La hora musa La 2

La hora musa

Martes a las 22.55 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4794478
Para todos los públicos La Hora Musa - Programa 3: Vetusta Morla, Soleá Morente y Diavlo - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

A pesar de los mapas,

la deriva llevó a Vetusta Morla por "Los ríos de Alice".

Y lo que empezó como un solo día en el mundo,

ha acabado siendo 20 años de trayectoria.

Esta noche con nosotros en "La hora musa", Vetusta Morla.

Subid el volumen y que se enteren los vecinos.

¡Empieza "La hora musa"!

(Aplausos)

"Hoy, el grupo que borró la frontera del 'indie', Vetusta Morla.

Y también actuará en nuestro plató Soleá Morente.

Iremos a la terraza para conocer a Diavlo."

En el "repor" de hoy me voy con la música a otra parte.

Bueno, a otra parte no.

A una librería.

(Música)

(Música)

# Mamá se marchó # con la novia de papá.

# Huyeron en su coche # y se mudaron a un hostal.

# Untaron a un juez, # las casó un concejal.

# Y nadie ha vuelto a verlas más.

# La serie terminó # sin su actor principal.

# Tenía que mentir, # pero dijo la verdad.

# Hundió al director # en la escena crucial.

# Y nadie ha vuelto a verle más.

# Podría ser yo

# la próxima piedra # que revienta tu motor.

# El típico golpe que no encajas.

# El púgil lo aguantó, # uno, dos, uno, dos.

# Tendría un maletín # si cuidaba del rival.

# Antes de caer # le partió el maxilar.

# Y no volvió a cobrar jamás.

# "Raves new age", # comunión de Orfidal.

# Palmeras en La Mancha # y un tullido en Instagram.

# La estrella de la fe # hoy anuncia Prozac.

# Su foto cuelga del Primark.

# Podría ser yo

# la próxima piedra # que revienta tu motor.

# El típico golpe que no encajas.

# Podría ser yo

# el próximo gancho # en tu labio superior.

# Tu próximo nudo en la garganta.

# Yo estoy bien.

# Soy alegre y muy normal.

# Buen cristiano.

# Vivo en paz.

# Siempre tuve educación.

# Como sano.

# El banco me largó, # uno, dos, uno, dos.

# El banco me largó, # uno, dos, uno, dos.

# El banco me largó, # uno, dos, uno, dos.

# ¡Ayer quemé la sucursal!

# Tenías razón.

# A veces el límite # es un arco sin control.

# A veces se tensa y se te escapa.

# Podría ser yo.

# el próximo gancho # en tu labio superior.

# La próxima bomba en tu piñata. #

¿Qué nos da la música?

Pues yo creo que la posibilidad de vivir dentro de canciones

y de mundos que tienen que ver mucho con la realidad

pero en el fondo son como una especie

de parapeto con todo lo demás.

Nos subimos a un escenario, estamos dos horas tocando

y durante ese tiempo estamos en un lugar

donde solo existe eso.

Y donde tenemos la posibilidad además de ir saltando

de ciudad en ciudad en ese especie de refugio

y de lugar especial que nos permite relacionarnos con los demás.

Y mandar energía para un lado y para otro.

# Antes del frio, levanta las velas.

# Guarda en tu falda # los granos de arroz.

# Y haz ceremonias de luna llena.

# Antes del frío lánzamelos.

# Cuida este vals # que tenemos en vena.

# Cuida del baile y riega el salón.

# Lleva la barca hasta la albufera.

# Y pon el verano en un mostrador.

# Y que San Juan # no nos queme en su hoguera.

# Cuando descubra quién la asaltó.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Para verte # como quieres que te vea.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Y quémalo.

# Haz que este baile # merezca la pena.

# Yo haré lo propio # con esta canción.

# Y si al final # no hay más que comedia.

# Deja que el río # nos lleve a los dos.

# Y que San Juan # no nos queme en su hoguera.

# Ni haga de esto un negocio menor.

# Cruza los dedos por mí.

# Y antes de que vuelva a mirar # busca el viento a favor.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Para verte # como quieres que te vea.

# Sabes que todo está bien.

# No hay error.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Para verme # como quiero que me veas.

# Lánzate al agua otra vez.

# Aquí espero yo.

# La, la, la.

# La, la, la, la, la, la.

# La, la, la, la, la.

# La, la, la, la, la, la.

# Deja el equipaje en la ribera.

# No te sirve # cuando cruzas la frontera.

# Todo está en regla esta vez.

# No hay error.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Para verme # como quieres que me vea.

# Deja el equipaje en la ribera.

# Y quémalo. #

(Música)

(Música)

Hola, somos Diavlo.

Estamos en "La hora musa".

Para nosotros es un placer estar en este programa

en el cual vuelve la música en directo a la televisión.

Y recordad que el Diavlo os ama.

# Mala hierba, # el que va nunca se echa atrás.

# Noches largas, lenguas muertas.

# Mil rayas que pintar.

# Labios que saborear.

# Cuando enciendes el motor.

# Sabes cuál es el final.

# Uh, uh, nadie.

# Uh, uh, puede.

# Uh, uh, cortar la mala hierba.

# Uh, uh, ahí va.

# Uh, uh, mejor.

# Uh, uh, huye, no sea que pierdas.

# Alma en vela.

# Mira qué se va a coleccionar.

# Caídas libres, golpes bajos.

# No es costumbre naufragar.

# Luces de neón sobre la ciudad.

# La bala perdida va.

# A por otra guerra más.

# Uh, uh, nadie.

# Uh, uh, puede.

# Uh, uh, cortar la mala hierba.

# Uh, uh, ahí va.

# Uh, uh, mejor.

# Uh, uh, huye, no sea que pierdas.

# Agua ardiente.

# Quién te ha visto y quién te ve.

# Carne viva.

# Sombras a tus pies.

# Mala suerte.

# Y aunque duela respirar.

# Mala hierba hasta el final.

# Hueso y polvo.

# Quisiste creer que era inmortal.

# Llegar dentro.

# Morir de los falsos, # ya sabías el final.

# Prometiste no llorar.

# La bala perdida va.

# A por otra guerra más.

# Uh, uh, nadie.

# Uh, uh, puede.

# Uh, uh, cortar la mala hierba.

# Uh, uh, ahí va.

# Uh, uh, mejor.

# Uh, uh, huye, no sea que pierdas.

# Mala hierba. #

(Aplausos)

(Música)

Esta canción que viene se llama "Consejo de sabios"

y fue la primera que llegó

al local de ensayo cuando empezamos a componer

nuestro disco "Mismo sitio, distinto lugar".

Y habla un poco de todo lo que vendría después,

y de lo que significa este disco.

Sobre todo es una reflexión

sobre derribar esos, trascender más allá

de esos límites, de esos muros que nos solemos poner

nosotros mismos a la hora de la creatividad o la vida.

(Música)

# Antes de hacerlo estallar,

# quiero que aguantes mi mano.

# Dime si el pulso es constante.

# O es un murmullo lejano.

# No arrastro nada esta vez.

# Traigo el carrete velado.

# Es pronto para la amnesia.

# Y tarde para irnos intactos.

# ¿Qué hay que hacer?

# ¿Qué hay que hacer?

# Ahora que todo está hablado.

# Lo intenté.

# Lo intenté.

# Hoy tu recuerdo es un pájaro.

# Que bate sus alas detrás de mí.

# Y guarda en su pico tus labios.

# Ah, ah, ah, ah, ah, ah.

# Ah, ah, ah, ah, ah, ah.

# Tienes la forma precisa.

# Guardas la herencia del mármol.

# Fuiste la "Venus de Milo".

# Y yo puse el mundo en tus brazos.

# Y rodé, y rodé.

# Como resbalan los años.

# Lo intenté, lo intenté.

# Hoy tu silueta es un pájaro.

# Que bate sus alas detrás de mí.

# Me silba y enreda mis pasos.

# Reunid otra vez # al consejo de sabios.

# Ponedme una vela, estoy atrapado.

# Sácame del corredor.

# Cuando caiga el santuario.

# Sácame de este fortín.

# Llévame en tu vuelo raso.

# Quiero un punto ciego.

# Quiero tu arrebato.

# Llévame contigo.

# Llévame sin pactos.

# Y llévame al puente # que no explotó.

# Al muro que crece en mi mano.

# El mismo que impide tus pasos.

# Caerán los imperios, # caerán los estadios.

# Pero antes tendrán # que caer nuestros santos. #

¡Vetusta!

(SILBAN)

Vamos a charlar un rato.

¿Cómo os habéis sentido?

¿A gusto? Muy bien, encantados de estar aquí.

20 años tocando juntos este año hacéis, ¿no?

En este disco, "Mismo sitio, distinto lugar",

oigo luchar contra apegos, contra tics

que todos cogemos cuando tocamos

y sobre todo cuando tocamos con la misma gente.

Y darle la vuelta a todo eso.

¿Cómo es reinventarse después de 20 años tocando juntos?

Hemos tenido que hacer un esfuerzo consciente para ello

y el disco "Mismo sitio, distinto lugar", no es más que eso.

Es como la renovación de unos votos matrimoniales.

Entre nuestro matrimonio de seis.

No caer presa de la inercia, de dar por supuesto quién eres, qué haces.

Dar por supuesto qué es lo que te define.

A veces podemos tener el error de definirnos

por cosas que son superfluas y no por lo esencial para nosotros.

Nosotros nos hemos olvidado que éramos una banda que se supone

que tocaba muy bien en directo

y que tenía que llevar las canciones del local sonando

ya como banda al estudio, echarles una foto

y que nadie fastidiara aquello.

Hemos cambiado esa manera de hacer las cosas.

Nos ha abierto sobre todo nuevas herramientas

ya también reto y aventura.

Al final es lo que nos hacía falta

también cuando uno recuerda cuando empezó hace 20 años

qué es lo que tenía más que saber lo que estaba haciendo,

tenía era emoción por lo que hacía.

Claro, ¿entonces habéis llevado más ideas al local

o directamente habéis ido al estudio con ideas dispersas?

Nos hemos dejado llevar un poco más por lo que pudiera pasar.

Además íbamos a Hansa, a Berlín, a unos estudios mitiquísimos

en los que no sabíamos qué nos íbamos a encontrar.

No sabíamos si iba a estar por ahí el espíritu de Bowie

o a quién íbamos a encontrar.

Entonces, bueno, quisimos dejar muchas puertas abiertas

a que pasaran cosas también en el estudio

y que las propias canciones se impregnaran

de nuestra estancia en Berlín también.

Entonces, sí es la primera vez que vamos a un estudio

como un poco con la venda en los ojos también.

A pesar de que bueno, obviamente las canciones ya llevan

un trabajo previo, pero bueno.

De hecho, hubo canciones que en Berlín...

Hubo un cambio de vías en Berlín.

Bowie se fue, de hecho, a Berlín a cambiar, a quitarse de drogas.

Vosotros fuisteis a Berlín también a cambiar.

No digo a quitaros de las drogas, os veo sanos.

(RÍE)

¿Fuisteis conscientemente al estudio

donde grabó Bowie "Low"

porque queríais algo de esa energía, magia del disco?

Sí, bueno, coincide una época

también yo creo que tiene que ver

con la contracultura berlinesa de los 70,

coincide con que eran estudios baratos

para los ingleses y los americanos.

Y que había ahí unas místicas.

Es una ciudad llena de capas superpuestas.

Como hace alusión el disco.

Un lugar que significa muchas cosas distintas.

Yo creo que Berlín lo tenía.

Y en el mismo sitio donde grabamos, había grabado Depeche Mode,

había grabado Nick Cave, había grabado REM.

Siouxsie and the Banshees también.

Y un montón de gente que no conocemos

desde la Segunda Guerra Mundial.

Ir allí no te da la seguridad de que vas a hacer un buen disco,

evidentemente, porque si no, todos iríamos allí todo el rato.

Pero tampoco se graban tantos discos

a lo largo de tu carrera como para no darte el gusto,

si puedes, de hacerlo en sitios que luego recuerdes

y que vayan asociados no solo a la memoria de la toma

que estabas haciendo, sino a lo que sucedía.

Y creo que ha sido muy bonito.

Esa parte y la parte final del disco,

mezclar en Estados Unidos con David Friedman que es

de nuestros productores favoritos.

productor de bandas a las que apreciamos mucho.

Y el final del proceso fue también bonito,

sobre todo porque vimos que las canciones, como comentaban,

iban cambiando de piel a medida que iban avanzando en el proceso.

Y fuimos dejando que ellas nos marcaran el camino

para ese cambio del que hemos hablado

y para lo que iba a ser el disco.

Vamos a cortar y vamos a presentar a Víctor Clares

que viene con sus preguntas mordaces.

¡Sin miedo!

Hola, chicos, buenas noches.

Hola, hola, hola, hola.

Es que sois tantos.

Es como Emilio Aragón.

Yo soy muy de Vetusta Morla.

Soy muy de Vetusta Morla. Por supuesto.

Yo soy muy de tus canciones.

¿Me queda bien? ¿Qué canciones?

Tú tienes canciones por ahí, lo sé.

Ay.

Ay, Dios mío.

Chicos, a mí me ha llegado que en la furgoneta,

escucháis música cada uno con vuestros auriculares.

porque no os ponéis de acuerdo.

¿Quién se ha puesto más plasta últimamente con una canción?

A ver. Te voy a explicar una cosa.

Pero con cariño.

Es que ahora ya no vamos en furgoneta.

-Ya pasó. -Vamos en tren.

La diligencia ya está...

Voy a contra otro secreto.

Bueno, donde vayáis. La furgoneta,

se ha roto de viajes a este... ¡Ostras!

-Que la diligencia está... -Está malita.

Está malita. Está malita.

Hoy venía nuestro equipo desde Madrid y ha roto la rueda.

La diligencia que quede claro que es la furgoneta.

Sí, es la furgoneta.

La llamamos así porque nos la dieron con una amortiguación un poco...

-Hemos venido en AVE. -Dura.

Me ha sorprendido en este disco

que sacáis una vena cachonda, irónica importante.

¿Os estabais pasando de intensitos?

Bueno, quizá este disco parece que no,

pero tiene mucho de los discos anteriores.

Y quizá esa vena cachonda

a lo mejor que dices tú, o esa vena irónica sí que existía

en los anteriores, pero en este disco

hemos decidido, pues eso, sacar todas esas pequeñas pinceladas

que llevábamos de los anteriores, sacarlas más a lo bestia.

O sea, si eran pinceladas, ahora son brochazos.

A estas alturas, debéis saber que las canciones

tienen un poco vida propia.

Viajan por sí solas.

Y yo me he querido fijar en algunos "covers", versiones

que hacen vuestros seguidores de vuestras canciones.

Veréis que cualquier lugar es bueno

para cantarse algo por Vetusta Morla.

# Ella huía de espejismos # y horas de más.

En la candela, ahí en la hoguera.

¿Los habíais visto, por cierto?

Hemos visto algunos pero todos no.

Es imposible ver... Van a dúo.

Hay gente que se lo curra.

El anterior molaba, era lo que hablábamos

de los "hippies". En el recibidor con la chuleta.

# Le enseña el camino...

Mueve las manos como yo.

(RÍEN)

Y estas ahí en un trastero.

Me han encantado.

# sigo sus pasos # al caminar y aquí tú...

Están supercómodas.

# Quedamos los buenos.

Todo esto me hace pensar un poco en cuán es el lugar

más curioso donde ha llegado una de vuestras canciones.

¿Tenéis constancia de algún sitio "raruno"

donde haya sonado una canción vuestra?

Me han chivado algo de un quirófano.

¿De un quirófano?

-Cuéntalo. -Me iba a operar una vez

y la gente del quirófano dijo:

"Somos muy fan vuestros, no te importará que os pongamos

mientras te operamos?" No jodas.

Digo: "Si no te despistas..."

Pon lo que quieras, ¿no?

No te vengas muy arriba.

Muy bien, pues ya, dicho esto, Maika, yo me quedo más tranquilo,

y yo me voy a montar los planos del "repor" que veréis

en un ratillo. Corre, no queda tiempo.

No me pongas nervioso.

Ala, hasta luego, chicos.

¡Víctor Clares!

Habéis desdibujado la frontera entre "indie" y "mainstream".

Yo creo que ha habido unas cuantas bandas.

Pero vosotros estáis ahí arriba.

¿Es hora ya de dejar las etiquetas de las narices de lado?

Nunca hemos sido mucho de etiquetas.

Esto ha sido algo que pasa de puertas afuera, en realidad.

Así que nunca hemos entrado en ese juego de etiquetas.

Sí que es verdad que ahora hay un montón de bandas

con estilos muy diferentes,

pues que llenan salas, festivales, y bueno,

ya se ha diluido todo un poco, digo yo.

Tampoco estoy yo muy pendiente de cómo está

en mundo "indie" o cómo está el mundo "mainstream".

No sé quién entra dónde.

Estoy ahí perdido. Creo que has estado claro.

Y hay otras aficiones, me parece a mí.

Otros gustos en Vetusta, como por ejemplo...

# La noche del hawaiano # yo le dije a mi Lola .

#La noche del hawaiano # que aquí no venga sola.

No te suena de nada, ¿verdad?

# Yo tengo pistola.

De hecho, has estado haciendo recopilatorios de rumba.

Sobre todo rumba catalana.

Creo que tengo algo por aquí.

# Para que vea yo, # ay para qué, para qué.

Eres responsable. Óyete ese.

-Ahí este. -Pásate ese vinilo.

Gracias por la "promo".

Gracias por la "promo".

Yo no lo tengo.

¿No lo tienes? No lo tengo.

Te doy uno el próximo día.

¿Por qué te gusta tanto el Noy? ¿Quién era el Noy?

Me gusta mucho porque yo empecé tocando el bongo y el cajón.

Lo primero que aprendí a tocar fue rumba.

Como hablamos antes, empezamos en el parque con momentos rumberos.

Y bueno, con los años empecé a investigar un poco.

A conocer las grabaciones antiguas, los antiguos rumberos.

Los de la época de Peret y otros que eran muy interesantes.

Casi todos gitanos catalanes.

Y bueno, me apeteció hacer un par de discos

para reivindicaron poco este estilo

tan divertido, tan alegre y que merece la pena

darle una escuchadita y echarle un ratillo.

Muy bien, tenemos video del Noy.

¿Ah, sí? No sé si queréis verlo.

# Rilet...

Ole.

# Don Rilet.

¿Quién era este personaje que nadie conoce?

Pues este era un gitano madrileño.

De la familia Bargas.

Sobrino segundo de La Terremoto y El Príncipe Gitano.

Sus tíos eran los cuatro Bargas, una familia muy musical.

Y tuvo una pequeña carrera rumbera muy interesante.

¿Nos quieres hacer una clase práctica?

Tenemos un cajón por aquí, me parece.

Ya lo sé, suena a encerrona, es que lo es.

(RÍE)

¡Bravo!

Es buenísimo... Tú participas

de este amor por la rumba.

Es buenísimo, veo que tiene el cable detrás.

Y me acuerdo una vez en el parque y vino la policía a echarnos.

Y me acuerdo que... Tú estabas ese día, ¿no?

Era mi cajón.

Era su cajón.

Y dijo: "Os tenéis que ir ya, fuera, está bien, han llamado los vecinos".

Y entonces, cogió el cajón así en vilo y empezó a decir:

"¿Dónde está el cable?"

-El cajón no tiene cable. -"¿Por dónde se enchufa esto?"

Ahí a punto de ponernos la multa.

Venga. Bueno, sí, venga.

Venga, Pucho.

-¡Ay! Yo no estaba en un banco. -Baila.

Se pueden dar palmas.

¡Bravo!

# Soy un perro callejero.

Muchísimas gracias por venir.

¿Quién se iba a imaginar que erais tan rumberos?

Un placer teneros aquí. Un gusto, de verdad.

(AMBOS) Un placer.

¡Vetusta Morla!

# Todos bailáis para mí.

# Eterno vicio, ritmo sin fin.

# Locos de fiebre # ardiendo en mi jardín.

# Mi ombligo es el centro # de un reino infinito.

# Ruge el volcán.

# Ah, ah, despierta el animal.

# Uh, uh, uh, uh, uh.

# Muevo los hilos aquí.

# Soy lo inevitable # que habita en ti.

# Soy lo prohibido # que sueñas vivir.

# Besa mis pies, # soy quien gobierna mundo.

# Vibra el imán.

# Te atrapa el huracán, # uh, uh, uh, uh, uh.

# Y si tú quieres jugar.

# Tengo algo para ti.

# Hay algo aquí para ti.

# Hoy bailarás para mí.

# Hoy no podréis dormir.

# Te mueres por un poco más.

# Despiértame y yo te haré feliz.

# Hambre voraz, deseo ruin.

# Te llama el diablo que hay en mí.

# Todos bailáis para mí.

# Eterno vicio, ritmo sin fin.

# Hoy no podréis dormir.

# Todos bailáis para mí.

# Tengo algo para ti.

# El diablo quiere salir. #

(Aplausos)

(Música)

En el "repor" de hoy me voy con la música a otra parte.

Bueno, a otra parte no.

A una librería.

# ¡Un, dos, tres y...! # Cuando tus ojos se fijan en mí.

# Vivo mil aventuras # sin salir de aquí.

# ¿Dónde vas? ¿Volverás?

# Dime que me llevarás.

# Quiéreme, bésame.

# Déjame tu huella al amanecer. #

Desde algunos años, gracias al esfuerzo de editoriales,

es cada vez más fácil encontrar

títulos relacionados con la música en las librerías.

Sobre todo las editoriales pequeñas.

Desde los Blackie a Milenio, Sexto Piso,

gente que ha lanzado por ahí.

Son las que realmente han puesto los fundamentos

de esta nueva, no moda, sino de esta nueva tendencia.

Ensayos sobre música, biografías de músicos,

músicos que publican sus memorias o músicos que escriben

aunque no sobre música, pero que se dedican a ella.

Vaya lío me estoy haciendo.

(Música)

El libro de Mark Oliver Everett fue el libro que me impulsó

a crear la editorial Blackie Books.

Va más allá de la música.

Es un libro con el que aprendes a vivir, de algún modo.

Es una historia de vida, una lección de vida.

Es una actitud ante la vida.

Y todo eso a través de la música.

Un libro que además de ser una experiencia de lectura,

es una experiencia musical.

Lo puedes leer, escuchar las canciones

y esas canciones toman otro significado

mientras estás leyendo el libro y la experiencia va creciendo.

"Instrumental" es un libro único y tiene una historia única detrás.

Un libro que una tarde, recibimos el manuscrito.

Y esa noche, empecé a leer el libro.

Y en cuanto empecé a leer, supe que era algo diferente.

Entonces lo mandé a cuatro personas más de mi máxima confianza.

Y les pedí que por favor lo leyeran con urgencia.

Ninguno de los cinco pudo dormir esa noche.

Porque nadie podía abandonar el libro.

Por la mañana, cada uno llamó a otro

para comentar lo que acababa de vivir.

Fue algo único que no había pasado hasta ahora.

De músicos plumillas podríamos contar a unos cuantos.

Patti Smith, Nick Cave o Leonard Cohen

lo mismo te escriben una canción que una novela.

Bueno, igual que algunos músicos de nuestro país.

Hay gente que vale para todo.

# No hay lugar.

# Sin bruma no hay lugar.

Había una cosa mejor en la novela,

a la hora de escribir, mejor que con las canciones,

si un día escribía tres capítulos, porque son cortitos,

tenía la sensación y el subidón de haber hecho tres temazos.

Un temazo lo puedo hacer en cuatro meses.

A los cuatro meses a lo mejor surge otro.

Yo para las canciones soy muy lenta.

Con la novela tenía una adrenalina continua.

Porque terminaba un capítulo, lo leía y tenía la explosión

que siento cuando acabo una canción.

# No he venido # a recordarte tu belleza.

# No he venido # a dedicarte un "rock and roll".

Me pilla en un momento complejo,

que es un momento en el que los cantautores como yo,

deciden pasarse a la poesía.

Yo no soy poeta pero escribo canciones.

Lo que hice fue acariciar como las canciones hacen

el lenguaje poético, la carga poética que me queda,

para describir el Alzheimer de mis abuelos en "Rosa y Manuel",

un amor imposible en Cádiz en "La vi bailar flamenco".

Creo que recojo los 15 momentos más dolorosos o dulces.

Reconozco que hay bastante dolor.

Los que me marcaron y los escribo.

# Medianoche.

# Vida mía.

# Ya me voy. #

Creo que es una prolongación natural

de personas que trabajan a base de creatividad.

Están creando letras de canciones

y muchos de ellos, ¿por qué no van a escribir libros?

¿Por qué no van a dar continuidad o van a extender

más su creatividad a través de un libro?

Ni solo de pan vive el hombre, ni solo de novelas vive el lector.

Algunos libros especializados se han convertido

en auténticas biblias para explicar algunos géneros musicales.

Mirad y escuchad.

(Música)

(Música)

(Música)

"Crónica jonda" es una "road movie" flamenca.

Voy recorriendo diferentes festivales de España.

Contando lo que veo.

La escribí en primera persona a partes.

Algunas partes no están en primera persona.

Porque me parece que era importante dar esa visión de cosas

que no se cuentan en una crónica normal

de las que se publican en medios de comunicación.

Yo tuve una sensación de que escribe

de flamenco para gente que ya sabe de flamenco.

Y eso me parece entre un aburrimiento y una torpeza.

Porque de alguna manera estamos sacando al resto del público

de lo que es este mundo, que es apasionante.

Que si te quedas o te vas, que sea decisión tuya como espectador.

Pero no porque no puedes acceder a ese lenguaje, a esa cultura,

a todo ese cosmos que es el flamenco.

(Música)

DE las biografías que he publicado, la que destacaría en primer lugar,

sería las memorias de Bob Dylan.

Es un libro que es interesantísimo

y un documento de época fundamental para conocer

cuánto se cocía en el Nueva York de principios de los 60.

Y también, tal vez, en fecha más reciente

me quedaría con las memorias de Morrissey.

Siempre es interesante saber cómo han ido construyendo

el mito y cómo han ido también avanzando

y progresando como profesionales.

A mí como músico, digamos, frustrado,

pues siempre me interesó muchísimo escudriñar

en la vida de estos grandes músicos a los que admiré

y de siempre quise saber muchas cosas.

Y de ahí que me dedicara

a buscar no solamente digamos el relato

por parte de esos grandes creadores,

sino que también a contraponer sus vivencias

o las cosas que nos quieren contar

o las que descubren muchos otros sobre ellos.

Carl Wilson en este libro empieza investigando

el éxito de una cantante que detesta.

Céline Dion.

(Música)

Y acaba escribiendo un ensayo sobre el amor a la música,

los prejuicios y el buen gusto.

(Música)

Así que musos y musas, ya lo veis.

De la música se puede disfrutar hasta en los libros.

Así que yo me quedo aquí disfrutando un poquito.

(Música)

Ya está bien, ¿no, Céline?

Hasta la semana que viene.

(Música)

Y después del reportaje de Víctor, seguimos en plató con una mujer

que tiene una amalgama de influencias tremendas.

Ella mezcla estilos con mucho juego.

Con mucha libertad.

Un aplauso para el duende pop de Soleá Morente.

(Música)

# Tengo el corazón encendido.

# Pero no es por ti, # qué te has creído.

# Es porque me gusta bailar.

# No tengo nada de qué hablar.

# Hoy tengo el guapo subido.

# No me interesa # hacer nuevos amigos.

# No quiero que me digas # cosas al oído.

# Llevo el pelo recogido.

# El rabillo del ojo # lo llevo muy bien definido.

# Me he puesto mi mejor vestido.

# Siento si te he ofendido.

# Pero cuando me hablas # solo oigo un zumbido.

# Y yo lo que quiero es bailar.

# Tú solo baila conmigo.

# La boca me sabe a caramelo.

# Los ojos me brillan # como dos luceros.

# Es porque me gusta bailar.

# No tengo nada que ocultar.

# Estoy bailando y a nadie espero.

# No me interesan # tus nuevas historias.

# No quiero que me hables # de tus exnovias.

# Deja de hablar del sistema.

# El sistema no tiene # la culpa de todas tus penas.

# Y baila con esta morena.

# Siento si te he ofendido.

# Pero cuando me hablas # solo oigo un zumbido.

# Y yo lo que quiero es bailar.

# Tú solo baila conmigo.

# Tú solo baila conmigo.

# Para qué te sirve ser tan listo.

# Si ni siquiera eres capaz

# de seguirme el ritmo. #

¡Soleá Morente!

¿Qué tal, guapa? Bravo.

¿Vamos a charlar un rato? Oye, bravo.

Maravilla.

Gracias.

¿Cómo estás? Qué maravilla.

Muchísimas gracias, Maika, ¿qué tal?

Muy bien, aquí tienes.

¿Cómo estás tú? Pues muy bien.

Encantadísima de estar aquí con vosotros.

Y con muchísima ilusión, venimos con muchas ganas.

Nosotros más encantados todavía.

Oye, qué cóctel molotov de influencias, de estilos.

Sí. ¿Habéis cabreado

a algún purista del flamenco?

Alguno que otro hay por ahí.

Y entiendo a todo el mundo.

Y bueno, a los puristas... Intento entender a todo el mundo.

Y todo el mundo tiene sus razones y sus motivos.

Y ¿has visto aquí qué maravilla de músicos te he traído?

Es alucinante.

Además, eso sí, que te has ido desde Granada hasta Oviedo.

Con Lorena. Sí.

Bueno, pues con Napoleón Solo, Lorena Álvarez, Eduardo Pacheco,

que es hijo de la grandísima Carmen Linares,

cantaora, la maestra, que es mi madrina.

Y bueno, sí, yo vengo desde el flamenco,

mi cultura, mi genética, mi educación es flamenca.

Pero el flamenco es una cultura tan potente

que te permite volar hacia donde te apetezca.

Y bueno, te permite emanarte

con otras influencias, en este caso el "rock", el pop,

el "indie", el soul, no lo sé.

A mí me gusta la música en general, toda la música.

De hecho tu padre derribó un montón de muros

en cuanto a prejuicios en el flamenco se refiere.

Y él decía que se consideraba roquero.

¿Tú cómo te consideras?

Yo he heredado esa vena de mi padre,

vanguardista y de la línea de la investigación.

Yo me considero músico.

Me cuesta mucho trabajo, Maika,

cuando te piden que te definas.

Es normal y lo entiendo.

Pero me cuesta trabajo, casi imposible.

Entonces... Te entiendo bien.

Prefiero decir que soy aficionada al arte y a la música.

¿Y cómo te marcó en tu vocación y qué aprendiste de él?

Me marcó directa y eternamente.

Como todo padre marca a un hijo, una hija.

Eh...

Vivir en casa con Enrique Morente no es cualquier cosa.

Porque es un hombre, un artista con una energía muy fuerte.

Y sin querer, él no quería, pero daba lecciones continuamente.

Lo primero, como ser humano, porque era una persona...

Y luego profesionalmente, aprendíamos muchísimas cosas con él.

Él nunca nos ha obligado, ni nos ha aleccionado.

No decía: "Tienes que ser músico", todo lo contrario.

Pero claro, como molaba tanto.

Queríamos hacer lo mismo que él.

Es que era arrebatador, la verdad. Sí.

Y revolotea, no sé, al menos a mí me parece

la esencia de Janet en tus voces a veces, que es una delicia,

Cathy Claret también, que creo que es tu amiga.

Sí, qué piropazo.

Qué bien, muchas gracias, porque las admiro mucho a las dos.

Son dos referentes para mí, sí. Sí.

Esa forma de interpretar, esa forma de cantar

con ese "menos es más".

Que estamos un poco carentes últimamente,

todo demasiado espectacular, que también está muy bien.

Pero esa forma de cantar de Janet o de las cantantes francesas

me parece fascinante y Cathy Claret es una artista increíble.

Sí, la admiro mucho.

Oye, llama mucho la atención,

en el escenario sois cuatro hombres, cuatro mujeres.

No sé si es casualidad.

Pues ahora que lo has dicho, ni lo había pensado.

¿De verdad? Pero las cosas pasan por algo.

Sí, hay mucho en el disco

también de reivindicación y de empoderamiento de la mujer.

Tú estás comprometida

con una causa de la lucha de la mujer más específica.

¿Nos puedes explicar qué es Gitanas en estéreo?

Gitanas en estéreo es una campaña que emprende el secretariado gitano

en defensa de los derechos de la mujer gitana.

Y bueno, reivindicando la igualdad de derechos de la mujer.

Y en este caso, concretamente de la mujer gitana.

Marina Carmona, hija del grandísimo Antonio Carmona,

ha compuesto una canción que se llama "Telaraña".

Y bueno, me invitaron a colaborar

y yo encantada porque me parecía una causa digna de apoyar.

Todo lo que sea reivindicación de los derechos humanos

y a ver si nos concienciamos de que todos somos iguales.

Sí, señora.

Gracias, Soleá. Gracias, Maika.

Un placer enorme tenerte aquí.

Gracias también a Napoleón Solo.

A Reme, a Rocío, a Lorena.

A toda la banda.

Y bueno, por último...

Lo leo porque hay muchos.

A nivel técnico tengo que agradecer a los cámaras de hoy,

Dani, Antonio, Vanesa, Dasil, Carles.

Y por supuesto, a nuestros regidores habituales.

Nos vemos la semana que viene aquí en "La hora musa".

# Ya no solo te veo a ti.

# Me estoy viendo con otro # a ver si te olvido así.

# Un día de pronto,

# enfrente de tu ventana # hay otra cama.

# Donde espero mientras veo, # que no me llamas.

# Ya no solo estoy de ti.

# Obsesionada, # a ver si comprendo así.

# Cuánto te amaba, # a otro lado de la puerta.

# Otra sombra se me acerca.

# A veces odio los dos.

# Y no hago nada.

# Haces que parezca

# que mi cabeza es desordenada.

# Pero me encuentro muy bien.

# Bien ubicada.

# Haces que me sienta mal.

# Por estar compartiendo mi alma.

# No soy yo quien empezó

# a darme lo que te sobraba.

# Ya te estoy compartiendo.

# Como tú a mí me llevabas

# por un lado de abrigo # de agujeros en la espalda.

# Ya te estoy compartiendo.

# Interrumpo tu mirada.

# Sabiendo # que ya no puedes hacer nada.

# Ah.

# Le, re, le, re, # le, re, le, re, le.

# Le, re, le, re, le.

# Le, re, le, re, le.

# Le re le re le re le re le.

# Eh.

# Le, re, le, re, le, re, le, re.

# Me estoy viendo con otro, # a ver si te olvido así.

# Un día de pronto, # fuiste tú quien empezaste

# a fundir amor con odio.

# En cualquier dirección # un trozo de mí.

# Ya no solo estoy de ti.

# Obsesionada.

# A ver si comprendo así # cuánto te amaba.

# Tú me sigues sonriendo.

# Pero te mueres por dentro.

# Tienes miedo que te olvide.

# Cuando esto ya está ocurriendo.

# Dices que te quiero a ti.

# Que nunca sentiré por nadie.

# Lo que he sentido por ti.

# Pero ya es tarde.

# Haces que me sienta mal # por estar compartiendo mi alma.

# No soy yo quien empezó

# a darme lo que te sobraba.

# Ya te estoy compartiendo.

# Como tú a mí me llevabas

# por un lado de abrigo # de agujeros en la espalda.

# Ya te estoy compartiendo.

# Interrumpo tu mirada.

# Sabiendo # que ya no puedes hacer nada.

# Ah.

# Le, re, le, re, le, re, le, re.

# Le, re, le, re, le, re, le.

# Le, re, le, re, le, re.

# Le, re, le, re, le, re, le.

# Eh.

# Le, re, le, re, le, re, le, re.

# Ya no solo te veo a ti.

# Estoy viéndome con otro.

# A ver si puedo olvidarte.

# Y te olvido así de pronto.

# Ya no solo a ti te veo.

# Estoy viéndome con otro.

# A ver si puedo olvidarte.

# Y te olvido así de pronto.

# Ya no solo a ti te veo.

# Le, re, le, re, le, re, le.

# Estoy viéndome con otro.

# Le, re, le, re, # le, re, le, re, le, la.

# Ya no solo a ti te veo.

# Le, re, le, re, # le, re, le, re, le, re.

# Estoy viéndome con otro.

# Ya no solo a ti te veo.

# Estoy viéndome con otro.

# A ver si puedo olvidarte.

# Y te olvido así de pronto. #

¡Bravo!

¡Bravo!

(Música)

Muchísimas gracias.

# Solo me importa de verdad

# que a ti te importe # el rock and roll. #

Muchísimas gracias.

Qué ambientazo.

Qué guay.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Vetusta Morla, Soleá Morente y Diavlo

La Hora Musa - Programa 3: Vetusta Morla, Soleá Morente y Diavlo

16 oct 2018

En la tercera entrega de La Hora Musa, Maika Makovski recibe a una de las bandas del indie rock más queridas de nuestro país: Vetusta Morla. En medio de la gira Mismo sitio, distinto lugar, los madrileños nos regalan en nuestro plató su increíble directo. Palmeras en La Mancha, Consejo de sabios y 23 de junio son las canciones que nos tocaron.
Nos visita también Soleá Morente con su disco Ole Lorelei, acompañada de Napoleón Solo, Lorena Álvarez y el resto de su banda, y dispuesta a encontrar nuevos sonidos entre el flamenco, el rock y la música electrónica. En la azotea, las guitarras de Diavlo, una banda que con solo dos sencillos promete hacer mucho ruido.
Y Víctor Clares, para el reportaje de esta semana, se va con la música a una librería para descubrir algunos títulos fundamentales de la literatura relacionada con la música, para conocer editoriales especializadas, ensayos, músicos que escriben… Con la participación de Zahara y Andrés Suárez.

Contenido disponible hasta el 16 de octubre de 2020.

ver más sobre "La Hora Musa - Programa 3: Vetusta Morla, Soleá Morente y Diavlo" ver menos sobre "La Hora Musa - Programa 3: Vetusta Morla, Soleá Morente y Diavlo"

Los últimos 110 programas de La hora musa

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios