La salud es determinante en nuestras vidas. Marca nuestra existencia, definiendo las curvas y los vaivenes que recorremos desde el día en que nacemos. Este programa se adentra a lo largo de trece programas en las vidas y las historias de pacientes y médicos para hacer una mirada humana al fascinante mundo de la salud y la medicina. Un recorrido documental por la apasionante aventura de estar vivo.

4671272 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
La Ciencia de la salud - El trabajo de cuidarnos - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

(Música)

(Monedas)

(Música)

Me llamo Jorge González.

Me dedico a trabajos en altura.

Hacemos de todo, limpieza de cristales,

reformas, pero lo que más en esta empresa es limpieza de cristales.

El día a día del trabajo como el que tenemos

es duro, ¿no?

Como todos los oficios, que no se les quita prestigio,

pero este, estamos siempre a la adversidad del tiempo.

Sol, frío, fuerza... Sí, es bastante duro.

La seguridad de nuestro trabajo es fundamental.

Es un tema muy importante.

Igual que tenemos, como todos los trabajadores,

momentos de pasarlo bien y risas,

pero luego tenemos que tener una concentración 100 %.

Nos va la vida en ello.

Las medidas de seguridad son,

aparte de la que nos pide la comunidad europea,

todas las normativas y todos los elementos de seguridad

que tenemos homologados para trabajo.

Aparte, de modo interior, entre los compañeros implantamos

medidas de seguridad como revisarnos los epi,

revisarnos los nudos, las instalaciones.

Aunque estamos profesionalizados,

que para eso nos hemos sacado un título y tal,

como dije antes, tenemos que estar al 100 %.

Yo tengo la titulación desde 2007, pero sí.

Pues alguna vez, como en cualquier otro oficio.

Tuve un susto en el cual se me cortó una cuerda.

En la otra empresa que estaba de construcción.

Menos mal que a los epis o a la seguridad que llevamos

llevamos doble cuerda, que es para la carga

y luego la anticaída, la línea de vida.

Un susto importante. Me quedé colgando con la otra cuerda.

Lo pasé un poco mal. Durante un mes no me colgué.

Quedó todo en un susto grave. No me pasó nada.

Una de las partes que más me gusta

es que a veces te sientes muy contento.

No hay una forma más bonita de ver hacer reír a las personas.

Igual que otras veces vemos que la gente está triste,

porque aquí es un hospital y a veces ves unas imágenes

que te pellizcan un poco el corazón.

Pero luego a lo mejor ves que se ríen, "Spiderman, hombre araña".

Me hace feliz ver a la gente feliz.

(Música)

Hoy en día es difícil calcular exactamente

el tiempo que dedicamos a nuestro trabajo.

Hay más jornadas flexibles,

conciliación de la vida familiar y laboral,

jornadas a tiempo parcial, turnos...

Más o menos podemos decir que estamos ocho horas diarias en el trabajo,

ocho horas diarias por 220 días laborales, más o menos,

hacen, aproximadamente, 1700 horas al año.

Eso supone, aproximadamente, un 20 % de nuestro tiempo anual.

Partiendo de la base de que pasamos tanto tiempo en el trabajo,

cualquier hábito que nosotros adoptemos o adaptemos

en nuestra vida laboral

va a ser beneficioso para nuestra salud en general.

Los riesgos laborales son aquellos en los que estamos sujetos

simplemente por el hecho de venir a trabajar todos los días.

Los riesgos laborales comienzan cuando salimos de casa.

Podemos tener un accidente in itinere

y no terminan hasta que llegamos a casa otra vez.

Todos los puestos de trabajo, en el fondo, tienen riesgos.

La clave está en cómo limitar esos riesgos

y hacer que no influyan sobre nuestra salud.

Los riesgos laborales no solo nos pueden producir

un accidente de trabajo, que a lo mejor es lo más llamativo

para todo el mundo.

También nos pueden producir una enfermedad profesional.

La salud laboral está muy legislada.

No solo está la empresa, sino que también está

el servicio de prevención y el trabajador.

La empresa, porque una empresa que crea en la prevención,

que procure los medios tanto físicos como estructurales

para hacer una buena prevención de riesgos laborales,

no podríamos hacerla.

Los servicios de prevención, porque cuentan con el conocimiento

y las herramientas necesarias para poder hacer la prevención.

Y luego, por supuesto, el trabajador.

A lo mejor es el actor más importante dentro de este trinomio,

porque si el trabajador no entiende la prevención como algo propio

y no ve la responsabilidad de la empresa simplemente,

tampoco va a tomar responsabilidad sobre su propia salud.

A ti te buscaba. -Hola, ¿qué tal?

Bien, ¿y tú?

-¿Cómo vais con el programa de promoción de la salud?

-La verdad que muy bien.

Desde el año 2013 que inauguramos el programa

está siendo todo un éxito entre la gente.

Creo que al final están interiorizando que la prevención

tiene que ir más allá de lo que es el entorno propio

de una fábrica como la nuestra.

Todos los departamentos tenemos que estar implicados

en lo que es promover la salud y la prevención en el puesto de trabajo.

Desde los operarios que están trabajando en la línea

hasta cualquier persona de la empresa.

Creo que la gente está empezando a entender

que en vez de ser trabajadores seguros

es muy importante que sean personas seguras.

Cómo cargar con un cubo o cómo coger un peso

es algo que tiene que educarse para no tener un problema de espalda.

-Bueno, ¿y el curso de formación de primeros auxilios cómo fue?

-Muy bien. Es un curso que a la gente le gusta mucho

por lo que comentábamos antes de que se adquieren conocimientos y técnicas

que puedes aplicar fuera de lo que es tu entorno laboral,

en tu vida diaria con tu familia. Es muy importante.

-Fíjate que luego, además,

se nota muchísimo en el reconocimiento médico

la cantidad de preguntas que aún así nos hacen por el interés que surge.

-Es normal.

La gente está muy concienciada con ese tipo de cursos

y las cosas que pasan día a día. Es normal.

(Música)

Hola, bon dia. ¿Qué tal, Vane? ¿Cómo estamos?

-Soy Miguel, tengo 39 años.

Hace 12 años sufrí un accidente de tráfico,

cuando tenía 26 añitos.

Iba de camino de mi casa al trabajo

y es donde sufrí un accidente de tráfico,

y a consecuencia de eso, tuvieron que cortarme la pierna izquierda.

Yo era conductor de autobuses de la empresa de transportes

de Barcelona donde realmente era vocacional

y me gustaba mucho el trabajo que desempeñaba la compañía.

-Mira, cuando puedas, necesitamos imprimir estos documentos.

-Salgo de casa, como cada tarde, en mi moto, en mi vehículo privado.

Me dirigía al trabajo cuando en la ronda del litoral

hay un choque múltiple, y a consecuencia de eso,

un camión me pasó por encima.

Después de varias horas de operaciones,

los médicos consideran que para salvarme la vida, evidentemente,

me tienen que amputar el miembro izquierdo

porque si no era la pierna o yo.

Recuerdo que después de un golpe muy fuerte me despierto en la carretera

e intentó incorporarme de cintura para arriba,

pero veo que no puedo.

Tengo un peso muy grande en la pierna izquierda y no puedo levantarme.

Giré la vista y vi que la pierna estaba destrozada

e incluso temí por mi vida.

He perdido, a lo mejor, unos segundos de conciencia,

pero cuando me incorporo y veo lo que ha pasado,

fui consciente de que había sufrido uno de los peores accidentes

de mi vida.

De hecho, no esperaba despertarme y tener este regalo

de estar aquí de nuevo.

Cuando me despertaron, después de siete días en la UCI quirúrgica

rodeado de gente, para mí fue como decir:

"Guau, estoy aquí de nuevo".

Te despiertas con la familia alrededor.

Les dije que no se preocuparan,

que ya sabía que me faltaba un miembro de la pierna izquierda

y que estuvieran tranquilos, que todo saldría bien.

Tuve que estar bastante tiempo, por desgracia, sin protetizarme,

porque a la altura de la misma pierna apuntada

tenía una fractura de fémur abierta y desplazada,

y tuve que estar un año y medio con un menfis,

que es un fijador externo,

que lo que hace es regularte la torsión del hueso

y la fijación del hueso para que haga callo

y esa pierna estuviera fuerte.

A día de hoy tengo una buena base para llevar una buena prótesis

y tener mucha más palanca y fuerza a la hora de desarrollar

ciertos movimientos que la rodilla electrónica de por sí hace.

Para mí la reinserción laboral supuso darme un balón de oxígeno.

Volver a levantarme, ir con una ilusión cada día al trabajo,

poderme relacionar con mis compañeros,

tener un trayecto de ida y vuelta a casa como hacías antiguamente.

Aunque un poco más limitado que antes,

pero lo haces con muchísima ilusión.

Mi prioridad era protetizarme muy rápido.

El médico me decía: "Tú no te preocupes, porque esto es lento".

Yo, si ellos me decían seis meses, yo intentaba hacerlo en tres.

Después de un tiempo de prepararme físicamente

para la prótesis y todo, a mí la prótesis me dio la vida.

Trabajar con compañeros tan agradables como he tenido.

Siempre he tenido el soporte de ellos a nivel de empresa,

a nivel de compañeros.

He caído en un departamento que, a día de hoy,

es para mí el mejor que hay del mundo.

(Música)

Es obligatorio para la empresa asegurar que se toman todas

las medidas necesarias para la vigilancia

de la salud de los trabajadores.

Eso suele incluir el reconocimiento médico.

En cualquier caso, la obligatoriedad del reconocimiento médico

debe estar consensuada con la representación legal

de los trabajadores.

-Hola, buenos días. -Buenos días.

¿Qué tal, cómo estás? Siéntate, por favor.

Cuéntame. ¿Es tu primer reconociendo con nosotros?

-Sí.

-Bueno, ¿tu puesto de trabajo es? -Soy operaria de línea.

-Operaria de línea.

-Te voy a contar un poquito lo que vamos a hacer.

"Suelen estructurarse alrededor de una entrevista personal,

en la cual se valoran los antecedentes personales,

familiares y laborales del trabajador y una exploración física general".

Luego vamos a hacer un electrocardiograma,

vamos a hacerte un control de visión para ver qué tal puedes ver.

Normalmente, lo que haríamos sería una audiometría.

En tu caso no hay ruido en tu puesto de trabajo,

pero sí es cierto que estás en un entorno de fábrica

y cualquier ruido y cualquier aviso acústico que tú vayas a recibir

es importante que lo puedas oír.

Y luego nos falta la espirometría para ver si el ambiente laboral

puede estar influyendo sobre tu capacidad respiratoria.

Si quieres empezamos ya.

Además, generalmente es necesario hacer una analítica de sangre

que incluye diversos parámetros.

Cabe la posibilidad de tener que ampliar la analítica,

dependiendo de los productos químicos en los que esté expuesto

el trabajador.

-Cierra la mano fuerte.

-Y además, en algunos casos, sería necesario hacer determinación

de VIH, hepatitis, pruebas aún más sensibles, quizá.

-¿Qué tal, todo bien? -Todo bien.

-Es el mismo caso que si hubiera que hacer una determinación

de alcohol o drogas en sangre.

Este tipo de pruebas, generalmente se tienen que hacer

porque vengan recogidas en el convenio de ese trabajador.

Es importante saber que cualquier tipo de prueba que se vaya a hacer

de este estilo siempre va a llevar un consentimiento informado

previo del propio trabajador.

-Bueno, Nieves, vamos a hacer una espirometría

para ver la capacidad pulmonar.

Entonces tienes que sujetar esto así y cuando le diga tiene que coger

todo el aire que pueda llenando los pulmones

y hay que soplar fuerte, fuerte, hasta que no tenga nada de aire.

Coja todo el aire que pueda, meta el tubo en la boca

y sople fuerte, fuerte, fuerte.

Siga, siga, todo lo que pueda, hasta que no tenga nada de aire.

Vale, respire tranquilamente para recuperarse un poco.

-Muchas gracias por venir.

Recibirás todo el informe en el sobre cerrado confidencial para ti,

o si no, en una descarga en tu teléfono móvil.

-Vale. Muchas gracias. -Encantada, Nieves.

-Hasta luego. -Hasta luego.

(Música)

Me llamo David López Velasco. Tengo 60 años.

Nací en un pueblo cerca de Albacete.

Mi situación actual se ve.

Yo trabajaba en una fábrica

que era, como si dijésemos, de recuperación de gomas.

Esta empresa se dedica a triturar por calentamiento y enfriamiento...

Convertiríamos la goma en gasoil.

Mi encargado me dijo que teníamos que quitar lo más posible

de material de goma y mezclarlo con plástico para ir alternando eso.

En ese momento fue cuando yo estando arriba,

haciendo las labores de limpieza,

se rompió la pasarela y caí abajo.

Al mismo caer, automáticamente el sinfín me cogió...

y como no se paró, ahí tuve el arrancamiento y todo eso.

Parad, parad, parad, gritó uno.

Fueron a parar la máquina...

En ese espacio, posiblemente, calculo que a la velocidad que iba,

daría unas diez vueltas enrollado en el sinfín.

Cálculo, diez o más.

Ahí fue... con las cuchillas que lleva el sinfín del rotor,

fue donde me cortó ya todo.

Desde un principio yo vi la gravedad que había.

No perdí el conocimiento. No sentía dolor.

Me quité la pierna de encima que me cayó en la cara

y me estaba echando sangre.

Yo había visto una película de Rambo, me parece,

que se tapaba la herida con barro.

Yo lo primero que hice fue echarme goma, y taponarme,

porque tenía la femoral y todo arrancado.

Lo siguiente que recuerdo es los bomberos que venían,

que si el arnés, que si no me moviese.

Bajó un doctor abajo a ponerme una vía.

Tal era lo que vio, que yo estaba escuchando que llamó a la enfermera

porque no podía, no se atrevía. Estaba muy nervioso el médico.

Tuvo que bajar la enfermera a ponerme la vía.

Todo esto, desde la calma, seguía escuchando todo,

seguía escuchando la gente de afuera, los compañeros

y hasta a la ambulancia.

Me doparon y ya no sé más hasta el hospital, que me operaron.

Las lesiones, principalmente, fueron la amputación del antebrazo

y de la pierna. Allí, en ese momento.

Luego salieron vértebras, costillas,

desplazamiento de costillas para un pulmón,

arrancamiento del escroto, el intestino,

me tuvieron que hacer la colostomía.

Me tuviera que hacer la reconstrucción de las venas

para que no cogiese gangrena, llamándolo así.

(Música)

El caso de Miguel ha sido complicado.

Le sucedió cuando tenía 26 años, toda una vida por delante.

Un chico activo, absolutamente.

De repente se te truncan todas las expectativas que tenía

y todos los proyectos que tienes de vida

y tienes que comenzar de nuevo.

Ha sido un caso complicado, pero su actitud ha sido básica,

que es imprescindible en cualquier paciente

para cualquier tipo de patología.

La primera prótesis que le pusimos a Miguel

fue una prótesis que lleva una rodilla hidráulica de tipo C-Leg,

que en su momento, era una de las prótesis más avanzadas.

Con un mecanismo con microprocesador para que la rodilla se adaptara

a terreno desigual.

El problema que tenemos con los amputados

que son por encima de la rodilla

es que en el momento en que perdemos la rodilla,

perdemos lo más importante que tenemos en la extremidad inferior

y que nos da la facilidad del movimiento.

Con la llegada de este tipo de rodillas,

la verdad es que la marcha ha sido...

ha avanzado muchísimo.

Bueno, pues muy bien. El muñón estaba perfecto.

Ya podemos poner esto bien.

¿Y por aquí molestias? -No, ninguna.

-¿Tenemos algún roce? ¿Nada? -La verdad que ninguna.

-Por esta zona nos queda muy holgadito esto.

¿Encaja bien, no?

-Puede ser de llevarlo también puesto.

-En su caso, nos pasaba que la prótesis había empezado a fallar.

Llevaba un tiempo con la misma y había empezado a fallar.

Además, Miguel tenía una serie de necesidades.

El año pasado vino comentando que tenía una hija de seis años

y otra hija de dos.

Claro, tenía la necesidad, su hija mayor, sobre todo,

tenía la necesidad de ir a la piscina, de bañarse

y él se encontraba con la dificultad de no poder hacerlo.

Le expliqué que había un nuevo tipo de prótesis,

una rodilla con un microprocesador avanzado que es una Genium

Y que permitía, tanto bañarse como, además,

adaptarse a terreno desigual.

Incluso saltar y correr.

Adaptamos también un pie que es almacenador de energía,

que te devuelve la energía, te hace el caminar mucho más fácil.

También se podía mojar.

Eso es lo que se llama una prótesis inteligente.

Una rodilla, es la rodilla inteligente.

Detecta los obstáculos y te permite parar, te permite levantar,

te permite intuirlos y sortearlos, de una manera mucho más natural.

Lo que hace es reproducir la marcha normal

y, sobre todo, se adapta mucho a los desniveles,

al terreno desigual, que es lo que los pacientes requieren mucho.

En el peor momento de una amputación,

evidentemente, es algo traumático absolutamente.

Hay un momento en el que tienes que despedirte de tu extremidad

y hacer una fase de duelo.

Nosotros contamos mucho con ellos.

Si el paciente no ha pasado la fase de duelo, es imposible protetizar.

Lo que queremos con esto es ver cómo reaccionas

al efecto de esta sin gravedad.

Es difícil, porque el paciente tiene que confiar

en algo externo que no es suyo.

Pero es igual que el momento en el que tú

tienes que confiar en un coche.

Te subes a un coche y tienes que confiar que ese coche va a frenar

cuando tú quieras frenar y va a acelerar cuando tú quieras acelerar.

En nuestra mutua, afortunadamente,

tenemos un gran equipo de trabajadores sociales

que ayudan al paciente a la reinserción laboral

a buscar el tipo de trabajo al que mejor se adecuaría

a su situación actual.

En el caso de Miguel, Miguel es un paciente maravilloso.

Es un paciente que todos desearíamos tener.

Lastimosamente, por este proceso nos hemos tenido que conocer,

pero es un paciente que le pone una actitud a las cosas

que, evidentemente, tenía que acabar caminando sí o sí.

(Música)

En el momento en que llegó David,

vino trasladado al hospital de Albacete.

Vino en una situación grave, complicada

a todos los niveles.

Lo recibimos aquí el equipo de enfermería

que teníamos el turno de tarde y yo también estaba junto a ellos.

En el momento en que nos informan de este traslado tan grave,

el equipo de enfermería nos reunimos

y hacemos una valoración de la situación.

Es un paciente viene de otra comunidad autónoma,

que deja atrás su casa, deja atrás su familia

y tenemos que cubrir las necesidades.

Inicialmente, viene con su esposa.

Con lo cual, nos tenemos que volcar completamente

y dar un soporte y un apoyo psicológico superimportante.

-María es mi mujer

y es la verdadera sufridora de este accidente.

Y digo que es la verdadera sufridora porque yo, al fin y al cabo,

soy un paciente, estoy en la cama, me sedan, no me entero,

pero ella el día a día... lo vivía.

-Nosotros salimos de aquí

como que no tenía vida.

Poco a poco fue reanimando y la recuperación fue lenta.

Muy lenta.

Estuvimos 22 meses en Barcelona.

Y yo me entretenía.

En los ratos que no estaba con él, pasear, conocer Barcelona,

mis hijas me llevaron el bolillero, y yo soy aficionada al bolillo.

Y las horas muertas allí, muchas horas de clínica. Muchísimas.

-El proceso de cuidados de David fue complejo.

Hubo que proceder también a aislamientos concretos

de contacto en el momento de las curas

por infecciones varias que sufrió durante el proceso.

Eran curas muy complejas y muy dolorosas.

Se respetaba el descanso del paciente.

Había turnos que incluso pactábamos con la mujer muchas veces.

Si necesitáis algo llamad al timbre, si no hay nada,

nosotros evitaremos entrar en la habitación

para respetar los periodos de descanso de David.

La verdad es que todos.

Todos se han portado muy bien con nosotros.

Nos han mimado mucho.

De hecho, tenemos una segunda familia Barcelona.

El vecino. Saluda. -Hola.

-Una persona superfuerte, comprometida en su tratamiento

y en su mejoría día a día.

Es cierto que llega un momento en el que vemos

que hay algo que no funciona.

David no se mira a un espejo.

Cuando va a hacerse la higiene a la ducha,

pasa de lado, evita reflejarse en cualquier pasillo,

en cualquier puerta que hay de cristal

y eso, nos salta la alarma a nosotros, evidentemente.

-Ay, amigo. Me tenían preparado una especie de atril con un espejo.

Digo: "Maldito espejo". Yo creía que estaba en un mundo

y resulta que verme de pie, que estaba sin la mano

y sin la pierna, se me vino todo abajo.

-Bueno, le enfrentamos a la realidad.

"A partir de ahora, David, este es tu nuevo David.

Este eres tú. Solo cambia la parte física

ya hay que trabajar para recuperarla y adaptarla a la nueva situación".

De ahí pasé a rehabilitación.

-Había días que venía agotado.

Llegaba a la habitación, comía, hacía su descanso.

Volvía y seguía con rehabilitación intensiva por la tarde.

La verdad es que el éxito de su recuperación

y su estado actual no solo ha dependido de nosotros,

sino de sus ganas y su trabajo diario.

Trabajo muy duro.

Allí escuchaba a gente que trabajaba con dolor de manos

de coger una máquina y se quejaban.

Digo: "Aquí no hay dolor, hay trabajo".

Esa era mi frase, que aún, de los antiguos que hay ahí,

lo comentan. No hay dolor, hay trabajo.

(Música)

Bueno, Chiqui, ¿cómo estás? -Muy bien.

¿Cómo te encuentras? ¿Bien?

-Sí.

-¿Cuánto hace del accidente que tuviste?

-14 años hizo el sábado pasado. -14 años ya.

-¿Nos cuentas un poco cómo fue? ¿Qué te pasó? ¿Qué estabas haciendo?

Muchos lo sabemos. -Hice dos actuaciones.

Entonces, quise hacer algo distinto. Me estuve preparando mucho tiempo

para en lugar de bailar en barra como siempre,

pues me preparé algo en aéreos

y tenía que subir a un aro

que estaba a 5 m de altura,

que como no había motor, ¿cómo subes? No soy tan alta.

Entonces, puse una tela, de estas telas acrobáticas

y por presumida, me dijeron: "Le harás un nudo para subir".

Yo iba de las telas al aro, y de ese aro, después de hacer

una pequeña pincelada, me pasaba a otras telas

que estaban a 11 m de altura.

El aro a cinco y las otras 11, las telas.

Entonces, yo subía con unas telas solo pasadas por el aro.

Lo lógico hubiese sido hacer un nudo. Lo ensayé meses, meses, meses,

con un quitamiedos hasta aquí. Solo duraba un minuto.

Y lo que no pasa en meses, pasa en un segundo.

Hice mal un contrapeso. -¿Y caíste de espaldas?

-Totalmente de espaldas, desplomada. Caí desplomada de espaldas.

No recuerdo más que el olor del suelo.

Es lo único que me acuerdo, el olor de la piedra.

Era piedra.

Y yo, en el primer momento que soy consciente,

es que me tiran agua en la cara. Entonces claro, mi flequillo.

-Claro. -Estaba en un sofá,

del sofá de mi camerino. -Presumida hasta el final.

-Estirada y me tiran un chorro de agua y yo hago así y digo:

"¡Mi flequillo, mi flequillo!".

Claro, mi reacción fue hacer: "¡Mi flequillo!",

pero mis manos,

los brazos no se me movían. -No los podías mover.

-Entonces dije: "¡Los brazos, las manos!",

"¿Cómo que las manos?", "Que no puedo mover las manos".

-¿No tuviste fractura? ¿Fractura vertebral no tuviste?

-Tuve un shock medular, o sea tuve una tetraparesia severa por impacto.

-Claro. -Claro, a mí me dicen esto

y es como si me dices... -Es una contusión en la médula.

-¿Me puedes hablar en mi idioma? -Al principio es difícil saber

si es tetraparesia, si son las cuatro extremidades,

que les falta fuerza, mucha fuerza que no tienen nada de fuerza,

es la tetraplegia. -Para entonces ellos lo sabían.

-Claro, una contusión medular, además.

-Ellos ya me habían hecho, me habían metido...

Recuerdo máquinas, unas máquinas muy tal

y muchos médicos, muchos médicos. Pero luego, de repente

no recuerdo nada. Lo único que podía mover era la cabeza

y me inmovilizaron, un collarín hasta aquí,

justamente para que las cervicales, para que no moviera nada.

-¿Y qué piensas en un momento así? Cuando llevas ya varios días

estás aquí y te dicen que... Tú te ves que no mueves.

-Yo flipo. -Y te dicen la palabra tetraparesia.

¿Tú qué piensas? -Yo flipo porque me dicen

que los días que llevo ahí, más los que llevan el otro lado

y es como: "¿Qué ha pasado? ¿Cuántos días llevo sin comer?".

-Sin comer por mí misma, ¿no? Y sin moverme.

-Y sin moverme. Y le digo: "¿Me puedes explicar

qué es una tretaparesia? Porque yo no he oído en mi vida esta palabra.

¿Que me quede en una silla de ruedas?".

Entonces me dijo: "Eso sería una tetraplegia".

-La paresia no se sabe hasta dónde... -No se sabe.

Y dije: "¿No se sabe hasta dónde es reversible?",

dice: "Bueno, ni siquiera se sabe si lo puede ser".

-Claro. -Entonces me acuerdo

que empecé a llorar, pero como no me podía mover,

entonces aquella mujer siguió hablando y los oídos,

llenos de lágrimas y yo ya no oía, ya no me movía y no oía

y era como...

Dice: "Bueno, con suerte, poder caminar".

Y dije: "Joe, con suerte...".

Entonces yo contesté: "No es una opción no caminar".

-Lo principal y en lo que coincidimos todos los de la profesión,

es que la actitud del paciente... Dos pacientes con lesiones similares

y una con esa actitud y otro sin...

Pero quien te ve ahora piensa que esto ha sido muy fácil.

-¡Ja! -Y los que sabemos de esto

ya sabemos que no y tú sobre todo que lo has vivido.

¿Cuánto tardaste en ponerte de pie?

-Yo tardé un año y medio en volver a estar para trabajar.

-Para trabajar, pero ¿con alguna secuela?

-Sí, todavía hoy. -Todavía a día de hoy.

-Secuelas de por vida, a nivel psicomotricidad.

El equilibrio me ha quedado tocado.

Yo no sé hacer otra cosa en la vida que bailar.

Yo solo me he preparado para esto. -Y vivir, yo creo que vivir, ¿no?

No sabes hacer otra cosa que vivir aparte de... ¿No?

Entonces, ¿te ha cambiado la vida? ¿Te cambiado el accidente la vida

en algún sentido? -Me ha cambiado el enfoque

que yo tenía en la escuela, porque yo, volví a coger del cajón

saliendo de este accidente,

todo mi proyecto, mi desglose...

Dije: "No quiero esto". Y el proyecto pasó a ser

quiero trabajar la sensualidad, la feminidad y la autoestima

para gente que no se quiera o que tenga complejos.

-Qué bonito. -Entonces, cambié totalmente,

porque si no te sientes bien contigo, no te no te vas a sentir nunca bien.

-Un empoderamiento de la mujer, perfecto.

-Y te has de sentir bien por dentro para verte bien por fuera.

Aunque por fuera estés hecha una mierda,

siempre he dicho que con el mismo final,

volvería a pasar por la misma desgracia.

-¿Sí? ¿Volverías? -Sí, sí.

-Con el mismo final, ¿eh? -Sí, con el mismo final.

-No vale otro. -Si puede ser con algo más

de equilibrio, también. -Sí, pero no,

tampoco se puede pedir más. No puedo pedir más a la vida.

-Y Chiqui, ¿tienes la sensación de que has podido ayudar a gente,

se te acerca gente a preguntarte a saber qué,

o que se encuentren en la misma situación

o en situaciones parecidas? -¿Es muy pedante si te digo

que me consta? -No, es real.

-También necesito energía para mí, porque a mí esto me remueve mucho.

Necesito mi energía para transmitirla a la gente

que viene a mi escuela que ahora estamos preparando el festival.

-Eso te iba a preguntar ahora. -Ya no es un festival,

es un espectáculo, porque las ves y mira que yo monto las coreografías,

dirijo, sé todo lo que van a hacer. -¿Ahora tienes algún ensayo?

-Me voy ahora. -¿Tienes un ensayo ahora?

-¿Te apetece? ¿Por qué no te vienes? ¿Tienes prisa?

-No tengo ninguna prisa. -Vente.

-Me encantaría verlo. ¿Puedo verlo? -Venga, sí.

¿Te has subido alguna vez a una barra o has bailado con unas sillas sexy?

-No he tenido la oportunidad, me encantaría.

-Qué guay, ¿te apetece?

-Vamos allá.

-Pero te tienes que quitar los tejanos.

-Me los quito. (RÍE)

(Música)

Bueno, la verdad que el accidente te cambia bastante la vida,

porque en principio, desconoces lo que es una amputación,

cómo te vas a volver a mover, qué limitaciones vas a tener

en el día a día y son cosas que se te pasan por la mente

y que cuestionas tu vida también incluso personal.

A nivel familiar, fue un palo muy gordo,

sobre todo a mi madre la afectó muchísimo.

A mi hermana también le afectó muchísimo,

porque claro, un hermano, un hijo, ¿no?

Pero bueno, después, poco a poco fueron poniendo

las cosas en su sitio. Yo fui muy optimista en todo momento,

sabía lo que tenía, lo que había sufrido

y era una cosa que no quería

hacerle partícipe a ellos sino que intentaría por todos los medios

superarlo poco a poco. Evidentemente, la familia es muy importante

y a nivel de pareja, de hermana, de padre, madre en este caso,

tuve muchísima suerte de tener una compañera de viaje,

si se puede decir así, maravillosa y la que en ningún momento dudó

de mi accidente, de mi incapacidad sino todo lo contrario,

me propuso incluso ella matrimonio en el hospital.

-Yo, en los momentos, en las largas horas

y muchos días de hospital, yo le pedí que se casara conmigo

y entonces él dijo: "Yo no necesito un psicólogo, pero yo creo que tú sí,

así que vamos a llamar al psicólogo del hospital".

Sí que es verdad, yo le pedí que se casara conmigo allí.

Y allí lo decidimos, decidimos el día, la fecha y lo decidimos todo.

Yo conocí a Miguel hace 20 años ya. Éramos dos niños prácticamente.

Yo tenía 18 años, él tenía 20.

Y bueno, era pues como es ahora, un chico joven, simpático, guapo,

como es ahora.

-Cuando tengo mis hijas,

en principio, Carla, que es la mayor y esta anécdota me pasó con ella,

vamos un día al parque y resulta que estamos rodeados de niños

y me fui en pantalón corto y los niños pues:

"Hay que ver, mira un hombre que parece un robot",

y mi hija, que tenía apenas tres añitos,

se acercó a ellos y les dijo: "¿No tenéis alguna cosa

más interesante que hacer en un parque

con la de juguetes que hay y tenéis que preguntarle

a mi padre lo que tiene?".

-Pues en la actualidad, él está, como se le ve, muy bien.

Ha salido de todo y se encuentra una persona capaz

como cualquier otra persona, de todo.

Es verdad que la prótesis le ha dado mucha autonomía

para no quedarse atrás y sentirse como una persona normal.

Después del accidente, Miguel no cambió.

Sí que es verdad que tuvimos momentos de bajón,

pero su personalidad no cambió. Lo único que cuando estábamos abajo,

solo nos quedó mirar arriba y salir de ahí, pero él no cambió.

-La verdad que he sido una persona muy afortunada.

(Música)

Comer bien cuando trabajamos es importante

y no solo para que nuestro trabajo sea el adecuado,

sino para sentirnos bien.

Es importante primero tener en cuenta cómo es nuestro trabajo.

¿Requiere mucha energía o requiere menos energía?

No es lo mismo trabajar en la construcción

que trabajar en un despacho, por tanto la comida variará

en función de qué trabajo estemos haciendo.

Pero no solo eso, sea el trabajo que sea,

es importante que la comida sea digestiva,

cocina sencilla, alimentos visibles y una dieta en definitiva

que sea muy normal, muy equilibrada.

(Continúa la música)

También es importante una cosa.

Cuando comemos, un mínimo de 30 minutos.

Tenemos que masticar, comer tranquilamente y si es posible,

en un ambiente tranquilo. Todo lo que sea comer deprisa,

será una indigestión posterior.

Tampoco sería bueno que nuestro estómago estuviera muy vacío

durante muchas horas, eso querría decir

que la glucemia baja y nuestro rendimiento intelectual,

para manejar maquinaria, para precisar datos,

sería muy inferior. Lo mismo si no bebemos lo suficiente.

Si estoy un poco deshidratado, pues con un 1 %,

mi rendimiento ya baja y por supuesto,

sea el trabajo que sea, el alcohol no ayuda en nada.

Un poco de alcohol relaja, pero a partir de aquí,

nos quita precisión y nos quita visión,

por tanto, a la comida tiene que ser, cuando estamos trabajando,

equilibrada, adecuada, con la energía que necesitamos,

sin alcohol, comiendo tranquilamente y con la dosis de agua adecuada.

Rafa, ¿qué tal? -Hola, Magda.

Mira, preparando un sofrito.

Te voy a explicar a ver qué te parece.

-A ver. -Me comentaste que teníamos

que hacer hoy un plato que fuera bastante completo, ¿verdad?

-Que yo me pueda llevar. -Y que tú te puedas llevar.

-Exacto. -Que tengas proteínas, vitaminas.

-Que tenga de todo. Que en un plato sea un menú.

-Pues mira, tú me dirás, yo creo que lo he acertado.

Hemos hecho una ensalada de soja verde, con arroz basmati,

con un sofrito de pimiento rojo, pimiento verde, unas setitas

y lo aliñaremos con una reducción de zumo de naranja

con un puntito de soja y miel. ¿Qué te parece?

-Me gusta. -Entonces, en el arroz, es evidente

que el arroz como siempre vamos con prisa, yo ya lo hervido,

que son ocho minutos de cocción. Luego tenemos, la soja verde,

que tiene proteína, me dijiste que necesitabas proteína.

-Y además me gusta mucho, porque la soja la gente está

habituada a ver soja germinada o en forma de leche, ¿no?

-Sí. -Y la soja, como una legumbre que es,

así la tomamos muy poco. -No hay ni carne ni pescado.

-¿Sabes cuál es el truco? -Dímelo, va.

-Pues que las proteínas del arroz se combinan bien con las de la soja

o cualquier otra legumbre, se complementan.

Entonces si yo quiero hacer un plato sin carne, ni pescado, ni huevo,

pero que sea sano, que sea completito,

mezclo legumbres con cereales. -Qué bien, ¿no?

-El pimiento me encanta, ¿eh? -¿Qué propiedades tiene el pimiento?

-El pimiento mira, aparte de que tiene mucho sabor,

el pimiento verde tiene como el doble de vitaminas que la naranja.

-Y luego unos hongos, ¿qué tal los hongos?

-Genial. -¿Qué nos aportan?

-Hombre, los hongos yo diría que es de las cosas buenas

de la gastronomía que además son light.

¿Sabes aquello de que lo bueno siempre engorda?

Pues un hongo, que es una seta,

no es un vegetal, sino que es un hongo,

resulta que tiene muy pocas calorías. ¿Sabes que pasa?

Cada día más la gente se lleva la comida al trabajo.

-Sí, eso es importante, porque también es cierto

que por lo menos sea completo, que tenga proteína,

que tenga vitamina, que tenga hidratos de carbono...

Es importante que la gente se conciencie.

-Que sea completo, pero que tampoco te llene demasiado

ni que sea indigesto. Entonces, claro,

el trabajo de la tarde lo vas a hacer mucho peor.

-Claro. -Y además te entrará un sueño...

-Cuando te entra ese sueño, ese cansancio...

-Si además le pones vinito, ya no te digo.

Oye, una de las causas de la siniestralidad laboral

de este país es el consumo de alcohol.

-¿Sí? -Claro. Es que no hay

que beber alcohol cuando trabajas. -No hay que beber alcohol.

Fíjate que le voy a añadir un poco de cúrcuma, ¿qué te parece?

-Ay, la cúrcuma, ya ha salido. Te gusta también.

-Sí, me encanta. -Te encanta la cúrcuma y el jengibre.

-¿Y que nos aporta la cúrcuma? A ver, recuérdamelo.

-Hombre, antioxidante. -Bueno, también le llaman

el azafrán del pobre, ¿verdad? -Da este color, da sabor. Buenísimo.

-Tampoco nos vamos a pasar. Daremos un poquito.

¿Ves? -Aparte si tiene color, ¿eh?

-Y aquí, le vamos a añadir un poquito de vino.

-Ah, mira, el vino. -Por eso te decía a ver

si lo del vino lo hacemos bien o lo hacemos mal.

-Claro, será un vino que vas a pasar por el calor.

Es un vino seco y lo vamos a reducir, el alcohol va a evaporizar.

-Claro, entonces ya no es lo mismo. -Ahora le damos fuerza,

y al meter el vino, cortamos cocción. -¿Qué vino le has puesto?

-Es un vino seco, vino blanco seco. Pues ya tenemos prácticamente.

Fíjate que esto preparándolo por la noche,

dejamos hervido el arroz, dejamos la soja hervida

y por la mañana... Y dejamos incluso de sofrito preparado

y luego por la mañana lo demás lo podemos mezclar

o lo dejamos mezclado. -Y ya está, ¿no?

-No se estropea. Esta ensalada la podríamos combinar

con unos garbanzos, con unas lentejas...

-Exacto, esto mismo podría ser con una lenteja, con un garbanzo,

con una habita pequeña, todo eso. -Con unas judías.

Unas judías blancas.

Y ahora ya apagamos fuego. -Ya está.

-Dejamos que se enfríe y entonces lo mezclamos.

Entonces, para darle un toque especial, fresquito,

hemos hecho una salsita muy suave de zumo de naranja en reducción.

Para reducir el zumo de naranja,

simplemente es exprimir el zumo de naranja,

ponerlo a fuego lento, cuando ves que va reduciendo,

dejarlo hervir, hervir, sacamos del fuego,

le metemos un poquito de soja, una cucharadita pequeña de miel,

fuera del fuego, movemos, emulsionamos y ya tenemos

una reducción de zumo de naranja con un toque de soja.

Y ahora se trata de, depende la cantidad que queramos,

pues la añadimos. -Entre soja y arroz,

debería pesar unos 150 g, seguro. -Voy a poner un poquito más,

porque voy a hacer dos platos. -¿Ah, sí?

-Uno me lo voy a comer sentadito en un plato aquí.

-Muy bien, me parece estupendo. -Y como tú te lo tienes que llevar,

pues te lo voy a dejar preparado ya. -Qué bien, qué lujos.

Muy bien, muy bien. Ya está.

-Ya tenemos la ensaladita.

Con hongos, con arroz, con soja verde, setitas, zanahoria.

¿Qué te parece? -Qué aspecto, genial.

Y ahora le pondremos una cucharadita de la solución que ya la tengo hecha.

Esa sería. -Sí, la ración razonable para mí,

teniendo en cuenta que voy a tomar postre.

Qué triste lo del táper, ¿eh? -Bueno, pero...

-Está bien. -Así también vemos que un plato

que se puede hacer para llevar, para casa,

práctico, cómodo para ir al trabajo, también si tenemos invitados...

-Claro, exacto. -Podemos sorprender.

-Esta es una ensalada de soja y arroz con hortalizas.

Oye, ¿y ahora si lo probamos? -Venga, vamos a estrenarlo.

-Pero del tuyo, que yo me le llevo para mí, el táper es el táper.

-Yo este le había hecho para mí, pero te voy a dar el gusto de probarlo.

-Sabe mal que se estropee esto.

Buenísimo. -Déjalo respirar un poquito.

-Lo dejo respirar, pero lo voy a poner en un sitio

fuera de la vista... -¿Te lo guardo yo en la nevera?

-Ah, pues mira, sí. -Y luego cuando vengas.

-Te lo voy a guardar en la nevera y lo ponemos a enfriar un poquito.

(Música)

Hace 12 años era impensable llegar hasta donde hemos llegado.

A día de hoy me considero una persona muy afortunada

porque puedo hacer una vida prácticamente normal.

Disfrutar el día a día del entorno familiar,

entornos de amigos y con un mensaje muy positivo, la verdad.

(Continúa la música)

(Música créditos)

La Ciencia de la salud - El trabajo de cuidarnos

48:44 22 jul 2018

Pasamos gran parte de nuestras vidas en nuestros puestos de trabajo. ¿Cómo afecta este hecho a nuestra salud? Nos ponemos manos a la obra para conocer todos los entresijos de la salud laboral

LA CIENCIA DE LA SALUD CAP 12 HD

Pasamos gran parte de nuestras vidas en nuestros puestos de trabajo. ¿Cómo afecta este hecho a nuestra salud? Nos ponemos manos a la obra para conocer todos los entresijos de la salud laboral

LA CIENCIA DE LA SALUD CAP 12 HD

ver más sobre "La Ciencia de la salud - El trabajo de cuidarnos" ver menos sobre "La Ciencia de la salud - El trabajo de cuidarnos"

Los últimos 44 documentales de La ciencia de la salud

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 3 Ver más