La salud es determinante en nuestras vidas. Marca nuestra existencia, definiendo las curvas y los vaivenes que recorremos desde el día en que nacemos. Este programa se adentra a lo largo de trece programas en las vidas y las historias de pacientes y médicos para hacer una mirada humana al fascinante mundo de la salud y la medicina. Un recorrido documental por la apasionante aventura de estar vivo.

5402569 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
Para todos los públicos La Ciencia de la salud - El intestino, un camino de nueve metros - ver ahora
Transcripción completa

Entonces, me dijeron: "Cuéntalo". -Yo, de verdad,

(Música)

"Hola, supongo que ya me conoces, pero si no es así, me presento.

Soy un emoticono de éxito, la famosa mierda del WhatsApp.

Estoy aquí para hablarte de algo mucho más importante,

el cáncer de colon.

¿Sabes que el cáncer de colon

es el cáncer más frecuente en nuestro país

con 32 000 nuevos casos cada año?

600 nuevos diagnósticos cada semana

que afectan tanto a hombres como a mujeres.

¿Sabes que este cáncer puede aparecer sin presentar ningún tipo de síntoma?

Y lo más importante de todo,

¿sabes que yo te puedo ayudar para que no lo tengas?

Conmigo puedes evitar tener cáncer de colon.

Sí, con una mierda como yo".

-La campaña de la caca del WhatsApp

es una campaña que pretende generar impacto social

para dar a conocer la importancia del cribaje de cáncer de colon.

El objetivo era

que no resultara desagradable hablar de la caca,

que es lo que necesitamos para hacer la prueba de cribado.

Entonces, la manera que vimos que era más divertida

era utilizar algo que utilizamos en el día a día,

que es el WhatsApp,

y por qué no sacar la caca a la calle para que la gente, en el fondo,

no viera la prueba del cáncer de colon como algo asqueroso.

(Música)

A través de esta campaña,

conseguimos muchos impactos en los medios de comunicación

y también hemos conseguido algunos premios de publicidad

que nos han permitido desmitificar

el concepto de la prueba de cribado de cáncer de colon,

de manera que la población

ve a través de algo divertido, como es la caca del WhatsApp,

el hacerse una prueba que, en el fondo, puede salvar vidas.

-¿Saben quién soy? -Sí.

(RÍEN) -Una mierda.

-Una mierda. -Andante.

-¿Y sabe que una mierda como esta les puede salvar la vida?

Cuando la caca sale a la calle,

la verdad es que es un momento muy divertido

porque todo el mundo se te acerca, es una llamada de atención

que lo que conseguimos es el gancho

para que la gente nos pregunte porqué estamos ahí.

-Y gracias por la campaña esta, que va bien.

-¡Hola! -Hola.

Me presento, soy la caca del WhatsApp.

-Ya veo, ya.

-Estamos haciendo una campaña de prevención de cáncer de colon.

¿Sabes lo que es el cáncer de colon? -Sí, algo sé.

-¿Y sabes que yo te puedo salvar la vida?

-Eso no lo sé. -Mira, te informamos.

-Estas campañas son muy importantes

porque nos permiten acercar la información a la población

y que no tengan miedo de recibir las cartas

y de participar en los programas de prevención,

que son muy importantes.

Pues nada, si nos ayudas a difundirlo,

contribuirás a que más gente se salve gracias a esta mierda tan grande.

(RÍEN) ¿Me puedo hacer un selfie con ella?

-Y tanto. -Sí, claro.

(Música)

El colon es una parte de nuestro tubo digestivo.

En concreto, es el segmento que va desde el intestino delgado

hasta el ano.

Su función es, fundamentalmente,

absorber el agua y las sales minerales.

Por tanto, lo que está contribuyendo

es a compactar el contenido intestinal

para que, finalmente, salga en forma de las heces.

(Música)

El colon, como cualquier órgano de nuestro organismo,

puede estar afectado de diferentes patologías,

como pueden ser procesos inflamatorios, infecciones, cánceres.

Yo creo que nadie puede decir que no ha tenido una diarrea en su vida

o un episodio de estreñimiento o de dolor abdominal.

Pues estos son los síntomas que pueden dar lugar

cualquiera de las enfermedades que acontecen en el colon.

La mayoría de ellas son enfermedades banales,

muchas veces agudas, que se resuelven en pocos días,

pero a veces los trastornos que ocurren en el colon

nos da lugar a una enfermedad crónica

como puede ser la enfermedad inflamatoria intestinal

o a un cáncer de colon.

Ambas son enfermedades o lesiones graves

que pueden afectar de forma severa a nuestra calidad de vida.

(Música)

La enfermedad inflamatoria intestinal

se enmarca dentro del concepto de las enfermedades IMID,

que son enfermedades mediadas por una respuesta inmune anómala

que tiene un órgano diana.

En el caso de la enfermedad inflamatoria intestinal,

este órgano diana contra el que, digamos,

va en nuestro propio sistema inmune,

es el intestino delgado, de la boca hasta el ano,

delgado y grueso, en el caso de la enfermedad de Crohn,

y cualquier tramo del colon, habitualmente recto-sigma,

y más ascendente en el caso de la colitis ulcerosa.

(Música)

Todas estas enfermedades que se relacionan con mecanismos inmunes

tienen varias teorías que las apoyan.

Desde luego, la más importante es el estilo de vida que tenemos ahora,

que incluye una alimentación muy poco equilibrada,

que incluye una excesiva toma de antibióticos en la infancia,

que incluye el estrés social y laboral.

Todo esto, probablemente, altera la microbiota intestinal,

lo que antes se conocía como flora intestinal,

altera lo que hay en el interior de nuestro intestino,

lo que hay en el interior de nuestro colon,

entonces, nuestro sistema inmune no lo reconoce como propio

y va a defenderse como si le fuera extraño.

Todos estos factores ambientales se unen a una predisposición genética

que, desde hace años y desde estudios realizándose en gemelos, etc.,

se sabe que existe.

La colitis ulcerosa es una inflamación de la mucosa del colon.

Solo de la mucosa. Es la diferencia de la enfermedad de Crohn,

que también afecta a la capa muscular y a la capa serosa.

-Hola, Pilar, buenos días. -Hola, Diana.

¿Qué traes? ¿Los pacientes del comité?

-Sí, para repasar juntas

los pacientes que quedaron de la semana pasada del comité

y comentarte el caso de este chico,

como es tan joven y es bastante complejo...

-Los síntomas más frecuentes en el caso de la colitis ulcerosa

son la presencia de rectorragia, es decir, sangre en las deposiciones,

y el aumento del número de deposiciones

que, además, pierden su consistencia

y pueden llegar a ser totalmente líquidas.

Aunque uno de los síntomas que más molesta a estos pacientes

es la urgencia defecatoria, que a veces llega a la incontinencia.

¿Y la CalPro la tiene pedida?

-Ha aportado una muestra hoy. -Vale.

-Me he puesto un control telefónico en una semana.

Y le he dicho que con los resultados le llamaremos

para que se quede más tranquilo. -¿Ha venido con su madre?

-Sí, con su madre. Sí. -Vale.

La colitis ulcerosa tiene un espectro clínico

que puede ir desde formas distales, es decir, solo del recto,

muy fácilmente controlables con medicación tópica

administrada por vía rectal, como supositorios, enemas, espumas,

y puede tener un pronóstico muy bueno,

que los brotes sean pocos,

y llevar un curso muy indolente,

hasta formas muy agresivas de afectación de todo el colon

que llevan a la hospitalización

y que pueden acabar con la necesidad de extirpar el colon.

-Vale.

Te vienes conmigo para allí. -Sí, me voy contigo

porque así hablo con Julia para la lista de la semana que viene.

-Vale.

(Música)

Probablemente, en España haya 250 000 personas

afectadas de enfermedad inflamatoria intestinal.

Lo que viene a ser una de cada 200 o 300 personas.

Teniendo en cuenta que es una enfermedad que consume

una barbaridad de recursos económicos,

que afecta seriamente la calidad de vida de estas personas,

que son personas jóvenes y que están en edad laboral,

son unas cifras absolutamente preocupantes.

(Música)

Tanto los pacientes con enfermedad de Crohn como los de colitis ulcerosa

tienen unas características, por su cronicidad,

por las características de la gran mayoría,

que son pacientes muy jóvenes.

Entonces, necesitan atención, que sea flexible,

que se pueda adaptar a sus circunstancias personales.

Y enfermería juega un papel de canal, de enlace.

Por supuesto, dando una asistencia en la consulta,

pero también un papel de gestión de esos casos

de manera muy individualizada.

Somos el canal o la vía de entrada a la hora de cribar las prioridades

por los diferentes servicios de atención que reciben.

Incluso también pueden disponer de canales de atención telemática

y es enfermería quien, prioritariamente,

controla estos canales de atención.

He estado revisando antes tu historia.

Vi que la doctora te había puesto el tratamiento rectal, ¿no?,

que llevabas de mantenimiento... -Sí, sí, sí.

-¿Cómo has acoplado los enemas a tu día a día?

¿Te ha supuesto un inconveniente? -Nada, ningún problema.

Me los pongo por la noche y todo muy bien.

-Se intenta minimizar la ansiedad

con la que los pacientes llegan a estas consultas,

y les vamos a dando pie un poco a ir verbalizando,

a través de la confianza, esas dudas, miedos y temores.

Les planteamos de una forma clara,

con un lenguaje sencillo y comprensible,

lo que la enfermedad significa, la implicación que puede tener,

aunque ellos ya venían de tener algunos síntomas,

saber la implicación

que esta enfermedad puede tener en su día a día.

-Quería preguntarte... -Dime.

-Estamos buscando tener un hijo. ¿Puede afectar al embarazo?

¿Tengo que planear alguna cosa...? -No.

Mira, tienes que estar en remisión. Lo ideal es eso, estar sin síntomas.

No hay mayor riesgo

ni hay complicaciones mayores en gestación ni en el embarazo,

ni luego el parto.

El parto tienes las mismas posibilidades

de desarrollar un parto natural, igual que el resto de mujeres.

Es decir, como si la colitis no estuviera.

-Como cualquier mujer. -Sí.

-Una última duda, Diana. -Sí, dime.

-¿Hay alguna dieta que tenga que seguir

o que me pueda favorecer para la enfermedad?

-No hay una dieta específica.

Lo ideal es que tu dieta sea variada, equilibrada,

y lo más parecido a la dieta mediterránea posible.

-Vale. -¿Vale?

Con las peculiaridades de lo que sepas que te sienta mal.

Es una enfermedad que cursa brotes.

Intentamos saber en qué momento

el paciente pueda desencadenar un brote.

Esto de los brotes son de futuro incierto

y a veces la evolución es un poco impredecible.

Entonces, es muy importante ese seguimiento

para que ellos se sientan acompañados.

Nosotros estamos trabajando ya en una plataforma online

de telecontrol y teleseguimiento del paciente,

con lo cual, la telemonitorización

va a permitir que el paciente evite desplazamientos.

Y en pacientes que están en edad escolar

y en una edad productiva muy inicial es muy importante,

se ahorrarían muchísimos costes,

si estas vías se siguen desarrollando.

Cógete la tarjeta. -Vale, con la página.

-Nos dices qué te parece

porque siempre nos vienen bien vuestras opiniones.

Y me alegro de que te vayas encontrando mejor.

-Vale, pues muchas gracias. -Espera, te acompaño.

Si bien no podríamos describirlo, a lo mejor, como lazos de amistad,

que, en algunos casos, sí que podríamos definirlos como tal,

porque esa relación terapéutica es necesaria mantenerla,

pero sí que ha habido un feedback tanto a nivel personal

y me ha aportado mucho,

me ha enriquecido como profesional enfermera que soy

y como persona también.

(Música)

Hago que este trozo de la bolsa se quede así que se vea

y esta la subo, ¿no? -Venga.

-Es como una liberación muy grande colgar una foto enseñando la bolsa

y que se entere todo el mundo.

Y si alguien te quiere preguntar algo, que te lo pregunte,

pero ya no tienes que dar explicaciones, ya está.

(Música)

Soy Tanit Tubau, tengo 29 años y tengo la enfermedad de Crohn.

-La enfermedad de Crohn es una inflamación del tracto digestivo

que puede afectar desde la boca hasta el ano,

cuya localización de afectación más frecuente

es la zona ileal, el final del intestino delgado,

cuando llega la válvula ileocecal y va a pasar al colon.

Y es por eso que puede dar como síntoma más importante

el dolor abdominal.

-Debuté con enfermedad de Crohn a los 9 años.

Empecé a perder mucho peso, aproximadamente, unos 10 kilos.

No tenía ganas de jugar, no tenía ganas de hacer nada,

solo de estar todo el día en el sofá.

Me dolía muchísimo la barriga

y para mí era un problema enorme comer.

Me sentía hinchada, con dolores,

y fue ahí cuando toda la familia

y cuando yo misma empezamos a ver que eso no era normal,

que estaba ocurriendo algo.

-Es una enfermedad que afecta a gente joven

en edad productiva y laboral,

y que puede tener episodios de dolor abdominal y diarrea,

que como se pueden confundir con un síndrome del intestino irritable,

puede tardar demasiado en ser diagnosticada.

-Fuimos al pediatra

y dijo que me tenían que ingresar al día siguiente.

Fueron unos años duros.

Además, cuando me dijeron que tenía la enfermedad de Crohn,

ni mi familia ni yo sabíamos cómo tomárnoslo

porque nunca habíamos oído hablar de esa enfermedad.

Con 9 años te dicen que es para toda la vida...

O sea, mis planes a largo futuro era hacer la comunión.

Realmente, tampoco sabía qué significaba eso.

Me ingresaban una o dos veces al año.

Empecé a tener la primera cirugía con 14 años.

A veces tenía que ir al colegio con una sonda nasogástrica

para alimentarme porque no me dejaban comer nada por boca.

Fueron unos años duros

que, de repente, el Crohn despertaba y empezaba a dar síntomas.

Síntomas más fuertes porque...

Teniendo una enfermedad crónica,

normalmente, algún síntoma lo sueles tener casi cada día.

El intestino, al inflamarse, hace que el tránsito intestinal

sea más complicado y, a veces, se crean estenosis,

que es cuando está totalmente cerrado.

Ahí es cuando, si la medicación no funciona

y no lo puedes solucionar, se plantean cirugía.

-Actualmente, la causa más frecuente de resección intestinal es

por fracaso del tratamiento médico.

Cuando se llega a la resección,

después se hace una anastomosis entre segmentos sanos.

-Celebré los 18 con mi nueva familia, que es la familia del hospital.

Al final, los médicos y las enfermeras forman parte

de tu día a día. Incluso cuando no estaba ingresada...

nos llamábamos, nos mandábamos mails...

Tengo a todas las enfermeras controlándome en Facebook,

en redes sociales, porque... porque ellas son parte de mí,

en realidad, y me han dado muy buenos momentos

dentro de esos momentos tan malos. Cuando paso mucho tiempo

sin ir al hospital..., como que lo necesito.

Saber de alguien, hablar con alguien...

¿De verdad que tengo que estar seis meses sin venir?

Pero que no me cuesta acercarme... Cuando tu...

tu normalidad transcurre entrando y saliendo de un hospital,

la libertad absoluta... asusta.

(Música)

A mí me han operado 15 veces. A los 18 años,

fue cuando me pusieron mi primera bolsa, una ostomía.

Estaba tan mal que, aunque me hubieran dicho

que tenía que salir con una bolsa en la cabeza...

O sea, la cuestión era salir del hospital.

Me acostumbré a cuidármela, a cambiármela...

Se lo enseñaron a mi madre; pero yo, enseguida,

quise hacerlo por mí misma. De hecho, ese verano me fui

con mis amigas de viaje a Ibiza con mi bolsa... a la playa...

Sí, llevaba una bolsa, pero podía vivir.

Por lo tanto, el precio de la bolsa tampoco me parecía tan caro.

-Los aspectos psicológicos relacionados con la enfermedad

y la forma como un paciente la afronta... y el caso de Tanit

es, bueno, la forma como querríamos nosotros que nuestros pacientes

encararan esta enfermedad... Pero, después, cada persona

tiene sus miedos, tiene sus dudas, tiene sus peculiaridades...

-Tenía 24 años cuando empezamos con el primer ingreso

para hacer el autotrasplante. Constaba de quimioterapia

para acelerar las células, extraerlas, congelarlas...

Me volvieron a poner quimio, esta vez para dejarme a cero

de defensas... Mataron todas las células,

las que provocan Crohn y las que no también.

Luego, me pusieron mis propias células que habían congelado

y esperaron a que se agarraran a la médula...

Es un avance muy "heavy" y, desde entonces,

desde los 24 años, no tomo nada para la enfermedad de Crohn,

estoy sin tratamiento y... sin brotes...

(SUSURRA) "Y que siga así, por favor".

(Música)

Quise abrir un blog, ungramodelocura.com,

donde... hablaba de mi filosofía de vida.

A las mujeres que no tienen la enfermedad,

que no tienen bolsa, pero que no se sienten cómodas

con su cuerpo, es decirles... "Si yo,

llevando bolsa y teniendo estas cicatrices, lo muestro;

no te tendría que dar vergüenza enseñar tu cuerpo".

También hacia las personas que llevan la bolsa,

pues... darles ánimos. "Oye, eres así. Acéptalo tú.

Si tú lo aceptas, los demás también lo harán".

(Música)

Me llamo Ricardo, tengo 70 años. Gracias a someterme

a la prueba de prevención precoz del cáncer de colon,

pienso que he evitado esta posible enfermedad.

-El cáncer de colon, el cáncer de colon y recto,

es el cáncer más frecuente en los países occidentales.

Es un tumor frecuente que, a veces, aparece en edades jóvenes,

aunque la edad de presentación más habitual es alrededor

de los 60 o 70 años.

Los síntomas que puede dar alcance de colon

son los cambios en el ritmo deposicional,

ya sea en forma de diarrea, estreñimiento, dolor abdominal

o emisión de sangre en las heces. No siempre que tenemos estos síntomas

tenemos un cáncer. De hecho, la mayor parte de las veces

que tenemos estos síntomas puede ser debido

a otras causas mucho más banales.

En el cáncer de colon, a diferencia de otros cánceres,

tenemos una ventaja y es que la mayor parte de los cánceres

antes han pasado por una fase que llamamos pólipo.

Este pólipo, que tiene un crecimiento muy lento,

se calcula alrededor de 10 años entre que aparece

y hasta que degenera en un cáncer, nos da un intervalo de tiempo,

una ventana en la cual podemos hacer prevención del cáncer.

-Recibimos una carta en que nos invitaban a participar,

tanto a mi esposa como a mí, en un programa de detección precoz

del cáncer de colon.

Ni mi esposa ni yo teníamos ningún tipo de molestia

y, simplemente, nos parecía oportuno cualquier detección precoz

de una posible enfermedad. -El cribado es una estrategia

de salud pública que se dirige al conjunto de la población

para intentar detectar de forma precoz el cáncer de colon

o las lesiones que lo preceden.

-Nos daban unas instrucciones de acudir a una farmacia muy próxima

en nuestro domicilio para recoger un pequeño bote,

donde depositar unas heces. -Cribado viene de cribar,

de separar el grano de la paja. Por tanto, nos estamos dirigiendo

a gente sana que no presenta síntomas, en los cuales

intentamos discernir si son portadores de estas lesiones.

Y esto lo hacemos con una prueba muy simple.

Una prueba que consiste en detectar la presencia de sangre en las heces.

-¿Qué tengo que hacer? ¿Poner las heces en un bote?

-No. Esto es más sencillo. Mira, a ver, ahora lo que se hace...

Mira, te lo explican aquí muy bien con este folleto.

-La prueba de detección de sangre en heces es un método inmunológico

que permite distinguir la hemoglobina humana.

Eso es importante, pues distingue la sangre

que podemos eliminar a través de nuestro tubo digestivo

con la sangre que contienen determinados alimentos.

Esto es importante porque la persona que participa en el cribado

no tiene que hacer una dieta específica los días previos

a su participación. -Mira, aquí, con las heces,

tienes que hacerlas, teóricamente, en un papel de váter, ¿vale?

Entonces, con este pincel..., untar un poco.

Nada, muy poco. Entonces, lo pones, lo agitas

y lo pones en la nevera. Tienes que ponerme la fecha

en la que has hecho el análisis, ¿no?

(ASIENTE)

Entonces, nos lo traes y ya está. -O sea,

que con el palito este que hay aquí dentro, yo lo...

-Sí. -Yo lo unto, dijéramos...

-Exacto. -Lo vuelvo a meter aquí...

-Muy bien. Y no hay más secreto, ¿vale?

-¿Y mi nombre no tiene que ir por aquí ni nada?

-No, ya está todo. -Ah, sí, está aquí.

-Está todo arreglado.

(Música)

Una vez realizado el test, se manda al laboratorio,

donde, mediante un procedimiento químico,

se mide la concentración de hemoglobina que contiene

aquella deposición. A partir de un valor concreto,

consideramos que es positivo y es cuando consideramos

que es necesario realizar una colonoscopia

para intentar averiguar cuál es la causa que ha dado lugar

a la presencia de sangre en las heces.

-El análisis detectó sangre en ellas y fue cuando nos comunicaron

la necesidad de hacernos una colonoscopia.

(Música)

Antonio, ¿cómo estás? -¿Qué tal, doctor?

-Muy bien yo. ¿Y tú? -Muy bien...

Bueno, ¿me preguntas con segundas? -Sí, claro.

-Pues muy bien. Te hago un resumen rápido

para que lo sepa todo el mundo. Me detectaron un cáncer de recto...

Colorrectal, en un principio; luego, se confirmó que era recto.

Fue en noviembre de 2014. Lo único que noté yo antes

es que había sangre en heces, pero no le di demasiada importancia.

Luego, me han contado que es una historia que pasa mucho

con este tipo de cánceres... Eh...

Y tuve la gran suerte que me caí de una moto...

-Bueno, decir que tienes suerte por una caída de moto...

Esto nos lo tienes que explicar. -Y que me rompí la mano.

Toda esta zona me la destrocé, se reventó.

Entonces, cuando fui al hospital para que me arreglasen la mano,

porque, como sabes, duele. Como sabe también la gente

que nos está escuchando, duelen los huesos...

Y me dijeron que tenía una anemia. -¿No lo sabías?

-Entonces, me hicieron una serie preguntas...

-¿No te habías hecho ningún análisis ni por el trabajo ni nada?

-No. Te miran los ojos y se nota. Bueno, lo notáis vosotros

porque yo me miraba y me veía tan normal.

-¿Y no te encontrabas cansado, fatigado, haciendo tu trabajo?

-Luego..., sí. Investigando un poquitín, pues sí.

Igual un poco más cansado porque esto venía desde el verano

y estamos hablando de noviembre. Entonces, bueno, me dijeron...

Fui con un amigo de mi mujer, que es médico,

y me dijo que me hiciera una colonoscopia ya.

-¿No te la habías hecho porque no sabías que era recomendable?

¿O te daba miedo o tenías algún tipo de prejuicio?

-No, no... Me había hecho una hacía mucho tiempo

por una operación que tuve, pero a pelo, de las antiguas,

de las que no te dormían del todo. -Sin anestesia.

-Efectivamente. -Esto ha cambiando.

-Ha cambiado. A ver, para que se entere todo el mundo,

en las colonoscopias no te enteras, no te enteras en absoluto.

Lleva a una preparación que es sencillísima,

que dejas de comer un día y medio o dos,

exactamente no me acuerdo ahora, y tomas un producto

que te hace ir al baño con cierta frecuenta. Ya está.

-Que es lo peor, dentro de lo poco... -Tampoco es tan grave.

Hay que procurar no ir, por ejemplo, al fútbol en esos momentos

porque es un poco incómodo; pero en tu casa no pasa nada.

El asunto de la historia es que me hicieron esa colonoscopia

y, cuando me desperté... Por cierto, tengo que decir

que son los mejores despertares... Me han operado no sé cuántas veces...

Los mejores despertares de anestesia son los de la colonoscopia.

Entonces, me dijeron: "Bueno, tenemos dos noticias,

una buena y una mala. La buena es que está muy localizado

la mala es que tienes cáncer". Joder...

Entonces, te quedas un poquito como... despistado.

No me dieron ni quimio ni radio. -¿Eso por qué es?

-Bueno, posiblemente, como tú decías, tuviste suerte en el accidente

y te encontraron el tumor en una fase muy inicial,

que no había invadido a la pared, que no había ganglios,

que no había toda una serie de cosas que son las que pueden empeorar

el pronóstico. Cuando se dan estas circunstancias,

es cuando damos algún otro tipo de tratamiento,

a pesar de tener que operar. -Quedó absolutamente limpia

la historia y... Ah, que te iba a contar...

Para más inri, en el preoperatorio, me descubrieron que tenía

una angina de pecho. -Esto es para nota.

-Efectivamente. Bueno, estupendo. Me pusieron un stent y estupendo.

Claro... Menos mal que... Yo le quiero hacer un canto

a la sanidad pública, menos mal que funciona

y que hay vasos comunicantes entre todos los sectores.

-Sí, sí. -Por cierto, hay que decir también

que a mí no me colaron, ¿eh? O sea, que yo entré...

(RÍE)

Con lo del stent, según me hicieron la prueba,

me llevaron para arriba; pero conmigo subieron cuatro.

-Sí, sí. -Si no estás diagnosticado,

pues no funciona. -Las dos complicaciones

que has tenido, tanto el tema de la angina de pecho, del stent,

como del tumor, son causas importantes

que siempre se priorizan con independencia de quien seas.

Yo también estoy totalmente de acuerdo contigo

con el tema de la sanidad pública. Yo creo que la sanidad que tenemos

en este país es de las mejores... -No le quepa ninguna duda a nadie.

evidentemente, como todo en esta vida,

podría estar mejor. Si hay más recursos y más medios,

pues magnífico. Bueno, uno de los problemas que hubo

con esta historia es que los recortes...

Ah, otro tema que había. Es bueno que la gente más conocida,

nosotros, actores, cantantes..., ¿es bueno que hablen

de este tipo de historias? A mí, los médicos que me trataron

me dijeron: "Chico...". Coincidió que estaba preparando

unas memorias, que son apasionantes, por cierto...,

"Pa' habernos matao: Memorias de un calvo".

Compradlo... Tengo que aprovechar, ya que estamos aquí...

Lo que cuento está relacionado con las películas o las series

que he hecho y lo que estaba pasando en ese momento en este país y tal.

Entonces, lo comentaba. Y lo que me está pasando a mí.

Entonces, me dijeron: "Cuéntalo". -Yo, de verdad,

os agradezco mucho a la gente que sois famosos,

personajes mediáticos, que tenéis esta capacidad

de poder trasmitir... Además, está claro que tú puedes explicar

muy bien lo que te ha ocurrido. -Sí. Lo siento en mis carnes.

-Estoy convencido de que vas a convencer mucho más tú que yo

explicando los beneficios de la prevención.

Creo que es sumamente importante que lo hagáis,

lo que no sé es si te supuso algún problema o...

-Hubo gente que... "Oye, ¿para qué cuentas eso?".

No sé que... El cáncer es una enfermedad,

que lo sepan todos, que es muy jodido.

Mucha gente muere de cáncer, pero los avances se han producido...

Hombre, sería magnífico que fuesen mucho mejores,

pero... ya hay determinado tipo de cánceres

o determinadas circunstancias en algunos cánceres

que se pueden controlar. O sea, que a lo mejor se puede convertir

en una enfermedad crónica. Ojalá. -Sí, sí.

-¿Por qué se hacen las chicas revisiones ginecológicas

y mamografías? Coño, han demostrado que la prevención funciona.

Si se detectan a tiempo determinado tipo de historias,

pues se puede curar. Bueno, pues nosotros lo mismo.

Nosotros y nosotras, perdón. -Es completamente cierto, ¿eh?

Si miras las estadísticas en España y en otros países de la aceptación

de la prevención de cáncer de colon, siempre las mujeres van por delante.

-Siempre. -Y el riesgo es un poco más alto

en los hombres que en las mujeres. Un poco más.

-Es curioso, ¿verdad? -Es completamente contradictorio.

Yo creo que ha quedado claro. -Ha quedado claro.

-Si no, vuélvelo a decir. -Venga, prevención.

(RÍEN)

Un placer. -Un placer.

-Muchísimas gracias, Antonio, por este mensaje que has dado hoy,

que creo que ha quedado clarísimo. -Gracias a ti.

Yo sí que me he clarificado bastante porque tengo una cosa mental...

A ver qué película vamos a ver. -A ver qué echan.

(Música)

Una colonoscopia es una prueba que se utiliza para diagnosticar

el cáncer de colon y para hacer la prevención también

de otras dolencias del intestino, como puede ser diarrea, por ejemplo.

Y consiste en un tubo, muy delgado, que en la punta lleva una cámara

y una fuente de luz. Lo introduces a través del ano

y puedes ir avanzando por todo el colon

hasta el inicio del colon, donde se une con el intestino delgado.

Esta prueba te permite ver todas las paredes del interior del colon,

lo que es la mucosa del colon, y también hay la posibilidad

de poner por un canal accesorio utillaje que te puede permitir

tomar biopsias o quitar pólipos, por ejemplo,

o tratar zonas que están sangrando. -¿La otra vez que le hicieron

la colonoscopia no tuvo ningún problema con la sedación?

-No, no. -La colonoscopia ya no es

una prueba dolorosa. La hacemos con sedación

o con anestesia superficial. Con lo cual, el miedo por el dolor

no tiene ningún sentido ni ninguna razón de ser.

-Vamos a empezar a dormir, ¿de acuerdo?

-Vale.

(Música)

Hola, Ricardo, ven. -Hola, buenos días.

-Ven, acércate. Mira, te voy a enseñar

una colonoscopia para que veas una prueba como la te hicimos a ti.

Vamos introduciendo el tubo y tenemos que hacer

una serie de maniobras porque es un poco

como cuando tienes que pasar un hilo por una capucha

para una goma o lo que sea...

Que llega un momento que pierdes la fuerza de tracción.

Tú quieres "traccionar" y lo único que haces es empujar la tela.

Lo que tienes que hacer es meter la tela dentro del cordel.

Y aquí es lo mismo, tenemos que lograr que el colon entre dentro

del endoscopio.

Una vez yo pueda limpiar esta espuma, estará muy, muy bien la preparación.

Es muy importante, porque el colon, naturalmente, está lleno de heces

sólidas. Y si no hubierais hecho esa preparación que habéis hecho antes,

que es muy desagradable, ¿verdad, un poco? El purgante.

Pues no conseguiríamos esto.

En general lo que hacemos es una dieta de dos o tres días

sin residuos, es decir, una dieta sin fibra.

Y justo la noche antes de la prueba

se empezará con este tratamiento purgante, que suelen ser unos sobres

de un líquido salado.

Que se ingiere y te hace ir de vientre.

-El pólipo tiene una configuración y color distinto.

-Sí, el pólipo, la mayoría de los pólipos serían

un poco como champiñones. Son bolitas.

Pero hay pólipos que son muy planos.

Que son totalmente planos, y nada más los ves

por cambios muy sutiles de la mucosa: cambios de color, cambios

de vascularización...

En algunos casos, puede tener un componente,

que es lo que llamamos los adenomas, o los pólipos serrados,

que sabemos que son las lesiones que podrían ser

las precursoras, las lesiones iniciales, hacia el cáncer.

Entonces, lo que solemos hacer es identificarlos y quitarlos.

Y al quitar esos pólipos, reducimos la posibilidad de que acaben

degenerando en un cáncer.

-¿La extracción es por absorción? -La extracción se hace

con un... Con un utillaje que pasamos a través del endoscopio.

Que es como un lazo, un lazo de alambre fino.

Lo que hace es que con el lazo cazas el pólipo,

y lo cortas, lo guillotinas.

Ya sea directamente, si son pequeños,

con el propio alambre, que hace efecto de guillotina.

O cuando son un poco más gruesos utilizamos electricidad, diatermia.

En este caso, este paciente tuvo

como tú, a la misma vez que tú, tuvo un pólipo muy grande aquí, ¿ves?

Aquí se puede ver ahora la cicatriz muy sutil

del pólipo que tuvo, ¿lo ves? -Sí.

-Entonces, nosotros lo que tenemos que hacer es ahora verificar

que el pólipo está totalmente sacado, que no queda pólipo residual.

Y también tenemos que verificar

que no tiene ningún otro pólipo, porque sabemos que aquellas personas

que en algún momento han hecho pólipos,

pueden volver a hacer más pólipos. De todas formas, cogeremos biopsias.

Vamos a poner la pinza de biopsias,

que es este tipo de utillaje.

Es una pincita. Todo es muy pequeño.

En la endoscopia se ve grande porque está magnificado, pero todo es

muy pequeño. Lo introducimos por el canal operativo, y lo mismo haríamos

con el asa de polipectomía, el lazo que quitaría pólipos.

Lo introduciríamos por aquí.

Vale, ciega, muy bien. Pues ahora ya con las biopsias,

Silvia, la enfermera, saca la pinza y las va a poner en un bote de formol.

Y eso es lo que enviamos a analizar a Anatomía Patológica.

Esto está muy bien, este señor está muy bien. Y ahora vamos a salir

muy poquito a poco. O sea, el entrar entramos normalmente todo lo rápido

que podemos. Y es saliendo donde vamos limpiando

e inspeccionando muy detenidamente

que esté todo claro, que no haya ninguna

zona que sobresalga, ninguna zona donde el patrón vascular

esté interrumpido. Ninguna zona roja o deprimida...

Que son las cosas que... O acúmulos de moco.

Son las cosas que nos pueden poner de manifiesto que hay debajo

algún pólipo.

En algunos casos en que los pólipos son muy grandes,

y eso quiere decir mayores de 2 cm o son muy planos,

o hay demasiados pólipos, más de 10, por ejemplo,

pues se suele programar la prueba en un segundo tiempo.

En el segundo tiempo se tendrá que volver a hacer lo mismo,

la misma limpieza del colon, la misma purga...

Y el procedimiento que se realizará será el mismo,

pero a veces, en algunos casos, el paciente se quedará unas horas

o hasta toda una noche en el hospital en observación

por la pequeña posibilidad de complicaciones.

Con esto ya hemos acabado la exploración.

-Muy bien. -Ningún pólipo.

(Música)

Ricardo es uno de los casos típicos de los programas de cribado.

Dio positivo a este test, y como consecuencia de este resultado,

le hicimos una colonoscopia.

En la colonoscopia le encontramos cuatro pólipos.

Estas lesiones que en muchos casos pueden preceder el desarrollo

de un cáncer. Y concretamente de los cuatro tenía uno

de un tamaño ya considerable, superior a 1,5 cm,

que con elevada probabilidad hubiera podido dar lugar a un cáncer de colon

en los años sucesivos.

Muy a preguntar cosas muy específicas. De vientre,

¿va todo bien? -Bien.

-¿No ha hecho nada de sangre ni nada de mucosidad?

-No. Al menos no la he detectado en ningún momento.

-¿Hace ejercicio? -Eh...

-Ahora que está jubilado debe tener más tiempo.

-Tengo más tiempo y... Hago relativamente ejercicio,

una de las cosas que hago es andar mucho. Y lo hago

tanto como por la mañana como por la tarde.

Y de forma regular y habitual, y a una cierta velocidad, por así

decirlo. -Ya sabe que los médicos pensamos

que es mejor andar que no correr o ir al gimnasio.

Pero lo importante es que lo haga de forma regular.

-Regular, habitual... -Fantástico.

Pues no deje de hacerlo, ¿eh?

El cáncer de colon y los pólipos se pueden prevenir

con una serie de medidas que lo que hacen es disminuir el riesgo

de padecer este cáncer.

El ejercicio, y evitar, sobre todo, la obesidad,

es un factor protector para la aparición del cáncer de colon.

-¡Hola, Magda! ¿Qué tal? -Vengo a hacer mi caja de la semana.

-Venga, pues, hoy te vas a llevar cositas, porque estamos en pleno

invierno... -Hay que cuidarse.

Sin arruinarse. -Por supuesto.

-Para cuidar nuestro sistema digestivo lo que tenemos que hacer es

una buena dieta, una dieta equilibrada.

Es decir, una dieta que tenga frutas, verduras, frutos secos,

aceite de oliva, pescado, pescado azul, etc., etc.

-¿Brócoli? -Brócoli verde, precioso.

-Todo tuyo. -Vitaminas...

Esta también me gusta, venga, va.

La fruta, la verdura y las legumbres

tienen un elemento que nos interesa muchísimo: la fibra.

De hecho, se dice que una de las causas de cáncer de colon

es el déficit de fibra.

Patatas. Cuatro patatitas...

La gente le tiene manía a las patatas.

-Por lo tanto, la fibra es muy importante.

Pero no solo la fibra, el que haya aceite de oliva, el que no haya

alimentos procesados; sobre todo el que no haya carne roja. Hay estudios

que demuestran que un exceso de carne roja

sería un promotor directo del cáncer de colon.

Y en general, que sea una dieta saludable. Que haya agua

en abundancia.

Y no solo la dieta, sino también cómo tomamos esta dieta.

-Las judías.

-Si yo voy con prisa, si yo estoy en un ambiente de tensión,

o estoy hablando mucho mientras como, ¿qué es lo que pasa?

Que el alimento va al estómago sin masticar. Y es cuando tengo

digestión pesada, cuando se me hincha el estómago, cuando noto gases...

Por tanto, proteger nuestro sistema digestivo es:

alimentos adecuados, dieta adecuada, pero también hacerlo de una forma

adecuada. Quiere decir: 20 minutos para comer como mínimo. Quiere decir:

ambiente saludable, tranquilo, no ruidoso. Y quiere decir:

comer en buena compañía. Mira, limones va muy bien.

-Vale, ¿cuántos te pongo? -Tres o cuatro.

Esto es vitamina C concentrada. Y alguna manzana, que siempre va bien.

Otro aspecto interesante del cual a veces no se habla

es de la cocción de los alimentos.

Para proteger nuestro sistema digestivo es importante que no estén

quemados. Por tanto, cocciones correctas.

Creo que ya lo tengo todo.

A ver, manzanas; vitamina C; fibra... Todo, todo. Patatas para el puré....

¡Ya está, perfecto! Un montón de fibra y de vitaminas, qué más quiero.

¿Comiendo esto quiere decir que garantía 100 % que no tendremos

ningún problema en nuestro aparato digestivo, y que no tendremos

cáncer de colon? Hombre, desgraciadamente no.

Pero quiere decir que en nuestra medida habremos hecho todo lo posible

para protegernos. Y la verdad es que vale la pena.

(Música)

Hola, Xavi. -Hola, Magda, ¿cómo estás?

-Muy bien. ¿Qué estás haciendo? -Nada, poniendo un poco de sal

al agua que vamos a utilizar para cocer la coliflor y el brócoli.

Y acabaremos también al final con un escaldado muy mínimo

a las judías tiernas verdes.

(Música)

Es un plato que lleva patata.

La patata la hemos puesto en el horno

a unos 165° durante unos 40 minutos.

Para que esté cocida por dentro. Hemos conseguido

concentrar mucho más

lo que son los almidones de la patata.

Y lo que vamos a hacer es

un pequeño juego para que no sea una patata simple y sosa.

La vamos a sacar de la cáscara, dejamos la piel a un lado

y nos concentramos en la pulpa. -Muy bien.

Oye, ¿sirve cualquier patata, cualquier tipo?

-Bueno, ahora en esta temporada está claro que la patata agria

es la que mejor nos conviene. Es una patata más de invierno,

más fuerte. -Agria, no me suena de nada.

-Bueno, es el nombre que tiene, no es que sea una patata que esté

mala o avinagrada o agriada, sino que es el tipo de patata.

Es una patata de color más amarillo y tiene una pulpa más densa.

El hecho de hacerla al horno también ha hecho que se concentren más

los almidones, menos agua.

Y mientras tuneamos esto con un poquito de cebollino picado,

que nos va a aportar frescor,

le pondremos también un poquito de pimienta.

Añadiremos una punta de sal.

Un poquito de oro líquido. Que es el aceite de oliva.

AOVE, en este caso trabajamos con un aceite arbequina.

Tonalidades un poquito así de manzana, sabores más frescos.

Y el "tuning" final, que es lo que le va a dar esa chispa a la patata

pues será un poquito de ralladura de lima fresca.

-Lima con patatas, eso ya es...

-Bueno, es un plato muy simple lo que vamos a hacer hoy.

Es una patata con judía, con coliflor y brócoli.

-Ya, pero muy original al mismo tiempo.

-Pero tenemos que añadirle algo para que en casa la gente

pues se divierta cocinando y a la vez lo disfrute en la mesa, ¿no?

-Nunca se nos ocurre hacer una patata asada así.

-No, pero lo que es cierto es que sería bonito hacerlo el día antes.

Dejar reposar la patata, y convertir el almidón, que tiene un almidón B,

que nos ayudará mucho en el tema de la receta.

-Además, es muy digestiva la patata. -Muy digestiva. Exacto.

-Por tanto, para los estómagos delicados, perfecta.

-Mira qué textura más chula. Podríamos darle forma con un aro...

Pero lo que vamos a hacer es ponerla entre dos papeles.

-Como si hicieras un crep. -Exacto. ¿Ves?

Jugaríamos con el papel sulfurizado,

le daríamos la forma. Dejaremos reposar en la nevera

una noche.

Y tenemos una patata que después podemos cortar,

y que se presenta así. -Qué bonito.

-Vamos a darle un toque en una sartén antiadherente,

y mientras esto se va marcando,

vamos a aprovechar para escaldar

el brócoli y la coliflor.

Fíjate que lo pongo al mismo tiempo, porque lo que quiero

es precisamente conseguir una cocción muy rápida

y que mi verdura quede muy tersa.

No busco una cocción excesiva.

Donde vamos a perder prácticamente la clorofila, las sales minerales...

-La vitamina C, todo. -En cogollos tan pequeños

sería ir a buscar el corazón del tronco

hasta encontrar que el cuchillo entra y sale.

Tenemos la cocción de la verdura perfecta.

Le echo la gotita.

Esta va a ir debajo de la patata.

He pensado que también para poder acabar el plato

con un poquito más de alegría, de color,

vamos a cortar unas láminas

de hongo. Aparte, es muy sabroso y le vamos a dar gusto;

también vuelta y vuelta. Le pondremos una punta de pimienta.

-Muy bien. -Una puntita de sal.

-Oye, plato muy ligero, ¿eh? -Fíjate que no estamos poniendo,

le voy a añadir una gota de aceite, pero antes voy a girar la patata.

Ya ha cogido color.

Y le añadiremos una gota solo para la seta.

Vas a ver, es una vuelta y vuelta.

-Esto de la patata me parece... -La patata.

-De hecho es un plato muy light. -Vamos a coger las judías.

Vamos a poner los cogollos.

-Estoy pensando que tiene todo lo que me interesa este plato, ¿eh?

Tiene la fibra para nuestro intestino. Tiene pocas calorías.

Tiene poca grasa, poquísima grasa. -Muy poca grasa.

-Tiene montón de antioxidantes de las verduras, ¿no?

Una textura que será "saciante", porque tenemos que morder.

Y oye, cantidad de vitamina C, que también nos interesa.

O sea que para que la gente que tenga problemas digestivos es un buen...

Una buena opción.

-Y un factor de cromoterapia también, de colores,

que hace que apetezca, ¿no? -Claro, es que

el primer sensor del hambre es la vista.

Entonces, un plato bonito es un plato bonito.

-Fíjate que al final

no es tan complicado.

-Bueno, tú porque lo haces así... -Divertirse en la cocina.

Y con cuatro elementos... -...Fácil. Fíjate.

-Yo, como mucho,

añadiría un poquito de cebollino picado.

-Y el chorrito que decías. -Así, ya está. No pondría nada más,

lo dejaría así. Y a disfrutar.

-Apto para todos. Porque aquí, de verdad, estaba pensando cuál sería

su no apto, y no se me ocurre.

-No, no, este es para todos los públicos.

-Para todos los públicos. -Absolutamente.

De cero a cien. -Pocas calorías, poca grasa,

para todos, vegetal y sanísimo.

(Música)

Si te diagnostican un cáncer de colon, un pólipo o una enfermedad

inflamatoria intestinal,

es crucial seguir los consejos de tu médico.

-El paciente debe aprender a convivir con esta enfermedad,

y además, creo que es fundamental la toma de decisiones

compartidas. Porque las decisiones que hay que tomar,

diagnósticas o terapéuticas, en ocasiones no son únicas.

En los últimos cuatro o cinco años,

se ha incorporado un arsenal terapéutico realmente espectacular.

Hay una ventana de futuro impresionante.

Tanto diagnóstica como de posibilidad de seguimiento estrecho,

de un control muy fino

de la enfermedad para que no haya un daño intestinal irreversible;

y además, la aparición de nuevas moléculas

que, si bien no podemos hablar de curación, sí que podemos hablar

de inactividad mantenida y preservación intestinal posible.

-Hoy en día tenemos pruebas diagnósticas o pruebas terapéuticas,

tratamientos, que nos permiten mejorar nuestra calidad de vida

y aumentar nuestra expectativa. Por tanto, no nos tenemos que preocupar

en exceso, pero sí seguir los consejos de nuestro médico.

(Música)

(Música)

Dentro de todo lo que he pasado, dentro de lo malo que me ha sucedido,

también me han pasado cosas muy buenas.

El pasado no se puede cambiar, y he aprendido a vivir

en mayúsculas.

(Continúa la música)

La Ciencia de la salud - El intestino, un camino de nueve metros

52:22 05 oct 2019

Cáncer de colon, enfermedad de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal... son enfermedades que pueden afectar a nuestro sistema digestivo y cambiar nuestras vidas de un día para otro.

Cáncer de colon, enfermedad de Crohn, enfermedad inflamatoria intestinal... son enfermedades que pueden afectar a nuestro sistema digestivo y cambiar nuestras vidas de un día para otro.

ver más sobre "La Ciencia de la salud - El intestino, un camino de nueve metros" ver menos sobre "La Ciencia de la salud - El intestino, un camino de nueve metros"

Los últimos 52 documentales de La ciencia de la salud

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Secciones:
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 3 Ver más