La galería Canal 24H

La galería

Jueves a las 00.30h

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4402498
La galería - Pedro Sanz - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

En estos tiempos en los que está tan de moda intentar ser reconocido

como un auténtico gourmet, es decir, una persona con paladar destacado

para reconocer sofisticados platos de cocina y vinos especiales,

Pedro Sanz tiene todas las papeletas para suscitar una envidia sana,

pues se mantuvo 20 años como presidente

de la comunidad autónoma vinícola por excelencia, La Rioja.

A partir del año 2015, su destino político le llevó al Senado,

a la vicepresidencia de la Cámara Alta.

Usted, señor Sanz, tiene una familia muy peculiar

porque es una familia que se dicen del campo,

pero los hombres de la familia han sido todos políticos también.

La verdad es que somos de un pueblecito riojano en Igea,

con 700 u 800 habitantes que tiene ahora.

De una familia de la agricultura.

Mi padre después también compatibilizó con un camión,

o sea, camionero también,

y nos hemos dedicado, lógicamente, a todo.

Y yo estuve 24 años de mi vida dedicado a compatibilizar la vida

de la agricultura, la vida del transporte

y lo que era también estudiar fuera del propio pueblo,

y para mí es un orgullo porque eso me enseñó lo que era

la vida dura, el saberse ganar el plato del día a día, ¿no?

¿Desde qué edad está usted trabajando en el campo?

Pues nosotros empezamos con 8 o 9 años,

ya hacíamos alguna cosilla de recoger las patatas o hacer alguna cosa.

Pero ya después, a los 18 años, ya tenía el carné de conducir

con el tractor, a los 21 saqué el carné de primera de camionero,

tengo todavía el carné de camionero, de camión.

Iba con mi padre, le acompañaba, nos encantaba aquella vida, es más,

hay una anécdota en el que cuando yo estaba estudiando, volvía a casa

y le comentaba a mi padre: "Oye, papá, pues yo creo

que podíamos comprar un camión mayor y yo dejar de estudiar".

Y mi padre me dijo: "Mira, hijo mío,

como me lo vuelvas a decir, no coges más el volante".

Si mi padre hubiera aceptado mi propuesta, porque a veces

los estudios te costaban, pues yo estaría

con un camión en la carretera.

¿Qué estaba usted, en una escuela de esas integrales?

No, estaba en una escuela rural en el pueblo y luego fui a Calahorra

a hacer el bachiller a los 11 años, aproximadamente, y ahí empecé

a estudiar en Calahorra. Perdón, no quiero mentir,

fui al seminario primero, al seminario diocesano

y allí estuve tres años.

Luego partí a Calahorra, al instituto de Calahorra,

que curiosamente era de los pocos que tenía internado

y estaba interno en un instituto de bachillerato.

Allí estuve interno y luego ya fui a Logroño.

Es muy típico en esas zonas ir al seminario a estudiar, ¿verdad?

En aquella época sí, en aquella época sí.

Estamos hablando del año 64, de 1964, y entonces era costumbre.

De alguna forma, el cura del pueblo te animaba a ir al seminario.

¿Y cómo se resistió usted a ser cura?

Porque seguro que la presión sería fortísima.

Bueno, pues curiosamente es que teníamos el cura en casa.

Mi padre, que era un hombre muy abierto, era un hombre muy cercano,

pues al cura se le murió la madre estando en mi pueblo

y mi padre le dijo: "Pues véngase usted a casa

15 o 20 días hasta que encuentre alguien que le pueda atender",

y estuvo 18 años en mi casa.

(RÍE) Eso contribuyó, sin lugar a dudas.

Su padre fue durante mucho tiempo alcalde de Igea.

De Igea en el año 74.

Es una designación, en principio, por el Gobernador, entonces.

Ah, claro, que eran designaciones... Designaciones digitales,

y es alcalde, pero luego ya entra la democracia.

En el 79 mi padre se presenta a las primeras elecciones

y sigue siendo alcalde hasta el año 1999,

donde, curiosamente, coincidimos. Yo como presidente de la comunidad,

mi padre como alcalde del pueblo, mi hermano como alcalde

de la cabecera de comarca más diputado regional,

y ahí coincidimos los tres.

Y ya llegó un momento en el que yo le dije:

"Mira, yo creo que tienes que empezar a pensar en que tienes que dejarlo",

y en 1999 mi padre ya lo deja.

Pero estuvo, desde el año 74, 25 años de alcalde del pueblo.

¿Cómo llevaban lo de que usted fuera el jefe?

Mi padre la verdad que nos enseñó algo muy importante y era disfrutar

cuando ayudabas a los demás. Yo creo que es la misión y el papel

del político, hacer el trabajo por los demás y sentirte bien

cuando ves al otro feliz, y eso es quizá lo más importante.

¿Tenían broncas de familia?

Tanto como broncas no, pero algún enfado

de vez en cuando sí que se producía.

Y usted compatibilizó todo eso con después estudiar

la carrera de magisterio. Sí, sí.

Lo que antes se llamaba maestro nacional.

Efectivamente. Hice maestro nacional, hice también pedagogía terapéutica

porque yo me dediqué al mundo del discapacitado, fundamentalmente.

¿Eso por qué lo elige usted?

Bueno, yo creo que hay dos cosas ahí.

En principio, tuve una hermana que murió,

que era de síndrome de Down.

Nosotros fuimos siete hermanos, dos murieron pequeños

y una con síndrome de Down.

Y por otra parte, yo tuve también, tengo una cierta vocación

de servicio.

A mí los servicios sociales es algo que siempre me ha gustado.

Es una tarea y un trabajo para mí precioso.

En ese sentido, cuando hice la especialidad tuve la oportunidad

de ir al centro de educación especial Marqués de Vallejo,

en Logroño, lo que se llama el término de La Grajera,

y ahí dirigí, estuve como director del centro desde el año 1983 al 89,

estuvimos ahí.

Ahí hice yo creo que un trabajo y tengo unos gratos recuerdos

y todavía tengo alumnos por ahí, que cuando me ven en televisión

me dicen sus padres: "Se acuerda de ti"

y eso es gratificante.

¿Por qué dejó de ser maestro nacional?

¿Se cansó de los niños?

Bueno, yo creo que surgieron muchas cosas.

En un momento determinado me ofrecen la oportunidad de ser director

general de Bienestar Social, que estuve poco tiempo,

porque hubo una moción de censura en el gobierno de La Rioja,

y a partir de ahí, ya con eso, me introduje en la política,

y en el 91 ya fui diputado provincial o regional en La Rioja,

y a partir de ahí, en el 95, ya fui presidente de la comunidad.

La verdad es que La Rioja tiene una posición un poco apretada

porque está incrustada entre el País Vasco, Castilla y León,

un poquito de Aragón y Navarra.

La situación es un poco complicada para ustedes, ¿no?

Bueno, yo creo que tiene muchas cosas.

Entre otras, primero estamos en el valle del Ebro,

estamos en el camino de Santiago, somos la comunidad donde tenemos

las primeras palabras escritas en español.

Tenemos una buena... Ah, claro, en San Millán.

Claro, una referencia muy importante.

Tenemos la referencia de la industria agroalimentaria,

tenemos calzado, tenemos champiñón, tenemos muebles,

tenemos el vino por excelencia, pero no cabe duda que tenemos

la palabra calidad, que define todo lo que es La Rioja en su conjunto.

Tanto la calidad de sus gentes, que va unida a la calidez,

como lo que es la calidad en los productos y en las cosas bien hechas.

Y es cierto que estamos ahí en un cogollo, alrededor de todo

el resto de comunidades autónomas, pero en ese sentido yo creo

que tenemos la fortaleza de ser también un territorio

que sin ser muy, iba a decir yo

no independentistas, que no cabe el caso,

pero sin ser muy mirándonos hacia dentro

de querer ser más que nadie, compartimos lo que es nuestra

relación con el resto de comunidades vecinas,

con acuerdos de colaboración, con puntos de encuentro.

Hay denominaciones de origen que compartimos con el País Vasco

y Navarra.

Hay denominaciones de origen del espárrago que compartimos

con Aragón, Navarra y La Rioja.

Es decir, que nos permite, lógicamente, relacionarnos

mucho mejor y hacernos, de alguna forma, mucho más fuertes,

desde el punto de vista de ser y tener la capacidad de decidir

también por nosotros mismos en muchos temas

de carácter económico, y eso es muy importante.

Mires por donde mires, a usted siempre se le ha visto

vinculado al vino.

Bueno, yo he tenido la oportunidad de estar en Europa

y de ser el presidente de la Comisión del vino

y plantear también en la AREV,

en la Asociación de Regiones Europeas Vitivinícolas,

porque hay un hecho claro.

Usted le dice a cualquier persona del mundo,

cualquier ciudadano del mundo, usted le dice la palabra "Rioja"

y te va a decir "vino" automáticamente.

Usted le dice: "Dígame cinco vinos famosos del mundo por su calidad",

y te va a decir "Rioja" entre los cinco.

Es una palabra con un patrimonio y un capital incalculable.

Todo lo que nosotros fortalezcamos, apostemos,

invirtamos en lo que es vino, estará ayudando

al resto de los productos de nuestra propia tierra

y eso es muy importante. Eso es lo que hay que hacer.

¿No temió nunca que al verle aparecer por el mundo

le llamaran "el presidente del vino"?

Es que somos la región con nombre de vino.

Una tierra con nombre de vino.

Hay pocas en España en que esto sea así y, por tanto,

o aprovechamos ese valor que tenemos ahí,

o, si no, no estamos siendo inteligentes a la hora de buscar

la proyección y la promoción de La Rioja.

¿Tiene usted algo que ver en esa nueva moda que hay de hacer

construcciones supervanguardistas para las bodegas

que parecen monumentos?

Los bodegueros han sido, yo creo que en esto, inteligentes.

Quizás en un momento determinado no valorábamos la arquitectura

que teníamos en nuestras bodegas y únicamente nos fijábamos

en el vino.

Luego nos dimos cuenta que el turismo es una fuente

importante de desarrollo económico y de crecimiento económico,

y nos dimos cuenta que teníamos ahí un patrimonio extraordinario

en la bodega y que ese patrimonio habría que explotarlo

y había que conseguir que eso se convirtiese en un museo.

Aparte de lo que es cuidar el vino y elaborarlo en la bodega,

la bodega en sí misma no deja de ser más que una fuente importante

de calidad, de patrimonio cultural, que de alguna forma

estamos explotando en este momento cada día más,

por eso ya no es importante solo el contenido, sino el continente

en un momento determinado.

De las comunidades autónomas españolas, La Rioja comparte ser

la más pequeña con Baleares, con una diferencia de 50 km².

Eso sí, en habitantes, Baleares tiene cinco veces más que ustedes.

Pero fíjese, siendo la más pequeña, somos una comunidad con un gran

rendimiento económico desde el punto de vista de lo que es

su producto interior bruto, su calidad de vida,

su renta per cápita y que somos capaces de demostrar

que otras que son mucho mayores son incapaces, a lo mejor,

de desarrollarse, es decir, que no por ser muy grande eres

el mejor, sino que a veces lo pequeño también tiene su valor

y no cabe que las grandes esencias se guardan en frascos pequeños.

Hay quien me dice: "También el veneno".

Digo: "Efectivamente, ambas cosas son importantes

en un momento determinado".

Todas esas características son las que le han permitido

a usted estar 20 años al frente de un gobierno autonómico.

Bueno, yo creo que también el concepto que uno tiene

de ser el presidente de tu tierra, ¿no?

En una tierra donde la cercanía tiene un valor importante.

Yo creo que ahí te permite estar muy próximo a los riojanos,

que te conozcan mucho mejor, en lo bueno y en lo malo,

esa es también la desventaja.

Pero esa cercanía, yo siempre he dicho

que el presidente de La Rioja es el alcalde de los alcaldes.

Es un poco, podríamos decir,

el que está muy próximo a los acontecimientos

y a los problemas de cada día.

Estoy seguro de que al presidente de La Rioja

se le llama mucho más por cuestiones menos insignificantes

que a lo mejor a la presidenta de Andalucía,

o al de Madrid.

Aquí se rompe un cristal en un colegio

o en una escuela de un pueblecito

y son capaces de llamar al presidente de la comunidad,

porque ese es el valor que te da la dimensión.

Por eso yo siempre he dicho que La Rioja, su dimensión

es una debilidad, pero también es una fortaleza,

y esas dos cosas hay que aprovecharlas.

¿Lo dejó, señor Sanz, en 2015 porque no quería usted

gobernar sin mayoría absoluta?

Bueno, yo dije en la campaña electoral que a mí

me iba a costar gobernar en un gobierno de coalición

y ciertamente comenzamos una negociación

para llevar a cabo el gobierno de un acuerdo minoritario,

pero con un gobierno de mayorías,

no con mayoría absoluta.

Ciertamente, en las negociaciones que hicimos con Ciudadanos,

planteo en un momento determinado

que yo podía ser presidente de la comunidad,

el parlamento tendría que ser del PSOE u otro grupo

y que, por tanto, esa era una opción,

o la otra opción era dejar paso a otra persona de mi partido

para presidir el gobierno de La Rioja,

la presidencia del parlamento entonces sería también

de mi propio partido

y el senador podría ser una cuestión que yo podría asumir.

Lo valoré y lo pensé y pensé que era lo mejor

en un momento determinado,

después de 20 años, las circunstancias que había y dije:

"Bueno, yo creo que en estas circunstancias no voy a permitir

que el PSOE se vaya al parlamento de La Rioja

y que asuma una presidencia de una institución tan importante

como es el parlamento", y tomé esa decisión,

hablada también con mi propio partido.

¿Le costaba trabajo acostumbrarse

a un gobierno de coalición, presidente?

Bueno, no lo sé, yo creo que a lo mejor

lo podría haber hecho, ¿no?

Pero creo que uno después de estar 20 años con mayoría absoluta,

tiene más riesgos de no saber gobernar en minoría

y por lo menos así lo reconocí y así lo hice con toda normalidad.

Un gobierno de coalición era bastante incómodo.

Bueno, tiene sus dificultades.

¿Cuáles fueron sus mayores dificultades

como presidente de la comunidad autónoma?

Bueno, siempre hemos tenido dificultades.

Las dificultades que hemos tenido han estado relacionadas

con los efectos frontera en un momento determinado

que hubo que resolver

de las dos comunidades vecinas, País Vasco y Navarra.

Todo lo que ha sido las infraestructuras,

que era un elemento sin duda fundamental,

y el empleo, que era el objetivo prioritario

en un momento determinado.

Y sobre todo, también hacer las grandes obras

de una comunidad moderna, de una comunidad del siglo XXI

que necesitaba también determinadas infraestructuras,

ya no digo solamente carreteras pero por ejemplo,

no había un palacio de congresos, no teníamos un palacio de deportes,

de teníamos grandes hospitales

ni lo que eran colegios en condiciones de calidad.

Habíamos pasado de una educación del Ministerio,

de una administración central,

a lo que era dotar a esta comunidad autónoma

de los mayores servicios en todos los órdenes.

Para que se haga una idea, el presupuesto que yo cogí

fueron de 171 millones de euros.

El presupuesto que yo dejé eran rozando los 1300 millones de euros.

Cuando yo llegué, ni la universidad, hubo que construirla.

Ni la educación no universitaria,

ni la sanidad, ni los servicios sociales

estaban transferidos.

Hubo que asumir todas esas transferencias y dotarlas.

Quizá era adaptar una tierra a lo que es saber gestionar

que nadie creía en nosotros,

que todo el mundo pensaba que no íbamos a tener la capacidad

para gestionar ni la educación ni la sanidad

porque éramos tan pequeños y sin embargo,

hemos dado muestras de saberlo hacer.

¿Tuvo usted muchos follones con la oposición?

El que no tenga dificultades con la oposición, una de dos,

o no hay una buena oposición, o si no, tú no eres perfecto, ¿no?

Eso es lógico, porque además,

en la política tiene que haber alternativa y alternancia,

pero esa alternativa tiene que fraguarse desde la oposición.

La oposición tiene que estar siempre en ese papel de crítica

y de trabajo con el gobierno.

Claro, pero en un sitio tan pequeño

es que la oposición se ve las caras. Claro, lo malo que a veces,

esas relaciones las llevamos al terreno de lo personal y eso...

Bueno, yo en ese sentido, tendría mucho que arrepentirme

de muchas cosas. Yo confieso que en eso he sido

muy duro en un momento dado.

Bueno, la tarea política te lleva también a llevar

tragos amargos y a tener que pasar por determinadas situaciones

que no te agradan, pero bueno,

esto es como el mundo de la empresa.

El empresario, en un momento determinado

su éxito está en sus números al final

y el político, su éxito está en el número de votos.

El otro es dinero y esto son votos, esa es la realidad.

Me da la sensación de que, no he estado en el interior

del parlamento de La Rioja, es cierto,

pero me da la sensación de que el portavoz de la oposición

y usted deben estar a la misma distancia que estamos usted y yo.

Efectivamente, poco más o menos. Y se tenían que decir las cosas.

Los debates han sido duros en un momento determinado.

Pero bueno, todas esas cosas después se superan

y hay que saberlas superar, pero siempre dejan alguna herida

y espero que cicatricen, deben cicatrizar con el tiempo.

¿Cuáles han sido los peores temas,

los que les han llevado a discusiones más potentes?

¿Con la oposición? Sí.

Yo creo que la oposición siempre en La Rioja

han estado muy relacionados con el tema del empleo,

el tema de las infraestructuras,

con el tema de los efectos frontera,

que siempre te exigen más en un momento determinado.

Con todo lo relacionado con la educación y la sanidad,

porque son áreas que siempre se permiten hacer la oposición.

A veces es demagogia, que yo también la he hecho

y que en su momento, está ahí.

Quizá por ahí han ido los temas.

Aunque usted, en la frontera con País Vasco,

la tenían con Álava, que era bastante cómoda, ¿no?

Bueno, pero los polígonos los teníamos muy cerca.

Estaban más cerca los polígonos de La Rioja que del primer pueblo...

O sea, de Logroño que del primer pueblo de Álava.

Hubo una lucha muy importante con el tema del efecto frontera.

Luego las cosas se han ido normalizando.

Europa nos ayudó mucho en esa cuestión,

a resolver esa cuestión y siempre hay un latiguillo que se interpreta

que estamos con agravios y todas esas cosas,

pero eso va evolucionando y se va superando con el paso del tiempo.

¿Circula usted tranquilamente y cómodo por Logroño?

Muy bien. ¿O de vez en cuando le dan...?

No, circulo muy bien y además me agrada,

porque la gente se para, te cuenta, te preguntan...

Quizá, lo bueno de la política son los contactos personales.

Si uno es capaz de sacar de la política

más allá de lo que es tu gestión en un momento determinado,

sino que cultivas las relaciones humanas,

aprendes del otro

y sin duda, es gratificante. Yo creo que eso es lo bueno.

El haber conocido tanta gente.

El poder sentirte bien con el otro,

el poder sufrir también con los demás.

En un momento determinado, los atentados que hemos recibido

en La Rioja, cuando hay un accidente, cuando hay cualquier cosa,

el compartirlo, el estar al lado de la gente,

eso también es gratificante.

¿O sea que a usted no le da pereza salir a la calle

por si se meten con usted? No, no, en absoluto.

Siempre hay alguno que te lo cuenta y es normal,

pero eso es entendible.

Me decía un compañero de usted y antiguo miembro del Senado,

que una de las cosas que más le decían es:

"Qué bien vivís en el Senado. No pegan golpe".

¿Eso no le pasa usted?

Yo creo que eso hay que empezar a cambiarlo.

Hay que intentar cambiar esa imagen.

Es una cámara que tiene que evolucionar,

tiene que modificarse en algunos aspectos.

El aspecto territorial es fundamental,

esta es una cámara de representación provincial

más que una representación territorial.

Hay que profundizar también en sus competencias

y en sus decisiones,

y estoy seguro que tiene que ser el punto de encuentro

de los territorios en una cámara que una

y de alguna forma contribuya a unir mucho más

ese concepto de unidad de España y del concepto de España.

Las comunidades autónomas se miran a sí mismas,

pero tienen que mirar hacia fuera para que juntas

contribuyan a hacer también España como patria común de todos.

¿Por qué cree que casi todos los personajes importantes

del Senado, como es el caso de usted,

dicen lo mismo, sean del partido que sea,

lo que acaba de decir usted, pero nunca consiguen reformarse

para que sea lo que ustedes proponen que debe ser?

Bueno, yo creo que ser presidente de una comunidad

te cambia, incluso en lo político también.

Quizá a veces, cuando estás en la oposición,

te pesa mucho más la ideología, tu partido,

que cuando has estado de presidente de una comunidad

donde tienes otros valores diferentes

porque has estado conviviendo y viendo la realidad

desde otro punto de vista.

Eso lo tienes claro y sabes cuáles son las dificultades que has tenido

y cómo han ido las cosas.

Has estado mucho en la cámara del Senado,

conoces muy bien la cámara.

Tenemos las ideas claras, pero no depende de nosotros,

depende también del acuerdo y del consenso

de todas las fuerzas políticas de este país,

y ahí es donde hay que profundizar.

Claro, que generalmente ese acuerdo tiene que llegar

gente que no ha estado en el Senado. Exactamente.

Esa es la clave. Esa es la clave.

¿Qué había hecho usted, presidente, para que en 1998

le nombrarán doctor honoris causa

en una universidad de Buenos Aires, Argentina?

Bueno, la verdad que nosotros, en mi tiempo que estuve

de presidente de la comunidad visitamos muchos países,

pero sobre todo aquellos países donde había raíces riojanas

y donde los riojanos habían contribuido

a la construcción y desarrollo de esos países

y esos países habían acogido también a los propios riojanos.

Argentina para nosotros es un país, junto con Chile,

muy importante de acogida de emigración riojana

y en ese sentido, en Argentina,

tuvimos la oportunidad de tener un centro riojano muy importante

y hay una gran colectividad.

Hay riojanos ilustres que han dejado huellas de grandes obras.

Recuerdo el Palacio San Miguel, que era un gran centro comercial

en Buenos Aires y quizá, había en esa universidad

un riojano trabajando y entonces,

nuestro conocimiento y el conocimiento que él

tenía de nosotros tuvo la generosidad en un momento determinado

de darme ese título honoris...

Doctor honoris causa en la Universidad de El Salvador,

creo recordar.

¿Cree que se vive cómodo en el poder?

Usted está en el poder del Senado. La grandeza de la democracia

es que ambas cosas se equilibren

y ambas cuestiones se puedan contraponer.

En ese sentido, debe haber gobierno y debe haber oposición

y cada uno tiene su responsabilidad.

Yo creo que lo cómodo no es que no tengas oposición,

al revés, la grandeza de la democracia

es que la oposición sea fuerte y que plantee una alternativa.

Y que tú seas capaz de responderle. Claro, de responder, de buscar,

de discutir, de debatir

y que cada uno defienda su propio proyecto, eso está claro.

¿Vive más cómodo aquí que de presidente?

Mucho más, eso sí es cierto, he ganado en calidad de vida,

eso no cabe duda. ¿Y su familia?

Pues mucho más, también,

aunque ahora me ven menos porque estoy en Madrid.

Pero antes también me veían poco. Su familia vive en Logroño.

En Logroño, en Logroño. El que vive aquí es usted.

No, vivo a ratos. Bueno, a ratos.

Entre semana. Con la maleta hecha.

Con la maleta hecha, efectivamente.

Tras 20 años en el cargo, Pedro Sanz tiene el récord

de haber sido el presidente autonómico

del Partido Popular que más tiempo ha durado en el cargo.

Además, es un superviviente, porque salió bien parado

de un gravísimo accidente de circulación

durante la campaña a las elecciones autonómicas de 1999

cuando una tromba de agua,

hizo estrellarse el coche oficial en el que viajaba

contra la mediana de la autovía.

Falleció el policía de escolta y resultaron seriamente heridos

todos los ocupantes.

Ganó por mayoría absoluta y así continuó hasta 2015.

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Pedro Sanz

La galería - Pedro Sanz

04 oct 2018

Programa de entrevistas con grandes personajes de la política que ya viajan de vuelta tras haber vivido en primera línea situaciones que pasaran a la historia de nuestro país. Todos ellos protagonistas de nuestra Transición política, social y cultural a la democracia.

Entrevista a Pedro Sanz, actual vicepresidente primero del Senado.

ver más sobre "La galería - Pedro Sanz " ver menos sobre "La galería - Pedro Sanz "
Programas completos (69)

Los últimos 69 programas de La galería

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos