La salud es determinante en nuestras vidas. Marca nuestra existencia, definiendo las curvas y los vaivenes que recorremos desde el día en que nacemos. Este programa se adentra a lo largo de trece programas en las vidas y las historias de pacientes y médicos para hacer una mirada humana al fascinante mundo de la salud y la medicina. Un recorrido documental por la apasionante aventura de estar vivo.

4600238 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
La ciencia de la salud - Respira - ver ahora
Transcripción completa

El olfato, o lo tienes conectado o no lo tienes conectado.

Quizás por mi oficio, yo lo tengo conectado.

Quiere decir que durante todo el día

llevo las sensaciones olfativas dentro de mí.

(Música)

Los perfumes o los buenos olores realmente son para darnos placer,

pero luego también lo utilizamos para diferenciar los sabores.

Tú tienes la vista, tienes el oído,

pero luego lo puedes complementar con el olfato,

y entonces el cúmulo de los tres, incluso con el tacto,

te da idea, en general, de algo mucho más preciso y concreto.

El sentido dominante es el visual.

El visual es el que nos garantiza que todo lo que oímos

o todo lo que olemos es lo que es por lo que vemos.

En cambio, el sentido del olfato,

cuando le abstraes de los otros sentidos,

es un sentido que se transforma en abstracto,

que para tenerlo bien desarrollado

en principio tendría que estar, uno, entrenado,

pero, dos, también tendría que estar educado.

¿Educado qué quiere decir?

Educado a memorizar, educado a diferenciar,

para que esto complemente los otros sentidos.

El trabajo de creación de un perfumista no es solo oler,

es un trabajo también intelectual

que contempla la creación de las fórmulas, de las proporciones,

de ingredientes que tú ya has memorizado

y sabes exactamente lo que estás poniendo.

Es primero memorizar

y después proporcionar y generar la fórmula.

-La otorrinolaringología es la especialidad médico-quirúrgica

que abarca los problemas de garganta, nariz, oído, cabeza y cuello.

Se ha agrupado así por la importante relación

que hay entre todas ellas.

Abarca desde la patología de la sordera,

la patología del ronquido, la patología de la voz,

nariz, senos paranasales, etc.

Dada la complejidad del estudio profundo,

se han repartido en diferentes áreas de especialización,

y la rinología es una de ellas.

La rinología estudia la nariz y los senos paranasales

y cómo se conectan como si fueran una unidad funcional.

La nariz conecta directamente con el oído

a través de la trompa de Eustaquio.

Conecta también con las cavidades sinusales

que hay alrededor de la nariz en la cara y el cráneo.

La nariz también conecta directamente con el pulmón.

A través de la faringe, laringe, tráquea y pulmones.

Se considera que desde la nariz al pulmón

hay una unidad respiratoria única.

La nariz es un órgano creador de resistencias

para que haya un buen intercambio a nivel del pulmón

y que así podamos cumplir una función muy importante,

que es la oxigenación de la sangre.

La nariz tiene una función sensorial, que es la función olfativa.

Y tiene una función también digestiva.

Por ejemplo, nos estimula la salivación

y hace que podamos hacer la digestión y cumplir con esta función.

Dado que la nariz conecta directa o indirectamente

con muchos otros órganos,

es muy importante cuidar la nariz para tener una buena salud.

(Música)

-Me llamo Mireia y soy músico, violinista profesional,

y me operé de septo y de cornetes.

Tenía fuertes dolores de cabeza.

Constantemente resfriada.

Con muchísima mucosidad.

Y era necesario expectorar cada cinco minutos casi

a lo largo de todo el día,

desde que me levantaba hasta que me iba a dormir.

Era realmente una pesadilla y era muy muy agobiante.

Sobre todo también, cuando realizaba deporte,

una de mis grandes pasiones, el flato era constante,

y esto me impedía poder realizarlo.

Antes de operarme, también notaba las dificultades de respiración

en el ámbito profesional.

Sobre todo, en lo que se refiere a la transmisión correcta del fraseo.

Porque los músicos, cuando tocamos, estamos cantando interiormente.

(Violín)

Para transmitir de forma correcta esta frase que nosotros

estamos sintiendo dentro, hay que respirar correctamente.

-¿Qué entendemos por respirar bien o respirar mal?

Podemos respirar bien o mejorar nuestra respiración

siempre que nuestra respiración sea la respiración completa.

¿Cuándo puede ser más completa? Cuando utilizamos la nariz,

empezando por la nariz y siguiendo hasta el diafragma.

Entonces, si respiramos por la boca,

no conseguimos la respiración diafragmática.

Porque la respiración por la boca nos sitúa la respiración

solo en la parte alta.

Los malos hábitos más comunes, uno es el postural,

las posturas que vamos adquiriendo a través del sedentarismo.

Y esto hace que los músculos respiratorios

no trabajen en su totalidad,

porque cerramos nuestro pecho y lo dejamos ir hacia adelante.

La única manera de que los músculos inferiores trabajen

y el diafragma pueda trabajar libremente

es mantener la postura erguida y abierta en el pecho.

Muy bien, pues vamos a empezar.

Vamos a echarnos en la postura que llamamos semisupino.

Y consiste en echarse boca arriba,

con las piernas ligeramente abiertas,

y vamos a intentar respirar lentamente por la nariz.

Con ello,

automáticamente,

estáis respirando hasta el diafragma.

Luego, respirar por la boca.

La respiración por la boca hace que la respiración

se mantiene muy alta

y no ocupa las vías inferiores del pulmón.

Reseca muchísimo las cuerdas vocales

y hace que la respiración sea más entrecortada.

Los talleres reeducan toda la función respiratoria.

Están divididos en dos partes muy diferenciadas.

Unos ejercicios más generales,

donde trabajamos toda la musculatura postural y respiratoria.

Tres. Cuatro.

Y luego tenemos unos ejercicios más específicos

ya para cada una de las patologías.

Por ejemplo, las personas que han presentado obstrucción nasal,

o que han perdido el olfato,

o que tienen algún problema para respirar fluidamente por la nariz.

Las personas que presentan problemas de fonación,

pues trabajamos la respiración sobre el sonido.

Esto depende ya del tipo de paciente.

Llevamos una vida actualmente llena de estrés, de angustias,

de enfermedades, de patologías.

Como, por ejemplo, falta de concentración,

insomnio,

problemas de estreñimiento...

A través de la respiración y de notar el ritmo respiratorio,

podemos llegar a dejar fluir un poco más el tiempo

dentro de nosotros mismos.

Esto nos ayuda a comprender un poco la realidad exterior.

(Música)

-Pues pasé unos cinco o seis años

haciéndome pruebas de todo.

Mil pruebas que no dieron ningún resultado.

Y a lo que no dieron importancia era a la desviación del septo,

que aparecía en muchas pruebas.

La doctora Colomé, en la primera visita,

hizo referencia a esto como un problema mecánico

que ocasionaba todo el resto de patologías,

y que esto tenía fácil solución.

La verdad es que no tengo palabras para describir ese momento

en que ves que las migrañas, los dolores de cabeza de los diablos,

se pueden solucionar.

Tan fácilmente...

No hay palabras, no hay palabras.

Después de la operación,

la verdad es que noté una mejora brutal,

sobre todo de seguridad encima del escenario,

porque notaba que el tema de la respiración ya fluía.

Ya no tenía esos problemas.

Entonces, la transmisión de la frase era correcta.

La música, realmente, notaba que sonaba diferente.

Sonaba más libre, más fresca.

Liberada, en general, de todas estas cosas

que me acarreaba la mente y que me impedían ser yo misma

y poder volar con la música.

La música, ahora, después de la operación,

suena distinta.

Es mucho más humana, es mucho más libre,

y fluye.

(Música)

Cuando hablamos de patología nasal con respecto a la voz,

tenemos que considerar el papel que tiene la nariz

para la respiración. La nariz es un filtro.

Y el aire, cuando pasa por la nariz,

se limpia, se humidifica y se calienta.

Entonces, si el aire que entra a los pulmones

está más frío de la cuenta,

está sucio y con una humedad insuficiente,

entonces los pulmones pueden presentar una patología.

Claro, la nariz es un resonador.

Uno es la faringe, otro es la boca y otro son las fosas nasales.

Si las fosas nasales están obstruidas,

ocurre como cuando alguien está resfriado,

que la voz adquiere un timbre característico.

Por tanto, para la buena calidad vocal

se necesita que sean permeables.

Teniendo en cuenta que la persona que tiene obstrucción nasal

tiene que respirar por la boca,

coloca la lengua en una posición baja.

La lengua determina la posición de la laringe.

Al quedar más baja, no ajustan bien las cuerdas vocales

y se pierde aire por entre ellas.

Y esto da un timbre característico de voz deslucida, pobre.

Es decir, que el sonido propaga mucho peor

si las cuerdas no cierran perfectamente.

Estas son las cuerdas vocales. Aquí estás respirando.

Esta es la entrada del esófago.

Es decir, cuando a ti te pica la garganta,

es porque, probablemente, algo de reflujo del estómago

te sube aquí. ¿Ves?

Por otra parte, también haces un poquito de constricción.

Nosotros aquí podemos ver la vibración de las cuerdas. Fíjate.

Mira, ¿ves? Ahora cerrarán.

Y ahora lo iremos haciendo despacito...

Y ahora ves que empiezan a abrir un poco,

pero esta es la vibración.

Cuando respiramos, las cuerdas se abren.

Cuando fonamos, se cierran. Ahora están cerradas.

Lo que pasa es que cierran un poco flojito.

Sin embargo, tú cierras más lo que es externo a las cuerdas.

Eso es lo que hay que corregir. Trataremos el reflujo.

Y entonces, mejorando un poquito la técnica vocal,

esto ya lo solucionaremos, ¿de acuerdo?

Para los actores, para los cantantes,

la voz tiene que tener todos los armónicos,

y esto solo se consigue si el ciclo vibratorio

está hecho correctamente,

que impulse bien la vibración del aire.

(Música)

-Cuando ofreces una copa de vino,

tiene que ir acompañada de una cierta seducción.

También de un acompañamiento de lo que representa

el mensaje que hay detrás.

Entiendo el vino como una bebida intelectual

que tiene que ver con antropología, con costumbrismos, con paisajes.

Hola. -Hola, ¿qué tal?

-Bienvenida a casa.

Pues mira, aquí estoy cerca de mi paraíso.

Un espacio vital en el que también seguramente tú me puedes contar

muchas cosas de lo que hay aquí a nivel de, me imagino, olores.

-Realmente, El Celler es un paraíso para un rinólogo.

Es un lugar donde se ponen en marcha todos los sentidos,

y sobre todo el olfato.

Más de lo que en principio se piensa.

Te he oído decir que un vino se bebe, se escucha,

se huele y se siente. -Sí.

Entiendo que cuando agudizamos los sentidos

podemos tener una experiencia total.

Y es verdad que a veces menospreciamos

sobre todo el sentido del olfato.

Y nos quedamos solo con la idea de...,

del sabor... -El paladar.

-Pero también pensar que en el vino hay los cinco sentidos,

pero también hay esa parte emocional. Nos sentimos narradores de cuentos.

Y también intentamos buscar el porqué de esos olores en los vinos,

por ejemplo.

(Música)

Nosotros nos dedicamos a disfrutar de los olores que vienen,

como los más útiles y efímeros como el del almendro,

como de la flor del albaricoque.

Los preludios de todas las frutas son superinteresantes para la cocina.

La flor del melón.

Comerte una flor de melón.

Previamente, hueles esa flor de melón,

y luego sabes que va a venir el fruto.

Nosotros asociamos los aromas con estados de ánimo incluso.

Y oler a bergamota para mí es alegría.

O limón.

U oler menta para mí es euforia.

Oler rosas es bienestar.

-La lavanda también. -La lavanda.

El olor a pimienta para mí es... agresividad.

Te remueve el estado de ánimo y te pone en estado defensivo.

El aroma de cuero como un efecto de sensación de masculinidad.

Evidentemente, todo esto son intangibles, son subjetivos,

y tú me dirás: "Este está loco",

pero intentamos buscar también esa parte de que los aromas

también seducen desde el acercamiento a estados de ánimo.

-¿Qué importancia le das al olfato en el mundo de los vinos

como experto?

-Hoy se habla mucho del aspecto cuando ves un vino,

y la primeras definición es: "Limpio, brillante".

Me interesan los vinos desde la parte aromática.

Y los vinos te cuentan mucho.

Cuanto más viñedo viejo y más concentración,

normalmente más intensidad aromática.

Esos aromas primarios pasan a la copa.

Luego los aromas que les llaman secundarios,

que son los del proceso fermentativo, y los terciarios,

que son los de la crianza, también le aportan cosas.

De manera que puedes oler como en distintas capas.

Tres capas de estructuras de olores distintas.

-¿Y entrenáis el olfato de alguna manera?

¿Cómo lo has hecho?

-Nosotros, en el trabajo, en el oficio,

olemos más que bebemos,

y muchos de los vinos los olemos antes de servirlos

también para saber los sabores de los platos

para armonizar con los aromas de los vinos.

Nosotros hacemos correspondencias aromáticas.

El maridaje, la combinación de platos y vinos.

A veces preguntas el porqué, y en algunos casos

hacemos directamente por correspondencias moleculares.

No lo anunciamos, no lo decimos nunca,

pero sí que hay partículas que están en los aromas de los platos

que yo los busco en los aromas de los vinos.

-Por cierto, ¿te has hecho alguna revisión de nariz?

-No.

Los sommeliers y el mundo de la restauración en general

no hemos tenido un contacto directo con la ciencia sensorial,

menos aún con temas olfativos, y es uno de los retos.

Y una de las oportunidades también. -Es una revisión muy fácil de hacer

y muy importante, porque muchas personas

no se dan cuenta de que respiran mal

porque se han acostumbrado.

Entonces, es muy frecuente patología nasosinusal.

O sea, desde la entrada del aire por la nariz

a cómo llega el aire al epitelio olfativo,

muchas veces encontramos desviaciones de tabique,

poliposis...

Cualquier patología que, al no darle importancia,

va cronificando y se va perdiendo paulatinamente.

-Lo importante en este caso es poder mantener

esa parte del contacto entre nuestro mundo de la gastronomía

con el mundo de la medicina.

-Y es muy fácil trabajar en la prevención,

sobre todo la salud.

-Encantado. -Igualmente.

Y a ver si vienes a hacerte un chequeo.

-De acuerdo.

(Música)

-Martí nos vino a ver realmente desesperado.

Había perdido el olfato.

Cuando lo exploramos,

vimos que había un problema obstructivo importante

que le dificultaba mucho la respiración nasal.

Tenía problemas al dormir,

cuando hacía deporte se ahogaba mucho...

Entonces planteamos, ya que el olfato,

como había sido debido a un virus no lo pudimos mejorar,

planteamos mejorar su calidad de vida a través de mejorar su respiración.

La obstrucción nasal es el principal motivo

de alteración de las funciones nasales,

y es el síntoma más importante de la rinitis.

Las rinitis pueden ser debidas a causas inflamatorias

o no inflamatorias,

pero todas tienen en común que hay una hiperreactividad nasal.

Es decir, que la mucosa nasal se queja exageradamente.

Y esto se ha relacionado por un desequilibrio

del sistema nervioso neurovegetativo, es decir, el simpático parasimpático,

que es el sistema nervioso involuntario.

-Esta prueba consiste en acercarle unos botecitos

en los que usted deberá oler

y me deberá contestar a unas preguntas

siempre con sí o no. ¿Vale? Vamos a empezar.

-Las causas más frecuentes de rinitis son muchas y muy variadas.

Cambios bruscos de temperatura,

tóxicas, como el alcohol, el tabaco,

o alérgicas.

Problemas a nivel endocrino o de tipo hormonal.

Tenemos muy frecuentemente traumatismos nasales,

que nos pueden dar una desviación de tabique,

y esto producirnos una rinitis mecánica.

Y también una cosa que tenemos que tener muy presente en la rinitis

es el estrés.

-¿Es irritante? -No.

-Vale. ¿Es fresca?

-Sí. -¿Agradable?

-Sí. -Vale.

-El estrés nos produce una alteración del sistema neurovegetativo,

con lo que los cornetes se dilatan y se hipertrofian.

-Vamos a pasar a la prueba del gusto.

Le voy a poner unos polvitos en la lengua

y usted me deberá decir qué gusto nota, ¿de acuerdo?

-Los síntomas más frecuentes de la rinitis

son la obstrucción nasal, la congestión nasal,

alteraciones del olfato, los ronquidos,

la mucosidad, que tanto puede ser por vía anterior como posterior,

y las cefaleas.

-El dulce.

No sabría identificarlo. -No.

-Vale, perfecto.

-También tenemos otros síntomas secundarios,

como pueden ser taponamiento de oídos,

dolor de oídos, faringitis,

afonías o disfonías,

y también tos persistente.

-Pica.

-Cuantas más causas conozcamos

y podamos tratar individualmente,

más fácil será llegar a la solución del problema.

(Música)

-Yo me llamo Martí Batalla i Busquets,

soy músico, ciego y anósmico.

Anósmico quiere decir que, además de ser ciego,

es perder el olfato.

Hay gente que me trata con pena.

Y hay una canción de Julio Iglesias muy clara

que dice: "La vida sigue igual". Por lo tanto, la vida sigue igual.

Para adelante,

que para atrás ya van los cangrejos y no llegan a ninguna parte.

-¿Cuánto hace de la operación?

-Pues ocho años exactos. -Ocho años.

¿Cómo estás?

-Fantástico.

Han cambiado tantas cosas

que no sabría por dónde empezar.

-¿Y respirar bien qué te ha supuesto?

-Descansar mejor.

Aguantar mejor en el deporte.

Toco la armónica con mucha más agilidad

que no antes.

Y ahora he tenido que reeducarme,

conocer los alimentos de nuevo por el tacto.

Recuerdo que el primer día, cuando perdí el olfato,

quería hacerme un vaso de leche con azúcar,

y aquel día, cuando me puse el vaso de leche con azúcar,

dije: "Qué gusto más raro tiene esta leche.

¿Se habrá estropeado?".

Se lo enseño a mi mujer, que también es ciega como yo,

y me dijo ella: "Martí, esto es gazpacho".

-Vaya.

-Ahora me hace gracia.

Pero entonces no sabes lo mal que me sentí.

Antes, por ejemplo, cuando iba por la calle,

olía un horno de lejos

y era capaz de llegar al horno por el olfato.

Y la panadera alucinaba conmigo: "Oiga, ¿cómo sabe usted?".

-¿Y también conservas en la memoria la sensación...?

-Tú, por ejemplo, me dices:

"¿Recuerdas el olor de las iglesias?".

Claro que me acuerdo. Lo mismo que Beethoven.

Beethoven era sordo y escribió música,

pero ¿por qué siendo sordo lo hacía?

Porque él recordaba los sonidos de las notas.

Pues yo soy un Beethoven sin olfato.

-Oye, y pasando al tema de la respiración,

¿cambió en algo tu voz?

Porque tenías un poco la voz nasal y habías tenido algunas afonías.

-Me noto una voz más clara. Quizás más clara.

-¿Te consideras un ejemplo? ¿Qué le dirías a todas las personas

que están perdiendo el olfato?

-Pues les diría que...

no pierdan la esperanza,

que lo importante es saber vivir.

En estos momentos, me preguntas:

"¿Echas de menos el sentido del olfato?".

Es que ya no me lo planteo si lo echo de menos o no.

Esta etapa pasó, y lo pasado, pasado está.

El pasado ya no existe.

El presente es lo que toca, porque el futuro a lo mejor no llega.

El presente es el que hay que vivir cada día por 24 horas.

-¿Cómo se hace el diagnóstico de la patología nasal?

Empezaremos preguntando por los antecedentes familiares.

Si ha habido antecedentes traumáticos o alérgicos.

O a nivel profesional, si trabaja con irritantes

o ambientes con humos o polvo.

A continuación, pasamos a la exploración clínica.

Hacemos una exploración general de otorrinolaringología,

pero la prueba más importante que tenemos en patología nasal

es la endoscopia nasal.

Nos permite poner el ojo dentro de la nariz.

Cuando exploramos mediante el endoscopio,

podemos ver directamente si hay una secreción mucopurulenta

que emerge del meato medio,

que es el que nos comunica con los senos.

También podemos ver si la cavidad nasal

está ocupada por pólipos,

o hay una gran hipertrofia de cornete,

o una desviación que impacta contra la pared lateral,

con lo que nos dificulta el paso del aire.

Como con el endoscopio no podemos acceder a los senos,

nos serán de gran ayuda las imágenes radiológicas.

Y la prueba principal para el estudio de los senos paranasales

es el TAC rinosinusal.

(Música)

-En aquellos casos en los que hay una sinusitis crónica o hay pólipos

y que se requiera un tratamiento médico o quirúrgico,

es cuando se utiliza la tomografía computerizada

para valorar el grado de extensión de esa patología sinusal

o de los pólipos.

En este caso, vemos los senos que están totalmente aireados,

y vemos el otro seno, el seno maxilar, lleno de aire.

También vemos los dos senos frontales, que están llenos de aire.

Y podemos descartar que este paciente tenga una sinusitis crónica.

Sin embargo, en este otro caso, el seno maxilar está ocupado.

Este paciente tiene una clínica de sinusitis crónica,

y aquí ya tenemos datos para identificar

el tipo de patología que tiene este paciente

y decidir el tipo de tratamiento que se va a realizar.

En aquellos casos donde la tomografía computerizada

no haya respondido a la pregunta clínica,

y fundamentalmente en aquellos casos que presentan una anosmia

con sospecha de que pueda ser debida a una sinusitis crónica

o a un traumatismo,

la resonancia magnética nos permite valorar muy bien

la anatomía de esta región,

fundamentalmente los nervios olfatorios,

justo por encima de los senos, y vemos todos los senos aireados.

En este otro paciente, la anosmia puede ser debida

a patología tumoral en esa localización,

que afecta a los bulbos olfatorios, como en este caso,

que vemos este tumor en la base del cráneo.

Y la resonancia nos permite valorar mejor

todas las estructuras anatómicas de esta región.

-Una alteración olfativa puede ser el primer síntoma

de una enfermedad neurológica como un Parkinson o un Alzheimer

20 años antes de que se manifieste la enfermedad.

También puede ser el primer aviso de un tumor cerebral.

(Música)

Antonia nos vino a ver desesperada.

Hacía muchos años que tenía un dolor de cabeza insoportable,

y esto afectaba mucho a su calidad de vida.

-Yo estuve padeciendo de migraña durante 15 años.

Empecé con unos vómitos a la edad de 43 años,

pero unos vómitos que me daban cada 20 minutos,

que no era de decir un vómito y se acabó. No.

A continuación, se me cogía un dolor en el fondo de los ojos horrible.

A partir de ahí, fue una cosa progresiva.

Cada vez iban en más aumento estas crisis.

A mí me dejaban totalmente anulada, porque me tenía que meter en cama,

luz apagada, poniéndome hielo en los ojos.

Muchas veces tenía que faltar de trabajar,

porque me era imposible poder ir a trabajar.

En mi casa, cada fin de semana, mi marido, pobre hombre,

que me estaba cuidando, que me llevaban deshidratada,

me llevaban al hospital.

Fue de una forma horrible, de verdad.

Yo ahora pienso muchas veces y digo: "¿Cómo aguantaste aquello, Toñi?".

Si es que era imposible poder vivir así.

A mí me llegaron a hacer un TAC en la cabeza

para ver si había un aneurisma cerebral.

De los dolores que tenía tan fuertes.

Incluso, con los vómitos que tenía, me llegaron a quitar la vesícula.

Hasta la gran suerte que tuve de conocer a la doctora María Colomé.

Nada más ver el TAC, dice: "Esto es operación".

"¿A usted no le han dicho que tiene el tabique nasal desviado?".

-Planteamos un primer tiempo quirúrgico abriendo esta zona

practicándole una septoplastia.

Automáticamente, desaparecieron las migrañas,

los dolores de cabeza, y empezó a recuperarse.

Más tarde, planteamos una limpieza del seno maxilar,

ya que con la primera intervención, dado que era un problema crónico,

no se había acabado de solucionar.

-Estoy fabulosa desde que ella me hizo la operación.

Hago todos los días entre seis y ocho kilómetros por la mañana.

Si el mar está bien, me meto en el mar.

Tengo ganas de hacer cosas, de ir, de venir, de reír,

bien con mi familia, de caminar, mi actividad...

Es que es todo.

A veces digo: "Le tengo que poner hasta una vela",

porque me ha dado calidad de vida

de un noventaiún por cien, de verdad.

En alguna ocasión, recuerdo que le decía a mi marido:

"No quiero seguir viviendo así".

(Música)

(Música)

-Para cuidar nuestros oídos, nuestra boca y nuestra nariz va bien,

como para el resto de los órganos del cuerpo, una dieta equilibrada,

que todos sabemos más o menos lo que es.

Pero es cierto que para cuidar estas partes del cuerpo

hay nutrientes y alimentos que nos van especialmente bien.

Es importante, por ejemplo, el ácido fólico.

Es una vitamina que está básicamente en las hojas verdes:

en las espinacas, en la lechuga, en las acelgas...

Ácido fólico. Pero hay otra, que es la vitamina C,

Todos la conocemos. Es la vitamina de los cítricos básicamente.

También está en el tomate o en una col.

La vitamina C nos va de fábula. Además, hay otra vitamina,

que es una provitamina cuando está en los vegetales:

en la zanahoria, en la calabaza, en el melocotón...

¿Por qué es importante la provitamina A?

Es muy importante porque se convierte en vitamina A,

y esta vitamina cuida nuestros epitelios.

¿Qué quiere decir eso?

Que el recubrimiento de nuestra faringe y laringe,

de nuestra nariz, la vitamina A es esencial

porque mantiene esa parte muy muy en forma.

Sin olvidarnos del agua, ¿eh?

El agua, evidentemente, es básico para todo,

pero un epitelio hidratado se protege mucho más

de cualquier infección que un epitelio sin hidratar.

Hola. -Hola.

-Mira, los tienes.

Espárragos. -Sí.

-Qué buena pinta tienen. ¿Son ecológicos?

-Son ecológicos y de proximidad, de aquí al lado.

-Fantástico. Es que tengo una receta con espárragos.

-Perfecto. ¿Qué vas a hacer? -Un risotto.

Hoy hemos elegido para nuestra receta los espárragos. ¿Por qué?

Porque es un compendio de todos los nutrientes

que hemos dicho anteriormente. Tienen vitamina C,

tienen provitamina A, tienen ácido fólico.

Tienen mucha agua, porque un espárrago, 85 % agua.

Además, tiene pocas calorías y tiene fibra.

Fibra que bajará un poco nuestros niveles de glucosa en sangre,

que, por cierto, también protege de la diabetes,

que es un enemigo acérrimo de nuestros oídos.

O sea que el espárrago es el ingrediente ideal.

Una cosa, ¿tú eres de aquellos que los limpias, ¡clac!,

así los espárragos? -Esa es la manera de hacerlo.

Se doblan, y donde se parten ellos mismos...

-Y ya está. -Tal cual.

-¿Sabes que 100 g de espárragos no son ni 30 calorías?

-Fantástico, ¿no? -Ahora, que el risotto...

-El risotto es otra cosa. -Pero el espárrago está bien.

Es muy ligero. -Pues sí.

-Además, es diurético. -Lo tiene todo.

-Una cosa, ¿cuáles son más recomendables,

más gruesos o más delgaditos?

-Los más finos son más tiernos y más dulces normalmente.

-Fíjate. La gente tiene manía con aquellos tan gruesos.

-Sí. A veces son un poco más duros, un poco más fibrosos.

-Claro. -Lo importante es que se vea

que están lisos, que la piel está aún tierna,

que están hidratados, que no se han secado.

-¿Sabes cómo los hago también, que es muy fácil?

-¿Cómo? -Gratinador de horno,

un poco de aceite, una pizca de sal, vuelta y vuelta. Se acabó.

Quedan como al grill, pero sin una plancha.

-Buena idea. -Es para chefs ineptos como yo.

-Como yo también. -¿Sí? Muy bien.

Cuéntame lo que son. -Perfecto, te lo pongo.

-¿Me das una bolsita? -Sí.

Como somos ecológicos, de papel.

Las pongo dentro. -Un paquete sostenible.

-Claro.

Aquí tienes. -Hasta otra.

-Que vaya muy bien. Chao.

-Mira qué traigo. -Oh, qué bien.

-Te gusta, ¿no? -Claro.

Los vamos a integrar al risotto que vamos a hacer. Genial.

-¿Empezamos? -Empezamos, sí.

-¿Qué ingredientes tenemos? -Mira, tenemos espinaca,

tenemos zanahoria,

un poco de brócoli.

El bonito, que con las espinas hemos hecho un caldito.

Lo tenemos por aquí avanzado. -Muy bien, muy bien.

-Hemos triturado las espinacas con un poco de aceite de oliva,

que nos va a teñir un poco el arroz.

Y un poco de escalonia con puerros. Con un poco de aceite de oliva.

Y empezamos si quieres. -Y espárragos.

-Espárragos, me olvidaba ya.

Bueno, empezamos. Voy a coger un poco de aceite de oliva.

Unas dos cucharadas. -¿Cómo sabes que son dos cucharadas?

-Ya tengo la medida en la mano muy cogida.

Dos escalonias.

(RÍEN)

La escalona y el puerro, ¿okey? Vamos a dejar que se sofría un poco.

-El sofrito. -Sí.

Le va a dar un poquito el sabor al arroz.

Una vez que ya está... -Doradito.

-...doradito, vamos a integrar el arroz.

¿Vale?

Este proceso se llama nacarar. -Qué bonito.

-Sí. -Qué bonito.

-Quedará como nácar, ¿no? -Como nácar.

-Ahora va cogiendo textura, como verás.

-15 minutos me has dicho. -15 minutos para completar el arroz.

El nacarado son 2-3 minutos. -Vale, vale.

-Ahora mismo ya lo tenemos para ir integrando los ingredientes.

Ponemos la zanahoria. -Vale.

-Como es un poco más dura, al final quedará al dente.

-Claro. -¿Vale?

Vamos a ir marcando el bonito con nada, una gota de aceite.

Una gota es muy diferente la de los cocineros...

-Que la nuestra. -Exacto.

-Una gota es una gota. -Una gota es esto.

-¿Esto es una gota? Genial. -Añadimos...

-Brócoli. -El brócoli, ¿vale?

-Tiene provitamina A, tiene fibra, tiene vitamina C.

¿Sabes para qué va de maravilla todo esto?

-No. -Para el oído,

para la boca y para la nariz.

Para el sentido del oído está genial estas vitaminas.

-Ahora, que guste y que sea sano es...

-Es el objetivo, ¿no? -Es el objetivo.

Cogemos el bonito.

-Marcamos. -Lo marcamos.

Que sería sellar. -Sí.

-Para que nos entiendan en casa.

-De esta manera, el jugo no sale del bonito.

-Exacto. Y lo integraremos al risotto cuando esté acabado todo,

y quedará...

-Ni sale el omega 3 que tiene, que también nos interesa.

-Perfecto. -Es una receta que...

-Sí, sí, sí. Si cocinamos así todos los días,

seguro que estaremos más sanos, más guapos...

-Y oiremos mucho mejor. -Y oiremos mucho mejor.

-Marcado y ya está.

-Ahora vamos a incorporar la espinaca que hemos triturado previamente,

que nos va a teñir el arroz.

Nos va a dar un jugo muy bonito, muy rico y cremoso.

-Aquí vas poniendo caldo... -Sí, de acuerdo al gusto.

-A demanda. -Sí, de acuerdo al gusto.

Hay gente que le gusta más pasado. A mí me gusta al dente.

Lo hemos triturado con un poco de aceite de oliva.

Y nos va a dar un poco más de buena pinta a este arrocito.

¿Ves qué color va cogiendo tan rico? Lo ligaremos con una yema de huevo.

-Vale. Oye, no solo da color verde esta salsa estupenda que has hecho.

Da un montón de ácido fólico. Y va genial para el tema del oído.

¿Cuántas raciones?

-Cuatro. -Cuatro.

-Mira, divides en cuatro y salen cuatro raciones perfectas.

-Lo decías porque estoy apretando, ¿verdad?

-Exacto. -Si no, serían dos, ¿no?

-Vale.

Ahora vamos a incorporar los famosos espárragos.

-Mis espárragos. -Cómo no.

-Que hierva. -Sí, en dos minutitos lo tenemos.

Vamos a cortar.

Vale.

Y vamos a blanquear los esparraguitos.

Perfecto.

En 30 segundos... -Ya está.

-Está perfecto. -Poca agua, poco tiempo,

poca pérdida de vitaminas. -Exacto.

Y va a dar un colorcito también verdecito.

-Nos quedará superverde esto. -Sí, sí.

-Arroz verde. -Arroz verde.

Se puede llamar arroz verde con bonito.

-Mira, sí, un risotto verde.

-Una vez que han pasado los 30 segundos, los enfriamos.

-Con agua fría. -Con agüita fría.

Está riquísimo esto. A mi hija le gusta mucho.

-Es bonito visualmente. -Sí.

Añadiremos un pelín de caldo para darle más cuerpo, textura.

Le damos al fuego.

Terminaremos la cocción del bonito, que lo habíamos marcado.

¿Recuerdas? -Sí, sí. Me acuerdo, me acuerdo.

Pero nada, un minutito, ¿no? -Sí. Perfecto.

Tengo las pincitas por aquí.

Esto ya lo tenemos casi hecho.

-Perfecto. -Marcadito.

Vale, pues ya lo tenemos.

-¿Ya estamos? -Sí.

¿Te das cuenta que no le pusimos sal? -Es verdad.

-La sal la aporta el bonito. -Muy bien.

-Vamos a llevarlo. -Perfecto.

-Y vamos a emplatar. Esto para acá.

Añadimos la yema de huevo. Mira. -Tal cual.

-Ahora vamos a ligarla.

¿Ves qué cremosidad? -Sí.

-Mira. Perfecto.

Esto tendrá un sabor a bonito, porque tiene las espinas.

-Con el caldo que le has puesto. -Con el caldito.

Vamos a añadir un par de esparraguitos.

Que queden ahí. -Primera fila.

-Y ahora, muy importante...

-El bonito. -El bonito.

Perfecto.

Un trocito aquí. -Muy bien.

-Un poquito de aceite de oliva. -El toque final.

-Y estupendo. -Risotto de verduras y bonito.

Rico en omega 3, en ácido fólico, en provitamina A y en fibra.

(Música)

-Pues ya está. -Vale.

-Entonces, tienes que mirar un poco el puente,

que no se vaya... -Hacia delante.

-Pero, si no, está muy bien ahora. -Okey.

-Sí, sí. -Perfecto.

(Música)

-Pues gracias. -Gracias.

Hasta la próxima. -Nos vemos pronto. Chao.

-Antes de dar el alta a mis pacientes,

cuando les pregunto qué tal están, cómo respiran,

acostumbran a decirme que respiran muy bien,

pero lo que más destacan es cómo ha cambiado

su calidad de vida a mejor.

(Música)

La ciencia de la salud - Respira

48:23 13 may 2018

Desde el momento en que nacemos el aire entra por nuestras fosas nasales y llena nuestros pulmones. Nadie nos enseña a hacerlo. Pero ¿cómo afecta a nuestra salud la manera en que respiramos?

Desde el momento en que nacemos el aire entra por nuestras fosas nasales y llena nuestros pulmones. Nadie nos enseña a hacerlo. Pero ¿cómo afecta a nuestra salud la manera en que respiramos?

ver más sobre "La ciencia de la salud - Respira" ver menos sobre "La ciencia de la salud - Respira"

Los últimos 44 documentales de La ciencia de la salud

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 3 Ver más