www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4334720
Para todos los públicos La aventura del saber - 30/11/17 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola, muy buenos días y bienvenidos a "La aventura del saber",

hoy contamos con dos talleres, en el primero nos vamos a preguntar

qué pasaría si se encuentra vida inteligente fuera de la Tierra,

si eso debería cambiar nuestras creencias sobre la humanidad o no.

hablaremos de educación y cooperación internacional,

queremos saber cómo se hace ese trabajo, qué implica

y qué resultados es capaz de obtener.

Ilustramos un avance de nuestros reportajes en el sumario

y empezamos.

Profesionales de diferentes sectores, autónomos, emprendedores

y empresarios trabajan en sus propios proyectos,

pero comparten un mismo espacio físico, es el coworking.

Una modalidad de trabajo que permite, además de compartir gastos

y romper con el aislamiento, crear comunidades abiertas al intercambio

de ideas y proyectos y dispuestas a colaborar.

Andrea Burcaizea busca imágenes y se queda con aquellas

que más le impresionaron sin saber por qué y las recorta,

las separa de su escenario y las diseña en otro

y así surgen unos collages llenos de vida y de poesía.

Conoceremos una selección de su obra en "Boek Visual".

(Música)

Volvemos a invitar hoy a Marceliano Arranz,

catedrático de Filosofía de la Universidad Pontificia

de Salamanca, jubilado y rector del Real Centro Universitario

Reina Cristina de El Escorial, para seguir hablando

de cómo es posible el conocimiento humano,

de sus límites y potencialidades. Bienvenido de nuevo.

Muchas gracias, Marceliano, por aceptar nuestra invitación

para hablar de estas cosas que no son muy comunes

ver en la televisión ni en ningún medio de comunicación,

pero yo creo que tienen su interés, ¿no te parece?

El agradecido soy yo.

Y, desde luego, estoy profundamente convencido de que estas cuestiones

a la larga tienen mucho interés.

Yo las comparo con un corcho que se mete debajo del agua.

Uno lo mete y allí se queda.

Cuando retiras la mano, el corcho vuelve a salir.

Hay cuestiones que siempre vuelven a acuciarnos

en determinados momentos de la vida.

Por ejemplo, nosotros, recuerdo que la última conversación

que mantuvimos, quedó la cosa... Estábamos hablando

de las diferencias del conocimiento, del universo humano,

producto del aparato perceptivo del hombre y del universo animal.

Además, lo comparaba con animales muy graciosos, ¿no?

Pero, realmente,

¿qué diferencias hay?

Vamos a ver, a la hora...

Voy a tratar como siempre, cuando es un tema tan vasto,

a limitarme solamente a las cosas esenciales.

Cuando se trata de determinar la moralidad humana,

lo primero que hay que decir con toda claridad es que todo depende

de la idea del hombre que uno se haga.

Y es por esto por lo que por una vez me he permitido traer algún texto

para leerlo. Muy bien.

Vamos a ver. ¿De quién es el texto?

Jean Rostand fue Premio Nobel de biología hace pocos lustros

por sus descubrimientos sobre la clonación.

Soy un portante biólogo.

La clonación tiene unos desarrollos absolutamente fantásticos,

que no sabemos dónde nos llevará.

Dice Jean Rostand: "El hombre nació sin razón y sin objeto.

Como nacieron todos los seres, no importa cómo,

no importa cuándo, no importa dónde.

¿De dónde viene el hombre?

De un extraño linaje de bestias ya desaparecidas

y que contaba con jaleas marinas, gusanos restantes, peces viscosos

y mamíferos velludos.

El pensamiento humano no tiene el cosmos,

inerte, mayor importancia que el canto de las ranas

o el rumor del viento en las hojas".

Bien, esta es una idea del hombre.

Si comparamos esta idea del hombre con el mito platónico

que narra en el "Timeo" donde los dioses menores

escogen para cada una de las almas una estrella,

le hacen objeto de una creación especial,

le dejan contemplar el mundo ideal. Luego se caen de la estrella...

En fin, cuando uno compara estas dos ideas de hombre,

ya sin entrar en otras cosas, uno se queda un poco anonadado.

Es decir,

yo aquí querría tener...

Quiero confesar, soy un gran admirador de Machado,

es como mi libro de cabecera, no solamente su poesía,

sino Juan de Mairena,

donde tiene unos retazos filosóficos increíbles.

Dice Machado:

"¿Se vive de hecho o de derecho?".

Vivir de hecho y vivir como estaba aquí describiendo Rostand.

"Como el rumor del viento en las hojas...

Como el canto de las ranas...".

Vivir de hecho es eso,

vivir de derecho significa que uno es objeto de un proyecto,

que ha sido querido para algo y que tiene una meta.

Este es el sentido de la pregunta.

"Comprenderéis que este es el problema ético por excelencia".

Viejo como el mundo.

"Y solo después de resolverlo, podremos pensar en una moral.

Es decir, en un conjunto de normas para la conducta humana,

que obliguen o persuadan a nuestro prójimo".

Y aquí viene Machado:

"Entre tanto, buena es la filantropía por un lado

y por otro la Guardia Civil". (RÍE)

Es decir, si no tenemos a qué acogernos para fundamentar

la ley moral, lo que tenemos son reglas de tráfico.

Procuremos no hacernos demasiado daño los unos a los otros.

Pero no intentemos fundamentar una moral.

Este es el mensaje que tenía que traer yo aquí con toda claridad.

¿Qué es el hombre?

Depende la idea que tú tengas del hombre.

Para mí, el que ha escrito de manera más excelsa sobre la moralidad humana

es Kant.

Y no es una crítica de la razón práctica,

que es un libro entero, sino una especie de apéndice

que tiene la crítica de la razón pura,

que se llama "La doctrina del método".

Ahí tiene frases increíbles, nuestro amigo Kant.

¿Has traído alguna? Sí.

Quiero leer un par de ellas.

"Acepto y parto de que existen realmente leyes morales puras,

que determinan completamente absolutamente y a priori

el hacer y el no hacer".

Es decir, el uso de la libertad en los seres racionales.

Y que estas leyes se imponen de manera absoluta.

Y son necesarias en todos los sentidos.

Por eso,

en uno de sus tratados, nada menos que de lógica,

acaba diciendo Kant: "Hay dos cosas que llenan mi corazón

de reverencia.

El cielo estrellado sobre mi cabeza y la ley moral en nuestro corazón".

Kant estaba convencido de que teníamos una ley moral

que nos obliga a todos absolutamente. Marceliano,

¿y cuál sería el fundamento de esa ley moral? Quiero decir,

¿la vida eterna? ¿Todo lo que sirva a la vida es bueno?

También he traído otra frase, solamente una.

Vale, perdón.

Esta de Nietzsche, me parece ¿no? No, esta es de Kant todavía.

"Dios y una vida futura son los dos aspectos que la absolutez

de la razón pura nos impone.

Y son las dos premisas inseparables de los principios

que esta misma razón descubrimos".

Es decir, si uno no cree en Dios, en una vida futura,

tiene un despiste, es decir, son imaginaciones

las leyes que nos inventemos nosotros.

Esto es Kant, pero aquí sí que traigo a Nietzsche.

"Quiero cantar mi canto hasta el final".

Esto es tremendo, lo que dice.

"No hay ninguna remuneración,

no hay ninguna sabiduría,

no hay ninguna bondad,

no hay ninguna finalidad,

no hay ninguna justicia ni voluntad.

Si quieres actuar tienes que creer en errores,

y si actuaras de acuerdo con esos errores,

y actuarás de acuerdo con esos errores,

incluso cuando hayas descubierto que son errores".

Él mismo al final en su vida se asustó de esto.

En una obra que llaman "Atlas" se asustó,

al ver los descubrimientos que estaba haciendo la ciencia moderna dice:

"Si esto es así, ¿qué van a hacer con nosotros?".

¿Y qué va a pasar con nosotros? Por ejemplo, con la creación

de robots que aprenden, que son autónomos, prácticamente.

También traigo mi frase y ya con eso concluyo mi repertorio

de frases.

Quiero hablar de transhumanismo.

"El transhumanismo preconiza a crear una nueva raza humana.

Una raza cuyos componentes serían mitad seres vivos

y mitad máquinas, los cíborgs.

Y con esto había sometido a las actuales limitaciones corporales

y mentales del hombre actual.

La meta de este proceso de transformación

en palabras de uno de sus más conspicuos defensores

sería conseguir una evolución inteligente autodirigida

que guíe la metamorfosis de la humanidad

hacia una meta inteligencia planetaria inmortal".

En fin, a una especie de nirvana.

A una especie de supraorganismo, que es todo el planeta, ¿no?

Con el cual desaparece la individualidad.

Aquí desaparecen los poetas, los originales y, desde luego,

los filósofos.

Y a eso nos resistimos.

¿Y qué pasa con lo que te preguntaba antes? Con el tema de los robots.

¿Tú cómo crees que eso puede afectar...? Nos queda un minuto,

Bueno, ¿cómo nos puede afectar eso? Pues de una manera tremenda,

estamos utilizando robots en estos momentos para cuidar presos,

en algunos países, en los hospitales...

He leído hace poco un artículo, un libro que compré en Austria,

y en el cual apostaban decididamente por los derechos

también de los robots.

Ya no solamente tenemos veganos. Los derechos de los animales...

También tenemos robots, que tienen derechos.

Y el criterio que utilizan

es que son organismos complejos,

como nosotros, que son capaces de aprender

y van poniendo y, efectivamente,

los robots en muchas cosas nos superan a nosotros.

Y acaban de... Digamos que están todavía muy en pañales, ¿no?

Es decir, que se van a desarrollar más.

¿Y cómo se castiga a un robot que ha incurrido en una falta?

¿Voy y le desenchufo?

Bueno, eso es lo que se veía en la película de Kubrick

cuando desenchufan a HAL. Sí.

Quiero decir que estamos llegando a unos extremos en los cuales,

si no hay un poco de una sana filosofía,

realmente hay muchas cosas en las cuales nosotros coincidimos

con el resto de la naturaleza. Pero en otras no.

Hay algo que nos hace, a mi entender, absolutamente originales.

Trata de resumir en 30 segundos, qué es lo que tú crees

que nos hace originales. Eso necesitaría otro día,

hablar del lenguaje humano, del pensamiento abstracto,

del pensamiento simbólico, solamente adelantar esto:

Los animales se comunican, claro que se comunican, de mil maneras,

con perfumes, hormonas, moviendo las alas, enseñando los dientes...

Se comunican.

Pero la comunicación animal está siempre en el aquí y el ahora.

Nunca se refiere ni el pasado ni el futuro.

Y esto el hombre no tiene.

Y esto es lo que le ha hecho inventar máquinas como los robots.

Muy bien. Este sería un tema a desarrollar.

El lenguaje humano sería el más fiel reflejo

de aquello que nos hace únicos en la naturaleza.

Muchas gracias, se nos ha acabado el tiempo,

la tele es así, la verdad es que acabamos de empezar prácticamente

no el razonamiento, pero esperamos volver a verte dentro de un tiempo

y seguimos hablando, ¿vale? Seguimos hablando,

la próxima vez de lo que distingue al hombre, la originalidad

de la especie humana en la naturaleza.

Muy bien, muchas gracias.

Seguimos, recuperamos ahora unos minutos sobre el trabajo

que dedicamos a los espacios de trabajo compartido en España,

son más de 6000.

Los espacios de trabajo compartidos se han puesto de moda.

Miles de profesionales de la economía digital,

autónomos y emprendedores, trabajan cada día en este tipo de espacios.

Cada vez se oye más la palabra coworking.

Pero ¿qué es exactamente un coworking?

Los espacios coworking son expresión de una nueva etapa,

de la economía que podríamos llamar post-industrial,

donde el conocimiento, y no ya solo la información,

se convierten en un elemento esencial, una columna vertebral.

El coworking es un espacio físico que permite que la interacción

entre expertos, es decir, entre personas que de alguna manera

detentan ese conocimiento, pueda compartirse,

y pueda enriquecerse de ese contacto y de ese contraste mutuo.

-Ese trato que nosotros damos a los clientes que también se palpe

en la web.

-Hay también a veces una lectura más apresurada que plantea

que los espacios de coworking es algo así como compartir gastos.

Es decir, una oficina más barata porque los profesionales

comparten algunos elementos como este,

pero ese no es el elemento principal, el elemento principal del coworking,

incluso cómo surge, es más desde una experiencia cooperativa

de intentar compartir un espacio, pero fundamentalmente para facilitar

el intercambio también de conocimiento.

El concepto de coworking nace en 2005 en Estados Unidos

cuando el programador Brad Neuberg propone a otros profesionales

compartir espacio en el "Hat Factory"

de San Francisco.

Más tarde fundaría el "Citizen Space"

y desde entonces su objetivo fue crear una comunidad.

Impact Hub es mucho más que un coworking, de hecho,

al menos en Madrid, no nos gusta mucho esa palabra.

No por denostarla en absoluto, pero nosotros somos, sobre todo,

una comunidad de emprendedores, un laboratorio de innovación

y una estructura que acelera proyecto sociales.

-¿Nosotros que ofrecemos y en qué somos expertos?

En tener conectores, le llamamos la figura del "host" internacionalmente,

que es un anfitrión, somos aquellas personas que conocemos

todos los proyectos que albergamos, qué están haciendo,

qué objetivos tienen y hacia dónde quieren ir

para leer sus necesidades y ser buenos en conectarles

y en ofrecerles oportunidades. Nosotros somos buenos en conectar.

-Utopic_US nace en el 2010, a principios del 2010,

se venía ya gestando desde un poco antes, y en realidad

no nace como un espacio de coworking,

sino nace... Porque no sabíamos que existía el coworking,

nació como una actividad colaborativa de un grupo de personas

con ganas de hacer proyectos diferentes, proyectos que aportasen

a la sociedad y de crear un nuevo tipo de organización fluida.

Han cambiado mucho en los últimos años,

al principio eran profesionales quizás del mundo,

más del mundo creativo, diseñadores, arquitectos y demás,

quizás fueron los primeros que utilizaron los espacios

de coworking y actualmente ya todo el mundo,

ya hasta departamentos de grandes multinacionales

se están moviendo a espacios de coworking,

o sea que ya es una solución para todo tipo de profesional.

Existen más de 6000 espacios de coworking en el mundo.

Una cifra que se ha duplicado en los últimos dos años.

España, con más de 500 espacios registrados,

ocupa el primer puesto de la Unión Europea y el segundo

del ranking mundial, por detrás de Estados Unidos.

Pero ¿a qué se debe el éxito de este modelo?

El coworking favorece lo que podríamos llamar

la geometría variable de los profesionales,

es decir, que puedan adoptar los distintos encargos

que tienen que afrontar desde planteamientos, a veces cooperativos,

integrando especialidades distintas, que varían según un encargo u otro.

Es decir, que un arquitecto puede estar trabajando en un cierto momento

con especialistas en estrategia o especialistas en sociología

porque el elemento principal es trabajar, por ejemplo, en un barrio

con la gente, pero en cambio puede interesarle trabajar

con diseñadores gráficos, expertos en señalética,

si estás trabajando, por ejemplo,

en un tema de acondicionamiento interior de un edificio.

-Yo creo que favorece el emprendimiento

y, de alguna manera, te da la oportunidad de no estar solo

cuando empiezas un proyecto porque aquí somos muchas personas

que cada una tiene su proyecto, pero que algunas cosas tenemos en común

y podemos compartir recursos, que también económicamente es una ayuda,

y no solo recursos, sino ideas y posibilidades para nuestros negocios.

-Hemos conocido y hemos entablado relaciones personales y profesionales

mucho más diversas que a las que no habríamos podido tener acceso

si hubiésemos estado aislados en un centro de trabajo

o teniendo nuestra propia sede y, luego, como que tienes la sensación

de que realmente lo que estás haciendo tiene un sentido,

que no estás solo queriendo cambiar el mundo,

que hay mucha gente a tu alrededor con ese mismo objetivo

y que el poco a poco sí que suma, aunque sea poco a poco.

Según diversos estudios, el coworking

ayuda a ser más productivo y a sacar mayor rendimiento

al potencial profesional individual.

Además actúa como motor del emprendimiento en la innovación

y habilita para afrontar la transición

hacia una economía digital.

Nosotros hacemos muchísima programación ad hoc:

contenidos, charlas, conferencias, pueden ser desde emprendimiento puro,

hasta de cultura general, desde arquitectura a economía.

Por supuesto, más prácticos, tu modelo de negocio, etc.

También facilitamos que nuestros propios emprendedores

proactivamente propongan contenidos,

es una forma un poco altruista de dar a la comunidad,

y de ofrecer lo que saben hacer,

y de demandar lo que requieren.

-El Impact Hub tiene un programa, Scaling program,

del que nosotros hemos podido formar parte,

que nos ayuda tanto a internacionalizar nuestra empresa,

como a crecer aquí, en España. Nos ayudan con mentores, con formación...

Nos buscan recursos que nosotros de otra manera no podríamos acceder.

-Ofrecemos servicios de asesoramiento legal, fiscal, laboral,

tu asesor lo tienes dentro de Utopic_US.

Ofrecemos servicios de financiación, buscamos financiación,

pública, privada, bancaria, a través de subvenciones y demás,

y fondos europeos para todos los proyectos y la gente que hay aquí.

Ofrecemos la posibilidad de participar en cursos de formación

de todo tipo, desde relacionados con el ámbito empresarial, o yoga,

más con el ámbito del bienestar.

Tenemos un bar y cafetería,

vamos a abrir a que todo el mundo pueda ser accionista de Utopic_US,

y pueda entrar como accionista,

y que pueda invertir en nuestra compañía, en nuestra empresa,

para la apertura de nuevos centros,

y el desarrollo de nuevos proyectos para toda la comunidad.

Además, hemos sido la primera empresa que va a hacerlo

con el sello de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, CNMV,

vamos a ser la primera compañía que va a hacer esto

de una manera absolutamente rigurosa.

La gran mayoría de los espacios de coworking son negocios

que forman parte de una industria pujante.

Sin embargo, nació como una actividad colaborativa,

y algunos espacios mantienen el espíritu participativo original.

Ucrania es una cooperativa,

hay varios modelos de cooperativas, pero es una empresa solidaria

entre todos sus miembros, que comparten un bien común.

Los de las comunidades agrarias comparten la maquinaria, a lo mejor,

y aquí, el bien que se comparte para esta cooperativa es el espacio.

-No tenemos un modelo de negocio cerrado como tal.

No tenemos lucro, no recibimos un beneficio personal a final del año.

Tenemos unas cuotas para usuarios,

bastante bajas para lo que suele ser un espacio de coworking,

y lo que hacemos es, si recibimos beneficio,

lo intentamos reinvertir en el espacio.

Si hay que hacer una nueva mesa, si hay que valorar por ejemplo en verano

poner aire acondicionado, o climatización, o ese tipo de cosas.

Los socios que forman la cooperativa

pagamos nuestra cuota también por participar en el espacio.

Varios de los fundadores de Ucrania

son arquitectos del colectivo Zuloark,

ellos mismos rehabilitaron el espacio.

La arquitectura y el diseño son imprescindibles

para lograr que un coworking tenga personalidad y credibilidad.

El proyecto de rehabilitación,

cogimos dos materiales, la madera y el metal, para todo.

Las piezas las diseñaron diferentes equipos de los que componían Ucrania,

y el mobiliario se construyó por nuestra parte,

pero tuvimos un equipo de ucranianos, Andrei y su equipo.

De hecho, el nombre de Ucrania sale a raíz de ellos,

que estaban aquí todo el día, venías aquí, y era como estar en Ucrania,

decidimos poner el nombre de ellos, en su honor.

Para el diseño hicimos tareas pormenorizadas,

hicimos un listado de todo lo que había que hacer en el lugar,

y repartimos por tareas, desde tareas de gestión burocrática

para conseguir licencias y permisos de obra,

tareas de diseño del espacio,

tareas de mobiliario,

tareas de imagen gráfica de Ucrania...

Se repartieron entre todos las tareas,

asignando a las personas que creíamos con mejor capacidad para hacerlas.

-Fue una cosa de intentar llegar a consenso, y consenso.

También del punto de partida del espacio,

teníamos el gran espacio a doble altura,

era lo que le iba a dar más entidad, al principio estaba tapado,

tenía un falso techo, estaba todo muy compartimentado.

La idea principal fue vaciarlo, pintarlo de blanco,

y ver cómo nos cabían las cosas que necesitábamos: un taller,

unas salas de reuniones, un espacio común y muchas mesas de trabajo.

No hubo un proyecto inicial, sino que se fue viendo sobre la marcha.

-Para nosotros la arquitectura tenía que atravesar los contenidos:

generar un entorno abierto, diáfano, invitador,

innovador, era importantísimo.

Buscamos a Churtichaga-Quadra Salcedo

porque era un estudio puntero y relevante,

iba a entender muy bien nuestros valores, de hecho, fue así.

Encontramos un lugar emblemático, en el barrio de las Letras,

el garaje de la calle Gobernador, 26, era un antiguo garaje.

Los arquitectos mantuvieron la memoria histórica del espacio,

las paredes las mantuvieron con las escritas de los coches,

y era clave hacer una luz cenital,

hicimos un lucernario gigante, para trabajar con luz natural.

Funcionó fenomenal la relación, ellos entendieron los valores

que había que transmitir a través de la arquitectura,

y nuestros usuarios vieron que la arquitectura es clave para generar

un entorno acogedor, vivible, y que facilitase las conexiones.

Cuando decidimos venirnos a ampliar, al nuevo espacio,

era importantísimo también mantener espacios abiertos,

y traernos un poco nuestro sello arquitectónico,

que fueron nuestras cajas, el tono dorado, las plantas...

La verdad, una mínima intervención arquitectónica.

Los espacios de coworking son entornos abiertos

de intercambio y colaboración,

con relaciones horizontales entre sus usuarios.

La disciplina jerárquica de la oficina tradicional

deja paso a un modelo organizativo más en consonancia

con la sociedad actual.

En realidad, la industria moderna se basó en dos ideas:

poner a todos juntos en un único espacio,

y someternos a una autoridad,

la autoridad del dueño, del patrón.

El coworking al menos rompe con uno de estos puntos,

en el coworking ya no hay una disciplina unitaria de trabajo,

no es un espacio regido por una autoridad

que controla el tiempo de todos los que intervienen.

Es un espacio, en ese sentido, de abajo arriba, más autogestionado.

No es el capitalismo industrial originario,

y por eso es tan atractivo, porque permite que los que trabajan

en el ámbito del coworking vuelvan a reapropiarse

del proceso de su trabajo.

(Música)

-Coworking es ya el presente, es el futuro,

ya va a ser todo coworking,

se está viendo en grandes cadenas de coworking,

como siempre empiezan en Estados Unidos,

y en los próximos años vamos a ver cómo todas las empresas

van a empezar a trabajar en espacios de coworking.

-En vez de tener millones de oficinas,

donde todo el mundo paga un wifi, paga un alquiler,

no es más que unir inteligencias colectivas, y además ahorrar,

con lo cual, a mí me parece una solución inteligentísima.

Para mí es el futuro tener oficinas colaborativas,

además de su padre y de su madre, donde cada proyecto sea distinto,

me parece que es ecológicamente inteligente,

y me parece que es una fórmula bárbara para conectar a la gente.

Desde no aburrirte en tu oficina de toda la vida,

y conocer entornos distintos,

hasta fomentar el conocimiento de áreas multidisciplinares,

que puedan sumar a tu proyecto, o no,

que simplemente sean interesantes a nivel personal.

Un coworking tiene muchos aspectos innovadores:

flexibilidad de horarios, diseños atractivos,

interacción y cooperación, formación, precio...

Pero las personas y no los sitios son las que hacen de una comunidad

algo mucho más valioso que un espacio de trabajo.

Hay cosas muy bonitas, como comer todos juntos.

Hemos puesto otra mesa aquí, porque al final somos mucha gente,

todo el mundo come a la vez, son como escenas familiares,

y eso siempre queda bien, ¿no?

Es como la hora de la comida, da gusto.

(Música)

(Música)

Hablamos ahora de transformación social impulsada desde la educación,

es el objetivo de Entreculturas, una organización no gubernamental

que hoy queremos conocer mejor,

porque queremos obtener un poco de perspectiva sobre lo que hacen.

Esta mañana nos acompañan Ramón Almansa, Belén Rodríguez

y Liliana Pazos. Hola, ¿qué tal? (A LA VEZ) Hola.

Ramón, como director ejecutivo de Entreculturas,

cuéntanos, hace muy poco habéis presentado el balance anual,

vuestra memoria del trabajo del año pasado.

Ponnos en antecedentes, para que nos hagamos a la idea.

Hemos presentado nuestro balance de lo que hemos hecho,

y ha sido un año muy intenso, y con mucha vida.

Por destacar algunas cosas,

el lema de este año que hemos utilizado ha sido:

"La Tierra, nuestra mejor escuela".

Nosotros estamos muy preocupados por todo el tema que ocurre

de cambio climático, cómo afecta todo lo medioambiental

a la promoción de los derechos humanos, y hemos puesto un foco

en el derecho a la educación, ha sido uno de los grandes focos de trabajo.

Hemos estado trabajando también mucho en lanzar nuevos proyectos,

este año hemos lanzado casi 170 proyectos en África y América Latina,

y ha habido unos focos en Ecuador, con el terremoto,

también con el huracán que hubo en Haití el año pasado,

ahí ha habido un trabajo de mucha intensidad.

Otra línea de trabajo muy fuerte que hemos hecho durante el año pasado

ha sido promover una ciudadanía global,

trabajar con jóvenes en España, en casi 800 centros educativos,

promoviendo valores de solidaridad, de sostenibilidad...

De algún modo, contribuir a que también desde España

construyamos un mundo más justo. (ASIENTE)

Ha sido un año muy intenso, mucho trabajo y muchos retos.

¿Por qué para vosotros ese rendir cuentas es tan importante?

Queréis dar a conocer el contenido de lo que hacéis,

pero también el cómo, el por qué.

¿Por qué hacéis un esfuerzo tan grande en buscar esa transparencia,

que otras organizaciones quizá no buscan tanto?

Creemos que la rendición de cuentas es el compromiso que tenemos

con toda la gente que confía en nosotros, en ser transparentes,

y en contarles lo que está pasando.

Eso, y los cambios que está habiendo en la sociedad.

Cuando hablamos de transparencia, no es dar muchas cifras,

también las damos, porque tenemos que dar cifras de cuántos proyectos,

en cuántos países, a cuánta gente hemos llegado...

Nuestra obsesión con la transparencia es que a través de esas cifras

se vean las personas, se vean los impactos.

Nosotros tenemos la sensación de que la transparencia es contagiosa,

y la gente cuando ve que se producen cambios, dice:

"Esto vale la pena, por esto también me quiero comprometer".

Es una transparencia que tiene una intencionalidad,

las cosas pueden cambiar, y te voy a enseñar que están cambiando

gracias a tu contribución, a tu apoyo, tu esfuerzo, tu tiempo...

Por eso para nosotros la transparencia es tan importante,

es un deber moral de contar que el cambio es posible,

y contarlo con casos concretos, con personas.

Tenemos más ejemplos.

Belén, tú eres la responsable de evaluación,

hay un informe que acabáis de presentar,

evaluación del convenio de calidad educativa

de poblaciones vulnerables en América Latina.

Cuéntanos, ¿hablamos de un proyecto ambicioso?

¿A lo largo de cuánto tiempo pretende trabajar,

con cuántos destinatarios...?

Efectivamente, se trata de un proyecto muy ambicioso,

que Entreculturas ha puesto en marcha

con la Agencia de Cooperación Española

en 17 países latinoamericanos.

Se ha llevado a cabo durante cinco años, del 2010 al 2015.

Nos ha permitido abordar un problema tan importante en América Latina

como el que hay millones de niños que no pueden acceder

a una educación de calidad.

Cuando hablamos de un proyecto, ¿hablamos de un único modo

de abordar, de hacer este trabajo?

Supongo que no se puede hablar de un punto de partida homogéneo,

hablamos de muchos países, gente con necesidades diferentes

en momentos distintos... ¿Cómo se hace ese trabajo?

¿Por dónde se empieza?

Es difícil y largo,

pero el problema principal que tenemos en América Latina

respecto a la educación es que la calidad que se ofrece

no es muy buena, y los proyectos educativos están descontextualizados.

Sí que en los últimos años se ha avanzado mucho

porque los niños y las niñas accedan a la educación,

sobre todo a la educación primaria.

Pero la pregunta que nos hacemos ahora

es qué es lo que aprenden esos niños,

y si sirve lo que aprenden, ¿no?

Los niños que acuden a la escuela se enfrentan a dificultades

como docentes que no tienen la formación adecuada,

escuelas en malas condiciones, no tienen materiales...

También proyectos educativos que están descontextualizados,

dentro de América Latina hay muchos contextos,

y no es lo mismo por ejemplo la zona de la selva de Perú, que Guatemala.

Todo eso hace que...

Además, hay un porcentaje muy alto de estudiantes

que no llegan a la formación secundaria.

Todo eso hace que los alumnos y las alumnas

no lleguen a desarrollar competencias básicas de matemáticas, lengua,

comprensión global del mundo,

y no puedan prosperar y acceder a trabajos mejores.

Un ejemplo de todo ese trabajo nos lo va a contar Liliana,

te agradecemos que hayas venido también, es la directora

del colegio Olopa, en Chiquimula, Guatemala,

uno de esos colegios donde se ha llevado a cabo esta evaluación.

Cuéntanos. ¿De dónde partíais, dónde habéis llegado?

¿Cómo ha sido tu experiencia en ese sentido?

La escuelita estaba ubicada en el municipio de Olopa,

del departamento de Chiquimula, en Guatemala.

La escuelita iba a cerrarse por problemas socioeconómicos,

nuestro contexto es un nivel socioeconómico muy bajo.

Ya no podía caminar, y en ese momento encontramos a Fe y Alegría,

que nos ofrece toda una estructura, y una metodología,

y una posibilidad de continuar apoyando desde muchos aspectos.

La escuela en ese momento estaba dando un mal resultado,

presentaba bajo rendimiento académico,

docentes nuevos sin capacitación,

era una escuela que tenía nula tecnología,

y era una inquietud de los padres de familia,

así fue como empezamos el camino. Tras Fe y Alegría

está Entreculturas, apoyando estos programas, estos procesos,

que han llegado desde acá hasta nosotros,

y es así como logramos hacer cambios en la comunidad.

¿Qué ha sido lo más gratificante de todo,

si tuvieras que quedarte con una cosa?

Ahora que miras atrás, ves todos los avances,

todos los pasitos que habéis dado, ¿qué ha sido lo más emocionante?

Sí.

Como resultados, tras entrar al sistema de mejora de la calidad

de Fe y Alegría, con el acompañamiento de Entreculturas,

hemos logrado elevar el rendimiento académico

para superar la meta de escuela y del país,

hemos superado al país.

También hemos logrado hacer un sistema de capacitación

y de trabajo con los docentes, empoderamiento,

de tal manera que eso ha despertado en ellos la creatividad en el aula.

Hoy se trabaja con proyectos educativos bimestrales,

con integración de aulas, ellos ahora crean en la educación.

También hemos pasado de ser una escuela

con analfabetismo tecnológico, a ser una escuela tecnológica,

es la única de la comunidad que aplica la tecnología.

Y esto ha logrado también ganar un premio latinoamericano,

porque lógicamente, al elevar el rendimiento académico,

los niños se pasan a la escuela,

ya los padres de familia se han vinculado de tal manera,

que era otra debilidad que teníamos,

que ahora buscan la educación de calidad.

Eso nos ha dado llegar a tener el premio Cero Deserción Escolar,

debido a prácticas innovadoras en la escuela.

Yo decía: "¿Qué ha sido lo más gratificante?",

pero imposible quedarse con una cosa.

Son muchos pasos, ¿no? Ramón, realmente...

(ASIENTE) Supongo que impresiona,

cuando uno escucha testimonios así, de primera mano,

uno se da cuenta de que no solo es necesario,

sino que se pueden conseguir grandes cambios.

Sí. Fíjate, nosotros cuando hacíamos nuestro balance,

y empezábamos a sumar toda la gente sobre las que había habido impactos,

habíamos tenido impacto sobre 190 000 personas.

Cientos de personas que su vida es distinta, hoy es más digna,

tienen más posibilidades de oportunidades, de felicidad...

Eso, yo creo que para toda la gente pero nos está viendo,

es una noticia excelente, hay hoy 190 000 personas

en América Latina y África que viven mejor, más dignamente.

Al hablar de los destinatarios de vuestros proyectos,

190 000 personas en este caso,

¿hablas de chavales, o hablas del abanico extenso?

Es un abanico extenso.

Si hiciéramos el zum, nos íbamos a encontrar

primero a los niños, las niñas y los jóvenes.

Muchos de ellos no tenían acceso a la educación, y ahora lo tienen,

o veían su educación truncada, y no llegaban a la secundaria,

y ahora continúan la secundaria, sería el primer zum, ¿no?

El segundo zum que veríamos serían los maestros y las maestras,

ahora tienen una formación mejor, y eso tiene un impacto directo

en lo que enseñan en sus aulas.

Es muy importante, si hablamos de educación de calidad,

tiene que ser con buenos maestros, necesitamos los mejores,

para la gente más necesitada, los mejores maestros.

Y si seguimos abriendo el zum nos encontramos la comunidad,

padres y madres comprometidos con la educación de sus hijos,

comprometidos con su comunidad...

El proceso educativo requiere que todos estén implicados,

y yo creo que ahí eso es como...

A veces que la gente nos dice: "Eso que nos cuentas, ¿será verdad?".

Yo siempre digo: "Tenemos un truco,

tenemos la gran aliada de la educación,

y la educación es una herramienta maravillosa para producir cambios".

Luego, cuando viene gente que trabaja directamente dices:

"Esto vale la pena, estos cambios se están produciendo".

Lo veo, ¿no? Lo ves, sí.

Le pones cara. Desde Entreculturas, nuestra...

digamos nuestro orgullo, nuestra alegría,

es que hay gente hoy que vive mejor, y con una vida más digna.

Es el cambio que queríamos nosotros soñar, y que lo vemos.

Belén, no queda mucho tiempo,

pero me gustaría que nos contaras, de qué manera realmente evaluar

el impacto que tiene lo que hacéis te permite reorientar esfuerzos,

decir: "Podemos hacerlo mejor, construir de otra manera".

¿Cómo se hace ese trabajo?

Entendemos la evaluación como un ejercicio de aprendizaje,

más que de control.

Es un ejercicio sistemático y riguroso,

que nos permite entender las causas de los resultados que alcanzamos.

Se investiga lo que hemos hecho dentro de nuestras intervenciones,

para los siguientes proyectos irlos adecuando a los resultados que salen.

Para Entreculturas es importante, sobre todo,

la fase después de hacer la evaluación,

incorporar esos aprendizajes en las siguientes intervenciones.

También, mostrar a la gente con la que trabajamos, niños y niñas,

los resultados que se han ido teniendo, y que ellos sean capaces

de tener las claves para continuar en las escuelas e ir siguiendo.

Nos queda muy poquito tiempo, Liliana, alguna frase,

algo que os parezca importante destacar.

Si os parece... termináis. Empiezas tú, Liliana;

después, vosotros, y despedimos la entrevista.

La importancia de unir voluntades en un sentido amplio,

de unir esfuerzos y recursos para la transformación

de la sociedad de las sociedades. De hecho, en nuestra escuela,

en nuestra comunidad, había niños que no estudiaban

porque trabajaban o cuestiones así, ahora son insertados al medio

y ya han terminado su educación escolar primaria.

Ramón. Bueno, para acabar, diría un mensaje

que, para mí, tiene mucha potencia. Y es que podemos cambiar el mundo,

es posible cambiar el mundo. Lo único que ocurre

es que cada uno nos hagamos la pregunta de...

¿Y yo qué puedo hacer? Hacemos una invitación

a la gente que nos está viendo, hoy entra en la página

de Entre Culturas y, cuando la leas, pregúntate:

"¿Y yo qué puedo hacer?". Porque el mundo se puede cambiar

y hay muchas historias de cambio que hemos enseñado

en nuestros informes. Belén.

Bueno, por mi parte, solo destacar la importancia

que tiene el aprender de nuestras prácticas,

el pararse a pensar sobre lo que hemos realizado y cómo

y eso nos dará las pistas para los siguientes retos

a afrontar. Gracias a los tres

por haber visitado "La aventura del saber"

y por ponernos al día de este proyecto.

Bueno, habéis hablado un poco en general de todas esas cosas

que hacéis y que es importante que se sigan haciendo. Gracias.

Muchas gracias. Seleccionar imágenes, recortarlas,

separarlas del lugar en el que estaban,

colocarlas en otro en el que adquieren nueva vida...

Hacer "collage". El "collage" es la actividad artística elegida

por Andrea Burcaizea para desarrollar su faceta creativa.

"Boek Visual" nos presenta una muestra de su obra.

(Música)

De la taza de leche de una niña...

asoman pichones hambrientos y ella, impávida,

saborea una rama mientras les ofrece

una sonrisa maliciosa.

Una madre y su hijo están unidos por la sangre que los hidrata

y, a la vez, los corroe.

O una señora, que puede ser cualquiera,

tan parecida a ella. De mirada árida y brusca,

le brotan capullos constantemente y ella misma los cercena

una y otra vez.

Hay niños con cabeza de flor que saltan en un jardín de nubes.

Un director de cine que se sale de su cuadro

amenazado por un equilibrista y una sirena tan sola

que lo está hasta de sí misma.

Y miles de palabras oxidadas.

Palabras que nunca fueron pronunciadas,

que estaban en esos cuentos que nunca le contaron

y que ahora se visten de etiqueta con tímidas imágenes.

Así describe algunos de sus "collages"

y así piensa cada uno de ellos Andrea Burcaizea,

psicoanalista y artista visual, nacida en Buenos Aires, Argentina.

(Continúa la música)

Cuenta que hace sus obras siempre desde el dolor.

Esos dolores que pareciera que no fueran vividos;

pero que, sin embargo, acontecieron. Y cree que no sabe jugar,

aunque juega una y otra vez en cada instante que busca imágenes

y se queda con aquellas que más le impresionaron

sin saber el porqué.

Y las recorta, las separa de su escenario prístino

y les diseña otro.

Y ahí se mezclan todos los tiempos que pasan a convivir en simultáneo.

Los reinos entraman... Y todas las vidas son muchas vidas

y el vacío se carga de significados.

(Música)

La colección de clásicos de la editorial Cátedra

acaba de publicar una edición conjunta

de las cuatro novelas del ciclo de "El ruedo ibérico",

de don Ramón María del Valle-Inclán y Montenegro,

capitán general de los Ejércitos de Tierra Caliente

y uno de los más grandes escritores en español de todos los tiempos.

La edición es esta y corre a cargo de Diego Martínez Torrón.

Incluye también textos inacabados y un entusiasta estudio preliminar.

Recordemos que las cuatro novelas son:

"La corte de los milagros", "La rosa de oro", "¡Viva mi dueño!"

y "Baza de espadas". Hablaremos de ellas, una a una,

y del resto de la obra de Valle-Inclán próximamente

en "La aventura del saber". Recuperamos un fragmento

del trabajo que hicimos sobre el edificio Castelar,

considerado como uno de los hitos arquitectónicos

de la Castellana y uno de los iconos contemporáneos

más reconocibles de Madrid.

(Música)

Madrid es una ciudad que surge al borde de un barranco,

que es el Palacio Real, en la caída sobre el río,

en el Madrid antiguo; pero, luego, se desarrolla, crece,

a lo largo del eje de la Castellana, fundamentalmente.

Y la Castellana es una vaguada. Es una vaguada de sur a norte,

lo cual condiciona mucho, porque son dos laderas

a izquierda y derecha, cómo situar los edificios

sobre esa ladera.

La prueba de que esto es muy difícil las tenemos en la misma Castellana.

La estación de Atocha, que es donde comienza,

el plano de las vías está por debajo del acceso.

Es una estación donde siempre hay que bajar.

El Museo del Prado, ¿no? Con sus enormes dificultades

de acceso porque está también empotrado contra un talud.

Entonces, aquí, en esa decisión de cómo situar el edificio

sobre la ladera, tomaron la decisión más fácil.

Es decir, que el edificio no llegue a tocarla,

que se quede en el aire. Simplemente, sobre el terreno inclinado.

No lo toca, no lo apoya, no destruimos el perfil topográfico

de la naturaleza, respeta la condición de vaguada

de la Castellana.

(Música)

La música en directo del programa la pone Vassalo,

la mezcla de Ana Vassalo, Julio García y Susana Rico.

Además, hoy, la actuación en directo de "La aventura del saber"

la harán con Jaques Morelenbaum, invitado especial que estos días

está en España y que colabora con el grupo en "Atlântica".

El disco que, sin perder un segundo más, queremos conocer.

Hola, ¿qué tal? Bienvenidos.

Bueno, Ana, empezamos contigo. Sí.

La voz que nos hace soñar, que nos pone tiernos

en este trabajo. Cuéntanos, ¿qué es para ti Vassalo?

Pues... es su sueño cumplido. Yo vengo del mundo de la lírica,

de la música clásica, y mi gran sueño era tener

una música escrita para mí, para mi voz.

Un día, tuve la inmensa suerte de conocer a Julio

y a su mujer, Carmen, que...

la inspiración les trajo componer música para mí.

Entonces, para mí, es un sueño cumplido.

Julio, nosotros conocimos ese proyecto del que habla Ana,

y lo presentamos aquí, "The warmest place".

Ahí surge el idilio profesional entre vosotros.

Cuéntanos, ¿cómo ha sido este proceso?

Bueno, fue un idilio de amor a primera vista

o a primer oído, no sé qué decirte en este caso.

A raíz de la colaboración en tres temas del disco anterior,

yo quedé totalmente prendado con su forma de expresión,

con su forma de cantar, ¿no? Yo tenía preparado

un disco instrumental para seguir por mi camino instrumental,

pero... fue empezar a componer compulsivamente canciones para Ana,

hechas a medida para ella, para que ella estuviera gusto.

Con la suerte de que tenemos a Carmen, mi mujer y coproductora

del disco, que escribe en portugués. Con lo cual,

ella, que es de Lisboa, se sentía totalmente arropada.

El regalo era completo. Y así salió el proyecto.

Empezábamos con un poco del calor de cuerdas y conocimos a Susana Rico

y ya fue como completar un poco la historia.

Con la suerte añadida de poder contar en estos días, obviamente,

con la colaboración de lujo de Jaques, que...

En fin... Que ya no se puede pedir más.

Ahí me quedo sin palabras. Susana, vamos contigo.

Cuéntanos cuál ha sido un poco tu bagaje hasta llegar aquí.

¿Cuáles son tus influencias? ¿Cómo ha sido?

Como Ana, vengo del clásico. Toda la vida he hecho clásico

hasta hace un par de años, que empecé a hacer un poquito...

Se me abrió la puerta y tuve la oportunidad

de hacer un poco de música brasileña, un poco de jazz...

Bueno, en un concierto, conocí a Julio y a Carmen, su mujer,

me hablaron de este proyecto y la verdad es que me parece

una idea estupenda y aquí estamos. A estas alturas,

¿ya esperabas poder contar con Jaques?

En absoluto. Hace tiempo que ya le escuché.

Nunca había escuchado música brasileña,

improvisando con un violonchelo. Y cuando me dijeron

que se iban a poner en contacto con él para poder contar con él,

pues no me esperaba, la verdad, que pudiera llegar a tocar a su lado.

Jaques, qué suerte que estuvieras inmerso...

Ahora mismo estás de gira por Europa, acabas de venir de Japón

y has podido hacer un huequecito para participar.

Sí, es un gusto inmenso. Tenemos amigas en común...

Una amiga en común que me habló de ellos

y me hizo llegar la invitación.

Y a colaborar con ellos en esta grabación, estar acá,

en Madrid, que me encanta...

Entonces, encuentro muchas similitudes de la música

que hago con la música que ellos hacen.

Y poder tocar con una chelista también.

Entonces, estoy muy feliz de estar acá.

Te quería hacer una pregunta sobre ese instrumento

que tienes entre las manos. Sí.

¿Qué tiene de especial? Me estabas explicando

que es algo que, quizá, la mayoría de la gente no sabe,

pero explícanos. Esto también es como la necesidad

de una conquista de un sueño de niño. Bueno, siempre quiero conquistar

un poquito más. No me sentía aburrido

por tener solamente cuatro cuerdas, pero pensé que una más

podría descubrir nuevos mundos. Y es verdad,

es un instrumento hecho para mí por un lutier brasileño.

Después que conquisté una acuerda más, soy mucho más feliz.

(RÍEN)

Bueno, de felicidad va este proyecto. ¿Y el tema?

¿El tema también destila felicidad? El tema destila felicidad,

pero es un homenaje a las cosas naturales.

Eh, al pan y al vino, a ese milagro de la creación

y de la transformación. Que de la harina salga ese milagro,

que es el pan, y de las uvas, ese milagro que es el vino.

Creo que Bernstein dijo aquella frase de que "la uva era la naturaleza

y el vino era el arte". Entonces, un reconocimiento a eso,

a la naturaleza, a la tierra, de donde venimos

y a esa sencillez que, supuestamente, es el pan y el vino,

pero que es algo inconmensurable y especial.

Ana, no tenemos tiempo para más, pero sí para recordar

cuándo tenéis una actuación donde todo el mundo pueda oíros

con más calma. Aquí vamos a tener un aperitivo,

pero el menú entero ¿dónde se puede degustar?

Sí. El 16 de diciembre estaremos en el Matadero...

-En la Casa del Reloj. -En la Casa del Reloj

y que estáis todos invitados porque nosotros estamos encantados

de cantar y de tocar para vosotros. Os vamos a escuchar ya.

El disco sale a final de mes, quédense con ese dato.

Al final del mes que viene, en diciembre lo tienen disponible.

Bueno, no se vayan porque queda lo mejor,

escuchar la actuación en directo de Vassalo,

una propuesta llena de calidez, perfecta para arroparnos

de buena mañana. El día, a partir de hoy,

ya verán cómo mejora. Que lo disfruten.

(Música)

(CANTA EN PORTUGUÉS)

  • La aventura del saber - 30/11/17

La aventura del saber - 30/11/17

30 nov 2017

Ofreceremos los reportajes "Coworking" y "Boek visual: Andrea Burcaizea". Además, entrevistaremos a Marceliano Arranz, Rector del Real Centro Universitario Mª Cristina, a Belén Rodríguez, Ramón Almansa y Liliana Pazos, de Entreculturas, y al grupo de música Vassalo.

ver más sobre "La aventura del saber - 30/11/17" ver menos sobre "La aventura del saber - 30/11/17"
Programas completos (1444)
Clips

Los últimos 4.331 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios