www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4587178
Para todos los públicos La aventura del saber - 30/04/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música cabecera)

Hola a todos, muy buenos días.

Bienvenidos a una nueva edición de "La aventura del saber".

Comenzaremos por lo más importante, como cada lunes,

a aumentar nuestra cultura gastronómica.

El programa ofrecerá, además,

un taller de letras y otro de ciencias.

En el primero, "Taller de historia" con las hermanas Lara.

Hablaremos de algunos viajeros jesuitas de la historia,

principalmente de Pedro Páez Jaramillo,

que fue el primer europeo en llegar a las fuentes del Nilo

hace ahora cuatro siglos,

el 21 de abril de 1618.

Y en el segundo, un "Taller de matemáticas",

trataremos de entender qué son las raíces para los matemáticos,

y si esa operación tiene que ver algo con la vida real

del resto de los mortales, así como qué podemos conseguir

cuando calculamos la raíz de un número.

Fuera del estudio hemos realizado un documento

como homenaje a la soprano y catedrática

del Conservatorio Superior de Música de Canarias, María Orán,

quien tras recorrer los mejores palacios de la ópera del mundo

y ejercer su magisterio,

hace poco que desapareció prematuramente.

Permanecen en el recuerdo sus interpretaciones

junto a Miguel Zanetti

de la obra para canto y piano de Falla, entre otras muchas,

como podremos comprobar enseguida.

(Música)

Intentamos mejorar nuestros conocimientos gastronómicos

cada lunes y cada miércoles

con la ayuda inestimable de don Rafael Ansón,

presidente de la Real Academia de Gastronomía de España

y también de la europea.

Hoy nos habla de las conservas marineras.

Que son muy antiguas, ¿no? No cabe la menor duda.

Yo creo que la gente tiene que entender

que el ser humano, que es un mamífero,

toda su actividad cultural la dedica a crear alimentos.

Lo segundo, se dedica a cocinarlos

de manera que estén bien y que se puedan comer.

Y en tercer lugar, se dedica a conservarlos.

Porque aunque los crea,

y tú puedes plantar trigo y el trigo sale,

pero no sale todos los días.

Por lo tanto, esa técnica de conservación

que pueden ser los escabeches o los macerados...

Cualquier forma que les permitiera decir:

"Yo guardo esto y cuando... "Lo necesite".

...la naturaleza ni yo mismo soy capaz de generarlo,

los tengo a disposición".

¿Qué es de lo que vamos a hablar que me parece importantísimo?

El problema de la conserva en lata o en frasco.

La conserva moderna del siglo XIX y el siglo XX.

España tiene la inmensa suerte de que tiene, probablemente,

las mejores conservas de pescado y marisco.

Yo creo que el mundo de las latas es un mundo apasionante.

Es un mundo interesantísimo.

Es un mundo que permite comer muy deprisa.

No hace falta perder tiempo, luego no hay que fregar.

Se puede tirar la lata una vez se la ha comido.

Buscar un poco el tipo de pan que le vaya mejor.

Buscar armonías con la bebida.

Pero yo soy un gran defensor de las conservas.

España, además, ha sido tradicionalmente

un país de grandes conservas marineras.

El "garum" romano, que era la bomba,

aunque yo creo que hoy no nos lo comeríamos.

No sé. Yo creo que es un poco...

Como digo, en el fondo, es mucho más una preparación

porque no se metía en latas de nada, eran pastas que se trasladaban

y que luego se cortaban trozos y se comían con pan.

Son más bien como patés que se conservan.

Yo creo que la gran aportación del siglo XIX

es que al hacer el vacío y enlatar de una determinada forma

puedes tener las sardinas años. Claro.

Y encima mejoran. Y además mejoran.

Por lo tanto, no pensemos:

"¿Cómo le voy a dar a nadie una lata?".

Pues una lata de caviar se la come todo el mundo.

No tengo la menor duda de que nadie le va a hacer ascos.

Por lo tanto, una lata de berberechos igual.

Por lo tanto, apoyemos las conservas,

que, evidentemente, las conservas de pescado y marisco en España,

en Galicia, pero también en Santander con las anchoas,

si no que se lo digan al presidente.

Y en el sur la caballa, hay 40.

Son maravillosas y hay que darles la importancia que tienen

y el papel que pueden tener en la gastronomía.

Muy bien. Te voy a contar una anécdota.

Se casa Ferran Adrià, y todo el mundo le quiso ofrecer como regalo

un "stand" de cocina nikkei, de cocina catalana,

de cocina creativa...

Y le dije: "¿Por qué no pones un 'stand' de latas de conservas?".

Colas en el de latas.

¿Vale? Lo que más comió la gente.

(RÍE) Latas de conserva.

Y no había caviar, ¿eh?

Muy bien.

(Música)

Mañana uno de mayo, la soprano tinerfeña María Orán

hubiera cumplido 75 años.

En casi 50 de carrera,

la artista recorrió los escenarios más importantes del mundo

de la mano de los mejores directores de orquesta

y atreviéndose con todos los géneros.

(Música de ópera)

(CANTA EN ALEMÁN)

Es muy difícil describirse a sí mismo.

Pero lo resumiría, quizás, en una palabra,

que además me ha ayudado muchísimo a lo largo de mi vida: equilibrio.

Dice que el amor por la música nació con ella.

Con solo seis años, la soprano tinerfeña María Orán

empezó su preparación.

No solo fue una gran cantante.

Además, destacó siempre su completa formación musical.

María Orán, bienvenida a nuestros estudios.

Antes de que empiece usted su recital,

nos gustaría preguntarle algunas cosas

sobre su carrera artística.

Por ejemplo, ¿cuándo descubrió usted su voz?

¿Y hubo alguna circunstancia especial

que le impulsara a dedicarse al canto?

Pues bueno, en cuanto al descubrimiento de mi voz,

yo recuerdo empezar a cantar desde muy pequeña.

A los siete años ya gané un primer premio

en un concurso radiofónico para niños

que se celebraba en la emisora Radio Club Tenerife.

Se llamaba "El tío Pepote".

Desde entonces, bueno, recuerdo cantar siempre en casa,

en reuniones, en el colegio...

En fin, todo lo que los niños cantan al principio. Pero...

Y en cuanto a lo que me preguntas de si hubo alguna circunstancia

en la que me iniciara ya de una manera definitiva al canto,

pues no.

Después de estudiar toda la carrera de piano

y estudios de armonía, etcétera,

pues mi afición por el canto y mi amor por la música

me hicieron dar un paso tras otro

hasta que, de pronto, me encontré en Madrid

estudiando virtuosismo de piano con el maestro Cubiles

y el canto con Lola Rodríguez de Aragón.

-Y empecé así, solo ha sido esto. -Así de sencillo.

María Orán, como mujer,

fue una mujer extraordinariamente fuerte,

extraordinariamente ética,

y yo diría que enormemente consecuente.

Y fue una mujer que tomó decisiones también en su parte artística.

Sabía cuándo quería estar en Madrid, cuándo era el momento de marcharse,

cuándo tenía que dejar de cantar para reciclarse,

para que su propia voz volviera a su ser,

después de ella escucharse a sí misma

o cuándo tenía que dejar de cantar una o dos temporadas

para preparar o enfrentarse a un nuevo repertorio

que consideraba que en ese momento era el apropiado para ella.

La voz de María era una voz purísima,

una voz muy bonita llena de armónicos,

muy cálida, dulce.

Y al mismo tiempo, ella poseía una técnica extraordinaria.

Con lo cual, con esa voz podía hacer muchísimas cosas.

Era una persona a la que se buscaba mucho

porque era una música extraordinaria.

No solo una cantante extraordinaria, era una música. Y eso, realmente...

Hay grandísimos intérpretes que no son buenos músicos.

Pero lo que sí es cierto es que ella era las dos cosas

y lo era de una manera extraordinaria.

Ella tenía como un péndulo interior,

un peso,

un equilibrio.

Nunca la veías como: "¡Es que no me ha dado tiempo!".

Siempre estaba como en paz por dentro y yo creo que eso una fuerza.

Quizás ella había nacido con eso.

Ella, en sus últimas veces que nos vimos,

me hablaba de esa sensación.

Yo creo que ese ritmo interno

le permitía organizarse estupendamente.

-Escuchemos pues a María Orán

en el aria de Cesti "Intorno all'idol mio".

(Música piano)

(CANTA EN ITALIANO)

Díganos, por favor,

de entre sus actuaciones hasta el momento presente,

¿guarda usted un recuerdo especialmente agradable o emotivo?

Pues sí, guardo un recuerdo imborrable y muy emocionante

de mi presentación al público madrileño

en el Festival de la Ópera de Madrid

en el estreno de la ópera "El cónsul" de Menotti.

Esta ópera la tuve que estudiar en solo nueve días.

En nueve días me aprendí la obra,

que yo tenía firmado un contrato con el Teatro de la Zarzuela

para hacer un papel secundario, muy bonito, por cierto,

pero secundario.

Entonces, ya había hecho los ensayos con el maestro.

Llevó una americana, a él no le gustó...

En fin, no daba con la idea que él tenía

de cómo debía cantarse ese personaje,

y entonces me llamó muy rápidamente

porque, al parecer, le había gustado mi intervención en los ensayos

haciendo otro papelito,

y me propuso estudiarlo en nueve días.

Yo, desde luego, si fuera ahora no lo hubiera hecho.

Es un poco esta especie de locuras de juventud.

Pero resultó bien y fue una experiencia...

Aprendí tanto de teatro con Menotti.

No solamente en lo musical.

Era, realmente, un director de escena que me enseñó tantísimas cosas.

Y como fue un trabajo tan intenso,

estaba en contacto con él esos nueve días

materialmente, de la mañana a la noche

para poder sacar adelante el personaje.

(Música de zarzuela)

Sierras de Granada.

Llanos de la vega.

Hoy me parece

que hay más alegría, que hay más alegría,

en llanos y sierras.

Fue una artista muy versátil que abordó todos los géneros.

Cantó la canción española con verdadera pasión

y se atrevió con todo el repertorio internacional.

(CANTA EN ALEMÁN)

La zarzuela y la ópera marcaron también un tiempo

en la carrera de María.

María no dedicó muchísimos años a cantar ópera, pero sí algunos,

y en esos años tuvo la oportunidad de compartir escenario

nada más y nada menos que con Mario Del Monaco,

o con Plácido Domingo,

o con Luciano Pavarotti.

También cantó "Otello" de Verdi,

y también lo cantó con Richard Cassilly en Lisboa.

Yo era un compositor muy joven

cuando fue la protagonista de mi primera ópera, "Selene".

Estoy hablando del año 74.

Y fue verdaderamente excepcional lo que ella hizo allí.

Después, yo incluso compuse para ella unas canciones

que realmente las hizo de una manera extraordinaria,

y con otros compositores también ella ha hecho muchas cosas.

Y, realmente, la virtud que tenía es que podía abarcar

prácticamente todo el repertorio normal

de una soprano lírica,

desde el Barroco hasta la rabiosa actualidad.

Y eso no todas las voces lo pueden hacer.

-La canción francesa le fascinaba, el Lied alemán.

Otra de las obras capitales en la carrera de María

ha sido "La vida breve".

"La vida breve" de Manuel de Falla,

una ópera, bueno, corta.

Hermosísima partitura.

María la paseó por el mundo entero de la mano de grandes directores.

Como grabó la obra completa de Joaquín Rodrigo.

Como grabó la obra completa,

en aquel momento completa, ahora es más amplia,

de Antón García Abril.

Etcétera, etcétera, etcétera.

Ha cantado todo Guridi,

ha cantado Montsalvatge,

ha cantado Albéniz,

ha cantado Toldrà, Mompou.

(Música de ópera)

(Aplausos)

"María Orán significa la representación genuina

de la grandeza de una artista que nos comunica

a través de la sabiduría, el amor, la generosidad

y las emociones más profundas del arte musical".

Antón García Abril.

Otro compositor capital en la vida y carrera de mi hermana

fue Olivier Messiaen.

María cantó su ópera "San Francisco de Asís".

En cuanto Messiaen la oyó,

dijo que no quería que ángel, ese rol,

lo hiciera ninguna otra cantante.

Hay cartas preciosas de Messiaen a María

mostrándole su admiración y su afecto,

y lo fascinado que estaba por su timbre.

Eso consta así en la correspondencia.

"Querida señora y amiga,

mi más profunda admiración y amistad por su técnica, por su pureza vocal,

y por su gran musicalidad", Olivier Messiaen.

(Música de ópera)

Supo compaginar a la perfección su faceta como cantante y docente,

porque enseñar le llenaba de satisfacción.

Primero en Madrid, luego en Alemania,

y más tarde en Canarias.

Yo recibí una invitación de la Republica Federal de Alemania,

concretamente de la Escuela Superior de Música en Friburgo,

para hacer una oposición a cátedra de canto.

Entonces, conseguí esta cátedra

y estoy allí desde hace tres años y medio.

Simultaneo la docencia

con la carrera artística.

Y me va muy bien, estoy muy contenta.

Fui catedrática durante 14 años

y renuncié a la cátedra por quedarme en España.

Porque pedí excedencia dos años,

luego pedí una prórroga dos años más.

Le cogí de nuevo el gusto a vivir en España,

y más concretamente en Canarias, con mi gente, mi familia,

que había estado tanto tiempo sin ella.

Y, en fin, me divorcié también en ese período de tiempo.

Cambió mi vida privada

y decidí renunciar a la cátedra y quedarme enseñando nada más.

Esta relación se extiende en el tiempo casi 18 años

que han pasado desde nuestro primer contacto.

De hecho, creo que yo he sido la última persona

a la que ella ha dado clase.

Incidía mucho en cómo estás colocada.

Si estás hundida, si estás bien extendida,

si sientas bien tu cuerpo...

Y sobre ese pilar...

...corporal,

ella me quería hacer ver

que lo que tú vas a emitir, que no deja de ser aire...

Yo cojo aire... (INSPIRA Y EXPIRA)

...y ahí va la voz.

Ella quería que yo primero sintiera ese aire dentro de mí

en esa columna,

y después lo ofreciera.

Por ejemplo, el paladar, importantísimo para ella,

tenía que estar siempre en flexibilidad, en vuelo.

No sujetar nada, no aprisionar nada.

Por eso ella tiene esa voz cuando la oímos cantar, tan libre.

(Música de ópera)

Recibió numerosos premios y reconocimientos

a lo largo de su carrera, como la Orden de Isabel la Católica.

(Aplausos)

-¿Te ayudo? -Creía que estaba abierta.

Esto tendría que haberse abierto antes.

Cuando se habla de magia, para mí,

no puedo inhibirme de mi condición de artista.

Y he vivido varios momentos de magia

que han sido precisamente interpretando

obras musicales

que a través del sentimiento

logras que el pálpito de tu corazón, de tu sentir,

conecte con el auditorio que te escucha.

Ese es un momento absolutamente mágico

e indescriptible, de gozo.

Y de privilegio.

Siempre que sueño las playas, las sueño solas, mi vida.

Siempre que sueño las playas, las sueño solas, mi vida.

Acaso algún marinero,

quizás alguna velita,

de algún remoto velero,

de algún remoto velero.

(Música piano)

Siempre que sueño las playas, las sueño solas, mi vida.

Siempre que sueño las playas, las sueño solas, mi vida.

Acaso algún marinero,

quizás alguna velita,

de algún remoto velero.

(Música)

"Taller de humanidades" con las hermanas Lara.

Cuando se cumplen cuatro siglos desde que el primer europeo

llegó a las fuentes del Nilo Azul, el jesuita Pedro Páez Jaramillo,

vamos a aprovechar para recordar su historia

y la de otros como él.

Bienvenidas, ¿qué tal? Hola, Salva.

Contentas de estar de nuevo aquí, y hoy para hablar de viajes.

Como dijera otro africano ilustre, Agustín de Hipona:

San Agustín.

"Una cosa es haber andado más camino y otra haber caminado más despacio".

¿Qué pasó el 21 de abril de 1800...?

Era 1618, que iba a cambiar los números.

Hace 400 años. Eso es.

Pues hay veces que las expediciones están motivadas

por un afán militar, político, económico, religioso...

En este caso.

Cuando Pedro Páez Jaramillo,

después de estar cautivo durante siete años por los turcos

y de caminar por el Yemen y por el desierto de Arabia

con grilletes, y de estar prisionero, quiere volver nuevamente a Etiopía,

es precisamente por contemplar una visión

con la que habían soñado Ciro, Alejandro Magno y Julio César.

Y era contemplar las fuentes del Nilo Azul.

El Nilo, el segundo río más largo del mundo

después del Amazonas, está formado por dos torrentes:

el Nilo Blanco y el Nilo Azul, que discurre por Etiopía,

un país llamado también Abisinia

y que fue el primero en cristianizarse de África.

Bueno, esos dos torrentes se unen en Jartum

y precisamente Pedro Páez, este jesuita del tiempo de Cervantes,

se quedó asombrado al ver

que entre esos accidentes del relieve y las cataratas,

él llegaba a convertirse

en el primero que tuvo esa imagen paradisíaca.

Hablemos un poco de él, de su historia.

¿Dónde nace? ¿Cuáles son las circunstancias de su vida?

Él era alcarreño.

Hay unas hipótesis que hablan de su origen madrileño

en Olmeda de las Fuentes, entonces llamado De las Cebollas,

o en Yebes, en Guadalajara.

Se va a estudiar con los jesuitas a Belmonte,

después a la Universidad de Alcalá y luego a la de Coímbra.

Y así, desde Portugal, embarca rumbo a Goa.

Allí, junto con otro compañero, Antonio de Montserrat,

deciden ir a Etiopía

porque se han enterado que de los cinco jesuitas que había

tres han muerto.

Entonces, quieren emprender esa misión.

Pero como nos decía María, fueron capturados por los turcos.

Y en esos siete años de cautiverio que nos relataba María

superó incluso la prisión de Cervantes, que estuvo cinco.

Y sobrevivió, claro.

Era muy difícil sobrevivir en aquella época...

Tenía un espíritu bastante optimista

porque luego, en sus relatos, en sus crónicas,

describía lo que había pasado con esos torturadores,

con los secuestradores.

Hoy, lamentablemente, vemos lo mismo

con el autodenominado Estado Islámico,

causando y sembrando el terror en el mundo,

y decía que lo habían metido a sitios donde hacía mucho calor

y que estaba convencido de haber estado

incluso en el centro mismo de la Tierra.

Después de ser liberado vuelve a Goa

y en 1603, emprende otra vez la aventura de regresar a Etiopía.

Es decir, que no se rindió

y al final consiguió volver a Abisinia

porque, de hecho, muere allí de malaria en 1622.

¿Cómo era entonces el mundo?

Porque no era fácil viajar.

Era muy peligroso, no había los caminos que hay hoy.

Sí.

Hubo también otros jesuitas que se desplazaron hasta China.

Es el caso de un italiano llamado Matteo Ricci

que hoy es celebrado como Limadou, como ese sabio italiano

que consiguió ser el primero que creó el método

para aprender la lengua china

codificando los cinco tonos gracias a la música,

haciendo mapamundis,

y también tratando de crear esa amistad, nunca mejor dicho,

entre la filosofía de Cicerón y de Confucio

mediante el cultivo de la virtud.

Hoy que estamos con tanto estrés en el siglo XXI,

Pues esas prácticas del "mindfulness" están muy en consonancia

con la filosofía oriental

y con varias ideas del pedagogo Matteo Ricci,

que decía que había que buscar la paz interior

y desde esa llanura todo sería posible.

-Y volviendo a Páez Jaramillo,

también decir que se hizo amigo de los dos emperadores,

de Za Dengel y luego de Susinios Segued III.

Precisamente Za Dengel muere por no haber hecho caso

al consejo de Páez.

Se hizo tan amigo que se convirtió del cristianismo copto,

como el de Egipto, primitivo, al catolicismo,

Y Za Dengel estaba tan entusiasmado con su amigo español que dice:

"Yo convierto a mi pueblo a la fuerza".

Bueno, pues se desencadenó una guerra civil.

Páez le había dicho: "Cuidado, porque puede ser peligroso.

Déjalos, son cristianos coptos, que sigan con su vida".

Y muere en esa guerra civil Za Dengel.

Después, el sucesor imperial también se hace amigo de Páez

y es con ese séquito de la familia imperial

con los que visita las fuentes del Nilo Azul.

Y, además, con ellos también,

es el primer europeo que bebe café y lo documenta.

Miquel Silvestre, que le hemos visto antes en algunas imágenes,

decía que era lamentable que no hubiera

ningún recuerdo de Pedro Páez a la vista.

Entre la maleza, en Górgora, está su tumba.

Claro, en una ermita, ¿no? Y luego, en el siglo XVIII,

un escocés, Bruce, se llevó el mérito.

Sí, porque también en torno a ese pasaje y paisaje del Nilo Azul

es donde en el siglo XIX Stanley y Livingstone

protagonizan ese episodio. La célebre anécdota.

Livingstone, como médico escocés, se había desplazado a África

y se le perdió el rastro.

Desde 1865 a 1871 no se sabe nada de él,

y un periódico, The New York Herald, comisiona a un galés, a Stanley,

para que vaya al corazón de África

y se encuentre con aquel otro explorador perdido.

Y allí es donde dice Stanley esa frase, al verlo tan descuidado:

"Doctor Livingstone, supongo".

Pero Livingstone le confesó

que durante esos años de incógnito en África

se había convertido en alguien todavía mucho más místico,

había leído cuatro veces la Biblia,

y se sentía como un nuevo Cristo en el Paraíso.

-Estos emperadores de los que se hace amigo Páez

se consideraban descendientes de una unión legendaria

entre el rey Salomón y la reina de Saba.

¡Nada menos!

El último emperador, Haile Selassie I,

que falleció en 1975,

que había sido depuesto por Mussolini y las tropas fascistas del CTV

que luego las sufrimos en España en la Batalla de Guadalajara en 1937.

Ese Rastafari, que era su nombre real,

pues también se consideraba heredero de esa línea.

Y la iglesia, precisamente, por la que nos preguntabas,

en cuyas inmediaciones está enterrado Pedro Páez Jaramillo,

él dirigió las obras como arquitecto

y, además, mandó construir allí su tumba.

Y, bueno, queda ahí como un ejemplo de la arquitectura occidental

porque también mandó construir castillos

en esas tierras que sus amigos imperiales le iban regalando.

En 1620, escribe "La historia de Etiopía"

y empieza a poner en marcha un método científico suigéneris:

lo que le van contando lo contrasta con dos o tres personas

para darle mayor verosimilitud.

Hay que decir que Páez era muy inteligente.

Inteligente emocionalmente, para superar todo eso y vivir feliz.

Claro.

Y por otro lado, también en el plano más libresco.

Porque se hizo con el control del amárico,

que era la lengua que allí se hablaba.

Del ge'ez, que era como el latín de ese lugar,

que era una lengua ya prácticamente muerta.

Y, además, el libro "Historia de Etiopía"

lo escribe en portugués.

Hasta 1945 no se publica en Europa, en Portugal,

y hasta 2010 no se traduce al español.

¿Qué otros ejemplos de jesuitas aventureros

y, por decirlo así, "mundiales" como Páez hay?

Podemos recordar alguno. Podemos hablar de Alonso Sánchez.

En todos los oficios, hay diferentes caracteres.

Bueno, en este caso, mientras que Matteo Ricci era conciliador,

Alonso Sánchez, que era de Guadalajara, de Mondéjar,

este le escribió un memorial a Felipe II en 1588 donde dice:

"Vuestra majestad tiene que conquistar militarmente China".

Y el rey, prudente, dijo:

"Estoy ahora después del desastre de la Armada Invencible

como para meterme en esto". ¡En China!

Bueno, también tenemos que hablar en el siglo XVIII

de Lorenzo Hervás y Panduro,

que fue una de las mentes más enciclopédicas

de la historia de España.

Había nacido en Cuenca, en Horcajo de Santiago.

Fue prefecto de la Biblioteca del Quirinal, en Roma.

Y se preocupó por la educación de los niños.

También de sordomudos, a los que inventó

un método pedagógico para los "prelocutivos",

así los consignaba.

Y también se preocupó por impulsar a la mujer.

Y, además, de descubrir cerca de Cabeza de Griego

las ruinas de la ciudad de Segóbriga,

escribió una obra magna llamada "Idea del universo",

donde hablaba de la vida del hombre sobre la Tierra,

de los planetas, de la biología, y de las lenguas.

Le daba a todos los palos.

Impresionante. Es considerado el padre

de la lingüística comparada, Hervás y Panduro.

Y decía que las lenguas no son solo códigos para hablar

sino métodos para pensar.

Muy bien.

Pues ha sido un verdadero placer teneros de nuevo en "La aventura".

Esperamos veros pronto.

Gracias. Y hasta siempre.

Y si nos lo permites, recordamos a otro jesuita viajero

que fue Pedro Arrupe, que llegó a general de la compañía,

y que el seis de agosto de 1945,

lamentablemente, presenció el primer bombardeo

con bomba atómica, valga la redundancia, en Hiroshima.

Él era médico, se había formado con Juan Negrín,

había sido compañero de aulas con Severo Ochoa,

luego Premio Nobel de Medicina en 1959.

Severo llegaría a decir que Pedro

le había arrebatado el Premio Extraordinario.

Es decir, que era muy buen alumno.

Sin embargo, sintió la vocación, se hizo jesuita

y empezó a curar almas

en ese noviciado del que era rector, en Yamaguchi,

atendiendo así a las víctimas de esa bomba atómica.

Muy bien. Lo dicho, muchas gracias.

Harinera es un espacio creativo abierto hace algún tiempo

en el barrio de San José, en Zaragoza,

sobre el que ya hicimos un reportaje que le invitamos a ver en la Red.

(Música)

Harinera es un proyecto que nace de la necesidad de dar cabida

a la cultura comunitaria dentro de lo público.

Hay una demanda importante por parte del sector cultural

de intervenir en esa gestión, y Harinera posibilita esto.

A partir de ahí, y con el proceso que comenzó en octubre de 2014,

ha habido un proceso de participación en que se han diseñado los contenidos

y las fórmulas de gestión de los espacios,

o los modelos de relación entre esas tres patas:

tejido vecinal, agentes culturales y Ayuntamiento.

La idea es generar tres acciones,

tres hitos durante todo el proceso,

destinadas a plantear diferentes aspectos del proceso.

La primera es en la que estamos ahora:

la "imaginacción",

en la que vamos a pensar usos, programas,

y la idea gráfica del espacio.

Una segunda dirigida a resolver necesidades

a nivel de mobiliario, etcétera,

en relación a todas las necesidades que se plantean aquí,

a través de reciclaje creativo.

Y la tercera tiene más que ver con obras

o cómo se abre el proceso al barrio

a través de intervención en el jardín de la memoria.

Paralelamente se está trabajando con un grupo motor

en dos líneas de trabajo,

más relacionadas al modelo de gestión y a la difusión del proyecto,

en la cual están interviniendo 20-25 personas en ese grupo motor,

que, evidentemente, está abierto a cualquier persona

que se quiera incorporar.

Hemos conseguido que en cierta manera hoy estemos aquí,

hemos conseguido que se volviera a poner en la mesa el debate,

y hemos conseguido que haya partidas presupuestarias para adecuar

la planta baja, la planta exterior, que es lo que se va a abrir,

que haya un proceso participativo para dar los usos

y la gestión de este edificio.

Yo creo que, en ese sentido, es un éxito colectivo

de quienes hemos participado en esa plataforma.

Cada vez hay más gente que quiere participar en los usos,

en la gestión del edificio,

en los que seguimos reclamando que además con esa cantidad de usos,

de ideas que podamos ir poniendo sobre la mesa,

va a ser el revulsivo para seguir con la rehabilitación

de abrir el resto de las plantas,

y eso sobre todo nos genera ilusión,

porque creo que esto es lo que va a dar la oportunidad

de que en el Ayuntamiento vean necesidad

de seguir invirtiendo en el resto de las plantas,

para poder abrir todo el edificio, que es nuestro objetivo, lógicamente.

La rehabilitación de la planta baja va a consistir en dotarla

de las instalaciones que ahora no tiene,

pero también va a estar abierta a usos que ya se están planteando,

y que van a ser germen del resto de usos del edificio.

Va a ser una planta muy abierta, con los servicios sanitarios,

con las instalaciones que todo edificio público requiere,

pero al mismo tiempo muy abierta a distintos usos,

que evidentemente tienen que tener una cierta compatibilidad,

pero al mismo tiempo pueden ser un elemento

que dinamice el resto del edificio.

Sí que vemos que la esperanza

ya tiene una fecha de llevarse a la práctica,

y creemos que va a ser el espacio lleno de vida

que siempre hemos querido.

Será un espacio en que los ciudadanos van a poder encontrar

en todo momento, todos los días de la semana,

una opción para su tiempo de ocio y de creación,

su tiempo de crecimiento como personas, y como ciudadanos,

y lo va a tener en su barrio y en su ciudad.

Va a ser el espacio donde todo el mundo tenga

una opción distinta para el ocio, que ir a Puerto Venecia.

Esperemos que todas esas energías sepamos canalizarlas

hacia la consecución del objetivo, que es abrir todo el espacio,

y llenarlo de vida y de actividad.

Es básicamente un espacio dedicado a la producción, a la creación,

a la idea de mancharse las manos, de intervenir en la ciudad,

de intervenir en el espacio a través de la creatividad, y transformarlo.

Pero, sobre todo, es un proyecto que pretende dar cabida

a la participación y al empoderamiento.

Por eso es un modelo de gestión en el que asociación de vecinos,

colectivo Llámalo H,

compuesto por agentes culturales y Ayuntamiento,

colaboran en toda la toma de decisiones del espacio.

Harinera es una muy buena oportunidad que tenemos los artistas

para acercarnos un poco al barrio,

para entender y hacer entender que el arte no es una cosa

escindida del resto de la vida,

sino que es parte de nuestro hacer diario,

y el de toda la comunidad.

Nos permite abordar proyectos donde estar cercanos al barrio,

y trabajar codo a codo con él.

Estamos empezando, abriendo, se escuchan sonidos de martillos,

esto quiere decir que ya estamos ahí.

(Música)

(Música)

"Taller de matemáticas" en "La aventura del saber"

con Santi García Cremades.

Hoy tratamos de raíces cuadradas y logaritmos

y su aplicación al mundo de los átomos.

Suena muy técnico, ¿eh? Me asusta. Suena a locura.

Pero vamos a hablar del siguiente paso.

Hemos tocado ya suma, multiplicación,

división, restas, potencias... Y ahora raíces.

Y claro, si hablamos de potencias, estamos en un mundo de dualidades.

Si hablamos de sumas, hablamos de restas.

Si hablamos de multiplicación, de división.

Y si hablamos de potencias, hablamos ahora de raíces.

Recordemos que la potencia, la manera más gráfica de verla,

era cómo se dividen las células. Y las bacterias.

Y las bacterias, por ejemplo. Como se multiplican por dos...

Para reproducirse se dividen por dos.

Así que el número crece de forma potencial,

que es dos potencia cada paso, cada iteración que se produce.

Claro: dos, tres, cuatro... Y así hasta N, lo que quieras.

Lo generalizamos.

Bueno, ¿y cómo se descubrió la raíz cuadrada?

Porque, ¿qué hacía falta calcular para que a alguien se le ocurriera?

Nos atormentan, muchas veces, calculando raíces cuadradas

en el instituto.

¿A quién se le ocurriría? ¿Para qué sirve esto?

Claro, si tenemos aquí los cuadrados,

que así vemos las áreas cuando hacemos un cuadrado,

pues este cuadrado tiene un área N.

Entonces, si yo quiero saber cuál es la longitud de N,

pues es raíz de N.

Ya da igual lo grande que sea el cuadrado,

que siempre va a pasar así.

Ahora, si yo tengo, como hacíamos antes, un volumen,

pues igual, si yo tengo el volumen que es N,

¿cuál es el lado del cubo? Sería la raíz cúbica.

Raíz cúbica de N.

Y viene, al final, de algo tan básico como esto:

volver a la raíz.

Que es volver al lado de un cuadrado, de un cubo,

o de una figura como esta.

Y así podemos generalizar...

En el caso de las células o de las bacterias,

llegar a la bacteria primigenia, es ir hacia atrás, ¿no?

Eso es, si estuvimos hablando de bacterias y células,

que hablamos de cómo se multiplican,

que era siempre dos potencia N,

pues si queremos volver a un paso N pero hacia atrás...

Esto sería cómo se reproduce.

Si queremos ir para atrás, tenemos que hacer

la raíz enésima de dos. Claro, de dos.

Y esto, es curioso, también ocurre hasta en los traces de la guitarra.

Los traces de una guitarra aparecen con esta función.

Pero esto aparece en muchos más sitios

de los que creeríamos pensar.

Sí, aparece en la naturaleza, es observable, ¿no?

Es observable pero como número.

Es decir, el número, por ejemplo, raíz de cinco,

aparece en la naturaleza, por ejemplo, en las flores.

Yo dibujo aquí una flor muy fea, son más bonitas que todo esto,

pero resulta que los pétalos de una flor,

cómo crecen,

responden a unas proporciones, a una forma de espiral,

y como si hablamos de espiral enseguida nos viene Fibonacci,

que los que veíamos geometría, Fibonacci salía en todos lados.

Y también el ADN, a los biólogos. Exactamente.

Pues cuando hablamos de espirales aparece Fibonacci

y aparece el número raíz de cinco.

Ya es una raíz.

¿Y por qué hablamos siempre de raíces cuando hablamos de cosas naturales,

si los números naturales no son los irracionales como este?

Hay un salto ahí un poco sorprendente.

Yo creo que ahí nos metemos también en...

Debate filosófico. En un barrizal.

Primero hay que saber qué es un número racional,

qué es un número irracional, qué es un número natural.

Yo creo que al principio hablamos muy por encima de ello,

pero vamos a dejar eso aparcado para dedicar un programa

a cada uno de esos números, ¿vale? Me parece.

Así entendemos qué significa un número natural

y las diferencias con los otros. Muy bien.

Ahora vamos a ver lo del logaritmo.

¿Qué es un logaritmo?

Pues un logaritmo es una función general

de hacer potencias, pero al revés.

Es decir, si hablábamos del exponencial...

Exponencial de X igual a un número.

Vamos a decir, por ejemplo, uno.

Y esto, bueno, como ya tenemos el truco que vimos con las potencias

que algo que es a su unidad, tiene que ser potencia cero.

Aquí sabemos que X es igual a cero. Vale.

Entonces, yo he traído aquí un ejemplo muy sencillo.

Si yo digo... Vale, este es sencillo.

No he aplicado el logaritmo. No hacía falta, ya sabía mis trucos.

Yo tengo ahora 10 potencia 2, que también sabemos que es 100.

Vale, pues ahora yo digo: "Vamos a aplicar el logaritmo".

El logaritmo lo que hace es bajarte las potencias.

Es decir, yo hago dos,

he bajado la potencia,

y el diez me lo llevo para allá con el 100.

Pues ahora hago logaritmo decimal de 100.

Esto ya digo que no es algo nada intuitivo,

pero es, como hablábamos de los cuadrados,

y hablábamos de la raíz,

pues el logaritmo hace un paso también como:

¿Qué potencia sería el número que este número lleva a este?

Es un poco complejo.

De hecho, esto lo demostró John Napier,

por eso hablábamos de logaritmos neperianos, de "Neper",

pues esto lo descubrió en el siglo XVII,

no era algo muy ancestral. ¿Y para qué servía?

Esto servía porque aparece en unas funciones también,

igual que hablamos de exponenciales y de unas funciones muy concretas,

pues esto existe por cuestión de dualidad.

Si hablamos de una exponencial, que la dibujamos así, una figura...

Me ha salido aquí un poco churro. Bueno.

Las personas no somos perfectas. Esto sería una exponencial.

Pues un logaritmo aparece girando esto.

Es decir, haciendo una figura simétrica a esto.

Sería como... algo así.

Bueno.

Sería como una figura...

Bueno, no se puede pintar aquí.

Sería como hacer una simetría de esa función.

Es una función inversa de la exponencial.

Como si le pusiéramos un espejo. Un espejo, eso es.

Vale.

¿Y hay muchos tipos de logaritmos?

Antes has hablado del neperiano.

Claro, hemos dicho el decimos, con diez potencia dos.

Es el decimal.

Si yo hablo de exponencial de dos, pues ya estoy hablando...

Imagínate que dejo aquí el 100 también.

Pues ya estoy hablando del logaritmo de la exponencial,

que en este caso es el neperiano, el que descubrió Neper.

Entonces, este sería 2 igual a logaritmo decimal de 100.

Eso en este caso.

Y este caso sería 2 es igual a logaritmo neperiano de 100.

Cada uno tiene una base.

Como la exponencial tiene una base, hacemos dos potencia lo que sea,

pues la base es dos.

Y en este caso la base, en lugar de mirar el dos,

miramos siempre la base del logaritmo.

Son cosas diferentes. Pero ya digo, esto es un tema...

Pero la pregunta que yo creo que es más interesante

es qué necesidad... Habría de esto, ¿no?

¿Qué necesidad habría de esto? De complicarse tanto la vida, ¿no?

Los logaritmos es verdad que aparecen, por ejemplo,

cuando hacemos la datación del carbono 14.

Para ver la edad de los fósiles...

Es lo que hablábamos al principio de la aplicación a los átomos.

Eso se descubrió después, no es intuitivo tampoco.

Eso se descubrió después, que casualmente,

cómos e desintegran los átomos,

en concreto los isotopos del carbono 14,

son en función de un logaritmo muy concreto.

Y una vez que se conoce, ya lo puedes generalizar

a todos los elementos de este mundo según el carbono 14.

Por eso se miden las edades así, con una función logarítmica.

Pero claro, si hablamos de raíces, ¿dónde se descubrieron?

Esto sí que viene de la época pitagórica.

Yo quiero hablar de los pitagóricos que son los que más me...

Sí, es un tema muy interesante y muy visible, ¿no?

Muy fácilmente...

Es muy visible porque yo digo, tengo un cuadrado.

Encima de lado uno, más fácil imposible.

Y yo ahora digo: "Vamos a medir la diagonal de ese cuadrado".

Vale, pues tú dices:

"Bueno, pues, la diagonal del cuadrado es...".

Aplicando el teorema de Pitágoras.

Con el teorema de Pitágoras ya puedes,

pero antes de nada vamos a hacer una estimación.

Iguales. Pues va a ser más grande que uno

porque la diagonal es más larga que un lado.

Se ve ahí, ¿no? Es más grande que uno.

Pero más pequeño que dos, porque es más rápido...

Claro, la suma de los dos...

Entonces... Sí, se ve también claramente.

La diagonal es un número que está entre uno y dos.

Hasta ahí lo sabemos aproximar.

Y ahora vamos a aplicar,

ya aprovechamos nuestros conocimiento del teorema de Pitágoras,

y vamos a aplicarlo.

Vale, yo tengo un triangulito...

Un triangulito de lado uno.

Un triángulo rectángulo isósceles de lado uno, uno.

Y ahora aplicamos el teorema de Pitágoras,

que la demostración es muy visual.

El cuadrado de la hipotenusa,

que vamos a decir que es A cuadrado,

es igual a la suma de los cuadrados de los catetos.

Esto es B cuadrado y esto es C cuadrado.

¿Vale?

Entonces, esto es el teorema de Pitágoras.

Vemos un triangulito aquí, y resulta que sus lados

tienen esa figurita,

que es que el cuadrado este es la suma de los dos estos.

Vale, muy bien, hasta ahí ya está. Hasta ahí llegamos.

Hasta ahí llegamos.

Entonces, resulta que este lado, que es el que queremos saber...

Lo voy a pintar en rojo.

Este lado, que es el que queremos saber,

pues no lo conocemos, es la diagonal.

Vamos a dejar una interrogación

o una X, que nos gusta a los matemáticos.

Y ya sabemos que uno y uno. Eso sí lo tenemos ya.

Entonces, vamos a borrar y hacerlo...

Vamos a hacer la función, ¿no?

Claro, vamos a hacer la función del teorema de Pitágoras.

Yo tengo que X

al cuadrado,

es igual a uno al cuadrado más uno al cuadrado.

Vale, entonces yo tengo X al cuadrado es igual a uno al cuadrado, es uno,

más uno, dos. Dos.

Y claro, esto me tiene un poco intrigado porque digo:

"Ahora esto con los números naturales no existe".

Aquí he usado una función potencia

y aquí no tengo nada para pasar para allá

que no sea la raíz. Claro.

Ahí vino la necesidad. Entonces, ya dices:

X es igual... A raíz de dos, ¿no?

Vamos a poner más y menos, si no los profes me echan la bronca.

Pero es igual a raíz de dos.

Si añadimos una longitud. Sabemos que la potencia y la raíz

son operaciones inversas.

Exactamente, se puede pasar de una a otra.

Pero esto es una cosa que ya sabemos.

Raíz de dos es un número,

y, además, es un número aproximado a 1,41...

Y así hasta el infinito.

Pero esto trajo mucha polémica porque no conocían los números irracionales.

No conocían los números estos que no terminan nunca.

Y uno decía que era 1,4, el de al lado decía que era 1,5.

Entonces, la diagonal de un cuadrado no era muy clara.

Así que la raíz viene de este problema tan básico

como encontrar la diagonal de un cuadrado.

¿Y eso luego se ha usado?

¿Ha tenido utilidad en la vida práctica?

Sí, ¿no? Claro.

Los arquitectos lo usan todo el rato.

Porque no solamente raíz de dos,

sino cualquier cuadrado de cualquier longitud

siempre te va a salir...

Si yo hago ahora, en vez de un cuadrado, un rectángulo,

y aquí tengo uno y aquí tengo dos,

la diagonal me sale raíz de cinco.

Entonces, para encontrar patrones en la naturaleza

aparece en todos lados.

Y esto, desde la arquitectura, que es muy antigua,

utilizaban este tipo de...

El teorema de Pitágoras ya era conocido

antes de los pitagóricos.

¿Qué te parece que la próxima vez hablemos de los números naturales?

Luego hablamos de los racionales y de los irracionales.

Vamos a construir los números desde el principio.

Me parece fascinante.

Vale, y luego para el número pi dejamos uno especial, ¿no?

Hombre, se lo merece el número pi. Claro que sí.

Muchas gracias, Santi. Gracias, Salva.

Recuperamos un fragmento del trabajo que hicimos

a Carlos de Hita, un ingeniero de sonido

especializado en grabar los sonidos de la naturaleza.

El resto, como siempre, en la Red.

(Tableteo)

-Tabletea un pico picapinos, un pájaro carpintero.

(Pájaros)

Canta un zorzal.

(Pájaros)

Grazna una corneja.

(Pájaros)

Y el compás lo pone un carbonero garrapinos.

(Pájaros)

Por medio del sonido podemos saber quiénes están en este bosque,

cuántos hay y qué están haciendo.

Los paisajes también se pueden conocer por sus sonidos,

por su componente sonoro, el paisaje sonoro.

Hemos escuchado a algunos de los intérpretes de este pinar.

Pero hay otros muchos instrumentos.

Hay otras especies, pero también está el viento,

está la distancia, está la temperatura,

está la acústica del lugar, están muchos factores acústicos

que nos ayudan a describir y a entender este lugar.

Es como si sustituyéramos la imagen visual por la sonora.

Y a eso me dedico yo.

Esa es mi actividad desde hace ya bastantes años.

Es grabar la naturaleza en todas sus facetas.

A todas las horas, en todos los momentos del año.

Y con eso, reconstruir los paisajes sonoros naturales

y darles una forma para su uso en la comunicación o en los medios.

(Pájaros)

Yo antes que técnico de sonido soy un naturalista,

un ornitólogo metido a técnico.

Lo primero es conocer la materia prima, el campo.

Saber dónde hay que estar, cuándo, cómo,

y a quién te vas a encontrar: las aves, los insectos, el viento.

Ese es el campo de trabajo de la bioacústica,

pero yo no soy un científico,

yo más que investigar lo que hago es contar historias.

Siempre por medio de sonidos.

(Música)

Arpa Editorial acaba de publicar un ensayo sobre la amistad

de dos de los pensadores ingleses más influyentes de los tiempos:

el economista Adam Smith y el filósofo David Hume.

Los dos en el origen de lo mejor de la tradición liberal.

El libro es este: "El infiel y el profesor".

Y su autor, Dennis C. Rasmussen,

profesor asociado de Filosofía política

y Teoría política contemporánea de la Universidad de Tufts,

quien había publicado con anterioridad

otro libro sobre los problemas y promesas de la sociedad comercial,

lo que nos puede dar una idea de su posición.

Se trata de un documentado y conmovedor ensayo

sobre dos personas que pensaban parecido

pero cuyo aprecio fue muy desigual durante sus vidas.

A Hume siempre se le afeó su escepticismo religioso,

compartido pero no público de Smith.

El libro aclara la estrecha relación también

del pensamiento de ambos.

La "Universidad responde"

nos lleva hoy a la Universidad de Zaragoza

para ponernos al día sobre los últimos descubrimientos

contra las enfermedades neurodegenerativas.

(Música)

Algunas enfermedades neurodegenerativas

como el Parkinson o el Alzhéimer se manifiestan en edades avanzadas

y no disponemos de métodos de diagnóstico precoz

o de tratamientos eficaces

porque no comprendemos bien sus causas.

Otras enfermedades, como la fenilcetonuria

o la polineuropatia amiloidótica familiar,

son enfermedades raras y se manifiestan más tempranamente.

Afortunadamente, en estos casos, sus causas se conocen mejor.

En concreto, se deben a la presencia de genes defectuosos

en las personas que las sufren

que hacen que fabriquen alguna proteína que no funciona bien,

y el tratamiento de estas enfermedades

comienza a ser posible gracias a la utilización

de unos nuevos fármacos llamados chaperonas farmacológicas

y que no son otra cosa que moléculas que se unen a la proteína defectuosa,

la estabilizan, y así puede funcionar bien.

Y, además, estos nuevos fármacos se pueden administrar

en forma de pastillas, como tantos otros.

En concreto, el método que utilizamos

para identificar las moléculas que necesitamos

consiste en analizar, en cribar,

colecciones de miles de compuestos químicos

que son parecidos en su tamaño y en sus propiedades

a muchos de los medicamentos cotidianos que usamos las personas.

Enfrentando esos compuestos a la proteína que tenemos que reparar

porque no funciona bien,

podemos identificar de entre los miles de compuestos

aquellos que nos sirven para desarrollar nuevos fármacos

o nuevos métodos de diagnóstico

La etapa siguiente es averiguar cómo se unen esos compuestos activos

a las proteínas que tenemos que reparar,

y para ellos utilizamos estudios de difracción de rayos X

en base a los cuales tratamos de mejorar sus propiedades

para a continuación ensayar esos compuestos

en modelos celulares y animales, que constituye la fase previa

al ensayo de nuevos fármacos en personas.

(Música)

Hasta aquí llegamos por hoy.

Mañana uno de mayo descansamos, volveremos el miércoles

con dos temas relacionados con la empresa:

Cómo ayudar a otros a triunfar y cómo ser creativo.

También visitaremos el taller de restauración del Museo del Prado,

un lugar fascinante donde un grupo de expertos

que se cuentan entre los mejores del mundo

recuperan para todos algunas obras de arte

ayudando así a que sigan siendo inmortales.

Les esperamos a todos pasado mañana a las diez

en La 2, en "La aventura del saber".

Pasen un buen Día de los Trabajadores.

Adiós.

  • La aventura del saber - 30/04/18

La aventura del saber - 30/04/18

30 abr 2018

Emitiremos los reportajes María Orán y Harinera. Además, entrevistaremos a la historiadora María y Laura Lara, y al matemático Santi García Cremades.

ver más sobre "La aventura del saber - 30/04/18" ver menos sobre "La aventura del saber - 30/04/18"
Programas completos (1543)
Clips

Los últimos 4.881 programas de La aventura del Saber

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos