www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4619567
Para todos los públicos La aventura del saber - 31/05/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Hola. Buenos días a todos.

Contamos con nuestra compañera, Rosa Villacastín,

en el estudio, con quien hablaremos de la extraordinaria aventura vital

de su abuela. Quien mantuvo una larga relación sentimental

con el gran poeta Rubén Darío.

Y con quien ella trató cuando era una niña.

Luego, abriremos el taller de salud

con el doctor Juan Carlos Ruiz de La Roja,

para responder a sus consultas sobre salud íntima.

Parafraseando a Woody Allen: Todo lo que usted quiera saber

y no se atreve a preguntar sobre esos temas,

puede hacerlo anónimamente a través del WhatsApp del número

que les facilitaremos durante la emisión.

Es importante el conocimiento, la educación, también en estos temas

y a cualquier edad.

Además, hoy les ofreceremos un nuevo capítulo

de la serie sobre la vida cotidiana después de la revolución neolítica,

dentro de nuestro espacio arqueológico: "El túnel del tiempo".

Hoy, como decimos, tercer capítulo sobre lo que sabemos

acerca de cómo se vivía hace miles de años.

Concretamente, nos detenemos en las actividades musicales.

Y en el "Boek visual", nos ocupamos de mostrar parte de la obra

de Leo Peralta: fotógrafo, escultor, pintor y, sobre todo, ilustrador.

Participa tanto de la iconografía surrealista,

como la del "Pop art".

"Taller de humanidades" de "La aventura del saber".

Hoy dedicado a una de las actividades más complejas

y específicamente humanas: el amor romántico.

Lo hacemos con Rosa Villacastín, coautora de esta novela:

"La princesa Paca: La gran pasión de Rubén Darío".

¿Qué tal? (RÍE) ¿Cómo estás?

Muy bien. Encantado de tenerte aquí para compartir unos minutos

que, seguro, van a ser maravillosos. (RÍE)

Bueno, es verdad. Es la historia de mi abuela, claro.

Claro. ¿Y cómo te enteraste tú de esta historia?

Pues fíjate, mi abuela, al morir Rubén Darío,

que lo pasó muy mal, tuvo que coser, Segunda Guerra Mundial...

Decidió que, como sabía francés, iba a poner un hotelito en Madrid.

Se llamaba el Hotel París.

Y a todos los que venían de Ávila, los paisanos, les decían:

"Si vas a Madrid, vete al Hotel París.

Que la chica esta es de Ávila, que tal, no sé qué".

Y ahí, desembarcó mi abuelo, que era un empresario abulense.

Y con el tiempo se enamoraron. Y ahí, nace mi madre.

Y bueno, mi abuelo también se muere. Y estando un día en Ávila,

yo estaba en la escuela, yo tenía nueve años.

En un pueblecito de Gredos, Navalsáuz, de donde venía.

Hay una foto preciosa con tu abuela. Con mi abuela. (RÍE)

Y me van a buscar a la escuela, porque habían aparecido dos coches.

Dos coches en ese pueblo, no sabes lo que era.

(RÍE) Un acontecimiento total.

Ni los americanos. Y me dicen: "Vete a tu casa

corriendo, que han venido unos señores, todos muy raros".

Todos eran estudiantes de la universidad.

Antonio Oliver y Carmen Conde. (AFIRMA)

Y yo veía que mi abuela tenía la puerta de la casa a medio abrir.

Y estos le estaban hablando: "Mira, Francisca.

Queremos hablar contigo". Y mi abuela decía: "No tengo nada que decir".

Le habían robado muchas cosas. Gente que se había acercado a ella.

Y entonces, Carmen Conde, en uno de esos que veía que se le escapaba,

dice: "Francisca, solo venimos a acompañarte".

Y ahí mi abuela, el cambio...

Claro, yo la miraba y no sabía ni por qué venían ni nada.

Y entonces mi abuela les abre la puerta y les deja pasar.

Y toda la conversación era Rubén Darío, un baúl que usted tiene

donde tiene cartas. Y yo decía: "¿Quién será Rubén Darío?".

(RÍE) Y mi abuela:

"No, el baúl no está en casa".

Y yo decía: "Pero si está arriba en la buhardilla.

¿Cómo les dice que no?" (RÍE)

Bueno. Se marcharon. Volvieron varias veces.

Y ya, un día, nos decidimos a abrir el baúl.

Claro, ya me explicaron quién era Rubén Darío,

que había sido el primer marido de mi abuela,

que mi abuela luego se casa con mi abuelo. En fin.

Y abrimos el baúl. Yo creía que ese baúl estaba lleno de joyas.

Yo decía: "Esto va a ser..." Claro. (RÍE)

Claro, nueve años viviendo en un pueblo.

Hoy sería impensable, pero entonces no.

Y entonces, abren el baúl. Gran desilusión mía

y los otros enloquecidos. (RÍE)

Y solo papeles. Solo salían papeles y papeles de ese baúl.

(RÍE) "Ay, mira. Una carta de Unamuno".

"Ay, mira. De Juan Ramón Jiménez". "Ay, mira".

Bueno, al final mi abuela, decidió donarlo al gobierno español.

Es el archivo "Rubén Darío", que está hoy en lo que era

la antigua Universidad de San Bernardo, maravillosamente.

Y en la que yo trabajé luego 25 años, catalogando

esos más de 6.000 documentos que hay catalogados. Por países...

Que es tu primera publicación, si no me equivoco.

O una de las primeras. Sí, sí.

Yo había entrado a trabajar, porque yo estudiaba filosofía,

y entré a trabajar en el Archivo Histórico Nacional,

que estaba en Serrano, y me trasladaron al Archivo.

Que estuve 25 años. Hice oposiciones.

Y ahí es donde yo aprendí quién era mi abuela.

Claro. ¿Y quién era tu abuela Francisca?

Pues mi abuela era una mujer perteneciente a una familia

muy humilde de Ávila, de un pueblecito de Gredos.

Navalsáuz. Que debe de tener como 40 habitantes. Ahora viven tres.

(RÍE)

Y mi bisabuelo hizo campaña por Francisco Silvela.

Que se presentó para Diputado de Ávila.

Y como ganó, le preguntó: "¿Qué quieres a cambio?".

Oye, tan normal como las cosas que pasan hoy.

(RÍE) Y dijo: "Yo irme a Madrid".

Tenía 10 hijos. "Yo irme a Madrid con mis hijos".

Y entonces, le metieron de jardinero en el Palacio Real.

Allí tenían una casa para los empleados.

Y allí se fueron a vivir. Y un día de esos que mi abuela

le llevaba la comida a su padre,

pues dos señores estaban sentados en un banco.

¿Tu abuela qué edad tenía entonces? 24.

24 años. (DUDA)

Y era una mujer guapísima, pero no una mujer exuberante, ni...

No. Castellana, castellana.

Y entonces, le pidieron una flor. Ella cortó una flor y se la dio.

Pero, hijo, el amor ya sabes que entra...

Y Rubén Darío quedó totalmente impactado con esa mujer.

Y entonces, al día siguiente volvió. Y volvió con ese amigo,

que no era otro que Valle-Inclán. (RÍE)

Entonces, Valle-Inclán se quedaba con los hermanos,

porque mi abuela tenía que justificar que salía a dar un paseo

y se llevaba a todos sus hermanos. Claro.

Valle-Inclán se quedaba con ellos, mientras los demás pelaban la pava.

Qué buena persona, ¿no? Con la imagen esa del Valle-Inclán

peleón, ¿no? Pues para nada. Maravilloso.

Para mi abuela siempre fue... Ella hablaba de él con total cariño.

Claro, es que le acompañó en todo ese tiempo y esa travesía.

Qué bien. Vamos a seguir.

Después de todo ese descubrimiento, ¿cuándo decides escribir una novela?

Porque supongo que es una pulsión que llevas dentro desde hace mucho.

Claro, imagínate. Después de conocer la historia

y de tenerla en mis manos, todos los documentos.

Pues siempre la he querido escribir.

Antonio Gala siempre me decía. Siempre que me veía, me decía:

"Tienes que escribir esa historia. Tienes que escribir esa historia".

Y yo decía: "Sí, pero..."

No me atrevía, porque me parecía que yo le iba a poner mucho corazón.

Que te afectaba demasiado, ¿no? Me afectaba demasiado.

Para mí, mi abuela lo ha sido todo en la vida.

Yo el día mismo que nací, que a mi madre casi la daban

por muerta en el hospital.

Ya esa noche, me acosté con mi abuela y hasta 16 años después

que se fue al hospital, porque ya estaba muy enferma,

yo he dormido con mi abuela.

Yo entraba en casa y decía: "¿Dónde está Lala?".

Nunca preguntaba por mis padres. Yo por mi Lala, ¿no?

Y entonces, tenía mucho miedo a escribirla.

A que se me vieran demasiado los sentimientos.

Yo creía que tenía que poner un poco de distancia.

Y una noche, cenando con Manuel Francisco Reina

y hablando de sus amores oscuros, lo que había escrito.

Le dije: "Pues yo tengo un proyecto maravilloso,

pero necesito a alguien que ponga cabeza.

Yo pongo el corazón, pero alguien que ponga cabeza".

Entonces, le cuento la historia y quedamos en escribirla.

Y el resultado es este. Que luego se ha llevado, además...

Esta casa ha hecho una película. Claro. "La princesa Paca",

que se estrenó, además, en el Ateneo de Madrid

y donde estuvo absolutamente... Ana Pastor, el ministro de Justicia,

estuvo todo el mundo. Porque a todo el mundo impactaba.

El papel de Francisca lo hace Irene Escolar,

que para mí hoy es una de las grandes artistas de este país.

Y Daniel Holguín hace el de Rubén Darío.

Que es muy difícil, porque Rubén tenía un físico muy especial.

Y sobre todo, logró darle el acento nicaragüense.

Me contó él, que es porque estuvo casado

con una colombiana. Entonces, entre el colombiano y el nicaragüense

le había salido fantástico.

Qué bien. Oye y cuéntanos algo más de la relación

entre tu abuela y Rubén. Porque ellos se casan,

tienen cuatro hijos... Bueno, ellos no se pueden casar.

Ella da el paso de irse a vivir con Rubén.

En aquella época, ¿no? Imagínate, que mis bisabuelos

eran humildes y que su hija, de pronto, un señor que aparece

maravillosamente vestido y que diga que se va a vivir con él.

Estamos hablando de 1899.

Imagínate lo que era para esa familia. Bueno.

No lo entienden, piensan lo típico: "Este va a reírse,

va a pasarlo bien y tal".

Pero ella estaba convencida de que tenía que irse con ese hombre.

Cuando ya estaban haciendo los planes y ella, lógicamente, ya vivía con él.

Él le dice que no pueden casarse, que a él le han casado en su país

en una borrachera. Y cuando se da cuenta de que le han casado, es

cuando él se viene a Madrid. (AFIRMA) (RÍE)

Entonces, imagínate la decepción de mi abuela, claro.

Pobre. "Ahora se va a hacer efectivo

todo lo que mis padres me han dicho". Claro.

Entonces, le hace una propuesta. "Van a ser las fiestas de mi pueblo

y quiero que vengas y le pidas la mano, en mi pueblo, a mi familia

y a mis padres". Qué lista, ¿no?

Y Rubén Darío se va en tren hasta Ávila y de Ávila al pueblo.

Que son como 60 kilómetros,

pero un puerto, que no te quiero ni contar.

Se va en burro. (RÍE)

Durmiendo en fondas, porque 60 kilómetros en burro...

Entonces las carreteras no eran como las de ahora.

Y durmiendo en fondas al lado de los animales.

Él escribe, preciosa, una crónica que es "Fiesta campesina".

(TARTAMUDEA) En su "Historia de España", ¿no?

Artículos que él escribía, porque él era un gran periodista.

Sí, sí. Era un gran periodista.

Bueno, cuando llega al pueblo... Imagínate la expectación.

Un señor con sombrero... Bueno.

Y mi abuela ya estaba embarazada.

Y le pide la mano allí.

Y ya, toda la familia encantada.

La madre de Francisca les ayudaba, les... Todo.

Y luego tuvieron una hija. Rubén estaba en París.

Ya le habían destinado a París, por cuestiones de trabajo,

estaba en la Nación de Buenos Aires. Sí, estaba mandando artículos.

Y la niña preciosa. Que su madrina fue Emilia Pardo Bazán.

Que ayudó muchísimo a mi abuela en esa introducción,

en esa sociedad española madrileña tan conservadora y encorsetada.

Fue la madrina, pero la niña muere.

Muere de una enfermedad que cogió y que contagió al abuelo.

Y murió el abuelo al día siguiente de morir la niña.

Y entonces, mi abuela ya se va a París a vivir con Rubén,

pero destrozada.

Y ella era una persona, que no era una persona ilustrada.

No sabía leer, ni escribir. No sabía leer, ni escribir.

Y le enseña Rubén, ¿no?

Es que cuando ella llega a París, imagínate. Ella llega a una estación,

lleva el tren retraso. Pues si ahora llevan retraso,

imagínate lo que era entonces.

Y solo iba con la dirección apuntada, pero ella no sabía leer las calles

ni nada. Y preguntando a la gente, porque Rubén y Amado Nervo,

que también vivía ya en esa época con Rubén para ahorrar.

Pues cuando ella llega a Monmartre, que es donde está la casa,

les encuentra que para calentar la casa, están quemando libros.

Y es ella la que les echa una bronca: "¿Cómo podéis estar...?".

Y ellos dos son los que la enseñan a escribir.

Y hay en el Archivo "Rubén Darío" un cuaderno de hule negro,

donde las primeras páginas son de una novela que empezó a escribir

Rubén Darío, que es "La isla de oro", refiriéndose a Mallorca,

donde él tuvo una relación muy estrecha.

Y luego, los deberes que le ponían a Francisca.

(RÍE) Imagínate, una frase...

"Escríbela 30 veces". Y ella la escribía 50 veces.

Pero aprendió a hablar muy bien francés.

Sí, y de hecho... Hombre, con faltas, pero...

Sí, pero vamos que se expresaba perfectamente

y ayudó a la familia Machado. Ayudó a la mujer.

Claro, cuando se casa Antonio Machado, le dan una beca.

Se va a vivir a París. Francisca es la que acoge a Eleonor,

que era una niña. La enseña todo París. Y ahí ya, enferma Leonor.

Y mi abuela la lleva al hospital, la cuida en el hospital

y es cuando les aconsejan que se vengan a España.

Y ya les paga... Bueno, no ella. Rubén y ella les pagan los billetes

y todo para que se vengan a España. Y, al poco, ya murió Leonor.

Tuvo mucha relación con los dos Machado.

Con Manuel Machado y con Antonio.

Es más, le regalaron a Francisca un mantón maravilloso,

que había pertenecido a su madre y que yo tengo.

Claro, del que eres la orgullosa propietaria.

Exactamente.

Ha sido un verdadero placer. Me están diciendo desde hace un rato

que tenemos que acabar. Es una pena, porque quedan cosas por contar.

Pero está la película y la gente la puede ver.

Porque es... Claro. Claro.

Está la película y está el libro. En Televisión Española.

Que está editado en Plaza & Janés. Sí.

Y está en Televisión Española

y también en Radio Nacional Española, una entrevista que le hicieron

a Francisca, donde ella cuenta cómo fue ese romance.

Porque se hablaban de usted.

(RÍE) Bueno, en la época se hablaba también de usted a los padres,

a los hijos... Claro, claro.

Ha sido un placer. Gracias. Igualmente.

Sigamos. Para terminar nuestra tanda de documentales sobre el mundo

de los primeros agricultores de la Península Ibérica,

hacemos hoy un recorrido por los instrumentos musicales

que han formado parte de nuestro acervo cultural.

Uno de los restos más comunes que encontramos

en los yacimientos neolíticos son las trompetas de caracola marina.

Yonder, ¿nos puedes tocar la caracola?

Probablemente también habría cuernos de animales,

pero no hemos conservado los restos.

Tenemos aquí algunos cuernos etnográficos,

que nos va a enseñar Yonder.

Como veis, suena muy fuerte, muy potente.

Y es posible hacer señales a mucha distancia.

Como os digo, aunque no se conservan estos restos,

porque se han degradado después de tanto tiempo.

Sí que tenemos, a finales del Neolítico,

que llega el Calcolítico,

algunos instrumentos similares, hechos en cerámica.

Eso nos permite darnos cuenta de que están replicando

las formas naturales que también estaban utilizando.

También otros elementos que encontramos muy a menudo

en el Neolítico son los sonajeros de todo tipo.

Instrumentos que producen el sonido con la vibración de su propio cuerpo.

Por ejemplo, ¿tenemos alguno hecho de cuernos o de colmillos?

-Sí. -¿Qué nos puedes enseñar?

Por acá tenemos unos de cuernos de cabra, por ejemplo.

Los cosían a la ropa, los llevaban atados a otros elementos

de adorno y de vestido.

Quizá, porque el sonido mágico del tintineo de los colmillos

les protegía.

En la Península Ibérica no tenemos ningún resto

que indique con seguridad que eran sonajeros.

Pero sí que tenemos muchos restos, desde el Paleolítico,

de conchas perforadas.

Siempre los interpretamos como posibles collares,

colgantes o adornos.

Es muy probable que muchos de estos restos

de conchas perforadas fueran sonajeros.

También se podrían hacer con semillas

y con otro tipo de materiales que se han degradado.

No tenemos seguridad de que existiesen,

pero sabemos que todas las culturas los utilizan.

Enséñanos algunos, Yonder.

Por ejemplo, tenemos sonajeros de semillas.

Como esta.

Tenemos sonajeros con pezuñas de cabra.

Otro tipo de semillas.

Cada semilla tiene una sonoridad muy específica.

Suenan todas diferente.

Es muy interesante porque a veces recuerdan a la lluvia

y otros sonidos naturales.

Sí, consigues muchos timbres diferentes.

Agua, fuego,

que nos remontan a ese tipo de sonidos.

-Para... -A la misma naturaleza.

Claro, para imitar sonidos naturales simbólicamente.

Un instrumento de percusión que aparece en muchas culturas

son las famosas quijadas de caballo.

Yonder tiene una que ha hecho él.

Sí, esto es una quijada de una yegua.

Consiste en aflojar los dientes

que son muy grandes, como pueden ver.

Y al percutir la paleta

los dientes vibran.

Y con un rascador

ya sea de cuerno, este es de cuerno, puede ser de hueso también,

frotamos los dientes.

Otros instrumentos

que aparecen por primera vez en el Neolítico

con un poco de seguridad son los llamados membranófonos.

Llamamos membranófonos a todos los instrumentos

que tienen una membrana que al ser percutida vibra y suena.

¿Qué son los membranófonos? Los panderos, panderetas...

extendidos sobre marcos de madera.

Y en el Neolítico por eso tenemos evidencia de que quizás existieron

sobre vasos de cerámica,

a veces con protuberancias para atar las pieles.

No tenemos pruebas arqueológicas de su existencia,

pero sí tenemos algunas iconografías en el norte de Europa

y también en Turquía

que nos indican que es muy probable que ya estuviesen con nosotros

estos instrumentos tan efectivos y que, además, en tantas culturas

sirven para rituales, trance, curación, y que tienen

muchas connotaciones simbólicas.

También les quería enseñar otro que tengo aquí

que es bastante especial.

Este es una réplica de un tambor Saami

de unas poblaciones

que pastorean en renos en el hemisferio norte,

en la zona del norte de Escandinavia, Finlandia y Noruega.

Para ellos, estos tambores sirven para adivinación, como os decía,

para el trance.

Son instrumentos probablemente muy, muy antiguos

y que tienen mucho significados. Este no está suficientemente caliente

para que Yonder lo toque. Por eso tenemos esta hoguera aquí

porque calentamos

los parches de los tambores para que se puedan tocar.

Lo voy a dejar aquí al lado del fuego.

Sin embargo, Yonder, ¿puedes tocarnos este otro pandero?

Si porque tenemos este

que, bueno, un pandero por las dimensiones

es un pandero más similar a los panderos árabes, ¿no?

Iguales, un bastidor y sobre él se coloca una piel.

En este caso es de cabra, ¿no? Una piel muy fina de cabra

y tiene otro sonido totalmente diferente.

Como os decía,

no solamente hay instrumentos

que no podemos reconocer con seguridad

que son instrumentos musicales como en el caso de las conchas,

sino también

hay instrumentos que nunca vamos a poder encontrar.

Un ejemplo son los tambores, pero otro son todos los instrumentos

que existen en todas las culturas tradicionales del mundo

que se fabricaban con elementos naturales.

Por ejemplo, este sonajero típico de la zona de Ávila.

Hecho con cardos.

Esto nunca se habría conservado, pero también se hacían probablemente

flautas y otros tipos de instrumentos.

¿Nos puedes enseñar las aguaguas de caña que tienes aquí?

Sí. (CARRASPEA)

Esto es un instrumento que consiste en una caña específica

utilizada por los indígenas

(CARRASPEA) de Venezuela.

Por los guayos

y es un instrumento superantiguo, ¿no? O sea...

utilizado por ellos, ¿no?

Es muy curioso, en Castilla hay instrumentos de caña similares.

-Sí. -Simplemente se coge una caña,

se le abre una lengüeta y se pone a tocar.

Es un instrumento que hacen mucho los niños.

-Exacto. -Una cosa muy interesante

de las lengüetas es que producen un volumen de sonido impresionante

muy difícil de conseguir de forma artificial.

Realmente, los instrumentos musicales los tenemos que entender

como avances tecnológicos de la humanidad.

¿Nos las puedes tocar un poco?

Fíjate esta que es más pequeña, fíjate cómo suena. Mira.

"Taller de Salud" con el doctor Juan Carlos Ruíz de la Roja

para contestar sus consultas

a través del WhatsApp.

Bienvenido, Juan Carlos. Gracias por visitarnos de nuevo.

¿Qué hay? Buenos días.

Pasamos ya a leer las consultas, ¿vale?

La primera dice: "Soy un paciente

al que le han hecho un trasplante de hígado.

Desde que estoy tomando los inmunodepresores,

la potencia me ha bajado bastante.

¿Puede ser la mediación?

¿Tengo la posibilidad de tomar algún tratamiento?".

Bueno, esta pregunta es muy importante. Hay mucha gente.

Primero, gente que tiene problemas de hígado y, previo al trasplante,

es gente que habitualmente

ya siempre tiene un problema de erección.

¿Cuál es el motivo?

El problema es que como el hígado no les funciona adecuadamente,

tienen un nivel de estrógeno mucho mayor

y, sin embargo, un nivel de andrógeno de una hormona mucho menor.

¿Qué supone esto?

Pues que la erección en estos pacientes baja bastante.

Y fijaros, el paciente incluso se feminiza.

Hasta tiene un incremento de las mamas, aumento de mamas.

Esto es muy frecuente en el paciente hepatópata.

Tiene una alteración del hígado, una insuficiencia hepática.

Cuando a estos pacientes les hacemos un trasplante de hígado

porque lo necesitan, porque tienen una cirrosis avanzada.

Entonces ocurre una cosa. Hay un porcentaje de pacientes

que sí mejoran. ¿Por qué? Porque le hemos mejorado

la función hepática y mejoramos sus niveles hormonales.

Pero, por otro lado, entra otra cosa

también a funcionar y es que a estos pacientes

les tenemos que tratar precisamente con inmunosupresores.

Inmunosupresores y tratamientos con unos productos

llamados corticoides.

¿Qué problema tienen estos medicamentos?

Pues que lo que hacen es que disminuyen también

los niveles de testosterona. Entonces aunque le hemos mejorado

la función hepática y teóricamente tendríamos que mejorar su erección

y el deseo, sin embargo, los tratamientos que le damos

alteramos también la erección y el deseo porque disminuimos

por decir así, la hormona masculina que es la testosterona.

Y eso sí influye. Pero no solamente eso,

es que habitualmente ese tipo de pacientes

suele ser pacientes hipertensos, que tienen hipertensión,

o son pacientes que son diabéticos.

Entonces, si aparte son hipertensos diabéticos

y necesitan algún tratamiento para este tipo de enfermedades,

también favorecen aún mucho más

el problema de erección.

Pero sí hay que dar una nota positiva y es que a todos estos pacientes

se les puede tratar. Tenemos actualmente medicamentos

que funcionan muy bien.

Mejoran muy bien la erección

y que además son medicamentos que se degradan a nivel del hígado.

Pero nosotros hemos hecho un trasplante hepático

y el hígado le funciona bien, lo que hay que hacer

es ser cuidadoso con las dosis que vamos a dar.

Pero este tipo de pacientes se puede beneficiar

de los tratamientos vía oral que tenemos para mejorar la erección.

En este caso... ¿Y de los pacientes que solo tienen

algún problema de hígado, pero no llega a ser necesaria

en fin, la intervención?

Sí, bueno ese tipo de pacientes lo único que debemos hacer

es las dosis que damos de medicamento para mejorar la erección,

las tenemos que reducir aún más porque si aún no son candidatos

a trasplante, pero sí tienen una alteración del hígado,

precisamente al degradarse este tipo de productos...

Cuando se habla de un hígado graso. Eso es muy común, ¿no?

¿Ahí también o no? No, porque si estamos hablando

de un hígado graso de una persona con una función hepática normal,

que tiene lo que se llama las transaminasas normales,

pues en principio no suele haber ningún problema.

Teniendo una función hepática normal ese tipo de productos se pueden tomar

sin ningún problema a las dosis normales.

Solo los que tienen ya una insuficiencia hepática,

una alteración que ya el hígado no les funciona correctamente

son a los que tenemos que disminuir la dosis precisamente

porque con menos dosis vamos a conseguir el mismo efecto.

Porque se degrada menos por el hígado.

Entonces sí es importante saber a la hora de poner una pauta

de tratamiento en ese tipo de pacientes.

Vamos con la segunda consulta.

Dice: "Soy un varón de 46 años y desde hace diez

no tengo buena potencia. No tengo buena vida íntima

y, además, una eyaculación muy rápida.

El médico de familia me ha hecho una analítica general

y esa analítica da bien.

¿Puedo hacer algo para solucionar mi problema?".

Por supuesto que sí. Lo primero que hay que hacer,

hay que consultar con el especialista.

Esto es un problema mayor.

Estamos hablando de una persona muy joven, 46 años,

que empezó hace diez años con 36 años,

que tiene un problema de erección. Aunque siempre debemos comenzar

con lo que le pide el médico de cabecera,

una analítica general para descartar que no haya diabetes,

una insuficiencia renal,

un problema general.

Pero luego debemos hacer en este caso un estudio mucho más exhaustivo.

Por ejemplo, un estudio hormonal.

Tenemos que ver cómo andan determinadas hormonas del tiroides,

hormonas de la esfera sexual.

Tenemos que determinarlas porque a lo mejor tiene un problema

simplemente de ese punto de vista hormonal.

Tenemos que hacer a veces un estudio que es lo que llamamos

un ecodóppler peneano. ¿En qué consiste?

Simplemente en estudiar la circulación de ese pene.

Ver si a ese pene le llega la sangre perfectamente

o tiene alguna obstrucción de alguna arteria o algún problema.

Y otra cosa muy importante que hay que hacer en este paciente

es estudiar el tema de lo que ha contado la eyaculación precoz.

Tenemos que tener en cuenta que prácticamente un 30%

de varones de este país tiene un problema

de eyaculación precoz, que puede ser una cosa añadida.

Es muy importante. También debemos estudiarla.

Por desgracia, hay mucha gente que piensa que un problema

de eyaculación precoz es exclusivamente psicológico

y es mentira. La gran mayoría de las veces también suele haber

un problema médico debajo. Sobre todo, hay que saber

que tenemos tratamientos muy efectivos

tanto primero para la erección como para la eyaculación precoz.

O sea, creo que en este paciente lo que hay que hacer

es un estudio muy exhaustivo

para llegar a saber

por qué se produce el problema de la erección, llegar a saber

por qué tiene un problema

de eyaculación precoz,

ver si está influyendo alguno de los medicamentos que tome

y luego por supuesto una vez que hemos llegado

al diagnóstico, tratarlo, porque además incluso a veces

lo que hacemos es tratar los dos. Tratamos le problema de erección

con un tratamiento y el problema de la eyaculación precoz

tenemos otro tratamiento. Incluso recientemente

ha salido un tratamiento con forma de espray tópico

que se aplica en el pene para pacientes con problemas

de eyaculación precoz y que no es ni tratamiento vía oral.

No es en forma de pastillas y va francamente bien.

Pero, sobre todo, hay que hacer un estudio mucho más exhaustivo

a ese paciente y sobre todo que hay tratamientos

perfectamente actualmente para resolver su problema.

Y más una persona tan joven.

Vale, vamos con la siguiente, la tercera consulta.

Eh, dice: "Soy una persona joven también

y me gustaría saber cómo influye el consumo de alcohol..."

Bueno. "En la vida sexual".

Bueno, eso es una pregunta muy frecuente.

Tenemos que ver que el consumo de alcohol, sobre todo mucha gente,

por parte de la gente joven los fines de semana,

pues es importante. Bueno, pues fijaos,

aquí existen varios puntitos.

Si uno toma un puntito de alcohol

y no toma mucho, efectivamente el deseo

aumenta, mejora,

en ese sentido, el tema sexual. ¿Cuál es el problema?

Que ese puntito la gente no lo toma, sino que al final

siempre se pasan de ese puntito. Y ese puntito significa...

Y ese puntito, Juan Carlos, ¿en qué se traduce?

Una o dos copas de vino, por ejemplo, una cosa que

habitualmente se toma y que es saludable para el corazón

y que no hay ningún problema, ¿eh?

El problema es cuando la gente ya abusa del alcohol, sí.

Entonces entramos en otro problema. ¿Cuál es el problema?

Por un lado, un problema de disminución de... por ejemplo

en el varón del deseo sexual y de la propia erección.

Estamos muy acostumbrados a gente joven que habitualmente

consume alcohol los fines de semana y luego, sin embargo,

cuando quiere tener una relación sexual no puede.

El deseo sexual, aparte de tenerlo bajo, tiene una erección baja.

Y no consigue una erección. ¿Qué supone? Que a veces

en pacientes jóvenes estamos viendo que lo que hacen es consumen

tratamientos para mejorar su erección.

Bueno, es un contrasentido. Por un lado, me estoy tomando

un producto que me baja la erección y, por otro lado,

me estoy tomando un medicamento para mejorarla.

Bueno pues, ¿qué hay que hacer? Tener un control del alcohol

porque sí se ha visto efectivamente que un consumo de alcohol importante

disminuye, pero no solo en la mujer, sino no solo en el hombre, perdón,

también en la mujer. En la mujer se ha visto que también disminuye

la lubricación a nivel vaginal y también disminuye el deseo sexual,

incluso disminuye mucho la posibilidad de tener un orgasmo.

¿Eh? O sea, entonces es muy importante

tanto para el varón y la mujer, tener un control del alcohol.

Y de hecho, hay una cosa... una frase que decía Shakespeare

que la verdad es que demuestra un poco lo que es el alcohol.

Decía: "El alcohol aumenta el deseo, pero frustra la ejecución".

Efectivamente.

Es cierto que te aumenta el deseo, pero al final lo que frustra

es el poder tener la relación muchas veces porque no puedes llegar

al orgasmo porque no tienes una erección adecuada.

Entonces, bueno pues eso. Es muy importante

que el consumo de alcohol muy, muy controlado.

Que se controle, claro. Porque sí afecta...

No solo por esta razón, sino por muchas otras.

No solo por eso, es que vemos en pacientes que consumen

el alcohol de una forma crónica que al final lo que hacen

es una hepatopatía, un problema de hígado.

¿Y qué sucede con esto? Que al final tienen

disminución del deseo sexual, pero incluso hacen neuropatía.

¿Qué significa eso? Se alteran los nervios que habitualmente van

en la zona pélvica y entonces al final tampoco hay una erección

ni un riego sanguíneo correcto porque hay una alteración

de los nervios precisamente por un abuso del alcohol.

Entonces, tanto de una forma aguda como de forma crónica,

al final las alteraciones de la vida sexual son importantes

con el abuso del alcohol.

Vamos con la quinta consulta.

"Soy un varón de 74 años

que como únicos antecedentes tengo una hipertensión

y estoy en tratamiento de amlodipino

y, además, tomo un producto natural para la próstata.

Desde hace un tiempo no funciono muy bien.

¿Qué puedo hacer?".

Bueno, primero me gustaría hacerte una pregunta.

¿74 años es una edad...? Para nosotros una persona joven.

En una consulta nuestra,

una persona de 74 años es una persona todavía joven.

Y, evidentemente, en el cual el tema de la esfera sexual

todavía tiene que seguir funcionando la gente con esta edad.

¿Qué pasa? Que parece que sorprende, ¿no?

Y que dice: "Bueno, vamos a ver, si yo digo que con 74 años

ya no funciono sexualmente, pues parece que es lo normal". No.

No es lo normal. Una persona con 74 años tiene

que seguir funcionando sexualmente sin ningún problema, ¿eh?

Lo único que hay que hacer es atajar y ver exactamente

cuáles son los problemas. En el caso de este paciente,

primero, tiene una hipertensión. La propia hipertensión

evidentemente puede influir sobre los problemas de erección.

¿Vale? En este caso, el antihipertensivo que toma

en Amlodipino ese en concreto no es de lo que lo alteran.

¿Vale? Pero sí es cierto que hay algunos medicamentos

de hipertensión que también pueden alterarlo.

En este caso solamente, por un lado, la hipertensión puede influir,

puede influir sobre todo el tema de problema de próstata.

Ya esta persona está tomando un tratamiento para la próstata.

En este caso,

es un problema de prostatismo que todavía es leve,

pero ya ese problema puede influir sobre el tema de la erección.

En este caso, el medicamento que toma es un producto natural.

No influye para nada, pero hay que saber que hay productos

que se mandan para la próstata que a veces pueden influir

sobre la erección. Entonces, es muy importante conocerlo

para, si es ese medicamento que tomamos el que nos influye

sobre la erección, cambiarlo. En este caso,

influye la hipertensión, el problema de próstata,

pero no influyen las dos medicaciones que se puede tomar.

Es un paciente joven.

74 años para nosotros es joven.

Podemos darle un tratamiento perfectamente para mejorar

su erección sin ningún problema.

Y, aunque tenga 74 años, lo puede tomar con una tolerancia perfecta.

Y, prácticamente, sin efectos secundarios.

O sea, que no hay que renunciar a la sexualidad

por tener 74 años.

Muy bien. Ha sido un verdadero placer, Juan Carlos,

compartir contigo estos minutos. Me dicen, nos tenemos que despedir.

Gracias y hasta dentro de 15 días. Pues muchas gracias a vosotros.

El surrealismo, la iconografía pop y la crítica al consumismo

están presentes en la obra del ilustrador Leo Peralta.

Boek Visual nos presenta una selección de sus trabajos.

Leo Peralta, artista malagueño que desarrolla su creación

en diferentes campos: el dibujo, la pintura, la fotografía.

Aunque últimamente está centrado en la ilustración,

el collage y el dibujo digital.

Su universo onírico nos adentra en mundos y espacios irreales,

atemporales, distópicos.

Un universo pop, oscuro y decadente cargado de color y melancolía

que conecta presente, pasado y futuro

en una suerte de bucle anacrónico donde se confunde el tiempo.

Sus obras muestran un humor y una ironía hirientes,

unen de forma elegante los extremos más exagerados, histriónicos,

discretos y bellos del ser humano en un contexto de reinterpretación

y recreación.

Según Leo Peralta, todo está ya creado, inventado.

El arte contemporáneo no tiene más remedio que revisar lo anterior,

dar una nueva visión, rehacer lo existente,

unir, deshacer y rehacer para que surja una nueva obra

absolutamente diferente que guarda una identidad primigenia,

casi genética, con su propio ADN.

Este artista añade elementos, los combina,

dibuja sobre lo anterior, cambia el color,

crea una nueva pieza con un discurso diferente al de la original.

Hace suyas las imágenes

y las dota de unas características muy reconocibles.

Leo Peralta mueve los hilos de unos mundos paralelos

inquietantemente bellos, donde se percibe

una clarísima influencia pop, en la que la televisión, la música,

la moda y el cine sirven de conexión con las masas,

con el público en general.

Quiere que el arte deje de ser de minorías.

La editorial Paripé Books acaba de publicar este libro

del fotógrafo Fernando Flores Mayo.

"La biblioteca de Borges", una selección de fotografías

con algunos de los libros más leídos y releídos por Borges

a lo largo de su vida, y que le acompañaron siempre.

Al estudioso lector del gran escritor universal,

con un punto de bibliófilo, le añade un poco de cercanía

con el mito, y aunque ya existen diversas colecciones con libros

y textos fragmentarios seleccionados por Borges,

como "La biblioteca de Babel",

o como "La biblioteca personal de Borges",

o como sus inolvidables antologías, entre ellas: "Antología

de la literatura fantástica", hecha con sus amigos

Silvina Ocampo y Bioy Casares, lo cierto es

que el contacto visual con las ediciones concretas

que leyó de William Blake, o Dante, o Shaw,

resulta bastante evocador.

Recuperamos completo el trabajo que hicimos sobre colegios españoles

en Marruecos, todos ellos dependientes del Estado español.

Visitaremos el Instituto Juan Ramón Jiménez

de Casablanca, y el Colegio Español de Rabat.

La educación, en Marruecos como en el exterior,

se enmarca dentro de la promoción y la difusión de la cultura

y la educación españolas en el exterior.

Lo demuestra el que la mitad de la red

de los centros españoles de titularidad pública española

en el exterior están en Marruecos. Tenemos 11 centros ahora mismo,

dependiendo de la Consejería de Educación, de nuestro ministerio.

Hay un interés creciente, y sobre todo según zonas.

Por ejemplo, en Rabat y Casablanca, son centros que están conceptuados

como de excelencia; lo son, tenemos un profesorado excelente

y tienen mucha fama y hay mucha presión

para entrar en nuestros centros. Esto habla muy bien

de nuestra educación en Marruecos y en todo el exterior,

pero en Marruecos en particular.

El Instituto Español Juan Ramón Jiménez

forma parte de la red de centros que tiene el Estado español

en el extranjero.

Realmente, es parte de la acción exterior de España.

Concretamente, esta acción se ubica en el terreno educativo.

Nosotros, desde esta institución,

procuramos una tarea formativa

de un alumnado mayoritariamente marroquí,

en cual se tratan de transmitir los conocimientos

del currículum español, pero a la vez de fomentar

los valores democráticos y occidentales,

que no corresponden solo a España, sino a todo el entorno europeo.

Fundamentalmente, lo que buscamos es tener una presencia cultural

importante en la ciudad. Nuestras aulas se educan

a lo que se supone que son las élites del futuro,

que esperamos, y tenemos la esperanza,

de que en algún momento ocupen puestos clave en la administración

y puedan defender esos intereses españoles

que puedan entrar en colisión con intereses de otras potencias.

Aquí nosotros lo que hacemos es integrar el currículum español,

pero siempre adaptándolo a las características de los niños

y de los alumnos que tenemos, que son marroquíes.

Se trata de familias que adoran, literalmente, la cultura española,

la lengua española. Les encanta nuestro sistema,

cómo tratamos a los niños. Tened en cuenta que nosotros

tratamos a los niños como si fuéramos una familia.

Mira que hay mil alumnos en el centro,

pero realmente los conocemos a todos, conocemos a las familias,

y ese grado de confianza y de trabajo es algo estupendo.

También pretendemos aportar y dar a los alumnos una libertad

en su creatividad.

Se puede observar que son muy creativos desde muy críos,

y lo vamos fomentando. En las propias clases,

en las actividades complementarias, entendemos que la participación

hombre-mujer es exactamente por igual,

y lo fomentamos, lo cuidamos. Esto es lo que hacemos a diario

en nuestras clases.

Mantenemos una pedagogía y una metodología

donde procuramos que nuestros alumnos vengan aquí

a pasarlo bien, a estar en medio de esta isla,

que es un pequeño paraíso, ya lo habéis visto,

de vegetación y todo, en medio de esta caótica ciudad

maravillosa, por cierto, Casablanca.

Buenos días a todos. Somos alumnos del Instituto Juan Ramón Jiménez

de Casablanca y del curso de segundo de la ESO.

Y ahora estamos en nuestro jardín botánico

principal de nuestro centro, en el cual se encuentran

varios tipos de plantas.

Vamos ahora a hablar de los diferentes tipos de plantas

y de los diferentes tipos de árboles que tenemos en este jardín

y en otro que veremos luego.

¡Vámonos!

Este "Euphorbia ingens", o Árbol candelabro,

tiene la particularidad de crecer mucho

y tener frutos pequeños y verdes.

Ahora, os vamos a hablar del "Washingtonia robusta".

Es un árbol de los más altos del centro,

y esa es su particularidad.

Es un árbol que proviene de Washington, de ahí su nombre.

Y yo recomendaría que otros colegios unieran semillas y abono

para empezar a plantar plantas y formar así un gran jardín botánico.

En cuanto a la seña de identidad que caracteriza a este centro,

está la interculturalidad en la que basamos

toda nuestra acción educativa. Apostamos de manera excesiva

por el plurilingüismo. Hay que recordar

que nuestros alumnos hablan: árabe clásico, dariya, inglés,

francés y, por supuesto, español, que es la lengua vehicular.

Pero incluso tenemos alumnos que proceden de familias bereber

que hablan algún idioma más, o alguno que tiene padre alemán,

holandés o belga y hablan otra serie de idiomas.

Ahí es donde apostamos nosotros, precisamente.

Damos unas herramientas al alumno que, al margen de los estudios

que en el futuro puedan desarrollar, salen en una posición de ventaja

en competencia con otros alumnos en el mundo laboral

o con otros universitarios de su misma edad.

Su meta, al final, es poder estudiar en Europa,

fundamentalmente en España. Pero, al mismo tiempo,

al dominar otras lenguas como el francés o el inglés,

tampoco desechan el estudiar en Francia, en Bélgica o en EE.UU.

Desde el centro procuramos trabajar a fondo valores

como la igualdad hombre-mujer, la igualdad de oportunidades,

la igualdad de derechos, el medio ambiente, el respeto,

la tolerancia y todas estas cuestiones

que nos acerquen en un espacio de encuentro

como es un centro educativo. En un mundo como el de hoy,

donde hay muchos problemas y conflictos que se resuelven,

a veces, de mala manera, con agresiones, con guerras...

nosotros tratamos de buscar los cauces del diálogo,

de la interculturalidad y del encuentro, sobre todo.

No vamos a decir que sea fácil, porque hay que derribar muchos muros,

muchas fronteras que tenemos, muchos prejuicios, también.

Pero lo intentamos en cada clase, en cada actividad complementaria,

en cada excursión: encontrar ese espacio

donde nos encontramos todos, y la interculturalidad es posible.

No solo es la suma de distintas formas de ver la vida,

sino la integración de estas formas de ver la vida en una vida común.

Estamos en el Colegio Español de Rabat.

Es un centro bastante nuevo, el más joven de todos los centros

que hay aquí en Marruecos. De hecho, este año se cumple

su vigésimo aniversario.

El alumnado, mayoritariamente, es de nacionalidad marroquí

y seguimos un currículo del sistema educativo español.

Se trabaja en cuatro lenguas, nuestros alumnos y alumnas

tienen un nivel altísimo, tanto de la lengua árabe,

que tiene la misma carga horaria que el castellano,

como de inglés, francés

y, por supuesto, el idioma español,

que es lo que más nos preocupa. No solamente el idioma,

sino la propia cultura española y su difusión en el entorno.

Tenemos una gran ventaja, y es encontrarnos sumergidos

dentro de dos culturas.

Yo creo que es muy importante; podemos diferenciar lo bueno,

lo malo, de cada una. Además, la gran ventaja que tenemos

son los idiomas. No solo los hablamos sino que creo que los dominamos.

Creo que es una gran ventaja frente a los otros institutos.

Estamos mejor preparados en ese aspecto.

Al final, creo que una de las mejores decisiones

de mis padres ha sido apuntarme en este colegio

y estoy muy feliz.

El Colegio Español tiene un buena metodología

y nos proporciona unos programas muy interesantes.

Por otro lado, son las salidas y actividades extraescolares

que nos permite realizar

durante cada curso.

Las actividades complementarias y extraescolares aquí

son un pilar fundamental del centro y es la seña de identidad del centro

desde que se creó.

Compartimos actividades tanto marroquíes como españolas,

y además hay una serie de conmemoraciones fundamentales,

como el Día de la Mujer, entre otras. Sería muy difícil haceros un resumen

de la cantidad de actividades que tenemos aquí trimestralmente.

Para haceros una idea, tenemos unas 25 actividades por trimestre.

Nuestra ley, la ley española, tiene unos fines y unos objetivos

en la educación que claramente fomentan la igualdad, la tolerancia,

todos aquellos valores que conocemos, valores democráticos,

y nosotros en el centro, evidentemente,

inculcamos estos mismos valores.

Tenemos un plan de igualdad, hacemos muchísimas actividades.

Evidentemente, hay días señalados, pero no solamente en esos días.

Cuidamos mucho el discurso oral, cuidamos mucho todo lo escrito

y existen actividades interdepartamentales

relacionadas con el fomento de ver

la importancia que ha tenido la mujer

en todas las disciplinas.

Esto para nosotros es algo bastante normal,

y nuestros alumnos y alumnas en el centro están habituados a ello.

Hablando de la mujer, es un tema un poco frágil,

dicho de una manera,

ya que nuestra sociedad está más influida

por la cultura y la religión.

Y aquí en el cole tenemos otra visión y nos dan la oportunidad

de tener la palabra y el poder.

Para estar en Marruecos, la verdad es que no se nota

ninguna diferencia entre la mujer y el hombre aquí en la educación.

Se educan por igual. Además, aquí la mujer, al contrario:

tiene más protagonismo, más poder,

estudian mejor, la verdad, no vamos a mentir.

La verdad es que muy bien, valores muy por igual.

¿Cómo son los alumnos? Pues sí vemos diferencias con España.

Son alumnos que son muy espontáneos,

participativos, cariñosos...

Les gusta mucho improvisar. Una cosa que en España sería más bien

algo negativo, que desde fuera dices: "Qué desorganizados son,

cómo improvisan"; curiosamente aquí es muy positivo,

porque les salen las cosas muy bien. Improvisan, se lanzan

y tienen una capacidad de creatividad y de sacar las cosas adelante

que gusta mucho. Tienen un protagonismo que, a veces,

dices: "Qué cansado es". Pero, por otro lado,

hace que las clases sean muy participativas y enriquecedoras

para todos, con sus ideas y el cómo lo hacen.

¿Qué destacaría? En positivo, la capacidad que tienen los alumnos

de responder ante retos.

Ahora estamos escuchando en España

unas metodologías activas,

relacionadas con el aprendizaje basado en proyectos.

Aquí, podríamos decir que nosotros trabajamos y funcionamos muy bien

por las características de nuestros alumnos,

en cuanto al aprendizaje basado en retos.

También, asociado a esto, creo que sería curioso destacar

que los alumnos funcionan muy bien con respecto a la improvisación.

Es algo muy curioso que ante cosas

que podemos llegar a realizar

o plantear, o trabajos que se les solicitan,

que ves que no están funcionando; al final, con esa capacidad

que tienen para resolver e improvisar,

siempre terminan haciendo las cosas bastante bien.

Sería una cosa a destacar en nuestros alumnos, en positivo.

La Universidad de Miguel Hernández, de Elche, nos propone hoy

dar algunas claves para evitar el ciberdelito.

La Universidad responde.

La respuesta más apropiada sería: "En parte, sí".

Socialmente, se cree que el crimen sucede de forma aleatoria,

que cualquiera puede ser víctima de un delito,

y que es una cuestión de suerte.

Lo cierto es que las ciencias del crimen han demostrado

que el delito no es aleatorio, está sujeto a patrones de tiempo,

espacio, personas... y se puede reducir

gracias a la ciencia.

Desde el centro Crímina de la UMH, hemos llevado a cabo investigaciones

pioneras antes aplicadas solo al delito físico,

bajo la hipótesis de que el modo en que actuamos en Internet

puede incrementar el riesgo de ser víctima de ciberataques

como la infección de "malware", ciberfraude, ciberacoso, y demás.

Si identificamos los factores de riesgo,

podremos reducir el ciberdelito.

Nuestros estudios empíricos han mostrado que existe relación

entre la victimización y el uso cotidiano de las TIC.

Así, las personas que más visibles se hacen en el ciberespacio,

las que introducen sus datos poniéndolos a disposición de otros,

que no protegen sus sistemas informáticos,

las que no incorporan a vigilantes potenciales como sus padres

en las redes sociales, tienen más posibilidades

de ser víctimas. Con todo ello, hemos creado un modelo estadístico

de redes neuronales que nos permite conocer las posibilidades

de un usuario concreto de ser víctima a partir de sus usos.

Es imposible evitar del todo ser víctima de un ciberdelito,

pero es posible reducir la probabilidad de serlo si,

siguiendo los estudios,

realizamos conductas seguras y comprendemos los riesgos

del ciberespacio mientras disfrutamos de él.

Nos vamos hasta el lunes, día en el que les ofrecemos,

entre otros contenidos, un trabajo sobre la exposición:

"El principio Asia", que está abierta

en la Fundación Juan March.

Pasen un buen fin de semana y vuelvan tras el descanso.

Ha sido un placer, como siempre, contar con su apoyo.

Les esperamos a todos.

Hasta el lunes.

  • La aventura del saber - 31/05/18

La aventura del saber - 31/05/18

31 may 2018

Emitiremos los reportajes El túnel del tiempo. Memoria de la tierra: La cosecha 3,Boek visual: Leo Peralta, Colegios de Marruecos. Además, entrevistaremos al Director del Instituto Urológico Madrileño, Juan Carlos Ruiz, recomendaremos la lectura de La Biblioteca de Borges.

ver más sobre "La aventura del saber - 31/05/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 31/05/18"
Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos