www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
3791660
Para todos los públicos La mitad invisible - Fuenteovejuna - ver ahora
Transcripción completa

Hoy me cuelo en los ensayos y preparativos

de la representación de "Fuenteovejuna", de Lope de Vega.

En el mismo pueblo cordobés donde pasó todo,

donde se sigue viviendo la magia del mejor teatro del Siglo de Oro.

La obra me descubre un escritor prolífico,

un Lope muy reivindicativo de derechos humanos esenciales.

El grito: "Fuenteovejuna lo ha hecho"

resume el mensaje que impregna

hasta la más moderna y alternativa de las versiones.

"En la sensación, en la emoción que provoca el arte,

siempre hay una mitad invisible que explica muchos porqués".

(Música)

¿De qué habla "Fuenteovejuna"?

¿De venganza?

¿De honor?

¿De nosotros?

Creo que el teatro que perdura responde preguntas difíciles.

Es una melodía armónica que te atrapa.

Lope de Vega compuso su "Fuenteovejuna"

como una partitura musical,

con un argumento a la vez sencillo y universal.

En cada nueva dramatización, los actores interpretan a Lope

y sé que se sienten libres.

Un lobito bueno,

al que maltrataban.

"Laurencia, ríndete.

Un labrador, un mozuelo,

al comendador mayor puso una ballesta al pecho.

Es importante para el ejemplo, el castigo...".

-¿Quién mató al comendador?

-Fuenteovejuna, pueblo de la provincia de Córdoba.

Está en la comarca del alto Guadiato, lo busqué en Google.

-Fuenteovejuna. Lope de Vega.

-Y es en verso, yo quería verso.

Luché para hacer una obra de teatro en verso

y del Siglo de Oro español. -¿Tendrá algo que ver con las ovejas?

¿Ovejas? ¿Abejas?

¿Es una única palabra, son dos,

es con be, con uve, como en la obra de Lope?

El nombre del pueblo parece un acertijo,

pero sé que pronto encontraré algunas respuestas.

Lope se inspiró en la "Crónica de Rades",

un texto que relataba una revuelta popular en la villa allá por 1476,

casi un siglo y medio antes de escribir el drama.

Los villanos se conjuraron para matar al comendador,

que les amargaba la vida.

Ahora, en este palacete modernista,

me espera el cronista oficial de Fuenteovejuna.

Con él podré aclarar los argumentos históricos y filológicos

sobre el topónimo.

Lope de Vega transformó la Fuente Abejuna en Fuenteovejuna

porque nos llevó hacia lo de las ovejas,

pero no estaba muy desencaminado,

porque aquí, este pueblo, pasaba la trashumancia,

todo lo que era el Camino de la Plata.

Era pueblo de ganaderos y sigue habiéndolos.

De hecho, las ferias de ganado de Fuenteovejuna

han sido muy importantes.

El legado más evidente desde el siglo XIV

es la estructura de las 14 aldeas del municipio de Fuenteovejuna.

El tema de las aldeas, parece ser,

que cuando el comendador empieza sus barbaries, sus desmanes,

la gente del pueblo intenta escaparse,

entonces, comienzan a fundar pequeños núcleos poblacionales

que después se convertirán en aldeas.

Estamos hablando de la Edad Media más dura,

cuando los nobles y los militares son la ley

y los villanos, el pueblo, no tienen derechos civiles.

El pueblo no entraba en el castillo, excepto para servir

y para cubrir las necesidades del comendador.

El pueblo tenía su iglesia, la Iglesia de San Miguel,

que, actualmente, es la Iglesia de Jesús Nazareno.

(Música)

Erigida sobre los restos de una mezquita,

esta pequeña parroquia también está en la obra original de Lope.

Desde este púlpito, la protagonista, Laurencia,

arenga al pueblo contra el comendador.

Lo que realmente ha trascendido de esa obra,

aunque tiene un sustrato político muy importante,

es el valor de la mujer,

el poder de una mujer,

la capacidad que tiene una mujer de levantar a un pueblo de hombres

sumiso, cobarde, que no es capaz de reaccionar.

(Música)

Laurencia habla con versos llenos de fuerza y poesía.

"¿Mis cabellos no lo dicen?

¿No se ven aquí los golpes de la sangre y las señales?

¿Vosotros sois hombres nobles? ¿Vosotros, padres y deudos?

¿Vosotros, que no se os rompen las entrañas de dolor

de verme en tantos dolores?

Ovejas sois, bien lo dice de Fuenteovejuna el nombre".

Dadme unas armas a mí.

Sois como rocas y bronce, fríos mármoles y tigres.

Liebres cobardes nacisteis. ¡Bárbaros sois, no españoles!

Gallinas, ¡vuestras mujeres dejáis que otros hombres gocen!

¡Y que os han de tirar piedras, hilanderas, maricones,

amujerados, cobardes!

Realmente, Laurencia grita palabras muy gruesas

para llamar a las armas a sus vecinos.

Y lo de manejar espadas no es tan fácil como parece,

ahora lo sé.

Lleva su tiempo poder luchar con soltura

y son unas cuantas tardes practicando para hacerlo creíble.

(Tambores)

A solo dos calles se ensaya también la banda sonora original

para este año.

El compositor es José Manuel Hierro

y a la batuta está el director de la Escuela de Música.

(Banda de música)

¿A que suenan bien?

(Continúa la música)

En Fuenteovejuna, la presencia de Lope de Vega

y su obra es palpable, omnipresente, diría yo.

Todos los personajes importantes de la comedia tienen su homenaje,

o sea, su rincón, su calle.

Paseando me parece fácil ponerme en situación,

imaginad el drama.

Mis pasos me llevan a la plaza Lope de Vega,

de Fuenteovejuna.

Aquí está el escenario, aquí pasará todo.

Ver el trajín de los vecinos y, entre ellos, el director,

es un grato espectáculo.

Yo siempre digo:

"Una cosa es nacer en Fuenteovejuna y otra cosa es ser de Fuenteovejuna".

Fuenteovejuna es un sentimiento.

¿Quién no ha sentido una Fuenteovejuna en su vida?

¿Quién no tiene una injusticia?

(Risas)

Es que todo el mundo se apellida Fuenteovejuna

en un cierto momento de su vida.

-¿He dicho cosa alguna de que así os pese, regidor?

-Lo que decís es injusto.

Conteneos, no es justo que nos quitéis el honor.

Aquí, en la plaza, se habla de honor, de amor, de poder.

Creo que las plazas son lugares importantes en los pueblos,

quizá, el que más.

En esta de Fuenteovejuna también me llama la atención

una escultura alegórica a la obra.

Tiene un mote, "El monstruo".

Ahora, le pregunto al director de la edición 2016

por la historia de la representación en el pueblo.

Con motivo del 300 aniversario de la muerte de Lope de Vega,

se representa por la compañía de Enrique Borrás y Margarita Xirgú

"Fuenteovejuna" aquí, en esta plaza donde nos encontramos.

Además, tuvimos el honor de tener a Federico García Lorca,

que era... Margarita Xirgú era su musa.

Luego llegaría la guerra, el asesinato del poeta,

el exilio de la Xirgú, la larga dictadura,

años de negrura y silencio,

pero el archivo siempre me sorprende,

como con esta reseña del NODO.

Ya en el año 1956,

vino la Compañía Lope de Vega con José Tamayo

y la actriz principal, Laurencia, fue interpretada por Aurora Bautista.

(NODO) "Asistimos ahora a un ensayo de la obra".

-En una tercera ocasión, a nivel profesional,

fue en el año 1962.

De camino al archivo y biblioteca municipal,

echamos cuentas con Ángel, fueron 30 años sin obra.

Luego, en 1992, la gente de Fuenteovejuna

decidió volver a disfrutar de Lope en casa.

Se ha representado cada dos o tres años,

mezclando a profesionales para los protagonistas

con gente del pueblo como figurantes y extras.

En 2016 empieza una nueva etapa, porque se hará cada año.

Ángel me enseña algunas publicaciones y fotos antiguas

y me cuenta las novedades, como la proyección de imágenes.

Esta es la escenografía que vamos a utilizar este año.

Este año vamos a construir toda una muralla.

A través del "mapping" de la proyección

se crean los distintos ambientes

diferenciando las dos clases sociales.

Buscando el apoyo, vais a buscar el apoyo...

Este año, al ser nuestra... Al 100 %.

Al 100 %,

también lo que he pretendido

es que el escenografía también sea parte de Fuenteovejuna.

(Música)

Esta biblioteca esconde muchas sorpresas.

Me cuelo en el Archivo Histórico Notarial

que tiene documentos desde ¡1537!

Y luego, en la sala donde están las fotos

de las 14 aldeas de Fuenteovejuna, localizo Piconcillo,

el pueblo de mi familia materna

y, casualidades de la vida, me fijo en algunas caras y...

¡Esa es mi abuela!

Es la foto que yo he visto desde pequeñita, de toda la vida.

No me lo puedo creer.

(Música)

Vuelvo a la plaza mayor donde Lope nos escruta desde un rincón.

Me pregunto quién era.

Nacido en Madrid en 1562 en una familia humilde,

Lope Félix de Vega Carpio fue una persona de gran talento,

audacia y carisma en su vida y en su obra.

Le llamaron el "Fénix de los ingenios"

por escribir tantas y tan buenas comedias del Siglo de Oro,

un apodo que él siempre detestó.

Silencio, motor.

-Qué contrario el mar furioso.

Mi choza derribe, fuego habrá semirrastrojo.

Mueran mis sentidos locos.

Me he colado en el rodaje de "Cervantes contra Lope",

la película de Manuel Huerga, y no puedo imaginar un Lope mejor.

La vida de Lope es, vamos, para hacer una película

al margen de la escritura, como hombre.

Era un tipo tremendamente complejo,

un hombre que, aparte de su vida profesional,

que dejó para la posteridad innumerables obras maravillosas,

pero luego, personalmente, era un hombre...

Bueno, tuvo 15 hijos reconocidos, los últimos de ellos ya de clérigo.

Por lo tanto, era un hombre que, tanto profesional como personalmente,

vivió con una intensidad tremenda.

-Venga, todos preparados...

-En quien nos tenemos que fijar es en Cervantes, ¿eh?

-Cervantes era un ser muy solitario, muy arisco.

Dicen que nadie le vio sonreír nunca

y que no disfrutó de las mieles del éxito.

Cervantes murió sin tener ni idea del legado que había dejado.

Sin embargo, Lope era el rey de la comedia

y el hombre más admirado,

tanto a nivel popular como a nivel de la realeza.

(Aplausos)

(Música)

Hay que viajar en el tiempo, el espacio y la historia

hasta Ciudad Real para comprender a Lope

y los temas de Fuenteovejuna.

Cambio los caballos por un tren de Alta Velocidad

y un coche desde el que imaginar cómo eran sus murallas

y cómo fue la batalla crucial que sale en la obra.

Del siglo XIII queda poco, pero el cine, de nuevo, nos ayuda.

Retrocedamos ahora en el tiempo

para recordar las espectaculares imágenes

de una de las películas de Antonio Román, "Fuenteovejuna".

En la obra, Lope dramatiza dos episodios históricos

narrados en la "Crónica de Rades", de Andrade.

Uno es el asalto militar fallido

de la Orden de Calatrava a Ciudad Real,

que era leal a Isabel la Católica.

El otro suceso no simultáneo es la rebelión de Fuenteovejuna,

pero Lope los mezcla muy bien.

Lope quiso, sin duda alguna, fundirlos

porque trataba de crear un drama popular

que tenía, en gran medida,

tenía una hebra, más que educativa, informativa,

en el sentido de que gustaba transmitir a sus espectadores,

muchos de ellos analfabetos, una serie de nociones

sobre la historia, sobre la realidad social,

sobre las relaciones que se pueden crear en el mundo.

-¡Yo soy vuestro señor!

(RESTO) ¡Nuestros señores son los Reyes Católicos"

-¡Espera! ¡Soy el comendador! ¡Pueblo, esperad!

-Reclamamos su vida sin tardanza, soldados somos ya más que mujeres.

-Al comendador no se le ataca porque sea noble,

no se le ataca porque tiene privilegios,

sino porque abusa de esos privilegios.

Lope está a favor de los "sufros" y en contra de los abusos.

No es un revolucionario, puesto que respeta el statu quo,

pero, como poeta,

sí plantea este conflicto muy agudamente.

Hay que respetar los derechos de todos los grupos sociales

si se quiere vivir razonablemente en paz.

Con el profesor, intentamos imaginarnos

de qué ideología actual sería Lope.

Él le vería como un moderado monárquico,

de centro, porque sus mensajes

no pretendían alentar ninguna revolución.

Por eso, en su época no causaron ningún problema,

porque aquello era ficción, pero en el siglo XIX,

cuando el enfrentamiento entre grupos sociales

se tensó de una manera muy clara,

se convirtieron en obras de referencia revolucionaria

que es cuando empieza a representarse "Fuenteovejuna".

Lope también fue un pionero como profesional de la escritura,

consiguiendo ser independiente durante casi 50 años.

Es, probablemente, el primer autor profesional,

el primer hombre en toda la historia de la humanidad

que vive de lo que escribe

y que no depende del mecenazgo, de la protección,

de las subvención en suma.

Vuelvo al pueblo, a Fuenteovejuna,

porque me faltan cosas por ver y comentar.

(Música)

Muy buenas. Hola, guapa.

A ver qué me cuentan que están haciendo aquí.

Cosiendo.

Aquí pasan muchas tardes

las artífices del vestuario de la representación.

Se respira tranquilidad, todo parece muy controlado.

Bueno, hay que ajustar, por ejemplo,

la ropa de la joven que debuta en el papel de Laurencia.

Se nota que disfrutan

y que hay aspectos de esta obra con los que se identifican.

¿Cómo deja a la mujer Lope de Vega?

Yo me creo que la mujer fue la que tuvo,

vamos, la que fue la valiente de decir lo que estaban haciendo.

-Hay muchos comendadores. -Hay muchos, muchos comendadores.

Y, como decía Loli, en los pueblos más.

¿Qué tiene que cambiar en la sociedad

para que la mujer esté un poquito más...?

Principalmente, nuestra actitud

y nuestra forma de vernos hacia nosotras mismas.

Valorarnos un poquito más y sacar todas ese lado de Laurencia,

de fuerza y de no dejarnos pisotear por nadie.

-Vocaliza, porque...

La Laurencia de "Fuenteovejuna" está hecha de bondad,

de amor a Frondoso y de heroísmo frente al comendador,

que la acosa ahí somete por el derecho de pernada.

Incluso en un ensayo,

puedo percibir la violencia contra ella

y el mensaje esencial de la obra:

el abuso de poder tiene su límite y las víctimas, la mujer, el pueblo,

tienen derecho a defenderse.

Los estudiosos de la obra de Lope de Vega son legión.

Un ejemplo, unos 60 investigadores repartidos por medio mundo

colaboran en el grupo PROLOPE

de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Desde 1989, han recuperado, restaurado y editado

más de 150 obras del maestro.

Una de las más logradas, "Fuenteovejuna".

Para saber más de esas tareas filológicas

alrededor de la obra de Lope, voy a la Biblioteca de Cataluña.

Está en el edificio gótico

que fue el primer gran hospital de Barcelona.

¿Llevas mucho esperando? No, no mucho.

La cita es con Ramón Valdés, responsable de PROLOPE.

Lo sabe todo.

Vivió gracias a su obra.

Fundamentalmente, a las comedias,

que era un arte popular

y absolutamente masivo.

Acudían al teatro hasta el punto que tenían que regular

en qué momento se podían hacer comedias,

porque la gente dejaba de trabajar.

Era algo así como el fútbol o el cine hoy en día.

Esta comparación da que pensar.

También le pregunto por la semántica y estilística de Lope.

"Fuenteovejuna", como todas las obras de Lope,

es una obra que tiene, lo que llamamos, polimetría,

diferentes tipos de estrofas.

Lope va utilizando las redondillas, va utilizando las quintillas,

según los temas que quiere tratar.

Es una cosa que él explica en el "Arte nuevo de hacer comedias".

Charlamos bajo la atenta mirada de Cervantes,

porque estamos en la Sala Cervantina.

Aquí hemos preparado una serie de libros

que están relacionados todos con Lope y con "Fuenteovejuna".

Aquí están las partes de comedias, varias partes de comedias.

Este es ese primer libro que apareció en 1603

y que son las seis comedias de Lope de Vega

en el cual, solamente una, la última, esta era la única que era de Lope,

en todas las demás, no hacían más que aprovechar su nombre

y beneficiarse de su fama.

Es evidente que fue un escritor hiperactivo

que producía por partes.

¿Por qué se titulaba en partes?

Sencillamente, porque era una parte de la inmensa producción de Lope.

Lope tiene, no sabemos cuántas comedias escribió.

Él dice en un determinado momento 1500, 1800...

Se publican hasta 25 partes.

Esta es la novela que te he dicho,

donde Lope aprovecha para poner un prólogo,

¿ves?, justo aquí.

Con prólogos, índices y denuncias,

Lope intentó controlar lo que se publicaba

y así consiguió que se le reconociera

algo parecido a los derechos de autor.

Lope tiene tal poder dentro del teatro,

están todos sometidos a Lope.

A las compañías de teatro

les interesa muchísimo llevarse bien con Lope

y a los impresores, también

de manera que, al final, él controla la situación.

A partir de la parte novena,

él controla la publicación de sus comedias

y "Fuenteovejuna" aparece en la parte docena.

(Tambores)

Si observásemos una boda

desde el espacio,

con el Google Earth, por ejemplo, ¿qué veríamos?

Después de 400 años,

otras miradas sobre "Fuenteovejuna" son posibles.

¡Vivan los novios! (RESTO) ¡Vivan!

Esta compañía catalana, Obskené, ha llevado a las calles y plazas

una de las propuestas más alternativas

a la versión clásica de "Fuenteovejuna".

Dirigida por Ricard Solé y adaptada por Anna Maria Ricart.

No es toda la obra de Lope completa,

hay dramaturgia, hay otros textos y las escenas claves, para mí,

pero el verso es tal cual.

-Nunca yo quise quitarle su mujer, pues no lo era.

-¡Sí que lo era! -¡La vara quitadle!

-Tomad, señor, enhorabuena.

-Pues con ella quiero darle como a caballo brioso. ¡Llevadla!

-No...

-Y haced que guarden su persona 10 soldados.

(GRITA) -¡No!

En esta adaptación,

"Fuenteovejuna. Breve tratado sobre las ovejas domésticas",

la boda y la violación son momentos clave

e impactantes.

Mueran, tiranos, traidores.

(MUJERES) ¡Traidores, tiranos, mueran!

El final del tirano se acerca.

Obskené se plantea dudas éticas sobre el papel, tanto del pueblo

como del mismo comendador.

Maldito y rabioso. Llegaron al comendador.

(MUJERES) Rompe, derriba, hunde.

-Para él es sorprendente que el pueblo se levante

en contra de él.

Y pusieron las manos en él

y le vieron tantas heridas

que le hicieron caer en tierra sin sentido

antes que diese el alma a Dios,

tomaron su cuerpo con grande y regocijado alarido

y lo echaron por una ventana a la calle.

Tenemos el derecho de utilizar la violencia

sin pasar por el diálogo

y para trabajar el comendador hemos tenido en cuenta todo esto.

-En este sentido, encontramos, encontré,

en las "Crónicas de Rades" una versión del final del comendador

mucho más dura que la que cuenta Lope.

Muy bueno, porque se explica qué hicieron con el comendador,

cómo lo fueron a buscar, cómo lo torturaron.

-Le rompieron los dientes con los pomos de las espadas

y otros le arrancaron los cabellos y las barbas con gran crueldad

-Y, a todo esto,

añadieron palabras feas y descorteses

y grandes injurias contra el comendador mayor

y contra su padre y su madre.

(Risas)

Esta violencia que Lope no hace aparecer en su obra,

porque así, de alguna manera, el pueblo lo mata y chin pum,

es importante señalarla

porque nos pone delante de nosotros mismos el decir:

"¿Está bien hacer todo esto?". -Llegaron las mujeres...

de la villa, con panderos y sonajes, a regocijar la... muerte de su señor.

-Y la obra misma es una pregunta constante

sobre qué hay en esta obra que no hayamos visto todavía

o que nosotros no hayamos visto todavía

y hemos intentado sacar esta parte invisible.

Creo que esta versión de "Fuenteovejuna" de Obskené

merece todos los premios recibidos y tiene mucha vida por delante.

(Aplausos)

(Música)

Ahora quiero alejarme un poco de la letra de la obra.

Pienso que "Fuenteovejuna" resulta universal

cuando conecta con el momento histórico

y con el sentir mayoritario.

He quedado en medio de la plaza Cataluña de Barcelona

con un experto en movimientos sociales,

porque aquí, como en tantas otras plazas españolas,

algo se movió allá por mayor de 2011.

¿Esto qué tiene que ver con "Fuenteovejuna"?

Hombre, "Fuenteovejuna"

es un movimiento que surge de un pueblo, también,

una acción popular, colectiva, contra una situación de injusticia

que se vive con rabia

y que, digamos, lo que genera es un gran, digamos,

golpe de efecto, de reclamar justicia

y de volver a poner las cosas en el sitio.

Aquí, algo de esto había,

la sensación de que nos habían estado engañando,

de que nos habían dicho que era una crisis y era una estafa.

-¡Manos arriba, esto es un atraco! ¡Escucha, así es como se lucha!

-Por lo tanto, la retórica de la movilización

es algo que, de alguna manera, es la respuesta

a eso que siempre se nos ha dicho:

"Todo ha sido siempre igual. No te muevas porque será peor.

Al final, ¿para qué?".

Yo creo que esa idea de movilizarse para responder a lo que no te gusta,

sigue siendo algo importante.

Eso pasó en muchos lugares del mundo.

Como si fuera una ola,

hubo grandes movilizaciones en los países árabes o en Brasil.

Fue como un contagio entre causas distintas,

pero con un elemento común,

la falta de libertad y de expectativas,

la exigencia de respeto para las personas,

el hartazgo del humilde, de la gente del pueblo.

¿Es la conexión con el honor del que se habla en "Fuenteovejuna"?

El honor, hoy, digamos, que es la dignidad de las personas.

De alguna manera, también creo que era el honor importante en Lope,

pero también la idea de la dignidad.

Tenía una dignidad que estaba atropellada

por el comendador.

No somos solamente objeto de administración,

somos sujetos de decisión

y queremos tener el poder de decidir sobre nosotros mismos.

Creo que eso también es un elemento de paralelismo.

Los paralelismos pueden ser muy estimulantes

y más con humor.

Por ejemplo, en la plaza Cataluña, en vez de ovejas hay palomas,

cientos, y eso siempre trae pensamientos subversivos.

¿Quién mató al comendador? ¿Quién?

(RESTO) ¡Fuenteovejuna!

(Gritos)

¿Quién mató, villano, al señor comendador?

-Se lo diré, señor. -Afloja un poco la mano.

-Que yo lo diré, ¡Fuenteovejuna!

El valioso legado de Lope de Vega

sigue presente en esta villa cordobesa

y en la memoria de mucha gente también lejos de aquí.

(Música)

Me subo a la torre de la iglesia de Fuenteovejuna

porque es un buen lugar donde avistar horizontes lejanos.

Este drama clásico de Lope de Vega plantea ideas y argumentos

que me invitan, nos invitan, a reflexionar.

(Música)

(Música créditos)

  • Fuenteovejuna

La mitad invisible - Fuenteovejuna

08 nov 2016

La comedia más conocida de Lope, especialmente desde que se redescubre como teatro político en el siglo XIX. Hoy se sigue representando y su lema “Todos a una, como Fuenteovejuna”, ha quedado como una expresión muy popular en castellano.

La mitad invisible sigue de cerca los preparativos y la representación de este año 2016 de la tragicomedia de Lope de Vega, justo en el pueblo cordobés de Fuente Obejuna. El autor se inspiró en un episodio de revuelta popular que había sucedido en esta villa en 1476, casi un siglo y medio antes de escribir la comedia. La huella de Lope y su obra está en todos los rincones de la villa.

ver más sobre "La mitad invisible - Fuenteovejuna" ver menos sobre "La mitad invisible - Fuenteovejuna"

Los últimos 138 programas de La mitad invisible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios