www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
3782058
Para todos los públicos La mitad invisible - Beato - Facundo - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Uno de los mayores tesoros de la Biblioteca Nacional

es el denominado Beato de Facundo,

una copia de los Comentarios al Apocalipsis

de Beato de Liébana.

Ante mí, un códice de casi 1000 años.

La impronta de esta iconografía medieval

llega hasta Picasso.

En la sensación,

en la emoción que provoca el arte,

siempre hay una mitad invisible que explica muchos porqués.

(LEE) "Esta es la revelación que Dios confió a Jesucristo.

El ángel se la comunicó a Juan.

Dichosos los que prestan atención a este mensaje profético,

porque la hora final está al caer".

(Música)

Este es el principio del Apocalipsis,

el último libro de la Biblia,

que anuncia cómo será el fin del mundo.

Inicio un viaje al Apocalipsis

a través de un códice ilustrado, de casi 1000 años de antigüedad,

que se conserva en la Biblioteca Nacional.

Los Comentarios al Apocalipsis.

Su autor, un monje llamado Beato,

lo compuso en el siglo VIII

en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria.

En la Biblioteca me recibe Teresa Mezquita,

exdirectora de manuscritos de la casa.

Me concede el privilegio de consultar el original.

Beato, Beato es un nombre. Beato de Liébana es un nombre,

lo que pasa que en masculino ha dejado de utilizarse,

pero en femenino es Beatriz.

Es decir, Beato es un nombre, sin más,

y ni fue santo ni beato,

y lo digo porque hay una enorme tradición histórica que es errónea,

y lo verás en bases de datos de bibliotecas, en repertorios,

en publicaciones, y no es que sea un error,

es que se ha transmitido así 500 años,

Santo Beato de Liébana.

No, Beato escribe su comentario

para ilustración de sus frailes, dice,

hermanos, monjes.

Es decir, no solamente es ilustrar

con una lectura paralela para gente que no supiera leer,

como se dice que son en la Edad Media las ilustraciones.

No, es que intenta

crear una conciencia espiritual más allá,

es decir, el Apocalipsis es un libro críptico y, según San Jerónimo,

tiene tantos misterios como versos, entonces, se necesitaba

otra lectura,

una especie de lectura paralela.

Al códice de la Biblioteca Nacional se le denomina Beato de Facundo,

por el nombre de quien copió la obra de Beato.

Por extensión semántica,

todas las copias que se hicieron del primer comentario,

que estaba ilustrado, seguramente, de Beato de Liébana,

a lo largo de 400 años,

se hicieron copias, de las cuales nos quedan unas 38,

eso es lo que se llama Beatos,

digamos, los códices manuscritos que copian al primero

y copian y copian y copian.

Se llama Facundo porque hay un colofón

y fue hecho por un tal Facundo. No sabemos nada de él.

Esta es la única pista sobre Facundo.

O sea, "Facundo lo escribió,

que su memoria perviva siempre", o algo así.

(Música)

La tradición marca que el autor del Apocalipsis

es San Juan Evangelista.

(LEE) "Yo soy Juan.

Me hallaba desterrado en la isla de Patmos

por haber proclamado la Palabra de Dios,

cuando el día del Señor caí en éxtasis

y oí una voz poderosa que ordenaba:

'Escribe en un libro todo lo que veas

y envíalo a las siete Iglesias'".

Aquí tenemos a Dios en majestad, en su trono de oro también,

y le da el libro a un ángel, es decir, hay un intermediario,

no se lo da directamente a Juan Evangelista.

Aquí hay una de las características más importantes de los Beatos,

la división en bandas de colores horizontales,

y además les sirve para hacer dos escenas en el tiempo

y dos escenas, una en el cielo y otra en la tierra.

El ángel era como la guardia imperial en las pinturas bizantinas.

El ángel era como la guardia imperial en las pinturas bizantinas.

(Música)

Para saber más sobre el Apocalipsis y los Beatos,

inicio un recorrido por varios puntos de España.

Primera parada:

El Escorial.

Aquí me recibe José Luis del Valle,

director de la biblioteca del Real Monasterio y teólogo.

Tema complicado el del Apocalipsis.

Pues, se puede responder

con el primer versículo del Apocalipsis, que dice:

"Revelación de Jesucristo que Dios le encargó mostrar a sus siervos

acerca de lo que tiene que suceder pronto".

Ahora el problema es saber qué tiene que suceder pronto.

Todo hace pensar

que el texto del libro del Apocalipsis

es una respuesta

a la crisis de fe suscitada por las persecuciones.

Y que, en tal caso aludiría, el libro del Apocalipsis,

a la persecución de cristianos por una fuerza política,

que sería el Imperio Romano,

y que se cree que tuvo lugar durante el período de Domiciano,

en torno al 81 al 90 d. C.

En ese caso, el libro habría sido escrito, más o menos,

en torno al año 95.

(LEE) "Al mirar, vi un caballo blanco

cuyo jinete iba armado de un arco".

En la iconografía tradicional, en principio,

siempre, los cuatro jinetes traían todas las catástrofes

habidas y por haber, pero para Beato,

el primero es una prefiguración de Cristo y de la Iglesia,

y entonces, digamos que es un jinete bueno.

Y se gira hacia detrás

y dispara al segundo jinete con el arco.

El segundo jinete es la guerra.

(LEE) "Vi un caballo negro,

cuyo jinete sostenía una balanza".

Y podría uno pensar que es la justicia,

pero nada que ver con ello,

en realidad es un jinete que está hablando...

de alimentos, de aceite,

habla de las carestías, de las penurias, etc.

Y Beato, todo lo...

digamos, todo lo lleva a su terreno.

Él dice que esto es la carestía espiritual de la Iglesia.

(LEE) "Al mirar vi un caballo amarillo

montado por un jinete que se llamaba 'Muerte'".

Sobe él iba el Hades,

pero claro, el Hades, el infierno,

¿cómo lo va a representar? Es muy difícil.

Y entonces, lo que hacen es representar

el demonio.

Pero aquí hay una cosa extraordinaria

y es que el demonio, que es un ser

como peludo, alado, con garras, de color oscuro,

tiene en los ojos...

bueno, se los han destruido.

Ah, ¿pero eso es? Claro,

es que eso está destruido con un punzón.

Y eso está destruido de siempre,

porque se temía muchísimo el mal de ojo

y el poder destructivo de la mirada del diablo.

-El género literario en sí, apocalíptico,

es fundamentalmente una literatura de consolación.

La situación ahora mismo es muy grave, es de crisis,

pero en un futuro más o menos inmediato

va a intervenir Nuestro Salvador y ese Salvador nos va...

Desde ese punto de vista es como se entiende

esa literatura de consolación.

Antonio Martín Araguz es neurólogo e historiador del arte.

Su especialidad es la neuroestética, rama de la ciencia que estudia

cómo el cerebro descifra la belleza.

El apocalipsis, cuanto más terrorífico, digamos,

más llamativo y más, de alguna forma implicaba

esa esperanza de la gente... Esto es escatológico,

la escatología es la ciencia de la catástrofe mística, ¿no?

"Entonces, otra figura prodigiosa apareció en el cielo.

Un enorme dragón color de fuego con 7 cabezas".

Esta serpiente de las siete cabezas

yo creo que es una creación de los beatos, la más potente,

la más conocida, y es, desde luego,

un invento de los beatos, por llamarlo de alguna manera.

Es una especie de personificación, no es el diablo exactamente

el dragón de las siete cabezas, es una personificación del mal.

-Este dragón, en realidad es un símbolo de Roma,

la Babilonia, digamos, no la Babilonia geográfica

sino la Babilonia, de alguna forma, escatológica,

que perseguía a los romanos y perseguía a la Iglesia

y es un dragón que está persiguiendo a una imagen femenina.

-Ante la amenaza de la serpiente, el Hijo,

se lo lleva Dios a otra parte y está aquí, y se lo ha llevado,

entonces, a ella le da dos alas y va al desierto

y allí la cuidan, tenemos aquí a la mujer con las dos alas,

"Y entonces vi que San Miguel y sus ángeles

atacaban a la serpiente", y aquí tienes todos los ángeles con lanzas,

no sabemos cuál es San Miguel,

y curiosamente, claro, todos los ángeles caídos,

que se están convirtiendo en personajes que caen al infierno,

donde están todas las llamas, y el diablo está atado

y encerrado con una cadena...

-Uno de los nombres del Anticristo es Diocles Rex,

se traduce como tal en las tablas, Diocleciano,

pero el Anticristo es un personaje amable en apariencia.

Es una especie de político actual que bajo un rostro amable,

encierra un auténtico demonio. (RÍE)

¿Entonces, qué es el Anticristo? Es un demonio

que quiere suplantar la figura de Jesucristo pareciéndose a él,

entonces, ese Anticristo que se representa por el número 666,

concretamente, la gente dice que es el número de la bestia,

es el número 6,6666, un número que no es perfecto

porque el número perfecto es el 7.

(Música)

Gracias a Antonio, José Luis y Teresa

llego a comprender que el apocalipsis es el relato

de una batalla entre el bien y el mal absolutos.

Cuanto peor sea el mal, caballos de muerte,

serpientes de siete cabezas, diablos con los ojos raspados,

más grandioso será el triunfo del bien.

(Música)

"Los muertos fueron juzgados conforme a sus acciones".

Y llegamos ya al final de la historia

y este es el Juicio Final.

Y tenemos aquí la llegada de Cristo en majestad

que este ya se parece más al Pantocrator

como luego pasará en las iglesias románicas,

y hay una serie de bandas con un montón de personajes,

que sí, claro, esta es más compleja, porque si uno lee el Apocalipsis

está diciendo: "Se abrirán los libros y según lo que tú hayas hecho

y lo que haya en el libro, te salvarás o te condenarás".

Pero claro, lo dice muy elípticamente

y muy complicadamente, y es muy difícil de plasmar.

Aquí hay otros personajes que están unidos

de una manera un poco extraña y aquí, algunos de ellos

ya tienen algunas expresiones como de temor,

como de miedo, como de temor.

El Apocalipsis dice que serán arrojados, los no justos

serán arrojados a un mar de fuego, entonces lo que hace el miniaturista

el ilustrador, es una especie de horno con una chimenea

por donde sale el fuego y el humo, y los cadáveres flotando,

que los cadáveres en general, son iguales,

tanto que sean del Diluvio o de una catástrofe de las trompetas,

o del infierno.

"Vi bajar del cielo la ciudad santa, la nueva Jerusalén".

Al final te dice el Apocalipsis

que llegará la Jerusalén celestial,

pero lo dice como muy cinematográficamente

en el sentido que bajará la ciudad, bajará del cielo,

ya no existirá tierra, no existirá mar, no existirá el sol,

no hace falta la luz, no hace falta nada,

este es el final, el final pacífico, ha desaparecido el mundo

y se lo queda ya la Jerusalén celeste.

Beato de Liébana compuso su libro en el scriptorium de un monasterio.

Los scriptoria benedictinos fueron el crisol

de la transmisión de cultura durante la Edad Media.

Lorenzo Maté es el abad del monasterio

de Santo Domingo de Silos.

Hombre, pues en los monasterios,

la función de los scriptorium monásticas

es, sobre todo, crear libros, manuscritos,

para uso de la comunidad, para uso de los monjes,

sobre todo, pensando en el oficio divino,

en los rezos, en la Iglesia.

Pero también tuvieron otra función,

que es recopilar la cultura antigua,

y sobre todo, de los clásicos, y también,

pues guardarlo y ponerlo a disposición de los monjes.

En la Regla, nuestro padre San Benito dice:

"Que al principio de la Cuaresma se de a cada monje un libro,

un manuscrito, y que al final, se le pregunte también,

a lo entregue, si lo ha leído".

En el scriptorium de Santo Domingo de Silos

también se compuso un beato.

Hoy, el original del "Beato de Silos"

se conserva en Londres.

El Monasterio de Silos tenía en Madrid

una abadía, San Martín de Madrid,

y allí siempre había monjes de Silos.

Quizá, para hacer algún estudio,

pues lo llevaron al monasterio de San Martín de Madrid

y allí se perdió la pista. Terminó al final en manos

de José Bonaparte, y él lo vendió

y lo compró la British Library,

que es actualmente donde está.

El Abad me hace notar que los adornos y cenefas

que decoran los beatos aparecieron 100 años después

en los capiteles de los claustros.

(Música)

En tres horas de viaje, pues escuchar musiquita.

Madrid, El Escorial, La Rinconada y Silos.

En mi itinerario apocalíptico falta León,

pero antes tengo que recoger en Madrid

unos datos muy valiosos.

(Música)

Arsenio Sánchez es restaurador de pergaminos

en la Biblioteca Nacional.

Me abre los ojos sobre los ingentes esfuerzos

que se ponían en juego en un monasterio

para componer un códice ilustrado.

Realmente es muy difícil ponerse en la piel

de un monje del siglo XI que tiene que elaborar un libro,

porque nosotros, en la sociedad actual,

estamos acostumbrados a que todo lo tenemos al acceso

rápidamente, simplemente yendo a un comercio

podemos comprar hojas, podemos comprar bolígrafos,

podemos comprar pinturas para decorarlo.

Esto no existía en la Edad Media.

Evidentemente, los monasterios eran micro mundos

que se autoabastecían de todos los materiales.

Para hacer un libro como el Beato,

era necesario movilizar una serie de recursos inimaginables.

Realmente, no llega a ser la construcción de una catedral,

pero se le asemejaba bastante,

porque entraban en el mundo de la confección del libro,

entraban carpinteros, curtidores,

entraban los que tejían, los que preparaban los pigmentos,

los que extraían las gomas de las resinas de los árboles,

es decir, entraba todo un mundo

en colaboración bastante complejo.

Cinabrio, sulfato de hierro, goma arábiga,

centenares de ingredientes para hacer un códice,

pero aún falta el soporte.

(Música)

El pergamino es en realidad

el tejido que recubre a los animales de sangre caliente,

y es una especie de red de fibras que tienen una consistencia

y que es necesario procesar para poder trabajar con él.

-Es el soporte más extraordinario y más maravilloso

que se ha utilizado por el hombre a lo largo de los siglos.

Por varios motivos, por su estabilidad,

por su durabilidad, por su tacto, por su belleza.

Bueno, es un soporte que se viene utilizando

desde hace más de 3000 años,

y que dejó de utilizarse desgraciadamente

por cuestiones económicas en el siglo XV

por la invención de la imprenta por parte de Gutenberg.

En el siglo XX, Salvador Dalí acometió un trabajo semejante

a lo que representan los beatos medievales.

Ilustró el Apocalipsis sobre pergamino

y le dio formato de libro.

(NODO) "Para componer este ejemplar

han hecho falta 200 pieles inmaculadas de cordero.

Está considerado como el máximo monumento bibliográfico

de la artesanía francesa".

Es precisamente en la Imprenta Municipal de Madrid

donde me reúno con unos editores que siguen utilizando el pergamino.

Hoy, una editorial confecciona copias de códices medievales

sobre pergamino, combinando medios mecánicos y manuales

como la aplicación del oro y su envejecimiento.

El fijado sirve para dar la sensación de antigüedad,

como que el oro ha sufrido un desgaste,

que de hecho, lo ha sufrido, por el roce, por el uso,

y por el deterioro en sí.

Hay algunas que están mejor conservadas, otras, peor,

entonces, normalmente para que no queden

esas puntas tan redondas pues se suele picar un poquito.

Lo limpiamos un pelín con el dedo.

Es muy suave, pero sí que es cierto que da un aspecto envejecido.

Incluso, esos orificios que se ven tan, tan perfectos,

solemos darle un pelín para que de la sensación

todavía más envejecido.

-Lo que hacemos es se manipula siempre díptico a díptico,

es decir, todos los trabajos se realizan individualmente,

pero en forma de cadena, para que el equipo de amanuenses,

el equipo de especialistas que tenemos, digamos,

tengan una ocupación y en vez de hacer de uno en uno,

pues hacemos series de 10 o de 20.

Por ejemplo, la "Biblia de los Cruzados"

nos costó más horas que según dice la Rolls Royce

cuesta hacer un Rolls Royce.

Porque ellos dicen que son casi 300 horas

y cada uno de esos libros lleva 318 horas de manualidades.

La obra de Beato de Liébana fue muy difundida en su época.

Esto se explica por el contexto político del siglo octavo.

Los musulmanes habían invadido la península ibérica,

los cristianos sufrían la represión musulmana.

Margarita Torres es profesora de historia medieval

en la Universidad de León.

Son cristianos a los cuales se les prohíbe construir iglesias,

se les prohíbe reconstruir iglesias.

Siempre se habla de que a las gentes del libro se las trata bien,

bien bajo los parámetros "Manu militari" del Islam,

es decir, no se les trata con una convivencia de religiones

como en términos contemporáneos creemos o imaginamos que ocurrió,

porque esto es falso de raíz.

(Música)

Beato de Liébana, afirman los expertos,

componer su obra para dar esperanza a los cristianos de su tiempo

que sufrían persecuciones como los de la primera era.

¿Qué ocurre? Que cuando no sabes leer

sí puedes ver, entonces, ¿qué ocurre? Estas formas, estos colores,

estas imágenes servían para, primero, educar al pueblo inculto,

incluso a los propios monjes,

segundo, servían para adoctrinar a la gente

y tercero y no menos importante,

servían para transmitir un mensaje de esperanza.

Los moros están ahí, pero no os preocupéis,

que el ejército de Dios, que salen los jinetes del apocalipsis,

acabará no exactamente con el Islam,

porque no se habla específicamente del Islam,

ni del profeta, pero sí que digamos

que contra los ejércitos del mal.

Y digamos que, de alguna forma, el Apocalipsis

y el comentario de Beato fue ese patrón nacionalista,

es decir, somos hispanos, cristianos, y estamos en guerra,

y queremos recuperar nuestro territorio,

y el Apocalipsis y el comentario de Beato

es nuestra bandera para mantener ese criterio

de reconquista, de alguna forma.

300 años después, el Reino de León vive un gran periodo de esplendor

con los reyes Fernando y Sancha tras la muerte de Almanzor.

Nuestros terrores del año 1000

coinciden más por ejemplo con los problemas en la frontera

que derivan después en la figura de Almanzor, que no con otras,

por lo tanto, nuestro Anticristo, por decirlo de alguna manera,

es más Almanzor que no una figura que está a punto de llegar

en ese año 1000, ¿no? ¿Qué ocurre? Ocurre que Almanzor

es un personaje extraordinariamente interesante, fascinante.

Es uno de los mejores generales españoles,

me niego a llamarlo musulmán o del Islam,

es uno de los grandes generales españoles,

es un estratega impresionante, es un político de una talla

elevadísima, es un intelectual, lo tiene todo.

Hasta dicen que era guapo, con lo cual, lo tiene todo.

Cruzado el umbral del año 1000, Almanzor muere en 1002,

se produce una reestructuración. Poco a poco se vuelve a sacar cabeza.

Y mientras tanto, en el Islam, ocurre lo contrario.

Se entra en unas guerras civiles brutales,

es el periodo de la llamada "fitna",

que son las guerras civiles en el Islam,

y surgen las primeras taifas. Unas taifas que están en manos

de descendientes de Almanzor o de grandes generales de Almanzor

o de grandes familias nobles de tiempos de Almanzor.

Y están tan peleadas como antaño, 40 años atrás,

estuvieron peleadas las cristianas.

(Música)

Nunca me había parado a pensar lo que ha dicho Margarita.

Almanzor era musulmán pero no era un extranjero,

sus antepasados llevaban ya 300 años en la península.

(Música)

Fernando y Sancha trasladaron a esta colegiata de León

los restos de San Isidoro de Sevilla.

Raquel Jaén es la directora del museo

de la Real Colegiata de San Isidoro de León.

En concreto, se refiere a los hechos

que tuvieron lugar el 21 de diciembre del año 1063

cuando se produce el traslado de las reliquias

de San Isidoro de Sevilla. En este documento

lo que se hace constar es todas las donaciones

que, con motivo de la traslación de las reliquias,

se hacen al monasterio de San Isidoro que antes estaba advocado

a San Pelayo, para enriquecer este monasterio.

Las reliquias del Santo dieron un gran prestigio a la colegiata.

En esta era de esplendor, los reyes encargaron su beato.

Por motivos históricos,

por motivos peculiares de la época se hizo famoso,

entonces todo el mundo quiso su beato,

todo el mundo quiso su iPhone.

Como quien dice, ¿no?

¿Y qué ocurre? Que llegó un momento en que los reyes

dijeron: "Yo quiero mi beato también".

Pero mi beato tiene que ser mejor que el de los monjes, faltaría más.

"Yo soy el Alfa y la Omega,

el que es, el que era y es que está a punto de llegar,

el dueño de todo".

Es una imagen fastuosa, en el sentido de que ya nos está diciendo

que es una imagen real. Como este es el único beato

que es un encargo real, de Fernando I y doña Sancha,

emplean un color púrpura

en todo el fondo, además, es enorme el uso del oro,

el uso del oro en el Alfa, el Cristo lleva la Omega,

es decir, es el Apocalipsis,

"Soy el principio y el final, soy el Alfa y la Omega".

"Tómalo y cómetelo, aunque te amargue las entrañas,

será en tu boca dulce como la miel".

Pues tenemos una ilustración correspondiente

a cuando el ángel le ordena a Juan que coma el libro,

y después le ordena que vaya al templo y mira al templo.

(TV) "El libro se quedó en la mesa del traductor".

El éxito de Umberto Eco partió de este pasaje del Apocalipsis

para armar la trama de "El nombre de la rosa".

Donde el autor de los crímenes es un libro envenenado.

(TV) "Con hojas de lima y se ahogó.

También tenía un dedo ennegrecido.

Los 3 muertos murieron a causa de un libro que mata..."

Eco era un gran conocedor de los beatos.

(TV) "Y esta es la versión comentada por Humberto de Bolonia.

-Por eso voy a sellar lo que no debe ser dicho".

El malo de la película es Jorge de Burgos,

cosa que en Silos no pasa desapercibida

entre algunos visitantes de la abadía.

Pues sí preguntan,

pero hay que decir que esto es una novela,

pudo existir ese personaje

y pudo no existir, ¿no?

Para el nombre de Burgos y para el entorno del Monasterio de Silos

pues sí, ha sido una publicidad,

pero también decirles que Umberto Eco

no estuvo aquí y no se inspiró en este monasterio.

Fue en el monasterio de Subiaco, en Italia.

Pasó por aquí hace unos años y expresamente le pregunté

dónde se había inspirado, o sea que más bien,

siendo el italiano muy cerca,

de donde San Benito instauró, o digamos, comenzó,

la orden benedictina.

¿A qué recuerda esta imagen que aparece en el Beato de Saint-Sever?

(Música)

Tomo un café y me preparo para recibir nuevas informaciones.

(Música)

Ya desde el primer momento en que Picasso

empieza a hacer los dibujos preparatorios del "Guernica",

ya desde el primer momento, yo creo que es Anthony Bloom

el que dice que la cabeza del toro que ha hecho Picasso

la recuerda a uno de los Apocalipsis que ha hecho el Beato tal.

-Picasso, que vivió en París y pudo tener acceso lógicamente

a esta ilustración, se inspiro para hacer el famoso "Guernica".

En concreto, en la ilustración del Diluvio Universal

donde hay dos representaciones peculiares,

una es el gigantismo, vemos que las figuras humanas

son muy grandes, mucho más grandes incluso que el famoso caballo.

-Y el caballo, etc...

tienen unas similitudes que no pueden ser casuales.

(Música)

Apocalipsis en griego significa revelación.

En el lenguaje de la calle,

el adjetivo apocalíptico es sinónimo de devastación.

El "Guernica" reproduce una situación apocalíptica.

O sea, algo espantoso, terrorífico.

Picasso sabía dónde apuntaba.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Beato - Facundo

La mitad invisible - Beato - Facundo

01 nov 2016

Se profundiza en los aspectos esenciales y triviales de la obra a través de entrevistas a expertos, visitas a lugares relacionados con la obra, búsqueda de archivo gráfico y un largo etcétera que dependerá de la obra escogida 

ver más sobre "La mitad invisible - Beato - Facundo" ver menos sobre "La mitad invisible - Beato - Facundo"

Los últimos 138 programas de La mitad invisible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios