.

Teresa lo narra como nadie.

El atropello también es muy bueno.

Con cuatro planos miserables,

pero me encanta ese momento en el que él ha dicho lo de la paz,

que está tan bien y ella es la muerte total.

Mira, un, dos, tres, cuatro...

Mirad, no se ve y se ha visto.

No hay nada y se ha visto.

Está muy bien esto.

El momento este me parece brillantísimo.

Es una solución de montaje.

El montador se la reconoce en esos momentos.

Con poquísimo material saca algo.

Uno,

nada, ¿qué tiene?

Fijaros en los planos.

Es una maravilla, es una maravilla.

Subtitulación realizada por: Ana M Gil Fdez-Marcote.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Muerte de un ciclista. J. A. Bardem

La mitad invisible - Muerte de un ciclista. J. A. Bardem

25 oct 2016

Se profundiza en los aspectos esenciales y triviales de la obra a través de entrevistas a expertos, visitas a lugares relacionados con la obra, búsqueda de archivo gráfico y un largo etcétera que dependerá de la obra escogida. En esta ocasión dedicado a la película de Juan Antonio Bardem, "Muerte de un ciclista"

ver más sobre "La mitad invisible - Muerte de un ciclista. J. A. Bardem" ver menos sobre "La mitad invisible - Muerte de un ciclista. J. A. Bardem"

Los últimos 138 programas de La mitad invisible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos