La hora musa La 2

La hora musa

Martes a las 22.55 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4818278
Para todos los públicos La Hora Musa - Programa 5: Manolo García, Jungle, Brisa Fenoy y La Banda Trapera del Río - ver ahora
Transcripción completa

Hola. Buenas noches. Bienvenidos y bienvenidas.

Lo que voy a decir va a sonar a topicazo,

pero es verdad.

El artista que viene ahora no necesita presentación.

Le avalan 40 años de escenarios, 7 discos en solitario

y, además, haber llevado la voz cantante

en una de las bandas más influyentes del pop-rock español.

Hoy, en "La hora musa", Manolo García.

Apaguen sus móviles, subid el volumen de la tele,

empieza "La hora musa".

Hoy el plató se llena de la lírica de Manolo García.

Y también nos adentraremos en la música de baile

de Jungle.

Conoceremos en la terraza a Brisa Fenoy.

Estos bloques vieron nacer a finales de los 70

a una banda de "rock", de punk

que más tarde se convirtió casi en una banda de delincuentes

y que hoy es ya una banda de culto,

los protagonistas del repor de hoy, La Banda Trapera del Río.

Nunca es tarde para echarse a la calle.

Nunca es tarde para el asombro.

No es tarde nunca para unos ojos de sereno cielo

y águilas al aire.

Y en un vergel buscar luceros

y encontrar caballos de mar.

En un bazar dejar te quieros

escritos entre pucheros que alguien leerá.

Nunca es tarde para las palabras.

Para la orilla del mar nunca es tarde.

Nunca es tarde cuando el verso cunde,

cuando el ser arranca, cuando el salto embarra.

Para el afán despedido por la vida nunca es tarde.

Nunca es tarde, nunca es tarde.

Y si el dolor trae brumas fieras,

acechar la tarde con su luz.

Si he de venir, torcaz es fiera;

componer, vivir ambos en tu honor.

Y en un vergel esperar aguaceros

y encontrar caballos de mar.

En un bazar dejar te quieros

escritos entre pucheros que alguien encontrará.

Nunca es tarde para las quimeras,

para la osa menor nunca es tarde.

Nunca es tarde cuando el verbo vivo nace de la carne,

para la orilla del mar nunca es tarde.

Nunca es tarde, nunca es tarde.

Muchas gracias.

Gracias.

¿Por qué hago música?

Pues hago música para ser feliz.

Porque me da alegría

y entiendo que da alegría a las personas a las que llega.

La música, en general, hace felices a las personas

y está médicamente demostrado.

Vamos, es algo científico, ¿no?

Pues por eso.

Porque quiero pasar por la vida cantando,

que es un logro maravilloso.

Vamos a hacer ahora un "single" de hace yo creo que dos discos:

"Giro teatral", una historia de celos.

Total.

Corro y me acelero, atravieso la noche sin luna

y el coche es mi carcelero.

Dije y te engañé: "Hoy regresaré tarde",

y vuelvo y me parte pensar que no estés

o que no estés sola, princesa del birle,

maestra en reírle al que te da bola.

Nadie quiere tornas.

Mi orgullo a raudales y mis voluntades

no quieren las sobras.

¿Qué culpa tengo de que seas tan fiera?

Un giro teatral ha dado mi vida desde que te conociera.

¿Qué culpa tengo de que seas tan loca?

Un hombre cabal he sido

que procura no descomponer lo que toca.

Un hombre cabal he sido

hasta que besé tu boca.

Tu boca.

Confiesa y admite

que una temporada autosugestionada también me quisiste.

O eso parecía.

Hoy quién lo diría siempre tan esquiva o de correrías.

Quizá a otros les guste esa inconsistencia,

la nula injerencia que ahora es tu disfrute,

arrasar con todo como la escapista,

la falsa turista que alardea en el foro.

¿Qué culpa tengo de que seas tan fiera?

Un giro teatral ha dado mi vida desde que te conociera.

¿Qué culpa tengo de que seas tan loca?

Un hombre cabal he sido

que procura no descomponer lo que toca.

Un hombre cabal he sido

hasta que besé tu boca.

Tu boca.

Te deseo buen año y que el cielo te guíe.

Ahora sin mí ríe como hacías antaño.

Te deseo buen año.

Te deseo y te extraño.

Muchísimas gracias.

Muchas gracias.

-La música es un motor de cambio muy importante

y por eso estoy aquí.

Para cambiar un poco la realidad y mandar mi mensaje.

Y creo que se puede concienciar

y se puede despertar mucho a través de la música,

porque es el medio más fácil, más rápido

y que llega a la juventud en menor tiempo.

Yo creo que se puede, quizá, vivir de la música,

pero realmente siendo fiel y siendo muy coherente

con lo que pienso, lo que siento y lo que hago

y que ese triángulo siempre vaya en una misma dirección.

Tu cara y tus manos,

tus ojos que me están mirando.

Tengo todo por dentro, márgenes que nos separan.

Si tenemos el mismo cuerpo, por qué no la misma casa.

Lere lerele lere lerele.

Por qué no la misma casa.

Lere lerele lere lerele.

El mapa que nos separa, que nos separa,

que nos separa, que nos separa.

Es que yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

Es que yo sin ti, no tiene sentido.

Tú aportas cultura, tú no estás vacío.

Nadie quiere irse de donde ha nacido,

que te quiten todo hasta tus propios hijos.

Me pongo en tu piel, me meto en tu carne.

Yo no he vivido ni una quinta parte.

Cuántas cicatrices que solo tú sabes,

14 kilómetros son los culpables.

Tengo todo por dentro, márgenes que nos separan.

Si tenemos el mismo cuerpo, por qué no la misma casa.

Lere lerele lere lerele.

Por qué no la misma casa.

Lere lerele lere lerele.

El mapa que nos separa.

Es que yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

Hay tantos "borders" que nos separan;

tan invisibles, pero que rasgan.

Lere lerele lere lerele.

Por qué no la misma casa.

Lere lerele lere lerele.

El mapa que nos separa.

La forma de mirar. Ay, ay, ay.

Es que yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

Yo sin ti...

no tiene sentido.

(Aplausos)

Ah...

Ah...

Con la intención gallarda de los vencejos y los lebreles

arrebatada llegaste a mí,

herida en tempestades de nieves,

de un carnaval de restos, de surcar aguas emponzoñadas,

góndolas tristes de cartón piedra

y malas compañías.

Me proponías otros febreros,

me dibujabas mapas sin coordenadas,

voces tan ciertas de libertades,

partir hacia las cumbres con presteza

que el día lo valía, decías, y el tiempo apremiaba.

Y ardieron los fuegos y nos comimos la tarta entera.

Y cuando nada quedaba,

aún era tanta el hambre que nos comimos hasta las velas.

Viajando por carretera donde bramaban las fieras

buscando la traca, la fiesta y el escarceo

casi nos salimos del mapa.

Con el saber eterno de los esclavos, las ofrecidas,

ferruginosa llegaste a mí,

vestigios nuevos en horas bajas.

De un devenir de sombras, de devaneos en la maleza,

de rasgaduras sin parpadeo,

me demandabas partir en naves.

Partir en naves sin peso muerto,

la buena carga de los afanes

sin otras ansias que ser la flecha, ya no el arquero.

No hay mejor guía, decías,

que el tenue brillo de las estrellas.

Y ardieron los fuegos y nos comimos la tarta entera.

Y cuando nada quedaba,

aún era tanta el hambre que nos comimos también las velas.

En lugares perdidos,

bañándonos en los ríos

y ateridos de frío, hacíamos fuego en la balsa

a riesgo de dejarla sin tablas.

Ah...

Ah...

(Aplausos)

Muchas gracias.

(COREAN) -¡Manolo! ¡Manolo! ¡Manolo!

(COREAN) -¡Manolo! -Muchas gracias.

Gracias por convertir un plató en una sala de conciertos.

Qué maravilla. Gracias.

Vamos a charlar un ratito. Claro.

Gracias a todos. Es un placer.

¿Qué tal estás?

¿Cansado? ¿Feliz? Bien.

No, contento.

Cansado no. No es nada, está chupado.

Ya, ¿verdad?

Al lado de un concierto...

Te metes conciertos como los de Paul McCartney

de dos horas y pico.

Sí, si estamos ahí un poquillo animados y tal,

que lo estamos,

pues nos vamos a tres casi.

Guau.

Sí, pero es disfrutar, ¿no?

Eso es verdad. Claro.

¿Tú sabes que coincidimos una vez en Music Lan?

Me parece que no nos presentaron,

pero tú estabas mezclando. Mal hecho.

Estuvo mal hecho. Mal hecho.

Además, allí en el estudio se come superbién.

Sí.

Están una sala mezclando, están en otra grabando...

Hay un ambiente muy bucólico.

Un lugar del campo, sí. Sí que es verdad.

Hablando de estudios.

He visto que sueles sacar disco cada tres o cuatro años.

Este ha sido cuatro años de viaje

desde "Todo es ahora" hasta "Geometría del rayo".

¿Cómo ha sido ese viaje de disco a disco?

Pues con mucha naturalidad,

intentando vivir la vida de una manera normal.

No como un músico que pretende hacer un disco,

sino como un ser humano

que va pasando su vida de la mejor manera posible

intentando estar lo mejor posible,

sin molestar demasiado

y procurando que no le molesten demasiado

los avatares de la vida, lo externo, que a veces nos marea un poco.

Vas haciendo tu vida normal, con tu ritmo

y en ese ritmo van surgiendo canciones.

Pero lo que nunca me ha gustado ni me ha salido bien es forzar.

Quizás en años más jóvenes,

en tiempo cuando empezábamos como grupo y tal

sí que hay una necesidad, una urgencia,

de "otro disco, venga".

Hay que un poco afianzarse, implantar un poco tu sello

a ver si consigues un hueco en el panorama de la música y tal.

Una vez más o menos eso está hecho,

luego está eso tan difícil que es mantenerse.

Pero yo creo que hay que mantenerse sin forzar la situación.

Con naturalidad. Pero tú te has mantenido genial.

Me he mantenido sin correr,

sin atropellarme a mí mismo, sin pretender atropellar a nadie.

Equipos, músicos, estudios... Sin prisas.

"¿Lo podemos hacer?". "El mes que viene".

El mes que viene y, si no, en otro.

Mientras vas viviendo, haces otras cosas.

Vamos a verte hacer de obrero de la música en un vídeo.

"Sí Manolo está por allí, vamos a grabar".

"¿Por qué no grabamos esto? Ya lo tenemos todo".

El ingeniero: "No, si está todo terminado,

y he quitado los micros".

"No, no. Vamos a grabar esto".

Manolo en media hora escribió una letra fantástica.

-Te quedaste haciendo un ritmo con la caja de ritmos.

Pum, pa, patum, pum, pa. Pum, pa, patum, pum, pa.

Yo me fui al baño para estar tranquilo con la letra

y al oír tú esto que has tocado que es muy bonito,

me dio un ataque de lirismo y ya larariro lariaro rará.

-La verdad es que fue así.

-Te quedaste haciendo el ritmo para luego ponerlo en la guitarra

y el bajo lo hiciste también.

-Estábamos solos.

-Estábamos con el ingeniero que nos echaba con la escoba.

"A las 14:00 fuera". "Un momento, ya acabamos".

Y así fue.

¿Ha habido canciones que han salido así de rápido

en "Geometría del rayo"?

Sí, por ejemplo, "Crepúsculo creciente",

que no está en el disco.

Está en un "bonus track".

Surgió así, muy deprisa.

A veces, se mitifica un poco la tarea del creador,

de la persona que crea.

Un pintor o un músico

parece que tiene que estar concentrado,

días aislado en un sitio en soledad.

Pues vamos a ver, sales a hacer un cortado,

entras y en dos minutos tienes un tema

y te vas a hacer unas anchoas con una cerveza,

con un quinto o con un tercio.

A veces es así. Claro.

Hay que decir la verdad, o sea...

Hala, cada cual...

Yo es que le quito hierro porque realmente...

Yo siempre digo

que lo importante es la magia de la obra.

El que sea capaz de conseguir canciones...

Las personas somos todas un disparate,

tenemos virtudes, defectos, evidentemente.

pero la música es magia, la pintura, la literatura...

¿Por qué los dioses son tan generosos con nosotros?

Nos regalan emoción, nos regalan vida,

porque el arte es vida, es un pozo de agua límpida.

Echas el cubo y sale un agua clara, cristalina.

Eso es la música, la pintura, el arte en general.

Te refresca, te da vida, te da...

Es así de sencillo, tampoco tiene más misterio.

El misterio es de dónde sale, de dónde cae.

Por qué san Pedro te tira a ti o al otro o al de más allá

esta canción o este cuadro.

Pues no lo sé.

Bueno, prepárate

porque vamos a llamar al peligro de "La hora musa",

que se llama Víctor Clares.

(Aplausos)

Muy buenas noches. Buenas noches.

Hola, Víctor. Maika, buenas noches.

Supongo que te habrás dado cuenta, porque eres muy observador,

pero yo soy muy de Manolo García.

-Muchas gracias.

-La camiseta del club. -Portada del último disco.

Esto es veraz.

Bueno, Manolo, vamos a entrar en materia.

Yo no sé si llamarte Manolo, Manola, Manolita...

-Vamos a ver esto. -No me jodas.

-Miremos esta foto, por favor.

Ah, muy bien. Qué belleza.

Señoras y señores, entre todas estas mujeronas,

aunque no os lo creáis, está Manolo García.

Me ha costado encontrarte.

-Soy la cuarta por la izquierda.

Vas subiendo, ¿no?

-Esto son Las Burras. -Las Burras, sí.

A veces éramos teloneras de El Último de la Fila.

¿En serio?

Sí, hacíamos doblete. ¿Qué me dices?

Nos maquillábamos convenientemente.

Y, bueno, esto era una epopeya.

Ponernos...

Prepararnos de esta manera eran dos horas ahí.

Yo pensaba: "Dios mío".

O sea, que ahora tenéis empatía de verdad

por lo que cuesta para una mujer ir vestida de mujer humana.

Ahí lo comprobamos.

-Te queda bien la melena además.

¿Con la banda de ahora os travestís de vez en cuando

o ya pasó?

-De esto hace bastante tiempo.

Lo podría hacer otra vez; quiero decir, por supuesto.

No le haría ningún tipo de remilgo a la cosa, ¿no?

Me parece bien.

-Te voy a poner otras imágenes.

Vamos a ir 30 años atrás.

Son estas, a ver si las recuerdas.

Somos voces que se alzan

por cada alma pacífica y sencilla,

sencilla,

que está prisionera injustamente.

Es el concierto, vamos a explicarlo,

es el concierto de Amnistía Internacional del 88.

Interpretaste esta canción, "Chimes of Freedom",

junto a, atención, Tracy Chapman, Springsteen,

Sting, Peter Gabriel, Youssou N'Dour.

Además, Manolo García, tú con la chuletilla.

¿Qué pasó? ¿No dio tiempo a aprender la canción?

-No me dio tiempo.

Estaba afónico, además. Estaba con la voz rajada.

Pero, bueno, el momento era muy emocionante.

Me veo ahí muy flaco. Estaba hecho un canijillo.

-¿Qué tal la experiencia de compartir escenario

con esta gente?

-En el momento, alucinante. -Hombre.

Sí, bueno, antes de salir, tuvimos que respirar

y decir: "A ver, vamos a ver, estos señores son muy grandes.

Han hecho cosas...".

Sting, en los discos de Police, ha dejado un...

Hay canciones maravillosas de Springsteen.

Yo recuerdo con Springsteen, cuando oí "The River",

que para mí es su mejor disco, "The River",

fue cuando empecé a componer letras, oyendo ese disco.

¿En serio? Yo escribía cositas.

Iba escribiendo, hacía versiones...

Ahí es realmente cuando empecé a tener noción

de que era importante hacer letras, textos.

Ahí ya había escrito.

Me acuerdo en la mili a ratos,

tenía varios grupos en los que tocábamos.

Pero con "The River" fue cuando empecé a pensar:

"Guau, esto es alto octanaje, esto es muy fuerte".

Y empecé ya a ponerme más al tema de los textos, de la letra.

-Manolo, tengo entendido que no te gustan las redes sociales,

vivir un poco pegado al móvil.

No sé si en algún concierto se te han hinchado ahí las pelotas

por alguien que estuviera con el móvil

para arriba y abajo.

-Yo tengo todo el respeto por todo el mundo

y yo veo a la gente filmar con el móvil o hacer fotos

y la libertad es muy importante.

Ya basta de prohibiciones,

tanta prohibición y tanta multa.

A veces, en nuestra sociedad,

las convenciones sociales nos llevan a una cuadratura bestia.

"Cuidado, cuidado, cuidado".

Quieren grabar, dejo a todo el mundo.

No soy nadie para decir "no filméis, el móvil fuera".

Faltaría más.

Si pido libertad para mí, cómo no la voy a conceder.

Pido por favor, si quieren...

En cada concierto pido por favor que no lo metan en las redes,

pero que tampoco me voy a enfadar.

Tampoco se acabará el mundo y tampoco pasará nada.

¿Por qué digo esto?

Bueno, porque un músico se empeña en sonar bien,

en ofrecer discos con un buen sonido,

pasas media vida intentando que suene bien.

Cuando filmas un programa en la tele para un especial, para un DVD,

cámaras, focos...

Y luego ver aquellas imágenes, "Eh, no sé qué", la gente,

no suena bien, la imagen es horrible...

Piensas: "Qué penita.

Intentando hacer las cosas bien y me han chafado el asunto".

-Es que la gente es un poco plasta con las redes sociales, móviles...

A mí me carga un poco.

Me voy a ir, pero ¿nos hacemos un "selfie"?

-¿En serio?

-La gente es muy pesada, pero yo soy muy de Manolo García.

Ya lo he dicho, por favor.

-Si te apetece, encantado. -Venga.

Ah, no era broma.

Me voy a poner en medio.

Con todo el morro. Claro.

A ver.

-Estira el brazo.

-Una, dos y tres.

Oye, me voy a acabar de montar el repor.

Venga, corre. Qué ganas de verlo.

Hasta luego, Víctor. Chao.

¡Víctor Clares!

Te voy a preguntar por la pintura, es otra cosa en común.

¿Cómo nace tu interés por la pintura?

¿Es algo innato?

Es algo desde muy joven, sí.

Desde muy crío.

Han sido mis dos pasiones.

Luego con los años he ido teniendo más pasiones

y cada vez tengo más.

Pero esas dos son desde la infancia, desde la preadolescencia, ¿no?

Yo siempre estaba dibujando

batallitas, monigotes, animalitos, un mundo así.

Bueno, las artes plásticas son muy importantes en mi vida,

porque también es una fijación, es una plasmación de que estamos aquí

y de que hay magia, magia a través de los sentidos, ¿no?

Y que nos llega.

Nunca lo he dejado.

Estudié diseño gráfico, no he parado de pintar nunca...

Pasé muy poco tiempo copiando y rápidamente me puse a crear.

Mejor o peor me da igual,

pero a intentar fabricarte pequeños mundos,

pequeños mundos donde tú te sitúas confortablemente,

donde tú paras el tiempo, detienes el tiempo

y estás expresando unas emociones.

Por desgracia,

me chivan por pinganillo que hay que ir acabando.

Voy a hacer una pregunta que no te han hecho nunca.

¿Y El Último de la Fila cuándo vuelve?

Es broma.

Qué pesados que son, ¿no?

No, está muy bien.

Está muy bien.

Bueno, a El Último de la Fila, como puedes imaginar,

le tengo todo el cariño del mundo, porque me lo ha dado todo.

También hemos peleado mucho.

Éramos un grupo

y nadie daba dos pesetas por nosotros.

Habíamos tenido una experiencia como Los Rápidos, como Los Burros,

y sendos fracasos comerciales.

Éramos ya fracasadores profesionales

y en las compañías de discos

era "habéis gastado los cartuchos, dejadlo ya".

Por suerte para nosotros empezamos a trabajar canciones.

No estábamos por la fiesta, estábamos por el oficio.

Ha quedado ahí un legado nuestro pequeñito,

unos discos, tal...

Seis inéditos y uno, digamos, de recopilación.

Estoy muy orgulloso, me lo he pasado bien,

he sido muy feliz, me ha enriquecido como persona,

me ha enseñado muchísimo El Último de la fila.

Me ha dado muchas alegrías.

Pero lo de segundas partes nunca fueron buenas

estoy bastante de acuerdo.

Además de que, no sé, si Quimi Portet o yo

al acabar El Último de la Fila hubiéramos montado una churrería

o una tienda de ultramarinos durante 15 años

y dejas la música sí que lo vería lógico.

"Pues llevamos 15 años fuera de esto".

Pero Quimi Portet y un servidor hemos seguido año a año

y disco a disco nuestro camino.

Y el camino de uno es importante. Obviamente.

(Aplausos)

Manolo, nos has hecho muy felices hoy.

Gracias por estar aquí. Igualmente.

He estado muy a gusto. Gracias a ti.

Un placer. Gracias.

¡Manolo García!

Estos bloques de cemento vieron nacer a finales de los 70

a una banda de "rock", de punk,

que más tarde se convirtió casi en una banda de delincuentes

y que hoy es ya una banda de culto.

Con sus canciones retrataron lo más decadente de la sociedad

y se cagaron en todo lo que no les gustaba.

Los protagonistas del repor de hoy en "La hora musa"

son La Banda Trapera del Río.

Y espero que hoy no se caguen en mí.

Vivís en cuatro paredes agobiados del mal olor,

de aceite de cocina barato que se adhiere al narizón.

Soportáis las cuatro paredes.

Bueno, Morfi, Jordi,

¿es verdad que os presentasteis a alcaldes de Cornellá?

-Claro, por supuesto. Nos presentamos para alcaldes.

No nos acabaron de querer, pero no sé por qué.

-¿Qué propuesta electoral hicisteis?

-Una de las propuestas era una plantación gigante

en el río de Llobregat de plantas de marihuana.

-No sé si nos va a dar tiempo de plantar marihuana,

pero ¿nos vamos a comer o qué?

-Venga, va.

Pero con barro hasta el pantalón.

Chicos, en "La hora musa" no somos muy de etiquetas,

pero a mí hay una que usáis para definir vuestra música,

la de La Banda Trapera del Río, que me gusta.

Y es la de "rock" de barrio.

¿Qué quiere decir eso para vosotros?

-Bueno, "rock" de barrio es la respuesta

a las condiciones infrahumanas

que se vivieron en los años 60-70

en la construcción de los barrios obreros.

En definitiva, el punk-rock hispano.

Yo habito en los bloques verdes.

La Trapera, de hecho, o por lo menos la impresión que me da

es que no tenía demasiados filtros.

Os cagabais en todo con contundencia y sin miedo a nada, ¿no?

-Bueno, y lo pagamos caro.

De hecho, como de los primero grupos de "rock"

y de rock-punk en el país

nos ofrecieron ofertas millonarias de las multinacionales en el país,

EMI, CBS, ARIOLA...

Y nos pidieron que para grabarnos y promocionarnos

pues teníamos que cambiar las letras.

Donde decíamos "cojones", teníamos que decir "pantalones".

"¿Cómo que has dicho cabrón?".

"No, no, no".

O sea, que dijimos que no y, bueno, censurados totalmente

por el régimen y la democracia,

teniendo en cuenta que solo había una tele.

¿A qué tarado como nosotros se nos ocurre

poner de canción para éxito "La regla"?

O sea, ya sabíamos que ni radio, ni tele,

ni hostias en vinagre.

Que tengo miedo.

Mama, mama, que tengo sangre.

Bueno, nosotros lo que queríamos, sobre todo,

era no acabar como nuestros padres en fábricas inmundas y todo eso.

Entonces, teníamos la ilusión de que...

Como cualquier punk-rock, ¿no?

Pues con una guitarra y una batería puedes cambiar tu vida

y hacerte multimillonario, cosa que no fue así, ¿no?

Soy curriqui de barrio, soy amigo del obrero.

Soy enemigo del sistema y le pienso pegar fuego.

Además de las letras,

¿la filosofía del grupo era también punk?

Porque me da la impresión

de que La Trapera era más bien caos que orden.

-Podíamos terminar los conciertos a hostia limpia.

Más de un concierto había terminado a hostia limpia.

Quiero mi dosis

y estar colocado.

La Trapera es más que una banda.

Es una familia, ¿no?

Entonces, ya te digo, a pesar de las bajas que ha habido

de Juan Pulido, de Tío Modes,

antes te lo comentaba,

es que están presentes en cada ensayo,

en cada viaje en furgoneta...

-Os quiero enseñar una foto. A ver qué recuerdos os trae.

¿Os acordáis de esto?

-Madre mía, sí.

Nos invitaron a tocar a un programa de Televisión Española

compartiendo escenario con Motörhead,

tres de Motörhead y dos de La Trapera.

Con nosotros nos acompañaban siempre

camellos de heroína, gitanos atracadores...;

con lo cual venían a camerino con nosotros.

-Jordi barriendo.

-Estos elementos, la heroína que traían, era superpura.

Entonces, las consecuencias de consumir esta heroína pura

son nefastas.

¿Qué pasa?

Que Phil Animal Taylor, el batería de Motörhead,

se metió un pico de heroína y se quedó doblado, inconsciente

y, claro, oíamos desde el camerino nuestro a Lemmy:

"¡Hijo de puta! ¡Joder!".

Gritos de...

Metiéndose e insultando al batería porque no podían salir a escena.

Total, hubo cambio de guion

y tuvo que salir a escena nuestro batería Juan Pulido.

Pero, bueno, es una anécdota también de cómo conocimos a Motörhead

y fue una anécdota simpática y, bueno, y peligrosa también.

No puedes meterte la heroína de Cornellá.

-Bueno, bueno, bueno, Trapera, ¿cómo estamos?

¿Qué tal?

Oye, os veo muy guapos y muy preparados, ¿no?

¿Habéis ensayado mucho para el bolo?

-Bueno, sí. Hemos ensayado un poquito.

Lo justo que sale de las entrañas

y, además, Morfi hizo muy famosa una frase.

-Ensayar es de cobardes.

Bueno, ya comentamos la entrevista a Fosy, de Vitoria,

gran músico, Juan, de La Trapera,

y ya os comenté que sabe los temas de La Trapera

en guitarra, en bajo, en batería, cantando...

Lo que venga.

-¿Es verdad que un día llegaste

y te pusiste a tocar de manera improvisada?

-Mira, La Trapera es La Trapera

y me sabía mejor los temas que su padre.

Me dice: "Te sabes mejor los temas que nosotros".

-¿Vosotros por qué creéis

que las canciones de La Trapera perviven

con el paso de los años y las generaciones?

Al final, ahora hay gente de la generación de La Trapera,

pero también hay gente joven que escucha las canciones.

-Bueno, porque creo que son una bofetada a la realidad,

a lo que está pasando hace 40 años, que ya son años.

-Bueno, solo me queda deciros que estáis a punto de actuar,

mucha mierda y que me ha encantado conoceros.

¡Larga vida a La Trapera!

"Baby", yo soy "free".

Yo soy "free".

"Baby", yo soy "free".

Estoy lista para mí.

Voy como quiero ir.

Estoy mejor sin ti.

Me gusta todo sin aditivos, sin condimentos,

sin mentiras, sin arrepentimientos,

sin darlo todo para después perderlo,

sin equipaje para ir más ligero,

sin condiciones que frenen mis progresos,

sin modificarnos con tanto aumento.

Seamos personas de carne y hueso

con muchas virtudes y pocos defectos.

Vamos a juntarnos de una vez.

Transformando hay que demoler lo que fuimos.

Me durará el ayer. El futuro es hoy ¿tú qué vas a ver?

Vamos a juntarnos de una vez.

Transformando hay que demoler lo que fuimos.

Me durará el ayer. El futuro es hoy ¿tú qué vas a ver?

Estoy lista para mí.

Voy como quiero ir.

Estoy mejor sin ti.

Me gusta todo sin artimañas de esas que dañan,

sin perder kilos de esos que te engañan.

Mi cuerpo es mío

y si me da la gana como lo que quiero.

Yo soy quien manda.

Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

No más sexismo, los unos con los otros.

No somos "sex symbols", aquí hay de todo.

Seamos tan auténticos que no puedan con nosotros.

Respeto y libertad hay que reivindicar.

Seamos unidad. No nos podrán callar.

Respeto y libertad hay que reivindicar.

Seamos unidad. No nos podrán callar.

Oh, oh.

Estoy lista para mí.

Voy como quiero ir.

Estoy mejor sin ti.

Me gusta todo.

Respeto y libertad

hay que reivindicar.

No nos podrán callar.

Y ahora vamos a gritar "Baby", yo soy "free".

Seguimos en "La hora musa".

Si hace un ratito teníamos a Manolo García aquí,

ahora cambiamos radicalmente de tercio

y nos vamos con un colectivo musical de neosoul del más bailable.

Ellos vienen de Londres, nos traen su segundo disco.

Por favor, un aplauso para Jungle.

¡Jungle!

Acabamos de escuchar "Happy man" de su segundo disco.

Aquí lo tenemos, "For ever".

Pero, realmente, el tema con el que hicieron bailar

es este que viene ahora.

"Busy earnin'".

¡Jungle!

(HABLAN EN INGLÉS)

Y ahora para despedirnos

tengo que darle las gracias a nuestro equipo de producción.

Raúl, Isabel, Josep, os queremos;

Crazy 4 Fun, por traer a bandas como Jungle

aquí al plató.

Nos vemos la semana que viene.

Solo me importa de verdad

que a ti te importe el "rock and roll".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Manolo García, Jungle,Brisa Fenoy y La Banda Trapera del Río

La Hora Musa - Programa 5: Manolo García, Jungle, Brisa Fenoy y La Banda Trapera del Río

30 oct 2018

En la quinta entrega de La Hora Musa nos visita uno de los cantantes y compositores más prestigiosos de nuestro país: Manolo García. Nos toca en directo algunos de los temas de su último disco, 'Geometría del rayo', y también algún guiño al pasado de su carrera en solitario. MAIKA MAKOVSKI, además, charla con él sobre su trayectoria en solitario y sobre sus inicios con Los Rápidos, Los Burros o El Último de la Fila. Pisan el escenario también los británicos Jungle, una banda que combina el funk y el soul con los ritmos de la música disco. En la terraza, Brisa Fenoy, cantante y compositora que combina los sonidos de la música urbana con la crítica social. Y en el reportaje de la semana, Víctor Clares se reúne con La Banda Trapera del Río, mítica banda barcelonesa de finales de los 70, considerada la pionera del punk en España.

Contenido disponible hasta 30 de octubre de 2019.

ver más sobre "La Hora Musa - Programa 5: Manolo García, Jungle, Brisa Fenoy y La Banda Trapera del Río " ver menos sobre "La Hora Musa - Programa 5: Manolo García, Jungle, Brisa Fenoy y La Banda Trapera del Río "
Programas completos (16)
Clips

Los últimos 114 programas de La hora musa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Adri Rodríguez

    Genial!!!! Otra vez con buena música!!¿¿¿¿

    16 sep 2019