www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4447803
Para todos los públicos La aventura del saber - 31/01/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber".

Hoy, un programa en el que vamos a hablar del mundo de la empresa.

En concreto, de liderazgo y alta dirección.

Después nos llevamos la ciencia a casa

gracias a un libro que ha escrito un profesor

y que ha querido dedicar a todos aquellos

que nunca se han divertido con la ciencia.

Dice que ahora va a cambiar la historia.

Sumario y entramos en detalle.

Nos interesamos por la asignatura de Música

del colegio Lourdes de Madrid,

una clase en la que la idea es que los alumnos aprendan

sin estar pendientes de que un profesor les diga

si lo que están haciendo está bien o mal.

Se trata de aprender creando y encontrando nuevos significados.

La Sociedad de Amigos del Real Jardín Botánico

se fundó en 1981, coincidiendo con el bicentenario

de la apertura de las instalaciones del botánico,

en el Prado Viejo de Atocha.

Desde su creación, tiene como objetivo

la colaboración con el Real Jardín Botánico

en sus funciones científicas, culturales, educativas,

conservacionistas y recreativas,

tanto para los que forman parte de la Sociedad como para el público.

Nuestra parada de los miércoles siempre es gastronómica.

Tomen buena nota de todo lo que vamos a contarles

acerca del ajo negro.

Posee los mismos beneficios de un ajo fresco

pero, además, no huelen ni provocan mal aliento

debido a que en el proceso de fermentación

los componentes causantes del mismo desaparecen.

Resultan fáciles de untar en el pan,

tienen un sabor característico con notas dulces,

que hay quien relaciona con el de ciertas frutas confitadas.

Dicho todo esto, ¿con qué bebida dirían que apetece más probarlo?

(Música)

En España es muy frecuente tomar el pan

con diferentes condimentos.

Pero quizá lo que vamos a hacer hoy es raro o poco conocido.

A Óscar Velasco, nuestro chef,

se le ha ocurrido hacer una tosta con ajo negro.

Y yo lo primero que voy a hacer es preguntarle qué es eso.

Óscar, ¿qué es el ajo negro?

El ajo negro es uno de estos productos

que hemos incorporado de una manera muy habitual

los cocineros en nuestros recetarios.

Y al final es un ajo fermentado

a una temperatura y humedad controladas.

-De origen un poco chino, supongo.

-Sí, en China está muy presente. En las cocinas asiáticas en general.

Yo creo que, además, es de estos procesos

en los que el ajo parece otro producto.

-Pero, además, no se repite y no huele, ¿no?

-Cambia completamente. -Es una ventaja.

Entonces, simplemente se deja fermentar y ya está.

Eso es, a una temperatura y humedades controladas siempre.

-Y se puede comprar en una tienda. -Es mucho más fácil.

Porque, además, es de estos productos que ya se van a encontrar

casi en cualquier supermercado.

Y ahora la armonía, evidentemente, es complicada.

Porque combinar un ajo con algo no es nada fácil.

Veo que tu sumiller particular nos ha puesto una cerveza,

que al final es un recurso. -Siempre.

-Un cava, que también puede ir bien.

Pero luego veo que hay dos vinos tintos:

uno ligero y uno con más cuerpo.

Probablemente irá mejor con más cuerpo.

-Yo creo que sí, porque esto tiene unos toques muy a caramelo,

muy balsámicos, que necesitan un poquito de cuerpo

para funcionar bien.

-Y ha buscado una cosa muy divertida, que es un moscatel de Alicante.

Podía ser de otro sitio, pero en este caso es de Alicante.

Que a mí me gusta mucho, porque suaviza y equilibra mucho.

Por tanto, yo creo que entre el moscatel

y el vino tinto con cuerpo, habría que decidir.

O elegimos los dos. (RÍEN)

Yo creo que para combinar, el brindis queda mejor,

voy a cogerme el moscatel porque me parece más divertido.

Vuelvo a insistir en que se puede probar con esto

y, naturalmente, con un Albariño, un Verdejo,

con lo que la gente quiera, y ver cuál le gusta más.

La sensibilidad de cada uno es distinta.

Sí, es diferente.

Pero lo que no puede hacerse es limitarse a decir:

"Yo todo con vino tinto". Eso pasaba antes en España.

Hasta las otras con vino tinto.

Ahora tal variedad de bebidas, no solo de vinos,

que lo ideal es elegir la más adecuada.

Y, por lo tanto, yo creo que en este caso

brindemos con el moscatel. -Perfecto.

(Música)

Taller de Empresa con Arturo de las Heras.

Hoy tenemos como invitado al CEO de DIR&GE, Juan Carlos Lozano.

Bienvenidos ambos. ¿Qué tal? Muchas gracias. Muy bien.

Cuéntanos algo de Juan Carlos como empresario.

¿Qué es lo que te llamó, en primer lugar, la atención?

Lo primero que me llamó la atención es el propio concepto.

A Juan Carlos y a DIR&GE

los conozco a través de LinkedIn, primeramente.

Y era un grupo muy exitoso en esta red social.

Y eso fue lo primero que me llamó la atención.

Luego ya quedé con él, tuve una reunión,

y me pareció lo suficientemente interesante

como para invitarle a tu programa para que nos cuente...

Para que se conozca qué es lo que haces.

¿Qué es lo que hace DIR&GE?

Pues DIR&GE nace de una necesidad real

que era poner a los directivos en contacto

para que pudieran conocerse, intercambiar visiones,

e incluso incrementar sus oportunidades de negocio.

DIR&GE actualmente es un espacio empresarial

integrado por más de 26 000 directivos

que persigue como objetivo... ¿Es internacional?

Es internacional, el 75 % de los directivos son de España

y el 25 % restante de diferentes partes del mundo.

Ese es uno de los puntos importantes.

Era crear un espacio donde directivos pudieran intercambiar visiones,

pudieran conectarse con una misma visión y problemática

en el día a día,

y que a partir de ahí pudieran salir respuestas

a los problemas que se encuentran sus empresas en la actualidad.

Digamos que independientemente del tipo de empresas que sean,

normalmente hay cosas en común, ¿no?

Todos los directivos tienen problemas más o menos similares.

Así es, el directivo se enfrenta a unos retos permanentes.

Y más en el entorno en el que nos encontramos,

que es un entorno global, cambiante, vertiginoso.

Y, efectivamente, los directivos necesitan intercambiar visiones

y conocer las opiniones de otros mánagers

para poder crecer y seguir evolucionando.

Para eso tenemos una característica muy especial,

y es el tiempo.

Es uno de los grandes, el gran capital de las empresas,

ya no es solamente el dinero, es el tiempo.

Y los mánagers necesitan encontrar espacios

en que ese intercambio de visiones se produzca de una forma ágil,

de una forma operativa, y con una visión global.

De forma que te puedas enriquecer también de otras visiones

en otras partes del mundo.

Crear este espacio para poder construir estas relaciones

es fantástico para los mánagers, que puedan encontrar respuestas

a través de las experiencias y casos de otras compañías y directivos

y aportar valor a sus organizaciones.

¿Tenéis como una página web?

Sí, DIR&GE se compone de dos partes importantes.

Por un lado es una plataforma de contenidos:

"Directivosygerentes.es",

con lo que trasladamos contenidos de actualidad para el mánager.

Información relevante, claves empresariales,

para que el directivo se mantenga actualizado.

¿Como si fuera una especie de revista indicada?

Correcto, pero enfocada al directivo,

a responder a las noticias o información que ellos necesitan

para estar actualizados y al día de lo que pasa en la realidad

o en el panorama empresarial.

Y lo que hacemos es convivir ese espacio "online",

ya se están rompiendo las barreras entre Internet y el mundo presencial,

con encuentros de directivos presenciales.

De forma que el directivo pueda conocer la visión

de otros grandes mánagers que comparten su experiencia,

su visión de las realidades o problemáticas empresariales

de forma que ellos puedan adquirir ese conocimiento.

Y otros foros en los que pueden intercambiar ese conocimiento.

Pueden compartirlo, sus experiencias vitales y profesionales,

de forma que puedan aportar valor a otros mánagers.

Y el proyecto en el que andáis ahora de liderazgo y todo eso,

supongo que es sacarle conclusiones

a toda esta actividad diversa que tenéis.

Efectivamente, con este proyecto estamos muy ilusionados.

Uno de los puntos que detectamos en estos encuentros empresariales

es que los directivos tampoco tenemos muchos espacios

para intercambiar comunicaciones, conversaciones o visiones

en un entorno entre perfiles homólogos

que tengan la misma problemática en el día a día.

En los espacios que hemos ido creando a lo largo de los ocho años de DIR&GE

nació una necesidad que es la de crear un espacio

tanto "online", en Internet, como presencial,

de forma que el directivo pueda tener esa posibilidad

de crecer y, sobre todo, desarrollar su liderazgo.

Hemos lanzado un proyecto que se llama Leaderty,

enfocado al desarrollo del liderazgo de estos mánagers.

En este momento la sociedad necesita más y mejores líderes.

Estamos viendo en las noticias, en el panorama social y político,

la sociedad demanda y necesita,

para una favorable evolución de la sociedad y de nuestro futuro,

más y mejores líderes.

Nuestro objetivo es crear ese espacio

que permita el desarrollo del liderazgo global.

¿Tú qué opinas, Arturo, sobre estas iniciativas?

A mí me parecen muy bien.

Esto de poner en contacto a diferentes directivos

de sectores distintos muchas veces,

permite que de ese intercambio

puedan salir crecimientos mutuos.

Porque si fueran del mismo ámbito, sería difícil.

No le vas a contar tus secretos... Claro, a la competencia.

Al competidor, claro. Pero bueno...

Hay veces que también son cosas comunes

que tampoco pasa nada porque las compartas.

¿Y cuáles son los proyectos que tienes?

Aparte de este de liderazgo,

¿cuáles son los retos que tenéis a medio plazo?

El objetivo principal es seguir apoyando e impulsando

el desarrollo del liderazgo, como decíamos.

Y también hacer llegar más a los directivos

las claves de éxito y de fracaso de muchísimos emprendedores.

Estamos en un momento en el que en las compañías

conviven cuatro generaciones.

Están los "baby boomers", esa generación entre 1945 y 1960.

Está la generación nuestra, la Generación X,

la generación entre los años 60 y 80.

Luego la Generación Y, la generación de los "millennials".

Y la Generación Z, que se incorpora ahora al trabajo.

Y es muy compleja esa convivencia de generaciones.

Es un punto muy importante para nosotros

y en el que estamos también inmersos y queremos potenciar

es cómo en los diferentes perfiles de una organización,

esas generaciones pueden convivir,

pueden crecer y aportarse mutuamente. Eso es un punto muy importante.

¿Y qué futuro crees que tienen los "millennials"?

Pues serán nuestros futuros líderes y, evidentemente,

es una generación que son nativos digitales,

con lo cual ellos han nacido en un contexto

en el que las herramientas están ahí,

no tienen que acostumbrarse, sino que nacieron con ellas.

Y tienen unas expectativas diferentes a las generaciones anteriores.

Son personas muchísimo más prácticas, tienen objetivos muchísimo más claros

y quieren ser útiles en su organización,

conocer al líder de la compañía en la que trabajan,

cuáles son sus valores,

los objetivos que persigue la organización,

sus planes de crecimiento.

Trabajar en equipo, la flexibilidad horaria...

Es un nuevo perfil que tenemos que entender y dar respuesta.

Porque serán los futuros líderes del mañana.

Es muy importante que integremos a esas generaciones

y, sobre todo, impulsemos a los líderes del futuro,

que esperemos que cada día sea mejor. Claro que sí.

¿Y el "networking" ejecutivo del que habláis?

¿A qué os referís exactamente?

El "networking" es una de las claves del líder del siglo XXI.

Uno de los puntos que... ¿Es trabajar en conjunto?

¿Cómo traduciríamos esa palabra?

Para mí, una definición que puede ser interesante

es que el "networking" es el arte de construir y mantener

relaciones a largo plazo en el ámbito profesional.

En esta construcción...

Por eso surgieron también las redes profesionales.

Una de las formas es que a veces nos aislamos.

El concepto del tiempo, como decíamos, es complejo.

Es muy reducido, y a veces se produce eso que hemos escuchado alguna vez

de la soledad del mando o el aislamiento del directivo.

El "networking" te permite romper esa barrera.

Te permite compartir con otros mánagers,

acercarte a eventos donde puedas interactuar,

crecer con las visiones de otros directivos.

Y ahora ya conviven dos entornos.

Por un lado, el "networking online", a través de las redes profesionales,

porque Internet se ha democratizado y eso facilita estas relaciones.

Y también presencial a través de eventos enfocados al directivo

de forma que puedas interactuar o conocer las visiones de otros

en primera persona, e incrementar esa cartera relacional.

Al final, nos hemos dado cuenta

de que el "branding" o la imagen del directivo

es esencial porque nunca sabes qué va a pasar mañana.

Hoy estás en activo en una posición directiva,

el mundo es muy cambiante, Claro.

y debes consolidar tus relaciones.

No solamente ese "networking" te permite estar en contacto,

sino también reforzar esas relaciones

que en un futuro pueden ser muy útiles.

Si yo te pregunto por un valor distintivo

del empresario español, para bien,

y otro que debería mejorarse, ¿cuáles elegirías?

Pues, en primer lugar,

la fortaleza es uno de los grandes valores del directivo español.

Somos capaces de superar cualquier reto.

No nos rendimos. Absolutamente. Muy resilientes.

Luchamos y somos constantes, es algo encomiable.

También un valor importante del directivo español

es la solidaridad.

Somos directivos o empresas cada vez más solidarias.

Eso ayuda a que la sociedad sea mejor,

que es un punto fundamental.

Quizás, yo creo, que nuestra cultura mediterránea

nos hace a veces esperar demasiado a tomar determinadas decisiones

trascendentales en nuestra carrera o en la vida de nuestras empresas.

Tenemos que tomar decisiones, ser más arriesgados.

Ese es un punto que deberíamos mejorar.

También hay otro que deberíamos trabajar,

que es la transparencia.

Antes decíamos que hay que crear espacios

en que las compañías, aunque sean del mismo sector,

compartan conocimiento.

Tampoco vas a contar la estrategia empresarial

o los próximos pasos que vas a dar,

pero sí que se produzca ese enriquecimiento mutuo.

Esa transparencia tanto personal como empresarial

yo creo que si la trabajamos nos va a traer muchísimos beneficios.

Arturo, tú has experimentado esto en primera persona.

Quiero decir, estás dentro de esta red.

Cuéntanos un poco tu experiencia.

En este tipo de redes lo que haces es relacionarte con otras personas

y lo que sí facilita un espacio como DIR&GE

es el que te puedas encontrar

de una forma organizada y sistematizada.

Porque para encontrarte con gente hay muchos formatos.

Pero la verdad es que ellos son capaces de organizar eventos

en los que va el número de gente razonable

para que tú conozcas. Claro, para que pueda ser útil.

Están atentos a presentarte:

"Mira, esta persona puede enganchar con esta otra".

No te dejan a tu suerte. Claro.

Y por último, Juan Carlos,

¿cuáles son los retos a medio plazo que tenéis planteados en DIR&GE?

Pues en primer lugar, seguir acercándonos

a ese perfil directivo que necesita estar actualizado

y necesita estar en contacto con otros mánagers.

Luego, impulsar el proyecto Leaderty, con el que estamos muy ilusionados.

Que nace en España pero tiene una intención global.

Queremos construir el mayor espacio de liderazgo del mundo

para que los directivos tengan acceso a esas herramientas

y posibilidades de desarrollo de sus capacidades como líderes.

Queremos incorporar los primeros 200 líderes en este espacio.

y seguir potenciando el desarrollo del liderazgo

en los mánagers de nuestro país. Pues que así sea.

Muchísimas gracias, Juan Carlos, por tu visita.

Muchas gracias a ti por invitarle. A vosotros.

Y por venir, por supuesto, como siempre.

Y quedamos emplazados para dentro de dos semanas

y veremos lo que nos traes.

Yo no sé si lo dejamos así o tienes ya muy claro...

Tan, tan claro no, pero será interesante seguro.

Eso seguro, de eso doy fe. Gracias, Arturo.

Seguimos.

Recuperamos ahora un fragmento del trabajo que hicimos

sobre el particular y exitoso modo de tratar la asignatura de Música

en el colegio Lourdes de Madrid.

(Sonidos musicales)

Lanza tú el primer sonido.

(Goteo)

Dale, dale voz.

(Goteo)

-Ahora tú tienes que ajustar rápidamente.

-Uno, dos, tres,

cuatro, cinco, seis, siete, ocho.

-Esto es un día de lluvia. Ahora tú transforma.

(Lluvia)

Déjalo ahí.

Tú puedes mover el de arriba, baja la velocidad.

(Sonido galáctico)

Esto es ya más galáctico.

(Sonidos varios)

El objetivo principal, quizás, es el taller

como laboratorio de experiencias, de aprendizajes,

de que ellos investiguen sobre lo que es la música para ellos.

El museo es el resultado de sus obras, de sus esfuerzos.

Tiene el objetivo de compartir sus aprendizajes y experiencias

con otras comunidades, en este caso, con la comunidad universitaria.

Ellos vienen aquí a contar lo que han aprendido

y lo que han investigado,

ese es el objetivo fundamental del museo.

Desde la asignatura de Música hemos elaborado un proyecto

sobre cómo nos influye la música en nuestra vida cotidiana.

Empezamos sacando fotos de nuestra vida cotidiana,

algunas personas sacaron móviles.

Luego sacamos audios y, a partir de eso,

empezamos a elaborar un audio

que finalmente lo unimos con un vídeo.

Yo empiezo una investigación sobre socialización musical

en la ciudad de Madrid

y, además, de trabajar con músicos profesionales,

me acerco a qué se está haciendo en las escuelas y en los colegios,

qué es lo que se trabaja sobre música.

Uno de los profesores que entrevisto y que observo en sus clases

es Alberto.

Me llama especialmente la atención por su implicación

a la hora de conocer e interesarse por qué es lo que hacen

verdaderamente los chicos y las chicas con la música.

Enseñarles cosas que ellos no saben,

en vez de trabajar con lo que ellos sí saben.

Una de las primeras cosas fue introducir la fotografía

para romper un poco con la tradición que hay en el colegio

de lo que está bien y de lo que está mal.

Ellos buscan muchísimo la acreditación de los aprendizajes

y los conocimientos por parte de los profesores

y creíamos que para traer sus realidades y experiencias

de sus contextos diarios al colegio,

teníamos que empezar por algo que fuera más cercano

que plantearles directamente que tuvieran que hacer una creación

a partir de sus propias experiencias pero sin una guía directiva,

con un acompañamiento por parte de nosotros,

pero a partir de sus propias ideas y experiencias.

-El mayor choque en las primeras semanas con ellos

fue hacerles protagonistas del proceso.

Siempre, constantemente, nos pedían que nosotros les dijéramos

si era eso lo que queríamos que hicieran,

si lo estaban haciendo correctamente,

si eran esas las fotografías que tenían que traer, etcétera.

Y nosotros, constantemente, les teníamos que devolver:

"¿Es eso lo importante para ti? ¿Es eso lo que quieres contar?

¿Es eso lo que quieres trabajar?".

Nos costó un poco porque es a lo que estamos acostumbrados,

a que un profesor nos diga que tenemos que hacer esto

y que si lo hacemos mal, nos suspende.

Nos costó un poco desarrollar nuestras ideas,

imaginar nosotros cómo hacerlo sin que nos dijeran:

"Así, sí. Así, no".

-Creo que ha sido una experiencia buena

porque nos ha ayudado a elaborar nuestras propias decisiones,

a contrastar opiniones entre compañeros y, finalmente,

no hemos necesitado la ayuda de ningún profesor

y lo fuimos elaborando nosotros solos.

Muchas veces terminaban una clase y decían: "No hemos avanzado nada".

Yo les decía que sí, que habían estado discutiendo,

argumentando el por qué se ha hecho una cosa,

por qué para mí es importante una cosa

y debemos incluirla o no en el proyecto que estamos haciendo.

(Música)

Quizás es un poco deconstruir,

si se puede utilizar esa palabra, que no sé si sería exacto,

sus procesos de aprendizaje en la escuela

y tratar de acercarnos a sus procesos de aprendizaje

fuera de la escuela y cómo aprenden ellos.

Tratar de juntar esas dos perspectivas

para hacer un trabajo propio y creativo.

En eso nos ayudó mucho la participación de los artistas.

-Digamos occidentales, más modernos, como el funk, el rock.

(Música)

Vinieron, además, algunos colaboradores

que conocían a Marta, a Alberto, que nos explicaron

que se puede hacer música con muchas más cosas

y ese concepto nos marcó bastante.

La actividad que habíamos preparado hoy un poco era...

He grabado un vídeo, le he sacado sonido,

eso lo he hablado con Alberto, es muy interesante, se puede hacer.

Dura dos minutos y un poquito más, cerca de tres minutos.

Vais a crear la banda sonora de unos dibujos animados.

Aquí estamos con Albert Murillo, lo hemos traído para continuar

con el proyecto que empezamos el año pasado

de innovación e investigación en el colegio,

para que hiciera un taller.

Lo hemos traído al colegio porque estaba muy interesado

en que los chicos pudieran trabajar con el móvil en clase

y esta era una manera de que pudiéramos introducir

este tipo de trabajo de cara al futuro.

-El sistema es un proyecto de investigación

de la Universidad Politécnica de Valencia.

La idea era pensar en algo barato.

Lo que hace este sistema

es crear una red donde se conectan todos los dispositivos a la red wifi

y luego se sincronizan con el ordenador,

que es el que está centralizando todo el sistema.

Todo se monta dentro del sistema,

como una especie de cajitas donde se ponen los sonidos,

y luego, desde el móvil, podremos lanzarlos y mover,

cambiar velocidades, lanzar efectos

e ir transformando los sonidos a tiempo real.

(Sonido electrónico)

Tenéis uno que es "keyboards", teclados,

que son los que manejan estos de aquí.

Y aquí dentro hay instrumentos virtuales.

Hoy en día, con la tecnología que hay de instrumentos virtuales,

por ejemplo, podemos generar instrumentos electrónicos,

hasta incluso una orquesta sinfónica

o hacer mezclas, que es la parte interesante.

Estamos acostumbrados a escuchar música sinfónica con orquesta,

pero podemos meter más percusiones, electrónica,

instrumentos más de rock.

Podemos jugar e inventar cosas.

Se creó esto para que la gente invente cosas.

Yo estoy disparando los todos ahora.

El amarillo que tenéis arriba es velocidad,

lo que va cambiando ahora es la velocidad de la muestra.

Es romper un poco esta línea que llevamos arrastrando

de la música como modelo de conservatorio,

muy centrado en la teoría.

La idea del sistema era centrarlo a través de lo que es la práctica,

además de procesos colaborativos, el alumno aprende del igual.

Así, un poquito.

(Música)

No abuséis.

Enlazar las prácticas que se están generando fuera de la escuela,

y transformar un poco las prácticas que venían un poco ya...

-Al final atrae experiencias.

-Claro, el concepto sería hibridar.

Es difícil que los espacios formales se conviertan en espacios informales,

pero sí que se puede flexibilizar bastante

a través de este tipo de prácticas.

Y luego, la tecnología creo que ha permitido democratizar

lo que sería el acceso a la creación musical.

(Sonido electrónico)

(Sonido percusión)

El interés y el objetivo de traerlo

era para que mostrara la experiencia que tiene como músico,

viene de una formación informal, no es de conservatorio.

Me interesa muchísimo porque experimenta con el sonido,

y a partir de objetos cotidianos que encontramos,

hace ambientes sonoros, narraciones.

-Mi camino no viene del conservatorio,

sino que viene muy de la experimentación, del juego.

Y que ellos experimentasen un poco

cómo ese juego está al alcance de todos,

y que al final, el espíritu es el mismo para mí,

con 16 años de profesión, que para ellos,

que están recién descubriendo lo que quieren hacer en la vida.

-El músico Pablo Martín insistió que él ha podido grabar cosas

porque trataba de hacer cosas diferentes, se equivocaba,

y de las equivocaciones salían cosas creativas

y las podía incorporar a su trabajo.

-Cojo el micro, y sin querer... Uy, me he dado.

Uy, pero el sonido mola. A ver...

(Sonido voz repetitiva)

Ya me gusta, y de repente...

(Rasgueo)

(Voz bajo agua)

(Risas)

¿Quién dice que esto no es música?

¿No?

Hombre, si ves cómo se hace, a lo mejor tienes dudas.

(Risas)

Pero, ¿por qué no?

A lo mejor yo esto lo estoy escuchando así,

pero si le doy la vuelta...

(Sonido invertido)

O lo pongo a la mitad.

(Sonido ralentizado)

Y ahora ya, de repente...

Igual da para una peli de miedo.

De hecho, la música contemporánea, la música más de vanguardia,

la electrónica incluso y ya en la música comercial,

cada vez más, hay cosas que provienen del error,

del juego, de la experimentación.

-Se incorpora ruido. -Se incorpora muchísimo el ruido.

Las cosas son muy relativas, dependiendo de donde esté uno,

y del contexto en el que te estés moviendo.

En el contexto en el que yo me muevo

la experimentación y el juego tienen mucha cabida,

y son el fundamento de la profesión.

Creo que hay un cambio de proceso.

Anterior a ello, ellos intentan pensar qué van hacer

y marcar unas pautas desde la teoría: "¿Qué tengo que hacer?".

Y a partir de ahí, empezar a trabajar en el proceso,

en cómo hago las cosas, si me equivoco, cómo rectifico...

Experimentar el proceso creativo.

Y ya no nos preguntaban tanto si esto está bien o está mal,

decían: "Mira lo que he hecho. Esto me gusta así".

Incluso, a veces, les dabas ideas: "Oye, ¿y si pruebas esto?".

"No, no, me gusta así. Quiero que esto quede así".

Empezaron a hablar ya con mucha más voz propia

y hablaban ya de sus trabajos, de lo que ellos querían hacer

y por dónde lo querían llevar.

-Felicidad.

-Pentagrama.

(Risita y música)

-Hay una diferenciación muy artificial

entre los que nos dedicamos a la creación

y los que no se dedican a la creación.

En realidad, la creatividad está en todos.

-Los niños, de pequeños, experimentan con todo tipo de objetos

y así es cómo aprendemos, ponemos las cosas en el suelo,

las movemos, las miramos, las chupamos, hacemos ritmos...

Vemos cómo funcionan los objetos para aprender.

Me cuesta mucho entender por qué el sistema nos va privando

de estas experiencias.

Lo que se está intentando es romper con esto,

porque es lo que verdaderamente produce conocimiento

y aprendizaje en los chicos,

y es necesario para que se empoderen realmente

de su construcción de conocimientos,

tienen que poder experimentar con aquello que están aprendiendo.

A diferencia de otros colegios, lo que hacen es trabajar

más desde un punto de vista ético y subjetivo.

También lo trabajamos todo desde un punto de vista más reflexivo

buscando el interior de todo, no quedarte en lo superficial,

en la teoría, sino llevarlo a la práctica,

ver para qué te sirve esa teoría, porque si no, al final,

la teoría no es nada.

No solo que exista toda la escala de música,

sino también puntos medios,

porque no siempre todo está definido en cuanto a la música y a la escala.

(Música)

-A mí, otra de las cosas que me llamaba la atención

cuando te metes dentro de un proceso o de una actividad,

y tratas de crear algo.

Luego, cuando pones esas mismas instalaciones de vídeo,

en este caso, delante de espectadores distintos

a los que te habías imaginado, descubren significados muy distintos.

Muchas veces enseñamos cosas, resuelven problemas,

resuelven esta tarea y ahí se quedan y no pasa nada,

no hay ninguna consecuencia sobre lo que yo he creado.

Y la posibilidad de compartir lo que yo he creado

con distintos públicos, distintas audiencias,

me permite repensar lo que he hecho y qué impacto tiene diferenciado.

El mito de venir a la universidad

lo tenían desde el principio del taller.

Les dijimos: "Después de esta investigación

lo compartiréis con la gente de la universidad y se lo contaréis".

Y eso, quizás, me ha interesado bastante,

que los alumnos, sean del orden que sean,

reflexionen sobre lo que han aprendido

y lo lleven más allá del objetivo que tenía originalmente.

(Música jazz)

(Música)

Nuestro siguiente invitado es viejo conocido de "La aventura"

porque Javier Fernández Panadero no se cansa de intentar

que le perdamos el miedo a la ciencia.

Su último aliado es:

"Como Einstein por su casa: Bricociencia para todos".

Hola, ¿qué tal? Hola, ¿qué tal?

Tú esta vez ya decides buscar el más difícil todavía

y dices "para todos" y encima "ciencia en el hogar".

Sí, porque es o que le quitéis el miedo a la ciencia

o que me lo cojáis a mí. (RÍE)

A esto lo llamo yo "cacharrismo extremo".

Esto que hacíamos siempre de hacer experimentos con cacharros,

pues esto ya a lo loco.

Y la idea es "para todos".

Porque vamos a sacarle una utilidad a las cosas,

no es solo hacer una demostración divertida, bonita e interesante,

vamos a resolver un problema. ¿Te parece que tiene menos "respeto"

el que aprecia la ciencia por su sentido útil

más que por su belleza?

Como tú le encuentras la belleza y te parece excitante.

¿Te parece que merece menos respeto el que solo se apoya en la ciencia

porque le saca partido? Yo creo que pasa en todo.

No solamente en las artes y ciencias, sino en todo.

Cuando se ponía a cantar rancheras Plácido Domingo,

esos conciertos que hacían tan populares,

cuando algo se quiere popularizar te tienes que acercar al público

que no conoce o que incluso tiene rechazo.

Si te vuelves muy elitista y purista, no te quejes de que estás solo.

Yo he estudiado la física: protones, números hasta el final.

Pero si me quiero acercar a alguien que dice:

"Esto es un rollo, no sirve para nada",

pues tengo que acercarme de manera amable.

Igual que si quiero hacer lo mismo con la ópera o el arte contemporáneo.

No podemos ir así a lo bruto.

Se me ocurría que es como dar de comer a un niño,

que le tienes que estar engañando: "Que viene el avioncito".

Tú haces lo mismo.

Para que, jugando con nosotros, aprendamos ciencia.

Y el potito de verdura es verdura.

Al final, iba la verdura. No te digo: "Cómete el brócoli".

Pero si te lo paso y al final es brócoli,

a lo mejor luego reconoces el sabor. Es una manera de acercarse.

Y para acercarse, el que sabe también tiene que andar una parte del trecho.

A ver, ciencia en casa.

¿En qué habitación de casa podemos hacer más experimentos de este tipo?

¿O dónde ves tú más ciencia cuando entras en tu casa?

Hemos metido en todas las habitaciones

pero, efectivamente, la cocina tiene muchas cositas.

Tiene muchas sustancias y mucha ocupación también.

Allí se cocina mucho y se hacen muchas cosas.

En la cocina suele haber mucho tema.

Y el baño también es un lugar divertido para los experimentos.

(RÍE) Bueno...

Te hemos pedido que nos trajeras un ejemplo.

Los demás nos los vas a contar, pero uno lo vas a hacer aquí.

¿Cuál has elegido y por qué?

He elegido uno de la cocina porque ilustra muy bien

la secuencia del libro:

Yo te voy a dar algo que te va a resolver un problema cotidiano

pero a la vez te voy a contar la ciencia que hay detrás.

Ganamos todos. Te cuento la ciencia, mi objetivo,

y tú resuelves un problema. Vamos a ello.

Me he traído un montonazo de agua que los compis nos han acercado.

Aquí está.

Sabéis que nos gusta envasar cosas al vacío

porque por un lado ahorramos espacio y por otro quitamos aire

y así también es más improbable que se estropee la comida.

Pero para eso nos venden bolsas especiales

y bombas especiales.

Pero nosotros lo vamos a hacer solo con agua y una bolsa.

Una bolsa hermética de las normales. Una bolsa "zip" de las normales.

He puesto este objeto porque vais a ver muy bien el vacío.

Y he cerrado la bolsa casi hasta el final.

Has dejado un par de centímetros. Por ahí meto el dedo y lo veis.

La historia es...

Cuando vamos a la piscina o al mar y nos metemos bajo el agua,

notamos presión en los oídos.

Eso es porque cuando tú estás bajando en profundidad,

ese agua te presiona.

¿Por qué no usar esa presión para sacer el aire de la bolsa?

Yo voy metiendo el objeto poco a poco

y veis que se va espachurrando la bolsa contra el objeto.

Se ve perfecto, envasando al vacío.

Si yo saco ahora la bolsa, ¿qué pasa?

Vuelve a perder la presión.

Pero si yo sigo metiendo la bolsa para adentro...

Y solo cierro la bolsa cuando voy a meter el agujerito.

Ahora lo dejo abierto para que salga el aire,

y cuando llega al nivel del agua lo cierro.

Y si lo he cerrado todo bien, se mantiene el vacío,

y ahí tenemos envasado al vacío a coste cero.

Sin maquinita y sin nada.

Así que como yo sé ciencia, tengo un superpoder.

Esa gente que dice: "No compro un logaritmo de patatas.

No me valen para nada las matemáticas". A mí sí.

Yo me ahorro el dinero que tú te gastas

en un aparato de vacío.

¿Es verdad que tú este truco lo conocías desde el instituto?

No, yo conocía la ley que hay detrás desde el instituto.

Eso también es muy importante porque, efectivamente,

yo conozco el principio de Pascal, la presión de los fluidos, me lo sé.

Pero la aplicación directa no.

Pero es que la ciencia se basa en aquello de...

Mandamos un saludo a Manuel Seara.

"Subirse a hombros de gigantes", como el programa de radio.

Porque yo me aprovecho del conocimiento de otros

y lo transmito para que otros aprovechen el conocimiento.

Y esa es la base de la ciencia. Bueno, venga.

Vamos a compartir algunos trucos que tú, como Einstein por tu casa,

eres capaz de ver y quizá los demás no.

Por ejemplo, me ha encantado esto.

Yo quiero escuchar música con el móvil,

no tengo un altavoz y quiero un poquito más de volumen.

¿Truco sencillo en casa? Claro, se puede hacer.

Ese móvil ya está dando energía sonora.

Pero esa energía se está perdiendo.

Como yo lo quiero oír hacia mí, puedo hacer dos cosas.

Una es poner algo que amplifique el sonido,

que lo adapte mejor de la emisión del móvil al aire,

y otra es que apunte hacia mí.

Eso lo consigo con un vaso, con un recipiente.

Lo metes en el recipiente,

y hace lo mismo que las antenas parabólicas,

que todas estas formas redireccionan hacia ti.

Me ha encantado, como tú no confías en que tu público es experto,

al contrario, sabes que no lo es, aclaras que el vaso, vacío.

Sí.

Por si algún incauto cree que debe tener algo.

Sí, la palabra "obvio", "evidente" hay que eliminarlas.

Y las usamos en frases como: "Esto es evidente porque...".

No, si es evidente no tienes que explicarme por qué.

Y si no, no es evidente. Yo estoy en esa guerra.

Las cosas no son evidentes y hay que contarlas.

Es una manera muy sencilla y se basa en el mismo principio

que cuando ponemos la cajita de música en la mesa

y suena más fuerte.

Porque la mesa nos ayuda a aumentar esa transición del sonido

de la cajita al aire, porque tiene más superficie.

Si, además, el vaso apunta hacia nosotros se oirá mejor.

Y si hay un incendio en tu casa, que ojalá que no,

¿tú tienes clara la manera de huir,

que todos podamos encontrar un truco que nos facilite un poco la salida?

Claro, sí.

Digamos que no es estético. Pero es útil.

Hablamos del que hablamos, ¿no? Exacto.

Sí, del que hablamos.

Sí, porque siempre nos aconsejan:

"Hay mucho humo y mucha gente muere asfixiada".

De pequeño, en simulacro de incendio,

la gente se asfixiaba porque los hacíamos superbién.

La gente muere asfixiada antes que quemada.

Nos dicen: "Ponte un paño en la cara, humedécelo".

Pero es un problema.

Si llevo a un niño pequeño, tengo que abrirme paso,

tengo las manos ocupadas,

Pero hay muchos sujetadores a mano. Sobre todo si...

Unos los necesitamos y no llevamos. Si hay en casa alguna señora.

Si somos muy amables, con cada sujetador hay para dos.

Porque la copa del sujetador puede hacer de mascarilla.

No es una mascarilla perfecta, no es un vacío perfecto,

pero en una situación de peligro nos saca.

Como los tirantes son elásticos,

hay una manera de colocarte la copa en la cara

y envolverte la cabeza de manera que te queda atado

y así puedes ir con las manos libres y sales de un apuro.

Ya hemos dicho que nos estético, pero es útil, de eso se trata.

¿Qué más? Por ejemplo, terremotos. Estoy yo muy trágica.

Pero ante un terremoto,

¿dónde nos dice la ciencia que debemos colocarnos

para intentar salir indemnes? Claro.

Hay muchas maneras de construir.

Nosotros, por España, ya sabéis como lo hacemos:

Vigas y columnas.

Y luego rellenamos las paredes de ladrillo.

Cuando ves edificios a medias...

Las vigas y las columnas están soportando el peso.

Ponerte en medio de una habitación que el techo está sobre ti,

lo más probable es que te caiga encima.

¿Qué se aconseja?

Debajo de una puerta, que va justo por encima.

Algo está sujetando la pared encima de la puerta

y no es la puerta.

Ahí te puedes refugiar.

Te puedes refugiar en una esquina de la habitación

porque aquello va a caer hacia el centro

y ahí estarás mejor.

Te puedes poner debajo de una mesa.

Pensando en estructuras...

Ya te estoy haciendo pensar en estructuras, esa es mi guerra.

Pero si luego te ves en un terremoto, dices: "Voy a buscar una esquina".

Debajo de una mesa, una viga... En medio de habitaciones grandes,

se ven vigas resaltando que se pueden poner parees y hacer habitaciones,

pero está la viga ahí.

Pues ahí debajo estás mejor que en el centro.

Además, es cierto que todo esto es fácilmente recordable.

Que también es un detalle interesante.

Sí, los espectadores se acordarán del sujetador en mi cara

durante mucho tiempo. (RÍE)

La verdad es que sí, porque algunos, como el del envasado al vacío,

esperamos que nuestros espectadores lo hagan hoy mismo ya

y vean que funciona muy bien, pero hay otros que son:

"En caso de...".

En caso de que haya un terremoto, en caso de...

Estas cosas vienen muy bien.

Siempre se cuenta la historia de una chavalita

que aplicó un truco que cuento en el libro para los tsunamis.

Ya que estamos de tragedias. ¿Sí? A ver, ¿cuál?

Como todos vemos en la playa, ojalá volvamos pronto,

siempre vemos que el agua se retira un poquito antes de volver.

Pues cuando las olas son grandes pasa eso también.

Lo que pasa es que no se retira un poquito, sino mucho.

Cuentan de un maremoto, creo que en Portugal, hace años ya,

que la gente fue a curiosear.

Si se retira mucho vas a curiosear. Y claro, hubo muchos muertos.

Y en este que hubo más reciente en la zona de Asia,

que fue muy grave y murió mucha gente,

cuentan que una niña, cuando se retiró el mar,

había oído estas cosas en clase y dijo:

"Busquemos un sitio alto, el mar se ha ido pero ahora viene".

Efectivamente, son cosas que por la imagen y lo curioso que es

se te puede quedar, y nunca sabes...

Si te puede ser útil esa información.

Eso es. ¿Y qué más?

¿Cuál destacarías? ¿Tienes algún truco fetiche?

(RÍE)

Es que hay muchísimos. Ahora me viene a la memoria...

El que más me gusta del libro, te lo voy a decir...

Es uno que es el más cortito, que es: "Ve al médico".

Este no lo recuerdo, no sé si lo he leído.

Es solamente así.

Lo voy a revelar, tuve que debatir largamente con mi editor

y con gente que me leía el libro, que decían: "No lo veo".

"No lo entiendo".

Pues mira, si yo me planteo qué truco podría dejar solo en este libro

en la sociedad en que vivimos ahora,

que sea una aplicación de la ciencia para vivir mejor,

sin duda es "ve al médico":

No te automediques, no lo dejes correr,

sigue las indicaciones...

Nosotros que tenemos una sanidad pública, usémosla.

"Tengo un bultito aquí y no me lo voy a mirar".

"¿Que no? ¡Ve al médico a mirártelo!".

Estamos hablando de lo que ha conseguido

que vivamos el doble de años que vivíamos hace unos siglos.

Que, entre otras razones, lo hemos conseguido siendo curiosos.

Es uno de los mejores consejos.

Si no queréis envasar al vacío, está muy bien.

Pero id al médico, no solo por vosotros, por todos.

Ahora estamos con el debate de este movimiento antivacunas

que aún no es muy grande en España. Por suerte.

Pero hay una cosa que es la inmunidad de grupo,

que tiene que ver con que yo no me contagie

porque la gente de mi alrededor... El efecto rebaño.

La gente de mi alrededor no deja pasar la enfermedad

porque están inmunizados. Que te dicen: "Vacúnate tú".

Claro, pero si no me puedo vacunar porque estoy inmunodeprimido

porque tengo un trasplante, porque soy un niño muy pequeño,

por todas esas razones...

La medicina moderna y los sistemas públicos de medicina

es una de las mejores cosas que podemos hacer

como aplicación de la ciencia.

También es cierto que algunos de los trucos que das en el libro

fáciles no resultan.

Esto podríamos decir que va por niveles.

Algunos están al alcance de cualquiera,

como por ejemplo esta manera de envasar al vacío,

y otros como averiguar cuánto tiempo se ha ido la luz en mi casa.

Uno puede entender la teoría,

pero no necesariamente llegar a entender...

...en detalle, cómo podemos averiguarlo.

Explícanos un poco. Claro.

Yo diría que está al alcance de todos pero se puede profundizar más.

Este truco consistía en:

Estás dos días fuera de casa,

y llegas a casa y ves que están todos los aparatos a cero.

El DVD, el microondas y tal. Se ha ido la luz y ha vuelto.

Pero ¿puedo confiar en los alimentos de mi nevera?

Pues no lo sé.

Proponíamos un truco que era dejar un vaso con agua

en el congelador, con agua congelada ya, con hielo,

y una moneda encima.

Cuando se apague el frigorífico al irse la luz,

empezará a descongelarse el hielo y esa moneda empezará a caer.

Y cuando vuelva a congelarse, depende de dónde haya caído,

o si ha caído hasta el fondo,

yo sé cuánto tiempo lleva el frigorífico sin energía.

Pero, efectivamente...

¿Cuánto ha bajado? Eso puede ser difícil de calibrar.

Y esa sí que es cosa para frikis que decimos:

"¿cuánto sería?". Tengo la tarde libre, a ver.

"Vamos a poner rayitas en el vaso por horas".

Pero no hace falta.

Lo más grave es entre mucho y casi nada.

Y eso lo puede ver cualquiera.

Si está todo congelado pero la moneda está en el fondo,

se ha descongelado del todo.

Esto solo han sido algunas pinceladas

de todas las que nos ofrece Javier Fernández Paradero

en "Como Einstein por su casa: Bricociencia para todos".

Gracias por el ratito, gracias por el truco.

Este lo vamos a aplicar más de uno y de dos.

Y hasta pronto. Muy bien, a vosotros.

Más ciencia y divulgación ahora gracias a la Sociedad de Amigos

del Real Jardín Botánico, que constantemente organiza

conferencias, cursos, talleres didácticos,

conciertos y visitas culturales de interés botánico.

Un plan perfecto también en invierno.

(Música)

-La Sociedad de Amigos del Botánico se fundó en 1981,

coincidiendo con la apertura del jardín

en la estructura de ahora, el jardín estaba muy abandonado,

estamos hablando del año 81, siete años de restauración.

Entonces fue cuando dimos en la idea

de no tenía una sociedad de amigos como muchos jardines europeos.

Se fundó la Sociedad de Amigos del Jardín Botánico.

La primera presidenta fue doña Teresa Ozores Saavedra,

marquesa de Casa Valdés,

un personaje importante en la botánica española.

Socio del jardín puede ser quien quiera, absolutamente.

Cualquier interesado en las plantas,

que le guste hacer excursiones, ver jardines,

tanto en España como en el extranjero,

que le guste venir por aquí a ver cómo se cultivan las plantas

o las colecciones científicas de nuestros archivos, la biblioteca,

colaborar o asistir a conferencias

o a mantenerse informado de qué pasa en el jardín.

No tiene más que apuntarse,

mandaremos un correo electrónico y las publicaciones del jardín.

¿Fines de la Sociedad?

Colaborar con el jardín en temas de investigación,

de educación, cultura y conservación.

¿Cómo lo hacemos?

Hacemos una serie de conferencias todos los años de muchos temas.

De unos tipos de plantas y otros.

Las antiguas expediciones científicas españolas a América,

que fueron muy importantes, a Asia también.

Todo lo que se hizo en investigación científica histórica

que mucho está escondido en nuestros archivos,

pero hay cosas fantásticas.

Toda la colección de las láminas de Mutis.

Miles de láminas del siglo XVIII dibujadas en América

con medios de la época.

No había fotografía ni Internet, había que dibujar las plantas.

Con unas técnicas muy rápidas, es muy interesante todo eso.

De lo que se dan charlas y conferencias aquí.

Traemos especialistas que nos cuentan cosas de temas botánicos,

de conservación...

Tenemos actividades para las familias,

para niños con sus padres, que vienen a pasarlo bien,

a explorar la selva, el invernadero, o a explorar las plantas comestibles.

La gente muchas veces no viene

para asistir a una sesuda conferencia científica,

esa no sería nuestra actividad, está el Consejo de Investigaciones,

el padre del Real Jardín Botánico.

Nosotros nos dirigimos a un público más general.

Familias, niños, gente joven que les pueda interesar

temas botánicos genéricos. La botánica está en todas partes.

Desde la madera, las plantas comestibles,

las plantas ornamentales, hay muchísimo campo.

La Sociedad de Amigos utiliza como logotipo una dalia,

porque el que la describió científicamente

trayéndola de América pero cultivándola en el jardín,

fue Cavanilles, director del jardín a finales del XVIII y XIX.

Y nos pareció interesante.

Todos los jardines botánicos se enorgullecen de ser los primeros

en introducir al cultivo tal cosa.

(Música)

(Teléfono)

Amigos del Botánico, ¿dígame?

Hola, buenas tardes.

Sí, es aquí.

Sí, esta tarde vamos a realizar un taller

de reconocimiento de árboles en invierno.

Es aquí en el jardín botánico.

Una parte es al aire libre, en el jardín, y otra en un aula.

En el aula vamos a ver los tipos de yema

dependiendo de la especie, las huellas que dejan las hojas,

y otras características para reconocer las especies.

Sí, hacemos actividades todos los meses.

Unas dos o tres actividades al mes.

Suelen ser conferencias, talleres o visitas,

todas relacionadas con la jardinería y la botánica.

-Realicé mi tesis doctoral aquí, en el jardín botánico, en los 80.

Y a raíz de estar ubicada,

me hice socia de los Amigos del Botánico.

Soy también de las socias fundadoras.

He sido profesora titular de la Universidad Complutense

y ahora soy profesora emérita.

Por lo tanto, tengo más tiempo libre para dedicarle a los Amigos.

Entre las actividades que organizamos yo soy la que me encargo siempre

de los talleres relacionados a la docencia.

Y últimamente estamos iniciándonos en el conocimiento de árboles

y nos vamos a centrar un taller en el que vamos a hacer hincapié

en el reconocimiento de las especies caducifolias.

En esta glorieta podemos apreciar que hay especies,

lo que conocemos como "siempre verdes",

que son las gimnospermas.

Tenemos un cedro,

tenemos dos secuoyas muy singulares aquí en esta glorieta,

y como el tema va a ser conocer las especies que pierden sus hojas,

o sea, que se quedan desnudas en el invierno,

nos vamos a centrar en dos especies que tenemos situadas simétricamente

en los laterales,

que es lo que se conoce como el ciprés calvo,

porque pierde las hojas.

(Música)

Cuando los árboles pierden las hojas, se quedan desnudos,

siendo el carácter de la hoja fundamental para identificar un árbol

tenemos que buscar otros parámetros.

Lo primero, lo más sencillo, es buscar el tronco.

Entonces, el primer parámetro es que el tronco sea liso

o que el tronco sea rugoso.

Y ahí ya separamos hacia un lado.

Con tronco liso hay muy poquitas especies, el abedul,

y el resto de los árboles van a ser con troncos muy rugosos

como por ejemplo los robles,

o con troncos que presentan una serie de caracteres

como son fisuras que pueden ser longitudinales

o que pueden ser paralelas al tronco.

Otro carácter importante es las huellas

que han dejado las hojas al caerse.

Estas huellas son, como nuestras yemas de los dedos,

sirven para identificar la especie.

Las yemas son un carácter muy importante

para identificar los árboles en invierno.

Pueden ser terminales,

pueden ser de disposición opuesta,

o disposición alterna.

(Música)

Fundamentalmente, te tienen que gustar los árboles.

Es lo primero para todos los socios de los Amigos del Jardín.

Para venir a este curso, a este taller,

solo hace falta una lupa de mano o cuentahílos.

Es una cosa sencilla y barata.

¿Para qué nos sirve este cuentahílos?

Aquello que el ojo no puede apreciar a simple vista,

pues lo magnifica.

Es un castaño.

Por la forma, el tamaño y el color de la yema.

(Música)

-El objetivo es repartir el conocimiento

entre el público.

Hay muchas cosas que aprender en cuanto a plantas, botánica,

en cuanto a jardines, a disposición del espacio,

y todo eso se puede aprender a través de la Sociedad de Amigos.

-Siempre te cuenta algo que no sabes, aprendes alguna cosa nueva.

Es una excusa para visitar el botánico,

que es una maravilla, sobre todo en estas épocas.

Y contactas con gente que tiene esta afición.

Es una forma de ampliar un poco el conocimiento.

(Música)

(Música)

La editorial Siruela acaba de publicar

el nuevo libro, hace poco más de un año en inglés,

del pintor, fotógrafo y excelente artista en general

David Hockney: "Una historia de las imágenes".

Hecho con Martin Gayford.

Se trata de una larga conversación

con el conocido crítico de arte y de jazz,

el periodista especializado Martin Gayford,

en la que Hockney va dialogando

sobre su manera de entender las imágenes

y escogiendo ejemplos de la pintura, la fotografía o el cine

que le valen para ilustrar sus siempre inteligentes

y meditadas opiniones.

Quien conozca la obra de Hockney no necesita ninguna recomendación

para precipitarse en este texto encantador

y enormemente sugerente.

Hockney salpica el libro también con imágenes propias.

El resultado es un auténtico regalo para los sentidos

y un reto continuo a la inteligencia del lector.

Recordemos que Hockney ya había publicado

un libro de reflexión sobre el modo en el que entendía su propia obra,

"El conocimiento secreto",

que en España publicó la editorial Destino

hará cerca de una década.

Ahora tenemos la enorme suerte de contar también con este,

en el que aquella reflexión se extiende

a toda la historia de las imágenes.

Mañana volvemos, por ejemplo, para pararnos a pensar

en la capacidad del amor para llevarse malos sentimientos.

Es una de las ideas que explora Daniel Múgica en "La dulzura",

su última novela.

Hablaremos también de ciencia con la ayuda de Carlos Elías,

que nos dará unos cuantos datos acerca de las consecuencias

del deshielo de los polos.

Y después poesía visual y música en directo.

No se lo pierdan, a partir de las 10 en "La aventura del saber".

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • La aventura del saber - 31/01/18

La aventura del saber - 31/01/18

31 ene 2018

Emitiremos los reportajes "Armonías: Tosta de ajo negro", "Museo de experiencias musicales" y "Amigos del Real Jardín Botánico". Además, entrevistaremos a Arturo de las Heras, Dir. Gral. de CEF y UDIMA, a Juan Carlos Lozano de DIR&GE, y al profesor y divulgador Javier Fernández Panadero.

ver más sobre "La aventura del saber - 31/01/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 31/01/18"
Programas completos (1551)
Clips

Los últimos 4.889 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios