www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3809490
Para todos los públicos La mitad invisible - Lazarillo de Tormes - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por TVE

Estoy en la ruta del "Lazarillo de Tormes",

entre Salamanca y Toledo.

En el Lazarillo está el principio de la novela moderna.

Literatura del hambre.

La picaresca española, ¿Tópico o realidad?

En la sensación, en la emoción que provoca el arte,

siempre hay una mitad invisible que explica muchos por qué.

Al comenzar la segunda mitad del siglo XVI, cuando Carlos I

forjaba el imperio que sería el más extenso de la tierra,

aparecía un librito que revolucionaría

la literatura narrativa,

"Lazarillo de Tormes".

El académico Francisco Rico

y el profesor de la Universidad de Salamanca

Miguel García Bermejo, coinciden en señalar que con el Lazarillo,

la literatura se asomaba por primera vez, a las heces de la realidad.

En realidad es una fecha capital en la historia de la novela moderna,

insuficientemente reconocida.

Toda la novela moderna parte del "Lazarillo de Tormes".

Por primera vez tenemos a un personaje

que se desarrolla ante nuestros ojos, se va transformando, va cambiando,

que es contradictorio en ocasiones, que experimenta piedad, empatía,

eso no había aparecido en las letras europeas hasta ese instante

y después, quien va a continuar por ese camino,

es Don Miguel de Cervantes.

Existía la novela pastoril,

con sofisticados pastores lánguidos que cantan a las orillas del río,

existía la novela caballeresca con aquellos fabulosos caballeros

modelos de Don Quijote,

pero no había ningún género que contara la realidad diaria,

tal como se presentaba a los ojos de los contemporáneos.

El librito termina con esta frase:

"Pues en este tiempo estaba en mi prosperidad

y en la cumbre de toda buena fortuna"

El "Lazarillo de Tormes" es una obra

que tiene temáticas recurrentes a lo largo de su argumento,

normalmente relacionadas con la honra,

el tema fundamental de la obra, la religiosidad, el hambre,

y todo teñido de una crítica social un poco ácida.

Al final de la obra, Lázaro de Tormes,

es pregonero de la ciudad de Toledo,

una profesión considerada baja.

El arcipreste de San Salvador

blanco, garnacha y albillo

El escritor Mariano Calvo,

especialista en escenarios literarios de Toledo,

será mi guía en la ciudad.

El Lazarillo cumplió lo que podíamos llamar "american dream" a la toledana

llegó a la prosperidad, en esta ciudad

que al principio, tan difícil se lo puso.

Él consideraba que había llegado a ese techo de éxito

con el que había soñado siempre.

La obra simula ser una carta

que escribe Lázaro a un tercero para explicarle determinado caso.

El caso no se desvelará hasta el final de la obra

y tiene relación con la iglesia de El Salvador de Toledo,

de la que Lázaro y su esposa eran vecinos y allí se habían casado

Y si como han dicho vuestras mercedes,

quieren que refiera el caso, muy por extenso,

mejor será empezar por el principio, que no por el final o por el medio.

¿Por qué lo hace? Porque es más creíble construir

la vida de un personaje desde el principio

que no situarlo en el momento en el que se quiere observar

su circunstancia como una fuente de enseñanza moral, que es el caso.

En las primeras páginas de la obra, hay una esclarecedora advertencia:

"porque consideren lo que heredaron nobles estados,

cuán poco se les debe, pues Fortuna fue con ellos parcial".

Todo el período moderno y ya en la Edad Media

hay toda una crítica hacia la nobleza y hacia los que pertenecen a ella,

como simples herederos de sangre.

No se han ganado nada y en ocasiones son verdaderamente fracasos

de lo que fueron sus orígenes, degradaciones, decadencias.

Sepan vuestras mercedes que soy Lázaro de Tormes,

hijo de Tomé González y de Antonia Pérez,

naturales de Tejares, aldea de Salamanca.

Mi nacimiento fue dentro del río Tormes,

por cuya causa tomé este sobrenombre.

Su madre vino a darle un negrito muy bonito, al cual Lázaro cuidaba

y ayudaba a calentar en los fríos inviernos de Salamanca.

Es igualito que su padre, mamá, negro, coco, ayuda, miedo, mamá

¿Hi... de puta! cree que es blanco,

¿cuántos habrá en el mundo que huyen de otros

porque no se ven a sí mismos?

Anda Lazarillo, hacia allí, hacia donde sale el sol.

El ciego decidió abandonar Salamanca para obtener más ganancias en Toledo

El viaje se inició cerca del puente que cruza el Tormes.

Le pido al actor Jaime Santos que me permita ser su lazarillo.

El origen de la palabra que designa a los guías de ciegos,

surge precisamente del título de esta obra.

Y me dice al oído que este toro hará gran ruido dentro de él.

¡Ay!

(Golpe)

¡Necio!, aprende, aprende que el mozo del ciego

un punto ha de saber más que el diablo.

Santa Lucía, os de vista, Santa Inés fortuna os traiga,

que a mi nada me dieron, sino este sombrero y capa.

Sin duda el golpe del ciego abrió los ojos de Lázaro,

porque a partir de aquel momento,

sus picardías con el ciego fueron incontables.

Para ir a visitar a esa viuda que vive en las afueras

y que tan largas oraciones me encarga siempre.

Llegando a Almorox, camino de Toledo,

unos vendimiadores ofrecieron un racimo al ciego.

Tienes que prometerme que no cogerás más de una cada vez

y así hasta que demos fin al racimo, una tú, una yo, una tú, una yo,

son buenas y sabrosas estas uvas ¿eh?

¿En dónde estas?, Ah sí, ¡toma!

-¿Por qué me pega ahora? -Maldita sea, engañado me has, Lázaro

Que juro a dios que te comías las uvas, tres a tres.

¿Quieres que te diga en que conocí que te las comías tres a tres?

-¿En qué?

-En que yo me las comía dos a dos y te callaste. ¡Bribón!

Estoy en el Instituto Lazarillo de Tormes

y he venido para hablar con uno se sus profes, Juan Ramón,

sobre uno de los fragmentos más curiosos del Lazarillo.

Escalona fue la siguiente etapa en la ruta del Lazarillo.

Tengo una cita en el instituto que precisamente se llama

Lazarillo de Tormes.

Dejamos el instituto y vamos tras las huellas de Lázaro en Escalona.

Estamos aquí en el mesón Lazarillo.

Es un mesón como muchos de los que había en el siglo XVI.

En un mesón como este es donde sucede el episodio de la longaniza.

Cuando ya había chorreado la grasa sobre los trozos de pan,

el ciego se comió las pringadas.

Lázaro está muerto de hambre y pone una longaniza a asar en la parrilla.

Lazarillo, dame un cuartillo de vino.

Y entonces Lázaro hace de las suyas y se le ocurre una idea.

Sucedió lo esperado, el ciego hincó el diente al nabo.

Eh, que esto es un bocata de nabo, que yo no soy el ciego.

¿Alguien quiere un bocata de nabo?

Por suerte yo no soy ciega.

Lázaro vomitó la longaniza y así captó Goya la escena.

El protagonista de la historia preparó su venganza en esta plaza.

Tío, el arroyo es muy ancho, si queréis veo por dónde atravesar

sin mojaros y saltando pasaremos con los pies secos.

Abandono Escalona, preguntándome

¿por qué existía tanta miseria en la España imperial?

Es una paradoja verdaderamente curiosa,

se descubrieron para los españoles, minas de oro y plata en América

y va a empezar un flujo de metales preciosos a España.

¿Qué provoca este aluvión masivo de metal precioso en una economía

estática como era la medieval castellana del momento?

Provoca la subida de los precios que llegó a ser del 400 %,

en los últimos 50 años del siglo XVI y lleva a un crecimiento

de los precios en los productos de primera necesidad

y por tanto el hambre universal de los que no tenían nada que vender.

Salamanca, Almorox, Escalona, la próxima etapa de Lázaro

sería Maqueda, yo sigo la misma ruta.

Lázaro abandonó al ciego, en Maqueda y entró al servicio de un clérigo.

"Escapé del trueno y di en el relámpago".

Era un clérigo avariento que mataba de hambre al pobre Lázaro.

Los echaba allí y volvía a cerrar el arca.

Aún hay almas caritativas.

Y éste ideó una treta para robarle comida.

Lo que quiera, lo que quiera, pero váyase señor calderero.

-Ave María purísima. -Sin pecado concebida.

El clérigo lo despidió.

La iglesia de Nuestra Señora de los Alcázares

ya existía en la época en la que se escribió el Lazarillo.

El doctor Tomás Rodríguez es un erudito

que cree que ésta pudo ser la iglesia que aparece en el libro

y que el clérigo de la época se llamaría Diego Pérez,

pero sin ninguna noticia sobre su avaricia.

Esta iglesia es del siglo XII, es la primera del arciprestado,

por lo que hay que suponer que efectivamente era la iglesia

a la que se refiere el autor del "Lazarillo".

¿Me pregunto por qué el autor del Lazarillo escondió su nombre?

Porque tenía miedo, porque sabía que estaba diciendo

una serie de cosas que iban a ser censuradas

o mal vistas, mal recibidas en su tiempo.

¿Quién ha dicho que no pone su nombre?

Está bien claro, Lázaro de Tormes, que probablemente es falso,

es poco dudoso pero el autor está allí.

El Lazarillo no es un libro anónimo,

es un libro apócrifo atribuido a aquel, a quien no es.

Es de un fray Juan de Ortega, a Lope de Rueda

y luego contemporáneos como Hurtado de Mendoza,

Sebastián de Orozco, Arcedio Tálora, Juan de Valdés, Alfonso de Valdés,

Juan Luis Vives y el último que creo que se ha incorporado a esto

ha sido Diego Hurtado de Mendoza.

Todos ellos son candidatos muy interesantes

pero no hay ninguna relación real, documental con ninguno de ellos.

El autor del "Lazarillo" pudo haber sido desde un catedrático de lógica

de Salamanca, a un noble entretenido con sus amigos en contar historias.

No tenemos la más remota idea.

Toledo fue la siguiente etapa de Lázaro,

allí entró a servir a un escudero que también era hidalgo.

Es que ¿no has comido?

No, señor, aún no eran las diez cuando encontré a vuestra merced.

Pues yo había almorzado ya, y cuando como tan de mañana,

hasta la noche me estoy así.

Pásate como puedas, que después cenaremos.

El hidalgo, salvo el propio lazarillo, es el personaje

más deteriorado en el tratamiento que hace el autor

de este estamento social, es la parte más baja de la nobleza,

de manera que el hidalgo era aquel noble de sangre,

que por falta de fortuna, dinero, o por falta de oficio

se veía obligado a vivir de una forma precaria

para no caer en la descalificación social

que suponía el trabajo mecánico.

Los privilegios que tenía la nobleza, era ejercer los oficios que el rey

le otorgara, y no estaba bien visto el desarrollo de trabajos mecánicos

Este hombre se ve obligado por su sangre, su privilegio

y su título nobiliario, se ve obligado a no trabajar,

es un tipo de solución vital

que va a estar condenada al fracaso absoluto

porque a medida que progresa la economía,

el trabajo mecánico va a ser el más rentable

y el que va a acabar triunfando en la revolución industrial.

Y tú, echa la llave, pero dale dos vueltas, no nos hurten algo.

Ponla en el quicio, por si yo vuelvo que pueda entrar.

-Esos son panes ¿no? -Sí, señor.

Es el mejor plato del mundo. ¿Lo han amasado manos limpias?

Pruébelo, a mi no me dan asco.

La conquista del pan es el tema central de la obra.

Al lado de la literatura gastronómica

existe la literatura del hambre.

La novela picaresca es su máximo exponente.

Negra es un adjetivo negativo

y la honra tan importante en la sociedad española de la época,

es sentida por muchos

como un impedimento, como un pie forzoso,

que en muchas ocasiones, en que uno, se comportaría de otra forma.

La honra es una carga, no es nada que ayude a vivir

sino más bien todo lo contrario.

Vine aquí, porque un vecino mío,

no se quitaba el sombrero para saludarme.

No se lo quitaría porque vos no os lo quitabais antes.

No, de cinco veces me lo quité el primero,

pero como él se lo quitó un par nada más, yo me partí por la mano.

¿Qué escarbará en los dientes, si hace cuatro días que no mastica?

Joan Sella nos acompaña al mercado, además de guionista del programa,

es erudito en temas culinarios.

Estamos en el mercado municipal de abastos de Toledo

que en tiempos de Lazarillo era la tripería, era el matadero

y la carnicería de aquel tiempo.

Aquí venía Lázaro para pedir alimento

y le daban invariablemente las carniceras

una ración de uña de vaca y tripas cocidas.

Aquí tenemos la pata de la ternera con su pezuñita,

que es el pie de la vaquita y esto no se puede comer

es imposible, porque está muy duro.

Yo digo que él comería la pezuña cocida.

"¿Uña de vaca es? Sí señor,

dígote que es el mejor bocado del mundo y que no hay faisán

que así me sepa, con almodrote, decía, es este singular manjar".

Almodrote es una salsa que se hace con aceite, ajo, queso,

hierbas aromáticas y que se parece mucho al pesto.

Y responde el lazarillo:

"Con mejor salsa lo comes tú".

¿A qué salsa se refiere Lázaro?

Sin duda al viejo refrán: "la mejor salsa del mundo es el hambre".

A los miembros del equipo les entra la curiosidad,

quieren probar la uña de vaca o pié de ternera.

Doña Conchi lo prepara de maravilla en Casa Antonio, en Toledo.

Yo rehuso, no como carne.

La ensaladilla rusa, otra de las maravillas de Conchi.

El siguiente amo de Lázaro fue un buldero,

un clérigo que vendía bulas.

Es un dinero que se paga a cambio de obtener un beneficio para el alma,

porque la bula destinada sea a la redención de cautivos

o a otro tipo, tiene un premio en indulgencias.

Y llegó un momento en que la bula empezó a incluir

como beneficios espirituales,

indulgencias para no comer determinado tipo de producto

que estaba prohibido por la ortodoxia católica

en determinadas fechas como huevos, leche carne,

en determinados momentos, como por ejemplo en Semana Santa.

¿Qué esperaban a cambio los que compraban una bula?

Para empezar el perdón de los pecados.

Había una indulgencia que incluso podías comprar para los muertos,

aquello se convirtió en algo verdaderamente escandaloso.

Francesc Rovira, es el ilustrador de un Lazarillo para niños.

Me cuenta el episodio del buldero dibujo a dibujo.

Cada vez que llega a un pueblo, habla con el cura y lo chantajea.

Él se deja chantajear y va a ayudar a vender bulas.

En la iglesia llamando a la gente para que venga y que compre bulas.

¿Y la cara del pobre lazarillo, un poco descolocado?

Él sabe, que lo que está haciendo no está bien, sabe que es un timo,

por eso lo mira así, con desagrado.

El buldero con el alguacil montan un timo, un engaño.

Va a la taberna y hacen como si se pelean.

Risas

-Ya se te ven las plumas, cómico de la legua

-Ten respeto de estos hábitos.

El bulero se va a la iglesia a predicar, donde va todo el mundo,

y allí el alguacil monta un show,

empieza a decir que es un timador, que las bulas son falsas.

-Yo vine con este echacuervos que me engañó

y me dijo que le ayudara en el negocio de vender bulas.

Y entonces el buldero dice que Dios le va a castigar, que está mintiendo,

que lo que está haciendo no está bien.

-Si es cierto, que estas piedras se hundan conmigo sepultándome.

Y mientras está predicando en contra de él,

hace ver que tiene un ataque de epilepsia.

Entonces rezando y rezando hace ver que Dios le ha perdonado,

y se le pasa el ataque gracias a sus oraciones.

-Perdón. Lo hice por vengarme de su paternidad

y por consejo del diablo, que se duele de que tomen las bulas.

Y a partir de aquí todo el mundo quieres bulas.

-¡Yo quiero, yo, dame¡ -¡Yo he llegado primero, yo ,yo!

Y entre los dos se reparten el dinero.

Por eso Lutero se lanzó contra las bulas,

la indulgencia que el Papa tan gratuitamente

estaba diseminando por el mundo cristiano.

La obra fue prohibida por la Inquisición.

Básicamente por el capítulo del buldero,

donde se presenta un falso milagro.

Si es verdad que se quitan una serie de lugares muy anti-eclesiásticos,

sin embargo, apenas se toca la historia del clérigo de Maqueda,

que es un ser abominable

y casi no se hace ninguna intervención en la censura

y es que nuestro concepto de sátira también ha cambiado,

creemos que la censura de la inquisición era muy agresiva

contra la sátira y creo que en aquel tiempo,

había una idea de que la sátira tenía un efecto positivo,

se puede hacer que la gente reflexione, piense y cambie.

La inquisición prohíbe el Lazarillo por la verosimilitud de la crítica

que hacía de los eclesiásticos del momento.

Los planteaba como avaros y faltos de caridad

y eso era muy fuerte en un contexto en el que el rey de España, Carlos

estaba asustado por los vuelos que estaba tomando el luteranismo

en Alemania y en otro lugares.

Tras muchos avatares, Lázaro consigue plaza de pregonero.

En el archivo de NODO se conservan unas imágenes impagables

de esta profesión extinguida.

A este vecindario, en vista de las noticias

En casa de Don Dionisio de la Hoz, que se le dará

Don Fausto, el señor cura.

El famoso caso del principio del libro es que la esposa de Lázaro

es amante del arcipreste de El Salvador.

-¡Huyy! -¿De dónde vienes?

-¿Que haces aquí Lázaro? -He salido a tomar el fresco.

-¿De dónde vienes?

-Menudo susto me has dado, creí que era el Machuca.

-¿De dónde vienes?

-¿No lo ves?, del huerto del señor Arcipreste.

-¿Qué hacías allí? -Regar las alcachofas.

-¿A estas horas?.

La profesora Carmen Vaquero acuñó hace unos años una teoría

muy curiosa, muy interesante y bien documentada,

según la cual el arcipreste era un personaje real que se llamaba

Don Bernardino de Alcaraz.

Parece ser que este título es un jocoso remoquete

que se cargó sobre las espaldas de Don Bernardino de Alcaraz

por una anécdota de su juventud.

Al parecer a Don Bernardino

le nombraron arcipreste del Salvador pero en Requena

y cuando acudió a ocupar la plaza, esta ya tenía titular.

En la capilla de Santa Catalina

propiedad privada de los condes de Cedillo

hay un retrato del presunto arcipreste del Lazarillo

que sería una de las dos figuras arrodilladas.

Y de ahí, que pudieran tener algún que otro enemigo

y uno de ellos pudo ser el autor del Lazarillo.

-Mi paraíso panal

A pesar de los cuernos, Lázaro se despide asegurando

que se encuentra en la cumbre de su fortuna.

Lazarillo, es una contraposición del escudero

en la situación final en la que se encuentra,

en que él da dos higas a la honra a cambio de estar tranquilo.

Como han hecho tantos, como haría cualquier persona sensata.

Si yo estoy bien con mi mujer y ella me mantiene en parte,

que más me da, lo que digan.

El Lazarillo anticipó la novela picaresca

género que nació en España

con obras como "El Buscón" de Quevedo.

En la plaza de toros de Toledo me reúno con Günter Steinkamp

que ha sido corresponsal en España

de una cadena de televisión alemana durante más de 30 años.

¿Es la picaresca española más que un tópico?

Me temo que sí.

Tanto la picaresca que trata el Lazarillo, la picaresca del pobre,

que engaña para sobrevivir,

que busca una vía para tener de qué comer,

de sostenerse sobre todo en tiempos de crisis

y también lo que no trata el Lazarillo,

la picaresca del rico, la corrupción del poderoso,

económica y políticamente,

lamentablemente está muy extendida

y es evidentemente un tema en España

y se ha convertido en un tema fuera de España

con los escándalos de mal uso de los fondos europeos,

tema que trasciende ya,

en la corrupción gubernamental, de la obra pública, etcétera.

Al parecer, el mundo que describe Lazarillo,

sigue vigente entre nosotros.

Subtítulos realizados por: Elda Hidalgo Castañeda.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Lazarillo de Tormes

La mitad invisible - Lazarillo de Tormes

22 nov 2016

En esta ocasión desvelamos la mitad invisible de la primera novela moderna "Lazarillo de Tormes". Clara Peñalver emprende una ruta entre Salamanca y Toledo tras los pasos de la obra. Hasta este momento, no se conocía en la literatura un obra que traslade la vida real más sórdida al papel.

ver más sobre "La mitad invisible - Lazarillo de Tormes" ver menos sobre "La mitad invisible - Lazarillo de Tormes"

Los últimos 138 programas de La mitad invisible

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios