www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
3719817
Para todos los públicos La mitad invisible - Fauna, de Joan Fontcuberta - ver ahora
Transcripción completa

Mire donde mire, tengo dudas,

Mire donde mire, tengo dudas,

esto me pasa porque la obra de hoy me reta con el arte de la mentira.

Casi 30 años después de inventar

la historia de un descubridor de especies,

"Fauna", de Fontcuberta y Formiguera sigue desafiando nuestra credulidad,

igual que otros autores de reconocidos fakes culturales.

Fontcuberta lo cuestiona todo, y siempre con un toque de humor,

en eso le voy a retar.

Y no digo más.

(Música)

En la sensación, en la emoción que provoca el arte,

siempre hay una mitad invisible que explica muchos porqués.

(Música)

Siempre es un gusto visitar Pamplona.

Hoy paseo por el campus de la Universidad de Navarra,

porque voy a su recién estrenado museo,

ocupa un moderno edificio del arquitecto Rafael Moneo.

Por esta obra, y por su trayectoria, Moneo ha recibido en 2015

el Premio Nacional de Arquitectura.

Ya desde la fachada nos mira Joan Fontcuberta,

con uno de sus disfraces nos anuncia su nueva exposición,

una retrospectiva que incluye "Fauna", su obra más famosa,

y de la que hoy quiero conocer todos los detalles posibles,

visibles, e invisibles.

En esta exposición, que se titula "Camuflajes",

se presentan varios trabajos escalonados cronológicamente,

en un lapso de más de 20 años.

Todos ellos tienen como leitmotiv, como denominador común,

esta idea de la infiltración y del camuflaje,

cómo la información, muchas veces, se camufla de otra cosa.

Y para eso, "Fauna" es el montaje perfecto,

su argumento científico se adapta a cada espacio,

aquí mezcla animales inventados y reales.

"Fauna" apela a muchos intereses,

nos habla no solo de la fotografía y el arte visual,

sino que también involucra aspectos de la ciencia que hoy son candentes,

como la biotecnología, la ingeniería genética...

Apela a un determinado tipo de periodismo sensacionalista,

periodismo amarillo: "Monstruo con tres cabezas",

"Ha nacido un niño con tantos brazos"...

Apela a la falsificación de la historia.

Por eso, aquí es imposible no dudar de lo verdadero y lo falso.

Por ejemplo, resulta que estos monstruos de dos cabezas

sí son naturales, y los aporta la Universidad de Navarra.

Incluso en este convincente documental biográfico

del científico protagonista, la duda nos corroe.

(Música inquietante)

Pero "Fauna" fue obra de dos,

Fontcuberta se centró en lo visual, en el continente.

Y del contenido, la parte más literaria,

se ocupó el también fotógrafo y escritor Pere Formiguera,

desaparecido en 2013.

Pere Formiguera y yo éramos amigos de largo recorrido,

era una persona muy creativa, muy jocosa,

siempre tenía bromas que contar, era muy agradable estar con él.

Lo primero que hicimos fue generar una trama argumental, un personaje,

que sería este naturalista alemán, neodarwinista, Peter Ameisenhaufen,

"ameisenhaufen" es "formiguera", hormiguero en castellano,

que sería un investigador obsesionado por encontrar las excepciones

a la teoría de la evolución darwinista.

El investigador era alemán, y fue en Alemania, en el 87,

donde se presentó "Fauna". Dos años después, llegaría a Barcelona.

(Música)

Ahora entiendo por qué en cualquier país la obra gusta tanto,

porque "Fauna" conecta con leyendas, con animales mitológicos

como un ciervo alado, o una tortuga con patas.

Si estos animales me impresionan a mí hoy, no quiero ni imaginar

el impacto que tuvo la exposición hace 30 años.

Y Fontcuberta sigue disfrutando mucho con ella,

porque no se cansa de reinventarla.

Lo vemos en su salsa al colarnos en la charla

a un grupo de estudiantes que serán los guías.

(Música)

Me gustaría que vosotros, como guías, no desveléis la ficción,

no expliquéis el truco,

no mintáis nunca.

Mi estrategia es nunca decir mentiras,

pero jugar con los equívocos,

y provocar que los prejuicios del espectador afloren, se proyecten.

Joan anima a los guías a ser sus cómplices.

En la sala de "Fauna" eso es especialmente complicado,

con los animales disecados, los reales, y los inventados,

todos posibles mediante la taxidermia.

De ahí viene la palabra taxidermia, la dermis,

trabajamos la piel del animal.

A mí me gustaba usar el cráneo de los animales,

porque en el aspecto de un animal naturalizado,

te vas a fijar siempre el rostro, la expresión de los ojos,

y luego, las formas de la cabeza, yo uso la piel, y el cráneo.

En el caso de los pájaros, se usan los tarsos también,

lo que es el tarso, la pata con los dedos,

y el resto va todo fuera,

porque el resto es todo el interior de un animal,

son compuestos que se descomponen.

Eduardo me cuenta detalles de un oficio

al que suelen recurrir algunos cazadores.

El cuerpo lo hago con un poliuretano de dos componentes,

es un poliuretano que se queda rígido, pero es moldeable.

Como todo trabajo artesanal, parece más sencillo de lo que es.

Ya quedan pocos taxidermistas que, como dice Eduardo,

naturalicen bien ejemplares de caza o animales domésticos.

También le pregunto por los injertos creativos,

como los que exhiben en "Fauna".

A finales de los 80, fueron mezclas de animales muertos

del zoo de Barcelona. Pero en el ámbito doméstico,

no son tan raras como yo pensaba.

Mi opinión, es buena. Es un tema interesante.

¿Has hecho alguna mezcla? Lo he llegado a hacer.

Lo he llegado a hacer.

Hombre, lo he hecho en un par de ocasiones.

Me encargaron una liebre, ponerle unos cuernitos de corzo.

Yo hice la cabeza de un cerdo como si fuera un rinoceronte,

con un cuerno de una vaca joven saliéndole del morro...

Son cosas extrañas, pero bueno, que llaman la atención.

Ahora veo más claro cómo construyó su "Fauna" de ficción Fontcuberta.

Me fijo en los ojos.

Siento un poco de angustia al acariciar estos animales disecados,

y noto una energía extraña que me dice que algo va a ocurrir.

(Música)

Me pregunto dónde nacen, viven y mueren las sensaciones

tan inherentes a estar vivo.

Ha sido casi inevitable coger el zoológico

para ver animales vivos.

¿Cómo perciben los sentidos y la realidad?

¿Cómo se engaña a la lógica como propone "Fauna"?

La neurociencia busca respuestas a todo.

Por eso le he pedido al prestigioso científico sevillano

José María Delgado que las comparta conmigo.

Para la neurociencia,

la creatividad es una función cerebral como lo es el movimiento.

Si lo vemos del punto de vista evolutivo,

los cerebros aparecen para hacer una función fundamental,

que es para moverse en un espacio en tres dimensiones.

Para cambiar el sistema, aparte tienen sistema motor

y un diseño interno que obliga a moverte,

a buscar nuevos nichos, a explorar nuevos espacios.

Hace falta tener unos receptores sensoriales

que te permitan ver para no darte trompazos,

oír para no detectar posibles predadores

o fuentes indeseables de ruido.

Tener detectores como el gusto, olfato, etc.

Los receptores sensoriales no necesariamente transmiten

una imagen real del mundo tal como es o del mundo externo

al propio cerebro.

La visión es una selección del mundo que se quiere ver,

pero al mismo tiempo los colores tampoco existen en el mundo real.

El color es un invento del cerebro

porque tiene cierta ventaja adaptativa.

Distinguir el color del loro, por ejemplo,

ya que estamos en un zoológico, sobre un fondo verde,

tiene un cierto valor adaptativo.

Así que el cerebro se encarga de integrar las distintas percepciones

y eso hace posible crear y contemplar también el arte.

En el mundo del arte es fundamental la mentira.

Un cuadro no es una realidad.

Las Meninas no es una habitación real donde están los personajes puestos.

Además también tenemos la imagen falsa

de que vemos las Meninas de golpe. Eso no es cierto.

Los colores se ven en un sitio.

Lo que es el perfil, las líneas, se ven en otro.

Si hay movimiento, es otra parte del cerebro.

Sin embargo, todo eso se integra y se agrupa,

así que no nos damos cuenta de que realmente estamos viendo

algo parecido a una sinfonía.

Algo que ocurre a lo largo del tiempo.

Me sorprende también cómo otra idea de las emociones

que nos regala el arte, tan normales y tan corrientes para todo el mundo.

Hay un ejemplo muy claro que ningún artista se ha saltado.

Es el siguiente. Nadie ha inventado una emoción.

Las emociones están inventadas y como son sentidas

y vienen del mundo nuestro interior, no hay manera de hacer un libro

que vaya cargado de las emociones normales y corrientes

que todo el mundo siente.

Siempre es interesante saber más cosas de nuestra biología.

En este caso, nuestro cerebro.

Porque el arte está totalmente ligado a la vida y a la libertad.

Por eso, espacios como este, un zoo,

me remueven las emociones.

El tema lo pide, pero a mí estos sitios no me gustan nada.

Prefiero pasear por el Parc de la Ciutadella.

Es abierto y acogedor.

La "Fauna" de paseantes, especialmente turista,

está a la caza de la mejor fotografía.

Uno de los edificios más fotografiados

es el centenario museo de zoología.

Ahora está cerrado al público,

pero en este castillo modernista en 1989

se vio por primera vez en España el montaje de "Fauna".

En una sala un domingo por la tarde,

había un matrimonio, el marido, la mujer y dos hijos,

de aproximadamente 10 y 12 años.

El hombre estaba extasiado delante de unas fotografías diciendo:

"¡Qué maravilla!

Nunca hubiese imaginado que estos animales pudiesen existir".

Y el niño, que le tira por un lado dice:

"Papá, ¿no te das cuenta que es un montaje?".

El padre le da un cachete y le dice:

"Cállate, niño, ¿no ves que estamos en un museo?".

Me paro a pensar.

No sé qué me está pasando en las palmas de las manos.

¿Tendrá algo que ver con las caricias de los animales muertos?

(Música)

Decido buscar algunas respuestas

en un lugar donde las piedras hablan.

Voy al museo de geología en el seminario de Barcelona.

Este tipo de museos son inspiradores por dos razones.

Por un lado, porque tienen unas situaciones

desde los animales, la presentación, las piezas,

la misma arquitectura, la forma y el display científico.

Pero al mismo tiempo me parecen escenarios para presentar el trabajo.

Lugares donde intervenir con pequeñas...

Intervenciones muy ligeras. Casi escondidas.

Que queden solo descubiertas para un visitante muy atento, ¿no?

Ahora que ya estoy metida en el mundo "fontcubertiano",

en su estética, miro de otra manera los logotipos,

los dibujos, los expositores mismos.

Veo la conexión con la obra. Con "Fauna".

Los cambios en mis manos continúan.

Ya se ven sutiles marcas.

Como grietas.

Como párpados.

No sé qué pensar.

Regreso a Pamplona para entender mejor

la filosofía creativa de Fontcuberta.

Lo que él llama "Habitaciones de la fotografía".

Aquí lo que hago es pasar revista a algunas de estas habitaciones.

Qué pasa cuando la fotografía habita la botánica.

Qué pasa cuando habita la astronomía.

Qué pasa cuando habita la historia del arte.

Es como un replanteamiento del saber enciclopédico

disciplina a disciplina, parcela a parcela.

A la vez tengo que apropiarme de los recursos, de los tics,

de la retórica de cada uno de estos campos.

La verdad es que inventa historias increíbles, como "Sputnik",

el viaje de un cosmonauta soviético que se pierde por el cosmos.

Me encanta este montaje.

(Continúa música)

Luego me enseña su primer gran proyecto: "Herbarium".

Alucino con las imágenes de plantas.

Algunas hechas con trocitos de papel higiénico.

Tanto "Herbarium" como después "Fauna",

marcan el final de su trabajo fotográfico analógico

con su Hasselblad 500.

(Música)

En los siguientes trabajos, por ejemplo, "Eurogénesis",

las paisajes imposibles son posibles con la tecnología digital,

o sea, con mucho Photoshop.

(Continúa música)

Y otro mundo que le apasiona es la edición de textos.

Entre los libros escritos por todos los Joan Fontcuberta

que ha podido localizar, se camuflan los suyos.

Mis proyectos lo que intentan

es prevenir al espectador sobre el engaño.

Por desgracia, vivimos en un mundo en el que el engaño prevalece.

Entonces, a veces yo digo metafóricamente,

que mis trabajos son o funcionan como vacunas.

Lo que hago es inocular como virus de la ficción

en el organismo del espectador.

Entonces, es el espectador, es su organismo, el que va a producir

los anticuerpos necesarios para defenderse

de esa posible contaminación, de esa posible enfermedad, ¿no?

Pues sí, yo también creo que la ficción trae

salud a nuestra vida.

(Música)

Y claro que Joan Fontcuberta está en la lista

de los creadores antídotos contra el virus

de lo políticamente correcto.

El siglo XX ya tiene una interesante lista de artistas subversivos.

Cómo no acordarnos del "fake" radiofónico de Orson Welles

con su "Guerra de los mundos" un lejano 1938.

Y quien ha analizado todos los "fakes" habidos y por haber

es el sociólogo del arte Jorge Luis Marzo.

Aunque han pasado nada menos que 27 años

desde que se presentó "Fauna" en Barcelona, el profesor Marzo,

que admira profundamente a Fontcuberta, se acuerda bien.

Por ejemplo, de que el 30% de los visitantes

se creyeron lo de las nuevas especies de animales.

La talla artística, y también como ensayista, de Fontcuberta

no es solo extraordinaria a nivel local o nacional,

lo es a nivel internacional.

Uno de los personajes, de los artistas, clave

que desde los 80, sobre todo a lo largo de los 90,

nos ha acompañado en un trayecto interesantísimo

para ir abandonando una credulidad demasiado ingenua.

Para con los medios y con la capacidad que tenemos

de participar en ellos de las últimas décadas, ¿no?

Lo que convence a la gente no es la factura,

la extraordinaria factura de las fotos que aparece

en el arte del "fake".

El arte del "fake" son las mismas vitrinas

que seguramente el propio museo había prestado,

un museo viejo como el Museo Zoológico de Barcelona.

El plus de veracidad que otorga a "Fauna" y a tantas obras

un entorno museístico es evidente.

Menos creíbles son los medios audiovisuales,

en los que ha habido tantos "fakes".

La prueba de que Obama mató a Osama es que no nos mostró ninguna imagen.

No se sintió en la obligación de hacerlo.

20 años antes o 15 años antes hubiese sido

una prueba imprescindible para demostrar algo.

Ahora, precisamente, es demasiado fácil fabricarlas

y lo que honraba ese gesto era evitarnos la imagen.

(Música clásica)

Un informativo dentro del programa experimental "Camaleó"

fue un "fake" de Televisión Española en Cataluña

que hizo correr ríos de tinta hace 25 años.

(HABLAN CATALÁN)

El anuncio de que en la Rusia de Gorbachov

había un golpe de Estado, provocó un conato

de conflicto diplomático en España.

Fue un "fake" anunciado y luego se vio que premonitorio.

Se hacía, además de una manera que todavía visto hoy,

es muy realista.

Es una realización extraordinaria, en directo, con los medios

de entonces, llamadas de teléfono, sudores, torpezas,

digamos que de una existencia, al minuto, asistíamos,

sabíamos las cosas tan pronto las sabía el mismo presentador.

Estos ejercicios siempre se saludan como muy higiénicos

en la cultura popular y despiertan, ayudan a emanciparse a la gente

de esa voz de los medios, pero siempre se castigan, ¿eh?

Pues sí. Hubo un correctivo para el director y realizador

del "Camaleó", nuestro compañero Miguel Ángel Martín.

Le pregunto cómo se les ocurrió.

Recuerdo un pequeño pájaro de brea y de petróleo

de la primera Guerra del Golfo que nos decían que venía

de los pozos petrolíferos de Oriente Medio.

Muchos días después se descubrió que ese pájaro realmente

era un pájaro de un derrame petrolífero en Alaska.

Eso nos llevó a pensar que muchas cosas pueden tener una disonancia

entre la forma y el contenido; y que cuando le das una forma

a las cosas que parece realmente creíble,

todo parece más verdad, aunque pueda ser todo mentira.

Entonces, por qué no hacer un programa de televisión

como si fuera un informativo, pero el contenido fuera de ficción.

Creemos que cuando vemos a un presentador sentado

como un busto parlante, vemos un decorado galáctico

y una persona que habla sin parar,

creemos que nos va a contar la verdad.

Eso se desmiente, por ejemplo, viéndole las costuras a la tele.

(Música)

O haciendo trampas y "fakes" fotográficos como estos.

En el fondo nos encanta jugar con la mentira y con la ilusión.

Y en este sitio, de hecho hay muchísimo.

Es el Museo de las Ilusiones,

un pequeño local en el centro turístico de Barcelona,

con ficciones delirantes en la que es muy divertido meterse.

(Continúa música)

Dejo un museo tan divertido como informal para ir a otro,

mucho más serio.

Voy muy bien acompañada y fotografiada por Josep Echaburu.

Hoy me propone una exposición muy especial

del famoso fotógrafo japonés, Hiroshi Sugimoto.

Voy a disfrutar de otra propuesta muy pertinente

hablando de la verdad y la mentira en la fotografía.

De entrada, con el mensaje:

"No importa si el tema es falso, la fotografía lo convierte en real",

Sugimoto advierte al visitante para que dude de todo lo que ve.

¿Cómo juega Sugimoto con la mentira?

Pues, mira, lo que hace Sugimoto es hacer retratos

de gente imposible de retratar.

Básicamente, porque en su época no existía la fotografía, ¿entiendes?

Él a través de figuras de cera construye una realidad inventada.

Nos hace los retratos de Enrique VIII y todas sus mujeres en este caso.

Es impresionante el hiperrealismo de estos retratos, y su frialdad.

Fidel podíamos haberlo fotografiado, ¿verdad?

Sí.

¿Qué ocurre aquí? ¿Dónde está la trampa?

La mentira. La mentira.

En que es un muñeco de cera.

Es como tener una manzana hecha con cera.

¿Tú que estás fotografiando, una manzana o una manzana de cera,

que es otra cosa? Es otro objeto, pero te crea una sensación

de realidad. Sí, sí.

Pues con esto juega.

Igual que Fontcuberta hace sus animales estos...

Imposibles. Imposibles.

Pues aquí son muñecos de cera.

También comentamos con Josep Echaburu

que este fotógrafo japonés tan distinto de Fontcuberta

tiene en común con él, al menos hasta "Fauna",

lo de hacer fotografías artísticas sin nada de manipulación digital.

En Sugimoto hay una extraordinaria poesía,

un perfeccionismo, ¿no?

Hay una frialdad en el tratamiento de lo real

que le permite llevar la fotografía a esos matices

que son absolutamente admirables.

A mí me guía más la ironía, el sarcasmo...

una cierta crítica más inquisitiva de lo real.

En la recta final de mis pesquisas sobre "Fauna",

ya solo me falta visitar a Joan Fontcuberta en su estudio.

Está en esta antigua fábrica de Granollers.

Hace un siglo fue una empresa textil importante

y ahora es un centro cultural.

Y yo me preparo para intentar sorprender al maestro.

En los últimos tiempos Joan Fontcuberta viaja

muchas semanas al año por todo el mundo,

pero siempre vuelve aquí.

Me hace especial ilusión ver las ediciones literarias de "Fauna".

Hasta una docena en distintos idiomas.

Al hacer la primera edición de "Fauna", que se publica en Alemania

en 1987, yo tenía claro que quería hacer un libro de autor.

O sea, un libro obra, un libro trampa,

un libro que pillase desprevenido al lector, al espectador.

Un libro que se colase, que se infiltrase

en las estanterías de las librerías, de las bibliotecas,

en las clasificaciones que no le correspondían.

Mi gran ilusión es cuando encuentro este libro

en las bibliotecas en la sección de Ciencias,

no en la sección de Fotografía.

Fontcuberta hace una distinción muy clara entre el libro proyecto,

como este de "Fauna", y los libros catálogo.

Me enseña con mucho humor y orgullo esta edición coreana

totalmente pirata.

Y está especialmente orgulloso de la edición japonesa autorizada,

que él califica como su bestseller con 150 000 ejemplares vendidos.

Repasando el libro, viendo estas fotos

de animales fantásticos e imposibles,

me parece evidente que "Fauna" está en la base de la valiosa

filosofía creativa y subversiva de Fontcuberta.

Y casi tres décadas después, ya tiene todos los premios

nacionales e internacionales más importantes.

Como el Hasselblad, el Nobel de la fotografía de 2013.

Un satélite artificial, una esfera de un metro de diámetro

aproximadamente, que pesaba tan solo...

También nuestro archivo guarda algunas divertidas performances

de Fontcuberta.

Le pregunto por qué le gusta tanto ser la imagen de su obra.

El aspecto actoral o performativo de mi trabajo

forma parte de una estrategia, ¿no?

Pero ha sido una decisión no tomada deliberadamente,

sino que llegó debido a las circunstancias.

Eso pasó y lo recuerdo perfectamente cuando estaba planteando

el proyecto "Sputnik".

Entonces, el resultado me causó mucha satisfacción,

tanta que decidí que a partir de ese momento

muchos de mis proyectos yo seguiría representando

como un travesti los roles necesarios en función de cada historia,

de cada relato, ¿no?

¿Qué te pasa en las manos? ¿Por qué llevas guantes?

Es que no lo sé.

Toqué el otro día una liebre disecada y...

Me está saliendo algo en la palma de las manos.

Las liebres disecadas son muy peligrosas.

A mí me encanta que me gasten bromas,

no sería justo que las rechazase, ¿no?

Es decir, donde las dan, las toman.

(Música créditos)

  • Fauna, de Joan Fontcuberta

La mitad invisible - Fauna, de Joan Fontcuberta

13 sep 2016

El programa dirigido por Blanca Flaquer y presentado por Clara Peñalver se acerca a “Fauna”, una obra que hace tres décadas desafió algunas verdades sobre la ciencia y la fotografía.
El montaje 'Fauna', que Joan Fontcuberta y Pere Formiguera presentaron en Barcelona en 1989, sigue vigente. Pese al tiempo transcurrido y su naturaleza totalmente analógica, forma parte de una amplia exposición, 'Camouflages', que Fontcuberta ha presentado este año en la Universidad de Pamplona.
Joan Fontcuberta es mucho más que un fotógrafo artístico. Lo suyo es pura filosofía visual y activismo cultural evidente. En el caso de 'Fauna', desafiaron verdades científicas como la evolución de las especies. Un científico neo darwinista inventó animales y con ellos fue protagonista de un fake que consiguió, y consigue, engañarnos. La taxidermia permitió crear esos animales imposibles.

ver más sobre "La mitad invisible - Fauna, de Joan Fontcuberta " ver menos sobre "La mitad invisible - Fauna, de Joan Fontcuberta "

Los últimos 138 programas de La mitad invisible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios